Tod@s som@s poet@s (Taller de Poesías I)

Por Perroantonio.

Julio5

Queridas amigas, estimados compañeros. Ha llegado el momento de que el saber acumulado tras largas horas, días, meses, años de lecturas poéticas, fructifique en enseñanza para las nuevas degeneraciones. Asumo el reto que me vienen reclamando las masas desde hace años y comienzo a impartir este Taller de Poesías que, en cómodos fascículos coleccionables (¡y gratuitos!), harán de usted una sensible poetisa o le convertirán en un auténtico vate. O viceversa.

Este Taller será eminentemente práctico, si bien un tema tan deletéreo, digo etéreo(1), requiere de unas ideas básicas que usted deberá asumir para que la enseñanza resulte de provecho.

La primera es que tod@s som@s poet@s. Es cierto que un@s som@s m@s poet@s que otr@s, pero eso es debido, querid@ poeta en ciernes(2), a una educación que no ha potenciado ni su oído ni su sensibilidad para apreciar los detalles. O eso o que le enchufaron en primaria unos sonetos a lo divino que le dejaron maltrecho para siempre. O maltrecha.

La segunda idea es que la poesía es sólo un género literario más. Ni musas, ni dioses, ni ninguna voz interior que va dictando versos inmarcesibles. A escribir poesía se aprende, como a hacer bacalao al pil-pil. Desconfíe de antiguallas retóricas como eso de que “el poeta nace”. Nadie nace recitando serventesios ni pintando bisontes en una pared; todo se aprende, salvo el joder a los demás, que es innato.

La tercera idea, y muy importante, es que la poesía es “una canción de palabras”, en feliz expresión de Clara, la hija niña del poeta José María Valverde(3). Y aquí es de donde proviene eso que dicen los horteras de que la poesía es magia, porque la música provoca raras reacciones en los humanos y en las bestias. La jodida música es una máquina de producir emociones y de la emoción al sentimiento apenas hay un paso, el sentido que aportan las palabras (o los pensamientos). Resumiendo, que me estoy poniendo estupendo: la poesía (música+palabras) es la máquina perfecta para producir sentimientos. Lo cual, para qué engañarnos, puede ser bueno o malo. Mitad y mitad.

La cuarta idea, igual de fundamental, es que la poesía (como la musica) tiene reglas. No se engañe. Habrá quien le diga que después de las Vanguardias no hay reglas y que todo está permitido. Pudiera ser, pero deberá usted demostrarlo a la inversa: si sabe construir le dejaremos deconstruir, pero en el nivel superior. Y una de las reglas es que en este Taller embrearemos y emplumaremos a los listillos que se inventen palabras o escriban acumulando imágenes desordenadas del tipo

azul de los instantes angulares
resbalando por la piedra imprecisa
del sueño vertical
que compone tu nombre atormentado
en la irreal fragancia del inmacular ocaso
agonizante en la desolación de los nenúfares

Ni metaforización diarreica ni nenúfares ni hostias. Al primer nenúfar o al primer ocaso, castigos corporales con instrumentos punzantes. Y las metáforas se manejan como los residuos tóxicos, en pequeñas cantidades y con mucho cuidado.

Porque, y he aquí la quinta y fundamentalísima idea, antes de ponerse a escribir la primera palabra hay que pensar, al menos un instante, qué queremos decir. Una maldita idea. Ya sabemos que a nada que manejemos la música, los sentimientos van a aflorar, así que acompañémoslos de una idea que merezca la pena ser formulada. O al menos por una ocurrencia. Después de leer el poema tiene que quedarnos algo más que un sonido.

Estos son los principios básicos de este Taller de Poesías. No es necesario que se apunte, tan sólo escriba sus versos en la sección comentarios. Los Rimbaudelaires también pueden participar, pero luego que no lloren, que aquí venimos a desaprender. El dolor es mejor sufrirlo ahora, no con el libro publicado.

Ah, y se me olvidaba. Esto consiste básicamente en jugar. Luego te haces pasar por un alma en pena o un corazón sufriente, pero sólo para hacerte querer o para ligar, como hacía Gustavo Adolfo.  Que al final siempre llegamos a lo mismo, o sea.

 

EJERCICIO 1
¿Nunca ha respondido a una petición, en su tierna infancia, con un “Pa’ tu culo, Pirulo”? ¿Jamás se ha despedido con un “hasta luego, noruego”, “hasta la vista, tenista” o “agur, Ben-Hur”? Pues sin haberlo deseado, le ha salido un pareado: en su interior hay un alma de poeta. De poeta malo. Practique hasta mejorar, aunque sea levemente. 

Escriba tres simpáticos pareados. Es más fácil hacerlos de arte menor (ocho sílabas o menos) que de arte mayor (más de ocho sílabas) porque la música (la combinación de acentos rítmicos) es menos compleja. Pero no se arredre. Si el “ande yo caliente/ ríase la gente” o “la primavera ha venido/ nadie sabe cómo ha sido” le parecen cosas de niños (de niños Góngora y Antonio Machado, concretamente) ensaye con el endecasílabo (once sílabas) o el alejandrino (catorce). Recuerde: lo fundamental es la idea y el ritmo. Ya avanceremos con la sutileza, la profundidad y la elegancia en cursos superiores. O no, que total…

 

AMOR ENANO
Me tiraste tres besos y tan altos
que a saltos no llegué. Besé el asfalto.

 

______________
(1) Primera enseñanza. Esto era un chiste. En Poesía no es posible hacer chistes hasta alcanzar el nivel master o le tomarán por el pito de un sereno. Si un poeta no es serio, no podrá escribir “boca de fresa” sin provocar la hilaridad y el recochineo de la afición. Así que, hasta alcanzar cierto magisterio, evite los chistes y sea serio y trascendente. Y déjese crecer un poco más el pelo. Si ya no le queda, también.

Segunda enseñanza. Este es un consejo para alumnos de primer nivel: no utilice jamás palabras cuyo significado desconozca. Si tiene dudas, consulte un diccionario, que para eso los escribimos. Bastante cachondeo tiene ya el lector que descubre la rima “roca/foca” como para que se entere, además, de que la foca (o la roca) es deletérea. No, una foca no puede ser deletérea ni desde el punto de vista de un arenque. Seriedad con los significados o empezaremos mal. Los alumnos de último nivel, sin embargo, podrán usar palabras ignotas, aunque con moderación. No obstante jamás deberán mezclarlas con metáfora oscuras. La combinación de palabras ignotas y metáforas oscuras despierta la afición a quemar libros.  

(2) ¿Sabe usted lo que son “ciernes”? ¿Ve?, así se empieza. Comienza uno utilizando una palabra que desconoce y acaba llenando sus frases de tópicos. El tópico es nuestro mayor enemigo. Al tópico hay que zurrarlo hasta que se rinda. Sin contemplaciones.

(3) ¿Qué, pensaba que aquí no habría bibliografía? Apunte: La literatura. Qué era y qué es. José María Valverde. Montesinos Editor. Barcelona 1982. Casi todo lo que hay que decir sobre la literatura ya está dicho aquí, en un pequeño ejemplar no más grueso que un librillo de papel de fumar.

135 comentarios en “Tod@s som@s poet@s (Taller de Poesías I)

  1. Hay que actualizar la sección “¿Ésto que es?”
    Decís que no hay botón de “Me gusta”
    Y sí que lo tenés

    (¿es posible, Perroantonio, poner “tenés”, o es mejor “tenéis”?)
    Me gusta el post, intentaré hacer los ejercicios pero no doy un duro por mi Talía ni por mi Calíope,.. y mucho menos por mi Erato.

  2. (Saturbrema, veas a ver, que la histeria te puede y mezclas los personajes.)

    Dice Brema el calvorota
    que yo soy una foca
    Bonito animal que arf hace
    contemplando de Brema
    su cornamenta de arce.
    ¡Arf! ¡Arf! (????? pocas focas a escuchado este gilipollas)
    Saturbrema, ¡a cagarf!

  3. Perdone el retraso en contestar, Satur, es que estaba tocando la lira.

    Escribir un “oh” en un poema es equivalente a dispararse en un pie. Empezar un poema con dos “oh” es dispararse en los dos pies. Si además no se ponen los dos signos de admiración, el de entrada “¡” y el de salida “!” (como ha hecho usted), el Colegio Castellano-Manchego de Poetas le puede sancionar con trabajos de acción social comunitaria en tribus raperas o con la asistencia a jornadas de lectura continuada de poemas con “oh”. Tengo además entendido que la Organización Mundial de la Salud no recomienda el uso del “oh” a los poetas asmáticos y/o fumadores. En este Taller de Poesías se desaconseja vivamente el uso del “oh”, salvo como recurso tóxico-irónico, y advirtiendo de que entre los riesgos de su utilización está la aparición de reacciones alérgicas en los lectores sensibles.

    Véase: ¡Oh Cristo!

  4. ¿No se puede escribir con resaca, o qué?
    Gachol, o tienes en las manos el bocata de chopped con el que te desayunas, o tecleas. Las dos cosas a la vez, NO.

  5. En la ebriedad del salitre,
    y tú despertarás del sueño campestre,
    menos tu vientre,
    dotadlas de biografía ilustre.

    Que alcanzo a oír el vientre,
    ay, el rincón de tu vientre,
    me rodean arpías que surgen de su vientre,
    y cuya forma es terrestre.

    Oh mucho tiempo habrá cuando la sangre fría ya se arrastre,
    yo sé que un día he de encontrarme entre,
    y tengo tus senos y tu vientre,
    y el polvo que golpea se arrastre.

    Y enmudecer y el vientre,
    pasa a ser mi universo el credo que me nutre,
    hasta el hueco minuto del vientre,
    que mis líquidas manos golpearan en el vientre.

    No sé a qué tanto taller, si se puede hacer todo automáticamente gracias a las nuevas pretecnologías (poesía muy bwena hecha con rima en TRE).

  6. Por favor, profesor, analice mi obra:

    Monk aporreaba el teclado
    como si zurrara a una puta.

    McCoy acariciaba las negras
    como acarician las blancas.

    Bill Evans amaba el piano
    tanto como a la heroína.

    Jamal todavía.

  7. Marqués, su texto se acoge muy bien al quinto consejo: ideas. Pero aunque hay literatura, no hay poesía porque no hay música. Y fíjese si el asunto es curioso porque la prosa que usted escribe suele tener música propia muy reconocible. Sin embargo, ha sido ponerse a hacer versos y cargarse esa música, quizá porque ha truncado las frases.

    No lo había dicho al empezar porque debemos reservarlo para el Taller de Poesías Avanzado, pero los buenos, los muy buenos poetas, escriben enorme poesía en prosa.

  8. Profesor, yo busco el ritmo sin rima ni metro. ¿Es esto posible?
    Doy máxima importancia a la idea, en este caso conectar a los cuatro mejores pianistas de jazz. Eso hace que solo valga para los aficionados. ¿es esta falta de universalidad una gran rémora?
    Gracias.

  9. Claro que es posible el ritmo sin rima ni metro. Vea si no a García Márquez, a Carpentier, a Cela, a Umbral, por citar a los más obvios. Me voy a cargar este Taller de Poesías si le digo que los poemas son simples artefactos, vasijas, cajas chinas. Buena parte de su interés reside en la limitación creativa que supone escribir en un formato acotado en longitud, rima, y ritmo. Como componer un minué. Se juega o no se juega, no hay más misterio. Pero el que juega lo disfruta.

    Interesante el tema de la universalidad. Me lo pienso un poco, que no quiero desbarrar.

  10. Vaya, no he citado ni a un sólo poeta. Naturalmente hay muchos poetas que escriben sin rima ni metro, pero no sin ritmo. Entre los muy grandes, Cernuda.

    Uno de los problemas derivados de leer muchas traducciones de poesía, es que se ha instalado un nuevo tipo de poeta: sin rima, sin metro y sin ritmo. Los más astutos intentan resolver la ausencia de música (el ritmo es lo que convierte al texto en memorable) jugando con la apariencia visual. No suele colar.

  11. De todos modos, sospecho que actualmente atravesamos un período neoclásico o neorrenacentista en la poesía española. Se da mucha importancia a la forma. Y a mí no me parece mal.

  12. Buena parte de su interés reside en la limitación creativa que supone escribir en un formato acotado en longitud, rima, y ritmo.

    ¿Como en tweeterdt?

  13. Mi poema habla de la música pero, cierto, carece de ella. El corsé del verso me ahoga.
    Respecto a la universalidad es cierto que la mejor literatura es universal, lo cual sería aplicable directamente a la poesía. El microcosmos del que yo hablo quizás lo entienda Julio, no sé si Gómez, poco mas. Pienso que tiene poco sentido.

  14. Me estaba planteando el problema de lo universal desde otra perspectiva, pero vale. Que le den a “lo universal”. En todo caso, lo fundamental ya lo ha escrito en esta misma página Tipo Material citando a Félix de Azúa: “Los artistas de verdad, los que plantean problemas, no pueden tener público”.

  15. Me está costando horrores componer mi poema. De momento he rimado Bilbao con bacalao y gachises con txacolises. Lo que me falla es el ritmo y la universalidad, creo.

  16. 25/04/2014 a las 13:22 Perroantuán
    En todo caso, lo fundamental ya lo ha escrito en esta misma página Tipo Material citando a Félix de Azúa: “Los artistas de verdad, los que plantean problemas, no pueden tener público”.

    Hummm. ¿Y por qué no?

  17. Azúa utiliza la palabra público en sentido amplio, más cercano al concepto de audiencia. Claro que cualquiera puede tener público, pero hay dos actitudes distintas, la de quien lo busca (y usa todas las técnicas a su alcance para ello; por ejemplo, contratando a un negro para que escriba) y la de quien lo encuentra. En el primer caso la preocpación (y la ocupación) es el público, en el segundo, es la obra.

  18. Ora viene Tareixa deshogada

    por retozar de cama en cama

    a contarles sus enardeceres y

    alegrarles la mañana.

    ¿Vale así, Alarife entre los poetisos?

  19. Conio, que es viernes, lo colgué en la anterior:
    Siempre que vengo a Cataluña, por trabajo, me cago en todos los santos que almuerzan, cuando al pagar la estancia en el hotel me arrean un leuro diario de tasa turística. ¡Hijisdeputa! ¡Va a venir de turismo quien yo os diga! ¡Mamelucos, Zoroastros, …!

  20. Capichi, amigo Perroan.

    En FB me han llamado exjevi. Snif. No somos nada, nunca lo fuimos, y nunca lo seremos. Voy a ponerme a Los Suaves y a cogerme una cogorza, que es fiesta.

  21. A fuego lento no se calientan mis huesos
    y bajé al infierno a ver cómo se cuecen tus besos
    cansado de buscar un trocito de cielo
    lleno de pelos.

    Y a deshora sale un sol alumbrando una esquina y alegrándome el día

    ¿Dónde están los besos que te debo?
    En una cajita;
    que nunca llevo el corazón encima
    por si me lo quitan.

    Me salgo de mi casa,
    me estrello contra la acera
    no puedo recordar qué clase de mundo hay fuera:
    salté por la ventana buscando una liana
    -¡Árbol va!- y Tarzán al suelo.

    Y harto de buscarte siempre a oscuras
    y de volverme en puro hielo
    tiré toda mi vida a la basura,
    y ni las ratas se la comieron.
    Nadie me persigue pero yo acelero.
    Llaman a mi puerta y yo ya a nadie espero.

    y ¿dónde están los besos que te debo?
    En una cajita
    que nunca llevo el corazón encima
    por si me lo quitan.
    y ¿dónde están los besos que me debes?
    En cualquier esquina,
    cansados de vivir en tu boquita
    siempre a la deriva

    Y llega en tu braguita el amor de visita y en mis pantalones entre los cojones.
    Voy a tatuarme ,azul, una casita
    para que allí vivan nuestros corazones.

    Y a deshora sale un sol alumbrando una esquina y alegrándome el día.
    ¿Dónde están los besos que te debo?
    En una cajita;
    que nunca llevo el corazón encima
    por si me lo quitan.
    y ¿Dónde están los besos que me debes?
    En cualquier esquina,
    cansados de vivir en tu boquita
    siempre a la deriva

    Cuando ya no puedo más saco para respirar
    un ratito el corazón, que lo tengo en carne viva;
    sólo un poco de calor hace que me vuelva a la vida
    y lo pongo a secar al sol escondido en un renglón.

    Y a deshora sale el sol alumbrando una esquina y alegrándome el día.

    ¿Dónde están los besos que te debo?
    En una cajita;
    que nunca llevo el corazón encima
    por si me lo quitan.
    y ¿Dónde están los besos que me debes?
    En cualquier esquina,
    cansados de vivir en tu boquita
    siempre a la deriva

    ¿Dónde están los besos que te debo?
    En una cajita;
    que nunca llevo el corazón encima
    por si me lo quitan.
    y ¿Dónde están los besos que me debes?
    En cualquier esquina,
    cansados de vivir en tu boquita
    ¿Dónde están los besos que te debo?
    y ¿Dónde están los besos que me debes?

  22. El cabronazo de Robe es un poeta como la copa de un pino, si se me permiten la metáfora, el anábasis, la idiosincrasia, el feromona, el asíndeton, el hipérbaton y su puta madre en bragas.

  23. Qué hartazgo de poetas. Qué no, ni Extremoduros ni ná. (Otro que está sensible con sus cosas, qué bien)

    Brema, poeta mío,chico duro, sensible donde los halla, estoy criando una María virginal, ( solo para mis cosas, pero comparto gratis en xuntanzas)

  24. Sí, Gacho; Revolução dos Cravos ¿y? ¿A dónde mi vida, quiere usted llegar? Porque si es por meter un clavel vía nefando a alguno o en la punta de su p***a, cuente conmigo. Estoy guerrera y tengo un kit de supervivencia.

  25. Me gustan las manos manchadas de tinta
    y los camisones de lorzas y blancos
    morirme de risa, plantar agapantos
    Cabalgar salvaje, no correr en cinta.

    Algo así ¿valdría?

  26. 25/04/2014 a las 00:54
    Bremaneur
    Julio, no accedo a la página (por lo de siempre), pero veo en iTunes el disco, y no hay ninguna canción llamada así. ¿?

    Perdone, Bremaneur, eso es porque me tiré el pegote de poner el nombre original de la canción, en portugués, y no el de la versión en inglés, Once I Loved, que le puso el traductor (?) de buena parte de los primeros hits de la bossanova en Estados Unidos, Ray Gilbert, que es el título con el que aparece en el disco de McCoy Tyner.

  27. A mí me vale, Mariló. Al Perro depende de si te coge tirria (por envidias) o no.
    ———————————-
    Marqués, 1) tú no sabes cómo soy yo, que yo no soy como crees que yo soy
    2) lo leí por amor. Y por amor también (pero no al mismo) me apreté al Wagner. Así es que cuenta por paga.
    ———————–
    Tare, qué cuerpo de claveles tenía yo hoy. Mi reino por un ramo de claveles. Pero qué manía tienes de meter cosas por las puntas, ja de verdad.

  28. Exacto, como la reinona que eres. ¿Ves como tú sola te delatas dejándote preposiciones apostas por el camino?
    (Como a una reina, los cojones. Que me acuerdo de todo, todo, todo.
    Mucho piso, pero para darme el derecho a réplica de la china pordiosera no hubo huevos, loco cobarde.
    Y yo no necesito ningún piso (GAD), tengo una casaza (al menos de momento)

  29. A mí me gustaba mucho ésta:

    Hemos de salir corriendo
    porque la casa está ardiendo.

    Es de Mortadelo y Filemón, si no recuerdo mal.

    O ésta otra, de un señor llamado Anónimo:

    Marica, hijoputa, mal hombre,
    mira que dejarme
    por otra mujer.
    Me cago en tu padre
    y en tu puta madre
    y en la primera Rosa
    que está en Santander.

  30. Yo también pude escribir los versos más torpes cualquiera de aquellas noches, pero me corté a tiempo. Además, si no es para decirlos como mi paisano de nascencia Góngora o mi paisano de elección Pessoa, mejor quedarse calladito.

    Eso no quita que vaya a disfrutar mucho, como el de hoy, estos talleres de nuestro Poetantonio o Perropoeta, que ha estado sembrado, tanto en la entrada, como en las salidas a escena subsiguientes.

    (Como también lo estuvo antier Satur, con su iniciación al bandidaje, y antes de antier, Bonnie con otra de sus incursiones en la tierras duras, y antes de…)

  31. Cuán ingrata, Jenny, del enjuto cuán tu desprecio declaras, cuánto tacón de cuán elegante y sobrio como un Juan. Cuán disconforme estoy. (Y cuán hermosa tu entrada de hoy).
    ***
    Las acusaciones de envidia siempre me recuerdan este artículo de Sánchez Ferlosio: «El mito de la envidia». Tiene muchas erratas, una pena.
    ***
    Maralhino, bienvenida.

  32. 26/04/2014 A LAS 00:07 GACHOINLOWERCASE
    Como a una reina, los cojones. Que me acuerdo de todo, todo, todo.
    Mucho piso, pero para darme el derecho a réplica de la china pordiosera no hubo huevos, loco cobarde.

    Acordarse de todo es síntoma de algo muy malo. Haz como yo, que no me acuerdo de nada, y todos los días son un descubrimiento. ¿Una china, derecho de réplica? ¿Me he perdido algo?

  33. Por cierto, aprovecho este espacio de libertad, poesía y buen rollito para ciscarme en todos los muertos de Mónica de Oriol.

    ***

    Y además aprovecho para recomendarles el programa que acaba de emitir France Inter sobre los “tres rojos”, los emisores clandestinos que remitieron desde Suiza a los soviéticos información militar que permitió victorias decisivas a partir de 1942. No les desvelo nada, apasionante.

  34. Hace unos días leí en RDL una interesante reseña que contiene una elucubración sobre el suicidio y la donación de órganos. Al día siguiente me quedé perplejo cuando fue noticia un suceso real acontecido en un hospital de Valencia, y hoy lo glosa G Morán en su sabatina, para mí de una manera desatinada. No es la primera vez que arroja a un suicida sobre alguien.

  35. 26/04/2014 A LAS 14:30 PIRATAJENNY
    Por cierto, aprovecho este espacio de libertad, poesía y buen rollito para ciscarme en todos los muertos de Mónica de Oriol.

    Concuerdo. A la puta calle con la gentuza que no sabe lo que dice.

  36. Gacho, no sabemos de qué hablas. Hay que hacer un cursillo de arúspice para saber de dónde te vienen los rencores.

  37. (Por eso que no lo sabes, coges vela en este entierro, ¿eres el portavoz del Perro o algo? ¿ Al final sí que dormisteis juntos?
    No te preocupes que cuando tenga un rato te lo explicó, so hipócrita)

  38. ¿Y por qué dejarnos invadir por los giros del porno anglosajón? Algo más castizo, más nuestro, Brema: “Cinturón poronguero”. O si prefiere una sola palabra para que el título gane en contundencia, “Cinturonga”.

  39. Jajaja, Pi, lo he visto en la wiki y me parto. Cinturón poronguero, porrómpompero. Si es que no paran de dar por culo.

    Fue sin mi consentimiento, Gachorri.

  40. (Solo la primera vez, Bremi)
    —————————
    (No fuiste convincente Holmess, ¿por qué tiene que ser la culpa mia?
    El rencor te mantiene vivo, la tristeza te mata. Ése es mi enunciado. Evidentemente, considerando que tengas que elegir entre el uno y la otra)

  41. Bueno, en este considerando está el quid. “Hay salida” es uno de mis lemas para romperlas, cuando me hallo en una de esas dicotomías: ni A ni B. Es como un haiku, por volver a la poesía.

  42. Más razón que un santo, Holmesss sólo he tenido dos accidentes con animales: Un pisotón que gracias a que llevaba las notas con puntera reforzada fue menos de lo que me podía haber pasado y un atrapamiento de las dos manos en una manga, bueno entre vaca y manga. Me dislocó el pulgar y vi las estrellas, pero en ambos casos fue mi culpa por no Por ellos. Debí ser más lista que ellos y no fue así.

  43. El atrapamiento de las dos manos en una manga resulta más enigmático e inquietante, hasta sugestivo, pero no sigo.

  44. El comentario de PJ (bonita entrada, Pi ) sobre Mònica de Oriol y sobre todo la visión de Zapatero con Valenciano te han dado un voto, Cañete; ya me jode, tendré que gestionar el voto por correo.

  45. La carta de este sábado la toma con García, al que recuerdo en el callejón de las Ventas viendo a su paisano César Rincón. Corría el año 90 y el valor Rincón me hizo volver la afición. Creo que hoy nuestros dos sabatineros favoritos han estado fuera de cacho, practicando innecesario tremendismo.

  46. 26/04/2014 a las 17:15 Holmesss:
    Bueno, en este considerando está el quid. “Hay salida” es uno de mis lemas para romperlas, cuando me hallo en una de esas dicotomías: ni A ni B. Es como un haiku, por volver a la poesía.

    Holmesss, un gran comentario y una gran interrogación.

  47. Gómez, ese hermoso poema que nos trae lo cantan los chicos de la tuna. (Por cierto, que hace unas semanas me encontré con una tuna universitaria de la UPV en un bar de Barakaldo y casi sufro un infarto). Aquí tiene una versión más completa.

    —Querida Enriqueta, mi tío que estaba
    de notario en Burgos murió antesdeayer,
    Me deja heredero, pero si me caso
    con mi prima Rosa, la de Santander.
    Así es que terminan nuestras relaciones,
    lamento infinito portarme tan mal.
    Le envío sus cartas, sus versos y el rizo
    y besa su mano su amigo Marcial.

    —Cabrón, hijoputa, marica, mal hombre
    mira que dejarme por otra mujer.
    Me cago en tu padre y en tu puta madre
    y en tu prima Rosa, la de Santander…

    — [CORO] ¡Que es puta también!

  48. No entiendo el porqué de tener
    que escribir hoy en estilo vertical.
    Pero lo acato y declaro, cual vate silogístico
    y con verso fundamental, lo que pienso:
    lo primero de todo, que el españolismo
    se ha hecho racional, y hasta racionalista.

    En mala hora, porque con tan romo
    y rancio proceder no puede entender
    la razón que tiene un Pujol cuando dice
    que no hace falta demostrar
    que Cataluña es una nación.

    No dice Pujol que no se puede
    sino que no hace falta, o sea,
    que no es preciso;
    ni necesario, añadiría yo.

    No lo es porque la nacionalidad
    de Cataluña hace tiempo que se ve,
    como se ve a la perfección, y hasta con claridad,
    la existencia de aquello cuya existencia
    ha sido sostenida un millón,
    y muchos más, de veces.

    Mejor haría el españolismo,
    si alguna audiencia en oídos
    contrarios quisiera tener,
    en no mirar con racional soberbia
    ese catalanismo que ni necesita ni quiere
    tener una razón de ser, y por ello
    le da igual -se la suda- cómo ser,
    un nacionalismo diluido y distraído,
    poco excursionista, y menos al Canigó,
    que prefiere a la butifarra la fusión
    y al que sólo define -qué menos-
    el desprecio a Madrid.

    Poca cosa, por lo que se ve,
    para ser cazado con estos
    cañonazos tan demostrativos
    que le tiramos desde Madrid.

  49. Veo en la portada del País esto:

    Largo viaje hacia la transparencia
    FÉLIX DE AZÚA
    Gabriel García Márquez sabe ahora cómo es el alma invisible del hielo

    Y me digo UFFFFFFFF, QUÉ PEREZAAAAAA

  50. Abandono al cabo de 40 minutos el visionado de “La gran belleza” de la que tantos elogios he leído. Hacía mucho tiempo que no me echaba a la cara un film tan enfático, pretencioso, aburrido y poco sutil. A algunos directores habría que prohibirles usar el travelling, para que se centraran en el discurso. Eso sí, las estampas, preciosas.

  51. ¡Ⓐh mísero de mí,
    @h infelice!
    (o algo así)

    Tan ocupado estaba
    ensayando posturas de genio
    que olvidé aprender a venderme.

  52. Una cosa que me pasa en internet y que me deja perpleja es que me salen continuamente, en esos anuncios laterales –pero grandes– que viven de tu historial, ofertas de las cosas que ya he comprado, por ejemplo: los libros que he ido comprando o los hoteles en los que he estado. Creo que los anunciadores, sean ellos unas máquinas o seres más humanos, tienen una fe errónea y en cualquier caso exagerada en el concepto «animal de costumbres». No leemos siempre el mismo libro y si lo leemos no lo compramos nuevo cada vez. Vamos, me parece a mí.

  53. Estos días he alternado la grave melancolía que impregna la vida y el pensamiento del doctor Johnson con la no menos melancólica autobiografía de la dulce Carson McCullers, Iluminación y Fulgor Nocturno; iluminaciones, fulgores y susurros (“Recuerdo que cuando terminé Un árbol. Una roca. Una nube rompí a llorar de pura emoción y gratitud”, evoca la autora en un pasaje de este hermoso librito) que recomiendo vivamente.

    Tenía un ojo más abierto que otro. El izquierdo, entrecerrado, escrutaba el pasado en tanto que la mirada más amplia del derecho se dirigía, asustada, a un futuro de negrura, error y ruina. Y él se encontraba suspendido entre el resplandor y la oscuridad. Entre la amarga ironía y la fe.
    (El corazón es un cazador solitario)

  54. Casi no veo a GH, bienvenido (¿es por el Gig Hrother?). Los nuevos tardan en salir y luego aparecen en el lugar que había tenido que ser pero no fue en su momento, así que solo los encuentras si vuelves atrás por casualidad. Da que pensar.
    Adapts, ¿no les pregunta si están buenos?

  55. Muy bueno, Proc. Yo sólo veo anuncios sobre salvar el Ártico, no sé por qué.

    ***
    Lo del Marca es vomitivo. Te tienes que ir prácticamente a la sección de anuncios por palabras para leer algo sobre el Atleti. Todo ello después de haber pasado por doscientas fotografías de Cristiano Mafalda en su pose de duelo en el OK Corral y titulares varios sobre Vilanova.

    ***
    Más vomitivo aún es sin embargo lo de la canonización del polaco reaccionario, uno de los personajes más siniestros de la posguerra. Pero a éstas y peores nos tiene acostumbrados la iglesia católica.

    ***
    Comparto su aprecio por McCullers, Gómez. De hecho, en algunos aspectos me parece superior a Faulkner (aunque no al mejor Faulkner).

  56. Mañana con paseo en bici por las pistas de Collcerola, entre encinas. De vez en cuando adelanto a paseantes, muchas veces parejas de mujeres. En las cuestas mi velocidad es poco mayor que la suya, y alcanzo a escuchar fragmentos de conversación nada banal.
    “Su hermano mayor, Jordi, se suicidó, verdad?”
    Unos metros después, otras dos, algo mayores que las anteriores:
    “No puede volver a casa hasta que se aclare”.
    Ay, Satur, si hubieras leído a Azúa hoy: abril es el más cruel.

    Por cierto, quedé ayer impactado con la película Las brujas de Zugarramurdi.

  57. Holmesss, yo creo que si no hubiera dicho que las frases pertenecen a conversaciones de personas diferentes habría colado como el típico diálogo de pareja. A mí también me gusta apuntar frases que oigo.

  58. Estoy de acuerdo con lo que dice, Pirata respecto a McCullers, quizá por eso siempre me han dado tanta risa expresiones como Literatura Femenina o sus diversos antónimos, como si el talento entendiera de sexos.

    ***

    No hay nadie superior al mejor Faulkner, esto es, al Faulkner de Mientras Agonizo.

  59. La verdad de la buena es que yo tampoco querría ser finlandesa, pero este artículo, que conecta calidad escolar y meritocracia, acoso y corrupción tiene su ello de aquel. (O como las frases de caminantes que ensambla Holmesss, nada que ver, solo una sugestión de coherencia).

  60. Eso es una Google Ads, los mismos anuncios que le salen a Proc. Lo que se viene llamando inteligencia artificial. ¿En el artículo sale una docena de veces la palabra ascensor? Pues un anuncio de ascensores.

  61. 27/04/2014 A LAS 14:12 PIRATAJENNY
    Todo ello después de haber pasado por doscientas fotografías de Cristiano Mafalda en su pose de duelo en el OK Corral y titulares varios sobre Vilanova.
    ***
    JOJOJOJOJO, Cristiano Mafalda, el Posturitas. Es un gran jugador, pero su personaje es patético.

  62. Acabo de volver a ver, disfrutando tanto como la primera vez, la obra capital de los hermanos Maysles. Ellos mismos habían sido en su juventud vendedores puerta a puerta, como ese inolvidable Paul “the Badger” Brennan –en el que dos décadas después se inspiraría David Mammet para su Shelley “the Machine” Levene de Glengarry Glen Ross— o sus compañeros. Con Salesman los Maysles reinventaron el documental, y a pesar del uso y abuso de la fórmula, todavía hoy sigue resultando fascinante comprobar cómo “limitándose” a seguir cámara en mano a unos sujetos que debían vender un producto (“el mayor best seller en el mundo”) en el que apenas creían y que sus compradoras, desde luego, no necesitaban, consiguieron un retrato tan duro como incontestable de la América profunda.

  63. “gh” son mis iniciales; soy así de original. Un estilita virtual.

    Gracias por la bienvenida y por lo de “misterioso”: siempre me ha gustado el abuso.

  64. Ars Canendi, el momento sublime de la semana. En directo, ahora mismo. Cierto que veo a mi Reverter bajo de forma

  65. Dice uno por ahí que las ruinas futuras serán peores que las antiguas. Eso ha de ser porque a la Antigüedad se le dieron muy bien.

Los comentarios están cerrados.