Espanioles son locos

por Heinz-Uwe Sicherheit (transcripción del Camarada Sergei)

Alemanes

(Basado en hechos reales, o casi)

Yo adorro Espania, yo quierro mucho Espania, todo es diferrente, hay sol y pudierras o pudieses hacerr lo que te dé en ganas porque esto es un sur y norrmas sociales son diferrentes que al norte. Es una choque de culturra aterrizando nada más bajo suelo espaniol, en aerropuerto por ejemplo en Malorca ya hay al salir una senior que vende mechierros uno para dos eurros y dos mechierros para tres euros, es un sorrpresa mayúsculo, ¿por qué no vende mechierros por un eurro fünfzig?

Otrro cosa mucho sorpresivo es que hay semáforros en roja y espanioles crruzan, es incrreíble, es la anarquismo purra. Hay un calle y crruzan con semáforro rojo por peatones. Yo no entiendo. Estado gasta muy dinerro por semáforros y luego ninguna hace caso. Incrreíble.

Incrreíble, espanioles desconocidos meten en ascensorres ¡y saludan! El vez prrimerra que yo viajé en una ascensor un senior espaniol dijo ¡Buenas días! y yo dije que el senior se confunde, que no conozco para nada, y el senior espaniol se enfadó un poco. Incrreíble. Luego visto que se meten en ascensorres y saludan y hablan bajo climatología para desconocidos.

Insoporrtable cómo hablan espanioles en grritos. Yo voy con mi seniorra a un café en Wilhelmburgstadtbad y pasamos un horra muy bueno tomando café y no decimos palabrra contra nosotrros, todo es plácido y es un momento muy bueno, perro cómo gritaban espanioles en los barres. Y Paco pon un Bier; Paco, unos anchoas; Qué parrtido hace ayerr el Atlántico de Madrrid; Pues yo te digo que; yo esto arreglo en dos patadas; y todo con unas grritos incrreíbles.

Otrro cosa incrreíble es que si tú pidierras o pidieses un zumo con narranja en una bar, te ponen el zumo, el plato, el azucarrilla, el cucharra, el servilleta… ¡¡Yo solo pido un zumo, no un serrvicio enterro!! Qué locos. Luego dicen que la su comida es buena, el paela, la melón de Conejostadt, un vino de El Rioja, perro ¡comen el grrasa de un jamón! Incrreíble.

Espanioles son amables perro a veces son un poco irritados. Un vez fui de canias en Madrrit y todos invitaban en todos los barres y yo erra muy contento y decía “qué amable es el Isidrro de Madrrit”, perro al día siguiente no me invitan y al otro tampoco y yo prregunto por qué y entonces me dicen que yo al final pagué mi Bier y no la Bier de los otrros, qué currioso.

Espanioles son locos de verdad, perro muy muy. Incrreíble, un día dice un espaniol a mí después de unos jorrnadas de trrabajo en la suya ciudad: “mi casa es tu casa”, y yo vuelvo a las trres semanas y llamo a su casa y llevaba mi maleta parra un mes de vacaciones y él mirra incrrédulo a mí y explica que él dice eso perro que es mentirra. Y yo le digo que es mentirroso y él dice que eso hacen todos los espanioles, incrreíble. Dicen cosas que son mentirra. Dicen “ya te llamo”, “ya hablamos” y no llaman y no hablan, incrreíble.

Yo soy feliz perro en Espania, aunque todo esto. Yo aprrovecho parra dar una saludo a los espanioles que lean este revista tan grracioso. Auf wiedersehen!

151 comentarios

  • Camarada Sergei, siga tomando notas hispanoalemanas; tiene buen oído.

    Incrreíble, espanioles desconocidos meten en ascensorres ¡y saludan! El vez prrimerra que yo viajé en una ascensor un senior espaniol dijo ¡Buenas días! y yo dije que el senior se confunde, que no conozco para nada, y el senior espaniol se enfadó un poco. Incrreíble.

    En España cada vez se saluda menos como se debe, que es sin necesidad ni más motivo que el principio de reconocimiento de que estamos juntos en este valle de lágrimas y risas. Nos estamos sordomudizando mucho.

  • Tras catorce años viviendo en Alemania, he notado algunas diferencias entre los alemanes y los españoles. Me gustaría mucho saber cómo se forman. ¿Alguna lectura que me podáis recomendar?

  • 09/05/2014 A LAS 00:33 ADAPTACIONES [LO CORTÉS NO QUITA LO CALIENTE ]

    Enhiesta roca
    humíllate si
    rozar pretendes
    la oquedad templada
    por el suave musgo
    que te acogerá

    Este pornotexto es pregunta. ¿Se puede hacer poesía sin seguir regla alguna, más que la cadencia aparente?
    No pregunto si es mala, pregunto si es poesía.

    Vamos a ver. Después de las Vanguardias todo arte es conceptual. Si un mingitorio exhibido en una sala de exposiciones con el atrevido nombre de Fuente es arte (porque el arte no está en el objeto sino en la actitud del artista y en el ojo del espectador), ¿por qué no va a ser poesía una ristra de palabras más o menos ordenadas? Si el rock es actitud, ¿por qué no va a ser la poesía una actitud?

    Este es el tipo de justificación más o menos intelectual. Traducida al lenguaje de la calle viene a ser algo así: “Vamos a ver, y si el niño quiere ser poeta, ¿quién es usted para decirle que lo que hace no es poesía?”. Así le ha respondido Proc (con la voz de la marioneta de Esperanza Aguirre): “Lo que tú quieras, majete”.

    Resumiendo. ¿Lo que ha escrito es poesía? Pues dependerá del lector. Si tiene el oído lo suficientemente entrenado como para percibir en el texto “palabras memorables” (que merecen recordarse y pueden memorizarse) o si sus conexiones neuronales están lo suficientemente excitadas como para percibir novedosas sinestesias (el LSD ayuda) la cosa será poesía.

    Los del Neoclasicismo Percutiente (de momento soy el único miembro) nos negamos a admitir que cualquier ristra de palabras, aunque venga envasada en formatos clásicos, sea poesía. Si con menos de 80 puntos Parker hay que ser generoso para llamar vino al brebaje, para ser poesía se necesitarían, como mínimo, 80 puntos Harold Bloom. Yo, por menos de 90, no me agacho.

  • Brema, yo te recomendaría El pico del pinzón de Jonathan Weiner, que es una historia de cómo funciona la evolución en tiempo real.

    No trata de alemanes (al menos yo no me di cuenta), pero sí de los procesos de selección natural que se producen en las comunidades animales y las convierten en comunidades que acaban dando lugar a especies distintas. Quizá los procesos de selección que en forma de guerras Franco-prusiana, I Mundial, II Mundial, más la selección del personal ejecutada por el nazismo (con la eliminación física o emigración por patas de buena parte de la población) y luego por el comunismo soviético, haya influido decisivamente en la conformación de las hordas germánicas. Sé que es una teoría atrevida y un punto xenófoba (y no estaría dispuesto a defenderla ni en compañía de mis abogados) pero es lo que tiene ser audaz, que no puedes parar.

  • 09/05/2014 A LAS 10:59 GACHOINLOWERCASE
    (Ains, me nombra al final, si es que el siempre me nombra ocultamente. Eso no será poesía poesía, pero es devoción escondida, coño)

    Eso va a ser verdad.

  • Grazie, Perro. Anotado. No me interesa tanto el caso alemán como la formación de los caracteres de un grupo (desde una pandilla hasta un país), y sus fronteras. Nature, nurture, Jung, Manual del hincha futbolístico, etc. Todo me vale.

  • Sake, vino y cerveza, tres culturas. De la mas refinada a la mas brutal. Luego por debajo la subcultura del vodka, la ginebra, el ron, el whisky y los snaps. Todavía mas abajo la cultura de los refrescos, y en el fondo “las que beben agua sin parar”. Personalmente hace años que solo bebo sake y vino.

  • Me parto. Aún recuerdo la respuesta que le dio el Marqués a uno del NJ: “Oiga, pollo, yo no he tomado un sorbete en mi puta vida”.

  • Mi amigo Ricky me habló de un documental sobre el Oktoberfest, el festival de la cerveza de Múnich, donde se hablaba de la costumbre de crear unos pequeños canales bajo las mesas, cuyo fin era evacuar los orines que los bebedores expulsaban sin levantarse de sus asientos.

    He tenido la desgracia de vivir en esa ciudad durante cuatro Oktoberfest, y llevo como timbre y orgullo no haber asistido jamás a uno de ellos, aunque me considero un gran bebedor de cerveza. Sigo la máxima de Bukowski: sólo hay que beber vino y cerveza. El sake lo dejo para las comidas en el Dos Palillos (la última, hace dos meses; la siguiente, el mes que viene).

  • También llevo como timbre y orgullo haber tumbado a un astur a birras. Lo último que acertaba a decir el hombre, al final de la noche, era “joder con los de Soria, joder con los de Soria”.

  • Les alerto contra los “gintonis” que tanto gustan ahora. Una tónica tiene casi 30 gr de azúcar (que es la catidad máxima diaria de azúcar que debe tomarse). Los que se toman un par de gintonis al día terminarán diabéticos a mas de tripones, ya que hay que añadir el efecto calórico de la ginebra.
    Si no pueden vivir sin él utilicen tónica light (sin azúcar), está malísima como es lógico, pero se la puede engañar añadiendo cáscaras de cítricos. Beban ginegra .barata, lo de la Premiun es una estafa. Por mi parte, cuando alguna se empeña en “hacer el gintonic” (como prolegómeno), tiro de Tanqueray botella verde (la que bebe la Queen) y tónica light de lata. Para dismular lo pongo en una copa chula y arreando.

  • 09/05/2014 A LAS 11:30
    BREMANEUR
    Grazie, Perro. Anotado. No me interesa tanto el caso alemán como la formación de los caracteres de un grupo (desde una pandilla hasta un país), y sus fronteras. Nature, nurture, Jung, Manual del hincha futbolístico, etc. Todo me vale.

    Antes de que Proc se nos eche encima por hablar de caracteres de grupo o país le contaré mi impresión cuando vi, en un bucólico paseo por una vereda entre bosques y lagos bávaros, que un propietario había cerrado su bosquecillo con una alambrada de espino.
    “No aprenderán nunca”, nos fuimos riendo.

  • Uf, hace unas semanas trasegué unos diez gintoñis en una tarde/noche. Lo arreglé al día siguiente con una caminata de unos quince kilómetros entre Soria y Zaragoza.

  • No aprenderán nunca… No sé si es para reírse. Yo recuerdo lo que decía Kafka: Weg von hierro, das ist mein Ziel.

  • La formación de los caracteres de grupo: Masa y poder, Masa y poder, Masa y poder. Todo está ahí, no busque más.

  • Para entender eso de “la formación de los caracteres de grupo” supongo que hay que leer a los clásicos que han pensado sobre el nacionalismo desde visiones distintas. Al Hobsbawn de “La invención de la tradición” o a Ernest Gellner o a Benedict Anderson y sus “comunidades imaginadas”. Pero todo eso ya está explicado en los muchos Juaristis que has leído, camarada. Desde aquel primero “El linaje de Aitor” hasta “Espaciosa y triste”, Juaristi no viene hablando de otra cosa (más o menos).

    Aunque es verdad que la idea de las “comunidades imaginadas” de Anderson es muy prolífica a la hora de explicar cómo alguien se adhiere a un grupo, sea el Atlántico de Madrid o el Barçaunicef de Guardiola, y cómo esa identidad imaginada cohesiona a los seguidores hasta extremos difícilmente comprensibles. Vamos, que la afición flumbolística viene a ser un nacionalismo prêt-à-porter, con sus militantes, sus militares hooligans, sus gobiernos, sus himnos, sus marchas, sus masas, sus expatriados, sus traidores y sus apátridas.

  • 09/05/2014 a las 10:54
    Perroantuán
    Los del Neoclasicismo Percutiente (de momento soy el único miembro)

    De eso nada. Yo también soy miembro, lo que pasa es que no lo sabía (como los simpatizantes de UPyD)

    Si es percutiente, no puede ser con la mano abierta. Las hostias a los lelos, digo.
    Me reconforta una jartá comprobar que occidente decaé un poco menos de lo esperado. En el negociado de la poesía, al menos, alguien vela.

  • Me interesa algo más concreto, no me he explicado bien. Tiene que ver con los tópicos y la posible verdad que pueda haber tras ellos. A ver sí pienso, ordeno ideas, desbrozo y luego pregunto como debe ser.

  • Esta tarde iré a honrar a los soldados rusos muertos en la Segunda Guerra Mundial. Aunque para ellos fuera una guerra distinta, aunque parte de su lucha fuera la imposición de otra tiranía y aunque fueran una banda de violadores y asesinos. O sea, que iré a ver cómo los honran otros.

  • Además del espécimen del alemán-turista que nos narra tu historia, a menudo se encuentran en algunas regiones (Canarias) colonias de alemanes que, asentados con una tradición que se remonta a los años treinta, han prescindido incluso de la jerga con la que se expresa tu protagonista. No hablan más que alemán. Su actitud es la propia de los colonos, mezcla de arrogancia y paternalismo, que los indígenas tienen metabolizada sin mayores consecuencias. En cuanto a tu humillación de un asturiano bebiendo cerveza, supongo que se trataba de un “grandón” al que se le había olvidado que lo suyo era la sidra. He oído hablar de un licor caliente alemán, el Fewuerzangenbowle , que al parecer posee el prestigio de hacer tambalearse a todo el que lo bebe. Es un cócktel de navidad, para el que es preciso proveerse de una pinza (fabricada especialmente por la marca PZbowle), un pan de azúcar con forma de cono y una olla gruesa. La tradición de atiborrarse de ese brebaje hecho con una especie de licor a base de enebro, el Krambambuli, marcó, según se narraba en la película de culto “Die Feuerzangenbowle” (1944) basada en la novela de Hans Soperl, a los estudiantes de la facultades de química del siglo XIX. Parece que aún hoy en día se reúnen en esas fechas en los laboratorios de las facultades para entromparse brindando con él en probetas en lugar de vasos.

  • Su actitud es la propia de los colonos, mezcla de arrogancia y paternalismo
    ***
    Así los hay a cascoporro en su madre patria.

  • La canción protesta lleva mal el paso de los años. Pero en honor de Raimon hay que decir que no sólo se dedicó a ella (musicó estupendamente a Corella y a A. March). A los nacionalistas nunca les interesó demasiado esa otra vía, de ahí su decepción.

    ***
    Comparar al Atleti con un país, dónde vamos a ir a parar.

  • Gracias, Marqués. Pi, me arrepiento. Pasado mañana nos llevamos la liga, lo veo.

    Deberes: Traer una cita de Sandor Marai sobre los alemanes y su desorden mental y sobre los franceses y su orden mental. Hablar de los alemanes y su problema con el Lebensraum privado.

    Y una última cosa: soy el puto amo cocinando pasta.

  • Deberes: claro, no estudian, y luego a septiembre, o a bucear por NJ3
    Relacionado con el encargo, este párrafo de Confesiones de un burgués, pag 396
    Eran inabordables, eran franceses en todo: en la forma de discutir en el mercado, de percibir la realidad, de ser “desordenados” en su vida privada, en el modo de ordenar sus pensamientos en instantes críticos, en todo. Un extranjero podía aprender su idioma y sus modales pero nunca llegaba a descubrir el secreto de su comportamiento.

  • Oh, mon dié. Mersí, Hooolms. Mi cita iba por otro lado. Tengo que bucear, pero ahora me toca comprar flores para los rusos.

  • Marquis, he ido a mirar la reseña del libro y estoy a un click de la compra, porque me ha interesado.
    Pero ¿habla de los mecanismos psicológicos de la predicción o es una guía practica?
    No me queda claro en dicha reseña.

  • Habla sobre todo del método bayesiano de predicción, lo cual implica un cálculo subjetivo de las probabilidades previas
    Esto implica psicología pero también método

  • Marái tenía un serio problema: propendía a la teorización, a las generalizaciones y a dar más importancia a las formas que al fondo; era lo más parecido a un francés que puede ser un húngaro.

  • Estoy leyendo Martutene, de Ramón Saizarbitoria (2013). En cada página (al menos de las 340 que llevo leídas), hay una observación precisa acerca de orígenes y caracteres. Sale un portero que dura dos líneas, pero en una ya te han dicho que es de Valladolid; un personaje al que llaman «andaluz» porque su madre es andaluza, aunque él a o mejor lo más al sur que ha ido ha sido Orduña. (¿Y cómo tiene el pelo? Negro y rizado con muso caracoliyo). Los de Bilbao, los de San Sebastián, los del caserío de Otzate, las manzanas de Régil y su prostituta madre, todos son de una manera en conexión con su de dónde. Yo también les veo a todos de una manera que es la misma. Unos gilipollas y unos enfermos. Me está entrando una mala hostia que no puedo con ella.

  • Lo que sí tengo comprobado es cuánto pueden cambiar las personas en grupos diferentes, y cuánto puede transformarse un grupo si se dan pequeños cambios de personas. Me refiero a grupos de la misma naturaleza, por ejemplo, un grupo de trabajo.
    (Que eso lo sabe todo el mundo, vaaale).

  • 09/05/2014 A LAS 19:32
    PIRATAJENNY
    Marái tenía un serio problema: propendía a la teorización, a las generalizaciones y a dar más importancia a las formas que al fondo; era lo más parecido a un francés que puede ser un húngaro.
    L

    Pirata, veo un carácter de bucle en su comentario. En todo caso, hojear el libro de Márai antes citado me ha tentado a releerlo, de tan ameno y preciso en las descripciones de sus sensaciones, de las que percibe en Lola, de los expatriados, de los paisanajes donde vive.

  • Estoy leyendo El Quijote; una novela de un amigo que va a presentar al próximo Alfaguara; material ingente sobre tumores neuroendocrinos,; la ley de prevención de riesgos laborales; y releyéndome El amor en los tiempos del cólera.
    Además tengo que hacer los deberes de alemán (que va a ser que no) y estudiar inglés para el examen libre.
    (No, por contar lo que leo, como la peña. Donde fueres.)

  • No les voy a decir lo que dice Covarrubias (Tesoro de la lengua castellana, 1611, etc.) sobre cachonda, porque la iñusensia es muy bonita, así que les ahorraré que la definición que hace es la siguiente:
    «Cachonda. Quasi catulonda; la perra que está salida y se va a buscar los perros […]. Y transfiérese a la muger que incitada del calor de la luxuria se va a buscar los hombres mancebos y valientes, y otros qualquiera. Cachondez, aquel prurito y apetito venéreo».
    Sin más.
    (Gacho, siga con el Quijote. Yo, trabajando).

  • Ese, “yo trabajando” ha dolido. Como si leer El Quijote no fuera trabajo, que me pone muy nerviosa. Lo acabaré porque me lo he puesto de deber y me sirve para ampliar vocabulario, pero me tiene negra el tipo.

  • AE usa a Raimon de mala manera y puede que merecidamente. Por ejemplo, que en la entrevista del 97 mostrara el cantante su rechazo a la ideología nacionalista porque el nacionalismo debe ser, más aún que una ideología, un principio que inspire toda nuestra vida, o, en su defecto, su parte mas relevante (soy un artista nacional), lo aprovecha AE para destacar falazmente que Raimon no es nacionalista.

    En cuanto a su presunto rechazo del independentismo catalán -la opción en la que ve los mejores argumentos, no lo olvidemos- resulta que lo basa en su miedo a que la idependencia de Cataluña dé alas en Valencia al cabrón y analfabeto anticatalanismo. Son reflexiones de este tipo las que le han llevado a no saber qué decir al público de los Países Catalanes, la nación de la que está claro que él es un artista.

    Ante la complejidad de la situación actual, él ve una salida: el derecho a decidir. De ese modo puede que no se logre la independencia, pero no se darán argumentos a nadie para formar un grupo armado separatista. La Historia le ha enseñado -tal como el dijo a AE en el 97- que a ETA no le quedó más remedio que seguir matando en democracia por culpa de una mala transición.

  • Siempre me gustó mucho el Lluis Llach tradicional y folclórico, el de El Bandolero. Últimamente, y después de un paréntesis demasiado largo, le estoy cogiendo de nuevo el gusto al engolado, al de Campanadas a Mort, precisamente por esa maravillosa teatralidad que pone en su voz. Hablando de folclore musical, ahora me acuerdo de Serrat dándole al cancionero tradicional de Cataluña: qué grande.

  • Ayer vi la primera de estas fotos y pensé que al señor Verle le gustaría para alguna de sus entradas de mayo ( al buscarla, hoy he visto el resto, que no desmerecen: más entradas ) Aquí

  • Ayer se conmemoraba el día de la victoria contra el nazismo. En Berlín los rusos acuden a los monumentos soviéticos de la época estalinista para honrar a sus muertos. Para ellos, la segunda guerra mundial es la Gran Guerra Patria y duró del 41 al 45. Del 39 al 41 andaban en comandita con los nazis. Cosas de Estanli. Había coronas de flores de las diversas embajadas de las antiguas repúblicas soviéticas, pero faltaba la de Ucrania. Un amiga rusa me dijo que estaba todos los años y éste era el único que faltaba.

  • No lo hace ninguno de ustedes, pero ya se encarga mi mujer de echarme en cara que no estoy en condiciones de juzgar lo que ha dicho Raimon, ni lo que dice nadie, porque se me escapa la dimensión humana, biográfica, de posiciones que para mí son meros enunciados y sólo como tales las juzgo.

    La grieta, mínima en lo que concierne al contenido, que ha aparecido entre el cantante y el independentismo catalán, sería personalmente enorme si nos atenemos a lo que él sabe que significa en Cataluña su obra y persona. Parece que no estoy en condiciones de valorar todo lo que está en juego en ese paso, tan digno de encomio como la temeraria decisión de compartir escenario con Julio Iglesias en el homenaje a Miguel Ángel Blanco.

    Periodistas como AE habrían captado la importancia de ese pequeño desplazamiento.

  • Quizá tampoco soy muy consciente de que alguien, como Raimon, puede llegar a sostener en el futuro lo que algunos periodistas, como AE, le hagan creer que está sosteniendo ya. Ese dinamismo desborda el examen estrictamente intelectual.

  • Raimon ha sido siempre un icono de los independentistas y de los rojillos repugnantes. Recuerdo cierta noche en Múnich soportando a tres catalanoides cantando canciones del puto Raimón mientras se les unía un pobre madrileño que iba de revolucionario. A la mañana siguiente miró en la prensa, as usual, cómo iban sus acciones en la bolsa. Yo pienso de que mayormente si hace años Raimón hubiese mandando a tomar por culo a su recua de seguidores independentistas a lo mejor no sabríamos ni de los independentistas ni de Raimón. Huxley de verdad. Un mundo feliz.

  • Yo ya sé que aquí se odia el rock y el jevi, pero cuando mezclas a un poetazo maldito como Yosi y a un fiera como Alberto Cereijo sale esta joya, que es como si os lloviera esperma 24/365. Por decirlo finamente.

  • Es escuchar a Lluis Llach y me he de atar a la cama como Ulises para no salir a comprarme unas chirucas.

    De la “cancióin protesta” foránea, ésta me sigue impactando tanto como la primera vez que la escuché.

  • Ese «se odia» no sé qué quiere decir, Brema. Por ejemplo, este disco de Los Suaves. Creo que me gusta cada canción, la Julia de los Suaves es mi favorita. Pero no puedo oírles seguido, me rompen los nervios. Y sé que si estás en un concierto y, a ser posible, bebida, todo cambia de repente. Los conciertos, como los partidos o las manifestaciones, nos ponen también en la psicología de masas con una evidencia atroz.

  • Nunca he ido a un concierto de Los Suaves, Proc. Matizas el “se odia” con el “me rompen los nervios”. Pa peor. O sea, que tengo razón.

  • Y creo que hay poca música que odie, si bien tampoco importa porque no entiendo de música y soy muy poco exigente. Me gusta hasta el motor de los camiones y el pajarito de los semáforos en verde.

  • A ustedes les pasa lo mismo que a los catalanistas: el nacionalismo les nubla el gusto. A ellos no les gusta el Raimon de Ausias March (o el Llach de Que tinguem sort) y ustedes se quedan en la guitarrita de palo (o el pianito de night club).

  • (Madre mía, el universo está de un depravado retorcimiento subido, ese “dame veneno” es una de mis canciones cimiento vital. Con lo mal que me cae Brema.
    Menos mal que, en contra partida, yo he sido muy de Llach, pero muy poquito de Raimon (ese traidor)

  • A mí lo que rompe los nelvios es el sonido del clavecín, porque “me recuerda a dos esqueletos copulando en un tejado de zinc”.

  • Queridos, la Valenta ya ha vuelto a besar el mar. La semana pasada recibió una capa de pintura y barnices con no pocos sudores e improperios: la próxima vez que la pinte otro. Por cierto que ha de recuperar su nombre oficial, Panoramix, que hace mayor justicia a lo que representa y significa.
    Hoy ha atravesado los metros que la separaban de la orilla, gracias a ingeniosas poleas y esfuerzo de riñones. Ha sido imprescindible la ayuda de un francés voluntario, que ha sugerido el paseíto de premio cuando el amo ya pensaba en el aperitivo y los macarrones. Embarcados ambos ( es tan mínima que da apuro pensarlo ) un ligero levante la ha llevado donde ha pactado con la mano del timonel, que cree gobernarla. La bahía todavía está vacía de barcas fondeadas, putos obstáculos al limpio zigzag que le gusta dibujar, haciendo creer al que está al mando que la vida es igual de fácil o de amenazadora. Qué va: yendo bien, alégrate si no salta el tapón de corcho y te vas al fondo. Por cierto que el francés ha mirado con aprensión mi operación de poner el tapón en el desagüe.
    He servido en la marina, decía, pero a mi no me la pega.

  • Marqués, me duele lo del acordeón. Ayer me acompañó buena parte del viaje Astor Piazzola en RNclasica, y casi tuve que parar a reponerme. No sé si será por ese nombre tan sugestivo, qué no daría yo por llamarme así, un nombre que hace de la vida todo alfombras de seda.

  • 10/05/2014 a las 18:09
    marquesdecubaslibres..

    A mí lo que rompe los nelvios es el sonido del clavecín, porque “me recuerda a dos esqueletos copulando en un tejado de zinc”.

    ***

    Buenísimo, Marquis. A mí me gusta la música compuesta para clavecín, pero tengo que confesar que no soporto dos suites seguidas sobre el tejado de cinc. De hecho, casi todas las versiones de música compuesta para clave las tengo duplicadas y suelo poner la versión en piano. Creo que a Bach le hubiera pasado lo mismo si hubiera nacido dos décadas después.

  • En fin, la evolución del clave al piano forte explica la historia de la música. Pero no se le pueden pedir peras al olmo

  • Algunos significados posibles de: “No soy nacionalista, soy un artista nacional”:

    – El artista verdaderamente nacionalista no es el que va predicando su ideología nacionalista, sino el que quiere ayudar a la construcción nacional; en mi caso, con canciones cantadas sólo en mi idioma, o poniendo música a poemas escritos en mi idioma, o, en el caso de Serrat, cuando cultivó el cancionero nacional.

    – No soy nacionalista por ninguno de los lados que se me mire, pero, por alguna razón que ignoro, mis canciones se ciñen a mi nación.

    – Mis canciones no se ciñen a mi nación (en ellas trato de todo lo humano y lo divino), pero sé que, haga lo que haga, todo lo veo con las gafas de mi nación.

    Sigo pensando que, en la entrevista que Raimon concedió a AE, la primera lectura es la correcta.

  • 10/05/2014 a las 18:47 piratajenny 10/05/2014 a las 18:39 Holmesss
    ***
    10/10

    Y vuelta al ruedo.

    10/05/2014 a las 17:51 gachoinlowercase
    «[…] ese “Dame veneno” es una de mis canciones cimiento vital».

    Para mí, esta (que ya la he puesto tres veces o así aquí, pero por si alguien aún lo inoraría).

    Llach siempre me ha gustado, qué le voy a hacer. Lo oí mucho. Este disco, por ejemplo. Pues me se saltan las lágrimas.

  • En Berlín está la Berlinale… y también la Akordenale… Festival de acordeón estos días. Ayer (o antisdiayer) me tocó ver de paso un concierto al lado de la puerta de Brandemburgo. Muy eróticas ellas, aunque imagino que insoportables.

  • Mi padre tuvo un 420 Holmesss, con el que navegábamos como posesos.
    Lo malo es que siempre levaba él la caña y era la época web la que yo pensaba que él todo lo hacia mal.

  • En Lidl venden unos copos de avena integrales por 99 céntimos que prácticamente carecen de azúcar. Mejor y mas barato que los Corn flakes, que por cierto los “k” que anuncian como dietéticos tienen mas azúcar que los normales.

  • «Me pellizco y que me aspen», dice hoy AE, porque Ciudadanos y UPyD se presentan separados a las europeas. Y tanto. Qué pena más grande, hombre. (Por cierto, ¿cómo vamos en Eurovisión? He oído la canción y se me han puesto los pelos de punta cuando la chica gritaba DAAAAAAAAAANCIN; no estoy segura de si me ha gustado o solo era un poco de miedo).

  • Creo que deberíamos haber hecho un seguimiento del Festival de Eurovisión. Pongo la tele y veo un resumen en donde salen diversos cantantes haciendo el bobo. En una de las canciones sale una tipa patinando, en otra un julay saltando en una cama elástica, diversos barandas dando saltitos y gritando, varias locas en estado de éxtasis, una Venus saliendo de una concha, la mujer barbuda, dos gemelas, unas polacas presumiendo de tetas, la decadencia francesa con una cuadrilla de tontos del culo… Joder, esto es la descojonación. Lo único que suena decente es la canción de Holanda, que parece de Wisconsin.

  • Interrumpo la ronda festivalera, porque me cuenta una amiga que vive en el País Vasco que le han aconsejado que su hija haga la ESO en castellano. ¿Por qué? Porque tiene problemas con la lengua. ¿Con qué lengua? Con una que la cría no habla en ninguna parte más que en la escuela. Resulta que en la ciudad en la que vive, el modelo llamado D, que es el único que tiene como lengua vehicular el castellano, solo se imparte en colegios de monjas. Mi amiga está muy disgustada porque a ella no le gustan las monjas. Sin embargo, no parece enfadada con la Consejería de Educación o con el Gobierno Vasco o con el de España que lo permite. Parece que le parece normal que no se ofrezca ese modelo en la educación pública de una ciudad en la que la inmensa mayoría de la población habla y ha hablado castellano en los últimos siglos.
    Y lo cierto es que la gente desde hace mucho apunta mayoritariamente a sus hijos en modelos educativos que se imparten en una lengua que no utilizan en la comunicación espontánea y que carece de tradición como lengua de cultura y, por tanto, está siendo objeto de un monstruosuario proceso de invención, que va estirando los delicados huesos de la lengua prehistórica, la cual gime como en lecho de Procusto. ¿Por qué? Porque les gusta. Sí, por los cojones. (No se dice solo en Soria y en La Rioja).

  • Jo, Perro. Ayer me acordé de cuis, esa palabra me recuerda a mi madre: «parece un cuis», «qué cuis». Es una de esas que pensaba que solo se decía en mi casa. El DRAE la recoge como americanismo de varios países y sé que tiene más uso y lo tiene en España, o lo tuvo, pero no es general.

  • Uf, que cansancio me da hablar de la lengua propia. Volvamos a las cosas importantes. El festival de Eurovisión es top gayer. Cada vez que le dan un voto a las gemelas rusas, grandes protestas; conjura internacional para que gane la mujer barbuda. Oh.

  • Tremendo programa en la 2 sobre las mafias en Francia. Por primera vez veo explicar el problema de la prostitución de nigerianas en Europa en términos no ofensivos a la autonomía de la mujer. Las chicas declaran su voluntad de ir a Europa a lo que van, plenamente informadas de lo que ven como una oportunidad. De engañadas, nada. Pasan por un primitivo rito que asegura su compromiso, y aire. Repugna, pero repugna más la cantinela que nos sueltan en España “las llevaron engañadas prometiendo un trabajo y tal”

  • Joder, la Wikipedia ya ha colgado la biografía de Conchita Wurst. Me ha costado entender esto del premio paro ahora lo veo: Conchita es simultáneamente Jesucristo y la Virgen del Rocío.

  • Me acabo de enterar gracias a ustedes de la vaina ésta de Eurovisiön.
    ¿Y ustedes se descojonan cuando les hablo de la decadencia de occidente?

  • Pues a mí me gustó. Insisto. Seré frikieurofan, fale, pero a mí me encanta verla; cierto que, acompañada de todos los comentarios ácidos de mis familiares. Este año además, hemos tenido el aliciente del wassap que nos ha permitido mantenernos en contacto con los que tenemos en el extranjero (País Vasco y Alemania). Y yo no sé de ningún taller práctico de geopolítica tan inmediato y tan clarificador como las votaciones del festival de Eurovision.
    He dicho.

  • Hoy quiero hablaros del aceite de cornicabra, propio de los Montes de Toledo. A mi juicio resulta un excelente compromiso entre la arbequina (ensaladas) y el picual (fritos). Evito los fritos en lo posible (plancha) y utilizo cornicabra para casi todo (por ej. añadido al pescado a la sal, verduras) pues no “rasca” la garganta como el picual y es más sabroso que la arbequina básica.

  • (Ya lo habíamos leído, Gomez. Entiendo que te guste recordarlo, pero si eres un perro para escribir -como todos- te jodes y bailas. No hagas trampa.)

    (Encantado me ha, el artículos resumen de Savater.)

  • Arroz con espárragos. Y ponzoña de vino. Espero llegar vivo a las siete para ver el Aleti contra los de Chúster.

  • Paseíto de unos kilómetros por la orilla de la playa con mi santa.
    Vuelvo patidifundido por el reencuentro anual con los horribles efectos que la gravedad aplica en los cuerpos desnudos de la peña.

  • Europa es un precipicio al que da miedo asomarse. Epítome del disparate es este personaje que se entusiasma con el aquelarre de Conchita y va a votar a “upedé esnucate en el wc”. Hemos tocado fondo.

  • Gracias por considerarme personaje de referencia en Europa, Marquis.
    Pero no seas modesto, tú con tus altares a los toros, las mujeres tuneadas, el vino y la Santa Iglesia católica, harías un papelón, maestro. Preséntate y me convertiré en tu mas devota a(l)có(ho)lita.

  • 09/05/2014 a las 14:12
    Perroantuán

    ¡Ostras!, voy caminando tan tranquilamente por el puerto de Vigo y, ¿con quién me encuentro? Exacto, ¡con Juli0!

    Me la voy a de bajar al i-Pod para oírla e imprimirle ritmo a las piernas cada vez que salga a buscarla. Es perfecta.

  • (Gracias Procu. Se me queda más, pero solo por el interruptor de la luz que tiene el Trapiello en su casa; eso es un cebo electoral y lo demás tonterías,¿cómo no vas a seguir el consejo electoral de alguien que hace eso con los interruptores de la luz? Hombre, hasta Europa, ¡¡y más allá!!)

  • Porque conozco a Girauta y a Nart, y a quien le escribía los discursos a Rosa Díez, por cierto, asiduo del NJ. “Es que es subnormal”, decía el negro con poca fineza de su jefa y amante. Si quiere, sigo.

  • Básicamente la lucha por el poder se solventa en un ganador y un perdedor. Ese es el bipartidismo que cuenta, por mucha proporcionalidad y variedad de partidos que queramos poner. Por eso a muchos españoles nos basta con uno de izquierda y otro de derecha, uno para condenar el alzamiento del 36, el otro, para entender sus circunstancias.

  • Nuestros intelectuales se indignan con la prensa por lo muchísimo que manipula. Más les valdría, si quieren ser intelectuales de verdad en vez de nuestros, que tuvieran curiosidad por conocer los mecanismos de esa manipulación, y reconocer cuánto oficio tiene que haber en ella.

  • Mi impulso a saber cómo se las gasta Rosa Díez en la cama se debe seguramente a que mi sistema lento y racional no ha llegado a tiempo de pararle los pies al rápido e impulsivo. La sospecha que me entra ahora es que, por definición, esto tiene que pasar siempre. No sirve entonces de nada aconsejar que usemos el primero para evitar los desafueros del segundo. Siempre llegará tarde.

    Aprovecho la ocasión para manifestarles mi extrañeza ante el hecho de que el marqués no hablara en su momento, además de los sistemas rápido y lento, de uno estático. Otros no sé, pero yo lo tengo funcionando todo el día.

    Está claro que la neurología necesita muchas enmiendas.

  • Y la creación no digamos. ¿No hubiera sido más sencillo que los cuerpos se atrajeran con una fuerza inversamente proporcional a la distancia -y no al cuadrado de la misma- que los separa?

  • El creyente atribuye la marcha del mundo a un diseño inteligente; el ateo, al azar. Yo veo más bien un diseño poco inteligente.

  • No me creo que la naturaleza, de las infinitas opciones que había, haya llegado por puro azar a inventarse el dolor como mecanismo de alarma. Ahí se ve una mano compasiva, la de alguien con algún conocimiento, pero escaso y mal aplicado, de lo que se traía entre manos. No es azar, es chapuza.