146 comentarios

  • Y yo de los que no sabía (o no recordaba) que hubo un Sánchez Cotán. Y ni siquiera me he puesto a mirarlo.

    Fan, fanérrimo de Amarillo Indio. No me duelen prendas por decirlo veinte mil veces seguidas.

  • Me encanta Amarillo Indio.
    (Qué de inorancia, mira que no saber quién es Santos Corán; así ¡cómo vais a entender los chistes!).

  • Bremaneur, su idea de hacer un libro recopilatorio de infanticidios accidentales me parece buenísima y de una profundidad espantosa. También me fascina la muerte de niños a manos de sus hermanos, muertes sin querer y jugando.

  • Esperamos fervientemente que estas aventuras de Sánchez Cotán sean el principio de una serie. La soledad de Sánchez Cotán dejando atrás una enorme pared blanca que está pidiendo a gritos cuadros y más cuadros de bodegones y/o naturalezas muertas me ha hecho sentir una gran vacío interior. Si es la línea del horizonte, peor. ¡Todos somos Sánchez Cotán!

  • ¿QH es tan tonto como dice el Gordo, Marqués?

    Proc, conté aquí cómo mi abuelo mató a una hermana suya cuando ambos eran muy pequeños. Jugando con una pistola. Tan curiosa como la anécdota fue la forma que tuve de saber de ella.

  • Brema: aquí, lo que se dice aquí, creo que no lo ha contado, porque me acordaría. Las muertes por juego con armas de fuego son clásicas (el caso Borbón, el más señero). Todos conocemos muchos “Dios mío, por qué poco”, de infinitas maneras. Los críos sobreviven de milagro.

    ¿Quién es QH?

  • Face to face es un tío agradable, se le ve con habilidades políticas. Se ha dirigido él a mí, por un asunto que no viene a cuento, para pedirme todo tipo de disculpas. Le he dicho que no me las pidiera a mí, que disparara más arriba. Lo ha encajado con una sonrisa y la promesa de resolverlo de forma inmediata.

  • Me acuso señoritas y caballeros de ir rauda y veloz muy temprano a la wiki, pues desconocia la existencia de Juan Sánchez Cotán. Eso sí, ya conozco a todo el vecindario que muy desocupados de sus cosas están en la calle vociferando y con desmayos por salvar la vida de un can.

  • Tengo sentimientos encontrados que no se me terminan de encajar. Por el ébola, por el chucho y la madre que les pario a todos los iluminados que decicieron traer a un enfermo sin estar preparados supuestamente.

  • 08/10/2014 A LAS 13:04
    PERROANTUÁN
    La Monarquía Española ha estado a punto de caer por un elefante. Que tenga cuidado Rajoy, el Gobierno podría caer por un perro.

    Eso lo dices por afinidad racial. No eres objetivo.

  • Los Center of Disease Control (CDC) son una estructura militar. De hecho los viernes les obligan a ir a trabajar con uniforme de gala. Son militares porque se enfrentan a asuntos tales como la guerra biológica o química, los brotes infecciosos etc. que afectan a la seguridad de Estados Unidos. Todos sus trabajadores son personas respetadas, Cuando íbamos los viernes a hacer la compra, su presencia imponía en el supermercado.
    En España tenemos unos conocimientos muy similares a ellos, sino iguales, y hay medios suficientes pero falta organización y entrenamiento. Los trabajadores del Carlos III se sienten niguneados y mal pagados. Hubiera bastado un periodo de entrenamiento serio de los implicados para evitar lo ocurrido. No se puede ser bombero sin haber hecho prácticas previas.
    En España falta disciplina y moral de combate. Sobra tanto politiqueo de derechas, izquierdas y nacionalistas.
    En España falta respeto por las Instituciones y por las personas que atesoran conocimiento. Solo vale si pones tu bagaje técnico al servicio de la Causa,
    desgraciadamente no hablo de oídas.

  • Hablar del perrito es obsceno. Vivimos en una sociedad enferma.
    El Ébola se transmite de animales a humanos y de humanos a humanos. No tenemos pruebas de que se transmita de humanos a animales, pero si así fuere (no es descabellado), el perrito podría ser una bomba de relojería.
    La ignorancia es atrevida. hay que estudiar mas y leer mas. Y no hablo de novelas del Ellroy ése que tanto gusta por aquí.

  • Marqués, he visto en algunas publicaciones francesas que el personal de Médicos sin Fronteras que trata a la población en las aldeas africanas está cubierto de arriba abajo, con mascarillas y guantes incluidos. Lo de los guantes lo entiendo pero lo de las mascarillas no mucho a menos que nos estén ocultando cosas para no alarmar a la población. Si el ébola no puede transmitirse en el autobús no entiendo la precaución de la mascarilla. Lo que sé al respecto después de haberme informado someramente es lo siguiente ¿Qué opinas?
    El Ebolavirus puede atacar, a cualquier edad, tanto mujeres como hombres. Las personas en fase de incubación (de cinco a diez días generalmente) no trasmiten el virus. Solo un enfermo, es decir una persona infectada que presente además signos clínicos puede contagiarlo. La contaminación exige un contacto directo con órganos o fluidos corporales -tales sangre, orina, esperma, heces, vómitos y sudor- de un enfermo. La infección resulta de la penetración del virus en el organismo por una herida de la piel, por mínima que sea, o por las mucosas bucales y oculares y, a fortiori, en una inyección con una aguja infectada.
    Si me atengo a lo que leí en algunas revistas de divulgación científica relativamente solventes –sin entrar en las especializadas- no existe de momento ningún tratamiento específico contra la enfermedad. Moléculas activas y vacunas están aún en curso de ensayo clínico. La eficacia de la inmunoterapia pasiva (administración de anticuerpos) está sujeta a debate habida cuenta que el número de pacientes tratados es todavía escaso.

  • Se transmite como la hepatitis, es decir, mas difícil que la gripe, pero mas facil que el SIDA. Es lo que sabemos hoy, pero puede modificarse.

  • Pero por respiraciòn, no, supongo. Cuàl es entonces la razòn de la mascarilla con el calor que hace en Africa? Una aplicaciòn extremosa del principio de precauciòn?

  • Hace unos días escribí aquí que gracias a internet me había dado cuenta de que la gente era más lista, más creativa y, en líneas generales, mejor de lo que pensaba.

    Lo retiro.

  • De la sábana de ayer, pero lo quería en la de hoy. ¡Que despiste!

    “Personal del centro ha explicado que algunos de sus compañeros, víctimas de “ataques de ansiedad”, se han ido del hospital durante el día. “Todas mis compañeras estaban llorando cuando he llegado”, ha relatado una trabajadora del turno de tarde. “Estamos muy mal de ánimos; la gente se abraza una a otra. No hay forma de consolar a algunas personas”, ha añadido.”

    ¿Quiere esto decir que unos profesionales sanitarios han abandonado su puesto de trabajo?¿No habría que abrirles un expediente? Imaginen a unos militares yéndose a casa porque en esta guerra el enemigo tira a dar.
    Además, no contentas con ello se dedican a expeler fluidos corporales (lágrimas) a mansalva y por si fuera poco a tener contactos entre ellas (abrazos). No se… pero a simple vista parecería que no se están ateniendo al cumplimiento de los protocolos, eso, o los protocolos son un un desastre.

  • No entiendo prócer marques que le parezca obsceno hablar de un chuchiño que cómo bien dice usted es bomba de relojería. Más me parece obsceno la servidumbre histérica y manifiesta de tontoslaba de amigos y tal de la especie animal, osea.

    Gómez, no se ponga interesante.

  • La mascarilla y las gafas son importantes porque si algún fluido del enfermo entra en contacto con una mucosa (boca, nariz) o con la conjuntiva ocular, puede transmitirse a través de cualquier pequeña escoriación que no se vea a simple vista.

  • O sea, en el autobus también puede atraparse si viaja algùn perro enfermo y lo besamos. La primera vez con su consentimiento.

  • Nadie ha reparado en el matrimonio afectado debía ser ciertamente inclulto, Si no es imposible entender su conducta. Acudieron al médico de cabecera por fiebre, cómo es posible tal ignorancia, cómo es posible que no tuviera órdenes estrictas de al menor síntoma seguir unos PNTs.
    Brema, no hablo de estudiar un tratado de microbiología, sino de intentar entender los rudimentos básicos de las infecciones, para evitarse problemas a uno mismo. De la misma manera que estudiamos Derecho, pero intentamos entender cómo funciona la Administración.
    Una persona culta en el siglo XXI tiene que saber algo mas aparte de las “humanidades”.

  • Susórdenes, Marqués. Creo que cumplo con ese tipo de lecturas, pero la vorágine de la opinión (antes entré en twitter para echar un vistazo y creo que vi a alguien opinando) le lleva a uno a pensar que son aún más insuficientes de lo que creía. Todo el mundo parece saber de todo y el tono con el que lo expresan es de una contundencia abrumadora. Así como en una investigación prefiero el ruido al silencio, en «temas de actualidad» me ocurre todo lo contrario.

  • Acabo de leer que la enfermera infectada dice que quizàs se toco la cara con los guantes. Lo cual confirma, efectivamente, la importancia de gafas y mascarillas como bien decìa el marqués.
    No es tema menor Brema, no creas. En este momento en Berlin quizas tengas a 500 metros de tu casa a tres personas que estàn incubando la enfermedad. No hay que acojonarse por ello, ciertamente, pero mejor saber unas cuantas cosas al respecto. En cualquier caso yo tengo una curiosidad insaciable, por todo.

  • Y una es mucho de salvar focas en el desierto, delfines, orcas y pedir eurillos para que no se coman perros así no conozcan en otros mundos el dulce conejo, el rabo de toro y las centollas. Hasta miro mal a señoritas que usan abrigos de pieles autenticas que no las cazan con lo bien surtidos que estamos con pieles sintéticas fabricadas en lúgubres subtŭlus por niños explotados que comen perros, gatos y ratas.

    Me cansa y mucho la tontunada general. Y no tener una Ellis Island para los emigrantes. Poner en cuarentena a los pateros y en aeropuertos es una necesidad desde hace tiempo.

  • Pero tienes muy buen instinto para las estadisticas y las proba, me di cuenta en varias ocasiones cuando ponias algun ejemplo de experiencias clinicas.
    Y yo tampoco soy matemàtico profesional sino un economista que se licenciò paralelamente en matemàticas y poco màs.

  • Uno ya no sabe a que atenerse ante tanto bombardeo de supuestas informaciones, pero el hecho de que reconozca haberse tocado la cara, que demuestra claramente que no fue capaz de entender a que se estaba enfrantando. Cabe que fuera, como dice el marqués, por su incultura (no es enfermera sino auxiliar) o porque no fue suficientemente formada. Lo más probable es que sea por ambos motivos. Pero lo que ya es de traca es que, según parece, cuando acudió al médico por primera vez “no se le ocurrió” decirle que había tratado con el fallecido por Ébola.

  • Ximeno, es verdad que la incompetencia genética del personal subalterno, unida a su tendencia al desorden, reforzada por su expresividad africana y acentuada por la condición femenina de buena parte del mismo, ha tenido que influir mucho en los comportamientos irregulares que usted denuncia; pero, en vez de descalificar a esa mujeres por los mismos, quizá sea preferible ver en éstos el síntoma inevitable de lo acojonadas que deben de estar y con razón.

  • 08/10/2014 A LAS 14:46 MARQUESDECUBASLIBRES

    Nadie ha reparado en el matrimonio afectado debía ser ciertamente inclulto, Si no es imposible entender su conducta. 

    Inculto es un adjetivo francamente bondadoso en este caso. El marido ni se entera de que va la la ffiesta. Cada vez me dan más miedo los hospitales. Y no por los edificios.

  • Follan, no se me dan bien las matracas, pero como las considero imprescindibles me he esforzado en entender al menos sus fundamentos. Tan es así que he preparado una entrada (ya en manos de los editores) sobre su utildad práctica en medicina.. Espero con avidez, y cierto temor, sus comentarios.

  • Pues agárrese PerroAntoine, si acude a un hospital andalú.

    Boletín Oficial de la Junta de Andalucía.
    En la última oferta de empleo para médicos, aparece una reserva de 12 plazas para especialistas “retrasados mentales leves o moderados” -cito textualmente-. Entre estas plazas figuran las de: Cardiólogo, Cirujano, Psiquiatra, Ginecólogo, Oftalmólogo, etc. (ver resolución cuarta, Anexo I punto 4.5.1.).

  • 08/10/2014 A LAS 14:58
    FOLLANDEIRO (SÌ, JODER, FOLLAN D’EIRO)
    En cualquier caso yo tengo una curiosidad insaciable, por todo.

    También tengo una curiosidad insaciable por todas, pero me molesta verme obligado a dar en dos días una opinión sobre algo que desconozco. El sentido común está poco valorado. Quizá es que me asusta cada vez más la burricie de la gente. No me refiero solamente a este pobre matrimonio, a los pijoflautas que quieren salvar la vida del perro o a los periodistas* que hacen gala en público de su analfabetismo, sino especialmente a las gentes bien dotadas intelectualmente que luchan contra esos burros. Me pone de muy mala hostia la santa indignación de los listillos.

    Por otro lado, llevo tanto tiempo fuera de España que me enternecen ciertos detalles. De las fotografías de este pobre matrimonio, me quedo con los calcetines rojos y la funda del sofá. No hace falta que abran la boca para saber lo que van a decir sobre su drama.

    * Uno de estos periodistas, el Cintora, tuvo un grupo de rock en su primera juventud y me hacía mucha gracia que se refiriera a Jean-Michel Jarre como “Yanmaikel Yar”.

  • 08/10/2014 A LAS 14:58
    PERROANTUÁN
    ¿Se nos muere el ebook?

    Debate interesantísimo; tanto como para que me pongas en un membrete. Lo sigo en FB.

  • Tenemos que estar informados con la prensa española actual, que es una basura infecta (por no hablar de la tele), y contrastar la opinión que podamos formarnos con las gentes del tweeterds. Mal asunto. Menos mal que nos queda ÇhøpSuëy.

  • Las cosas como son: nadie se inventa nombres tan buenos como los estafadores que inundan de spam nuestro correo. Sin ir más lejos, acabo de recibir un mensaje en el que el Sr. Fred Gamba me propone un interesante negocio en Nigeria con u a inversión casi ridícula. ¡Fred Gamba! A alguien que se llama así resulta casi imposible no entregarle el número pin de nuestra visa a las primeras de cambio.

  • En estos días milenaristas disfruto más que nunca con la lectura diaria de un par de historias del Decamerón, se lo aconsejo.

  • De Factual recuerdo especialmente la controladísima selección que hacía de las noticias. No existe en nuestra relación con los periódicos y menos con las redes sociales: hay titulares de todo lo imaginable, tuits sobre cualquier gilipollez. Parece que un imbécil ha escrito que la enfermera fue a unos exámenes en «la universidad de Pablo Iglesias» tras haber atendido a los enfermos de ébola. Me cabrea lo indecible conocer este dato, porque no me interesa, no quiero saberlo, no quiero que ocupe espacio en mi mente (quizá ha usurpado el lugar que ocupaban los gloriosos pechos de aquella moza que… ¿veis? ya no me acuerdo). Pero basta abrir la puta página de un periódico digital español para que te la planten delante de las narices, o abrir el tweeterdt aunque sea tímidamente para encontrarte dos o tres ACOJONANTE. Con espabilaos así, ¿quién quiere analfabetos?

  • LA SOLEDAD DE SÁNCHEZ COTÁN

    Tampoco entiendo la gente que finge sorprenderse de la cantidad de imbéciles, idiotas, cretinos, energúmenos, disminuidos, bobos, estúpidos, lerdos, capullos, besugos, carnuces, sinsorgos, zonzos, guaranes y tontos que nos rodean. ¿No observan a la gente que tiene alrededor cuando van por la calle, en el bus o en el metro? ¿No escuchan a sus conciudadanos cuando hacen la cola frente al quiosco para comprar el Lib? ¿Con quiénes trabajan, a quiénes les venden, a quiénes les compran? ¿Tienen que «abrir el internet» para darse cuenta de ello? Voy a meditar profundamente esta tarde quiénes me hastían más, si los que quieren salvar al perro, quienes se indignan porque hay quienes quieren salvar al perro o quienes se preguntan alarmados y a gritos si todo el mundo es tan gilipollas como parece.

  • Gengis no pretendo acusar a nadie, solamente que me gustaría un poco de profesionalidad. Además en el supuesto de que el periódico no estuviera cargando las tintas en el sentido de acentuar el componente emotivo, ese comportamiento de abrazos y contacto con fluídos corporales debería acojonarles mucho más.

  • – Ha tenido que llegá la intennné pa danno cuén de que vivimos rodeados de idiotas.
    – Qué pasa, tronco, ¿que cuando vas al bar, al Bernabeu o al ambulatorio sólo te escuchas a ti mismo y a tus pensamientos?

  • “… ese comportamiento de abrazos y contacto con fluídos corporales debería acojonarles mucho más.”

    No me extrañaría que ya lo esté haciendo. Menudo panorama.

  • ¿Estamos ante el ocaso del elibro? Francamente, creo que no. Vamos por la segunda generación, la táctil, donde las páginas se pasan tocando la pantalla, la tercera si consideramos la retroiluminación, siendo esta otra característica en la que supera al libro clásico.
    Ciertamente la localización de un párrafo en el elibro puede ser más engorrosa, pero es algo que se evita siendo disciplinado y poniendo notas a diestro y sinestro aunque luego borremos la mitad.
    El libro impreso no puede competir en comodidad ni en legibilidad aunque puede hacerlo en diseño y valor intrínseco, pero es cuestión de tiempo que los sistemas operativos nos presenten miniaturas de las páginas para desplazarnos por ellas, diccionarios temáticos, indexaciones de semántica compleja, algoritmos de búsqueda cada vez más acertados, etc. Una colección de herramientas que transformarán la experiencia de lectura con asimilación, o en su defecto lectura con fácil relocalización, en algo que requerirá poco esfuerzo o ninguno.

    Por otra parte eso de que te impriman el libro en unos minutos, me suena un poco al Photomatón: un invento para sacarles los últimos $$ ya que no podemos a los lectores, hagámoslo a los libreros, emulando las hazañas conseguidas por los laboratorios fotográficos que ante la crisis provocada por la irrupción de la fotografía digital lograron colocar minilaboratorios de “sus fotos en una hora” hasta en los últimos rincones del mundo, así, por una parte fidelizaron a sus clientes a la fuerza pues los procesos eran incompatibles tanto a nivel de componentes mecánicos como de químicos y por otra sanearon sus balances a sabiendas de que tales engendros eran imposibles de amortizar en un plazo razonable.

    Editores que corrijan sintaxis, lugares comunes, reiteraciones, afectación y otros males de la literatura contemporánea, aquí florece un ramillete que no nos cobra un pelo y que difícilmente podríamos encontrar en el mercado con un espíritu tan leal y divertido (cuando no lo corrigen a uno, claro, porque entonces no sabemos por qué extraña razón pierde toda la gracia).

  • 08/10/2014 A LAS 16:38 ADAPTACIONES
    Pues agárrese PerroAntoine, si acude a un hospital andalú.
    Boletín Oficial de la Junta de Andalucía.
    En la última oferta de empleo para médicos, aparece una reserva de 12 plazas para especialistas “retrasados mentales leves o moderados” -cito textualmente-. Entre estas plazas figuran las de: Cardiólogo, Cirujano, Psiquiatra, Ginecólogo, Oftalmólogo, etc. (ver resolución cuarta, Anexo I punto 4.5.1.).

    Hombre, hombre… A ver si va a ser usted como mi madre que se cree todo porque lo han dicho en la tele o en la radio. O porque lo hayan leído en el BOE. Aquí lo importante es cumplir los requisitos. Hay un decreto que reserva plazas para personas con discapacidad o retraso… pero tienen que cumplir los requisitos. Es decir, se reservan un tanto por ciento de los puestos por si se diera el caso de que hubiera gentes con estas características que pudieran cumplir el resto de los requisitos. Es decir, hay un decreto marco (el que reserva plazas a los colectivos que hay que ayudar) que obliga a la reserva de plazas, lo que no quiere decir que estas plazas puedan ser cubiertas “realmente” por estos colectivos, aunque sí “teóricamente”. Por eso, el artículo cuatro, bajando al mundo real, dice lo siguiente:

    Cuarto. Reservar, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 4.3 del Decreto 136/2001, de 12 de junio, el 5% de las plazas ofertadas para su cobertura por personas con discapacidad igual o superior al 33%. El 4% se reserva para su cobertura por personas con discapacidad física, sensorial o psíquica que no tenga origen en retraso mental leve o moderado, y el 1% restante se reserva para ser cubiertas por personas con discapacidad que tenga origen en retraso mental leve o moderado. En el supuesto de que estas plazas no se cubran por personas con discapacidad se mantendrán ofertadas para el resto de aspirantes del sistema general de acceso libre.

  • Sï PerroAntoine, bien acotado, pero yo recuerdo que hubo una candidata a alcaldesa, o alcaldesa electa, con síndrome de Down.

  • Señor Bremaneur, me sorprende su impostura cínica sobre las humanas personas sensitivas y frágiles qué se acontecen sorprendidas un día sí y el otro. Mismamente voy a reparar en ello y pensar.
    Páseme a Satur qué me entiendo mejor con él. insensible, qué es usted un insensible.

  • RESPONSABILIDAD Y EFICACIA

    No hemos querido sembrar la alarma entre la población. Estos últimos días han sido duros, de graves enfrentamientos entre facciones opuestas en este nuestro benemérito fanzine. Se ha echado en falta una mano dura, una mano eficaz, una mano directriz. El silencio sobre esta ausencia ha sido el aceite que ha permitido que un engranaje falto de su pieza principal funcionara, aunque maltrecho. Llevábamos varios días sin saber de la Srta. Bellpuig. Un terremoto sería como el copo de la caspa cayendo sobre nuestras solapas al lado de lo que significa la falta de nuestra secretaria. Aterrados, no sabíamos dónde acudir, no sabíamos cómo cercenar el mal rollo imperante, no sabíamos dónde depositar las facturas del café de media tarde, no sabíamos cómo llamar un taxi. De haber abierto las jaulas del pánico se habría extendido el caos y la situación se habría vuelto incontrolable. Veíamos el cierre de ÇhøpSuëy, oíamos el bajar de las persianas con el chirrido oxidante de los negocios antiguos. Por fortuna, la Srta. Bellpuig vuelve a estar entre nosotros. La hemos encontrado.

  • Censurica. Pienso que Morán no es un pope, como algunos pretenden, y que necesita brochazos de matices, pero es un tipo que a su modo lucha por ser libre. Y algunos no le dejan.

  • CHASCO

    Hoy he comprado varios libros de poesía y un par de Damaso Alonso sobre Góngora, uno de tres tomos explicando el Polifemo (y otro de 1935, dedicado, por dos leuros). No me aclara el significado del soneto que empieza «La dulce boca que a gustar convida». Chasco. Me paso a los Extremo.

  • Eso se lo digo en pelotas, pero hoy no y explicando a Góngora así usted se le antoje.
    Buenas noches.No olviden dormir con mascarilla, hay súcubos e incubos sospechosos de contagio.

  • Camino de la cita me encuentro con mi hermano. Le cuento a donde voy, me sobra casi una hora, me dice invítame a una caña mientras haces tiempo. Accedo, y casi sin venir a cuento me suelta no-se-qué de Yabuá (o sea Jabois). Joder, Jabo, le digo, con ese pavo he “chateado” mogollòn de veces, y entonces sin venir a cuento le resumo mi vida en el éter de estos últimos cuántos, ¿diez años? Mi otra vida hasta ahora secreta. Se queda a cuadros porque uno pienbsa que a su hermano un poco le conoce y yo voy “cantando” todo, sin que me pregunte y sospecho que sin que le interese más allá de la sorpresa inicial.
    En algñun momento me pregunta por mi nick, no se lo digo.
    Nos despedimos; ya yéndome, casi le grito: si algún día quedo con Jabo, te lllamaré.

  • Le he hablado del Marqués, de Lacónico, por supuesto; de Jamontano. De Goslum, del Richal, de Brema, de Martin Olmos … Aunque sin citar sus verdaderos nicks, claro, todo nicks supuestos.

    Todo, he confesado todo. Pero no he mencionado Chopsuey. Aún puedo hablar linbremente aqui.

  • He ido a cenar con dos compañeros de colegio, aún nos seguimos viendo.
    Uno de ellos,,inevitablemente: se casó con mi hermana menor. Recuerdo que las amigas de mi hermana eran lo que yo llamaba “acudir a la cantera”: cuando no tenía ligue, le insinuaba a mi hermana oye qué buena se está poniendo tu amiga X…¿tú crees que si la llamo? Pasaban un par de semanas cuidadosamente estudiadas mientras “me decidía” y claro, cuando las llamaba estaban ya maduras, rendidas.
    Jo, y luego me hace lo mismo con mi hermana el muy.
    Pero bueno,están muy bien juntos y llevan ya todos estos años

  • el tercero en discordia es un caso curioso: nos conocemos y vamos al mismo colegio desde 2º de EGB, actual primaria, y nos hemos odiado todos los años de colegio, tanto que ni siquiera nos hemos pegado. Coincidimos también en la carrera, y, no sé ni cuando ni como, pues tan amigos.
    Han pasado 30 años (joder, treinta!!) y hasta hoy

  • 30 años significa que hemos sobrepasado la cincuentena.
    Se lo digo, le digo saca la lista de cosas que siempre has querido hacer y empieza a marcar las que ya nunca vas a hacer.
    Por ejemplo, un trío …
    Me dice que un trío no, que le da no se qué .
    Me parto el culo: se trata de dos tías y tú, ¿qué te habías pensado?

  • Hay que pasar a la acción, le digo. Lo que no hagamos hoy ya no lo haremos nunca. Me sirvo un poco más de boletus con calabacín: exquisito. Pero no puedo dejar de ver que siempre hemos pensado que es un poco gay que te gusten las setas.
    Y ahora las pedimos sin rubor.

  • Me dice qu epensaba irse a Santader este finde – tiene una casit alli- mne dice que vayamos.
    Le digo a mi cuñado que pasando de nuestras respectivas, vámonos a Santander.
    Por supuesto, no iremos.
    Lo único que ha faltado hoy ha sido la ocurrencia:
    – ¿Y si montamos un bar?

  • Por cierto que en un momento de la conversación me dice:
    – Y entonces ella se mete un dedo en la boca y suelta unos gemidos… Que la tuve que decir: Mira, no hagas eso, que nos humillas a los dos. Y apaga la luz.

    (Jeje, por supuesto he recordado comentarios no muy lejanos aqui en Chopsuey, del Marqués y de Brema, creo. )

  • Dicen las autoridades -doy por hecho que sin ánimo de falsear las cosas- que el riesgo de transmitir el virus del Ébola es inferior al de la transmisión de el del sida; también, que no hay riesgo significativo de contagiarlo, aunque uno esté infectado, si la temperatura corporal es inferior a 38,6º. Así lo contempla el protocolo que debe seguirse después de haber tratado a gente que ya está desarrollando la enfermedad producida por el virus?

    Entonces, mientras no llegó a esa temperatura, la auxiliar de enfermería no tenía el deber -me refiero sólo al sobrio deber legal- de contar a nadie cosas de su vida privada, como que atendió a los misioneros infectados. Voy un poco más lejos y sostengo que no estaba obligada -no me salgo de la sobria obligación legal- a contarlo aun en el caso de hubiera sabido que estaba infectada. No faltó al deber de la verdad por no contarlo a nadie, ni siquiera a su médico de familia. Sacarse de la manga la hipótesis de que hubiera mentido sobre su temperatura, ocultando al principio que era más alta de lo que dijo, además de ser una elucubración psicológicamente absurda es infame.

    ¿Son erróneas entonces las instrucciones que deben seguirse después de la atención a un infectado? No si nos atenemos a lo que dicen las autoridades. Pedir responsabilidades políticas por un supuesto defecto del protocolo post-tratamiento es, admitida la veracidad de las autoridades, demagógico.

    ¿Es imprudente el protocolo que debe seguirse antes de esa atención? Por lo que he entendido, sobre todo al marqués, para que un protocolo sea efectivo no basta con aprendérselo. Es imprescindible haber practicado lo suficiente para que pueda ejecutarse de un modo automático. Ese entrenamiento, por lo visto, sí ha faltado.

  • Igual que Bremaneur, me pregunto qué hago hablando del Ébola. ¿Qué es lo que despierta en mí las ganas de opinar sobre cosas que seguramente por sí solas no me provocarían estas ganas, al margen de la preocupación que puedan provocarme esas cosas? Aventuro esta respuesta: que veo las discusiones de la televisión. Opino -quiero decir, tomo partido- sobre aquello sobre lo que veo que opinan -es decir, toman partido- otros.

  • La discusión en el estudio de televisión, siendo muy importante, es una parte; la otra, la que tenemos a la vez en nuestras casas. Por fenómenos como éste, ya se dijo hace tiempo que la televisión, lejos de haber acabado con la comunicación hogareña, la había potenciado.

  • 09/10/2014 A LAS 01:24
    FUNES
    Me dice qu epensaba irse a Santader este finde – tiene una casit alli- mne dice que vayamos.
    Le digo a mi cuñado que pasando de nuestras respectivas, vámonos a Santander.
    Por supuesto, no iremos.
    Lo único que ha faltado hoy ha sido la ocurrencia:
    – ¿Y si montamos un bar?

    Usted ha visto Éxtasis, de M. Barroso

  • Un Sistema Público de Salud en que los sanitarios son cuasi funcionarios, tiene ventajas obvias,pero también algunos inconvenientes. Para mí el principal es la “baja moral de la tropa” debida a bajos sueldos, poco reconocimiento y ausencia de carrera profesional. La tan ansiada seguridad en el empleo conlleva necesariamente bajos sueldos.
    El Sistema español de transplantes funciona porque se inyectó dinero suficiente para que todos los participantes tengan incentivos económicos y reconocimiento. A las personas solo se les motiva con dinero y reconocimiento, con la excepción de los automotivados (religiosos) y los que se someten voluntariamente a la disciplina militar.
    Quitarse un traje de protección según protocolo lleva una horita y debe ser supervisado por un monitor.
    Para hacer las cosas bien hace falta inteligencia, cultura y estar motivado.

  • Quienes se rasgan las vestiduras creyendo que somos un país de pandereta deberían avivar la memoria. Año 2011, «crisis del pepino». 450 contagios en Alemania y 32 muertos. Treinta y dos. La responsable de salud del gobierno regional de Hamburgo achaca el brote epidémico a los productos españoles. 200 millones de euros en pérdidas. Doscientos millones. Treinta y dos muertos. Tampoco dimitió nadie. Alemania. La organización, la ética y todo eso.

  • Marqués, en el décimo capítulo de “An Inquiry…”, Adam Smith se planteó por qué los británicos de su época consideraban legítimo que los mineros estuvieran mejor pagados que los soldados. Partió del principio que no siendo la mayoría de ingleses ni mineros ni militares, al no verse directamente concernidos por la cuestión se les podía considerar en conjunto como un observador imparcial. De un observador imparcial, sujeto de apreciación colectiva conocido como “opinión pública”, se espera que la apreciación se fundamente en un sistema de razones de sentido común generalmente compartidas. Adam Smith llegó a la conclusión de que al no honrarse al minero con reconocimientos ni honores militares, en caso de muerte, la opinión pública consideraba que se le debía retribuir en vida con un salario superior al del soldado.
    El observador imparcial/opinión pública distingue claramente entre varios tipos de desigualdades sin llegar a asimilar desigualdad a injusticia salvo en contados casos. Según estudios sociológicos llevados a cabo mediante encuestas, las desigualdades funcionales no se perciben como injustas: la opinión pública admite que las remuneraciones estén indiciadas en relación al mérito, la competencia o la importancia de los servicios prestados. Las remuneraciones de las estrellas del deporte o del espectáculo pueden percibirse como excesivas pero no como injustas.

  • 09/10/2014 A LAS 09:51 BREMANEUR
    Lo habitual es alzar la mirada, fascinado, y gritar: “¡Satán es mi señor!”

    Si en lugar de dedicarse a poner fotitos de azafatas, la Srta. Bellpuig usara con inteligencia el Tumblr, podría hacer un gran servicio a este nuestro fanzine ilustrándonos sobre tendencias artísticas e intelectuales. Una de ellas, que vengo notando desde hace tiempo, es el revival de admiración sobre el brutalismo arquitectónico, una arquitectura que me fascina desde crío y que suele ser una de las víctimas habituales de las remodelaciones arquitectónicas; se la considera fea, supongo que por la pobreza de sus materiales y su rotundidad.

    Entre los extraordinarios turumbeles sobre arquitectura que sigo, hay alguno dedicado en exclusiva al brutalismo. No me agradezcan el descubrimiento. Estamos aquí para servir.

  • Uf, el pelma del Quintano. O sea, que hay que defender la fiesta de Tordesillas porque a los antitaurinos se les va un poco la pinza. ¿Cómo se llama esta falacia argumentativa?

  • Torres Blancas es brutalismo, principalmente porque son negras. Llegar a Madriz por la A2 en autocar, que es como llegamos las buenas gentes del pueblo, resulta fascinante: Dejas a la derecha las Torres Blancas (que, como he dicho, son negras) y el bus se sumerge en el submundo fantasmagórico, atrincherado, anaeróbico, de la estación de la Avenida de América. Lo considero un bautismo. Así como a los bebés les echan un jarro de agua fría por la cabeza como rito iniciático por todos los jarros de agua fría que nos llevaremos en esta vida, la inmersión en Avenida de América es rito iniciático imprescindible para moverse por el mundo fantasmagórico, atrincherado y anaeróbico que es todo Madriz.

  • Como amante de los animales en general y los perros en particular, conozco de primera mano el dolor que puede causar su pérdida a los que conviven con ellos. Dicho esto, me parece que el revuelo originado en las redes sociales por el perro Exacalibur es uno de los episodios de masas más grotescos que recuerdo. Que conste en acta.

  • Cela vivía en Torres Blancas, detrás de Torres Blancas actuaban Tip y Coll, dentro de Torres Blancas estaba Lúculo, cerca de Torres Blancas estaba el Rock Ola.
    Fíjense lo que sabe un madrileño añoso.

  • 09/10/2014 A LAS 13:32
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Claro que Brema es antitaurino, del Aleti y de izquierdas.

    Del Aleti y de izquierdas sí.

  • Que un grupo de gente analfabeta proteste por el sacrificio de un perro me parece algo menos grotesco que un grupo de gente sensata clame al cielo porque un grupo de gente analfabeta proteste por el sacrificio de un perro. No sé si me explico.

  • CORRECCIÓN
    «Me da a mí que el izquierdismo de Brema es demasiado simple como para caber en el cajón “izquierdas”».

  • Me ha hecho mucha gracia el blog que ha enlazado Bremaneur, ni siquiera conocía el término brutalismo. Dicho esto, y aprovechando la capa del comentario de Perroantonio y sus enlaces, quiero manifestar que a mí también me gusta mucho en mis adentros, sobre todo el brutalismo habitado entre chimeneas que echan humo en las riberas de los ríos muy sucios. El típico brutalismo de mierda, creo que lo llevo en la sangre.
    No quiero decir ni pío de la infección de ébola, pero en la radio del autobús no hablaban de otra cosa aunque sin decir absolutamente NADA, tres cuartos de hora repitiendo balbuceos y naderías y sembrando el terror. También es arte: el arte de histeriarte.

  • El primitivo campus de Lejona era brutalismo puro y duro. Ahora que se ha aligerado la arquitectura y vegetalizado el entorno, ha aparecido el campus propiamente dicho con sus muchachas que pax pacem en latín, que meriendan pas pasa pan con chocolate en griego, que saben lenguas vivas y se dejan besar en el crepúsculo, que díría el poeta.

  • Perroantonio, ni en Lejonaleioa ni en 100 km. a la redonda hay muchachas de vivas lenguas dejándose besar, sea crepúsculo o media mañana, si no es a costa del sudor de la frente del poeta.

  • Soy tan de izquierdas que no aceptaría una dimisión del ministrín de la sanidad madrileña, este obesito mórbido, sin que fuera acompañada de una colleja de las que hacen plas y pican. Los payasos, mejor en el circo.

  • -Hay que desalojar al PP de Madrid.
    -La sra Parker abandonó Facebook, y ahora Chopsuey, por indicación del cordobés. Ayudaron bastante las vitriólicas críticas que recibió sobre su cuento de terror.

  • Tare, lo expresó insuperablemente Damon Runyon, por boca de su personaje Sam el Descuidero, en una de esas frases de cabecera. “Hace mucho tiempo que he llegado a la conclusión de que la vida se paga 6 a 4 en contra”.

  • Una cosa es que un edificio esté hecho con beton brut; otra, que en él, con hormigón o sin él, se busque un efecto de brutalidad que coquetee con la fealdad. No tienen por qué coincidir ambas cosas en la misma obra. Coincidan o no, hay maravillas de los dos tipos.

  • “… hecho con béton brut…”
    menos mal que pusiste la tilde, estaba temiendo de un momento a otro un efecto mariposa, por esa puta tilde, de consecuencias incalculables, como un agujero negro en el Universo que afectara, màs aùn, a la cuenta bancaria de Gomez. A ver quién iba a darle de comer a Belagorda.

  • Follan, llevo años reclamando el Nobel para Modiano y recibiendo tus imprecaciones por ello ¿Qué? No pides nunca perdón.

  • Perdon, por haber subestimado a Mediocriano.
    (si los de Estocolomo no le dan de oficio de vez en cuando un premio a los franceses temen que Le Monde diga de ellos que si los suecos no hubieran existido la historia de la humanidad no habria variado)

  • Claro que me gustaría, pero no es fácil, quitarme la obsesión por evitar cualquier fallo por ínfimo que sea, aunque sólo sea por la razón de que tengo muchos. Igual van unidas las dos cosas.

  • Gengis, sabes que te quiero bien y voy a darte un consejo de buen amigo, de corazòn.
    Brema era como tù hasta que se puso un arete en una oreja, bueno, en las dos. Rompiò con Brazil, saliò del armario, dejò de leer a San Agustìn y le perdiò el miedo a Perkins. Es decir, se hizo un hombre, un verdadero hombre sin nada de mujer, es decir, un homo.
    Tu caso es distinto, no sé por donde saldrias pero es seguro que si te pusieras un par de pirsins y te tiñeras de rubio polluelo, por algùn lado saldrias, a lo mejor por la ventana a escobazos. Pero saldrias, joder, que no sales. tienes un no sé que de Voltaire encerrado todo el dia en la alcoba que a veces me recuerdas a la hija de don Juan Alba. Escùchame, te lo digo yo, con pirsins y rubio polluelo estàs que te sales de sobrado.

  • Es ridículo -eso ya lo sé- pensar que gente que te lee desde hace tiempo vaya a tener en cuenta, a no ser en los momentos de combate, las faltas de tildes y concordancias. Tu nivel lo conocen de sobra. Pero saberlo no te sirve de nada. Lo que aconsejan en estos casos es cortar por lo sano, dejar de repetir la conducta obsesiva. Eliminando la conducta, terminas por eliminar el sentimiento que la causa.