Feria

por Fernando García

feriaContraté una jornada de Feria en Sanlúcar de Barrameda por aquello de no morirme sin verlo y aprender qué cosa es eso de la “guasa”. El paquete turístico incluía traslados en coche de caballos y unas niñas vestidas de faralaes para alegrarnos la vista. Como la jornada se preveía larga empezamos a la hora del aperitivo en Bigote, una venta situada en la desembocadura del Guadalquivir famosa por sus langostinos. Hay que aclarar que en esta zona hay tres elementos gastronómicos sublimes, el citado langostino que se cría entre el lodo de la desembocadura, al atún rojo procedente de las almadrabas del cercano Estrecho y la manzanilla del mismo Sanlúcar. Habiéndome placeado en los mejores cosos, puedo afirmar que la trasiega en Bigote supera todas mis experiencias previas. Se entra en tal éxtasis de sabores y olores agarrado a la cintura de las niñas que uno cree tocar el cielo.

Pero hasta la hora de los toros hay que ir al recinto ferial, de caseta en caseta, que si la del PP (éramos un grupo de gente de orden), que si la de Barbadillo, que si la de “miprimo”. Tal aquelarre se sobrelleva con el rebujito (manzanilla rebajada con Seven up), unos chopitos, tortillitas de camarones, ortiguillas y jamonsito, pero sobre todo bailando sevillanas. Tracatracataca, tracatrá. Tracatracataca, tracatrá. Y vuelta a empezar.

Nos aireamos en el coche de caballos que nos llevaba a la plaza, algo envarados, pues mis amigos gaditanos se empeñaron en que fuéramos a los toros con chaqueta americana y zapato de material. Aquí el güisquicito y el puro son aditamentos inevitables, casi como los toros de Bohorquez que los veterinarios de mis añoradas Ventas hubieran echado patrás a la primera. Fandi, Castella y Luque haciendo el paripé, el presidente indultando toros. Las niñas distraídas mandando guasaps y nosotros aguantando el tirón. Anochecía, los toreros se gustaron, se demoraron, aquí no hay reloj, cuando una manada de vencejos sobrevoló el albero. Se paró el tiempo, que dicen los sensibles.

Ay, y ahora más Feria, a la caseta del PP otra vez, que hemos quedao con no sé quién. Y habrá que cenar, digo yo.

131 comentarios en “Feria

  1. Mi visita a la Feria de Sanlúcar fue casual: pasaba por allí, la vi, y entré. Aturdido por el follón de los altavoces que competían radiando a todo taco la música más peor -nada de sevillanas- en cinco minutos media vuelta, ar, y para Cádiz. Lo sé: los catalanes somos algo sosos.
    Eso sí, seguí todos los consejos que recabé aquí, aunque me faltó tiempo. El premio especial fue para El campero de Barbate.

  2. Al ver -y fotografiar- las playas de Tarifa caí en la cuenta de que ya hace 14 años de la polémica de Arcadi sobre la foto “La indiferencia de occidente”. Creo que ese momento marca un antes y un después en mi forma de mirar el mundo, que hasta entonces sólo pasaba por las gafas de El País.
    Ya sin gafas, lo veo todo más borroso.

  3. ¡A ver, conio, se me desamariconen y coman más cerdo y más ternera y más huevos y más de tó!

    Que tengo 3.000 Tm. atascadas en Italia, esperando que les asigne un puerto en España y otras 3.200 Tm. en stock físico aquí.

    COMAN CANNE, joel.

  4. Otro aniversario, esta vez de 25 años. En los tres minutos del video de la plaza de la paz celestial se destila el nivel de civilización de China; no me extraña que vean al resto del mundo como bárbaros.

  5. Las Ferias y la guasa, los vestidos de lunares, la manzanilla, las sevillanas, los toros me son tan absolutamente ajenos y repulsivos como si fuera marciano.
    O catalán.

  6. Funes, la feria de abril está muy concurrida en Cataluña. Y los aborígenes tienen sus propio tracatrá. Les gustan mucho los petardos, el fuego, los calçots, la costellada, etc. Es cierto que la juerga catalana carece de esa babilla pastosa de la guasa andaluza, pero tiene sus hechos diferenciales propios que la hacen igualmente repulsiva.

  7. BORGIANO. Hace ya bastantes años coincidimos en una clínica de esta ciudad el fiscal jefe y yo mismo con el motivo de que habían intervenido quirúrgicamente a un bebé suyo y a una hijita mía. Conversamos mucho y surgió en determinado momento Borges y le mencioné El jardín de senderos que se bifurcan. No lo conocía y me presté a prestárselo y se lo presté como parte del volumen intitulado Ficciones. Nunca las volví a ver; y si lo menciono es solo por lo injusto que me pareció, y aún me parece, perderlas a manos de la justicia sin duda alguna por dejadez o por olvido que la justicia en forma alguna puede tener.

  8. Lo peor, Bela, es que quizàs el tipo ni haya leido el libro.
    Pero ademàs te haces una idea muy falsa de la condicion humana de la judicatura. Hay juezas que follan con tipos a los que han condenado; jueces, que roban en grandes almacenes; fiscales que negocian el aprobado de sus hijos por sobreseimientos etc.
    Qué crees que significa la cerda vestida de monja en El infiiern de El Bosco?

  9. Recuerdo un texto semejante al del Marqués. Fue hace unos quince años, en la revista La Tarde. Lo escribió un tal Triqui. A ver si lo recupero.

  10. Para el Hidalgo de los Parámos, porqué el lo vale y cada vez que lo leo en sus cosas mi cimbreante cintura se desata toda. (¡Aysss!)

    Discurso a los jóvenes

    De vosotros,
    los jóvenes,
    espero
    no menos cosas grandes que las que realizaron
    vuestros antepasados.
    Os entrego
    una herencia grandiosa:
    sostenedla.
    Amparad ese río
    de sangre,
    sujetad con segura
    mano
    el tronco de caballos
    viejísimos,
    pero aún poderosos,
    que arrastran con pujanza
    el fardo de los siglos
    pasados.

    Nosotros somos estos
    que aquí estamos reunidos,
    y los demás no importan.

    Tú, Piedra,
    hijo de Pedro, nieto
    de Piedra
    y biznieto de Pedro,
    esfuérzate
    para ser siempre piedra mientras vivas,
    para ser Pedro Petrificado Piedra Blanca,
    para no tolerar el movimiento
    para asfixiar en moldes apretados
    todo lo que respira o que palpita.

    A ti,
    mi leal amigo,
    compañero de armas,
    escudero,
    sostén de nuestra gloria,
    joven alférez de mis escuadrones
    de arcángeles vestidos de aceituna,
    sé que no es necesario amonestarte:
    con seguir siendo fuego y hierro,
    basta.
    Fuego para quemar lo que florece.
    Hierro para aplastar lo que se alza.

    Y finalmente,
    tú, dueño
    del oro y de la tierra
    poderoso impulsor de nuestra vida,
    no nos faltes jamás.
    Sé generoso
    con aquellos a los que necesitas pero guarda,
    expulsa de tu reino,
    mantenlos más allá de tus fronteras,
    déjalos que se mueran,
    si es preciso,
    a los que sueñan,
    a los que no buscan
    más que luz y verdad,
    a los que deberían ser humildes
    y a veces no lo son, así es la vida.
    Si alguno de vosotros
    pensase
    yo le diría: no pienses.

    Pero no es necesario.

    Seguid así,
    hijos míos,
    y yo os prometo
    paz y patria feliz,
    orden,
    silencio.

    De: Palabra sobre palabra

    ANGEL GONZÁLEZ

  11. ¡Jajajjjjajajaja, hay que joderse conmigo!

    A una compañera se le ha escalabrao el niño de menos de un año y ha llamado para avisar de que no puede venir.
    Mi único pensamiento ha sido: vaya putada, tengo a la otra de vacaciones hasta el viernes…

    Los demás se han preocupado por el ninio.
    Yo he cortado a la madre cuando me daba el parte, ¡porque se me da una higa!

  12. “Después de que las autoridades chinas ordenaran que a partir del 1 de junio quedaría prohibido enterrar a los fallecidos en la provincia de Anhui, varios ancianos se quitaron la vida para adelantarse a la ley y poder ser enterrados en lugar de incinerados.

    La nueva normativa se encontró con una fuerte oposición de muchos habitantes, especialmente ancianos que, en algunas ocasiones, siguiendo antiguas tradiciones locales, llevan más de una década construyendo su propio ataúd y guardándolo en su casa, informa Efe.

    Las protestas fueron respondidas por la policía local con registros casa por casa en busca de ataúdes, que en varios casos fueron decomisados o destruidos, y a raíz de las drásticas medidas se produjeron varios suicidios de ancianos locales que decidieron adelantar su funeral para que fuera antes del 1 de junio

  13. 04/06/2014 A LAS 17:13
    PERROANTUÁN
    04/06/2014 A LAS 11:44 BREMANEUR
    Qué bruticos son en Extremadura, macho.
    Vamos a ver. En ÇHØPSUËY os hacemos ese cartel que te cagas que te meas, o sea. Y por el triple del precio.

    Le encargamos a Brät Çashø que lo empapuce de tías cachondas y esto va a ser un no parar…

  14. Pues no sé por qué no vienen más niñas disfrazadas de repollos con lunares a comentar. Por mi parte ya cumplí. Eso sí; desgarrando mis vestiduras y cubriendo mis cabellos con cenizas.

  15. No más por decir que no me ofenden diciendo en otros sitios que yo soy la señorita Bony pues ya sé que lo hacen por bromear, porque piensan que yo no puedo ser rubia y para la mofa de la señorita, pues es de lo más evidente que pensamos distinto. Y quiero decir que si tienen que decirme algo pues que me lo digan aquí, para que no me ande enterando por terceras que van diciendo a mis espaldas.

    Es bonito que se cuenten estas historias de las costumbres ancestrales de los pueblos andaluces. Deberían contar más para que entre todos transmitiéramos nuestras culturas y para mejorar nuestro conocimiento entre nosotros. Y eso es lo que dice la fábula del colibrí, que es un pájaro indígena de América que tal vez no conozcan, pero que siendo muy pequeño tiene mucha energía. La fábula está escrita por alguien que desconoce que los leones y las jirafas y los colibríes no viven en la selva y tampoco en el mismo continente, pero si a ustedes les da igual que no haya jilgueros en Japón pues también sabrán disculpar esto, porque lo importante es el mensaje.

    LA FABULA DEL COLIBRÍ
    Aquel día hubo un gran incendio en la selva.

    Todos los animales huían despavoridos. En mitad de la confusión, un pequeño colibrí empezó a volar en dirección contraria a todos los demás. Los leones, las jirafas, los elefantes… todos miraban al colibrí asombrados, pensando qué demonios hacía yendo hacia el fuego.

    Hasta que uno de los animales, por fín, le preguntó: “¿Dónde vas? ¿Estás loco? Tenemos que huir del fuego”. El colibrí le contestó: “En medio de la selva hay un lago, recojo un poco de agua con mi pico y ayudo a apagar el incendio”. Asombrado, el otro animal sólo pudo decirle “Estás loco, no va a servir para nada. Tú solo no podrás apagarlo”.

    Y el colibrí, seguro de sí mismo, respondió:
    “Es posible, pero yo cumplo con mi parte.”

  16. Ese cuento, Pakachuquiña es guaraní, y la rubia no es tal, es peliteñida. lo sospecho.

    Ya no inundo más. Marcho a una manifestación contra algo, mismamente en mi casa.

  17. En cuestión de juergas, fiestas, saraos, etcétera, uno se declara, como apuntaba antes Holmesss, también tirando a soso y más partidario de las celebraciones “a la catalana”, por así decirlo.

    ¡Qué buena era esta señorita andaluza, por cierto!

  18. Vibrante homenaje al Rey en el coso madrileño. El pueblo español se está volcando con su monarca. Es el momento de tener altura de miras. Hoy algunos damos un paso al frente. Además, vamos a tener a la reina mas guapa del mundo. Viva el Rey, viva España, viva Tania (la de la foto).

  19. (No pienso entrar para hacer un comentario negativo sobre el futuro padre de mi futuro hijo.
    Es lo que tiene la complicidad, el formar un equipo: si no vas a decir nada agradable de tu compañero/a de vida, mejor te callas. Eso es así. Porque menuda entrada más mier….kkkssshg mmmmm…)

  20. Gachí, amor, próximo miércoles duermo en Valencia. Organicemos cena guapa con doble objetivo: romántico y profesional. Concretamos por mail. La crónica del encuentro puede ser jugosa, lo que se viene llamando “choque de trenes”.

  21. Arroz a banda en san Carles de la Rápita, compañero. En un lugar legendario Cuando llegue el sol de junio en su plenitud, el delta del Ebro se llene de colores y se pinten en el poniente esos atardeceres melancólicos que encogen el alma… Si a Gachó le parece bien, claro.

    Yo es que soy tímido de cojones, la verdad.

  22. Bella Pig, ponga orden en este putichat. Mi carnet de baile sigue sin firmas ni proyectos de intercambio de fluidos. Y las guapas también tenemos derecho a un vals y a un poco de horchata, ¿o no?

  23. En cuanto a eso que has puesto ahí arriba, Follandeiro, sabe que si una jueza de las que dices tras condena o sin condena hubiese follado conmigo me habría puesto, y no solo con el follar, a cien por hora. También me ponen mucho las conductoras de guaguas y las del tranvía pero no tanto como las juezas.

  24. 04/06/2014 A LAS 19:37 PACHAKUSI

    Vaya fraude de fábula, Pachakusi. El colibrí es uno de esos jodidos voluntaristas que creen que con proponérselo lo consiguen todo. Estas son las tonterías que les enseñan a los niños en los parvularios. En esta fábula son los leones, las jirafas y los elefantes los que se comportan racionalmente huyendo del incendio de la selva (que probablemente habrá empezado algún humano cabrón). El colibrí acabará achicharrado, por idiota, como acabarían achicharrados los niños que, en lugar de huir del colegio en llamas, intentaran apagar el incendio con el agua de sus botellitas de Danonino.

    Huid colibríes, huid. (Y luego, llamad a los bomberos).

  25. Harto ya de estar harto, un día de éstos me planto en Santiago y peregrino hasta Finisterre. Quedó pendiente el año pasado, y hay que ir saldando deudas.
    Mi infinito respeto por Adapts y mi natural recato me impiden desvíos de la ruta, I am afraid.

  26. No más para decir que no soy la que duda, pues si bien no vi ninguna foto suya me dio por confiar en su palabra. Y vale que tampoco me gusta que me confundan con usted como hizo el señor Antonio y le siguió el señor Bremaneur para burlarse. Porque es bien seguro que ellos saben quien es cada cual porque tienen los medios informáticos para conocerlo. Por eso creo que nada más se burlan.

  27. Qué cansa eres, Gacho. Gómez, invítame a mí. No pillarás cacho, pero no te pondré a parir el arroz y aunque no soy ni divertido ni gracioso sé escuchar.

  28. 04/06/2014 a las 21:09
    Gómez

    Arroz a banda en san Carles de la Rápita, compañero. En un lugar legendario Cuando llegue el sol de junio en su plenitud, el delta del Ebro se llene de colores y se pinten en el poniente esos atardeceres melancólicos que encogen el alma… Si a Gachó le parece bien, claro.

    Yo es que soy tímido de cojones, la verdad.

    ¿Esto sería el 24 de Junio, San Juan?

  29. Vaya fraude de fábula, Pachakusi. El colibrí es uno de esos jodidos voluntaristas que creen que con proponérselo lo consiguen todo. Estas son las tonterías que les enseñan a los niños en los parvularios. En esta fábula son los leones, las jirafas y los elefantes los que se comportan racionalmente huyendo del incendio de la selva (que probablemente habrá empezado algún humano cabrón). El colibrí acabará achicharrado, por idiota, como acabarían achicharrados los niños que, en lugar de huir del colegio en llamas, intentaran apagar el incendio con el agua de sus botellitas de Danonino.

    Huid colibríes, huid. (Y luego, llamad a los bomberos).
    ———
    10/10

    Me ha recordado a aquella deliciosa fábula de Wilde titulada presencia de ánimo:

    Presencia de ánimo
    Mi joven amigo el actor interpretaba el papel principal de una obra extremadamente popular. Durante meses no había quedado una sola localidad libre en el teatro, y en el momento mismo de la representación las colas para la platea y la galería se extendían varias millas; de hecho, llegaban hasta Hammersmith (aunque debo agregar que la obra se representaba en Hammersmith).
    Una noche, durante la representación, en el terriblemente tenso momento en que la pobre florista rechaza con desdén las detestables propuestas del malvado marqués, una enorme nube de humo se extendió por los costados del escenario, que fue sitiado por grandes lenguas de fuego.
    Aunque el telón descendió de inmediato, el público estaba aterrorizado y se precipitó hacia la salida. Se desató un pánico horroroso: los hombres comenzaron a gritar y a empujar, las mujeres daban alaridos y se tiraban de las ropas. Había el grave riesgo de que varios espectadores murieran pisoteados y, de hecho, algunas faldas se ensuciaron y varias camisas de vestir quedaron arrugadas.
    En el clímax del estruendo apareció por la puerta de la orquesta mi joven amigo el actor –que en la obra ama y es amado por la florista–, contempló la situación de un vistazo y trepó al escenario. Allí parado, ante el telón de hierro, erguido, con la mirada destellante y el brazo levantado, ordenó que se hiciera el silencio con una voz que resonó en todo el teatro, como una trompeta. El público conocía bien esa voz y se sintió reconfortado: el pánico remitió de inmediato.
    Les dijo entonces que el fuego ya no era peligroso, que ahora estaba bajo control. Sin embargo, explicó, el miedo de todos constituía un peligro muy real y, dado que sus vidas dependían de que mantuvieran la calma, era necesario que regresaran de inmediato a sus asientos.
    Todos hicieron lo que se les dijo, sintiéndose muy avergonzados. Y cuando las salidas quedaron despejadas y todos los asientos fueron ocupados de nuevo, el actor dio un ligero salto sobre las candilejas, alcanzó la platea y se esfumó por la primera puerta a su alcance. Entonces el humo saturó el auditorio, las llamas irrumpieron a cada lado y ninguna otra alma salió con vida del lugar.
    Es así como podemos apreciar la utilidad de la presencia de ánimo.

    (Traducción de Roberto Frías)

  30. Holmesss, gaChi.veïna rechazó una invitación mía en la que explícitamente aclaré mis puras intenciones.
    Tareixa me olvidó el día que descubrió la adänica carne joven.
    Bonnie masculló una excusa cuando podíamos haber coincidido en un evento profesional.
    Hasta el marqués despreció una reserva con mi cuniao, chef michelín

  31. Y sé a qué te refieres con lo de miedo escénico, marqués. Que aún recuerdo aquel día que te invité a merendar unas lionesas y ni me respondiste. Y ese feo me lo guardo.

  32. “Manuel Azaña…detestaba a los nacionalistas que querían descuartizar España y como el Rey desconfiaba de los monárquicos, aquel presidente temía a los republicanos sin chaveta, loquinarios y botarates”.
    “La corrida de la Beneficencia no es , como decían irónicamente las pijas, acostarse con un pobre…”

    Raúl del Pozo (EM,5 junio 2014)

  33. Para los que conocemos la Transición a fondo resulta insoportable que nacionalistas catalanes e Izquierda Unida no sean capaces de votar a favor en el asunto de la abdicación. A los nacionalistas vascos les tengo aparte por considerarles incapaces por naturaleza de un gesto así, pero creía que catalanes y comunistas recordarían lo que pasó entonces. Veo que no, se comportan como una mujer herida por los celos. Están ciegos.

  34. Leo donde Espada que reapareció donde Ana Rosa el expresidente ZP, como en sus mejores tiempos: “La culpa es del PP”

    “La culpa es del PP” es al PSOE como
    “La herencia del gobierno anterior” es al PP

  35. Arcadi. Hoy, el de pago. Tiemblo por copi-pegar partes. Pero es estos momentos históricos…

    “Y luego están esos chicos que quieren reformar la Constitución, pero sólo porque no la votaron: narcisos de la generación facebook, cuyo arsenal de autoatribuidos derechos se cuenta por terabytes.”

    “…Felipe VI no será rey antes de la democracia sino durante. Sólo por estas razones de decencia ontológica apreciaría mucho que el joven Rey se desentendiera de cualquier complejo que pudieran inocularle. Es posible que la monarquía trajera nuestra democracia, pero lo que es seguro es que ha sido la democracia la que ha traído ahora su monarquía.
    ¿Reforma? Bah. Ruptura. Por eso quieren llamarla la segunda transición”

  36. DURA LEX SED LEX. Ese titular del periódico resulta equívoco por no decir equivocado; más bien parece -y se dice de seguido suprimiendo el ‘de esta manera’- que es avalar una negativa previa del Gobierno recurrida lo que ha hecho el Tribunal Supremo y no negar el indulto. Pero no es eso lo que me mueve a escribir este post sino un considerar ético y político que veo en la resolución gubernamental, que estimo justa por completo; pues este caso en su conjunto es uno de esos, uno más, en los que el principio está por encima de las consecuencias. El principio de legalidad basado en la justicia que hace ir a prisión a esa madre y hace también que no se le pueda conceder el indulto.

  37. (Gomez, ¿será una broma, no? ¿Qué tenemos? ¿12 años?.
    Mi correo está en mi blog desde el comienzo de sus tiempos.
    No me está gustando nada, cómo os está meando la perrita últimamante a algunos de vosotros, ¿pero qué os pasa? ¿Ha sido por la abdicación?.
    No me mareéis que soy extremadamente seria)

  38. “La mujer fue condenada en 2010 a 5 años y 6 meses de cárcel por los delitos de asesinato y lesiones […]».
    Me ha hecho mucha gracia. (Y eso que sé PERFECTAMENTE que no tiene NINGUNA).

  39. Todos son disgustos, sí, gatita sobre el tejado de zinc; un rey que abdica, un príncipe que no le dejan ser republicano y a usted, reina mora de este fanzine, que no la toman en serio. ¡Gomez…..!

    Esto… marcho antes de que me hostien.

  40. Ese comentario de Procuro fijarme adornado con negritas [y quizá también el que le he dedicado un par de noches atención insomne a Borges] me hace decir que la ley, que puede parecerles dura a muchos por serlo en demasía, puede llegar a ser para otros dura por no serlo lo bastante.

  41. De lo de AE, lo que más me ha gustado es ese comentario de “Desarticulada una red que obligaba a ejercer la Constitución.

    Yo vivo sin vivir en mí por la que se avecina con el Chopsuey.

  42. Bueno, Belaborda, siento la necesidad de glosarme (como tras los pasos del maestro Kumato). No era mi insustancial intención reírme de la condena ni del desgraciado caso, ni había ironía ninguna en mi comentario. Es que me ha parecido muy graciosa la suma de delitos (¡el asesino envió a su vícitima una carta llena de faltas de ortografía!). Que, por otro lado, yo entiendo que hay formas diferentes de matar y tal, y me parece muy normal que la ley se fije en los detalles.

  43. Si empezamos a indultar a aquellos que se toman la ley de Alá de diente por diente y vida por otra a pie de letra, Belaborda, mejor ya puestos que nos regalen un revolver en el paquete de detergente y las balas en yogures naturales y sin aditivos.

  44. El Wahlhala germánico no proporciona consuelo sino angustia a los mortales, al contrario que el Olimpo. Sus dioses lo pasan fatal, saben que no son libres y prefieren enviarlo todo al carajo por esta razón: hay que oir los lamentos de Wotan diciendo que no hay nadie menos libre que él en el universo. No sé cómo le iba a Richard con Cósima, pero retrata a una Fricka de armas tomar, que desencadena la tragedia.
    Ante este panorama Siegmund despierta simpatías: sufre, pero decide.
    O sea, que si yo fuera Brema tomaría el primer avión ( salvo que se dirija a México).

  45. Fumanchungo a las 14:01
    Lo que se está cociendo en Bilbao, amigos.

    Qué miedo!
    Cuando “algo se cuece” en Bilbao es que se están quemando contenedores de basura

  46. Belaborda a las 14:48
    DURA LEX SED LEX.

    Hay decisiones que no me gustaría tener que tomar nunca, como la de si acceder o no al intercambio que propone un secuestrador para devolver sano y salvo al secuestrado, por ejemplo, o esta que trae Belaborda.

    La simpatía, comprensión y solidaridad que despierta esa mujer entre la población (otros más cursis que yo dirían la ciudadanía o la sociedad civil) se reduciría en altísimo porcentaje si esa mujer fuera gitana.

  47. 05/06/2014 a las 17:38 Funes
    La simpatía, comprensión y solidaridad que despierta esa mujer entre la población (otros más cursis que yo dirían la ciudadanía o la sociedad civil) se reduciría en altísimo porcentaje si esa mujer fuera gitana.

    Ahí te he visto bien, payo.

  48. (Qué burra la RAE, llamar “bandada” a un conjunto de peces. Pues no. O *banco*, o ya, en plan erudito, *cardumen* ¿Pero bandada? Pues igual que la manada de vencejos.)
    (Ay, yo, con tal de no estudiar)

  49. Gacho, a lo mejor en tu barrio no se dice así, pero más allá de la frontera que marca la pelu sí se usa bandada para los peces.

    Qué poca comprensión de los mecanismos básicos del humor.

  50. Procu, que no ha sido cosa mia, que ha sido la selección paraguaya de fúmbol, o uruguaya, ahora no estoy segura; preguntádselo a Mantiño que estaba presente.
    ———-
    Tienes razón. Brema, las mujeres de mi calle, esas que sacan sus sillas de cuerda a la esquina y forman un rogle para tomar la fresca, siempre dicen *cardumen* “esta mañana he comprado unas pescadillas en mercadona, que yo no sé de qué cardumen las habrán sacado, pero eran gloria bendita” , dijo una anteayer sin ir mas lejos.

    Venga otra naranja Bellapuig!

  51. ¿Ustedes no deciais arrenuncio para parar un juego por falta? Pues el DRAE trae solo abrenuncio (porque, en efecto, arrenuncio es un latinismo de cojones –no lo digo yo, el concepto es de Perrus–), y luego va y lo califica de coloquial y poco usado. Hombre, DRAE, coloquial es arrenuncio. Ponlo pues.

  52. Cierto, yo decía arrenuncio. Digo yo que estas cosas no llegarán a los académicos si nadie se las cuenta, porque yo nunca vi a un académico tomar nota mientras me escondía cuando jugábamos al esconderite. O al escondelerite, como le oí a uno en Ávila.

Los comentarios están cerrados.