El arte de insultar

Autor desconocido. Encontrada aquí.

Los periodistas

Una gran cantidad de malos escritores vive enteramente de esa estupidez del público consistente en no querer leer nada excepto lo impreso el mismo día: me refiero a los periodistas. ¡Merecen el nombre que llevan en alemán: Journalisten! Traducido literalmente reza: jornaleros.

Exageraciones de todo tipo son tan características de la jerigonza periodística como del arte dramático. Pues se trata de sacarle el mayor provecho posible a cualquier suceso. De ahí que todos los escritores de periódicos sean alarmistas de oficio: esa es su manera de hacerse interesantes. En ello no se diferencian, por cierto, del perro pequeño que, al más mínimo movimiento, empieza a ladrar fuertemente. Conviene recordar eso a la hora de sopesar sus toques de alarma para no dejarse arruinar la digestión.

La religión

La humanidad crece dentro del traje de la religión como un niño dentro de su ropa; se haga lo que se haga, la ropa terminará por desbaratarse.
Las religiones son hijas de la ignorancia que no sobreviven a su madre.
En siglos pasados la religión fue como un bosque en el que los ejércitos podían descansar y esconderse. […] Pero después de tantas equivocaciones ya no es sino un bosquecillo en el que ocasionalmente se refugian los malhechores. De ahí que haya que estar en guardia contra quienes buscan inmiscuirla en todo y salirles al paso con el proverbio Detrás de la cruz está el diablo.

La adquisición de libros

¡Qué bueno sería comprar libros si junto con ellos se pudiera comprar el tiempo para leerlos! Pero casi siempre se confunde la compra de los libros con la adquisición de su contenido.

El deseo sexual

El deseo sexual, sobre todo cuando está concentrado, debido a su fijación en una mujer particular, por el enamoramiento, es la esencia de la gran estafa de este bendito mundo; pues aunque es indecible, infinito y desmedido lo que promete, es muy poco lo que cumple.

La voluntad

El instinto sexual es el núcleo de la voluntad de vivir, y por ello en él se concentra todo deseo; de ahí que yo en mis escritos haya denominado a los genitales como el punto focal de la voluntad.

Arthur SchopenhauerEl arte de insultar. Alianza Editorial.

130 comentarios en “El arte de insultar

  1. Buenos días a todos:
    Sólo decir que me encanta el texto de portada, sobre todo la parte sobre el tiempo para leer los libros que uno compra, que, por ejemplo, el libro de Silvanus P Thompson que me recomendó Zeppi, lo estoy teniendo que leer a poquitos, una y otra vez, capítulo a capítulo, y me va a llevar mucho más tiempo hasta llegar a asimilarlo y disfrutarlo, que los libros escapistas a los que estoy acostumbrada, aunque estos, si me gustan, los lea dos veces seguidas, de entrada, para estar segura de no haberme perdido nada.
    Y que luego iré al enlace de la ilustración.
    Y que hasta luego, espero
    Y Muchas Gracias

  2. Estar en la cola de la oficina de la Seguridad Social te hace vivir nuevas experiencias. Me entretengo leyendo las barrabasadas de Arcadi Espada al que ahora gustan llamar “fundador de C’s” para así mezclar bien el lodazal.

  3. LLA GGAZZETTA DDELLO SSATTURR

    Buenos días, totalmente de acuerdo con Schopenbauer, lo cual que me lleva a pensar que he amanecido pensando leer aquí las crónicas merengues del contencioso jugado ayer en el Campo Nuevo y no hay ninguna, lo cual que me lleva a pensar que la merengada está abochornada por el comportamiento que tuvo ayer su escuadra. Qué manera de cargarse un partido con trapacerías y juego sucio.

    La cosa empezó con Zigarrín Zidaner explicando por qué no le harían pasillo al campeón de liga. Ya hubiese querido Schopenagüer el verbo florido del galo: «No haremos pasillo porque no nos lo hicieron cuando ganemos el Mundialito». Pos vale. Me rindo ante la tesis, la hipotesis subyacente, los realces expresivos y la ecuación lógico-experimental que nace en Jéguel y termina en Zigarrín Zidaner y que pasa por Kan, Jium, Aristófocles, Poppet y De la Quadra Salcedo.

    Yo principié la visionalización del contencioso «yendo» con el Madrí, por eso de la ruptura de España y eso, pero luego piensas en los del «halamadrí hijos de puta» y claro. Así que fui con el Barza, máxime cuando en los primeros compases del juego ves cómo manejan el cuero. Tal galanura resultó insoportable a los lejía y ahí anduvieron el Zumalacámero y el Mano Marcel.lo metiendo el codo a Vargasllosadejoven y a Seryit Roberto, el cual que le metió un meco al Actor Secundario Marcel.lo por lo que el réferi le mostró la cartulina bermellón.

    Se vieron goles de gran finura, si bien el del hermano de la Ronalda fue mérito de Benzemal, porque el taconazo y posterior movimiento envolvente del 7 lejía parecía hecho por un talentoso niño de siete años que quiere destacar en el patio del colegio. Nadie le niega su valor, pero todo movimiento que hace, desde la bicicletita de los cuyons hasta el taconazo, tiene una impronta así como ortopédica, harto desagradable para la vista. Pero como se cepilló a la Irene Shak, pues qué le vas a decir al chaval: olé tus buebos.

    El que hizo un partido de época, fino y elegante, apoteósico en la carrera y en medir el césped a zancadas, fue Gareto Ballet. Cómo me gusta ese jugador, como también me gusta el huerfaniforme Modric, que con los años se parece más a una vieja balcánica que se alimenta solo de yogourth de cabra y de almendras. Por lo demás, qué enormidad de jugador es Iniesta. Y Messit, estratosférico. Que el Ortopédico pretenda ser mejor jugador que él es algo que movería a risa si no fuera por lo de Irene Shak mencionado subrepticiamente en líneas anteriormente expuestas en el párrafo anterior al que sigue, que es este.

    Ahora todo es clamor de indignación en la prensa promerengue (el 98% de la prensa estatal, siendo el 1,9% restante culet y el 0,1% que queda del Bilbao) y gritos de los álbitros, los álbitros y el villarato. Sí, y la mano de Mano Marcel.lo. Y el fuera de juego de Ramos. Y el réferi Oliver. Y tantas y tantas montañas de sucesos consuetudinarios que acontecen en los coliseos mundiales siempre a favor, qué raro, del combinado merengón.

  4. Sólo insulto en privado, en la intimidad.
    Casi en voz baja.
    Insulto mucho a los sinsangre que conducen como inútiles y no miran al retrovisor, y no indican sus maniobras los que van en soledad por las rutas y sólo ven su volante.
    Uno de los insultos que me gusta mucho es “Empanao” “Caracandao”, “soplapoyas”, “Coñoloco” “pedazo de cabrón”
    “Tú, tu padre y tu madre”…
    Diciendolo en alto te quedas mejor, pero es muy grosero, y tienes que entrar en debates con resultados inciertos y lesiones en algunos casos.
    El insulto en voz alta o baja, pero en la intimidad.
    Los profesionales que aguanten el tipo, y hagan sus groserías.

  5. Me cuesta leer la prensa estos días de furia, de turbas garrulas, de cabecitas locas, boquitas pintadas y corazones solitarios, así que no me queda otra que preguntaros:

    1. En las informaciones y opiniones sobre los profesores que señalaron a hijos de guardias civiles, ¿se dice que el colegio de San Andrés de la Barca es este?

    2. En las noticias y opiniones sobre la sentencia a los puercos de la Manada, ¿se ha hecho referencia a esta noticia de hace unos meses? (No quiero comparar los dos casos, no confundáis).

  6. Ayer vi el partido que tan bien ha glosado Satur desde la localidad que he ocupado durante décadas, alguna vez con mi padre y muchas más con mis hijos.
    Para acceder a la misma tuve que dar los codazos de rigor a guiris de toda raza haciendo selfies y bobos levantando carteles para formar el mosaico.
    Los primeros 10 minutos estuvieron entretenidos. Las voces pidiendo In-De-Pen-Cia del minuto 17 fueron, como siempre desde 2013, notables, pero en extraño contraste no se escucha ninguna en el ámbito cercano, digamos que en un radio de 10 metros. Será que la cosa va por barrios, Tribuna es Tribuna, y la división entre catalanes está demostrada.
    Los de Gol Norte se aplicaron luego a fondo con insultos gruesos al rival.
    Con el empate el partido fue perdiendo interés, y dediqué más tiempo a mirar las evoluciones de la cámara cenital, que con un baile elegante recorre, a una altura que oscila entre los 15 y 20 metros, casi toda la superficie del campo de juego. Para ello se vale de un ingenioso sistema basado en cuatro finos cables anclados en las estructuras más altas de las esquinas del estadio, cada una de las cuales debe estar dotada de un sofisticado sistema motorizado para captar y soltar cable en perfecta coordinación con las otras tres y respondiendo a la voluntad del operador para llevar la cámara no solo en un extenso plano XY de 80X30 metros sino también elevándola o bajándola en Z otros 5 metros, si así lo desea, a todo trapo y siguiendo las evoluciones del juego o de sus trampas.
    A muchos les dará igual, pero yo me admiro ante los prodigios que han hecho los ingenieros para que funcione este artilugio.
    Al cabo de un rato de reflexionar sobre esto, y con el fin de la primera parte, di por terminada mi velada futbolística y me largué evocando aquello de que hay un tiempo para cada cosa: el mío con el estadio del Barça vivió el que tal vez fuera su último episodio.
    O no.

  7. Tengo un amigo, entrenador de fútbol profesional de categoría nacional, que de Ronaldo dice que es un bug del fútbol: es antiestético y no entiende el juego.

    My thoughts, exactly.

  8. Por esas cosas que tiene la vida el sábado acabamos viendo Aniquilación.
    Me gustó más la de los heptápodos, de todas formas no estoy seguro de haberla entendido, o mejor dicho, estoy seguro de no haberla entendido.
    -¿Pero tú entendiste 2001?
    -Tampoco, pero había leído el libro.
    -Ah.

  9. Yo también creo que Ronaldo no tiene ni puta idea de jugar a fútbol, que lo único que sabe hacer es marcar goles.

    Contaba Mario Onaindía una anécdota graciosa relacionada en cierta medida con esto. Él era un tipo grande y corpulento, con tendencia a la obesidad. De joven, jugando al frontón, su corpulencia le daba bastante ventaja y tiraba unos cañonazos que hacían correr como locos a los rivales que, o acababan agotados o no eran capaces de levantar la pelota desde tan lejos. Y claro, siempre le decían lo mismo: tú no sabes jugar, sólo ganas por fuerza.

    Como los americanos en la guerra.

  10. Tengo un descanso cortito, y vengo a decir:

    – Que no vi el partido, pero que he disfrutado muchísimo con la crónica de Satur.

    – Que yo sí, a diferencia de Bremaneur, he insultado alguna vez. Pero que nunca he usado esas expresiones ya hechas, para insultar. Que como son tan universales y tan genéricas, no hacen daño, y a veces incluso se usan en plan cariñoso .
    Pero sí he llamado a alguna ¿ persona ? , cobarde, hipócrita, falso, de poco fíar, y siempre apoyando el insulto en explicaciones de por qué lo veía justificado. Ninguno de los concernidos me lo ha llegado a perdonar, ni lo ha olvidado…

  11. El cine no es tan complicado.

    Aquí, las reglas de oro del director y guionista Preston Sturges:

    1.- Una chica guapa es mejor que una fea.
    2.- Una pierna es mejor que un brazo.
    3.- Un dormitorio es mejor que un cuarto de estar.
    4.- Una llegada es mejor que una partida.
    5.- Un nacimiento es mejor que una muerte.
    6.- Una persecución es mejor que una charla.
    7.- Un perro es mejor que un paisaje.
    8.- Un gatito es mejor que un perro.
    9.- Un bebé es mejor que un gatito.
    10.- Un beso es mejor que un bebé.
    11.- Una caída de culo es mejor que todo lo demás.

  12. Gomez :
    Me tengo que volver a ir corriendo pero antes :

    – Veo que colaboró usted en el guión de ” La Voz de su Amo de Martinez Lázaro. No recuerdo haber visto la película, pero la buscaré, y la buscaré, a ver si , y sin necesidad de que usted los enumere, reconozco sus diálogos, y las escenas y situaciones típicas suyas ( de usted ).
    Hasta luego, espero

  13. MADRÍ
    Disfruto de la capital del mundo, almuerzo de postín en local señero. En la mesa de al lado Eduardo García Serrano, facha e hijo de facha. Soy feliz.

  14. Otra cosa que tienen en común España y Francia: La letra “ñ”.
    ¿Verdad? La “ñ” es una cosa tan francesa como española.
    En Francia hay un sitio que se llama Perpiñán. Con ñ.
    Un sitio muy curioso, Perpiñán, es una ciudad francesa fronteriza con España y bañada por el Mediterráneo. Fue la capital del Reino de Mallorca durante el s. XIII, cuya influencia queda más que patente en el casco antiguo medieval. Al sur de dicha zona se erige el gran Palacio de los Reyes de Mallorca, de estilo gótico-románico y con vistas al mar desde las murallas.
    Pero a lo que voy.
    Y no es un caso único, también está en Dartañán.
    Lo escriben como gn, Dartagnan, pero es la ñ, así se pronuncia, salvo que seas gangoso. ¿Porque qué fue antes, la gn o la ñ? Nadie se acuerda.

  15. Bertrand de Got
    lunes, 07/05/2018 a las 20:00
    Otra cosa que tienen en común España y Francia: La letra “ñ”.

    E Italia. Gnocchi. Castagnaccio. Signorina.

    Y Portugal. Senhora. Moinho. Amanhã.

    Y algunos dirían que también lo tiene en común Calalunya.

  16. Bertrand de Got
    lunes, 07/05/2018 a las 20:23
    Francia, España, Italia y Portugal, unidos por la ñ.

    Francia, España, Italia y Portugal… Albania, Chekia, Croacia, Sudán… y otras dieciséis lenguas más ¡unidas por la nasal palatal!
    ¡Y POR MUCHAS OTRAS COSAS MÁS!

  17. Ando dándole vueltas a esto de la banca ética, cada vez más convencida de que es una alternativa muy razonable. Esto es lo que hacen los de Fiare Banca Ética con los depósitos, por ejemplo. Y esto es lo que hacen los de Triodos.

    ¿Alguien de la casa con experiencia personal en banca ética?

  18. ARCÁNGEL
    Estuve charlando con Gonzalo García Pelayo en la expo de Carlos, recordando los viejos tiempos (circa 1972) de Radio Popular FM. De aquellos Smash que se inventó Gonzalo salieron Manuel Molina, ese gitano ceutí de Lole y Manuel, y Ricardo Pachón que produjo “La leyenda del tiempo” del Camarón. Este disco con letras de Federico fue un hito del flamenco moderno.
    Fueron Ramón, Federico y Falla los que se empeñaron en dignificar el cante y elevarlo a categoría de arte serio. Esto fue en los años 30. Mucho más tarde tras el abrazo de Ike con el Caudillo se instalaron las bases militares. Algunos nos hicimos hombres en la de Torrejón escuchando soul y corriendo carreras piratas de motocross. La de Morón de la Frontera hizo conocer el rock en los primeros 60 a los sevillanos. De aquí salieron Smash y Kiko Veneno y los Carmona. Más tarde Enrique Morente y Lagartija Nick, una vez más con Federico.
    Ahora Arcángel recoge todo este hilo y lo condensa en un emocionante disco que sólo algunos alcanzamos a entender en toda su magnitud.

  19. Pirata, la banca ni es ética ni deja de serlo porque le pongan apellido.
    La banca es un negocio que vende dinero.
    Tenemos bancos porque queremos o necesitamos dinero antes de tenerlo.
    Además los bancos son aliados de los gobiernos y de sus diferentes ministerios, para mantener un ojo en nuestras carteras y en lo que hacemos con ellas, y que los han implicado para repartirse las funciones.
    Una parte de nuestra vida está en función de ellos queramos o no queramos.
    A los gobiernos no les gusta el dinero líquido para sus ciudadanos, y a los bancos les va de maravilla con el dinero de plástico.
    Cómo consiguen hacer negocios para los que depositan sus capitales termina siendo un juego muy similar para unos y otros.
    La energía es ética, es limpia?
    El dinero tampoco, el control de los estados sobre nuestro dinero depositado obligatoriamente en los bancos y toda nuestra vida de transacciones escrita y descrita en apuntes bancarios.
    Todo muy ético.

  20. Buenos días a todo el grupo.
    Hoy es fiesta en una semana, mes en realidad, en que hoy si mañana no pasado sí, es vacación.
    Un auténtico infierno de días alternos de no trabajo y vacaciones.
    Se diría que lo que han tratado de hacer en este país es aburguesar el mes de mayo exponencialmente hasta hacerlo inhábil y así olvidar el mayo francés del 68.
    La señora del Perro, venía escandalizada de que nadie de los jovencitos supiera que fué el mayo francés.
    Pues aquí lo recuerdan como el festival de Woodstock, los de 60 para arriba, que ahora son calvos y con barriguita y dos coches, y casita de vacaciones.
    Lo han conseguido, porque en realidad, no dejó de ser un festival de la canción para divertir a niños con pretensiones.

  21. Me tiene un poco hasta el sombrero que me pregunte la página eso de “ayan not espaner”.
    Ya me he identificado la primera vez, cogno.
    Aquí lo de la ñ no lo tengo yo muy claro.
    A mí me titulan Gónzalez Ibánez … casi estoy por decir que soy Ibagnez.

  22. Tengo apuntado un aforismo de Schopenhauer que pega bastante con los de la entrada:

    The art of not reading is a very important one. It consists in not taking interest in whatever may be engaging the attention of the general public at any particular time. When some political or ecclesiastical pamphlet, or novel, or poem is making a great commotion, you should remember that he who writes for fools always finds a large public. A precondition for reading good books is not reading bad ones: for life is short.

    Que, en mi traducción libre, sería algo así:

    El arte de no leer es muy importante. Consiste en no interesarse por lo que pueda llamar la atención del público en un momento determinado. Cuando algún panfleto político o eclesiástico, alguna novela o algún poema estén causando gran conmoción, debéis recordar que quien escribe para tontos siempre encuentra un amplio público. Una condición previa para leer buenos libros es no leer malos, porque la vida es corta.

    Debería haber apuntado dónde lo vi.

  23. Una condición previa para leer buenos libros es no leer malos, porque la vida es corta.

    Si solo lees cosas buenas cómo te das cuenta.

  24. schultz lunes, 07/05/2018 a las 13:49
    Por esas cosas que tiene la vida el sábado acabamos viendo Aniquilación.
    Me gustó más la de los heptápodos, de todas formas no estoy seguro de haberla entendido, o mejor dicho, estoy seguro de no haberla entendido.
    -¿Pero tú entendiste 2001?
    -Tampoco, pero había leído el libro.
    -Ah.

    Ayer leí tu comentario y me hizo mucha gracia, porque coincide que yo también acabé viendo Aniquilación el sábado por cosas de la vida. Primero iba a decir que me gustó asimismo más la de los pulpos de siete clines, luego pensé que mejor callarme como una vulpeja; ahora después ya con toda la boca abierta digo que es un truño de primera.
    A S. y a los que os haya gustado: recordad que hace falta mucho más arte en la vida para no sentirse insutado que para insultar, artistas.
    A S. y a los que os ha gustado la película: supongo que la veríais en versión original. Yo la vi doblada al español y el sonsonete plañidero de Natalie Portman, desde la primera sílaba hasta la última, es insoportable hasta lo psicoticogénico. (Por qué iba si no yo, una persona equilibrada y moderada, a fantasear con estrangular a un actriz tan buena. Por la voz).

  25. No tenemos ahora a mano Las armas y las letras. Hagamos un inciso: cuánto añoramos una biblioteca digital accesible en cualquier momento y desde cualquier artefacto telemático. No tenemos ahora a mano Las armas y las letras. Tampoco tenemos a mano Agonizar en Salamanca. No volvamos a hacer un inciso: nuestros lectores ya saben de nuestra pesadumbre.

    No tenemos a mano ambos libros, que en algunas de sus páginas tratan de exponer los hechos: Salamanca; Unamuno vs. Millán Astray.

    No entendemos, por mucho que nos estrujamos el cerebro, por qué el reportero maño no menciona estas dos obras en su artículo sobre una nueva investigación.

  26. Procuro fijarme
    martes, 08/05/2018 a las 09:58

    Si solo lees cosas buenas cómo te das cuenta.

    Porque se te van afinando los sentidos hasta que eres capaz de distinguir… qué sé yo, ¿la paja de la Portman del grano de la ciencia ficción?

  27. Os juro que no tengo ni idea de quién es Natalia Porno. Me bastan las críticas de Pedro Antonio y Procura Fijarse para no ver esa pelíncula que decís.

  28. El mundo es maravilloso. Quién me iba a decir a mí que hoy, martes 8 de mayo de 2018, iba a escribir «la paja de la Portman». El mundo es maravilloso y polisémico.

  29. Por cierto, la nueva casilla de «I’m not a spammer» que hay que marcar antes de enviar un comentario, a parte de ser ofensiva y excluyente con ese colectivo, tiene un título erróneo: en honor a Satur, debería poner «Quiero inundar». Por la presente elevo la petición a la superioridad.

  30. Lo de «inundar» no salió de mi magín sino que fue cosa de Chulz cuando era arministraor del NJarcediano. Como una mañana nadie decía nada, yo dije cosas y se creó un código penal paddock para mandarme a la «sentina» por «inundar», lo cual que me lleva a recordar que como anduve liado cuando publicó Chulz lo de la moza esa empitonada, decirle que gracias por la publicación, que anduve liado cuando publicó lo de la moza esa empitonada y no pude decirle que gracias por la publicación.

  31. Bremaneur, yo lo tengo enfrente, Las armas y las letras. Trapiello da la versión digamos canónica, aquella del “Muera la inteligencia”. Este hombre lo matiza y entra más en el detalle de lo que concretamente se dijo aquel día. Ciertamente podría haberlo citado, aunque no estoy seguro de que la intención de Trapiello fuera profundizar en lo exactamente pronunciado, por más que lo entrecomille.

  32. Satur, me falla la memoria, pero no la humildad, yo creo que aquéllo de “inundar” es demasiado ocurrente para ser cosa mía, yo a lo sumo sería un segundón; lo de la moza empitonada no lo he cogido.

  33. schultz
    martes, 08/05/2018 a las 11:35
    Bremaneur, yo lo tengo enfrente, Las armas y las letras. Trapiello da la versión digamos canónica, aquella del “Muera la inteligencia”.

    Gracias, Schultz. Hagamos memoria. Repasemos las páginas con la unción que merece el tema. Cabalguemos los impulsos eléctricos de nuestras neuronas por las circunvalaciones cerebrales en cinética voluntad de recuerdo. Proyectemos los párrafos en nuestra mente: ¿no habla Trapiello de unas notas tomadas por Unamuno y que sirvieron para reconstruir su discurso?

  34. Transcribo:
    ” Mientras Millán Astray …. a Unamuno, con el semblante serio, se le veía garabatear, nervioso, en una cuartilla algunas acotaciones …
    Se ha reconstruido (con variantes, según los biógrafos) lo que dijo el viejo rector”.

  35. Más adelante Trapiello refiere una carta de Unamuno a un amigo en el que habla de “dementes falangistas” que “aullaban” y dice que Millán era un “loco histrión”.

  36. Señoritas, señoritos, hemos tenido que instalar un pluggin antispam por se nos llena la página de comentarios con enlaces a la venta de viagra, casinos online y otras necesidades de los varones de la tercera edad. Una no tiene tiempo de estar limpiando restos todo el día.

  37. Procuro fijarme
    martes, 08/05/2018 a las 09:58

    Una condición previa para leer buenos libros es no leer malos, porque la vida es corta.

    Si solo lees cosas buenas cómo te das cuenta.

    Eso mismo decía Giuseppe Tomasi di Lampedusa. Que lo leía todo, incluso los libros malos, porque alguien tiene que leerlos para avisar a los demás de que son malos y porque si no lees mala literatura no eres capaz de distinguir la buena. Este fue un tipo que, leída su biografía, me pareció fascinante. Cuando salía a pasear por Palermo cargaba una bolsa de libros, siempre con algo de Shakespeare, por si le daba la ansiedad, como otros llevan una astillero con comprimidos de cafinitrina para poner debajo de la lengua por si les da un ataque al corazón.

    Para atreverse con los libros malos hay que estar hecho de una pasta especial y no vale cualquiera. Como esos tipos que hacen salvamentos marítimos en medio de una tempestad o los que limpian pozos negros en un túnel angosto y maloliente. Una mezcla de valor insensato, seguridad en uno mismo y falta escrúpulos.

  38. La interpretación de la trifulca entre Unamuno y Millán Astray es un poco como la del Guernica, hay para todos los gustos. En el artículo de Del Molino se dejan entrever dos cosas que, en mi opinión, dan la razón a la interpretación canónica:

    Produciéndose una situación muy tirante, hasta que su hijo Rafael, avisado telefónicamente por alguien, se presentó en el casino para proteger a su padre y llevarlo a casa.

    Esta escena del casino tendría poco sentido si la discusión con el general únicamente hubiera sido «un tumulto habitual en discursos y charlas de los años treinta, donde la gente se exaltaba con facilidad».

    Desde enero de 1937 se hablaba de un enfrentamiento épico entre el filósofo y el fascista, en textos tan entusiastas como poco fiables. Mientras, en la prensa franquista, todo era silencio.

    Si la prensa rebelde no mencionaba el hecho, es que la historia tiene más de verdad que de invención, porque los golpistas no hablaban de cosas que iban en su contra, como que un señor mayor le cante las cuarenta a un general de los suyos.

  39. En la literalidad de lo que se dijo es probable que el maño lleve razón, aunque sus fuentes no son mejores que otras; en lo del ambiente estoy con Josenez. No recuerdo si Juaristi especifica algo en su biografía.

  40. Sabiendo que el placebo funciona aún en los casos en los que el paciente sabe que le están administrador un placebo yo me hago mis propias Viagras con un ibuprofeno y un rotulador azul.

    Placebo. Una publicación compartida de Mortimer Gaussage (@mgaussage) el 27 Ene, 2014 a las 11:44 PST

  41. El episodio de Salamanca es conocido: asistían al acto, en el estrado del paraninfo, Unamuno, Carmen Polo, mujer de Franco, el obispo de la ciudad y el general Millán Astray. Entre el público, falangistas, autoridades locales, legionarios, catedráticos…

    Mientras Millán Astray arrojaba sobre los presentes brutalidades de cuartel, a Unamuno, con el semblante serio, se le veía garabatear, nervioso, en una cuartilla algunas acotaciones…

    Se ha reconstruido (con variantes, según los biógrafos) lo que dijo el viejo rector, cuando le tocó turno de intervención, tras don José María Ramos, el dominico padre Vicente Beltrán de Heredia, don Francisco Maldonado de Guevara y José María Pemán.

    El silencio que se hizo fue profundo. Todos comprendieron que de aquel anciano con cabeza de búho podía venir para el Glorioso Alzamiento el refrendo que tanto precisaban. Como al oráculo, lo escucharon.

    «Estáis esperando mis palabras. Me conocéis bien y sabéis que soy incapaz de permanecer en silencio. Callar, a veces, significa mentir —empezó diciendo—, porque el silencio puede interpretarse como aquiescencia. Había dicho que no quería hablar, porque me conozco; pero se me ha tirado de la lengua y debo hacerlo. Se ha hablado aquí de guerra internacional en defensa de la civilización cristiana; yo mismo lo he hecho otras veces. Pero no, la nuestra sólo es una guerra incivil. Nací arrullado por una guerra civil y sé lo que digo. Vencer no es convencer y hay que convencer sobre todo, y no puede convencer el odio que no deja lugar para la compasión; el odio a la inteligencia, que es crítica y diferenciadora, inquisitiva, mas no de inquisición. Quisiera comentar el discurso (por llamarlo de alguna forma) del profesor Maldonado. Dejemos aparte el insulto personal que supone la repentina explosión de ofensas contra vascos y catalanes. El obispo, quiera o no, es catalán, nacido en Barcelona, para enseñaros la doctrina cristiana, que no queréis conocer, y yo, que, como sabéis, nací en Bilbao, soy vasco y llevo toda mi vida enseñándoos la lengua española, que no sabéis. Eso sí es Imperio, el de la lengua española, y no».

    Millán Astray, que llevaba un buen rato nervioso, golpeaba con su única mano la mesa e interrumpió con impertinencia: «¿Puedo hablar? ¿Puedo hablar»? Hizo entonces uso de la palabra.

    Pronunció un breve discurso, dictado por el histerismo, incoherente, en defensa de la rebelión militar, nos dice un cronista. Se dio suelta a bufidos, voces, vítores, y Unamuno pudo, a su vez, retomar el hilo de sus palabras:

    Acabo de oír el grito necrófilo y sin sentido de ¡Viva la Muerte! Esto me suena lo mismo que ¡Muera la vida! Y yo, que me he pasado toda la vida creando paradojas que provocaron el enojo de los que no las comprendieron, he de decirles, como autoridad en la materia, que esta ridícula paradoja me parece repelente. Puesto que fue proclamada en homenaje al último orador, entiendo que fue dirigida a él, si bien de una manera excesiva y tortuosa, como testimonio de que él mismo es un símbolo de la muerte. ¡Y otra cosa! El general Millán Astray es un inválido. No es preciso decirlo en un tono más bajo. Es un inválido de guerra. También lo fue Cervantes. Pero los extremos no sirven como norma. Desgraciadamente hay hoy en día demasiados inválidos en España. Y pronto habrá más, si Dios no nos ayuda. Me duele pensar que el general Millán Astray pueda dictar las normas de psicología de las masas. Un inválido que carezca de la grandeza espiritual de Cervantes, que era un hombre (no un superhombre) viril y completo a pesar de sus mutilaciones, un inválido, como dije, que carezca de esa superioridad del espíritu, suele sentirse aliviado viendo cómo aumenta el número de mutilados alrededor de él. El general Millán Astray no es uno de los espíritus selectos, aunque sea impopular o, quizá por esta misma razón, porque es impopular. El general Millán Astray quisiera crear una España nueva (creación negativa sin duda) según su propia imagen. Y por ello, desearía ver a España mutilada, como inconscientemente dio a entender».

    En este punto interrumpió Millán Astray al grito de «¡Muera la inteligencia!», matizado por un José María Pemán que intentaba restañar lo irrestañable con el de «¡No! ¡Viva la inteligencia! ¡Mueran los malos intelectuales!». Sabía Pemán de lo que hablaba. 1935: conferencia en Acción Española; título: «La traición de los intelectuales»; destino: la futura política franquista.

    Es imaginable la pita que se armó entre falangistas, profesores y público, frente a un viejo que se había atrevido a decir lo que nadie en España, en aquellas circunstancias, habría sido capaz de espetarle a un ser moralmente tan repulsivo. Cuando Unamuno logró hacer de nuevo el silencio, continuó:

    «Éste es el tiempo de la inteligencia, y yo soy su sumo sacerdote. Vosotros estáis profanando su sagrado recinto. Yo siempre he sido, diga lo que diga el proverbio, un profeta en mi propio país. Venceréis, pero no convenceréis. Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis, porque convencer significa persuadir. Y para persuadir, necesitáis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil pediros que penséis en España. He dicho».

    Cuánta grandeza en las palabras de Unamuno, cuánta dignidad en su acto, qué ilimitado coraje quijotesco: ¡él solo contra follones, malandrines y gigantes! Nadie, durante la guerra, ni en las trincheras del frente ni en la retaguardia, estuvo tan cerca de la muerte ni la desafió con más arrestos.

    En ese momento Carmen Polo, escudada en Pemán, le dio su brazo, y así, amparado por la mujer del ya proclamado Jefe del Estado y el orador gaditano, salió de la universidad, mientras le protegían de falangistas y legionarios que querían llevárselo para el paseo o lincharlo allí mismo.

    Esa misma tarde Unamuno, como todas las tardes, se dirigió al Casino, del que era presidente honorífico, y allí, al entrar, fue insultado de nuevo violenta y reiteradamente, y expulsado. Jamás volvió a poner en él los pies, y en Salamanca empezó a saberse que la vida del rector corría serio peligro.

    Diez días después la rueda de la fortuna dio un vertiginoso molinete, y un decreto, firmado por Franco, le volvía a destituir de todos sus cargos. Ni concejal. A Unamuno entonces, confinado de nuevo en la isla de su casa, apenas se le vería.

    En su diario poético, escribió el viejo poeta versos desconsolados en los que buscaba confortación y prepararse a bien morir, Manrique de sí mismo en estas coplas:

    Cual sueño de despedida
    ver a lo lejos la vida
    que pasó, y entre brumas y en el puerto
    espera muriendo el muerto
    que fui yo.

    Andrés Trapiello. Las armas y las letras. Planeta, 1994.

  42. Mantengamos la calma. Proclamemos, ya acallados los impulsos de agitación que nos atormentan, nuestro estupor por la ausencia de fuentes fundamentales en el artículo del reportero maño. Mas no tornemos lo que es estupor en desesperación. Ríamonos, por el contrario, de las ínfulas, del bombo y el platillo del titular. Riamos en alegre camaradería. Profundas son las tribulaciones del alma humana, dañinas las noticias que nos llegan desde los rincones más xenófobos de la Península. Sacudámonos la congoja por un momento y descojonémonos un rato. Corto o largo, dejémoslo a la voluntad de cada cuál.

  43. martes, 08/05/2018 a las 01:47

    Lo he leído, gracias por el aviso. También que Fiare está en manos de los jesuitas de San Sebastián. Voy a contrastarlo, porque no me fío ni de mi padre. Una tercera alternativa (pero creo que más incómoda) es Coop57.

    jrG
    martes, 08/05/2018 a las 06:55

    Sí, banca ética es casi una contradicción en sus términos, como hombre bueno o negro fucsia. Pero qué quiere que le diga, prefiero que se dediquen a financiar alojamientos tutelados, que las cuentas sean transparentes y que yo tenga algún tipo de posibilidad de intervenir o al menos fiscalizar las decisiones.

  44. Coño, ¿y en manos de quién va a estar la banca ética si no son los jesuitas, opusdeístas, antroposofistas, budistas y demás istas del humanismo? ¿De Greenpeace? ¿De las Juventudes Comunistas?

  45. No os gusta Aniquilación, no os gusta Chirbes, no os gusta la reina Amidala. No os gusta nada. Si estuvierais en la cola de la ITV apreciaríais más los pequeños placeres de la vida.

    Aniquilación para dummies.

  46. A lo mejor Jabois, Huguet, Gistaus, Juanmalodíguez, Hez Pitarte, Maceta Orinales o alguno de los 23.794.623 columnistas españoles merengues escriben algo al respective.

  47. A ver, que no me leéis y si no me leéis me voy a ir, eh, luego no digáis que no os avisé.
    Ni mi interesante link sobre las putas y los que somos inteligentes, ni mi opinión sobre la pinícula de marras habéis leído cabrones. Sólo Quinn.

    S. a mi sí casi me gustó:

    Adaptaciones
    viernes, 04/05/2018 a las 01:08

    Acabo de verla. Suspensión de incredulidat toda la del mundo. Aun asin ¿la mandamás de todo el proyecto misión es la PSICÓLOGA?
    AMOS ANDA HABER PUESTO A UN AGRÓNOMO.
    Fueraparte no ma disgustao, la Natalie disparando sí que es creíble, hombre.
    Lo mejor de todo y no es coña es el desarrollo visual de los créditos finales. Muy acertada también la banda sonora, no me refiero a la música sino a la parte de efectos sonoros (que también se compone y se escribe) cuando se producen los intentos de comunicación o emulación
    Adaptaciones
    viernes, 04/05/2018 a las 01:25

    Y me ha gustado también la caracterización de ese mal en concreto. No es tal, sólo pasaba por allí, ¿soy malvado?? ¿Ah, sí?
    No sabía que os estaba molestando.
    Adaptaciones
    viernes, 04/05/2018 a las 01:35

    Y por supuesto la moraleja. No se os puede dejar a los progress ocuparos de las cosas importantes, en vez de investigadores y sucesivas misiones un buen bombardeo preventivo y llegamos al mismo final pero sin pinícula de por medio.

  48. Adps, joder, que sí te leemos. Lo que pasa es que no nos convences. La película es mala, pero no mala por cutre, lo que podría tener su gracia, sino por pesada y pseudotrascendente.

    Portman me gustó algo en «El cisne negro». No recuerdo ninguna otra película en que me haya interesado. ¿En Thor?

  49. Perroantonio
    martes, 08/05/2018 a las 15:51
    Portman me gustó algo en «El cisne negro». No recuerdo ninguna otra película en que me haya interesado. ¿En Thor?

    En Leon, el profesional y en Beautiful Girls es cuando estuvo más radiantemente bella, tal vez porque era una pizpireta jovenzuela de edad prohibida.

    Procuro fijarme
    martes, 08/05/2018 a las 15:55
    Quinn, ven a leernos lo que ha puesto Adaptaciones.

    Ya no me acuerdo ni de lo que he puesto yo.

  50. Pues a mí Cisne negro me pareció un pestiñaco de peli.

    Menos Cisne negro y más cine negro.

    (¿Os ha hecho gracia? ¿No? Pues a jodersen, que a mí sí).

    Hoy quiero ver una buena peli de cine negro. A ver qué se me ocurre.

  51. Por desgracia, las damas del lugar han adoptado, en cuanto cabe, casi todas las modas francesas, y van perdiendo el estilo propio de vestir y peinarse. Todas usaron ingentes miriñaques totales, y ahora usan el miriñaque parcial y pseudocalípigo que priva. El día menos pensado abandonarán la mantilla y se pondrán el sombrerito. Todas se peinan, tomando por modelo el figurín, y suelen llamar á este peinado de cucuné ó de remangué, á fin de darle, hasta en el nombre, cierto carácter extranjero. Las faldas, en vez de llevarlas cortas, las llevan largas, y van barriendo con la cola el polvo de los caminos. En resolución, es una pena este abandono del traje propio y adecuado.

    Me descubre Viejecita la palabra cucuné, sonora como pocas. Y en una búsqueda rápida sólo la veo usada por Juan Valera hablando de las cordobesas de su época.

    Cucuné podría ser un cantante afrocubano o una nana a ritmo de samba, pero es un moño alto, un moño descocado en lo más alto, no de esos moños de viuda medio descolgados que según se cumplen años acaban en la nuca.

    Pseudocalípigo también mola mucho, especialmente a los que somos fanes de Venus Kallipigia en sus infinitas variedades.

  52. Una muy interesante exposición sobre el movimiento en el cine de uno de los directores con más obras maestras a sus espaldas. No en vano, antes de rodar sus propias películas fue ayudante de dirección, guionista (para pagarse la bebida), montador y, por último, doblador.

  53. Satur Oliver
    martes, 08/05/2018 a las 16:22

    Si no la has visto ya, El infierno del odio (Kurosawa). Va de secuestros y rescates, y de mucho más. Gran-gran peli.

  54. Perroantonio
    martes, 08/05/2018 a las 13:38

    Esperaba yo que de personas normales, como tú y como yo. Bueno, más bien como yo 🙂

  55. Pirata Jenny martes, 08/05/2018 a las 16:43

    Es verdad, yo muy normal no soy. Voy a poner una jetilla, no sea que no se entienda la ironía 🙂

    Por lo general las personas «normales» no suelen tener una «misión» en la vida. Tienen obligaciones y preocupaciones que sólo se convierten en una misión cuando militan en una organización con principios sólidos. Los humanos son mas bien flexibles y volubles y si ven que hay posibilidad de ganar un millón, pues se gana, mejor no preguntar cómo, no sea que se interponga la conciencia, que es un código que nos insertan de pequeños, como las tres leyes de la robótica, para que no hagamos el mal.

    Quiero decir que realmente quienes pueden tener principios éticos inflexibles son las organizaciones muy ideologizadas. Una empresa «normal» cambiará sus principios en cuanto vea que se va a pique. Lo de la banca ética que venden algunos bancos es simplemente una línea de producto para un segmento muy estudiado de clientes, como las empresas eléctricas que tienen un segmento de energía «verde» (complementaria a la nuclear).

    Es decir, que puedes tener toda la seguridad que serán mucho más exigentes con su banca ética los jesuitas o los antroposofistas que cualquier banco comercial o el primer Perico de los Palotes que monte un banco ético.

    De todos modos, a estas alturas ya tengo demasiadas dudas sobre lo que significa ética. Sé que filosofía es la forma que tienen de jugar los clubes de fútbol y que estética es eso de los pelos de colores que les hacen a las mujeres en las peluquerías. Pero, ¿ética…?

  56. No encuentro nada sobre de dónde puede venir lo del cucuné. Sólo se me ocurre que pueda ser una lectura cordobesa de chignon du cou de cygne. Cómo mola la etimología imaginativa.

  57. Buenas tardes a todos.
    Varias cosas

    – Me ha hecho ilusión que a MGaussage le hiciera gracia lo del cucuné. Mi abuela lo usaba muchísimo, para reírse de las pretensiones.

    -Veo que a casi ninguno de ustedes les gusta Natalie Portman. Pero es que se fijan ustedes en sus películas de adulta.
    Y es como echarle en cara a Shirley Temple, o a Hayley Mills, que no fueran estrellas de adultas.
    Que a mí, ni siquiera me convenció en “El Cisne Negro”, que el papel lo tenía que haber hecho una bailarina de verdad, y que se la veía demasiado rígida . Un poco como le ocurría a Ann Bancroft en “Paso decisivo”, que aunque hacía de bailarina vieja, que sólo tenía que mover los brazos, se le notaba demasiado que no los movía bien. Y eso que tuvieron buen cuidado en no dejar bailar a Shirley MacLain, que esa sí que la hubiera puesto en evidencia ( Y conste que Bancroft me encanta ).
    Pero se han olvidado ustedes de Portman , en ” Leon, El Profesional”, donde , con once añitos, nada menos que Jean Reno se dejaba matar por ella.
    O de “Beautiful Girls” , ya con trece : Lo mejor de la película , con diferencia.
    A mí, con esas dos películas me basta para tenerla en los altares.
    Lo que pasa es que , hay que seguir comiendo todos los días, y en el cine es donde tendrá más posibilidades de trabajar, y no se le puede exigir que, en vista de lo buena que fue de niña, se jubile para no estropear su imagen.

  58. Pirate, coincidiendo con su pregunta de anoche vi el primer capítulo de Ozark, que empieza con una potente secuencia preguntándose qué es el dinero (y proponiendo respuesta: El dinero es una unidad de medida de las decisiones que un hombre hace en su vida.)
    La serie pinta bien, aunque dudo que alcance el nivel de Breaking Bad.
    Volviendo a su pregunta, me recordó la que titula un interesante libro de Comte-Sponville: El capitalismo ¿es moral?
    Su respuesta es que es amoral, y con él coincido en la necesidad de dejar en el reino de la moral las pocas cosas importantes que son de su estricta competencia, evitando llevar aquellas que están en otras esferas de valoración.

  59. Y hablando de películas japonesas:
    El domingo, cuando se fueron los demás, el menor se quedó y estuvimos viendo con él ” Primavera Tardía” de Kenzaburo Oé ( seguro que lo he escrito mal, que ya, los nombres, incluso los españoles, los tendría que tener escritos en un papel , que se me olvidan.
    El caso es que no conocía la película, que es del año 49, y pensaba que iba a ser de esas que les gustan a la gente muy leída y escribida, pero no. Quitando una secuencia en que están en una representación de Ópera Nô, que debe tener mucho significado para los japoneses, pero que me pareció bastante rollo, ( dura unos minutos nada más, pero se me hicieron eternos), la película es una verdadera maravilla.
    Así que se la recomiendo a todos.
    Aunque probablemente, estén ustedes hartos de conocerla…

  60. Gomez:
    Cucuné es el nombre irónico de las cofias blancas encañonadas que llevaban las muchachas del servicio en las casas de nuevos ricos con pretensiones. ( Al menos, así las llamaba mi abuela en el San Sebastián de mi infancia)

  61. Ya sabe, Gomez, que soy ” la segunda con menos sentido del humor del Blog “. De la mitad de las bromas ni me entero o, si me entero, me entra la risa floja media hora más tarde, cuando por fin caigo.
    Por cierto, nunca me enteré de quien era la primera.

  62. Pirata Jenny
    martes, 08/05/2018 a las 16:42
    Si no la has visto ya, El infierno del odio (Kurosawa). Va de secuestros y rescates, y de mucho más. Gran-gran peli.

    La vi la semana pasada. Pasote de peli. Lo que ha traído González con ese yutuck del movimiento en Kurosawa es buenísimo (gracias) y le va al pelo a la peli (esto es un realce expresivo, a que sí).

    Al final voy a ver la última de Woody Alien. Con un vinaco de Alsacia que se caga la perra y unos espárracos con queso de Soria que me trajo el otro día el Gremanel y que probó el plato (y un vino similar) en un restorán con una estrella Michealean (es que va de guays). Yo tengo una tía navarra de un pueblo esparraguero que dice átonamente de los espárracos: «los de abril, para mí; los de mayo, para el amo; los de junio, para ninguno». Pues me da que estos espárracos de mayo son para mí. Perdón por joder la rima.

  63. viejecita
    martes, 08/05/2018 a las 18:51

    La Taraxa, que solo se ríe con chistes de gallegos y de setso subliminal.

  64. Gómez
    martes, 08/05/2018 a las 18:27
    Pues a mí lo de cucuné me suena un poco a “cómeme el cucuné”.

    Efectivamente podría ser la letra de un cuplé sicalíptico o una de aquellas letras sin sentido de las mamachicho.

  65. En los diccionarios que comprende el Nuevo Tesoro Lexicográfico y en los corpus de la Academia no hay ni rastro de cucuné. Pero además de Valera, lo usa también García Lorca y da nombre a un río de Venezuela en El Ejército expedicionario de Costa Firme: documentos del Conde de Torrepando (1786-1843) conservados en el Archivo Histórico Nacional, vol. 2. Este Torrepando era vizcaíno y de Carranza, a ver lo que habláis.
    He echado un vistazo por aquí y veo que sale al menos en dos novelas mejicanas, en ambas como cúcune para llamar a las gallinas, igual que el europeo pitas.
    ME TIRO A LA PISTINA. Puesto que se trata de una cofia propia de la servidumbre, tal vez la denominación haya resultado de una serie de metonimias sucesivas: los topónimos americanos nombran a los servidores indígenas y después, por estos, el tocado que les es propio.

    Hasta que venga Perroantonio con la suya, VOY GANANDO.

  66. Si empezamos otra vez con los espárrafos y su aliño me tiro a la pistina de aguas pristalinas.

    Un
    caligrama,
    pero cojonudo,
    me manda hacer
    la hermana de
    Violante.
    Un caligrama masculino, soberbio y caralludo, gordo como
    un espárrafo de Tudela, enhiesto como una torre de Pisa y que,
    si puede ser, no deje demasiado a la imaginación, ese carisma
    que unos tienen y otros no. En ciertas cosas es mejor, dice,
    que se note que
    lo frío está bien frío y
    lo caliente, caliente.
    Ardiendo, vaya.
    Y uno más
    grande.

  67. Procuro fijarme
    martes, 08/05/2018 a las 19:21

    He encontrado múltiples resultados en un idioma del demonio. Según el traductor de Google, se trata del javanés, idioma hablado en las zonas central y oriental de la isla de Java, en Indonesia. Sigan haciendo juego.

  68. Saussage, esas Mama chicho son falsas. Las iniciales eran cinco o seis. Lo sé porque me enamoré perdidamente de una, la del medio de las Mama chicho, una morena finica que —ella nunca lo supo— nació para que yo fuera suyo. Pero en fin, el destino nos mantuvo separados físicamente. Espero que la vaya bien, que se haya metido a funcionaria en provincias y que no se haya arrejuntado con un cachas bastardo o uno de Podemos.

  69. O con un cachas bastardo de Podemos y morinyista.

    Decirme que no o me cuelgo ahora mismo de la lámpara de la mesilla de noche.

  70. Pues si gastaba cucuné tendría cabeza de alondra o de abubilla. O de cacatúa, pero en Granada creo que cacatúas no gastan.

  71. A las Mama Chicho les pasaba un poco como a Boney M. Corría la leyenda de que a las chicas del grupo las cambiaban cada verano.

  72. En «Los títeres de Cachiporra. Tragicomedia de don Cristóbal y la señá Rosita» de Federico García Lorca, se habla también del cucuné.

    ROSITA: (Contando las puntadas). Una, dos, tres, cuatro… (Se pincha). ¡Ay! (Llevándose el dedo a la boca). Cuatro veces me he pinchado ya en esta “e” última del A mi adorado padre. En verdad que el cañamazo2 es una labor difícil. Uno, dos… (Suelta la aguja). ¡Ay, qué ganitas tengo de casarme! Me pondré una flor amarilla sobre el cucuné3, y un velo que arrastrará por toda la calle. (Se levanta). Y cuando la niña del barbero se asome a su ventana, yo le diré: Voy a casarme, pero antes que tú, mucho antes que tú, y con pulseras y todo. (Silbido fuera). ¡Ajajay, mi niño! (Corre a la reja).
    EL PADRE: (Fuera). ¡Rositaaaaaaa!

    Una nota al pie, dice: «cucuné: moño hecho en lo alto de la cabeza, llevado antiguamente por las mujeres».

  73. Perro, yo a lo de la Winehouse le diría remangué. Más que nada porque lo desordenado me recuerda a “remanguillé”, uséase por pura homofilia, enfermedad de reyes.
    Y gracias por la cita de Lorca. Se ve que el asunto es más bien andaluz.

  74. castrofortino
    martes, 08/05/2018 a las 19:26
    le voy a hacer una pregunta a la que se tira a la pistina, si me lo permite: ¿ud barajea las cartas?

    No me lo pregunta para que echemos un mus sino por el verbo, a que sí. Creo que lo decía de niña y que barajear es popular en España, aunque el DLE localiza la variante solo en algunos lugares de América.

  75. Chino Cudeiro
    martes, 08/05/2018 a las 19:41

    Mira lo que he pescado, Chino:

    a) «lan uga cucuné F. Scott Fitzgerald nyatakak…»
    b) «y también el discípulo de F. Scott Fitzgerald declaró que…».

    Como en «reunió Josús a sus doce cucunés…». 😀

  76. ¡ Menos mal que se han fijado en lo del cucuné, y no en el nombre del director de “Primavera Tardía ” que era OZU, no Oé.
    ¡ Si seré bruta !

  77. Procuro fijarme
    martes, 08/05/2018 a las 20:20

    por el verbo, sí. de mocetes, donde pasábamos los veranos, un poco por encima del Ebro y a la vista de la sierra de Cantabria, las gentes del lugar se tiraban a la pistina y barajeaban las cartas, lo que nos daba mucha guerra a los que veníamos del sur.

  78. Adaptaciones
    martes, 08/05/2018 a las 15:22

    Adapts, que sí: a ti y a Chino os gustó. A Schultz también aunque no lo sabe.

    Me acaban de decir que no hay gmail en China.

  79. S.
    martes, 08/05/2018 a las 20:52

    Yo no he visto Aniquilación, ¿eh? A mí me gustó (tercera acepción) la de los pulpos.

  80. «y suelen llamar á este peinado de cucuné ó de remangué»

    En todo caso, lo de «remangué» (que suena como «a la remanguillé») deja claro que es una palabra inventada como burla de la pronunciación francesa. «Cucuné» quizá provenga, simplemente, de parodiar «coucou».

  81. S., que en China no hay Gmail significa
    a) que no existe gmail.china
    b) que si estás en telitolio chino no puedes usal tu cuenta de gmail
    c) las dos cosas, clalo
    d) no está tan clalo

  82. . «Cucuné» quizá provenga, simplemente, de parodiar «coucou».

    A mí me gusta más mi invento de cou cygne, cuello de cisne. Que les queda muy bien a las mozas el moño por eso, por el cuello a la vista. Prefiero soñar por ese lado más que el de los pájaros por el que se deja caer siempre el Perro.

  83. Sorry, Holmes. Un día dijeron por la megafonía del Nou Camp: “Que se aparte ya ese gilipollas” y pensé que lo decían por mí… Bueno, no, pero casi.

  84. No tendría ningún problema en ver Aniquilación, S. De hecho, es ver una peli con un «monstruo» mínimamente elaborado —a poder ser marino— y se me desnorta el juicio. Pero aún no la he visto.

  85. Hoy han asaltado Adapt’s manor. La alarma perimetral los ha hecho huir. La enorme suerte que he tenido ha sido no estar en casa. Pero no por el motivo que imaginan.

  86. Procuro fijarme
    martes, 08/05/2018 a las 20:24

    Qué bueno. Yo he hecho una prueba parecida, pero al copiar el texto en javanés en el traductor de Google me he comido una letra. Al escribirla bien, la nueva frase traducida tenía entre poco y nada que ver con la anterior. Al final he pasado. También te digo que he actualizado mi perfil de LinkedIn y ahora tengo competencia básica profesional en javanés, que una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa.

  87. Adaptaciones
    miércoles, 09/05/2018 a las 00:08

    ¿Hubiera aniquilado como la Portman, por algún casual? Me alegro de que solo haya sido un susto.

  88. No he visto –ni veré, a tenor de lo leído– Aniquilación; pero puestos a suspender la credulidad con aniquiladoras improbables, la Charlize Theron de Mad Max no desentonaba del todo. Y repartiendo de lo lindo con un solo brazo, que tiene aún más mérito.

  89. Puestos a pedir, en la magnífica columna de Jabois sólo he echado de menos que consignara la reacción del público del plató de TV3, que no vaciló en aplaudir al etarra como si fuera la folclórica de turno y no el tiparraco que asesinó a un comerciante de vinos en presencia de su hijo. Cataluña está muy enferma.

  90. Lo que me faltaba! Olmos haciéndose un Instagram como las influences… Y yo en Lugo buscando a Satur y comiendo lamprea… ¡No me da la vida!

Los comentarios están cerrados.