A la Taberna de los Doce Picheles… (Serenata de plomo. V)

oldcolonel
Por Martin Holmes.

A la Taberna de los Doce Picheles no le habían dado una mano de pintura desde los tiempos de los Padres Fundadores y olía a perro mojado. Era un tugurio con poca parroquia y poca luz, mucho pecado y mucha ginebra. El tipo que la regentaba se llamaba Johnny Buenos Días y era un piojoso flaco al que nadie había visto sonreír. Decían que Johnny Buenos Días tenía un hijo tonto dentro de una jaula. Johnny Buenos Días tuvo su propia banda en los tiempos del libre comercio, pero ahora estaba en el ámbito de Torrio el Cerebro, estaba casado con Kathy la Desdentada, que había sido del oficio, y no era un hombre feliz, circunstancia vital que había contagiado a su negocio, lo que convertía la Taberna de los Doce Picheles en un lugar en el que te podías ahorcar sin que echases a perder la tarde de la concurrencia. En una de las tres mesas había cuatro juerguistas soplando ginebra Seagram´s y cantando “Torna a Sorrento” con poca voz y poca gracia. Uno era el joven Hemingway, a no ser que los uniformes del ejército italiano y las capas de esclavina se hubiesen puesto de moda, y los otros eran tres notorias comadrejas de Torrio: Cutello el Indio, que tenía una pierna más larga que la otra y era un psicópata violento, Gyp el Bailarín, que se creía guapo, y Urkle el Francés, que no había visto el Sena ni en una postal. Me acodé en la barra, dando por hecho que iba a pescar una infección, y llamé a Johnny Buenos Días.
—Dios bendiga esta casa, sírvame una copa de agua de fuego —pedí.
—Es usted un soñador, está prohibido vender alcohol. Ni siquiera a los estudiantes.
—Lo que se están soplando esos huele a ginebra Seagram´s desde la frontera con Méjico, así que hagamos la vista gorda.
—No veo a nadie soplando ginebra, pero yo no soy muy observador.
—Me refiero al cuarteto de barítonos. Los que están dándole una paliza a “Torna a Sorrento”.
—Ah, esos. Esos están tomando té con el vicario, ¿no lo ve?
—Pues póngame lo que se beba por aquí.
—Se nos acabó el jarabe de arce, hijito, con que lárguese por donde ha venido.
—Es usted un comediante. Y de primera. Sabía que hoy me iba a encontrar con un comediante y no acabaría el día en balde.
Me aparté de la barra y me acerqué a la mesa. El joven Hemingway me miró. Los otros tres no.
—Dios bendiga a este coro. ¿Es usted Ernest Hemingway?
—Depende de para quién —me contestó el chico.
—No soy del fisco. Soy un samaritano —dije.
—¿Quién es este mierda? —dijo Cutello el Indio.
—No es del fisco —dijo Hemingway.
—Es un samaritano —dijo Gyp el Bailarín. Gyp el Bailarín era un memorioso.
—¿Le debo algo? —dijo Hemingway.
—Solo es un puerco que tiene sed —dijo Urkle el Francés.
—Entonces es un gorrón —dijo Gyp el Bailarín. Gyp el bailarín llegaba a sus propias conclusiones.
—Solo quiero hablar un rato con usted —dije.
—¿Alguien ha invitado a este mierda? —dijo Cutello el Indio.
—Le dije que se largase, hijito —dijo Johnny Buenos Días.
Todo el mundo se unía a la charla de los camaradas.
—Dios sabe que me iría bien un trago —dije.
—Lo que yo decía, un gorrón —dijo Gyp el Bailarín. Gyp el Bailarín era un tipo de ideas fijas.
—En mi opinión es un mierda —dijo Cutello el Indio.
—Es usted un filósofo —le dije a Cutello.
—Y dígame, señor Mierda Gorrona, ¿para qué me quiere? —preguntó Hemingway.
—Tengo un recado de su padre.
—¿Tienes padre, Hem? —le preguntó Urkle el Francés—. Y yo que pensaba que habías nacido debajo de una seta.
—Papá quiere que vuelvas a casa, héroe —dijo Cutello el Indio.
—Pues yo diría que el señor Mierda Gorrona es un mirón de O´Banion —dijo Hemingway.
—No soy ningún mirón de O´Banion, héroe, deja de sacar pecho con estos tíos tan duros —dije.
—O´Banion contrata piojos de esta calaña —dijo Cutello el Indio.
—O´Banion no tiene clase —dijo Gyp el Bailarín. Gyp el Bailarín era el árbitro de la elegancia.
—No trabajo para O´Banion, trabajo para el doctor Clarence Hemingway. El joven Hemingway ha faltado a la catequesis y papá está que trina.
—Y una mierda, eres un pájaro de O´Banion —dijo Hemingway. Se levantó y me lanzó el derechazo que enseñan en el primer curso de boxeo del padre Flanagann. Nada serio.
Lo detuve con el codo. Vigilé a Cutello el Indio. Estaba loco. Gyp el Bailarín no me preocupaba. No vi a Johnny Buenos Días moviéndose a mi espalda. Nadie se fija en los camareros.

99 comentarios en “A la Taberna de los Doce Picheles… (Serenata de plomo. V)

  1. Pintiquinestra de Sobradisa, en la caldera de Pedro Botero en la que aún arde, muestra muy rara conducta y se enseña en cueros y en contra del reglamento, rodeada de una corte de dieciséis gigantas amorosas, a saber:
    (…)
    7. Patachai toca Torna a Sorrento con el clítoris.’

    C.J.Cela, Danza de las gigantas amorosas.

    Ya saben Vds. cómo va esto de las conexiones mentales involuntarias e inevitables.

  2. Jajajjajja, Mercutio a mí me ha pasado con Los Cuadernos de Don Rigoberto de Vargas LLosa.

    “Lo abrazaba, lo obligaba a tumbarse junto a ella, sobre ella, bajo ella, enredaba sus piernas en sus piernas, le buscaba la boca, le hundía la lengua y —«ay, ay», se rebeló don Rigoberto— se acuclillaba con amorosa disposición, pescaba entre sus ahilados dedos el sobresaltado miembro y luego de repasarlo en el lomo y la testa se lo llevaba a los labios y lo besaba antes de desaparecerlo en su boca. Entonces, a voz en cuello, rebotando en la mullida cama, el ingeniero comenzó a cantar —a rugir, a aullar— Torna a Surriento .”

    Cada vez está mejor esta trama de mobsters, Martín.

  3. (A no ser que las amenazas de Bremi se hayan hecho realidad y me se esté baneando -qué más quisiera yo ser tan importante, por un lado; y librarme de esta cruz, por otro-, estáis teniendo unos mierdas gorrones de problemas para cargar la página del fanzine que ni sus cuento.
    Y precisamente tenía que ser el día de la publicación de Martin Holmes que es, con una distancia como de Alcobendas a Anchorage, lo mejor -por no decir lo único que vale la pena- de lo que se publica aquí. Como dijo Trillo: es que manda huevos)

  4. ¡Hala! otra vez rasgándome la uñas y comiéndome las vestiduras esperando el desenlace. Estos capítulos por entregas de alguno de ustedes es un sinvivir.

    ¡Pillos! Cómo saben eh, mantener la atención del lector.

  5. Querida señorita Lowercase, a veces ocurre, no es nada personal estos desbarajustes de internet. A mi también me pasa y sospecho que la culpa es de Juliocero que se está haciendo con plasmas y trabaja en secreto para la NSA

  6. Nos tiene en un sin vivir esto del relato por entregas…

    Azúa se sale, hablando del arte y de más cosas:

    “El haber tenido la intuición clara de la muerte a los 6, 7 años, me parece un privilegio. Ahora, al no saber lo que es la muerte, no saben lo que es la vida. La vida es vida y muerte, y tampoco conocen el sentimiento de culpa. Durante el siglo XX hemos vivido un proceso de anulación de los mitos y entre los mitos que tenían que caer estaba el de la culpabilidad de los cristianos occidentales y de los judíos. A mi entender ya no tiene ningún sentido. La culpabilidad es un organizador de la conciencia, si tú no crees en la culpabilidad no puedes ser responsable, que es lo que les pasa a los pobres chavales de ahora. Ellos no lo saben, pero los están convirtiendo en absolutos irresponsables y eso quiere decir que se puede hacer con ellos lo que te dé la gana. “

  7. Es interesante lo que ha traído Adapts. Lástima que tenga el efecto añadido de hacerme sentir burro e inculto, yo que creo estar rodeado de rebuznos (igual que Azúa ).

  8. Gacho, sigo con lo nuestro.

    Te quejas de que me permita soltar un discurso sobre la diferencia entre el uso de la expresión ‘ser propiedad de’ y ‘alguien es dueño de’ cuando da la casualidad tú echaste mano de esa expresión, pero no permita que te molestes. En efecto, es una casualidad, porque lo que yo tenía presente era el escrito de Delgado-Gal, aunque -también es verdad- lo que dije es una enmienda, si bien inconsciente, a tu expresión.

    Tampoco te ha gustado que yo juegue, según tú, a lo que me molesta que jueguen otros. No estoy de acuerdo. En tu comentario no vi ningún juego sino tus ganas de reírte de mí. Ríete todo lo que te dé la gana, pero con ello muestras la misma perspicacia del que desprecia a doña Rogelia por ser una paleta.

    Piensas que no es ninguna tontería evitar el uso de la palabra ‘madre’ si la mujer no ha parido o no ha adoptado. Yo pienso que, dicho por ti, sí lo es, ya que me imagino que le concedes los mismos derechos a la mujer embarazada independientemente de que la llames ‘madre’ o no. La cosa cambia si el que habla es un antiabortista, para afirmar por ejemplo -justo al revés que tú- que la embarazada es madre del feto precisamente porque el feto es un verdadero hijo. En este caso no es ninguna tontería llamarla ‘madre’ o no; tiene consecuencias distintas.

  9. A Enrique IV le quisieron mandar al purgatorio los de la Liga Católica contratando a un ballestero italiano que al final no tuvo puntería y a la alquimista Nicole Mignon, que era medio bruja y pretendió impregnar el lecho del monarca con un líquido venenoso de su invención. En la Matanza de San Bartolomé (1572) estuvieron a punto de afeitarle a la altura de la corbata y una vez que cruzaba a caballo el Puente Nuevo de París, un loco llamado Jacques des Isles le tiró de la montura agarrándole por la capa. Jacques des Isles decía descender del primer rey francés Faramond y acabó pudriéndose en La Bastilla. El rey se escapó de los atentados de Jean Guesdon, Señor de Haut-Plessis, que fue quemado en la Plaza de Grêve, y de los monjes capuchinos Ridicoul y Langlois, a los que les dieron el suplicio de la rueda. En 1594 el joven Jean Châtel le atacó con un cuchillo en mitad de un baile en la casa de su amante Gabrielle de Estreés y le cortó el labio superior y le rompió un diente. Jean Châtel era hijo de un vendedor de telas, había sido educado por los jesuitas y era medio bujarrón. El padre Guéret de la iglesia de Saint André des Arts le bendijo la daga y le dijo que Dios le cuadraría las sodomías en el balance del Juicio Final a cambio de la vida del rey. A Jean Châtel le amputaron la mano derecha, le despellejaron con tenazas al rojo y le descuartizaron atándole a las grupas de cuatro caballos, después le dieron fuego y aventaron sus cenizas en una encrucijada.
    Regicidios, desmembramientos y la cabeza de Enrique IV

  10. Para tipomaterial.

    He leído con gran interés su texto.
    Y si me permite cierta intromisión, como bibliografía, me parecen también importantes ‘La cultura del Barroco’ de Maravall, ‘Lo imaginario’ de Gilbert Durand y ‘Regímenes escópicos de la modernidad’ [en ‘Campos de fuerza’ de Martin Jay]. (No comparto, aunque esto carece de importancia, las fechas 1600-1680, porque me inclino a pensar que serían más bien 1580-1750/60, aunque tal vez con 1680 se refiere usted exclusivamente a España.)

  11. Hoy he leído una cosa en el periódico sobre el asunto dizque jurídico de la «ignorancia deliberada». Se refiere a los negocios del matrimonio Palma, aunque al parecer suele aplicarse a delitos relacionados con la salud pública, por ejemplo, el transporte de droga y blanqueo del dinero de su tráfico, como explica este artículo, que cree oportuno extender la doctrina a la corrupción política. Me ha parecido todo de perlas y a la vez enormemente desasosegante. Lo que me ha parecido es que si la ignorancia puede ser deliberada, tal vez se impone un sistema de exámenes riguroso y para todos los órdenes de la vida, que la Administración no puede ignorar deliberadamente ni un minuto más: hay que implementar dispositivos para la examinación sistemática de los ciudadanos. Ojo, nada de preguntas tipo test, los ciudadanos podrían copiarse entre ellos, hacer toda clase de trampas, contestar a bulto y acertar. Exámenes de respuesta abierta y temas a desarrollar. Examinadores domiciliarios, por portales y barrios. Exámenes y examinadores para todas las decisiones y actividades de la vida. Seamos coherentes.

  12. Mira Gengis, yo ahora no puedo entretenerme que estoy atacá.
    Pero yo no me rio de ti y debería darte vergüenza decirme eso. Al menos no me rio más que tú de mi, o más que cualquiera de cualquiera aquí en este sin dios.. bueno, rectifico, hay uno que es el marqués; pues en esta jauría de voces.
    Precisamente porque los antibortistas utilizan la palabra madre en ese supuesto es por lo que yo no la empleo, coño.

    Y adiós que ahora no puedo, no puedo

  13. COMBATIR, BUSCAR, ENCONTRAR Y NO CEDER

    Zarpemos, y sentados en perfecto orden hiramos
    los resonantes surcos, pues me propongo
    navegar más allá del poniente y el lugar en que se bañan
    todos los astros del occidente, hasta que muera.
    Es posible que las corrientes nos hundan y destruyan;
    es posible que demos con las Islas de la Felicidad,
    y veamos al gran Aquiles, a quien conocimos.
    A pesar de que mucho se ha perdido, queda mucho; y, a pesar
    de que no tenemos ahora el vigor que antaño
    movía la tierra y los cielos, lo que somos, somos:
    un espíritu ecuánime de corazones heroicos,
    debilitados por el tiempo y el destino, pero con una voluntad decidida
    a combatir, buscar, encontrar y no ceder.

    Alfred Tennyson, Ulysses (Versión de Randolph D. Pope)

  14. Jo, hay tanto donde elegir. Jorge Sanz y su escuela española, qué dicción.
    ***
    Y qué pasa de lo mío de antes. Estoy defendiendo a la infanta y el derecho a la ignorancia. Quiero pelea.

  15. Ay, qué risa, por favor. Acabo de ver en la tele el filme de un minuto «Los Virificadores», con Esteso y Pajares con burka y boina, enseñando unas pistuletas en una mesa y ¡con el Guernica detrás! En la BBC. Qué gracioso, madre mía. No se lo pierdan.

  16. Me cuentan que Prince Charles spend at least 2 months every year in Transilvania. This is really the paradise. Tintin bien lo sabía. Mañana visitaremos el castle de Dracula. Esto suena ridículo pero los Carpatos son espectaculares. Dios, nunca vi tantos osos ni mejor vino en mucho tiempo. Por no hablar de ellas, las carpetovetonicass.

  17. Mire Procu. Este lo traigo de tuister_666:

    Siguiendo el ejemplo de ETA, Urdanga decide entregar la pasta:
    -1billete de 5€
    -4 monedas de 2€
    -9 de 1€
    2 pelusas
    Y 140 centimillos

  18. Más allá de la duda razonable, la señora despistada está donde está porque su marido es un sinvergüenza. Y ella otra alcahueta.

    Harta estoy de los borbotones. ¡Qué empiecen a rodar cabezas!

    (Y madre, Gengis, Gacho, solo hay una. Padres muchos sobre todo cuando se ponen interesantes porque la criatura sale guapa y con querencias para filosofía o mates)

  19. Definitivamente ; no hay que abortar ningún proyecto de vida. Y lo digo en serio.

    Por extrañas razones que no vienen al caso he cambiado el “chip”. Y estoy en contra del aborto. Mejor más ayudas sociales para una mujer/hombre embarazados. Y más facilidad de adopción.

  20. Lo digo en el FB y lo digo aquí, no te jode:

    Es absurdo que algunos monárquicos -pésimos monárquicos- reclamen al rey, pensando según ellos en la estabilidad de todos, un comportamiento intachable. Con ello, además de degradarlo a la condición humana de presidente de la república, no tienen en cuenta que la estabilidad que se espera de la monarquía, y que no puede ofrecer la institución presidencial, está, tiene que estar, al margen de que al monarca, pogamos como ejemplo imposible, le dé por robar. La gracia real es eso: una gracia. Antes la concedía Dios; ahora, la propaganda. En ambos casos lo que cuenta es nuestra capacidad infinita de perdón, como yo le perdono todo a una mujer con la sonrisa, la sencillez y el saber estar de doña Elena.

  21. Hago caso a Gacho cuando me dice que no se ha reído de mí, tal como me había parecido, de una forma despiadada, diabólica y estrepitosa, y me quedo pensando que comentarios míos, que considero inocuos por cualquier lado por el que se los mire, podrían parecerle a alguien ofensivos. Me gustaría que nadie los tomara de ese modo, porque no lo son, y si lo son es porque pensé erróneamente que alguien me había ofendido.

  22. Entonces Tareixa, que no te vea yo pegarle un zapatazo, o con el trapo de la cocina a una moscarda. Va cargada de huevos, todos proyectos de vida.
    Y no se puede obligar a una mujer a que para, porque en ese caso volverán todas las lamentables situaciones clandestinas con desangramientos e infecciones varias ya que si una mujer no quiere parir, por sus ovarios que no pare aunque tenga que meterse unas agujas de tricotar ella misma (y ahora llamadme demagoga)
    ———————-
    Gengis, creo que al fin voy a poder dormir de una forma despiadada, diabolica y estrepitosa; aunque solo sea ya una hora y media.
    Buenas noches.

  23. Mi estimada, querida y dulce gata, dos puntos:

    No mato a moscardas ni con susto, además comparto con ellas mi secuencia del 50% de adn ( y algo más, seguro). He decidido entretenerlas leyendo en alto poemas de Yeats traducidos por mi. Se van solas.

    La Mosca (Drosophila melanogaster)

    •Un animal multicelular de comportamiento complejo, de 4 milímetros (0,16 pulgadas) de largo.
    •Duración de vida: 3 a 4 meses. Una nueva generación cada 10 días.
    •Su genoma fue secuenciado en marzo del 2000.
    •165 millones de pares de bases de ADN
    •13.600 genes, de los cuales aproximadamente el 50% tienen equivalentes humanos.

    Digo que estoy a favor de la vida, en contra del aborto. No en contra de una ley justa que ampare a mujeres que desean abortar. Y ley evidentemente no tenemos. Peleo por las dos causas así sean contradictorias.

    Buenos días, corazones

  24. David Taguas ha muerto a causa de un infarto de miocardio a los 59 años. Fumador empedernido, claro. Aquí en Rumanía se permite fumar indoor. Aunque estoy en una reunión de médicos, a la hora del cafelito se han puesto a fumar. Observo como comen sin control y hay bastantes con un gran sobrepeso. No quiero imaginar la epidemia de enfermedad cardiovascular que padecen.

  25. Esta mañana he corrido por un sendero cercano al hotel pero que se interna en el bosque. Había un cartel que advertía “Danger wild animals”. Me he imaginado que se referían a los osos, estamos en plenos Carpatos, pero no he visto ninguno de cerca. Eso sí, he ido a toda pastilla y con la mosca detrás de la oreja.

  26. De la transcripción de las declaraciones de la infanta:

    María Chucena su choza techaba.
    Un techador que por allí pasaba
    dijo: ⎯ María Chucena,
    ¿techas tu choza o techas la ajena?
    ⎯ Ni techo mi choza
    ni techo la ajena,
    que techo la choza
    de María Chucena.

  27. A lo mejorrrr son vampirrros u hombrrres lobo.
    Yo llevaría una cabeza de ajo en el bolsilllo y un crucifijo al cuello, ..¿o eran balas de plata y agua bendita?
    Después enterese bien y nos cuenta la historia de Vlad El Empalador.

  28. Hablan los abogados (podría ser la acusación, tal vez es la defensa. A lo mejor es otra persona, alguien del público, qué se yo):

    «Cordoncito de oro traigo
    que se me viene quebrando,
    preguntando, preguntando
    cuántas hijas tiene el rey.
    Que tenga las que tuviere
    con ellas me mantendré,
    y de todas las que tenga
    escojo la más mujé.
    Esta escojo por esposa.
    Salga usté, cara de rosa.
    Si usté no ha comido nada.
    Comerá usté una ensalada,
    comerá usté una perdiz
    con su pico y su nariz
    y las patas coloradas.
    Salga usté, señá casada».

  29. «Carrión,
    trencilla y cordón,
    Cordón de Valencia.
    ¿Dónde vas, amor mío,
    sin mi licencia?
    Carrión,
    trencilla y cordón,
    cordón de la Italia.
    ¿Dónde vas, amor mío,
    sin que yo vaya?»

  30. Menos mal que te quiero Fijona mía. Porque de verdad menudo sufrimiento leerte hoy. Pareces la típica repipi de colegio de Las Esclavas de la Purísima en el festival de las flores “qué ya llegó la primavera”.

    Y así. Señor, señor…

  31. Sigo preocuposa por el marqués. A lo mejor le muerde algo y se nos hace inmortal y nos cuenta aquello de he cruzado óceanos…

    Voy presta a poner un cirio a San Expedito – Patrono de las causas urgentes-

  32. Yi ni si ripipi, Tirixii.
    Es mi libro de Cantos populares españoles de Rodríguez Marín, que he cogido por ver si sabía santificar el sábado, por pelear, buscar, encontrar y no rendirme.
    «Pin, zoropín, la ceca, la meca, la tuturubeca».

  33. La Drosophyla melanogaster es la mosca de la fruta. Punto.
    Las moscardas son esos bicharracos del tamaño de un gato, que cuando entran a una casa, le hacen el centrifugado a la lavadora cuando pasan por su lado.
    Y cuando las esclafas, con los huevos que le salen de las tripas te puedes hacer un jardin japonés.

  34. Pirata, sin la menor duda, su traducción es mejor que la que yo colgué como de aquí a Ítaca.

    Me hace reafirmarme en algo que ya dije (o debería haber dicho): en esta vida no hay nada comparable a la poesía.

  35. Y si no que me lo digan a mí, que me se sale toa por los deos.
    (Hoy era un buen día para morir)
    (Justo antes de haber dicho en voz alta en mi primer día de clase en la que nadie me conocía…)

  36. Hace dos días vi el ocaso junto a una laguna llena de cocodrilos y tortugas. Por el patio correteaban patos, gallos, gallinas y guajolotes. La verdura abrumaba con sus especies desconocidas para mí. Se cruzó en la conversación un rancho en Guanajuato. Órale. Regresé a casa flotando.

    Ayer pasé horas viendo caer el sol y los pelícanos en picado sobre el Pacífico. También regresé flotando,esta vez por los tequilas.

    Qué gusto da trabajar en estas condiciones, ojetes.

  37. Маркиз, espero que visite Sibiu (o tal vez ya esté allí). Lugar geográfico donde tan bien follé (más exactamente, a mí), totally satisfied. También bonitos el casco viejo y los campos, sobre todo bajo la nieve y en primavera.

  38. Ahora mismo corto yo estos ardores.

    Basta con que les cuente la discusión que he tenido, hoy también, con mi barbero, que piensa que, por serlo sabe de todo. Esta vez se ha empeñado en explicarme el principio de identidad, que ha formulado del siguiente modo: A = A.

    – Pues a mí me da -le he contestado sin pelos en la lengua- que esa fórmula no sirve.

    – Ya me dirá usted por qué -va y me dice.

    Y yo le dije, digo:

    – ¿Que por qué? Pues porque presupone el principio de identidad, ¿por qué va a ser si no?.

    – A ver, enterado, ¿me va a decir usted que es mentira que A = A?

    – Que yo no digo eso -me mosqueo-, que lo que yo digo es que esa identidad se basa en el principio de identidad, por lo que no puede identificarse con él.

    – ¿Que esa identidad no se identifica con el principio de identidad?

    – Positivo. A ver si nos enteramos de que lo mismo pasará cada vez que pongamos A = A.

    – Pues diga usted, tío listo, qué hay que poner para formular el principio de los cojones.

    “Hasta aquí hemos llegado” me digo, y remato:

    – No hay que poner nada, chulo mierda; que para eso es un principio.

  39. Joder Gengis, no entiendo que decida llevarse mal con el barbero, aunque sólo sea por prudencia. El mío es uno de los tipos más sabios que conozco, aparte de conocer Cataluña mejor que Pujol. Nunca consigo explicarle un hallazgo que no me amplíe extensamente.
    Gómez y la poesía, ejem: suscribo lo que ha dicho, esta mañana evocaba el artículo de Félix de Azúa y sus afirmaciones sobre la ausencia de Arte en las últimas décadas: la poesía no cabe en ese diagnóstico.

  40. Diálogos no leo.
    Estoy hasta el bolo de leer los diálogos.
    Nomas no dudo que lo que no leí es lo mejor.

    спокойной ночи

  41. Buen escritor, Landero (aunque no Conrad).
    Cuando se atascaba en la novela, se ponía a llorar en las clases.
    Cuando me lo contaron, no lo entendí. Pero después, sí.

  42. He visto «Carmen». Me ha gustado la tira. La música ya me la sabía, a mí lo que me ha gustado es la puesta en escena. Es la primera vez en mi vida que digo «me ha gustado la puesta en escena», creo que es porque es la primera vez que asisto a una puesta en escena, me parece una expresión francamente pija pero ahora mismo no hallo sustituto. Quedo muy reconocida a Calixto Bieito por sus capacidades, la hace verdaderamente gozosa. Tres de los cantantes de hoy eran los suplentes pero todos tenían muy bonitas voces. En cuanto al resto de sus cuerpos y en relación con la investigación que desarrolla este blog, quiero aportar datos: Carmen, una XL; José, XXXL, con muchos arreglos en los dobladillos de pantalones y mangas (recoger).
    Nota: A una de estas, Carmen va y se quita las bragas. El guión lo justificaba, sí, pero me ha sobresaltado un poco. Yo no pensaba que en las óperas las mujeres se quitan las bragas. (Y siguen cantando).

  43. Маркиз, ¿ha estado ya en Sibiu o qué?
    Contésteme, por favor, en rumano (y si no
    entonces en paquistaní).

    Buenos días.

  44. Recuerdo del 23-F.
    España firmó en julio de 1998 el Estatuto de Roma, con el que se puso en marcha el mecanismo para establecer una Corte Penal Internacional.
    El artículo 56 de la Constitución española, garantiza que «la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad». Esa inviolabilidad del Rey colisiona con el artículo 27 del Estatuto de Roma: «El cargo oficial de una persona, sea jefe de Estado o de Gobierno, […] en ningún caso le eximirá de responsabilidad penal». Se estipula asimismo que «las inmunidades y las normas de procedimiento especiales que conlleve el cargo oficial de una persona» no serán un obstáculo para el ejercicio de la Corte.
    Y aquí, la inviolabilidad e inmunidad del monarca son absolutas.

    Aquí, por otros motivos irrespirable.

  45. 23 de feb de 2014 14:35
    Sr. Verle 23 de feb de 2014 14:23

    […]
    Y aquí, la inviolabilidad e inmunidad del monarca son absolutas.

    Sr. Verle, a mí me parece bien que no podamos violar al monarca.

    Pero pegarle la gripe sí, ¿no?

  46. Transilvania significa algo así como “mas alla del bosque” pero los alemanes lo llaman curiosamente “la tierra de las 7 ciudadelas”. Una es Borsov, donde he estado, otra es Sibiu y otra muy conocida es Siguisoara, donde vivió en una época Vlad Dracul (hijo del demonio)

  47. Perroantuan 23 de feb de 2014 18:24
    23 de feb de 2014 14:35
    Sr. Verle 23 de feb de 2014 14:23
    […]
    Y aquí, la inviolabilidad e inmunidad del monarca son absolutas.
    Sr. Verle, a mí me parece bien que no podamos violar al monarca.
    Pero pegarle la gripe sí, ¿no?

    Sí, claro. Y luego después le llevamos al barbero. Que nos conocemos, Robesperro. Jacopino, más que jacopino.

  48. A mí me da que hay amor en el aire. Es un parecer mío.

    (y ella le llama jacopino, qué bonito) Me encanta, me encanta estos rollitos virtuales. Ya la noto muy contenta últimamente,sí.

  49. Yo acabo de descubrir a los hombres ardilla, qué tiernos. Tenía razón Brema cuando nos recomendaba a mí y a Gacho no salir del zoo.

    ¡Qué fauna por explorar! Eso sí, se me antoja el osito hormiguero. Y no pregunten el por qué

  50. Todo sierto, Samantha. Últimamente estoy tan contenta que no sé si tirarme a la vía para selebrarlo. La veo igual de bien dotada para la adivinasión que para la ortografía. No me pregunte el porqué, no me pregunte por qué.

  51. Exigencias del guión:

    Cuántas veces oiríamos a aquellas señoritas de profesión su destape alegar que sólo daban su consentimiento cuando el guión lo exigía, ignorando que una cosa es que un guión salga ganando si se le añade la exhibición de partes del cuerpo femenino sexualmente relevantes, y otra, que se les exija a ellas, porque lo dice el guión, que exhiban algunas de sus partes más alabadas por público y crítica. Su delicioso decoro, con el más pícaro de los atolondramientos, les aconsejaba aclarar que en ese caso no se habían desnudado porque sí, por gusto, sino porque (se) lo exigía el guión.

  52. Naturalmente, desde que las actrices españolas tienen estudios, se saben de pe a pa la teoría de la liberación y han leído que la suya es una profesión de gentes libres, nómadas al margen de las cortapisas de la moral pequeñoburguesa, no tienen ninguna necesidad de justificar la plena exhibición actoral de su cuerpo.

  53. En el operismo al que asistí ayer salió también un danzante desnudo por completamente de su cuerpo, haciendo como que toreaba. No sé si tenía estudios. Él no dijo ni tus, no dijo ni mus, no dijo esta boca es mía y tampoco nadie preguntó, aunque yo creo que no estaba completamente justificado. Eso sí, fue muy bonito.

  54. Me acabo de enamorar del corresponsal en Kiev de el telediario de la primera, no me dio tiempo a saber como se llama tan arrebatada estaba. Es tan Doménikos Theotokópoulos…. Parece un hidalgo español del siglo de oro.

  55. Procuración, yo señalo el anillo porque, lo confieso, mi marcada educación judeo-cristiana-gatuna es lo primero que me hace buscar cuando estoy ante un chulazo: el orden.
    ————-
    De nada, wikinena. (Todavía quedan muchos premios por descubrir, ¡sigue rascando!)

  56. Tareixa, mi comentario tenía que ver con el que hizo ayer Procu sobre una ópera. En él hablaba de las exigencias de algunos guiones, un asunto que me recordó otros tiempos.

  57. Desnudarse lo que se dice desnudarse, ni entonces ni ahora; entonces rara vez se quitaban las bragas; ahora dan la impresión de llevar gafas, que tapan mucho más.

  58. A Putin se la han metido doblada (aprovechando los JJOOII). Eso está claro. Luego están los ‘pardos’, con armas,… virificando la revolusión, doña Procu. No me fío ná: éstos, o sus genes, ya mandaron (me acuerdo de lo que novelan Grosmann, Littell y otros).

  59. Sólo cuando me calo la boina, como ahora, me atrevo a confesarme que no me veo capaz -por falta de lecturas, ya lo sé- de imaginarme a mi padre con los huevos danzando por un escenario.

  60. Nunca se fíe de un ucraniano, Bolaño. Un pueblo poseído por el demonio del nacionalismo. Recuerde, antes de Grosmann, “La guardia blanca” y al guapísimo, pero artero, Simon Petlyura.

  61. Tampoco a mi madre despatarrada, aunque sea en una tragedia etrusca y lo haya aprendido en el Actors Studio. Todo eso -ahora ya hasta las cejas- son cosas de sinvergüenzas.

  62. Brema, si el consejo de redacción admite una miniserie sobre los indios de las praderas, yo le cubro dos días.

    Ya, que la señorita Bellpuig dirá que éste es un fanzine satírico y no una revista antropológica. Ja, le respondo. Y además, si respetamos la costumbre de nuestros antepasados y los dictados del hombre-medicina -nunca comentarás las entradas de otros- ¿qué más dará?

  63. Pi, la Bellpuig es la que manda aquí. En la sombra, pero manda. Haré lo posible por torcer su previsible voto negativo. Nadie se niega a una cena con velas, aunque sea en el McDonald’s. Confía en mí y envíanos cosicas.

  64. Recuerdo las peroratas libertinas de Fernando Fernán Gomez celebrando -para espanto de los burgueses y de la chiquillería- la vida ambulante, amontonada y pecaminosa de los cómicos, él a la cabeza; aunque ya tenía buen cuidado de decir esas cosas muy a lo profesoral. Por mis muertos, que citaba a Bajtin.

    Ya me cansa el deber de admitir como lo más normal algo que mi educación en las parameras castellanas me lo impide, como debe de ocurrirles a tantísimos que tuvieron que pasar en asuntos de moral del arado romano a la cosechadora. Sería útil que los que sufrimos esa aculturación tan brutal mostráramos nuestras vacilaciones, que seguro que tienen valor antropológico, y que son las que -dicho de pasada- me permiten, igual que me puse la boina, quitármela.

Los comentarios están cerrados.