Fea pero con encanto

por Álvaro Quintana.

(La Canebière y aledaños). Me describieron Marsella como una ciudad «fea pero con encanto» y, tras numerosos zigzagueos por sus calles, no me cabe duda. La Canebière es una avenida fijada en ángulo, como una cuchara pegada al fondo de un tazón, que precipita al caminante hasta el Vieux Port. Sin embargo, basta desviarse hacia uno de los lados para desorientarse en un ovillo de callejuelas siempre populosas y siempre sucias. Francia tiene coches aparcados en las aceras, gente escupiendo al suelo y aceras llenas de mierda. Repito mis pasos por Noailles, barrio de árabes y negros con olor fuerte a especias y a cocina que no es la de mama. Mujeres con el pelo cubierto piden sentadas en el suelo con voz dulce. Abundan la comida halal, las tiendas de especialidades «orientales y exóticas», los hombres que se dan dos o tres besos al encontrarse, las mujeres con pañuelos vistosos y ojos y labios de gesto pintado y hechicero. Hay ruido, gritos, porquería. En contraste, hacia el otro lado del puerto se encuentra el Panier, barrio cuqui con música en la calle, negocios con la puerta y la fachada pintadas de colores vistosos, suelos cuidados y plantas a la vista, y uno echa en falta el sabor de la roña y el tumulto de Noailles. No soy amigo del pobrismo y la cuchitrilez, pero el carácter de Marsella pasa por ahí. Es grata la visita al antiguo hospicio, la Vieille Charité, hermoso edificio afeado por una exposición de Picasso.

(Los lunes en chándal). En contra de una costumbre muy arraigada en mí, en Francia pasé de largo por los bares debido a su semejanza con la oficina del paro. Había hileras de hombres solos y enjutos, uno por mesa, que miraban lo que pasaba por la calle con una fijeza de estatua conmemorativa. Hombres de piel curtida con el brillo de una correa de cuero para quienes el alcohol no engorda y le da, en cambio, una densidad terrible y arenosa al tiempo. A su lado, señoras de decrepitud poco venerable y colores de puticlub a última hora aguardaban a que un marinero blanco y rubio como la cerveza llegase para invitarlas a otro licor. El carácter ajado y estático de los parroquianos de pura cepa gala se contrapone a la juventud de los árabes, aburridos y en chándal, que también meten horas en las terrazas o en la barra. Los trabajadores que almuerzan y los turistas prefieren los sitios de comida para llevar, dejando los bares con un aire apagado y macilento de mujer desgreñada que juega a la tragaperras.

(Puntos de referencia). Tengo para mí que los mapas albergan un pequeño defecto de diseño, compartido con los gepeeses: un descuadre en la correspondencia entre la representación y la realidad que envía al viajero a esquinas sin salida, callejones contiguos al lugar que se busca, plazoletas abandonadas hasta por las palomas y puntos cardinales siempre al cuadrado del doble de la distancia opuesta a la deseada. Porque no va ser culpa mía si he llegado a perderme incluso en una salida de metro, ¿verdad?

(If). El sol cae sobre la piel lechal de los guiris que hacen cola para el barco que nos llevará a If y Frioul. Yo también soy un guiri pero, advierto con cierta sorpresa, casi el único moreno de una cola llena de, por los acentos que distingo, franceses, alemanes, ingleses y alguna otra de esas sonrosadas razas del norte que calzan sandalias con calcetines. Con el movimiento del barco el puerto cobra vida y gracia, los edificios pasan como vestidos de mujeres por la calle, la brisa calma la quemadura de la luz mientras dejamos atrás los fuertes que custodian la entrada de los barcos a la ciudad y, tras semejarme una escena de Juego de tronos, pienso que menuda mierda de referencias que manejo. El castillo de If es un mazacote amarillento e hinchado como una dureza en mitad de un islote árido que apenas tiene ni para que escarben las cabras. Voy con la imagen de Depardieu y Ornella Muti en la cabeza, además de nombres sonoros como Caderousse y Danglars. Veo fotos con los labios sensuales de Dumas, la historia real del preso de If encarcelado injustamente, su venganza. Paseo por las celdas e intento imaginar cómo sería la rutina de una prisión estrecha de piedra fría, sin luz, sin el ¡Hola!, sin curiosear por internet morralla que no voy a comprar. Concluyo que duchado y con ropa limpia no es la mejor manera de ponerse en esa tesitura. Más tarde recalo en Frioul y busco rápidamente una playa en la que me baño rodeado de adolescentes. Se inaugura la temporada estival con la clásica quemadura en forma de gargantilla alrededor del cuello.

(La buenaventura, payo). En una terraza bajo una luna de infieles y con un canuto de mano en mano, mis amigos insisten en echarme el Tarot. Me explican que no sirve para ver el futuro («Algo imposible», me dicen, «una chorrada»), sino como medio de reflexión y autoconocimiento. La variante casera de ir al psiquiatra. Las cartas caen en cada una de las cinco posiciones (la vida material, la amorosa, mi ser, etc.) y, con ayuda de un libro, recibo la lectura, tras la cual les comento mi impresión. El Tarot me parece una sarta de vaguedades urdidas con ideas generales y el aliño de sentencias extraídas al tuntún de la literatura sapiencial de siempre. Además, la intervención del azar (una carta concreta en una posición concreta correspondiente a una persona concreta) es una manera de que aparezca cierta mano invisible, llámese destino, predestinación o cuotas atrasadas, metiéndose en el campo de la superstición numérica como los burros invadían el jardín de la tía de David Copperfield. Valdría por tanto hacer dos lecturas seguidas para comprobar cómo, sobre el mismo asunto, arrojan refexiones opuestas. Me replican que es tarea de la persona completar la lectura, que han asistido a casos en que personas escépticas sobre el Tarot quedaban sorprendidas por esas «coincidencias», que tenía que ser más abierto. Yo intento explicar en mi paupérrimo francés que el libro del Tarot tiene además un sello de cantamañanismo extra luxury: está escrito por Jodorowsky. Cuento a continuación una lectura de cartas que me hicieron hace mucho: un tipo me habló de mi carácter, de mis miedos, de la manera en que me enfrentaba a las cosas y, al fin, me dijo que yo tenía «un punto oscuro en mi sexualidad». Yo le repliqué que ni idea de lo que podía ser (soy un depravado, pero lo normal) y él insistió. Más tarde, amigos comunes me explicaron lo que era evidente para todos menos para mí: el fulano era gay y quería ligar conmigo. Hay algo que me gustó las dos veces en la echada de cartas: la liturgia de barajar, escoger y poner cada carta en su sitio. Esa suerte de orden me relaja y me predispone a la sugestión de la misma forma que las manos de la peluquera que me lava el pelo me invitan a morir en paz. O tal vez fuese el porro.

(Un perro cobrando el PER). Conozco a una pareja, italiana ella, marsellés él. Su perro, de Marinaleda. Les da mucha risa mi estupor.

118 comentarios en “Fea pero con encanto

  1. La vie est là
    Qui vous prend par le bras
    Oh la la la
    C’est magnifique!

    Effectivemaan se mañifique!
    Felisitasions a lanfat tegguible!

  2. Bonjour ( eso espero)
    Eres grande, pequeño. Muy afinada la descripción del paraíso Magrebi de la France.
    Es la capital de Argelia en Europa.
    Uno está en D-1.
    Más contento que unas castañuelas.
    Ayer llegaron las bellas desde Cholet y ahora nos vamos para el mitin point, para ir recibiendo a nuestros viajeros.
    Si les da a ustedes y ustedas por pasarse por Varea mañana, a cualquier hora del día, les recibiremos con una copa y algo de comer.
    Marsella y Fernando Rey. Buenas películas salieron en esas calles.

  3. Dentro de unos días se publica «El Rastro», de Andrés Trapiello, y me lo voy a comprar.

    Andrés Trapiello nos invita a un viaje único y hace su personal homenaje del Rastro, uno de los mercados ambulantes más emblemáticos del mundo. Podremos conocer a su gente y entender sus vidas a través de sus recuerdos y sus objetos.
    Una historia única de la ciudad de Madrid, su tradición y su cultura.

    Y estoy seguro que se colocará en el podio tras el libro homónimo de Gómez de la Serna y las fotografías de Carlos Saura, que se juntaron hace unos años para una nueva edición del libro de Ramón.

  4. Buenos días a todos :

    No conozco Marsella ( de lo poco donde no he estado en Francia ),ni lo conoceré ya, pero con este texto fabuloso de Alvaroquinn, me han dado unas ganas enormes de viajar de nuevo y visitarlo.
    Lo que pasa es que seguramente, de estar yo allí directamente, no me hubiera enterado ni de la mitad de lo que él cuenta, agobiada como solía estar, por donde íbamos a dormir, si nos podíamos permitir un sitio decente, si teníamos que elegir entre comer y dormir, si se me iba a secar la ropa que lavase en el lavabo, para el día siguiente, y todo eso. Pegas de ser tan cuadriculada.
    Le doy pues, las gracias, y me voy a dedicar, en cuanto tenga un rato libre, a buscar fotos y videos de Marsella , de sus barrios, y de sus habitantes.
    Gracias

  5. Y ahora :

    – Espero que tengan un tiempo estupendo para la celebración de JrG y la Reyna Anne. Y que Satur haga muchísimas fotos y videos, y escriba un montón de crónicas para los que estemos lejos.

    – Pirata, anoche :
    No estoy capacitada para el pensamiento abstracto, y para todo, parto de mi experiencia, de la mía propia, y de la de personas cercanas a las que conozca.
    No dudo de que haya personas valiosísimas , entre las que se cuenten usted, y muchos más como usted, que hayan trabajado y se hayan esforzado toda su vida, y que, sin embargo, no hayan conseguido afianzar un patrimonio propio suficiente como para poder servir de colchón a sus hijos en caso de venir mal dadas.

    Precisamente, yo misma decía que había que hacer unos presupuestos cada año, con las cosas importantes , ( la buena formación académica o profesional de los jóvenes y el reciclado de los no tan jóvenes, es una de esas cosas fundamentalísimas ). Y que los impuestos deberían ser tan altos como fuera necesario para ello.
    Precisamente, yo pago unos impuestos altísimos,( mi porcentaje en impuestos es mucho más alto que mi porcentaje en riqueza ( seguro que lo estoy escribiendo mal, aunque espero que usted, que tiene un nivel intelectual enormemente más alto que el mío, que no tengo un solo título académico, se dará cuenta de lo que intento torpemente decir) ,y es porque lo declaro absolutamente todo. Y no se me ocurre desgravar cosas que sean mías , como si fueran de la actividad empresarial…
    Pero sí, el impuesto de Plus Valía Municipal, el de Patrimonio, y el de de Transmisiones , en vivo, o Mortis Causa, a los hijos, me parecen confiscatorios e injustos.
    Y el de la Plus Valía Municipal, encima, es una doble imposición, que todas esas mejoras por las que lo justifican, ya las pagamos, cada año, con el IBI, que no cesa de encarecerse, aunque en realidad, el valor de las cosas por las que nos cobran ese IBI baje, y baje. Y sin que esas obras de mejora, de limpiezas viales, farolas, aceras, etc, se lleguen a ejecutar.
    ¿ Amigas ?

  6. Tengo para mí que los mapas albergan un pequeño defecto de diseño, compartido con los gepeeses: un descuadre en la correspondencia entre la representación y la realidad que envía al viajero a esquinas sin salida, callejones contiguos al lugar que se busca, plazoletas abandonadas hasta por las palomas y puntos cardinales siempre al cuadrado del doble de la distancia opuesta a la deseada. Porque no va ser culpa mía si he llegado a perderme incluso en una salida de metro, ¿verdad?

    Los mapas están todos mal y la realidad mucho peor, eso es lo que pasa.

  7. He leído este libro de pájaros que incluye un largo capítulo sobre sus mentes cartográficas.

    «Tal como escribe Julia Frankestein [JAJAJA], psicóloga del Centro de Ciencias Cognitivas de la Universidad de Friburgo [JAJAJA]: «Orientarse, saber qué posición ocupa uno y construir un mapa mental a partir de la experiencia es un proceso muy exigente». [JAJAJA]

    Sufre porque ella no puede preguntar en la calle a las personas, que es lo que hacemos las demás, pobre Frankestein.

  8. Los escarabajos peloteros […] utilizan la luz de la Vía Láctea para orientarse por la noche.

    ¿Y qué nos quieres decir con eso? Tú mira a ver a qué se dedican todo el santo día los escarabajos peloteros. Normal que miren al cielo por las noches, lo que no se entiende es que quieran volver a sus trabajos y a su casas.

  9. Procuro fijarme
    viernes, 06/07/2018 a las 11:14
    He leído este libro de pájaros que incluye un largo capítulo sobre sus mentes cartográficas.

    De la reseña:
    Destaca la impresionante habilidad social de estos animales. Enga-
    ñan y manipulan, escuchan a hurtadillas, hacen regalos, se besan
    para consolarse, chantajean a sus parejas, se alertan mutuamente
    del peligro, convocan a testigos para presenciar la muerte de otra
    ave e incluso hacen duelo.

    No me extraña que exista la expresión “¡Menudo pájaro está hecho éste!”
    Imagino a los pajaritos montando coreografías cuando uno de ellos avisa que llega Perroantonio con sus binoculares.

  10. Los pájaros tienen un mapa con las direcciones de los camellos de galletas de chocolate y en el balcón de Perroantonio han puesto una equis.

    Perroantonio, adónde estás.
    Le echo de menos.
    El libro lo mencionó Perroantonio una vez, no sé si se lo compró al final. Es más 100tífico de lo que parece por la reseña y las páginas de la presentación. Está muy bien.

  11. [0] Estupendo.

    He pasado de camino muchas veces por Marsella. No diría yo que es fea; es más, yo la veo bastante guapa. Me recuerda mucho a Nápoles, restado de su patrimonio: es caótica, muy canalla, tiene una luz que hiere hasta en los días más lúgubres y mira al mismo mar. Se come estupendamente hasta en los sitios más insospechados. Por ocho euros por cabeza puedes estar medio día en el puerto tomando un café medio turco, leyendo la prensa local, observando los ires y venires de los barcos y bromeando de vez en cuando con los vecinos de velador. Suelo alojarme en un hotel bastante cutre que hay frente a la estación Saint-Charles. Esta es una cabezonería mía, porque me gusta abrir las venecianas por la mañana y ver la escalinata infinita que lleva a la estación y el trajín de los viajeros de corta y larga distancia. En invierno las habitaciones son frías y en verano, aun cuando pongas el aparato a -20, no hay forma de compensar ese calor húmedo y pegajoso. Si quieres adelgazar, nada como un par de noches de julio en el Terminus para perder cinco kilitos a base de sudar, beber, sudar, beber y sudar. Me molesta un poco la omnipresencia de la nueva oleada de moros. Aunque intento no dar el cante y, desde luego, me cuido muy mucho de dar ningún detalle sobre mi origen, una mujer que fuma y bebe y paga la cuenta de la pareja, en según qué barrios (mismamente el de la estación), no puede pasar desapercibida. Eso incomoda. En ese sentido, resulta todo mucho más sencillo en, qué sé yo, Ámsterdam, pero ay, no es lo mismo.

  12. Procuro fijarme

    viernes, 06/07/2018 a las 11:14

    Tal como escribe Julia Frankestein

    Lo bueno de ser alemán es que puedes llamarte Frankestein sin que te peguen todos los días en el colegio.

    Voy a leer la entrada del gran Álvaro.

  13. viejecita
    viernes, 06/07/2018 a las 09:34
    ¿Amigas?

    La duda ofende. Por supuesto, por mucho que disentamos.

    Me llama la atención que le resulte tan insoportable la progresividad de los impuestos (creo que es a lo que se refiere cuando dice que paga un porcentaje mayor de lo que le correspondería por sus ingresos). Ya comentó en otra ocasión que le parecía que los impuestos debían ser proporcionales (el mismo tipo, sea cual sea el nivel de ingresos).

    Voy a intentar convencerle de lo contrario. Los impuestos deben ser progresivos (mayor tipo a mayores ingresos) porque si no lo son, son de hecho regresivos. Es decir, aumentan las diferencias de ingresos entre las personas.

    Imagine este ejemplo: los ingresos de A son de 1.000 euros al mes y los de B de 4.000 euros al mes. Imagine para ambas personas un gasto fijo mínimo y común de 200 euros (valdría cualquier otra cantidad). Ese gasto mínimo, que cubriría las necesidades más elementales, representa el 20% de los ingresos de A, pero sólo el 5% de los ingresos de B.

    Imagine ahora un impuesto proporcional con un tipo único del 10%. A pagaría 100 en concepto de impuestos y sus ingresos netos serían de 900. B pagaría 400 y sus ingresos netos serían de 3.600. Pero ahora, los 200 de gastos mínimos representan el 22% de los ingresos netos de A y el 5,5% de los ingresos netos de B. En términos relativos, la pérdida de A es mayor que la de B. O dicho de otro modo: el esfuerzo relativo que hace A es mayor que el que hace B, porque la renta que sacrifica tiene un mayor peso en su economía que la renta que sacrifica B.

    Segundo escenario, esta vez con un impuesto progresivo que grava a A con un impuesto del 5% y a B con un impuesto del 20%. A pagaría 50 de impuestos, sus ingresos netos serían de 950 y el gasto mínimo representaría el 21% de esos ingresos; B pagaría 800 de impuestos, sus ingresos netos serían de 3.200 y el gasto mínimo representaría el 6,25% de esos ingresos. Las diferencias han disminuido (ligeramente), pero se podrán reducir algo más si parte de los impuestos que paga B se destinan a cubrir parte de las necesidades mínimas de A, por ejemplo en forma de una ayuda al alquiler que reduzca su gasto mínimo en vivienda.

    Tampoco esto acabará con las diferencias, pero digamos que las lima lo suficiente como para que A pueda tener una vida digna en medio de la selva y B pueda seguir viviendo mucho mejor que A, sin temor a que a A se le crucen un día los cables y se eche a la calle a robarle la chupa y el bolso a B, y sin que éste deba vivir tras una alambrada electrificada. Por no hablar de los beneficios que esta solución tendría sobre la conciencia de B.

  14. Gracias Pirata :
    Lo que yo decía es que, por ejemplo, yo estaría entre el 20% que más impuestos paga, pero para nada entre el 20% que más dinero gana…

    Y sí, tengo amigos economistas que han intentado que yo comprendiera la conveniencia de los impuestos progresivos, y lo del índice de Gini, y así, pero soy demasiado bruta y no lo entiendo .Sí entiendo muy bien que tiene que haber un colchón para que nadie lo tenga que pasar mal, pero lo de la igualdad al final, ( las facilidades de partida para que todos puedan competir, esas sí me parecen fundamentales ), lo de la igualdad al final, no lo veo.

    Le prometo volver a leer lo que me dice, armada de lápiz y papel, cuando haya terminado con mis tareas, y esté más descansada. Y darle una oportunidad para que me convenza. Que ahora estaba en una pausa, y tengo que seguir.
    Hasta luego, espero

  15. THE FALLING MAN

    Bien puede preguntársele a cualquiera, sin temor a que prácticamente nadie no sepa qué contestar, aquello de: “¿Dónde estabas tú cuando sucedió?”.

    Yo iba, precisamente, camino del aeropuerto para coger un vuelo. Me detuve en un bar a comprar tabaco y, mientras lo sacaba de la máquina, observé que la parroquia del local al completo estaba pendiente de la televisión. Ya saben, una sensación extraña en el ambiente… Miré de reojo la pantalla y mi primer pensamiento al ver aquella imagen del edificio en llamas fue que estaban echando una película.

    Entonces, justo entonces, el segundo avión impactó contra la torre…

    Ayer vi The falling man, película documental que trata sobre la búsqueda del desconocido que al saltar de una de las Torres Gemelas y ser captado por la cámara del fotógrafo Richard Drew protagonizara una de las más icónicas y controvertidas fotografías de este siglo.

    Tras el atentado, las fotos que publicaban los periódicos estadounidenses estuvieron dedicadas, en su mayor parte, a las tareas de rescate. Fotos heroicas del inquebrantable espíritu americano. Nadie quería contemplar a esas personas que se encontraron con la terrorífica disyuntiva de elegir entre perecer carbonizados o precipitarse a una muerte segura. La foto, publicada por un periódico tras una enconada deliberación interna, causó tan furibundas reacciones adversas en la opinión pública americana que no volvió a ser reproducida por ningún otro medio durante muchos años.

    El documental, pues, nos habla de esta investigación. Y, claro, también de esas personas que se vieron obligadas a saltar. (“Liberarse del calor y del humo saltando en el aire. Debió de ser como si volara”, en palabras del esposo de una de las personas que cayeron al vacío”) Al final, aunque el resultado de la investigación no es por completo concluyente, se deja abierta la hipótesis de que The Falling Man fuera Jonathan Briley, un técnico de sonido que trabajaba en un restaurante situado en uno de los pisos superiores de la Torre Norte.

    La propia hermana de Briley cierra los testimonios del documental. Curiosamente, a la mujer apenas le preocupa que el hombre que fotografió Drew fuera su hermano o no.

    “Nunca lo vi como Jonathan”, la escuchamos decir sobre las imágenes del vuelo de aquel desesperado. “Lo vi como un hombre que tomó su vida en sus manos por tan solo un momento. ¿Tuvo tanta tanta fe esa persona que sabía que Dios lo atraparía o tenía tanto miedo de experimentar el final allá arriba?”

    “Espero que no estemos tratando de averiguar quién es, sino más bien quiénes somos al mirar esa foto”, concluye.

  16. Brindaré por nuestro embajador en Francia y su bella consorte.
    Me sorprenden siempre los adornos de las crónicas de Álvaro (cuotas atrasadas, glups), su facilidad (aparente), me creo lo de que se pierde: más, lo hace adrede.
    Con Soraya a tope, desde la barrera.

  17. rG
    viernes, 06/07/2018 a las 14:47
    Ahí mismo Finca El Cónsul

    ¡Buen sitio! Espero que disfruten mucho y lo pasen fenomenal.
    ¡Brindo por todos!

  18. Gomez :
    Yo ese día y a esa hora estaba en casa. Me llamó mi herma y me dijo, “enciende la tele” y yo también vi al segundo avión estrellarse contra la otra torre.
    Nos pasamos varios días pendientes de aquello. Que lo del Pentágono, y lo del tercer avión que los pasajeros consiguieron desviar y que se estrellase en un campo, sacrificándose ellos, y todos aquellos últimos mensajes de “I Love You” mandados a sus familias, nos dejó a todos llorando a moco tendido.
    Y tengo un montón de documentales , y de libros , ( entre otros : Extremely Loud and Incredibly Close, de Safran Foer, y “In the Shadow of no Tower” de Art Spiegelman ), pero esa película de la que habla, no la tengo y no la he encontrado en el IMDB. Sí que he visto el You Tube, impresionante, pero, la película larga ¿ Hay que apuntarse a algo para comprarla ? Voy a ver si la tienen en Amazon.

    Aquello, y luego aquí el 11 M, fueron el final del mundo tal como lo conocíamos. Pero, ¡ que diferencia con los españoles, como reaccionaron los americanos ! Un año más tarde, en Nueva York, para visitar al hijo pequeño, cada vez que pasaba un coche de bomberos, todo el mundo se paraba, y aplaudía.

  19. Gracias, me alegra que les guste.

    Pirata, la ciudad es fea… pero con encanto. Fea atractiva. No la compararía con Nápoles porque esta es una monstruosidad incomparable en esplendor y miseria. Marsella no entra al primer golpe de vista pero luego acoge y cautiva gracias a los detalles, a la mezcla africana y a un desorden bien integrado.

    Proc, semuá.

    Josénez, mirando el mapa veo que pasé por ahí. Se frustró un plan que tenía para ir cerca del estadio para mirar una casa de Le Corbusier que hay por ahí.

    No he contado nada de los amigos que me acogieron con amabilidad y cariño y me hicieron ganarme la estancia cuidando de dos niñas pequeñas que, por suerte, eran fácilmente sugestionables con series de dibujos y con mi francés de Potes, de los árabes que vendían bandoleras de todos los colores y tamaños menos del que yo quería, de la biblioteca que se llama Alcazar…

    JrG, salud y felicidad. Y una copa pendiente.

  20. Gómez
    viernes, 06/07/2018 a las 14:56

    OLÉ, Gómez. Me apunto el documental.

    Procuro fijarme
    viernes, 06/07/2018 a las 16:36
    Voy con Paraguay.

    Justo hoy, que tenemos un texto maravilloso sobre una ciudad francesa y a un contertulio que se casa con una maravillosa francesa, va la tía y anima a ParaUruguay. ¡C’est inaceptable!

  21. Pirata 13′ 29
    Imagine este ejemplo: los ingresos de A son de 1.000 euros al mes y los de B de 4.000 euros al mes. Imagine para ambas personas un gasto fijo mínimo y común de 200 euros (valdría cualquier otra cantidad). Ese gasto mínimo, que cubriría las necesidades más elementales, representa el 20% de los ingresos de A, pero sólo el 5% de los ingresos de B.

    Es que el gasto fijo para A y para B no tiene por qué ser el mismo.

    Que recuerdo como un científico se quejaba ante un Rockefeller (¿ o sería un Rotschild ? ), que le había concedido una beca fabulosa de investigación, por lo poco que le daban para sus gastos personales , (no así en material de trabajo y estudio ), y la contestación del millonario ; ” ¿ que no le llega ? pues yo vivo con la mitad de ese dinero”.

    Muchos de los B, viven muy modestamente, porque de lo que ganan, reinvierten casi todo en el negocio. Y si no les dejan suficiente dinero para lo que el negocio necesite, el negocio no sólo no prospera, sino que se hunde.
    Pero, claro, supongo que esa es la idea ; acabar expropiando los bienes de producción, o mantenerlos en nivel precario, de andar por casa, dependiendo siempre de la generosidad del Estado, y dejar en cambio más dinero para el consumo…

  22. Don Alvarito, me uno al clamor.

    JrG, me muero de envidia cochina, la sana no creo que exista. Que lo disfruten.

    Vaya… si ya lo decía yo hace unos días.

  23. Chino Cudeiro
    viernes, 06/07/2018 a las 17:15
    Justo hoy, que tenemos un texto maravilloso sobre una ciudad francesa y a un contertulio que se casa con una maravillosa francesa, va la tía y anima a ParaUruguay. ¡C’est inaceptable!

    Porque solo permito que me alumbre la luz de la razón, no como la gente y los ingenieros de caminos.
    Bolaño, cobarde.

  24. Borges: No puedo leer. Soy ciego.
    Taxista: ¿No puede leer nada?
    Borges: No. Nada.
    Taxista: ¿Ni siquiera los periódicos?

  25. Pues yo estoy en Logroño, que es como Marsella pero sin puerto. Gracias por la lectura, Quinn.

    Decir que tampoco esperaba un recibimiento a bombo y platillo, pero es que al bajar del coche de línea nadie ha venido a recogerme el hatillo ni a darme una dirección donde acudir mañana a la boda, ni la contraseña del wifli para enviar las crónicas ni nada por el estilo. Ni un folleto con los hoteles baratos de la ciudad, las mejores casas de citas, recomendaciones para el buen yantar e incluso sitios donde comer. Algo.

    Voy a ver si me doy un paseo por el centro y veo a Jotagé con los amigotes despidiéndose de su vida de soltero. Como lo vea con tutú, un pompón en el pompis y una diadema con dos ciruelos en forma de cuernos os juro que me voy aunque sea en autoestoz.

  26. Don Álvaro escribe como los ángeles. Enhorabuena. Y tambien envidia cochina, que es la buena. La otra, la de los hombres santos que anhelan la salvación, es como la coliflor, blanca y triste y huele a cerrado.

  27. Primer encierro tranquilo, sin crónicas emocionantes tipo «herida por asta de toro en escroto». Me he dado cuenta de que en San Fermín no se cumple la paridad y hay pocas mujeres trotando con ese gracejo que tienen de perro pachón tropezando con sus orejas. Que alguien traiga una caravana de ellas, con su cupo proporcional de sexualidades no normativas, religiones, nacionalidades no alineadas y familias numerosas, y las suelten desorientadas y algo borrachas delante de los cabestros.

    Homenaje anoche a JrG.

  28. Buenos días a todos :
    Todavía no hay crónica de Satur, sobre anoche en Varea.
    He ido a lo del tiempo, y veo sol y sombra, y cuatro gotas para hoy a mediodía. Parece que la tormenta no toca hasta el lunes a la noche.

    ¡ Mis mejores deseos para los anfitriones, y para los asistentes !.
    ¡¡¡ Un Abrazo !!!

  29. Satur en directo para Chopped Suey. La tormenta ha sido esta noche. Parecía que varios empleados torpes tiraban cientos de cajas de madera por unas escaleras eternas. Menos mal que anoche me trinqué varias botellas de Rioja y he dormido como un bendito. Si no, hoy estaría hecho unas zorras y mi retransmisión de resentiría.

  30. Los canapets, de lujo. La sidra El Gaitero, impresionante. Je parlé le fransé de putain mère. Tout ça va bian de rian tres perfect du tout le monde et le voyage. Perroantuán avec gorre et Holmés avec sombruágg. Olmedo c’est ne pas icí. C’est tres perdú. C’est l’hostié.

  31. Ante tamaño acontecimiento se espera extensisimo reportaje gráfico. Chøpsüéy no puede mirar desde abajo al Hola!

  32. Perroantonio ya se ha puesto la gorra al revés, a lo rapert. La corbata anudada en la frente y pidiendo más champú. Saussage no lleva calcetines. Intuyo que los ha incluido en el paquetamen.

  33. Sacan las angulas en témpera y va el Pedroan y va y dice: os voy a contar de dónde viene la palabra témpera. Y no sé qué dice de unos jesucristos en Japón. Luego hablamos de que si El padrino es de Cópula o es de Escocerse. Y Saussage nos cuenta no sé qué de la música sabática. Estoy hasta la polla.

  34. No diferencio a las francesas de las españolas: le he dicho a una “tré bel madam” mirándola a los senos y resulta que era de Cuenca.

  35. A ver si no les llueve porque por la Capital del Rioja amenaza tormenta… Aunque ya lo dice el refrán “Novia mojada, novia afortunada”.

  36. LA CASUALIDAD

    la vaca de la boda (DLE, 23ª ed., s.v. vaca)

    1. f.coloq. desus. Persona que, como la vaca que solían correr para festejar las bodas rústicas, sirve de diversión a los concurrentes a una fiesta, o paga los gastos que en ella se hacen.
    2. f. coloq. desus. Persona a quien todos acuden en sus urgencias.

  37. Empiezan a arrebolarse las nubes en los horizontes tornasolados de La Roja. Vientos alisios acarician nuestras mejillas. Se tornarán psicotormentosos en dos horas. Cabecean los castaños, la higuera aplaude con sus hojas, las moreras dejan caer sus coloridos frutos, me dicen que el pino tropical se llama palmera. Olmedo pondera mi elástica, Holmess no abre la boca na más que pa beber. Emecién se fuma un piti porque va de guays.

  38. Me dice el camarero que si se la quiero sorber más. A punto de estrangulalo, me doy cuenta de que me ofrece más sorbete. Me se está subiendo la gaseosa a la cabeza.

  39. Geniales las crónicas de Satur
    ¡Ojalá no se duerma una siesta feroz, después de semejante festín pantagruélico, y siga, y siga…!
    Y, las fotos ,¿ quien las hace ? ¿ También Satur ?

    Muchas gracias, Satur ; que además de guapo, es usted un encanto .

  40. Escenas inolvidables: Doc bañándose con las francesas ataviado únicamente con el pañuelo de san Fermines, Doc sesteando y la imagen de la novia con su hija, hermosísimas. Y Olmedo liándola parda en una mesa que no era la suya.

  41. El diyet, hijo del novio, ha salido al padre. Ni una de los pint Flock. El Gremanel luce una elástica de calaveras. El resto, camisas blancas. Solo falta que alguien cante el A san Fermín venimos por ser nuestro Pochash.

  42. Os juro que solo bailan las hordas chopped suey. Hasta AD/DC.

    Esperamos la cena después de habernos puesto hasta las cartolas de delik at essen. Gremanel va por el segundo güiskit, Emecé por el tercer pitillo, Pedro Antonio por el quinto baile, el Marqués por la cuarta siesta, Saussage por el tercer capítulo de La genética y yo, Holmess por el quincuagésimo cuarto silencio, Olmedo por la segunda bronca en la misma mesa. Las mujeres de los hombres, avergonzadas. Los hombres de las mujeres, en los extremos de la campana de Gaussage.

  43. Satur :
    ¿ Están grabando a los que cantan ?
    ¡ Quien pudiera doblar el tiempo y verles desde la nube . Aunque la nube fuera de granizo !

  44. Está todo grabado y registrado. La belleza de la novia, la no fealdad del novio, los cánticos, la Marsellesa, los allez les blues…

  45. Juanfran Satur
    sábado, 07/07/2018 a las 19:12
    Está todo grabado y registrado. La belleza de la novia, la no fealdad del novio, los cánticos, la Marsellesa, los allez les blues…

    ¡ Que noticia tan estupendérrima !
    Doy por sentado que además de libros y revistas en 3D, Chop Suey publicará películas, y que esta será la primera, pero no la última.
    ¡¡¡ Gracias , de verdad !!!

  46. Suena el hey tichert life the kid alone y va la Emecé y va y pregunta si es verdad que dice «eso». Quésquesé, preguntan los galos. «Life the “kitchen” alone». El 35% de la gente se apresura a marcharse.

  47. Boli Parker, tenemos un ultratenor del Orfeón Donostiarra que ha cantado Maite. Lágrimas y piel de gallina. Y yo no he cantado jota alguna porque los galos no saben pronunciarla. Tus quejas caen en saco roto.

  48. El viernes cogí mi moto vieja y roja, rojo Marrakech, y me recorrí seiscientos kilómetros para acudir a las nupcias de un amigo. Un amigo que con esa, con la fiesta de la boda, he visto dos veces. Decía Borges que la amistad no necesita frecuencia y qué vista el tío, es que lo clava. El amor sí, el amor necesita cercanía y contacto y frecuencia porque el amor a todos nos acojona un poco, cuando viene y cuando se va. Por eso ellos se casan, creo yo, porque ha venido y hay que hacer un algo simbólico para que no se vaya. Un amarre, como le llaman los brujos negros que dejan octavillas en los parabrisas, pero bilateral o biyectivo. Al brujo negro le dices biyectivo y te dice que por supuesto, que de eso también, luego te sube algo el precio y andando, aunque no sepa de qué va el asunto. A las parejas sensatas no les hacen falta muchas brujerías, les basta la familia, unos amigos y sentirse un poco felices, siempre menos que los ratos, cercanos y frecuentes, que pasan solos. Uno se siente halagado de que le inviten a cosas así, la verdad, y digo a bodas de gente de su edad, bodas de gente que ya vamos teniendo trienios. Envejecer es un horror que sólo lo alivia el hacerlo con dignidad y alegría, siendo este el trabajo de toda una vida y en eso andan aplicándose. A las bodas normalmente se va sobreponiéndose y arreglado como si te apeteciera mucho, es la regla, y las mujeres evitando el blanco, claro. Las bodas de los jóvenes, a partir de que uno tiene una edad, las mira con misericordia, porque por ahí ya ha pasado y esa ingenuidad queda chula en el cine y hasta emociona pero todos, a la larga, tenemos mas peligro que un ciego con una pistola. El amor de los jóvenes es un amor de brujo y yo me entiendo. Las bodas de los viejos, uséase las de los jóvenes con cierta edad, son otra cosa, a esas va uno quizá menos arreglado pero con el ánimo dispuesto a una ilusión menos ingenua, algo que a los de los trienios nos levanta la paletilla, la verdad. Vine pergrinando por el mismísimo camino de Santiago pero hacía atrás, más o menos, y sólo eché en falta, al pasar por Murias de Rechivaldo, ese pueblo de nombre maravilloso, no haber encontrado disculpa para parar. Ni gasolina, ni un pis, ni estirar las piernas. A veces va uno tan pensando en sus cosas, o pensando en nada, que también puede ser, que se pierde lo importante. Murias de Rechivaldo, por ejemplo. También me encontré en Osorno, algo pasa allí que hay que vigilar, tapenade de gato en la entrada y a la salida, cosa que desde la moto impresiona mucho más, la verdad. La novia parece muy francesa, la verdad, pero como es francesa le sale muy natural no desentona, es más, queda estupenda como novia y como francesa. Me faltó nada para darle a él la enhorabuena y a ella el pésame, pero me controlé en el último momento, serán los mismísimos trienios. Yo anduve en su día dándole vueltas a escribir sobre el novio y lo ponía de pintor, como es él. Cambiaba un cuadro por un colchón, cosa que hizo según cuenta, y yo le añadía que cada vez que se acostaba soñaba con todas las mujeres que habían dormido en él y las pintaba, insomne en el conticinio de esas noches largas de invernía, tristes, alegres, lascivas, llorosas, resignadas, carcajeantes, taimadas, entregadas y yo qué sé cuántas cosas más. Eso, ya se ve, quedó en nada por la falta de oficio y porque conocí a la novia y lo ví a él sonreír a su lado y ya no pude imaginarlo soñando con otras, la verdad.

  49. Chicos guapos en la boda por orden de belleza.

    1. Olmedo
    2. Un galo que saca fotos.
    3. Satur
    4. El novio.
    5. Emecé si es transexual cómo se ha insinuado en ciertos círculos viciosos.
    6. Pedro Antonio y Holmes, empatados, porque Holmes está más guapo callado.
    7. Doc.
    8. Gaussage.
    9. El de la elástica de calaveras.
    10. Un galo que hay por ahí.
    11. El resto.

  50. Se me han acercado todas las chicas para interesarse por su ranking. Han ofrecido cosas para alcanzar el primer puesto que os espeluznarían.

  51. ¡ Qué bonito, MGaussage ( 20′ 14 ).!
    Desde luego, los trienios, a sus textos no les perjudican. Nada.

    Buenas noches.
    Hasta mañana, espero

  52. ¿Pero alguien ha llegado a ir a cuatro patas?

    ¿Habéis roto las bragas de la novia?
    Si no, menuda boda de señoritos.

  53. Vamos a hacer una güija. Vamos a llamar al espíritu del camero de Camas. Como estamos todos ceceando y poniendo la mirada extraviada…

  54. Importante giro de los acontecimientos. Música cañí y los galos rendidos al españolismo tocan palmas frenéticamente. Las hembras españolas se lanzan al ruedo y generan hermandad fraternopsicosocial. Yo sigo a base de cocacola para poder cronificar. De haber llevado dos tokajs ya me habría ligado a cuatro, macho.

  55. Mujeres más guapas de la boda.

    La casamentera.
    La hija.
    Satur.
    La madre.
    Las amigas del novio.
    Las amigas de la novia.
    Las camareras.
    Una que no sé quién es y que está ahí to potentorra.

  56. Les pareilles se retirén soubrepticiemén dèrriére les arboustes. C’est ne sé pas pour dormir, je me pense.

  57. ¡ Qué tío,Satur !
    Para ponerle un piso, de lo bueno que es…

    Y buenos días a los que estén despiertos, y también a los demás.
    Me vuelvo a preparar mi invasión dominical.

  58. El ajoblanco, contrariamente a lo que de ordinario se piensa, no es una emulsión sino una suspensión. Pero no de cualquier clase, es una suspensión estable. Que se sepa.

  59. LA BODA
    Hay tres circunstancias que me llevan a evitar las bodas: el mal servicio de vino, la presencia de niños y la ceremonia. En la boda de JrG y Anne había 100 magnums de Crémant, más Allende crianza y Oremus a destajo para un grupo de 60 adultos. No había visto tal despliegue desde que nos invitó Calaza a Torre Muga en una vieja Xuntanza. Fueron doce horas non stop en las que la única ceremonia consistió en la aparición de George, el suegro de JrG, vestido de torero con un disfraz de guardarropía al estilo la la ópera Carmen.
    Acudió una alta representación de Chopsuey, podría hablarse del “núcleo duro” como se decía antaño, aunque con alguna injustificable defección y la heroica presencia de McGauss que tuvo el coraje de viajar en su cafetera desde muy lejos. No tendremos muchas oportunidades de esta calidad para disfrutar de una conmemoración.
    La Rioja estaba exhuberante, el lugar elegido era una finca cercana a Logroño donde pudimos bañarnos a media mañana y observar las tormentas al atardecer. La confraternización entre españoles y franceses fue modélica. Gracias Anne, gracias José Ramón, vuestra amistad y extrema generosidad es irrepetible.

  60. Generosidad extrema de Anne y JR, que nos trataron como reyes pese a que no nos lo merecemos. Bueno, va, no me lo merezco yo, los demás sí.
    Dice la niña Elizabet que si ella se volviera a casar (ha omitido la segunde parte de la frase, donde debería haber dicho que se casaría conmigo, por lo que supongo que está pensando casarse con otro)… en fin, que si se casara otra vez se vestiría como la Reina Anne, que estaba preciosa. Esta pareja traen adosados, además, unos hijos insultantemente guapos que me han hecho sentir como en aquel poema de Jaime Gil de Biedma, «Himno a la juventud».
    Hubo momentos de gran diversión, pero apunto cuatro:
    – Los invitados cantando a coro «Mi gran noche» de Raphael.
    – El homenaje a los españoles: las francesas aparecen de pronto vestidas de flamencas y bailan por Gipsy Kings junto al padre de Anne vestido de torero.
    – JR bañándose en la piscina fumando un Cohiba.
    – El Marqués se echa a dormir la mona, digo la siesta, en un extremo del parque y alguien comenta: «¡Cuidado, nos están abatiendo los francotiradores!».

  61. Enhorabuena a los novios, salud a los invitados. Sois todos buenos y seguro que guapos y merecéis pasarlo muy bien (tú también, Perro) y ser muy felices, por ese orden.

    Alvaro también es guapo (creo), aunque era de esperar. Y lo digo por puro amor al arte, no adivino cosas ni veo puntos negros ni quiero ligar con él (creo).

  62. Bee Gee Pinker Floyd, sobre los que niegan el progreso, criticando el hit anterior The better angels…:
    «Cuando se agotan todas estas objeciones, a menudo veo que la gente se devana los sesos para encontrar algún aspecto para que las conclusiones no puedan ser tan buenas como sugieren los datos. Recurren con desesperación a la semántica.
    ¿No son los troles de internet una forma de violencia? ¿No es la minería a cielo abierto una forma de violencia? ¿No es la desigualdad una forma de violencia? ¿No es la contaminación una forma de violencia? ¿No es la pobreza una forma de violencia? ¿No es el consumismo una forma de violencia? ¿No es el divorcio una forma de violencia? ¿No es la publicidad una forma de violencia? ¿No son las estadísticas sobre violencia una forma de violencia?…»
    Adapts, usté pertenece al núcleo blando, u orbita como yo.

  63. Hombre, yo entiendo que solo invitara a los que conoce personalmente y ese conocimiento personal se produjo tras la traición del marqués al evento Pink Flôit, que después transformó en una quedada restringida. Yo perdono pero no olvido.

  64. Messi y Mascherano.
    Messi no es el mejor del mundo, y por qué aquí lo explican muy bien. Han pasado a semifinales los cuatro mejores equipos y espero que este año ya por fin, se hable de otro que no sea Messi como mejor del mundo. Los últimos años, incluso el chupón de Ronaldo ha sido mejor.

  65. Los que dieron aquel premio príncipe de Asturias a Xavi y Casillas sabían lo que hacían, aunque sin los que hacían regates y la efectividad de los que metieron los goles en las escasas ocasiones que generaba España, nada se hubiera ganado. España ya hizo el relevo generacional y no es lo mismo.
    Argentina, si en lugar de Iguaín o Agüero hubiera tenido a Valdano en el pasado mundial, hubiera ganado la final a Alemania. El Valdano, como jugador era muy efectivo, luego como entrenador o director deportivo, hizo que los argentinos dejaran de caernos simpáticos.

  66. Bodorrio
    Poco que añadir a lo que las ilustres plumas de chpsuey han relatado con su habitual destreza sobre la boda del año: tut trebon, les madams trejolí y les mesiés bocú elegants, así que sólo me queda unirme al agradecimiento general sobre la generosidad y cariño que la feliz pareja derramó sobre nosotros.
    Mi señora y yo, que distamos mucho de pertenecer al núcleo duro, ni tan siquiera al blando (al derretido si acaso), nos hemos sentido especialmente honrados de estar allí y disfrutar de tan divertido y entrañable evento.
    ¡Ventajas de ser cuñado del marqués!

  67. Últimamente, a los creativos de Marvel les ha dado por rescatar personajes de rango menor de los viejos cómics y elevarlos a primera división.

    Es exactamente lo que sucede con Ant-Man y la avispa, película que bien puede encuadrarse en el género Científico loco inventa máquina para adentrarse en el reino cuántico… ¿Qué podría salir mal?

    Un entretenimiento ligero e ideal para estas fechas caniculares: cuidada producción, grandes efectos visuales, elevado presupuesto, diálogos divertidos, padre-desastroso-pero-cool-cuidando-de-su-hijita, un alivio cómico (estupendo Michael Peña) que resulta francamente chispeante, UFF (“Unfinished Fuck”) entomológico a raudales entre el Hombre Hormiga y Avispa e incluso una pléyade de actores veteranos –Michael Douglas, Laurence Fishburne y Michelle Pfeiffer– que demuestran de nuevo cómo de un tiempo a esta parte las viejas glorias del cine desembarcan en las películas de superhéroes del mismo modo que, en los setenta, las grandes producciones del cine de catástrofes acogieron estrellas del Hollywood dorado como Myrna Loy, Gloria Swanson, Fred Astaire o el televisivo Lorne Greene, entre muchas otras.

    Con estos ingredientes, ¿qué podría salir mal?

    Desde luego, la taquilla no. Tampoco, siendo honestos, la película en sí, pues deviene en un producto entretenido y fresco, más que recomendable para una tarde de verano…

    …Siempre que te olvides de que el argumento resulta imposible (e incomprensible en algunas fases) hasta para el propio género; que el bueno de Douglas –enfundado en traje de superhéroe, además– interpreta a uno de los personajes más ridículos de su carrera; que tengas que contener la risa cada vez que aparecen esos coches miniaturizados, las hormigas gigantes que parecen rescatadas de una producción B de los 50 o ese edificio también miniaturizado que transportan de un lado a otro, en una maleta, como si se tratara de un Exin Castillos; que te des cuenta de que hemos descubierto gracias a esta cinta a una de las peores actrices del universo (la chica que encarna a Fantasma) o que la película chirría en uno de los aspectos principales de cualquier cinta de acción que se precie:

    Insuficiencia de villano.

    O lo que es lo mismo: pon un villano a la alturay tendrás la mitad del trabajo hecho. El villano, según señalan los manuales, ha de tener por lo menos tanto poder como el héroe pero evidenciar un plus de “hijoputez” que le haga dar su salto cualitativo.

    Recuerden sin ir más lejos cómo Jack Nicolson se merendaba al bueno de Michael Keaton en el Batman de Tim Burton.

    En esta película tenemos a Fantasma y a esa actriz que muestra todo un repertorio de visajes más próximos al puro autismo que a la ira y el miedo a morir a causa de la disfunción molecular que le permite atravesar paredes; y tenemos, asimismo, justo lo contrario: al estupendo actor Walton Goggins (que los fans de la serie de culto The Shield descubrimos hace casi dos décadas) encarnando a un idiota.

    Insuficiencia de villano, pues.

    En resumen y con todas las salvedades que quieran: Ant-Man y la avisparesulta una entretenida película veraniega, ideal para ver con los niños (si los tienes) o sin ellos (si están fuera o no los tienes).

Los comentarios están cerrados.