Pum pum

pumpumPor Perroantonio.

Hay tipos coleccionistas y tipos no coleccionistas. Coleccionar es acumular y acumular es lo contrario de repartir. Los tipos coleccionistas no reparten. Si alguno de ellos se pone estupendo y te habla de igualdad y de reparto de la riqueza, pídele algo de su colección. Es bonito comprobar la fragilidad de las convicciones.

No es lo mismo coleccionar que recolectar. Se recolecta el grano o se recolectan rentas. El que recolecta tiene mucho de lo mismo y le resulta más fácil desprenderse de cosas que son iguales. Al rico le puede molestar que le quiten parte de su dinero, pero sabe donde conseguir más. Claro que si ha convertido sus billetes idénticos en propiedades singulares, si le arrebatas uno de sus automóviles o de sus apartamentos o de sus amantes le estropearás la colección, salvo que los tenga repetidos. Esto es un axioma: si un coleccionista te regala algo de su colección, es que lo tiene repetido.

Hay tipos generosos y tipos tacaños, pero es muy normal ser generoso con lo que importa menos y tacaño con lo que se valora mucho. Un buen ladrón tiene que saber distinguir. Es mejor robar a un recolector que a un coleccionista. Es mejor robar a un no coleccionista que a un coleccionista. Es mejor robar a un rico que a un pobre y mucho mejor robar a un rico recolector que a un pobre coleccionista. También es mejor robar a un tipo generoso que a un tipo tacaño. Y es mejor robar lo que importa menos que robar lo que más importa. Y por introducir otro dato no del todo irrelevante, es mejor robar a un tipo apacible o indefenso que a uno irascible y armado. Pero lo peor, lo peor de todo, es robarle a un tacaño pobre y coleccionista, irascible y armado, el coche, la mujer y la colección de primeras ediciones de los discos de Camarón.

Todas estas cosas me dio tiempo a pensar cuando vi entrar por la puerta a Antonio con la escopeta montada y cara de no querer dialogar mucho y ni me dio tiempo a decirle, que aún peor, pero lo más peor, es ser ladrón, tonto, bocazas y dar siempre por el culo a los amigos. Pum pum.

93 comentarios

  • Yo he regalado algunos de los volúmenes más valiosos de mi biblioteca. Sin tenerlos repetidos, claro. Pese a ello, considero que uno de mis pecados es la avaricia, puesto que acumulo libros sin conocimiento, enloquecido. Soy un coleccionista, pero también sé que todos vamos a morir y qué más da. Eso sí, la última joya encontrada en México, casi un incunable por cómo fue publicada y distribuida, no se la presto ni a Cristo bendito. O sea que un poco cabrón sí puedo ser. Pero es por una causa justa.

  • Gómez, ¿pero el código karateka no impide soltar hostias a diestro y siniestro? A mí me dijeron eso de pequeño, que los karatekas no me podían hostiar porque habían hecho un juramento. Yo creo que por eso me zurraban en versión boxeo, para no mancillar el código de honor.

  • Bonnie 24 de feb de 2014 11:08
    Para un perro que mata el Antonio ese, le llaman mataperros.
    De verdad ¡Qué injusto es el mundo!

    Que no, Bonnie. ¡Que el que resulta finado es Antonior!
    Me parece.

  • Muy atrás en el calendario quedaron aquellos años en los que uno, en su ciega ceguera, salía de casa con los bolsillos llenos de hostias. Hoy prefiero consagrar mi tiempo al amor, la celebración de la vida y –sobre todo– el estudio del I Ching.

  • Pero, pero, pero..no será usted un perro de caza PerroAntonio, de esos con barba tipo Drathaar o asín .
    (¡¡Qué rebonicos que son!!)

    Procu, yo es que no entiendo la entrada de hoy, en serio.

  • No entiendo señor Antonio estas historias de la violencia ni tampoco encuentro el sentido a sus palabras. ¿Por qué no muestra usted un mensaje claro? Yo creo que es por miedo a revelar cuales son sus preocupaciones reales; quiszá que le roben los libros o le roben a la mujer o que ese Antonio sea usted mismo.

    Por eso pienso que debería examinarse en su interior y hacerse las preguntas importantes. ¿Cuáles son los dones que yo vengo a presentar acá, a estas personas? Porque detrás, en el fondo y dentro de su historia personal y de sus heridas del corazón se esconde su don único, su maestría personal, ese don maravilloso que le viene a dar luz, color y música a todos las personas que leemos sus palabras y entramos en su corazón a su través. Haga que ese don sea frutífero y no traiga historias de dolor y sufrimiento que no se comprenden. Usted no se hace las preguntas apropiadas y por eso no puede dar respuestas. No debe preguntarse por qué estoy aquí, sino para qué estoy aquí. Muéstrenos sus dones.

  • Usted tiene mucho desconcierto, señor Antonio. En su tormento interior hace esfuerzo por extraer su espíritu, mas eso es una equivocación muy grande porque usted no maneja su espíritu, es su espíritu el que maneja su cuerpo. Y acá es donde está el principio de toda confusión.

  • ¡Repartir una colección de ostias! Una idea genial. De hecho yo he sido históricamente bastante generoso respecto de ese género. Y constituyen siempre una auténtica colección. No hay dos ostias iguales. Bueno, a lo mejor las que parecen iguales son las que te dan. Las ostias repartidas con auténtico altruismo, han dado excelentes resultado en el pasado. Hoy en día, sería muy deseable que abundasen más los benefactores. Mejor nos iría… y que conste que no es por falta de ganas.

  • Hay demaciada violencia en esta página. Ustedes no se dan cuenta de que la violencia que se da es violencia que se recibe multiplicada. No valoran loa violencia porque no la sufren. Deberían ustedes sufrir como los indios huicholes que atan sus testículos a los brazos de la mujer durante el parto y sufren su propio dolor. Así deberían ustedes atarse al dolor de sus semejantes porque solo quien sufre dolor puede mostrar dolor y así aprende que mejor es donar alegría que donar dolor.

  • Entre lo de los indios huicholes de hoy Pksi, y lo que ayer anunciaba PJenny de los indios de las praderas, no me puedo tener:

    Los indios de las praderas llevaban medias moradas.

    ¿medias moradas?

    Perdón! Medios morados llevan los coj*%6#&, de tanto frío que hacía.

  • Menos lobos, Pachakusi. Eso de los indios huicholes es más falso que lo de los indios motilones a los que les cortaron… la retirada.

  • Ayer leí en EM la historia de esos dos niños, hijos de dos etarras, que capturaron en México hace poco. De repente te encuentras con que eres una persona diferente a la que has sido. Te dejan sin pasado, tus padres no son los que dicen que son, no conoces al resto de tu familia, ni siquiera conoces a tus padres que viven una vida inventada. No te apellidas como realmente te apellidas y llevas la sangre de dos tipos que han acabado con la vida de 18 personas, cuando tu creías que tu madre era profesora de yoga y de la paz, resulta que es una asesina y te montan en un avión para llevarte a un país que no conoces para pasar unos días en un centro de menores, y luego te viene a buscar un tipo que dice ser tu tío y que te va a llevar con él.
    Es que ni en un zriler sicológico, de verdad.

  • No nos podemos entender porque nuestros espíritus son diferentes. Yo me alimento con la dieta andina, con productos originarios nativos, sin grasas saturadas, ni asúcares refinados ni carnes tratadas en fastorías. Ustedes toman dieta mediterránea que es rica en aceites y en pescados contaminados del Mediterráneo con mercurio y en vino con sulfatos, por eso son tan violentos. Ustedes no tienen paz interior.

  • La dueña del hotel donde pernocté en Puerto Vallarta era amiga de la etarra. Hablaba mucho de los niños, que le preocupaban especialmente. De los asesinos, confiaba mucho en su arrepentimiento. Yo no, y así sé lo dije.

  • Gengis, más yo, que me hizo mucho de reír con sus cosas de anoche.

    ***
    Pachakusi, no siga por ahí; no ve que que los asalvajiza y engorila más. Como hermana en la Tierra se lo pido.

    ***
    Bonnie, a mí también me impresionó mucho esa historia cuando la oí. Me recordó los robos de niños de desaparecidos en Argentina, pero en realidad da igual porque hay casos semejantes por doquier y sin embargo cada caso de cada crío es irrepetible e incomparable.

    ***
    Aurelio Arteta, hoy: «La derrota del vencedor».
    Suscribo de pe a pa, de alfa a omega y de cap a cúa.

  • Está claro, que no se arrepienten si han podido vivir 20 años como si no hubiese pasado nada, mintiendo a sus hijos y dejándoles vivir una farsa, Bremaneur.

  • Ay! Procu, ¡es verdad!

    Ultimamente están pasando muchas cosas en México…y no sabemos nada del Marqués..y fue ayer cuando visitaba el castillo de Drácula.

  • Es comprensible que los ucranianos prefieran mirar a Europa antes que a Rusia. Sus vecinos los rumanos lo tiene muy claro, se han integrado en la UE y gracias a un gobierno estable y de “derechas” están modernizando el país a pasos agigantados. El imperio occidental es subóptimo, pero la alternativa euroasiática de Dugin/ Limonóv/ Putin es una charlotada.
    Rumanía es un país de contrastes, frente a su evidente modernización sorprende ver cómo se fuma en cualquier parte o la obsoleta obsequiosidad de sus mujeres. Visité un colegio público en Brasov para niños con especiales habilidades matemáticas. Era bilingüe con francés o inglés a elegir. Entre la gente educada es frecuente hablar también alemán, son conscientes del poco recorrido del rumano.
    El castillo de Drácula es ciertamente ridículo y carente del mas mínimo rigor histórico. La cerveza Ursus es magnífica, por cierto.

  • Ucrania, Rumania, Catalunia: todo el mundo mira a Europa, yo creo que debe estar esperando a ver si Zeus la rapta de una puta vez y la libra de tanto mirón.

  • Perroantuán 24 de feb de 2014 12:16

    Colecciono escopetas, Juli0. Escopetas.

    ¡Glups!

    Y yo, billetes de avión. Mi última adquisición es uno, recién editado por la intrépida compañía Air Lost, con destino a las Chimbambas.

    ¡Chau!

  • Como se me resista, Holm, se entera y en lugar de un par de entradas genéricas a lo Pachakusi empiezo por los arapahoes y acabo por los zenúes aunque para ello tenga que sobornar a la Bellpuig con un juego de agujas de tricotar.

  • Creo que lo de los huicholes me ha causado una tan vívida impresión que me pierdo en sus sintaxis, Proc&Pirata.(Las agujas de tricotar también me resultan inquietantes)

  • Tengan, un orgasmo selebral:

    La nueva tendencia internetera (SOLO CON AURICULARES): Braingasm o La ASMR (Autonomous Sensory Meridian Response) o respuesta sensorial meridiana autónoma es una sensación descrita por ciertas personas como un hormigueo en el cuero cabelludo, que a menudo se expande por el cuello, llegando a la espalda y los hombros, e incluso hasta partes del cuerpo como pueden ser las rodillas. Es una sensación muy placentera que tiene un efecto relajante. Esta sensación es producida al escuchar a alguien susurrar, dibujar u hojear un libro o una revista, escuchar música, etc. Este fenómeno ha sido muy poco investigado debido al limitado número de personas que lo experimentan, ni siquiera tiene un nombre oficial. Se estima que se da en una de cada mil personas.

  • Soy débil y les tengo miedos a la Doña BellPuig y al Señor Don Perro Antonio. Ambos son para mí como pedestal o zócalo o frontispicio, inalcanzables. Ruego conste hoy y para la posteridad.

  • Me siento una adúltera. Por su culpa, Perro. Así que suelto una media verdad, como es propio de los adúlteros. Camarada Artime:

  • Voy a recomendar una película que he visto: Todos queremos lo mejor para ella, de Mar Coll (2013). Es muy posible que la mayoría (simple, absoluta y /o tirando a totalitaria y completamente antidemocrática, como lo pienso se los digo) de ustedes prefiera que le defeque una paloma en la coronilla un día que están de bautizo antes que verla o haberla visto. Pero si se animan está en Filmin a tres euros.

  • Mercutio, Nothing Found
    Apologies, but no results were found for the requested archive. Perhaps searching will help find a related post.

  • Bonnie 25 de feb de 2014 09:48
    Mercutio, Nothing Found
    Apologies, but no results were found for the requested archive. Perhaps searching will help find a related post.

    Bon dia. Corregido. No molesten, estoy pensando en Catalunya.

  • Camino de Santiago es una fiesta tranquila en compañía del tío Pepe y del poeta amigo, un recuerdo perpetuo y activo, la obra de un hombre ilustrado y honesto con una curiosidad por el mundo tan punzante como escéptica que tiene aún mucho que contar, tanto que probablemente sus silencios no valgan menos que sus palabras. “Un hombre libre vale por dos”, cantó Josepepe alguna vez. O por tres.

    Camino de Santiago

  • Sobre el artículo de Espada:

    Desde luego que el fake del bufón de la Sexta, es una burda copia de Operación Luna, con la gran diferencia de que ésta tenía una indudable gracia, gracia de la que carece en absoluto la española. (Recuerdo por ejemplo un chiste del documental en el que un personaje judío, presuntamente implicado en la trama, aseguraba que la Torah no prohíbe comer el cerdo sino sólo hacerlo en ciertos restaurantes.)

    No sé si Richard Helms, Henry Kissinger o Buzz Aldrin estaban al corriente de la farsa, como asegura Espada; pero creo recordar a la mujer de Kubrick y el propio Donald Rumsfeld bromeando al final del documental –puede ser que en créditos finales– sobre lo bien que se lo habían pasado con la broma.

  • AE:

    «[…] harán enrojecer de vergüenza al propio Vargas Llosa (aunque en el castigo lleve la penitencia) al ver como su dudoso hallazgo La verdad de las mentiras se usa sin rebozo para justificar el fraude».

    Es que en la pelea de AE por ‘la verdad está en los hechos’, el título de Vargas Llosa (donde mentira es una forma deliberadamente bruta de decir ‘ficción’, que-no-es-lo-mis-mo) siempre se le puede blandir falazmente como contraargumento con peso, y de autoridad. Y hay un lapsus (aunque con AE nunca se sabe): «en el castigo lleve la penitencia»; lo interesante es si la penitencia se lleva en el pecado, que es lo que dice el dicho.

    No he visto el programa y por eso he tenido la sensación de que a lo mejor exagera un poco, pero respeto su pesimismo.

  • Procuro, no es que yo me crea muy listo (aunque sí lo soy); pero le doy mi palabra de caballero de que puse el programa ya empezado y al ver, unos dos o tres minutos más tarde, eso de que habían contratado a Garci para preparar lo del 23-F –tras descartar a ¡Flotats!–, cambié de canal y me dije: “Vaya, Gómez, el tonto del culo este de la Sexta ha copiado aquel falso documental tan chulo sobre el montaje de la llegada a la Luna”.

    Y la mención del libro de Vargas Llosa en este contexto en concreto sólo puede deberse a que, o bien no se la ha leído, o no ha entendido ni una sola palabra del prólogo. No se me ocurre otra.

  • Es verdad, Gómez, creo que Espada patina bastante con lo de Vargas Llosa. La cruzada antificcional le ciega.

  • Doy fe, comparto testimonio, dejo constancia, de que, hoy, veinticinco de febrero, en la ciudad de Valencia, se pueden oír, ya, al ganado descerebrado lanzando petardos en serie.

    Lanzar petardos en serie es una actividad valenciana consistente en comprar cincuenta, cien o un millón de petardos y lanzarlos uno detrás de otro, sin prisa pero sin ninguna pausa, hasta que se te acaben.
    Porque eres valenciano, estás en Valencia y son o van a ser fallas un mes de estos.

    Cuando creo que soy ateo, agnóstico o medio pensionista, me acuerdo de la broma que me está gastando el cabrón, haciéndome nacer aquí, en lugar de un lugar frío, silencioso y aburrido como Berlín, Copenhague o Ámsterdam y entonces sé que existe y se está descojonando.
    (Aunque podía ser peor y haberme hecho sevillano)

  • Doy fe, comparto testimonio, dejo constancia, de que, hoy, veinticinco de febrero, en la ciudad de Valencia, se puede oír, ya, al ganado descerebrado lanzando petardos en serie.

    Lanzar petardos en serie es una actividad valenciana consistente en comprar cincuenta, cien o un millón de petardos y lanzarlos uno detrás de otro, sin prisa pero sin ninguna pausa, hasta que se te acaben.
    Porque eres valenciano, estás en Valencia y son o van a ser fallas un mes de estos.

    Cuando creo que soy ateo, agnóstico o medio pensionista, me acuerdo de la broma que me está gastando el cabrón, haciéndome nacer aquí, en lugar de un lugar frío, silencioso y aburrido como Berlín, Copenhague o Ámsterdam y entonces sé que existe y se está descojonando.
    (Aunque podía ser peor y haberme hecho sevillano)

  • Bella BelliPús, borre el primero que había un “pueden” ofensivo. Lo que me alucina es que me haya dado tiempo a corregirlo mientras cargaba la página y hallan salido los dos.

  • De pelo prácticamente blanco de lo rubio que era, Bonnie…

    Porque no sé como hacerlo, si no, ahora mismo linkaba una afoto, para que todas las chicas del bló se derritieran y de paso se preguntaran si aún soy así de mono.

  • Tengo que pedirme un teclado normal, es muy inconveniente tener la tecla de la “LL” tan cerca de la “Y”

    (Ga.cHo.veïna, pásate por casa a asesinarme un poco, jajjajajajjajaj)

  • Hay que ser muy torpe para no caer en la cuenta de que el reportaje del señor Évole sobre el 23-F iba en serio, aunque no quedara más remedio que hacerlo pasar por una broma.

  • Me toca cambiar una de esas contraseñas dignas del sistema de seguridad del Pentágono. Ya saben, de 8 a 12 caracteres alfanuméricos, mayúsculas, minúsculas y algún símbolo del que me encapriche (pero no el primero, eh, no el primero del que me encapriche). Anticipándome al martirio que preveo y para no quedarme sin acceso a la página en cuestión, he introducido pequeñas variantes en la antigua clave. Pero ¡ah! la policía no es tonta y capta rápidamente que pretendo aprovechar lo que tanto costó memorizar.

    Primer intento: 7378227
    Segundo intento: G7378227
    Tercer intento: G*7378227g
    Cuarto intento: L737¿8227-Mx
    Quinto intento: $%&/227Ag4

    Después de echar la mañana echando a volar la imaginación, me acepta, no es coña, la siguiente: 68ÇhøpSuëy-G.

    Como no puedo resistir la tentación de comunicárselo a los chopsueiños, vuelta a empezar. Acepto sugerencias. A estas alturas, me importa una higa que entren ustedes en mi correo y hasta en mi cuenta corriente.

  • “Naturalmente, sin esta confianza pública, sin esta planta delicadísima, no hay periodismo ni democracia ni conocimiento.”

    Sí señor. Sin la fe del público en la ciencia, una fe afortunadamente alimentada por los servicios de educación y propaganda, la ciencia cedería el paso a cualquier superchería en la tabla de las cosas respetadas. Con eso no se juega.

  • Entra dentro del arte la posibilidad de usar un formato informativo, como hizo O. Welles, pero no se ve el sentido informativo de eso mismo, por más moralejas que se le quieran endosar. También se puede hacer humor con la información, pero ¿dónde está la gracia en el hecho de mentir, a no ser que queramos llamar humor a las inocentadas?

  • AE habla de confianza y me parece bien. Yo prefiero hablar de fe, pero es un poco por provocar a los ilustrados; y otro poco porque, efectivamente, es una fe. El triunfo de la racionalidad, que depende en buena medida del apoyo social a la misma, necesita alguna dosis de irracionalidad.

  • Y una vez asistí a un seminario de unas solemnes tonterías sobre trabajo en equipo donde nos mostraron con cifras la dinámica de la confianza y sus curvas, y es impresionante. Se veía una línea que asciende confiada por las ordenadas de Descartes. Y se veía que, si por la razón que sea, de pronto cae, para volver a subir hasta la mitad de donde estaba necesitas el doble de tiempo. Y también hay una fórmula matemática muy compleja que viene a decir que no te fidas y que desconfidas, y que se jorobó. Esto más o menos, que puesto en álgebras te impacta.

  • Procu, ¿le parece, como le parece al perro, que la confianza implica relación (cum, con) mientras que la fe a secas es credulidad?

  • A estas alturas (y bajuras) -sobresaltos- la onda de confianza es plana, procuro.
    Arteta se enfrenta a la cuestión, pero no la resuelve: la democracia es contar los votos de todos. Alerta de lo tenebroso y pone deberes a los que conocen (o conocemos) el percal: id y decidlo. Pero ni la prédica ni la democracia garantiza que la gente (la mayoría) se informe, elabore el pensamiento, razone, como es menester.
    Estoy acabando Pensar el siglo XX y leyendo las dudas que le suscitaba a Judt la ‘democracia’, malgré tout lo menos malo.

  • ¿Qué es eso del documental del 23F? Qué coño decían para que todo el mundo alborote tanto.

    Hoy veo que un hijo de la gran puta ha hecho 32 intentos de meterse en una de mis cuentas de correo.

    Hoy he enloquecido en una librería. Again.