92 comentarios

  • Adaptaciones 07/08/2014 a las 21:18
    Odio con toda mi alma a los que inician conversación en un ascensor, a los taxistas que me dan sus opiniones, y así.

    *Concuerdo*

  • ‘Nunca doy la mano a un espadachín ambidiestro’.
    Johnny Guitar.
    – – – – –
    Y yo convencido de que Amarillo Indio era el mismísimo Gremanel con su Pilot y su taco de folios Galgo. Ya ven ustedes.

  • Traigo mi ultimo comentario de ayer, a las horas que lo puse es probable que no lo haya leído nadie (tampoco es que se pierdan gran cosa …)

    Procuro fijarme
    07/08/2014 a las 16:54
    Viajes en el ascensor. Hoy, los del primero. Es una pareja en segundas anuncias …

    Proc, esa expresión es digna de mi suegra, aunque a mí me gusta más una que usaban Tip y Coll (allá por el Paleolítico): “en segundas furcias”. Aunque puede que ahora fuese considerada políticamente incorrecta.

    En cuanto al lenguaje sexista, mi santa está haciendo su tesis doctoral sobre el sexismo en la publicidad (le dijeron que solo el tema ya daba puntos) y de vez en cuando me toca leer, a modo de ayuda en su trabajo, textos como el que nos enlaza y algunos mucho más surrealistas. A veces tengo que disimular la risa para que Ella no se ofenda, pero hay algunos francamente delirantes.

  • “Los españoles son unos individuos muy complejos: si ofrecen su casa uno ha de negarte a ser recibido en ella, pero con amabilidad y exagerando el agradecimiento que no se siente, ya que en cualquier caso el resultado será la búsqueda de una posada o una hostería para alojarse; por otro lado, si en alguna discusión con algún español rústico y tozudo se siente la tentación de llamarle “bastardo”, o como es más habitual en español, “hijo de puta”, se ofenden de una manera feroz y desaforada, como si fuera verdad que no conocen a su padre o como si tuvieran por cierto que su madre se dedica a recorrer las calles vendiendo su cuerpo para sustentar a la familia”. (Anthony McCoullogh, Visitas de cortesía por Francia, España y Portugal. London: Brench & Sons, 1874).

  • Como curioso de los seres diferentes y extraños, me pregunto como habrá afectado la duplicación a aquel órgano masculino impar que los aterciopelados calzones ocultan, y al que la controversia por su tamaño y ego a nadie deja indiferente. Si la marquesa de Leganes anda por aquí, que por favor nos lo cuente.

  • Zeppi, ¿sexismo en la publicidad? No me lo puedo creer. Lo peor de la publicidad es que tooodo el rato quieren vender cosas, es una sospecha que tengo. A mí no me engañan. Traiga esos materiales aquí de matute, que nos hacemos un seminario.

  • Brema, yo hamo a los Pink desde finales de los setenta que empecë a escuchar música. Pero por eso mismo afirmo aquí y ahora que soy más radical que los jovencitos estos: no sólo a partir de The Wall, es que The Wall ya es una basura…

    Jejjejejjeje.

  • Soy un firme y violento defensor de todos y cada uno de los discos de Pink Floyd, así que dejo aquí el tema, porque me veo diciendo en lo más férvido de la disputa algo de lo que me pueda arrepentir, como por ejemplo: “usted no sabe de lo que está hablando, caballero”.

  • Los madridistas vamos a pagarle 8 millones esta temporada a san Iker por “darle sombra al botijo”. Esto sorprende pero es mas habitual de lo que parece. Las empresas contratan a las personas en función de su trayectoria no de su desempeño. Si este es malo pierden el bonus, o las llamadas “primas”, pero se quedan con el principal. Esto mismo ocurre con las parejas, los amigos o los colaboradores, nunca sabes por dónde van a salir. Por ello recomiendo mi fórmula canónica: bajas expectativas y un resorte para retrotraer la situación.

  • Continúa el viaje de mi hijo por Tierra Santa. Ha enviado testimonio gráfico de Nazareth o del Tiberiades donde no se ve un alma (pueden verse en mi Facebook). En la del lago, el llamado mar de Galilea, se ve Siria al fondo. Hoy asciende al monte Tabor. Si no existe Dios, como decía el Gordo Sostres, está todo permitido.

  • Jorge Semprún mató a un hombre en 1943. Lo contó en una novela publicada en 1967 (y traducida al español en 1979) y posteriormente en unas memorias publicadas en 1994 (y traducidas al español un año después y reeditadas en 2007). He estado leyendo varios artículos sobre el tema del trauma, la memoria y la ficción en Semprún, reseñas de ambos libros y artículos y entrevistas en prensa. No hay ni una sola mención al respecto. Bueno, sólo una, pero es tan sonrojante que no merece la pena transcribirla. En la última biografía publicada sobre Semprún, el asunto merece once líneas -solamente resumiendo lo que cuenta Semprún, y con un error de bulto-, y es un libro de más de seiscientas páginas.

  • MÁS DÚPLEX

    Hoy, camino del curro, he visto en un parque a una madre y a su hijo -de unos dos años- en los columpios. Se movían lentamente, al compás.

    En un cartel he visto: activo, 120€; pasivo, 40€. Y no, era un curso de guitarra.

  • Satur 08/08/2014 a las 14:48
    ¡¡Hey, chicos, yo me lo voy a comprar!!

    En cuanto lo vi, pensé que eras el target del invento

  • No te sulfures, Funets. Piensa en el dinero que ha ganado con ese anuncio el hermano de La Ronalda, y piensa que si lo ha ganado se debe a que es el mejor jugador del mundo, y para colmo juega en el mejor equipo del mundo; piensa además que tú también eres del mejor equipo del mundo; siéntete satisfecho, siéntete parte de una familia, piensa que puedes ser… qué sé yo… el primo.

  • Yo iba a hacer una disertación sobre el tercer ojo, relacionándolo con Descartes y el tuatara neozelandés ..pero, después de leer a Gómez y al Marqués me he emocionado y las lágrimas no me dejan ver las Perseidas de San Lorenzo, y por ahí, sí que no paso.
    Y que mejor sea Pachakusi la que nos hable del sexto chakra, que seguro que ella sabe cómo se abre y se cierra.
    ****
    Sr. Verle, ánims.

  • 08/08/2014 a las 13:03 marquesdecubaslibres
    Continúa el viaje de mi hijo por Tierra Santa. Ha enviado testimonio gráfico de Nazareth o del Tiberiades donde no se ve un alma (pueden verse en mi Facebook). En la del lago, el llamado mar de Galilea, se ve Siria al fondo. Hoy asciende al monte Tabor. Si no existe Dios, como decía el Gordo Sostres, está todo permitido.

    El «si Dios no existe TODO está permitido» karamazoviano fue agudamente alterado por Lacan*: «si Dios no existe NADA está permitido». «Dios» quiere decir aquí una ley moral profunda (ni Dios, ni Yavé ni Alá) que, marcando límites igualmente penetrantes, funda lo humano, la libertad y la dignidad.
    *Con perdón de Dios y suyo de usted, que yo solo quiero saludar.

  • Miren una cosa al hilo de tratamiento respecto de sí una persona humana y viva que saluda a sus vecinos en el ascensor con capacidad de pensamiento y lenguaje al margen de su sexo transensual o bisexual huela o no bien ¿cómo se le trata si no sabemos si es ella o él?

    Porque si el genérico masculo ofende, no se qué decir. Tal vez hablar del tiempo y de este orballo cansino que cae manso en mi ciudad.

    Señor Verle un beso virtual y no se nos vaya muy lejos.

  • 08/08/2014 A LAS 20:01
    PROCURO FIJARME
    08/08/2014 a las 13:03 marquesdecubaslibres
    Continúa el viaje de mi hijo por Tierra Santa. Ha enviado testimonio gráfico de Nazareth o del Tiberiades donde no se ve un alma (pueden verse en mi Facebook). En la del lago, el llamado mar de Galilea, se ve Siria al fondo. Hoy asciende al monte Tabor. Si no existe Dios, como decía el Gordo Sostres, está todo permitido.
    El «si Dios no existe TODO está permitido» karamazoviano fue agudamente alterado por Lacan*: «si Dios no existe NADA está permitido». «Dios» quiere decir aquí una ley moral profunda (ni Dios, ni Yavé ni Alá) que, marcando límites igualmente penetrantes, funda lo humano, la libertad y la dignidad.
    *Con perdón de Dios y suyo de usted, que yo solo quiero saludar.

    ****

    Señorita Procu, esas dudas se las soluciona Gengis así se le antoje. A él. Sin menoscabo de la opinión de otros seres humanos.

  • Yo dejé so del sexismo en el lenguaje sé mucho, soy practicante. Pero la última chuminada* que he oído ha sido no sé qué de la Asociación de Familias Monomarentales.
    (*¿A que se nota que sé?)

  • Gracias, Zeppi. Las guías ya me las conozco (creí que se refería a materiales pubicitarios). Tiene cojones* decir que «los becarios» ⎯por citar de algún modo la columna entera de genéricos a sustituir⎯ es sexista.

    *Yo también sé.

  • 08/08/2014 a las 20:21
    Procuro fijarme . .

    Cuando he entrado en el ascensor había dos hombres, dos desconocidos silenciosos y ensimismados. Esa expresión en la mirada, algunos detalles de las indumentarias o el aire inconfundible de aquellos que viven volcados en lo interior, no sé. No me he atrevido a abrir la boca.

    ¡Sasto! Es mi intensísima vida interior lo que me impide apreciar las amables atenciones de los demás. Perturban la fuerza.

  • Adaptaciones, mis relatos siempre son rabiosamente realistas y autobiográficos, menos el de hoy. Cualquier parecido que vea de los dos sujetos que menciono con usted o Funes se debe nada más a que una vida en pasamontañas le ha convertido en persona susceptible.

  • 08/08/2014 A LAS 14:44
    BREMANEUR
    Jorge Semprún mató a un hombre en 1943.

    Yo leí esas memorias y recuerdo casi literalmente ese episodio, realmente impactante. Me gustaría saber más detalles, o aún mejor, otras versiones del mismo, lo cual me temo es imposible.

  • Aprovecho la presencia femenina para pedir consejos. ¿Qué se puede hacer para acelerarle el parto a la niña, quiere o no quiera? ¿Vudú?
    Es por ver si aun me puedo largar de vacaciones después de emocionarme mucho y ser muy feliz conociendo a mi nieta.

  • 08/08/2014 a las 22:35Adaptaciones
    Aprovecho la presencia femenina para pedir consejos. ¿Qué se puede hacer para acelerarle el parto a la niña, quiere o no quiera? ¿Vudú?

    Una cesárea. No sé.

  • Aprovecho para comentar que estoy feliz como una perdiz, porque el blandito de Obama ha decidido dar por culo a los hijos de la gran puta del ISIS en el norte de Irak.
    Ha ganado algún respeto para mí y les estoy enormemente agradecido.

  • El domingo hay luna llena o no sé qué hostias lunar, Tare. A ver si hay suerte.
    Si luego se mescurren las babas no lo pienso admitir aquí, ¡pero me quiero ir por ahí de vacaciones, conio!

  • Este verano estoy disfrutando de un EXPERIMENTO EDUCACIONAL. Por diversos azares me hallo en el Zulo al cargo de dos niños, cuatro perros y el servicio. Imbuido, y casi disfrazado, de sargento de hierro, manejo la situación con disciplina militar. Voces de mando, horarios estrictos y prohibiciones claras, el objetivo es que no se me ahogue algun niño, que los perros no les muerdan y que el servicio no se escaquée . Al anochecer relajo la disciplina y todos juntos cenamos y cantamos en fraternal camaradería. Quién mejor responde a esta clásica estrategia del palo y la zanahoria es Daddy (un pitbull), leal y cariñoso vela mi sueño. Quién peor Rodicka, pues con zalamerías y malas artes pretende saltarse las normas. Pero como le dije la otra noche, cierto que después de ceder en algún tema marginal, “a otro perro con ese hueso”.

  • Para mejor seguir el relato anterior aclarar que Dolce, Daddy, Emiliano y Boris son perros. Tota y Gabi son niños. Rodicka es el servicio.

  • Al salir he coincidido con mi vecina de rellano, que es francesa. Iba con un chándal de felpa rosa que tiene, muy bonito, y que se pone para realizar todo tipo de actividades. «Bonjour, bonjour», nos hemos saludado. «Á faire des courses», o sea, que bajaba a comprar el periódico, ha dicho ella. Yo vestía mis mejores leotardos y camisetas porque me dirigía al polideportivo a hacer media hora de polideporte. «Bodybuilding», le he explicado para corresponder. Se me ha quedado mirando de arriba abajo muy seria un momento, y yo a ella. Luego nos ha dado un ataque de risa que casi nos ahogamos. La verdad es que hoy me he divertido viajando.

  • Observo con estupor que Perroantonio, el cual reivindica la ley, la etiqueta y la ortografía (le aplaudo el gusto), practica el turismo cultural ataviado con bermudas, cap y shancletas.

  • 08/08/2014 A LAS 22:40
    PROCURO FIJARME
    Hola, Holmesss. ¿Qué tal las vacationesss?

    Le contestaré con un aforismo que leí ayer, de Bruce Chatwin:
    Quizá deberíamos conceder a la naturaleza humana una instintiva necesidad de trasladarse, un impulso de movimiento en el sentido más amplio. El propio acto de viajar contribuye a crear una sensación de bienestar físico y mental.

  • O sea, bien. Observando el paisanaje, y como la mayoría de las personas no se preguntan por cuál es su lugar en el mundo, y algunas de las que lo hacen, aparentemente lo encuentran, muchas veces bien lejos de su pueblo.
    ¿Off the map, pero desde el otro lado?

  • 08/08/2014 A LAS 22:30
    HOLMESSS
    08/08/2014 A LAS 14:44
    BREMANEUR
    Jorge Semprún mató a un hombre en 1943.
    Yo leí esas memorias y recuerdo casi literalmente ese episodio, realmente impactante. Me gustaría saber más detalles, o aún mejor, otras versiones del mismo, lo cual me temo es imposible.

    Semprún dio dos versiones, la de la novela y la del libro de memorias. Difieren algo, pero efectivamente nos quedaremos sin saber más detalles.

  • Hace apenas unos minutos, saludo en su parada del Mercado de San Antonio a uno de los hijos del escritor (y librero) ya fallecido, AR. Éste me recuerda –yo lo había olvidado– que todavía conserva “por ahí” un manuscrito mío que le pasé, hace unos veinticinco años, el el curso de una partida de ajedrez que jugamos en un garito.

    Y es cierto. Acababa de escribir mi primer volumen de cuentos –que continúa, por supuesto, todavía inédito– y estaba tan orgulloso de él que me atrevi a regalar un original a las contadísimas personas con las que podía hablar de libros a la sazón.

    –Guárdalo –le digo–, que algún día valdrá una pasta.

    Nos reímos. Y me voy a ver qué encuentro por ahi.

  • 10/08/2014 a las 10:34 Holmesss
    «Quizá deberíamos conceder a la naturaleza humana una instintiva necesidad de trasladarse, un impulso de movimiento en el sentido más amplio. El propio acto de viajar contribuye a crear una sensación de bienestar físico y mental».

    Verdad.

  • Viajes en el ascensor (6)
    (Bueno, no sé si es 6)
    He subido con una pareja que llevaba a una niña de grandes ojos zarcos iluminando su carita de nata orlada por una corona de sortijas doradas y toda clase de ondas blondas, que significa los pelos. A él le conozco de que a veces nos cruzamos zancadillas y atizamos codazos al salir del portal corriendo a la vez a las seis de la mañana camino de la fábrica. A la cría no la había visto todavía: «Qué preciosidad, no se te parece nada», he formulado. Una broma obligatoria y una verdad como un témplano en este caso, porque el padre del querube tiene hechuras de oso, vellos de oso, habla como un oso y es un oso. Entonces la madre ha terciado no sin cierta gravedad: «No, no, no. Es idéntica a él». Esto ha sido a eso del segundo y yo me bajo en el tercero. Se me ha hecho largo. Y encima me he quedado pensando.

  • Zeppi, para que la Sita no le dé un capón: 1) seleccione el texto (de su escrito suyo de usted) sobre el que quiera destacar el enlace; 2) pulse el botón «link» y pegue ahí la dirección de la cosa.
    ***
    Leí en el periódico el texto que trajo ayer. Yo había estado a punto de poner otro que venía en el mismo periódico el día anterior. Tal vez el autor no tiene la «autoridad moral» de Nir Baran; pero vi en él cosas que, desde mi escasa información y mis pocos viajes, me parece que no se pueden olvidar. Por ejemplo:

    «En Gaza, no está en juego la represión contra cerca de dos millones de ciudadanos palestinos, sino que se trata de la avanzadilla de nuevas formas de lucha.
    Las tácticas de Hezbolá y Hamás, uno en Líbano y otro en Gaza, aunque unos sean chiíes y otros suníes, persiguen el mismo fin: la destrucción de Israel, lo que les conecta más en el fondo con el extremismo iraní que con la coexistencia con la Autoridad Palestina. Fue en la segunda guerra de Líbano en 2006, cuando la milicia libanesa empezó a utilizar el método que ahora practica Hamás: lanzamiento de cohetes, secuestro de soldados y siembra del terror».

  • Qué bueno Sita Procu, sus vacaciones en el ascensor. Hoy especialmente.

    (Le agradezco especialmente aclaraciones como “que significa los pelos”. Ya sabe que me pierdo incluso con la prosa poética, no hace falta que llegue a poesía)

  • No me xodam. Pantalón corto militar con muchos bolsillos, camiseta ilustrada, gorra con visera amplia, gafas de sol, navaja suiza, telefonino con GPS, cámaras de fotos y sandalias de cuero con plantilla transpirable y suela reforzada. Vestido con tal elegancia y portando Visa todos los porteros me franquean el paso. ¿Qué esperaban, malandrines, que viajara en agosto con americana y salakot?

  • Es regla de oro decir que el niño “es clavadito a su padre”, pues de su madre ya se sabe por causa de parto. Aunque el niño parezca una alcachofa o un túnido, siempre es “clavadito a su padre”, incluso cuando sea clavado al butanero o haya salido de color café.

  • Perro, a usted le distingue una gran elegancia intelectual de la que aquí disfrutamos. Por sus fotografías e ilustraciones nos muestra notable sensibilidad artística y gusto por la belleza. Por ello convendría que trasladase la citada distinción a su atuendo de turista al objeto de no confundirse con la purrela circulante.

  • Le sugiero utilizar un polo (no hace falta que se suba el cuello, tal como usted me afeaba a mí) y pantalón largo tipo dockers con unas deportivas con ventilación. Sé que gusta de ir tocado, ello le confiere gran personalidad, pero le sugeriría un sombrero de ala que puede ser de paja en verano. Usted de reía de las estilistas, no permita que con ese atuendo grunge-obrerista ellas lo hagan de usted.

  • Publicado por Alianza en fecha yan temprana como 1970 el libro “La Gran Guerra” de Marc Ferro no ha sido aún superado. Su relectura (mi edición es del 98) permite mejor entender lo acaecido en estos últimos 100 años. Imprescindible.

  • Gracias Proc, veamos si funciona.

    Por otra parte, concuerdo con el artículo que nos enlaza, creo que lo que dice está en la base de mi discusión inicial con Jenny.

  • Por el santísimo amor de Jesucristo, no pido que en una crítica a La naranja mecánica (la película; la novela es una obra maestra de tal calibre que no se puede criticar, ni para bien ni para mal) se haga mención a Estos son los condenados, de Joseph Losey, alargando la comparanza en un ejercicio carpetorretórico a Travesía de Madrid, de Francisco Umbral; pero que no se tenga en cuenta el origen de la reflexión sobre la violencia en esa película es algo que hace llorar a los angelitos del cielo, a las almas cándidas del limbo y a los kíes más chungos de cualquier trullo siberiano. Sos lo juro.

  • Me ha sorprendido mucho la cantidad de viñedos que se ven en la zona del Alto Duero. En la zona que va de Vila Real a Peso de Regua, terriblemente escarpada, apenas hay un metro cuadrado de tierra que no esté ocupado por viñedos y olivos. Las carreteras son difíciles y para recorrer una treintena de kilómetros es fácil consumir más de una hora. Eso me ha permitido observar los viñedos en hileras aterrazadas y comprar una uva negra de la región, extraordinariamente agridulce.

  • Llama la atención en la zona norte de Portugal un poblamiento en casas bajas que se disemina por todo el paisaje y lo satura. Después de atravesar los grandes espacios despoblados de Salamanca o de Zamora, este país empieza a parecerme poco sostenible, con un exceso de ocupación humana sobre el territorio.

  • Al final me voy a hacer daño en el ojete, de tanto concentrarme por ver si consigo influir en el universo y que para la ninia.