Menos gritos, Milagritos

pözilgä
por Brat Cäshø

Anoche tuvo lugar la presentación a nivel estatal del grupo logroñés de trash folk metal Pözilgä, con la presentación de su disco Mira lo que te pierdes por ser mi madre. Hervían los aledaños del bar Paco, coliseo vallecano sede del concierto. Las familias de los integrantes del trío riojano se mezclaban con la parroquia habitual del bar y con un nutrido grupo de curiosos ahítos de emociones sonoras.

La banda está integrada por: Guillermo Aragoncillo “El Killer” a los gritos, Ramón Poveda “Dekapited” al bajo, Jonathan Galindo “The Goatfucker” a la guitarra y Celso Pérez, líder del grupo, al tambor. Celso, originario de Palencia, abandonó sus estudios de dulzaina y de electromecánica de circuitos integrales aplicados a robótica simple y se trasladó a Logroño en busca de nuevos horizontes musicales donde colmar sus inquietudes más íntimas. Trabó amistad en los centros culturales riojanos y otros bares con diferentes músicos y finalmente formó el grupo Pözilgä. Su primera maqueta, Menos gritos, Milagritos, una cinta TDK 60 min. grabada en un garaje con un walkman, salió pocos meses después y causó sensación en los círculos criptoalternativos de Logroño y alrededores. La fama se expandió por todos los rincones de la península y era tal el clamor de los fans del trash folk metal patrio que el grupo decidió dar el salto a la capital y presentarse en su núcleo duro: Vallecas, adonde fui enviado por ÇhøpSuëy en exclusiva (y porque vivo al lado).

PøzilgäEl andamiaje conceptual del concierto rehuyó todo viso de complejidad: tocaron el disco entero de principio a fin y sólo añadieron un bis, una versión de la celebérrima “Ojos de gata” retitulada “Ojøs de rätä”.

“Dekapited” principió la cascada sonora de su bajo para enfilar los primeros acordes de “Rododendros en mi tumba”, la pieza más lírica del repertorio. Después siguieron sin solución de continuidad “Zerdos en el matadero”, “El hacha de mi primo Eugenio”, “Akete partø la bokä”, “Hígados de gusano”, “Furcia, Valencia y Alicante son Levante” y “Se la chupaste a un comunista”.

En esta última el cantante “El Killer” evidenció sus carencias fónicas al no poder alcanzar las notas más altas del verso “mi corazón palpita enternecido”. No obstante, mantuvo el tono adecuado en el resto de composiciones y en algunos momentos, ciertamente emotivos, alcanzó un lirismo vocal que hizo llorar a su madre, que estaba presente entre el público. Por su parte, Celso Pérez hizo gala de su virtuosismo con el tambor. La ausencia de bombo y platillos dota a las canciones de una textura innovadora que debería ser imitada por el resto de grupos de cualquier género: pop, jota, heavy, etc. El bajo “Dekapited” es otro de los puntales del combinado musical. Sus dedos recorren las cuerdas como lebratillos huyendo de los galgos ávidos, asomando acá, refugiándose allá, rescatando arpegios que parecen el trote cochinero de un gorrino que, lustroso, acude a revolcarse en una charca. Algo menos virtuoso es el guitarrista “The Goatfucker”, pero consigue disfrazar sus carencias con una pasión llevada al límite. Protagonizó la pirueta histriónica de la noche al saltar en plancha desde el escenario para dejarse caer sobre el público. Entrevimos el drama cuando los parroquianos se disolvieron subitáneamente, pero por fortuna allí estaban sus padres y su cuñado Remigio, que le acogieron en sus brazos, sobre los que cayó leve como una pluma. Tras recibir emocionados besos y abrazos de sus familiares, regresó de nuevo a escena para terminar el show. Al concluir éste, y ya vacío el recinto, los integrantes de Pözilgä se dispersaron por las calles de Madrid para buscar novia.

Ambiente excelso, decibelios, ritmo. Orfeo y Calíope brindan por Pözilgä en el Olimpo. En ÇhøpSuëy estamos tan gratamente sorprendidos por la irrupción de esta bestia sonora que tenemos previsto inscribirles en el Rollito de Primavera Sound.

 

154 comentarios

  • En tres palabras: des ter ni llan te. Me ha recordado aquellos conciertos de Los Daosporculo de principios de los ochenta.

  • ¡Sólo Satur podría haber superado la excelencia expresiva y el atinado análisis teórico y técnico de la sorprendente irrupción en la alta cultura de este grupo melódico!

  • Por fin los viernes musicales, con el rigor que el tema demanda. Es de celebrar que no se acuda al recurso fácil del cotilleo y nos quedemos sin saber detalles sobre las groupies de Pozilga.

  • Una antigua viñeta del Forges para los sufrientes paseantes de Bilbao.

    Buen rollito (lo escribí el otro día con problemas por el gravatar):
    Nada es más horrendo que el amor a la humanidad, que conlleva a amar a todo el mundo sin dejar de detestar a cada persona en particular.

  • Listas negras.
    “…he recibido llamadas de medios de comunicación a nivel nacional, el apoyo de muchas personas escandalizadas desde otros puntos de España, etc., pero, ¿en Cataluña? Silencio. Lo más escalofriante es que en Cataluña estas cosas parecen normales. Un hecho que podría ser portada en cualquier país serio, pasa completamente desapercibido.”

  • Goebbels: Los once principios de la propaganda

    Principio de simplificación y del enemigo único.
    Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo.

    Principio del método de contagio.
    Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.

    Principio de la transposición.
    Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan.

    Principio de la exageración y desfiguración.
    Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.

    Principio de la vulgarización.
    Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar.

    Principio de orquestación.
    La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite lo suficiente, acaba por convertirse en verdad”.

    Principio de renovación.
    Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.

    Principio de la verosimilitud.
    Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sonda o de informaciones fragmentarias.

    Principio de la silenciación.
    Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.

    Principio de la transfusión.
    Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.

    Principio de la unanimidad.
    Llegar a convencer a mucha gente de que piensa “como todo el mundo”, creando una falsa impresión de unanimidad.

  • Por contraste con la crónica vallecana. Anoche estuve en el Liceo escuchando La Atlántida en versión de concierto, ópera de Falla que hubo de finalizar Ernesto Halffter tras la muerte del genio español. El texto, en catalán, está basado en un poema de Jacinto Verdaguer. Se trata de un largo exordio, una férvida deliquia, una oración de Oficio de Tinieblas, que en un tono onírico habla del papel creador de los mitos de España, de Colón, de Isabel de Castilla, de Tubal…algo lejanamente parecido al Gárgoris y Hábidis de Dragó.
    Hasta aquí lo esperable. A partir de aquí el delirio catalanista. Todos los cantantes eran catalanes y el concierto se hacía en conmemoración del que dió Casals hace 75 años en favor de las víctimas de los bombardeos franquistas de Barcelona. Incluso se regalaba una rama de olivo en recuerdo de las víctimas. No acierto a ver la relación entre aquel concierto de Pau Casals (en el que no pudo interpretar La Atlántida pues no estaba todavía escrita) y el de anoche.

  • Srta Bellpuig,
    he limpiado mi texto sobre La Atlántida, tenga la bondad de borrar el anterior. Asimismo le agradecería que, como en anteriores ocasiones, nos adelantase la programación de Chopsuey.
    Siempre suyo.

  • -Divertida crónica, BratKasho. La más divertida hasta la fecha.
    -Yo he presenciado actuaciones aún peores que ésta. La realidad siempre supera a la ficción.
    -Si quieren reírse ahondando en el tema propuesto por BratKasho, escuchen canciones antiguas del grupo paródico “Gigatrón”, con títulos como “Te peto el cacas”, “Tetoishons and mejillions”, “Macho cabrío”, “Caballón”, etcétera. Carcajadas aseguradas.
    -No obstante, BratKasho, su fijación antiheavy, basada en su errónea creencia juvenil de que los pilares del género eran los inmundos Bon Jovi, por una parte, y los gritones guturales, por otra, le convierten en mi némesis respecto al Heavy Metal, música extraordinaria que entronca con Beethoven y Wagner e inunda mi alma de energía. Pueden reírse lo que quieran de este párrafo; reírse es bueno.
    -Dígale a Bronomauer o Gromenauer que tiene en su correo mi teléfono en clave desde ayer. ¡Qué pésimo espía sería! No podría trabajar ni con la NSA estadounidense ni con la catalana “Método 3”.
    -Cada vez me gustán más las acotaciones del Marqués y las variadas repulsas en esta página contra el ultranacionalismo catalanista. Por cierto, no se confunda nunca catalán (lo bueno) con catalanista (lo podrido).
    -Que tengan todos un buen fin de semana, o al menos llevadero.

  • 1700 personas más sin empleo y no sé dónde coño van a encontrar otro. A mí se me encoge el alma.
    Y a quien no le hayan quitado por la fuerza y sin razón su puesto de trabajo que se calle la boca.
    Qué mierda de país, ¡Pero qué mierda!


    Fabra, dimisió.

  • Se ha convertido en una empresa imposible no ser, cada vez que abrimos la boca, portavoces de la subjetividad. Lo somos cuando elogiamos, por encima de la obra hecha, el hecho de hacerla, o el hecho de disfrutar de ella; cuando preferimos la creatividad a la obra creada, la milicia al botín, el camino a la meta. o sea, siempre.

  • No comete pecado de subjetividad el que habla de sí, sino el que, a la vez que lo escucha, se pregunta por qué lo hace, o si es bueno que lo haga o si le vendrá bien hacerlo; todo eso, en lugar de escucharlo sin más.

  • Ya manifesté en su día mi rechazo a que se colgaran videos en este casa, ya que con ello conseguimos pasar del putichat al video chat. Pasada aquella fiebre parece que nos acomete otra, la de los links. Aviso del peligro que supone que los inundadores ofiales aprendan a poner links, esto se puede convertir en un putilink. Afirmo que poner links no es de hombres, salvo que sea en la entrada, lugar lógico para ellos.

  • Coincido con el compañero Pene del Metal, los orígenes del Heavy Metal hay que buscarlos en la sordera de Beethoven, en la ampulosidad estruendosa de Wagner y en la pirotecnia fallera. El Rock, fuente inagotable de memez, sólo ha dado un fruto más idiota y pretencioso que el Heavy Metal, el Rock Sinfónico.

    (Por cierto, Pene, llame a Bremanolo a su teléfono sin prefijo. Está en Barna)

  • Perroantuán, con respecto a sus manifestaciones sobre el rock y sobre el rock sinfónico: propongo sencillo control anti-doping antes de ingresar comentarios en estas páginas.

  • El término rock sinfónico es ridículo, sí, pero ha generado glorias tales como Emerson,Lake&Palmer, King Crimson o Yes. Esto está en las antípodas de la calidad generada por los heavies, con alguna honrosa excepción desde luego.
    Retráctese en público Perroantonio, retráctese.

  • Ya comenté en su momento que Alberto Ginastera conoció a Keith Emerson, cuyos “retratos”de Mussorgsky le parecieron un sensacional hallazgo.

  • Genesis, Kansas, Jethro Tull, Camel, Van der Graaf Generator, Tangerine Dream.
    Así, a voleo, que para gustos, colores.

  • En mi aún cercana juventud, cada vez que le buscábamos la boca a un tontolahaba, empezábamos así: “A ver, tu, pinkflöyd…”.

    Pues eso.

  • Ese “Mira lo que te pierdes por ser mi madre” me ha recordado lo que les decía un amigo mío a las mamás maduritas (aclaro que él tenía 16 años y las mamás raramente pasaban de los 30): “Ay guapa, si tu fueras mi madre, mi padre dormía esta noche en el portal”. Jamás he conocido a un ligón tan precoz. Naturalmente se casó pronto; muy pronto.

  • Coincido contigo, preclaro Satur, en que los rockeros son las únicas almas cándidas y aburguesadas que permanecen vírgenes.

  • “Me considero ateo y antifanquista, pero también español y anticomunista” (ECD).Sí señor, una forma de estar en el mundo. Me adhiero.

  • Perroantuán 29 de nov de 2013 16:43
    Coincido contigo, preclaro Satur, en que los rockeros son las únicas almas cándidas y aburguesadas que permanecen vírgenes.

    Díselo a Bremaneld, al pobre…

  • Jaajajajjajaajajajajajaaja ¡Cronicaza, oiga! ¿Se creerán que me quedo con ganas de oir algo del rock gorrino de ese “trío riojano” de cuatro miembros? ¡Queremos al corresponsal Cäshø cubriendo actuaciones de más grupos!

    (Satur, por su parte, seguro que bordaría las de cantautores)

    ((Y Perroantonio, las de cantautoras y cantatríces))

  • Tareixa, cielo, ¿cree que me habría resistido a endilgarles un videoclit que recrease el sonido y la imagen de semejante grupazo si lo tuviera en mi colección? Me temo que la banda de Celso Pérez deja en nada mis recursos videoparódicos.

  • Gengis Kant 29 de nov de 2013 14:41
    No comete pecado de subjetividad el que habla de sí, sino el que, a la vez que lo escucha, se pregunta por qué lo hace, o si es bueno que lo haga o si le vendrá bien hacerlo; todo eso, en lugar de escucharlo sin más.

    Sin ánimo de polemizar, yo diría:

    No comete pecado de subjetividad el que habla de sí, sino el que, a la vez que lo hace, se pregunta por qué lo hace, o si es bueno que lo haga o si le vendrá bien hacerlo; todo eso, en lugar de hablar de sí sin más.

  • Ya me jode pero voy a tener que dar mi voto al marqués en lo de los links, o al menos así me lo parece, al menos en algunos de ellos.

  • Casi nunca discuto sobre música y muchos menos sobre si éste o aquél estilo son válidos. Primero, porque no tengo ni puta idea y luego también porque me parece una pérdida de tiempo, aunque pueda ser una pérdida de tiempo muy entretenida. Si algo he aprendido en los años que llevo escuchando e, incluso, oyendo música es que puedo encontrar cosas que me gusten donde menos me lo espero.

    Así que heavy, sí; sinfónico, también; ¿rock gorrino? tamién…

    De la época del rock sinfónico y los primeros grupos hard y heavy, recuerdo ahora un grupo inglés, Paladin, que mezclaba muchos estilos y que mereció mejor suerte. De ellos tuve uno de sus (dos) discos. Aquél que terminaba así.

  • Mierda de usar plantilla…

    Señorita Bellpuig, si us plau, borre la entrada anterior, que ahora la repito con el enlace correcto.

  • Sin ánimo de polemizar, yo diría:

    No comete pecado de subjetividad el que habla de sí, sino el que, a la vez que lo hace, se pregunta por qué lo hace, o si es bueno que lo haga o si le vendrá bien hacerlo; todo eso, en lugar de hablar de sí sin más.

    Ya lo siento: antes he escrito todo lo contrario de lo que quería decir, debido a que faltaba una palabra: “no”

    Osease:

    No comete pecado de subjetividad el que habla de sí, sino el que, a la vez que lo hace, no se pregunta por qué lo hace, o si es bueno que lo haga o si le vendrá bien hacerlo; todo eso, en lugar de hablar de sí sin más.

  • Me adhiero a la causa perdida del Marqués. Poner enlaces no es de hombres. Es como subrayar los apuntes con rotulador fluorescente. Que la gente mueva el ano para aprender. Un enlace sólo tiene sentido si su contenido es muy difícil de encontrar. Pincha aquí, así verás lo que me gusta… por favor.

  • Perroantuán, que debe sacarme sólo un lustro o así, tiene razón: a los atontados se les llamaba “Pinkfloyd”. Aunque a la frase “Eh, tú, Pinkfloyd” le superaba la de “Pinkfloyd, agárramela que me voy”.
    Esto obedecía a que la inmensa mayoría de los seguidores de tan magna banda eran porreros cada vez más atocinados por el consumo de hachís y marihuana; de hecho, defendían la horrible psicodelia y al desgraciado de Syd Barret. Tengo muchos conocidos que, lamentablemente, siguen así.
    En todo caso, uno, que nunca ha participado de la politoxicomanía, proclama la grandeza infinita de Pink Floyd.
    Para ser aún más odioso, defiendo las bondades del rock sinfónico, sobre todo Camel, Triana, Jethro Tull (rara avis) y el maravilloso Génesis con Peter Gabriel; no así, lo siento Marqués, la ampulosidad y hartazgo que me causan Emerson, Luque y Palmero, los mariconísimos Yes (“Close to the edge, down by the river… me parto) y los rayantes King Crimson, excepto su primer y tristísimo primer disco.

  • Perroantuán, tarjeta amarilla por meter en el mismo saco (“idiota y pretencioso”) a calamidades como Bon Jovi, Gansos y Rosas y otros excrementos que a Judas Priest, Metallica, etcétera. ¡Huy, qué miedo, una tarjeta amarilla! Pues cuidado, que estoy en el núcleo duro, ja, ja, ja.
    Y es que he conocido (no en el sentido bíblico) a Holmelesss y a Bremaneur. Qué rabia, iba predispuesto a odiarles y me salen dos seres más o menos educados, cultos y de agradable y chispeante conversación. Claro, que cuando me he ido he notado dos picotazos en la pierna, y ahora tengo todo el cuerpo con sarpullidos. ¡Canallas!

  • Tarjeta amarilla también al Marqués por su desdén al Metal. No obstante, como ha criticado los enlaces, se la quito y proclamo de nuevo mi adhesión a su Cruzada. ¡Abajo los enlaces! ¡Vivan los transbordos!

  • Me encantaría que se formara un grupo de presión femenino en Chopsuey. A ver si todas juntas equivaléis a la mitad de uno cualquiera.

  • Sus dedos recorren las cuerdas como lebratillos huyendo de los galgos ávidos, asomando acá, refugiándose allá, rescatando arpegios que parecen el trote cochinero de un gorrino que, lustroso, acude a revolcarse en una charca.
    Brat de Vallecas, este chico es un poeta.
    (La entrada me ha dado muchas ganas de poner enlaces pero no tantas como para oír a alguno).

    ***

    Holmesss:
    Sin ánimo de polemizar, yo diría:

    ¡Holmesss, polemice!

  • “primer y tristísimo primer disco”… ya me vale. Es que cuando me mentan a “Pink Floyd”, pierdo el mundo de vista.

  • (Afortunadamente, Procu, afortunadamente, ¿te imaginas? ¡Ser la millónesima parte de un esputo, de una llaga..! ¡Por dios!)

  • Ptú, ptú, ptú. No me dé ideas, Gacho, que no tengo personalidad y además los otros no tienen culpa ninguna. Ptú, ptú, un grano no hace granero… ptú, ptú… voy a poner esto perdido.

  • Holmesss 29 de nov de 2013 21:40

    […] No comete pecado de subjetividad el que habla de sí, sino el que, a la vez que lo hace, no se pregunta por qué lo hace, o si es bueno que lo haga o si le vendrá bien hacerlo; todo eso, en lugar de hablar de sí sin más.

    Antes de llevarle la contraria, debo poner las cartas sobre la mesa, y decirle que la subjetividad -un término que, a diferencia del de sujeto, uso para hablar del avatar moderno de éste: una supuesta fuerza en nosotros que descosifiica todo lo que pilla por delante, incluido el yo de toda la vida. En su reino sólo cabe la disponibilidad, la potencialidad, la apertura, esto es, la libertad de no ser nada.

    Subejtividad es -como explicó de una forma sucinta y perfecta Rubert de Ventós, no recuerdo si a propósito de lo mismo o de algo parcido- que uno no necesite saber dónde está el ascensor, para poder decirle adónde tiene que venir, sino que baste con que le digas, éste dónde esté, adónde quieres ir.

    Por eso afirmé que hablar de uno mismo no es una señal de subjetividad, aunque el que hable lo haga sobre un sujeto, que resulta además que es él, pero si lo es no querer ver en lo dicho otra cosa que un síntoma, o un medio para, otra cosa: casi siempre una actividad subjetiva.

  • Verle, no sea mequetrefe, criatura.

    Programación de la próxima semana: ya la pondré el domingo, que ahora estoy destemplada y me voy a tomar un caldo y a ir a la cama. Solo adelanto que el domingo tendremos una retrospectiva, que ahora llaman vintage, de unos anuncios publicitarios. Que el señor Director1 parece ser que colecciona o coleccionaba anuncios. [Dios bendito, qué rara es la gente. Con tal de no dar un palo al agua.].

  • Bueno, a lo que iba: creo que ya les conté un suceso acontecido con un perro de la familia, pero como se lo conté en aquel salón de antaño tan elegante, que se dignaban a frecuentar señores como el glorioso y añorado Follandeiro por ejemplo, y que nada tenía que ver con este antro enmoquetado lleno de ácaros y Varon Dandy, se la vuelvo a contar:
    Tuvimos un perro en la familia cruce de pastor alemán y mastín español, cuya alzada a dos patas equivalía a la de un hombre, y su peso (de perro fibroso) alcanzaba los 47 Kg. Su bravura obligó a su dueño a llevarlo a un lugar de entrenamiento. Uno de los “entrenamientos”, consistió en atarlo a una polea con un collar de castigo, y obligarle a obedecer las órdenes de su dueño. El “ejercicio” consistía en que soltaban a otro perro que tenía que atacarle y el dueño tenía que prohibirle defenderse, si el perro desobedecía y se defendía del otro perro, entonces era elevado con la polea clavándosele el collar de castigo que le producía cierta asfixia. Pues bien, lo primero que le soltaron fue a una hembra, así es que el perro, que era un don Juan, no hizo más que moverle el rabo, no se defendió en ningún momento, y el “entrenador” decidió retirarla y cambiarla por otro perro. Este otro perro era un mindundi que en la jaula colectiva, comía el último y no se atrevía a decir ni “miau” de lo apocado que era. Y comenzó el ejercicio. Cada vez que nuestro perro pretendía devorar al mindundi, era severamente castigado. Así transcurrieron unas 5 “elevaciones” y finalmente, acobardado, nuestro perro se dejó morder por el mequetrefe.

    Semanas después, supimos que cuando devolvieron a aquel mamarracho a la jaula, volvió hecho un gallito y empezó a abroncarse con todo el mundo, no quedándole más remedio al “entrenador” que meterlo unos días en la jaula del semental (la escuela de entrenamiento también era un criadero de mastines) cuya alzada equivalía a la de Paul Gasol y su peso rondaba los 90 Kg (de perro)
    Cuentan las crónicas que el mediahostia salió de allí suave como la seda.
    Y colorín colorado.

    —————————————–

    Epílogo:
    Los nuevos han de saber que, efectivamente, a algunas nos tienen atadas a la polea, pero no se les debe pasar por alto que también hay jaula de semental. Así es que, menos grititos Milagritos, o vas a salir con el metal metido por donde más amargan los pepinos.

  • El núcleo duro, ¡ja! Duro como un huevo duro. Un jevi, un jotero y un tipo en Mobylette. No nos hagan reír, caballeros, que se me escapa el punto del ganchillo.

  • Ains, son monísimas Procu. A ver cual me se sale a mí:

    ==========================

    ==========================

    Jo, me ha salido un poco cenefa… una llaga cenefa.

  • Ay! ¡Se ha borrado el relleno (el pus)!

    Bueno, pues le pongo otro relleno:

    =========================
    OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
    =========================

  • Si no nuevo, vestido de mona.

    Yo a lo mio: llaga impresoinista.

    X^X^X^X^X^X^X^X^X^X^X)
    {{{{{{{{{{}}}}}}}}}}}}
    wwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww
    mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

  • Yo le dejaría entrar en el núcleo duro, pero se ducha demasiado. Eso, como poner enlaces, es poco masculino. ¿No será de esos que les gusta el jazz? (me refiero a esa barahúnda interminable tocada por pelmazos de todos los tamaños, no al estupendo disco de “Queen”). Cuando tocan en el festival de San Sebastián, me voy a Punta Umbría.

  • Este comentario va para las nenas, que se mosquean por cualquier cosa (ahora mismo, por poner nenas). ¿Cómo iba a ir eso en serio?

  • En el caso de que fuera verdad que el narcisismo es uno de los rasgos más destacables del yo moderno, nos encontraríamos ante un narcisismo muy extraño de tan sutil. Ese yo habría tenido el cuidado de vaciarse antes de coger el espejo.

  • Por favor, un “ptú”, menuda birria de onomatopeya para un sipiajo. Ese gargajo es de los que se les parte el flagelo y queda en los belfos de la dama emisora. No como los míos, que impactan de lleno en los árboles y a poco los derriban.

  • Bueno, le pido disculpas, sólo quería provocar un poquito, pero veo que entran al trapo. No creo en nada de lo que he puesto. Reitero mis disculpas, les deseo buenas noches y me retiro, por si quieren vencer con algún comentario postrero.

  • También disculpas a Gengis por tildarle de Rococó. Lo que pasa es que soy simple y sus comentarios me aturden. Imagino que tiene una gran sensibilidad y no soy nadie para zaherirla, al contrario.

    Buenas noches, Gengis. Buen fin de semana a todos.

  • Me sorprende que ninguno de Vds. haya señalado en voz alta lo más llamativo del heavy: que ha pasado de un ruidismo sólo apto para las orejas teen y veinteañeras a música de guardería. Y no hablo de evolución del género, sino de los mismos conjuntos, las mismas canciones, los mismísimos punteos melenalviento. Prueben, prueben vuesas mercedes a poner un disco de ACDC en el sexto cumple de sus criaturicas y verán cómo la chavalería baila gozosa el Hells bells o el For those about to rock como si se tratara de la banda sonora de Peppa Pig.
    – – – – –
    Enhorabuena por este fantazín estupendabuloso que se han currado, señoras y señores. Grandes firmas, temas candentes, cuidada presentación y una amplia gama de comentarios siempre interesantes y enriquecedores que, antes o después, estoy seguro, entenderé del todo si persevero lo suficiente.

  • Señor delmetal, ¿Brema está tan buenorro cómo el presume? ¿Y Holmis tan interesante como sospecho?.

    ***

    Sí, estos es un sindiossss ¿Y?

  • Si nos ponemos intensos, se me aburren algunos y algunas. Si nos frivolizamos se mosquean.

    ¡hay que abrir otro chiringo ¡con derecho a linkearnos!

  • Respuesta a Tareixa, que en gallego es Teresa y no lo sabía, aunque tampoco me ha aportado nada:

    Los hombres no damos descripciones físicas de nuestros iguales. Ni ponemos enlaces.

  • Es que, Tereixa, estaba fumándome un cigarrillo y sorbiendo una taza de achicoria, que no sé si sabe usted de que hablo, y me he empapizado, que también ignoro si conoce usted el término. Bueno… a ver si lo digo. El caso es que me ha entrado un ataque de risa con este texto, que he empezado a toser congestionado y se me ha caído la brasa del cigarrillo. Y, en mí ansiedad, causada por el posible incendio del tapete de ganchillo de la butaca, he dejado caer la taza, derramando la achicoria sobre mi pantalón recien planchado… y bueno, en ese preciso e intenso momento, viene usted a icreparme por no haber concluído el profundo pensamiento que había pensado dejar para la posteridad. No si… ya te digo.

  • Satur es un tipo despierto y listo como el hambre, seguro que encontrará la forma de hackear el sitio de forma que al que ponga un link prescindible se le abra el formulario de damealgo donaciones SCHUFA en todo el morro.

  • gachoinlowercase 30 de nov de 2013 13:22
    Jolipis.

    Qué recuerdos. Yo jugaba a recortables con mi vecino Joaquinín. Los recortables eran míos pero él pesaba unos treinta kilos más que yo, así que tenía que pelear mucho por las mejores muñecas y sus vestiditos.

  • No se explique tanto señor Artime. Me gusta el misterio e ignorar detalles.

    ***
    Es Tareixa, señor Pene, aquí y en le mundo real. Para la intimidad llámeme como quiera. Acepto visa.

  • Ya que el desagradecido de Brema no lo cuenta habré de referirlo yo. Le llevé a cenar al bistrot del Cañete para que catara las sopas de ajo con trompetas de la muerte y el cogote de merluza a la brasa regado con Juan Gil 18 y Chivite 125. Cierto que luego le hice subir al trote, pero se ve que cena así todos los días y no le da importancia.

  • “Pero la dura realidad es que son los hechos de armas los que configuran la historia del mundo. América entera, de Tierra de Fuego a Groenlandia, hablaría hoy inglés sin la aptitud para hundir barcos ajenos de tipos como Blas de Lezo y Olavarrieta. Y cuando mañana un licenciado español de letras cruce el Atlántico para conferenciar sobre Borges, o para doctorarse en García Márquez, o bien ocupe una suculenta plaza en el Instituto Cervantes de Nueva York, que no se llame a engaño: su carrera profesional será posible gracias a los miembros que Mediohombre sacrificó en combate en el siglo XVIII.”

  • Respecto al tema del jazz que comenta nuestro metálico amigo solo puedo decir que me pilla oyendo mi quinteto favorito de todos los tiempos: Hubbard, Shorter, Hancock, Carter y Elvin Jones. Si no es capaz de apreciar esto tiene realmente un problema cognitivo-sensorial que habrá de hacérselo mirar.

  • En su día me prescribió el marqués la visita al Cañete. Acudí en un intermedio de la ópera; supongo que fruto de su conspiración las circunstancias casi hicieron que me perdiera el segundo acto, pero cual Ulises mantuve el tipo y me reintegré a mi localidad en tiempo y forma.

    En breve le dedicaré adecuadamente el tercer tiempo tras el match con Van.

  • marquesdecubaslibres 30 de nov de 2013 14:09
    Respecto al tema del jazz que comenta nuestro metálico amigo solo puedo decir que me pilla oyendo mi quinteto favorito de todos los tiempos: Hubbard, Shorter, Hancock, Carter y Elvin Jones. Si no es capaz de apreciar esto tiene realmente un problema cognitivo-sensorial que habrá de hacérselo mirar.

    Menos mal que hay alguien por aquí que entiende de música.

  • Procuro fijarme 30 de nov de 2013 00:48
    Gengis, cuando habla de carecer de ego o de yo vaciado, ¿quiere decir indefinido o flácido? ¿Qué quiere decir? Quiero entender la paradoja, me interesa.

    Salvo cuando me he referido al egoísta moderno, al que he caracterizado como un yo apocado y fláccido, en los demás comentarios jugaba con la idea, que es la que importa, de un yo indefinido, fluido, proteico, en contraste al rocoso yo de toda la vida, bien perfilado y estable.

  • Holmesss, esa subjetividad, a la que pongo aún reparo sin que haya dicho aquí claramente cuál, es el no va más en el panteón de nuestras preferencias. Es la libertad concebida con tal vigor que se manifiesta en su mayor pureza como la libertad de no ser; de no ser ni esto ni eso ni aquello ni nada,y en ultima instancia de no ser.

    Diré de paso que, cuando el pensamiento llega a este extremo, siempre sale el psiquiatra de turno denunciando lo que hay de patológico en esa libertad suicida. Eso es porque confunde la libertad con su ejercicio, lo que le impide saber que la libertad moderna no quiere saber nada del mismo porque el ejercicio, aunque sea de la libertad, cosifica al que lo ejerce. Si, con tada tu libertad, te haces notario, estrechas tu campo de opciones vitales; si te suicidas, más.

  • Me juego lo que sea a que puse ‘algún’ donde ha salido ‘aún’. ¿Qué puedo hacer para no ser corregido?

  • Es curioso que los que critican con desdén otros géneros no aceptan que se desdeñen los suyos. Ya sabía que el marqués o cualquiera que pasara de la cincuentena se iba a escocer con lo del Jazz (léase como suena, jazz, marcando las zetas, no “yás”). Qué peces más fáciles para un anzuelo tan burdo.
    En cuanto a Hubbard, Shorter, Hancock, Carter y Elvin Jones, parecen un quinteto porno gay, y seguramente lo son.
    No me dan envidia ni los manjares selectos ni los vinos caros. Les regalo los barrigones y las cirrosis; yo, sin ser un santo, pensaré mientras en los pobres y los hambrientos.

  • Al hablar del poco ego de los egoístas actuales, y quizá del de todos los egoístas, estaba pensando, contrastándolos con ellos, en aquéllos cuyo ego rico, poderoso, expansivo, no quita nada a los demás y les da mucho. El fundador de una religión, sin ir más lejos, es generoso, en la medida que regala una religión, pero es egoísta porque, de no compartirla, lo suyo no sería exctamente una religión, con lo que el fundador no habría fundado nada. Es ese egoísmo generoso o generosidad egoísta lo que opongo al egoísmo encogido, propio de la llamada con razón vida privada, de los que -la inmensa mayoría- no logramos hacer de nuestros caprichos un deber general, una exigencia universal que -daré un paso más- obligue al propio caprichoso. ¿Por capricho?

    Si en otro post he hablado de la libertad como potencia de que uno mismo no sea nada, en este he jugado con la idea de una libertad tan enérgica que no se distinga de la necesidad de que todos sean (uno mismo también) de un determinado modo.

  • Gengis Kant 30 de nov de 2013 14:52

    Procuro fijarme 30 de nov de 2013 00:48

    Gengis, cuando habla de carecer de ego o de yo vaciado, ¿quiere decir indefinido o flácido? ¿Qué quiere decir? Quiero entender la paradoja, me interesa.

    Salvo cuando me he referido al egoísta moderno, al que he caracterizado como un yo apocado y fláccido…

    La verdad es que la caracterización sólo estaba implícita en mi comentario sobre el egoísmo. Ha sido usted quien la ha hecho manifiesta.

  • Va a haber que dar (bonita frase procu, ein?) un escarmiento ejemplarizante a los contumaces de siempre.las cánulas semi rígidas están ya algo oxidadas y será menester aplicarlas.

  • El ministro no hace más que poner en el BOE un mandato del sentido común respecto al orden y las buenas costumbres en el trato con los vecinos. Lo podía haber abreviado pero no lo pillarían todos: Menos gritos, Milagritos.

  • Fdz Diaz es el ministro catalán de cuota, excelente costumbre que implantó el Caudillo desde sus primeros gobiernos. Hombre recto y de fe inquebrantable, no gusta a ni a ateos ni a feministas, pero para mí es junto con Wert lo mejorcito del actual gabinete.

  • Gengis Kant 30 de nov de 2013 15:11
    Holmesss, esa subjetividad, a la que pongo aún reparo sin que haya dicho aquí claramente cuál, es el no va más en el panteón de nuestras preferencias. Es la libertad concebida con tal vigor que se manifiesta en su mayor pureza como la libertad de no ser; de no ser ni esto ni eso ni aquello ni nada,y en ultima instancia de no ser.

    Diré de paso que, cuando el pensamiento llega a este extremo, siempre sale el psiquiatra de turno denunciando lo que hay de patológico en esa libertad suicida. Eso es porque confunde la libertad con su ejercicio, lo que le impide saber que la libertad moderna no quiere saber nada del mismo porque el ejercicio, aunque sea de la libertad, cosifica al que lo ejerce. Si, con tada tu libertad, te haces notario, estrechas tu campo de opciones vitales; si te suicidas, más.

    Entregamos la libertad para crear al Yo, que se apresura a subjetivizar. En el camino se queda la verdad de que Holmesss a las 14h23 es distinto de Holmesss a las 16h36, si bien es recogido en un autobús común.
    Qué bien explicó esta tesis al hablar de las virtudes del Ulises de Joyce Enric González en Jotdown.

  • marquesdecubaslibres 30 de nov de 2013 18:48

    Fdz Diaz es el ministro catalán de cuota, excelente costumbre que implantó el Caudillo desde sus primeros gobiernos. Hombre recto y de fe inquebrantable, no gusta a ni a ateos ni a feministas, pero para mí es junto con Wert lo mejorcito del actual gabinete.

    Qué cachondo.

  • (29 de nov de 2013)
    Tareixa/Srta. Bellpuig:

    Como caballero (de damas tan bien servido) vuestro que soy, os debo una explicación, y esa explicación que os debo, os la voy a dar.
    Como aquí no se pueden enlazar clips si no están en la red, al buscar alguna página donde estuviera ese video del grupo japonés, se enlazó una, al parecer, inadecuada. Sorry.
    Que la gobernanta borre esos mis posts en aplicación de la ley Hdez. y Fdez. Amén.

    A partir de ahora haré mía la sugestiva máxima del ¿es que no saben que en este blog es verdadera devoción lo que hay por Faulkner?.

  • Este espíritu libre, que postea desde diferentes navegadores y diferentes PCs lleva dos días viendo como sus escasas intervenciones se pierden en el limbo gestionado por la BellPuig.

  • El маркиз (marqués) tiene razón sobre el Ministro de Interiores Jorge Fernández Díaz y la tradición franquista aún vigente en España. También comparto que FDíaz con Wert representan lo mejor del actual gobierno. Comparados con Ana Mato, Soria, la cirujana Ana Pastor.., son como la fusión entre Clausewitz y Calderón (con el permiso de los admiradores de “El príncipe constante”).

    Me aficionaron a la ópera (no en España) cuando tenía nueve años… procedo a la destrucción de mi viejo yo: “Mamá. No, no, no mentiré. Hasta el final, diré que me da igual.” [Jules Renard, “Diario 1887-1910”, Barcelona, DeBolsillo, 2008, p. 244; la edición en ruso (fue la que me impactó) tuve que dejarla en Bucureşti.]

    Pienso edificarme un yo fluido y a la sazón rocoso. Un yo con leggins bordados de lémures. Buenas noches.

  • El inicio del disco en vivo V.O.S.P. con la entrada de Ron Carter en “One of a Kind” es absolutamente glorioso. Es de los pocos discos que recupero sea en el formato que sea, lo tuve en vinilo, casette, CD y ahora en dos cuentas de dos servicios de música, para poder oírlo desde cualquier dispositivo y lugar.

  • En Jot hay un emocionante artículo sobre Oliver Messiaen (Dios y los pájaros…) El que le interese que tire de google. Messiaen es para mí el mejor músico de la segunda mitad del siglo XX. Su profundo catolicismo le llevó a oficiar de organista durante casi 50 añoa en una iglesia de París. Lo que daría por haber escuchado allí misa bajo su admonición y superior magisterio. Mientras tanto algunos andábamos soñando viv ir tal espiritualidad con My sweet Lord o Jesucristo superstar, por no hablar, mas tarde, del Jesucristo aquel de Robe. Padre, perdóname, perdónalos, que no saben lo que hacen.

  • El artículo es buenísimo, dan muchas ganas de intentar leer el Ulises. (Si no fuera por este yo lacio…)

    ***
    A ver, Eufrasina: ¿un yo rocoso por fuera y fluido por dentro (tipo volcán) o fluido por fuera y rocoso por dentro (tipo sopa de piedras)?