Limónov

LimónovPor Fernando García.

Ya comenté aquí cómo Obama, en un detalle de dudoso gusto, tiene en su despacho una foto de Cassius Clay derribando a Sonny Liston. Putin, imbatible en el tema del mal gusto, tiene en el suyo un busto de Félix Dzerzhinski. Este amable personaje, nacido en la actual Polonia, fue el creador de la Checa (más tarde GPU, NKVD, KGB, hoy FSB), y su foto más conocida es aquélla en la que lleva a hombros el féretro de Lenin.

Limónov, tal como nos cuenta magistralmente Enmanuel Carrère en su libro así titulado, nació en Dzerzhinsky en 1946. Después de la muerte del chequista polaco en 1926, se impuso este nombre a muchas ciudades de la URSS. A «Édichka» Savienko, el verdadero nombre de Limónov, le tocó nacer en la de Ucrania, hijo de un suboficial de la NKVD.

Cuando en 1991 se desmoronó la Unión Soviética hubo un gran alborozo en Occidente, pero lo cierto es que el borracho Yeltsin se dejó arrebatar la riqueza del país (petróleo, gas natural…) por gente sin escrúpulos como Berezovsky, Gusinsky o Jodorkovski, que pasaron del día a la noche a ser multimillonarios mientras el pueblo seguía en la misma miseria que antes. En 1996 se celebraron elecciones y el todopoderoso Berezovsky maniobró para que Yeltsin fuera reelegido y pudiese continuar la fiesta en la gran casa de putas en que se había convertido Rusia. Alexander Dugin era un fascista visionario, hombre más de despacho que de acción, que se asoció con Limónov para crear el Partido Nacional Bolchevique (PNB) y presentarse a las elecciones. Al grito de «¡Stalin, Beria, Gulag!», reivindicaban su pasado glorioso. Sus enemigos naturales eran ahora Kruschev, Gorbachov, Soljenitsin, Sarajov o Rostropovich, esos traidores que habían denunciado el Gulag. Limónov era ya un escritor famoso que arrastraba el escándalo, pues en sus libros había contado sus experiencias en Nueva York donde se vanagloriaba de haber sido «enculado por negrazos en Central Park» o haber luchado al lado de Arkan en Serbia. Su novia era la reina del punk ruso y toda la juventud alternativa (los «nabols») lo tenían como a su ídolo. A pesar de ello Yeltsin ganó las elecciones y PNB quedó fuera de la Duma.

Llegaron las elecciones de 2000 y Berezovsky cometió un error histórico al buscar un sucesor complaciente para Yeltsin y pensar en un chequista desconocido, Vladímir Putin. «No es un águila, pero comerá de nuestra mano», vaticinó Berezovsky. Pero en pocos meses, el obsequioso chequista mandó al exilio al propio Berezovsky y a Gusinsky. Jodorkovsky por su parte trató de acercarse a Putin, pero éste tras una farsa de juicio lo envió a Siberia. El PNB no tuvo mejor suerte y fue ilegalizado. Limónov retó al Gobierno diciendo que entonces le obligarían a hacer política fuera de la ley. Putin, mientras acariciaba el busto de Dzerzhinsky, le respondió enviándole a la cárcel primero y a un campo de reeducación después. Dugin, mucho mas astuto, creó el Instituto de Estudios Estratégicos y lo puso al servicio de Putin, que compró la mercancía (averiada en mi opinión).

Si quieren conocer el pensamiento de Dugin, y de paso la visión geopolítica de Putin, pueden consultar Página Transversal. Como algunos saben, Arturo Marian Llanos es una persona muy cercana a mi familia desde hace 10 años. Él fue dilecto discípulo de Dugin, al que conoce bien al igual que a Limónov, aunque ahora se halle más cercano a la visión de Geidar Dzhemal, por lo que entenderán el interés que he tenido en leer el libro de Carrère. Desde luego, me hallo en las antípodas ideológicas de Arturo, Dugin, Limónov o Dzhemal, los cuales dicen pertenecer a una «casta milenaria de guerreros», mientras que yo, al parecer, solo soy un «liberal» al servicio del imperio.

Pero volvamos a la vida de Limónov. Tras cuatro años de encierro Putin decide liberarle, pues lo considera un nuevo Dovtoyevsky del cual esperaba que se hubiera reeducado. Así lo parece, pues se asoció al ajedrecista armenio Kaspárov para crear el movimiento Drugaia Rossía y presentarse a las elecciones de 2008. El resultado ya lo saben, no se comieron una rosca y se eligió a un sosias de Putin, el cual volvió a ganar las elecciones en 2012. Mientras tanto, Limónov, cercano a la jubilación, sigue haciendo posturas por Moscú.

143 comentarios en “Limónov

  1. He tratado de leer la tal Página Transversal, pero me he agotado al tercer parágrafo. Tuve la sensación de haber retrocedido doce lustros en el túnel del tiempo. El panorama de la actualidad del escenario ruso que nos propones me parece muy interesante ya que, al menos en mí caso, ignoro casi todo de ese inquietante universo. Supongo que podré encontrar otras referencias a partir de los datos que sugieres.

  2. Limónov, tal como nos cuenta magistralmente Enmanuel Carrère en su libro así titulado, nació en Dzerzhinsky en 1946.

    La sintaxis traicionera, o igual fue el nacimiento lo único que contó magistralmente Emmanuel , y me pasó por alto. El caso es que todo el libro se me hizo algo pesadito. Pero hay autores que acumulan suficiente crédito, y Carrère para mí es uno de ellos. Estoy esperando el próximo dominical del Pais, a ver qué se cuenta.

  3. Es común ver la vida propia en tonos grises, e imaginar golpes de efecto que la colorean. Estas fantasías y la realidad llegan a provocar conflitos internos.
    Conocer de vidas como la de Lïmônòv constituyen un lenitivo para ese problema, tan poco atractiva que resulta.

  4. Me disculpe el señor Marqués si no comento su texto que debe ser muy interesante, pero yo ni numen de lo que habla. Voy pues a requerir a una señorita su atención sobre otro asunto

    _________

    Señorita dulcegata; ¿qué es una pléyade sorda? No encuentro por ningures nada parecido.

    pléyade

    1.f. Grupo de personas contemporáneas reconocidas y destacadas,especialmente en las letras.

    pléyade

    •generación, hornada, legión, conjunto, celebridades

    El término pléyade(s) (o Pléyade(s), según el caso) se aplica:

    -Pléyades, en la mitología griega, a las siete hermanas, hijas de Atlas y Pléyone;
    -Pléyades, en astronomía, a un cúmulo abierto de la constelación Tauro;
    por extensión, a veces se llama pléyade a un grupo de siete personas ilustres, dedicadas a la poesía o la filosofía:
    La Pléyade, el más conocido de los grupos que reciben este nombre, que desarrolló su trabajo en Francia durante el siglo XVI;
    -Pléyade trágica, un grupo de autores de tragedias del siglo III a. C.
    -Pléyade poética, un grupo de poetas del siglo III a. C.

    No sé, usted dirá

    (Y no pongo emoticono por respeto al Marqués, que es muy sensible )

  5. Gengis Kant 9 de feb de 2014 23:01
    Procu, yo no veo en nuestro tiempo otra cosa que naciones con vocación estatal y estados con vocación nacional; y eso, en las democracias y en las dictaduras.

    Eso va a ser porque no mira bien. Yo no veo en nuestro tiempo sino estados con vocación trans-estatal que ceden competencias, crean ejércitos transfronterizos, renuncian a su moneda, solicitan la intervención sobre su economía, protegen las fronteras de la Unión y se olvidan de las nacionales, crean cuerpos de políticos y funcionarios pan-nacionales y, por fin, están empezando a asumir que es importante que todos hablemos inglés. Incluso veo naciones en donde se inician revoluciones (Ucrania) para que las autoridades se dejen de políticas nacionales. Por cierto, que dentro de poco hay elecciones europeas; ahí es donde se corta el bacalao.

  6. Cuando llegué al cortijo, “Ortega” y “Gasset” se acercaron corriendo torpemente como corresponde a dos mastines de su corpulencia. Después de arañar con sus patorras las puertas del coche, mostrando su impaciencia cuando por cualquier causa tardo más de un instante en salir, Ortega trató de ponerme las patas en los hombros. No lo consiguió porque ya lo esperaba, pero si me hubiera descuidado podría haberme tirado.

    Parece ser que un perro es capaz de seguir el rastro de una persona una hora después de haber estrenado unas botas. El rastro de la persona, no de las botas, lo que implica que las moléculas odoríferas han de atravesar calcetines, cuero y goma. Ello supone un sentido del olfato con una capacidad difícil de imaginar.

    El protocolo de bienvenida de los perros incluye olisquear el sexo. Uno no puede evitar pensar que llevan un registro pormenorizado y exhaustivo de toda mi actividad sexual de la semana. Lo saben todo: cuándo y con quién.

  7. ¡Pues a ver quién es el bonito o bonita de cara que se acerca a PerroAntonio ahora con semejante información, Ximeno!

  8. Hay que ser pedante para llamar Ortega y Gasset a dos mastines, esas cosas solo se le ocurren al Marquesiño; verbigracia, el señor de los páramos y Ximeno son el mismo.

    ¡Seré parva!

  9. Jolines Tare, acaba de abrirme la posibilidad de un universo nuevo, trumaniano, en el que usted, Proc, Ximeno, Gengis, PJ, Brat, Perro, Lola, Olo, Merc, etcéeetera, son el mismo.
    Es más, todos manejados desde el autor de la entrada de hoy.
    Acojonante.

  10. Sobre Kovacs y NRT

    De todas formas voces más autorizadas que la mía me apuntan:

    El flujo actual del paciente con dolor de espalda en la mayoría de los casos: va al médico de familia que lo explora y le pone tratamiento, lo cita para revisión en dos tres semanas, otra consulta y si no ha mejorado pide radiografía y lo vuelve a citar, si la RX no muestra patología lo deriva a traumatología donde vuelven a pedir RX y Resonancia, le vuelven a poner tratamiento de antiinflamatorios, protector gástrico y relajante muscular, revisión a los 15 días y derivación a la unidad específica de traumatología donde se repite el proceso para derivar finalmente a Rehabilitación: tiempo total del proceso (dependiendo de las listas de espera) entre 12 y 18 meses. Nótese que el arsenal terapéutico de médico de familia y traumatólogo para lesiones que no requieran intervención quirúrgica es el mismo.

    Kovacs propone: Médico de familia → Tratamiento → Revisión y si no hay mejoría → Grapas.

    Evidentemente se produce un gran ahorro y un porcentaje importante de pacientes susceptibles de sanar por efecto placebo lo hacen, tengamos en cuenta que en la mayoría de éstos la causa es psicológica (tensiones familiares, laborales, personales).

    En la actualidad se propone la creación de unidades del aparato locomotor dirigidas por rehabilitador (en España lo hacen Navarra, Cataluña y Andalucía estando en estudio en varias comunidades más) que seguiría el protocolo propuesto por Kovacs “retocado” convenientemente y que produce los mismos ahorros (más si descontamos el coste del tratamiento NRT que ha de aplicarse obligatoriamente en clínicas concertadas con la fundación del Dr. Kovacs) y que dispone de un arsenal terapéutico mayor.

    Si además tenemos en cuenta estas conclusiones:
    REVIEWERS’ CONCLUSIONS:
    NRT appears to be a safe and effective intervention for the treatment of chronic non-specific LBP. The efficacy is less clear for sub-acute LBP. However, these results are limited to three trials conducted by a small number of specifically trained and experienced clinicians, in a limited geographical location. No data are available on the ease and time-frame needed to achieve that level of expertise. RCTs by other practitioners, in other locations, that replicate the effects reported in this review are needed before recommending a broader practice.”

    ¿Podríamos convenir en que “sin que se haya podido demostrar mediante ensayos científicos contundentes su eficacia” no era una opinión descabellada?

    Tareixa ¿Cómo los llamaría usted? ¿Asterix y Obelix? ¿Sacco y Vanzetti? o es más de Zipi y Zape?

  11. Nada que añadir mr. X. Yo los llamaría “Tare y Gachó”, aunque esta última sería mi favorita.

  12. -Tareixa ¿Cómo los llamaría usted? ¿Asterix y Obelix? ¿Sacco y Vanzetti? o es más de Zipi y Zape?-

    ¡Hostias!, Ximeno y perdón por el exabrupto. Es que yo ya tengo a mis Asterix y Obelix pontevedreses. Decido la “c”, Zipi y Zape, que a los otros facinerosos, no

  13. Tengo gran aprecio por mi Rehabilitador de cabecera, que por circuitos distintos se convirtió en buen amigo. Dirige un Servicio de un hospital monográfico, y ya cercano a jubilarse las ha visto de todos los colores.
    Nunca me lo ha explicitado así, pero me parece que su buen hacer reposa sobre unas pocas ideas fuerza:
    -combatir el dolor, mejor analgésicos que antiinflamatorios si se puede.
    -dejar actuar al hermano tiempo.
    -recuperar tono muscular piano piano.
    -mantener alejados a los cirujanos ( mínimo 1000 metros )Esta parte es la que requiere estar más atento, sobre todo cuando el paciente recibe una etiqueta del tipo “usted tiene una hernia discal”.

  14. Cuando estuve en Nápoles tomé una foto, que todavía no le he enviado, de un Centro de Rehabilitación. Me hizo mucha gracia el rótulo:
    “PRESIDIO DI RIABILITAZIONE
    Direttore SANITARIO: Dott. M. Maranzano”

    Presidio: los italianos sí que saben de qué va el asunto.

  15. DISCLAIMER ( que nos conocemos )
    Si alguno/a tiene un problema, que acuda a su médico de cabecera y actúe según sus indicaciones, y tal pascual.

  16. Sobre todo Sr. Holmess porque a partir de los 30 y muchos todos tenemos hernia de disco. Ojo no he dicho treinta y cuantos. Si alguno de ustedes cree que teniendo treinta y todos no tiene hernia discal, hágase una resonancia magnética y le saldrán varias, en el improbable caso de que no fuera así las tendrá a los treinta y más.

  17. ¡Qué cabrón! Por su culpa, ahora leo cualquier comentario suyo y lo imagino redactándolo con los piratas, la camiseta sin mangas, las botellas de agua en el suelo y sacándose el pantalón del culo antes de apretar el ENTER.

  18. No he leído el libro ni tampoco he visto la peli, pero quiero elogiar el cartel. Muy acertado el sutil detalle del cítrico, a mí también me pasa cuando mencionan este personaje, se me hace la boca agua y me astrinjo. Cosas de la mente humana, la mente humana es sencilla y a la vez inquietante. Había también una Introducción al latín vulgar, lectura obligatoria cuyo autor era el finés Veikko Väänänen, a la que le llamábamos el Platanen. (¿Se acuerda, Perro, o usted no?). Y eso es lo que quería decir.

  19. Introducción al latín vulgar, lectura obligatoria cuyo autor era el finés Veikko Väänänen.

    He tenido que verificar que no era una broma de El Mundo Today.

    ***

    Entrevista a Paco Etxeberría. Está bien aplaudir el arrojo de Minuesa con los ex presos de ETA, pero para dejarles realmente sin argumentos habría que resolver esas cosillas pendientes a las que se refiere Etxeberría.

  20. Esto…señorita Fijona, deje de fingir ser tan interesante, que ora Veikko Väänänen, ora otro señor funcionario (¿ dé dónde, a saber ?) Mire que yo aun sigo en el primer, primero capítulo de las comas, tildes y paréntesis

    No adelantemos acontecimientos que me pierdo.

  21. De nuevo la inquietante sombra del este. No me hace falta ver vídeos de rusos en youtube para comprobar su tendencia al salvajismo. Me bastó en su día la anécdota de un familiar, camionero, para darme cuenta. Circulaba a dos por hora cargado de naranjas por una carretera helada cuando le adelantó un trailer ruso que no tenía ventanillas. Iba a tal civera que hizo la tijera y se cruzó a unos metros. Delante de él iba otro camionero, que se bajó para echarle la bronca al ruso. Éste, ni corto ni perezoso, sacó una pistola, disparó y le pinchó tres o cuatro ruedas al otro. Subió de nuevo a su trailer, deshizo el entuerto como pudo y continuó su marcha.

    No pude pasar de las primeras cincuenta páginas del libro de Carrère. Me cargó su estilo transcendental. También que tenía otras cosas que hacer. De todas formas, el personaje me interesó tanto que compré Historia de un granuja. Me gustan mucho las ilustraciones de cubierta y contracubierta. No tengo ahora el libro a mano y no sé decir de qué autor son. Un español, seguro.

  22. Nunca he conocido a ningún ruso, pero recuerdo a una rusa en el internado inglés. Olga se llamaba.No he conocido una mujer igual. Alta, guapa y rubia andaba como una modelo con unos estilettos por la nieve y el hielo, y se comía los kiwis con piel y todo. ¡Impresionante!

  23. Presencié en una ocasión la siguiente escena. Estando sentados en un restaurante italiano de Ginebra, un traductor petersburgués afincado allí, hombre por lo demás refinado, hijo de un conocido poeta ruso y una actriz de teatro, se levantó a mitad de cena y volcó todo el contenido de una botella de burdeos sobre uno de los comensales. Sospechaba que su pareja, allí presente, tenía algún affaire con él. Como el maromo mide 1,90 e ingenió una disculpa exquisita con el encargado, la cosa no llegó a mayores. El afectado se retiró de la mesa sin atreverse a retarle y los demás seguimos cenando como si todo lo que acabara de pasar fuera una inesperada ráfaga de viento.

    Es sabido que la sección de traducción rusa de cierto organismo internacional para las máquinas un par de horas antes de finalizar la jornada laboral para celebrar cualquier cosa que se les haya ocurrido, desde la canonización de San Cipriano de Moscú hasta el cumpleaños del gato castrado y agorero que tienen en común y que ninguna admonición del departamento de salud laboral ha conseguido expulsar de allí en ocho años.

    Sí, los rusos son de órdago a la grande.

  24. Perroantonio, Europa se nos está vendiendo como una nación, con su correspondiente identidad cultural en la que no cabe todo. Algunos europeístas han hablado incluso de la necesidad de que se estudie en las escuelas Historia de Europa.

  25. Aclaro que me refiero a este comentario del perro:

    “Yo no veo en nuestro tiempo sino estados con vocación trans-estatal que ceden competencias, crean ejércitos transfronterizos, renuncian a su moneda, solicitan la intervención sobre su economía, protegen las fronteras de la Unión y se olvidan de las nacionales, crean cuerpos de políticos y funcionarios pan-nacionales y, por fin, están empezando a asumir que es importante que todos hablemos inglés. Incluso veo naciones en donde se inician revoluciones (Ucrania) para que las autoridades se dejen de políticas nacionales. Por cierto, que dentro de poco hay elecciones europeas; ahí es donde se corta el bacalao.”

  26. La columna de hoy me recuerda a aquellas publicadas en el zulo sobre oscuros pensadores sobre potencias continentales, marítimas y protofascismos belicistas (geoestrategias varias).
    Viva kASPAROV !! (mal que pierda)

  27. Tarde estupenda la de ayer consagrada a ver El último de los injustos. Acabas sabiendo algo de alemán porque son casi 4 horas de charla entre Lanzmann y Murmelstein. Pequeñas pausas para rellenar la copa de whisky, un flan y una meadita. Puede no interesarte el Holacausto o los documentales pero aquí se trata de ver a una poderosa inteligencia metida en el cuerpo de un anciano regordete, astuto, con cojones, inteligentísimo. Impresionante Murmelstein, un gustazo. Luego recuerdas lo de Hannah Arendt y ves lo infantil, boba que era la película.
    ((Dolorosamaente y por imperativo marital tuve que sufrir por la noche a Fuentes y Armiñan. Una maquina sin brillo y otra averiada))((( traté de escuchar un pordcast de ars canendi mientras cocinaba un osobucco y las dos cosas salieron mal. Escuchando a Wagner acabas especiando demasiado el guisado :)))

  28. Escuchando a Wagner acabas especiando demasiado el guisado :)))

    Y además te entran ganas de invadir Polonia, que decía aquél.

  29. Se da por hecho que en una eventual Historia de Europa ésta no saldrá mal parada; pero, aunque se hablara más de ella, el propio texto habría creado Europa.

  30. Hay una nación allí donde no hay una geometría abigarrada y variable de gremios, estamentos, villas, feudos… que sólo tenían en común, y no pretendían otra cosa, un príncipe.

  31. «Hay una nación allí donde no hay una geometría abigarrada y variable de gremios, estamentos, villas, feudos… que sólo tenían en común, y no pretendían otra cosa, un príncipe».

    Usted es un poeta Gengis, aun más, usted es un provocador que lee mucho a Marx Engels

  32. Pirata Jenny10 de feb de 2014 16:26
    Entrevista a Paco Etxeberría. Está bien aplaudir el arrojo de Minuesa con los ex presos de ETA, pero para dejarles realmente sin argumentos habría que resolver esas cosillas pendientes a las que se refiere Etxeberría.

    Hay que resolver las cosas que dice Etxeberria, pero no “para dejarles realmente sin argumentos”, porque eso supone de algún modo el reconocimiento de un fenómeno de acción-reacción que es tan falso como cualquier otra de sus cantinelas, las mismas a las que ya ha renunciado hace tiempo. Esa realidad de la que da cuenta Etxeberria y a la que usted se refiere es “nuestra”, y habrá que purgarla entre nosotros, no ante ellos.

  33. Procuro fijarme 10 de feb de 2014 16:01
    Había también una Introducción al latín vulgar, lectura obligatoria cuyo autor era el finés Veikko Väänänen, a la que le llamábamos el Platanen. (¿Se acuerda, Perro, o usted no?). Y eso es lo que quería decir.

    Cómo no voy a acordarme. El Veikko Väänänen era el libro de cabecera de Pichäälino Vuëlochäärter, exsimio latinista. ¿Sigue en activo o ya ha sido lapidado?

  34. Oiga, Albert, no me parece bien que me se adelante.
    Le supongo al tanto de que Väänänen on ensimmäinen suomalaistutkija, joka on tehnyt tutkimustyötä pompejilaisen materiaalin pohjalta. Hänen merkityksensä suomalaiselle Pompeji-tutkimukselle on ollut merkittävä. Hän vaikutti myös ratkaisevasti suurta kansainvälistä mainetta saavuttaneen suomalaisen epigrafisen koulukunnan syntyyn.
    Con respecto a ese punto no tengo nada más que añadir.

    ⎯⎯⎯⎯

    Perroantuán 10 de feb de 2014 21:16
    Aunque, para ser honestos, yo siempre fui partidario de que siguiera los pasos de San Casiano de Imola, que también sabía latín.

    Sí qui mola, Perri.

  35. También discrepo del comentario de Pirata (16: 26). Suscribo lo que observa Albert (20: 40) y creo en ningún caso las «cosillas pendientes a las que se refiere Etxeberría» restan un ápice a la razón que asiste a cualquier ciudadano para increpar a esos sujetos en un acto público como aquel. (Dejando de lado que le pueda parecer más o menos teatral, afortunado o útil).

  36. Etxeberría habla de torturas y casos de todos conocidos y por él sabidos, no voy a subrayar que se refiere a los años ochenta. Parece convencido de que hay responsabilidades en la guerra sucia contra el terrorismo que no han sido depuradas y puede que sea así. Como tampoco cabe pensar que las fuerzas del orden estén libres de actuaciones abusivas e incluso directamente delictivas, otra cosa sería increíble. Pero el breve discurso acusatorio muy generalista (es que hace no mucho años violaron a una extranjera en una comisaria) es demagógico. Su mención de la figura ejemplar del cura que felicitaba la Navidad al Gobernador Civil de Guipúzcoa y aprovechaba para reprenderle por lo qué pasa con esos pobres chicos me ha disgustado profundamente. Los curas vascos tienen muchos siglos de responsabilidad en la demencia nacionalista vasca.

  37. Tareixa, debe ser que estoy todavía sin cenar pero le confieso que he entendido mejor a Procu que lo de las apuestas. Por mis niños que no sé a qué se refiere. Deme una pista y yo le doy el soplo.

  38. Cierto, Procu. Por no hablar de la mención a Chile o a Argelia, ni por supuesto a quién hace Etxeberría esas declaraciones. En este caso, el medio parece más que nunca el mensaje.

  39. Pirata Jenny 10 de feb de 2014 17:43

    “Presencié en una ocasión la siguiente escena. Estando sentados en un restaurante italiano de Ginebra un traductor petersburgués afincado allí,(…) se levantó a mitad de cena y volcó todo el contenido de una botella de burdeos sobre uno de los comensales. Sospechaba que su pareja, allí presente, tenía algún affaire con él. Como el maromo mide 1,90 e ingenió una disculpa exquisita con el encargado, la cosa no llegó a mayores. El afectado se retiró de la mesa sin atreverse a retarle (…)

    Sí, los rusos son de órdago a la grande.”

    – – –
    Pero esa misma noche, el afectado volvió a follarse a la pareja del ruso.

    Por detrás.

  40. Y yo tampoco entiendo Procu la relación entre los dos vídeos. Abomino de la tortura, así que no sé, y he buscado el vídeo entero de Etxeberría que habla de unos casos repudiables y nada, nada se le debe relacionar con este periodista que increpa y con razón a una pandilla de sinvergüenas

    Haber ( a ver) si ahora ellos secuestraron y mataron a cantidad de civiles por diente por diente. ¡Hay que joderse!.

    Pero ya saben, soy una singorga y no tengan en cuenta mis pareceres

    Que comenta usted el caso Jabois/ Simanca. Estamos tontos, sí, Albert

  41. 10 de feb de 2014 21:19

    No sé si se están perdiendo la pelea entre Simancas y Jabois. Adivinen quién gana por K.O.

    ¿Ora? No, si tenemos memoria de pez abisal,( gachó dixit)

  42. Yo también conozco rusos. Conozco un crío ruso que vino a España con tres años. No pesaba un kilo cuando nació y fue a parar directamente desde la incubadora a un orfanato postsoviético. Es uno de los por lo visto muchos hijos de alcohólicos que nacen allí. Lleva aquí ya diez años y tiene incontables problemas, de esos dolorosos y sin solución. Alguna vez he oído decir a su madre adoptiva -que, por supuesto, le quiere y lo demuestra con sus obras cada día-, que su otra madre debería haber abortado. Cosas que dice la gente de los rusos.

  43. Tareixa disculpe, tiene razón, se me olvida lo que he dicho un minuto antes. Vaya en mi descargo que la pelea me parece tan desequilibrada que ni se me pasó por la cabeza que alguien pudiese apostar por el bueno de Simancas. Es que usted no sabe lo que nos ha tocado en suerte aquí en Madrid en la cosa política. Lo mejor de cada casa. Yo creo que Jabois se está dando cuenta ahora que se ha venido.

  44. Lei un Apunte en sucio de Jabo sobre Simancas que más parecía un Personaje en limpio, pero no sabía que había tenido continuación. O reacción. ¿Las ha tenido?

    Tare, Albert, please, pónganme ak día

  45. Funes, lea un comentario mío de las 21:19. Puse dos enlaces en los que puede seguir el contencioso en riguroso diferido. Jabois le dedicó un cariñoso artículo a Simancas y éste respondió a su manera, es decir, poniendo en boca de Jabois cosas que ni había insinuado. Jabois escribió un comentario en el blog de Simancas contestando, pero no se lo publicaron. Y lo ha reproducio en el suyo propio.

  46. Quizá lo más errado de lo que escribe Jabo sobre Simancas es que el hombre de pelo cano y sonrisa abierta nunca derrotó a Esperanza Aguirre.

  47. Otra vez tengo que jurar por mis niños. Funes, le aseguro que le he contestado, pero esto se lo ha tragado. Bellpuig tampoco debe haber cenado.

  48. El tamayazo. Eso ya es mentar la bicha, Funes. Sobre aquello se corrió un tupidísimo velo que ni unos ni otros han tenido demasiado interés en descorrer. Por algo será, digo yo.

  49. Bueno, Tareixa, todavía no los he engendrado, pero ya pienso mucho en ellos con muchísimo amor, para el día que me decida. Igual estoy pecando de algún modo, no sé. O incluso saltándome la ley.

  50. Esa realidad de la que da cuenta Etxeberria y a la que usted se refiere es “nuestra”, y habrá que purgarla entre nosotros, no ante ellos.

    ***

    No, Albert, Procu. Entre nosotros, precisamente, no vale. Cuando uno se sienta a una mesa a resolver el reparto de una herencia -no sé si se habrán visto en uno, pero yo en el último año llevo tres- hay que estar dispuesto a ceder, si no quiere llegar al juicio tengas y los ganes.

    El hecho de las torturas en el País Vasco es incontrovertible. No entro a discutir si fueron o no necesarias, justificables, humanas. Ocurrieron. Y cuando uno se encara con un hombre de 38 años que ha pasado 14 años en Soto por colaboración con banda armada, y los ha cumplido, y sale, no vale engallarse y decirle que pida perdón. Se le puede exigir, pero siempre y cuando estemos dispuestos a reconocer(le) que confesó con la cabeza metida en un retrete. Y a pedirle perdón.

  51. Pero esa misma noche, el afectado volvió a follarse a la pareja del ruso.

    ***

    Tengo entendido que fue el ruso quien se llevó finalmente el gato al agua. Pero ya son habladurías.

  52. Se le puede exigir, pero siempre y cuando estemos dispuestos a reconocer(le) que confesó con la cabeza metida en un retrete. Y a pedirle perdón.

    Es malo acabar con la cabeza en un retrete … por ayudar a los que ponían una bomba junto a un colegio o en un hipercor.

    Eso si que es malo, ir al Hipercor. Si en lugar de ir aquella tarde al Hipercor hubiera decidido quedarme en casa con la cabeza metida en el retrete…

  53. Pirata, no nos pondremos nunca de acuerdo si usted sigue atendiendo únicamente a la casuística y elude una visión general del asunto. ¿Hubo torturas? Sí. ¿Puede haber casos de gente que haya pasado catorce años en la cárcel por confesiones hechas bajo tortura? Puede, no lo sé, parece que habla usted con conocimiento de causa. ¿Eso varía de algún modo el juicio general sobre lo que ha supuesto ETA, y sobre la política a seguir para acabar definitivamente con ella? En mi opinión no, desde luego.

  54. Dicho lo cual, no caen catorce años de cárcel por colaboración con banda armada. Conozco casos en que se condenó a gente únicamente por ese cargo y no tardaron más de tres en salir a la calle. Catorce años caen, por ejemplo, por pertenecer a la Gestoras. Es decir, a ETA.

  55. Y añado: no soy partidario de la mano dura sin contemplaciones y sin atender a las circunstancias, a las actuales. Es decir, no creo que pueda exigírseles que pidan perdón. Eso, ya se ha dicho mil veces, es una cuestión moral, no legal. Y probablemente habría que empezar a pensar en acercar a los presos. Pero hasta ahí.

  56. Funes, su razonamiento hace aguas. ¿Se ha planteado la posibilidad de que el que de la cabeza en el retrete no fuera el de Hipercor?

    Y aunque lo fuera: en segundo de derecho se plantea el viejo dilema del atentado inminente que sólo puede evitarse extrayendo una confesión bajo tortura al cómplice. Es cuando se empieza a entender de verdad eso del “Estado de Derecho”.

    ***

    Albert, al revés: mi opinión no es nada casuística, sino bastante abstracta. Mi opinión sobre ETA espero que se presuponga. Mi dilema moral no se plantea con ETA, sino con los que abominamos de la sangre.

    ¿Cambia el juicio sobre ETA? Ni un ápide. Que cumplan hasta el último día la condena prevista en el CP. ¿Matiza cómo debemos encarar lo que siga al desarme? Absolutamente.

    Por decirlo claramente: en este contexto, la opinión de la hermana de Miguel Àngel Blanco no nos debe importar ni un milímetro más que la de los familiares de García Goena.

    Imagínese juez de paz entre los familiares de ambos, y cárguese de toda la razón con la ley en la mano.

  57. Si pedirá sistemáticamente perdón el Estado por las torturas que, pudiendo permitírselas, se las tiene prohibidas. Y cuando encuentra culpable de ellas a su mano izquierda -o derecha, no se me fijen en el dedo-, se la corta y la mete en la cárcel de Guadalajara.

    Dicho lo cual, tan terrorista me parece un etarra como un gal. Y por eso espero el mismo castigo para uno y otro: mucho. Todo el castigo.

  58. Si un terrorista cumple con los requisitos de un proceso rehabilitador legalmente establecido y, por ello, finaliza antes su condena, ¿les parece bien a Vds. que salga? A mí sí.

    Si un terrorista cumple con los requisitos de &c. y pide perdón, ¿Vds. se lo dan? Yo no. En la puta vida.

  59. « Si un terrorista cumple con los requisitos de &c. y pide perdón, ¿Vds. se lo dan? Yo no. En la puta vida.».

    Yo sí Mercutio, siempre que el perdón vaya añadido por un “nos equivocamos”. Ese es el verdadero camino de la paz.

  60. No se dejen impresionar por la imponente excelencia de esos textos, ríndase cuanto antes y comprobarán que es mucho más difícil dejar de leerlos que empezar a hacerlo. Además del consejo, permítanme una confesión: me siento especialmente agradecido por la conformidad de la autora para contestar a las preguntas. Uno intuye que las cuestiones a las que responde no son precisamente aquellas en las que prefiere, en las que procura fijarse. Pero la inteligencia, además de bella, es tozuda y soberana y se obstina en acompañar a quien la posee en todas las circunstancias.

    Procuro fijarme

  61. Señorita Fijona, cuando termine de pasearse por la alfombra roja y termine su sesión de photocall, dedique unas palabras a sus admiradores que somos legión

  62. Y una pregunta y perdone que le meta la alcachofa en el ojo (es que me empujan). ¿Albert está bueno? ¿la entrevista fue en la ducha? Conteste en alto que aquí hay mucho jaleo y tengo poca cobertura

  63. A mí, la legión.
    Gracias, Tareixa. Y esto, Tareixa,
    por favor,
    yo ya sé que usted
    amablemente
    me enseñó
    aquel día
    a poner los emoticonios.
    (Pero yo no aprendí).
    (Y los quiero saber).
    ¿Podría
    por favor,
    enseñármelos de nuevo?

  64. Qué malisma que es.
    Es todo cierto, Albert se pasa el día cantando en la ducha. Y yo quisiese ser la chica Chøpsuëy del medio siglo, que son justo los añitos que tengo. Me lo debería dedicar a trabajar, porque tengo que sacar adelante a una familia. A Satur lo tiene secuestrado Bremaneur, que a su vez ha caído en manos de unos alemanes y todos componen unas muñecas rusas.

    (Prometo dejarlo ya).

  65. Señorita Procuración, enhorabuena por su entrevista con el señorito Albert. Me tiene admirada su sentido del humor, su sencillez y la ausencia de groserías en su exquisito vocabulario.

    Y hablando de entrevistas, me comentan que hay un complot en Faceboo, dirigido por los señoritos Perroantonio, Bremaneur y Adaptaciones, cuyo objetivo es que esta su servidora de ustedes sea entrevistada en la ducha por el señorito Perroantonio. Si tienen valor y son tan hombres como se creen, que me lo propongan a la cara.

  66. Por otro lado, señorita Procuración, en esta nuestra casa, que también es la suya, estamos esperando con ansia y deleite nuevas entregas salidas de su teclado.

  67. Srta. Bellpuig. Niego la mayor. Nada tengo que ver con esa idea. Además llevo varias semanas gestionando entrevistas con el Santo Padre y los ministros Wert y Gallardón, de momento sin éxito. Lo que ocurre es que tanto Adps como Brema tienen esperanzas en que consiga una foto con usted en traje de baño.

  68. Seña Procu, que mese olvidaba rendirle pleitesía aquí también.

    (Aunque ya empiezan a caerme mal, tanto usted como PerroAntoine, porque son personas equilibradas y admirables y, mientras, los demás acudiendo a la loquera.)

    Fueraparte, la entrevista a la BelliPús es para mí, como ella bien ha adivinado, una excusa para ver sus afotos en bañador o sin el.

  69. Uno, que por funestos avatares del destino se ha visto a menudo rodeado de desuellacaras, vainazas y bolonios de todos los pelajes, no puede por menos que apreciar la proximidad a personas nobles, simpáticas y aseadas como nuestra doña Procu.

  70. El tema del perdón, Merc, es una más de las cursilerías del mundo en que vivimos, uno de esos manoseos sentimentales que se han mezclado en la política.

    Carece de sentido que usted o yo, que nunca hemos puesto un pie en una comisaría de Hondarribia, pidamos perdón a los torturados. Podemos, eso sí, considerar que se debe hacer justicia al respecto. Tampoco nos corresponde a nosotros perdonar a los asesinos etarras. Podemos, eso sí, pedir que les caiga todo el peso de la ley.

    Pedir que se aplique el derecho (a todos) es una prerrogativa ciudadana. El perdón es privado. Incumbe estrictamente al ofendido y al ofensor.

  71. Lo vi, lo vi, Funes, pero si he de ser sincero, entre que voy de cráneo y que ya no puedo mas, de indignaciones y mis consiguientes reacciones sanguíneas, lo dejé pasar.

    (Hmmmm…, habría de cambiarme el Nick a “Indignaciones”, pero no, no, que me quiero desintoxicar y un Nick así obliga mucho…)

    ((Patidifundido tampoco estaría mal.))

  72. Pensé que, ya que hubo un Siglo de las Luces, este sería el de la tecnología o el de la inteligencia artificial, o algo que aún no imaginaba.

    Nunca pensé que acabaría siendo El Siglo de los Moñas.

  73. El forense de la barbita tiene un buen CV: para terminar de doctorarse debería hacer un estudio sobre las secuelas sicológicas de Ortega Lara.

  74. A ver si los fanzinerosos aprenden de JotDown:
    Entretener sin ser superficiales, informar sin caer en una frialdad impersonal y, por supuesto, ¡hablar de sexo! (como hace Procu).

    [De todas maneras la Procu de esa entrevista no es la Procu de su blog ni la Procu de éste].

  75. Por cierto, que una de las cosas que más me perturbó en su momento, fue darme de cuenta de que una conocida web, en la que se supone que asoman personas relacionadas con la Inteligencia española, se nutría de noticias y opiniones de la, digamos, opinión oficial rusa. La que representa en buena medida la TV RTL.

    No se porqué, supuse que aquello habría de ser mas equilibrado o neutral.

  76. Málaga, amarillo tropical.

    (El padre del cantante y yo, primos hermanos)

    ((Pepe Ojeda, que aparece en el vídeo -3’59’’- bailando con su mujer, la mamá de Javier))

  77. Cuando entonces estaba muy claro qué era eso de perdonar: no matar al que estabas en condiciones de hacerlo. A día de hoy, en cambio, los que no sabemos parapsicología no nos hacemos la mínima idea.

  78. El perdón es un acontecimiento interno del perdonador, que ante todo y en realidad se permite perdonar, se perdona. O sea, que no tiene porqué notarse, pero se nota en la ligereza que adquiere.

  79. A ver. El perdón se recoge en la legislación en forma de indulto. De eso es de lo que se habla cuando se habla de perdón. Salvo cuando hablan los curas.

  80. Sigamos viendo. El perdón del que se habla cuando se habla del indulto es el perdón legal. Hay otros, aparte de los del confesionario. Rece tres avemarías.

  81. Agradezco el encendido debate sobre el tema Limónov/Putin. Va a escribir mas entradas vuestra puta madre.

  82. Jajaja
    Marqués, a mi, ya se lo dije cuando lo del aborto, se me quedan cortas sus entradas. Da usted por hecho que estamos puestos y ejem, no siempre es así.

  83. Yo diré en mi defensa (que para nada necesito), que todavía estoy documentándome sobre Félix Dzerzhinski. Necesitaré meses para poder comentar la entrada en condiciones. Así es que quizá será mejor que no vuelvas a escribir nada hasta el año que viene.

  84. Me enerva que la parva de la fijona triunfe con sus chuminadas y a mi entrada nadie la hace ni puto caso. Toi histérica.

  85. Yo que soy muy carca no pondría reparos a que un tipo que ha puesto una bomba en un Centro Comercial, un tren o una escuela pase el resto de su vida en la cárcel.

    Pero para los progres que creen en la función regeneradora de las penas, el perdón no es, permítame, Pirata, una cursilería. No es un tema sentimental (o no solo eso).

    Quiero decir que el cumplimiento de la pena no es (no debería ser suficiente) si no se ha logrado que el chaval de la gasolina se regenere. Y ahí está lo de pedir perdón, pero mucho más que pedir perdón. Ha de ser, igual les suena, dolor de los pecados y propósito de enmienda. Y en los casos de terrorismo etarra, al contrario que en la confesión católica, ha de ser público. Que ante toda la sociedad (especialmente los más ideológicamente cercanos) diga que aborrece lo que hizo, que estaba equivocado y que nunca vivirá lo bastante para reparar el daño causado que lamenta sincera y profundamente. Porque no fueron solo ¡solo! asesinatos. Fue TERROR con lo que tiene eso de chantaje y secuestro de la ejem sagrada soberanía popular. Fue el asesinato del presidente del Tribunal Constitucional, y el de gran número de cargos electos y miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Fue un ataque a la sociedad y al sistema y por tanto deben arrepentirse y pedir perdón, en privado si quieren, pero sobre todo en público.

    No es por tanto, solamente, que les caiga encima todo el peso de la Ley.

  86. Que pidan perdón, le leí una vez a Espada, insisten algunas vícitmas sin darse cuenta que, si lo hacen, tendrán que dárselo.

    Por eso ese perdón es algo más (deb eser mucho más) que una disculpa, que algunos de ellos darían tan panchos. Por imperativo legal, añadirían sin rubor. Y no.

  87. ¡Ah, el partido!. Hoy no ha hecho falta ni jugar al fútbol a ratitos. Bastó con saltar al campo.

    Voy a ver si duermo (me paso el día resistiendo a la pulsión indesmayable y perpetua de dejar lo que estoy haciendo y … dormir, dormir, tal vez soñar! Pero en cuanto me meto en la cama se jodió)

  88. Marqués yo de Limonov, ni papa, pero si me hubiera gustado que alguien hubiera entrado al trapo y hubiera confirmado, o descartado, las concordancias de nuestros servicios de inteligencia con la visión y misión Rusa.

    (Hola Sres. Espías, no se preocupen que esto es charleta de barra de bar)

  89. Perroantuán 11 de feb de 2014 21:35
    A ver. El perdón se recoge en la legislación en forma de indulto. De eso es de lo que se habla cuando se habla de perdón. Salvo cuando hablan los curas.

    Estoy de acuerdo con usted en que es cosa de curas ocuparse del perdón de las víctimas.

  90. Como me sucede cuando me hablan del indulto, cuando me hablan del perdón que concede el confesor en el sacramento de la confesión sé de qué va la cosa: cambiar el pasado, borrar el pecado. Cómo se logra eso no lo sé -es un milagro- pero entiendo la expresión ‘borrar el pasado’. Desde que el perdón cayó en poder de la psicología, y se convirtió en un estado íntimo, no tengo la menor idea sobre él.

  91. No es borrar el pasado, sino obtener, una bula, un permiso, para convivir con el.
    En los pecados de verdad se entiende, lo de las pajillas sí se borra.

  92. Porque la bula, o permiso, había de ser creída por el pecador. Es el pecador el que necesita todo un sacramento para autorizarse a vivir con el pasado. A si mismo.

  93. Me dicen que olvide lo que una vez hizo una persona a la que quiero mucho porque ella cambió y ya no lo hará. Ya lo sé, pero lo hizo, y eso no hay quien lo cambie.

  94. Llego siempre tarde. Permítanme el exabrupto.

    Recuerdo muy bien, literalmente, el día en que la sangre se filtraba hacia el pasillo del departamento. Tomás enseñaba en la Autónoma y yo estudiaba en la Complutense, pero muchos de quienes estábamos interesados en el derecho contitucional acudíamos a la Autónoma los martes a segunda hora de la mañana.

    Francisco Tomás y Valiente no sólo era el nombre que figuraba a la cabecera de nuestro manual de historia del derecho de Tecnos. Era, a secas, “Paco Tomás”. Un hombre más bien frágil y enclenque, dubitativo, que atravesaba cargado de algo el pasillo del departamento, y a quien veíamos sorber cafés cortados en la cafetería de la facultad, sobreponiéndose a su timidez. Era nuestro profesor de derecho constitucional, el hombre capaz de encararse con el otro macho alfa, Sigfredo Hillers de Luque, que ese mismo trimestre explicaba las Leyes Fundamentales de Franco y el siguiente, cuando Tomás se enzarzaba en la ley d`Ont y el constitucionalismo italiano, en los principios primoriveristas. Hablo del año 1986, no de 1926.

    Vaya este recuerdo impúdico por delante para dejar claro que a nostros “Paco Tomás” nos importaba.

    Precisamente porque Tomás y Valiente creía en el Estado de Derecho y era hombre de una sola talla, no hubiera hablado de indulto ni de perdón, términos que sólo se encuentran a gusto en los márgenes -las cloacas- de un sistema democrático. Pienso que hubiera pedido la aplicación estricta de las leyes aprobadas en un Parlamento.

    Con todo el respeto que merece la hermana de Blanco, mantengamos la calma y apliquemos el Bobbio.

Los comentarios están cerrados.