Escapismo

ElEscapistaGIF

Por Perroantonio.

Recuerdo perfectamente el vago gesto de desprecio con el que el profesor de Literatura solía despachar a los escritores y artistas que no ponían su bagaje intelectual al servicio de la causa. Consistía en apenas una leve señal, un conato de fruncimiento de ceja y apenas un cuarto de media sonrisa de condescendencia acompañando a la palabra infamante: escapista. Eran escapistas los modernistas, Rubén Darío principalmente, que desperdiciaba su desbordante talento en la descripción de estampas con princesas, o Manuel Machado, que al contrario de su hermano Abel, digo Antonio, sólo buscaba sangre, sudor y polvo en las gestas del Cid y no en los efluvios corporales del jornalero o el peón ferroviario. Eran escapistas casi todos los poetas de la generación del 27 y especialmente aquel infame que decía que el mundo estaba bien hecho y escribía un poema… ¡a un sillón! En fin, eran escapistas casi todos los escritores, especialmente si supeditaban el ‘fondo’ a la ‘forma’ con delectación y regodeo. Y el colmo, el no va más, eran aquellos mamones que se dedicaban a la literatura de ‘evasión’, fueran populares y de novela de bolsillo o supuestamente cultos y de libraco, como cierto Tolkien; sólo se salvaban los escritores de novela negra, que al parecer eran todos criptocomunistas y sus obras resultaban ferozmente denunciadoras y revolucionarias, aunque no se notase en una primera lectura y quizá tampoco en una quinta.

Claro que yo entonces no sabía lo que era, literalmente, un escapista. Nadie me había hablado de Erik Weisz, alias Harry Houdini, y ni siquiera había pensado demasiado en por qué resultaba necesario escaparse de la realidad, actividad a la que, por cierto, venía dedicándome desde mi más tierna infancia dado que mi realidad consistía básicamente en espacios cerrados de donde era mejor huir. Bien mirado, los escritores comprometidos eran también escapistas, lo que pasa es que querían escaparse hacia no lugares que no acababan de convencer, quizá porque los ideales siempre parecen aburridos. A pesar de todo, yo los admiraba tanto o más que a los malditos, y sigo haciéndolo.

Lo malo es que seguí practicando el escapismo. Siguen creyendo que me paso las horas encerrado en la habitación y que mi minucioso conocimiento de las novedades del mundo es fruto de un análisis concienzudo cuando sólo se trata de un intento desesperado y a contrarreloj para hacer saltar los mecanismos que me aprisionan. Cualquier día de estos no lo consigo y acabo ahogado en esta realidad de mierda.

101 comentarios

  • BEATO SILLÓN

    ¡Beato sillón! La casa
    corrobora su presencia
    con la vaga intermitencia
    de su invocación en masa
    a la memoria. No pasa
    nada. Los ojos no ven,
    saben. El mundo está bien
    hecho. El instante lo exalta
    a marea, de tan alta,
    de tan alta, sin vaivén.

    Jorge Guillén

  • El colgado, carta de tarot muy interesante, a saber dos puntos

    “Una carta difícil. En las lecturas puede interpretarse para un hombre, la presencia de problemas físicos relacionados con la consumación del acto sexual.

    Pocas veces funciona como carta “correctiva”, mostrándose en su totalidad y permitiendo que la potencia del hombre retorne. Cuando esta carta aparece en la tirada de una mujer confirma las numerosas inhibiciones y problemas de su pasado, que se involucran con su capacidad para conseguir el amor verdadero en cierta etapa de su vida.”

    ¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨
    Le informo pues, que usted señor Perro tiene un problema, trauma o rizoma confusional con su profe literario o con los escapistas habituales que rondan y mucho su espacio.

  • Estoy por iniciar una campaña, pero mi natural timidez y falta de determinación me lo impiden.

    Se trataría de acudir al Ministerio de Educación y fotografiarme con el Ministro Wert, y luego distirbuirla por feisbucs, tusiters y foros con el pie de foto:

    Yo si me fotografío con el Ministro Wert

  • Otras campañas que nunca inicié:

    – en los 90’s, ir al Pais Vasco y pasar un día o fin de semana completo con uno cualquiera de los políticos o empresarios amenazados por ETA, con guna camiseta con una diana ,y un lema como ETA, NO PODRÁS MATARNOS A TODOS y procurar gran difusión mediática

    – Venir a trabajar con una camiseta que diga “Me llamo Malala y voy al coelgio”. Quizá más impacto tendría si fuera con uniforme de colegio de niñas: falda escocesa o de tablas,y polo blanco. Y bailarinas (¿se llaman así esos zapatos?)

    – La penúltima, cuando leí en la prensa que enfermeros y auxiliares del Carlos III que han tratado a los casos sospechos de ébola “están siendo repudiados y rechazados por familiares y compañeros”; la idea era ir al hospital y darles un beso y/o abrazo púbico, digo público, también con frasecita, quizá simplemente “Gracias”

    (Pero se han quedado todas en la carpeta Borradores, ya saben)

  • A mis brazos Funes.
    Comprar una partida de 20000 pitos chinos, repartirla a la entrada de un partido del Barça a los que quieran pitar en el minuto 17 14″.

  • Desplegar una pancarta con el lema “Vuelve Jose Mari” la noche del 31/12/2004 desde el campanario de la iglesia de Cadaqués, en el momento en que TV3 emitía desde allí las campanadas.
    (para mi asombro debo decir que mis hijos temieron que lo iba a hacer)

  • Lovecraft escribió, por encargo de Harry Houdini, una historia, titulada Encerrado con los Faraones, que apareció publicada en una revista de la época. La aventura acontece en el interior la pirámide de Kefrén, y está protagonizada, además, por el propio escapista. La verdad, el relato siempre se me antojó más infantil que otra cosa, pero sí resulta ciertamente curioso.

  • Confieso que ha rondado por mi cabeza la idea de encargar una camiseta con las efigies de Jordi Pujol y Marta Ferrusola y el anagrama I LOVE YOU ANDORRA debajo, e ir a votar el 9-N con ella.

  • Tareixa, porque no creo que Wert sea el primer minsitro de cultura que NO ha apoyado ni al Savall ni a la Colita como a ellos les hubiera gustado, y sí creo que con un ministro de izquierdas, o quizá con uno que no hubiera cometido la blasfemia de pretender “españolizar” cataluña, hubieran aceptado el premio, ambos.

  • PONGA UN ARTISTA EN SU MESA
    Practicar el escapismo, sí; promoverlo, no. Así que renuevo mi compromiso con la actualidad comentando esta triste noticia de L’Avantguarda: las manifestaciones de la señora Colita (dicho sea sin ánimo de remarcar el oxímoron) rechazando el Premio Nacional.

    Dada la reiteración de estos comportamientos, me atrevo a elevar al Ministro de Cultura (que me estará leyendo) unas humildes propuestas para que los artistas dejen de morder la mano que no les da de comer:

    1. Darles de comer. Es una propuesta bastante cara, dado lo que comen los artistas. Además tendría el efecto secundario de multiplicar su número. Crearía también un precedente comparativamente ominoso con otros gremios, como el de los torneros-fresadores o las secretarias de dirección. ¿Por qué los artistas?

    2. Eliminar los premios. Es una medida radical y bastante razonable, dado que los premios siempre se leen en clave de sumisión al poder político. Pero ocurriría que el resto de los organismos del Estado (gobiernos autónomos, diputaciones, ayuntamientos) perderían el culo por demostrar que ellos sí apoyan a la Cultura (con Mayúsculas) premiando a todo el mundo, incluido los transeúntes, especialmente si firman manifiestos.

    3. Aumentar la cuantía de los premios. Vale, te metes los 30.000 euracos por el agujero del aparato excretor, pero por 300.000 te saco brillo.

    4. Hacer un bote, como en el Bonoloto. El premio rechazado se incorpora a un bote para el año siguiente.

    5. Nombrar siempre a ministros de cultura de izquierdas, para compensar los efectos alérgicos y el rechazo.

    Estas grandes ideas, que ofrezco sin ánimo de lucro, podrían ser fácilmente compensadas aumentando los presupuestos del Ministerio de Cultura. Como parece que no hay dineritos en el Estado (sí, corazones, que no leéis bien los periódicos; cada pocos días hay que subastar deuda para que nos presten dinero y podamos mantener este invento a toda máquina) tampoco estaría mal comprar libros, cuadros, fotos, discos y cosas de esas que hacen los artistas. Que también son de Dios y tienen que comer.

  • 07/11/2014 a las 14:46 Perroantonio

    Estas grandes ideas, que ofrezco sin ánimo de lucro, podrían ser fácilmente compensadas aumentando los presupuestos del Ministerio de Cultura. Como parece que no hay dineritos en el Estado (sí, corazones, que no leéis bien los periódicos; cada pocos días hay que subastar deuda para que nos presten dinero y podamos mantener este invento a toda máquina) […]

    AGUAFIESTAS.

  • Año 1995. Fue la primera vez que gané una peseta con la literatura: fui premiado en un concurso de relato corto que organizaba el Excelentísimo Ayuntamiento de X, provincia de Navarra. Setenta y cinco mil del ala, placa y diploma. Fui a recoger el premio con un amigo. A la salida de Zaragoza la Benemérita me impuso una doble multa que me dejó temblando. Ya en Navarra y tras el acto en el ayuntamiento, mi amigo y yo nos metimos un festivalón en Pamplona que salió también por un pico. Resultado: la recogida del premio, entre unas cosas y otras, me costó casi el doble de su dotación económica. Mientras escribo esto, estoy mirando la placa conmemorativa del hecho que conservo en un lugar preferente de mi estudio, y se me ocurre que pocas cosas en esta vida me han producido tanta ilusión como aquello.

  • Y ahora qué. Qué le queda a una, Señor, si ni siquiera puede fantasear con rechazar ese premio que nunca le van a dar por todo lo que no ha hecho en esta vida ni tampoco en otra cualquiera. Pero que conste, Perri, que también Els Joglars le hicieron un corte de mangas al ministerio socialista correspondiente en 1994, y de ellos nos parece bien todo.
    ***
    El titular en EP es «Rajoy, dispuesto a tolerar el 9-N como ‘libertad de expresión’», pero por lo visto deja una buena papeleta para jueces y fiscales de guardia.

    La viñeta de Peridis.

  • Gómez, cuando ha dicho 75.000 pesetas y el doble de 75.000 pesetas, he pensado ‘qué de dinero’ y ‘el doble de qué de dinero’, respectivamente. Luego lo he traducido a euros y no he visto que igual no era tanto pero me he sentido muy viejísima.
    Así pues, son los premiados los premiantes de sus jurados, cuando les ratifican aceptando el premio. Un carnaval, en realidad.

  • Fernando Aramburu, UNA LECTURA PROFANA DE LA “NOCHE OSCURA” (SAN JUAN DE LA CRUZ):
    «Narramos, describimos, recordamos, mencionamos, definimos con las palabras que tenemos a nuestro alcance y, si es por mí, con las que podamos inventar; pero nunca, por mucha que sea nuestra perspicacia, lograremos que los signos lingüísticos reemplacen la cosa sentida, tanto si esta posee naturaleza mística como si no».

    El final del texto de Aramburu me deja pensando como a la burra en lo de siempre del trigo. Que somos animales irremediablemente lingüísticos. Por lo de Dominguín (lo mejor de un polvo con Ava Gardner es salir corriendo a contralo) también, pero es que me pregunto si hay para un humano un universo de «cosas sentidas» al margen de las palabras. No hay, me respondo yo mismamente.

  • Me gustaría que el rey no hiciera presión alguna y que la AEAT acusara a la infanta, porque ejerce el derecho en nombre de los contribuyentes, o paganinis. Como apunta Ekaizer, el delito fiscal es nimio (menos grave) dada la suma defraudad (300.000 leuros). Podría corresponder una pena de un año y resolverse en una suspensión de condena, pagando de golpe o a plazos la deuda y la multa. Todo ello se puede hacer sin sentarse físicamente en el banquillo (recuerden los condenados conformes de los trajes). Y aquí paz y después gloria.

  • Vengo de comprar Sistemas emergentes, y Has de cambiar tu vida (Sloterdijk).
    Del primero pasaré cuentas con Proc, el segundo lo he comprado después de semanas de buscarlo sin éxito en mis baldas, ya que recordaba haberlo leído: hasta que me acordé de que no estaba en las baldas, sino el el ebook, y sólo un extracto. Cosas de la memoria.
    En todo caso recuerdo haber estado a punto de regalarlo, y desistir pensando en que el título era demasiado invasivo.

  • A mí me gustaría saber si los administradores de chapsuí,me pagarán algún día por mis deposiciones que entretienen y mucho.Y una que solo tiene un avatar en exclusivo para ustedes también le apetece inundar en otros blogs.Y tengo ofertas.

    Algún día habrá que irse.

  • Algunos fuimos bien dotados por la naturaleza del sentido de culpa, entre otros atributos. Acertadamente o no, creemos distinguir a nuestros semejantes, y cuando les vemos cometer una falta o crimen nos inquieta observar a la masa pidiendo castigo (que la imputen, que la imputen!), sabedores que la pena interior asociada a la mera formación del tribunal ya es inmensamente superior. Sospechamos que los que solicitan castigo nunca tendrán suficiente, y que en todo caso no redimirá esa pena.
    En fin, ya está imputada, y bien está: siempre conviene distinguir la esfera legal de la moral.

  • 07/11/2014 A LAS 18:08 TAREIXA
    A mí me gustaría saber si los administradores de chapsuí,me pagarán algún día por mis deposiciones que entretienen y mucho.

    Aquí sólo se paga con amorl. Claro, que si quiere usted cobrar…

  • 07/11/2014 A LAS 16:58 PROCURO FIJARME

    Respecto a eso de si hay un universo de «cosas sentidas» al margen de las palabras, tengo mis dudas de que no exista para los humanos, Proc. Al menos eso me contaban con mucha convicción algunos amigos que le daban al LSD. Y tengo unos conocidos que practican la meditación y el vaciamiento del yo que cuentan maravillas del no pensar; están alcanzando tal nivel de elevación que cada día se parecen más a esos seres superiores llamados ostras. También tenemos en Baracaldo a un poeta del prelenguaje, que escribe poemas muy expresivos con interjecciones y gruñidos.

    En lo que sí coincido es que es un universo más bien plano. Y muy finito.

  • Me acuerdo de las cosas que decía mi maestro de yoga sobre la meditación. Intenté practicar durante al menos un año a razón de una hora a la semana con ese maestro que digo. Había que ponerse de rodillas en un banquito, qué dolor de rodillas. Decía: ahora, parad la mente. Y entonces la mente cogía unas veocidades de vértigo, la mente ni paraba ni callaba, la mente decía hasta blasfemias. Meditar fue ezpantozo.

  • Algo parecido me pasó con Pilates: era taaan lentoo. Tuve que dejarlo.
    Sin embargo el Yoga para mí es otra cosa. Parece una tontería, pero controlar la respiración es fundamental para controlar nuestras sensaciones y nuestra organicidad.

  • A mí me gustaba el tai chi, pero no conseguía aprenderme las secuencias y me tropezaba con mis compañeras, la profesora no me dejaba coger apuntes para estudiar en casa; que me deje fluir, decía ella. Y yo, fluyendo como en los autos de choque.

  • Hasta qué punto somos lingüísticos que, según tengo entendido, nuestros primeros recuerdos son tan tempranos como lo permite la adquisición de la lengua. Solo recordamos en la medida en que hablamos. Cuando dicen que la piel recuerda o tiene memoria, y tal y cual, hablan de otra cosa muy distinta.

  • La respiración no es ninguna tontería. Nunca he llegado a controlarla, pero hacer yoga me hizo darme cuenta de que respiraba y fue todo un descubrimiento.
    Uustedes pensarán que no tengo nada que hacer. Bien al contrario. Tengo una montaña de trabajo, solo trato desesperadamente de huir de mis responsabilidades.

  • El tai·chi es un arte marcial (boxeo o pelea con las manos), puede procurar fijarsen en videos (apuntes en la red para cada arte). No hay nada que meditar ni pachakusar, se trata de sacar la mejor reacción del cuerpo para defenderse (menos para atacar, porque se aprovecha la fuerza y la dirección del adversario). La espiral (vortex para perro) es un marchamo del estilo chen, que practico ahora.
    Alora, manca disciplina.

  • Puta mala memoria
    He ido a sacar pasta del cajero y no he sido capaz de acordarme del número secreto. Me puse uno muy fácil y prácticamente inolvidable y al final, nada, no hay manera. Era 1-2-3- y joder que no me acuerdo del otro

  • Xuntanza con Bonnie y una amiga común. Grandes conversadoras, divertidas, hermosas hasta la hagiografía y cerveceras on the rocks. No le puedo pedir más a la vida.

  • Lo de Monago es enternecedor. Que haya realizado treintaytantos viajes a Canarias por amorl es moito bonito. El personal está resabiado. Me lo decía muy indignado hace unos días el electricista que vino a ponerme un reloj digital para controlar la tarifa nocturna eléctrica. “Todos nos estafan y nos engañan. Los políticos son unos corruptos, pero los de las eléctricas son unos chorizos. Tenga cuidado con los consumos. Le cobran más barata la electricidad nocturna, pero lo compensan cobrándole más cara la diurna” –luego me cobró 195 euros sin factura, para no dar dinero a esos ladrones. Un profesional.

  • He leído que desayunaban remolacha y he pensado «puaj», mientras pinchaba el enlace.
    Por lo visto ayer Monago también rompió a llorar en la convención del PP en Cáceres. Vamos a tener que salir nadando. No puedo dejar de ver este caso con cierta simpatía derivada del tufo a chismorreo, morbo y moralina eroticofestiva que tiene. Que, por otro lado, ayer el hombre dijo que nononó, y hoy ha dicho que ahora mismo paga eso que no.
    Bolaño, cuente.
    Bonnie, cuente.
    Funes, pruebe con el 8: (((1+2+3)-6)+8).

  • A falta de indios con los que emular Marlon Brando, lo próximo será cuando envíen a un pastor de la Garrotxa a recoger el premio nacional de lo que sea. Todo se andará.

  • Que dejen de hacer el indio, Gómez. En esta merienda de negros. A mí, «merienda de negros» es una expresión que me gusta mucho porque me recuerda a mi madre y al pan con chocolate, y compruebo con cierta lástima que la gente joven ya no la conoce. (Un escaso grumo de tierra de la cordillera de palabras echadas a ignorar, es verdad).
    Ayer se manifestaron unas gitanas delante de la puerta de la Real Academia, que los gitanos no son eso que dice la DRAE. Y esto es lo que dice el payo:

    “Estamos especialmente sensibilizados con estas cuestiones, pero lo que no hará nunca la Academia será censurarse. Un diccionario del siglo XXI tiene que ir perfeccionándose pero no por la vía de la autocensura porque acabaríamos haciendo un Diccionario seráfico de términos bonitos”, subrayó Villanueva, que recordó otras acepciones que han suscitado protestas en el pasado como judiada (“acción mala, que tendenciosamente se consideraba propia de judíos”, en la versión 22ª), por la que la comunidad judía amenazó con llevar a la Academia a los tribunales internacionales por antisemitismo.
    También la cuarta definición de la palabra cáncer suscitó protestas entre asociaciones de enfermos: “Proliferación en el seno de un grupo social de hechos destructivos”. Esto motivó que llevasen su malestar al Congreso para exigir la supresión de dicha acepción.

  • Yo uso mucho la expresión “pareces hijo de un aceitunero ” así a mi hijo por no llamarlo buhonero u otras cosas y siempre pensándolo de no insultar mucho profesiones. Termino con un grito la madre que te parió!
    Hay que andar muy con susto con esto de insultar civilizadamente

  • «Aceitunero» es un error, Tareixa: «decidme en el alma: ¿quién, quién levantó los olivos?», y va y vota a Podemos. Yo al mío lo digo ⎯con la mente⎯ que su madre es una profesional de sezso, un tic que tengo.

  • Querida Fijona, pienso que antes del insulto mejor arrear un níveo guante a la faz añadiendo calmosa tarjeta con primorosa caligrafía un
    -mañana al amanecer – con padrinos de maras colombianas.

    No hay fallo.

  • Poco que contar. Cuando llegué, Fidalgo había leido el llamado. Habría quizás 500 personas, the happy few, querida. Algunas banderas reglamentarias y un grupo de banderas de Vox, destacando la singularidad pata negra (o verde).

  • Hombre, Perroantonio, muchas gracias por lo de “perfecto ilustrador musical”. Con no desentonar con las magníficas ilustraciones gráficas del fanzine ya me contentaría.

    Procu, la number one, la non più ultra y la suprême es usted/você.

    Tareixa, soy suyo, sí; en el orden y condición que usted quiera. Ya en el sótano, ya en la azotea…

  • Curiosa experiencia en Albacete con la lectura del manifiesto de LeI. El comisario, el violento, los solidiarios, el amigo que nunca falla, los curiosos…

  • 25 AÑOS DE LA CAÍDA DEL MURO DE BERLÍN

    Hoy, 9 de noviembre de 2014, se cumplen 25 años de la caída del Muro de Berlín. Cayó el muró y yo tenía 29 años. Pasé gran parte de mi juventud yendo a manifestaciones de los géneros más variados, casi todas ellas con el denominador común de la reivindicación de la libertad, de la paz y otras, ay, de signo contrario, aunque entonces no lo entendí. Sin embargo, jamás, jamás fui convocado por ninguno de los que entonces consideraba como mis líderes políticos y morales para protestar contra el Muro, una frontera levantada para impedir que los propios ciudadanos huyeran de sus dirigentes y de su sistema perfecto. Convivimos durante muchísimo tiempo con aquella aberración intelectual y moral sin mover un músculo. Jamás, lo repito, jamás fui convocado por quienes teóricamente representaban mis ideas a una manifestación por la liberación de los ciudadanos de Berlín Oeste. Siento por ello una gran vergüenza retroactiva, que se hizo intensísima cuando pisé por primera vez aquellas avenidas y visité el siniestro museo de la Stasi, apoteosis siniestra de la estupidez. No fui consciente entonces, pero la caída de aquel muro supuso también el resquebrajamiento de un infamante muro de mentiras. Supongo que hoy tampoco leeré ningún arrepentimiento. Estamos demasiado ocupados siguiendo o contemplando a otros imbéciles.

  • Encantada de conocer a Bremaneur y compartir unas cervezas con él, nuestra amiga en común, el Cordobés (y mis tres cachorros) y sus amigos catalanes.
    Yo no paraba de hablar y hablar..creo que a veces demasiado, pero fue muy divertido y lo pasé genial.
    La Ardosa y la Fábrica Maravillas hacen posible estos pequeños milagros.

  • Me advirtieron desde LeI que no se había recibido la autorización de la Delegación de Gobierno, y que cabía la posibilidad de que me impusieran una multa gobernativa. Cuando el Comisario se me identificó como tal pensé en la prometida sanción, pero quiá, me dijo que estaba todo en orden y que su presencia y la de unos números que le acompañaban era en previsión de algun posible desorden público. Me felicitó efusivamente y solo le faltó pedirme un autógrafo.

  • Alrededor de nosotros pululaban unos ninios jugando al fútbol guiados por um monitor en chandar. Le pedí 5 min. de receso para hacer la grabación, pero hizo caso omiso. Entonces un violento que nos acompañaba se puso a discutir con él, acusándole de falta de respeto a la bandera que yo portaba con indisimulado orgullo. Decidí entonces cambiar la ubicación del acto unos metros mas allá. Volvió la calma.

  • Vino gente de Vox pero nadie del PP. Mejor. La mayoría de la treintena de personas que me acompañaron lo hicieron espontáneamente y mostraron gran simpatía por la causa y por mi persona, pues les hice saber que era madrileño de nacimiento, manchego por vocación y catalán por supervivencia. Terminamos con una comida de hermandad en El Callejón, soberbio figón.

  • Envié ayer fotos y video a LeI. Imagino que estarán sobrepasados. Habiendo cumplido la encomienda, no necesito mas.

  • De todas formas lo mío lo subieron a youtube. Fernando García Alonso, Libres e Iguales, Albacete. Por si alguien tiene curiosidad.

  • Lo digo, claro, con tanto cariño hacia usted, Procu, como sorpresa al comprobar de qué manera se pueden apilar tantos lugares comunes en tan pocas líneas.

  • Me ha parecido que la columna de EP iba despachando frases con desdén solo para llegar al párrafo final, muy admirativo. A mí no me gusta la literatura de terror porque básicamente yo el terror lo VIVO. He leído un par de novelas de Stephen King y visto algunas películas. Le reconozco una gran capacidad de hurgar en los motivos: el miedo que mueve el mundo, tan universal como el amor.
    Gómez, la entrada (o serie de ellas) se la pido muy seriamente. Creo que usted sabe mucho sobre las mejores cosas del género.

  • Y como tengo la boca abierta cuento una cosa que me pasó anoche. Eran las dos y yo tenía que planchar (si hay alguien interesado, luego lo explico), y me puse los auriculares con la radio: era el programa de Iker Jiménez, que lo conozco de sobra por las bromas pero nunca lo había oído. Me acordé muchísimo de un amigo, que es una persona con estudios y hasta ostentó un cargo público; pues me habló una vez de cuánto le gustaba ese programa. Me dio mucho apuro, ¡es para NIÑOS! Sin embargo, los asuntos (ayer era viajar al pasado) son los del pensamiento y la imaginación, esa mula con alas que nos ha traído aquí.
    (A propósito de la imaginación y lo que nos ha traído hasta aquí, ejem, queridos catalanes de Çhöpsuey, ¿comment ça va aujourd’hui?).

  • 09/11/2014 A LAS 11:49
    PERROANTUÁN

    Bien descrito, Perroantuan. Yo tenía 33 años, en aquellos años nacieron mis hijos. Años después, con ocasión de un largo viaje en coche, les solté a mis adolescentes un meeting como el que ha escrito, que empezaba así: ¿sabéis qué hice para derribar el muro de Berlín? NADA. Luego les hablé de la reconciliación de la transición, que entonces veía amenazada.
    Afortunadamente se rieron de mi NADA, no veían de qué avergonzarse. Yo, sí.

  • Sr. Verle, abrazos.
    Holmess, 10/10 Tenía 33 y mi hija nació tres meses después.
    No fuimos convocados, efectivamente. Bien la vergüenza, pero algo hicimos (en España, recién rematábamos): meramente vivir en libertad, progresar, y mostrarlo, en un ambiente de mayor censura (no existía internet).
    Quiero decir que, conforme al principio de mediocridad, la mayoría no fuimos héroes. Veamos como se desarrolla la cuestión en Hong Kong y China desde donde, aun con velos, están viendo los paraguas.

  • Sr. Verle, no había leído su entrada. Por descontado, no puedo concebir nada más terrible en la vida. Mis sinceras condolencias.

  • Destaco la insistencia de Calaza en el verbo resentir, cuyo sujeto es malsonante.Si los sentimientos deben quedar al margen de la decisión racional, el riesgo de errar.se dobla.

  • Musicalmente, la caída del Muro me trae de manera inevitable esta canción a la memoria. (Estuve, por cierto, en uno de los conciertos de la gira del vídeo.) Creo que no está de más recordarla en un día como hoy, cuando otros, aquí al lado, se empeñan en levantar nuevos muros que nos separen a las personas.