Pecholobo

por Satur

(A Lola)

Kinkis

He entrado en casa, le he dado dos besos a mi hermana y me he servido un vaso de vino mientras de fondo sonaba Rocío Jurado. Esa es mi versión del Sets, Drucks & Rotanrold. Qué le voy a hacer, así es mi vida, que sea lo que Dios quiera, no somos nada, antes morir que pecar, para qué va uno a quejarse.

Yo he nacido para ser quinqui, pero las condiciones socioeconómicomedioambientales me lo han impedido desde el principio de los tiempos. Cuando traté de dejarme melenas el pelo se me fue para arriba y parecía un afro de las pelis de polis negros, pero en versión vaso de leche desnatada. Cuando me puse un pendiente y llegué a casa ufano, mi padre (que con Gloria esté*) me lo arrancó de un bofetón que todavía resuena en mi cabeza cuando baja la presión atmosférica del aire y arrecian los vientos de componente norte. Cuando me compré una navaja y la saqué delante de la peña chunga del instituto para hacerme el chulo y arrejuntarme con ellos, se rieron del lema que tenía tallado en la madera: Recuerdo de Benidorm, y mucho más del tenedorcillo que incorporaba por el otro lado del mango. Pero lo más humillante ocurrió el día en que me oculté un preservativo en la cintura, cuando iba en pijama camino del sobre; la goma del pantalón estaba demasiado suelta, se me resbaló el condón pernera abajo y cayó cuando mi hermana me recriminaba caminar descalzo por el comedor. Cogió el paquetito plateado y corrió por toda la casa aullando “Satur tiene noviaaaaa, Satur tiene noviaaaaaa”… Me puse tan colorado que se me quemaron las cejas.

Con este bagaje históricosocial no voy a ningún lado, pero quiero dar un golpe sobre la mesa, cambiar mi vida. Me he empeñado en ser libre y luchar contra el destino para ejercer el mal. Quiero volar alto como un gavilán, ser un depredador de las calles, gusano antes que mariposa, un tipo duro que escupe por el colmillo; el que se deja larga la uña del meñique para rascarse la patilla y agujerear la cáscara de los huevos que se desayuna en las mañanas de resaca, de olor a tabaco frío y sábanas húmedas; el que lleva abierta la camisa para mostrar la cruz de oro que se enreda entre el vello de su pecho, el tío que hace de aquí y tiene a cuatro pibones peleándose como ratas viejas por bailar con él tednotrans en el discopuf de moda de Madrit.

Tengo un sueño, tengo un sueño… I have a drink, como dijo Mártir Lute Queen. Abro un coche con una ganzúa, pelo los cables del delco para empalmarlos con el de los fusibles de los intermitentes y arranco haciendo chirriar las ruedas del 127 mientras la Vane, mi jai, me espolea en el asiento de al lado: ¡Deprisa, deprisa! Y deprisa, deprisa, trotamos por los descampados mientras fumamos ducados y le metemos un viaje a la litrona de San Miguel recalentada. Una menda y un colchón, eso tendría que campear en mi escudo genialógico.

Me hago con una pipa en algún garito siniestro del barrio de Salamanca o de esos sitios chungos de Madrit que me suenan como peligrosos y no conozco aún, quedo con los colegas, con el Dylan, el Arzallus y el Estanli y atracamos una verdulería mientras la dependienta nos mira arrobada, dudando si salir huyendo con nosotros y meterse de cabeza por la ventanilla del 127, muy a lo peli de serie B, be de buena, be de mejor.

¡Eh, la bofia ha cruzado sus Simca y nos brean a tiros! Yo saco mi pipa y disparo con frenesí, sin apuntar, con la experiencia que me ha dado tirar sobre latas oxidadas en el campiri. ¡Piñau, piñau! La mística de la pólvora, el rugir de los disparos… me emborracho con la epifanía de la sangre y la violencia. ¡Le han dado al Estanli en una pierna! Llego a él rodando, pero el Arzallus, que es un naja, toma el volante y quiere huir. Ja, ha cometido el error de mirarme a los ojos, que le transmiten las llamaradas de fuego de mi ira, el calor atávico de la venganza. Se frena en seco, abre la puerta y rectifica, ¡deprisa, deprisa!

Hemos conseguido escapar. Tengo un sueño, tengo un sueño… I have a drink, como dijo Mártir Lute Queen. Se puede soñar, sí, pero soñar es de niñatos que esperan aprobar los exámenes sin estudiar. Tengo un sueño, pero sobre todo tengo un plan. Mi meta es la maldad, mi camino es el del crimen. Lo tengo todo muy trabajado, al milímetro. Esquemas mentales, dibujos, diagramas, redacciones de tema libre. Está todo atado y bien atado y comienzo hoy.

El primer paso: hacer llorar a mi madre.

Le he dicho que no me ponga más leche con crispis para desayunar, que ya soy un hombre y que a partir de ahora tomaré solysombra, como mi abuelo. Pensé que la conocía bien, como si la hubiera parido, que empaparía el delantal con sus lágrimas, pero yo me mantendría firme, corazón de hormigón, espíritu de acero: la miraría sin pestañear mientras me metería lentamente en la boca mis últimas cucharadas de cereales inflados por la aplicación repentina de calor a presión atmosférica. Lo que ha sucedido es que me ha dado tal colleja que me ha hundido la cabeza en el tazón, y allí he dejado mi testa, humillada y ofendida, mientras aún he tenido el valor de masticar lentamente, crunchi, crunchi, con la leche entrándome en las narices como si nada hubiera pasado, como si todo fuera una broma macabra y siniestra del destino perro.

_________________________

(*) Gloria es la pilinguis por la que mi padre abandonó a su familia. Yo le he perdonado porque ella está de buen ver y hay cosas que se entienden sin que te las expliquen.

94 comentarios

  • Buenos días.

    Desde tiempos inmemoriales los señores de El Mundo se complacen en invitarme, no sé muy bien por qué, a las cositas que montan en Barcelona para la feria del libro. Recuerdo alguna velada nocturna con barra libre en el office del Dry Martini que no estuvo nada mal. Este año, sin embargo, la invitación es para la presentación de un libro de Pedro Jota, La Desventura de la Libertad, en la que la estrella del acto es Josep Cuní. Parece claro, pues, que mis temores se han hecho realidad y me han colocado por fin en el listado de invitados para eventos con copita de cava pero sin derecho a canapés.

    ***

    En mi blog: http://blogdegomez.wordpress.com/2014/04/22/sacala-de-la-princesa/

  • No sería más humano poner un mapamundi con luces parpadeantes que representan a las personas inerconectadas comunicativamente hablando en yo quiero tener un millón de amigos en las rocas del francín ÇhøpSuëy. Solo lo pregunto para recabar los pareceres.

  • Satur, si quieres saber cómo ser un quinqui, cómprate hoy día de San Jorge, el libro “La España de los quinquis” de Jesús de las Heras y Juan Villarín Ed. Planeta. Barcelona, 1974…(o a lo mejor ya lo tienes)

    Estaría muy bien el eleborar un diccionario Quinqui-Español/Español-Quinqui.

  • Para quinqui, quinqui, el Carburo de La taberna fantástica, de Alfonso Sastre.

    Que me acuerdo de un día por la parte de Cebreros, que nos encontramos casualmente, que yo había ido a vender un gel con el Madruga y que queríamos comprar un gras para carne y una choró para vida o sea para el Tuerto, que le habían robado el enganche se conoce que unos gitanos que acamparon ahí por la Colonia de los Socialistas, ¡sí, hombre! ¡Si se tiene que acordar!; que nos estuvimos jarreando a gusto y yo perdí al Madruga, que el hombre se conoce que se vino para Madrid con su bestia y que tú y yo acabamos en San Martín de Valdeiglesias, chuleando a un julay de Talavera que tenía una tajada de aquí te espero el hombre.

  • Y que luego, a las afueras, esparrabamos una burda para sornar un poco hasta que clareara, que caía pañí de miedo, ¿se recuerda?, ¡y que a media noche aparecen los picos!, y que nos piden los machiris, y que no llevamos, y, claro, al no llevar, que nos meten en el combo los tíos y pim-pam, pim-pam; y todo, ¡a ver!, porque el manús de la cobay que era un chota, humedoso como la madre que lo parió, nos había junado en el bar y luego guipó lo de la burda y se chivó el joputa al arajay de la cangrí, y éste, claro, ¡a la pasma que se fue con el cuento! ¿No se recuerda usted, compadre? ¡Son cosas que, a ver! ¡Pero en fin! ¡Era uno joven y podía con todo!

  • Qué fiesta tan ridícula el san Jordi en Barcelona, aunque aquí todo el mundo parece encantado.La proliferación de puestecillos ofreciendo rosas a 3 euros dificulta la deambulación y te importunan cien veces intentando colocarte el momio. La exaltación nacionalista es el telón de fondo y lo del librito queda en una mera disculpa. Por supuesto el 90% de la literatura que se vende es basura.

  • Satur, tres son las fuerzas que mueven al hombre: power, pussy and money (Salviano dixit en Cero, cero, cero). Lo suscribo, y usted también. Vea si no su sueño. Lo de los krispies y lo del Atleti es pura contingencia.

  • Esta misma mañana me he visto obligado a utilizar, convenientemente tuneada, aquella vieja maldición irlandesa que algún biógrafo atribuyó al padre de Joyce: “Para eso vas a necesitar la ayuda de Dios… y de varios policías”.

  • Sr. Verle yo he aprendido más geografía viajando que con mi profesor de bachillerato. Recuerdo de él que era un ridículo engreído que se creía que estaba bueno. Nunca aprendí nada de geografía con él, lo mínimo para aprobar..en cambio sí que recuerdo haber tenido un gran maestro en latín. Lástima que sólo disfrutamos de él un curso. Los de ciencias puras ya se sabe.

  • Es muy dura la vida del viajante. Por eso ayer hice varios cosas inconfesables.
    La confesable es que, por primera vez, miré cosas eróticas en el móvil. Yo las guarrerías siempre las miro desde el PC.
    Pues oigan, sepan que de repente recibí un sms diciéndome que me había suscrito a una guarrería por siete y pico leuros semanales.
    Ni que decir tiene que en ningún momento fui consciente, se me advirtió, acepté, validé o quise hacer tal cosa.
    Los hijoputas de vodafone me explicaron lo inexplicable, que si era un servicio Premium, (que por supuesto nadie me notificó que estaba utilizando) y mierdas fascistas variadas, pero vamos, en esencia, que te chulean.
    Vivimos en un universo en el que ya no hace falta decir sí. Te ocurre. Como la muerte.

  • Bonnie, entonces usted cursó BUP, como yo (yaaaa, muchísimo después), que tenía menos latín que el plan de bachillerato que le precedía. Pero es que ahora (hace tiempo, no sé desde cuándo) el latín ni siquiera es obligatorio para los de letras. Uno puede llegar a Clásicas, por ejemplo, y decir «Hola, buenos días, me llamo Pili y no sé qué es una declinación».

  • Recuerdo perfectamente que me pelé in examen importante de latín para ir a echar uno de mis primeros polvos. Era en un piso cochambroso prestado para la ocasión. Se rompió la llave en la cerradura, no echamos el polvo y me suspendieron en latín.

  • Hace un ratico, mientras cenaba en mi hotel, el que al parecer es el hereu del negocio familiar, tocaba la guitarra en la trastienda, al nivel de curso de CCC según acabas de desprecintar la cinta de video.
    Ya saben, el abuelo crea el negoci, el hijo lo mejora y el nieto lo hunde en la miseria.
    Pues bien, como era la segunda noche que daba por culo, yo, ejerciendo esa sana capacidad asertiva que define mi carácter, he preguntado con voz clara, pero sin elevar el tono, aunque calibrándolo exactamente para que me oyera toda la sala, si nos iban a hacer un descuento en factura por sufrir esta tortura.
    No he conseguido que el niño (treinta y tantos y con sobrepeso) dejara, de tañer la guitarra, de hecho creo que se ha rebelado contra el universo, pero al menos no me han cobrado la bebida.

  • Lo de las pifias lo decía por el examen de latín, Adapts. Ahora mismo mi niño (diecisiete, sin sobrepeso) está como cada noche con la guitarra, la armónica y un ukelele. Los vecinos de abajo tiene dos crías pequeñas. Cuando nació la mayor preguntaron apurados si se le oía llorar. Yo les respondí que me gustaría mucho.

  • Y ha espolsado el violín para hacer un arreglo. Lo de juro no he entendido. Ahora. Lo de que no me lo creo del todo no es lo que dice (ay, cómo no me lo voy a creer), sino lo que solo aprendemos de los errores y de los dolores y tal y cual, que no sé si es solo un consuelo viejuno.

  • Satur, te lo voy a decir yo porque nadie lo hace: eres el escritor costumbrista más entrañable de las Españas. Si yo fuera chica, o al menos bitensión, te echaría los tejos. Estoy pensando en presentarte a mi prima, que es también rural y carpetovetónica. Deberías intentar ligar con Pachakusi, a ver si fundábais una estirpe andinorensana. Pero con matrimonio.

  • Y además se arrejunta con pelazos.
    Oiga, Satur no es sólo ese genio costumbrista que usted remarca PerroAntoine, es además el mayor creador de palabros certeros, ambivalentes y descriptivos desde Umbral, al que deja como aprendiz.
    Boli Parker, Mártir Lute Queen, por dioh!!!!

  • Me pareció curioso el artículo de Jabois que enlazó Gacho, sobre la chica que había subrayado en su currículum su dominio del gallego y había sido rechazada con largas explicaciones admonitorias sobre el asunto. La cuestión es que yo creo que los del hotel tenían razón, aunque las explicaciones, al ser tan detalladas, parecían desproporcionadamente iracundas. Lo que me llamó la atención es cómo se traslucía el orgullo herido de Jabois gallego. Y me pregunté si habría sido lo mismo con el catalán o con el euskera, si Jabois periodista podría esperar suscitar en los lectores la misma simpatía, si siquiera habría comentado el hecho. Recuerdo una vez que, siendo Soledad Becerril alcaldesa de Sevilla, secuestraron un avión de Sevilla durante unas horas. Declaró algo así como que había tenido un sufrimiento muy grande «con aquel avión lleno de sevillanos», y no pude dejar de imaginarme a, por ejemplo, Arzallus lamentando el secuestro de un avión lleno de vascos. Lo cual nos habría asqueado.

  • Si no tienes el día cascarrabias se puede sacar partido del día de hoy. Claro que hay que alejarse de las Ramblas, pero eso ya lo explicaba el profesor de latín. Yo he dado un paseo hasta el paralelo, he visto en un segundo piso un letrero de Fonda Iniesta que me ha hecho gracia, he estado unos minutos en el acto de Sociedad Civil Catalana ( antes ya había depositado mi óbolo ), he comprobado una vez más mi relación marxiana con estos clubs, he paseado por el Raval observando la sociedad civil, he apuntado al número de guardia en el cuartel de la GC que mástil y bandera están en un estado lamentable, me ha dado la razón. Y es que al final hay aquí pocos días al año tan esmerados en luz, temperatura y humedad.

  • A mí me gustó la identificación (muy natural, por otra parte) de gallego y español, las lenguas de España y eso. Soy española porque soy vasca, o gallega o de Segovia, así es como e suno español. Pero los méritos no valen todos lo mismo por ser méritos. Ni las lenguas valen todas los mismo. Es muy presuntuoso pretenderlo. Me parece bien que lo ponga en su currículum como me parece normal que le rechacen. Luego está lo que decía Holmesss, o multa o bronca.

  • Claro que no valen lo mismo todos los méritos. Aquí me tiene a mí, que sé la hostia de miles de cosas que no valen nada. Pero ya me jodería que viniese un hostelero a decirme que mis conocimientos le importan un huevo. Ni que su puto hotel fuera la NASA.

  • Sus conocimientos de usted valen muchos huevos. La cuestión es el mercado. El mercado es un hijo puta que existe y a veces se parece a la realidad. Lo que yo quería decir es que el artículo de Jabois traslucía cierta irracionalidad galleguista sorprendente.

  • Me sacáis los colores, se me van a chisporrotear las cejas otra vez. Procur, la banda sale en el texto del que has leído el primer y el último párrafo.

    23/04/2014 A LAS 22:51
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Lo bueno es ganar, lo malo es que Emilio nos explique porqué.
    **********
    Habría que retrotraerse al origen de esta frase, la más mítica del internet mundial de todos los tiempos.

  • 24/04/2014 a las 02:17
    Satur: Procur, la banda sale en el texto del que has leído el primer y el último párrafo.

    Los de la foto, hombre.
    (El primer y último párrafo, eh. Señor, señor, lo que aguantamos las madres).

  • Buenos días, Procut. Tendré que escribir unas biografías de mis colegas, siempre que la Srta. Beldpucks me las quiera publicar.

  • Pues sí Procu, estudié latín en 2º de BUP, y ya en tercero, no. Después en la facultad tuve que aprenderme listas interminables de peces, crustaceos, setas,..y demás familias en latín, para que luego digan que el latín no era importante en las carreras de ciencias.
    Estanli, ya no tiene pelo, se ha quedado hecho un ecce homo.

  • 23/04/2014 a las 16:13
    marquesdecubaslibres

    Qué fiesta tan ridícula el san Jordi en Barcelona, aunque aquí todo el mundo parece encantado.La proliferación de puestecillos ofreciendo rosas a 3 euros dificulta la deambulación y te importunan cien veces intentando colocarte el momio. La exaltación nacionalista es el telón de fondo y lo del librito queda en una mera disculpa. Por supuesto el 90% de la literatura que se vende es basura.

    Considero el día de San Jorge es uno de los más detestables del calendario. Durante una época, larga y buena, compraba libros a diario con mi amigo Ricky. Salíamos de trabajar y no teníamos más que libros y bares, no necesitábamos nada más. El 23 de abril no sabíamos dónde meternos. Las librerías estaban abarrotadas de capullos y de mujeres estultas con la mirada arrobada, como si las rosas no tuvieran espinas.

  • Desde luego que Mou ha dejado su impronta, es como si siguiera allí. Mira que ser del Barça no es motivo de orgullo, pero los merengues visto lo de ayer….
    Exclusivamente por juego, por su galáctico Fair play, el martes debe pasar el Bayern, si existe Justicia Cósmica Futbolística.
    (Pepe, ese caballero: quien mencionaba a Alves?)

  • Y el periodista AP dice que MC “ha demostrado tener su propia personalidad” por decir “cojones”. Tócate los idem.

  • Pep está loco y lo que es peor, ha vuelto locos a muchos catalanes hasta el punto de confundir el fútbol con el balonmano.
    Los bávaros jugando al pasecito transmiten menos emoción que un beso de mi hermana.

  • Bordel, messie Satur! Me tiene usted en un sin sinvivir con sus agitados cambios de estilo. “La mística de la pólvora, el rugir de los disparos… me emborracho con la epifanía de la sangre y la violencia.” ¿Dónde ha quedado su proverbial laconismo? ¿su depurada concisión? ¿será la ansiedad provocada por ese 0-0 del Gran Caldero? Tómese una verveine templadita. De toute façon, son rêve me paraît tout à fait désopilant. Félicitations.

  • 24/04/2014 a las 15:53
    marquesdecubaslibres

    En la Rioja en vez de decir “no”, se dice “sí, por los cojones”.

    También en mi pueblo y zonas limítrofes. Somos rayanos y se nota. Es frase y expresión que me gusta mucho, y la digo en cuanto tengo ocasión.

  • ¿La primera vez? ¿Y cuántas van ya?

    Otras variantes: “Sí, por l’haba” y “Sí, puntas de haba”, o “Puntas de haba”, a secas.

  • El hereu treintañero guitarrero que les describï ayer, se acaba de disculpar y ahora me cae bien, porque ha declarado zona rebelde, de fumadores, el bar del hotel.
    Soy un veleta

  • Y en la parte de pago PerroAntoine esto:
    “Yo lo supe siempre, pero nunca me había llegado con semejante aroma de próstata.

    —Y me importa un cuerno si tenemos razón o no.”

  • Lo que trae Adapts es la cuestión principal. Lo tengo comprobado con otros formatos, pero el mensaje es el mismo. No consigo superar el estupor, pero barrunto que cualquier alternativa pasa por mantener el valor de la razón.

  • La mezcla del vino con McCoy Tyner me hace incomprensible vuestro fervor intelectual. Abogo por un solipsismo responsable y creador. Abomino de los lugares públicos donde he quemado mi fortuna y mi dignidad por unas migajas de sexo.

  • Hablando de sexo, justamente ayer evoqué una antigua entrada del gran Montano titulada Amor fati. Caí de repente en la cuenta: es un puro retruécano, el amor sólo es tal cuando asume plenamente el destino, sobre todo el venidero.

  • Decía Buñuel que alcanzó el equilibrio cuando se le apagó la vela. Por desgracia sigo mas caliente que el mismo infierno, pero atempero la llamarada con mis cuatro amortiguadores: música, literatura, pintura y vino, sobre todo vino, bendito néctar que tanto bien me procura.

  • Uno de mis primeros discos de jazz, si no el primero, fue Trident, de McCoy Tyner (a quien tuve el gustazo de ver en vivo en mis tiempos del Johnny, en Madrid). Dentro de ese disco había esta versión de Amor em paz, de Jobim, tremenda de toda tremendidad, que no he dejado de oír nunca y que durante años, cuando era soltero, me ponía por las mañanas a modo de desayuno energético/vitamínico.

    McCoy Tyner, Ron Carter y Elvin Jones, mare mía de mi vida.

  • Julio, no accedo a la página (por lo de siempre), pero veo en iTunes el disco, y no hay ninguna canción llamada así. ¿?

  • Siempre que vengo a Cataluña me cago en todos los santos que almuerzan, cuando al pagar la estancia en el hotel me arrean un leuro diario de tasa turística. ¡Hijisdeputa! ¡Va a venir de turismo quien yo os diga! ¡Mamelucos, Zoroastros, …!