Gala lírica

Entradas_agotadas

Por el Camarada Sergei.

Valdetintos de la Llana (Segovia). Anoche tuvo lugar en el Ateneo Popular la lectura hebdomadaria de poesía patrocinada por el benemérito consistorio de la ciudad. Leyeron sus versos los poetas Venancio Gutiérrez, Luis Fedacán y Martirio Quero. El salón de actos rebosaba de un público ávido de tropos y de rimas y se mostraba expectante minutos antes de comenzar el acto. Don Francisco Moreno, presidente del Ateneo, hizo una presentación de los aspirantes al Parnaso con voz gallarda, brava apostura y un tono sagrativo que anunciaba la consabida epifanía de introspección lírica a la que estamos acostumbrados.

El primero en leer fue Venancio Gutiérrez, joven vate que publicó sus primeros versos en la revista del instituto y que gracias al tesón de sus musas ha logrado reunir un puñado de poemas que esperan ser publicados en breve. Se hizo el silencio en la sala. No es el público del Ateneo chusma que se contente con una anáfora jactanciosa o con un retruécano con el que salir del paso. Gutiérrez, conocido por atenerse a las estrictas normas clásicas, recitó una décima, pero erró en el segundo verso de la tercera estrofa, donde una supuesta sinalefa parecía convertir en heptasílabo el octosílabo verso. Los rostros crispados del respetable demostraban que éste había captado el fallo garrafal, pero en la estrofa siguiente, donde se volvía a repetir el verso en una apuesta audaz del poeta, la vocalización de Gutiérrez se hizo diáfana y descubrió el enlace adecuado entre sílabas, generando así un octosílabo perfecto, amén de atrevido y sugerente, que levantó murmullos de aprobación entre la parroquia.

Luis Fedacán fue el siguiente en tomar las riendas del evento. Fedacán, conocido por renovar la lírica popular para niños con el uso de palabras soeces que pretenden derribar las fronteras entre la infancia y el mundo adulto, recitó un soneto perfecto en su ritmo y su estructura, pero carente de espíritu lírico. No se maneja bien Fedacán en plazas como ésta, donde no se considera pecado ni la rima libre ni el abuso de la metáfora, pero en la que se execra de contenidos frívolos y superficiales. No obstante, el empeño del vate en recitar sentidamente su soneto, contuvo lo que en otro momento habría supuesto la protesta férvida e iracunda del público.

La sensación de la tarde vino de la mano de Martirio Quero. El decano de los poetas municipales tiene la voz cascada, gargajea en ciertas aliteraciones y se atasca en las onomatopeyas, realces expresivos todos ellos que ha manejado durante muchos años con péñola magistral en el papel y voz de oro en el púlpito. No se esperaba más que una faena de aliño, especialmente desde que hace cuatro años rimó “rebuzno” con “torrezno”, afrenta que provocó graves altercados entre el público presente y que terminó con la irrupción de los servicios de antidisturbios de la Guardia Civil. Desde entonces, Quero escribió con cautela, temeroso de un nuevo error fatal. Su antaño poética combatiente estaba ahora domada por el miedo y por los años. Se le perdonó, porque en este pueblo es la ciudadanía magnánima e indulgente. El poema, titulado «El trimotor», desvelaba en los primeros cinco versos el asunto: la vejez. Verso a verso se desgranaban metáforas, aliteraciones, imágenes de una frescura sugestiva como no se habían visto en décadas. La intrepidez rítmica dejó sin aliento a la concurrencia. Los ánimos se exaltaban conforme avanzaba la historia del trimotor que remonta el vuelo cuando parece que se va a estrellar tras un fallo de las válvulas intrasinoidales del delco, un manguito roto y unos rodamientos oxidados. La parte final desmembró los nervios más templados, deshizo a los críticos más tercos, ahuyentó a los diablos del ripio, atrajo a las musas más hermosas, que contemplaban la obra maestra de este anciano que recitaba con voz incandescente sus versos más sentidos. Un zéjel que se repetía en el tramo final y que desvelaba que el trimotor viajaba sin piloto, provocó el llanto a un gran número de señoritas y a no pocos caballeros. Al finalizar, se hizo un silencio grumoso que apenas duró unos segundos. El primero en reaccionar se crujió las falanges a aplausos, y hubo quien se descalzó para aplaudir hasta con los pies. Gritos, aullidos. Una comisión formada ad hoc salió de estampida para comprar champán con el que regar al vate. Incontenible, la masa se abalanzó sobre el viejo y lo levantó a hombros. Martirio Quero apretaba el puño y lo lanzaba al cielo mientras hundía su cabeza contra el pecho, la mandíbula apretada y los ojos cerrados por la emoción.

Recogemos como primicia las palabras de Martirio Quero para La Voz de la Provincia: «Ha sido una noche muy intensa, y aunque comencé dubitativo, sin arriesgar en los momentos clave, conseguí definir en los compases finales del acto. Lo importante es el resultado y ahora sólo queda actuar lectura a lectura con la humildad que me caracteriza».

Noche memorable en el Ateneo. Un telegrama recibido en nuestra redacción a última hora comunica que el consistorio estudia dedicar una calle del pueblo a nuestro ilustre poeta. Se hace eco el telegrama de los rumores que le destinan a sustituir la Avenida José Antonio y de las protestas que esto ha ocasionado entre los concejales de las derechas, así como el berrinche que han cogido los concejales de las izquierdas, que ven de esta manera tumbada su propuesta de llamarla Paseo de Santiago Carrillo. Este país no tiene remedio.

103 comentarios

  • “Los rostros crispados del respetable..”
    ..yo no diría “crispados” a tenor de las damas de la ilustración..más bien, parece que lo están gozando como en una porno,.. pero vamos que es un suponer, que yo no sé de poesía.

  • Madre del Amor Hermoso, qué excitante contencioso a tres bandas y, sobre todo, qué firmeza de pulso narrativo. Por momentos he llegado a sentir en mis oídos las voces de los aedos y sobre mi muslo la mano de la señá Ludivina como si, devuelto a mi ya lejana adolescencia, estuviera de nuevo sentado en la fila de los mancos del Ateneo.

    Esto es alta cultura, y no Lorrolin esos que próximamente aturdirán a nuestra más sexagenaria y coletuda juventud en el Bernabéu si no tenemos que hacer obras en los baños.

    Gracias, Bremaneur. Gracias, ÇhøpSuëy. Gracias, Tim Berners-Lee.

  • ¡Y hoy, con ‘sagrativo’ de regalo! ¡Uno o más NUEVOS adjetivos en cada entrada! ¡Eso es una promoción que sabe fidelizar al cliente, y no los cromos de los Phoskitos!

  • Todavía recuerdo aquella noche en casa de Brema en Berlín donde el ínclito Mercutio se jactaba de ser conspicuo seguidor de los Who. Le pedí que me dijera cómo se llamaban sus cuatro miembros y apenas pudo nombrar a dos. Así se escribe la historia.

  • JAJAJA Cómo es Vd. tan segurola, Marqués. El hecho de que fuera incapaz de nombrar a Pete Townshend, sin duda el más ilustre y conocido de los cinco (incluyamos a Kenney Jones) DEMUESTRA que previamente sus mefíticos tósigos habían emponzoñado mi razón.

  • Mercutio, no nos engañemos, lo que te pasó aquella noche fue que “no supiste beber”. También recuerdo aquella otra que estuvimos de copas por Vigo con Jabois y Pepín. Calaza y yo mantuvimos el tipo, pero M. y tú terminastéis en el Dos Caballos en plan Torrente, ein?

  • Cojo un taxi. Me dice el taxista que ayer alguien entró a su coche comentado “Qué día más horroroso”; a lo que él respondió “Sí, qué día más lluvioso”. Pero el cliente insitía: “Un día horroroso”. “Un día llu-vio-so”, el taxista, de nuevo. Entonces mi taxista ha girado la cabeza para explicarme la moraleja mejor: “A mí, a mí me quería meter en su DRAMA. ¡Te jodes, cabrón! (bis)”. Y se ha reído, entre JAJA y JOJO, y a mí se me han puesto de punta casi todos los pelos de las piernas. Después ha sido peor, porque ha seguido hablando pero de forma más inconexa. Un largo viaje de diez minutos, todavía tengo nervios.

  • Día memorable en ÇhøpSuëy Fanzine On The Rocks. La Srta. Bellpuig entusiasmada, ha corrido a imprimir, a todo color y lujo, un folio en donde quedarán esculpidas —metafóricamente hablando— estas palabras inmarcesibles: “Vinió, vidió y venció, en esta difícil plaza que vio torear leones, el vigésimosexto día del mes de marzo del año dos mil catorce, el Camarada Sergei. Laus Deo”. Luego ha abierto una botella de cava semiseco de Segura Viudas.

  • LO QUE NO NOS CUENTA LA SEÑORITA BELLPUIG

    Estas son algunas de las búsquedas que estaban realizando algunos de nuestro visitantes de ÇhøpSuëy Fanzine On The Rocks, en los dos últimos días, cuando llegaron a nuestro sitio. Lo que sorprende es que llegaran hasta aquí los cinco primeros de la lista, viendo adonde les envió el buscador en el resto de las ocasiones.

    chopsuey.es 5
    petardo pun to con 2
    la gente ve las cosas que hizo refeljadas 2
    como hacer cepos de cerdo con botellas 1
    se busca un video donde un caballo se te cojiendo una mujer gob porno con un caballo y una mujer 1
    la levitacion humana es real y quienes la superan 1
    libro resuelto freedom to speak two 1
    meadas rusas en servicios publicos 1
    fotos de como abortan mujeres les rasgan 1
    videos de porno del colegio la ilustracion gratis 1
    wuest of the croquetas para osos y lobos 1
    no naci pa la traicion yo mato a las alimanas 1
    cancion no naci pa la traicion yo mato a las alimañas 1
    la gente ve las cosas que hizo refeljadas 1
    chaba enseña el vello pubico 1
    para buscar una cancion que no recuerdo mas que solo algunas palabras? podria chiflarse 1
    bideos de sepsualidad 1

  • Perroantuán 26/03/2014 a las 12:51
    La “canción no nací pa la traición, yo mato a las alimañas” suene a Paquita La del Barrio.
    ***
    Qué grande. Peno por no haber inventado semejante verso.

  • Grazie again. M., la escena de júbilo del último poeta está inspirada (o sea, está plagiada) de tu apoteósico éxito como karaokista de la Pantoja. Que te leo y me acuerdo.

  • Hola, Bremanert, todo muy bien, pero no es {rima libre} sino {verso libre} y al final repites {apretar}, con {apretada} y {apretaba}. Hay más cosas, pero me las callo. Yo creo que deberías cuidar más estos detalles, porque nosotros también somos un respetable respetable.

  • Fui testigo de la pugna que en aquella noche gloriosa (*) enfrentó al Marqués y a Merc. Yo creo que hubo tablas y que lo importante se dirimió en torno a Quincy Jones. En cualquier caso, ahora en mi ordenata campea la discografía completa de los Jú, y no tengo ni idea de quién es el bajo o el alto.

    (*) Merc tenía que editar el NJ de la época, le pusimos droja en el esprait y se quedó sopa a medio teclear, así que aprovechamos para publicar un apócrifo de Faustine y descojonarnos un rato. Qué tropa. Me quedo con ellos.

  • Vengo de “visionar” la peli “8 apellidos vascos”. Solo diré que me he meado de risa , literalmente. Y loa catalinos que me rodeaban igual.Digno de estudio.

  • Ignacio Echeverría soltaba el otro día una de sus filípicas habituales (mala de cojones, eso sí), esta vez sobre la literatura y el 11M. Hablaba de pasada sobre la eta y su escasa influencia en las novelas. A mí me parece normal: «Ya no hay tiros, no corro peligro, hablemos de ello». El problema es la falta de calidad de los autores actuales. No están a la altura.

  • En el canal trempatres que ustedes se ahorran, un tipo está con Jaume Barberà hablando del segundo-pequeño cerebro, que señala llevándose las manos a la barriga.

  • Imagínense alguien tan tan gilipollas que sea capaz de cargarse todo el trabajo de la tarde, desde las 7:30 hasta ahora mismo, por el viejo procedimiento de sobreescribir el archivo bueno con el archivo malo. Bien, ese gilipollas soy yo. Un puto imbécil.

  • Michel Onfray ya no me vende nada, no me lo creo. ¡Bah! como que está un poco trasnochado ¿no?

    ¿De verdad Gengis y Adapts mi amor, están de bronca por un espacio- tiempo y más allá? Tampoco me creo nada. No sean niños y no me den disgustos que estoy muy sensible después de leer al camarada Sergei

  • Me suena mucho el nombre de Onfray: seguro que lo he visto en la tele. No entiendo la manía de recordar a los derrotados, con lo bonita que es la gloria. Platón habló mucho del hedonismo, y en ocasiones muy bien. Tiene incluso un diálogo -Filebo- dedicado casi exclusivamente a deslindar entre los diversos tipos de placer y ver en qué grado contribuyen algunos de ellos a llevar una buena vida. Dentro de la Academia había un grupo hedonista, encabezado por Eudoxo, y otro antihedonista, cuyo líder era Espeusipo. Platón no se vuelca hacia ninguno de los dos.

  • – Quien quiera informarse sobre los marginados que tanto atraen a Onfray, sepa que están más que estudiados. ¿Qué problema hay en que lo estén menos que otros?

    – El problema es esa jerarquía que los humilla.

    – Déle usted la vuelta, una vez que los haya estudiado.

    – Pero si no oigo ningún elogio de ellos, no me pongo a estudiarlos.

    – Lo que usted anda pidiendo más bien es que lo elogiado de ellos sea precisamente su marginación; usted necesita leer a Onfray.

  • Sr. Verle 27/03/2014 a las 14:30
    Con un “me ha encantado verle” se me ha despedido mi antiguo amor.
    Y todavía me está durando el sabor del último beso.
    ***
    Qué bonito. A mí suelen gritarme que soy un asqueroso hijo de puta, y cosas así.

  • La clonación de ratones a partir de óvulos ya fecundados a los que se les extrae el núcleo y se les introduce el del ratón que se desea clonar, significa un paso de gigante para poder conseguir la clonación humana, cosa que por cierto puede que ya se haya hecho en secreto.
    Quiero entender que ya que el “alma” está en el cerebro, lograríamos clonar un alma, lo cual me parece mas importante que reproducir la apariencia física. Es decir, esto supondría la inmortalidad. No veo barreras técnicas insalvables para este paso de gigante que daría la humanidad.

  • El aspecto actual de mi hijo es muy similar al que muestro en la foto del avatar que fue tomada hace 35 años. La reflexión sobre la clonación me lleva a imaginar mi alma viviendo en su cuerpo. Me gustaría volver a empezar, tener el pelo oscuro y poder elegir ser del Atleti y no del puto Mandril.

  • Mis comentarios “técnicos” no son aptos para los que al leer Cálculo piensan en un emperador romano. Me consta que hay mas de un@ que le pasa.

  • Hazme caso, Brema. He llevado camisas rosas y pantalones verdes. Sé de lo que hablo. No lo hagas. Y jamás escuches a una fashion victim. Aunque te amenace con una motosierra.

  • Hoy Onfray, ayer Balbín. Aunque salvando las distancias entre los dos, si me atengo a lo poco que sé de ambos, me atrevo a sospechar una impostura común. Lo que me irrita de ellos no es que hayan sustituido la alta cultura por la divulgación -ojalá fuera esa su labor- sino que lo divulgado ni es cultura ni es nada, por mucho Cervantes y Platón que le echen al asunto.

    En el francés noto un interés excesivo por dotar de coartada intelectual la obligada pose gamberra de un público eternamente juvenil, y muy poco por atender las necesidades de una curiosidad simple, honesta y ajena a todo snobismo.

    Del interés de Balbín por la difusión cultural tengo una idea muy humilde precisamente a partir del programa que mencioné la otra noche. Lo que se nos ofreció a los espectadores fue una algarabía protagonizada por un atajo de idiotas (no pasaban de dos los que estaban en sus cabales). Eso pone en evidencia la desidia a la hora de preparar el programa, una desidia que, por lo que sé, ya se manifestó en la comida destinada a conocerse los que iban a intervenir. Balbín se limitó a acercarse un momento a saludarlos. Locos o no, él tenía claro que allí sólo había ratas de biblioteca.

    No estoy en contra de la cultura en la tele. Aunque ahí esté fuera de lugar cualquier expresión compleja de la misma, las posibilidades de una formación cultural, abordada con humildad y verdadero amor por lo que se hace, son infinitas. Un ejemplo de ese trabajo verdaderamente culto fue encargar a Carmelo Bernaola la canción de Verano Azul, una joya de música popular alegre, cándida y luminosa como pocas.

  • Las neuronas son tales porque un gran número de genes se coexpresan para tal fin. Si esos genes son los mismos (clonados) coexpresan lo mismo: un alma idéntica y lo idéntico a algo es ello mismo.

  • Aunque Gengis afecta una vis eutrapélica en las discusiones a mí no me la da. Es de natural iracundo, está en sus genes.

  • Puesto que, aunque iguales, los cerebros son distintos, como lo prueba que podría tocar uno con una mano y el otro con la otra, un alma existiría en cerebros distintos. Eso es animismo, y del duro.

  • Tiene razón, marqués, me cuesta mucho refrenar la ira. En realidad todo me cuesta mucho. Me lleva mucho tiempo entender las cosas; explicarme, todavía más. De joven tardaba mucho en aprenderme los apuntes. Lo curioso es que esa carencia no la he suplido con fuerza de voluntad, que tampoco tengo, sino a base de rutina.

  • Aunque el alma, o la conciencia, resida en el cerebro, es metafísica. Por ello no valen razonamientos físicos. Dos entes virtuales idénticos son una misma cosa. Hoy la ciencia puede llegar a conseguir la eternidad del alma. Esto sí que será el fin de la filosofía y de la religión, esas viejas parteras del engaño y el miedo.

  • Gengis atrapó mi corassssón el día que nos conocimos en Madrid. Sus primeras palabras fueron, más o menos: «así que eres tú eres el hijo de puta, ¿eh?». Lo que mis novias hicieron al final, él lo hizo al principio. Un grande de España.

  • Mi admirado gran Montano contaba en su día algo así como que se había presentado a AE en una conferencia diciéndole “Hola, soy atleta sexual”. No me digan que no es bueno.

  • Entiendo que el alma no es el circuito, sino la suma de programas + memoria RAM. Lo que, de momento, puede clonarse es el circuito y parte de la memoria ROM. El día que pueda clonarse el alma, descubriremos que habrá tantas tan parecidas que podrán clasificarse en tipologías distintivas. “Señora tiene usted alma de Libra con ascendiente Leo”. Y así.

  • Brema quiso pasar desapercibido, pero justo esa manera sospechosa de moverse en el bar, reptando entre la gente, amén de la mirada furtiva, el desaseo general… : todo me puso sobre la pista correcta.

  • El día que sea clonada un alma, un individuo se habrá convertido en algo general sin dejar de ser individual. Por ejemplo, la aznaridad, la zapateridad, la putinidad, etcétera.

  • Perro, con lo bien que se entiende ‘alma’, ¿qué ganamos usando lenguaje informático para decir, como se ha dicho siempre, que la conciencia es algo distinto del cerebro y sus hilillos? ¿O quiere decir que hay un soporte material del psiquismo que no se da en el cerebro y sus hilillos? ¿Dónde está?

  • Puesto no que no sabemos nada de nosotros mismos, el día que seamos clonados no se sabrá nada del nuevo ser. Por eso, aunque sólo fuera clonada una persona, nadie tendría motivos para aburrise en un mundo uniforme tan complejo.

  • Empiezas extrapolando a los animales la imagen del circuito y el programa, y no es que termines en el dualismo mente-cuerpo; es que ya estás en él.

  • GENGIS KANT
    27/03/2014 A LAS 23:27
    Perro, con lo bien que se entiende ‘alma’, ¿qué ganamos usando lenguaje informático para decir, como se ha dicho siempre, que la conciencia es algo distinto del cerebro y sus hilillos? ¿O quiere decir que hay un soporte material del psiquismo que no se da en el cerebro y sus hilillos? ¿Dónde está?

    Claro que hay algo distinto… que está almacenado en el cerebro. Cómo se almacena es otra historia, de momento no desentrañada.

  • El alma es una de las fantasías más notables elaborada por el hombre. Del ánima o impulso que justifica la animación (por contraposición a lo inerte) pasamos al concepto de alma como aliento espiritual o divino. Sin embargo, y de manera sorprendente, los demás animados no tienen alma (como Parker). Los padres de la Iglesia, francamente, fueron grandiosos generando estupideces.

  • Que el alma esté almacenada en el cerebro -no ocurre lo mismo con el almacenamiento de la bilis en la vesícula biliar, donde lo almacenado es una sustancia material- suena a dualismo. El materialista debe decir que el alma es el cerebro; no, que está en él.

  • La idea de que los animales son máquinas no aparece hasta Descartes; los padres de la Iglesia nunca tuvieron tan clara la diferencia entre cuerpo y alma. A mí la idea de alma me parece una entelequia, como me lo parece su cuerpo correspondiente, o cualquier substancia. Uno no ve cuerpos, por muy aguda que sea su mirada; ve colores sucediéndose con un cierto orden.

  • Gengis, como puede imaginarse mi concepción no es exactamente materialista. No puedo ignorar la teoría de la información. Si acepto que el alma “es” el cerebro, ¿me dirá si todo el cerebro es alma?

  • Igual soy muy bruto, pero todo lo que no sea afirmar que el alma es el cerebro, o una parte de él -me da igual que se hable de psiquismo, de información, de estructuras no reducibles a lo que estructuran, o de totalidades que van más allá de sus partes- lo tengo por doctrina animista.

  • ¿Es posible que un día se descubra que los sucesos corporales y los mentales son lo mismo, del mismo modo que se descubrió que la materia y la energía son lo mismo? Si la única razón que tenemos para creerlo es el gusto por las analogías, no tenemos ninguna razón.

    También podemos darle la vuelta a la idea y suponer que no se hubiera descubierto la ecuación que relaciona la masa con la energía. ¿Qué problema habría en sostener que la luz y la materia pertenecen a dos ordenes de realidad distintos? Siempre que sepamos cómo obtener electricidad… Pues lo mismo con los cuerpos y las mentes.