Air Mail :: Cartas Masocas :: 2

DuelorRojo900

Berlín, 8 de septiembre de 2014
Camarada Perroantonio:

Después de varios años escribiendo en foros de internet, ¿no estás hasta los mismísimos de discutir sobre esto y aquello con gentes a la que jamás convencerás de nada y que son incapaces de hacerte cambiar de opinión? No te muestran nuevos puntos de vista, no ofrecen datos que puedan ser relevantes, son incapaces de torcer tus argumentos para llevarlos por otros caminos. Tengo ideas que muy difícilmente cambiaré: las mujeres, los negros y los homosexuales tienen los mismos derechos que los hombres, los verdes y el macho Camacho; las revoluciones no hacen más que instaurar un régimen de terror, la xenofobia es el sustento de todo nacionalismo, etc. Cuestiones básicas y fundamentales de las que ya no quiero hablar. Sí estoy dispuesto, claro, a escuchar otros puntos de vista y a modificar mis opiniones sobre otros temas políticos, artísticos o sociales. En condiciones razonables podría votar tanto a socialistas como a populares, considerar que las nuevas series americanas son geniales y hasta hacerme vegano o socio del F. C. Barcelona. ¿Por qué no?

Creo que en el blog de Arcadi, el que se inició hace diez años, hubo para mí cierto equilibrio entre el número de los necios con los que me batía y el número de aquellos que me enseñaban algo, ya fuera a pensar, a escribir o a ladrar. Bueno, no es exacto: el número de los imbéciles era superior, pero de existir una energía mensurable de unos y otros, podría decir que los guarismos cuadraban. La irrupción de las así llamadas redes sociales ha desequilibrado la balanza, como se suele decir. Siguiendo con la metáfora, tengo la sensación de que la energía de los mentecatos y de los mamarrachos se impone sobre la de los sensatos. Discutir no me cansa, pero me abruma ver que la repetición de obviedades por mi parte destruye la exposición de mis ideas. Si una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad, es posible que una verdad repetida hasta la saciedad se envilezca a sí misma y abarate a quien la expone.

Debería escribir más, porque como bien decías en tu anterior carta, escribir ayuda a pensar. Debería, pues, escribir para batirme conmigo mismo, pero la discusión no deja de ser un acto social. La discusión civilizada, se entiende. Y yo soy un ser social, aunque a veces parezca que odio a la humanidad en general y a los capullos en particular. La solución está en cambiar de interlocutores. Los críos, quizá. Sí, los niños y los adolescentes. No es que me vaya a abrir una cuenta en tuenti o a instalarme el puñetero wasap, pero escribir para ellos me da que puede ser muy estimulante (para mí). Imagínate: ser capaz de escribir de una forma sencilla y ordenada sin dirigirte a los memos habituales.

Tú has tenido más experiencia que yo con el ejército de los canijos. ¿Qué opinas?

Siempre tuyo en el bando de los buenos,
Sergei

x

22 de septiembre de 2014
Camarada Sergei

No conozco a ningún humano que haya cambiado de opinión tras una discusión. Sí a muchos que han empezado a cambiar después de varias discusiones. Tengo una sospecha de por qué ocurre esto. No es porque la calidad de las opiniones ajenas vaya ablandando nuestra lógica sino porque vamos sintiendo empatía por nuestro interlocutor. Nada como el frecuentamiento o la amistad para acabar compartiendo los razonamientos, las inclinaciones políticas o la querencia a ingerir gasterópodos o volar en parapente. Nadie nos convence en una discusión, simplemente nos adherimos por simpatía o por no discutir o porque ya no hay nada en juego.

Bueno, o por dominio. Cuando nuestro interlocutor es poderoso (física, económica o intelectualmente) nuestras opiniones y principios se flexibilizan de forma sorprendente. Nada más flexible que un principio; si acaso, un juramento inquebrantable.

Naturalmente no hablo de las opiniones que leemos en los libros. A esas es más fácil adherirse. Al fin y al cabo hemos comprado el libro y vamos a estar bastantes horas con él y sin testigos. Un libro no te lleva la contraria, así que si acabas por asumir sus opiniones nadie podrá decir que te ha vencido… digo, convencido.

Porque las discusiones, ya es hora de decirlo, son enfrentamientos. Y en los enfrentamientos alguien gana y alguien pierde. ¿No te parece curioso que muchas discusiones triviales acaben en pelea? Es por la tendencia natural del macho a compensar su debilidad argumental con unas buenas hostias.

Y este es un matiz fundamental porque, como sospecharás, no me he adentrado inocentemente en el jardín de los penes enhiestos. Creo que la discusión es una actividad mayormente frecuentada por machos. Basta echar un vistazo a las internetes para observar a cientos de ellos (yo mismo) en plena berrea, exhibiendo la cornamenta, mientras la mayoría de las hembras rehuyen el enfrentamiento directo. No saben nada…

Naturalmente todo lo que acabo de escribir socava la idealización de la discusión como intercambio de ideas y del foro como punto de encuentro en donde se produce el sutil florecimiento de la razón (Contempla, ¡oh Cayo!, cómo es fecundada la tesis por su antítesis y florece la síntesis). Esto sólo ocurre en el ámbito científico y no siempre en condiciones de aislamiento del ruido y la furia. De la política mejor ni hablar, porque basta observar un hemiciclo para comprobar que allí no se trata de alcanzar ningún acuerdo, ni siquiera en el idioma a emplear; lo importante ocurre en los despachos, lo demás es sólo representación, que no es casual que el hemiciclo tenga la misma forma que el teatro romano.

O sea, que entiendo, camarada, la tentación del regreso a la inocencia y a la infancia. Lo veo no sólo como un gesto de ternura, sino de aburrimiento por el extenuante trabajo de ser macho. Todo el día. Todos los días. En todo momento. Y cómo chillan cuando los despedazas…

Un fuerte abrazo desde el frente
Perroantonio

162 comentarios

  • Interesante entrada que luego, si eso, comentaré.

    ***
    Sres. Holmes & Marqués, o viceversa: como dije ayer, estaré encantado de compartir una charla amigable y unas que piquen, incluso mixtas si me apuran, con ustedes. Sin embargo, por razones de logística personal que no viene al caso relatar, les rogaría posponer el encuentro unas semanas. Un saludo afectuoso.

  • Una vez me dieron la razón en una discusión. No recuerdo la fecha, pero sí quién -Antonio Puchal, el Púgil; qué fenómeno- y dónde: en el bar Apolo, sito en el entresuelo que había y hay sobre los Electrónicos 2000, que también había pero, ay, ya no hay. También recuerdo, claro, el asunto; pero me lo guardo por no suspenderles a Vds. la suspensión de la incredulidad.

    Es, justamente, la excepción que confirma la regla: en toda mi puta vida discutiendo desde trivialidades hasta el Destino Último de la Humanidad, no puedo recordar sino ese debate zanjado con un ‘pues tienes razón’.

    Ahora: divertido es; no jodamos.

  • Me ha gustado mucho la entrada, lo juro por Dios.
    Pero si yo digo ahora que la discusión no tiene por qué ser agonística, que puede ser una colaboración como juntarse para cambiar una rueda, ustedes me van a llamar mujer y yo no voy a poder devolverles el insulto solo porque se me escapan los puntos. No me importa porque cuando acabe esta fila voy y les estiro de los pelos.

  • Un hijo del propietario original de esa institución barcelonesa que es el bar Tomás estudiaba conmigo en un colegio de la zona, un curso por debajo del mío. Por desgracia, el chaval falleció de meningitis, no sé si en 4ª o 5ª de EGB. Celebramos una ceremonia a la que asistió el colegio en pleno. Fue el primer fiuneral que prersencié. Uno va olvidando rostros –incluso muy cercanos– a lo largo de la vida; pero recuerdo las facciones de aquel pobre niño, que ni siquiera iba a mi clase, con una claridad que ahora mismo me resulta absolutamente desconcertante.

  • Pues yo soy una de esas personas ( no sé si abundantes en el reino de los humanos) que sí que da la razón y se le convence en las discusiones, es decir, que puedo cambiar de opinión, y no me importa decirlo..soy conocida por mi veletismo, es decir, ser una veleta.
    Los ingleses tienen una palabra para discutir “discuss” que sería debatir de manera cordial y civilizada, y “argue” que es cuando la gente se acalora y empiezan a volar las dagas.
    Ahora lo que no voy a tolerar es que se diga que las discusiones son de machos y que las hembras achantan la muy..ustedes tienen que venir a mi casa y presenciar un debate entre cuatro hermanas.
    ***
    Tengo ganas de ir a BCN. El año que viene a lo mejor…

  • No más para decir que todo me resultó ofencsivo porque va contra lo que hacemos las personas humanas normales que es socializar nuestros sentimientos y acordar con todos quienes nos rodean. Y ya aparte del machismo insoportable quizsá lo que ocurre es que ustedes son asociales porque no recibieron amor y quizsá es porque son rudos y ahí les debo decir que recuerden que la amabilidad es el idioma que el sordo puede escuchar y el ciego puede leer.

  • Va a ser qué no.
    Y cuando se dejen de chupar el dedo que corresponda a su testosterona, tampoco les daré ninguna razón a sus argumentos.

  • Los años todo lo atemperan, hoy es casi imposible discutir conmigo. A veces gusto de impostar indignación, pero me suele entrar la risa. Hoy ya transijo en lo importante, cómo sobrevivir si no en Barcelona, y me cebo en lo intrascendente. Suelo montar grandes dramas a costa de la elección errónea de un vino o sobre una lectura equivocada.

  • Aun siendo una persona poco sociable por naturaleza, internet me ha hecho darme cuenta de que la gente es más lista, más creativa, y, en general, bastante mejor en el fondo de lo que pensaba. Especialmente cuando se suelta y se expresa en más de 154 caracteres. O los que sean.

  • Señorito Gómez, ¿qué importancia tiene que todos y cada uno de sus textos no sean perfectos? Entre usted y el perrico, que me manda corregir todos, absolutamente todos sus comentarios, dan más guerra que un batallón de escribanos. No me sean tan divinos, demuestran que son humanos.

  • Camarada Segei, sub-camadara Perkins, cuádrense, el Gran Kamarada vos va facer una autocritica .
    La orden del día que debéis trasmitir a toda la tropa es que aprenda de memoria lo que sigue. Si en la siguiente frase : “Los arcanos de la pasión que despierta el fútbol”, el sujeto es “los arcanos” esa oración significa en castellano “Los arcanos de la pasión los cuales despiertan al futbol”
    Si el sujeto es “futbol” la frase significa. “El futbol despierta arcanos de pasión”

    Esta noche leeré la entrada y quizàs comente;
    Rompan filas, ar.

  • Lo que a ustedes vozotros os pasa es que padecéis una disrupción cognitiva, disociación o conflito, entre lo que creéis que sois o debéis ser porque sois buena gente y lo que alomejol sois. Vuestra razón os dice que no sois mejores que nadie, que todas las personas merecen vuestro respeto y así y ¡zasca, el conflito!
    Quïcir, hagan como yo, que me paso el día sorprendiéndome agradablemente con la gente. Todo depende del punto de partida. Yo voy por la calle y todo ser bípedo que me cruzo me parece ganado o en el mejor de los casos chimpancé y no sufro de remordimientos. Pero cuando interactúo con alguno, al no esperar más que rebuznos o chillidos, me suelo sorprender pensando que no ha sido tan malo.

  • No sé si será mi natural y contumaz ensimismamiento pero lo que yo entiendo por discusión consiste en exponer unos pensamientos al tiroteo ajeno, para afinarlos o desecharlos -esto último escasas veces-, porque estaría cojonudo que me convenciesen únicamente por haberlos parido yo. Hasta eso no llego.

  • jjajajaja ayer lo que tenias grande era el anular, hoy la gorra; Tù lo que tienes grande es la lengua, mariconazo.
    Déjame trabajar, joder, a ver si esta noche leo el texto y te puedo facer alguna maldad.

  • Me gusta y mucho la ilustración. Me recuerda a mis tiernos cervatillos de Sheffield, (cosas mías) me pregunto quién es Glenn Ford o el cornudo y quién ganará el duelo. Como chica que no discute, el más rapido en disparar, no.

  • Imagínate: discutir sobre la «consulta catalana» o el repugnante comportamiento de la prensa con el caso de la pederastia en Madrid. Quita, quita…

  • ¡¡¡¡Hostias!!!!! regresa Spandau Ballet. Satur, de chico a chico confiese con su dedo hormonado a cuántas señoritas llevó al paraíso/infierno con un baile lento de estos mal peinados.

    Y no el de la horca. (que todo hay que explicarlo)

  • Ya que se habla de AE en la entrada de hoy, cuelgo esta entrevista que se le hizo ayer en el programa “Cara a Cara” de la televisión navarra, por si les apetece verlo.
    Lo del vino de la recepción del Rey me ha llegado al alma.

  • Señor Juliocero: regrese de inmediato al sótano que hay vinilos que orear. Si estos retornan (en inglés regresar) ya tengo susto por otros grupos ochenteros.

    No inunda Gómez. Está parlanchin, no más. Yo también tengo un día de estos.

  • El vino en cuestión fue un Izadi “El Regalo” Reserva del 2007.
    Nunca lo he probado, la verdad.
    Cuenta la leyenda que a AE no le gustan los Riojas, y que él es más de finos, amontillados y olorosos.

  • Toda la vida me he sentido perseguido por enequéticos y querulantes, con los cuales el diálogo es imposible. Por una serie de azares siendo muy joven me hicieron jefecillo y llevo años recibiendo a este tipo de personajes. Cuento algún caso.
    Cuando fui director de un organismo público con quinientos feriantes había un bedel que pedía hablar conmigo cada día. Se quejaba, no sin razón, de lo bajo de su sueldo. Yo trataba de explicarle que no estaba entre mis escasas atribuciones subirle el sueldo porque venían fijados por el MAP. Pero él era un querulante nato, es decir, aquel que hace de la queja una forma de vida, además de enequético, es decir, repetía siempre lo mismo de forma lenta y pormenorizada. Estaba tan desesperado que le pregunté qué sabía hacer. Me explicó que era pìntor de brocha gorda por las tardes,pero que ahora no tenía encargos. Vi luz con aquello y le contraté para pintarme el Zulo los fines de semana, labor que le llevó casi tres meses. Cuando terminó, como se imaginan, volvió a las andadas. La querulancia no se cura.

  • “Los arcanos de la pasión que despierta el fútbol” no es una oración, es un sintagma nominal.

    La única oración que veo ahí es ‘que despierta el fútbol’, con el verbo y el sujeto concordando muy sabiamente en singular. Esta oración hace las veces de adjetivo de ‘la pasión’, que es un complemento de ‘los arcanos’.

  • 01/10/2014 A LAS 18:04
    PERROANTUÁN
    Las personas que ejecutan trabajos intelectuales hallarán siempre un auxiliar poderoso en el uso del Vino Pinedo, que fortifica la célula nerviosa.

    Maravilloso.

  • En el prólogo de su célebre tratado de Dialéctica Erística o arte de disputar, Schopenhauer considera que la dialéctica debe limitarse a enseñar cómo atacar y defenderse de los ataques en el curso de una discusión, independientemente de que la razón esté de nuestro lado o no. Separaba, pues, como objetos distintos el descubrimiento de la verdad objetiva, que sitúa en el campo de la lógica y sometida a unos procesos intelectuales diferentes, de la esgrima argumental con que logramos imponer nuestras tesis en un debate.

  • Se puede visionalizar el balompié y escribir el Chotsueld, como yo. Por cierto, gesto ejemplar de Machulic. Tiempo tendré de comentarlo.

  • Ich freue mich sehr, liebe Lola. Alle die Sendungen sind mit Briefmarken geschickt geworden.

    (Ehem, no estoy seguro de las formas verbales).

  • Me siento halagado por el interés, pero si no les importa dejaré para mañana contar lo de la Morena. Quiero disfrutar del momento antes de estropearlo escribiendo.

  • Te lo explicaría yo mismo con despacio –subcamarada- si ya hubiera terminado de trabajar mi huerto. Sucede que, así, rápidamente, para que mis explicaciones cundieran deberías saber que –por encima de no invertir los nexos causales- arcano significa cosa secreta, recóndita, reservada, que por sí misma no despierta nada de nada ni siquiera al futbol que suele estar bien despierto al ser asunto de muchos y muy vociferantes.
    Pero el futbol o sus vociferantes masas, de uno en uno o en tropel, despiertan lo que haga falta, al vecino y hasta a los arcanos bien enterrados allá en el fondo, por debajo de la piel, que como bien sabes es lo que tenemos de más profundo.

  • “Visiono el fútbol en my Little Spain, supongo que esto es la felicidad”

    Perfecta autodefinicion del hortera.

  • Señorito Juli0, si lo va a escribir a disgusto déjelo, que bastante tengo con aguantar al gatito cascarrabias y al perrito tiquismiquis. Un tercer rarito sería demasié para mi body, como decíamos en mis buenos tiempos. Aquí las cosas se hacen a gusto y con gusto, como una servidora.

  • Tendría que repasar El marqués y la esvástica para recordar el número exacto de páginas que dedican a la posibilidad de que Ruano tuviera uno de los primeros carnés de Falange. Líneas y líneas cansinas para demostrar que era un monstruo falangista, y resulta que la numeración de los primeros carnés ya estaba publicada. Otro gol en contra de Rosa Sala y Plàcid Garcia-Planas.

  • Rarito soy un rato, señorita Bellpuig, pero no tiene nada que ver. Ese “uffff” no era muestra de pereza o disgusto, sino de canguelo.

    Pero créame cuando le digo que ahora que Bremaneur me ha honrado con ese ofrecimiento, generosísimo para mis cortos méritos, va a ser un placer para mí escribir esa verídica historia. 🙂

  • 01/10/2014 a las 16:51 Juli0
    Soy feliz, soy un hombre feliz, yquieroquemeperdonenporestedíalosmotivosdemifelicidad…

    Juli0, no son «motivos», son «MUERTOS». (A lo hecho, pecho. Es lo que pienso). Lo que me gustaba la canción y el cancionetista, que Dios nos perdone en la Paciencia de su Gloria, ave María concebida del Perpetuo Sacrosanto.
    Ya he puesto mi sillita de anea en la primera fila. Venga, Juli000, que luego es tarde.

  • Creo que mi escasa atención lectora y mi raquítica formación gramatical bastan, lo que les ahorrará a los filólogos que pierdan el tiempo, para hacer notar que nadie ha visto en la frase de Follan, por más que él se empeñe, ninguna relación inmediata, ni activa ni pasiva, del fútbol con los arcanos, sino una activa del primero con la pasión (despertada por él). Sin embargo, a nadie le ha quedado claro si la épica lo es del fútbol o de la pasión que despierta.

  • Cuando nos percatamos de cómo en todos los debates en los que participamos nos atacan con argumentos o chapuceros o guiados por la mala fe, nos entran ganas de pensar que nuestro desacuerdo se debe a esos defectos. Pero, por mucha que fuera la honradez y cuidado que pusieran los demás al esgrimirlos y nosotros al recibirlos, el resultado seguiría siendo el mismo.

  • No son las ganas de aprender las que nos llevan una y otra vez a debatir; pero a veces, cuando no nos queda más remedio que admitir en nuestro interior la derrota, algo aprendemos. Aprender no es el fin, pero sí un efecto colateral de las discusiones.

  • Los propulsores del independentismo catalán han puesto tanto empeño en buscar el máximo de apoyos en la fase previa al salto definitivo -sacando a relucir ese derecho a decidir con el que quieren contentar a los que van en una dirección y a los que llevan la contraria- que se han quedado muy cortos en lo reclamado. Sólo el derecho a decidir, y no el derecho a que se haga lo decidido. Concédaseles sin más demora tan magra pretensión.

  • Atlético/Juve. Acabo de ver a veintidós futbolistas jugar un partido con guantes de boxeo en vez de botas. Lamentable.

  • La primera falacia, y la más gorda de todas, que se da en los debates consiste en creer de uno mismo que está haciendo uso de la razón y del otro que no va más allá de la sinrazón, cuando lo normal es que ambos se estén sirviendo de una razonable dialéctica, en ningún caso demostrativa y en casi ninguno medianamente convincente.

  • 02/10/2014 A LAS 01:59
    LUIS ARTIME
    Atlético/Juve. Acabo de ver a veintidós futbolistas jugar un partido con guantes de boxeo en vez de botas. Lamentable.

    Bronco contencioso en el coliseo de Vicente Calderón. Los retransmisionadores argentos que tenía en mi streamick comentaban, empero, que en Argentina habrían llegado a las manos en numerosos episodios concretos que se vivieron sobre el tapete. A mí me sobraron las protestas de Raúl García (que debe de tener un nabucodonosor de tres palmos, porque vaya napia gasta el moete). En partidos así hay que aguantar, responder y callar.

    Mientras, el conjunto merenguete sufrió contra el Godolurets y el Platinilato acudió en su ayuda pitando dos penales, uno de los cuales marró el hermano de La Ronalda, el mismo que materializó la introducción del cuero en las mallas en el segundo. Tuvo que ser un espectáculo.

  • Mira lo que te digo, Satur, cari. En todo diálogo se presenticionalifican tres vectores como los tres palos de la portería del Can Cerbero: el yo, el tú y el ello. Ya sabemos que estamos oratorios y dialécticos de la esclavitud del tú, que es un infierno, y del yo, que es una cárcel. Pero lo más interesante es ELLO, es decir, las praderías de la realidad, out there, que tanto nos maravilla y desconcierta. Y por eso fue que Dios inventó la cortesía en la comunicación, sus reglas y firuletes, para que no tuviéramos que estar todo el tiempo repatinándonos con la sangre, las babas y los puses del yo y el tú, y nos pudiéramos concentrar en las otras cosas que nos importan, como, por ejemplo, el fúcbol.

  • Sí, doña Procu, ya sé que eran los muertos de Silvio, sus muertos todos. Pero como en mi felicidad no hay muertos, ni los habrá (?), pues los cambié por “motivos”. Si bien sólo era uno: Ella.

    Ah, y gracias a Mrs Bonnie por ser la primera en pedir los laureles Chopsuey para mi relato. Espero estar a la altura.

    Ya luego, si eso…

  • 01/10/2014 A LAS 11:24 PACHAKUSI
    […] quizsá lo que ocurre es que ustedes son asociales porque no recibieron amor y quizsá es porque son rudos y ahí les debo decir que recuerden que la amabilidad es el idioma que el sordo puede escuchar y el ciego puede leer.

    02/10/2014 A LAS 08:01 PROCURO FIJARME
    Y por eso fue que Dios inventó la cortesía en la comunicación, sus reglas y firuletes, para que no tuviéramos que estar todo el tiempo repatinándonos con la sangre, las babas y los puses del yo y el tú […]

    Hummm…

  • Satur, quizás escribí de forma atropellada: mencionaba el artículo de Trapiello Y un reportaje sobre grandes profesionales españoles en Berlín.

  • La amabilidad es el idioma que el sordo puede escuchar y el ciego puede leer

    Esta mañana de paseo con la gente me encontré: al lechero y al cartero, y a un mosso saludé…

  • Eh! Gómez! “Cachitos de Hierro y Cromo” es un programa sensacional de los domingos! Hay que verlo y disfrutarlo, incluso para aquellos que no ven (o que dicen que no ven) la Tv.

  • MILICIA Y SACRIFICIO
    Muy pronto aprendí que la vida es milicia y sacrificio, me lo inculcaron mis padres. Cuando hice el servicio militar aprendí algo mas, que la vida es milicia y sacrificio inútil. En esta época acuñé el término TRAGEDIA INÚTIL y a partir de aquí intenté evitar este tipo de tragedias a toda costa.

    DOMESTICAR LA RECOMPENSA INMEDIATA
    Me hicieron leer” Los tónicos de la voluntad” en un curso de doctorado. En este librito de Ramón y Cajal aprendí cómo domesticar la voluntad, cómo disfrutar de la recompensa NO inmediata.

  • Ayer inauguró exposición mi hermanita. Entre sus óleos, el que tuvo más éxito recoge a Panoramix navegando hacia poniente, con su patrón gobernándolo con mano firme.

  • ‘Acuñé el término TRAGEDIA INÚTIL y a partir de aquí intenté evitar este tipo de tragedias a toda costa’. El Marqués de Cubaslibres en ChopSuey.

    ‘Yo ya no sufro ni por Lindbergh’. Mario Esfarcies en Espérame en Siberia, vida mía, de E. Jardiel Poncela.

  • Qué bonito el velero, Holmesss. Muy Turner.
    (Y si, por ejemplo, no es muy Turner, que no lo sea y siga no lo siendo; quiero decir que este comentario lo hago yo sin ánimo de demostrar ignorancia y ni siquiera al contrario).

  • 02/10/2014 A LAS 10:13
    PERROANTUÁN
    ¿Te gustan los desnudos o/y eres un salido?

    Vosotros potenciad irresponsablemente el puterío, como si no hubiera ni ética ni moral en el fondo del ser humano. Luego no os quejéis.

  • Oiga Holmesss, si no fuera mucho de pedir, nos podría poner el linkito de la exposición para poder disfrutar mejor de ella.

  • 02/10/2014 A LAS 12:25
    BONNIE
    Oiga Holmesss, si no fuera mucho de pedir, nos podría poner el linkito de la exposición para poder disfrutar mejor de ella.

    Bonnie, vende menos que VanGogh y no existe nada linkable, pero si viene a Barcelona en las próximas semanas podrá admirar su obra en la benemérita organización que la acoje temporalmente, y luego dar un paseo hasta el cercano Tomás. Junto con el marqués esperaremos a Godot, perdón, Gómez, despachando algún Rioja. Si también aparece Follandeiro le daremos penedés.

  • Me llaman mucho la atención aquellas autocalificaciones que colocan a su autor cerca del malditismo. Supongo que son expresiones coloquiales, sin un sentido profundo, pero no veo justificación alguna para, voluntariamente, colocarse al margen de la sociedad. Estoy hablando de expresiones tales como:”me considero: misógino, misántropo, antisocial o apolítico”.
    ¿Están realmente hablando en serio? ¿Son los síntomas de una depresión larvada?

  • La misoginia es un deber. Hombre y mujer no sólo somos distintos, sino incompatibles. Su unión es antinatura. No hay nada más grotesco que una pareja realizando contorsiones y jadeando durante el apareamiento, o yendo juntas de compras a Hugo Boss o el Mercadona, ya sea para comprar camisas, ya para comprar boniatos. No lo veo.

  • Brema, estoy de acuerdo que a ciertas edades la dignidad obliga a no hacer aspavientos durante el acoplamiento, que trabajen ellas, pero no conozco mayor placer que la vida en pareja(s). Que te hagan la cenita, que te den un masajito, que te digan lo guapo qué eres…

  • Un precio altísimo.

    – ¿Qué me pongo, el vestido azul o el negro?
    – El negro.
    – Ay, no, mejor el azul, porque combina con blablablablabla…

    Y así todo. Con la vida en pareja se pierden los nervios, la dignidad, el respeto por uno mismo. Es un precio demasiado alto.

    Repito el chiste, porque es primigenio, nutricio, sustancial:

    – ¿Es éste el curso para entender a las mujeres?
    – Ah, no sé, dímelo tú.

  • Por cierto: busco novia. Que sea limpia, buena, dócil. Si es guapa, mejor, y si es bizca, como dice Satur, ni te cuento. Si tiene perricas también la acepto.

  • Las conversaciones más satisfactorias que he disfrutado en mi vida han sido siempre contra las mujeres. Recuerdo noches fantásticas de alcohol, humo y camaradería en un antro barcelonés cerca de la estación del norte. Allí estaba lo más repudiado de la sociedad: taxistas, guardia urbana, putas, travelos y nosotros. Recuerdo también una noche alucinante en un Madrid adocenado, con los bares cerrados a la una de la madrugada, dando vueltas para meternos en cualquier zaquizamí donde sirvieran cervezas y yintoñi y seguir rajando y maldiciendo nuestra suerte. Y aquí en Berlín, en conversaciones entrecortadas, con frases hechas, trabajadas con gracia por la experiencia, repetidas una y mil veces para regocijo de los camaradas. Ah, y las caminatas por Zaragoza con un amigo enloquecido por la incomprensión de lo absurdo femenino, recibiendo golpes en los brazos en cada explicación suya, acompañada de ojos abiertos e idos y gritos finales e incrédulos: SON MALAS, MALASSSS.

  • Gomez, cómo era aquello, muy bueno, que pegaste aquí hace algún tiempo cuando discutíamos de Dickens. Yo mantenía que, independientemente de que fuese un gran escritor, era un manipulador de la realidad económica y social de su época que exageraba a conveniencia, nada que ver con Balzac, por ejemplo.

  • No recuerdo, Follan. Cité una vez un epigrama de Wilde que decía que hay que tener un corazón de piedra para leer la muerte de la pobre Nell sin reírse. Quizá fuera eso.

  • Joder, qué memorion tienes, claro que era eso. da gusto contigo, serias un taxista excepcional, eres capaz de llevar a cualquier borracho a casa aunque, como yo , siempre dé una direccion equivocada

  • Anda que no he estado veces en Madriz y aún no sé lo que es la M30 o la M40. Vosotros tampoco, madrileñers, no engañarsen y aclarararsen.

  • 01/10/2014 a las 15:58
    Tareixa

    Señor Juliocero: regrese de inmediato al sótano que hay vinilos que orear. Si estos retornan (en inglés regresar) ya tengo susto por otros grupos ochenteros.

    ¡Oído sótano, Tareixa!

    Pero oréese usted también un poco. Deje un momento a su chico y baje a la discoteca aneja a mi umbrío cubil. Tiene mucho donde elegir, ochentero o de otras añadas. Tiempo tendrá luego de ir a buscar a su novio y los amigos en la verbena.

    (Ah, si se encuentra usted a un chico moreno en el sótano, no se inquiete. Es un amigo que me está ordenando la colección y totalmente inofensivo)

    ((Mientras no se meta usted con Marvin Gaye, claro)).

  • Brema, a lo mejor usted no busca mujeres tan apañadas sino ornitorrincos-erizos
    Yo tampoco entiendo a los chicos que no quieren discutir conmigo de libros o ver una peli en blanco y negro de los años cuarenta-
    Pero no se despeñe en encontrarla, haberlas, hailas

  • Sì, fue con belaborda y en la de jabois pero para mì esto sigue siendo el blog de la locomotora Arcadi al que se le han ido añadiendo vagones porque como el ùltimo siempre es el màs peligroso conviene suprimirlo.
    Ni Jabois ni Belaborda hubiesen, no obstante, podido ayudarme, toda vez que Gomez fue quien habia pegado lo que yo buscaba.

  • Pero mi anécdota preferida de Dickens es la de cuando Poe, no contento con anticipar el final de su novela Barnaby Rudge antes de que la entrega correspondiente llegase a los Estados Unidos, posteriormente demostrara que donde no había acertado se debía a fallos en la construcción de la trama; impulsando a que el inglés, maravillado, exclamara: “Este hombre es el mismo diablo”… Que fue lo que yo mismo exclamé en una oportunidad sobre mesié Follandeiro dos Patos i Lleida.

  • No te confundas, Tare. Yo vería encantado encantado una peli de los años 40 junto a una moeta. Ahora, hablar de libros con ella, nunca. Jamás.

  • Es triste pero RdL, como parte del entramado de la Fundación Caja Madrid, era una casa de putas. Prometo contar lo que sé.

  • Asisto a un seminario de filosofía sobre diez historias de amor. El ponente avisa en su introducción con buen criterio que mejor practicar que reflexionar sobre el hecho amoroso.
    Revisamos Vanina Vanini, de Stendhal, un autor que gusta de personajes con energía, con voluntad de poder nietzschiana avant la lettre. Vanina ama a Pietro después de enamorarse de la mujer que cree que es. Pietro ama también a Italia, su patria, y a los compromisos que tiene con ella, con su liberación. El remordimiento le devuelve a ese amor y sepulta su deseo de Vanina, y enciende el de ésta, lo que a su vez inflama a Pietro hacia ella de nuevo. Un festival. Seguiremos informando.

  • 02/10/2014 a las 18:01
    Bremaneur..

    Las conversaciones más satisfactorias que he disfrutado en mi vida han sido siempre contra las mujeres, blablabla.

    ***

    Me recuerda a lo que comentaban las madres divorciadas sobre los hombres a la salida del colegio. Y a lo que mis colegas hombres decían cuando las eschuchan: están mal folladas. Unas y otros respiran por la misma herida.

    Le aconsejo un tekel de pelo duro.

  • marquesdecubaslibres 02/10/2014 a las 22:38
    El problema de España se resume en una sola frase: disparar con la pólvora del Rey.

    Es muy cierto, claro.
    Pero el problema se ha hecho tan gigantesco merced a la colaboración desinteresada o no de los españolitos de a pie. ¿Qué hacíamos estos años, adónde mirábamos?
    Me siento realmente avergonzado.

  • (ed: ban).

    ***

    En youtube, al alcance de un clic, gran serie de Michael Caine sobre la novela de Le Carré. Cochambrosas ofinas del MI de la posguerra, paredes tapizadas, juegos de té, cabinas de teléfono públicas, un Micheal Caine que se sale y una trama de cortarte el hipo. Twinkle, tailor, soldier, spy. De nada.

  • (Leo así en diagonal que sobre el amor mejor practicar que reflexionar y luego pirata aconsejando un pekel de pelo duro y)

  • Mas crea la comisión de control de la consulta del 9N “a los efectos de la vigencia correspondiente”. Algunos piensan que con esta fórmula está diciendo que la comisión queda congelada hasta que Tribunal Constitucional resuelva los recursos que tiene entre manos.

    ¿Dónde está la desobediencia al TC? ¿No es legalmente posible promulgar una norma cuya entrada en vigor dependa de algo que, de ocurrir, ocurrirá más tarde? Para algo -digo yo- aprendimos en la escuela a usar toda clase de oraciones condicionales.

  • No debe ser tan grave como nos cuentan la convocatoria de la consulta catalana si hay juristas que sólo ven en ella los delitos de prevaricación y desobediencia -de sedición se habla menos- a las que corresponden como mucho penas de inhabilitación. Naturalmente, todos debemos someternos al imperio de la ley, que está por encima de los sentimientos. Dura Lex sed Lex. Si hay que poner alguna multa, se pone.

  • Herrero de Miñón ya pensaba hace mucho que las naciones quieren, más que competencias, comprensión y cariño; símbolos y no lentejas. ¿Qué tal, entonces, permitir que Cataluña sea declarada, pero sólo declarada, independiente?

  • En otro momento no lo sé, pero a estas alturas de la noche me atrevo a apostar lo que sea a que Cataluña estaría dispuesta a devolver muchas competencias, siempre que las devolvieran las demás comunidades autónomas, a cambio de ser declarada independiente.

  • A ojo de buen cubero, en Bankia unos cuantos habrían llegado a cobrar anualmente un 2% de sus emolumentos usando una tarjeta. ¿Me escandalizo por el 2% o por el 98%? ¿O por nada?

  • Se pueden tener referentes, mis sobrinos pequeños cambian de opinión según diga el sobrino mayor. Les gusta el helado de fresa mientras al mayor le siga gustando, si éste cambia a la vainilla, los renacuajos en bloque se pasan a la vainilla. Es la gloria del chaqueterismo.
    Yo lo aplicaba a veces, si no sabía qué opinar de un tema buscaba lo que opinaba Sabina de ello y entonces yo defendía lo contrario. Ahora que Sabina también es un fascista creo que necesito nuevos referentes. Se aceptan sugerencias.