Mirando por el retrovisor. 1. Seat 600

 

Por JrG

SEAT 600

Después de una década larga de mirar coches y motos por el balcón de casa, de montar en coches prestados por Popi, el hermano de Charly, y de hacer algún pinito con el Simca de mi hermano o el 131 paterno, me llegó el turno de tener coche propio.
Mi madre ahorró de su asignación familiar para comprarle el seiscientos a las hermanas de los ultramarinos de abajo, las Araquistain.
Una de ellas era soltera y la otra viuda, y su marido tuvo un flamante Mercedes Adenauer de color negro, usando durante más de 12 años el seiscientos marrón caca que ahora era mío.
En esa época era un descerebrado. Ahora también, pero más viejo. Pero había conocido a la que luego sería la madre de mis hijos y mi madre tenía muchas esperanzas puestas en ello.
Eso creo que la motivó a hacer aquel enorme esfuerzo económico (ella no era muy buena administradora, pero es que mi padre era rácano en ese sentido y muy mirado para algunas cosas, aunque en otras fuera generoso a manos llenas.)
El seiscientos gastaba tanta agua como gasolina, pero le puse un equipamiento a la altura. Una nevera portátil, una manta y unos vasos. La nevera siempre con hielo y cervezas y coca colas. También dos sillas de esas plegables de aluminio y un casete de los grandotes de la época. Y también un bidón grande de agua, cinta aislante, destornillador y alicates.
Con eso ya salíamos de cualquier apuro y montábamos un saloncito en cualquier punto que nos gustara, con vistas al mar o la montaña.
Un día me encontré con un primo mío y le llevé a dar una vuelta.
Éramos aficionados a las carreras, él y yo, así que me dirigí a la subida a Guadalupe.
Quería demostrarle que todavía tenía caballos aquel calderito.
En la primera curva a la izquierda seria, flanqueada de plataneros, entré haciéndole un interior a un hombre que circulaba a la velocidad adecuada.
Justo en el vértice, y dada la especial configuración de todo atrás y tracción trasera del 600, se puso sobrevirado del todo y paré con el lado izquierdo en un arce de los gordos.
Ahora la puerta se cerraría con cuerdas y la ventanilla sería automática. Arriba o abajo sujeta por una cuña de madera.
Se convirtió en coche de verano y había que tener cuidado al frenar ya que las puertas suicidas se abrían cuando frenabas fuerte.
Murió subiendo a Peñas de Aya de calentón, pues olvidé ponerle más agua, y la culata se alabeó tanto que se podían ver los pistones.
El coche de la imagen es el Fiat Abarth, una bomba italiana a la que aspiraban los quemados con un 600, pero que era tan inaccesible como un Ferrari en España.
Circulaban muchas versiones patrias, con sus llantas Targa, incluso alguno con Gotti, volante Nardi y unos suplementos en el capot trasero para que fuera medio abierto y mejorara la refrigeración ya de por sí deficiente.
A mí lo que más me llamaba la atención y me parecía el tope de lo racing, era ponerle una varillita para unir los dos limpiaparabrisas para que marcharan más fuerte y al unísono.
Otro de los gadgets eran unos suplementos de plástico largos para hacer más cómodos los interruptores interiores de la época.
Alguno de los agujeros que producía el óxido en el silencioso, le proporcionaba un sonido rácing que no aumentaba la potencia pero te hacía imaginar el poder de 100 caballos.
Era lo más próximo a un Porsche por geometría. Motor colgando del vano trasero por detrás del eje trasero.
Escuelas de conducción y principio de una alocada carrera personal que no siempre acabó bien.

Categorías:

115 comentarios en “Mirando por el retrovisor. 1. Seat 600

  1. En peticiones del oyente, ahora quiero que don Mórtimer nos haga una de sus alocadas biografías con las hermanas Araquistain.

    Un primo mío está arreglando el Oldsmobile de mi abuelo. Jugábamos en él y en un Opel que tuvo de pequeños, que estuvieron en el garaje de mi tía mucho tiempo. Luego, por rollos de herencia, estuvieron muchos años oxidándose en una leira, hasta que mi primo los rescató. El Opel tuvo que tirarse de lo destruido que estaba.

    Mi primo consiguió arrancarlo el verano pasado, va comprando piezas poco a poco por internet y haciendo él mismo otras, que tiene una fundición.

    También ha seguido la pista del coche y resulta que fue del cónsul británico en Madrid durante la Guerra Civil. Luego, antes de comprarlo mi abuelo o quizá ya en poder de él, le hicieron unos compartimentos ocultos bajo los asientos para pasar mercancía de estraperlo de Portugal a España en los primeros años de la posguerra, quizá piezas para la fundición.

    Este verano volveré a ver qué tal va el viejo Oldsmobile. Gracias por recordármelo con su texto, don JrG.

  2. Yo creo que lo del casoplón de Pablo Iglesias e Irene Montero forma parte de su estrategia de escalada al poder, pero no, como se está diciendo, en términos pequeñoburgueses. Esta peña es tan necia que no me sorprendería si estuvieran forzando la situación para no poder pagar la hipoteca y venderse, entonces sí, como los verdaderos abanderados de la PAH. A ver si así consiguen hablar de algo con conocimiento de causa.

  3. Buenos días a todos:
    Me ha encantado la entrada de hoy, tanto el texto como la ilustración, ambos de JrG.
    Me han recordado mi lejana juventud. Que como mi padre se había muerto hacía tiempo, mi madre estaba enferma y pasaba largas temporadas hospitalizada, y mi abuela se quedaba en San Sebastián mientras nosotros pasábamos el curso académico en Madrid, y hacía falta alguien ¿ de confianza? que tuviera coche y lo condujera, mi abuela me compró un 600. Azul celeste. De los primeros. Y me enseñó a conducirlo. Cuando me fui a examinar, en San Sebastián, el que daba los carnets me preguntó si yo era nieta de Marichu, y cuando le dije que sí, me aprobó directamente, que, por lo visto, mi abuela tenía el primer carnet de conducir expedido en S.S. a una mujer, y ella era garantía suficiente.
    Me dieron mi flamante carnet el día en que cumplía 18 años.
    Y, al principio, no me fíaba de mí misma para aparcar, a no ser que hubiera un espacio enorme, y el primer viaje a Madrid, yo fui en tren, y el 600 en un camión de transporte …
    Pero enseguida aprendí. Y llevaba siempre una correa de ventilador, y un manguito para el agua , que el coche se recalentaba, y esas eran las dos cosas que fallaban de vez en cuando. Y los sabía cambiar. Y la junta de la tapa del Delco también. Y las bujías.

    Pero en aquella época, hubo una campaña de los camioneros, para cambiar su imagen y que en vez de miedo se les tuviera simpatía , y te ponían el intermitente a la derecha cuando era buen momento para que les pasaras, o los dos al tiempo, cuando a pesar de ser raya discontínua, había peligro …
    El caso es que cuando viajaba de Madrid a San Sebastián, llevando a mi hermana, y se me fastidiaba la correa del ventilador, ( solía ocurrir por Aranda o así, cuando respirabas, que habías superado Somosierra ), paraba a la derecha, sacaba mis herramientas, y siempre siempre, se paraba el primer camión, y decía ” chicas guapas, esto no es para vosotras , demasiado que vais con repuestos ” , y lo hacían todo ellos. Y no aceptaban ni media propina ni nada.
    ¡ Aquellos eran tiempos !

  4. JrG, tienes una memoria muy bonita y abundante de detalles. No me importan los coches más que por el interés, pero me gustan mucho los que pintas.
    Araquistáin era Martín, el marido de Juanita, los abuelos de José Ignacio. El padre de José Ignacio tenía un… isocarro. Os he dejado muertos, a que sí.

  5. Con el 600 de mi abuela tomaba las curvas de 90 grados de la Facultad en dos ruedas. Esto me hizo muy popular hasta que un día que íbamos cuatro en el coche quedó patas arriba como una cucaracha. El choteo fue descomunal entre mis colegas, sobre todo porque una de las que iba dentro del coche era la que me gustaba. Cierto que andando el tiempo me casé con ella, pero aquel día casi la pifio para siempre.

  6. Buenos días.
    Viejecita, que bién le tenía cogida la mano a su 600.
    Satur, el ocho y medio es algo posterior, y era un poco más grande. La versión coupé era la “guapa” (tiene su capítulo ya).
    Me alegra que esta entradilla y la ilustración les traigan buenos recuerdos.
    Cuando los pinto, y creanme que lo hago mucho más rápido que el texto, estoy con sonrisa en la boca, y como soy perezoso escribo poquito.
    Procu gracias.
    La historia de las Araquistaín, podría parecerse a lo que apuntas, pero nada coincide.
    Sabino Araquistain era el marido de Teresa. Panadero y propietario, junto a la familia, de las panaderías y pastelerías JAI.
    Vespacar era la marca que comercializaba motocarros con motor Vespa. (también tiene ya su capítulo) pero había muchas marcas más en España.
    Señor Got, tiene razón, es lo que tenemos los materialistas.

  7. Íñigo Errejón: no tiene ni préstamos ni bienes inmuebles. Y además lo dejó con Pitita Maestre. Y sobre su cabeza vuela y revuela un piolet.

    Macho, un consejo: con esa pinta que tienes de Jordi «El niño polla» con gafas, te enrollas con la ex del Sr. Iglesias, de la que siempre me he declarado fan carnal, y explotáis el negocio audiovisual de vuestras intervertebraciones anatómicas. En dos años, casoplón en Los Ángeles. Hasme caso. Oye: y yo pongo pasta y presencia para iniciar el negocio.

  8. Sí, jrG, es muy parecido a ese. Le he preguntado a mi hermano el modelo, que yo no controlo mucho de coches.

    Mi padre tuvo tres coches, el Renault 8 en el que nos íbamos toda la familia amontonada de Madrid a Galicia los veranos, en aquellos viajes nocturnos de ocho horas llenas de curvas, un SEAT 131 Supermirafiori y un SEAT Toledo GT, que corría que se las pelaba.

  9. Nunca he entendido del todo eso de tener un hogar. Vale, es el sitio donde duermes y estás a cubierto, pero, al margen de eso, el concepto hogar no tenía para mí demasiado sentido. Supongo que me he pasado media vida huyendo. De mí o de los desastres que yo mismo he provocado, por norma general. Pero hace nueve meses dejé de huir. Me instalé en Madrid. Encontré un hogar. Y descubrí en qué consiste tenerlo.

  10. Qué bueno, jrG. Y la ilustracion. Me ha hecho recordar mi primer coche. Un Panda 35 de segunda mano de un bonito color rojo desteñido. Un viernes a las 4 de la mañana después de toda una noche con la luz de la reserva encendida, todos los que íbamos dentro, seis o así, conseguimos juntar once pesetas y paramos a repostar, bebidos como piojos, en la gasolinera de Alberto Aguilera. Se montó un conticinio con el mal encarado del turno de noche de muchos octanos.

  11. CAPITALISMO PODEMITA
    Tras ver varias páginas de la dacha de los Iglesias Montero, Amazón me está bombardeando con anuncios de mingitorios chic para exteriores. Ya he comprado cuatro.

    ¡¡HIGOS DE FRUTA!!

  12. Josénez viernes, 18/05/2018 a las 08:20
    Luego, por rollos de herencia, estuvieron muchos años oxidándose en una leira, hasta que mi primo los rescató. El Opel tuvo que tirarse de lo destruido que estaba.

    Me lo imagino, pero ¿qué es una leira?

  13. Una leira es una finca, un terreno de labranza. Estaban tapados con unas tablas y restos de uralita al fondo de la finca contra el muro de piedra, como en los programas de teuve esos yanquis cuando se van los buscadores de coches a Oclajoma a la casa de un tipo que tiene ochocientos picús Ford del año de la polca en su terreno, llenos de mierda y gallinas. Le compran un par de ellos por cuatro perras y luego los venden en una convención de señores con sombreros de vaquero por veintemil dólares.

    Qué palabra más bonita es minifundio.

  14. ESPAÑA VA BIEN
    Vivimos en un puto país donde hay libertad, se puede ir a los toros y discutir a grito pelado. Yo lo hice ayer con unas putas y unos ejecutivos pringaos de Audi. Se puede ser un macarra y un hortera e ir a toda hostia por la carretera. Viniendo al Zulo unos pijos iban con un BMW 4.0 y me han adelantado, les he pegao una pasada a 240 que se les ha encendido el pelo. Al marqués nadie le hace de menos. En España todavía se puede ser Quijote y dar lecciones a un vizcaino.
    Este es nuestro paraíso, donde es posible que Oblak y Griezman se queden en el Atleti para poder ir a cenar al Asador Donostiarra, o que Courtais y Neymar fichen por el Madrid por lo mismo.
    Los que hemos viajado lo tenemos claro

  15. jrG viernes, 18/05/2018 a las 11:08
    La historia de las Araquistaín, podría parecerse a lo que apuntas, pero nada coincide.
    Sabino Araquistain era el marido de Teresa. Panadero y propietario, junto a la familia, de las panaderías y pastelerías JAI.

    MARTÍN ARAQUISTÁIN

    Se sentaba a la puerta de casa, la suya era la que estaba más cerca de la nuestra. Martín, gordo y apacible, pantalones de mahón, pelo blanco y boina negra. Hasta aquí lo poco que del recuerdo es mío. Lo que cuentan ellas es que a mi hermana, una niña tranquila, Martín le saludaba siempre con un «Mirenchu, ¿galbana?». Luego nací yo, mi hermana había heredado toda la calma interior, qué me quedaba. Echarme al camino como una escopeta —con la cabeza siempre muy por delante de los pies, decía madre—, en cuanto abrían la puerta de casa, para correr adonde Martín por galletas: «¡Martín, Martín, galletas!». Casi mis primeras palabras, mis primeros pasos sobre la tierra. Tengo las rodillas cosidas de recuerdos, por el amor de Martín y por el gran peso del cabesa.

  16. jrG viernes, 18/05/2018 a las 11:08

    Cuando los pinto, y creanme que lo hago mucho más rápido que el texto, estoy con sonrisa en la boca, y como soy perezoso escribo poquito.

    Esta serie «Mirando por el retrovisor» es de una delicadeza y detallismo completamente incongruente con el objeto coches y amotos. Me desconcierta.

  17. Le estoy echando un vistazo al número de 2015 de la revista Analecta Sacra Tarraconensia y viene la transcripción de las cartas durante el periodo 1936-1939 entre los cardenales Francisco Vidal y Barraquer, Giuseppe Pizzardo, Pacelli -posterior Pío XII- y Montini -más tarde Pablo VI- recopiladas por Vicente Cárcel Ortí. Son unas 750 páginas, prácticamente todo el número, y la verdad es que tiene pintaza. Me lo llevaba a casa.

    Es sorprendente que se publiquen todavía todas estas revistas tan alucinantes.

  18. Josénez viernes, 18/05/2018 a las 15:48
    Le estoy echando un vistazo al número de 2015 de la revista Analecta Sacra Tarraconensia y viene la transcripción de las cartas durante el periodo 1936-1939 entre los cardenales Francisco Vidal y Barraquer, Giuseppe Pizzardo, Pacelli -posterior Pío XII- y Montini -más tarde Pablo VI- recopiladas por Vicente Cárcel Ortí. Son unas 750 páginas, prácticamente todo el número, y la verdad es que tiene pintaza. Me lo llevaba a casa.

    Me ha hecho muchísima gracia, pero sé que lo dices en serio: Josénez, mis respetos.

  19. Me acabo de dar cuenta de que El Libro : ” Mirando por el retrovisor” que anuncia JrG en su tumbler, va a ir saliendo aquí, por capítulos.
    ¡ Que Gozada !
    Y vuelvo a pedir, por chorrocentésima vez, que Chop Suey organice suscripciones , entre todos los que los quisiéramos comprar, para que se publicase como álbumes, o como libros bien hechos, de los que tienen papel bueno, sin ácidos, hojas cosidas en cuadernillos, etc etc, con reproducciones y textos, en una editora buena, de las de verdad.
    Habría que garantizar un número mínimo de libros vendidos, para que a la casa editora le compensara. Tocaríamos a unos cuantos por barba. Más libros cuanto menos nos apuntásemos…
    Que si uno mismo imprime los textos y las ilustraciones en casa, no quedan igual de bien, y que encima los libros salen muchísimo más caros incluso que los de SKIRA. Y son mucho menos duraderos.
    ¡ Por Favor !

  20. Procuro fijarme
    viernes, 18/05/2018 a las 15:48

    No se desconcierte.
    Cójase unos autobuses y véngase a Cholet, que se lo cuento.
    Pan, queso y vino están asegurados, y la compañía de Anne.

  21. Martín Araquistain era así, tal como lo describe.
    Le solía ver desayunando o merendando en la cafetería de la calle República Argentina.
    Sabino era un hombre suave, de mirada dulce y trabajador incansable.
    Lo recuerdo siempre portando cunachos de pan en la furgoneta.
    Parece que si no recuerdas tus escenas, es como si no hubieran pasado. Como que tu tiempo se hubiera perdido.
    También toca el vivir de hoy y el hacer planes para luego, pero mirar atrás es como leer novelas pero de uno mismo, recrearte en detalles de una atmósfera que ya sólo está en tu pensamiento, recrear imágenes sin soporte de papel, ni USB.

  22. jrG viernes, 18/05/2018 a las 17:18
    Procu, ha vivido o nacido en Irún??

    No, bonico: mi Martín es vizcaíno como el hierro que os encargo; corto en palabras, pero en obras largo.
    Tal vez venía de otra parte, ahora que me interesa todo eso tanto ya no tengo a quién preguntar.

  23. Juli0
    viernes, 18/05/2018 a las 17:18

    Juli0, ese seiscientos es de las versiones más modernas, sin las puertas suicidas, y además tuneado con volante de cuero y ese par de señores.

  24. JrG, lo de la vizcaína, ¿lo dices por La Vizcaya?

    La Vizcaya fue creada en 1882 por otro grupo de industriales, comerciantes y el minero Pedro P. de Gandarias y Navea que constituyeron la Sociedad Anónima de Metalurgia y Construcciones La Vizcaya con un capital parecido al de Altos Hornos de Bilbao e instalando sus talleres en las marismas de Sestao,229 terrenos cercanos a Portugalete. En 1888 reorientó su negocio hacia el producto elaborado, introduciendo tecnología belga de la casa Cockerill, con convertidores Robert y hornos Siemens.

  25. Procuro fijarme
    viernes, 18/05/2018 a las 17:55

    Me refería a la daga Vizcaina, pero su aportación me rememora momentos con los hierros, y los aceros, y recuerda minas y humos, laminadoras y fábricas.

  26. Esto de Millo:

    Sí ha querido adelantar que su intención es poder asistir a ese acto solemne de toma de posesión, ya que «será la prueba palpable y la constatación de que habremos restaurado definitivamente la normalidad institucional en Cataluña».
    Pero al mismo tiempo ha advertido de que, a diferencia de anteriores actos de toma de posesión en los que el gobierno catalán ocultó símbolos constitucionales como la imagen del Rey, en esta ocasión, «hasta que se constituya un nuevo Govern, las decisiones las tomará el Gobierno español».

    «Cuando llegue el momento de la toma de posesión, la logística, el formato, el protocolo y la simbología constitucional y estatutaria será la que corresponde y la organizará el Gobierno. Es así y no hay ninguna duda. Los símbolos institucionales y constitucionales estarán garantizados, evidentemente», ha concluido.

    Al final va a tener razón el Muy Honorable racista : los españoles no tenemos vergüenza. Y me temo que también Adapts acierta: C’s será más de lo mismo.

    Esto de Arcadi.

    http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/elmundopordentro/2018/05/18/rivera-no-toma-posesion.html

  27. Procuro fijarme viernes, 18/05/2018 a las 17:5

    Del enlace de Proc, este dato curioso (e interesante):
    “El espíritu innovador de los Ybarra les llevó a montar en una fecha tan temprana como 1857 un convertidor Bessemer en su pequeña fábrica de Guriezo (Cantabria), proyecto que abandonaron ya que ellos esperaban obtener con el convertidor hierro dulce, no acero”.

  28. Los que pedís mano dura a Mariano sois unos ingenuos, en la política de altos vuelos no se funciona así. Algunos olvidan que si Montoro le da a una tecla de su ordenador en Cataluña dejan de cobrar todos los funcionarios, eso significa el colapso absoluto. Olvidaros ya de la División Acorazada y otros gestos de autoridad, el verdadero poder es silencioso. Los ricos no sacan el Ferrari a la luz del día.

  29. Lolo Sainz, Emiliano, Sevillano, Burgess y Clifford Luyck.
    Luca Doncic, Llull, Rudi, Ayón y Felipe Reyes.
    Rusia es culpable. Raimundo Saporta. El pabellón de Vista Alegre.
    Doy gracias a Dios por haber nacido en Madrid y ser del Madrí.

  30. Hombre, pues sí. Pedirle ciertas cosas a Rajoy es de una ingenuidad tremenda. Conformémonos con lo que está en nuestras manos. Echemos a estos inútiles: Zoido, Montserrat al cuadrado, Catalá, Millo, Dastis, la señora “Todos los escenarios están previstos”. Pongamos a otros incompetentes.

    ***

    A propósito de la leira de Josénez (me hizo sonreír). Leo en El Correo que Aitor Esteban no tiene tractor. Declara dos viviendas, una parcela de monte, y, UN CORRAL.

    Chino, la familia de este iba al Sardinero a hacer apuestas a los gallos. Fijo.

  31. ¿Qué vendrá ahora?
    Un crossover para llegar AL CAMPO o a la estación de Renfe La Navata. (Si lo sabré yo, o el mismo Adapts -ánimo).

  32. me han pasado esta lista de “las mejores películas del siglo xxi” que deben haber hecho en alguna revista. no sé si la lista está ordenada o el orden es aleatorio. hay algunas que no he visto

    Lost in translation
    Master and commander
    Mulholland drive
    La gran belleza
    La invención de Hugo
    No es país para viejos
    The Martian
    La entrega
    La niebla
    Sicario
    Magical girl
    Open range
    Lejos del cielo
    El caballero oscuro
    El reino de los cielos
    La vida de los otros
    La noche más oscura
    Million dollar baby

  33. Buenos días a todos.
    Antes de irme a mi cerro de plancha:

    marquesdecubaslibres
    viernes, 18/05/2018 a las 21:02
    Los ricos no sacan el Ferrari a la luz del día.

    No sé de quienes serán los Ferraris y los Porshes superferolíticos que se ven por Madrid ( en el parking para residentes de Serrano, hay unos cuantos, y no se esconden ), pero si los dueños no son ricos, ya me gustaría a mí saber como se las arreglan para poder mantener esa clase de coche, y el modo de vida acorde, que un coche de esos cuesta tanto como una conejerita con jardín y plaza de aparcamiento en cantidad de barrios … Y sí que ocurría en Guipuchilandia hace pocos años. Que yo conocía a unos cuantos ricos de esos, ( que luego se fueron huyendo de allí ), que circulaban en Toyotas pequeñitos, pero tenían sus cochazos escondidos, y sólo los usaban cuando viajaban fuera de Vascongadas ).

    – No coincido más que en un par de títulos con la lista de las mejores películas de estos últimos 17 años que ha encontrado Castrofortino en alguna revista. Una lista “progre, cursi, con pretensiones, y sin ningún sentido del humor ” ( y eso que ya saben ustedes, que el sentido del humor no es mi fuerte ).

    No sé si esto acabará saliendo o no. Que, en cuanto escribo más de tres líneas, me manda recargar la página, y aunque le dé a Copiar, no me copia el texto, y me sale mi comentario anterior repetido, o así.
    Ayer me pasó tres veces.
    Se ve que me está diciendo con mucha educación que no inunde…
    Por si las flais, pido mil veces perdón.
    Ya siento

  34. Buenos días.
    Me quedo con tres de los títulos, y el primero es por no ser muy exigente, y los dos siguientes no pasarán a los anales del cine, desde luego.
    Menuda castaña.
    Y hacer una lista con sólo 18 años del siglo es mucho adelantar. Demasiado.

    En lo de los Ferraris estoy de acuerdo. La ostentación es para los mediocres. Como la ostentación de fuerza sediciosa.
    No es país para viejos. Es país para “enanos” (será la siguiente película histórica del siglo XXI.

  35. Un inciso , y me vuelvo a mi plancha, no se preocupen:

    En plan de atesorar coches como coleccionista, no para conducirlos e ir atronando por las autopistas, sino para admirarlos, sacarles brillo, cantarles canciones, y esas cosas, a mí me parecen mucho más propios los coches ingleses, los Rolls, los Jaguar, los Bentley, ( especialmente los modelos antiguos, aunque hay algún modelo actual de Bentley que me sigue epustuflando ).
    Que, de los Ferrari, lo mejor no es ni el confort, ni el lujo, ni la belleza interior, sino el ¡ RAAAAAAAAHH ! . Y para eso hay que conducirlo en una pista donde se pueda correr de verdad.

  36. Ayer al echar gasofla de 98 en la MV (el Ferrari de los moteros) observé que un tornillo de la cúpula estaba suelto, lo guardé en un bolsillo y continué. Al llegar al Zulo pude constatar que los 10 tornillos allen de la cúpula se habían aflojado sin duda a consecuencia de las vibraciones.
    Apretar tornillos, ese secreto placer.

  37. No soy yo muy de Ferrari. Los actuales (desde el F-40) ya no me gustan nada. De hecho, me parecen bastante horteras, como los Lamborghinis.
    Ya no me parecen atractivos los coches.
    Si me tuviera que decantar por un Gran Turismo, sería un Bentley de los 50. Por un deportivo un Lotus Elite y por algo alocado un Morgan 3 ruedas.
    Esa sería mi escudería.

  38. Que los ferrari me gusten o no, es de cualquier forma indiferente, ya que tampoco me los podría comprar.
    Pero que vamos, que puestos a elegir…

  39. Lo que sí puedo es elegir un presidente y su gobierno para España.
    Veamos qué nos pueden ofrecer con la plataforma esta de Rivera.

  40. Me importa un pimiento (choricero) si Rivera y Ciudadanos van a ser más de lo mismo. Nosotros mismos somos más de lo mismo, o sea que menos lobos. Cualquier intento de regeneración, por muy precario que sea, es bienvenido.

  41. S. viernes, 18/05/2018 a las 19:53

    Al final va a tener razón el Muy Honorable racista : los españoles no tenemos vergüenza.

    La mitad de las veces no entiendo lo que quieres decir. A veces he pensado que es porque no manejo tus referencias, pero luego he llegado a la conclusión de que hay un momento que se queda siempre sin explicitar: te pasa una idea por la cabeza y su desarrollo, pero sólo llega al papel la conclusión. Resulta muy frustante intentar desandar un camino que no se ha realizado. De ahí los equívocos continuos.

  42. marquesdecubaslibres sábado, 19/05/2018 a las 00:46

    Emiliano, Sevillano, Sainz, Burgess y Luyck.
    Un quinteto mítico adolescente al que no puedes dejar de recordar con admiración.

  43. Hable con ella
    Año
    2002
    Benigno, un enfermero, y Marco, un escritor maduro, coinciden en un espectáculo de Pina Bausch, en el Cafe Müller. En el escenario, dos mujeres con los ojos cerrados y los brazos extendidos se mueven al compás de “The Fairy Queen” de Henry Purcell. La emoción de Marco es tal que rompe a llorar. A Benigno le gustaría decirle que a él también le emociona el espectáculo, pero no se atreve. Meses más tarde, los dos hombres vuelven a encontrarse en la clínica privada “El Bosque”, donde Benigno trabaja. Lydia, la novia de Marco, torera de profesión, ha sufrido una cogida y está en coma. Benigno cuida de otra mujer también en estado de coma: Alicia, una estudiante de ballet. El reencuentro entre Marco y Benigno es el comienzo de una intensa amistad. Dentro de la clínica, la vida de los cuatro personajes fluye en todas las direcciones, pasado, presente y futuro, arrastrando a los cuatro a un destino insospechado. (FILMAFFINIY)

  44. Perroantonio ( 10′ 12 )
    He estado viendo la lista esa de la BBC, y algunas me han parecido bien, como Hable con ella, The 25th hour, Casi famosos, etc, pero hay algunas cosas que no comprendo : Como que pongan La Gran Belleza, y se olviden de “La mejor juventud”.
    Que entre las asiáticas no esté Hierro 3. Que no estén ni Gladiator ni El tren de las 3’10 ( que será un remake, pero que es de los pocos remakes cien veces mejores que el original ).
    Que no hayan puesto 50%50, ni Drive, ni La Duda, ni Antes que el diablo sepa que has muerto, ni Secretary.
    Que se hayan saltado The Devil Wears Prada.

    Que entre las francesas no hayan puesto ni L’ Équipier, ni Son Frère, ni cést La Vie, ni Diálogos con mi jardinero, ni Les Saveurs du Palais…
    Y que, entre las españolas no hayan colocado “Mi vida sin mí”, ni “En La Ciudad”, ni Hector, ni Felices 140…

    Y que, a cambio hayan puesto el ladrillazo de Dogville , o la de No country for Old Men, o Children of Men ( una pesadez, casi tan noña como Inside Out, que también está en la lista ), o Under the Skin, que se las arregló para cargarse un libro estupendo…

    Y ya sé que alguna de las que yo nombro son del 2000, pero para mí, el siglo empieza ese año. Y sé que se me han olvidado muchísimas ; es que no me apetece estar una hora revolviendo en mi videoteca..
    Y también es posible que alguna de las que he echado en falta sí esté en la lista y se me haya despistado.
    Por si las flais, digo lo de siempre:
    Ya siento

  45. Cómo está el periódico.
    S., no vayas a la China en avión. COGE EL AUTOBÚS.

    Savater, sobre novelas prehistóricas:

    En «Un cementerio de mamuts», unos cazadores modernos descubren en el gran norte una tribu que vive como en tiempos prehistóricos, alimentándose de la carne de grandes bestias conservadas en los glaciares. Pero también dentro del hielo hay un antepasado humano, al que veneran como Padre de los Hombres. ¿Cómo era? “Ni negro ni amarillo… ni ario ni semita… El hombre prehistórico se parecía muy exactamente a un vasco, a un vasco de raza muy pura…”. ¡Ahí está! La prueba de identidad que faltaba para fundar el nuevo Estatuto y reclamar el derecho a decidir… ¡El Homo peneuvensis!

  46. Perroantonio, esa lista de la BBC me la guardo.
    Viejecita, Mi vida sin mí me gustó mucho también. Vecina de asunto de Quédate a mi lado; yo creo que es más película y mejor la de Coixet, pero la otra tenía a Marvin Gaye, así cualquiera.

  47. PRIMAVERA
    Ha florecido la mata de meacamas que me salió en el tiesto del balcón donde tengo todavía unos palos secos o cándalos que un día fueran arbolito de boj. Ocho meacamas como ocho solitos y resulta que en dos días están las hojas comidas y roñosas. Maleza y encima enferma. Esto es un barroco, esto es como poner negritas, mayúsculas y subrayar a la vez. Yo ya había comprendido el mensaje, pero ahora deseo responder: Naturaleza, tío, por mí como si dices una misa mientras te la machacas, porque no pienso quitar el tiesto ni menos todavía limpiar el balcón.

  48. No he visto todavía nada de la boda inglesa, ahora lo dan. Es una chica muy guapa, pero había oído que era negra y se la ve de negra lo normal de todos o muchísimo menos.

  49. S., no vayas a la China en avión. COGE EL AUTOBÚS.

    Ya tenía que haber ido. Ahora igual voy a Chili, yo qué sé. Si voy lo haré en barco, me apetece pasar el cabo de Hornos. ¿Alguna vez has cruzado el cabo de Hornos? Yo tampoco. Y, bueno, luego está el asunto del aro en la oreja que me quiero poner. Alguna tradición necesito como coartada.

  50. Savater le ha copiado eso a Quim Monzó, que en uno de sus relatos describía cómo el mono curioso, tras terribles temores, esfuerzos y adversidades, consiguió bajar del árbol, erguirse y pronunciar la primera palabra de la humanidad al reconocer el suelo que pisaba: “Països”. Luego se hizo nacionalista, aunque con este no se puede descartar que siga de coña.

    También celebro el gusto de Viejecita en lo tocante al cine español, aunque más que la estupenda “Mi vida sin mí”, que daba ya por descontadísima, me ha gustado ver en esa pequeña relación “En la ciudad”, que sin embargo me parecía relativamente desconocida y yo también tengo en enorme estima, a pesar de que todas las películas posteriores de Cesc Gay son en mi opinión aún mejores, diría que sin excepción. Marqués, Filmaffinity es una web estupenda, hombre, utilísima como guía. Lo de menos son esas, en ocasiones, ciertamente absurdas sinopsis, un mero trámite, un dato más como la fecha de estreno o el título original. Supongo que toda esa información banal, incluida la sinopsis, sale de las propias distribuidoras.

    A DiCaprio ni tocármelo, no me lo distraigáis que va a empezar a rodar una película basaba en la monumental biografía del otro Leonardo que se ha publicado este mismo año, y la cosa empieza a tener muy buen color.

  51. Los políticos tienen mucho que aprender de Palomo Spain, el genial diseñador que interpreta con frescura y naturalidad la esencia de nuestra forma de ser.

  52. S. sábado, 19/05/2018 a las 16:46
    Ahora igual voy a Chili, yo qué sé. Si voy lo haré en barco, me apetece pasar el cabo de Hornos. ¿Alguna vez has cruzado el cabo de Hornos? Yo tampoco.

    No me acuerdo si he cruzado el Cabo de Hornos, voy leyendo o durmiendo y casi no miro por la ventana. Con los kilómetros que he hecho en el autobús, a poca iniciativa personal que hubieran tenido los chóferes, bien podría haber estado en la China y en Chile pasando por la Luna.

  53. La única solución estúpida al problema del chalet con piscina y cacabaña en el jardín era que hablara el pueblo. Pero no desordenadamente como hasta ahora, en la prensa con argumentos o en Twitter y las barras de los bares con chistes, sino con demagógico sosiego en las urnas, en un plebiscito ad hoc. Gala pagar vila hipoteca, o pobo é quem mais ordena. Esto en la práctica parece poner los huevos sobre la mesa y decir no hay cojones a echarme de mi casa y mira que ahí os quedáis. Ya lo hizo Felipe en su día con el marxismo y levantar el puño y le salió bien y a partir de ahí pudo fumarse unos puros de puta madre de petrolero tejano y podar bonsáis con parsimonia andaluza y la delicadeza de un millonario japonés. Pero una cosa es echar un ordago y hacer temblar un partido por un asunto de un cierto calado aunque sólo fuera estético, porque desde la toma de Granada sabemos que las conversiones en masa son todas falsas, pero de un cierto calado, y otra muy distinta hacerlo en un asunto también estético pero banal. Pablo iba por ahí dando a entender que Podemos es él e Irene está firmemente convencida de ello así que jugarse el partido, su desaparición, al órdago de mira que me voy lo ven completamente normal. Pero lo están haciendo mal. Hoy, por primera vez, he visto una rueda de prensa en la que Pablo no ha pontificado y reñido a la humanidad, afeándonos a todos nuestras taras morales, nuestros pecados originales. Hoy Pablo miraba al suelo mientras Irene decía nosotras esto, nosotras aquello, proyecto de vida en el campo. Visto este prodigio no descarto ver extraterrestres mansos en el conticinio de una noche de verano, que se me aparezca la Virgen de los Llanos en lo alto de una montaña o brillar naves en llamas más allá de Orión. Puede incluso que un 155 duro vean mis ojos. Pablo, no obstante, se equivoca. Pablo traiciona a Pablo y a los muchos que como él han sido, cortados por el mismo patrón, en la ya larga historia de esta humanidad tarada, moralmente defectuosa. Los Profetas dicen la palabra, no los acólitos ni los fieles; los Profetas. Nadie, ni los que le odian, quieren un Pablo humilde, traidor a sí mismo. Elegimos a los toros por su bravura y admitimos con ello, secretamente deseamos, que se cepillen al torero, especialmente los que odian la fiesta. Y son éstos, quienes desean el triunfo del toro y la muerte del torero, quienes más odian al manso, al cabestro, al desecho de tienta y cerrado en que, esta tarde, se ha convertido Pablo. Un Pablo que no muerde es un Pablo inútil. Es de admitir que la traición, el predicar contra los infieles y los malos musulmanes que comen cerdo y que te pillen comprando un jamón de jabugo de puta madre es un punto negativo, pero solucionable. El mundo cambia y el cambio prometido era ese, que los que ahora no mañana sí y los que ahora sí mañana no. El mensaje no era que el ático de De Guindos es malo sino que de Guindos tiene un ático porque es malo, lo cual implica, todos oían eso, que los áticos los deben tener los buenos, que son ellos. Pablo era el tipo agresivo que iba a quitarles los áticos a los De Guindos de este mundo y dárselos a la buena gente. Pablo, dudando, reculando, pidiendo el comodín del público, no es ese tipo capaz de darle la vuelta a la tortilla. Pablo, después de mucho pavonearse, resulta que no es el macho alfa que le ha dado a su churri el sitio perfecto en el que criar a la camada y que defiende a muerte lo que es suyo sino, por el contrario, un mierdecilla que ha cedido a los deseos de una mujer avariciosa que se ha juntado con él por el dinero y el poder. Si Pablo no lucha, si se entrega a la opinión del pueblo, su imagen se deshace, no es el tipo que decide, hasta ahora su único carisma, sino un mandao. Fue Irene quien dijo en esa delirante rueda de prensa: “A nosotros nos gustaría seguir”. La lectura de los fervorosos seguidores será “Pablo no sabe ni defender a los suyos así que cómo nos va defender a nosotros.”

  54. Moda España.
    Marca España.
    Invertimos mucho todos los Españoles en lanzar al mundo a nuestros costureros y costureras.
    A nuestros cineastos y cineastas.
    A nuestros políticos y políticas.
    A nuestras razas y nuestras lenguas y dialectos y hablas.
    Todo está quedando como el balcón de Procu.
    Y crecerán más las ortigas, y las amanitas phalloides.
    Y el trigo, y los tomates y los convertidores Bessemer, para los pobres.
    Por debajo está la vida de verdad, y estamos las personas, ajenas a la moda, estamos los que tenemos que vivir.
    Ave Césares (y Césaras), los que tenemos que vivir, te saludamos.

  55. ¡ Como me gusta el comentario de M Gaussage ( 03’47 )!
    Ayer al anochecer, pusimos el canal 24h, sin ruido, a ver si salían imágenes de la famosa boda, que me habían comentado que la madre de ella era una señora impresionante, negra, y con una pinta colosal, pero en vez de la famosa boda, y de la no menos famosa madre, aparecieron esos dos. No les pusimos el sonido, pero yo leo los labios ( que mi germanófilo habla entre dientes y si no le estoy mirando , no me entero de lo que dice ), y ya me pareció que ponían sus cargos a disposición de la militancia…

    Voy a ver si encuentro un Y.T. de esa comparecencia. Pero yo no creo, a diferencia de MGaussage, que les vaya a salir el tiro por la culata. Al revés. Porque me parece a mí que a muchísimos de sus militantes y de sus votantes , lo que les mueve es la envidia, lo de “Quítate tú p’a ponerme yo “ , y los apoyarán, como apoyaron en masa a Felipe Gonzalez cuando se distanció de Marx. ( Recuerdo cuando un amigo muy elegante , que lo conocía de su infancia sevillana, coincidió con él en Zalacaín, cuando todavía sólo era la cabeza del PSOE, y me contaba como algunos comensales habían protestado por su presencia en uno de los restaurantes más caros de Madrid, y decía : no se dan cuenta que Felipe es ya uno de los prohombres de la política española, y más que lo será ).

    Yo creo que su militancia les apoyará. Y que se terminarán esos discursos moralistas, como se terminaron en el PSOE. Recuerdo bien cuando la Romero que era diputada, ella también, hacía aquellas declaraciones, comentando que le preocupaba como iban a volver sus hijos al piso de Pez Volador, y a las lentejas, cuando se fueran de La Moncloa…
    Supongo que Errejón etc, harán de Alfonso Guerra. Y que Podemos acabará con su izquierdismo radical.

    Es que hoy he amanecido más optimista. Y que ya tengo mucho de mi almuerzo familiar preparado, y me puedo relajar un poco.
    Me voy a Y.T. a ver qué encuentro

    Y buen domingo a todos, que se me olvidaba

  56. Emecé domingo, 20/05/2018 a las 08:51
    A ver, si tuviéseis que elegir: ¿preferiríais un novio capitalista o uno que fuese un comunista rico?

    La pregunta tiene mucha trampa Emecé. Se te ha olvidado poner «capitalista pobre» frente a «comunista rico». Pero la trampa no está sólo ahí. Tal como queda sugerido, ser capitalista o comunista son opciones estéticas, como ser del Atlético o del Real, porque son opciones dentro de un sistema de libre mercado. Quiero decir que para ser un comunista rico, el comunista tiene que vivir en un sistema comunista, lo que dificulta mucho las cosas, la primera, hacerse rico sin que te depuren. O sea que las opciones serían más exactas preguntando, ¿tú qué prefieres, un novio sin posibles al que le gusta decir lo bueno que es el sistema capitalista, o un novio rico al que le gusta decir que si se dieran las condiciones objetivas y el pueblo se hiciera con el poder tras una revolución, entonces, y sólo entonces, pondría en práctica las ideas comunistas que dice tener y colectivizaría sus bienes? O resumiendo, ¿novio pobre o novio rico? porque doy por descontado que ambos son guapos y (moderadamente) inteligentes.

  57. Estoy alojado en una finca de la Provenza que frecuentaba Camus, con enormes árboles cuyos pajaritos no permiten el conticinio.
    En la biografía que leí hace poco del argelino se contaba que “odiaba tener que ir a París” , cosa que me resultaba chocante y ahora se entiende mejor.
    Abril puede ser cruel, pero Mayo es corto.

  58. Yo espero que su militancia se comporte como ellos lo hubieran hecho con sus oponentes, y los lamine. Especialmente ahora que ellos no han tenido el coraje de defender el «sí se puede». Los pobres, lo que quieren es dejar de serlo. Si ya ni siquiera se puede cambiar de clase social gracias a la militancia política, ¿para qué sirve un partido? Una alternativa puede ser dejarles seguir en sus cargos pero que Pablo se corte la coleta y se ponga corbata.

  59. La nomenklatura siempre ha disfrutado de dachas adjudicadas por el Partido. Si ahora éste carece de ellas, la nomenklatuta se las tendrá que comprar, digo yo.

  60. El “aparato” del Partido representa a los trabajadores al igual que la monarquía representa al pueblo. Por ello debe exigirse una mínima dignidad en las formas de sus miembros, lo que incluye una dacha y una concubina a poder ser del mismo Partido.
    Establecer diferencias entre los derechos de la camarada Montero o de la reina Letizia resulta hoy en día inaceptable.

  61. Las novias buenas, todo el mundo lo sabe pero nadie se atreve a decirlo, son las que han ido a colegio de monjas porque salen todas devotamente descreídas y racionalmente libertinas. Una moto y una ex
    alumna de la Compañía de María es más de lo que un hombre puede desear. Todo lo demás, la sabiduría (Eclesiastés 1.17) o la posesión de bienes materiales (Eclesiastés 2.10), es puro adorno, vanidad de vanidades.

  62. Si se fijan el estilismo de la camarada Montero está cada día más cercano al de la reina Letizia. Partiendo de un look Alcampo, Irene ha ido como Letizia decantándose por los diseñadores españoles. Palomo Spain será el denominador común y en España por fin se podrá hablar de la desaparición de las clases sociales. Que esto venga de la mano del feminismo es un signo del cambio.

  63. El Anfiteatro de Mérida es un magnífico recinto construido a finales del siglo I a.c. en el que se celebraban luchas entre gladiadores, entre fieras y hombres, las famosas “venatio” y entre fieras entre sí. Hay documentos que relatan las luchas entre hombre y toro -un antecedente de la lidia- y también entre osos y toros. Las fieras se cazaban en sus lugares de procedencia y el consumo de fieras era tan alto que llegaron hasta la extinción en muchos sitios, pero los toros se seleccionaban de los ejemplares que pacían en las dehesas vecinas.

    Mantener una dehesa requiere un delicado equilibrio entre el romanticismo que amenaza con la ruina al propietario y la voracidad de la administración que considera escandaloso que alguien pueda ser propietario de centenares de hectáreas.

    El primo A. tiene su finca a pocos kilómetros de Mérida y, en su afán de buscar nuevas formas de rentabilidad, ha organizado una especie de excursión guiada para que los turistas conozcan la dehesa. Se trata de aprovechar que ya están aquí para darles un paseo por su finca -previo pago de su importe- con el ánimo de despojarlos de unos pocos euros. Sin embargo, ayer nos invitó a la familia y amigos a un recorrido privado que le serviría de ensayo general. El primo A. no hace dispendios.

    Ha dispuesto una serie de carteles explicativos en los que se informa sobre la flora y fauna que se puede contemplar. Estratégicamente ha situado vacas, cabras, ovejas y una pequeña piara de cerdos para que vayan apareciendo a lo largo del camino. Ha comprado unas camionetas en una chatarrería, les ha quitado el motor -las remolca con un tractor- y las ha convertido en un híbrido entre un kiosko de toda la vida y esos Truck Food que están de moda. Tienta al visitante con carnes a la brasa, quesos artesanos y chacina de ibérico, todo ello regado con vinos de la tierra de dudosa calificación y cervezas presuntamente artesanas, por aquello de que tienen mayor precio, aunque discutible cotización.

    Hay dos momentos estelares en la visita: el primero es cuando envarbasca una pequeña charca con gordolobo, una planta que arranca de la orilla un empleado uniformado como un explorador inglés. Al cabo de unos minutos aparecen los peces boca arriba, varias ranas mareadas e incluso algún tritón claramente descompuesto. Nada grave, porque utiliza poca cantidad de verbasco, pero lo suficiente para que el turista se sienta como en el rainforest ese de los documentales.

    Más tarde se acercó a una piedra de granito, la levantó con mucho cuidado y abajo, de un pequeño agujero, salió un alacrán. Entonces el edecán sacó una grillera de uno de sus bolsillos y le ofreció un saltamontes. El alacrán no tardó en acercarse a su víctima que permanecía desorientada y cegada por la luz. Antes de que pudiera reaccionar, el alacrán atrapó al gañafote con sus pinzas y le picó. En sólo unos segundos la pobre víctima dejó de dar patadas y fue arrastrada por el alacrán a su agujero. El primo A. volvió a colocar la piedra encima con mucho cuidado mientras nos decía que a “Don Arturo” -así hacia llamar al bicho- le esperaban días de gloria en Twitter, YouTube y Wahtsapp, y que -gracias a sus extraordinarias habilidades- se iba a convertir uno de sus mejores trabajadores.

    Una vez terminada la visita, una excursión de cerca de dos horas, nos solicitó nuestra opinión acerca de su proyecto mientras dábamos buena cuenta de unas tencas a la brasa. Magníficas, por cierto. Luego cuando sesteaba a la sombra de una encina, pensé en lo poco que ha cambiado el entretenimiento en Mérida en los últimos dos mil años. Si acaso el tamaño del circo y el de las fieras.

  64. ¡ Qué cacho de relato, Ximeno , me quito el sombrero !

    Y, he visto el video de la rueda de prensa de Irene y Pablo. Vaticino que van a arrasar. Que pueden incluso tener más votos que militantes inscritos hasta ahora ( no digo que vayan a hacer un pucherazo/ madurazo, sino que se vayan a inscribir muchos que quieren ser de derechas y de izquierdas al mismo tiempo, y que con esto vean el cielo abierto.

  65. Terminará saliendonos un Macrón el “Church´s”.
    Sin coleta yo no lo veo. Quizás con un arreglo por un buen estilista, nos queda como el Alemán de Chanel. O al estilo Assange tiñéndole de un blanco roto.
    La Montero vestida de Hermés, o de Loewe, y con mechas.
    La finca me parece pequeña. No va a dar de sí cuando inviten a la farándula.
    Lo hacen todo a medias.

  66. Ximeno, la creatividad al poder.
    Vivan los espectáculos.
    Le lloverán los contratos, con las escuelas, para educar convenientemente a los niños y sus padres.
    Usted podía tocarles la bandurria Gibson esa que tiene…
    Y los días de fiesta, poner a Alvaro con el porrón.

  67. Un par de gemelos, «el proyecto de familia». Pablo y yo, «nosotras». Y todo por un estilo de natural. Cuánto más normales la Pantoja y el alcalde aquel en el Rocío.

  68. Ximeno, escribes como un rey, pero tus historias de latifundios me cortan el hipo. Además, estoy leyendo este libro, me voy por los capítulos de la debacle demográfica, la avaricia y la crueldad. El autor, Muñoz Machado, poco sospechoso de leyendanegrismo. Yo, experimentando una crisis de hispanidad más que dolorosa. No me habléis, que las tribulaciones de la fe me ponen de muy mala hostia. Pachakusi, tú dime lo que quieras.

  69. Otto: —¡Nunca criaré a mi hijo como un capitalista!
    Scarlet: —Cuando cumpla 18 años dejaremos que decida qué quiere ser, si un capitalista o un comunista rico.

    Billy Wilder. Pero ellos son mucho más wilder.

  70. consulta

    hace unas semanas se habló aquí de un libro de ilustraciones de animales, era un libro que tenía varias ediciones unas más grandes que otras, si no me acuerdo mal. no recuerdo título y autor, me gustaría comprarlo para un regalo, alguien me puede ayudar?

    gracias!

  71. Consulto a las bases si avalan mi política de ver Deadpool 2 en lugar de un intenso melodrama danés. Si no gano el plebiscito, presentaré mi dimisión esta misma tarde.

  72. Vermú, rodeados de libros, con el amigo Álvaro, una de esas personas dotadas de la rara capacidad de transmitir buenas vibraciones desde el minuto uno. Juventud y talento casi insultantes.

  73. Un verdadero placer charlar con Gómez y escuchar de viva voz su tremendo repertorio de anécdotas y personajes que darían cada uno para una novela. Y, sobre todo, he disfrutado pasear por el Barrio Chino con alguien que lo ha conocido antes y ahora. Uno recuerda las ciudades por los guías que nos arrastran tras sus propias huellas más que por este o el otro monumento, al fin y al cabo piedra fría.

    Dos gigantes de la historiografía mueren con días de diferencia: Richard Pipes y Bernard Lewis. Lewis era un orientalista de los que dieron quilates a esta categoría, con un conocimiento sin orillas de lenguas e historia, y una agudeza envidiable en sus análisis. Verbigracia: Las raíces de la ira de los musulmanes.

  74. El entusiasmo de JrG es contagioso, se le nota el puro nervio que es también en el escribir. Y, como dice Proc, tiene la memoria repleta de sabrosos detalles.

Los comentarios están cerrados.