Libro de los Recuerdos

PacienciaPor Proxuey.

A lo mejor sabes que el libro más vendido del mundo, tras la Biblia y el Corán, es el Libro Guinness de los Récords*. Enciclopedia o círculo y tesoro de conocimiento, materialización del viejo deseo del hombre de robar el saber de Dios, el Guinness es un fascinante epítome de ciencia y es, sobre todo, un manantial inagotable de poesía. He leído que nació para dirimir disputas de taberna. Quién no ha llegado a desenfundar su pistola alguna vez discutiendo sobre si el pájaro de caza más rápido de Europa es el chorlito dorado o el urogallo. A todos nos ha pasado, pero solo Sir Hugh Beaver, quien fuera director ejecutivo de Guinness Brewery en 1951, tuvo la idea de confeccionar una obra que proporcionara respuestas para nuestro sosiego.

El libro «contiene una colección de récords mundiales, tanto en los logros humanos como del mundo natural». Qué es un récord, nos preguntamos a menudo, aunque con la misma frecuencia nos distraigamos y dejemos que la interrogación aletee y estalle, apenas una pompa disuelta en la breve humedad jabonosa que dejan en el pensamiento las interrogaciones postergadas. Y nos ponemos con otra cosa porque abandonamos lo importante para entregarnos a lo urgente, todos los días nos lo advierten por los altoparlantes en la oficina a la vez que nos meten prisa. Qué cabrones. Un récord es una palabra inglesa que es francesa, y por eso se oye en ella su ventrículo de latín que aún palpita: cor, cordis, cor, cordis, cor… Un récord es un recuerdo, una marca que haces con la punta de la navaja en una corteza. En la corteza de qué: pues en la de tu propio corazón, dónde si no.

Las marcas del Libro de las Marcas lo son de los límites que delinean el fantasma de lo ínfimo tanto como el espectro colosal. Más allá solo hay monstruos, pero la exageración amazónica y el Himalaya excesivo pertenecen al lado de acá, todas las imponentes hipérboles de Natura se han inscrito en el Libro. El Libro de los Límites es un libro total y un aleph inagotable, pero tú no tienes tanto tiempo. Tú has de escoger y quieres elegir las proezas de la ingeniería, por eso contemplas la central hidroeléctrica de Itaipú o una torre muy alta que hay en Toronto. También podrías fijarte en la enorme sierra cuya hoja de setenta metros cortó en pedazos el carguero noruego Tricolor, naufragado en el Canal de la Mancha a finales de 2002, con tres mil automóviles que tapizaron de lujo desdichado el fondo marino. Y, porque eliges la paz y el discernimiento, sabrás apreciar la serenidad con la que se pudren cuarenta cadáveres en la granja de cuerpos humanos de Knoxville (Tennessee, EE.UU), labrantío de datos sobre la descomposición muy valiosos para resolver crímenes y clarificar autopsias.

El Libro es además cornucopia de enseñanzas morales. En él resplandece la humildad del arándano descomunal, un gigante de solo siete gramos, junto a la elocuente conseja del rosal trepador, que alcanzó veintiocho metros, mientras que el rosal independiente solo creció cuatro. El Libro te proporciona puntos de vista. Si la arrogancia macroscópica te ciega no habrás percibido que el anquilostoma es el parásito más sanguinario. La población total de anquilostomas bebe cada día diez millones de litros de sangre procedente de millones de intestinos humanos en el mundo, doliente fraternidad de un pueblo duodenal disperso y exangüe. La masa total de las salamandras que repta en algunos bosques de Norteamérica es más grande que la de todos sus mamíferos y aves sumados. Quién no ha soñado alguna vez con la gran salamandra arcimboldesca en la que hierve una infernal legión de salamandras muy pequeñas. El reloj puzzle sabrá despertarnos de esta pesadilla, su alarma hará que saltemos del lecho para buscar las piezas que salen disparadas cuando suena; y mientras las encontramos y colocamos correctamente para detener el timbre, la campana habrá sido capaz de rescatarnos de las garras de la peor fantasía.

En la espinosa tarea de distinguir una marca favorita, desecharás seguramente el triunfo efímero del collar de perlas más largo del mundo: a esa sarta siempre puede cosérsele una cuenta más. Tal vez te demores junto a la niña que aguantó treinta y dos horas tocando el violín, o quedes atrapado en la larga seducción de los ciento treinta y un metros del mayor globo de chicle inflado sin ayuda. Sin embargo, estoy convencida de que tu señal predilecta del Libro de las Señales es, como la mía, la historia de Arulanantham Suresh Joachim, el ceilandés que recorrió una distancia de doscientos veinticinco kilómetros sobre escaleras mecánicas en un centro comercial de Westfield (Nueva Gales del Sur, Australia), durante las ciento cuarenta y seis horas que transcurrieron a lo largo de seis días de mayo de 1998. Sé que tú también ves de vez en cuando a Arulanantham perdido en la inmensidad del Libro de tu Corazón, y te sabes caminando con él en una cinta mecánica sin fin ni motivo alguno. Los dos sabemos que Arulanantham es, hipócrita lector, tu semejante y mi hermano en el Libro de los Recuerdos.

*Nota. Las alhajas aprehendidas para este escrito corresponden todas al Guinness World Records 2007 (ed. española, Barcelona: Planeta, 2006), que es el ejemplar que trajeron los Reyes aquel año a mi hijo, el que alumbra desde entonces en mi biblioteca.

141 comentarios en “Libro de los Recuerdos

  1. Señorita doña Procuración, no quiero echar pilotes fora y asumo mi responsabilidad, pero creo necesario comunicarle, por el bien de mi honor y de la verdad, que el hecho de que no se haya incluido el enlace al libro Guiness ha sido culpa del becario.

  2. Con las donaciones habría que comprar una bonita jaula para Proxy, a ver si canta más a menudo. Pirata se podría encargar del alpiste. Al gato le mantendríamos alejado. No sé, son ideas.

  3. Verbosidad, fárrago y pedantería. No se puede decir menos en mas palabras. De postre la anécdota de su “ninnio”. No, esto no es.

  4. Existen dos tipos de hombres, los que son “cavaradossi” (románticos de voz ligera) y los que somos “scarpia” (fementidos de voz leñosa). Ambos competimos, cada uno con nuestras armas, por la bella Floria Tosca. Esta es la grandeza de la ópera, un argumento sencillo pero eterno, que permite recrear en cada representación la condición humana.

  5. ¡¡Qué bonito Procu!!

    El dato más sorprendente del texto para mí es el del anquilostoma o ancylostoma. Que no sólo bebe de la sangre humana, sino de la sangre de cánidos (cuidadito Perro) y felinos de todo el mundo, así que habrá que multiplicar por no sé cuánto más, los litros y litros de sangre que bebe este bichín en todo el mundo mundial.

    Un besito a todos los papis.

  6. Sobre la etimología de recordar, que nos trae Proc, y que sería algo así como recuperar o volver a traer desde el corazón, no hay que olvidar que tanto en la medicina antigua como en la sabiduría popular es en el corazón en donde residen los sentimientos, la memoria y la conciencia. Decimos las cosas de corazón, ponemos en un empeño todo el corazón, nos solidarizamos de corazón a corazón, amamos de corazón y aunque nos olvidemos de algo, nuestro corazón nos avisa.

    Para los antiguos egipcios, tras la muerte se realizaba el Juicio de Osiris, en donde el dios ponía en un platillo de su balanza el corazón del difunto y en el otro la pluma de Maat (que representa la Verdad, la Justicia y la Armonía), para comprobar si el muerto había sido justo y podía reencarnarse con su momia y vivir eternamente.

    En fin, en los ritos caníbales, comer el corazón del enemigo es apoderarse de su vigor y de su espíritu.

    Este corazón de los sacrificios pasa a la simbología cristiana en forma de corazón sangrante y convenientemente torturado. Los místicos y los románticos acaban transformándolo en alma, o sea, en un algo incorpóreo y vaporoso que puede adoptar cualquier forma, aunque los evaporados tengan querencia por los corazones y las mariposas.

  7. Cuando uno se para a mirar el mundo ve que obedece a un maravilloso principio de economía. Gracias a él no tenemos que perder el tiempo haciendo todo lo que parecemos.

  8. Una consulta, corazones. Con esto del Juicio de Osiris he recordado la lectura de Sinuhé el Egipcio, la novela de Mika Waltari que leí de joven. Y no me quito de la cabeza que Sinuhé hablaba todo el tiempo del hígado como el lugar en donde residen pensamientos y emociones. ¿Alguien tiene por ahí la novela y puede mirarlo? Si mi recuerdo no falla, ¿se tratará entonces de una mala traducción del finés? ¿O de una mala interpretación de la historia egipcia de Sinuhé? Grandes misterios.

  9. Es necesario aquí un señor Lobo, que nos recuerde la conveniencia de dejar de chuparnos las pollas.

    O acabaremos pareciéndonos a otro bló.

  10. Fíjese si es importante el corazón, Perroantuan, que algunos afirman que tiene su cerebro y todo.

    Entre otras cosas dice:

    ¿A qué conclusiones nos llevan estos descubrimientos?
    El circuito del cerebro del corazón es el primero en tratar la información que después pasa por el cerebro de la cabeza. ¿ No será este nuevo circuito un paso más en la evolución humana?
    ¿…?
    Hay dos clases de variación de la frecuencia cardiaca: una es armoniosa, de ondas amplias y regulares, y toma esa forma cuando la persona tiene emociones y pensamientos positivos, elevados y generosos. La otra es desordenada, con ondas incoherentes.

    *
    /

    ¿Verdad que es bonito?

  11. Como a Bonnie, me ha conmovido la doliente fraternidad de un pueblo duodenícola disperso y exangüe -consienta procuro el sufijo residencial, estoy con adapts- pero insaciable y multiforme.
    Hay muchos pueblos dando bulla.

  12. Yo creo, es un parecer mío, que el señor Marqués le quiere y le desea señorita Proxuey. ¡Y tiene unas envidias!… de lo bien que escribe usted y el record que comentarios que siempre provocan sus escritos.

    Total a él nadie le lee.

    (A mi me gusta chupar pollas Adapts mi amor)

  13. Señorita Proxuey que quería yo decirle que escribe usted muy bien y tiene records de comentarios en cada uno de sus escritos.

    (¿Vale así?.Joer con la Santa inquisición y la censura).

  14. TAREIXA
    19/03/2014 A LAS 13:06 (EDITAR)
    Jajajajajajaja. Me banean un comentario. Pues bueno. ¿Es por lo de pollas?

    Pues sí que es raro, sí. No creo que sea por las pollas, porque ya las puso antes el señorito Adaptaciones, y además chupadas. Algo raro hay ahí, ay.

  15. Cultive el silencio, contacte con la naturaleza, viva periodos de soledad, medite, contemple, cuide su entorno vibratorio, trabaje en grupo, viva con sencillez. Y pregunte a su corazón cuando no sepa qué hacer.

    Tiene razón Bolaño. Chorradas new age para la superación de la menopausia.

    Pero hay que reconocer que La Vanguardia parece un periódico muy entretenido.

  16. Ya le digo pecho antonio, hasta mezclaba la m. cuántica en el edulcorado y muy vendido maestro (que hojeé en casa de mi hermana, para arrearle una filípica cariñosa con cierto fundamento).

  17. Hipócrates estudió los cuatro elementos básicos del Universo: tierra, agua, fuego y aire. Luego, estos elementos los relacionó con los cuatro líquidos o humores que, según él, conformaban el cuerpo humano (sangre, flema, bilis amarilla y bilis negra).
    Perro, todo parte de aquí. No pierdan el tiempo con estas chorradas.

  18. Hombre, Marqués, esas chorradas han dado forma al arte durante más dos dos mil años. Tampoco es cosa de saltárselo a la torera. Que nos acaba usted de hablar de los “cavaradossi” (románticos de voz ligera) y los scarpia” (fementidos de voz leñosa), que tienen toda la pinta de ser, respectivamente, meláncolicos y coléricos.

    Pero lo que ahora me interesa es lo de Waltari y el hígado. ¿Por qué puso Waltari en la traducción que yo leí (Círculo de Lectores) al hígado como centro del ser humano? ¿Se lo inventó? ¿Lo tradujo mal? Queremos saber.

  19. Me he dejado la cartera en la fotocopiadora de una biblioteca y la han entregado en información. Está todo menos el dinero y tengo bastante disgusto, creía que en las bibliotecas no se mangaba.

  20. El hígado es el centro de todas las pulsiones humanas. Dícese del colérico que su enfado actúa como colerético y libera la bilis. Si esta es la negra, el resultado puede ser de muerte. El carácter bilioso, en general, no presagia nada bueno. Si la bilis es negra el pronóstico es infausto, pero si fuere amarilla provocaría un ánimo vengativo a largo plazo. Cuando la bilis se refugia en la vesícula toman el poder las flemas. El carácter flemático tampoco augura nada bueno, pues las tales flemas pueden esconder una respuesta negativa a un mas largo plazo.
    Cuando el hígado se corrompe se forman cirros o acúmulos, pero no de nubes sino de fibrosis hepática que es la antesala de la muerte. El coma hepático cursa con locura y delirio, en el que se ven demonios y arañas a causa del amoníaco que no se depura. El hígado es el basurero del espíritu, el que todo lo recicla, donde todo se vuelve detritus y es metáfora de nuestra oscura existencia.

  21. El Sr. Lobo era un especialista en limpiar las cagadas de una escena del crimen, contratado por los criminales, que aparecía en una peli de Tarantino.

    (Aclarando que es gerundio)

    Tampoco pretendo que nos escupamos, un sano punto medio, pero vamos hagan lo que quieran, yo solo suelto mis exabruptos.

  22. La verdad, Bolaño yo echo de menos más intervnciones de Pachakusina. Mucho se hace de rogar en este nuestro blog donde nos gusta succionar fluidos y nos queremos tanto todos.

    Voy, pero ya, a Change.org a pedir firmas para que escriba una entrada. Ella es tan zen y ying o suya y sus cosas… Claro que a lo mejor te anda por ahí cruzando ríos,subiendo montañas por unas hierbas toda zascandil y andariega con sus melenas al viento y no tiene cobertura para mandar sus mensajes de amor y paz.

  23. Perro, yo también leí Sinuhé, el egipcio hace unos dos mil años, y, la verdad, no recuerdo ese detalle que menciona. Por lo que sé (que no es mucho), los egipcios consideraban el corazón como controlador de pensamiento y sentimientos, en el plano fisiológico, y como Órgano Generador en el mundo espiritual. (El Libro de los Muertos, sin ir más lejos, está plagado de referencias al corazón-conciencia.) Confieso, no obstante, que hasta la he abierto la novela de Waltari para comprobar si en realidad he olvidado lo del hígado; pero sus casi seiscientas páginas me han hecho desistir enseguida. Sin embargo, he encontrado un poemilla que subrayé entonces:

    “Muchacho, goza de tu juventud,
    porque la vejez tiene ceniza en la garganta
    y el cuerpo embalsamado no se ríe
    en la sombra de su tumba.”

  24. En el aeropuerto, sordo de tanto avión
    -Taxi, llévame a Bilbao.
    -¿Por Artxanda?
    -¿Cómo que a chandas? tú conduces y yo pago, no te jode.

  25. Interesante, Rafa, es adivinar si en la próxima entrada nos va a bendecir usted con una ALTA contracubierta, una ALTA solapa o con una mezcla de ambas.

    Me inclino por.la mezcla, con unas gotitas de ALTO prólogo, quizá. En todo caso, algo tan contundente como un revés a dos manos a media pista.

    Y, aunque nada original a la vista de lo leído, más interesante (para mí por lo menos) todavía es felicitar Procu por su excelente entrada de hoy.

    Voy a abrazar un geranio o algo, a ver si también sirve.

  26. Más allá de lo ínfimo y de lo colosal solo hay monstruos.

    Me lo guardo para mi particular libro de los récords.

    Qué buenos Weezer, Juli0. Siempre cantan la misma canción, pero es estupenda.

    Aclarando más

  27. Gracias, Gómez. Si recuerdo el detalle es porque en su momento me sorprendió mucho lo del hígado. Y creo recordar que se repetía bastantes veces en el texto. En todo caso, no tiene importancia. Pasaré varias semanas obsesionado pero no pasa nada.

  28. Ostras, se me olvidaba lo fácil que es descargar un libro. Consultado lo del hígado. Mi memoria estaba en lo cierto. Aquí unos pasajes (aunque a nadie le interese).

    Dirigiéndome una mirada hostil, me dijo:
    —Mi hígado está enfermo por todo el ruido y escándalo que provoca tu llegada, porque el dueño de los cuatro continentes se pregunta ya cuál es el hombre suficientemente osado para venir cuando le conviene y no cuando conviene al rey y que tanto ruido arma viniendo.

    Pero el rey estaba lleno de valor al entrar, había bebido vino para alegrarse el hígado, como se decía en Babilonia.

    —Sinuhé el egipcio, me has curado de un mal muy penoso y me has divertido el hígado. Puedes pedirme lo que quieras y te lo daré, porque también yo quiero divertirte el hígado.

    El vino que anima y alegra mi hígado, y tus palabras sobre las hijas del faraón y su belleza me han excitado, de manera que voy a retirarme a mi gineceo.

    Si se reflexiona bien, esta doctrina es la más lógica y natural de todas y corresponde a la creencia del corazón humano, aun cuando los babilonios hablan del hígado cuando los egipcios hablan del corazón, pero esta diferencia no es más que cuestión de palabras.

    Ayer me enteré de que mi mujer me engañaba con un soldado; los he sorprendido en flagrante delito, pero el soldado es alto y fuerte, de manera que no he podido hacerle nada y ahora mi hígado está lleno de pena y de duda porque, ¿cómo saber si el niño que tiene que nacer es hijo mío o del soldado? Por esto pido justicia al rey y quiero saber con certeza de quién es el hijo, para obrar en consecuencia.

    Sinuhé, trae un poco de luz para que vea tu rostro y pueda tener tu mano entre las mías, porque mi hígado está dolorido y mis ojos vierten lágrimas cuando pienso en mi mujer y en mis hijos.

  29. A mí sí me interesa.

    Ayer me enteré de que mi mujer me engañaba con un soldado; los he sorprendido en flagrante delito, pero el soldado es alto y fuerte, de manera que no he podido hacerle nada y ahora mi hígado está lleno de pena y de duda porque, ¿cómo saber si el niño que tiene que nacer es hijo mío o del soldado?

    Tiene trazas de pasaje cómico, la verdad.

  30. Qué fatuo afán por mostrar a los colegiales y colegialas de institutos la universidad. Será para convencerlos de que no van a tener problemas cuando se encuentren en ella, su madurez y su nivel de conocimientos va a seguir siendo tan lamentable como ahora.

  31. Tipo Material 19/03/2014 a las 20:33
    Qué fatuo afán por mostrar a los colegiales y colegialas de institutos la universidad. Será para convencerlos de que no van a tener problemas cuando se encuentren en ella, su madurez y su nivel de conocimientos va a seguir siendo tan lamentable como ahora.

    Tipo, no sea así, hombre. Las jornadas de puertas abiertas están muy bien para ellos. Es verdad que las facultades las organizan pensando casi solo en captar clientes, que, como sabe, es la denominación/concepto que ha sustituido al de alumno. Tampoco es que me parezca mal del todo, a no ser que ese afán se agote y consuma en sí mismo, sin nada más detrás. Pero ellos, los estudiantes, son fantásticos, son siempre lo mejor de la universidad (con mucha diferencia sobre lo segundo más bueno). La mayoría aprende y madura muchísimo en esos pocos años. (Hay algunos manguis, sí. Qué disgusto, la Virgen).

    ***
    Bonnie, vi y oí una vez a Morante en una entrevista y me dejó prendada de él para siempre. Decía unas cosas de bien dichas. Le sacaban también fumando un puro en el burladero, entre capotazo y capotazo, y mirando al infinito..

  32. holmesss 19/03/2014 a las 17:20
    En el aeropuerto, sordo de tanto avión
    Taxi, llévame a Bilbao.
    -¿Por Artxanda?
    -¿Cómo que a chandas? tú conduces y yo pago, no te jode.

    Holmesss, usted sí que sabe hablar a los taxis de Bilbao. Pero lo bueno no es que usted les hable a ellos, sino que ¡ellos le responden!

  33. Leí Sinuhé hace muchos años porque me la hizo leer un amigo, pero la olvide enseguida. Lo que más gracia me ha hecho es que ese mismo amigo habría podido escribir también esto:
    Perroantonio 19/03/2014 a las 20:06
    En todo caso, no tiene importancia. Pasaré varias semanas obsesionado pero no pasa nada.

  34. Sí Procu, me ha alegrado. Ver esa sana mala leche e irreverencia sobre todo. Creo que ya había visto alguno, lo que no sabia era la autoría del poeta y su hermano.

    (No me diga que a usted no se le animó un poquito el hígado / corazón / /)

  35. Perroantonio, si no recuerdo mal, en el Antiguo Testamento aparece el hígado como sede de los sentimientos y no sé si de la inteligencia. Pero yo también lo leí hace unos dos mil años.

  36. “y dejemos que la interrogación aletee y estalle, apenas una pompa disuelta en la breve humedad jabonosa que dejan en el pensamiento las interrogaciones postergadas.”

    Oy oy oy oy oy, ¡Qué grande la Procu!
    (Como me gusta, como me gusta)

  37. También yo, Procu. Una polla cualquiera la pinta en la puerta de un lavabo o en el margen de una página del libro de matemáticas. Un polla con vida propia o en paracaidas o un pollon dan para unas risas y otra caña, pero está al alcance de cualquiera.

    El arpa en el ángulo óscuro y las también oscuras golondrinas, no.

    Pero no se puede ser poeta 24 horas al día 356 días al año, ¿no?

  38. Adaptaciones, 19/03/2014 a las 12:56
    Es necesario aquí un señor Lobo, que nos recuerde la conveniencia de dejar de chuparnos las pollas.
    O acabaremos pareciéndonos a otro bló.
    ***
    Señorita Bellpuig, vaya acelerando las gestiones para el canal de arradio ÇhøpSuëy, porque tenemos que ondular inmediatamente al remero Adapts.

  39. PROCURO FIJARME
    19/03/2014 A LAS 23:16
    Bonnie, vi y oí una vez a Morante en una entrevista y me dejó prendada de él para siempre. Decía unas cosas de bien dichas. Le sacaban también fumando un puro en el burladero, entre capotazo y capotazo, y mirando al infinito..

    Perdón señorita, pero yo lo vi primero..lo del puro es una cosa…bárbara!!

  40. DOS CARTAS DE FELLINI en El Malpensante

    Querido Giuliano:

    Me dicen que también tú estuviste anoche en la proyección y que la película te gustó mucho. Es obvio que el asunto me deja completamente indiferente. Olvida que viste la película y olvida que te gustó.

    Piensa más bien que la salida de Amarcord será dentro de un mes y que lo urgente por lo tanto es que se nos ocurra una idea para el afiche ya que los bocetos que me presentó la distribuidora parece que fueran órdenes de captura contra el presidente y el jefe de la oficina de prensa. ¿Tienes alguna idea? Lo dudo; y de todas formas, si la tienes, olvídala. ¡No sé por qué diablos pienso en ti en vez de dirigirme a otro pintor! (A propósito: ¿no me podrías proponer algún nombre?).
    [Sigue en El Malpensante]

    Supongo que el resultado sería este cartel.

  41. El comentario de este nuevo visitante se había quedado colgado de la brocha.

    BARI
    20/03/2014 A LAS 08:43
    Perroantonio, si no recuerdo mal, en el Antiguo Testamento aparece el hígado como sede de los sentimientos y no sé si de la inteligencia. Pero yo también lo leí hace unos dos mil años.

  42. Qué bonita carta de renuncia de Fellini a ese honoris causa.

    ***
    Adaptaciones y Funes:
    Pues con estas cosas (sobre «Los Borbones en pelota», de los hermanos Bécquer, que puse anoche), yo me alegro sinceramente por los que les gustan, porque me parece bien y me parece que tiene lo suyo de saludable, eso que dice Adapts. Pero por mí misma y de mío creo que no disfruto nada con ellas. Las represiones, inhibiciones y todo eso será, manías profundas, como con las que todos tenemos con las comidas (y si alguien no tiene y quiere que me pida unas cuantas). En cambio el humor negro me chifla.

  43. Tipo Material:
    «Procu: eso es buenismo psicopedagógico».
    Uy, lo que me ha dicho, Tipo. Con la directora de Summerhill que va.

    ***
    Bonnie, que me da que aunque yo lo hubiera visto la primera de las dos iba a ser lo mismo. Que me da y que no sé por qué me da.

  44. Bienvenido Bari. Eso que dice vamos a tener que investigarlo, compañero. En todo caso tiene lógica, pues el Antiguo Testamento bebe en fuentes hebraicas que pasaron por Babilonia. Voy a comprobarlo ya mismo.

    (Snif. En estos grandes misterios y conocimientos inútiles es donde se me va a mí la existencia.)

  45. Me he reído mucho con su entrada, Proc. Aunque esperaba que dijera algo más sobre el récord de Pepe Torreiro y el gran “estadista” (hay que joderse).

    ***

    El hígado, sobre todo en la interpretación cabalística, es parte de la sede del alma. No la única, pero sí la principal.

    Pero en la tradición judía el alma (nefesh) y el espíritu (neshamá) son conceptos totalmente distintos. Ni los sentimientos ni la inteligencia guardan relación con el alma -sí en cambio alguna con el espíritu-, ni por lo tanto con el hígado.

  46. Perro, por Dios, el Antiguo Testamento no “bebe” de fuentes hebreas. Lo que los cristianos llaman el Antiguo Testamento ES, palabra por palabra, la Torá.

  47. PIRATA JENNY
    20/03/2014 A LAS 13:09 (EDITAR)
    Perro, por Dios, el Antiguo Testamento no “bebe” de fuentes hebreas. Lo que los cristianos llaman el Antiguo Testamento ES, palabra por palabra, la Torá.

    Yo no he dicho exactamente eso, querida. Hasta doy por sentado que el Antiguo y el Nuevo testamento son 100% hebraicos. Lo que yo he dicho es otra cosa: bebe en fuentes hebraicas que pasaron por Babilonia.

    Se les pegó poco la babilonización, todo hay que decirlo.

  48. Pues no veo claro lo del hígado en el Antiguo Testamento, Bari. He consultado un Reina-Valera de 2009 (cierto que en una versión editada por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días) y encuentro bastantes hígados en el Éxodo y en el Levítico, pero todos referidos a sacrificios o la adivinación por medio de las entrañas.

    Ni siquiera este bello pasaje de los Proverbios me sirve, pues sólo se trata de una escena de caza.

    Con colchas he ataviado mi cama, con cordoncillo de Egipto. He perfumado mi lecho con mirra, áloes y canela. Ven, embriaguémonos de amores hasta la mañana; alegrémonos en amores.

    Porque el marido no está en casa; se ha ido a un largo viaje. La bolsa del dinero se llevó en la mano; el día de la luna llena volverá a casa. Lo rindió con la mucha suavidad de sus palabras; le incitó con la suavidad de sus labios. Se va en pos de ella en seguida, como va el toro al matadero, y como el necio que va a las prisiones para ser castigado; como el ave que se apresura a la red y no sabe que es contra su vida, hasta que la saeta traspasa su hígado.
    PROVERBIOS 7:16-23

    Ezequiel también habla de la costumbre de consultar los hígados como método de adivinación.

    Porque el rey de Babilonia se ha detenido en una encrucijada, al principio de los dos caminos, para usar de adivinación; ha sacudido las saetas, consultó a los ídolos, miró el hígado.
    EZEQUIEL 21:21

    Quizá el único pasaje en el que el hígado es tratado como el lugar en donde residen los sentimientos está en las Lamentaciones, libro compuesto supuestamente por Jeremías (el llorón) para lamentar la conquista de Judá y Jerusalén por el babilónico Nabucodonosor.

    Se sientan en tierra y callan los ancianos de la hija de Sión; han echado polvo sobre sus cabezas y se han ceñido de cilicio. Las vírgenes de Jerusalén bajan sus cabezas a tierra.

    Mis ojos se consumen por las lágrimas; hierven mis entrañas. Mi hígado se derrama por tierra por la destrucción de la hija de mi pueblo, porque desfallecen el niño y el niño de pecho en las calles de la ciudad.
    LAMENTACIONES 2: 10-11

  49. En ese caso no tiene mucho sentido decir que el Antiguo Testamento “bebe” de fuentes hebraicas. El AT (el Tanaj) es un texto hebreo, de principio a fin. Entiendo que lo que quiere decir es que el AT es un texto hebreo que bebe de fuentes babilonias. Lo cual, dicho sea de paso, sólo es cierto en parte. Hay una parte del Tanaj fijada antes del exilio, otra durante el exilio babilónico (pero no la Torá) y otra durante parte del período persa. Tiene cierta importancia, porque los conceptos de “nefesh” y “neshamá”, y su relación con el hígado y la madre que parió a Paneque, aparecen en la parte del texto fijada ANTES del exilio en Babilonia.

  50. PROCURO FIJARME 20/03/2014 A LAS 13:19
    Perro, echo a su tesoro de inutilidades mi peseta con el castigo de Prometeo. Y este artículo.

    Qué bueno. Muchas gracias, Proc. Asunto cerrado. Ya puedo dedicarme a cosas productivas.

  51. Adaptaciones 20/03/2014 a las 14:16 ¡Hostias! Mañana es el día internacional de la poesía.
    Ayayayayay

    ¡Sus vais a cagar! ¡Cobardes!
    (Perdón, es que es oír poesía y, claro…).

  52. PROCURO FIJARME 20/03/2014 A LAS 13:19
    Perro, echo a su tesoro de inutilidades mi peseta con el castigo de Prometeo. Y este artículo.

    Para los romanos, el nabo.

  53. Todo eso del hígado y el corazón son antiguallas. Lean ustedes al gran matemático Euler y aprenderán que el alma no puede estar en ninguna parte del cuerpo. De estarlo, tendría naturaleza espacial, aun cuando careciese de extensión, ya que ocuparía un lugar en el espacio. Con Euler avanzó mucho la investigación, ya iniciada por Descartes, sobre la naturaleza exclusivamente inmaterial del alma.

  54. Por ahí guardo la demostración de que gusta más vencer que ser vencido. Además los hechos la han confirmado. Recuerden cómo subió la popularidad de Theacher y cómo cayó la de Galtieri. Y vean ahora lo contentos que están los rusos con Putin. Lo dicho: qué bonito es vencer.

  55. Pirate, me he quedado patidifundido, al enterarme de que Rolls Royce siguió recibiendo datos de sus motores (en el avión perdido), hasta tres horas después de haber desaparecido.

  56. ¿Han mencionado ya a Eliade? Yo soy más de sus cuentos, y no conozco más que de oídas su estudio sobre religiones. Pero tengo para mí que en una discusión de este tipo es pertinente.

  57. En realidad, Adapts, el avión siguió enviando señales hasta ocho horas (!) después de apagarse el transponder y desaparecer del radar primario. Las captó un radar militar. Lo que deja abiertas dos posibilidades: o hubo algún tipo de incidente (¿despresurización, como en aquel vuelo griego?) que dejó a pilotos y pasaje fritos y el avión siguió volando hasta que se le acabó el combustible, o a alguien le faltaba un tornillo en ese aparato y decidió volarlo hasta desaparecer en el Índico. Vamos a tardar mucho en saberlo, si es que recuperan las cajas negras.

  58. Gómez, 20/03/2014 a las 16:42
    Mujeres que me han destrozado el hígado…
    ***
    Fabulous, Gómez. Están las que te destrozan el corazón (todas) y las que te destrozan el hígado (las peores).

  59. No más para recordarles que llegó la Primavera y que este recinto donde están ustedes ahora resplandece con el aroma de las flores que nos trajo la señorita Fijarme. Solo les dezeo que la lluvia de la primavera limpie sus preocupaciones y que la brisa de las montañas les sople nuevas fuerzsas en todo su ser interior.

  60. Yo es que del hígado tengo muy mal recuerdo de mi niñez. .aún me acuerdo de mi madre persiguiéndonos para que nos tomáramos la correspondiente cucharada de aceite de hígado de bacalao que sabía a rayos y centellas…argggggg.

  61. – ¿Te parece un anacronismo pensar que los antiguos se equivocaron en muchas cosas?

    – Sí, porque ese pensamiento implica que su criterio sobre la verdad de las cosas, o sobre su bondad, era el mismo que el nuestro.

    – Con ese miedo al anacronismo nunca dirás que Platón fue un facha, ¿verdad?

    – Pues claro que no.

    – Pero lo mismo que te impide criticarlo -tu negación a cometer un anacronismo- te impide alabarlo.

    – ¿Y qué pasa por ello?

    – Que no puedes seguir diciendo que Platón es un clásico.

  62. Aviso pues, yo mañana inundo con poesía y vísceras.

    Canturreandao bajo las escaleras, después que bochinchen lo que quieran, las escaleras y las viejas detrás de los visillos.

    Pasen buena tarde

  63. Nunca se sabe, la semana próxima si alguno de ustedes para por Sevilla o aledaños y tiene ganas de tomar un refresco… (Si es chica, está invitada a cena decente)

    (Siendo realista, si ninguna responde, haría de tripas corazón y valdrían maromos.)

  64. Como no leemos textos veterotestamentarios todos los días, uno se había fiado hasta de Tarantino.
    Menos mal que en la mesilla de noche de la habitación del hotel Hilton de Chigago había una ‘holy bible’ y así comprobé que Ezequiel 25,17 no decía todo lo del film sino sólo el final.
    Algún maldito predicador le había inculcado al adolescente Quentin un rollo macabeo, nunca mejor dicho.

  65. MARQUESDECUBASLIBRES – 20/03/2014 A LAS 17:22
    “Hay muy pocas mujeres cuya conversación haga menos daño que la ginebra” J.L. Alvite
    ***
    Permítaseme la chocarrería: JOJOJOJOJOJOJOJOJOJOJO.

  66. Es muy discutible que no pudiera haber fascistas antes de que Mussolini fundara el Partito Nazionale Fascista, no digamos ya fachas. Negar que pudiera haberlos -por ejemplo, en algunos círculos de Nínive- obligaría a negar que los hubiera podido haber fuera de Italia una vez fundado ese partido. Si no quieres cometer anacronismo también has de rechazar el anatopismo.

  67. ADAPTACIONES
    20/03/2014 A LAS 20:17
    Me quedo con las ganas, veinticinco segundos de publicidad que se los trague otro.

    La verdad es que no importa que se lo pierda. Sólo es una salamandra de un metro de largo. Vista una, vistas todas.

  68. En realidad, Gengis, el concepto de anatopismo ¿no está ya contenido en el de anacronismo?, o ambos son solidarios e interdependientes, porque el tiempo lo es siempre de un espacio. (¿O qué dice Euler al respetive?).

  69. Muy fan .
    Adoro su estilismo. Amo esos zapatos.
    Mi imagen de la felicidad: poder cantarla en un karaoke micrófono en mano. ¡Oh!, dioses del mar, duendes de las colinas, águila de Prometeo: concédeme esta gracia.

    Pú.

  70. Que conste Gacho.felina que yo hasta la he escuchado. De la música no hablemos, pero la verdad es que peores voces se escuchan ahora por todas partes.

  71. ¿El tiempo lo es siempre de un espacio? No. Es verdad que todo espacio se da en el tiempo, pero lo otro no. Por ejemplo, la historia de un lengua no lo es de nada en el espacio, siempre que distingamos la estructura de la lengua de sus realizaciones concretas. El tiempo cubre más cosas que el espacio.

  72. Si el relativismo cultural implica la idea de cultura -o mejor, la idea de varias culturas incomunicables- hablar de anacronismo implica la de época. Ambas ideas son muy discutibles.

  73. Mais eu vim a dizer isto a Gengis Kant:

    Gengis Kant 21/03/2014 a las 00:28
    ¿El tiempo lo es siempre de un espacio? No. Es verdad que todo espacio se da en el tiempo, pero lo otro no. Por ejemplo, la historia de un lengua no lo es de nada en el espacio, siempre que distingamos la estructura de la lengua de sus realizaciones concretas. El tiempo cubre más cosas que el espacio.

    ¡Arbitroooooo!

    La historia de la lengua no se concibe sin sus realizaciones concretas. Y se diferencia de la mera formulación abstracta de leyes fonéticas y cambios morfológicos y sintácticos consumados en diacronía, precisamente en que trata de reconstruir la totalidad de los espacios comunicativos de los hablantes de las lenguas que se historian. No solo los geográficos, sino también los sociales. La diacronía de las estructuras es una ficción simplificadora.

    Le advierto que, por si me quita el balón, me he traído yo uno mío para jugar sola si quiero y además llevo los taconazos de orro de la chica cantante que ha puesto Gacho, y me he leído la entrada «Espacio-tiempo» de la Wikipedia (bien es verdad que se me olvida todo en poco espacio de tiempo). Hasta luego (latín locus, ‘lugar’, ya sabe).

Los comentarios están cerrados.