Los abuelos de Anthony Burgess

Burgess

Mi abuelo solía contar a estos clientes historias que pasó a mi padre y, por tanto, a mí. Eran chistes brutales en la tradición de Lancaster, con gran énfasis sobre la muerte y la deformidad. […] Hay una historia sobre un hombre a quien ven cavar un agujero en las profundidades del Boggart Hole Clough. Pasa por allí otro hombre y le pregunta para qué quiere aquel agujero. «Para la chica con quien salgo». «¡Cómo! ¿Es que vas a matarla?» «No, voy a follármela». «Entonces, ¿para qué el agujero?» «Porque es jorobada», contesta el hombre. También había la macabra historia de la viuda que guardaba las cenizas del marido y las aspiraba como rapé. ¿Por qué? «El bribón se metió en todos los otros agujeros de mi cuerpo cuando vivía; puede meterse en estos ahora que ha muerto». Una historia menos fuerte sobre las cenizas del marido se refería a una mujer que las guardaba en un reloj de arena para cocer huevos. «El tío no trabajó nunca en vida; ahora tiene su oportunidad».

[…] Mi abuela era analfabeta y tenían que leerle la prensa vespertina mientras planchaba. Mi abuelo solía falsear las noticias -el duque de Clarence arrestado por practicar la sodomía en un callejón, cañoneros del Kaiser en medio del Irwell, el precio de la cerveza va a doblarse- y reservaba sus fantasías más sencillas para las columnas necrológicas. «¿Conoces a Charlie Hetherington? Pues bien, ha muerto». Mi abuela decía «Alabado sea Dios» y dejaba la plancha para persignarse. Después Charlie Hetherington entró en el pub, vivito y coleando. «¿Conoces a Jacquie Eccles, a quien llaman Taypot? Pues, ha muerto». Taypot sufrió un ataque de apoplejía aquella misma noche y salió en las esquelas del día siguiente. En lo sucesivo, mi abuelo dejó de inventar noticias.

Rara vez usaba el artículo definido. «Sacar gato», ordenaba cuando éste estaba sentado en su mecedora. Lo sacaba sin violencia. Le gustaban los animales domésticos, que solían incluir a comadrejas, hurones e incluso un cerdito que, estando borracho, llevó un día del mercado (un tabernero se mantenía siempre sobrio en el propio local) y colocó sobre la cama de mi tío Jimmy, a la sazón de cinco años, que dormía en aquel momento. Jimmy gritó al despertarse en la oscuridad acompañado de un cerdo incontinente.

Anthony Burgess. El pequeño Wilson y el gran Dios.
Traducción de Pilar Giralt. Planeta, 1988.

84 comentarios

  • LA OTRA TABLA RASA
    Creo necesaria la producción de un texto que, a la manera del proverbial Pinker, explique a chicos y grandes que sí, que hacer deporte, cuidar la figura y comer sano están bien para sobrellevar el bricolaje sin jadeos, mejorar la figura (ejem) y las probabilidades de coyunda con fembra placentera o mantener nuestro rostro terso y suave. Y poco más. La inercia genética de cada quien ya incorpora su propia cuenta atrás y nadie va a vivir ni un sólo día de menos por hincharse a grasas polisaturadas o coger el ascensor. Personalmente sé que no moriré de tumores, bubones o neoplasias, mientras que la mala circulación ya la traigo de serie; el conocimiento somero de dos generaciones, seis personas, me bastan para asegurarlo y hasta para apostar al respecto en Bwin.

    A pesar de su querencia por el kilómetro y el sudor, confío en el Marqués, su sapiencia y rigor intelectual para la elaboración de los estudios pertinentes y su posterior puesta negro sobre blanco. Ya encontraremos editor.

  • La cultura es necesaria para disfrutar cada minuto de tu vida. Saber lo que comes, lo que bebes o lo que estás escuchando te hace vivir con mayor intensidad. Si consigues tener un cierto oído literario o un buen ojo para la pintura empiezas a vivir con mayor autonomía, desarrollando tu propio criterio. Como no se nace enseñado se necesita crecer en un buen ambiente (no es imprescindible), pero sobre todo aprender. Pero, ay, aquí está el problema, saber moverse en la barahunda de la información. Mi recomendación es ir escribiendo pequeños comentarios sobre lo que vas digiriendo y explicárselo a tus amigos durante la cena. Lo que no puedas escribir y verbalizar ordenadamente no existe, aunque hayas leído 100 libros.

  • Pensé el otro día en Anthony Burgess, cuando Bremaneur habló de La naranja mecánica. He leído El pequeño Wilson y también el otro volumen, Ya viviste lo tuyo. En esa misma época (hace más de veinte años: jo, qué gracioso) leí novelas suyas, pero he tenido que ir a mirar a la balda porque tengo cinco y no me acuerdo de ninguna. Me gustaba, pero lo que Burgess me evoca sobre todo es que les gustaba a otras personas que quise bastante; así que he convertido a Burgess en una especie de rollo de papel atrapapelusas y ahora mismo me estoy entreteniendo despegando algunos hilos y pelos pegados a mi Burgess de los chinos. Perdóname, Burgesss.

  • Comparto el sentido de lo que dice el Marqués sobre que las experiencias de lectura (vale igual para los demás alimentos espirituales) se vuelven más significativas cuando se comunican.

  • Anoche cené en Madrid en una terraza. Tenía en la mesa contigua a Victor Claver el cual cenó con agua mientras nosotros nos apretabámos un Taittinger. Le expliqué a mi asombrada acompañante quién era Claver, porqué es mejor beber vino que agua y cómo se elabora el champán. Eso es cultura, tener tu propio criterio informado, que no tiene que coincidir con el mantra oficial. En esta línea trabajaré la propuesta de Mercutio.

  • Te vas a morir igual.
    Esto no parecen saberlo y me gusta decirlo en voz alta ante los esforzados deportistas, aunque sólo lo escucha mi mujer porque soy comedido y no lo grito.

    El de la jorobada es la hostia.

  • Justo ayer leí que aprendemos con diferente éxito según lo que hagamos con la información recibida.
    Al parecer el modo más efectivo de aprender es enseñarle a alguien.

  • He visto que Albert está en Nueva York, tal vez solo literariamente, pero ha hecho una especie de despedida en su blog y ha cerrado los comentarios. Quiero mandarle recuerdos y un abrazo. Cuando tuve a mi hijo leí bastante bibliografía, POR SUPUESTO. Entre otras sabias memeces decían que jugar a cucú-trastrás enseña a los niños a confiar en que los adioses no son pérdidas definitivas. Esta falsa vida de internet es un cucú-trastrás permanente, difícil y hasta doloroso para seres emocionalmente poco evolucionados como aquí, servidora de ustedes.

  • ¡¡¡Me parece increíble que el Marqués salga con mujeres que no saben cómo se elabora el champagne!!!
    Se me caen los mitos.

  • El champant se hace mezclando mosto con gaseosa y dejándolo reposar en bodegas intraterráqueas durante muchos años. Tampoco hay que dar explicaciones muy largas a procesos sencillos.

    Fin de semana deportivo, tras la consecución del Supercopón de España por parte del conjunto colchonado. Ayer ganó el combinado culet al Leche con un match escenificado sobre el tapete verde del Cant Nou. Match aburrido y coloreado con un buen par de pinceladas de Robe Iniesta y de Leonald Messit. Lo más interesante, empero, tuvo lugar en las carreras de automóviles. Qué pique tecnotronic entre Hamiltong y Rostbeef, ambos chauffeurs de la escudería Mercedes Bent. Alonso, por otro lado, sufrió hartos infortunios que le impidieron arañar posiciones con las que encaramarse al podioum. Veo atisbos esperanzadores en el Ferrarit y rezo para que en la próxima carrera alcance más prestaciones que mi Seat Fura 900cc. Lo de las pistinas no lo sigo, no le veo la gracia.

  • A mí me parecer es, con diferencia, el cómico más importante de los últimos años, ya sea como actor, productor, creador de series o en vivo. De sus monólogos, éste es mi preferido. Desternillante.

  • Trasantié, cuando volvía de correr por la playa de la Victoria (no me he bañado en semejante lugar en los últimos 30 años) me encontré -bastante avejentado, por cierto- a un amigo a quien no veía hace años. Me dijo:
    – Estás hecho un atleta ¿Cuál es tu secreto?
    – Sigo las recomendaciones de TU médico: Cinco raciones de frutas y verduras al día, una o dos copas de vino en la cena y media hora de ejercicio diario.
    -¿Nada mas?
    -A diario.

  • ENTRETENIMIENTO (I)
    Sinceramente, no creo que sea buena idea leer mucho.

    ¡No me jodas, que me quedo sin trabajo! Aunque tampoco estaría tan mal, porque entonces sería yo quien se pusiera a leer a lo bestia, que es lo que me pide el cuerpo. Sí, el cuerpo me pide garimbas (yo no tengo mono de cerveza, yo tengo king kong), charlar con los amigos y leer. Muchas cervezas, muchas conversaciones (lo de muchos amigos no lo veo claro) y muchas lecturas. Me apetece leer lo que me queda de Simenon y releer lo que ya ha pasado por mis ojos, por supuesto. Sí, novelas. Y biografías y algún ensayo. Yo soy un ceporro, sigo necesitando ficciones. Y fútbol, por qué no, siempre que ver un partido no implique estar abonado a una secta. El viernes vi la final de la Supercopa con unos amigos del Madrid. Fue como ver una película: a unos les gustó, a otros no, se compartieron afinidades y opiniones sobre jugadores y tácticas, fueran del equipo propio o del contrario; hubo divergencias y se llevaron con humor. Para nosotros el fútbol no es una religión, sino un espectáculo ritual. Ha formado parte de nuestras vidas (en mi caso con televisión, Estrella y Voll-Damm y rodeado de amigos, conocidos y saludados). Y como el fútbol, los libros. Para mí siempre han sido un entretenimiento. Desde su compra hasta su lectura. Sufro cuando tengo que leer algo obligado por el trabajo, como sufriría si me viera obligado a ver un partido de tercera regional de la liga albanesa para escribir una crónica deportiva o para dármelas de listo ante alguien. Yo leo con entusiasmo. Y quiero leer mucho para seguir entusiasmado.

  • 25/08/2014 A LAS 10:01
    MERCUTIO
    …están bien para sobrellevar el bricolaje sin jadeos, mejorar la figura (ejem) y las probabilidades de coyunda con fembra placentera o mantener nuestro rostro terso y suave.

    ¿Te parece poco?

  • Hasta que no acabé la carrera (24 años) prácticamente solo había leído libros de Medicina. Sin embargo sí que había sido un lector compulsivo de TBOs y luego de periódicos. Al liberarme de la responsabilidad de acabar la carrera bien y pronto, me incorporaré a la milicia donde tendría mucho tiempo libre. Aquí empecé a leer de forma desordenada, sin pies ni cabeza, pero de forma enfebrecida. No he parado desde entonces, son 35 años consecutivos.. Algunos pensarán, claro, que no me ha aprovechado mucho.

  • Mis lecturas también han sido desordenadas y compulsivas. Durante una época me sentía un infrahumano por no haber leído a Dickens o a los Dumas por haber perdido el tiempo con los Cinco, o a Pinker y a Dawkins por haberme dedicado a las memorias y los diarios. Ahora me südå lã pôllæ.

  • Proc, Burgess es un escritor muy peculiar, y no sé si muy bien traducido al español (aunque en su día la traducción de La naranja mecánica me pareció soberbia). Me gusta sobre todo porque es un grandísimo humorista, pero sus libros, en general, me parecen una montaña rusa. Llenos de destellos rutilantes, páginas soberbias y escenas desternillantes, pero a veces con demasiadas digresiones eruditas que no comprendo, bien porque soy bobo o porque me falta el contexto; o bien porque soy bobo y me falla el contexto. Hace unas semanas compré una novela que editó Acantilado. Sé que me volverá a ocurrir lo mismo que con las anteriores, pero sus grandes momentos son tan buenos que merecerá la pena su lectura. También he comprado estos días un librito en el que hace breves críticas a las que él considera las mejores novelas inglesas de los años cincuenta a setenta. Son una gozada y demuestran de nuevo que la brevedad y la claridad sólo están al alcance de los más inteligentes.

  • Ya se ha publicado en USA la última novela de Stephen King, titulada Mr. Mercedes. Esperemos que se ponga a la venta este septiembre en nuestro país y también que el maestro, tras dos castañas bastante duritas, vuelva por sus fueros.

  • Sí, ¿no? Y si todo el mundo conoce a un gilipollas y yo digo ahora que no conozco a ninguno es porque la gilipollas soy yo, ¿no? Pos conozco a la rehostia de gilipollas porsiacaso.

  • Satur, has tocado fondo con tu chorrada y has arrastrado a dos mas al abismo. Eres como el descerebrado del Cholo, cuyo escarmiento es mas que merecido. Joer, sois unos putos macarras.

  • ¿Qué he dicho? No me refería a nadie de este benemérito lugar.

    El Cholo está prisionero en un garito infame. Que derriben ya el campo de Mañecas.

  • Leer libros de manera anárquica y compulsiva es síntoma de salud y de goce. Tengo un amigo que decidió empezar a leer las grandes obras de la literatura universal de forma cronológica y por países; es bastante rarito.

  • Dos inviernos sin coger la gripe y el maldito agosto me deja un importante resfriado con congestión nasal, ocular y mental. Como ya he contado, no pasaba tanto frío en un mes de agosto desde el verano del 83, en que pillé una pulmonía de caballo.

  • Marqués, no me cae usted bien y no tengo el más mínimo interés en alterar ese estado de cosas. ¿Sería posible que en lo sucesivo no vuelva a ni a comentar mis palabras ni dirigirse a mí públicamente? Le quedo muy agradecido.

  • Ayer me encontraba en mi puesto de trabajo (soy contable de una funeraria), cuando se me acercó una persona humana con forma de chica morena, delgada, con gafas, y me preguntó una cuestión muy sencilla que supe responder con probidad, rapidez y eficacia. Era una pregunta concerniente a un procedimiento. Una vez se escuchada mi respuesta, dijo: “¡Qué cabrones!” No sé si esto es normal, si es mala educación o si estaba buscando pelea. Si alguien tiene una opinión al respecto, agradecería que la compartiera aquí en este foro.

  • RESUMEN DE LA JORNADA

    Tras la sorpresa que dio el combinado armero al desarmar a la Real Suciedad, el mundo estaba en vilo ante el arranque de la temporada que iban a escenificar los conjuntos merengue, culet y atlántico. Resolvieron bien los azulrojos con una actuación sobresaliente de Mesit y Robe Iniesta; los merengues aburrieron, pero supieron resolver gracias a sus figuras, capaces de desestabilizar las líneas en el momento menos pensado y achicar espacios para que el líbero se adelante a la zaga desde la medular y combine el cuero con el fin de que sea introducido entre los tres aluminios. No obstante, San Ikert volvió a ser víctima de una zaga desmembrada y desastrosa. Fatal el de Camas, lamentable Kepler Lima y qué decir de Albelola, a quien podríamos llamar el Farola, porque no paran de meárselo. Dicen las malas lenguas que el tolosarra se encontraba sobre el terreno de juego. Respecto al partido del Atlántico, sos juro que no he visto match más aburrido y lamentable que el jugado ayer en el descampado de Mañecas. Bien los de Jémez y mal los del Chulo Simenone, que parecían haber visto un esférico por primera vez en su vida. Tuve que darme a la bebida por su culpa y hoy tengo una resaca de plentosaurus. Esto no es vida.

  • 25/08/2014 a las 11:17 Satur
    «Lo de las pistinas no lo sigo, no le veo la gracia».

    Satur, contigo quería yo hablar.
    Me entero hoy por el periódico de ayer que trasantier (gracias, Ximeno) unas chicas españolas se trajeron TRECE medallas del campeonato de Europa, y no las compraron ni las robaron ni son prestadas, las GANARON nadando porque saben nadar rápido. Que no vuelva a pasar. Si te aburres te llevas cascos con música y un libro, pero vas a la piscina como está mandado.

  • 25/08/2014 A LAS 18:36
    GÓMEZ
    Ya se ha publicado en USA la última novela de Stephen King, titulada Mr. Mercedes. Esperemos que se ponga a la venta este septiembre en nuestro país y también que el maestro, tras dos castañas bastante duritas, vuelva por sus fueros.

    Me han hablado muy bien de 22/11/63, de hecho me la regalaron en formato electrónico..y quiero, pero no puedo.
    Necesito tiempo.

  • Gómez, usted no me cae ni bien ni mal y créame que no me paso todo el día pensando en usted. Así que le agradecería que hiciera lo mismo y dejara de “interpretar” mis post como dedicados a usted. Gracias hombre.

  • He ido alternando el tomo de Kahnemann, que ya he acabado, con el de Boccacio. Ecléctico que es uno, Satur.
    Del primero no haré el resumen porque ya lo he ido destilando. Quedémonos con lo del Sistema 1 y Sistema 2, rápido y lento. A los que adolecemos de exceso de Sistema 2 nos va bien deponer aquí para facilitar que S1 se nos muestre, que también tiene su corazoncito.
    Del segundo emociona ver que después de tantos siglos el Tema permanece igual, quizás algo más sepultado por toneladas de cultura: Amor, sexo, y sobre todo contar historias al respecto, sobre sus misterios, sus reglas, alegrías por gozarlo y penas por perderlo.
    Me hizo particular gracia el relato en el que una joven solicita a un eremita los caminos de santidad, y el cachondo le dice que debe aprender a encerrar al diablo en el infierno: claro, la chica pronto le encuentra el gusto y acaba dejando extenuado al propietario del diablillo.

  • En relación a esta última y fantasmal noticia, les contaré que con Dan Simmons me pasó un poco como con Stephen King, tardé en llegar a ellos por mi ignorancia al pensar que eran meros escritores de “best sellers”.
    Su novela “Drood”, titulada en español como “La soledad de Charles Dickens” tiene mucho de cementerios londinenses, y seres inquietantes. Aunque si tuviera que recomendar una de sus novelas, sin duda les diría “El Terror”.

  • Un día, en la L4 del metro, entró una muchacha con una delantera divina. Un gitano se puso a cantar, no sé si por bulerías: “¡malicotooooneeeeesss!” Estoy por arrancarme con el mismo cantecito.

  • Tras una tórpida búsqueda he conseguido encontrar el Saint Francois d Assise de Messiaen. Este único ejemplar (4 CDs) ha sido localizado por Amazon en Alemania, por supuesto de segunda mano y carete.

  • Como estoy de rodríguez, y a falta de alguien a quien explicar la industria de un freixenet, cené en compañía de Wagner y de Andreas Scholl. Después de Erbarme Dich alcancé a pensar que si hay Dios ha de ser compasivo. El melocotón, estupendo: nada como los melocotones.

  • Por cierto Marqués, en el disco intitulado “Red” de los inefables King Crimson se me antoja que Mr. Fripp “homenajea” el Concierto del Fin de los Tiempos. Lamentablemente aunque músico profano (de profanador, obviamente) soy un completo analfabeto musical y por tanto incapaz de leer una partitura. Pero cuando una cosa me suena…

  • Sandra, la mujer de Vallcorba, tenía 25 años menos que él. Esta guapa navarra había conquistado recientemente el corazón de este ferviente católico y entusiasta de la belleza. Su amor por el vino, los puros y los libros le hicieron vivir mejor, quizás no mas, pero mejor. Tuve noticia de él a través de sus veranos en Mallorca. Siempre le admiré e imité en lo posible, Tuve mucha información sobre sus vicisitudes a través de una tercera persona. No debo de decir mucho mas.

  • La equipación para la Champions del Madrid ha sido diseñada por un japonés y contiene uno o dos dragones. Ya apuntan el gesto de dolor a que les someterá el grácil pie de Sant Jordi el 23 de abril en las semifinales contra el Barça.

  • Amen Holmesss!!! un San Jorge es lo que debería de diseñar el Barca en su elástica (también lo pensé), pero no nos van a escuchar, así que ¡ellos se lo pierden!
    ***
    Sir Younghusbandd usted sí que sabe, ese libro de la “Soledad de Charles Dickens” tiene un lugar especial en la librería Parker y mucha relación con la noticia del fantasma que asustaba en el cementerio. ¡Qué gran coincidencia nos une!

  • No son los buenos instrumentos los que hacen buenos músicos. Tengo una notable colección de guitarras eléctricas y sigo siendo un instrumentista mediocre tirando a repugnante. Sin embargo, cuando era joven pensaba que con el equipo de Pink Floyd -por ejemplo- haría maravillas. Con el tiempo descubrí que era tan absurdo como pensar que teniendo una pluma – máquina de escribir – ordenador (táchese lo que no proceda) como la de (pongan aquí a sus autores favoritos) podría escribir como ellos.
    Aunque hemos de reconocer que los “Correctores Ortográficos” hacen maravillas en lo que se refiere a fallos de interpretación.

  • Mi éxito más “sonado”: parte de la banda sonora de una película de Carmen Maura. Supongo que la película de la que más se ha arrepentido.
    Ahora compongo a destajo para mi disfrute particular arropado por un estudio de grabación sobredimensionado para mis habilidades reales. Quiero decir que, por por poner un ejemplo, tengo una mesa de mezclas de 32 canales y no se armonizar más de 16 ¡Me sobran instrumentos!
    Violines, violas, cello, contrabajo, piano, oboes, fagot, trompa, venga, más madera, más metales, sintetizadores y percusiones… al final seguir la armonización de más de cuatro pistas es una labor titánica, al menos para los analfabetos (los que no sabemos solfeo).

  • Bonnie, Ximeno prescribe cinco raciones de fruta y usted que no caiga ninguna por la noche: porqué lo hemos de hacer todo taaaan complicado?

  • Por supuesto que sólo era un recurso literario, Procu: lejos de estar cada día más guapa, mi hermana se está poniendo como una foca. Me alegro de seguir contando con este lugar para decir las verdades.

    ¡Cucú-trastrás! Sus recuerdos y su abrazo me han emocionado un poco. Es lo que hay. Otro para usted, grande y nada literario.

    Salud, señores.

  • Holmesss ni los propios médicos se ponen deacuerdo en sus prescripciones..yo sólo me dedico a dar matarile a animales, ..aunque de vez en cuando he salvado algún gatito y eso me reconforta. Vamos, que a mí no me haga ni caso,..si necesita opinión sobre mi temática laboral, soy la persona adecuada.
    Eso sí.

  • Hoy habría cumplido cien años Julio Cortázar:

    «Le dijo a Elena Poniatowska, en una de las cuatro entrevistas que tuvieron, que se sintió mal de niño: “Sí, yo creo que fui un animalito metafísico desde los seis o siete años. Recuerdo muy bien que mi madre y mis tías —mi padre nos dejó muy pequeños a mi hermana y a mi—, en fin, la gente que me veía crecer, se inquietaba por mi distracción o ensoñación. Yo estaba perpetuamente en las nubes. La realidad que me rodeaba no tenía interés para mi. Yo veía los huecos, digamos, el espacio que hay entre dos sillas, si puedo usar esa imagen. Y por eso, desde muy niño, me atrajo la literatura fantástica».

    Al que diga algo malo de Cortázar le SACO los OJOS.
    (Quiero decir, en, digamos, los próximos cinco minutos; mi furia es tamaña mas me falla asaz la batería, sa).

  • Srta. Parker estoy seguro de que ha visto algunas mesas de mezcla, incluso es posible que muchas. Pero estoy convencido que no ha visto la mía. Me habría dado cuenta ¿No?
    Gatitos y canarios… ni uno por los alrededores. Aunque soy capaz de emular maullidos y trinos con un veterano Korg MS-20 y un SQ-10, tecnología analógica algo viejuna que gusto conservar.

    No obstante, si quiere ver mi mesa, mis guitarras y mis sintetizadores está invitada a una botella de vino (o dos) con algún cachito -finamente loncheado- de pernil ibérico de 40 meses de curación. (Espero que no le asusten las grasas monoinsaturadas con un toque de sobreoxidación).

  • Acabo de leer este comentario en el blog de SG:

    XXXstrong> dijo: Martes, 26 agosto 2014 en 1:53 pm
    Alguien cree en serio que RD puede liderar algo? Su problema es el ahora habitual en la política española: la indigencia intelectual. Para ser político conviene tener estudios superiores y haber trabajado. Tampoco es pedir tanto

    Lo pongo para conocimiento de la persona que lo había puesto aquí antes, que aunque no sea como para reclamar derechos de autor, tampoco estaría bien que se le hubiera robado así.

  • Yo también me congratulo, Bonnie. Cantidad.

    Procu, la última vez que escuché esa canción todavía me hacían lo de cuscús-trastrás. No puedo seguir con el blog, me he quedado sin mujeres. Qué bueno eso de Cortázar.

  • Aunque es una buena pregunta. En realidad somos lo que nos atrevemos. Me explico: si usted se atreviera a subir el Mont Blanc sería alpinista, si yo me atreviera a ponerme delante de un toro sería ¿Torero? Quizás veterinario.

  • Si lo que quiere saber es si me gano la regalada vida de la que disfruto con la música, he de confesar que no. Y ya puestos en el confesionario: tuve suerte a la hora de escoger pareja. No digo más.

  • Tengo “intereses” en el sector turístico. Una bonita industria familiar con problemas de financiación. También en el agropecuario. Por cierto hoy me ha regalado un estuche con cuatro botellas de aceite virgen extra: Picual, Arbequina, Manzanilla y Morisca ¿Alguna idea para su mejor aprovechamiento y disfrute?

  • Señorita, ruego que se suprima mi comentario de 23:45. Mi sistema dos ha bosquejado una hipótesis dos.
    ***
    Albert, el cuscús se lo hacía a usted una princesa mora. Que no tiene mujeres… Anda, andaaa.
    ***
    Ximeno, con pan. Y si no puede comer pan coma brioche, como decía María Antonieta. (Mentira, que no lo dijo ella).