104 comentarios en “Dúplex 5: El buen marido

  1. “Devorados por Stalin. La vida de la periodista Maria Osten”.
    Chapeau, Campos y Rudolph.
    ***
    Holmesss, esa canción del tomate no me gustaba ni cuando la cantaba o tarareaba hace ahora bien de años, las cosas como son.
    El proyecto de su amigo me ha recordado a un poco a Tacita Dean, no es verdad que prescinda de la belleza.
    ***
    La entrada de hoy es fantástica.

  2. Hola, Satur. Sí, lo voy siguiendo un poco, y estoy boquiabierta y disgustada más que lo que suelo. Ver Montano y Arcadi, aquí al lado.

  3. No sé bien por qué, la entrada me ha hecho evocar una de las mejores frases, a mi modesto entender, del On the Road de Kerouac: “Yo me hice una foto de frente y salí con pinta de italiano de treinta años dispuesto a matar al que se atreviera a decir algo de mi madre”.

  4. Nueve ojos para las mujeres del harén, pero una … para gobernarlas a todas… ay, lo dejo, que me estoy poniendo qué sé yo.

  5. El estado natural del hombre es la poligamia. Quien no la practica es porque no puede o cree que no debe. Esto último viene dado por fuertes convicciones morales o religiosas que son capacaces de contarrestar el fuego del deseo carnal. Esto me parece admirable y con los años, según se va apagando la vela, mas factible.

  6. Lo que me molesta es que algunos que presumen de no robar o de ser monógamos por sus fuertes convicciones morales, en realidad es que su bajo perfil ni les permite robar ni gozar de varias mujeres. Pero ay amigo, cuando por azar se les presenta la ocasión, todas sus convicciones se esfuman.

  7. En relación a lo comunicado por el Marqués, decir que yo estoy en contra del puterío, pero qué va a hacer uno cuando se le vuelcan encima varios volquetes de mujeres anhelantes.

  8. 22/08/2014 A LAS 10:31
    PROCUROFIJARME
    Hola, Satur. Sí, lo voy siguiendo un poco, y estoy boquiabierta y disgustada más que lo que suelo. Ver Montano y Arcadi, aquí al lado.

    Me siento obligado a decir que es una pena, porque con esto se resiente la demoblablablá, pero no. El Partío de Rosa Díez ha sido así desde el principio de los tiempos, cuando muchos de los que ahora son sus miembros ayudaron a dinamitar a los movimientos cívicos que protestaron contra la política antiterrorista del gobierno zetaperro. Tras crearse el combinado magenta surgieron la guardia de korps, los comisarios políticos y los gozquecillos de los líderes para acallar toda crítica. Quien mejor representa a la escuadra demagoga es el diputado tuitero (el guapo no, el otro). Quienes afean a Sosa Wagner que haya utilizado un artículo en un periódico para lanzar su propuesta, quizá deberían saber que en el último congreso de El Partío de Rosa Díez, Savater dio un discurso por el que abogaba con la unión con C’s. Pues bien, ese discurso fue eliminado del youtube y de la web de El Partío de Rosa Díez.

  9. [0] Muy buena crítica Perro.
    Es como la portada más audaz para el lector más inteligente… y menos fanático.
    Sólo recordar que la sátira es casi siempre el fracaso de la crítica pero la parodia es un procedimiento legítimo para desactivar mecanismos retóricos engañosos.
    (Cuando puedo les hojeo, chéries. Y tengo algo que alegar, como decían Tip y Coll, me ‘alego’ de haberles conocido)

  10. Después de leer tanta crítica y desdén por el psicoanálisis uno llega a creer que toda la psicología moderna lo ignora o refuta, pero leyendo a Kahneman cambio de opinión, a lo Russell. Conceptos como falacia narrativa, ilusión de entender, ilusión de validez, proponen un escenario compatible con Freud y quizás van más allá: la totalidad de la actuación racional aparece como una ilusión, y como derivada no explícita, la justicia y la moral, una convención para hacer posible la convivencia, si es cierto que el grado de libertad es tan bajo.

  11. Alguien cree en serio que RD puede liderar algo? Su problema es el ahora habitual en la política española: la indigencia intelectual. Para ser político conviene tener estudios superiores y haber trabajado. Tampoco es pedir tanto.

  12. Holm, de Freud lo que se critica es la interpretación de la sintomatología y sus propuestas terapéuticas, ambas hoy reputadas como falsas. Pero Freud fue un excelente observador del comportamiento humano y un excepcional escritor. Mucho de lo que dijo, tal como usted afirma, sigue plenamente vigente.

  13. 22/08/2014 A LAS 11:53 MARQUESDECUBASLIBRES
    El estado natural del hombre es la poligamia. Quien no la practica es porque no puede o cree que no debe. Esto último viene dado por fuertes convicciones morales o religiosas que son capacaces de contarrestar el fuego del deseo carnal. Esto me parece admirable y con los años, según se va apagando la vela, mas factible.

    Discrepo. Lo natural es, en todo caso el adulterio. Mantener relaciones monógamas es, digamos, “lo natural” y, por simple estadística y comportamiento animal, también lo es la infidelidad.

    Lo raro es la poligamia, salvo que se entienda por poligamia una relación sucesiva, constante, exitosa y fluida de monogamias consecutivas.

  14. Si que es raro, Perroantuan. Sólo conozco algún caso, como el coronel Saraiva de Carvalho, o el padre de Gunther Grass, creo, que relata la emoción cuando aparecía al timón del barco que unía dos ciudades ( y dos hogares ).
    Está claro que las humanas no están por esa labor, porque el plan parece apetecible a los humanos.

  15. Pues yo discrepo de Pedro Antonio. ¡Cásate conmigo, ladrón, que me has robado el corasón! Casémonos todos y vivamos en una mancomunidad afectivosexual, con respeto y devoción entre los integrantes, aunque sea yo el que tenga que pagar las facturas, lo que además me llevará a mandar un poco.

  16. No lo tengo claro, Holmesss. Entre las fantasías del macho sexualmente activo, las posibilidades de un trío, un quinteto o hasta un ochote parecen altamente estimulantes. Sin embargo, cualquier macho dominante sabe que la primera consecuencia de incrementar el harén es incrementar los conflictos, y no sólo con los machos pretendientes. Si ha observado usted la naturaleza (y no hay que ir muy lejos, basta ver cómo se comporta un caballo con su yeguada o un toro en una dehesa) habrá percibido el extraordinario estrés del macho dominante. Viven rápido, mueren pronto y son duros con sus competidores, sus hembras y sus crías. El mismo modelo de éxito que funciona en la literatura, el cine y en la música popular. Menos mal que la Iglesia contraataca con los dulces Franciscos.

  17. Quería decir (y se me ha olvidado) que la poligamia strictu senso no es tanto un asunto sexual como de poder y dominio. Lo cual nos introduce en el apasionante mundo de las relaciones sexuales como relaciones de dominio y poder y es cuando salgo por patas de aquí antes de que empiecen a caerme hostias. (U ostias, como escriben los cursis).

  18. Ese estrés debe ser la aversión a la pérdida, que tanta influencia tiene en todos los ámbitos. Pero insisto en que las mamíferas superiores primates racionales tienen un potente dispositivo de censura de los comportamientos veleidosos, alegres y llenos de amor de sus parejas, sean o no dominantes.

  19. 22/08/2014 a las 13:29 Holmesss

    Sí. Y es raro, oyes, porque los mamíferos primatos (ELLOS) carecen de ese dispositivo y la aloalegría (¿exoalegría?) de sus parejas les chifla. Tengo entendido.

  20. En verdad depende de las especies. Hay mecanismos por los cuales las hembras hemos evolucionado tanto, que nos permiten copular con varios machos y poder seleccionar la semillita de los más mejores y eliminar la de los más peores.
    Quisir que las hembras de ciertas especies «promiscuas» ejercen una gran influencia en la lucha por la fertilización y retienen el control de la paternidad aun en las especies en las cuales el macho, por su superioridad física, las fuerza a copular.
    Esto no quiere decir que abogue por la promiscuidad femenina ni masculina, cada cual con su cuerpo lo que quiera.
    Lo de eres más puta que las gallinas es cierto, la gallina es una de las hembras que selecciona el semen de los machos que la montan.

  21. 22/08/2014 A LAS 13:40
    BONNIE
    Lo de eres más puta que las gallinas es cierto, la gallina es una de las hembras que selecciona el semen de los machos que la montan.

    Esto es algo que nunca he entendido. ¿Prueban antes el de todos o con mirarles a los ojos ya saben la composición?

  22. Yo soy de letras y no tengo la menor idea de cómo son las mujeres ni los hombres, pero a veces leo cosas en la peluquería que dicen que el diez por ciento de los españoles no son hijos de quienes creen ser sus padres, y que la mujer blanca occidental hoy es tan promiscua o moooore en sus comportamientos efectivos que el hombre. Cosas de la sociología en posología de divulgación, formato periódico. Se los informo para su correcto gobierno et vigilancia.

  23. 22/08/2014 A LAS 13:38
    PROCUROFIJARME
    22/08/2014 a las 13:29 Holmesss
    Sí. Y es raro, oyes, porque los mamíferos primatos (ELLOS) carecen de ese dispositivo y la aloalegría (¿exoalegría?) de sus parejas les chifla. Tengo entendido.

    Jajaja, aparentemente no son conscientes de tenerlo, o quizás no perciben, ay, esa exoalegria?

  24. 22/08/2014 A LAS 13:45
    BONNIE
    Ése promiscuas quiero que vaya entre comillas.

    Señorita Bonnie, le agradecería que eligiera las comillas que quiere para su texto. Disponemos de comillas latinas (« »), angulares (‹ ›), inglesas (“ ”), simples (‘ ’), sencillas (‘ ‘) y dobles (” “). Usted decide. Tómese el tiempo que necesite para decidirlo.

  25. 22/08/2014 A LAS 13:43
    BREMANEUR

    Esto es algo que nunca he entendido. ¿Prueban antes el de todos o con mirarles a los ojos ya saben la composición?

    Me vas a hacer leerme el artículo para responderte, pero creo que tiene que ver con la cantidad de semen eyaculado, a más cantidad peor es el macho..creo, ya te lo digo luego.

  26. No quisiera pecar de escatológico, pero me preguntaba si, por ejemplo en caso de cópula oral o felación, esa “selección de semen” por parte de la hembra se establece en base a criterios como sabor, textura, cantidad derramada o capacidad refrescante del fluido vital.

  27. 22/08/2014 a las 13:02
    Perroantuán
    … ¿para qué seguirnos por estos blogs?

    Veo que aquí al lado, ha habido amnistía.

  28. Estoy de acuerdo en que somos animales poligamos, y tendemos a practicar sexo con cierta naturalidad. Pero hay un factor que los animales no tienen y que al menos en mi caso, condiciona mis relaciones. Ese factor es el amor verdadero. No hay mayor placer que follar con la persona que amas. Durante el tiempo que semejante encantamiento dure, es difícil pensar en otras, incluso para el sexo. Mi consejo enamorense, aunque sea cada fin de semana, y follen mucho.

  29. 22/08/2014 A LAS 13:52
    SRTA. BELLPUIG
    22/08/2014 A LAS 13:45

    Yo siempre he sido muy de comillas latinas, pero he visto las angulares y me han encantado, después he dicho las simples, porque yo soy rubia, o mejor, sencillas que es mejor que simple..así que me decido por las dobles.
    Muchas gracias Sita.
    En repuesta a Gómez, creo que esa pregunta se la deberíamos hacer a la señorita Angela Ermakova que le practicó un francés a Boris Becker y después lo dispuso todo para quedarse embarazada y vivir de las rentas.
    ***
    Sir Younghousbandd, es usted un romántico.

  30. Señor Younghusbandd, pondría un diez a su comentario, pero en calidad de consejo resulta ciertamente peregrino, como si nos aconsejara que nos toque la lotería o que no llueva.

  31. Cuando cursé mis estudios de Medicina, cierto que en la época preantibiótica, teníamos la Hidrología como asignatura. Así conocí los rudimentos teóricos de los baños de asiento que siempre he gustado de practicar. Este verano me ha dado por preparar una infusión tibia a la que he añadido al tradicional capsicarum unas hojas de marihuana, todo ello procedente de cultivos del mismo Zulo. Tal infusión procura alivio de la zona perineal de natural congestionada. Recomiendo alternarlo con el masaje prostático y efusión descompresiva.

  32. El cacho carne sin pito, bien.
    Ha medido medio metro y es más fea que picio.
    Esperando ansioso a que la naturaleza haga su magia, para poder dilucidar si heredó la belleza de la madre o lo del padre.

  33. Nací y crecí en uno de los barrios, por así decirlo, de clase media-alta de mi ciudad. A eso de los once o doce años teníamos un equipillo de fútbol bastante apañado. Solíamos hacer partidos improvisados contra equipos de otros colegios en un solar deshabitado que habíamos habilitado como campo de fútbol. (Contaba, por ejemplo, con una portería reglamentaria, pero la otra la conformaban las piedras apiladas de rigor.) Un buen día apareció por ahí un sujeto que se identificó ante nosotros como presidente de un club de fútbol, con sede en un barrio de la periferia de Barcelona, de nombre rutilante: el Estrella Catalana. Tras presenciar un par de partidos, nos propuso a los que mejor nos defendíamos con el balón fichar por ese supuesto club. Pero en algún momento surgieron de la nada dos genuinos quinquis de la época, de veintitantos años, y, sin darle ni los buenos días al alto mandatario futbolíastico, le propinaron ante nuestros ojos una de las mayores somantas de palos que he tenido ocasión de presenciar jamás.

    Cuando terminaron, uno de ellos se acercó a los (escasos) aterrorizados jugadores que no habíamos puesto los pies en polvorosa, y nos advirtió de que nos alejásemos de ese tipo todo lo que pudiéramos, sin entrar en más detalles.

    No hizo falta, ni por nosotros –que salimos corriendo en ese preciso instante– ni por él, ya que no volvió jamás por ahí. Sin embargo, se ve que le cogió el gustillo a la zona y durante muchos años me lo fui encontrando mendigando junto a la puerta de unos grandes almacenes cercanos. Ahora llevaba más de una década –quizá quince años– sin verlo, y hoy mismo me ha intentado vender un paquete de clínex en un semáforo. Debe de andar ya por encima de los setenta, cojeaba ostensiblemente y tenía aspecto de estar enfermo. Me he limitado a negar con la cabeza cuando se ha acercado a la altura de mi coche; pero aquel día remoto, y sobre todo aquel escandaloso palizón, han regresado a mi memoria como si fuera ahora mismo.

    Y ahí va.

  34. No soy partidario de glosar las efemérides, so pena de convertir esto en la fenecida sección diarística de los Ecos de sociedad.

  35. Marqués, estoy de acuerdo, pero al parecer se generó cierta expectativa y me sentía obligado.

  36. No lo digo por usted Adapts, sino por el marujeo que se genera. Démoslo en todo caso por bien empleado.

  37. EL SÍNDROME DEL MAESTRO CIRUELA

    Siempre he sostenido que el ego –- en su acepción de exceso de autoestima— es uno de los motores capitales de la creación artística. Un breve repaso a las obras más excepcionales de la historia del arte y a las biografías de sus autores bastará para advertir que, aun con notables excepciones, en su mayor parte fueron alumbradas por ególatras enfermizos. (Mucho me temo, asimismo, que incluso un breve repaso a las obras menos excepcionales nos haría llegar a la misma conclusión.) Desde luego que no es ni de lejos el único condicionante, ni mucho menos el principal; pero sí uno más entre ellos. En el terreno literario, y remito de nuevo a las biografías de los grandes genios, este principio se incrementa hasta alcanzar unos porcentajes escalofriantes. Sea como fuere, grandes o pequeños, nadie que se enfrente con la hoja en blanco está a salvo del Vanidad de vanidades, todo es vanidad del Eclesiastés. Sin embargo, siempre me han sorprendido, por encima de cualquier otra cosa, las exhibiciones de arrogancia creativa de quienes son incapaces de crear, esto es, la inagotable capacidad de emitir dictámenes, tan inapelables como despiadados, sobre las obras ajenas que exhiben algunos que no tienen propias para que sean juzgadas, e incluso esa querencia por impartir clases magistrales acerca de cómo deben escribirse esos libros maravillosos que ellos mismos ni están capacitados para escribir, ni han escrito ni, lo peor de todo, escribirán jamás.

  38. Tiene razón, Gómez. En la historia de la literatura hay ejemplos a patadas, nunca mejor dicho. A mí siempre me viene el de Keats, que lo mató una crítica, me parece que lo decía así Lord Byron. Y hace poco Perroantonio trajo un buen artículo sobre la mala crítica, que mencionaba el caso.
    Por eso es fundamental que quien escribe cultive los otros motivos y satisfacciones que, además del ego, le hacen escribir. Si me permite la ciruelez.

  39. Estoy pasando unos días en un Aparador Nacional en un bonito pueblo de la sierra de Castilla. (Muchos recuerdos a Zeppi). Hay palacios, jardines y hasta aguas balnearias que le dicen espam (una mezcla entre los pelviluvios que ha dictado el Marqués y las barracas) y que son muy divertidas y te quedas como fumada de sustancias de paz, si hay. Todo paz y serenidaz.
    Pues hete aquí que anoche empezaron las fiestas del pueblo. Es inenarrable, amigos.

  40. Todos y todas los recién paridos son feos por mucho amor y esperanza que se les contemple.
    Yo estuve a punto de cambiar al mío. No sé si felicitar o no a mi querido Adapts cómo feliz abuelastro. Pero como brujilla buena, deseo para ese pedazo de carne tierno una vida con trabajo, amor y salud y larga vida.

  41. Esta semana he tenido que acudir a un cementerio. Mirando lápidas me sorprendió ver una de 1870 que lloraba a una mujer de 28 años muerta “víctima del amor maternal”. Había otra “víctima del amor paternal” que descolocaba a los que pensaban que la primera evocaba una muerte por parto. Que misterios.

  42. Me encantan los cementerios, Holmesss. (Encanta no es la palabra, aunque a lo peor sí el concepto). Recuerdo haber paseado por cementerios franceses, en el sur y en el norte, un día cualquiera de la semana, aquí eso es imposible desde hace mucho.
    Tareixa, graciñas. Apunto la invitación y que sepa que se la mostraré un año de estos cuando me presente en su pueblo preguntando por usted.
    Conozco mal el centro de España y tenía ganas de venir. Me hace gracia cómo hablan, no esperaba que llegaran hasta aquí (Segovia) las estribaciones de La Mancha y Extremadura. “¡Lo va(j) a rompé(r)!”, acabo de oír a un chaval.

  43. Por fin ha terminado la estruendotamborrada y ha comenzado la vociferioverbena. Enseguida habrá una horripeluznante persecución de toros por las calles, aquí abajo mismo. Estoy supertensa, todo el espam de hoy a tomar por culo.

  44. Lo que me asusta de tantos ojos, es sí pueden contemplar mundo y el harén, ellos por los ojos de ellas. Y pienso que no.

    En mi pueblo no me conocen todavía, Estoy esperando, Procu, un ponerme de alcaldesa y reciibirle con honores de aventurera.

  45. (Muchos recuerdos a Zeppi).

    Gracias Proc. Espero que esté disfrutando su estancia en ese bonito pueblo de la sierra de Castilla. Por aquí sigue todo más o menos igual. La supresión del pan y otros manjares de mi dieta empieza a producir resultados visibles. Y seguimos saliendo Ella y yo cada dos o tres días en bici. La penúltima fue un poco accidentada, nos metimos por error en una especie de ciénaga, con montones de mosquitos, un calor agobiante … Ella se puso un punto histérica y a punto de echarse a llorar, pero cuando las cosas se ponen feas, no hay varita mágica que te saque del apuro, hay que mantener la cabeza fría y buscar la salida más factible, aún a riesgo de parecer insensible y autoritario en ese momento. Tendré que elegir con más cuidado las próximas rutas.

  46. Ronaldo acabó despeinado, pero no mucho.
    James no.
    El central de Camas y Simeone tampoco.
    La belleza en el campo era la de los blancos.
    La belleza en la grada nos la regaló la expulsión del cholo: se fue a la primera fila, paseando delante de una hermosa espectadora a la que el cámara no le rindió el debido homenaje ( cosa que le honra )

  47. Pienso que la crítica al crítico literario es una discusión del pasado. Hoy todos tenemos que someternos a la crítica de todos pues ello es posible gracias a la comunicación electrónica. A mí me gusta leer críticas sobre lo que digo, aunque pueda considerar legos a mis comentaristas. Cuando hablo de temas tecnicos propios de mi área de conocimiento trato de simplificarlos al máximo para que puedan ser entendidos y por ende criticados. Algunos interpretan mis “resúmenes” como una muestra de simpleza, mas los podría hacer fácilmente incomprensibles rechazando cualquier comentario en base a los títulos académicos que me adornan, que son bastante mas de los que algunos suponen.

  48. Debo de haberme expresado mal. Por supuesto que no me refería a los críticos literarios, profesión que me parece tan respetable como otra cualquiera y cuyo trabajo no he cuestionado ni siquiera cuando me tocó sufrir en mis propias carnes a alguno especialmente virulento y cabrón. Yo mismo ejercí unos años una suerte de crítica literaria, como lector editorial, y siempre procuré ser en todo momento honesto en mis informes de lectura. Pero tampoco me refería al crítico ocasional –o sea, todos nosotros– que vapulea inmisericorde un libro o texto literario, siempre que la crítica se haga con un mínimo de argumentos y respeto hacia la persona que lo ha escrito. Me refería, sin referirme a nadie en concreto, a aquel tipo de comentarista, o como quiera llamársele, que además de sus opiniones –que siempre suenan a sentencias— te regala un curso de escritura creativa en el que no te has matriculado, para acabar descubriendo que sus títulos académicos, “experiencia profesional” o logros en ests materia brillan por su ausencia. Lo que todos entendemos por Maestro Ciruela, vaya.

  49. Hay personas sagaces para la crítica. Mercutio es uno de ellos, siempre que he metido uma morcilla (frecuente), me ha pillado. Cierto que yo descubrí que no recuerda el nombre de los componentes de los Who, pese a darse mucho pisto hablando de ellos.

  50. Ciclistas como Zeppi y yo mismo agradeceríamos detalles – escatología no, como dice Gómez – sobre esos cuidados Spam de Proc e infusiones de capsicarum del marqués, pero no osamos solicitarlos.

  51. Holmesss, por los datos que proporciona Proc, me atrevo a conjeturar que se encuentra en La Granja de San Ildefonso, Segovia (La Granja, para abreviar), lugar paradisíaco donde los haya, y donde creo recordar que las fiestas son por estas fechas. Durante mucho tiempo fue lugar de visita familiar casi obligada cuando se encendían las fuentes de los jardines del Palacio, un espectáculo de lo más relajante. Y tiene unos alrededores privilegiados: los chorros, Valsaín, La Boca del Asno, la presa del Pontón, La cueva del Monje, Segovia a tiro de piedra … Hay una ruta que sale de Rascafría y asciende por las laderas de Peñalara hasta el puerto del Reventón (nombre de lo más apropiado, por la dureza de las últimas rampas), para descender de allí hasta La Granja, con unas vistas increíbles. Es una ruta larga y que exige cierta logística (dejar un coche en La Granja), yo la he hecho algunas veces cuando era más joven y nos permitíamos ciertas locuras (desde casa: Navacerrada, Cotos, Rascafría, La Granja y vuelta por Valsaín y el Puerto de la Fuenfría, son unos 100 Km, una ruta de todo el día). Aún no la hecho con Ella, y por ahora creo que está fuera de su alcance.

  52. Zeppi, después de los 100 km hay una parte de la anatomía que se sonríe al escuchar rascafría, fuenfría: en ella estaba yo pensando.

  53. Para morcilla la del Hotel Landa. Huevos con morcilla en ese marco incomparable que hace poco disfruté en maravillosa compañía, y no las que mete el repelente niño Vicente adornado de titulaciones.

  54. El capsicarum es el nombre botánico de la vulgar guindilla, cuya riqueza en capsiceína la convierte en apreciada planta medicinal. Tal principio activo se absorbe a través de la mucosa (anal en caso de baño de asiento) y alivia la congestión perineal por sus propiedades antinflamatorias y carminativas. Muy recomendable tras una etapa del Tour o un largo periodo de abstinencia.

  55. Osea, el capsicarum sirve para subir puertos, cura hemorroides y enciende motores masculinosos de un pedazo de carne sin hueso.

    (¡oído cocina!) guindilla harta/hasta tomar….

    Le quiero, simpático mío, hidalgo.

  56. 23/08/2014 a las 18:18 bolaño
    Para gobernarlas, una ¡física!, brema.

    «Pues bien, los campos físicos, el campo débil, el campo fuerte, el electromagnético, el Higgs, etc, tienen un comportamiento parecido al agua y el hielo.

    ¡Y España también!

    Cuando la energía disponible es muy alta los campos, magnitudes físicas que describen partículas e interacciones y que permean todo el espacio son indistinguibles unos de otros. En vez de encontrarnos con el campo electromagnético y el débil separados y distintos se combinan en una campo denominado electrodébil. Si seguimos subiendo la energía se espera que se una la interacción fuerte formando un campo de gran unificación. Estas son diferentes fases de los campos, es decir, dependiendo de la energía disponible para los campos estos se comportan como una única entidad o como entidades separadas. Al proceso de ir generando cada vez más campos a partir de uno unificado se le denomina transición de fase en total analogía con el caso agua líquida– hielo».

    ¡No y no a la transición de fase! ¡Viva la España electrodébil y constitucional!

  57. Me parece precioso el artículo de Juaristi. Todos tenemos un río en nuestra vida, el mío el Oja y el Tirón.
    Yo he sido muy de río, a falta de playa, mis padres siempre nos llevaban al río en verano. Allí aprendí a nadar y a pescar cabezotas, loínas y lampreas con un pañuelo. Allí le abrí la cabeza a mi primo con una piedra cuando intentaba hacerla saltar tres veces sobre la superficie del agua y se lo tuvieron que llevar a urgencias sangrando como un gorrino.
    Me gustaba la sensación de dejarse llevar por la corriente mientras te hacías el muerto, y volver a nadar contracorriente hasta donde teniamos las mesas, donde comíamos y cenábamos las pechugas de pollo rebozadas y los pimientos riojanos, la tortilla de patatas con alegrías y los vasos de vino con gaseosa, que nos daba a escondidas mi abuelo.
    ¡La de glóbulos blancos que he matado yo bebiendo vino con gaseosa de pequeña!

  58. También me ha recordado la noche más terrorífica que he pasado nunca. En Korkula y en un camping.
    Pero eso es otra historia, que algún día contaré.

  59. No tengo yo tan claro que el problema de UPyD (me han dicho que la primera letra significa UNIÓN) no sea estructural de la democracia. Quiero decir que los partidos políticos necesitan de “militantes”, es decir, de personas que supeditan su inteligencia o su capacidad crítica (en caso de que dispongan de ellas) a la obediencia debida por todo “militar” a las órdenes recibidas. Cualquier partido político necesita cohesión y coherencia y mantener las líneas suele consistir en sujetar férreamente la discrepancia y acabar con la disidencia. Es la razón por la que los intelectuales suelen huir como de la peste de la militancia, rara vez sirven como militantes y suelen ser purgados en cuanto abren la boca; sus labores en los partidos suele efectuarlas ejemplares más dóciles, los periodistas. ¿Puede existir un partido de intelectuales, como aquel PC de la transición, o Euskadiko Ezkerra, a los que parecían estar afiliados seis de cada tres profesores universitarios? Tengo mis dudas. Suelen colapsar como los agujeros negros debido a la altísima masa que produce la acumulación de egos. Me daría gran pena que esto ocurriera con Ciudadanos, que acabara imponiéndose el modelo clásico, más pedestre (y pedrestre) de la consigna y el toque de corneta de UPyD. La libertad y el pensamiento crítico son muy difíciles de gestionar.

  60. 24/08/2014 a las 11:49 Bonnie

    Bonnie, qué peligro tieneees. A mí me corresponde otro río, pero el Oja y el Tirón también son míos: me enseñaron a flipar oyendo al agua hacer titatiba tibatata dodibiduá en las piedras; eso mi río padre ⎯que es más broncas⎯ no sabía hacerlo.

  61. Acaba Vargas Llosa diciendo que “me atrevo a soñar que si los miles de millones de bípedos de este planeta dedicaran cada mañana media hora a hacer qi gong habría acaso menos guerras, miseria y sufrimientos y colectividades más sensibles a la razón que a la pasión”.

    Es lo mismo que pienso yo del punto bobo. Si las personas humanas dedicaran las horas a hacer punto bobo o incluso tapices de macramé para abrazar árboles, habría mucha menos violencia.

  62. ENTRETENIMIENTO (I)

    Sinceramente, no creo que sea buena idea leer mucho. Por ejemplo, mi colección de libros (sería excesivamente presuntuoso llamarla biblioteca) está plagada de tonterías, pese a que soy selectivo y suelo expurgarla (sí, tiro libros, yo soy así): gran acumulación de ficciones y buena cantidad de poesía. Vengo leyendo desde hace tiempo respetables cuestionamientos sobre el interés de la ficción, pero no estoy seguro de ser muy partidario. Es cierto que gran parte de la ficción es sólo entretenimiento, pero también ayuda a adquirir ideas (e ideologías) con bastante eficacia. Eso es muy útil. Los listos pueden permitirse leer informaciones, historia, ciencia… y extraer luego sus propias conclusiones. Los zoquetes no podemos perder tanto tiempo y tenemos que recurrir a los mediadores. Pero, admitido esto, cada vez me parece más obvio que las obras literarias imprescindibles son muy pocas, y que perdemos demasiado tiempo intentando descubrir perlas entre la hojarasca. Una buena educación puede limitarse a apenas medio centenar de obras imprescindibles y a unos buenos manuales didácticos. El resto es repetición y ruido. Leer mucho, en contra de la propaganda libresca, sólo ayuda a los intelectuales auténticos como usted, que no sé qué hace leyendo esto. A los que somos menos perspicaces, tanta palabrería nos despista. Mi objetivo, por tanto, es leer menos (aún) pero leer mejor. Las cosas verdaderamente importantes hace ya mucho tiempo que están dichas y, a estas alturas, espero haberlas leído y, preferiblemente, asimilado. Lo malo es que sé que no…

  63. ENTRETENIMIENTO (II)

    No descarto la posibilidad de que lo que llamamos pomposamente Cultura no sea sino una forma depurada de entretenimiento, tan inútil y estúpida (o no) como tomar el sol en la playa, escalar abismos o ver a dos tipos golpeándose la jeta hasta que les estallan las cejas. Creemos ser sofisticados porque leemos a X o escuchamos a Y, pero lo hacemos por imitación, como otros monos. En el fondo se trata sólo de eso, de aprendernos bien la lección y de demostrar a los demás que la sabemos, que aceptamos la regla colectiva de representación social, que estamos en el ajo, que somos de los nuestros. Sólo así se explican esas ceremonias de éxtasis colectivo ante gentes que golpean una pelota, burlan un toro, riman en consonante, filetean un pez crudo, cantan arias en germánico o trazan melismas en caló con muy grande sufrimiento. Emociones. En el fondo, corazones, todo se reduce a eso. Cada vez me cuesta más percibir la diferencia entre la representación del Edipo en las ruinas del teatro romano y el culebrón televisivo. Un día de estos me arranco los ojos o me corto las orejas.

  64. Pedro Antonio, lo importante es pasar el rato sea leyendo ChötSûęy, a Simenon, al Doctor Yetsky o viendo el contencioso balompédico que ahora enfrenta al combinado culet y al Leche. Para lo demás basta con que nos armemos los unos a los otros como Dios nos ha armado.

  65. Satur, llevo todo el día oyendo tambores porque el equipo balompédico de mi ciudad adoptiva (que acaba de ascender a primera; el equipo, no la ciudad) juega un partido. ¿Qué debo hacer? ¿Me sumo a la juerga? ¿Me compro una elástica? ¿Me limo las uñas? Tuyo afectísimo.

  66. Esta noche veo el partido y me leo un libro que me han regalado de un gatuchín que venía del cielo y así soy la más coolta de mi patio.
    Siempre más.

  67. Procu ¿dónde escuchabas tú al Oja y al Tirón? A ver si nos hemos tirado juntas del puente de Cihuri y no nos hemos enterado.

  68. Bonnie, en Casalarreina y en también en Cerezo. Entre mis seis y mis dieciséis, y usted no existiría aún en el Universo Río, ni tirándose a los puentes ni descalabrando primos, dicho sea esto con mucho cariño y bastante respeto.

  69. A ver, Satur. Me mudé a una ciudad de 27.500 habitantes y el equipo ha subido a primera. Si me voy a Cuenca, que tiene 57.000 habitantes, el año que viene jugarían la Champions.
    Te dejo, que vuelve a pasar otra vez la charanga.

  70. Sobre «ENTRETENIMIENTO» (I y II), por Perroantuán.
    Y sí. La vida es un entretenimiento tras otro desde que te mueres hasta que naces o al revés. El otro día tuve la siguiente conversación con mi hijo:
    YO: Los animales no tienen pasiones, solo instintos, no es igual.
    HIJO: Cómo puedes saberlo, en qué crees que se diferencian.
    YO: … (Pensando).
    YO: … (Pensando un poco más).
    YO: Pos que recojas ahora mismo tu cuarto, que ya está bien, hombreee. (Resolviendo).
    ***
    Con esto quiero decir que, aunque el análisis zoológico del ser humano me parece fundamental (me refiero a la comparación con los monos y sus comportamientos gregarios e imitativos), Huston, we’ve a problem, porque en una parte que por alguna razón a mí me parece dolorosamente intrigante, no nos entretenemos con tanta facilidad como los otros animales. Usted pásese comiendo, durmiendo y follando como un mono dos años seguidos, por ejemplo. Se va a aburrir, le va a entrar una depresión. En cuanto a la cultura como mera gala o falso ropaje identitario, pues sí y no, o sea, no sé, yo diría que no, pero lo mismo me pilla en una flojera y le digo que sí para arrepentirme de inmediato.

    ¿Usted ha recogido su cuarto?

  71. 24/08/2014 A LAS 23:09 PROCURO FIJARME
    Usted pásese comiendo, durmiendo y follando como un mono dos años seguidos, por ejemplo.

    Ya. También se puede hacer deporte e ir a la playa.

    A mi todo esto me ha dado en medio de una profunda depresión vacacional. Que un amigo que hace la prueba de las 100 millas corriendo como las cabras por los montes tiene visiones místicas y ve a Dios y se siente en comunión con la Naturaleza al tiempo que pierde kilos y kilos de la grasa y carne que no tiene. Son cosas que me deprimen mucho. A ver si, después de tanto leer y tal, va a resultar que las experiencias del alma y el conocimiento las tiene Messi mientras cabalga hacia el área o Ronaldo mientras cabalga a otra miss.

    A mí la Cultura en general y la Filología en particular me están fallando mucho, Proc. Siento como un vacío aquí, o sea.

Los comentarios están cerrados.