Memorias de una caja de condones Durex Ultra Sensitive Contacto Total 12 unidades

Por Perroantonio

sensitive

7 de marzo de 2013. 9:47 AM.
Hoy es un gran día. Acaban de entrar doce chavalotes duros, resistentes, flexibles. Voy a ser su medio de transporte, su portaviones hacia la gloria. En cuanto me pongan el celofán, ¡a triunfar!

9 de marzo de 2013. 7:30 AM.
¡Vaya viaje! Hemos recorrido cientos de kilómetros dentro de una caja más grande, con otros muchos compañeros preparados para la batalla. Había camaradería y entusiasmo. Tengo ganas de sacar a estos muchachotes a la luz.

11 de marzo de 2013. 9:03 AM.
Al fin. Hemos tenido suerte. Me han colocado en primera fila en el expositor del supermercado. Los muchachos están entusiasmados. ¡Extralubricados!

22 de marzo de 2013. 19:13 PM.
Es divertido ver pasar a la gente, pero los chicos empiezan a impacientarse. Según he podido saber estamos en un Eroski de Azpeitia. Hoy es viernes. Seguro que triunfamos.

4 de abril de 2013. 20:45 PM.
Aunque los chicos están entrenados para aguantar las condiciones más inclementes empieza a cundir cierto desánimo. Me preguntan si esto es normal. He tenido que engañarles diciéndoles que estamos en Ramadán. Hay que mantener la esperanza.

12 de abril de 2013. 17:50 PM.
Bravo. Al fin. El joven ha estado dudando entre el formato Extra Large y Sabor Fresa. Luego creo que ha pensado que a ella quizá no le gusten las fresas y que el Extra Large tal vez sea demasiado. Al final me ha cogido. No te defraudaremos, muchacho, el pelotón Extra Sensitive te llevará a donde nunca has llegado.

12 de abril de 2013. 17:51 PM.
Mala señal, es tímido. Nos disimula bajo unas lechugas.

12 de abril de 2013. 18:30 PM.
¡Muy mala señal! Vamos al final de un cajón, detrás de unas cajas de cedés vírgenes. Espero que no sea un indicio. Los muchachos me preguntan que cuánto dura el Ramadán.

20 de julio de 2013. 18:23 PM.
El celofán sigue intacto. Hace calor. Uno de los muchachos dice que se ahoga y se ha echado a llorar. “Son las desventajas de ser Ultra Sensitive”, me dice.

9 de agosto de 2013. 8:25 AM.
¡Me coge en sus manos! ¡Retira el celofán! ¡¡¡¿¿¿Lee las instrucciones???!!! ¡Pero quién cojones lee las instrucciones de una caja de condones! Este tipo no es de fiar.

9 de agosto de 2013. 8:27 AM.
Por fin coge a dos de los muchachos y los coloca en su cartera. Se van de vacaciones. La misión se presenta complicada. Sabemos que no les volveremos a ver. Lo darán todo por la causa. Hip hip, hurra. Hip hip, hurra. Hip hip, hurra.

31 de agosto de 2013. 20:50 PM.
Los dos muchachos vuelven a la caja. Arrugados, abatidos. Tal vez el próximo año…

6 de junio de 2014. 9:50 AM.
“El cajón tampoco está tan mal. Es cierto —les digo— que no sabíamos que el Ramadán pudiera durar tanto tiempo, pero no hay que perder las esperanzas. Aquí estamos a salvo. Siempre podréis acabar alegrando la vida de unos niños sirviendo como globos”. Se abrazan y lloran. Creen que acabarán aquí sus días, hasta la fecha de caducidad. Es deprimente. En momentos así me doy cuenta de que habría preferido trabajar con los Natural XL Extra Safe. No siento las piernas.

101 comentarios

  • Bueno, yo una vez le pregunté a la farmacéutica que cuándo caducaban los condones que me acababa de vender y aún se debe de estar riendo.

  • Jamás usé preservativos, como tampoco peineta ni bata de cola. Hay cosas que un hombre debe imponer.

  • En tiempos de turbación, cavar agujeros y luego llenarlos es una actividad enteramente sensata.

    P.D.
    Brema: con tantas chinoiseries por aquí no vi, hasta que me lo han dicho, la información que me puso el sábado sobre el artista chino y que tiene interés para seguir esa pista. Dankeschön

  • Bueno Perroantuan. Suba un escalón y acompañe un blister de cialis. Por aquí encontrará referencias de unos y otras, fijo.

  • HEMBRA. En la placita de la Iglesia. Le pregunto que cómo se llama y alza la hermosa cabeza ¿sabes? de perfil es como un relieve del antiguo Egipto le dije y ella ¿eso es bonito? y yo si no lo fuese no lo te habría dicho y me contesta por qué quieres saberlo; le digo que porque me lo pide el cuerpo. Me llamo Sonia y sigue a lo suyo de ese momento que es darle brillo a un citroen pequeño y negro con una matrícula en la que hay dos dos y dos sietes que son mis números favoritos. Y ya sé que tú te llamas Belaborda. ¿Y cómo lo sabes? Porque me lo dijeron. Qué guapa eres y que buenísima estás le digo con sentimiento y ella calla pero sé que le ha gustado por la mirada que de soslayo me dirige; frota con ganas y entre la camiseta y el pantalón del chándal que viste le veo una tira de piel morena y el borde de unas bragas negras. Y se lo digo y que me gustaría verlas del todo y ella no querrás que me quite el pantalón aquí ¿no? Dios mío si lo hicieras te follaba ahora mismo. Se ha levantado y erguida como una diosa coge el móvil del techo del cochecillo y me pide el número de mi teléfono y lo guarda diciéndome te pondré un mensaje. Vete. Más tarde y yendo con mi pequeño demonio ladrador y blanco ha pasado a nuestro lado un citroen negro y la mujer que lo conducía llevando detrás a una niña nos ha dicho adiós con un leve agitar de su mano.

  • Gómez, en mis tiempos se les conocía como “profilácticos”. O sea, para cobardes y temerosos de Dios.

  • Bela, no viste The Homesman o algo asì? Al final el viejo cowboy golfo le dice a una chica de 16 años, pero muy hecha a la vida dura, que quizàs podrìan casarse. Y ella le responde que bien pudiera ser. Animo, campeòn!!!

  • En mi condiciòn de minorìa oprimida -negro, maricòn y de las JONS- exijo al autor de la entrada que coloque en el expositor a algùn chico representativo de la condiciòn a la que represento al tiempo que también exijo democràticamente el derecho a decidir mediante referéndum que la luz de los semàforos sea asimismo negra y no solamente de los colores representativos de la casta sexual dominante.

  • Uno se pasa el día entero transitando desde la indignación incapacitante al descojone más auto irreverente, pero de vez en cuando me paro, doy dos pasos atrás, luego tres (a veces me voy a comprar el pan y luego vuelvo) y me pongo a observar.

    O sea que, con la secesión catalana (que no, que es broma) con los vascos dejándose llevar mientras Bildu es el nuevo amanecer local e inventor de la chistorra, con la demolición de los dos partidos, el Pablito de Pablemos, bolivariano convertido en el nuevo ídolo y sobre todo el enganche de audiencia de las TVs, la miseria extendiéndose así como los integrantes de la nueva casta: los incontratables, el Rey huyendo por ver si sirve para apuntalar la chabola, etc…
    O sea. Entonces me digo, refrena tus querencias prepperistas hombre. Que no va a pasar ná.
    Pero luego miro, busco, comparo y me digo que no veo yo a una inteligencia ni dos, de esas que todos conocíamos por ser públicas, como Torcuato Fernandez Miranda pero que laboraban sutilmente bajo mano, o personajes apropiados para el momento y las circunstancias, como Carrillo y Felipe.
    Y claro, uno se dice, lo que nos vamos a reír los apocalípticos del séptimo sello.

    ( ¡Sin condón, que son dos días! )

  • ¿No teníamos un servicio de recogida de ‘criaturas’ que, según la Bellpuig por culpa siempre de los mandantes, se quedaban en el limbo del blog? Moderándose en el purgatorio, he oido decir a los administraidores.
    Es que escribí uno con postdata y no lo he visto.

  • Sobre el tema de la entrada: la promiscuidad sexual -práctica hoy no ya de minorías sino cuasi generalizada- aun con el uso del preservativo es un riesgo, sin él es un desastre; entendiéndose como hechos que lo indican tanto los embarazos no deseados como las enfermedades.

  • UN HÉROE PERSONAL

    “Hola, me llamo Iñigo Montoya, tú mataste a mi padre. Prepárate a morir.”

    Esta frase de La Princesa Prometida hizo célebre al actor Mandy Patinkin.

    Fue, además, quien recomendó a los productores a un joven actor –amigo suyo– llamado Kelsey Grammer para el papel de Dr. Frasier Crane en la serie Cheers, por lo que también de alguna manera es responsable de una de las mejores series de humor de todos los tiempos: Frasier.

    A principios de este siglo coprotagonizaba una truculenta serie sobre asesinos en serie, Mentes Criminales, que estaba funcionando –y así sigue– perfectamente con los audiencias. De pronto, Mandy Patinkin no se presentó a las primeras lecturas de guión de la tercera temporada, y poco después los productores anunciaban su precipitada salida de la serie por “diferencias creativas”. (Y hay que decir que hoy en día, tal como está el negocio del espectáculo en USA, protagonizar una serie de televisión es el sueño de la mayor parte de estrellas de Hollywood.) Por lo que cuenta Patinkin, pensó seriamente en la retirada, aunque hoy, convertido ya en casi una leyenda de la profesión, se le puede ver en la serie Homeland.

    El motivo de su renuncia es, cuando menos, inusual en nuestros tiempos: “Cuando firmé el contrato pensé que iba a ser un programa (Mentes Crminales) totalmente diferente. Nunca creí que iban a matar y a violar a todas esas mujeres cada noche, cada semana, año tras año. Fue muy destructivo para mi alma y mi personalidad.”

    No es de extrañar que a alguien así le dieran una frase tan buena como la de Montoya.

  • Corregido lo de su post extraviado, señorito Tipo Material. Tienen que tener cuidado al escribir las direcciones de correo. Una simple letra y la cosa no funciona. Y tengan en cuenta que se recibe mucho spam que el filtro de Akismet envía directamente a la basura.

  • Un tipo que se llame Iñigo Montoya, querido Gomez, debe empezar ua frase por Pardiez y no por Hola.

  • Hoy visité a mi padre (1924), un hombre cuya vida en términos de cultura y situación económica podría compararse a la mía (1955). Sin embargo mi existencia ha sido infinitamente mas rica. La diferencia estriba en la extraordinaria mejora de las condiciones de vida en España en los últimos 50 años, con un régimen de libertades y una igualdad de oportunidades sorprendente cuando se ve en perspectiva. No estoy tan seguro en lo referente a mi hijo (1982) Creo tal como dijo Pi en su día que los de la generación nacida entre el 50 y el 60 hemos sido un poco depredadores y hemos dejado un futuro complicado a nuestros hijos. Miro a mi nieta (2008) y pienso qué será de ella.

  • Texto de antología ÇhøpSuëy. Me imagino a más de uno de Azpeitia con la sonrisa congelada en cierta frase.

  • Para futuro complicado el de un niño de principios del siglo XX y ya no digo más atrás.
    Siempre he pensado que la humanidad camina hacia delante, y que cualquier pasado fue peor, mucho peor que nuestro presente. Nuestros hijos sabrán adaptarse a los cambios como hemos hecho los demás para avanzar y demostrarnos que su presente es mucho mejor que nuestro pasado. Su nieta, Marqués, no es diferente a usted en su tiempo. Si usted ha triunfado, ella también.

  • Anoche discusión hasta muy tarde sobre el futuro de la monarquía con CGA y con mi hijo. Al final la discusión derivó sobre el número ideal de abdominales por dia. Se barajaron los cuatro dígitos al tomar como referente a Aznar y a CR7.

  • Acabo de pergeñar, y lo colgaré más tarde y le viene a propósito lo de colgar porque será ahorcarlo, lo último que escribo con estilo y formato propios, como ese HEMBRAS de ahí arriba y otras cosillas precedentes y parecidas; lo último por un tiempo que no sé cuánto ha de durar. Un par de semanas al menos. O acaso más. Y sin temor lo dejo que mi barrio y el parque donde corro y la residencia geriátrica que visito cada día y sobre todo la gente no van a desaparecer; ni esta bitácora ni mi talento, espero.

    Y lo dejo no por fingida cortesía hacia los hacedores de entradas creyendo compite lo mío con lo de ellos -un hacedor de entradas que tema competencia de post,s cualesquiera y aunque sean como entradas, no se merece el hacerlas- ni por creer que escribiendo comentarios largos y quizá buenos desanimo a quienes los hacer muy cortos [un inciso necesario aunque también sea largo: el Marqués, que tantas insustancialidades de continuo pone aquí, puso hace poco en tres solas palabras algo de muchísima enjundia -y para mí antológico, perfecto- pues puso ‘Ruido de bragas’ y lo puso, con humor del mejor, donde debía; y poniéndolo evocó aquel ‘ruido de sables‘ amenazante como un hacha de verdugo, más que como espada de Damocles, sobre la recién estrenada democracia española, y aun el posterior ‘ruido de togas‘ incordiante y desdecidor del papel que le corresponde a cada poder en democracia], no, no lo dejo por nada de todo ello.

    Tampoco, y para acabar, lo dejo porque sienta o lamente el que se cansen algunos de verlo ¡a esos algunos que les den por culo!, no, una vez más, lo dejo simplemente porque me he cansado yo. Y punto.

  • La prosa de Bela es muy especial, serìa injusto juzgarla negativamente. Suena como autos judiciales o como los partes de la Benemérita otrora -cuando en la Benemérita aùn no habìa mujeres escarallando la prosa viril y precisa: “Epidentro y treinta màs detenidos. Reiteramos nuestra lealtad al Caudillo”- partes que daba gusto leer -“Hemos hallado un fiambre de quince dìas. Al parecer, cadàver”- y lo digo sin la mìnima ironìa pues mi bisabuelo fue GC, y de los buenos, de los de guìas de mostacho hacia arriba. De Lugo era mi bisabuelo, como Bela Lugosi.

  • EURILLO. Me lo encuentro sentado al suave sol de las primeras horas del día en un murete que separa el paseo de las Retamas de un espacio ajardinado y donde se suelen juntar unos ruinas para darle al pico y al tetrabrik de vino y a la heineken redonda y larga de lata, él uno de tantos y en ese momento, aún temprano para reunión de gente tan ocupada, solo. No tendrá más allá de veinte años y aparenta menos; delgado, rubio, ojos azules, boca reidora, manos, en las que me fijo -y en una tiene la heineken huérfana- delicadas, femeninas, los pies pequeños calzados con playeras gastadas pero rider de cuero que dejan verlos limpios y morenos; y gastados también los vaqueros lewis con los metálicos botones y un rasgón a mitad de muslo y lo mismo la camiseta de zara ocre oscuro, y a saber cómo le ha llegado todo ese vestir de marca o si ha sido siempre suyo. Me pide un cigarrillo, don, si tiene. No tengo, le digo, no fumo. Follo. ¿Quieres un preservativo?, y le ofrezco uno de los dos que llevo siempre conmigo. No, gracias. Preferiría un eurillo, sugiere con timidez. ¿Cómo? ¿Me pides un eurillo y estás desayunando con cerveza, joder? ¿Y cómo son los euros en tu pueblo, eh? ¿Como este? mostrándole la moneda por la cara donde figura el inequívoco ‘1 EURO’. Sí, así son, admite sumiso, y que si me da un euro. Vale, eso es otra cosa. Toma, dándole el mísero eurillo; nos vemos, añado, y sigo mi camino.

  • En general, lo he pasado muy bien leyendo a Bela, y recuerdo unas justas poéticas memorables donde se proclamó ganador sin lugar a dudas gracias a un peculiar sentido del humor. También me reí mucho cuando se le imitaba con ese “y punto” final. A veces gasta una mala baba que me incomoda, por lo gratuita. En mi nada modesta opinión, creo que en determinados momentos debería usar un condón cerebral. Le podría pedir prestado uno a Gacho.

  • Me lo he creído hasta que he llegado a lo de la camiseta de Zara.
    Un tío no diferencia una camiseta de Zara de la de otra marca (a no ser que sea julandrón, claro está)

  • Billy Wilder dijo de él: “No conseguíamos llevarnos bien. No nos decíamos nada insultante ni malévolo, ni tuvimos problemas a propósito del guión. Pero era un hombre muy peculiar. Un republicano muy de derechas. Tenía una granja en algún lugar de Nueva Inglaterra. Un actor maravilloso, maravilloso. Bailaba muy bien, con un estilo propio. Siempre parecía que se iba a caer de bruces”.

    Homenaje a uno de los más grandes tipos duros de la historia del cine.

  • Me imagino que Mercutio y yo somos los únicos españoles que ya hemos leído la autobiografía de Pete Townshend. En ella se cuenta la reacción de aquella generación ante la triste postguerra, que consistió en cuestionarse el orden establecido a través del rock y las drogas. El amigo Townshend se distinguió por su espíritu combativo y hoy todavía para algunos es una especie de Dios. Podré cambiar en muchas cosas pero el ser del Madrí y de los Who lo tengo grabado a cincel en mis neuronas.
    Pues con todo esto, mas el mayo del 68, la Transición y la Movida, los de mi generación creímos haber alcanzado el mejor de los mundos, sobre todo si lo comparábamos con de donde veníamos. Así a algunos nos ha cogido con el paso cambiado esta segunda Transición que va a tener su prueba de fuego con el nuevo Rey.
    Creímos erróneamente que ya no había lugar para las izquierdas revolucionarias ni para los nacionalismos identitarios que habían provocado el aquelarre del siglo XX. Pero aquí están, les hemos provocado y aquí están.

  • Tronchante Arcadi Espada en sus dos intervenciones de El Mundo. El extracto del artículo de los famosos gemelos Duran i Lleida es de carcajada pura y dura. Y yo le daría una vuelta más al artículo Fape, fake. Empiezo a pensar que los periodistas no son sólo el principal problema del periodismo, sino también del sentido común y de la convivencia pacífica. Basta leer la cantidad de idiotez que generan diariamente y la producción de mala baba que causa la dimisión de su principal tarea (contar la verdad) que da bastante grima leer la prensa. ¡Nos empujan a la ficción!

  • La Señorita Bellpuig me animó un día a crear una sección “trapitos” en el fanzine. En vista de que el Marqués está muy poco interesado y refunfuña, estoy preparando un post sobre el tema.
    ¡¡Tiembla Cubaslibres!!

  • Vaya, vaya…. no lo esperaba, en verdad, aunque tampoco me extraña. Pero como soy defensor a ultranza del derecho a la propiedad, me parece bien el que los propietarios de esto entiendan que no se pueden publicar según qué cosas. Vale.

  • A ver, si no me coronan al nuevo rey con armiños, oropel, publicidad y tías buenorras, arrejuntadas a sesenteros en su segunda juventú, yo me borro.

    ¡Panda de maricones! ¡O se corona o no se corona! ¡Hostias, ya, joder!

  • Bela, yo estoy contigo, hay alguno que carece de oìdo para la prosa. Y diré algo màs a tu favor, no es que escribas bien o mal -sobre eso hay opiniones- es que tienes un estilo muy personal. Quiere decirse, tu prosa es reconocible aunque no esté firmada. Incluso aunque no concluyas con “Y punto.”
    Por no hablar de tus poemas, los hay francamente buenos, otros son en exceso gongorinos. y alguno algo gorrino también tienes. Como debe ser.
    Viste la peli de la que te hablé el otro dìa The Homesman?

  • Y no le hagas ni puto caso a Pekins que es una coqueta y una petarda como poetisa. Una vez le dije que me hicera algo para regalarle a mi chavala y me hizo una cosa en exceso épica para mi gusto, yo querìa un poemilla màs romàntico. Empezaba asì: “Con cien cañones por barba…” o algo por el estilo

  • No, no la he visto. [Acabo de dar un vistazo por ahí por ver de qué va]; nunca vi mucho cine y ahora, nada. De lo otro, puto caso no le hago a nadie; a veces, ni a Belaborda. Y me voy corriendo a la residencia que he mencionado en uno de los post,s de hoy. En ella se ve lo que somos o lo que podemos llegar a ser… y da miedo. Ta luego.

  • Bela, amorl, escribe como, cuando y cuanto te apetezca. En prosa macho o en verso sonajero, en el castellano de Leopoldo Augusto de Cueto López de Ortega, marqués de Valmar, o lunfardeando como Roberto Arlt. En señales de humo o en la tela de las bragas que dices que robas en los tendederos. Como quieras y te pete. Pero, por la memoria de mi santa madre, ¡no te expliques!

  • No más para decir que no se entiende nada y menos que las cajas puedan hablar, aunque imagino que es lo que le llaman subrrealismo. Pero incluso si fuera arte tampoco se ve que nos diga nada que sea de interés. Más aquí lo dejo pues no vine para ofender al señor Antonio que cuando menos le pone dedicación aunque sin frutos, sino para preguntar que cuándo hablarán de temas de actualidad como la opresión de las culturas indígenes por el Mundial de Fútbol de Brasil o la reprecsión de la etnia yuigurt en la China.

  • Ahora mismo utilizo esta nuestra página, como desahogo, para defecarme mucho en todos los hiper ocupados que llegan tarde, por que ayssss “es que voy de cabeza”.

    Niñatos de los cojones, que simplemente no saben organizarse y además no respetan la vida ni el tiempo de los demás.

  • “Pero, por la memoria de mi santa madre, ¡no te expliques!”
    Entonces, no te gusta Proust? Ahora sé por qué te llevabas mal con Adelaido. Lo que sigo sin saber es por qué sieno mi madre y mi padre blancos yo soy negro.

  • La gente suele quejarse de su mala memoria, de que se le olvidan las cosas, que no recuerdan, por ejemplo, lo que cenaron ayer. Esta situación llevada a un extremo puede interferir con la actividad diaria, pero lo que se conoce menos es algo mucho mas frecuente: la imposibilidad de borrar los recuerdos recientes. Esta situación interfiere con la vida diaria mucho mas que la anterior )porque es mucho mas frecuente), y es generadora de muchos conflictos.
    Para entender esta aparente paradoja es interesante fijarse en los textos de Belaborda o en algunos de Tse, porque ejemplifican muy bien lo que les ocurre a otras personas en la vida diaria. Estos textos están bien informados pero pareciera que necesitan reiterar constantemente por qué dicen las cosas, contienen largos paréntesis y al final no te quedas con la almendra sino con el almendral. Piensen en la cantidad de gente que se maneja así Por menores malentendidos han habido guerras.

  • Es una wester un tanto raro. A mì me gustan los que el chico salva a la chica de los indios, mata a cuarenta, encuentra oro y el malo, que ademàs es feo, acaba ahorcado por los huevos.
    Pero yo mer eferìa al final, cuando Tom Lee Jones le pregunta a una chica de 16 años si quiere casarse con él y ella responde, que bien pudiera ser. Bueno, creo que respondiò eso porque como lo dijo en inglés no entendì un carallo. A Bela se la recomiendo justo por esa escena, es un conocedor y confiesa lo que todos vostros, ratas, le escondéis a vuestras marujas.

  • ¿Qué le pasó al bardo Belaborda? ¿Se va, se enfurruño otra vez?

    ¿ ÇhöpSuëy no está a su altura? Ya volverá. Serán sus cosas que todos tenemos nuestras cosas. Yo le quiero mucho, virtualmente, claro, a veces hasta me contestaba y todo a mis delirantes comentarios.

    Le despido pues agitando mis bragas en una mano, en la otra con un cubre falos sabor frutas del bosque que reservaba si acaso alguna vez….( espero que seprona y sus helicópteros no entienda que arda el monte).

  • Un día como hoy de 1881, reza la efeméride que me enlazan, Tolstoi se calzó unos zuecos campesinos, abandonó Yasnaia P. y marchó a enclaustrarse al monasterio de Optina Pustyn. Bien es verdad que salió por patas. No sé cómo le sentaría el proceso de contrición, pero no volvió a escribir ni una línea más que mereciera la pena. Por lo de Bela, digo.

  • “y la chica se casa con el caballo.”
    He visto la luz, ya sé por qué soy negro!!!! Joder, pensar que puede haber sido centauro….

  • Gómez, ya veo y leo que le gusta mucho la historia del cine y es también usted un tanto peliculero. Si nos ceñimos al guión, ¿cómo sería su final feliz con la gata sobre el tejado de zinc? La peli, y lo otro que nos masturba a todos.

    Ora pregunta sería; ¿cuál es su final favorito en una peli? No diga fundido en negro, que esa me la pido yo

  • Para mì, Tareixa, si me permites interrumpir, un final feliz es cuando acabo roncando.

  • Me enteré ayer Bremaneur. The Young Ones o como la veía yo, Gasteak, ha sido una de mis series favoritas de humor y donde descubrí varios grupos musicales como Madness o The Dexis Midnight Runners. El episodio de la inundación o la del resfriado de Neil o el de la fiesta en esa casa…¡Qué buenos recuerdos!
    Rest in peace Rick Mayall.

  • Hasta “según he podido saber estamos en un”, muchas risas, como en esos chistes bien contados que ya sabemos buenos. A partir de “Eroski de Azpeitia”, todo carcajadas hasta el final.

    ¡Mejor entrada de ÇhøpSuëy ever!

  • 10/06/2014 a las 18:38
    bremaneur . .

    Ha muerto Rick Mayall. En la tébetres, la televisión catalana, sólo veía algo del Filiprim, los deportes y Els joves.

    Y un poco después L’escurçó Negre, fijo. Se ha de nombrar también.
    (Black Adder, para los que no son de la Mediterranía)

  • 10/06/2014 a las 17:45
    Follandeiro (sì, joder, Follan d’Eiro) . .

    “y la chica se casa con el caballo.”
    He visto la luz, ya sé por qué soy negro!!!! Joder, pensar que puede haber sido centauro….

    ¡jaaaaaaaaajajjajmajjaajaarrrrjarjarjaaaaaaa!

  • Yes, Parker, a Madness y a los Dexy’s. El clip de estos últimos me fascina. Un día «tarareé» la melodía en el NJ preguntando por el nombre de la canción y alguien la acertó. Quizá fue Juli0.

  • Dice alguien por ahí arriba que ‘La gente suele quejarse de su mala memoria, …/…’. Y La Rochefoucauld escribió que todo el mundo se queja de su memoria, nadie de no tener criterio. Aquí, con criterio, no llegamos a tres.

  • 10/06/2014 a las 20:31
    bremaneur

    Yes, Parker, a Madness y a los Dexy’s. El clip de estos últimos me fascina. Un día «tarareé» la melodía en el NJ preguntando por el nombre de la canción y alguien la acertó. Quizá fue Juli0.

    No fui yo, Bremaneur. Creo que fue Al59, pero tampoco estoy seguro.

  • Cualquiera, salvo yo mismo, e incluido ese que se muerde la lengua puede ser el otro indeterminado que aparece en mi comentario. Por lo tanto a nadie le alcanza el poder sentirse legítimamente ofendido.

  • Yes, Funes. Lo que hice fue pedir que alguien reconociera qué canción era. Lo acertaron, busqué y rebusqué y di con ese vídeo, que era lo que yo pretendía.

  • Gracias Proc. Para finales de peli, El puente sobre el rio kwai , y los excesos de la disciplina, a que sí.
    Tare, he visto volar el helicoptero, pensaba que era Apocalypse y no el Seprona.

  • El recordar con demasiada intensidad los acontecimientos recientes lleva gradualmente a la autojustificación innecesaria y redundante, luego a la paranoia y finalmente al autismo.

  • Marquis, còmo te pajeas mejor, recordando acontecimientos alejados, cercanos o futuros?