Mirando por el retrovisor. 2, Simca 1000

Por JrG

No tendría más de 5 años y desde allí abajo recuerdo a mi padre como un gran hombre. Casi siempre con camisa blanca recogida en los puños y fumando Ducados.

Lo que más recuerdo era su precisión con las cosas de hacer a mano y sus fotografías.

Pero si algo hacía bien, era el equipaje para irnos de viaje, y cargar el coche.

Todo perfectamente metido en maletas, en una enorme nevera con hielo de barra para las cosas de comer y beber, y tuperwares o bolsos.

Pasar tres meses en una casa de pueblo que todavía no tenía agua corriente, no era para pocos equipajes.

Eramos cinco, pero mi hermano mayor ya no solía venir con nosotros, al menos en el primero de los viajes de verano, pues tenía diez años más y eso era mucha distancia y él tenía otras obligaciones.

El primer coche de mi padre fué un Simca 1000 azul. 4 puertas.

Casi una limousine para el estandar de la época, en que el uno de cada cuatro coches que circulaban por España era un 600.

Ser fronterizo tenía algunas ventajas. No esperabas meses, incluso años, el turno para comprar alguno de los pocos modelos disponibles en el mercado.

Este Simca de origen francés, se le alquilaba con opción de compra, a un autoescuela de la ciudad que podía importarlo.

El Simca, era un tres cuerpos puro, con motor trasero y propulsión al mismo eje. Configuración muy típica de esa época (se produjo entre los 60 y mediados de los 70). No tenía nada que ver con el renault Dauphine (coche de las viudas) , que era redondito, tipo al 600.

El Simca era más cortado a cuchillo, muy luminoso en el interior, con un pequeño pero fiable motor que le permitía coger los 100 km. por hora y mantenerlos si encontrabas dónde, y tu esposa no te clavaba (como era el caso) las fotos de tus hijos con imán en el salpicadero con el consabido “Papá no corras”.

Era genial y frustrante a la vez, ver cómo en las recta de Peralta, antes de los altos, mi padre le daba gas, y mi madre cogía con fuerza el asidero del techo, mientras comenzaba una de sus toses impertinentes…

Hacia mitad de recta y cuando ya comenzaba la sensación de velocidad, y tenía que adelantar a un paisano con su mula o un 4L de algún agricultor, mi madre ya no soportaba más y le decía:

— Para ya Ramón hombre…

Mi padre refunfuñaba,maldecía, y claro está volvía a los 60 km/h reglamentarios.
Normalmente yo viajaba de pie entre los dos asientos, mientras mi hermana pequeña vomitaba en el asiento trasero.

Un viaje de 180 km. era una aventura de cuatro horas, con dos paradas intermedias para almuerzo, pipises, y vómitos.

La primera siempre era bajando Velate hacia Pamplona y la siguiente ya en Calahorra o Arnedo para comprar lo que faltara.

El coche siempre iba cargado hasta los topes, y la baca indispensable, cubierta con el toldo naranja, y un pulpo que lo amarraba todo a la perfección.

Cuando padre preparaba el equipaje, ríanse ustedes de la empaquetación de esferas en matemáticas. Mi padre no sabía ni lo que eso era, pero conseguía llenar el espacio disponible con una precisión que ni la medalla Fields.

Del Simca 1000, Bertone sacó una versión coupé preciosa, que se parecía mucho a Seat 850 coupé, con algo más de empaque.

En España no se veían muchos hasta que empezó a fabricarse en Villaverde, y los quemadillos de la época los transformaban para competir con los Renault 8, 10 y TS.
Renault se beneficiaba de copas monomarca de las que no disponía Simca (Talbot), pero en rallyes tubo una época dorada con la versión Rallye en ediciones 1, 2 y 3.
De este último se llegaban a obtener 135 caballos para un cochecito de 750 kg., incluso una versión grupo 5 con carrocería de fibra de vidrio llegaba a los 150 CV.

Complicados de pilotar como un Porsche 911, pero sin su potencia de 6 cilindros, y con un eje delantero que flotaba muy rápido, y su carácter netamente sobrevirador, era una delicia escuchar aquellos apretadísimos cuatro cilindros muy altos de vueltas escupiendo por el megáfono en su corto recorrido desde el colector.

Pero me alejo de la historia civilizada de este simquita.

Mi padre decía que los Renault y los Citroen eran coches blandos y poco fiables. Que el Simca era un gran coche, el mejor en ese momento.

Yo creo que no estaba descaminado, y ese coche duró hasta la salida posterior del Seat 124, haciendo no menos de 130.000 km., por toda la geografía patria, con cuatro adultos, dos niños, equipajes y lo que hiciera falta.

En un Día del padre, mi hermana y yo le regalamos a mi padre un pomo para la palanca de cambios de color azul con una estrellita de mar.

Creo recordar que mi padre le montó la bronca a madre con el dichoso regalo, pues el odiaba esas fruslerías y se vería obligado a ponerla…

La puso, claro está. Muy a su pesar, pero la puso.

Y nosotros tan contentos.

Cuando mi padre nos descargaba en el pueblo a nosotros y nuestro equipaje, se bajaba a la cas del tío Juanito a tomarse un vaso con él y saludar.

Nosotros llegabamos a la casa, y para mi madre empezaba el infierno.

El coche contrastaba muy bien en la plaza del pueblo, frente a la fachada este de la casa, con el rojizo preponderante del pueblo.

El coche se pasaba allí los días muertos, pues mi padre no lo quería coger para nada, y se iba al monte a coger setas de chopo, y volvía con el pan para desayunar nosotros y él almorzar.

Allí los despertares eran de cascos de caballerías a paso lento al frescor de la mañana de marcha hacia el campo y la faena.

El cura tenía un seiscientos blanco, para atender a las parroquias próximas sin cura en plantilla.

El alcalde, y carnicero, tenía un 4L y no había más coches en el pueblo.

Mi padre al llegar siempre hacía sonar el claxon, para que se enteraran de que llegábamos.

Yo que no era muy de saludar y besos y esas cosas, me escondía en el suelo de la parte trasera.

Rechazaba los saludos y tenía actitud muy tosca con los lugareños.

Salía lo menos posible de casa, excepto a las tertulias nocturnas, a las que se iba pertechado de la sillita baja para acompañar las conversaciones.

Pero con lo que yo disfrutaba de verdad era con alguna esporádica salida a Arnedo a por botellas de gas, o al monasterio de Valvanera (obligatoria todos los años) y recorridos larguísimos por carreteras sin una sóla línea recta y de un carril.

Recuerdo esa sensación de no cruzarte, ni adelantar a nadie en largos tiempos.
Pero el momento bueno de verdad, era el de regresar a casa a finales de agosto.

Eso era lo mejor.

Categorías:

130 comentarios en “Mirando por el retrovisor. 2, Simca 1000

  1. Desierto P.
    martes, 05/06/2018 a las 19:40
    En Barcelona no tocó Shineonyourcrazydiamond ni Echoes. Supongo que tampoco en Berlín. Por lo demás: conciertazo.

    Disculpa, se me pasó el comentario. No, no tocó ninguna de esas dos joyas. Y eso que Gilmour, Mason y Wright se atrevieron con el Echoes en Gdansk y fue maravilloso, según se ve en youtube. Creo que repetirá el repertorio en Cracovia.

    Por cierto, se te quedó otro comentario en moderación porque había un error en el correo electrónico. Lo pongo ahora.

  2. Desierto P.
    miércoles, 06/06/2018 a las 00:08
    Adaptaciones
    martes, 05/06/2018 a las 19:46
    Desierto, ya que estás, lo de macho alfa de lomo plateado ¿era tuyo
    ———

    Mercutianamente: no.

  3. LAS BATALLAS EN EL ASFALTO
    El tono de esta serie de coches y recuerdos evanescentes me trae a la memoria un libro maravilloso que se lee en un par de horas: Las batallas en el desierto, de José Emilio Pacheco, que empieza más o menos así: «Me acuerdo, no me acuerdo; ¿qué año era?»

  4. Buenos días a todos :
    Me encanta esta entrada. Tanto la ilustración, como el texto, con esa mezcla de recuerdos personales y de explicaciones técnicas.
    Y eso que JrG tiene la edad de mi hijo mayor, y mis recuerdos son de otra época : de cuando a los coches de G.M. les llamaban los “Gracias Manolo” ( por el ministro que concedía el permiso de importación , a base de entregar divisas ). De cuando un tío mío compró un Peugeot en Francia, a nombre de un amigo suyo diplomático, y lo tuvo más de un año en su cochera, sobre ladrillos, para que las ruedas no sufrieran, y poniéndolo en marcha un rato cada semana, hasta poder “comprárselo” como coche de segunda mano a su amigo…

    Hasta luego, espero.

  5. Junio es el mes más bonito del año, el más bonito del siglo y el más bonito del mundo. Todos los días hago el gesto de tu madre de agarrarme al asa y frenar con el culo para que pase más despacio. También echo muchos juramentos. Pues nada, ya estamos a ocho.

  6. Mi hermana tenía una amiga en el colegio que nos contaba que su padre le había comprado su SEAT Panda de carreras a Mari Trini. Si la veo algún día, que hace años que vive en Granada, le pediré que me cuente mejor la historia.

  7. En el festejo de ayer estuve en el 8 pegado al 7, donde están todos los bocazas de las Ventas. Hubo toros interesantes, dos tercios de varas serios y un toro marrajo y asesino que estuvo a punto de matar a un torero. El espectáculo aunque imperfecto era serio, pero los bocazas no callaban. Había detrás de mí uno que me tenía ya hasta los cojones, así que no pude más y le dije: “Anda, cállate ya que eres más tonto que Pedro Sánchez”. Mi chirigota tuvo tanto éxito en la gente cercana que al propio ofendido le entró la risa y me ofreció un lingotazo de Ballantines. Eso sí, el hijoputa siguió dando la matraca.
    Esto es Madrid, ñoras, ñores.

  8. Esa secuencia, Seat 600, Simca 1000, Seat 124 fue también la de los coches de mi padre. Mi madre tenía un Austin MG 1300 color amarillo, un tono ideal entre pollito y subrayador que permitía distinguir desde la distancia dónde estaba aparcado, como los salvavidas en la mar. Llevaba tapicería de hule rojo a la que se me pegaba el culo en verano y que me lo congelaba las mañanas de invierno al ir al colegio. Creo que todo lo que viajé en él lo hice sentado sobre las manos.

  9. Dean Martin, con un pedo aún mayor que el de Rajoy el día de la moción, cantándole a las mozas de Barcelona.

    O-O-Le that belle from Barcelona way
    If you could see her o-o-le
    You’d know I only needed to say o-le
    Hey muchacha
    She showed a lot of muchacha
    She kissed me and ooo-cha-cha
    I knew I was there to stay

    Oh chiquita you are mucho linda
    Oh chiquita you are so bonita

    Eyes exciting very amoroso
    Lips inviting very delicioso

  10. ¡ Vaya por los dioses , Bremaneur !
    Está visto que no me va a quedar otro remedio que leerme de verdad El Quijote, aunque sólo sea como desagravio .
    ¡¡¡ Maldita sea !!!

  11. La línea roja es la policía en la Universidad, dice el Rector, y que no cruzar y no dejar entrar. De qué me suena.
    La culpa no la tienen los mongolos que berrean y aporrean, la culpa es del que consiente.

  12. Por si no lo habíais leído. Las trabajadoras de una fábrica de aceite de Córdoba no cobran, el servicio de consultas de la RAE en twitter se pone un poco ÑEÑEÑÉ —que la RAE tiene toda la razón callado está dicho; pero a lo mejor no era el momento de sacar la viga del ojo ajeno y al final era por otra movida— y recibe las consabidas respuestas indignaditas, que demuestran que da igual que hablemos el mismo idioma. Adónde vas, manzanas traigo, fascistomachistas.

  13. Perroantonio
    viernes, 08/06/2018 a las 15:52
    El nuevo periodismo: que opinen los imbéciles.

    Jo, qué fuerte. También es buscar en la basura, yo creo.

  14. S. viernes, 08/06/2018 a las 15:47

    Al excluir a gran parte de la población del acceso a oportunidades económicas, estas instituciones extractivas acabarían frenando el desarrollo de estas sociedades en el largo plazo.

    Pero la idea no es nada nueva. He leído ahora que en las crónicas y relaciones de Indias se habla machaconamente del desgano de los indios como un carácter racial. La misma cantinela que con los andaluces, esa raza desganada. La pena del razonamiento es que los indios tienen cara achinada y los andaluces son como tú, mamón. Y por ahí es que falla un carro cuando lo pones delante de los bueyes, que bueyes e indios en un momento dado lo somos todos.

  15. PALABRAS BONITAS PRECIOSAS

    Me he encontrado chin ‘poca cantidad’ (Puerto Rico y República Dominicana); también interjección, a) para llamar al cerdo (sin marca geográfica), y en México para expresar sorpresa o enfado.

    En mi castellano un chin solía ser una moneda. A JrG le he leoído «tener chines», por lo mismo. ¿Alguien tiene más chines?

  16. Esta no la he visto:
    ‘Mulholland Drive’ (David Lynch, 2001)

    Lo sucedido en la Universidad de Barcelona es una oportunidad, más, de enseñar en Europa la “revolución de las sonrisas”. Me va a tener que contratar Boller.

    Los de SCC deberían hacer cientos de camisetas blancas con un bonito lazo amarillo en el pecho. Y encima, una selección de las oideas de Torra. En inglés, y cambiando “españoles” por negros, judíos, homosexuales… ¿Que iba a “leer” el cerebro de un británico cada vez que Guardiola saliera con el lacito? Lo mismo que el del occidental llegado a la India y se la topa plagada de esvásticas.

  17. Handsome PDRO ha devuelto la llave de los dineros a Torra. Ahora todos esos ministros tan listos son igual de tontos que él. Es lo que pasa por subirse a un barco cualquiera. Da igual lo que tú hagas, si el Capitán es un torpe te ahogas con él.

  18. Procuro fijarme
    viernes, 08/06/2018 a las 16:47

    “No tengo ni un SUS” me decía mi padre cuando le pedía la paga.

    CHANCHO, llaman al cerdo en Perú.

  19. Me uno a Almodovar, pidiendo un puesto de algo cultureta en el gobierno o lo que sea.

    Esto ya era un mal signo, devolverles la saca a estos rufianes, es el paseo de Don Quijote por las playas de Barcelona, antes de perder su batalla y retornar desencantado a casa.
    No me extraña que se revelen contra Cervantes. Ya lo adelantó todo, aunque ellos no lo leyeran y les parezca un facha por luchar en Lepanto y ser un gran militar.

  20. Proc, lo que es nuevo, al menos para mí, es un estudio que demuestra la relación entre la velocidad de la Reconquista, por un lado, y el nivel de riqueza por región, o el asentamiento de élites extractivas en el Sur.

  21. Perroantonio
    viernes, 08/06/2018 a las 15:52

    Adoro las películas muy lentas, como los libros o las pinturas que se detienen y prolongan mucho tiempo un detalle.

  22. Retransmisión del partido de Rafa Nadal en Roland Garros. El comentarista, Àlex Corretja, acaba de mencionar ciertas patatas bravas que se pueden comer en un bar de Sarriá. Hoy he comido ahí, por cierto.

  23. Procuro fijarme
    viernes, 08/06/2018 a las 17:18

    Qué reflejos muchacha…
    También solía oirlo en Fuenterrabía para referirse a monedas, hablar de SUSAS (Txamponas en vasco).

  24. S.
    viernes, 08/06/2018 a las 15:47

    El documento, no está mal fundamentado en datos históricos (sin profundizar demasiado en su certitud), pero las conclusiones me parecen demasiado aventuradas, muy forzadas. Se podría decir, de la misma forma y con los mismos argumentos, que la presencia Musulmana, retardó el crecimiento posterior de esas mismas zonas.
    La muchacha de la primera opinión no ha leído en absoluto o quizás no muy bien la historia de Nueva Zelanda.

  25. No me parece nada mal que la Arrimadas no pase por las Horcas Caudinas Amarillas.
    Que no me vengan con chorradas.
    Y van y les dejan nuestra pasta, cruda.
    En el primer día!!!!!

  26. Un bonito anuncio:
    SIMCA BARREIROS.
    Esta es la raza de los simca mil
    No le importan los caminos difíciles
    No le importa el clima más duro,
    Digno de la estirpe chrysler.
    La raza de los simca mil,
    Un coche con tres motores.

  27. El cuerpo humano tiene una resistencia brutal, es capaz de aguantar terroríficas sevicias. Yo, por ejemplo, no me echo la siesta y aquí estoy. Vosotros viviréis doscientos años más que yo porque os echáis siesta, pero mientras tanto me tenéis que aguantar.

    El caso es que hoy ha habido siesta, y al levantar estaba tan moralmente embrutecido que, al consultar la prensa, he visto que había tennis, y me he dicho, oye, pues voy a ver un rato el tennis.

    Y he flipao. Juegan el Rafa ese del «¡vamos, Rafaaa!» y otro… Y GRITAN COMO LAS HEMBRAS DEL TENNIS.

    Hacía siglos que no veía un juego de tennis. En mis tiempos, cuando alguna vez veía juegos del tennis, las únicas que gritaban que parecía que estaban en pleno fornicio canicular eran las hembras. Y me sacaba de quicio. Y ahora veo que también lo hacen los hombres.

    El Rafa ese grita: Ñiiiieeeeeeeeeeeeee.
    Y el otro grita: Uuuhhhh.

    Por lo que el juego del tennis de hoy es:

    Ñiiiieeeeeeeeeeeeee
    Uuuhhhh
    Ñiiiieeeeeeeeeeeeee
    Uuuhhhh
    Ñiiiieeeeeeeeeeeeee
    Uuuhhhh
    Ñiiiieeeeeeeeeeeeee
    Uuuhhhh

    Estoy flipando.

    Parece un producto fílmico de los llamados de anatomía dinámica de carácter triple equis, subsección amateur, posicionamiento geográfico Alemania.

    ¿Y vosotros veis eso habitualmente? ¿En serio?

  28. Simca en España y bajo licencia Francesa pasó por manos de Barreiros, Talbot y Chrysler, si bien desarrollaron modelos específicos.
    El Horizon fué una gran máquina en rallyes.
    El Talbot Sunbeam Lotus fué el máximo exponente de esa generación.
    En copas promocionales hizo un gran trabajo el Talbot Samba, que era una máquina para competir con los Citroen Visa.
    Pequeñas escuelas de pilotos.

  29. Mgauss, vender como un favor aquello que no le queda más remedio que hacer no es un mal movimiento.
    Tiempo habrá de ver al tonto haciendo tonterías.

  30. Hoy no se discute “qué” hará un Gobierno, sino “quién” lo hará. El PSOE no tiene ningún margen de maniobra en asuntos económicos, sociales o de integridad nacional. No le queda otra que los brindis al sol, con los nombramientos ha agotado ya la mitad del repertorio.
    Ejemplos de anuncios innanes: diálogo con Torra, garantizar pensiones dignas, resituar a España en la UE tras el Brexit, crear un Comisionado para la pobreza infantil, devolver derechos sociales, corregir la brecha salarial.

  31. Procuro fijarme viernes, 08/06/2018 a las 16:47

    PALABRAS BONITAS PRECIOSAS

    Me he encontrado chin ‘poca cantidad’ (Puerto Rico y República Dominicana); también interjección, a) para llamar al cerdo (sin marca geográfica), y en México para expresar sorpresa o enfado.

    En mi castellano un chin solía ser una moneda. A JrG le he leoído «tener chines», por lo mismo. ¿Alguien tiene más chines?

    En mi entorno se utiliza con el mismo sentido, pero en el lenguaje utilizado para hablar con los niños: «¿Quieres unos chines? ¿Tienes chines?».

  32. Hoy nueva ruta iniciática en nuestra España vacía: Madrid-Las Pedroñeras-Daimiel. El objetivo era comer en Las Rejas que tras diversas vicisitudes ha reabierto la zona de restaurante. El amigo Manolo de la Ossa con 30 kilos menos pero recreando el ajo y el queso como siempre. He vuelto a probar la “sopa de ajo fría”, un hallazgo gastronómico insólito. En la “Lamprea” conté ya muchas cosas sobre esta casa.
    Hemos salido en dirección a Las Mesas hacia Socuéllamos, una carretera solitaria donde huele a ajo cercano a ser cosechado y donde todavía quedan grandes extensiones de viñedos en copa. Todo maravillosamente vacío.

  33. En mi castellano existían “las chinas”. “Pásame una china” “¿Tienes alguna china?” No es que nos dedicáramos a la trata de blancas, o de amarillas. Lo que intentábamos era hacernos con el 80% del PIB marroquí.

    Que venga ahora la RAE y me diga que el masculino genérico “un chin” engloba a “una china” . Los cojones.

  34. JAJAJA. Esa es piedra, como en tú eres Piedro y sobre esta piedra edificarás… Edificarás… Edificarás… o como siempre.
    ***
    Sí, Perroantonio, es un infantilismo.

  35. A LO MEJOR NO OS INTERESA, YA LO SÉ
    Y es un poco largo

    Os supongo al corriente de que los exámenes de Lengua Española de la selectividad o PAU de las CCAA de Ehpaña son distintos entre sí. (Hay unos que son más fáciles que otros, lo que oyes, oyes). No tengo todos los datos, pero sé que en la mayoría hay análisis sintáctico. En el País Vasco este es el primer año que se introduce, no un análisis (SÍ CLARO Y QUÉ MÁS), pero una preguntilla rápida. Pues bien, todo un éxito:

    5) Identifique el tipo de oración subordinada que identifica QUE en todas las opciones:

    a) que nos han nutrido
    b) que contiene
    c) que llevan su nombre
    d) qué templos

    El casito es con la d), os copio el contexto: «¿Pero qué templos, qué palacios […] qué clase de cultura se puede levantar sobre este basurero?».

    La única respuesta correcta es que no hay subordinación ninguna, claro.
    Entonces, elija usted, lector, ahora una de estas dos opciones:
    1) Los que han puesto el examen son unos cabrones que quieren confundir a nuestros adolescentes. (No les llamaría cabrones si hubieran formulado la pregunta de otro modo: por ejemplo, «diga qué función desempeña que/qué en los siguientes enunciados»).
    2) Los que han puesto el examen no saben que ese qué en el texto no introduce ninguna subordinada. Te lo juro.

    Por lo visto se ha dado instrucciones a los correctores para que corrijan pro reo. ACOJONANTE

  36. S, hay dos niveles de intervención. El de pedir pasta al FLA, Fondo de Liquidez Autonómica, y el del 155. Como el control del 155 desaparece al desaparecer este va de suyo es de suponer que les levantan el del FLA. También puede ser que yo entienda mal y que estén anunciando como gesto de buena voluntad lo que ni es un gesto ni depende de su voluntad.

  37. Recuerdos: Sin ánimo de ofender, por lo que os voy leyendo: coches, casas, caballos, padres, tíos, motos… venís casi todos de familias con posibles. ¿Alguno, alguna vez, se sintió identificado con Escarlata? ¡A Dios pongo por testigo que jamás…

    ***

    Hoy era un día triste. Para ser exactos: hoy hace un año fue un día muy triste. Siempre he tenido una gran memoria para tan poco cerebro y mala cabeza. Restos acumulados de mi vida sin orden ni aparente sentido. Al principio del día todo iba bien, la ruina y el abandono de las funciones cerebrales no siempre son una condena. Lo malo es que para acceder a ese abandono ruinoso y saltar el muro de la realidad sólo necesitas un sonido, un sabor, un olor. Imagino que la culpa fue mía. No, no imagino ni supongo, lo sé. Al principio -cuando empezó a sonar en Spotify- me despistó el que fuera una versión en vivo, con una larga introducción de piano. Ni siquiera me gusta especialmente Year of The Cat, pero ya era tarde. Me vi trasladado a un pasado de días aburridos en el pueblo preparando la Selectividad. Días rebobinando una y otra vez la única cinta que tenía y que ella había robado a su hermana mayor. Toma, para que te acuerdes de mí estos días. Apagué Spotify. Sin llantos. Sin drama. Sin perder de vista la carretera, un poco más nublada. Tan controlado. Tan racional. Tan triste.

    ***

    ¡Por el amor de Dios! Me entero por Federico JL que Albert Rivera está viendo Sucesor Designado. ¿Sucesor Designado, en serio, SUCESOR DESIGNADO? No lo cuentes, hombre. Como si vieras una porno en el Plus sin descodificar. Todos lo hemos hecho.

    ¡Así no vamos a ninguna parte!

    ***

    La segunda temporada de Westworld con esa trama paralela en el “Período Edo” del “Shogunato” es aun mejor que la primera.

    ***

    No es por llevar la contraria. Thelma y Louise me parece magnífica.

    ***

    ¿Se sabe algo de Pirata? ¿Ya ha salido de la cárcel?

  38. Mgauss, parece ser que las medidas presentadas hoy ya estaban firmadas por Rajoy y Sánchez, y anunciadas por Montoro. Creo, no la he visto, que Arrimadas se ha lanzado a la piscina y le han dado bastante en la conferencia de prensa.

  39. Proc, la cría me explicaba que en los exámenes del EIR (horas de estudio y una pasta en academia) hay todos los años un montón de preguntas impugnables y que muchas de ellas se repiten, tal cual, al año siguiente. Y no le cortan los ovarios a nadie, oyes.

  40. Perroantonio
    viernes, 08/06/2018 a las 15:52
    El nuevo periodismo: que opinen los imbéciles.

    De todo menos nuevo. Lo de reírse de frikis, de pobres diablos, ya lo practicó -quizás hasta lo inventó- Pepe Navarro, o Sardá, no sé bien. Siempre me pareció algo repugnante. Que lo haga un periódico sí es nuevo, cierto. Y vergonzoso, por mucho que lo cuele a través de un suplemento en principio ligero, o frívolo. Al menos todos aquellos frikis televisivos participaban voluntariamente, o sacaban alguna tajada de su patético exhibicionismo. No tenía ni idea de qué iba eso de Icon, me sonaba a moda o estilo de vida, algo de ese tipo; veo ahora que es una “revista masculina” y en fin, alguna cosa se me ocurre a propósito del contraste con las mil memeces que probablemente publica el Cosmopolitan, que en todo caso nunca serán de esta especie. No son horas de meterse en esos berenjenales ni vosotros tendréis demasiado interés en mis ocurrencias sobre el particular. Espero que alguno de esos imbéciles del artículo -doy por sentado que no se les ha pedido consentimiento para reproducir sus “críticas” de ese modo- tenga un abogado medio listo que cruja al redactor, al suplemento y al periódico. Me voy a la cama mucho más a gusto, gracias.

  41. Los recuerdos es lo que tienen para los que no sabemos nada de literatura y muy poco de pintura.
    Se quedan corrientuchos.
    Los que admiramos a Vermeer y a Cervantes aprendemos que algunos son capaces de sublimar sus recuerdos y detenerse en lo que más les gustó o en lo que deseaban o detestaban, y que con su oficio convierten en bello.
    En la literatura muchos incluso hablan de lo que no han vivido, como en la pintura. Elaborando bellezas.
    Otros ahora empezamos a saber cómo lo vivimos mucho después de que hubiera pasado.
    Los que no podemos y no sabemos o ni tan siquiera queremos, sólo podemos mirar por un retrovisor, y contar.
    Lo que aparece es una mezcla de lo que se vio pero sin hilazón, como sale en bruto, sin ningún guión, más que cómo llegan a la mente los flases de la memoria y que después de plasmados comienza la reflexión.
    Cuando haces las cosas, suceden en la cronología cierta y cuandos las recuerdas cobran más sentido con el resto del devenir.
    Al recordar ya no te sientes responsable, sólo lo ves y en muchos casos encuentras el sentido, o lo elaboras. Sin tesis. Sin doctorados.
    Contar.

  42. Buenos días a todos :

    – Darles las gracias, porque ayer me había quedado hecha puré, con lo del levantamiento del control económico a las cuentas de la Generalidad, y gracias a ustedes, me he enterado de que eso ya iba de por sí, y que no es ninguna concesión no prevista. Que Sanchez intente sacar pecho con lo que pueda, que va a poder poco, me parece lógico. Igual que me parece lógico que Arrimadas ponga el esparadrapo antes de la herida, y proteste, para que , cuando se tenga que volver a aplicar el 155, ( que se tendrá que volver a aplicar, más pronto que tarde ), pueda decir : ¡ Eso ya lo avisé yo !
    Así que estoy mucho más tranquila.

    – Que me encanta el comentario de JrG de las 07 ‘ 09 de esta mañana, y que espero que se incluya en el libro, cuando se publique.

    – Y como digo cada vez : que se publique el libro en alguna editora de las normales. Que eso de copiar y mandar encuadernar los libros, de uno en uno, sale carísssimo, y además los libros duran mucho menos, y no puede una contar con que los hereden los nietos…
    Pido mil veces perdón por ser tan pesada, pero seguiré insistiendo.

    Ya siento

  43. S.
    sábado, 09/06/2018 a las 02:44

    ¿Se sabe algo de Pirata? ¿Ya ha salido de la cárcel?

    Por allí sigue, ESEpunto. Parece que se ha encaprichado un poco más de la cuenta de un interno, un italiano condenado por cosas de italiano, y no se ha parado en barrotes hasta tener un vis a vis con él, al grito de “quiero tener un hijo tuyo y haremos un mundo mejor”, que ha hecho furor en toda la galería.

    Desde el Centro Penitenciario Madrid IV, en Navalcarnero, Juli0 informando para ÇhøpSuëy Magazine.

    (Irene Grandi – Per fare l’amore)

  44. Por fin me he parado a leer el relato de JrG. Me ha gustado con su sensación de lentitud en los viajes y largas jornadas y un pueblo en blanco y negro donde el cura fuma y bebe. Y un verano de cuando te encontrabas erizos en los prados. Y me ha encantado lo de «pipises». Pipís, pipíes y pipises, como maravedís, etc.

    Sale película de El dolor, de la Duras, autora de textos extraordinarios como la célebre El amante y de novelas que no hay por dónde cogerlas. Rescato una reseña del primero que escribí en 2011.

    MARGUERITE DURAS Y LA GUERRA

    Durante los últimos años de ocupación alemana, una mujer francesa espera. No come, no duerme, sólo espera que su marido, detenido por ser miembro de la Resistencia, regrese del campo de concentración de Dachau. Llega la Liberación, los alemanes son vencidos, los primeros prisioneros empiezan a llegar a sus casas pero de su marido no hay noticia alguna. Visita asiduamente la administración provisional para saber el nombre de los supervivientes, pero él no aparece en ninguna lista, nadie le ha visto ni sabe nada de él. Al poco aparecen repatriados que sí lo han visto, pero sus noticias son confusas debido al marasmo que supuso la liberación. A las preguntas de ella responden con desesperantes contradicciones. Un día la noticia llega al fin: él ha aparecido, tienen que ir a buscarlo a tal ciudad y llevarlo a casa.

    Pero cuando al fin se halla frente a él, encuentra algo que ni remotamente se parece a su marido. Un despojo humano enfermo de disentería y pesando 38 kg con casi 1’80m. El trayecto en coche hasta su casa se ve ralentizado por sus continuas diarreas y sus pérdidas de sentido. Una vez consultado al doctor, ya en casa, han de alimentarle como a un niño pequeño para que recupere el hábito de comer normalmente. La ingesta de pequeñas cucharadas de papilla dorada como polvo de oro da como resultado diarreas de una fetidez insoportable. El régimen bestial de los campos le ha destruido tanto física como mentalmente. La recuperación será lenta y laboriosa. Eliminar el condicionamiento que le ha impuesto el mundo concentracionario requiere de mucha paciencia y amor, y algunas secuelas no se irán nunca.

    Esto es, resumido muy groseramente, lo que cuenta el estremecedor diario El dolor, de Marguerite Duras. La espera febril del marido, Robert Antelme (quien durante su recuperación escribiría un testimonio de su estancia en los campos, La especie humana), y el cuidado amoroso y doliente a pesar de que al poco tiempo se separarían (la Duras mantenía un romance con uno de los líderes de la Resistencia, Dionys Mascolo). Duras escribió estas notas en un estado de vigilia que, tal vez terapéuticamente, le hizo olvidarlas durante años, según cuenta en la breve nota introductoria. Con todo, la hiriente lucidez del resultado lo convierte en un testimonio único de las penalidades de la ocupación. La voz rota y ardiente de la autora relata las horas sin fin, las esperas interminables para un documento burocrático que no llega, la confusión y las inseguridades que provoca el vacío de poder, el regreso a casa de los hombres que marcharon a la guerra. Los que regresan, pues ¿cómo registrar todas las vidas caídas en el campo de batalla, los prisioneros ejecutados, los traidores desaparecidos? Tras la angustia de la espera, sobre las mujeres cae el peso de reparar a los que vuelven y velar a los que nunca volverán.

    Dos relatos complementan el antes y el después de lo narrado en El dolor. En El señor X cuenta la evasiva relación que mantuvo con un policía alemán por saber de la suerte de su marido tras la detención. En una de las visitas a la administración ocupante para hacerle llegar un paquete a Antelme, la Duras es aconsejada por uno de los oficiales. X (la autora no quiere revelar el nombre) insiste en quedar a menudo con ella, le invita a comer, le da supuestas informaciones sobre su marido. Está enamorado de ella e intenta cortejarla luciendo su autoridad sobre los ocupados. La Duras siente rechazo y curiosidad por el extraño carácter de X, pero no se atreve a romper la relación con él por si pudiese perjudicar de algún modo a Antelme. El caso ilustra muy bien la asimetría que rige las relaciones entre invasores e invadidos, cómo es imposible una relación verdadera entre dominadores y dominados. El desequilibrio de fuerzas vicia desde el comienzo cualquier intento de establecer lazos.

    Otro relato impresionante y revelador es Albert des Capitales. Se han invertido las tornas: después de la Liberación, los franceses recuperan su soberanía y se dedican a la purga de alemanes y colaboracionistas. Un delator es capturado. Porta con él una agenda en el que un nombre resalta sobre los demás: Albert des Capitales. La Resistencia ha de saber a quién corresponden los nombres de la agenda, especialmente ése. Mascolo le encarga a la Duras el interrogatorio. Lenta e implacablemente ella sonsaca al chivato ayudada por los puños de dos compañeros. La estremecedora descripción de la tortura ocupa varias páginas. El traspaso de poder no se hace sin violencia: los resistentes aplican la justicia no sólo para limpiar la escoria resultante del régimen anterior, también para demostrar que el poder ha cambiado de manos.

    Hay otros relatos en este libro, aunque sólo uno (Ter el miliciano) es también un testimonio, como los anteriores. El resto son señalados atinadamente como ficción, en oposición a los relatos verídicos de antes. A mi juicio tienen un interés e intensidad mucho menores, y no deberían recopilarse juntos. Algo parecido a lo que sucede con la llamada Trilogía de la noche, de Elie Wiesel, donde a un testimonio real de su estancia en los campos de la muerte (La noche) se suman dos novelas de ficción (El alba, El día). No es que éstas tengan poca calidad, sino que pertenecen a un orden distinto, y, a mi juicio, no deberían estar recogidas en la misma colección que La noche.

  45. Buenasss de nuevo :
    Interrumpo mi sesión de plancha porque estoy eufórica y necesito contarlo :
    El jueves, estuve en el Instututo Francés dispuesta a comprar varios catálogo de la exposición de Carlos García Alix. Me pidieron mi buzón de correo, mi número de móvil , me mandaron a la mediateca , allí me dieron un buzón de correo que no rulaba… que ni idea…
    Pero el abogado que está asociado con mi chica, conocía a Alberto G.A, y me consiguió el teléfono de su hermano Carlos.
    Ya saben ustedes lo poco aficionada que soy al teléfono, así que, esta mañana, le he mandado un sms, para que pudiera ignorarlo, diciendo que quería comprar varios catálogos de Bandera de Francia, el DVD de El Honor de las Injurias, el Madrid Moscú, y el libro de La Biblioteca Fantasma.
    Y se ha molestado en llamarme. Por supuesto me vende los catálogos ( el modelo con una camisa de serigrafía desplegable), va a buscarme el Madrid Moscú, El libro y el DVD de El Honor de las Injurias, pero que lo de la Biblioteca Fantasma es una pintura del Madrid Moscú que usó Sergio Campos para su blog…(Pero el google, me dice que SÍ hay libro. Pues si lo hay, quede constancia de que quiero uno).
    He quedado en ir el martes, cuando baje a Madrid, a su taller en busca de todos los tesoros.
    Y, por supuesto, el miércoles le mando sin falta su catálogo a JrG…

    Estoy más feliz que una lombriz.
    Me vuelvo a mi plancha

  46. Juli0
    sábado, 09/06/2018 a las 09:38
    un italiano condenado por cosas de italiano,

    De esto trata el texto de Millás. Qué bueno, Holmesss.

  47. Está muy bien lo de Millás. Servidor también impartió en su momento clases de escritura creativa en la primera –que yo sepa– academia dedicada íntegramente a la creación literaria. Concretamente enseñaba segundo de novela. El primer día de clase, pedí a la gente que se fuera presentando y uno de los alumnos, un joven, hizo una declaración de intenciones:

    –Yo no pienso venderme a las grandes editoriales –dijo.

    Me pareció que conservar la pureza artística y no vender tu alma por un plato de lentejas no estaba nada mal. Aun así, le hice la pregunta que me bailaba en la mente.

    –¿Alguna gran editorial ha intentado comprarte?

    Resultó que no. Supongo que la cosa debe de seguir igual.

  48. Para no dejar comprarse, primero debe existir una oferta que guste.
    Pasa como con Podemos, son incorruptibles, porque no tendrán la oportunidad de poderse corromper a gusto.
    Pero la Santa Pareja, ya les muestra su camino.
    A don Pedro el incorrupto, nada le podemos enseñar que no haga su propia ideología.

  49. Mortimer, entiendo que se vende como gesto lo que era consecuencia legal.
    Es decir, pudiendo pasar por cumplidor, se prefiere quedar como agradecido.
    Ahí lo dejo, que no me da la cabeza para seguir elucubrando.

    Chines decía mi abuela por dinero, cuando hablaba con niños.
    Y cuando jugaba al tute y pintaba espadas decía siempre: “Espadarás, María, y espadarás buen lino”.
    Que no viene a cuento pero me gusta.

  50. Vengo de nuevo para decir que:

    – A mí también me ha gustado muchísimo el texto de Cayetana Álvarez de Toledo que ha enlazado El Marqués. Y que me encantaría que ella formase parte, como ministro de cultura, por ejemplo, de un futuro gobierno de Ciudadanos / PP, ( como me encantaría que D. Fernando Navarro fuera ministro de Sanidad ).
    Y que, ¡ Ojalá caiga esa breva !

    – He disfrutado , mucho, con el texto “segundo de novela” , enlazado por Gomez.

    – Que me compré “El desorden de tu nombre”, y me pareció aburrida y pretenciosa. Y ya no está entre mis libros. Y la tiré, que ni siquiera se la regalé a nadie, que me pareció demasiado mala. Y, por supuesto no leo los artículos de Millás en el suplemento semanal de El País ( que trae mi chico mayor los domingos). Así que, aunque recomienden ustedes un texto suyo, casi prefiero pasar directamente.
    Ya siento

  51. schultz sábado, 09/06/2018 a las 13:03

    Qué bonita, no la conocía. Mira aquí, pon «espadar» en el buscador: «Espadarás María y sacarás buen lino». Hay variantes occidentales: «Espadarás, María, y filarás buen lino», en Órbigo.
    (Schultz, para el juego de palabras te supongo completamente al tanto de cómo se espada el lino con la espadilla y de las demás labores de rueca).

  52. Hablando de hilar. En medio de la polvareda se nos perdió ilación, de illatio de ille y no de hilo. No, no tengo a quién decírselo que no se lo haya dicho ya.

  53. S. sábado, 09/06/2018 a las 02:44

    Hoy era un día triste. Para ser exactos: hoy hace un año fue un día muy triste.

    Un beso, S.

  54. RUIDOS. NUEVAS INCORPORACIONES

    1. Los chirridos de las golondrinas. Sea porque este año hay más o bien porque siendo las mismas de toda la vida del balcón ocupan huecos auditivos nuevos. Me entusiasman.
    2. Las tres niñas. Ha llegado una pareja con tres crías entre los diez y los tres años al piso de arriba. Meten mucho ruido, como si hicieran carreras sin descanso aprovechando el impulso y la velocidad para arrojar al suelo todo aquello que pose o penda a su paso. Un día he estado a punto de subir a sacarles los ojos a los padres. Que son críos, me dicen. Es que no son normales, respondo. Hoy las he visto en el ascensor y son muy guapas y simpáticas. La mediana y la pequeña llevan zapatos con ruedines de hierro.

  55. Procuro fijarme
    sábado, 09/06/2018 a las 16:48

    Me gusta que me cuentes estas cosas. A mí y a todos los que siempre usamos hilar para hablar de trenzar, de tejer, como cosa genérica.
    Mucho más concreta la ilación.

  56. Alvaroquinn sábado, 09/06/2018 a las 10:02
    Sale película de El dolor, de la Duras, autora de textos extraordinarios como la célebre El amante y de novelas que no hay por dónde cogerlas. Rescato una reseña del primero que escribí en 2011.

    Y eso que en 2011 casi no habías ni nacido. Álvaro, eres un bendito misterio.

  57. Procuro fijarme
    sábado, 09/06/2018 a las 17:07

    Procuro, ha llegado el momento de retomar tus lecciones de
    bandurria para entonar tus jotas.
    El diálogo no acabará con el ruido.

  58. jrG sábado, 09/06/2018 a las 17:11

    Hilar está bien como dices y no hay *ilar; pero, de hilar, la moderna hilación transparente se comió la ilación de prosapia latina muy noble. (SNIF y BRECS, buen provecho).

  59. Esta es la Carmen Iglesias y no la de Merimée.

    Cuando se le hace una inmersión lingüística a un inmigrante que llega hablando español, hasta hacerlo desaparecer como lengua con la que se pueda mover por el mundo, lo que se está es limitando enormemente sus opciones de futuro. Mano de obra barata. Igual que a esos inmigrantes, a generaciones enteras de catalanes porque el catalán es una lengua espléndida, pero el español lo hablan 500 millones de personas en todo el mundo. Los oligarcas y los intelectuales orgánicos que se están beneficiando del independentismo mandan a sus hijos a estudiar al extranjero, pero para los demás lo que han hecho es cargarse la escuela pública.

    En fin, me preguntaba por la Transición… Yo creo que los errores más graves se producen después, cuando no se cierra el estado autonómico. ¿Qué es eso de los derechos históricos? Son absolutamente anacrónicos y antidemocráticos y, sin embargo, aquí seguimos pagando un cupo vasco, como un chantaje. Todos los gobiernos han pasado por ahí, sin solucionarlo, porque han sido todos cortoplacistas con el objetivo puesto a mantenerse en el poder.

  60. viejecita sábado, 09/06/2018 a las 13:55

    Y, por supuesto no leo los artículos de Millás en el suplemento semanal de El País ( que trae mi chico mayor los domingos). Así que, aunque recomienden ustedes un texto suyo, casi prefiero pasar directamente.

    Ha demostrado usted largamente ser una persona con pocos prejuicios. Sería una pena que se perdiera este artículo por ellos porque, salvo la moraleja, el artículo de Millás es verdaderamente bueno. La caga al final (le asoma la garra peluda) pero aún así es antológico.

  61. Holmesss sábado, 09/06/2018 a las 10:53

    ElPais de hoy, Chopsuey y JrG.

    Ros debe ser muy bueno porque normalmente no le entiendo, cuando le entiendo no le veo la gracia, y cuando le veo la gracia no me río.

  62. También mi padre decía eso de «Espadarás, María» cuando triunfaban las espadas al tute. Y «Orina, que viene el médico», si triunfaban oros.

    Del mus recuerdo la respuesta al «paso»: «¡más pasó Dios!».

  63. Bueno, Perroantonio pues que no se diga :
    He ido al artículo de Millás.
    Y es entretenido. Pero al final eso de que para casarse haya que buscar alguien que esté en desacuerdo con uno, ( porque no creo que piense en que la pareja le vaya a dar a uno la razón como a los tontos, para que se calle ), me parece masoquismo típico de él. Porque si uno se casa, o se compromete a fondo, es para construir algo. Y para construir algo en común, se tiene que tener un proyecto en común. Y no se construye nada sólido si se está en desacuerdo. Aunque se opine libremente y de forma distinta en algunos aspectos. Pero eso es otra historia.

    Leeré a Millás cuando ustedes me recomienden algo de verdad, siempre que sea cortito, pero cada vez que el hombre se retrata, me da el ataque de alergia.
    Ya siento

  64. Me cuentan un caso de una culebra que, alzada su cabeza, con la lengua bífida fuera y vibrando, tenía con la vista fija como hipnotizadas a una serie de gallinas, quietas y mirándola fijamente, todas en corro.
    Parece que es sólo una acción previa a un ataque del ofidio de mirada penetrante al carecer de párpados, pero es un lugar común entre lugareños la presunta hipnosis.
    De hecho, “Cuando la serpiente mira al pájaro, el pájaro se ciega”. Así, con esta frase comienza Bernardo Atxaga su novela ‘Sugeak txoriari begiratzen dionean’.

  65. Procuro fijarme
    sábado, 09/06/2018 a las 17:43
    Esta es la Carmen Iglesias y no la de Merimée.

    ¡Acojonante!

    No conocía a esta buena señora, pero soy devoto y rendido admirador de ella desde ya.

    Hasta ahora, la estrategia del independentismo es una constante provocación, como se ha visto con el nombramiento del señor este [Quim Torra] que se ha aprovechado de la pusilanimidad del Gobierno de España. Y matizo esto, no me refiero al Estado porque la Jefatura del Estado sí que respondió en su momento como correspondía. Pero ha habido pusilanimidad, todo esto se debió cortar en septiembre y no hubiera llegado a donde ha llegado. Ni Francia, ni Inglaterra ni Alemania hubiera consentido una cosa así.

    Exacto. Y por eso, precisamente por eso, Rajoy merece estar donde está. Aunque haya sido expulsado de su puesto de manera torticera y por razones falaces, bienvenido sea el resultado.

  66. Buenos días.
    Pues sí, la verdad que muy interesante la entrevista de la Señora Iglesias, doña Carmen.
    Las personas que dedican su esfuerzo a encontrar los hechos certificables y las conexiones entre los mismos, tratando de no opinar, de no postular ni adelantar conclusiones previas, sólo de elaborar la sucesión cronológica y después exponerla, sin sacar conclusiones hasta tener toda la información sobre la mesa, son más necesarias que nunca.
    Lo difícil es verlas, rescatarlas y compartirlas.
    Y tener el conocimiento necesario para interpretarlas.
    Finalmente la probabilidad de que gusten es muy pequeña en una sociedad especialmente alienada por la sensiblería más pueril.
    Ni el catolicismo consiguió tanto.

  67. Buenos días a todos:
    Vengo a decir
    – Que me ha encantado la entrevista a DªCarmen Iglesias que enlazó Procuro anoche, y que acabo de leer, mientras se van haciendo los espárragos ( que imagino serán los últimos de la temporada ) , y el rabo de toro…
    – Y que me ha dado mucha pena “Hilari el de los gayumbos” enlazado por MGaussage . Por cierto, que esa palabra “gayumbos” no la conocía antes de empezar a navegar por internet, hace pocos años. Y, que, además, Hilary, yo creía que era nombre de chica ; tuvimos una en casa, durante casi dos años…

  68. No me gustan los militantes, especialmente los disciplinados, porque siempre intuyo que sus conclusiones están lastradas por su obediencia. Desconfío por tanto de los consejos de Cayetana Álvarez de Toledo sobre la fusión entre PP y Ciudadanos. Ciudadanos no debe ocupar el espacio político del PP y, sobre todo, no debe asumir el funcionamiento del PP. Si los peperos como Cayetana sufren los picores íntimos de su militancia en un partido que no acaba de gustarles y en donde no ven posibilidades de cambio, que lo dejen. Pero pretender que Ciudadanos se suicide yendo a una confluencia con ellos es un chiste. Y un servicio al partido en donde milita.

  69. No me gusta el Federico Jiménez Losantos de los periódicos y la radio. También me desagradan los Évoles, Gabilondos y cía. pero en su caso, no aguanto sus maneras, pese a que entiendo por qué actúa así.

    Sin embargo, admiro al Losantos de los libros desde que en el Pleistoceno leí «Lo que queda de España» en aquella edición de Ajoblanco que me prestó mi mentor anarquista Agustín Gutiérrez. Estoy leyendo ahora su «Memoria del comunismo» y es un libro altamente recomendable, ameno y de prosa divulgativa. Un magnífico complemento para el ineludible e imprescindible tostón de Escohotado «Los enemigos del comercio».

  70. Gómez, consejos para su próximo taller de escritura creativa.

    — Encantado de conocerla, señora Swallow. ¿Quiere quitarse el abrigo?

    —Muchas gracias, pero tengo prisa. Perdone las molestias, pero resulta que mi marido me ha escrito para encargarme que le envíe uno de sus libros. Me dijo que debe de estar aquí, en algún estante. ¿Le molestaría que yo…?

    La señora Swallow hizo un gesto hacia los estantes llenos de libros.

    —No faltaría más… Permítame que la ayude. ¿Cuál es el título del libro? La mujer se ruborizó.

    — Dice que se titula Cómo escribir una novela. No puedo imaginarme para qué lo quiere.

    Morris sonrió y después frunció el entrecejo. —Quizá se proponga escribir una —dijo mientras pensaba: «¡Que Dios ayude a los estudiantes de Lengua y Literatura Inglesa!»

    Encontró Cómo escribir una novela cinco minutos más tarde. No tenía sobrecubierta, probablemente porque se había roto, y por eso no localizaron el libro enseguida. Había sido editado en 1927 y formaba parte de una serie que incluía Cómo hacer una alfombra, Vayamos de Pesca y Disfrutando con la Fotografía.

    «Toda novela debe contar una historia», comenzaba.

    —¡No me digas! —comentó sarcásticamente Morris.

    «Hay tres tipos de novela: la que tiene un final feliz, la que tiene un final desgraciado y la que no tiene un final feliz ni desgraciado, es decir, con otras palabras, la que, en realidad, no tiene final.

    ¡Por Aristóteles! Morris se sintió intrigado, a su pesar. Miró la primera página para ver el nombre del autor.

    «A. J. Beamish, autor de Una muchacha sincera pero distante, Misterio salvaje, Glynis, la bella del valle, etc., etc.»

    Zapp continuó leyendo.

    « El mejor tipo de novela es la que tiene un final feliz; después la que tiene un final desgraciado, y la peor de todas es la que no tiene final. Es aconsejable que el escritor novel empiece con la primera clase de novela. De hecho, a menos que sea un verdadero genio, nunca debería intentar escribir novelas de cualquier otro tipo.

    —En eso tienes razón, Beamish —murmuró Morris Zapp.

    Después de todo, quizás aquella forma simple y directa de exponer el tema podría ser útil a los estudiantes de Lengua y Literatura Inglesa, en su mayoría unos mamones vagos y pretenciosos que se creían capaces de escribir la Gran Novela Americana simplemente mecanografiando sus confesiones más íntimas con los nombres cambiados.

    Zapp dejó el libro sobre su escritorio para leerlo más tarde. Después se lo llevaría a la señora Swallow una noche, a la hora de la cena, y se quedarla de pie ante ella salivando ostentosamente. Morris intuía que aquella mujer era buena cocinera, y presumía de saber detectar a una buena cocinera entre una multitud con la misma seguridad con la que podía detectar un buen polvo (casi nunca era la misma persona).

    Intercambios (David Lodge)

  71. Buenos días. Otro tostón imprescindible e ineludible es Pensar rápido, pensar despacio, de Daniel Kahneman, minucioso retrato del cerebro humano como un alumno gandul que estudia todo a última hora y aplica a rajatabla la ley del mínimo esfuerzo. Cualquier atajo es bueno a la hora de tomar decisiones, pues pensar detenidamente sobre algo supone una sobrecarga de energía que el cerebro realiza obligado y a malas, como el caballo que tiene que tirar del carro cuesta arriba. La creación de vericuetos por los que escabullirse de la reflexión pormenorizada adquiere tamaño industrial en los expertos en una materia, quienes pavimentan coartadas a medida de sus conocimientos, es decir, levantan prejuicios como para un programa de Megaestructuras, especialmente cuando se trata de hacer pronósticos. Losantos es un caso de estudio para estas cosas por la energía energuménica que pone en cultivar sus manías, que ya han crecido como una patata de esas de tropecientos kilos para enseñar en la feria.

    Total, que si a uno le da pereza ponerse con el tocho de Kahneman, hay un libro que relata amenísimamente cómo surgió esta investigación por los descampados de la mente humana: Deshaciendo errores, de Michael Lewis. Llevo algo más de 100 páginas y esto no hay quien lo suelte. Kahneman, descendiente de judíos lituanos, marchó al recién nacido Israel tras una Segunda Guerra Mundial en Francia que lo habituó al disimulo de su carácter. Allí se encontró con un país con todo por hacer, incluida una Facultad de Psicología, labor a la que se encomendó a base de tanteos, intuiciones fulgurantes y energía. Por su parte, Amos Tversky era un joven de una brillantez desarmante, alguien cuya inteligencia le permitía dedicarse a cualquier campo a voluntad. Ambos jóvenes desarrollaron sus primeras investigaciones en la institución más importante de Israel, la que requería mayor trabajo y una revisión sin pausa porque de ella dependía (y depende) la supervivencia del país: el ejército. Israel era un país nuevo y duro, un país que se obligaba a mirar hacia delante porque no había tiempo para arroparse con la terrible melancolía del pasado pues el enemigo no dormía. Ese ambiente, huérfano de tradición y de instituciones venerables, era propicio para las ideas nuevas, para la improvisación brillante, para el salto afortunado: lo que soportase la velocidad de los acontecimientos y contribuyese a la supervivencia y el dinamismo de la sociedad era adoptado. Kahneman y Tversky aun no se conocían y ya estaban dando que hablar, cada uno por su lado.

    Sigo leyendo.

  72. Me sorprende que Cayetana siga siendo militante. ¿Pagará las cuotas; o será de esos miles de españoles que solo tienen el carnet?

    La derecha intelectual sigue creyendo que el PP y C’s son lo mismo, después de pasar por la ducha. Basan su juicio en la estadística. El problema lo tienen en la creación de su muestra, esa pequeña parte de la población que te permite inferir y comprender el comportamiento de un todo mayor. A ver: voy a primera hora a la tertulia de la radio, paso a media mañana por la de la tele; almuerzo con un par de senadores y un colega. Escribo la columna para el periódico y ceno un bocata en la cafetería de la tertulia radiofónica nocturna.

    Y piensan que su muestra no está sesgada, que es un análisis representativo. Es el mismo proceso por el cual nadie en la izquierda mediática creyó en la derrota de Susana Díaz. Viven en una burbuja.

    ***

    Francisco Rossell, director de El Mundo sigue recuperándose del KO.

    ***

    Si yo fuera asesor de estrategia de Sánchez (qué cosas escribo con resaca, y también sin ella) le diría que fuera dando carrete a Batet e Iceta. Poco a poco. Y como al otro lado del anzuelo hay lo que hay, cortaría de un tajo el sedal. Los dejaría allí. ¿Lo veis, acaso no lo hemos intentado? 155 duro, cierre de TV3, convocatoria de elecciones. Y cuatro años más de gobierno.

  73. Total, que si a uno le da pereza ponerse con el tocho de Kahneman, hay un libro que relata amenísimamente cómo surgió esta investigación por los descampados de la mente humana: Deshaciendo errores, de Michael Lewis.

    Ah, este es el que me decías y se me había olvidado. Lewis es un escritor magnífico. Un tipo de esos con tal brillantez que es capaz de hacer bien cualquier cosa en la que se meta.

    Creo que el de Kahneman no lo terminé.

  74. Vuelvo para pedirles un favor:
    Ya saben que ya no voy al cine, y veo las películas en casa, o bien cuando las ponen en Movistar+ o , si ahí no están, en cuanto salen en DVD.
    Ayer estuve viendo, después del almuerzo, yo sola , y luego por segunda vez, con mi germanófilo, después de la cena, ” Call me By Your Name”, que me acabo de comprar. A mí, la película me ha encantado , ( a mi germanófilo, no ), y he visto que me había perdido , no sé por qué razón, otra del mismo director ” Cegados por el sol” del 2015, con unos actores que me gustan mucho.
    He intentado buscarla en el Plus, pero no está.

    ¿ Me recomiendan ustedes que me la compre ?
    Por favor, y gracias.

  75. Ya he terminado de preparar mi primer turno, y tengo un buen descanso así que me he puesto a leerles desde donde lo dejé ayer:

    – Estupendo lo de Zeppi. No había , creo, leído nada de David Lodge, así que busco ya mismo a ver si lo tienen para el kindle.

    – Ya siento, Álvaroquinn ; que a mí, el de Kahneman se me hizo cortísimo y me divirtió mucho. En parte, porque mis reflejos rápidos los tengo al revés, y siempre que alguien pone adivinanzas tipo esa del bate de beisbol y la bola, lo destripo inmediatamente y en casa ya no me dejan participar .
    Pero sí que estoy de acuerdo con usted respecto de Michael Lewis. Yo empecé con sus libros sobre Wall Street y así : ” Liars Poker”, “Flash Boys”, Boomerang, y me dejó epustuflada, así que me compro todo lo suyo en cuanto lo veo publicado en kindle.
    El de “The Undoing Projet, a frienship….” lo tengo en espera, para leerlo en cuanto termine los tres libros que tengo a medias, y me apetece muchísimo, y más después de lo que usted cuenta del libro.

    Pero eso, que pueden ser estupendos, tanto Kahneman como Lewis.
    Y si yo soy capaz de leerlos y disfrutar con ellos, es que los puede leer cualquiera. ( Puede que la que sea aburrida sea la traducción )

  76. Zeppi
    domingo, 10/06/2018 a las 11:00

    ¿No hablamos y jugamos aquí una vez al juego de la Humillación? Siempre me acuerdo, me reí mucho con esa novela.

    ***
    S., ¿has llegado ya a Chile? ¿Cómo es?

  77. Perroantonio domingo, 10/06/2018 a las 10:24

    V’tante que es una y con más prejuicios que piojos, fue leer ayer lo de Cayetana y empezar a picarme todo.

  78. Cayetana no es del PP ni de Ciudadanos, es de “Libres e iguales” como yo, que me jugué la vida en Albacete presentando el manifiesto cuyo vídeo me sigue persiguiendo en Google.
    David Lodge es tremendamente popular en Inglaterra, su humor nunca me ha convencido del todo.

  79. “Este es el principio conocido como la La Ley de Hierro de la Oligarquía. Este principio, formulado por el sociólogo alemán Robert Michels en 1911, dice que toda forma de organización, independientemente de lo democrática o autocrática que pueda ser al principio, acabará evolucionando hacia una oligarquía.”

    ” Las religiones axiales promovieron la cooperación y la igualdad y limitaron el despotismo. Otro cambio fundamental de las religiones axiales fue el universalismo”

  80. He pasado por un escaparate y en las teles Saba que vendía la tienda de electrodomésticos Günther proyectacionalizaban el tennis, lo cual que he visto una imagen que no se me olvidará en la vida, que quedará grabada en una neurona para siempre, una neurona que recorrerá incansablemente las circunvalaciones cerebrales hasta que un día se me pare el corazón pero no la actividad cerebral, y esta neurona seguirá su rumbo ab aeternum con la imagen en su núcleo sinorribonucleico: Rafa hurgándose el trasero y después llevando los dedos a las narices.

  81. Buena memoria, Proc. Yo también me reí mucho con ese libro. Lo descubrí hace mucho tiempo, en una estancia en Inglaterra, junto con el primero de la serie de Rumpole, y los he releído muchas veces a lo largo de los años, siempre con la seguridad de echar unas risas abriéndolos por una página al azar.

    Viejecita, un consejo, si puede, consígalo en inglés (Changing Places), es mucho más divertido.

    Gómez, ya le pasaré la minuta por mis asesorías literarias.

  82. Leído por ahí:

    “Que PS ha anulado a Ciudadanos ocupando su espacio es más que discutible. Como muestra baste recordar: 1º Que el PSC fue barrido por Arrimadas. 2º El problema de este y cualquier gobierno (Rajoy) no son los dos millones de independentistas, si no los 4 millones que no lo son. Algún día lo entenderán.”

  83. Gracias Zeppi.
    Ya he comprado mi primer David Lodge , “Changing Places”, para mi kindle, y en V.O. , tal como me lo aconseja usted.

  84. marquesdecubaslibres domingo, 10/06/2018 a las 14:14
    Cayetana no es del PP ni de Ciudadanos

    Debe haber un error. Ella dice en su artículo que es militante y del PP (esto último lo ha dicho en más artículos). ¿Pudiera ser que nos esté mintiendo?

  85. Cayetana es una pija, como yo por cierto, y explica que pese a ser militante del PP la falta de democracia interna del partido la hizo acercarse a Ciudadanos. No milita en este partido pero ha sido impulsora de “Libres e Iguales”.
    Que hay que explicarlo todo, que esto no es como Pintxolandia donde solo se puede ser de un partido de la cuna a la tumba.

  86. Me he dado cuenta de que leí el libro de Kahneman porque habló de él Holmesss (tocho 1), Has de cambiar tu vida de Sloterdijk porque habló de él Holmesss (tocho 2) y La tabla rasa (tocho 3) por lo insistente que se ponía Holmesss. El primero está bien, el último me era muy necesario y el del medio es de lo mejor que he leído en los últimos años.

  87. Del libro de Lewis:

    Durante mucho tiempo, la psicología había sido un cubo de basura intelectual para problemas y preguntas que, por una u otra razón, no eran bienvenidos en otras disciplinas académicas. El Oregon Research Institute se convirtió en una sucursal práctica de ese cubo de basura. Uno de sus primeros encargos vino de una compañía de contratas con sede en Eugene, a la que habían escogido para participar en la construcción de un par de audaces rascacielos en el bajo Manhattan, que se iban a llamar World Trade Center. Las torres gemelas iban a tener 110 plantas y una estructura de acero ligero. El arquitecto, Minoru Yamasaki, que sufría de fobia a las alturas, nunca había construido un edificio de más de 28 plantas. Los propietarios, la autoridad portuaria de Nueva York, pensaban cobrar alquileres más altos por las plantas superiores, y querían que el ingeniero, Les Robertson, garantizara que los inquilinos de los carísimos pisos en las alturas no sintieran nunca que los edificios se movían a causa del viento. Percatándose de que esto no era exactamente un problema de ingeniería, sino más bien un problema psicológico —¿cuánto se puede mover un edificio sin que lo sienta una persona sentada a una mesa en el piso 99?—, Robertson recurrió a Paul Hoffman y al Oregon Research Institute.
    Hoffman alquiló otro edificio en otro barrio frondoso de Eugene y construyó dentro una habitación encima de unos rodillos hidráulicos como los que se usan para hacer rodar troncos en los aserraderos de Oregón. Con solo apretar un botón, se podía hacer que toda la habitación oscilara de delante atrás, sin ruido, como lo haría la cúspide de un rascacielos de Manhattan con el viento. Todo esto se hizo en secreto. La autoridad portuaria no quería que sus futuros inquilinos se enteraran de que iban a balancearse con el viento, y a Hoffman le preocupaba que si los sujetos de su experimento sabían que estaban en un edificio que se movía, se volvieran más sensibles al movimiento y estropearan los resultados. «Después de diseñar la habitación —recordaba Paul Slovic—, la cuestión era: ¿cómo metemos en ella a la gente sin que sepa para qué?» Así que después de construir la «habitación oscilante», Hoffman puso un cartel en la puerta que decía «Oregon Research Institute: centro de investigación de la visión», y ofrecía exámenes gratuitos de la vista a todos los que acudieran. (En el departamento de psicología de la Universidad de Oregón había encontrado un estudiante graduado que además tenía el título de optometrista.)
    Mientras el graduado examinaba los ojos de los sujetos, Hoffman ponía en marcha los rodillos hidráulicos y hacía que la habitación oscilara. Los psicólogos no tardaron en descubrir que las personas que están en un edificio que se mueve se dan cuenta de que algo raro está pasando mucho antes de lo que había sospechado nadie, incluyendo a los diseñadores del World Trade Center. «Qué habitación más rara —dijo uno—. Supongo que será porque no llevo puestas las gafas. ¿Tiene algún truco? De verdad que noto una sensación rara.» El psicólogo que hacía los exámenes de visión volvía mareado a casa todas las noches.
    Cuando conocieron los resultados de Hoffman, el ingeniero del World Trade Center, el arquitecto y varios funcionarios de la autoridad portuaria de Nueva York volaron a Eugene para experimentar en persona la habitación oscilante. No se lo acababan de creer. Más adelante, Robertson recordaba su reacción en una entrevista con The New York Times: «Mil millones de dólares tirados a la basura». Regresó a Manhattan y construyó su propia habitación oscilante, donde replicó los resultados de Hoffman. Al final, para dar más rigidez a los edificios, ideó e instaló en cada uno de ellos once mil amortiguadores metálicos de cuarenta y cinco centímetros de longitud. Tal vez este acero extra fue lo que permitió que los edificios se mantuvieran en pie durante tanto tiempo después de que se estrellaran contra ellos dos aviones de pasajeros, y lo que permitió que huyeran algunas de las catorce mil personas que se salvaron antes de que los edificios se derrumbaran.

  88. marquesdecubaslibres domingo, 10/06/2018 a las 20:47

    Cayetana es una pija, como yo por cierto, y explica que pese a ser militante del PP la falta de democracia interna del partido la hizo acercarse a Ciudadanos. No milita en este partido pero ha sido impulsora de “Libres e Iguales”.
    Que hay que explicarlo todo, que esto no es como Pintxolandia donde solo se puede ser de un partido de la cuna a la tumba.

    Hasta ahí lo había entendido todo, Marqués. Lo que no entiendo es por qué pretende cargarse a Ciudadanos proponiendo una fusión con el PP. La única respuesta que encuentro es: ¡claro! ella es del PP y no concibe la razón de que haya gente que se acerque a Ciudadanos precisamente porque NO es el PP.

  89. Procuro fijarme
    domingo, 10/06/2018 a las 21:46

    Pues agárrate porque Bellpuig ya tiene en la nevera otra dosis. Esperemos que no hayas creado anticuerpos anti sloterdijk.

  90. Proc, no la conocía.

    Yo estuve cenando en el Windows on the World, en el piso 107 de la Torre Norte. Doy fe de que no había sensación de movimiento.

  91. El legendario Tony Levin toca el bajo y Fripp la guitarra. Mell Collins los instrumentos de viento. Starless and the Bible Black. Extraordinario.

  92. Qué bueno eso último, Perro.

    Viejecita, no tengo la mejor opinión sobre Guadagnino, ya lo dije aquí a propósito de Call me by your name. Me parece mucho menos brillante, provocador y bertolucciano, valga el palabro, de lo que él cree o pretende ser. Quizá porque ni de lejos llega siquiera a imitación del maestro, se ha quedado en una especie de réplica light que, tal vez paradójicamente, ha acabado por convertir en estilo propio. Lo que quiero decir en definitiva es que, a caballo entre una especie de lógica inversa y la pura intuición, deduzco que a su germanófilo, como a mí, Cegados por el sol le gustará aún menos que Call me by your name, y a usted más; más aún teniendo en cuenta, como me pareció también deducir por su gusto por Felices 140 (soy de deducción fácil, permítamelo), que quizás tiene usted alguna querencia por este tipo de tonos y tramas un tanto teatrales, de escenario único y construidas básicamente en torno a los diálogos y lo que estos ocultan. Si estoy en lo cierto, doy por sentado que ha visto la magnífica Big Chill, facilonamente titulada aquí como Reencuentro.

  93. Pues sí , Albert. Me ha calado a la perfección.
    Y “The big Chill” es una de mis películas favoritas de todos los tiempos, y después de verla, me he ido comprando todas las de Kasdan, y tampoco me pierdo una sola película con Kevin Kline ( ¿ Cline ? ).
    Así que,me compraré “Cegados por el Sol”.
    Muchíssimas gracias

Los comentarios están cerrados.