Medicina inconsciente colectiva de los pueblos

pachakusi
Por Pachakusi.

Buenos días. No más para decir que aunque las palabras brotan con dificultad de mis pulmones, las ideas fluyen como torrenteras de mi corazón. Así quiero reclamar respeto por las culturas ancestrales y denunciar a las mafias médicas que drogan a nuestros hijos para convertirlos en personas obedientes sin conciencia. Comenzaron primero con los pueblos indígenas robando nuestros conocimientos y nuestra religión y trayéndonos creencias extrañas y medicinas que nos quitaron la salud. Nos dijeron que eran vacunas para las enfermedades pero no más fue una imposición colonial que sustituyó nuestras enfermedades autóctonas por enfermedades de otros continentes y así comenzaron nuestros abuelos antepasados a morir de enfermedades desconocidas.

También se llevaron nuestras patatas y nuestros tomates y nuestros chiles y nuestra coca y nos trajeron semillas modificadas que no tienen la información genética autóctona y por eso no se adaptan a nuestros pueblos y por eso enfermamos más y tenemos alucinaciones en nuestros espíritus. Tenemos que considerarlas semillas invasoras y arrancarlas de nuestros cultivos porque sólo así restableceremos el equilibrio ancestral.

Y debemos hacer esto todos los pueblos indígenas del mundo y erradicar todas las semillas que no sean autóctonas porque así podremos recuperar las medicinas tradicionales para curar nuestras dolencias propias. Así les recuerdo también que cuando nos hablan de una medicina integral que reune cuerpo-emoción-mente-espíritu suelen olvidar con propósito a la Madre Tierra y al inconsciente colectivo de los pueblos indígenas. Por eso les pido que admitan que la curación no depende solo de nosotros y de nuestro espíritu sino también de los espíritus de los abuelos antepasados y de la memoria de la Madre Tierra que se manifiesta en los productos autóctonos que nos ofrece.

Todas las personas de los pueblos somos seres humanos que vivimos sobre la Madre Tierra y tenemos un compromiso para cuidarla y que así nos cuide a nosotros y a los animales y a las plantas y a los ríos. Debemos construir un puente del Arco Iris hacia la Edad de Oro de la Armonía. Juntos con todos los colores del Arco Iris, con todos los pueblos del mundo, con todas las razas y todos los sentimientos armoniosos y la música acabaremos con las enfermedades extrañas. Somos guerreros del Arco Iris que vamos a restablecer el equilibrio de la Naturaleza y aunque usted sea una persona escéptica se tiene que unir a esta misión, porque es bueno que dude de lo que ven sus ojos, pero no debe dudar jamás de su corazón.

[Palabras leídas por Pachakusi Huchuykoya en el XXVII Encuentro de Medicinas Ancestrales, Terapias Alternativas, Espiritualidad y Yoga de San Diego, California.]

113 comentarios

  • A Rosa Díez le parece indigno que suene el himno nacional en el funeral de un expresidente del gobierno. Pero esta tía de qué mierdas va.

  • A esta mujer ( Rosa Díez), a medida que se va angustiando por conseguir un titular cada día, se le va acentuando la cara de dromedario afgano. De ahí, es un pensar, las salidas talibanes como esta.

  • No sé qué ha declarado Rosa Díez. A mí no me parece indigno, pero siempre me ha sonado raro, inadecuado, escuchar el himno, ver la bandera en una iglesia; es una costumbre que creía exclusiva del sur. Bueno, desde hace un par de años en Cataluña también ondean bastantes banderas del campanario, y me ha obligado a poner firmes a algún obispo.

  • Ya tengo algo escrito sobre los descerebrados que van a echarme del Campo Gordo con sus cánticos del minuto 17 14 segundos.
    Ayer se les unían alegremente otro buen puñado de visitantes descerebrados con sus banderas rojigualdas y sus cánticos que viva españa.
    Que les den, que el ébola de los cojones tenga una mutación específica para descerebrados

  • Yo creo que Patachusqui es un tío.

    En este caso Rosa Díez ha demostrado ser una garrula y una analfabeta. No saber que hay dos RD que regulan el uso del himno de España o Marcha Real en los honores fúnebres de un presidente del Gobierno, denota una incultura supina y un no saber estar.
    En fin.

  • Querida Pachakusi,
    Apenas consigo contener la emoción ante su aportación de hoy, me ha hecho rescatar un emilio que recibí y que guardo como oro en paño, cosnciente del momento histórico que produjo en mi Ser; lo reproduzco aquí, suprimiendo menciones nominales por cortesía cósmica. Seguro que Resonará en tod@s nuestras c@ncienci@s.

    Queridos amigos, estimats companys, us fem arribar les propostes d’aquesta setmana a Barcelona
    Desitgem que siguin del vostre interès aquestes 3 propostes: Dijous, Geometria 2012 y consciencia, el divendres y dissabte, Tapping y el diumenge, Movimient expresiu
    Una abraçada

    jueves 17 noviembre (18 a 21 h)
    Gira de Juan xxxx yyyy por España
    Geometría Sagrada 2012 y la evolución de la conciencia
    “Llegará el día en que se volverá a compartir el Conocimiento en círculos abiertos …el tiempo ha llegado” Ima zzzzz Aj Kij maya
    Aportación 30 € ( Se entregará material complementario)

    Juan xxxx yyyy es un gran didacta y práctico educador. Terapeuta de las aplicaciones de la Geometría Universal en nuestra vida diaria. Reside en Chile y se dedica a impartir cursos, formar educadores y terapeutas y atiende en consultas personales. http://www.cromoenergia.blogspot.com

    contenidos del monográfico
    El cambio de paradigma evolutivo desde la visión de la geometría sagrada: curación, sanación, sanación evolutiva.
    El colapso de las estructuras piscianas.
    El camino de la geometría: visión general de geometría sagrada, arquetipos fundamentales: flor de la vida, cubo metratrón, sólidos platónicos, espirales, proporción aúrea, biogeometría.
    La evolución geométrica : del dodecaedro al icosaedro
    El código 20: energía del 1er Rayo, el reingreso del Orden, aminoglifos: el despertar de los aminoácidos esenciales, la mutación del ADN.
    Síntomas de ascensión: sanación y evolución.
    Posibles caminos evolutivos.
    Auto sustentabilidad: la conciencia acuario
    La Geometría Sagrada…
    Es el estudio de las proporciones que permanecen eternamente en el universo ordenadas creando un patrón o código de la naturaleza
    Este código, o manera de leer el macro y microcosmos, permite comprender la conciencia humana. Está aplicada a:
    La expresión de la conciencia (lenguaje y pensamiento)
    La expresión de convivencia (arquitectura, construcción viva e inerte y espacios)
    La expresión espiritual y emocional (el ánimus y el efecto en el soma y en cuerpos más sutiles)

    Aportación 30 € ( Se entregará material complementario)

    Viernes 18 (18:30-21:30 h) y Sábado 19 (10-14 y 16-20h)
    EFT-Tapping y conviértete en tu propio maestro
    Es una técnica energética muy efectiva, fácil y rápida de aplicar. Nos dota de autonomía y la tenemos siempre a nuestra disposición, para ayudarnos a mejorar las diferentes dificultades de nuestro día a día.
    Es una herramienta que también la podemos utilizar para beneficiar a nuestra familia.
    Aportación: 115 €

    Domingo 20 (10-13 h)
    Movimiento expresivo y expresión en movimiento
    El objetivo de este taller es el desbloqueo energético de cada centro de energía que nos posibilite conectar con nuestra propia energía vital y así sentirnos revitalizados.
    Aportación 25 €

    y a final de mes: PNL vivencal con Graciela pppp, os mantendremos informados,

    Más info en http://www.adhyayana22.com

  • Mi corazón me dice pompom pompom, y eso me suena a mi primo Efrén cuando se queja de la resaca y dice: “Es que ayer estuve ahí con los cubatas, pompom, pompom, y luego pasa lo que pasa”. Así que esta noche, cubatas, Pachakusi.

  • Del mismo modo que en su día me quedé sola votando a Adolfo Suárez, en las próximas elecciones me quedaré sola votando a Rosa Díez. No pasa nada, esa es una de las cruces que debemos llevar a cuestas los visionarios, ninguna de ellas de peso tan comparable al de nuestra propia, ancestral, alma.
    Id con el arco iris, indígenas.

  • No más para responder que ustedes me tratan con prejuicios y paternalismo para ofenderme. Mi nombre es Pachakusi y me lo modifican sin respeto. Eso me duele porque es el nombre que me pusieron mis abuelos para que pasara a mi corazón su fuerza ancesztral.
    Señor Holmes, eso que usted me dice de la terapéutica de la geometría sagrada universal es ofensivo que me lo compare con los conocimientos indígenas. Eso es una patraña sin base ancestral que no ha sido transmitido por nuestros abuelos sino por charlatanes que se aprovechan de la ingenuidad de las personas enfermas. Aunque la biogeometría tenga bases en la naturaleza no sé cómo va a sanarle a nadie la aplicación de icosaedros, salvo que sean de piedras gemas naturales pulidas por un chamán indígena, pero de eso no habla usted. No se deje usted engañar y pruebe para su sanación las bebidas naturales y los tés de hierbas que nos da la madre tierra o Pachamama.
    No más lamento que no haya podido usted leer el escrito completo, señor Antonio, porque pierde el mensaje fundamental sobre la curación. Y las palabras brotan de los pulmones, como sabe cualquier persona con conocimientos. No se da importancia a los pulmones porque el corazón o los higados o el estómago parecen más importantes, pero es por los pulmones donde inspiramos la vida y el equilibrio del universo y por donde entregamos nuestra vida interior. Los pulmones son para dar y recibir ese equilibrio de los polos contrarios y conectan la tierra que pisamos con el cielo que recibe nuestro aliento. Usted no puede ignorar a los pulmones. Y cuanto más tenga soberbia en su interior más turbia será su respiración y no tranzmitirá equilibrio al mundo y sus palabras estarán oscuras y sin vida. Revise su interior, límpielo y deje salir la claridad por sus pulmones.

  • Mi hallazgo del mes, tal vez del año o del siglo, ha sido Revistadelibros.
    Hace años que toreo la angustia de saber que no leeré -por desconocer – libros maravillosos, además del mosqueo por leer otros que me dejan frío.
    En las críticas que publican tengo la ocasión de hacerme una idea del libro que no leeré de una forma atractiva, sobre todo en los muy frecuentes casos en que el crítico reparte estopa por delante y por detrás, sin misericordia, pero mostrando al hacerlo un afecto profundo: para el autor resulta mucho peor la ignorancia de su obra.
    Estopa que quiero aprender a repartir ( y a saber soportar ), aviso.

  • BONNIE PARKER
    02/04/2014 A LAS 12:38
    Pachakuski, ¿también hay medicina ancestral para animales no humanos en su pueblo?
    ———
    No más a base de yerbas. A los carnívoros se las echamos en las carnes. También hascemos ensalmos como nos enseñaron nuestros abuelos y emplastos de raíces. Pero sólo para curar a las llamas, a las alpacas y a los perros. Para las gallinas buen maíz sin transgenosis.

  • Los dioses me han escuchado y Pachakusina ha hablado, aun más, ha escrito. A partir de ahora lo que ustedes cuenten son zumbidos de mosca en mis oídos, son sus palabras arena del desierto que sacudo de mis alpargatas.

  • Pachakuski es usted muy cuca. Me llama la atención que críen gallinas siendo éstas una especie no autóctona suya de ustedes, sino procedentes de especies indoeuropeas y polinesias.
    Nos recrimina que nos llevemos la patata, el tomate y el pimiento, pero bien que se calla lo de las gallinas…no, no, no.

  • Los reyes por lo general se lo tienen muy creído. Es natural, lo llevan en la sangre; como también es natural que mucha gente no soporte tanta soberbia. Pero donde haya un conflicto ahí me encontrarán buscando el concilio entre las partes. Al grano:

    No pasa nada porque reconozcamos lo que tiene de meritorio un largo linaje real, los siglos de abolengo, suficiente todo ello para recibir el título de rey. Sea, pues, rey; y séalo de un modo total, pleno, absoluto, diciéndose a todas horas, sin cortarse: ¡Si es que soy rey, joder, que se dice pronto!

    Ahora bien, si se logró que los reyes perdieran el poder y se limitaran a reinar, toca ahora que, siendo reyes, no reinen.

    Y así todo, con cuidado; que no tenemos el cuerpo para disgustos, ni civiles ni mundiales.

  • Nuestras gallinas son autóctonas. Fueron los pueblos indígenas americanos quienes las llevaron a los pueblos polinesios, como ya quedó demostrado con la expedición de la balsa Kon Tiki. Pero pasa siempre que la historia oficial europea tergiverzsa estos hallasgos. Sus gallinas si que fueron expropiadas de los pueblos indígenas. Ustedes, como si dijéramos, se comen nuestros huevos.

  • También es verdad que cuando Gengis cuenta sus cosas y las razona, no tengo nada que añadir a sus cosas. Ni discutir, válgame mi silencio y mi aprobación.

  • Quitar y poner institutos, sea el regio o cualquier otro, es una ordinariez. La apuesta por una renovación estética de la vida pública, que se oponga a la brutalidad de lo mínimo -o sí o no, y se acabó- y recupere la cornucopia barroca, la embriagante proliferación de seres, y de no seres si es preciso, no aconseja la eliminación pedestre de la monarquía sino que se sobreviva de tal modo que gane el prestigio, aureolado de hermetismo, de lo que no se sabe para qué sirve.

  • Patachuski cuenta la historia a su manera, como ciertos líderes mesiánicos por estos lares.
    Los últimos hallazgos nos indican que las gallinas de ustedes no son autóctonas, son procedentes de dos ramas: la indoeuropea y asiática.

  • Anoche tuve un pequeño incidente en el campo del Barcelona como consecuencia de mi viril efusividad cuando marcó el Atleti. Me dijeron unos que estaban detrás que dejara de “provocar”. Les contesté, cierto que con tono chulesco, que no entendía lo que me querían decir, a lo que me contestaron con la cantinela de que si es que no entendía el catalán. Hice caso omiso pero cuando empató el Barcelona se envalentonaron diciendo que Simeone era un guarro y un gitano. Les dije que yo era del Mandril y que en eso estaba de acuerdo con ellos. Aclaro que estaba en tribuna entre gente medio normal, quiero decir que no eran boixos ni cosa patecida.

  • Algunos pretenden que una Monarquía Católica celebre sus actos sin himno ni obispos. Pero ellos si pueden agitar sus banderas o encender mecheros en los conciertos de música indie. Yo lo veo todo igual: simbolismo tan consustancial a la naturaleza humana.

  • BONNIE
    02/04/2014 A LAS 16:03
    Patachuski cuenta la historia a su manera, como ciertos líderes mesiánicos por estos lares.
    Los últimos hallazgos nos indican que las gallinas de ustedes no son autóctonas, son procedentes de dos ramas: la indoeuropea y asiática.
    ——
    No mas para decirle que nuestras gallinas autóctonas indígenas no andan por ramas sino que pican el maíz en el suelo. Quizsá sus gallinas indoropeas tengan más ganas de volar. Y usted tiene que saber que los indígenas mapuches ya tenían gallinas antes de que Colón consiguiera su propio huevo. Y también tenemos paujiles, que son bien autóctonos, y raro que no se lo hayan llevado a disecar a sus museos.

  • No más para decir que yo no vine aquí a discutir y que prefiero el silencio porque el silencio nos ayuda a escucharnos a nosotros mismos. Para no equivocarse, siga el camino de su corazón y no siga el camino de las gallinas, señora Bunny.

  • Yo sólo he visto fúmbol en el Campo Nuevo y siempre los culets-Atleti (excepto dos con el Numancia). La gente de allí es el ganado más infecto que he conocido nunca. Imagino que en todos los campos cocerán habas (autóctonas del pueblo de Pachakusi, claro).

  • Algunos pedimos que los símbolos se circunscriban a su espacio natural. Furbo es furbo, a Dios lo que es de Dios, y en este plan. Así pueden florecer las mil identidades que contenemos en nuestro corazoncito, cada una en su jaula o en su tiesto.

  • REVISTA DE LIBROS

    Sorprende que Holmesss la descubra tan tarde, cierto que ahora Brema publica magníficas reseñas. En su día participé activamente en su financiación, pero hasta que no se muera su Director no puedo contarl cómo fue. Quizás en agradecimiento a mi pagafantismo me permitieron publicar en su día el artículo y la carta al Director que les linko. Pero después el asunto se enturbió (un asunto de cuernos) y hasta hoy.

    http://www.revistadelibros.com/articulos/lepurationdu-drieula-rochelle

    http://www.revistadelibros.com/articulos/podremos-seguir-pagando-la-factura-de-la-farmacia

  • Pedro Antonio, me río mucho con la ilustración y las llamas hippies. ¿Tú no pones nunca cochinadas, como el guarrico de Bremanerl?

  • En la reseña del estudio sobre medicamento y farmacéuticas se ha colado un epígrafe “Exordio” al final. Lo digo con ánimo colaborativo, para que lo corrijan (bien el título, bien la posición de la nota). De nada.

  • Vaya vaya Soraya, he de leer con calma esas colaboraciones del marqués. Y desde ya le animo a echar a la mar los pelillos que haga falta y retomarlas ASAP.

    Pero antes vayamos a la tribuna del Campo Gordo, no sea que la concurrencia se haga una idea equivocada.
    La mayoría de ocupantes de esa tribuna, entre los que estoy yo, son tipos silenciosos y pesimistas respecto al resultado. Es cierto que llevamos unos años en que nos ha dado alegrías, y a veces batimos las palmas. Casi siempre gritamos GOL!, cuando metemos gol.
    Pero -la mayoría- acude como espectador al tronar que produce el resto del populacho en las otras zonas, y se limita a sufrir, a lamentarse por el árbitro, a criticar a Cesc, y cosas así.
    Hasta que llega el Madrid, y algunos se inflaman. Hace muchos años invité a un madrileño, amigo del alma ( si me lees a ver si devuelves llamadas, chavalito ). Cuando el Barça marcó el gol de la victoria el vecino de delante, modelo de contención 364 días al año, se giró y obsequió a mi amigo con una serie de cortes de manga mientras balbuceaba “os lo merecéis”.
    Entonces me tomaba esas cosas bastante a risa.
    Por cierto, siempre que he pedido a mi amigo que me llevara al Bernabeu me ha dicho que no, que no me hago idea de lo que me podría pasar.

  • Satur, la ilustración me ha sido “dictada”. No puedo decir más. Salvo que, quizá, no he sido demasiado fiel a las instrucciones.

    Lo de las cochinadas es que no me sale. Tengo poca imaginación. Yo soy más bien un obrero de las palabras y las letras. Bastante zote para lo artístico.

  • Esto es Pachit y Jond que van por el monte buscando setas y osos y eso y ven a lo lejos una fábrica con un cartel que pone “Aceros inoxidables”, y eso que va y dice Jond: «¿Qué, Pachit, nos hacemos?»

  • Esto que va Agurulutzane Arrankaelaudi y le dice a Aitor Sakalamaleta, «mira, una piedra preciosa», y dice Aitor, «pero si es un ladrillo», y le responde ella, «ya, pero a mí me gusta».

  • MONÓVAR&DAIMIEL El ocio es la madre de la inspiración. Pero la pasión es mala consejera. No confundir pasión con fervor. Ocio y fervor, esta es la fórmula.

  • Gracias PerroAntoine, por traer esto, que fundamenta y explica, lo que yo nunca fui capaz de explicar: mi aversión por la poesía. (Después haberlo dicho tantas veces, he respirado. Pero ¿usted no se ha traicionado?)

  • Mostrar los sentimientos que hacen de uno un miserable es hacer lírica del revés, pero lírica. Lo que falta es épica, como aquélla que permitió cantar la cólera de Aquiles.

  • Pase que a alguno de los que andan buscando materiales aptos para el canto le dé por hurgar en lo peor de sí porque lo considera lo mejor, pero el que quiera sacar a relucir lo que le parece lo peor de sí, ése que hable con un cura.

  • El día que me dé por ser un poco crítico no me quedará más remedio que ser antimonárquico. Aun admitiendo su utilidad en momentos graves, incluso apostando por la conveniencia de no cambiar lo que, como la monarquía, no molesta, o sólo aquello que de ella molesta, todo en ella es un escándalo para la razón, un absurdo como ideal político, una anomalía de la lógica.

    Eso no puede decirse del comunismo, por poner otro ejemplo de instituto social. Como ideal, el comunismo ha merecido general aplauso, aunque su implementación haya creado mucho descontento.

    Si nos fijamos en el capitalismo, debemos reconocer que comparte con la monarquía la necesidad de recurrir a justificaciones pragmáticas, dado que como ideal no ha captado muchas simpatías; pero lo hace de una manera infinitamente más atractiva. En efecto, echar mano de una presunta mutación de los choques entre individuos viciosos en virtud económica, una paradoja por la que los mismos diablos lograrían, a base de diabluras, vivir en el paraíso, es elegante en una perspectiva intelectual. La razón, ante ese cinismo de altura, queda satisfecha.

    Con la monarquía no puede. Si tal cosa es posible, todo lo es: madres que se coman a sus hijos, leones vegetarianos, la luz negándose a obedecer las leyes de la óptica. Todo.

  • Usted puede proponer una utopía democrática en la que el jefe sea elegido una vez que hayan sido contando los votos uno a uno, o una vez que se les haya echado un vistazo, o sin necesidad siquiera de un vistazo porque hay que ser muy tonto y muy malo para no saber qué ha votado la gente; usted puede que no sea tan democrático, y prefiera apostar en sus ensoñaciones políticas por un caudillo cuyo poder tenga como fundamento invulnerable su virtud, sea en la guerra, sea a la hora de atribuir su justiprecio a cosas, animales y hombres, sea en calidad de constructor de puentes y de ríos, y ello diga lo que diga la gente. Pero ¿a quien se le podría ocurrir quedarse pasmado de admiración ante la idea de uno cuyo poder tenga como pilar diamantino que otro de su familia ya lo tuvo?

  • Escuché un poquito lo de Azorín, y me pareció oír aquella inconfundible voz aflautada de las noches de fin de año, “Españoles,….”

  • ADAPTACIONES
    03/04/2014 A LAS 00:32
    Gracias PerroAntoine, por traer esto, que fundamenta y explica, lo que yo nunca fui capaz de explicar: mi aversión por la poesía. (Después haberlo dicho tantas veces, he respirado. Pero ¿usted no se ha traicionado?)

    No lo creo. Estaba desarrollando esta misma idea en FB. A mí me gusta mucho la poesía, lo que no significa en absoluto que me guste ni toda ni la mayor parte. Es más, por ser claros, me importa un higo la mayor parte de la poesía; y podemos extenderlo al resto de las manifestaciones artísticas. Cuenta Juaristi en uno de sus poemas, ‘Poética bajo mínimos’, que “un buen poema debe contener/ al menos una idea indemne” (creo que cita a Auden, o quizá a Elliot). Yo no soy tan radical porque ideas, lo que se dice ideas, hay más bien pocas en circulación, pero sí creo que al menos debe dejar una poderosa sensación o una imagen rotunda en el lector. Quiero decir que es el lector el que no puede salir indemne tras leer un buen poema. Lo decía mejor Kafka, refiriéndose a la literatura en general, en una frase que tengo por ahí recortada y plastificada y que, en realidad, debería haberme tatuado en el pecho: “un libro tiene que ser como un puñetazo en el cerebro; si no, no merece la pena ser leído”.

    Tampoco hay que ignorar que hay lectores incapacitados para cualquier aproximación sensible al arte. Es lo que cuenta hoy Tipo Material sobre la crítica de Justi a El Greco. A mí, por ejemplo, me cuesta entrar en los universos florales o extremadamente sensitivos. Por no hablar de la “poesía del silencio”, que suele dejarme en un estado intermedio entre la indiferencia, el aburrimiento y las ganas de escribir un “Arte de pelar un kiwi”.

    No sabría resumir qué mecanismos me mueven en mi gusto por la poesía porque no he pensado demasiado en ello, pero si tuviera que simplificar me inclinaría por esta explicación que acabo de improvisar en FB:

    En una canción de Ketama dedicada a Celia Cruz se dice que escuchando su música “dan ganas de vivir”. Esto es lo que yo busco en la poesía, que leyéndola me den ganas de vivir. Quiero tener la sensación de que el poeta ha escrito sus versos en un rato libre después de haber tenido una aventura, pateado el culo a tres sinvergüenzas y desollado un tigre. No soporto la sensación de que haya sido compuesto por un individuo sollozando bajo su edredón.

  • GENGIS KANT
    03/04/2014 A LAS 00:45
    Mostrar los sentimientos que hacen de uno un miserable es hacer lírica del revés, pero lírica. Lo que falta es épica, como aquélla que permitió cantar la cólera de Aquiles.

    ¿Al revés? ¿La lírica al derecho consiste en mostrar sentimientos positivos? Se confunde usted con las canciones de misa.

  • GENGIS KANT
    03/04/2014 A LAS 00:54
    Pase que a alguno de los que andan buscando materiales aptos para el canto le dé por hurgar en lo peor de sí porque lo considera lo mejor, pero el que quiera sacar a relucir lo que le parece lo peor de sí, ése que hable con un cura.

    No, hombre, la practica poética no es un proceso extractivo, como la minería. Eso sólo se le puede ocurrir a alguien que escribe por encargo: “A ver, ponme algo de faltar el respeto a tu puta madre y de pegarle una patada al gato. Y con rima consonante”.

    El poeta (el artista total, para que no entendamos) escribe sin encomendarse a nada ni nadie y sin ver el ojo que le observa por encima del hombro. Y que salga lo que tenga que salir. Luz o mierda. O sea, vida. Luego ya vendrán otros a decir si eso debe gustar o no.

  • GENGIS KANT
    03/04/2014 A LAS 01:41
    El día que me dé por ser un poco crítico no me quedará más remedio que ser antimonárquico. Aun admitiendo su utilidad en momentos graves, incluso apostando por la conveniencia de no cambiar lo que, como la monarquía, no molesta, o sólo aquello que de ella molesta, todo en ella es un escándalo para la razón, un absurdo como ideal político, una anomalía de la lógica.

    Eso no puede decirse del comunismo, por poner otro ejemplo de instituto social. Como ideal, el comunismo ha merecido general aplauso, aunque su implementación haya creado mucho descontento.

    No acabo de entender la calificación de “absurdo como ideal político, una anomalía de la lógica”. Debe ser un error de perspectiva. Visto desde el punto de vista de una abeja (que es desde donde miran muchos de los humanos que estallan en el “general aplauso” hacia el ideal del comunismo) nada más lógico que una comuna con zánganos, obreras y una gran reinona. Hablo de Kim Jong-Un, naturalmente. No seré yo quien diga que el comunismo monárquico es una anomalía de la lógica. Ni de la naturaleza. Como ideal es himenóptero.

    Y ahora es cuando podría insistir en que prácticamente todas las religiones reproducen un ideal monárquico, pero no quiero que me zumben más zánganos.

  • – Perro: ¿La lírica al derecho consiste en mostrar sentimientos positivos?

    – Gengis: Yo diría más bien que la lírica, por ambas caras, consiste en dar por hecho que es positivo tener sentimientos de los llamados poéticos (y luego mostrarlos). Por eso hablaba a continuación de mi nostalgia por una poesía de la acción, quiero decir, de la gran acción, de la hazaña. Homero, pidiéndole a la musa que cante la cólera de Aquiles, inicia la celebración no de un sentimiento de cólera sino de una acción colérica.

  • Respeto su opinión PerroAntoine…

    A ver si finalmente nos encontramos la poesía y yo. Pero siendo realista, desde hace tiempo solo leo y escribo éxceles y powerpointes y -un ratico suelto- algún bló y así.
    Va a ser difícil aunque sólo sea por eso.

  • ¡Zagalas! ¿No os da pena mi desencuentro con la poesía?

    Componedme un desesperado poema, para ver si me enamoro de él (De vosotras no hace falta, que ya lo estoy. De todas.).

    Aunque imaginéis a Clooney mientras lo escribís.

  • ADAPTACIONES
    03/04/2014 A LAS 14:17

    ..Componedme un desesperado poema, para ver si me enamoro de él (De vosotras no hace falta, que ya lo estoy. De todas.)….

    Poemas de Amor

  • La épica ha sonado mucho en Crimea. Y suena mucho en Siria. Y ese periódico en el que a veces escribo está infestado de épica. La épica es el género de las crónicas de fútbol.

  • Perro, la realeza es un absurdo como ideal político porque lo es de la lógica. La religión, que no deriva de la razón aunque pueda guiarse por ella, no viene a cuento si de lo que se habla es de utopías -una categoría vinculada a la racionalidad-, a las que no se llega, como al cielo, en un momento. La justicia comunista es un ideal de la propia razón, que busca siempre lo más sencillo dentro de lo que cabe, y nada más sencillo que la igualdad. La justicia proporcional también es un principio racional: tanto que el llamado ‘principio de justicia’, según el cual hay que tratar los casos iguales igualmente y los desiguales desigualmente, es un principio metódico general, que sirve tanto en el juzgado como en el laboratorio. El recurso a la mano invisible también tiene una elegancia que permite incluirlo, sea cierto o no, en el saco de la razón. La realeza, en cambio, es, rigurosamente absurda, ilógica.

  • Efectivamente, la épica se origina en una cultura guerrera, pero el origen no lo es todo. Piense usted en la belleza del poema de largo aliento, sostenido, hecho para las cosas grandes y esforzadas. Uno de mis preferidos es Los Lusiadas, en el que todo es brega y océano.

  • Confirmé mi declaración el día 1 por la mañana y he intentado comprar hoy el libro sobre Suárez de la Urbano. Mi diligencia ha topado con la indolencia o acaso la censura: nada se sabe del libro cuyo lanzamiento se había anunciado para hoy.

  • No seré yo quien consuma ni un sólo átomo en defender a la Monarquía, pero la realeza fue un ideal cuando hubo sistemas políticos aún peores.

    Respecto a que el Cielo no es una utopía, no se me ocurre que lugar puede ser el mejor “no lugar” que sirva de ejemplo para representar la utopía. Tanto es así que el Cielo nace como una de las primeras utopías, la de una vida reencarnada sin penurias. Pero si nos centramos sólo en las utopías políticas, ¿qué es la utopía comunista, cuya última fase de desarrollo correspondería a una convivencia sin estado y sin leyes y en total armonía sino una traducción laica del Paraíso?

    Pero no me refería a eso. En el imaginario utópico de muchas religiones hay un paraíso a la vuelta de la esquina: curiosamente está gobernado por un Rey y una Corte. No conozco ninguna religión en la que se elija a Dios o a esa corte mediante elecciones periódicas a presidente.

  • Por aclarar, que a veces no me explico con suficiente claridad. La idea de la Monarquía ni es ilógica ni absurda como ideal político: depende desde dónde se parta. Para los pragmáticos, lo verdaderamente importante son los resultados. Con los ideales me hago yo camisetas todos los veranos.

  • No más para decir que me ofende que usted no nombre la Edad de Oro de la Armonía. La Pachamama no es una reina, sino una madre, porque muchos pueblos indígenas no creemos en la dominación patriarcal. Abran ustedes dos sus corazones, no debatan cosas sin importancia y conviértanse en guerreros del Arco Iris para la armonía del los pueblos indígenas ancestrales.

    Gracias señor Julio. Qué bello fue el video.

  • Si a uno le tira la moda cásual, está en condiciones de disfrutar de las confusiones y disparates que provocan los deslizamientos de sentido a que están sometidos los símbolos y lo simbolizado.

    Le causará un especial placer, por ejemplo, imaginar a un historiador futuro empeñado en entender la función de un cargo presente en algunas sociedades del siglo VLII llamado ‘rey’, al parecer de naturaleza individual. Esa función la encontrará definida en un documento informático precioso a pesar de que algunos sospecharán que podría haber sido manipulado por un regimiento de hackers. “Vive como un rey, [pero no] rey[na]” será el resultado de una reconstrucción en la que lo valiente no habrá cedido a lo cortés.

    Sobre la financiación real lo desconocerá todo, lo que no le impedirá aventurar la hipótesis de que tuvo que ser privada a la vista de la cantidad de veces que se hablaba de la Familia Real -no confundir con la Real Familia de Reyes, una agrupación sindical seguramente desgajada de la Gran Familia de Productores Obreros- en revistas de lujo, aviones y amor, muy dadas a las exclusivas.

    Todos los datos le harán pensar que el rey debió de ser un sacerdote de algún rito hostelero consagrado a la opulencia, los chistes y las motos: todo aquello que choca con las religiones republicanas de la la sobriedad científico-política.

    A la luz de una historiográfica posible como ésta, es comprensible el deseo de que no desaparezca la monarquía, y pase a ser cualquiera sabe qué, y menos el historiador futuro.

  • Han pasado ya algunos años desde que la plaza mayor de mi ciudad -Guadalajara- pasó de tener un viejo aire decimonónico a uno mucho más medieval. No sólo esa plaza, el resto de la ciudad se ha medievalizado bastante a base de empedrar las calles y poner hachones de neón. A la muchedumbre le gusta más así, pero hay un grupo que se queja de que de ese modo se pierde la memoria de las cosas. A mí jamás me dio por fijarme en lo destruido antes de que lo destruyeran; es ahora cuando me entra nostalgia y cosas así de suaves y bonitas cuando paso delante del Ayuntamiento. También se me ocurre que, de no haber desaparecido aquello, no podría ejercitar la memoria.

  • Cuán aborigen Pachuli. Desde los tiempos en que Hércor, por quien corre sangre indígena en sus venas, nos vino con la pancarta [que algunos agarraron para la posteridad] y algún que otro quilombo, no teníamos ese grado de exotismo en estos blog de todos nuestros pecados.

  • – P: La realeza fue un ideal cuando hubo sistemas políticos aún peores.

    – G: Un ideal definido como menos malo no es un ideal de ésos que le gustan a la razón.

    – P: Si no es el Cielo, no se me ocurre qué lugar puede ser el mejor “no lugar” que sirva de ejemplo para representar la utopía. Tanto es así que el Cielo nace como una de las primeras utopías, la de una vida reencarnada sin penurias. Pero si nos centramos sólo en las utopías políticas…

    – G: En ellas estaba centrado yo, y ellas son las únicas que históricamente han recibido el nombre de utopías, en las que se ha visto siempre un ideal inalcanzable pero orientador de la acción humana y no un regalo divino.

    – P: ¿Qué es la utopía comunista, cuya última fase de desarrollo correspondería a una convivencia sin estado y sin leyes y en total armonía sino una traducción laica del Paraíso?

    – G: Puede ser vista de ese modo. Hay en ella elementos suficientes para jugar con esa analogía, o sea, con la que ve en el comunismo una versión utópica, a modo de proyecto humano, del paraíso gratuito.

    – P: En el imaginario utópico de muchas religiones hay un paraíso a la vuelta de la esquina: curiosamente está gobernado por un Rey y una Corte. No conozco ninguna religión en la que se elija a Dios o a esa corte mediante elecciones periódicas a presidente.

    – G: ¿Quizá porque se trata de religiones y no de utopías? No estoy seguro porque es verdad que en la monarquía hay un aspecto muy racional: la unidad del poder. Aunque la de la monarquía es una unidad tosca, exterior a lo unido por ella. Le falta la sutileza de la unidad interior, que se encuentra en el concepto de igualdad. Pero lo que queda fuera de la razón -la uniformidad incluso en la diversidad, el propio principio de razón suficiente y cosas de ésas- es la herencia. Eso es puro accidente, contingencia, lotería.

  • Al ser en la espalda, marqués, incluya una diana para facilitar la traición que ha de redondear la belleza de la imagen.

  • – P: La idea de la Monarquía ni es ilógica ni absurda como ideal político: depende desde dónde se parta. Para los pragmáticos, lo verdaderamente importante son los resultados.

    – G: El propio pragmatismo consiste en pasar de todo ideal. Por ello no puede haber un ideal pragmático. Un ideal, sobre todo si es un ideal totalmente ideal, es un invento de la razón. De la razón a lo bestia, quiero decir. De la pragmática está claro que no sale eso.

  • En resumidas cuentas, lo que les pregunto a ustedes es si merece la pena guiarse alguna vez por el ideal en vez de por la prudencia pragmática. Porque es posible que algunos de ustedes piensen que, si ni siquiera podemos darnos el gusto de eliminar algo tan inútil y caduco como la realeza, sin necesidad de sustituirla por algo tan caduco e inútil como la jefatura del Estado, es que no valemos para nada.

  • Sobre la poesía. Una vez dijo Adapts a propósito de un bosque al que habían pintado unas fajas: “Ideícas”. El tema entonces era el arte (qué es y tal, y eso lo hace mi niño; bueeeeno, era la inversión de los estados en cultuuuura). A mí me gustó mucho “ideícas”: es corto, afectuoso y como siglo de oro o ribereño del Ebro, y es significativo. Perroantonio lo ha dicho al principio, pero luego ha pasado a los desolladores de tigres y ya yo me he bajado (que por mí, bien, eh, forpavor). Yo en la poesía encuentro ideícas, a veces unas ideícas de la hostia, ideícas como panes, ideícas de comer. En esto a lo mejor vuelvo a coincidir con lo que dice Perro de la vida, de otra manera, aunque a lo mejor no, o igual un poco, o nada en absoluto. Hablar tan en global es muy cansado.

  • (Gengis, ¿tu eres de Guadalajara? Yo pasé unas Navidades en Traid hace muchísimos años.¡Qué bien lo pasé! La abuela que en gloria esté, de una amiga, nos llenaba de agua caliente botellas de suavizante vacías y nos las metía en la cama para que la tuviésemos calentita cuando volvíamos del único bar del pueblo. Y nevó, y todo era marrón y blanco y había una hera. Las gallinas y los burros andaban sueltos por las cuatro calles y todo olía a liquen en chimenea. Jo, hace mas de 20 años de aquello.)

  • Gracias, Adapts. Las ideícas son pan y el amor es vino. Pero yo tengo también ideas. Estoy en Londres. Hay tanta contaminación que casi no tengo ganas de fumar, llevo varios días fumando la mitad y eso porque me esfuerzo. ¿Por qué no hacen cigarrillos de contaminación para dejar de fumar? Para la gente de los pueblos, por ejemplo.
    (No es mi única idea, tengo más).

  • Gacho, esa parte de Guadalajara es muy fría. Da la casualidad de que muy cerca de Traid, en Checa, y también hace muchos años, tuve la suerte de sentir algo parecido a lo que cuentas. Una noche de invierno nevando sin parar, con un frío de pesadilla y sin tener donde dormir. Hasta que una señora muy mayor nos recibió en su casa: fuego a todo meter en la estufa de leña, cena pantagruélica al gusto del cabrero más elemental y feliz, historias viejas de la comarca. Y a dormir; con las botellas de agua caliente, faltaría más.

  • Ya, pero el agua caliente que dice Gacho lo había metido la abuela en botellas de suavizante. El elemento inesperado que hace bum.