Feria

por Fernando García

feriaContraté una jornada de Feria en Sanlúcar de Barrameda por aquello de no morirme sin verlo y aprender qué cosa es eso de la “guasa”. El paquete turístico incluía traslados en coche de caballos y unas niñas vestidas de faralaes para alegrarnos la vista. Como la jornada se preveía larga empezamos a la hora del aperitivo en Bigote, una venta situada en la desembocadura del Guadalquivir famosa por sus langostinos. Hay que aclarar que en esta zona hay tres elementos gastronómicos sublimes, el citado langostino que se cría entre el lodo de la desembocadura, al atún rojo procedente de las almadrabas del cercano Estrecho y la manzanilla del mismo Sanlúcar. Habiéndome placeado en los mejores cosos, puedo afirmar que la trasiega en Bigote supera todas mis experiencias previas. Se entra en tal éxtasis de sabores y olores agarrado a la cintura de las niñas que uno cree tocar el cielo.

Pero hasta la hora de los toros hay que ir al recinto ferial, de caseta en caseta, que si la del PP (éramos un grupo de gente de orden), que si la de Barbadillo, que si la de “miprimo”. Tal aquelarre se sobrelleva con el rebujito (manzanilla rebajada con Seven up), unos chopitos, tortillitas de camarones, ortiguillas y jamonsito, pero sobre todo bailando sevillanas. Tracatracataca, tracatrá. Tracatracataca, tracatrá. Y vuelta a empezar.

Nos aireamos en el coche de caballos que nos llevaba a la plaza, algo envarados, pues mis amigos gaditanos se empeñaron en que fuéramos a los toros con chaqueta americana y zapato de material. Aquí el güisquicito y el puro son aditamentos inevitables, casi como los toros de Bohorquez que los veterinarios de mis añoradas Ventas hubieran echado patrás a la primera. Fandi, Castella y Luque haciendo el paripé, el presidente indultando toros. Las niñas distraídas mandando guasaps y nosotros aguantando el tirón. Anochecía, los toreros se gustaron, se demoraron, aquí no hay reloj, cuando una manada de vencejos sobrevoló el albero. Se paró el tiempo, que dicen los sensibles.

Ay, y ahora más Feria, a la caseta del PP otra vez, que hemos quedao con no sé quién. Y habrá que cenar, digo yo.

« »

© 2018 ÇHØPSUËY FANZINË ØN THË RØCKS. Tema de Anders Norén.

↓