Tonto el que lo lea

portadalibro

Por Satur.

Los aires difíciles, de Almudena Grandes. Una novela sobre un tema un tanto peculiar como es la producción de flatulencias. Una introducción jugosa, un nudo aburrido y un desenlace tormentoso.

Todo lo que era sólido, de Antonio Muñoz Molina. Otra novela médica sobre trastornos digestivos. Mejor no cuento el final.

Los detectives salvajes, de Roberto Bolaño. Va de unos inspectores de policía de Los Ángeles que son veganos y reducen a los criminales y a los canallas en enredados sofismas, en lugar de golpearles o dispararles con un Colt 45. El título es evidentemente irónico.

Nocilla Dream, de Agustín Fernández Mallo. Es de un chico postmortem, de esos que están más allá de la modernidad, y un poco hámster de esos con barbas raras y sombrero de copa, que sueña que un día lanza al aire una tostada y cae al suelo por el lado de la nocilla. No le veo la gracia.

Historias del Kronen, de José Ángel Mañas. El Kronen es un mostro marino que ataca barcos mercantes y bergantes (o sea, piratones). Sir Arnulf O’Hoguensson es un millonario britano que pretende capturar al mostro para estudiarlo científicamente, por lo que organiza una batida multinacional en la que participan barcos de todos los países: España, Francia, Inglaterra por supuesto, Luxemburgo, Suiza… El copón. Leerla, es de las mejores de aventuras que he leído nunca.

La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón. Es algo de cosas supermisteriosas y fantásticas, y Barcelona tiene una atmósfera megaenigmática y todo es como muy de thriller para mecanógrafas. También podría haberse titulado El sabor de los pétalos, Explota una nube, El silencio del feldespato, El olor de tus ojos, Los culos refrescantes (bueno, éste mola, quitadlo de la lista).

Las ninfas, de Francisco Umbral. Como dijo el autor en una entrevista, en realidad el relato iba a titularlo Los ninjas, porque le gustan mucho los japos elásticos y cabronzuelos que lanzan a cascoporro estrellas de metal a sus enemigos. Pero esto es como todo: como el autor era de Valladolid y estaba más salido que el pico de una plancha, pues hizo una novela rural llena de mozas. Es un libro muy bueno y si lo pongo en esta lista es porque soy ecléctico y nihilista y todo da igual y vamos a morir y Dios mío qué va a ser de todos nosotros.

Mañana en la batalla piensa en mí, de Javier Marías. Una trama sencilla que se nutre de arrebatadas pasiones. Un fontanero más chulo que un ocho tiene un lema en esta vida: no hay más batalla que la de ponerse los pantalones cada mañana. Y así hace: se va a realizar su dura tarea a diario. Imaginarsen: váteres atascados, laberintos borgianos de tuberías, señoras apasionadas que solicitan servicios en los que la llave inglesa y el teflón juegan papeles secundarios, llamadas a altas horas de la noche… Muy chula, de verdad.

Cien años de soledad, de Grabiel García Márquez. Es de uno que está muy solo y entonces escribe un libro y como pasa el tiempo y sigue solo, pues le sale un libro muy gordo y muy peñazo.

Memoria de mis putas tristes, también de Grabiel García Márquez. Pues esto que se va uno de pelanduscas y no se sabe si acaban tristes porque paga mal o porque les lee fragmentos de Cien años de tostón en lugar de practicar el coito o la felación o el griego o el español o el atarsen con cuerdas o la lluvia dorada o esas cochinadas que hacen los que se van de pelanduscas y que no sé ni qué son ni quiero saber.

Pedro Páramo, de Juan Rulfo. Una mezcla de Los ricos también lloran y The Walking Dead.

 

 

 

230 comentarios en “Tonto el que lo lea

  1. HACIA UNA ONTOLOGÍA EPISTEMOLÓGICA DE LA OBESIÓN O LO QUE TE RONDARÉ, MORENO

    Del mismo modo que el tardío despertar homosexual de Gustav von Aschenbach en La Muerte en Venecia le impide tomar consciencia de lo ridículo de las lociones, sombras y carmines color frambuesa que le aplica el cosmetólogo en la peluquería del hotel; nuestro Salieri particular, cautivo de esa pulsión donde se funden en dramática simbiosis su manifiesta incapacidad creativa y el deseo carnal apenas disimulado hacia mi humilde persona –rubricado éste por medio de constantes atenciones, súbitos ataques de celos y algunas invitaciones para conocernos–, piensa que el mero amontonamiento extático de términos filosóficos ha de adquirir, más por mor de difusas asociaciones cabalísticas que por la simple lectura de lo escrito, algún significado coherente que no sea el que le atribuye a sus propios párrafos el crepuscular seductor.

  2. Así:

    HACIA UNA ONTOLOGÍA EPISTEMOLÓGICA DE LA OBESIÓN O LO QUE TE RONDARÉ, MORENO

    Del mismo modo que el tardío despertar homosexual de Gustav von Aschenbach en La Muerte en Venecia le impide tomar consciencia de lo ridículo de las lociones, sombras y carmines color frambuesa que le aplica el cosmetólogo en la peluquería del hotel; nuestro Salieri particular, cautivo de esa pulsión donde se funden en dramática simbiosis su manifiesta incapacidad creativa y el deseo carnal apenas disimulado hacia mi humilde persona –rubricado éste por medio de constantes atenciones, súbitos ataques de celos y algunas invitaciones para conocernos–, piensa que el mero amontonamiento extático de términos filosóficos ha de adquirir, más por mor de difusas asociaciones cabalísticas que por la simple lectura de lo escrito, algún significado coherente que no sea el que le atribuye a sus propios párrafos el crepuscular seductor.

  3. “Reducen a los criminales y a los canallas en enredados sofismas”, “Los ninjas”, “Grabiel García Márquez”, “chico postmortem”,… Espectacular.

  4. 29/10/2014 A LAS 09:28
    BARLEY
    “Reducen a los criminales y a los canallas en enredados sofismas”, “Los ninjas”, “Grabiel García Márquez”, “chico postmortem”,… Espectacular.

    Yo diría aún más, ..yo diría ACOJONANTE.

  5. Satur, cari, pa matarte. Mira que meter en la misma lista y bajo el mismo título a Juan Rulfo y a Ruiz Zafón. Por mentar un caso. Me he reído, pero sobre todo por los nervios, yo creo.

  6. 29/10/2014 A LAS 10:30
    MARQUESDECUBASLIBRES
    La ilustración es de una chabacanería intolerable. Hemos tocado fondo.

    ¡Totalmente de acuerdo! ¡No al puterío, sí a la bondad! ¡No a Cristina Fallarás, sí a La Pechotes!

  7. Brät Cästo siempre tiende a la sicalipsis y a las cochinadas en las ilustraciones. Pararle los pies. Srta. Bellpuig, parece que a usted le gusta y todo, qué manga más ancha.

  8. 28/10/2014 a las 21:55
    marquesdecubaslibres DEP el maestro Manzanares. Estuve presente el dia que le dio la alternativa el de Vitigudino.

    ***
    Marqués, me he quedado de piedra. No sólo era un torero muy fino cuando se ponía, aunque a veces pecara de superficial -como casi todos los toreros levantinos-, sino que tenía una cabeza portentosa, dentro y fuera de la plaza. He ido muchas, muchas de esas tardes plomizas de las Ventas, sólo porque él encabezaba el cartel. Pero ¿qué le ha pasado? Si tenía sólo 61 años, maldita sea su estampa.

    ***
    Incluir el Pedro Páramo en esa lista es una broma, supongo.

  9. 29/10/2014 a las 09:40
    Bonnie

    Hay que ser sublime sin interrupción.

    Esto sería agotador hasta para un ángel. A lo largo de una vida hay que ser sublime, como máximo, dos veces, y esta sublimidad jamás deberá exceder el cuarto de hora.

  10. Me resulta chocante y conmovedor la rareza que os supone ligotear en una librería. Soy toda una aventurera!.
    ——
    Muy gracioso Saturnino hoy.
    García Márquez hasta el infinito..y más allá!

  11. 29/10/2014 A LAS 12:55
    GÓMEZ
    29/10/2014 a las 09:40
    Bonnie
    Hay que ser sublime sin interrupción.
    Esto sería agotador hasta para un ángel. A lo largo de una vida hay que ser sublime, como máximo, dos veces, y esta sublimidad jamás deberá exceder el cuarto de hora.

    Es mi recuerdo tras leer “Las ninfas”, Gómez. La cita se atribuye a Baudelaire, pero Luis Antonio de Villena se la atribuye a Gabriele D’Annunzio en “La felicidad y el suicidio”.
    “Las Ninfas” tiene capítulos geniales, como cuando M. Antonieta le pasea por el mercado, o cuando se desnuda por primera vez ante él y se mete en una tina de vino.

  12. Tabaco y oro. El maestro Manzanares, el de Chiva, Esplá. Levante nos ha dado lo mas fino de la torería durante el siglo XX. La escuela de Ronda, la de Sevilla y la de Orán. Mis tres iglesias, cristianismo según diferentes ritos. Pegarse un tiro en la soledad de la finca. ya lo hizo Belmonte, el de Triana, quizás el mejor torero de la hsitoria. Chaves-Nogales nos lo contó con primor. Hay que vivir en torero y morir como tal, algo así practico en el Zulo.

  13. Gracias, los que somos título no nos gusta que nos apeen de él. Claro que toreo, de salón claro. Ya pasó el tiempo en que fui alcanzado por asta en el triángulo de Scarpa. Me dieron la Extrema Unción, pero aferrada mi mano al manto de la virgen del Pilar, superé la crisis. Ví a Dios y a veces lo vuelvo a ver en la dulce embestida.

  14. Se apoyó entre la pared y la cama de tal forma que quedó fijada como una estatua. Embestí como un toro de Palha, repitiendo la suerte hasta que caí doblado cual goyesco pelele. Exhausto me aferré a su espalda mientras un río de fuego quemaba mis entrañas, creí ver a Dios, como aquel día.

  15. En algún lugar ( que no voy a contar porque les parecerá exótico ) conocí un surfero guapo-guapo. Intercambiamos teléfonos,y de foto en foto la cosa se calentó en el whatssup y acabamos teniendo sexo telemático. Léase que en mi celibato eso sí está permitido.El caso es que me emocioné y decidí que sería mi chico. Empezamos enviándonos todo tipo de muestras de amor. Luego hablamos de la vida,y….emepzó a hacer unas faltas de ortografía terroríficas. Cada mensaje me ofendía más que el anterior. Un anoche me escribió: ” me gustaría estar haí contigo”. Y se me acabó el amor.
    Aún me escribe, pero contesto monosílabos.

  16. Seguir vistiendo con chaqueta y tirantes sin plegarme a modas ni a la presión ambiental. Eso es revolucionario y valiente. (La corbata me la quité hace años. Que la lleven los Juniors y los directores de sucursal).

  17. Me siento como de pequeñita cuando las niñas de clase guapas y bien vestidas me hacían el vacío porque mamá me ponía la ropa de mis hermanos. Aquellos pantalones de pana gorda.

  18. Conio, Sukett de peix, usted tampoco me aclaró si está buena. Ponga al menos otra afoto hawaiana que no se pixele al ampliarla.

  19. Te vas a equivocar Brema. La presión social que yo percibo (y camino bastante por la calle) va en sentido contrario. No recortes tu barba y ve dejándote rastas.

  20. También vives aquí!. Yo voy a los Ideal. Llevaré vaqueros, camiseta roja y chupa vaquera. Y si puedo ponerme una violeta en la solapa. 8 siempre quise hacer eso).
    ——–
    Adaptaciones, qué más da si os gustan todas!. O no.

  21. 29/10/2014 A LAS 19:23
    ADAPTACIONES
    Te vas a equivocar Brema. La presión social que yo percibo (y camino bastante por la calle) va en sentido contrario. No recortes tu barba y ve dejándote rastas.

    La presión social es enervante. El otro día me tropecé con unos exvecinos a los que hacía varios meses que no veía. Están ambos muy delgados y lucen buena color. Los recordaba algo más regordetes y paliduchos. Después de saludarme lacónicamente por mi nombre, me dijo él: «Du bist dick», verbigracia: estás gordo. Mentalmente me cagué en su puta madre, sobre todo porque la frase iba acompañada con una histriónica mirada de desaprobación. Peso exactamente lo mismo que la última vez que nos vimos; quizás menos. Lo que quería decirme es que él estaba más delgado porque había seguido la senda del bien, y corría y comía forraje y era abstemio y blablabla. Quizá me reprochaba que no hubiera alargado mi saludo con un joer, qué delgado estás, qué guapo, qué bueno, ponte mirando para Rüdelsdorfheimklachmannow que te voy a meter los pelos pa dentro con mi grasienta y reluciente venosa, wapetón. Qué sabe nadie.

  22. Ahora, soy capaz de cualquier cosa si la presión social la ejerce una pelirroja de ojos verdes, viciosa, divertida, inteligente, desinhibida y absorbente.

  23. Los garantes de los derechos de autor: bucaneros, corsarios, rateros, ladronzuelos, carteristas, yonkis atracadores con jeringuillas.

  24. De los libros reseñados por Satur (hola, Satur) sólo he leído dos: Las ninfas y Cien años de soledad. El primero es una joya, el segundo un tostón. Comencé Los detectives salvajes y no me pareció despreciable, aunque no pasé de las veinte primeras páginas; quizá una segunda lectura… Pedro Páramo es un libro muy bien escrito hasta que te cansas de tanto ay (¿llegué a la página 50?) y quizá me hubiera gustado de haberlo leído en 1980. Ahora sigo con Ellroy, soberbio pese a sus ligeras deficiencias.

  25. I. Echeverría dice en El Mundo que al parecer desde hace un par de años se ha perdido el interés en España por los autores latinoamericanos. Dice también que Javier Manías se quejó de que en el Bobalia se les prestara tanta atención, y sostiene que es así porque la editora de Manías tiene intereses en el continente. Lo que no dice I. Echeverría es que los latinoamericanos no tienen ni puta idea de literatura española; no hablo ya de la actual, un yermo de colorines: es que no saben quién es Baroja, quién es Umbral, quién es Cunqueiro, quién es Torrente Ballester, quién es Juan José Rodríguez Calaza. Soy observador privilegiado. Se me erizan los vellos citeriores de la tercera región subanal cada vez que veo a un españolito sacar a P. J. Gutiérrez, a Yuri Herrera, a Cortázar, a Isabel Allende, y a ningún hispanoamericano acercarse a las estanterías de literatura española.

  26. Para esos casos, Brema, con tus vecinos, hay que llevar el habano en el bolsillo. Lo sacas, te lo plantificas en los labios y lo enciendes si estás al aire libre.

    Ya he escrito alguna vez que a mí me miran mal, incluso al aire libre, los demás peatones, cuando espero a que cambie el semáforo.

  27. Llevo veinte años intentando fumar sin conseguirlo, Adapts.

    ***

    Yo era un canijo, un pequeñajo, un moquillo que apenas levantaba cuatro palmos del suelo, y en uno de esos días que al proletariado le daba por consumir en las Ramblas de Barcelona paramos en la entrada del metro de Plaza de Catalunhnyña y les escuché. Supe entonces que aquello iba a enterrar a La Trinca y a Sabrina Salerno, que era lo que entonces escuchaba.

  28. Estaba escuchando el vídeo que ha enlazdo Juli0, mientras en otra pestaña del explorador leía la sábana; al fin termino la lectura y me paso a ver el vídeo y jopé qué susto

  29. Desde siempre a los calvos y a los gordos parece que está permitido señalarles su calvicie y gordura, respectivamente.Siempre me pareció natural, hasta que fui gordo. Calvo aún no lo soy.
    No puedes decirle a una, por ejemplo, te estás poniendo cada día más fea, pero en cambio es habitual que te digan te estás poniendo “fuertote” , como me espetó una vez mi suegra.
    – Mejorando lo presente, la contesté.

  30. Hola, chicas, soy Satur. Me acuerdo que después de una xuntanza en Madriz el Calaza escribió que Funets era el más guapo de la banda. Lo digo por si acaso.

  31. 29/10/2014 A LAS 22:23
    FUNES
    Es falso; el más guapo era Edgardo de Gloucester

    No lo digas en voz alta, que alguien se lo insinuó y soltó una diatriba impresionante contra los hombresetsuales.

  32. Ni libros como La soledad de los números primos. Me derpimió mucho, hasta el punto de que, poco después de haberlo terminado, me hhalaba a la sazón en la Casa del libro y vi a una mujer que tomaba esa novela, la dejaba, indecisa, leia la reseña de la contraportada y no pude menos que entrarla:
    – Huy, no , no te lleves ese libro…
    – Ah, sí, lo voy a dejar. Parece muy triste
    Y así hablando hablando .. qué les voy a contar. Me dijo que se llamaba, la entendí Suquet, pero ahora sé que lo que dijo fue SUKTT.

    (Sí Suktt: ERA YO)

  33. Espléndida foto (quadcopters). Sobria. Andalucía. Transición, 600, ABBA, etc. Nuestro sean penn va a llegar lejos. Recomendable.

  34. 29/10/2014 A LAS 21:52 BREMANEUR
    Supe entonces que aquello iba a enterrar a La Trinca y a Sabrina Salerno, que era lo que entonces escuchaba.

    Nadie, absolutamente nadie “escuchaba” a Sabrina Salerno. Yo, por ejemplo, me enteré muchos años después de que era estrábica.

  35. 29/10/2014 A LAS 23:02
    PERROANTUÁN
    29/10/2014 A LAS 21:52 BREMANEUR
    Supe entonces que aquello iba a enterrar a La Trinca y a Sabrina Salerno, que era lo que entonces escuchaba.
    Nadie, absolutamente nadie “escuchaba” a Sabrina Salerno. Yo, por ejemplo, me enteré muchos años después de que era estrábica.

    Nonononononono. No hacersen los machitos, como diría el Satur. Lo vi desde el prepucio. Quicir: desde el principio, o casi. Le escribí una carta y me mandó un autógrafo. Apreciaba su arte. Y lo demás, y lo que hiciera falta. Lo primero que vi fueron sus ojos, que parecían dos pechos henchidos de amor hacia mí. Y hace poco hice un elogio de las bisojas. Jamás hablé de glándulas mamarias o de glúteos flaneantes. Yo soy más del amor.

  36. Pero ¡qué tontos son!
    Llevan dos años diciendo que su mérito es el equipo, que no hay estrellas; que su fuerza es “el grupo, el ambiente, la gente” y ahora se enfadan poque no les dan premios individuales.

  37. Pero el caso es que en 1987 ya hacia mucho que no había ningún tipo de restricción para ver tetamen ni pornografía dura.
    ¡A ver si al final era su arte!

  38. Cierto, Adps, pero la televisión pública competía con Telecinco (conocida popularmente como Telahinco) que programaba a las Mamachicho y algunos programas de desnudos directamente importados de la televisión berlusconiana. Por su parte, Prisa había llegado a la conclusión que de que la difusión cultural que realizaba por medio de Canal+ daría un gran salto adelante con la programación de cine porno. Ante esta competencia, TVE se vio en la tesitura de obligar a José Luis Moreno a que metiera en el baúl a Macario y programara a Samantha Fox y a Sabrina Salerno. Era lo que pedía la audiencia y la televisión pública no se podía negar.

  39. ¿Qué será lo próximo? ¿Rayuela? ¿La nausea? ¿El extranjero? Hace unos días leí a uno que se mofaba de Lou Reed. Tengo que pedirle a Olmos que me preste la Vickers. Moriremos matando.

  40. 29/10/2014 A LAS 23:35
    PROCURO FIJARME
    ¿Que no había hecho la Primera Comunión? Entonces retiro lo de tierno bisoño: qué mocoso más salido.

    Jajaja, SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII.

  41. ME ACUERDO, COÑO. VAYA SI ME ACUERDO
    Madre mía, Bremaneur promotor de los DeKalle, que tocaron en Oviedo en varios sanmateos seguidos. Más precisamente, en las escaleras del Banco de Bilbao.

    Eran tiempos en los que los perroflautas todavía molaban: tenían perros sarnosos, tocaban flautas mugrientas, no existía Lo Orgánico, el diabolo o diábolo era cosa de generaciones anteriores y ellas eran cuatro guiris sin susu por cada cien melenudos. No ligaban, pero tenían papel. Y hachís. Y buen rollo. Y, en vez del rencor social de becario y el revanchismo quítate tú pa ponerme yo, se descojonaban del dinero, la casta y su puta madre.

    Si no has oído a los DeKalle tocar Highway Star con el batera sentao en unas escaleras, no sabes lo que es el ro. Si no les has comprado un bocadillo a los DeKalle, mereces ir al Infierno a escuchar a los Camela.

  42. Leí todo lo que pude de los sudamericanos entre los quince y los veintipocos, para enfrascarme durante los siguientes años en la labor de olvidarlos por completo. Borges, genial en lo suyo: una página, dos, cinco lo sumo. Cortázar, tan grande cuentista como insoportable novelista, y a quien nuestro idioma debe, además, su introducción, notas y traducción de la obra de Poe. García Márquez, exactamente lo contrario al anterior, esto es, tan enorme novelista como torpe cuentista. (Cien años de soledad es, a mi juicio, una obra maestra cuyo único “pero” es haber sido la culpable de haber alumbrado un horrible subgénero cuyo estandarte sería La Casa de los Espíritus.) Sin embargo, de toda la literatura sudamericana que bebí, y no fue poca, me quedo sin la menor duda con La tía Julia y el Escribidor, uno de los libros más divertidos y frescos que he tenido el inmenso placer de leer jamás.

  43. Como creo que ya escribí aquí, tanto García Márquez como Vargas Llosa vivían a un par de calles –pongamos tres en el caso del primero– del ya famoso bar Tomás.

  44. 30/10/2014 a las 08:41 Mercutio
    […] Eran tiempos en los que los perroflautas todavía molaban: tenían perros sarnosos, tocaban flautas mugrientas, no existía Lo Orgánico, el diabolo o diábolo era cosa de generaciones anteriores y ellas eran cuatro guiris sin susu por cada cien melenudos. No ligaban, pero tenían papel. Y hachís. Y buen rollo. Y, en vez del rencor social de becario y el revanchismo quítate tú pa ponerme yo, se descojonaban del dinero, la casta y su puta madre.

    Qué bien dicho, Mercutio. Cuando el perroflautismo no era quítate tú pa ponerme yo, sino «quítate de ahí que me tapas el sol, Alejandro Magno», una vía moral y no una de las cabezas del voto mostruo, como escribe hoy AE en EM.

  45. Mercutio, los De-kalle estuvieron como diez mil años tocando el Stairway to Heaven en Las Ramblas y la parada del metro de plaza Cataluña.

  46. Por qué nadie echa un capote a Bolaño. Dele otra oportunidad a Los detectives salvajes, Bremaneur.
    América es muy grande (más grande que Bilbao, por lo visto). Andan recordando estos días, a propósito de papichulo, que el noventa por ciento del español se habla allí. Que ya sé que no es igual hablar que escribir, pero es natural esperar que sea de ese continente de donde salga más y mejor literatura para disfrute y satisfacción de toda la hispanofonía. (¿Cómo se dice hispanofonía en normal?).

  47. ¿Y Bomarzo? Me gustaría escuchar opiniones, si es que alguien la ha leído. Ya digo en entrada que MML me parece infravalorado.

  48. Del artículo de hoy de Arcadi, me ha llamado hoy la atención lo juguetón que está con las palabras, como en sus años mozos. (Yo soy muy partidario de que abandone el estilo rudo y mecánico de sus últimos años y regrese el fino estilista de Contra Cataluña). Pero a lo que íbamos, que me ha gustado eso de “me disculpará el dilector que” y lo de “se inutilicen como dos coñas de la misma madera”. Me ponen mucho estos juegos.

  49. Cómo mola hispanoahblanza, colega. Y coincido, Perroantuán, en lo bien que juega AE con el idioma. Entre otras cosas, porque domina las reglas. Bueno, y porque es inteligente, valerozo, sencible…
    Leí Bomarzo y otras cosas de Mújica Laínez hace mucho, la recuerdo como una gran obra.

  50. Manuel Mújica Laínez es un escritor apasionante, un estilista del idioma y un prodigio de conocimiento y cultura. Si fuera mi viejo profesor, diría que es un escritor “menor” por su visión aristocrática, su conocimiento exhaustivo de la cultura europea y su rechazo del realismo y de los temas emancipadores. Bomarzo es como un concierto barroco, pero yo prefiero “El unicornio”, por la leyenda de Melusina y porque este libro me inspiró un raro poema.

  51. Bomarzo se leía Y SE PASEABA bajo el brazo en los ochenta para ligar en la caja de cerillas, a.k.a. facultad de historia de la Complutense. A mí me gustó un montón, pero no me lo releería ahora.

  52. Mújica Laínez recogía en El Unicornio diversas leyendas medievales, especialmente del ciclo provenzal. Me emocionó la bella historia de Guilhem de Cabestanh (Guillem de Cabestany) y, como digo, escribí entonces sobre ella un raro poema.

    GUILHEM DE CABESTANH

    «Hasta que Guilhem de Cabestanh quedó inmóvil
    y los pájaros enmudecieron de súbito».

    MANUEL MÚJICA LAÍNEZ, El unicornio

    GUILHEM de Cabestanh, sobre tus labios yertos
    deposito este beso fugaz como una sombra.
    Loor a los poetas que murieron de amor.

    En el lecho abrazaste su cintura desnuda,
    sobre sedas ardieron esponsales adúlteros.
    Loor a los poetas que murieron de amor.

    La oscuridad del aire rasgó la daga dura,
    en tu torso cuajaron diez rosas inclementes.
    Loor a los poetas que murieron de amor.

    El celoso puñal seccionó tus entrañas.
    Sirvió tu corazón de incógnito alimento.
    Loor a los poetas que murieron de amor.

    Qué dulzura sus labios tristemente encendidos,
    tu corazón partido los besó nuevamente.
    Loor a los poetas que murieron de amor.

    Ella murió de horror (¡que el Cielo la recoja!).
    Bajo losas dispares vuestros cuerpos se abrazan.
    Loor a los poetas que murieron de amor.

  53. He leído Bomarzo tres o cuatro veces, la primera del tirón y las demás al buen tuntún, palante y patrás.
    Creo que si me preguntaran aquello del libro y la isla desierta lo tendría muy en cuenta.
    Luego lo intenté con El escarabajo, pero me aburrió bastante y no me atreví ya con El unicornio.
    Ahora, lo de pasearse con Bomarzo para ligar me parece un método descabellado.

  54. Ohh, que altas cimas de cultura hemos sobrevolado gracias a la referencia de MML. Ahora, imagino, volveremos a caer por culpa del Satur de turno o la de los colutorios verbales.

  55. Coincido, aun diría más: *concuerdo* casi al 100% con Gómez respecto de los escritores sudaca y centroamericanos.
    Del resto de libros que trajo Sartus, no merecen ni un tecleo, salvo tal vez Nocilla Dream, que algún día tendré que leer.
    Había un nick (Sickofitall) en el NJ2 que lo ponderaba asaz sobremanera, hasta el punto de que llegué a preguntarle si era el propio Fernández Mallo.
    No lo era.

  56. 30/10/2014 a las 09:55 Perroantuán
    Del artículo de hoy de Arcadi, me ha llamado hoy la atención lo juguetón que está con las palabras, (…) me ha gustado eso de “me disculpará el dilector que” y lo de “se inutilicen como dos coñas de la misma madera”. Me ponen mucho estos juegos.

    ¿Esto era también un juego con mass-media?:
    “Es indiferente también la estatura del líder: entre Pablo Iglesias y su cuidada estética Alcampo y el anodino presidente Mas media un mundo en términos de carisma. “

  57. Proc, esa edición es la que yo tengo. Recuerdo que en el prólogo contaba Mújica que censuraron la ópera, por lo que no habiendo tenido ese problema con la novela dedujo que lo prohibido era la música.

  58. Aparte de MML he sido muy devoto de Alejo Carpentier y de Miguel Ángel Asturias, cuya plaza de Guatemala íngrima y sola siempre me acompañará. Creo que estos tres citados, junto con Borges, son los de mas bella escritura. Otra cosa es que sus relatos puedan aburrir a las almas menos sensibles.

  59. Notición lo de Juaristi. Me alegro mucho.

    A Mujica Lainez (ved la entrevista que le hizo Soler Serrano para televisión) me lo recomendó Ricky (el López Bella sesuarrrr), y Ricky nunca falla. Aún no le he hincado el diente a Bomarzo, pero Los ídolos, o El viaje de los siete demonios son dos joyas.

  60. Visto lo leído, le daría una relectura a Bomarzo, de la que mi único recuerdo dudoso es que fue objeto de una purga de estanterías, hará cosa de un año.
    Eso sin perjucio de que mi alma es sensible hasta hartarse.

  61. Los premios literarios Casa de las Américas han hecho mucho daño a la literatura hispanoamericana. Y los siguen dando desde 1960. Si tienen paciencia vean quiénes han sido sus ganadores. Huelga decir que han sido manejados por los hermanos Castro.

  62. Holmess, usté verá, mi experiencia es que como no entres a la primera luego es difícil.
    A mí me pasa con La guerra del fin del mundo, que no pude con ella. Soy fanático de Varguitas y todo quisqui dice que es buenísima, pero no puedo.
    Del Ulises ni hablamos.

  63. Había olvidado por completo a Alejo Carpentier, de quien, a mis diecinueve abriles, tuve los santos cojones de leerme, no una, sino dos novelas completas de las que sólo recuerdo que en la contracubierta –de Bruguera Libro amigo– se las comparaba con obras musicales.

    ***

    Yo no sé si me traiciona la memoria. Aunque era apenas un niño, solía ver las entrevistas de Soler Serrano, y se me da que están un tanto sobrevaloradas (Me refiero a las entrevistas en sí, claro, no a la categoría de los entrevistados). El recuerdo que tengo de ellas es más o menos el siguiente:

    P: En 1969 publica usted (nombre de la obra).
    R: (Se enrolla hablando de esa obra)
    P: En el 70, regresa usted a Argentina y publica un volumen de cuentos.
    r: (Se enrolla hablando de su regreso a Argentina y su volumen de cuentos).
    P: Y en el 71 escribe usted su obra…

  64. Gómez, a mí lo de Soler Serrano me parece insuperable. Puede que influya la imposible comparación con lo de hoy (imposible por inexistente) o la nostalgia de mi propia juventud y todo ese rollo, pero creo que incluso puedes verlo hoy y sigue siendo muy interesante.

  65. Es muy posible, Schultz. No las he vuelto a ver, y ésta es la vaga impresión que me quedó; pero es muy posible que se deba a que siempre me ha importado bastante poco lo que dicen los escritores.

  66. 30/10/2014 A LAS 12:24
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Sí, el relato de Ricky del otro día recordaba mucho a Bomarzo.

    Juas, juas. ¿Cómo era aquello que decía Perroan sobre la ironía y el sarcasmo?

  67. Para entender de vino, de toros, de mujeres, de ópera, de literatura, hay que pasar un periodo de carencia como el médico o el sacerdote. Quiero decir que se bebe y se lee sin aprovechamiento, hasta que un día, normalmente frisando los cincuenta, ves luz. En ese momento te dascuen de tanto tiempo perdido, de cuanta tontería. Ya eres sabio y toca aprovechar el tiempo, de explotar el éxito.

  68. Ya he visto por ahí arriba que el marqués sólo aprecia las carreras que dan dinero; pero hay cosas más importantes, como ser juez u oncólogo. “A ver quién te levanta la voz”, me decía en clase mi orientador psicopedágogico.

  69. 30/10/2014 A LAS 12:24 SCHULTZ
    Holmess, usté verá, mi experiencia es que como no entres a la primera luego es difícil. A mí me pasa con La guerra del fin del mundo,

    La guerra del fin del mundo es un plomo. Hay novelas por las que se surfea, novelas por las que se nada y novelas por las que se bucea. Si te tiras sobre La guerra del fin del mundo, rebotas.

  70. El siglo de las luces y El acoso, excelente, los leí en la mili, con otros 150 más o menos. Nunca el servicio a la patria hizo tanto por la “culturización” de nadie. Y eso que tardé dos meses en averiguar que había biblioteca.

  71. El acoso y Los pasos perdidos. Los leí en el curro, en unos laboratorios farmacéuticos. Me parecieron una tortura china. Las cubiertas, diseñadas ambas, por un señor llamado Mario Eskenazi, excelentes.

  72. Bolaño aparte, como se están poniendo entre clásicos y polvorientos con la literatura hispanoamericana, quiero volver a citar a uno nuevo (para mí) que me pareció muy bueno: Sergio Chejfec. Y he leído hace poco El reino animal, unos cuentos del nicaragüense Sergio Ramírez (que fuera político sandinista), muy inspirados y graciosos.
    Estoy segura de que se escribe muchísimo y muy bien, pero una vida solo da para casi nada de conocer las cosas.

  73. Aunque casi desconocidos por el gran público, son dos de los grandes libros hispanoamericanos de finales del pasado siglo: Cuentos de la Pachamama y Las aventuras de la llama Remigia de Tupac García Esquirol.

    Enormes.

  74. Qué tal la peli ayer Bolaño?. La mía muy comercial, pero me apasionan los vampiros, zombies, alienígenas y seres del inframundo. No lo puedo remediar. Las suelo ver en vo para sentirme más english. Como el tea con nube.
    Respecto al tema de las barbas talibanes que se llevan diré que me ponen mucho. Los chicos están genial con ese tupé largo y la barba.
    Los escritores sudamericanos me gustan a bajas dosis. Me pasa como con los churros: me gusta un churro; más me saturan. Me gusta cambiar de autor de una lectura a otra.

  75. “Yo muy pronto en mis escritos llegué a la conclusión de que estábamos viviendo el final de la edad moderna. Fueron mis estudios sobre Tocqueville los que me hicieron entender que el gran corte en la historia era el que dividía la época en que dominaban las aristocracias minoritarias de la época en que rigen las democracias de masas. De acuerdo con Tocqueville, este fue un cambio enorme que rige sobre las costumbres; por ejemplo, las relaciones entre el hombre y la mujer. El problema de la edad democrática es que los valores y las virtudes, al expandirse, se degradan. Una universidad de masas expande la educación, pero al mismo tiempo disminuye su nivel.”

    Llego a esta entrevista vía Montano. ¡Gracias Montano!

  76. No más para decir que no me dejé engañar por el señor Gómez, que me provocó, y que García Esquirol suena a autor catalán de la Barceloneta.

  77. Pues a mí me dijeron que leyera al argentino Marcelo Birmajer, y me gustó mucho su erotismo lleno de humildad, muy masturbatorio, con mucha fantasía de andar por casa y muy hablado.

  78. Con todo lo que saben ustedes de estas cosas, y no son capaces de acordarse de Guimaraes Rosa, con su prosa vegetal, pero de vegetación de allí.

  79. 30/10/2014 A LAS 17:49
    MERCUTIO
    Qué le pasa ahora a Arcadi con Jon Juaristi.

    Veinte a uno a que John Jhuarisid no ha querido saber nada de Libres e Iguales.

  80. ¿Y dónde quiere ser enterrado Arcadi, Satur? Lo digo por ir calibrando la gravedad, ajustando el contraste y tasando la impresión.

  81. No entiendo bien lo de Arcadi porque no sé qué cambio ha podido hacer Juaristi. En poema, y lo repitió varias veces en entrevistas, etc., decía que quería ser enterrado en La Rioja. Me da la sensación de que JJ no quiere meterse en nuevos jaleos; su última apuesta cívica, la del Foro Ermua, terminó fatal. Es posible que hayan pedido su colaboración para LeI y no haya aceptado. Conociendo a Arcadi, estoy seguro de que sus argumentos -que no conozco- no le han convencido.

  82. 30/10/2014 A LAS 18:42
    MERCUTIO
    Sí. La hostia. Como Ocón de Oro, macho.

    El día que escriba como habla en la tele me va a dar una alegría.

  83. Esto…me caso por tercera vez,el próximo año. Y tengo que dilucidar si mi prometido y causante de la risa floja que tengo tiene que pedir mi mano a mi hijo o a Adapts mi amor.

    Soria me queda lejos. Me gustaría conocer a Brema. No me creo nada que sea tan puñetero cómo disimula ser.

  84. No entiendo las razones que pueden llevar a alguien a casarse por tercera vez. Supongo que el amor, pero..es necesario casarse?

  85. En realidad sólo entiendo el casamiento en los religiosos. Y en este caso sólo tiene cabida una vez; máximo dos si te lo pagas.

  86. Tengo una amiga que está destrozada. Estaba enrrollada con un tío casado (mal hecho). Su mujer se enteró y llamó a mi amiga en plan bruja de Blancanieves aduciendo que ella era una golfa y él un tipo “especial”. Mi amiga destrozada y él con su mujer tan felices.
    Las mujeres somos lobos para las mujeres.

  87. ¡Ay!
    Bella Tare, no sé si podré superar esta traición.
    Aun así mi nobleza y mi deseo de que seas feliz os garantiza mi bendición, ¡eso sï, me has de garantizar que tiene posibles!

  88. “Él con su mujer tan felices” no lo creo.
    Hasta que a ella se le pase, cuántas veces tendrá él que acompañarla a Ikea, comer en casa de los suegros, sacar al perro por la mañana y por la noche, por no hablar de ayuno sexual hasta que ella se sienta de nuevo preparada.

  89. No puedo evitar mi querencia a matrimoniar Suktt, soy así de romántica.No me gustan los ayuntamientos carnales sin justificar, eso es un fornicio y yo soy una dama.

  90. Funes, al menos eso le dijeron ambos a ella. Supongo que ambos se autoengañan y creen que son felices.
    Tareixa,me alegro por ti. Yo nunca me casaré. Aunque reconozco que antes de que el surfero comenzara a cometer faltas inadmisibles de ortografía fantaseaba con él por wasup con irnos a vivir a una playa y tener 8 hijos todos seguiditos..ay..

  91. Este blog puede convertirse en un programa de variedades:
    Por la mañana: serio. Literatura plasta, política, neurociencia, consejos de cómo estar en forma…Esta sección podría dirigirla-moderarla Bremaneur.
    Por la tarde: temas variados. cotilleo, moda, experiencias vitales..moderaríamor Tareixa y yo. Al final de la tarde Julio pondría música.
    Por la noche: sección porno,y, a última hora el cierre con Gengis en plan Raphel.

  92. Suktt, como sigas molestando vamos a poner aquí un video que te encantará. No me hagas dar detalles.

  93. ¡Ocho hijos! Definitivamente usted no es chica. O no sabe que después de un parto la pared vaginal queda sobredilatada y se tarda meses en sentir un miembro viril.

  94. Ahora en serio. Eso de ” Libres e iguales” es la primera vez que lo leo. Sois un partido político?. Le pregunto a Bremaneur.

  95. Hoy Mariló Montero se ha desgallitado defendiendo la gestión de Ana Mato en el tema del Ébola en la entrevista que le hizo al marido de Teresa Romero. Eso me han contado, así que he puesto el vídeo. La verdad es que el tío, para no ser un profesional ha salido bien del paso.

  96. 30/10/2014 A LAS 20:35
    SUKTT
    ll y ñ están pegadas en el Ipad. Siento el error.

    No más para decir que yo también sufrí mucho con los teclados del Android y cuántas veces que le voy a dar a la ñ me sale la ll y a veces en lugar de la e le salió el $.

  97. Iba hace un rato en mi scooter pensando en un próximo viaje de laboro a Mallorca, y zas: en el paso de peatones que iba a cruzar veo el cargo de Bernat, un mallorquín compañero de carrera al que no había visto en 35 años. Clavo los frenos, me detengo enfrente mientras digo su nombre. El tipo enseguida me reconoce a pesar del casco, y departimos los segundos que quedan de semáforo, después de señalarme que la mujer que le acompaña es otra compañera. A ella le miento y hago ver que la reconozco, pero no.
    Estas coincidencias me llaman la atención, Pachakusi.

  98. Aunque si soy fiel a mis cursos de Pinker et al. debo reconocer que mi cerebro se cree que estaba pensando en Mallorca, aunque hacia horas de ese pensamiento, que ha retrotraído como justo inmediatamente antes del encuentro, y que mis neuronas estaban particularmente atentas a las facciones mallorquinas.
    Esas diferencias que mantenemos mi cerebro y yo me tienen frito.

  99. A ver, bravo lo digo por el acto de LeI en el que interviene Bremanuel, no porque invite a vermuses. (Que yo no podré ir, y los vermús que me correspondiesen –muy probablemente varios–, que se los beba Bonnie).

  100. Ya, Holmesss. Misteriosa Suktt. Antes me he descubierto pensando que tenía que ser un tío fingiendo ser una tía, lo que dijo Tareixa. Que las tías no somos así, me he dicho, completamente a sabiendas de que no tengo la menor idea de cómo son las mujieres. Es un pensamiento seccista, Tareixa.

  101. Y pido disculpas a la persona humana que haya detrás del avatar de Suktt por haber hablado así si eso le ha hecho mal. Este es un mundo tan interesante como difícil y principia, dificiliora.

  102. Yo soy muy sexista, Fijona, por eso me caso con mis contrarios. La transexualidad avataril es un clásico en los blogs y por eso tengo siempre la oreja en la mosca. Entre nos, me da igual que sea ella o ello.

    Yo también lo hice, es divertido.

  103. Si se considera español, de la Baja Sajonia o descendiente de Bach habría que preguntárselo a él. Con permiso de Wert y de los provincianos españolistas.

  104. Particularmente me importa muy poco lo que se considere Savall. Yo me considero venusiano y nadie me hace caso. Lo que me sulfura es su renuncia hipócrita. No me acostumbro a los farsantes, aunque toquen la viola de gamba. Y lo que me molesta es, fundamentalmente, el pretexto “cultural”.

  105. 30/10/2014 A LAS 19:50
    BONNIE
    ¡Vete pidiéndome un mariano rojo, Bremaneur!

    ¡Qué emosión, Parker, qué emosión!

    30/10/2014 A LAS 19:52
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Brema, el día 9 a mí me ha tocado Albacete, que Ciudad Real ya estaba ocupado. Por España!

    JAJAJAJA, ya veo. ¡¡Proyecto Gran Castilla on the rocks!!

  106. 30/10/2014 A LAS 21:30
    PROCURO FIJARME
    Que yo no podré ir,

    Vente, Procu, que Soria es mucho hermosa y hay buen vino.

  107. La carta de Savall me ha parecido correcta, pero no entiendo por qué no aplica el cuento a la Generalidad, de quien ha aceptado otro gallardón. En cualquier caso, recuerdo eso de que rechazar un premio es aceptarlo doblemente.

  108. Obrigado Pi, escoitando (mejor que discutir en van Hallen road).
    No sé Bella, pero yo le digo que lea, Sukt, asimile y, si eso, reprima el cálamo (keyboard).
    El reino de este mundo, horas muertas por el paraninfo.

  109. (Anda, que no soy pedante). Que ya he comentado La isla mínima (29·23:01) (¿De qué blogs viene Vd.? es que aquí hay que leer y enlazar)

  110. El sentimiento nacional.-

    Estoy hasta aquí arriba de las descalificaciones al nacionalismo por lo que tendría de fenómeno irracional. Una de las variantes de esa inquina al nacionalismo consiste en ver en él un sentimiento, lo peor a juicio de los intelectuales alfa.

    Se equivocan esos críticos. El nacionalismo no es un sentimiento de pertenencia a una determinada nación; es la ideología que, tras darles muchas vueltas a las cosas -por eso es una ideología y no un sentimiento- juzga que es bueno, para empezar, que uno tenga tal sentimiento (se entiende: que lo tenga a su nación, no a otras, y que lo tenga el que sea miembro de esa nación, los demás no).

    El nacionalismo no niega que sea bueno sentirse parte de más de una comunidad, pero el valor máximo sólo se lo otorga a la pertenencia a una de las comunidades a las que, según él, hacemos bien en sentir que pertenecemos.

    No debemos confundir a aquéllos cuya adhesión a un grupo territorial tiene la naturaleza profunda de los sentimientos con aquéllos que sienten que su adhesión a un grupo territorial es profunda. No debemos confundir los sentimientos con las sensaciones.

    Puestos a no confundir, debemos distinguir entre la conciencia imprecisa de que ocurre algo (sentir que algo pasa) porque nuestro sistema sensorial detecta algo y la conciencia imprecisa de que ocurre algo (sentir que algo pasa) aunque no sea nuestro sistema sensorial el que lo ha detectado. En muchas ocasiones no son la misma cosa sentir y tener una sensación.

    Y más cosas.

  111. Para empezar, nunca deberían haber abierto la boca contra el irracionalismo ajeno todos los que se sienten profundamente ilustrados. Ilustrados hasta las cachas.

Los comentarios están cerrados.