Yo nací en Kisadunga


Intentos y fracasos

(A la Srta. Bellpuig, por descubrirme
la labor de las Esclavas de la Purísima)

Pues bien, Señor, voy a contar la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Aproximadamente.

No creo que el destino nos venga prefijado, pero sí creo que somos parecidos a un mono subiendo a un árbol. Al principio tenemos vigor para ascender por el tronco y saltar de rama en rama, pero a medida que el tronco se divide y las grandes ramas se alejan se hace más difícil volver atrás y nuestras elecciones son más complicadas de deshacer. Llegamos a lugares adonde no queríamos ir porque hace mucho tiempo, en una elección trivial, elegimos una rama y desechamos otra, tomamos un camino y dejamos otro, y así fuimos avanzando, haciendo elecciones que no parecían tener tanta importancia. Y al final de nuestra vida, acosados por la pantera de la muerte, permanecemos quietos, solos y asustados al final de una rama, sin fuerzas ya para saltar a otra, sin saber por qué el resto de los monos alborotan y se divierten en otro lugar más frondoso, más apetecible y muy lejano.

Ahora que lo único que me sobra es tiempo, os ruego Señor que leáis estas páginas, pues quizás entendiendo las elecciones del mono acertéis a comprender su destino final en esta triste rama y os alcance la piedad y os mueva la misericordia.

.

Yo nací en Kisadunga. Mi madre trabajaba en el pequeño hospital de las Esclavas de la Purísima Concepción. Ponía vacunas, curaba fiebres y daba de comer a los huérfanos. En sus ratos libres tallaba máscaras africanas que se vendían luego en las parroquias vascas, navarras y catalanas, que son de mucha devoción misionera. Pese a que soy de tez morena, dicen que mi madre era hermosa y rubia como la cerveza. Como la cerveza tostada. Era hija menor de una adinerada familia, los Jiménez-Echevarría, del barrio de Ocharcoaga de Bilbao, que al parecer tenían allí una gran mansión con estanque y peces de colores, jardín de árboles exóticos, loros y palmeras (1). Algo raro debió de ocurrir. Cuentan que una discusión sin importancia entre familiares, aunque la cosa acabó con la muerte accidental a escopetazos de diez personas, incluidos padres y hermanos, además de los peces y los loros. También incendiaron la casa y las propiedades. Ella, que era muy niña, sobrevivió sin un rasguño. Pero toda aquella vida regalada de lujo y exotismo se fue al garete y la que sería mi madre acabó en el orfanato que regentaban las Esclavas. Y como ocurre con el mono, que no vuelve atrás en la rama, unas cosas llevaron a otras, sucedió el día a la noche, y años después acabó como asistenta de las monjas en una pequeña misión del Congo.

Mi madre se llamaba Dolores Jiménez. Años más tarde, siguiendo la moda de los tiempos, las monjas cambiaron el orden de sus apellidos y acabaron inscribiéndola como Nekane Echevarria, un nombre rotundo y milenario que viene sonando por aquellos valles desde el albor de los tiempos (2). Sin embargo, todo el mundo siguió llamándole Lola.

En Kisadunga, además de en las labores de asistencia hospitalaria, mi madre ayudaba en la intendencia. Solía desplazarse ocasionalmente hasta Inongo a hacer compras o a recoger los envíos que llegaban desde España. Debió de ser así como trabó amistad con Kofi Ngmango, un joven comerciante de madera del que se decía que le gustaban en exceso el baile y la cerveza, aunque lo compensaba asistiendo religiosamente a los oficios dominicales de la iglesia. No se le conocía relación con mujer alguna, pero cuando Lola fue cogiendo peso y se hizo evidente que estaba embarazada, corrió el rumor de que había intimado con Kofi y en el entorno del convento empezaron a llamarle cariñosamente Pepe.

Quien más insistió en la teoría de la paternidad de Kofi fue el padre Echezarreta, capellán del hospital y hombre enérgico aunque borono. Mi madre, que para aquellas alturas de su trato con curas y monjas ya sabía latín, jamás reconoció haber yacido con hombre alguno e intentó sin éxito implicar en el caso al Espíritu Santo. Quizá asustado por las consecuencias de que naciera un niño negro entre las Esclavas de la Purísima, el padre Echezarreta hizo todo lo posible para que Lola regresara a la península y abandonara la comunidad antes de dar a luz. Mi madre se negó con mucha energía y dijo que prefería mendigar embarazada por las calles de Inongo antes que abandonar a las Esclavas, que eran su verdadera familia. El padre Etxezarreta trató de convencerla durante meses, pero acabó cediendo a su terquedad. Y cuando apenas quedaba un mes para la fecha del parto, tuvo que marchar del hospital precipitadamente, reclamado para unas misiones de urgencia en Legazpi, isla de Luzón, Filipinas. No llegó así a ver la cara de sorpresa de las Esclavas, en el momento en que fui echado a este mundo, al comprobar que yo no era negro.

(Continuará)

__________
1. Ocharcoaga (Otxarkoaga) es un barrio creado en 1959 en las laderas del monte Avril para realojar a la población chabolista que se asentaba en los alrededores de Bilbao. Los apellidos Jiménez y Echevarría son muy comunes entre los gitanos vascos. [Nota del editor]
2. Nekane es el nombre que Sabino Arana introdujo en su Santoral Vasco para traducir Dolores, mediante derivación de neke, «dolor, sufrimiento». Echevarría (Etxebarria) es el apellido equivalente a Casanueva o Casanova. [Nota del editor]

184 comentarios

  • “Con todo el respeto que merece la hermana de Blanco, mantengamos la calma y apliquemos el Bobbio.”

    Precisamente, sobre “Mantengamos la calma” las víctimas de los etarras pueden hablar bien alto.

  • ¿PERO QUÉ ES ESTO? ¿Y nos dejan así? Perroantonio: azote, potro y dimisión. Y más potro. Y más azote.

    Joder, enganchadísimo me he quedao. Cabronazo.

  • Monsieur PerroAntoine, esto tiene muy buena pinta. Espero que no sufra atascos y nos deje con la intriga colgando. Por cierto ¿en qué género ubicaría usted más bien este relato? ¿dans la Série Noir ou bien dans l’Humour Noir?

  • el padre Echezarreta, capellán del hospital y hombre enérgico aunque borono.

    ¡Cuánto tiempo sin oir “borono”!

    Me trae recuerdos de mi abuela paterna, del mismito barrio de Indautxu. Era una señorona rubia y de ojos claros que se ponía enferma cuando nos sentábamos en la terraza del Café El Suizo, y pasaban las hordas de veraneantes vasquitos por la plaza. “Ya están aquí los boronos vestidos de chándal” decía mientras se tomaba un mariano rojo.

  • Quiero dejar claro que es un relato (magistral, como siempre) de ficción. Perroantonio es negro.

    ***

    Escándalo en el mundo del porno: el 38% de las MILFs no tienen hijos.

  • Tareixa, intereses los míos míos son como digo, pareció me graciosa noticia la y ponerla quise, sabiendo aún falsa era que y alguno si el translate hacer quería con google eso pues.

  • AY, Bonnie, el tito Adapts, solícito, te lo explica en román paladino…

    (Ya que otros no se atreven porque igual tienen una reputación.)

    Mamá a la que me gustaría follarme.
    Otros dicen “madurita”, pero en realidad el origen fetén es “mamá”

  • Soy un hombre de mi tiempo, me he hecho un vedadero experto en el “smartlove”, pero me niego a poner links de estética afeminada.

  • Procuro fijarme 12 de feb de 2014 12:19
    Perroantonio, me sale que su diccionario es privado y está protegido. Deme permiso, sunes cándalo.

    Lo había cerrado un momento por obras. Es que si no, cada vez que cambio algo se pone a enviar correo y a inundar.

  • 2 de feb de 2014 11:52
    ¿Qué es una MILFs?..no entiendo nada de la noticia.

    Mother I’d Like to Fuck.

    Les voy a dar noticia de dos increíbles diccionarios. El primero lo vengo usando desde hace muchos años, por lo menos diez: Acronym Finder. Básico para encontrar acrónimos en inglés, aunque desordenado, sin jerarquizar y bastante moñas. En todo caso, una enorme base de datos documental.

    Este otro apenas lo llevo usando un año, pero es de los buenos: Urban Diccionary. Imprescindible para enterarse del slang y la terminología juvenil (videojuegos, tele y tal).

  • ¿Tampoco había oído usted borono, Holmesss?
    Ja, lo que es la etnia de supersingular y apabullante. No me extraña nada que haiga tantos defensores.

    En serio, igual borono no sale, pero borona es general espanis. ¿No son de campo? ¿No hay maizales en sus ciudades? ¿Cómo dicen el concepto ‘mazorca’ en sus ciudades?

  • Y para ahorrar búsquedas:

    Bruto, chapao a la antigua, sin modales.

    Antiguamente la palabra ‘borono’ se utilizó para referirse a la gente que venía de los pueblos de alrededor de Bilbao a la Villa, para ridiculizar a aquellos que no sabían defenderse en el estilo de vida de la ciudad.

    Proviene del nombre de los panes hechos con máiz, llamados ‘boronos’.

  • Ay! Muchas grasias por la explicación. Estoy muy sorprendida de que todos sepan que es una MILFs..me siento muy rubia en estos momentos.

    Marqués, atienda a esta cabeza de chorlito:

    El cociente intelectual [IQ en inglés] es un 88% genético, por eso es importante elegir bien a tus padres.

    Esto no lo entiendo, ¿Cómo puedo elegir a mis padres? Será que puedo elegir al padre de mis cachorros, no a mis propios padres, ¿no?.

    ¡¡vaya día llevo!!

  • Exacto, Bonnie.
    —————————-
    Para mi novia la de Bilbao, 2 de cada 3 hombres eran “boronos”. Para la de Barcelona, 2 de cada 3 eran “charnegos o payeses”. Para la de Madrid, 3 de cada 3 era unos “horteras”. Cierto que las tenía mal acostumbradas conmigo…

  • Bonnie 12 de feb de 2014 12:59
    Ay! Muchas grasias por la explicación. Estoy muy sorprendida de que todos sepan que es una MILFs..me siento muy rubia en estos momentos.

    Es el porno, Bonnie. Amplía mucho los conocimientos de vocabulario, especialmente de inglés y japonés. Aunque la mayor parte del conocimiento es paja.

  • JARDIN DE ABANDO

    Aquí Bilbao no tiene parte alguna
    ni llegan de la mina los rumores.
    Sabino y Luis pasean entre flores
    bajo la luz dorada de la luna.

    Rompe la calma nemorosa y bruna
    el dulce lamentar de los pastores.
    ¿Sabes, Sabin, O tempora o mores,
    que fuimos nobles incas en la puna?

    ¿Qué ya suena la quena que ya atruena
    el fragor del broquel y de la azcona
    cumbres de Macchu Picchu y Villasana,

    con razón sana por lo siempre Mena?
    Mira el monte preñado de borona.
    Mira cómo se acerca la mañana.

    Jon Juaristi

  • Gran Juaristi, que además lleva borona. Me ha pinchado en el impulso versolaristíco (y trovero), aquí le echo otro soneto del no menos grande Blas (de Otero):

    LEJOS

    Cuánto Bilbao en la memoria. Días
    colegiales. Atardeceres grises,
    lluviosos. Reprimidas alegrías.
    furtivo cine. cacahuey. anises.

    Alta terraza, procesión de jueves
    santo, de viernes santo, santo, santo.
    Por Pagasarri las últimas nieves
    y por Archanda helechos hechos llanto.

    Vieja Bilbao, antigua plaza Nueva,
    Barrencalle Barrena, soportales
    junto al Nervión: mi villa despiadada

    y beata. (La virgen de la Cueva
    que llueva, llueva, llueva). Barrizales
    del alma niña y tierna y destrozada.

  • Ah, ¿qué hay sesión de poesía? Me apunto rauda.

    Costa da Morte

    Hai un mar e unha terra dentro do mar que se crava fonda como unha espora, e un silencio que ás veces é un látego escintilante ao corazón da noite inmensa.

    Somos esa vida desangrada tras os vidros manchados de argazo. Os nosos ollos nacen ao inverno e ao espanto como nós á loucura e ao berro. Perdidos faros alumean para sempre a nosa ruta afundida.

    Hai un mar de terra empuñada vomitando lume en nós. Unha dor antiga que nos queima. Un horizonte cego. Unha soidade. Somos como a ardora e o naufraxio, e navegamos calquera vento imposíbel.

    Entre a terra e o mar só os nosos corpos
    ferozmente amarrados.

    ____________________

    Hay un mar y una tierra dentro del mar que se clava honda como una espuela, y un silencio que a veces es un látigo centelleante al corazón de la inmensa noche.

    Somos esa vida desangrada tras los vidrios manchados de algas. Nuestros ojos nacen al invierno y al espanto como nosotros a la locura y al grito. Perdidos faros alumbran para siempre nuestra ruta sumergida.

    Hay un mar de tierra empuñada vomitando fuego en nosotros. Un antiguo dolor que nos quema. Un horizonte ciego. Una soledad. Somos como la ardora y el naufragio, y navegamos cualquier viento imposible.

    Entre la tierra y el mar sólo nuestros cuerpos
    ferozmente atados.

    Rafa Villar Nació en Cee-Costa da Morte, 1968. Licenciado en filología gallego-portuguesa por la Universidad de Santiago de Compostela. Fue cofundador del Batallón Literario da Costa da Morte y del consejo editorial de la colección de poesía Letras de Cal.

  • (Adapts, especialmente pra você, que sé que le tiene afición)

    Y luego está el azar, lo predestinado, aquello que no está en nuestras manos evitar ni forzar. Ducunt fata volentem, nolentem trahunt. Que más o menos viene a decir que el destino conduce a quienes se dejan llevar por él y arrastra a quienes se le resisten.

    Pirata Jenny. A rastras.

  • Me gustó Pirate.

    Anda que no entré en barrenas al principio, por levantar el morro ante una perdida de sustentación…
    (Las ventajas de que sea un simulador y no un vuelo real)

    La supongo enterada de una serie documental de National Geographic, sobre desastres aéreos, en la que determinan que y como ocurrió lo que ocurrió…
    Es una gozada.

  • Sí, hay una versión canadiense y otra yanqui. Una de ellas se titula Air Crash Investigation, pero no recuerdo cuál es. Hay otra fuente inagotable de morbo y aprendizaje, que son los informes que elabora aviación después de cada accidente. Al final, leídos diez leídos todos, porque la mayor parte de los accidentes de avioneta son sota, caballo, rey: carga excesiva o mal arrumaje de la carga (lo que le pasó a Sanjurjo en Estoril), fallo del motor sin posibilidad de planear hasta ninguna superficie aceptable y negligencia humana (básicamente, salidas con mal tiempo en vuelo visual o vuelo demasiado bajo en zonas con edificios o torres de alta tensión).

  • Y luego está el colega que consigue hacer un aterrizaje de emergencia en una playa, petada de bañistas y, Don erre que erre, se la pega, esta vez sí, al despegar de la misma playa y ante el mismo público.

    Que pena no recordar donde lo vi, para linkearlo.

  • El piloto que llevaba a Sanjurjo era Juan Antonio Ansaldo, pistolero de la Falange y organizador de sus grupos de acción. Lo cuenta todo en sus memorias, en páginas álgidas y de vivo interés.

  • Jo, entradón de Perro, que (continuará), y yo sin poder avanzar en mi relato pure-faction de la Morena. Voy a tener que contratar los servicios de un detective privado para encontrarla.

    ¡Satuuur!

  • Tipo Material 12 de feb de 2014 19:39
    [0] Cada vez se demuestra más en este sitio que escribir bien es fácil. Lo difícil es escribir mal.
    Procu, no es de recibo su no menos grande Blas (de Otero).

    Gracias por lo que me toca. Aunque quisiera contestar a la segunda parte, con unos versos del propio Jon Juaristi que se considera a sí mismo, muchas veces lo ha dicho, un poeta menor.

    Siempre lo dije y fui —creo— sincero:
    Unamuno el primero
    y después Blas de Otero.

  • Les informo, que me gusta ponerles al tanto de mis aventuras poliamorosas, (con disgusto del marqués) :

    Nunca, nunca chicas/os acaricien las púas de un oricio dormido. Y lo sé porque tengo mucha pesadumbre.

    Ya me gustaría fingir volar. (Ni caso me hacen ustedes con lo simpática y resuelta que soy).

  • Tipo Material 12 de feb de 2014 19:39

    [0] Cada vez se demuestra más en este sitio que escribir bien es fácil. Lo difícil es escribir mal.
    Procu, no es de recibo su no menos grande Blas (de Otero).

    Tipo, no he querido decir que Blas de Otero era menos grande que Juaristi. ¡De hecho no lo he dicho! Ya sé que «no menos grande que» suele valer en el uso para encomiar al dudoso, pero stricto sensu solo he dicho verdad: A no es menos grande que B; «al contrario», podría haber añadido sin contradicción.
    (Con Gengis que va).

  • He encontrado hoy en un Babelia viejo (4-1-14) un artículo excelente de José Luis Pardo. No sé si lo mencionó aquí alguien, por si no lo han leído: «¿Para qué sirve esta empresa?».

    (Mucho me disgustaría que fuera una tesis opuesta al artículo que ha enlazado Adapts y que no he leído aún. Pero si se da el caso de que este es su sangrienta antítesis y tenemos entonces que empezar una guerra atroz, pues la empezamos, ¿a que sí, Adapts?

  • Adaptaciones 12 de feb de 2014 19:21

    Y luego está el colega que consigue hacer un aterrizaje de emergencia en una playa, petada de bañistas y, Don erre que erre, se la pega, esta vez sí, al despegar de la misma playa y ante el mismo público.

    ***

    Adapts, consígame esse vídeo.

  • Es obvio que si las víctimas quieren que los asesinos les pidan perdón es porque aceptan que el Estado alivie sus condenas si lo piden. Lo que no aceptan es que habiendo pedido perdón sólo a medias, es decir, habiéndose limitado a prometer no volver en el futuro a las andadas, pero sin mostrar arrepentimiento por lo ya hecho, disfruten de la generosidad con que ha respondido el Estado. Casi todos los asesinos se niegan, en las circunstancias actuales, a hacer las dos cosas.

    Para salir de ese atasco propongo una escala en la merma del castigo: mayor para el que cumple con el lote completo de la petición de perdón que para el que no. Ya habría quien se apuntara a la opción premium.

    Así de fácil (se lo digo desde el taxi).

  • Hoy me toca el cuarto de True Detective, Adapts. El Maconajiu me tiene totalmete fascinada. Me gusta todo de la serie, aunque la veo en inglés y es un poco dificil seguir bien los diálogos.
    La cabecera de la serie es preciosa, las imágenes, la música, ..en fin, creo que le va a encantar.

  • Adaptaciones 12 de feb de 2014 15:20
    “La cultura cuesta y la vas a pagar tú, y tus hijos y los hijos de tus hijos…

    He leído con especial dedicación el artículo enlazado sin saber exactamente adonde quiere ir a parar el autor en su texto. Acepto de buenas a primeras que la Cultura es un cultivo y que las llamadas culturas nacionales o culturas propias son una construcción interesada. Vale. ¿Y? También son inventadas la identidad de los vinos por los consejos reguladores, la división territorial en regiones y provincias, o las normas DIN para definir los formatos del papel. Si nos ponemos finos, todo es inventado.

    Muy certeramente, pues al fin y al cabo es de lo que se trataba, ha seleccionado usted la frase central del artículo, que con astuta maniobra intelectual no se encuentra dentro de la exposición, sino en un pie de foto: “La cultura cuesta y la vas a pagar tú, y tus hijos y los hijos de tus hijos…” (que digo yo que para que escribir 200 líneas si la idea buena era ésta y ya tenía foto). Pues bien, esto es verdad, a qué vamos a negarlo. Me temo que aún estamos pagando lo de las Pirámides, el Partenón y todas las declaraciones de Patrimonio Cultural de la Humanidad. También es verdad que en algo hay que gastarse el dinero.

    Y en esto está la clave del asunto, ¿en qué nos gastamos el dinerito de los impuestos? Es cierto que los mamones del despilfarro autonómico han puesto a huevo la crítica con su obsesión por la erección de estructuras mastodónticas. Pero también es verdad que los presupuestos culturales son el famoso chocolate del loro de las políticas públicas. Entre un aeropuerto inútil con carretera adosada inútil y escultura conmemorativa inútil, y la financiación de una orquesta, hay una gran diferencia en la inversión pero, sobre todo, una muy gran diferencia en rentabilidad social. Es cierto que las ciudades pueden vivir sin orquesta de la misma manera que se puede vivir sin beber vino. También que en el terreno cultural todo es prescindible. ¿Y qué? Lo cultural es, simplemente, lo que nos hace personas. O, más exactamente, lo que producimos los seres humanos. El resto es vida vegetativa y mecánica de colmena. Y las sociedades, claro, deben invertir en todo lo necesario para facilitar nuestra vida vegetativa, para que nos ganemos el sueldo, para que cojamos el tren, para que nos compremos un coche, para que podamos ir a toda hostia por la autopista… todo para que lleguemos a lo verdaderamente importante: a comer con nuestros amigos, a festejar las fiestas, a ir al cine o al teatro o al concierto, a pasear por la ciudad y ver las maravillas que construimos, o a encerrarnos tranquilamente en casa a escuchar nuestra música favorita, a leer o a curiosear en internet lo que inventan otros humanos.

    En última instancia lo verdaderamente importante es esa cosa que llamamos cultura.

  • ¡¡Ay Saturn!!..¡qué preocupada me tenía!..se marcha a esos mundos de Dios y no sabemos por dónde va a estar, y claro, una se hace sus películas, y después ve lo del video del Señorito Bremaneur y eso,…que se pone en lo pior.
    Me congratula que esté bien.

  • Perro, Procu:
    Sus explicaciones dan contada cuenta de mi interpretación. Los planos de comparación, O vs. J, no son convergentes [ni, perdonen la deformación profesional, en el infinito].

    [Conocido el artículo de Pardo en su momento, alguna frase del mismo se la cité a Gengis en FB hace tiempo para que me contestara con gaitas destempladas.]

  • Y hablando de cultura. Un libro caro que acabo de ver a nuestros amigüitos del Facebook: 121 euracos. Que digo yo que nuestras autoridades culturales podrían financiar una exposición para las masas o una edición subvencionada. Aunque sólo sea para tocar un poco los huevos a los ultraliberales.

  • El aprendizaje conlleva la creación de nuevos circuitos neuronales que son capaces de faciltar nuestra adaptación al medio. Es cierto que ello no modifica nuestra condición de homosexual o bipolar, pero nos permite mejorar nuestro comportamiento en términos sociales. Es bien conocido como muchas habilidades creativas están vinculadas a las condiciones antes citadas y en función del aprendizaje una determinada persona puede llegar al éxito o al fracaso personal

  • tipomaterial 13 de feb de 2014 11:41
    Perro, Procu:
    Sus explicaciones dan contada cuenta de mi interpretación. Los planos de comparación, O vs. J, no son convergentes [ni, perdonen la deformación profesional, en el infinito].

    Querido TM, ¿habría alguna posibilidad, aunque fuera remota, de que no usara usted la escritura jeroglífica? Es que ponerse a adivinar lo que es O y J me desviriliza el miembro de pensar. Gracias.

  • No me convence el holandés, cuando dice que la sexualidad viene marcada ya antes de nacer. Está diciendo que naces hetero u homo, una cosa o la otra y que eso no lo puede cambiar el ambiente estableciendo ciertos estudios para confirmarlo.
    Pero, ¿y en el caso de personas que han cambiado de gustos sexuales a lo largo de su vida?. Me refiero a los bisexuales, o bien, a personas que en su vida han mostrado preferencias por uno u otro sexo. ¿Cómo lo explicaría?. Habrá que leerse el libro.

  • tipomaterial 13 de feb de 2014 11:41
    Perro, Procu:
    Sus explicaciones dan contada cuenta de mi interpretación. Los planos de comparación, O vs. J, no son convergentes [ni, perdonen la deformación profesional, en el infinito].

    Que sí, Tipo. Que O(tero) y J(uaristi)convergen en Bilbao y saben qué es borona y borono. (Emoticono de que le guiño un ojo compulsivamente).

  • El Estado no ha mostrado ninguna generosidad particular, Gengis. Se ha aplicado la ley y han salido con sus condenas cumplidas. Es comprensible que a los familiares de las víctimas no les guste este final. A mí tampoco me gustaría que saliese a la calle el violador de mi hija. Pero así es este juego: delito, sentencia, condena, cumplimiento y a la calle. Los perdones y arrepentimientos, al confesor o al Altísimo, o en el plano estrictamente privado.

    Me pregunto además por qué las víctimas de ETA deberían tener un estatus especial en este país. Qué las hace más víctimas que los muertos en colisiones frontales con un conductor kamikaze, por poner un ejemplo. La respuesta no puede ser el grado de dolor, claro.

  • No es exactamente así, Mon Pirate. Creo que el debate del procedimiento normal no tiene vuelta de hoja.

    Pero hay una vía, la llamada Vía Nanclares (que sí es una muestra de generosidad por parte del Estado y por parte de las víctimas), para que los presos de ETA puedan acogerse a beneficios penitenciarios, aunque aún no sean acreedores de ellos, siempre que cumplan una serie de requisitos, entre ellos solicitar el perdón de las víctimas. Creo que, en los debates públicos, se confunden interesadamente unas cosas con otras.

  • 3 de feb de 2014 13:05
    Buenísimas las fotos que enlaza, Perro. ¿Sería Dersu Uzala un Tsaatan?

    Pues tiene todas las pintas.

    Por cierto, en el reportaje hay un bonito ejemplo del viaje de las palabras y de como se fertilizan mutuamente las culturas. En él pueden verse dos fotos de habitantes del valle de Lo, en el Tíbet, el conocido como reino Mustang. Supongo que el nombre se lo daría algún explorador inglés o americano confundido con la pronunciación local (no me extraña; lo he visto transcrito de otras tres formas distintas: Mastang, Mantang y Mu Tang).

    La palabra “mustang” sirve para llamar a los caballos cimarrones norteamericanos. Pero, aunque pudiera parecerlo, no es una palabra inglesa ni originaria de los pueblos de las grandes praderas. Es un derivado de Mesta (de mixta, o sea mezcla, unión; la famosa Mesta de Pastores fundada por Alfonso X el Sabio). Los caballos que pastan libres, pero son propiedad de los pastores, acabaron llamándose mestengos y mesteños. Y de mestengo > mustango > mustang.

    Como el Mustang verde que conducía Steve McQueen en Bullit, o sea.

    No me digan que no es bonita la etimología.

  • No veo, Perroantuán, que se les apliquen con la vía Nanclares medidas excepcionales. Simplemente, como cualquier otro preso considerado “peligroso” que a lo largo de los años se rehabilita en prisión, pasa a disfrutar de ciertos beneficios penitenciarios por los mismos motivos que suele alegar instituciones penitenciarias y aceptar o no el juez: extinción de x parte de la condena, buen comportamiento, apoyo familiar, etc. A los etarras se les exige, además, el arrepentimiento explícito y la condena de la violencia.

    Txato, que según el enlace que incluye su texto fue detenido en 1987, consiguió el tercer grado por la vía Nanclares en 2011. Son 30 años de trena, Perro, 30 señores años. Como cualquier otro asesino. El tal Txetu fue condenado en 1995 y salió con el tercer grado también en 2011, 16 años de los 18 de condena cumplidos.

    No crea que estos dos sujetos me inspiran la más mínima simpatía. Pero me resulta escandalosa la tesis de que “se han ido de rositas”, y absurda la exigencia de que ningún preso tenga que expresar contrición.

  • ¿Pero usted sabe que existe una legislación especial para los delitos de terrorismo y narcotráfico, no? A ver si no estamos hablando de lo mismo.

  • Sí, y no precisamente más generosa con los terroristas. La Vía Nanclares lo que parece hacer es precisamente reconocerles la posibilidad que tiene cualquier otro preso de asesinato -que no sea terrorista- de acogerse en determinados supuestos a ciertos beneficios penitenciarios tras cumplir una parte de la condena. Es decir, establece una excepción a una normativa excepcional. Y no es la primera la que es generosa; es la segunda la que es comparativamente dura.

    Lo que me chirría, insisto, es el requisito de la contrición, esta politización del arrepentimiento. Primero porque me parece fuera de lugar: no corresponde a un Estado pedirla. El Estado debe sancionar conductas concretas, no ideas abstractas, y premiar, si acaso, acciones concretas, no expresiones de voluntad. Segundo, porque no parece justo que se exija a cierta clase de asesinos en particular para contentar a cierto tipo de víctimas en particular.

  • Una pregunta: cuando un preso de esos buenos que ha cumplido su pena (penita pena) sale del maco, ¿sigue perteneciendo a la eta? Los hay que no, pero… ¿los hay que sí?

  • Tendrá que cometer algún delito concreto para saber si sigue perteneciendo a ETA. ¿O le metemos en el maco de nuevo porque sigue cantando el Eusko Gudariak con lágrimas en los ojos cuando se emborracha?

  • Ya pero le chirríe o no, ES así. O arrepentimiento y petición de perdón o esa puerta se cierra. Queda la otra vía.

    Respecto a eso de que no le “parece justo que se exija a cierta clase de asesinos en particular para contentar a cierto tipo de víctimas en particular”, hay que puntualizar algo: no son víctimas del tráfico o del aceite de colza. Son víctimas de atentados contra el Estado. Creo que es un matiz relevante porque es lo que justifica al Estado y a las víctimas a reclamar: o aceptáis el Estado o no hay trato. A mí me parece justo. Y necesario.

  • Brema, si votan es porque pueden hacerlo, es decir, porque votan a un partido legalizado. No es un delito.

    Pondré un ejemplo casi tan repugnante: uno puede enviar a la cárcel a un pederasta por abusar de una menor. Cuando cumpla, saldrá. Es posible que se siga excitando a la salida de un colegio o que se junte en el bar con otros indeseables parecidos a él. Pero sólo si reincide podremos devolverle al talego.

  • Pirata, la generosidad del Estado ha consistido en elaborar una ley generosa pensada ante todo para los etarras. Que esa generosidad venga acompañada de requisitos y limitaciones no le quita su condición. También me pregunto, como usted, qué tienen las víctimas de ETA para que deba ser tenida en cuenta su opinión. La única respuesta que se me ocurre es: la cantidad. La cantidad de ellos y también la de los asesinos, y ambas en un sitio relativamente pequeño, lo que hace probable que se produzcan bastantes encontronazos en el futuro.

  • Mierda, ahora que iba yo a contestarle a PerroAntoine, están con otro debate.

    Respuesta corta.
    NO.
    La cultura, grande o pequeña, se situaría en la cúspide de la famosa pirámide de Maslow, en el área que se refiere a la autorrealización.
    Si me apura, podría aparecer en parte en los dos escalones previos: “reconocimiento” y, más básico, en “afiliación”.
    Todo bien y mu bonito. Pero que cada uno se pague esos escalones de su bolsillo. Paguemos entre todos, sí, de acuerdo, partes de los escalones básicos, fisiología y seguridad. Para todo lo demás MasterCard.

  • Sobre las “razones” del Estado para sentirse parte. Además de los asesinatos de los “simples ciudadanos”.

    103 militares
    230 guardias civiles
    183 policías nacionales
    30 policías municipales
    14 policías autonómicos
    39 políticos
    7 funcionarios de prisiones
    9 jueces o fiscales

  • “Ya pero le chirríe o no, ES así. O arrepentimiento y petición de perdón o esa puerta se cierra. Queda la otra vía”.

    Bien, pero entonces no se ponga el grito en el cielo cuando cumplen los requisitos legales y salen.

    “Respecto a eso de que no le “parece justo que se exija a cierta clase de asesinos en particular para contentar a cierto tipo de víctimas en particular”, hay que puntualizar algo: no son víctimas del tráfico o del aceite de colza. Son víctimas de atentados contra el Estado. Creo que es un matiz relevante porque es lo que justifica al Estado y a las víctimas a reclamar: o aceptáis el Estado o no hay trato”.

    1) Defina atentados contra el Estado, Perro. Porque hay juristas que sostienen que cualquier vulneración grave de la legalidad es en sí misma un atentado al Estado, a las normas que nos hemos dado todos.

    2) Un Estado no puede pedir que se le reconozca. Sólo puede reaccionar sancionando cuando se viola la legalidad. O acabaríamos metiendo en la cárcel a anarquistas, antimilitaristas y objetores de conciencia fiscales simplemente por serlo.

  • Su opinión sobre el tema, Adps, es muy interesante y viene avalada por importantes autores.

    Es una lástima que la mayoría (la grandísima mayoría, la aplastante mayoría) no estemos de acuerdo y creamos que el Estado deba hacer un esfuerzo por preservar el patrimonio, construir bibliotecas o financiar el teatro o el cine. Sin reemplazar a la iniciativa privada, pero encargándose de evitar que esta no haga nada o se dedique a destruir, como ha venido siendo tan habitual.

  • “Pirata, la generosidad del Estado ha consistido en elaborar una ley generosa pensada ante todo para los etarras”.

    No, ha consistido, en todo caso, en hacer una excepción a una legislación que sanciona con más dureza el asesinato terrorista que el asesinato sin más cualificaciones. Es decir, ha consistido en volver a aplicar el régimen común de beneficios penitenciarios a ciertos presos etarras.

    Cuando se insinúa alegremente que el Estado está dispensando un trato de favor a los etarras, y que de ahí la indignación de las víctimas, se está sencillamente faltando a la verdad.

  • Hace falta justificar por qué las víctimas de atentados terroristas merecen más atención, por ejemplo, que las víctimas de la intoxicación por aceite de colza, sí.

    Porque el Estado tiene la obligación de garantizar la seguridad de todos los ciudadanos. Tan es así que cuando incumple manifiestamente este deber de vigilancia (eso que el CP llama eufemísticamente “el funcionamiento anormal de los servicios públicos”) entra en juego la responsabilidad civil subsidiaria.

    En los años duros de las carreteras españolas, las asociaciones de víctimas llegaron a plantearse esta vía de acusación/defensa. No prosperó, pero no porque les faltaran argumentos para sostener que había una clara negligencia y responsabilidad del Estado en aquellas cifras tremendas de 3.000 y pico muertos al año (como la política de la DGT estos últimos años ha demostrado), sino porque su “causa” no formaba parte del programa electoral de algunos partidos.

  • Estoy en contra de subvencionar el cine, así se hacen los engendros que se hacen y los va a ver su p***a madre. No, se hace mejor cine, y si quieren de palomitas, cuando se cuenta con capital privado.

    ¿O a los escritores los subvenciona alguien? No sé, es por meter pezuña. Perdón eh, si eso.

  • – GK: Pirata, la generosidad del Estado ha consistido en elaborar una ley generosa pensada ante todo para los etarras.

    – P: No, ha consistido, en todo caso, en hacer una excepción a una legislación que sanciona con más dureza el asesinato terrorista que el asesinato sin más cualificaciones.

    – GK: Esa excepción estará formulada -imagino- en alguna norma.

    – P: Es decir, ha consistido en volver a aplicar el régimen común de beneficios penitenciarios a ciertos presos etarras.

    – GK: Es decir, ha consistido en librar a ciertos etarras de una norma que los había sacado del régimen común de beneficios penitenciarios. Sólo veo normas por todos lados.

    – P: Cuando se insinúa alegremente que el Estado está dispensando un trato de favor a los etarras, y que de ahí la indignación de las víctimas, se está sencillamente faltando a la verdad.

    – GK: Afirmo seriamente que el Estado decidió aligerar la pena de los etarras que cumplieran las condiciones exigidas por la norma que establece la posibilidad de ese aligeramiento. Los que se someten reciben un trato de favor, o sea, son favorecidos en comparación con los que no se someten. Las víctimas puede que se sientan ofendidas aun sabiendo que ese trato de favor está regulado y limitado. Pueda incluso que sean partidarias de que el Estado rebaje el castigo a cambio de algo, pero que exijan un precio más alto por la rebaja.

  • En el protagonismo concedido a las víctimas hay, se haya buscado o no, una cierta humillación a los terroristas. “Ustedes creían que luchaban contra el Estado, pero lo único que han logrado es joder a unas familias. Vayan y hablen con ellas, atontados.”

  • Bueno, no me voy a enrollar, Mon Pirate. La excepcionalidad de los asesinatos de ETA, ya lo he dicho, es que se dirigen contra el Estado. Sus víctimas son, mayoritariamente, sus representantes y aquellos civiles elegidos especialmente por apoyarlo. El resto sólo se utilizan como moneda de cambio, víctimas colaterales para poner encima de la mesa a modo de chantaje. Es legítimo, justo y necesario que el Estado active sus mecanismos de defensa y rinda homenaje a sus defensores y a la gente que paga con su vida el protegernos a los demás.

    Y voy a dejar de hablar del Estado como si fuese un ente abstracto: el objetivo de ETA somos personas de carne y hueso que no comulgamos con sus ideas. El Estado somos nosotros y vienen a por nosotros. Si no ve usted la diferencia con el resto de criminales tiene un pequeño problema de percepción, no sólo emocional.

    Las víctimas de los accidentes de tráfico o de una negligencia son víctimas no buscadas. Las víctimas de un crimen lo son, normalmente, a pesar de la resistencia y oposición de las fuerzas del orden. Y no sé qué tienen que ver los anarquistas, antimilitaristas y objetores de conciencia fiscales en este asunto. Salvo que se dediquen a asesinar a la gente no parece que deban tener problemas. La Constitución les ampara.

  • Muy, muy bien explicado Perroantuan. Que Pirata a veces se nos pierde.

    (estoy siguiendo con entusiasmo los debates)Yo también salgo a fumar un rato aprovechando este momento de publicidad.

  • Que no todas las víctimas son iguales es una perogrullada, incluso dentro de las víctimas del terrorismo. Ahí está Eduardo Madina con una indemnización récord por la pérdida de una pierna. ¿Por qué? Vaya usted a saber.

  • ¡Oigan, que tengo que trabajar!

    Me temo que las cosas se ven de distinta manera allí arriba que aquí. Yo no me cruzo con esta gentuza en las calles, no veo sus fotos en carteles ni tengo que votar a su lado en los colegios electorales. Así que entiendo el rechazo, aunque siga pensando que no arrepentirse o no pedir perdón no puede ser un delito ni una causa de agravamiento de la pena (es a lo que equivale en la práctica la excepción de marras, Gengis), so pena de deslizarnos peligrosamente hacia el castigo de las omisiones. Por no hablar de la lista de perdones que se nos acumularía en este país como tiremos de esa cuerda.

  • Algún día la historia reconocerá merecidamente a Pepe Montilla i Aguilera como el principal artífice de la futura independencia de Cataluña.

    Sólo habrá que dilucidar si fue queriendo o malgré lui.

  • holmesss 13 de feb de 2014 18:37
    Por aquí todavía respira!

    He puesto un enlace en el Blog & Roll, para que no quede perdido en el hiperespacio.

  • El ministro del Interior ha reconocido el lanzamiento de pelotas de goma no directamente contra los inmigrantes.
    El problema ha sido la mala puntería de la guardia civil. Con los recortes no hacen suficientes prácticas de tiro.

    Y eso a pesar de que nos ponen multas hasta en ciudad, los muy cabrones.

  • Tipo, ya lo he visto. No me gustó de la frase de J. L Pardo, al que siempre que he oído lo he hecho con mucho gusto, la queja contra la vida, en ese caso, contra su empobrecimiento. En general no me gusta elogiar algo la filosofía, por ejemplo- a costa de otra cosa -el empobrecimiento de la vida- y aún me gusta menos el vitalismo un poco facilón que identifica la vida con el desbordamiento, la exuberancia y demás danzas. También es vida, y muy intensa si se quiere hablar así, la que ofrece la alpargata: todo un mundo.

  • Además, ¿quién ha dicho que la vida de verdad es una cosa intensa? Y si me apuran, ¿quién ha dicho que la vida es la vida de verdad?

  • – P: No arrepentirse o no pedir perdón no puede ser un delito ni una causa de agravamiento de la pena (es a lo que equivale en la práctica la excepción de marras, Gengis), so pena de deslizarnos peligrosamente hacia el castigo de las omisiones.

    – GK: So pena de deslizarme en eso que dice usted, un castigo por omisión, no arrepentirse o no pedir perdón puede ser una causa para no recibir un regalo, a saber, el de evitar lo que usted llama agravamiento de la pena, que, dicho así, suena a un agravamiento de una pena que ya se estaba cumpliendo, pero que, de ser así, se lo habría llevado por delante la sentencia de Estrasburgo contra la doctrina Parot.

  • No estoy completamente segura, pero hablan de que la Vía Nanclares exige ‘pedir perdón’ y ‘arrepentirse’, cuando los términos precisos no son esos sino
    1) Condena del terrorismo.
    2) Reconocimiento del daño causado.

    No es lo mismo.
    Ya se ha dicho pero yo quiero repetirlo: hablamos de una organización armada (¿un ejército?) que ni siquiera se ha disuelto aún.

  • Me he quedado encantado de la imagen del árbol y de la imagen del árbol ( esta segunda es la que evocan los primeros párrafos de la entrada )

    No he parado hasta encontrar un aforismo de Rafal Argullol que he relacionado, y que dice así:

    Cada momento estalla en múltiples caminos que conducen a múltiples mundos, pero estas explosiones nos dan tanto miedo que preferimos situar la vida en la sórdida paz de un callejón sin salida.

    Dicho lo cual, me quedo con la imagen de los monos.

  • Otrosí: ¿No tienen nada que decir del artículo de AE que ha LINKADO el que nunca linkaría nada, y ya lleva dos links en dos días?
    Yo sí:

    El último párrafo es sugestivo, y relajante: ¡y tanto! Pero…
    “No voy, que me llevan!” dirá el anteriormente llamado culpable.
    Mientras el anteriormente llamado castigador contestará: “No gobierno la mano que te golpea!”
    El observador marciano anotará “sin cambios” en su cuaderno.

  • Adps, es absolutamente inconveniente no pagar por lo que viene llamándose Cultura. Otra cosa es que definamos mejor adonde deben irse los dineros y los mecanismos de control.

    La importancia de la llamada Cultura en los presupuestos generales del Estado viene gráficamente representada en este diagrama. Si ponen el cursor sobre cada partida podrán ver los importes y su evolución en los últimos años. No creo que sea como para echarse las manos a la cabeza por el “enorme” gasto. Es cierto que la mayor parte de las competencias culturales están en manos de las comunidades autónomas y los ayuntamientos, pero la proporción viene siendo parecida. Que les tengan tirria a los actores por sus posturitas no les debe impedir ver la realidad: el Estado gasta bastante poco en Cultura.

    Por poner un ejemplo, vamos a comparar esos 722 millones de euros del presupuesto de la llamada Cultura en 2013 con otras dos cifras. Los clubes de fútbol debían a finales de 2013, 596 millones de euros a Hacienda y unos 2.690 millones de euros a la Seguridad Social. ¿Indignante? Pues no parece que a nadie le indigne demasiado y pida, por ejemplo, que cubran de brea y emplumen a Del Nido. La gente está más entretenida con la Infanta.

    Por cierto, en los presupuestos de la llamada Cultura suelen estar incluidas diferentes conceptos culturalmente bastardos: por ejemplo, la Televisión; por ejemplo, el Deporte; por ejemplo, la Política Lingüística. Lo que más propiamente podría llamarse Cultura, incluye dos grandes apartados: las políticas de Patrimonio cultural (archivos, bibliotecas, museos, orquestas, protección del patrimonio histórico) y las políticas de Promoción cultural (básicamente subvenciones: a teatro, danza, cine, literatura). Puedo asegurarles que las que más les “indignan”, las subvenciones a la Promoción cultural, se mueven en unas cifras que dan risa.

    ¿Podemos dejar en manos privadas las políticas de Patrimonio Cultural? Si lo hiciéramos, es probable que en este momento habría desaparecido cualquier vestigio histórico de los pueblos españoles y la Biblioteca Nacional sería, posiblemente, un Corte Inglés.

    ¿Podemos eliminar todas las subvenciones a la Promoción Cultural? Por poder, se podría, pero no está en las directivas de la Unión Europea. Y a nada que se piense tampoco parece descabellado mantener media docena de premios y la apariencia de que se dejan caer algunas migajas. Estas políticas, por cierto, posiblemente suponen bastante menos de la décima parte de los presupuestos totales de la así llamada Cultura.

    Un poquito de por favor, o sea.

  • No termino de ver, sin duda alguna porque tengo un problema de percepción, que el Estado haya concedido a las víctimas su actual posición destacada porque haya querido identificarlas con él, a modo de sus guardianes. No encaja bien aquí el tópico, muy respetable y muy manipulable también, de las obligaciones hacia la sangre derramada. Las víctimas actuales son presentados más bien como unos particulares que deben ser indemnizados por el agresor, y no como soldados a los que se rinden homenajes si mueren pero no se les pide que haga sugerencias en las negociaciones secretas con el enemigo.

  • Por poner un símil: ¿Qué hace más víctima a un señor que murió en Belsen que otro al que, por ejemplo, explotó una mina cuando iba hacia su casa?

    Pues, entre otras cosas, el grado de dolor, sí.

  • Si me pregunta si hay que gastar dinero en la Cultura, me están dando pie a que vaya más allá y pregunte si hay que respetarla. Por ejemplo, la Torre Eiffel.

  • Holmesss, a mí también me gusta mucho el árbol y el árbol de los monos. Me recordó a un poema de Robert Frost, «El camino no elegido». Yo creo que Frost es ética newtoniana y Argullol es ética cuántica. (Emoticono de “si cuela, cuela”).

    Dos caminos se bifurcaban en un bosque amarillo,
    Y apenado por no poder tomar los dos
    Siendo un viajero solo, largo tiempo estuve de pie
    Mirando uno de ellos tan lejos como pude,
    Hasta donde se perdía en la espesura;
    Entonces tomé el otro, imparcialmente,
    Y habiendo hecho quizás la elección acertada,
    Pues era tupido y requería uso;
    Aunque en cuanto a lo que vi allí
    Hubiera elegido cualquiera de los dos.
    Y ambos esa mañana yacían igualmente,
    ¡Oh, había guardado aquel primero para otro día!
    Aun sabiendo el modo en que las cosas siguen adelante,
    Dudé si debía haber regresado sobre mis pasos.
    Debo estar diciendo esto con un suspiro
    De aquí a la eternidad:
    Dos caminos se bifurcaban en un bosque y yo,
    Yo tomé el menos transitado,
    Y eso hizo toda la diferencia.

  • Perroantuán 13 de feb de 2014 21:11
    […]
    Perroantuán, hoy me duelen las palmas de aplaudirle.

    ***

    He visto una noticia buenísima:
    Un niño noruego de diez años coge de madrugada a su hermanita de 18 meses y la mete en el coche con la intención de llegar a casa de sus abuelos, que vivían a unos 60 km. Cuando después de haber conducido varios kilómetros le detienen, él dice que es un enano y que había olvidado el carné de conducir. Un cachondo de crío, un peligro público y un héroe moral. Justo el revés de todos los adultos que al vernos enanos nos fingimos niños para escaquearnos lo que podemos.

  • holmesss 13 de feb de 2014 21:08
    Me he quedado encantado de la imagen del árbol

    Gracias, Holmess, realmente estoy contento con las dos imágenes. La ilustración la he realizado a partir de una foto que saqué el sábado pasado con una cámara compacta que me prestaron. Estaba viendo por una ventana un paisaje enmarcado que me pareció sorprendente, este mismo. La ilustración está hecha a partir del árbol de la izquierda.

    Respecto a la segunda imagen, la literaria, me hicieron un comentario similar en Twitter, conduciéndome a esta cita:

    Vivir es como hacer una larga suma, en la que basta haberse equivocado en el total de los dos primeros sumandos para que ya no salga nunca. Quiere decir engranarse en una cadena dentada, etc.
    —Cesare Pavese, El oficio de vivir. 1935-1950

  • Para rechazar la cultura, que es como decir la cultura heredada, hay que ser muy ignorante o muy experto. A comienzos del siglo XIX los músicos estaban hartos del romanticismo de Beethoven. Se salían de los conciertos, cuenta Federico Sopeña.

  • Oiga, señorito Antonio, no se vaya a pensar que no soy agradecida, eh. Me ha hecho mucha ilusión que me dedicara este capítulo, más por las Esclavas de la Purísima que por mí misma, que no lo necesito. Pero lo que dice usted de ese hospital en las misiones yo no lo he oído nunca. He preguntado a otra ex-alumna, que vive aquí en Castellbisbal y me ha dicho que tampoco ella sabía nada. Ya sabrá usted, pero esperemos que el resto del relato siga con el mismo respeto.

  • Cosas así son las que obligan a preguntarse, antes de pensar en financiar la cultura, si forma parte de la verdadera cultura respetarla. ¿Y qué debemos entender por ‘respetarla’?, preguntará más de uno. Y ya está liada.

  • “Es delicado aconsejar a los hombres que rebajen sus expectativas sobre el protagonismo del yo y se acostumbren a un yo espectador que observa con un punto de resignación cínica lo que ocurre en la pantalla, allí donde lucha con la vida alguien que se le parece extraordinariamente. Es delicado, pero relaja.” ARCADI ESPADA.

    Vale, yo estoy en ello.

    (Gracias por el link, Holmess. Estaba a punto de pedirle al marqués que me pagara la inscripción como regalo de San Valentín. Pero mejor el pirateo, da más gustirrinín)
    ————————–
    (¡¡Spoiler!!: El niño no era negro, pero era muy, muy, peludo.)

  • No va a durar eternamente el actual espíritu piadoso hacia las obras del pasado, que, si es verdad que no quiere hacer tabla rasa, como querían las vanguardias, tiene una manera de respetar -mirando un poco por encima del hombro, con ironía- que da mucho que pensar.

  • Gómez 13 de feb de 2014 21:22

    Por poner un símil: ¿Qué hace más víctima a un señor que murió en Belsen que otro al que, por ejemplo, explotó una mina cuando iba hacia su casa?

    ***

    Mal ejemplo, G. En los dos casos hablaba de delitos, no de un asesinato y un accidente. Busque otro resquicio.

    Y, en todo caso, siempre me ha parecido una gilipollez exigir perdón “al pueblo alemán”. ¿A qué pueblo exactamente? ¿También a los comunistas alemanes que murieron en Mauthausen? ¿A los elemanes que daban ánimos a Klemperer cuando se lo cruzaban por Bremen? ¿De qué sirve pedir y que den perdón? ¿Es posible que lo den sin sentirlo? Déjemonos de boludeces y centrémonos en lo que importará dentro de 50 años.

  • Hay que pensárselo dos veces antes de afirmar que cultura es lo que hacen los hombres, si se busca finaciación para la misma. No necesita ninguna eso que, con ayuda o sin ella, se va a producir de todos modos. Sí puede necesitar ayuda aquello que el hombre podría hacer si el tiempo acompaña.

  • AE:

    «…su afirmación central de que el cerebro humano tiene una capacidad plástica bastante más limitada de lo que cree el optimismo popular, en especial en aquello que afecta a sus competencias hard, sean la inteligencia o el sexo que nos gusta».

    Siempre es un placer leer a Arcadi, pero en este asunto a mi modo de ver suele incurrir en un salto de exageración en las conclusiones. Y en el espacio saltado abandona algo tan fundamental como que la capacidad plástica del cerebro es limitada pero no inexistente. Creo recordar del artículo sobre Swaab enlazado que este hablaba de porcentajes, un 3/4 a favor de la inconmovible natura. Sin embargo, lo que ahí queda es muchísmo más grande que el porcentaje de divergencias entre el genoma humano y el de la mosca del vinagre. Es muy distorsionador trasladar a cifras lo que experimentamos como cualitativo, los «momentos que estallan en múltiples caminos». Si tienes un limón hazte una limonada y si tienes una merluza puedes dejarla pudrir, comértela cruda o cocinarla de varias formas. Lo crudo y lo cocido son otras denominaciones de la dicotomía natura / cultura. A mi modo de ver esa es la cuestión decisiva, el cuarto que queda de elaboración. Merluzas somos todos, unas mejores y otras peores, es verdad: la dotación genética, ah. Yo hago una en salsa verde con una porquería de lomos congelados de Pescanova ex-tra-or-di-na-ria.

  • Pirata, una sociedad anónima es una cosa muy real, y además responsable de sus actos, aunque los accionistas cambien continuamente. El ir y venir de las partes no le quita entidad. Lo mismo les pasa a los pueblos. No son abstracciones, como repiten demasiados liberales. Abstracta es la idea de pueblo; no, los pueblos. Que tengan que pasarse el tiempo pidiendo perdón o perdonando es algo en lo que no entro.

  • Yo no he dicho nada de pedir perdón, y si lo hubiera hecho, serían los asesinos quienes deberían pedirlo, no el pueblo vasco o alemán.

    Aunque no es tampoco un tema desdeñable: la responsabilidad colectiva de los pueblos, por acción u omisión, en tropelías semejantes.

    Y lo dejo, que llega el segundo plato.

  • holmesss 13 de feb de 2014 21:11
    Otrosí: ¿No tienen nada que decir del artículo de AE que ha LINKADO el que nunca linkaría nada, y ya lleva dos links en dos días?
    Yo sí:
    El último párrafo es sugestivo, y relajante: ¡y tanto! Pero…
    “No voy, que me llevan!” dirá el anteriormente llamado culpable.
    Mientras el anteriormente llamado castigador contestará: “No gobierno la mano que te golpea!”
    El observador marciano anotará “sin cambios” en su cuaderno.

    Muy bueno, Holmesss. Creía que estaba en el artículo de AE, que sin embargo dice así:

    «Es dificilísimo imaginar una sociedad (¡y ya no digamos un periodismo!) donde vacile la idea de la culpa y donde la conducta se emancipe de lo que hemos llamado voluntad».

    Este párrafo y el final que cita Gacho deriva más de la fantasía y el deseo («sugestivo y relajante») que de las averiguaciones ciertas de la ciencia puestas al servicio de la ética.

  • Como siempre que habla AE del influjo de la ciencia en la moral, no da ni una. Por ejemplo, es absurda la invitación final a distanciarnos, resignados a ser meros espectadores, de ese ser, muy parecido a nosotros, que es el que realmente actúa. Si elegimos ser observadores es que ese personaje decidió serlo. Si no de qué.

  • Gengis Kant 13 de feb de 2014 20:37

    […] En general no me gusta elogiar algo la filosofía, por ejemplo- a costa de otra cosa -el empobrecimiento de la vida- y aún me gusta menos el vitalismo un poco facilón que identifica la vida con el desbordamiento, la exuberancia y demás danzas. También es vida, y muy intensa si se quiere hablar así, la que ofrece la alpargata: todo un mundo.

    Gengis, su elogio de la alpargata, que comparto, es cultivado: opulento; un quod erat demonstrandum, precisamente.

  • Si yo soy, todo lo distorsionado que se quiera, un reflejo de ese otro yo -o ello, cualquiera sabe- es imposible que yo vaya por un lado y él por otro.

  • La conciencia impotente. El punto de llegada es la irresponsabilidad de la que acusa a la izquierda palurda de la tabla rasa. Peor aún, la izquierda palurda aboga por una responsabilidad colectiva y AE parece acabar en la irresponsabilidad total. Más Dios, rediós.

  • El determinismo, que es una cosa que viene rodando por el mundo hace siglos sin haber tenido que esperar la llegada de los neurobiólogos, no pone en entredicho la libertad humana siempre que ésta se entienda como libertad de hacer lo que se quiere y no como libertad de querer lo que se quiere. Ésta no existe.

  • (Gengis,yo he declarado abiertamente mi acuerdo con el párrafo de marras. ¿A qué viene que digas tú ahora que es absurdo? ¿Es que quieres que te atice con la alpargata? He dicho que estoy en lo de ser una mera (hembra del mero) espectadora, ¿es que no se me puede ver tranquila ni un comentario?)

  • En la adolescencia decidí, o lo decidió el otro yo, ser un espectador. Nunca me he compremetido con nada. Por ese lado, Ga.cho, nada que objetar por mi parte. Es la frase de AE la que me parece absurda.

  • Gacho, usted en calma es una bomba y «estalla en múltiples caminos que conducen a múltiples mundos». Siga por ahí, verá.

    ***
    Gengis, acusa a Pardo de sobreestimar el desbordamiento y la riqueza y yo creo que su capacidad de apreciar la alpargata universo es precisamente esa riqueza a la que se refiere Pardo.

  • En realidad, el asunto de la cultura es una cuestión de principios, no me gusta que me roben y además me digan que es por mi bien.
    Tampoco puedo con actividades como el coaching, pero estos no me extorsionan, me engañan si me dejo.

    La asignación a cultura que nos trae PerroAntoine en los presupuestos no parece mas que migajas, aunque bien es cierto que hay una partida generalista de transferencias a otras administraciones publicas, que incrementa seguro las partidas culturales localmente y el poder de mamoneo junto a otros muchos gastos.
    Es el mamoneo lo que quisiera mitigar, lo hubo con las construcción, lo hay con el futbol y lo hay con el arte.
    Por otro lado, cosas como las bibliotecas o el patrimonio son ítems que todos podemos estar de acuerdo en mantener o no (pero que me pregunten, como hacen con la Iglesia)
    Curiosamente el paso del tiempo, los mercados y la famosa acción humana van adecuando cada institución a su momento, haciéndolas incluso desaparecer o ser sustituidas. Las bibliotecas eran cosas de monasterios, luego lo fueron de estados y ayuntamientos, y ahora acabarán siéndolo del éter internaútico, que, en realidad, es magia privada.

    Fueraparte yo sí que tengo escrito en nuestros blós, que hasta que no se hagan auditorías y se cierren clubes de futbol, este país no tiene remedio. No me acuse de esta incongruencia, que me salvo.

    También entiendo que es muy duro, para los profesionales de la cultura, depender sólo de su talento y de la voluntad de un comprador o un mecenas, pero es que eso es lo que hacemos todos, excepto si se es artista subvencionado. Con la diferencia de que, otros, sólo podemos perseguir compradores, la opción del mecenas no la tenemos.
    La criba brutal de pretendidos artistas, iba a ser una escabechina digna de observar, pero yo aspiro a un mundo con pocos artistas, que serán probablemente geniales o buenos, porque serán los que hayan conseguido público o mecenazgo.
    Me encantaría conocer una estadística que mostrara la proporción de artistas entre la población, en diferentes épocas y también el número de obras notables producidas, nos íbamos a caer de espaldas.

    Por otra parte soy coherente, en muchos aspectos. Quícir que me aplico el cuento.
    Yo pretendí vivir de la música y como, en este país y en aquel momento, vi claro que no era posible, no fui a llorar a mis padres, ni monté una estrategia para acceder a la teta política. Lo dejé y empecé otra carrera profesional, sin glamour y renunciando a mí vena artística. Porque eso es lo normal. Lo anormal es enrocarte en que tú “eres artista” y alguien lo ha de pagar, otro, a la fuerza, vía impuestos, o sea extorsión.
    Así mismo, pago aquello que creo que merece ser pagado, aunque sea un bien cultural, oiga. He visto creo que un máximo de cinco películas descargadas ilegalmente. Las demás, pagando. Y así.

  • Quizá sea así Procu. No he leído el artículo, sólo una frase del mismo puesta por Tipo en el FB y que venía a decir que la filosofía sirve para compensar el empobrecimiento de la vida. Vamos, como si nos diera por decir que tomar el aperitivo con los amigos sirve para compensar el empobrecimiento de la vida. ¿Entonces habría que perderse ese rato si la vida hubiera alcanzado la plenitud?

  • Respecto a Arcadi, les juro que alguna vez he llegado a creer que busca escapar de algún horrendo pecado que esconde, por la avidez con la que parece desear ser exculpado por la ciencia.

  • Leyéndole, Adps, da la impresión de que estamos rodeados de artistas y que la Administración les está pagando el sueldo a todos. A ver si va a resultar que quien está rodeado de artistas gorrones es usted.

  • ¿Qué tiene de optimista pensar que podríamos llegar a ser peores de lo que somos? No existe esa relación que ve AE entre la tabla rasa y el optimismo.

  • Oiga, Adapts. Yo, lo que es tema, con todos los camaradas de la comuna por igual.
    Y ya es San Valentín, jo. He estado leyendo las cien frases de google. Hay alguna que me gusta (lo reconozco), pero las demás, madre mía. El tema se presta, supongo.
    La de Elena Ochoa, una persona con estudios (lo cual que el problema debe ser natura o la merluza en sí):
    «Algunas personas fascinan con el beso, la palabra y un tacto que excita hasta la materia más ciega. Son seres humanos que palpitan con la vida sin permitirse descanso».

    (To vomitorium->).

  • No son básicamente de izquierdas las doctrinas que se han especializado en negar la naturaleza humana. La idea de que el hombre no tiene ser, que tiene que inventarse su naturaleza, ya está en el Renacimiento. Montaigne, tan del gusto de AE, la repite hasta la saciedad. El siglo XIX, en forma de vitalismo e historicismo sobre todo, no habla de otra cosa. Y qué decir, en el siglo XX, del existencialismo heideggeriano, el de Tiempo y Ser, y del sartreano, el de El Ser y la Nada. Hoy, esa idea está de capa caída, también -qué sorpresa- en los ambientes filosóficos más impenetrables a la actividad científica.

  • Perroantuán 14 de feb de 2014 00:12

    Cultura. Absolutamente inútil. Y sutil. Zander Olsen: Tree, line.

    Un ejemplo más de que no nos pondremos de acuerdo. Eso para mí no es cultura ni arte.
    Es una “ideíca”.
    Bonita.
    Si consiguió subvención ya me pongo sanguíneo.

  • Seguramente lo que la izquierda siente como una afrenta de la naturaleza es que haga a algunos poco inteligentes, o que haga a unos más inteligentes y a otros menos; pero lo que se ha vivido sobre todo como afrenta contra todos es que la naturleza los haga, poco o mucho, inteligentes. Se pensó que eso es tratarlos como animales, por muy racionales que los haya hecho.

  • El humanismo renacentista se cifra en la idea de que el hombre, a diferencia de las bestias y los dioses, no tiene ser y por eso puede aspirar a ser todo. De ahí a la modernidad líquida de Zygmun Bauman.

  • Aceptado, la cultura es el cultivo de algo que puede darse en el hombre. ¿Pero qué es eso que puede darse, y queremos que se dé, en el hombre? La cultura, me temo.

  • Mucho reírnos del relativismo pero delante de él no hay cojones para definir la cultura, o, lo que no mejora mucho las cosas, si alguien la define es sólo porque tiene cojones.

  • Y encima esto: “Es delicado aconsejar a los hombres que rebajen sus expectativas sobre el protagonismo del yo y se acostumbren a […]. Es delicado, pero relaja.”

    ¿No habrá querido decir que, más que dar el consejo, lo que relaja es seguirlo? Como para meterse con esas prisas en los asuntos en los que se mete.

  • El AE filósofo no merma nada del respeto enorme que le tengo como observador político, todo hay que decirlo. Es verdad que soy crítico siempre que comento algo suyo, pero es que, cuando estoy de acuerdo con algo, me callo. Como cualquiera.