El Profesor Charmé… (Serenata de plomo. IV)

Por Martin Holmes.

El Profesor Charmé, el Viejo Coronel y un servidor llegamos a la conclusión de que el caso estaba cerrado. El joven Hemingway pensaba que era un tipo duro porque tenía una medallita del ejército italiano, no tenía la menor intención de madrugar y había deducido, porque era un lince, que el negocio de Chicago era el contrabando de licor. Johnny Torrio el Cerebro le explicaría las desventajas de meter el hocico en un monopolio, le rompería uno o dos dientes y lo devolvería a su casa, a pelar zarigüeyas y a escribir poesías sin rima. Fui a la Western Union y le puse un telegrama al doctor Clarence. Creo que estaba rigurosamente trompa cuando lo redacté:

SerenataDePlomoIV

“Estimado doctor Hemingway. Ernest no es sarasa. Puede usted dormir tranquilo. No practica iniquidades bíblicas. Frecuenta magdalenas con rendimiento irregular. Cree en el libre comercio. Quiere abrirse camino como traficante de licor. Es mala idea. No tardará en regresar a casa. Espérele con los brazos abiertos, la chimenea encendida y una taza de chocolate. Póngame a los pies de su esposa. Suyo. Ace Bullet.”

Un recadero me trajo la respuesta:

“Estimado señor Maldito Imbécil. Agradecido por la confirmación de la virilidad de mi hijo. Me inquieta su irregularidad. Me deja usted muy tranquilo al decirme que se va a mezclar con la purria italiana. Nunca he tirado ciento cincuenta pavos más inútilmente. Eso son tres días de su trabajo. No me salen las cuentas. Ahora traiga a mi hijo de vuelta de una pieza. En caso contrario le demandaré y tendrá que vender sus riñones para pagar a los abogados. Esperando noticias. Doctor H.”

Tenía una resaca de campeonato, una perforación de estómago y necesitaba dormir una o dos semanas. Lo último que me apetecía era dejarme caer por la Taberna de los Doce Picheles para coger de las orejas a un joven aventurero. Las poesías me gustan con rima. Corazón con melón, y esas cosas. Llámenme clásico. Fui todo un hombre y me levanté. Me quedaban cien machacantes del adelanto del doctor Hemingway y toda la vida por delante para labrarme un porvenir. Me miré en el espejo y descubrí a mi abuelo, pero con más ojeras. Soy Ace Bullet, promesa del pugilismo, una revista médica le puso mi nombre a una fractura y aún sigo de pie. Meo alquitrán y soy amigo del Viejo Coronel y de un loro que habla. Encendí un pitillo, me puse un traje razonablemente limpio y me guiñé un ojo a mí mismo. Tarde un par de horas en volver a abrirlo. Jamás pensé que podía pesar tanto un párpado.

177 comentarios

  • El señorito Juan T. nos dejó este mensaje tan bonito en los comentarios del último artículo. Bienvenido, señorito Te.

    Juan T 6 de feb de 2014 18:56
    Yo aquí suelo venir de tapadillo. No oculto que con algo de miedo. Me infunden ustedes mucho respeto. Tengo la sensación de que, a poco que se me ocurra decir una idiotez -se me ocurre a menudo-, y la diga, me van a caer unas hostias fenomenales. Y merecidas. Tengo entendido que ustedes pegan muy bien. En fin. Los respeto y los leo. Y les deseo buenas tardes. Me voy a merendar nocilla con chorizo.

  • Hoy Google en su página principal celebra el JJOO de invierno, y publica este texto:

    “La práctica deportiva es un derecho humano. Toda persona debe tener la posibilidad de practicar deporte sin discriminación de ningún tipo y dentro del espíritu olímpico, que exige comprensión mutua, solidaridad y espíritu de amistad y fair play.” – Traducido por Google, de la Carta Olímpica

    No parece encontrar término castellano para fair play, qué idioma gastamos, lo dice todo de nosotros ( o no).
    Me pregunto, tradittori, si el original el francés de la Carta también usará el término en inglés.

  • Juegue limpio, Holmesss —es un decir, fair Holmesss—, que me ha tocado la vena casticista y propendo a la hemorragia de ese vaso. Así que he ido veloz a buscar el francés y helo:
    «La pratique du sport est un droit de l’homme. Chaque individu doit avoir la possibilité de faire du sport sans discrimination d’aucune sorte et dans l’esprit olympique, qui exige la compréhension mutuelle, l’esprit d’amitié, de solidarité et de fair-play».

    Si los franceses ponen fair play, esto va a ser un internacionalismo. Alabado sea el internacionalismo, o en fin.

  • Me voy a merendar nocilla con chorizo.

    Tengo un amigo que merienda morcilla con mayonesa, deben de ser conocidos, pues.

  • Bueno, bueno, a mí, en lugar de los palabros, lo que me deja patidifundido es el conceto de que el deporte es un derecho humano.

    Me pasaría el día diciéndolo: es pa cagarse y no torcarse.

    (Tendría que recuperar el nick DikiTiKagas. Me lo puse en aquellos años por algo, estaba todo el día alucinando y así sigo.)

  • A mí también me ha dejado un poco boquiabierta lo del derecho al deporte. De todas formas, casi me parece mejor que se diga que es un derecho a que se insinúe que es una obligación.
    ***
    Los franceses emplean muchísmos más anglicismos que nosotros, ahí mismo está sport, que, lo que son las cosas y qué bonicas, se remonta a su vez al francés desport ‘recreo, diversión’ (de disportare, salir fuera de las puertas de la ciudad, para el running, supongo).

  • Que fui a comprarme unas zapatillas nuevas de correr (de correr despacio, poco y sin sufrir; dos kilómetros, veinte minutos) y en la estantería correspondiente había un cartel que ponía «Running». No te jode, me dije yo en mi interior.

  • Yo más bien creo que se dice por la polémica ley de prohibición de la propaganda de la homosexualidad y pedofilia que se aprobó en su día por Putin. Los colores del Doodle de gugle son la bandera de los gayers en un gesto de apoyo a los gayers y lesbis que vayan a Sochi.

  • Ese señor Juan T del primer comentario es Juan Tallón, que fue convocado por Tareixa, me parece. Procedo a encender unas bengalas y a echar unos fuegos artificiales.

    Aquí se reparten hostias como panes, compañero, ¿pero a qué ha de temerle un hombre que escribe como usted? Muy bienvenido.

  • No reiteraré mi admiración por Martín Olmos, por precaución para no parecer una acosadora.
    —————————————————-

    Bonnie 7 de feb de 2014 10:11

    Yo más bien creo que se dice por la polémica ley de prohibición de la propaganda de la homosexualidad y pedofilia que se aprobó en su día por Putin. Los colores del Doodle de gugle son la bandera de los gayers en un gesto de apoyo a los gayers y lesbis que vayan a Sochi.

    ¡Oh!, ¡no me digas!, ¿en serio?.
    Menos mal que está la rubia en todo.

  • Perroantuán 7 de feb de 2014 10:40

    Ese señor Juan T del primer comentario es Juan Tallón, que fue convocado por Tareixa, me parece. Procedo a encender unas bengalas y a echar unos fuegos artificiales.

    Aquí se reparten hostias como panes, compañero, ¿pero a qué ha de temerle un hombre que escribe como usted? Muy bienvenido

    Añadir únicamente que, como escribió maese Mercutio en el frontispicio del NJ2 junto a otras magníficas advertencias, “aquí hay que venir llorado de casa”. Con esa simple precaución un consagrado como el Sr. Tallón no tendrá mayor problema.

    (La gata se está afilando las uñas de buena mañana, jajjajajjajja…)

  • Yo también he sido abducido por los consejos médicos del Marqués, Proc. Más que nada porque mi última incursión en el whisky me ha recordado que soy humano y mi hígado lo más parecido al de un paté de pato (y perdón por el pathético juego de palabras). Así que he desempolvado mis viejas Avia, mi atlético pantaloncito Kalenji y una camiseta de Kukuxumuxu con el Puppy multicolor del Guggenheim (es que estoy en San Sebastián y siempre procuro confraternizar con la población local) y saldré a la tarde a intentar los 10 kilómetros propuestos. Sólo me falta una cinta para el pelo —que para qué, o sea— para parecer olímpico; gay olímpico, concretamente. Antes de salir haré unos estiramientos, por si se me rompe algo.

  • Perroantuan, le vaticino una noche de perros, gran hallazgo, con la musculatura gritando y ardiendo.
    Luego después unas agujetas que ni los chinos.
    El lunes o martes, la certeza de tener clavado un cuchillo en algún lugar de la espalda, cercano a la columna.
    Vaya pidiendo hora al osteópata de Gacho.
    (y si quedamos para tomar unos whiskies?)

  • Espero que no, Holmesss. Aunque he descuidado bastante mi forma física tras la última machada (me pasé más de 4 meses con las rodillas hechas puré por pretender jugar un partido completo de baloncesto saltando como si tuviera 18 años) creo que no estoy del todo desahuciado. Más que los músculos, los que me preocupan son los órganos internos. Los órganos, no los orgasmos.

  • Perroantuán 7 de feb de 2014 11:26

    Yo también he sido abducido por los consejos médicos del Marqués, Proc.

    Yo, no. Corro, ando, nado y vuelo de antes-antes. No se le ocurra empezar corriendo diez kilómetros. Mejor dicho, que sepa que sabemos que si lo hace será para poder decir mañana al mundo, desde su jergón en el pasillo de urgencias, «lo intenté…». Festina lente, hemmano.

  • La noción de que hay que aspirar a la originalidad es una lacra. La novedad por sí misma es exhibicionismo. Y ridícula: los bolsillos en que metemos las manos están llenos de dedos ajenos. El progreso de un artista es un continuo sacrificio de sí mismo, una extinción continua de su personalidad.

    Pirata Jenny

  • Como seguidor habitual de su blog, sólo puedo decir una cosa que ya todos ustedes saben:

    Que el señor Juan T., a pesar de su dudoso gusto culinario, es un crack de la leche escribiendo.

  • Estimada srta Bonnie,
    una vez pasado el periodo de gracia y habiendo constatado que es usted una “cabeza de chorlito”, quisiera rogarle que se fijara un poco mas en lo que escribe. A partir de ahora será amonestada en público si persiste en su contumaz actitud.
    Un cordial saludo

  • Propuesta para el COI:

    No hay derecho a sufrir discriminación de ningún tipo, salvo la propia de la competición, a la hora de practicar un deporte.

  • Procu, tengo que darle las gracias por haber descubierto en mi discurso a la nietzscheana sobre la naturaleza ilusoria de la verdad algo que yo no había visto en él, pero que es precisamente lo que le da alguna profundidad. Tiene usted razón, lo que se interpone entre nosotros y esa realidad siempre supuesta y jamás vista no son los libros sino la materia verbal con que se fabrican. Aunque prescindiéramos de ellos, quizá por un juvenil rechazo a toda forma de mediación, el lenguaje seguiría ahí, cerrándonos el camino.

    La cosa no es tan grave como parece si nos fijamos en que no sólo no nos impide sino que nos facilita el trato con esa realidad doméstica, fácil, a la que todo el mundo llama familiarmente La Empírica.

  • Ten vergüenza purpúrate Marqués,
    pues eres poco verme y mucho pus;
    cede por el costado, que eres tus,
    cito, no incienso; no lo hagamos lis.

    Construye jerigonza paraís,
    que circuncirca es del Polo mus;
    vete a dudar camino de Emaús,
    pues te desprecia el palo y el mentís.

    Tu nariz se ha juntado con el os
    y ya tu lengua pañizuelo es;
    sonaba a lira, suena a moco y tos.
    Peor es tu cabeza que mis pies.

    Yo, chorlito, no lo niego, por los dos;
    tú, puto, no lo niegues, por los tres.

  • La verdad es que dada mi condición de judío narigudo y circunciso de nacarado pene, la coplilla me viene al pelo. Le pongo un punto positivo, Bonnie. Haro: one point.

  • Botella, en una nuevo despliegue de su estulticia sin límites, pide a los jueces que “no escuchen a la calle”, porque eso es “de la Revolución Francesa”.

    Pues si es así, ¡que rueden cabezas!

  • No mucho antes de fallecer de tuberculosis a los 27 años, Jules Laforgue escribió este estremecedor L’hiver qui vient, uno de los más grandes poemas franceses. Aquí, en traducción de Juan Bravo Castillo.

    En esta vida, amigos, no hay nada como la Poesía.

    EL INVIERNO QUE SE ACERCA

    ¡Bloqueo sentimental! ¡Mensajerías del Levante…!
    ¡Oh, caída de la lluvia! ¡Oh, caída de la noche!,
    ¡Oh, viento…!
    Santos, Navidad y Año Nuevo,
    ¡Oh, cúmulo de chimeneas desafiando la llovizna…!
    Fábricas…

    Imposible sentarse, mojados están todos los bancos;
    Créeme, todo ha concluido hasta el próximo año,
    Tan mojados los bancos, tan mohosos los bosques,
    Y como han hecho las trompas ton ton, ton taine…

    ¡Ah, nubes procedentes de las costas de la Mancha!,
    Nos habéis malogrado nuestro último domingo.

    Lloviznea;
    En la espesura mojada, las telas de araña
    Ceden bajo el peso de las gotas de agua, y es su ruina.

    Soles plenipotenciarios de los trabajos en rubios Pactolos
    De los espectáculos agrícolas,
    ¿Dónde permanecéis enterrados?
    Esta tarde un sol destrozado yace en lo alto de la colina,
    Yace sobre su flanco, en las retamas, sobre su ladera,
    Un sol blanco como un salivazo de taberna
    Sobre una pajaza de amarillas retamas,
    De amarillas retamas de otoño.
    ¡Y las trompas le suplican
    Que vuelva…
    Que vuelva en sí!
    ¡Hala! ¡Hala! ¡Alalí!
    ¡Oh, triste estribillo, has terminado…!
    ¡Y se tornan frenéticas…!
    Y él yace allí, como un ganglio extirpado de un cuello,
    Y se estremece, solitario…

    ¡Vamos, vamos, y alalí!
    Es el famoso Invierno el que llega;
    ¡Oh, las encrucijadas de las grandes avenidas,
    Y sin ninguna Caperucita Roja que las frecuente…!
    ¡Oh, las rodadas de los carros otoñales,
    Ascendiendo en donquijotescos raíles
    Hacia las patrullas de nubes derrotadas
    Que el viento maltrata hacia los trasatlánticos rediles…!
    Aceleremos, aceleremos, es la tan conocida estación, esta vez.

    Y el viento, esta noche, ha hecho de las suyas.
    ¡Oh, estragos, oh, nidos, oh, modestos jardincillos!
    Mi corazón y mi sueño: ¡Oh, ecos de las hachas…!

    Todos esos ramajes conservaban aún sus hojas verdes,
    Las malezas se convirtieron en un estiércol de hojas muertas;
    Hojas, folíolos, que un buen viento os lleve
    Hacia los estanques en retahílas,
    O al fuego del guardabosque,
    O a los somieres de las ambulancias
    Para los soldados que andan lejos de Francia,
    Es la estación, es la estación, el moho invade las masas,
    La herrumbre roe sus kilométricos spleens
    Los telegráficos hilos de las rutas principales por donde nadie pasa.

    ¡Las trompas, las trompas –melancólicas…!
    ¡Melancólicas…!
    se van, cambiando de tono,
    Cambiando de tono y de música,
    Tu tono, tu taine, tu tono…
    Las trompas, las trompas, las trompas…
    Se fueron al viento del Norte.

    Ya no puedo olvidar ese tono: ¡cuántos ecos…!
    Es la estación, es la estación, ¡adiós vendimias!
    Ya vienen las lluvias con paciencia de ángel,
    Adiós vendimias, y adiós a todos los cestos,
    A todos los cestos Watteau de los bailes bajo los castaños.
    Es la tos, de nuevo, en los dormitorios del instituto,
    Es la tisana sin el hogar,
    La tisis pulmonar que al barrio entristece,
    Y toda la miseria de los grandes centros.
    Pero prendas de lana, impermeables, farmacia, ensueño,
    Cortinas corridas en lo alto de los balcones de las playas
    Delante del océano de tejados de los barrios,
    Lámparas, estampas, té, pastas,
    ¡No seréis acaso mis únicos amores…!
    (¡Oh! Y, ¿conoces además de los pianos,
    El sobrio y vespertino misterio semanal
    De las sanitarias estadísticas
    En los periódicos?)

    ¡No, no!, es la estación y el planeta amorfo.
    ¡Que el austro, que el austro
    Deshilache las chancletas que el Tiempo se tricota!
    Es la estación. ¡Oh, aflicción! ¡Es la estación!
    Cada año, cada año,
    Intentaré a coro dar su nota.

  • Gómez 7 de feb de 2014 19:02
    No mucho antes de fallecer de tuberculosis a los 27 años, Jules Laforgue escribió este estremecedor L’hiver qui vient, uno de los más grandes poemas franceses. Aquí, en traducción de Juan Bravo Castillo.

    Exijo la erección de un monumento al traductor. Que incluya muchas trompas melancólicas. ¡Oh, estragos, oh, nidos, oh, modestos jardincillos!

  • Sean ustedes un poquitín más prudentes, que ya está bien de quiromantes, osteópatas, ludocinéticos y pragmasiocelotes. No dudo que sean entretenidos, incluso divertidos si practican el final feliz, pero si se están refiriendo a su salud musculoesquelética deberían consultar con un médico especialista en medicina física y rehabilitación.

    Aunque pensándolo bien… los médicos -en general- deben ser unos especímenes humanos rematadamente torpes ¿Cómo explicar si no que necesiten estudiar una licenciatura de 6 cursos, unos exámenes a MIR y una vez aprobado el susodicho MIR otros cuatro añitos estudiando la especialidad? Es tan dramático que en la mayoría de las facultades de medicina exigen más de 9 de nota media en la selectividad para poder estudiar la carrera.

    Compren esos 10 o 12 años de estudio sistematizado y reglado con un cursillo de unos meses dado por un experto chamán que enseña que gracias a la imposición de manos y la reconducción de la energía se puede sanar cualquier dolencia. Exactamente eso: cualquier dolencia.

    Los médicos deben constituir un grupo sub-humano (o algo peor) especialmente incapacitados intelectualmente pues, no contentos con necesitar más formación académica que nadie, encima requieren un montón de tecnología, exploraciones, análisis de fluidos varios, resonancias, ecografías, topografías y otras pruebas complementarias para llegar a unas conclusiones (u otras parecidas, no nos vamos a andar ahora con sutilezas) que cualquier osteópata puede conseguir gracias a sus “poderes”.

    La medicina alternativa tiene su punto, no vamos a negarlo, pero ¿no les parece mejor un viaje a Lourdes o a Fátima? Así si no hay suerte con los milagritos por lo menos hacen turismo.

  • Ximeno, me alegra leerle. Temí que aquel cocido de cuatro vuelcos hubiera tenido fatales consecuencias, incluso tengo escrito algo que elucubra lateralmente sobre eso, pero no pasó el corte.

  • A ver,Ximeno, tengo una contractura. Un medico me recetaría antiinflatorios y quizá algún relajante muscular. Punto pelota. Mi Osteopata me recoloca toda, me coloca las cervicales y me trabaja la contractura. Los que lo hacen bien van de puta madre.
    En Valencia, la nota mas alta de media para entrar la pedían en la escuela de fisioterapia, no en medicina.
    Yo conozco muy bien a los médicos y, en general, los adoro. Pero lo cortés no quita lo caliente.

  • Muy bueno, Bolaño. He observado que el denominador debe ser muy elevado para que los efectos sean perceptibles en algunos egos.

    ***

    Disculpe, Gómez. Le prometí la traducción y no he tenido tiempo de cumplir mi palabra. No se ha perdido nada, no hubiera podido hacerlo mejor -joder, cómo tengo el ego últimamente; debo estar haciéndome sabia.

  • Se puede comer de todo (y se debe, incluso), hay que hacerlo con moderación y en caso de sucumbir a la tentación de los excesos hacer más ejercicio.

    Los cocidos que hacen daño son los que se devoran a los treinta años, los que se degustan -con ojos húmedos por la emoción- a partir de los cincuenta y todos son tan sanos como las manzanas, querido Holmess.

  • Escogió mal al especialista Gacho, el Rehabilitador suele ser un enamorado de las terapias físicas, electroterapia, masoterapia, etc.

    Mi rehabilitador de cabecera (y de otras partes de la cama también) me indica que aunque no son horas de jugar al tele-médico le recomienda aplicación de calor local en la zona afecta para producir un alivio inmediato (ducha con chorro de agua muy caliente, un poco más, ¡Alto!, no hace falta que salgan ampollas) duerma con bolsita de agua caliente aplicada sobre la contractura, manta eléctrica o similar. Pero para prescribir tratamiento necesita -víctima de su incapacidad intelectual- explorar. Gajes del oficio, creo.

  • Durante años el Peso de la Vida le resultó insoportable a mi Espalda, y lumbalgias y cervicalgias se sucedían entre otras cosas peores y más raras, como capsulitis (una en cada hombro).
    Un buen rehabilitador y notables trabajos mentales después, estoy perfectamente desde hace años. Siguiendo consejo del Rh , cada seis semanas voy al fisioterapeuta osteopata, cuyo mantenimiento no tiene precio.
    He aquí una propuesta de síntesis de distintos Artes.
    De toda mi experiencia, lo que menos valoró es la electroterapia, temo que sólo me sirvió para aprender a pasar media hora en silencio sin actividad, lo cual es muy terapéutico.

  • No entiendo su ultima frase y tampoco tengo ganas de discutir. También conozco a los rehabilitadores, y, por supuesto ya sé del poder decontracturante del calor. Ya le digo, lo verdaderamente nuevo y eficaz para mí, ha sido ponerme en manos de un osteopata-quiromasajista, mano de santo, oiga. Estoy mucho mejor, tanto es así, que tres compañeras me han pedido el teléfono (el de él).<—boing

    Buenas noches.

  • Bajo ningún concepto le permita que le manipule las cervicales: corre el riesgo de perder la vida. Literalmente.
    Le cruje los huesos y le cuenta que ahora ya está recolocada ¿Verdad? Huya mientras pueda correr porque algunos han quedado parapléjicos.

  • Hay que saber a dónde se va. No me dejo peinar por un fontanero, operar por un matarife, ni que me cocine un taxidermista. No, no me dice que ya estoy recolocada, me dice que no me presione tanto.
    La primera vez que me colocaron las cervicales, a punto estuve de meterme a monja de clausura para dar gracias al cielo: mis jaquecas, cefaleas y demás horribles y constantes dolores de cabeza que padecía desde AÑOS, desaparecieron; y jamás he vuelto a sufrirlos (alguno esporádicamente), así es que a servidora van a seguir tocándole las cervicales. Pero gracias por preocuparse por mí.
    Buenas noches again.

  • Pues nada, que le siente bien, si acaso las manipulaciones no le fueran del todo bien puede seguir su -espero que provechosa- incursión en la medicina alternativa, aunque me permito -para su bien- recomendarle que lo intente con la homeopatía, al fin y al cabo un poco de agua sin nada más y administrada en forma de carísimas gotas no ha matado nunca a nadie.

    También esta el reconocido centro del Templo de la Luz Interior donde puede comprobar si le han hecho brujería, mal de ojo, o incluso algo peor

  • Buff!!
    Vale, Ximeno: iré a Lourdes.
    ( y por cierto,: yo ya no tengo derecho a la SS,así es que no se crea que es tan fácil lo de ir al médico. Dicho esto, no sé con quién se cree que está hablando,yo he vivido (y muy bien, por cierto) de la medicina convencional muchos años. Que hay que ver cómo se está poniendo su costilla tildando de intrusismo a un profesional reglamentado, hombre ya. Que me está mezclando las churras con las merinas).

    En paz.

  • Holmess un fisioterapeuta es un titulado universitario, un osteópata y/o un quiropráctico no. Suelen ser caraduras que juegan con la salud de la gente.

    Una persona con un par de dedos de frente primero va al médico especialista, por ser lo suyo y por descartar otras patologías. Verá pongamos un ejemplo, imagine que el nick Miedotengo le diagnostican un problemita de corazón y el tío o tía, que no sabemos lo que es, pues se arma de valor y en vez de exigir que le vea un cardiólogo va a la consulta de Remigio de la Corchuela y Facúndez auxiliar de clínica que lleva más de 30 años en Cardiología de la Paz, y tiene muchísima experiencia; además ha hecho dos cursos de homeopatía, uno de quiropraxia y otro de papiroflexia (lo que le permite hacer asombrosas flores de papel con las facturas que no puede presentarle por sus tratamientos para resolver la cardiopatía de nuestro atolondrado Miedotengo).

    ¿Le parece que nuestro contertulio tiene un comportamiento acorde con lo que podríamos esperar de alguien como él? Si la respuesta es: Si, prefiero que no me desvele el concepto que tiene de Miedotengo.

  • La experiencia es fuente habitual de errores. La propia experiencia es fuente segura de los mismos. Recomendar algo en base a tu experiencia es acto de soberbia inaceptable. Claro que si Gacho rechaza los “antinflatorios”, por algo será. Acojonante.

  • ¿Profezional reglamentado?

    Ah, sí, el Registro de los Osteópatas de España reunía en 2013 a 261 miembros (y miembros, supongo)

  • Descacharrante: en la página web del mencionado registro lo primero que aparece son tres documentos: uno de adhesión a no se qué de Medicina Alternativa, otro sobre el Seguro de Responsabilidad Civil y otros sobre un Seguro de Defensa Jurídica.

    Ya sabemos cuales son sus prioridades.

  • Marqués de Barrabas, ¿quien ha dicho que rechazo los antiinflamatorios? ¿tú lees sin dificultad? ¡llevo toda la puta semana con ellos!!
    ¡ES FISIO, COÑO! Físio, Osteopata, quiró y hasta tercer dan si me apuras. Algunos no se conforman con aprobar una oposición y anquilosarse en la placita. Siguen erre que erre.
    Y no sé por quien dirías lo del acto de soberbia inaceptable de recomendar algo por propia experiencia: pero tú te pasas sabanas y sabanas cometiendo ese acto de soberbia inaceptable.
    Y eso que por mí no iba, ya que yo (al contrario que Ximeno) no le he recomendado nada a nadie.
    Y dejadme en paz ya, hostia, que me vuelve la contractura.

  • Siendo director del FIS le financiamos al dr. Kovacs un ensayo clínico en el que se evaluaba una técnica para tratar el dolor de espalda. Me enseñó dos reglas de oro básicas: la contractura es una reacción a la inflamación, por lo tanto los antiinflamatorios no son sintomáticos, sino que tratan el problema de raíz. Reforzar la musculatura de la espalda es la mejor profilaxis, por lo tanto el deporte no es causa de dolores de espalda sino la mejor forma de prevenirlos. Pero quién es Kovacs frente a gachó. Un machista, supongo.

  • Marques: eres tonto.
    Por supuesto que reforzar la musculatura de la espalda es la mejor profilaxis. Yo digo eso porque me lo dijo un cirujano vascular hace… ¡14! Años. De hecho yo tengo una espalda para descargar un camión de sacos de harina ¿y?. ¿Quieres no poner en mis comentarios nada que yo no he dicho? Y deja de intentar proyectar mi pensamiento que, como de costumbre, no atinas una.
    Hale, léete algún peñazo de los tuyos y olvidame.

  • Bueno, en realidad la mejor profilaxis es el reforzamiento de los músculos que ayudan al sostenimiento de la columna vertebral. Más importante incluso que la musculatura de la espalda es el reforzamiento de los abdominales, que normalmente suelen estar más descuidados.

    Para que vean la importancia que pueden tener las descompensaciones laterales, según voces más autorizadas que la mía, éstas pueden ser el origen de las contracturas que tanto martirizan al señor Nadal en su desempeño profesional. Los tenistas suelen tener una hipertrofia muscular que afecta a la mitad del cuerpo que más utilizan y que deberían corregir mediante ejercicios que compensaran la desproporción en masa muscular.

    EL Dr. Kovacs inventó un sistema para el tratamiento de los dolores de espalda consistente en la ¿aplicación? de una serie de grapas a los pacientes, a los cuales dejaba la espalda como la de los “hombres cocodrilo”, sin que se haya podido demostrar mediante ensayos científicos contundentes su eficacia. Sin embargo sus estudios sobre la importancia del asunto son una referencia internacional. Me refiero a aquellos en los que se trata la importancia económica en el Sistema de Salud, la prescripción de resonancias, la formación de médicos de atención primaria, etc.

  • Es difícil de creer que -a la vista de las condiciones imperantes en la actualidad para ser beneficiario de las prestaciones sanitarias de la seguridad social- alguien se quede sin derecho a las mismas. Sobre todo si es ciudadano o español y tiene residencia en España.

  • Todas las mañanas al levantarme: estiramientos en el suelo, lumbares y abdominales, pesas y nuevos estiramientos en el suelo. A continuación 45 m de carrera contínua (7 km aprox). He conseguido estar como la parte derecha de Nadal…

  • Yo me atrevo a recomendar (no, no me arañe todavía) a la dulce Gacho, que para sus males de espalda busque mozo sensitivo que le dé masajes entre tanto le poema/canturrea una canción de Battiato y bese sus doloridas vértebras.

    Siempre la ternura para toda clase de dolor.

  • “Codo de tenista”
    Los directores de orquesta también lo padecen, y la mayoría lo sufre en silencio. Creo que todos conocemos sobre la necesidad de ejercicios físicos complementarios paralelos en deportes, prácticas. o profesiones en las que se ejercita el cuerpo de un modo asimétrico.

    La abreviatura de “minuto” es “min” o bien el símbolo ‘ . Si pones “m” se confunde con metros.
    Y no me creo nada, y te vas a morir igual.

  • Wikinena, a mí un mozo sensitivo de esos, me hizo ganar, tras consultar a mi medico de cabecera, un cupón de 10 sesiones de rehabilitación por dejarme las lumbares machacadas. No danke, prefiero ponerme a las gatas que están muy calentitas y encima me acunan con su “ron ron ron…” en estéreo.
    ———————
    A mí no me han negado nunca la asistencia (no se puede negar la asistencia médica a nadie, lo dice la Constitución) y en mi centro de salud, un par de veces que he ido en mi situación, por unos análisis y para vacunarme de la gripe, tampoco. Pero con la ley en la mano, podrían pasarme la factura, así es que no quiera Dios que yo necesite algo mas gordo como una intervención o sesiones de quimioterapia, porque ahí la cosa cambiaría. Pueden leerse el decreto ley del 2012, -creo recordar que salió el 4 de abril, pero no estoy segura, si quieren lo busco y les digo exactamente-, y comprobar lo que dice.

  • Para nada.
    Y me voy, no vaya a inundar. Abrigate, wikinena, y salgamos a dar un paseo. Al menos yo, debo reflexionar sobre esta tendencia mía que al parecer poseo y desconocía, de dejarme seducir por chamanes y curanderos.
    Buenos días.

  • El codo de tenista no tiene nada que ver con lo que estamos hablando. El hecho de que el señor Nadal sea tenista es una mera circunstancia. Sus problemas en la espalda se deberían a la descompensación entre las tensiones que ejercen unos dorsales hipertrofiados, esta sobretensión afecta al músculo multífido haciendo que se contraiga permanentemente provocando un dolor que puede ser incapacitante.

    Lo que dice el decreto -que ya estaba enlazado- es que si ha terminado con las prestaciones del desempleo y no tiene forma de incorporarse a la cartilla sanitaria de un familiar cotizante, tiene tres meses para comunicarlo y acogerse a las prestaciones sanitarias.

  • No insista Ximeno, nuestra Gata, a veces es dura de mollera y tampoco se deja querer ni atiende a nuestros sabios consejos.

    Va a ser que lo que le duelen son sus púas de erizo

  • Ahora a hacer mis ejercicios y me voy al campo a ver llover. La previsión meteorológica es radicalmente concisa: lluvia 100% y la predicción por horas: todo el día hasta las 2 horas de mañana. Me voy a apretar unas botellitas de un vino que elabora mi amigo Julián Cuellar en el Alentejo.

    Una lástima que no esté cerca Marqués, porque éste si es de los que le gustan: uvas de castas locales (Trincadeira, Aragonez) -puro terruño- aunque equilibradas con Syrah, fermentación/vinificación en toneles de roble francés, igualito que en Burdeos y un año de crianza en barricas francesas. El resultado es más que notable: un vino oscuro y brillante, poderoso, sin rastros de rusticidad, pero con fortaleza, aromas a mora, grosella, arándano, pimienta, vainilla…

    Perfecto para dar cuenta de un arroz con torcaz.

  • Ximeno, el ensayo clínico que se financió desde el FIS con las famosas grapas para tratar el dolor de espalda se publicó en Medicina Clínica y los resultados fueron favorables. En todo lo demás que dice estoy totalmente de acuerdo.

  • Señorita Lleigsot, suba a la primera planta y pregunte a Perroantuan si superó los tres kilómetros. Si pestañea significa que sí, si le mira al escote es que no.

  • marquesdecubaslibres 8 de feb de 2014 09:34
    Todas las mañanas al levantarme:

    Me siento en cuclillas, piernas cruzadas, sobre un sucinto almohadón azul cielo, frente a una pared blanca y una ventana con orientación NW.
    Apenas se ve nada, pero con el paso del tiempo que sólo controla un reloj de arena se va diluyendo la penumbra. Cuando decido levantar la vista el cielo clarea sobre la copa de un árbol invernal.
    Con suerte, durante unos instantes no he pensado.

    Un cafelito cremoso artesanalmente preparado, tostaditas con miel negra como las naves aqueas, y a la calle.

  • Lo que pesa el señorito Holmesss, quiero decir. La vida ya se sabe que pesa que ni se sabe y no es siempre oro.

    Y lo que sabe Ximeno de músculos, que no es que no aprecie el resto de lo que ha escrito, pero mi hallazgo favorito es «músculo multífido», o sea, ‘multihendido’. Solo me sabía «bífido» y me ha abierto un universo multífido de adjetivaciones.

  • He visto en un telediario la noticia de la infanta en el juzgado de Palma. Han puesto por lo menos once veces las imágenes de sus once pasos. No me parece ni medio normal.

    Y cuánto me ha gustado leer el articulo de AE sobre Félix Grande, AE mirando por una ventana que no da directamente a la Peste. Lo peor de los nacionalismos va a ser el secuestro, qué asco, por Dios. Con la de cosas sobre las que hay que pensar y escribir.

  • A mi me ha gustado tanto el artículo de AE que lamento llegar 30 años y por tanto definitivamente tarde a saber de Félix Grande.

  • Yo no quiero hablar de AE, que para eso ustedes linkean y discuten sus cosas y parece que hoy es tema ( o siempre a causa de algo que escribe y amén.) junto los habituales quejumbros gatunos de la dolorosa en el tejado de zinc. Pero necesito preguntar sobre el dolor, las enfermedades y las personas enfermas. Que no es lo mismo.

    Y la seguridad social, (que se va al carallo) ha sido una bicoca para “enfermos” de ocio, plañideros y buscadores de opiáceos para calmar el aburrimiento. Y ya no.

    Estoy harto cansada de deprimidos que gustan sacar las pelusillas del ombligo y mirarlas acontecidos.

  • Me voy a una esquinita de mi patio de recreo con Pachakusina a contemplar este áspero mundo y mirar con tristeza cómo caen las miguitas de pan y ternura de nuestros bocadillos en nuestras merceditas y suspiramos

    -¿vendrán las palomas a comerse los restos,Pachiku?- (Atuso mis trenzas)

  • Como frase no está mal, Gómez. Pero cuando más datos, información, composición de lugar…etc, se tiene, la empatía debe ser mayor.
    O sea, cuanto más conozco yo de las situaciones de las personas, más fácil debería resultarme meterme en sus zapatos.
    Otra cosa es que se sea un sádico psicópata.

  • cuanto más conozco yo de las situaciones de las personas

    (y a esto me lleva, sobre todo, la capacidad de observación)

  • Yo de vinos no entiendo, Procu. A lo más que llego es a comprobar si caen bien, si caen mal, o si caen regular. Lo de la lágrima, la frambuesa y la vainilla, eso sí, son mariconadas. Me lo dijo a mí un viticultor de renombre.
    No obstante, una vez hecho el homenaje de la marinación, entiendo que se puede acompañar de la bebida que uno guste, aunque un buen vaso de enjuague bucal total-flavor ya sobrepasa la señal de respeto hacia la devoción más absoluta.

    (Gómez, Procu, yo me quedaría aquí con ustedes contemplando cómo crece la luna, pero es que tengo que estudiar. Muaca. Muaca)

  • Gracias, Gacho, muaca y estudie. Le confieso que estaba fingiendo, yo nunca empleo el verbo «maridar».
    Hablando de palabras, ¿a que no saben quiénes creen en la «ilusión»?

    «[…] ETA subraya la voluntad de la ciudadanía vasca expresada de forma masiva en la movilización del 11 de enero en Bilbo, que reunió a al menos 135.000 personas y que cree que fue más allá aún de las bases sociales de los agentes convocantes. La organización vasca considera que «ha sido un paso de gran compromiso político», que “ha encendido la ilusión de amplios sectores de la ciudadanía vasca” y que “ha dibujado el camino para avanzar”.»

    ¿Es o no es bonito?
    Pues que se desarmen ya España y Francia de una hostia de vez, concluyen entre la épica, la lírica y la burocrática.

  • Al final no hubo carrera. Cambio de planes y marchita de 8 kilómetros en compañía. Pero el lunes empiezo. Lo juro.

  • Los que no beben vino, o dicen no entender, suelen ser gente peligrosa, con la mala hostia siempre a flor de piel. Gustan rumiar las pretendidas ofensas y guardarlas en recóndito y oscuro agujero del alma. Un día, sin venir a cuento, sacan la recortada y se llevan por delante a media docena. Soy partidario de recluirlos en campos de reeducación, sine die.

  • Perroantoine, sus palabras suenan a disculpa de mal pagador. Que si llueve, que si tengo la regla, que si hemos quedado para no sé qué…

  • Perroantuan 8 de feb de 2014 22:04

    Al final no hubo carrera. Cambio de planes y marchita de 8 kilómetros en compañía. Pero el lunes empiezo. Lo judo*.

    *Lo pdometo.

    «Pero tengo promesas que cumplir,
    y andar mucho camino sin dormir,
    y andar mucho camino sin dormiiiiiiir».
    Naniana naniana nanaaaa, nanianananiananonó.

  • Es que el plan de Hendaya era mucho mejor que el de correr solo. Además al final había recompensa. Y yo soy fácil, no sé negarme.

  • Gracias al ABC hemos sabido que la infanta Elena, en un gesto de una ejemplaridad portentosa, no ha caído en contradicción.

  • Y ello porque -no como nosotros, que somos unos vagos- lo llevaba todo bien preparado, explica el periódico. Lo dicho: todo un ejemplo.

  • Abomino de mi voz, cavernosa y nasal, incapaz de hacerse entenderse cuando el ruido de fondo es medianamente intenso. Valdría para el malvado Pizarro del Fidelio de Bethoveen, o para el Fasolt o el Farner del Oro del Rhin wagneriano. Pero ni eso, porque aunque toda la música resuena en mi cabeza la reproduzco con gran torpeza. Sí que me ha valido para aterrorizar a mis hijos con una amonestación que hacía reverberar las cuerdas mas gruesas del piano. Alguna ha considerado mi voz interesante, pero las mas la han acusado de tenebrosa. Quise ser tenor lírico y resulté un bajo negro. La naturaleza es cruel madrastra.

  • Porque todo es igual y tú lo sabes,
    has llegado a tu casa, y has cerrado la puerta
    con ese mismo gesto con que se tira un día,
    con que se quita la hoja atrasada al calendario
    cuando todo es igual y tú lo sabes.
    Has llegado a tu casa,
    y, al entrar,
    has sentido la extrañeza de tus pasos
    que estaban ya sonando en el pasillo antes de que llegaras,
    y encendiste la luz para volver a comprobar
    que todas las cosas están exactamente colocadas
    como estarán dentro de un año;
    y después,
    te has bañado, respetuosa y tristemente, lo mismo que un suicida,
    y has mirado tus libros como miran los árboles sus hojas,
    y te has sentido solo,
    humanamente solo,
    definitivamente solo porque todo es igual y tú lo sabes.

    Has llegado a tu casa,
    y ahora querrías saber para qué sirve estar sentando,
    para qué sirve estar sentado igual que un náufrago
    entre tus pobres cosas cotidianas.

    ****

    ¿Ya?

    Buenas noches, pesados

  • Atento siempre al nombre de las cosas, jamás acudiré a unos profesionales que, sin haber dado aún con el nombre de osteopatólogos, o en su defecto el de osteoterapeutas, pretenden curar mi osteopatía. Salvo que me den permiso los filólogos del blog.

  • Ruego una vez más que no se desdeñe el nacionalismo mientras no encontremos mejor fuente de legitimación de la democracia. (Va por Procu, que cree que tenemos cosas más importantes de las que hablar.)

  • Procuro fijarme 7 de feb de 2014 10:04

    A mí también me ha dejado un poco boquiabierta lo del derecho al deporte. De todas formas, casi me parece mejor que se diga que es un derecho a que se insinúe que es una obligación.

    10/10

  • Tareixa 9 de feb de 2014 01:24

    Porque todo es igual y tú lo sabes,
    has llegado a tu casa, y has cerrado la puerta
    con ese mismo gesto con que se tira un día,
    con que se quita la hoja atrasada al calendario
    cuando todo es igual y tú lo sabes.
    Has llegado a tu casa,
    y, al entrar,
    has sentido la extrañeza de tus pasos
    que estaban ya sonando en el pasillo antes de que llegaras,
    y encendiste la luz para volver a comprobar
    que todas las cosas están exactamente colocadas
    como estarán dentro de un año;
    y después,
    te has bañado, respetuosa y tristemente, lo mismo que un suicida,
    y has mirado tus libros como miran los árboles sus hojas,
    y te has sentido solo,
    humanamente solo,
    definitivamente solo porque todo es igual y tú lo sabes.

    Has llegado a tu casa,
    y ahora querrías saber para qué sirve estar sentando,
    para qué sirve estar sentado igual que un náufrago
    entre tus pobres cosas cotidianas.

    ****

    ¿Ya?

    No, Tareixa, te faltó añadir: Luis Rosales.

  • Considerar hoy un “anciano” (Gómez) o un “viejo decrépito” (Gachó) a un hombre de 58 años, solo puede ser hijo de la ignorancia o de una manifiesta animadversión. Al cruzar la barrera de los 50 el hombre alcanza la plena madurez emocional e intelectual. Si cuida su alimentación y practica deporte puede hacer coincidir esta situación con una plenitud física que se hace ostensible en las pruebas de fondo que exigen resistencia física y mental. Hacer burla de alguien por su edad es, además, muestra de zafiedad moral.

  • Al diablo le meten en chismes sin preguntarle y al final acaba recibiendo, qué culpa tendrá él, si ya tiene bastante con llevar la cuerna al aire y que le digan castrón. El diablo empezó poniéndole mucha vocación, queriéndose comer a Dios y a Cristo y haciendo triles con las bichas, lagarto, lagarto, pero le pasó lo que a los ciclistas impacientes que amanecen correosos, se escapan recién empezada la etapa y luego se desinflan en la primera cuneta. Con el tiempo, el diablo, que tuvo pero no ha sabido retener, se ha quedado el pobre en una especie de pariente tonto, que es una figura de mucho recurso para echarle la culpa cuando se rompe un plato.

    MARTIN OLMOS. El circo, el diablo y el merodeador de la noche

  • Tareixa 9 de feb de 2014 11:40
    Tal cual Julicero.
    Con usted hay que tener mucho susto. (Ahora me toca fingir un desmayo.)

    Espera a recibir mi llamada, guapa, y entonces sí que irás a desmayarte.

  • Mi programa ideológico trata de imbuirles la importancia de beber buen vino, hacer deporte o tener acceso a la alta cultura. Entiendo que los objetivos son nobles, aunque tenga que luchar contra su querencia por las tablas, la música pop, el cine americano y la gala de los Goya. Dado que de este adoctrinamiento ya se encarga el telediario, permítanme introducir un contrapeso. En próximas entradas les hablaré de Limónov y de Burke. Algunos hasta me lo agradecerán.

  • Ayer en Tipos Infames, estuve a punto de comprarlo, pero al final me decanté por unas Crónicas de la Mafia.
    También se puede tomar vino. No conocía ninguno, así que arriesgué con un Venta la Osa elegido sólo por el nombre.
    Pues no estuvo mal, la verdad.

  • Venta de la Osa es el vino de Manolo de la Osa, el mago que oficia en Las Pedroñeras en el para mí mejor restaurante del mundo: Las Rejas.

  • “En próximas entradas les hablaré de Limónov y de Burke. Algunos hasta me lo agradecerán.”

    Los que ya los conocen, pensamos los que no creemos en la divulgación.

  • Gengis Kant 9 de feb de 2014 01:37

    Ruego una vez más que no se desdeñe el nacionalismo mientras no encontremos mejor fuente de legitimación de la democracia. (Va por Procu, que cree que tenemos cosas más importantes de las que hablar.)

    Gengis, Gengis. Std mstá bscndoooo…

  • Era broma, Gengis. Solo quería ensayar la posibilidad de mascullar por escrito. Luego me he dado cuenta de que esa manera de escribir es habitual en los mensajes telefónicos, así que ha dejado de tener expresividad fonética.
    Muy bien. Lo que quería es retarle a que explique en breves líneas qué quiere decir con que el nacionalismo es la mejor fuente de legitimación de la democracia.
    (¿Ha leído El gato con botas?).

  • marquesdecubaslibres 8 de feb de 2014 16:42

    La gata acelerada, se come las sílabas como las pollas, a pares.

    marquesdecubaslibres 9 de feb de 2014 11:29

    Considerar hoy un “anciano” (Gómez) o un “viejo decrépito” (Gachó) a un hombre de 58 años, solo puede ser hijo de la ignorancia o de una manifiesta animadversión.

    No se me ocurre por qué motivo iba a tenerle yo ninguna animadversión.
    ———————————————————————-
    Mi programa ideológico trata de imbuirles la importancia de beber buen vino, hacer deporte o tener acceso a la alta cultura.

    se come las sílabas como las pollas”

    Altísima, diría yo.
    ————————————
    Anda, marques decrepi, deja de ser tan pedante, tan snob y tan tontoelculo.

  • Cómo lo buscas, cómo lo buscas, ¡eh!, dulce gata al marqués, no, sí al final les veo de pareja de hecho, matrimoniando( o marinando) en Las Vegas.

    Al tiempo.

    ****

    Me gustó,encantó (soy chica y no doy para más sinónimos) «La oración del jorobadito»,Procu.

  • (Wikinena, abre las orejitas, ya que los ojitos ya veo yo que nooo…: es él siempre quien empieza. Siempre, siempre, siempre. Él es la acción, y yo la reacción: principio de acción-reacción. Y quien diga lo contrario miente como un bellaco. Un joputa de bellaco)

  • 9

    de feb de 2014 20:29
    Bonnie: Tengo guardadas 2 ‘Venta La Ossa Syrah‘ que tienen que estar estupendas.

    Esa fue la que probé..estoy investigando y compraré unas cuántas.
    No he visitado nunca Cuenca, creo que ya va siendo hora de hacerlo y más si Las Rejas está en el plan.

  • Yo voy a difundir una versión en positivo: “Si vas a casa de alguien y tiene libros, fóllatelo”.

    Ya que leo poco, a ver si le saco algún rendimiento a la biblioteca.

  • Wikigirl, yo no niego que el Marques lata solo por mí nick, ya sabes lo fácil que resulto de querer.
    Sin embargo, él me resulta a mí insoportable. Solo de pensar el bochorno que me haría pasar en la ópera con sus ínfulas de entendido,y su copita de champagne de entreacto como una loro-chochona, me pongo a temblar.

    Tú, sin embargo, estarías en tu salsa, sin apenas tocarte los pies el suelo, te deslizarias por las rojas moquetas cual pléyade sorda.
    (Y una que yo me sé, ya ni te digo.)

  • Procu, yo no veo en nuestro tiempo otra cosa que naciones con vocación estatal y estados con vocación nacional; y eso, en las democracias y en las dictaduras. No tengo nada en contra. El de nación fue en el siglo XIX el gran concepto revolucionario, el enemigo mayor del antiguo régimen. A la espera de que haya otra revolución, seguimos siendo nacionalistas aunque no lo notemos.

  • He leído el artículo de E. Lindo. Estoy seguro de que, a diferencia de lo que hubiera ocurrido en aquellos años, hoy gustará a todos a los que entonces no nos hubiera gustado, incluida ella. Ya lo dijo alguien: la experiencia es el método de aprendizaje que usamos los tontos.

  • Que los que se drogaban contaran maravillas de lo que sentían es lógico; el problema empezó cuando nos dio por contarlas a los que no nos drogábamos.

  • “Leer es […] no dar nada por hecho, ni siquiera que la cartera que dejamos al acostarnos en la mesilla vaya a estar por la mañana en el mismo lugar.”

    Como si fuera tan fácil hacer que las cosas sigan en su sitio, le diría Dios.

  • Gengis Kant 9 de feb de 2014 23:0

    Procu, yo no veo en nuestro tiempo otra cosa que naciones con vocación estatal y estados con vocación nacional; y eso, en las democracias y en las dictaduras.

    Gengis, iba a precaverle de que no le pierda la personificación, que es más peligrosa que la heroína, y que la vocación es una cosa que tienen los sujetos reales, porque las naciones sin estado son ideas o fantasías, que viven exclusivamente en la imaginación a menudo delirante de algunos de esoa individuos con vocación. Pero estaba equivocada, porque la primera acepción de nación es «Conjunto de los habitantes de un país regido por el mismo gobierno». Claro que ahí conjunto quiere decir ‘(todo) el conjunto’.
    ¿Usted sabe de naciones así en España?

  • Siendo joven tuve lo que a mí me parecía -nunca supe qué pensaba ella- una novia. Ella ya había leído Rayuela, y no le gustaba que quedáramos en un lugar y a una hora precisos, y puede que tampoco le gustara tener la seguridad de que se iba a encontrar conmigo. Por si fuera poco, me convenció de que, si no me iba ese rollo, era un fascista. Para que salten las cosas estoy yo, no te jode.

  • Procu, ésa es la definición jurídica de nación. Hay más definiciones. Según la que elijas te salen más o menos naciones. En algunos casos te sale aquélla cuyos miembros son los mismos que los de la nación jurídica, como le sucede al nacionalismo español.

  • Chacho, Llull, Rudi, Mirotic y Felipe. Un cinco para ganar una Final Four y un Mundial. Y sin catalanes, que solo sadrían en los “minutos de la basura”.

  • Por más lejos que le llevaran a ese gato sus botas, nunca pudo ir más allá de una (artículo verdaderamente indeterminado) nación.

  • Que daño ha hecho la Maga, que pedante era Cortázar. He releído este finde un poco de Rayuela y es infumable. Mi ejemplar, comprado en el 79. Un buena edición de Edhasa.

  • Gengis, del Gato con Botas me he recordado yo cuando astutamente le he retado a explicarse brevemente, igual que cuando le desafía el gato al ogro, o rey o ambos, a que se convierta en ratón. Y va el rey y se convierte, y va el gato y se lo come. (Pero nah).

  • Monte usted todo un universo que ni el mejor de los relojeros -perfectamente regulado y previsible, que ni se atrasa ni se adelanta un segundo en toda la eternidad: que ya es difícil- para que luego salga un mindundi a decir que se aburre.

  • Recuerden el mérito enorme que atribuía Chesterton al hecho -un verdadero milagro- de que los trenes, con todas las posibilidades que hay en la vida, vayan a parar justamente a la estación donde se les espera. Lo fácil -decía él en en El hombre que fue Jueves- es fallar.