26 comentarios en “ÇhøpSuëy, semana 45

  1. EL ARTE DEL EDITORIAL
    Hacía tiempo que no leía un editorial tan estólido como este de hoy de El Mundo. Stephen Hawking se declara ateo porque considera que no hay ningún «aspecto de la realidad fuera del alcance de la mente humana» y que, explicado el universo «la idea de Dios no es necesaria». El editorialista le dice que nones con una colección de frases antológicas que resumen cientos de años de estupor escolástico:

    «El ateísmo explícito de Hawking da un nuevo motivo para debatir sobre la relación entre la ciencia y la fe. Ni se puede comprobar empíricamente que Dios no existe, ni desde la lógica se puede probar su existencia. Es verdad que los milagros son incompatibles con la ciencia, pero no estrictamente con el sentimiento religioso. Sobran los ejemplos de grandes científicos con profundas convicciones religiosas. Y basta reparar en Stephen Hawking para afirmar que un magnífico científico puede ser un perfecto ateo. Se trata de cuestiones distintas, no excluyentes, que responden a ámbitos diferentes de la persona.

    Mientras la ciencia obedece al raciocinio y el empirismo, la religión parte de las creencias y de la fe. Desde el punto de la biología puede que Dios no sea necesario para explicar el origen de la vida, pero aun así se puede creer en él ya que la ciencia no puede responder a todas las preguntas sobre la existencia. Stephen Hawking es probablemente el mejor científico de este siglo y sus afirmaciones despiertan y merecen especial interés. Sin embargo, sería un error aprovechar su fama y su relevancia como investigador para intentar convertir sus opiniones sobre Dios y la religión en axiomas operativos en otros campos del saber como la teología o la filosofía.»

    Repasen conmigo. «Ni se puede comprobar empíricamente que Dios no existe, ni desde la lógica se puede probar su existencia.» Claro, claro. No se puede comprobar empíricamente que sea mentira que en el ombligo de Visnú, acostado sobre la serpiente Ananta Shesha, se formó un lago en cuyo centro nació una flor de loto de la que floreció Brahmá con cuatro cabezas. Y desde la lógica es difícil demostrarlo, o sea.

    «Es verdad que los milagros son incompatibles con la ciencia, pero no estrictamente con el sentimiento religioso.» O sea, es verdad que la levitación por medio de la apertura del tercer ojo o la multiplicación de los panes y los peces son incompatibles con las leyes de la gravedad y de la termodinámica, pero no estrictamente con el sentimiento religioso, que puede pensar lo que le salga de las metáforas. Ciencia frente a sentimientos, ¡nos ha jodido mayo con sus flores!

    «Basta reparar en Stephen Hawking para afirmar que un magnífico científico puede ser un perfecto ateo». Hostias, tú, un «perfecto ateo». Claro que en asuntos de perfección también se puede ser un «perfecto gilipollas».

    Y la vieja milonga: «Se trata de cuestiones distintas, no excluyentes, que responden a ámbitos diferentes de la persona. Mientras la ciencia obedece al raciocinio y el empirismo, la religión parte de las creencias y de la fe». Efectivamente, pollo, la razón medida, comprobada, demostrada, verificada, reproducida y funcional frente a la fantasía y la credulidad (que eso significa fe, creer que son reales fantasías imposibles de demostrar). Y sí, hombre, sí son excluyentes. En la fábrica de Mercedes no les vas a convencer de que sustituyan el motor de explosión por una bolsa de rosarios. Los distintos «ámbitos de la persona», el cuerpo real y el alma, ese ámbito que «ni se puede comprobar empíricamente ni desde la lógica se puede probar su existencia». El ámbito de lo que ocurre realmente y el ámbito de lo que te pasa por la cabeza.

    En fin, en esto consiste el arte de editorializar, en pontificar manteniéndose en equilibrio entre dos opiniones irreconciliables. No sé para qué cojones le han hecho una entrevista ‘exclusiva’ a Stephen Hawking, cuando el editorial acaba destilando ese rancio tufillo a monserga: Vale sí, lo que tú digas del bosón, el big-bang, los agujeros negros y la teoría de cuerdas, pero el Señor murió por ti y tus pecados, perfecto ateo.

  2. Y, para acabar, el título, «El ateísmo de Hawking, nuevo motivo de debate entre ciencia y religión». La ciencia no «debate» con la religión. Es imposible porque hablan idiomas distintos. El idioma de la ciencia tiene una semántica consistente.

  3. Es que EM es un periódico muy malo que no supera un dintel mínimo de calidad. En España solo lo alcanza EP.

  4. En mi última visita a la capital constaté que mantiene comercios castizos impagables. Uno era una cuchillería-perfumería en la calle de Atocha, y otro esta tienda que Perroantuan debería visitar.

  5. En su comentario «Tres hurras por Escocia», Vargas Llosa destaca que «en casi todas las edades la inclinación por una y otra opción ha sido muy semejante, lo que significa que el realismo y su contrario —la sensatez y la insensatez— están parejamente repartidos en el mundo de los filósofos que trajeron la Ilustración a la tierra de Shakespeare».
    Sin embargo, páginas antes en el mismo periódico (EP) se titulariza così (bien gordo en la edición en papel): «Las escocesas mayores de 65 dieron el impulso clave al triunfo unionista».

    Pálpate los testículos, oyes; y encima la foto que ilustra en la edición digital el semblante de la votante.

  6. 21/09/2014 A LAS 13:59 HOLMESSS
    En mi última visita a la capital constaté que mantiene comercios castizos impagables. Uno era una cuchillería-perfumería en la calle de Atocha, y otro esta tienda que Perroantuan debería visitar.

    Qué bonita tienda. La verdad es que quien no tiene un San Pancracio en resina es porque no quiere.

  7. ¿Quién será el James Skinner al que dedica el artículo Calaza? ¿El del McDonalds, el de la Compañía de las Indias o el jefe de The Killing?

  8. Qué Bonnie, la recuperamos para el Barça con este colorido que lleva hoy? Mire que el Rayo no va a dar muchas alegrías….

  9. Hoy hemos vuelto a perder otra vez, y eso que empezamos ganando, pero yo confío en mi Rayito..un equipo de barrio, muy como los equipos argentinos..la verdad es que la elástica no es muy favorecedora, pero como me decía mi amigo Jaime el vinagrero, a las guapas hasta un saco con una cuerda os sienta fenomenal.

  10. Bonnie, por la introducción del artículo, James Skinner debe ser un “viejo fajador” con el que estuvo “velando armas” toda la noche del 19. Que es una forma muy guerrera de decir que los viejos fajadores se bebieron varias cosechas y media. Me gustaría saber quién le escribió el papel porque ese artículo no se puede escribir con resaca.

  11. Emocionante contencioso de fútbol gaélico esta tarde. Lleno el Croke Park, el tercer estadio más grande de Uropa, para escenificacionalizar la final entre los combinados de los condados de Kerry y de Donegal. Los primeros han conseguido su 38º trofeo. Ver el choque en un buen pub irlandés, ajeno a circuitos turísticos y en la perifera de la ciudad, acompañando las Guiness y el fist and cheecks (bacalado con patatas fritas) con beldades irlandesas es algo que no tiene precio.

  12. Ánimo, Boli Parker, desde que eres del Maño Vallekano todos somos un poco así como también del Maño Vallekano. La derrota os hará fuertes.

  13. Los finos, emulando a Cristo, pueden permitirse el lujo de poner su reino fuera de este mundo -por ejemplo, sosteniendo que el ámbito de la religión no es el de la física- una vez que los viejos -los que escribieron el Génesis- ya se habían tomado la molestia de hacer física divina.

    Empiece usted a fundar una religión tan recogida y espiritual que no diga nada sobre cómo funcionan las tormentas, por qué pesan las cosas, cuándo les toca aparecer y cuándo desaparecer, y ya verá el caso que le hacen. Si no se le ocurre nada sobre estos asuntos, recurra al menos a lo que dijeron otros más osados.

  14. Haga lo que sea menos afirmar que hay que obedecer más que a nadie a Uno del que lo máximo que ha descubierto por su cuenta es que no se puede probar que no dijo lo que no está probado que dijera.

Los comentarios están cerrados.