Día del Desarrollo por la Paz del Deporte

Por Satur


Gazzetta

Ayer se celebró el Día del Desarrollo por la Paz del Deporte y yo lo celebré como hay que hacerlo. Fui a paso ligero hasta el bar para ver las carreras de automóviles, sin meterme con nadie. Me tomé mis cañas y mis tapas y fui testigo directo de la impotencia de los automóviles de la marca Ferrarit, que venderá menos unidades que nunca, porque hay que ver lo lentos que van.

Esto año las modificaciones ultrasensoriales de los motores, que han de adaptarse a la normativa fisiomecánica internacional, incide en los decibelios que expulsan hacia la atmósfera, y ya no hacen ñññiiiiaaauuuuuuuu ñññiiiiaaauuuuuuuu, sino rrrrrrrrrrrrr, como la gata de mi vecina cuando la acaricias (a la gata, que la vecina no se deja; sé lo que digo). La Fórmula Primera se ha convertido en una especie de circo lleno de acróbatas que se tiran cubos de agua unos a otros, payasos intentando saltar sobre corceles, un forzudo que mantiene el equilibrio sobre la cuerda, y una señorita vestida (es un decir) con lentejuelas que pretende levantar quinientos quilos con un solo brazo. En resumen: un desmadre. Sí, hubo adelantamientos entre los diferentes chóferes con sus respectivos automóviles y fue un carrerón, pero las diferencias entre la escudería de la Mercedes y el resto es tan estrambosférica que da por saco irse al bar a ver si gana Alonso. O Räälddköönnëënn, que es mi otro favorito.

Por su parte, el balompié mantiene ciertas expectativas de sublimación emocional en el interior del individuo que lo siga debido a que hay tres escuadras que pueden alzarse con el título. A mí me gusta mucho el balompié. Primero, porque nos lo inculcan desde pequeños como si fuera irse a la guerra y vencer a muerte al enemigo; segundo, porque es un deporte de equipo al más alto nivel que potencia la generosidad, por ejemplo cuando alguien le pasa el esférico a otro; y tercero va el Reial Madrit, que pese a su abultada victoria contra la Real Suciedad sigue detrás de Atlántico y Culets, que mantienen la primera y segunda posición respectivamente.

Yo había vaticinado que a estas alturas de curso se habría descolgado mucho el Atlántico y un poco los culets, y que el Reial Madrit habría conseguido el primer puesto a gran distancia de sus perseguidores. Así parecía hasta hace un par de jornadas, pero se dice que lo han impedido los árbitros y la envidia. Todavía no he podido confirmar los rumores.

Lo más esperado del año es el inicio de los campeonatos de petanca, que esta temporada comienzan en abril. Aquí tienen el calendario. Todavía no sé si se van a retransmitir en la Cuatro o en el Plus. Ya iré avisando, si eso.

Y dejo para el final el plato fuerte: Noruega ha ganado el mundial de Curling a Suecia en el campeonato celebrado en Pekín. Veintiséis años ha tardado en recuperar el trono, tras aquella memorable final de 1988 en Lausana, cuando venció al combinado canadiense. Yo la vi en vivo y en directo y celebré la victoria junto a la hinchada noruega, que tomó los bares suizos y había que ver lo eufóricas que estaban las vikingas. Yo intenté ligarme a una rubia de dos metros y me dio con una jarra de cerveza en mis partes, y desde entonces mi vida es muy triste.

En balón cesto y en tennis no sé qué ha pasado, no sé si aún son deportes olímpicos. Si alguien quiere información, que mire en googled.

91 comentarios

  • Vamos, vamos, misie Satur; que Allonzenfants no llegue a su hora a la raya, y los atletas de Madrit no haya perdido de vista a sus perseguidores, tampoco es una tragedia. Por ahora. Levante un poco ese ánimo hombre de dios, que le veo un muy melancólico…

  • Madremíadelamorfermoso!!

    ¡¡¡El hermano de la Ronalda tiene músculos que nunca habría ni imaginado que existían!!!

  • CUENTO CORTO Y CONOCIDO
    A 5 Km. de la meta llegan escapados un italiano sin afeitar de treintaiocho años que se retira esa temporada, acaba de ser padre y cuya esposa ha nacido en el pueblo donde se encuentra el final de etapa, un colombiano neopro de 46 kilos, debutante en la ronda gala, y un español que es el mejor sprinter de los tres. Salta el colombiano, el español detrás. Salta el colombiano, el español detrás. Salta el colombiano, el español detrás. Salta el italiano, se va, gana sobrao. Se lo dedica a su familia. El español y Satur no se explican qué ha sucedido.

  • Muy buena la parabólica, Mercusio, pero recuerdo a la galaxia que todavía no he opcionalizado mi veredicto sobre un posible ganador. Puede ocurrir que el mach final, en el que se enfrentan Atlántico y Combinado Culet, termine en tablas y el resultado que campee en el electrónico dé la victoria de la Liga BBUBA al Reial Madrit. Soy de natural pesimista.

  • Enorme Satur, como acostumbra, en su empeño por demostrar que la dislexia (disgrafía en este caso) no se acabó como elemento cómico con Toni Leblanc, Chiquito de la Calzada o Fernando Esteso.

    ¿Comooooooooooooorrrrrrrr?

  • Notas:

    Se lo de disgrafía me acabó de enterar.

    Algún problema neuronal me indujo a escribir “elemento” donde quería decir “recurso”.

    Ustedes perdonen.

  • Gracias, Gómed. En cualquier caso, el mejor humorista del balompié es Carlitto Angelotti, al que le ha dado por imitar los chistes de gangosos que contaba Arévalo. Recomiendo escucharle en las ruedas de prensa postmach: “Lodch muchachod han codido mudcho y che hand echfordado, yo lech doy un diedch en adtitud”. Me parto.

  • Sé que atento contra la corrección política, la humildad y los valores, pero he de decir que cada vez que escribo “el hermano de La Ronalda” me descojono vivo.

  • BREMANEUR
    07/04/2014 A LAS 10:30
    Dale las gracias a Diego Costa por señalártelos, Bonnie.

    Ayy Bremaneur..¡¡que no me había fijado yo en el otro chiguito!!

  • Un hombre nunca corre. Si ha de partirse la jeta con el atracador, se la parte, o le da los dineros. Pero nunca corre, ni siquiera para hacer deporte.
    Un hombre nunca monta máquinas sin motor. Lo único sin motor que monta, es un animal.
    Un hombre, tira el gato muerto de su casi nonagenaria madre, a un contenedor. Después de haberle prometido a la anciana que se hará cargo del cadáver y no lo tirará al contenedor. Y después de haber limpiado de heces y fluidos corporales la cama de su madre, que es donde murió el animal, y de haberla consolado afectuosamente, tras conseguir que se levante y se separe del bichico.

    Un hombre come jabalises, ciervos, caballos, vacas, cerdos y cualquier cosa que esté viva, excepto caracoles. Que es una mariconada muy francesa.

    Por último, un hombre en realidad no disfruta con los deportes de equipo, si es un hombre. Otra cosa sea que le gusten los amiguitos y eso. Entonces sí.

  • (Qué bonitos los pantalones de los del Curling. Se parecen al cuadro de ese tan famoso, ¿cómo se llama? Che sí, ese… Joder ese que el cuadro ese es igual que los pantalones. Joder, ¡Es famosísimo!)

  • Detesto a los Segurola y demás perroristas que le dan a la crónica deportiva con plumaje y no pueden ocultar su desprecio por el Chollo Simeone, por el fútbol romántico de guerrillas frente al fútbol gourmet. Por las mismas razones, adoro a Satur.

  • Gracias a Teretsa, Pirata Johnny y especialmente a Gachinflower por sus comentarios.

    Adacks, los deportes de equipo pueden ser como el balón cesto (que no sé si ya ha dejado de ser olímpico), donde nadie puede tocar a nadie porque te chiflan falta y tienes que tirar solo como en un penal, pero sin portero (y anda que no la fallan, mira que son malos); o puede ser como el balomano, un deporte vertiginoso donde cada jugador es parte de un engranaje pero a la vez eres una especie de mutante con la velocidad de un corredor de 100 metros, el aguante de uno del milqui o la fuerza y la picardía de un boseador.

    No sé si me explico, pero da igual porque creo haber dicho lo que corría por mi mente, atrapando el instante ígneo de la idea individual.

  • Estoy de acuerdo, Adacks. Cada vez que mete gol el Atleti y estoy en el bar me abraza con mucha efusión mi primo Efrén, y eso que es del Madrid. Ahí hay algo raro.

  • O esa cosa gregaria del tweeterd. Yo he visto llorar a gente porque le han hecho unfolock. Y otro cogió un cuchillo, yo pensé que para clavárselo a sí mismo en la tripa, pero al final partió un poco de salchichón para pasar el disgusto, así que no cuenta como acto desesperado. O casi.

  • O sea, un macho alfa de lomo plateado no quiere colegas, quiere subordinados que se achanten. Pero está mu feo decir estas cosas en alto.

    Por si no lo habían notado, no tengo amigos. Ni falta que me hace.

  • Voy a tener que subirme la dosis de la pastillita. Debería tener la libido muerta y apreciar las florecillas, como no es así, la dosis es claramente insuficiente.

  • “y tercero va el Reial Madrit”… Joder, qué bueno, me ha alegrado el día. Ni el Atleti ni el Barça dan para un chiste así, reconózcalo.

    Esa posibilidad de que un empate en el último partido, o incluso una victoria de uno de los dos, le diese la Liga al Madrid, es sólo teórica. No me cabe duda de que llegado ese momento, el Barça se dejaría ganar por exigencia de su afición. Lo cierto es que no estoy tan seguro en el caso del Atleti, probablemente ahora el cholismo pesa incluso más que el antimadridismo.

  • Ya les dije que en RdL hay cosas estupendas, como advirtió el marqués:

    Hay diversas causas, explica Burton, unas sobrenaturales y otras naturales. Entre las naturales estudia, con estupendo entusiasmo, aquellos alimentos que son perniciosos para el ánimo y causan la temible melancolía. Es este, sin duda, uno de los grandes pasajes cómicos de la literatura de todos los tiempos. Comienza Burton anunciando que la mala dieta es fatal para la salud. A continuación, que la carne produce melancolía. Bien, una cosa así puede aceptarse. Luego añade la leche. De acuerdo, la carne y la leche. Sigue afirmando, con exuberancia de autoridades, citas y autores antiguos y modernos, que el pescado también produce melancolía, y por extensión el marisco. Bien, la cosa se pone fea, pero podemos alimentarnos sin carne, sin leche, sin marisco y sin pescado. Cita a continuación nuestro autor a Plauto, que observa que las hierbas son muy buenas, pero para las vacas. Olvidémonos de las hierbas, pues. Las ensaladas también deben evitarse. Las plantas radicales como el ajo y la cebolla también, por Dios, ya que cosa sabida es que las raíces enloquecen. La fruta es peligrosa, así como las legumbres. Deben evitarse especialmente los dulces y las especias. La sal es fatal: no debe usarse. ¿Y la avena? Es comida de caballos. ¿Qué nos queda? La sidra y la cerveza son perjudiciales. ¿Y el vino? El vino no, el vino puede tomarse sin miedo. De modo que estos son los alimentos y las bebidas que nos llevan a la negra melancolía: TODOS los que existen, a excepción del vino.

    (Que es la melancolía ?)

  • ¡Viva pues el amor y las erecciones! y el runnnnnn, ñiuuuuuuun rrrrrrrr y si tal el cooof, cooof ñiiiiiiiiii y arrancamos fiusssssss. Hasta el más allá.

    Todo en colorines, sepan.

  • Yo también me imagino el futurismo inimaginable, Adapts. Y lo que me imagino en esa pesadilla es a todo cristo haciendo deporte, no sé por qué.

  • ALBERT 07/04/2014 A LAS 21:25
    “y tercero va el Reial Madrit”… Joder, qué bueno, me ha alegrado el día. Ni el Atleti ni el Barça dan para un chiste así, reconózcalo.

    Gracias, Alberd. El chiste se lo debo a Boli Parker, que me lo contó en Fastbuck.

  • Me ha gustado mucho la entrevista a El Crítico Constante, especialmente esta respuesta.

    19. ¿Qué delito le parece que no está suficientemente penado?

    La intrusión en los correos privados de terceros.

  • El otro día le conté las hazañas de El Crítico Constante a un amigo que le conoció en sus años dorados. Me dijo: “Joder, con lo tonto que era en esa época”.

  • Respuesta a esa basura humana que responde al nombre de Eguiguren.

    Alguien debería explicarle a Txusito Eguiguren, el negociador de la pazzzzzzz, la niña de los ojos de Zapatero, que en Madrid con ETA vivir se vivía regular, pero, eso sí, se moría de puta madre.

  • Eguiguren se cree un héroe pacificador, y como tal con licencia vitalicia para decir cosas como esa. Y lo peor es que realmente la tiene, se la han concedido. No será lo último que escupa impunemente por esa boquita. Así les va.

  • Tengo que encontrar un texto donde aparece Eguiguren en una habitación mientras Josu Ternera se lava los dientes en el baño. Era una escena taaaaaaaaaan tierna…

  • Aquí habla de una comedia de Borja Cobeaga sobre las negociaciones de Eguiguren con ETA:

    «El propio Eguiguren ha desvelado esas anécdotas en sus numerosas entrevistas y en el libro que escribió con el periodista Luis Aizpeolea. Dibuja a Josu Ternera como un maniático de la vida sana obsesionado con el tema de los niños víctimas de los atentados. “Thierry” era un ciclotímico que pedía que le pusiese por teléfono con el presidente del Gobierno».

    Personas humanas con sus manías graciosas, situaciones divertidas; en una palabra: desdramatizar.

  • Me imagino que el tratamiento de la obsesión por los niños de Josu Ternera será el que corresponde y le pondrán comiéndoselos.

  • BONNIE PARKER 07/04/2014 A LAS 19:12
    Ya no hay choques de cornamentas, y eso es una pena, la verdad.
    Se están perdiendo las antiguas tradiciones.

    ¿A qué te refieres, Boli Parker?

  • Adapts, no estoy de acuerdo en eso de los caracoles. Guisados con tocino, chorizo y tomate son el alimento que más me acerca a Dios. Por no hablar cuando los encuentras entre el rancho o el arroz. A la brasa con all i oli tampoco están mal.

    Necesito caracoles, necesito emborracharme.

  • ADAPTACIONES 07/04/2014 A LAS 15:08
    Un hombre nunca corre […]
    Un hombre nunca monta máquinas sin motor […]
    Un hombre, tira el gato muerto de su casi nonagenaria madre, a un contenedor […]
    Un hombre come jabalises, ciervos, caballos, vacas, cerdos y cualquier cosa que esté viva, excepto caracoles […]
    Por último, un hombre en realidad no disfruta con los deportes de equipo, si es un hombre.

    BREMANEUR 08/04/2014 A LAS 14:18
    Adapts, no estoy de acuerdo en eso de los caracoles.

    ******

    Jajaja, me ha recordado el viejo chiste:
    —No a la discriminación de los judíos, los negros y los bomberos.
    —¿Los bomberos? ¿Por qué los bomberos?

  • BREMANEUR
    08/04/2014 A LAS 14:18
    Adapts, no estoy de acuerdo en eso de los caracoles. Guisados con tocino, chorizo y tomate son el alimento que más me acerca a Dios.. .

    Amen.
    (así es como me gusta comerlos en San Pedro)

  • SATUR
    08/04/2014 A LAS 13:59
    ¿A qué te refieres, Boli Parker?

    Era por el articulo de la caída de los niveles de testosterona en los hombres que enlazó Adapts. Ahora con el afeminamiento del macho humano, es de cajón que esos niveles hayan bajado..

    Yo no soy Patachusqui, Tarexia.
    (Espero)

  • Joooo, ora va a ser que PAKACHURRUSQUIÑA somos todos….. (pero por los caracoles no paso, donde estén unos buenos centollos….)

  • Pues yo con los caracoles no puedo, creo que por por unas conexiones irracionales y necias que hay entre la mente y la barriga, que son nudos que no sé desatar, sin embargo los caracolillos del mar siempre me han parecido deliciusus.

  • Voy contracorriente, lo sé, en Valencia de hecho hay gran tradición caracolera, con sus baquetes, moros y cristians, pero. vamos a ver gurmetes y gurmetas, si le echáis un quintal de tocino, chorizo y tomate o dos quintales de all i oli, ¿cual es ese sutil sabor que tanto os enloquece?

    -No me gustan los escupitajos.
    – ¡Pues con tocino, chorizo y tomate están de rechupete!

  • En mi tierra se le añade, además de lo que ha dicho Bremaneur, una guindilla picante..se toman en San Pedro después de habernos puesto morados de vino. Literalmente.

  • He comido en un restaurante muy catalán llamado La Masía, pero no la “que no se toca”, sino otra. De la carta de vinos he elegido un Fransola (el blanco cumbre de Torres). La somelier me ha dicho que no les quedaba pero que tenía otros vinos gallegos excelentes. Le he hecho ver que el Fransola no es gallego, sino catalán. Bueno, me ha dicho, es que hay tantos vinos que me he equivocado. Pues “vaya catalana que está usted hecha, no reconocer un vino de Torres”, he contestado molesto
    Esta frase la ha acojonado y se ha puesto muy nerviosa. Saquen consecuencias.

  • Pocas historias tan trágicas en la historia del rock como las del grupo Badfinger (The Iveys, originalmente). Promocionados por los Beatles, la historia acabaría con el suicidio de sus dos líderes –con unos años de diferencia— a causa de las dificultades financieras derivadas de ser estafados por un “bastardo sin alma”, según escribió el gran Pete Ham en su nota de suicidio.

    En su notable repertorio podemos encontrar una de las canciones más versionadas de la historia, Without You, que Harry Nilsson llevaría al número uno. Éste fue uno de sus primeros temas.

  • Me he tintado el pelo en casa con ayuda de una amiga. Cuando se marchaba ha visto mis tres cajas de gusanos de seda y ha hecho una cara de sorpresa. Las he destapado y se los he enseñado. Le daban un poco de asco, entonces yo, como de costumbre ancestral, me he embarcado en mi cruzada particular de demostrar la abismal diferencia entre lo que viene siendo un gusano y una maravillosa oruga. Someramente le ¿recuerdo? lo que es la metamorfosis (vuelvo, tristemente a comprobar la generalizada ignorancia que existe sobre ese concepto), y cuando termino de contarle lo de que hacen un capullo, se forma la crisálida y de esta deviene una mariposa que no volará ni se alimentará, me dice, “vale, esa opción la he entendido. ¿Y qué otra cosa pueden hacer?” – ¿Perdon?, no entiendo lo que me quieres decir..” – “pues, que lo de hacer el capullo y convertirse en mariposa es una opción, ¿y qué otras opciones tienen?”

    Saquen consecuencias.

  • Los franceses no han pedido finalmente caracoles.
    Fiel a mi afán civilizatorio, les he endilgado unas torrijas caramelizadas de postre, para que se enteren de lo que es bueno y para absorber las dos botellas de Tobelos que se han arreado.