Anatomía de la violencia

Violencia digital
Por Fernando García.

Sostiene Pinker que la violencia está remitiendo. Lo apoya en datos sólidos y creíbles, pero es evidente que sigue siendo un problema central en nuestra existencia. Hoy sabemos que la violencia se puede clasificar en tres categorías:

La psicopática, con una frecuencia aproximada del 15%. Es planeada, instrumental y premeditada. Es la más letal y la mas difícilmente prevenible o tratable. Es la de ciertos casos recientes en España, como el asesinato premeditado de los propios hijos.

La psicótica, asociada a determinadas formas de esquizofrenia, típicamente acompañada de alucinaciones. Es la que mejor se previene y se trata con medicamentos. Es el caso de la Dra. Mingo, que asesinó a varios compañeros y pacientes en el Hospital Ramón y Cajal. Supone un 20% de los casos.

La impulsiva, es la mas frecuente (65%). Suele precipitarse por una provocación. Va acompañada de un cortejo autonómico (sudor, taquicardia, piloerección) y está asociada a emociones negativas como el odio o el miedo. Es el caso de los homicidios cometidos recientemente por los Mossos d’Escuadra al intentar reducir a detenidos. Es el tipo de violencia que mejor responde a las medidas sociales.

sthalEl hecho de que la violencia se ejerza de forma mayoritaria por hombres jóvenes ha llevado a relacionarla con la existencia de niveles elevados de testosterona. Hoy sabemos que esto no es suficiente, sino que debe ir asociado a niveles bajos de serotonina, un neurotransmisor que juega un papel relevante en el córtex prefrontal, que es el encargado de controlar los impulsos emocionales. Ello significa que se podría tratar farmacológicamente a las personas impulsivas.

La exposición intraútero a testosterona aumenta la longitud del dedo anular, mientras que la de estradiol aumenta la del dedo índice, tal como se ve en la figura A. Por ello el patrón normal en el hombre y en la mujer difiere, tal como se ve en la figura B. La razón entre longitud del anular y del índice nos puede dar algunas pistas sobre la predisposición a la violencia. Una razón elevada podría estar asociada a violencia impulsiva (junto con el déficit serotoninérgico) y una razón baja estar asociada a violencia psicótica, tal como se expresa en la figura B.

Siendo esto muy interesante y con diversos estudios que lo avalan, debe ser visto con perspectiva. Baste saber que el índice largo va asociado a habilidades lectoras y cognitivas, mientras que el anular largo (siempre en relación uno con el otro) va a asociado tanto a habilidades matemáticas como corporales.

Cuando una mujer presenta el anular largo suele ser dominante y proclive a triunfar en el deporte. Al mismo tiempo suele sentir atracción por hombres con una elevada razón anular/índice. Si no se ha medido todavía los dedos, y los de su pareja, háganlo.

Figura tomada (la primera vez sin su consentimiento) de: 
Stahl SM, Morrissette DA. Violence: neural circuits, genetics and treatment. 
Cambridge University Press (2014)
« »

© 2018 ÇHØPSUËY FANZINË ØN THË RØCKS. Tema de Anders Norén.

↓