¡Que te lo comas! Hoy: los huevos fritos

por Satur

Cobarde

En esta nueva sección de ÇhøpSuëy no vamos a hacer mofa de la «nobel cousin», del ferranadriato o de la grasienta comida popular. Todos esos chistes quedaron reducidos a la nada cuando en 1979 José Luis Garci, el mejor director español de todos los tiempos gracias a su película El Crack, dirigió Las verdes praderas. En una de sus escenas más elegantes, Carlos Larrañaga, que hace de cuñado de Alfredo Landa, visita a éste en el solar de lo que habrá de ser su próxima «segunda vivienda». En la barbacoa donde se celebra la compra del «terreno», Alfredo Landa no acierta a encender bien el fuego y Larrañaga, muy puesto en su papel de lo que ahora se conoce como «cuñao», y que hace referencia al cuñado pelma de toda la vida, en medio de aspavientos y frases hechas le muestra cómo conseguir que prenda la lumbre: aplicándole el aire de un secador. El papel del listillo ha sido fundamental en toda comedia desde al menos Vicente Calderón de la Banca, pero en esa escena alcanza su momento cumbre.

La barbacoa y el secador. Échenme chuletones, pochas, aires de romeros esferificados y leches en vinagre. Terminados los chistes y las gracietas sobre de la cocina, sus usos, costumbres y utensilios, tenemos que hablar ya en serio de una puñetera vez. Contemos, pues, cómo hacer un buen par de huevos fritos.

Para hacer unos huevos fritos son necesarios cuatro ingredientes y utensilios básicos: huevos, lumbre, aceite y sartén. Luego podremos añadir ajos, jamón (lo fríes antes de echar el huevo y pones éste encima: sale de relamerse), cebolla, fritada, piña rebozada con polvo de plátano cubano con granos de sal del Moncayo, etc.) Eso es aparte.

El huevo no importa que sea blanco o moreno, pero sería de desear que fuera puesto e incubado por una gallina de raza castellana o catalana del prat, siempre que haya sido alimentada con maíz no transformer regado con aguas de PH no superior a 7 y liofilizadas con filtros naturales. ¿Que sólo tenéis las gallinas de la abuela o los huevos del supermercado de la esquina, o del que está un poco más allá porque sale más barato? También vale.

Respecto a la lumbre, conviene que sea de leña de encina, almacenada en lugar fresco y seco (20º y 50%) al menos durante un mes. Los aromas que desprende ese tipo de madera otorgan a los medioparietales de la medular de la tráquea un retrogusto único, pero como siempre andamos comiendo chicle, o nos hemos tomado antes un pacharán, o estamos resfriados, o hay mucha polución, pues a lo mejor tampoco lo notamos, así que si calentáis los huevos con el gas, la vitriolocerámica china o la cocina por conducción inducida, también vale.

Sobre el aceite podríamos escribir cuatro ÇhøpSuëys, pero resumiendo: es mejor el de girasol que el de oliva, porque éste desprende sustancias organolépticas que eliminan las proteínas del huevo que le dan su característico sabor a tal. El mejor aceite es uno que hace una almazara de Cáceres que tiene un primo mío a medias con un medio terrateniente de la zona, porque están cultivadas las plantas en suelo arenisco con pendiente adecuada para la recepción de los rayos solares, y descascarilladas las pipas a manos (y dientes) por unos jornaleros del Real Madrid. Hacen su trabajo durante la liga (en la Chámpiñons se comen las semillas) y generan un volumen elegante. Luego se prensan en un molino del siglo XIII restaurado según unos planos de Leonardo De Vinzzit y el resultado es iónico en nariz y aplatanado en paladar. El aceite lo venden en la propia almazara y en Amazon. ¿Que no tenéis ganas de ir a Cáceres o no tenéis cuenta en Amazon? Pues os vais al súper de antes y compráis un 3×2 de aceite de girasol de marca blanca. También vale.

La sartén es realmente importante. Sin ella no hay huevos fritos. No vale echar los huevos directamente sobre la vitriolocerámica china o sobre la lumbre, porque preparas la de Dios. Lo ideal sería que, independientemente de la marca, estuviera hecha de aluminio acerado a 239847239487º en los hornos altos de Bilbao. Más que nada, porque cualquier cosa hecha en una sartén de Bilbao sale bien. Aquí ya no hay método empírico: aquí vale la experiencia, y tú hazme caso que lo que yo te diga. Ahora, que tenéis la típica sartén madín en China… TAMBIÉN VALE. Mientras no esté oxidada y no se pegue el condumio, también vale.

Hecho lo cual, es decir, la compilación de ingredientes y utensilios, el proceso es muy simple: pones la sartén en el fuego, echas el aceite, cuando esté caliente pones los huevos y ya.

El minutaje, la temperatura, las cantidades, la sal (si la echas sobre la yema muy pronto ésta se endurece por la ósmosis, y tal)… Todo eso son minucias. Lo dicta la experiencia y el gusto de cada cual. En próximos capítulos hablaremos de cómo acompañar los huevos fritos: con chorizo, patatas fritas, crispis… Pero eso ya es un curso avanzado: el MARIDAJE.

126 comentarios

  • Satur, no sé con qué me he reído más. La cosa es que me has dejado pensando en el primo nobel, el racismo en el nivel gallinas, la vitriolocerámica amarilla y los resultados irónicos en nariz. ¿Y sabes que hace mucho que no hay hornos altos en Bilbao? Ni para unos huevos, cari. Me he reído mucho pero vaya día confuso que me espera.

  • Hoy he sabido en lo suyo que Gómez también tiene la sana costumbre de atravesar las pestilentes aguas de La vanguardia para llegar a las cristalinas de su Hemeroteca.
    También yo he pasado grandes momentos en este buceo, del que si tuviera dotes de novelista sacaría para una novela. Mi obra seguiría la estela de Mendoza y su Misterio de la cripta embrujada, y mi protagonista sería Picoret, nombre que les animo a buscar en las primeras décadas del siglo XX en la Hemeroteca. La noticia que en su día me impactó dice:
    “Ha sido puesto en libertad Picoret, uno de los procesados con motivo del hallazgo de bombas en la montaña del Coll, que había ingresado en la cárcel por haberse negado á satisfacer el gasto que hizo en un restaurant de la Rambla de los Estudios.
    El infeliz ha ingresado en el Asilo del parque, sección de alienados, mientras se tramita el expediente para ingresarlo en un manicomio”.
    Suelo hacer mis reservas en restaurantes a nombre de Bond, pero creo que me voy a pasar a Picoret.

  • 14/05/2014 a las 11:12 Perroantuán ¿El vasco nace o se hace? Apellidos vascos, por Manuel Montero.

    Conozco varios casos de cambios de orden de apellidos, ¿usted no?
    Tuve un profesor de inglés que era de Washington y se apellidaba Fernández. Un día le preguntamos que de dónde venía su Fernández. Y nos dijo que no sabía, que las cosas de los apellidos solo nos interesan aquí. Que a él lo único que le había dicho su madre de su padre es que era taxista.

  • 14/05/2014 A LAS 10:04
    Suelo hacer mis reservas en restaurantes a nombre de Bond, pero creo que me voy a pasar a Picoret.

    Cómo mola.

  • Me gustaría saber a mí por qué estamos hablando de huevos y gallinas. Claro que, a la Fijona le da igual, se entusiasma ella con cualquier cosa… ¡ es una rapaciña feliz y al carallo!

  • No tiene disculpa que anoche se me olvidara informarles del coraje y espíritu de resistencia que mostró mi amigo en aquella ocasión. Sepan que se negó rotundamente a cumplir la orden de disolverse, y la policía tuvo que contentarse con que se fuera.

  • Sin acritud política. Simplemente, siempre me han interesado los asesinatos. Cuando un familiar me comentó ayer (¿anteayer?) el asesinato, le dije que no creía que el móvil fuera meramente laboral, que parecía haber algún tipo de venganza sentimental encerrada. No hay que ser un lince; es estadísticamente muy raro que un humano mate por un puesto de trabajo o un ascenso, y más excepcional aún que se implique su madre . Siempre hay otros factores implicados. Me llama ahora y me cuenta que al parecer la asesinada estuvo liada con un policía casado, que la relación se rompió al descubrir el pastel la esposa y que la hija del policía había dejado de ser la protegida de la asesinada desde entonces.

  • ” al parecer la asesinada estuvo liada con un policía casado, que la relación se rompió…”

    Eso no contará como violencia de género, pero si el asesino hubiera sido el marido, sí.

  • (Apuntito estuve de escribirlo “no me extrañaría nada que hubiese un motivo de celos por adulterio en todo este asunto”. Toma.)
    (Flipando con los comentarios en la cola de caja de Mercadona. Recopilando material y reflexiones.)

  • No todo iba a ser malo en la señora Carrasco; lean el retrato ponderado del ABC: “Si las palabras de Carrasco eran a veces amargas con sus rivales políticos, cuando se trataba de su tierra leonesa, defendía los productos de León: «No podemos conformarnos con un 15 % de exportación», una frase que pronunció en noviembre del año pasado.”

  • Con o sin Simenon, a mi siempre me gusta percibir en mis semejantes desasosiego y condena cuando sabemos de un asesinato.
    Y no, mi medidor no se mueve cuando leo aquí algunos comentarios de PJ.

  • Pero huyamos de la actualidad y volvamos al estudio de la verdad, como sugiere Proc. Yo pondría más el acento en la belleza, porque la verdad es más esquiva e imposible de alcanzar.

  • Y dale que te pego: me desasosiega lo mismo que cualquier otro asesinato corriente cuya víctima no conozco (es decir, relativamente poco, para qué vamos a negarlo; si acaso un lamento resignado y genérico por la especie). ¿Condena? ¿Pero qué narices es esta modernez de condenar todos los asesinatos o aplaudir a su paso a todos los muertos? No procede, simplemente.

  • 14/05/2014 a las 11:53
    Procuro fijarme . .
    Sería bueno, Adaptasiones, que nos informara de los susedidos. Porque muchos estamos in albis y entonces estaría bien que eso.

    Las frasecitas: “Seria bueno que” y “estaría bien que” son la plasmación en el mundo empresarial de el buen rollito. Es un pedir sin pedir, ordenar sin ordenar, exigir sin exigir.
    Vamos, una más de las mariconadas entre las que me desenvuelvo, junto con los coachings sobre cualquier cosa que se le ocurra, impartidos por niñatos, hasta no cagarse en la puta madre de un proveedor, que te la hace más de una vez.

  • Buscad la belleza: es la única protesta que vale la pena en este asqueroso mundo.
    Cada día durante años Ramón Trecet despedía así su programa de las 15h, y empezaba El Ambigú con unas fantásticas entradillas que se alternaban por días. Grandes momentos de Rne3.
    La frase de Trecet me parecía hueca y ampulosa, y ahora si le viera por la calle le daría un abrazo.

  • Penitentia Agite!!!!!

    Ohlanda: primer caso de MERS. (Ojocuidao con los moros Bonnie)

    Hespania:
    990.000 millones de leuros = 96,8 % del PIB (+25% de incremento en dos años).
    Y eso mientras “recortan”.

  • A Satur le vamos a tener que otorgar una estrella “costillar marcado”, por hacer huevos en aceites cochinos y no ponerles sal.
    (La segunda se la daremos cuando lo fría en mantequilla)

  • En un concurso radiofónico de finales de la era franquista, se trataba de adivinar la palabra: “Sal”. La concursante no andaba muy encaminada, así que el locutior le dio una pista:
    – Lo que le echa usted a los huevos de su marido…
    – ¿Polvos de talco?

  • Que me pregunta usted, señorita Procu, cómo vivo la madurez. Pues tocando los huevos, por supuesto y experimentando. Hoxe me preparé uno en el microondas, una experiencia vital que todo ser humano aventurero debería de vivir.

  • Bonnie como ella es así de rubia, no lee más que el enunciado, el primer parráfo y después se nos pierde en sus cosas.Yo la perdono porque está buena y yo soy así poliamorosa.

  • 14/05/2014 A LAS 12:07 PROCURO FIJARME
    Conozco varios casos de cambios de orden de apellidos, ¿usted no?

    Alguno conozco, aunque más de cambio de nombres, Puri por Garbiñe, Marisol por Eguskiñe, Mari Luz por Argiñe y cosas así. El sufijo -iñe dio mucho juego en Bizkailandia.

    Lo que si recuerdo es que siendo estudiantes recién llegados a Vitoria Ciudad Jardín descubrimos pronto que los indígenas estaban muy orgullosos de sus apellidos compuestos, que les proporcionaban rancio abolengo. Así que raudos decidimos vacilarles incorporando el nombre de nuestros respectivos barrios de Baracaldo (aka Barakaldo, aka Baraka) a algunos de nuestros ocho apellidos no vascos. Así nos convertimos en Joseba Andoni Pérez de Arteagabeitia e Imanol López de Zuazo, y pronto encontramos novia entre las hermosas vitorianas, que nos lo pagaron con amor.

  • 14/05/2014 A LAS 10:04 HOLMESSS
    Suelo hacer mis reservas en restaurantes a nombre de Bond, pero creo que me voy a pasar a Picoret.

    Tenga cuidado. Las consonantes líquidas se confunden fácilmente en los oídos del personal, especialmente si son chinorris. Su Picoret puede acabar fácilmente en Picolet, con las divertidas consecuencias que eso podría tener en algunos restaurantes.

  • No me lo puedo de creer. Leí por aburrimiento el sábado mi horroroscopo y decía que hoy miércoles, por la luna, me llamarían para un trabajo. Y, en efeto, ha sido así. Lo festejaré cenándome un par de huevos.
    [0] Satu: documéntese sobre los huevos con farinato y pan frito. Teta de novicia más colesterol.

  • 14/05/2014 a las 17:27
    Adaptaciones..

    La lección de Tony Judt.

    ***
    Fabuloso, Judt. Totalmente de acuerdo con su tesis (y con la de Steiner).

  • Esta misma mañana he releído el ejemplar del Semmelweis de Céline que le compré hace unos treinta años al señor Antonio Rabinad en su parada del mercado de San Antonio.

    A pesar de que, tal y como pensé al finalizar aquella lejana lectura, me parece palmario que en realidad Céline está hablando de Céline tanto como de Semmelweis, me ha llamado la atención una cita de Romain Rolland que el autor introduce justo después que el doctor se haga con el escalpelo el corte que acabará con su vida, y que podría ser el resumen perfecto para la “terrible historia de Philippe Ignace Semmelweis”:

    “La noche del mundo está iluminada por luces divinas”.

  • Jo Adapts me entra el canguelo! Porque dentro de nada me voy a Arabia, que tengo que dar unos cursillos, bueno, uno, pero vamos que ya me veo vestida de la cabeza a los pies con un burka y las máscara de Darth Vader. ¡Qué sepsy!
    —-
    Yo te leo de arriba a abajo Saturn, y te hago la radiografía, vaya que sí.

  • Conio Bonnie, pero, pero, que Arabia es el foco y punto inicial. Ahora también me preocupo yo, pensé que iba a otro país de la morería, pero justo a Arabia.

  • Al contrario que el ocultismo policial, merece toda suerte de elogios la voluntad informativa de la Diputación leonesa, que nos ha permitido saber que la señorita Triana no fue despedida sino cesada.

  • Mientras cocinaba un chicken tikka Masala y amasaba el naam, me ha venido así como una ráfaga, quien se esconde bajo la identidad de Pachakusi, nuestra escritora indígena.
    Me ha hecho mucha gracia, tan cerca y tan lejos al mismo tiempo.

  • No conforme con haber tenido (en otros tiempos) un portavoz de la Casa del marqués y mas recientemente un afinador de quesos personal, he dado hoy un paso adelante, tengo una “pace-maker”. Es persona bien conocida aquí y me ha procurado hoy excelente servicio: 8 km en 40 min., es decir un ritmo de 5 min/km. Cierto que ando postrado, mas tocado que los jugadores del Sevilla.

  • Sigo con el impacto de RdLibros. Los textos de Manuel Arias Maldonado, Digital lovers I y II, me parecen de primer orden, aunque yo siga – por poco tiempo- ajeno al mundo del smartphone.
    No es un spoiler: el segundo texto acaba diciendo que el amor es peligroso.

  • Yo he ido a visitar una exposición de un artista brasileño que se llama Ernesto Neto. Se titula El cuerpo que me lleva y empieza diciendo: «El cuerpo no miente». Pues lo que tú digas, chiquitín. Eran varias salas, en dos de las cuales había unas grandes instalaciones ¡para los cuerpos!, de verdad. En una, un puente colgante de cuerdas y sacos de bolas, que subía muy alto, muy alto. Cuando lo he visto me he dicho, NO; y luego, solo un poquitín, que soy de raza de gallina cobarde y tengo vértigo y voy con faldas. Pues he subido hasta arriba, como Hilary Clinton en el Aneto. Se movía todo, lo que me he reído y qué sudada. Después me he metido en otra instalación gigante de redes y sacos de bolas. Un malla muy tupida y todo era completamente blanco, como dentro de una nube, pero era una capilla y también había vídeos mientras (claro, mujer, es-tues-ar-ti). Me he tirado a los sacos de bolas, he andando a gatas varios kilómetros y luego he estado revolcándome con la única precaución de no ahogarme con un colgantito que llevaba. ¡Me lo he pasado BOOMBA!
    Viva el arte.

  • 14/05/2014 a las 22:40 Bonnie Parker

    Bonnie Parker, Bonnie Parker: eso no se hace. Lo diga.
    Y otra cosita. ¿A usted quién le ha dado permiso para irse a Arabia? NO va a Arabia. Que vaya su jefe. Pásemelo.

  • Sostiene mi hija que la maldición del Benfica y su entrenador húngaro se va a producir igual con el Madrid y su entrenador marqués, marqués.

  • Adapts, por lo que yo antes le preguntaba es por los episodios bélicos en twitter, aunque tampoco quiero saberlo. Ayer por la tarde cogí un taxi, y el taxista, que estaba oyendo la radio, me dijo sin más ni más: «Pero lo que no hay derecho, eh, lo que no hay derecho es que con el paro que hay tenga tantísimos puestos ella sola».
    Boas noites, cuerpos.

  • A la puerta de la comisaría le gritan a la madre que es una asesina. Alguien tenía que decirle lo que se piensa de ella.

  • Apretando más las tuercas, mi idea de lo sucedido es que se han tomado la molestia de salir del sofá, arreglarse y desplazarse hasta la comisaría, con el fin de llamar asesina a la asesina confesa, no sea que le dé por creerse otra cosa.

  • Esta cosa antológica de Hugues sobre el twitter.

    “Yo no detesto Twitter por revelar lo peor del género humano sino por pretender abanderar lo mejor. La verdad, la democracia, la escritura, el periodismo. Me cansa porque congrega a los tontos españoles […] Tontos que en la calle uno no se encuentra”.

  • Día de asueto.
    Leído por ahí: Una condición no tiene principio. Sólo el cambio puede empezar o acabar.
    Para ello escuchar en el 18:48.

  • Veinte cosas que un hombre que se viste por los pies NUNCA haría:
    -Usar twitter
    -Poner links con youtube
    -Dejar a una mujer insatisfecha
    -Cenar sin vino
    -Poner el smartphone encima de la mesa
    -Comentar la actualidad
    -Llegar tarde
    -Ir con sandalias
    -Llevar camiseta sin mangas
    -Gastar barba, bigote, patillas, piercings o tatuajes.
    -Llevar botas puntiagudas
    -Llevar bolso, bandolera o mariconera
    -Dejar pagar a una mujer
    -Decir lo que piensa
    -Ir a mear en mitad de la cena
    -Tomar la iniciativa en el “asunto”
    -Hablar de la familia
    -Enseñar fotos o videos
    -Pedir un chupito

  • Desde luego que el millón de monos tecleando durante toda la eternidad del teorema serían incapaces de escribir muchos de los tweets que leí ayer.

  • Lo triste de twitter no es tanto el descubrir a diario tontos de los que no te encuentras por la calle como comprobar que hay cinco mil todavía más tontos que ellos que los siguen.

  • En la foto de mi avatar llevo barba y botas puntiagudas. Baste decir que tenía entonces 24 años. Mis normas se ajustan a la etiqueta que debe observar lo que se viene llamando un “galán maduro”. Aclaro esto para que Brema no sufra.

  • Tocarle los huevos a Rusia igual sí que tiene consecuencias.
    Rusia pretende des-dolarizar las transacciones petrolíferas en las que intervenga, es decir no pagar o cobrar en dólares.
    Si tenemos en cuenta que es el mayor exportador mundial de gas y el segundo de crudo, los efectos pueden ser duros. Esto podría destruir el habito- concepto del petro-dolar y dañar seriamente a EE.UU, destruyendo una parte de las sinergias y ventajas que ese estatus añade a la economía americana.

    Veremos.

  • 15/05/2014 A LAS 12:57 ADAPTACIONES
    Marquis, ¿y llevar las gafas colgando al cuello, prendidas con un cordón de zapato?

    Aquí se están empezando a rifar unas hostias.

  • ¡¡¡Es usted un viejo verde Adapts!!!
    En lo del bolso estoy en consonancia con el Marqués. .es intolerable ver hombres con barba hechos y derechos con bolso.
    A esos tampoco los miro.

  • Hoy no sé qué me pasa, estoy de acuerdo con casi todo el mundo. Puede ser esta alergia de la madona que me tiene fuera de combate.

    ***
    Machos alfa, por favor, tengo que sustituir, con todo el dolor de mi corazón, mi viejo Passat. Me proponen un Honda Civic de esos que despegan solos. No me parece ni bien ni mal, porque lo único que me importa (de un coche) es el tamaño (de su maletero). Pero entiendo que no es razonable basar mi decisión en cuántas jaulas es capaz de transportar. ¿Sugerencias?

  • Fijese si me importa el tamaño (del maletero) que sólo cambié el del Passat por uno mayor, sueco. Como el dinosaurio, miles de kilómetros después, sigue aquí.

  • Le entiendo, Holm, ésa es toda mi obsesión, porque siempre me figuro que va a llegar un día en que tenga que largarme con toda la casa a cuestas por esas carreteras de Europa o, como bien dice Brema, trasladar a uno de mis fiambres (nunca suelto a la presa viva). El Civic tiene la ventaja de que dispone de un maletero casi tan grande como el Passat, pero ampliable a todo el espacio de los asientos traseros. El sueño de cualquier interrogador.

  • Pírate, tenga usted en cuenta el uso futuro. Si viaja mucho el cambio le resultará duro, porque es un coche con menor distancia entre ejes. Traducido, notará más los traqueteos y se cansará más.
    Respecto a motorizaciones y demás, supongo que habrá muchas versiones.
    Alfa de lomo plateado a sus pieses.

  • Los Volvo, Holm, me dicen que ya no son lo que eran.

    Mi segunda condición, muy por detrás (del maletero) era que tuviera los menos cachivaches electrónicos posibles. Por lo visto, eso es ya imposible.

  • El mío es lo que eran porque era, y por tanto apenas tiene electrónica. Eso sí, un teléfono con su cable enrrollado para mantener una conversación privada, si el tema lo merece.
    En fin, igual acepto ofertas.

  • Imagínese las jaulas que cabrían que lo primero que entra y sale siempre es mi bici Trek carbono superguay vintage 2000 apenas desmontada.

  • Pero a los cuántos (kilómetros) me resultará dura (la conducción), Adapts? No hago al año más de media docena de viajes de no más 2.500 kilómetros; los demás son viajes cortos, fundamentalmente a Extremadura. Creo que el motor es de 140 caballos, algo menos de los que tiene el Passat (pero el Passat debe pesar mucho más que esta navecita).

  • Eso es muy subjetivo Pirate. Yo me arreo rondas de seis o siete horas y lo llevo bien, porque estoy acostumbrado.
    Me refería a que lo notará comparado con el Passat, pero sí son viajes de dos horas o tres no cerero que sea un problema.

  • Esto…. ¡esperen!, que yo ni me subo a ningún cacharro que ustedes conduzcan. Pero quedeme preocupada con la historia de Bonnie ¿y sí nos la secuestran en una jaima de esas y nos quedamos sin rubia oficial? Y todo sin antes confesar quién es Pachakusiña.

    No, que comparta sus dudas. Estoy en un sin vivir sospechando de todos y todas. Si es menester, llegado el momento, tengo unos camellos para cambiarlos por su alma. Y la ONU, atenta por si hay que cambiar unos riegos de petroleo y mapas de fronteras

  • Respecto al tema del maletero y tal he de decir que no soporto a la gente “práctica”. Si un caballero es práctico qué deja para las marujas. Un hombre debe ganar dinero, servir el oporto, no sé, ser culto, ¿pero práctico?
    Debo vivir en otro planeta.

  • Usted Marqués, lo que debe hacer es rondar por mi calle, que desde mi celosía le arrojo una rosa de mi jardín y le entrego mi inocencía. ¡Torero, guapo!

  • Acabo de venir de verlo. Me ha parecido una cajita de cerillas y me reafirmo en el burro grande, ande o no ande. El Accord, mejor.

    ¿Qué quiere decir con que acepta ofertas, Holm, que me compra el Passat, que me vende el Volvo o que los trocamos? Si el Volvo es de después de 2000 pero de antes de 2005 y tiene menos de 150.000, igual lo acepto. ¿Qué nick gasta usted en forocoches? Por si no quisiera revelar esta debilidad en público, le hago llegar mi teléfono por mail.

  • Tengo el equivalente al Accord pero de la competencia japonesa, un Toyota Avensis wagon de hace 7 años, con un maletero plano en el que cabe un rebaño y que consume menos de 6 litros a los 100Km. Una de las mejores compras de mi vida. Mi anterior coche fue un Golf y cada vez que me tocaba la revisión me arrancaban medio hígado. Me prometí que jamás volvería a dejarme estafar por los fabricantes alemanes.

  • No tengo coche, no tengo bici y cabalgo sin caballo. Y soy el rey de España haciendo pasta (de comer, la otra la deshago).

  • ¡Oh,Brema; Ain´t got no, I got life… y así, que cantaba Nina Simone. No pongo un youtube para no despertar al marquesín de sus oraciones

  • Como Tony Judt, también Morrie Schwartz, sociólo y profesor, murió de ELA. Uno de sus alumnos, Mitch Albom, estuvo visitándole todas als semana durante la última etapa de su vida, siendo testigo de la degeneración física del profesor, pero sobre todo, de su filosofía y actitud vital. Lo dejó escrito en su libro Martes con el viejo profesor. De es libro es este diálogo:

    – ¿Vendrás a mi tumba a contarme tus problemas?
    Me imagino su tumba, en la colina, con vistas a un estanque… Me veo allí sentado, solo, con los brazos sobre las rodillas, mirando al vacío.
    – No será lo mismo sin poderte oir hablar – le digo.
    Cierra los ojos y sonríe.
    – Te diré lo que haremos. Cuando yo esté muerto, tu hablarás. Y yo te escucharé.

  • ELA, una enfermedad divertida. Es mejor no tener. Mi abuela, que era una fiera misántropa de aldea, despachaba a cualquiera que llamara a la puerta con un «tenemos de todo, tenemos de todo y hasta máquina de coser».

  • (Aprendiendo de Gómez, O Rey dos Guiones).
    Aldea, noche.
    Llama Lautreamont.
    Mi abuela: «Tenemos máquina de coser. ¿Lleva usted paraguas?
    El conde: «Y hasta una mesa de disecciones».