Seguimos al culo de la yegua Soraya (Serenata de plomo. XXII)

SerenataXXII
Por MartÍn olmOs.

Seguimos al culo de la yegua Soraya como si fuese Moisés por el desierto. Lamenté mi carencia absoluta de voluntad y mi costumbre de dejarme llevar como una hoja de álamo en mitad de una ventisca. Mi madre me dijo en una ocasión: hijo, eres el mayor inútil que he conocido desde que murió el vago de tu padre, que puso el listón muy alto. Mamá, le dije, algún día llegaré a senador y te compraré un sombrero de paja pintada y flores. No he llegado a senador, ciudadanos, pueden jurarlo. He fumado un par o tres buenos cigarros de Virginia y algún negro me ha lustrado los zapatos. No, mamá, no he llegado a senador y no te compré un sombrero de paja pintada y flores.
—¿Nació con la napia así o es que a alguien no le gustó? —me preguntó el Gran Adolphus Knee desde lo alto de Soraya.
—Boxeé un tiempo —le dije.
—¿Era bueno?
—Claro, por eso estoy siguiendo al culo de una yegua.
—¿Qué hacen por aquí las noches de los sábados? —preguntó Adams.
—Vamos al baile de la embajada de Portugal, ¿es usted imbécil? —le contestó el Gran Adolphus. Luego se bajó de la yegua y dijo que había visto un pavo. Cebó el Hawken y mojó de saliva el punto de mira. Disparó y dejé de ver su cara de borrachuzo detrás de una humareda amarilla.
Adams y yo miramos hacia donde había apuntado y vimos helechos. Graznó algo, un cuervo o un hurón, vete a saber.
—Marré —dijo el Gran Adolphus.
Escaló sobre la yegua y escupió una libra de tabaco negro que yermó un par de metros cuadrados de campa.
—Lástima lo del pavo —dijo Adams.
—Y las nutrias son cada vez más listas —dijo el Gran Adolphus.
—¿No te recuerda esto a Thoreau? —me dijo Adams.
—¿De dónde ha sacado al chico? —me preguntó el Gran Adolphus.
—Es de la banda del capitán Hemingway. Métale un tiro si le consuela.
—Buen recado se ha echado, Nariz Rota.
Llegamos a un claro en el que se levantaba una casa de césped con las ventanas de madera y el techo de bosta sobre el que rumiaba una cabra. Un cerdo estaba tumbado sobre un charco de estiércol al lado de un balde y una mujer gorda como una mula mediana pelaba un gato muerto sentada sobre un tocón de abedul. La mujer tenía la misma jeta que el Gran Adolphus y se tapaba con un chaquetón de tela de pana y un sombrero roto de paja.
—Esta es mi mujer, Mamá Charmian, y esta es mi casa —dijo el Gran Adolphus—. La construyó con sus propias manos mi padre, Barnaby Knee, que le decían el Cubano porque estuvo con Teddy Roosevelt, que Dios le guarde, en la Loma de San Juan. Y Cristo sabe que hizo un buen trabajo.
Golpeó la pared de césped y la cabra se vino abajo.
—Han venido señoritos a cenar —dijo Mamá Charmian y de la casa salió una mujer de dos metros vestida con un camisón, un tío gigantesco que era la viva imagen del Gran Adolphus y un medio sarasa de cuatro ojos.
—Mi hija Foxy Mary, mi hijo el Pequeño Adolphus y mi yerno, quién sabe qué le vio mi hija, que le decimos Tony Sissy y es medio castrón —dijo el Gran Adolphus.
—Encantado, señores —dijo Tony Sissy—. No le hagan caso a Papá, es un humorista.
—Son socios del capitán Hemingway. Finolis de Chicago. El chico es medio lerdo.
—Se refiere a ti —le dije a Adams.
—¿Quieren un trago? —dijo el Pequeño Adolphus. Vestía unos pantalones de sarga que cuando había bisontes fue azul y estaba sin camisa.
—¿Amanece por el este? —dije.
Foxy Mary nos ofreció un tarro con boca de rosca con un mejunje dentro del color de un charco. Foxy Mary ostentaba la faz de los Knee y tenía unos pies enormes. Tony Sissy era de los que batean con la zurda, pueden jurarlo, y era lampiño como una taza de porcelana. Bebí el pistraje con aprensión y me bajó hasta los mismos talones como si pesase una tonelada.
—¿Por acá los hacen en un troquel? —pregunté.
—Sí, diablos, tenemos un aire familiar —dijo el Gran Adolphus—. Mamá Charmian es prima hermana mía, yo no meto la cosa en boquetes que no conozco.
—¿Le gusta el jugo, Nariz Rota? —preguntó el Pequeño Adolphus.
—Yo diría que es el pis del chancho. Esperaba un buen trago canadiense.
—Esto es brandy casero, senador, el whisky canadiense está a buen recaudo en un camión, allá en la cuadra de arriba, con el capitán Hemingway, el Niño Bobby y mi hermano Frenchy, que les llenará de plomo como se acerquen a él con la aviesa intención de soplárselo —dijo Mamá Charmian.
—Ese whisky es una inversión capitalista —dijo el Gran Adolphus—. Las inversiones capitalistas no se beben. Muy al contrario, señor, se ponen a trabajar como si fuesen bonos del Tesoro.
—Por lo que bebemos esta mierda —concluí.
—Su amigo Hemingway le ha dado a mi suegro una pátina del arte del mercadeo —dijo Tony Sissy.
—El actualmente conocido como el capitán Hemingway no podría darle una lección a un mamón de cómo columpiarse de una ubre.
Mamá Charmian cogió el tarro y le pegó un tiento, miró al cielo y bajó el jarabe a la pura gravedad, dio un salto y gritó: ¡firme el batallón!
—¿Está usted bien, señora? —le preguntó Nick.
—De una pieza, señor Lerdo —dijo la señora—. No es el pis del cerdo. Llévese la receta, no es un secreto: pique finamente con un cuchillo limpio doscientos gramos de uvas pasas, otros doscientos de ciruelas pochas y un puño de almendras con piel, macérelo todo en un litro de alcohol etílico durante tres meses agitándolo cada lunes y después fíltrelo a través de una sábana, mézclelo con un litro de agua y déjelo reposar otro mes después de embotellarlo.
—Eructe a un mapache y le tumbará —dijo el Gran Adolphus.
—¿Ha tomado nota? —me preguntó Mamá Charmian.
—Si, señora. Brandy casero de Nitroglycerine Creek, el Tumbamapaches. Quitándole los frutos silvestres es parecido al Viejo Coronel.
—A la cuadra de arriba se va andando —dijo el Gran Adolphus—. ¿Es usted buen caminante, Nariz Rota?
—Sé poner una pezuña delante de la otra.
Tomamos una vereda ruin mientras Mamá Charmian se quedó preparando la cena. El cerdo nos siguió. Foxy Mary nos iba putañeando en camisón y uno no es de piedra. Podía echar abajo un roble de un golpe de grupa. A Tony Sissy le interesaba más el joven Adams y el Gran Adolphus Knee, hijo de Barnaby Knee el Cubano, nos amenizó la excursión contándonos como le explotó la cabeza a un novillo.
—No hace un par de días le exploté yo la cabeza a un irlandés que oficiaba de linterna —le dije.
—Está bien, hombre de mundo, solo contaba una historia —dijo el Gran Adolphus.
—No se las pegue de cosmopolita, Nariz Rota, yo estuve en el ejército —dijo el Pequeño Adolphus.
—Valiente mundo viste, Napoleón —le dijo Tony Sissy—. Se rompió la pierna en el primer desfile.
—Estuve en Camp Plain, con la infantería, allá abajo en Atlanta. Me rompí la pata saltando una valla y me pasé un año en un hospital militar bebiendo botellitas de láudano y aprendí a trenzar capazos con soga de maroma. Los vendía a cinco pavos a la mujer de un capitán médico.
—Es usted Alejandro Magno —le dijo Adams—. ¿Ganó alguna medalla?
—Me licenciaron y me dije: Adolphus, el ejército no es lo tuyo. Una vez le hice una gracia a un mocoso y el piojoso me arrancó un botón del uniforme y me pasé una semana arrestado. Yo lo que quería era ensartar a alguien con una bayoneta.
—Volvió sin medallas y con callos en la mano de trenzar capazos con soga de maroma. Se perdió un gran general —dijo Tony Sissy.
—Mary, dile a tu marido invertido que cierre el agujero que tiene debajo de la nariz o le romperé las gafas —dijo el Pequeño Adolphus.
—Cállate, Tony, o alguien te atizará. ¿Le estrenaron ya, señor Adams?
—Me han pasado un par de cosas, señora.
La cuadra de arriba era una construcción de piedra a mitad de camino del derribo que guardaba media docena de vacas con las grupas llenas de mierda seca. Había gallinas haciendo su vida y un camión cubierto por una lona. Hemingway tallaba una rama con una navaja haciéndose el macho y un tío con la nariz plana bebía de una garrafa de tumbamapaches con una carabina Sharps del 74 apoyada entre sus muslos. Tenía la culata rota y arreglada con cordel de cáñamo. Había otro individuo en cueros atado por el cuello a un poste que estaba en los puros huesos y cuando nos vio empezó a gruñir y a echar espuma por la boca. La barba le llegaba a los tobillos y la cadena del cuello amenazaba con irse al diablo.
—Tranquilo, Bobby —le dijo el Gran Adolphus.
Bobby saltó sobre nosotros pero la cadena le paró en el aire y no se rompió el cuello de milagro.
—Nickie, ¿qué te ha pasado en la oreja? Parece el fuelle de una gaita —dijo Hemingway.
—El señor Bullet la confundió con un felpudo, pero no le guardo rencor.
—Buenas napias se gasta, peregrino —me dijo el tío del Sharps.
—No se ha visto las suyas, Adonis.
—Es mi cuñado Frenchy —dijo el Gran Adolphus—. Boxeó, como usted, por eso tiene la oledora chafada.
—¿Por qué no me pateas a mi la oreja? —me dijo Hemingway.
—Cálmate, capitán, aún puede que lo haga.
—Peleé en la feria de la Grande Praire y en un circo en el fuerte de Saskatchewan —me dijo Frenchy—. Un dólar por el envite y cuatro más si ganaba. Desafiaba a los lugareños. Me decían el Toro.
—¿Y cómo le fue?
—No era flojo, no señor. Tumbé a un par de tíos grandes. ¿Usted peleaba en las ferias?
—En el Loop, en Chicago.
—Era una estrella —dijo Hemingway—. Jubiló a un par de farmacéuticos.
—Cuida que no te jubile a ti, campeón –le dije.
—El chaval es Bobby, mi hijo pequeño. Lo tenemos amarrado porque una vez se escapó y mató a un ferroviario. Dios le negó el don de la palabra, Su voluntad no debe ser discutida —dijo el Gran Adolphus.
—Los vecinos le llaman el Caimán, hijos de perra —dijo Foxy Mary—. Le intentaron envenenar.
—Le dije a Mamá: Mamá, deberíamos ahogar al chico en un barreño, ahora que es pequeño —dijo el Gran Adolphus—, pero Mamá me dijo: no, señor Knee, Dios tendrá una razón para habernos bendecido con su natalicio. Somos pentecostales.
—¿El whisky está en el camión? —le pregunté al capitán Hemingway.
—Cien cajas por veinte botellas. Dos mil unidades al cambio de unos veinticinco pavos que nos saldrán por cincuenta de los grandes. Tirando por lo bajo.
—Me aturden los números —dije—, pero no dan para un burdel de raros, un pasaje a París y mi parte.
—Las carabinas Sharps suelen quebrarse por la culata por el retroceso —dijo Frenchy—, pero si les apañas un cordel disparan como si fuesen nuevas. Se lo digo por si no le salen las cuentas.
—Se olvidó mencionar nuestra parte —dijo Foxy Mary.
—Cien mil machacantes si andamos vivos —dijo Hemingway.
Escuchamos a Mamá Charmian llamándonos a cenar pegando con un palo en un balde. Bobby el Caimán rugió como un perro rabioso. Ahí estaba el resultado del amor entre primos hermanos, pobre desgraciado. El Gran Adolphus Knee se besó la palma de la mano y acarició con ella la lona del camión.
—Bonos del Tesoro —dijo.
Hemingway me guiñó un ojo. Tony Sissy se lo guiñó a Adams. Foxy Mary atrapó a una gallina, le rompió el cuello y se la dio a Bobby el Caimán, que se echó sobre ella y se la zampó cruda.
—Vamos a cenar —dijo el Gran Adolphus—. Bobby cuidará del whisky y ustedes y un servidor haremos números.
Volvimos a la casa del tejado de bosta y Mamá Charmian nos puso en la mesa un engrudo de color pardo en una cazuela de latón y unos frascos de tumbamapaches. El guiso olía fuerte como una letrina de polacos y decidí hacer vigilia.
—¿No tiene apetito, Nariz Rota? —me preguntó Foxy Mary.
—Espera la carta de vinos —dijo Hemingway.
—Pasaré de esta mano —dije.
—¿Qué esperabas? —dijo Hemingway—. ¿Langosta al Termidor?
—Esperaba gachas y tocino.
—Pues es tejón —dijo Mamá Charmian—. Con cilantro y laurel.
—Masticaré una hoja de hiedra para engañar al hambre —dije, y salí a fumar un par de pitillos. Hemingway me siguió con una garrafa del brandy de Mamá y nos sentamos a ver oscurecer en aquel malezal.
—No sabía que el tejón se comía —le dije.
—Estos se comen cualquier cosa que tenga pelo.
—Chicago es una fiesta a tu salud, Shakespeare. La has organizado buena con tus bonos del Tesoro.
—Aún podemos manejarlo.
—No te hagas el macho conmigo, capitán. Puedes pegársela a estos agropecuarios, pero Chicago es otra timba.
—¿Cómo va el partido?
—Torrio y O´Bannion fuera de juego. Capone y el Piojo Morán dirigen la orquesta. El Jefe Nimbus el Gordo se escondió debajo de la alfombra y un chino medio tuerto me la pegó. Echaron abajo el Nitty Gritty a tiro limpio y mataron a Yvette la Troyana. Según asomemos la cabeza por el barrio nos la volarán y tu padre agarrará un berrinche.
—No hemos llegado hasta aquí para arrugarnos.
—¿Tenemos más socios? Es solo por saberlo.
—Les pegaré el trile a estos campestres, no te preocupes por ellos.
Foxy Mary salió de la casa con una horquilla de tres pinchos y se puso a olisquear el ambiente.
—No oigo a las cigarras —dijo.
—¿Hay que oírlas? —pregunté.
—Huele a ajo y a pagano —dijo.
Avanzó hacia el bosque. No se veía más allá de un palmo porque había oscurecido del todo. La perdimos de vista y escuchamos un disparo. En la cuadra de arriba rugió el Caimán. Salieron los dos Adolphus con una lámpara de queroseno. Frenchy se acantonó en la puerta con el Sharps. Los dos Adolphus se internaron en la noche. Foxy Mary apareció de la pura nada con un buen agujero en el estómago.
—Creo que un italiano me ha pegado un tiro –dijo.
—Os han seguido, malditos idiotas –dijo Hemingway.
Foxy Mary se sentó sobre un balde boca abajo y se hurgó las tripas. Del boquete le salió sangre negra. Estaba lista. Miró con perplejidad la herida como si no se la creyera. Luego se cagó y dejó de parecer tan tempestuosa.
—Tengo mucho sueño —dijo.
Los dos Adolphus trajeron a las puras patadas a un tío guapo y alto que iba vestido para una boda. Le reconocí: era Joe Garza, un espagueti medio bailarín que andaba con los de Capone. Joe Garza vendía melones en un puesto entre la calle Bronco con Felicity, en Cícero, afuera de Chicago, hasta que pensó que era más rentable trabajar de recadero para la Unión Siciliana. Capone estaba reclutando a cualquier macarrón desde que empezó la guerra con los irlandeses. Joe Garza no era un pistolero. Pensó que con una pistola podía parecerlo y se acababa de cargar a la chica de los camperos.
—¿Eres tu, Bullet? —me dijo. Le habían roto la cara a puñetazos.
—Nunca debiste dejar de vender melones —le dije.
—Se me disparó el arma. Me puse nervioso. Explícaselo a estos caballeros. Nunca he matado a nadie.
—Vaya si lo has hecho.
—Se me echó encima con esa horquilla y el cacharro se me disparó. Ni siquiera sabía que estaba cargado.
—No puedo hacer nada por ti —le dije.
—Solo quería llevar un traje —dijo.
El Gran Adolphus le pateó hasta dejarlo frito, se lo cargó al hombro y subió con él camino arriba hacia la cuadra. El Pequeño Adolphus le alumbraba con la lámpara de queroseno y llevaba en la mano el chisme del desgraciado, que era un Colt automático de 1911.
Foxy Mary cantó una canción en francés y se fue durmiendo. Mamá Charmian lloró y dijo:
—Llamad al señor Borneo.
—Yo iré a buscarlo y le sujetaré la lámpara —dijo Tony Sissy—. Yo la quería, Mamá.
—Trae al señor Borneo, puerco marica —le dijo Mamá Charmián—. Tráelo, por los clavos de Cristo, ya que no fuiste capaz de darme un nieto.

213 comentarios

  • Me he quedado gratamente sorprendido con el programa de Podemos cuando propone la gimnasia como la mejor terapia que existe. No se refiere a la “gimnasia revolucionaria” que proponían los anarquistas españoles en los años 30, sino al mero ejercicio físico. Me adhiero con vehemencia a tal propuesta.

  • 14 de noviembre de 2014 a las 10:10
    PERROANTONIO
    Cuando Jabois escribe como lo hace hoy en El Mundo..

    ¿Tas enamorao, Perrico?
    +++
    Marqués, si gana Podéis, ¿nos obligarán a todos a correr 5km diarios con uniforme Asics?
    Si no es así, como que no.

  • Es que Podemos es multidisciplinar. Somos la generación antitabaco, prodeporte y anticlerical.
    ——
    Ay…lo del panda es totaaal

  • 14 de noviembre de 2014 a las 12:50
    sukkt . .

    Es que Podemos es multidisciplinar. Somos la generación antitabaco, prodeporte y anticlerical.
    ——

    ¿Y que tal una generación que no fuera anti nada ni pro nada y nos dejara hacer a cada uno lo que le salga de la polla? (Siempre sin coacción a los demás)

    ¡Puta nueva generación de curas y monjas!

  • El deporte en fundamental para templar alma y cuerpo. Quien no lo vea así peor para él ( las ui de coronarias están a tope).
    Y el tabaco ni te cuento. No hay peor espectáculo que un tipo con barriga cervecera con un cigarro o una rubia de bote vestida de amazona con un cigarro. A mí me dan pena, la verdad. Y proliferan. Encima ahora que fuman fuera de los bares te los encuentras por todas partes. Buuf

  • Adaptaciones, de eso se trata precisamente: libertad en igualdad de condiciones para todos. No sólo para unos pocos. Que todos los niños puedan comer y estudiar. Luego si otros quieren fumar e irse de comilonas fenomenal.

  • 21% de IVA
    Un atraco del gobierno, que viene a ser como decirte: tu gana el 10% si tiene suerte mientras sigues suspirando por el 20%, a ver si consigues que tu cliente acepte ese nivel de precios, pero el precio percibido por tu cliente con mi 21%, si le parece caro ya te lo quitas de tu margen o no vendas y cierra.

  • Gusto harto de fumar tagarninas, de inflarme a cerveza barata y de no dejar en el plato ni la grasa más correosa de los chuletones. Mucho más si quien me acompaña es una rubia de bote que se deje magrear las ubres. Sólo pido que me dejen en paz con mis vicios. Quizá le cueste dinero al erario público cuando visite el hospital, pero no es menos cierto que de esta forma doy trabajo a enfermerillas de medio pelo.

  • Yo no concibo terminar las comidas sin el café, la copa de Veterano y la faria. Y mucho menos en el desayuno, la comida más importante del día, según dicen los galenos.

  • Pues sí, al menos hay que intentar ser bueno.
    Mira, a mí seguro me va mejor con un gobierno de derechas, ya que por mi profesión mi sueldo será mayor con la derecha. Pero prefiero ganar menos y que los bancos no roben el piso a las familias o que los niños, esos grandes damnificados de esta crisis, tengan educación de calidad para poder tener criterio en este mundo de lobos que se les viene encima cuando crezcan.

  • Me adhiero con recalcitrante saña a la máxima de que es mejor no decir lo que uno piensa. Cuántas veces prostituí mi fidelidad a tan sabia conseja. Pero ya no. Ya no. Nunca más.

  • ¡Hostias, la magnesia!
    Mi pobre tía Marianita tomaba a menudo. Qué mala estaba o se lo parecía mi paladar infantil.
    Gracias por desempolvarme las neuronas Procu.
    Somos viejunos. Ya veusté.

  • Los niños son la esperanza, y hay que asegurarles una educación independientemente del poder adquisitivo de sus padres. En este país hay mucha pobreza, y lo pagan los niños.
    A los escépticos recomiendo una tarde en un programa de Aldeas Infantiles en Madrid. En el centro de Madrid.

  • “Entre otras medidas, abogan por disparar el gasto público, lanzar nuevos programas de estímulo (Planes E al estilo de Zapatero), nacionalizar bancos y sectores estratégicos, aprobar una renta básica, nuevas subidas de impuestos, mayor rigidez laboral, prohibir despidos, imponer salarios, expropiar viviendas…”
    No nos van a dejar… ¡Pues salgamos del Euro!

  • Uno se da gustos por placer y también para mejorar el humor. Así el vino, una comida, y otros.
    Salvo el puro: es un gusto que uno se debe dar sólo si está de un humor excelente, no funciona para mejorarlo.
    Exquisito o Siglo V, por descontado.
    Cae alguno que otro al año.

  • 14 de noviembre de 2014 a las 13:01
    MERCUTIO
    ¿Y si todos los disparates que cuenta James Ellroy en America / Seis de los grandes / Sangre vagabunda son tan verdad como ESTO? ¿Eh? ¿EH?

    Cuando lo leí pensé inmediatamente en Ellroy. Era impepinable.

  • Especial Rolling Stone Deutschland dedicado a los pinfloi. Compro. A ver el precio… 11,99 moniatos. No compro y me los gasto en el disco.

  • 14 de noviembre de 2014 a las 13:29 SUKKT
    Pues sí, al menos hay que intentar ser bueno.
    Mira, a mí seguro me va mejor con un gobierno de derechas, ya que por mi profesión mi sueldo será mayor con la derecha. Pero prefiero ganar menos y que los bancos no roben el piso a las familias o que los niños, esos grandes damnificados de esta crisis, tengan educación de calidad para poder tener criterio en este mundo de lobos que se les viene encima cuando crezcan.

    Vamos a ver, o usted no se entera o no dice la verdad o las dos cosas.

    Según todos los indicios usted trabaja en el servicio público de salud. Si trabajara usted por su cuenta, o con un empleador no público, su sueldo dependería de lo que usted cobrara, independientemente de que el Gobierno fuera de izquierdas, de derechas o de centro. Los sueldos privados los ponen los empresarios, no el Gobierno. Sólo variarían los impuestos. No se entiende que si gobernara la derecha usted fuera a cobrar más, salvo que se refiera a que pagaría menos impuestos.

    Pero usted trabaja en el servicio público de salud y quien gobierna en su comunidad y en el país es, precisamente, la derecha. Derecha contra la que se manifiestan habitualmente los sanitarios quejándose de recortes, incluidos los de sus salarios. ¿No quedábamos en que “ganaría más”? Pues ya lo hace. ¿Prefiere ganar menos? ¿Se refiere a que quiere que le bajen el sueldo o a que le suban los impuestos? No parece ser ninguna de las reivindicaciones de “la marea blanca”. Es posible que usted tenga, además, un empleo fijo del que no podrán echarle ni con agua hirviendo. Y según todos los programas de los partidos de izquierda, algo que proponen mejorar es siempre su sector, la Sanidad Pública. De lo que yo soy muy partidario. Pero entonces a usted la izquierda no le perjudicará, le beneficiará, porque en buena lógica su sueldo (antes de impuestos) no debería ser mayor con la derecha, sino con la izquierda (otra cosa podría ser la macroeconomía, pero en ese berenjenal mejor no entrar). No obstante reconforta saber que usted espera la llegada de un gobierno de izquierdas para ganar menos. No creo que sus compañeros de trabajo estén muy de acuerdo, pero las opiniones son libres. Yo lo que no entiendo es por qué espera a que llegue ese gobierno. Hágase donante de pasta en lugar de donar buenos sentimientos.

  • Hey, dejen a Sukkt en paz, igual se ha hecho un poco de lío, pero es una mujer preciosa. La naturaleza, cruel madrastra, reparte con cuentagotas.

  • Sigue en pie lo de Aldeas Infantiles a los que viven en Madrid, justo en el centro, donde algunos sólo se fijan en puticlús.
    Perroantonio, no puedes estar más desarcertado en toda tu exposición, pero parece que te la has currado, así que no te la desmonto.
    ——–
    Hoy sol, lluvia y arco iris en Madrid! Qué gusto de viernes!

  • Yo ya no sé si vivimos en el País Multicolor de la abejita Maya, en los mundos de Yupi o en el reino de la Piruleta de Jade, pero flipo en colorines y alucino pepinillos psicodélicos.

  • Yo hace tiempo que no me esfuerzo, ¿para que?
    Soy un monstruo, soy malo, no me gustan los niños ni los perros (esto es verdad) y quiero que los pobres se mueran de asco y no tengan educación, ni sanidad, pero que se laven porque huelen mal.

    (Aclararé, para evitarme una parte de los argumentaciones previsibles,que yo mismo he sido pobre como una rata la mayor parte de mi vida. Muchas veces he tenido que elegir entre poner unas goticas de gasolina a la moto -para ganarme unas perras como mensajero- o fumar ese día.
    Pero sí, soy malísimo y le deseo lo peor a los pobres y me la sudan todos ellos, porque soy de la derecha, así se me definió aquí hace poco.)

  • VIVIR AL LÍMITE. (Del día a día de una mujer de acción. Hoy: La PESCADERÍA)
    Hoy he ido a la pescadería. Antes iba a la plaza, la pescadería del mercado del pueblo, y siempre al mismo puesto, derecha como una bala a pesar del requerimiento belicoso de las otras pescateras que vocean y te apostrofan, a las veces halagüeñas y a las veces recordándote que eres mortal y llevas moño. Siempre a la misma, porque la mía sabía cuáles de entre los peces de su mostrador de aluminio y enjoyado de hielo guardaban más reciente un pensamiento de olas. Lleva esto, me decía ella. Y yo llevaba. Pero ya no tengo tanto tiempo y a veces tampoco jabón para la lavadora y he ido al súper. El súper lo tiene todo, podrías vivir allí. He comprado cefalópodos: son de un mar de aquí, me ha dicho Popeye. Unas cosas arrugadas y redondas. Chauchau, ponía, creo; rellenas, me ha dicho él. ¿Es la misma especie que la jibia? Sui, sui, ponla con patatas. Cachón, pero pequeños. ¿Como la pota o esa? Nuo, nuo. Que esas jibias, que pone sepia pero sepia es del Mediterráneo. Aquí, no. La blanca y limpia es muy dura, es de afuera. ¿Y el peludín? No, mujeeer, qué jibiones ni qué jibiones. Me habría quedado con Popeye para siempre pero en algún momento hay que poner fin a los diálogos, el corte y la suspensión que otorga sentido aunque sea retrospectivamente. Llegada luego al hogar he dispuesto cuidadosamente esos organismos criados en el océano y sin embargo aquí cerca en una paellera grande, porque eran muchos. Y he salido a fumar al balcón y después tal vez me he leído el periódico y varios capítulos de unos libros que tenía pendientes, me he servido asimismo un vino blanco y comido cachuetes. La cosa es que al regresar a la cocina alarmada por ciertos estallidos he visto que varios de esos animales ni grandes ni demasiado pequeños se encontraban pegados en algunas paredes y en el techo. Qué sorpresa. Yo no me asusto, yo soy una mujer de acción. Pero os lo advierto, amigos: la sepia officinalis pequeña y muerta no es tan tranquila como parece.

  • He publicado en el fascistbuk y en el tuister_666 sus Hazañas Bélicas con la sepia, Señá Procu.

    Que lo sepa. Eso le pasa por escribir en público en ves de un diario intimo…

  • 14 de noviembre de 2014 a las 14:54 SUKKT
    Perroantonio, no puedes estar más desarcertado en toda tu exposición, pero parece que te la has currado, así que no te la desmonto.

    ¿No tiene tiempo? ¿Ha acabado ya su jornada de trabajo?

  • Adps. Hace unos días calificaron en la portada de un periódico de tirada nacional a Savater, Espada, Boadella, Legina et cétera como de extrema derecha. Vamos, que tampoco es como para hacerle caso a Lo Pirate, que ya sabe de que pie cojea.

  • Siendo yo de izquierdas, como han podido ver todos quienes me han visto/conocido en Madriz, me niego a considerar a los Espadas, Savateres, etc. como de extrema derecha. Pero claro, yo soy la izquierda ilustrada de este país. Yo y nadie más.

  • Hoy toca Cletus, JAJÁ, me he dicho. Y después te sienta mal el desayuno. Este Holmes. La ilustración es magnética. Hace no mucho he estado entretenida tratando de distinguir al cuervo del grajo y la corneja, pero creo que no me ha quedado muy claro porque la realidad es confusa y no se está quieta.

  • Yo fotografié lo que por lo visto eran cornejas (algunas plumas grises, parloteo constante, grupos numerosos) bañándose en un charco junto a una fuente en un parque. Se lo estaban pasando de miedo. Y creía que eran cuervos, pero depués de buscar he reparado en que a lo peor no he visto verdaderos cuervos en mi vida. Solo grajos aquellas cornejas. Me parece muy triste.

  • Aunque suele suceder lo contrario, he comprobado que con la madurez he adoptado posturas políticas más abiertas y tolerantes, y que estoy, por así decirlo, escorándome a la izquierda,

  • Es difícil distinguirlos a cierta distancia. Pero cuando se dejan ver a no demasiada distancia se puede ver que son bastante grandes, con un pico robusto y un cuello potente, con mucha pluma. Suelen andar en parejas. Por los campos y en el campus alavés se ven bastantes grajos (“cuando el grajo vuela bajo/ hace un frío del carajo”) que son más pequeños.

  • Ilativa o consecutivamente, aunque también podría decir hilando. Me doy cuenta ahora de que la última que ha hablado de derechas ha sido Pirata. Pirata para mí no es de derechas ni de izquierdas, es simpemente de la inteligencia. A menudo no me convence lo que dice, pero lo que dice siempre merece mucho la pena leerlo.

  • Sí, a veces he visto cuervos en la playa. La playa vacía con unos cuervos, que te cagas con perdón. Pero el cuervo es más grande. El cuervo es carnívoro. El cuervo tiene muy apreciables habilidades lingüísticas.

  • Hay un restaurante en Bcn que se llama Nevermore, con su raven incluido. Lo glosé en su momento en Little Spain.

  • Ayer olvidé ir a clase de Historias de amor, y me perdí el análisis de El inocente, de Visconti.
    La semana pasada fue El gran Gatsby, que no desarrollé aquí y nadie echó en falta: así no me extraña que suspendan todos.

  • El olvido vino de la mano de una Jam de solistas de Locomotora Negra, la mar de apañada. Qué envidia de clarinete. Me ha hecho buscar hoy una pieza que yo no perpetraba mal, en su momento.

  • MI CUERVO

    Un cuervo se posó en el árbol que hay frente a mi ventana.
    No era el cuervo de Ted Hughes, ni el cuervo de Galway.
    Ni el de Frost, ni el de Pasternak, ni el cuervo de Lorca.
    Tampoco era uno de los cuervos de Homero, impregnados
    de sangre coagulada tras la batalla. Era sólo un cuervo.
    Que jamás encajó en parte alguna
    ni hizo nada digno de mención.
    Se quedó ahí en esa rama durante unos minutos.
    Luego alzó el vuelo maravillosamente
    y salió de mi vida.

    (Raymond Carver, traducción de Jaime Priede)

  • El País Cultura
    @elpais_cultura Hace 2 horas
    Pere Gimferrer: “El castellano ha perdido eficacia poética”

    Para, que sin querer, algunos dejen de escribir.

  • 14 de noviembre de 2014 a las 10:06
    Perroantonio

    Siguiendo la inveterada costumbre de este fanzine, no comentaré el magnífico pulp de Martin Holmes.

    Yo le he dado al “me gusta” antes incluso de leer esta entrega, tanta fe le tengo a Holmes. Y cuando la he leído le he dado otra vez, a ver si colaba la votación doble a la catalana, pero no.

    Eso y lo de los enlaces rojitos son dos cosas a corregir, Srta. Bellpuig</a.

  • Qué grande es Carver, Gómez.
    ***
    Juli0, Mary Santpere y la Sita, un poco por encima de la media del español medio. Es así.
    ***
    Tipo, Gimferrer dice que es por su alta actividad: «El castellano ha perdido eficacia poética por su alta actividad…».
    He leído las declaraciones aquí y, con todos los respetos, creo que ensarta algunas tontadas caprichosamente:

    “Es difícil que domine bien el catalán o el castellano quien no ha aprendido sólidamente latín; suena reaccionario pero estoy absolutamente convencido de ello; cualquier libro que llega de América está mejor escrito que el que llega de España, el castellano de aquí vive una degradación extraordinaria, pero también veo faltas de ortografía en diarios franceses como nunca antes…”.

    Donde dice «quien no ha aprendido solidamente latín» querrá decir quien no tiene un conocimiento extensivo de su lengua ⎯que comprenda la historia⎯ proporcionado al respeto que se debe a la misma, como delicada a la par que poderosa herramienta para el pensamiento y la comunicación que es, supongo. No creo que en México estudien más latín que aquí. Que si es que sí ahora mismo pido perdón de rodillas y me pongo un esparratrapo en la boca.

  • 14 de noviembre de 2014 a las 11:22
    marquesdecubaslibres

    Me he quedado gratamente sorprendido con el programa de Podemos cuando propone la gimnasia como la mejor terapia que existe. No se refiere a la “gimnasia revolucionaria” que proponían los anarquistas españoles en los años 30, sino al mero ejercicio físico. Me adhiero con vehemencia a tal propuesta.

    Hombre, marqués, más de uno que yo me sé va a tener mucho tiempo para ejercitarse en los campos de trabajo y reeducación que el chiquito de Podemos va a organizar en los Monegros a poco que llegue a la Moncloa y las cosas comiencen a ir de puta pena por no poder aplicar la doctrina marxista, tan benéfica de suyo, como Marx&Engels mandan.

    Se viene un Frente Popular, versión 2.0, liderado por Paul Pot Iglesias y a prueba de reseteos y hackeos, en el que los pepeiros vamos a ser depurados los primeiros. Los más afortunados tendrán ocasión de escurrir grasas en los campos. Los que menos, darán de comer a los crisantemos.

    Si finalmente estoy entre los segundos, ruego a los compañeros y compañeras del blog que vayan a ser alguien, o algo, en el nuevo orden que me apunten en la lista de los réprobos a despenar mediante tiro en la nuca. Es que lo de ser torturado durante meses en la checa del barrio me lo tiene muy contraindicado mi médico de cabecera.

    Gracias…

  • 14 de noviembre de 2014 a las 19:49
    Procuro fijarme

    Juli0, Mary Santpere y la Sita, un poco por encima de la media del español medio. Es así

    No, si alta y mujerona lo es. Perro torres más altas han caído.

  • Gracias, Señor, por el Arcadi. (Este es ya de ayer). A veces, tan exaltado como un romántico, la melena te lo dice todo. Ayer me tuvo oyendo a Paolo Conte en el youtube, que ya lo tenía muy oído y casi olvidado. Holmesss, qui con Ginger y Fred, no le digo más.

  • Procu: es que había ojeado esta mañana ‘Per riguardo’ y pensé que lo decía por él.
    No obstante, algo de razón tiene PG con lo del latín, se lo dice uno de ciencias.
    Y respecto a América, no por el latín sino por otras razones escriben mejor. Acabo de comprobarlo también respecto al portugués, tras una misiva excelente de un brasileño.

  • Tipo, los de ciencias antaño sabían más latín que los de letras hogaño. Creo que ya he comentado antes que hoy se puede cursar incluso un bachillerato de letras sin latín; y matricularte luego en Filología Clásica, por ejemplo, adonde llegas y te presentas así: «Hola. Me llamo Borja Mari y ni idea de qué es una declinación, oyes».

  • Ser de derechas o de izquierdas cambia de un país a otro. En España es de izquierdas el que considera a Alcalá-Zamora de los suyos, y de derechas, el que no.

  • “El que matare a otro -dice nuestro Código Penal- será castigado, como reo de homicidio, con la pena de prisión de diez a quince años.” Es admirable esa sobriedad verbal que no pierde el tiempo prohibiendo el crimen. Con la amenaza del castigo basta.

  • Qué gran cínico puede ser usted, Perro.

    ¿Por qué no cuenta aquí por qué censuró usted hace tres semanas la defensa que esta roja hizo de un clérigo islamista iraní, ejecutado anteayer en una prisión de Teherán?

    Digo, para que cada uno se haga cabal idea de qué pie cojea Lo Pirate. Y de qué pié cojea usted. Como a usted le gusta decir: o sea.

  • Es la policía de barrio, con una formación jurídica muy rudimentaria, la que se encarga de evitar que se cometa el crimen. Lo que hacen estos agentes de la ley, siendo necesario, no es ciencia estricta.

  • Ya era hora de que me pusiera al día en materia filosófica. Por lo pronto he abandonado el platonismo. Tengo mis motivos; éstos:

    Si la idea de hombre -eso que más de uno llamaría el hombre en sí- está inmunizada contra las imperfecciones que afectan a los hombres de carne y hueso, habrá que pensar que esa idea es la de un dios y no la de un hombre.

    Si las cosas son copias de las ideas, entonces debemos admitir, dado que el original es anterior a la copia, que la idea del tres es el dos.

  • ¿Es grande la idea de lo grande?

    – A: No es ni grande ni pequeña. Las ideas no tienen tamaño.

    – B: Otras puede que no, pero la idea de lo grande sí tiene tamaño.

    – A: Lo que tiene tamaño es el contenido de la idea de lo grande, no la propia idea.

    – B: Otras cosas puede que sí, pero las ideas no son nada más que su contenido. Una tapia verde, además de verde, es una tapia; pero la idea de lo verde no va más allá de ser verde.

    – A: ¿Y?

    – B: Que la idea de lo verde, de ser algo, será verde, y la de lo grande, grande.

  • Una vez lanzado, voy a saltarme también el aristotelismo. ¿Qué más me da pensar que las ideas existen allá arriba, tan platónicamente, tan al margen de las cosas, o mezcladas aquí con ellas, si todos dicen que las ideas no están en el espacio?

  • Bremaneur
    Los cuervos son de izquierdas, aunque Odín tenía uno a cada lado, Hugin y Munin.

    Hugin es el entendimiento y Munin la memoria. Es decir, Hugin es lo nuevo, lo inventado, lo ideado, el progreso; Munin, el pasado, el conservadurismo. Podríamos decir que Hugin es la izquierda y Munin la derecha, salvo en España, espejo del Universo mundo que, como tal, muestra en su azogue a los cuervos cambiados de hombro.

  • Siempre he pensado que el gran problema de las izquierdas es que creen en demasiadas cosas a la vez, es decir, el exceso de causas. Un hombre debería dedicar toda su vida a una sola causa, a ser posible, errónea.

  • Nada, que ni entrecerrando los ojos se me hacen soportables los linkitos en rojo. He probado a comprarme unas gafas de mirar de soslayo, como éstas de la gran Javiera. Pero ni por ésas.

    ¡Bellpuiggggggg!

  • COMPETENCIAS EN LA PESCADERÍA
    Influido por el relato de Proc, hoy he decidido elegir la sepia para la paella, después del paseo por Gracia y de observar la manifestación de perroflautas que hubiera hecho las delicias de Adapts. Tras recorrer los distintos puestos he elegido el cefalópodo que me ha parecido más lustroso, y he ordenado a la pescadera: quiero una sepia de unos 200 gramos. Solícita, ha tomado uno de los bichos de la bandeja contigua, y he caído en la cuenta de que mi primera elección de sepia había recaído en un calamar o algo parecido.
    He pagado, muy digno, y a otra cosa.

  • 15 de noviembre de 2014 a las 01:02 PIRATAJENNY
    Qué gran cínico puede ser usted, Perro.

    ¿Por qué no cuenta aquí por qué censuró usted hace tres semanas la defensa que esta roja hizo de un clérigo islamista iraní, ejecutado anteayer en una prisión de Teherán?

    Digo, para que cada uno se haga cabal idea de qué pie cojea Lo Pirate. Y de qué pié cojea usted. Como a usted le gusta decir: o sea.

    Mon Pirate, no me lo he tomado como un cumplido. Le permito que, en las próximas horas, me pida disculpas personalmente y, por extensión, a este nuestro Fanzine. En caso contrario no dejaré de usted ni la raspa.

  • Es muy fácil decir que las dos objeciones contra la teoría platónica de las ideas contienen sendos paralogismos: uno, que afecta a ‘anterior’, y el otro, que concierne a ‘inmune a la imperfección’. El problema -y con él el interés- reside en que esa ambivalencia es esencial en el platonismo criticado. Quiero decir que si evitas el paralelismo, como exige la lógica, achatas la teoría de Platón sobre las ideas.

  • «Otras cosas puede que sí, pero las ideas no son nada más que su contenido. Una tapia verde, además de verde, es una tapia; pero la idea de lo verde no va más allá de ser verde».

    ‘Una tapia verde’ es a ‘una idea de lo verde’ lo que ‘una tapia de lo verde’ es a ‘una idea verde’.
    Gengisss, se está haciendo trampas.

  • 15 de noviembre de 2014 a las 14:51 Perroantonio
    Estupenda mañana de paseo por la costa de Hendaya.

    Me apuesto un cuerno a que ha desechado automáticamente «la playa de Hendaya». Yo no sé qué maniente le tiene la gente a las rimas internas. A miflan me chiflan.

  • Tarde dedicada a La vida de Samuel Johnson, obra considerada por muchos como la mejor biografía escrita en lengua inglesa. (Que no es decir poco.) Me encantan esas finas malicias de Boswell, que uno nunca acaba de dilucidar si pueden considerarse como tales o en realidad son involuntarias y derivadas de la propia singularidad del biógrafo.

    “Me veo obligado en tantos ejemplos a señalar la falta de exactitud en los relatos de señora Piozzi, que con mucho gusto aprovecho esta oportunidad para reconocer que, aunque sí a menudo, no siempre está equivocada.”

  • La vida de Samuel Johnson, y las Memorias de Chateaubriand: dos losas que por su peso nunca he llegado a comprar ( y por una vocecita que te pregunta si estás seguro de que no Debes o Quieres hacer otra cosa en el Tiempo que vas a dedicar a su lectura)

  • Pero no se crean que son poca cosa las 560 páginas en las que ando: Has de cambiar tu vida, de Sloterdijk, un tipo que conseguirá sacar de quicio a Gengis ( y quizás por eso me resulta tan interesante)

  • El artículo que trae Proc habla del mito de Barbazul en términos que no son los que conozco. Barbazul pide a su esposa que no abra una puerta, y la hace feliz mientras no lo hace. Cuando la abre, ay, ve los cadáveres de sus antecesoras.

  • Probablemente Hervey Allen escribiendo la biografía de Poe y Lord Alfred Douglas recreando amplios pasajes de la suya propia, sean excelentes ejemplos del aserto de Wilde de que “siempre es Judas quien escribe la biografía”.

  • Creo recordar que disfruté mucho con La vida de Samuel Johnson.La memorias de Chateaubrian ni las recuerdo.

    Tengo una muy mala memoria selectiva.

  • Sigo con mi vida bucólica y pastoril en el campo. Ni ordenador tengo, tampoco periódicos. Sólo el móvil por si eso. Les leo corazones.
    Cambio y corto.

  • Seguimos esperando las disculpas de Pi. No puedo extenderme, me he dado un tajo y tras pasar por urgencias veo que tendré que hacerme las pajas con la izquierda, aunque el desperfecto sea sólo un rasguño.

  • No sé si llegarán esas disculpas, pero me parece que estamos ante un malentendido gigantesco. A veces este fanzine y el universo entero parece escrito en chino.

  • Esperando aún esas disculpas, adelanto a la audiencia que el texto presuntamente censurado, esa “defensa de un clérigo islamista iraní, ejecutado anteayer en una prisión de Teherán” corresponde (aunque con algunos cambios) al texto que Pirata Jenny publicó el día 1 de noviembre en su blog con el título de Perdíz esquiva (1). “Para que cada uno se haga cabal idea”, o sea.

  • Tengo que bajar ineludiblemente a la calle; en un rato le respondo.

    Entretanto me gustaría saber, si, dado que usted emplea el blog para exponer sus argumentos – a pesar de que esta tarde hemos intercambiado varios correos privados explicándonos razones mutuas del desaguisado- yo puedo responderle a través de él (no fuera que alguien tuviera algún interés en conocer mi versión) o si, por el contrario, mi condición subordinada me obliga al silencio.

  • No he expuesto ningún argumento, Pirata. Ninguno. He dado una información relevante para que los lectores interpreten su acusación. Los “argumentos”, que yo prefiero denominar “los hechos”, ya se los he enviado por correo. Pero se me hace insoportable a cada minuto que la acusación de haber censurado una defensa de la libertad de expresión y de que mi actitud censora haya contribuido a la muerte de un clérigo, aunque fuera islamista. Le ruego que libere a mi conciencia de ese peso insoportable.

  • 15 de noviembre de 2014 a las 14:53
    Perroantonio . .
    Le permito que, en las próximas horas, me pida disculpas personalmente y, por extensión, a este nuestro Fanzine. En caso contrario no dejaré de usted ni la raspa.
    ***
    Eso dije, subordinada.

  • Por supuesto que usted ha argumentado, porque ha dado una versión de los hechos. ¿O acaso se cree que los hechos flotan por ahí, esperando simplemente a que una mano los agarre? Ay que joderse, veinte siglos hablando de las motivaciones de Octavio, que si fue un pacifista, que si un autoritario, cuando podríamos habernos atenido a los hechos.

    En todo caso, mantengo mi pregunta: ¿yo también puedo exponer “hechos”, o me convertiré en raspa a mitad de proceso?

  • Tengo el corazón “partío”. Dos de las personas que admiro sin restricciones a causa de su fuerza intelectual, P&P, saltan al ring. Segundos fuera.

  • Kinshasa revisited, la pegada de Frazier y el picoteo de la abeja de Alí. El puto combate del siglo. Mailer.

  • Yo preferiría que usted pidiera disculpas y acabáramos de una maldita vez. No tengo ninguna intención de “argumentar” ni de responder a interpretaciones. Usted me acusa de censurar un escrito y yo tengo los email que demuestran que usted miente. Es así de simple. Los publicamos uno tras otro y acabamos la controversia.

  • Le he pedido las disculpas que consideraba razonables en privado. Si le hace feliz puedo decir en público lo que le he dicho en el apartado: me equivoqué al cruzar su falta de intervención ante ciertas acusaciones veladas vertidas en el blog con su rechazo a la saga iraní (¿le basta?), pero debo decir que usted se equivocó al reaccionar, a mi juicio histéricamente, ante un intercambio de impresiones con Adapts. Como le he dicho, nunca estuvo en mi ánimo insultar a Adapts, apostaría la derecha (mano) a que Adapts no lo ha interpretado así y ni es la primera vez -ni, espero, la última- que Adapts y yo discrepamos en cuestiones ideológicas. Creo que mi defensa de ciertas posiciones de Podemos ante Adapts, Funes y Bolaño se mantuvo dentro de los límites de la urbanidad, y que las alusiones a Pol Pot, el tiro en la nuca y demás sobraban.

    No voy a ir más allá, al menos mientras no sepa a ciencia cierta si usted puede utilizar misiles iskander y yo sólo una navaja de rastro.

    Respecto a lo otro, seguimos, salvo que usted considere apropiado otra cosa:
    http://piratajenny.blogspot.com.es/2014/11/2-ocho-dias-de-diciembre.html

  • Procu, sé que me dará la razón si lo explico bien. Todos estamos de acuerdo en distinguir en una representación lo representado y la propia representación, lo copiado y la copia. Es una distinción honesta como la que más, y de una gran utilidad en todos los órdenes de la vida, siempre que se aplique con mesura; por ejemplo, para distinguir entre un hombre y una escultura que lo representa, o entre la forma de esa escultura, una imitación de ese hombre, y el bronce del que está hecha. Para cosas así vale.

    Pero los filósofos, unos profesionales del exceso, han querido llevar lo anterior al terreno de las representaciones exclusivamente cognoscitivas, y les ha dado por diferenciar entre la idea y el objeto de esa idea, entre la idea que hay en la idea de verde y el verde que hay en esa misma idea de verde. Y se han quedado tan panchos.

    Si tu natural agrario y receloso no te anima a seguirles por esos callejones, intentan convencerte afirmando que la idea tiene propiedades que no tiene su contenido y viceversa. Según ellos, y en ello tienen razón, el recuerdo que tuve ayer de un partido de futbolín que me encumbró a la inmortalidad en los billares del Orejas tiene propiedades, como la de haber ocurrido en mi mente o la de haberse producido ayer, que no tuvo aquella partida perfectamente extramental que se jugó hace muchos años.

    Pero los que te dicen esto lo que hacen es sacar partido de su confusión entre lo propiamente epistemológico de la idea y su correlato psíquico, algo irrelevante ahora, aunque menos irrelevante que el correlato cerebral que siempre habrá quien meta con calzador cuando se habla de estas cosas.

    Otros no yerran tanto. No se van por los cerros de la psicología, y se limitan a decir que en la propia idea -no en su enganche psíquico- habría un no sé qué al margen de lo ideado, una formalidad que escaparía a su propia materia, esto es, a su contenido. A esa formalidad de la idea de verde no le afectaría lo verde del contenido.

    Aunque no tanto como la llegada del hombre a la Luna, se tiene por un gran avance del pensamiento humano haber sido capaz de realizar ese corte sutil. Platón, el pobre, aún no lo tenía claro del todo.

    Y aquí es cuando siempre cojo un rebote, y me pongo a gritar que, si Platón no lo veía claro, sus razónes tendría. Seguramente sabía que, a diferencia de las estatuas y cosas así, una idea se agota en su contenido. Piense usted, Procu, en una diapositiva a la que le faltara el soporte material de la imagen, en una transparencia, de ésas que no sé si aún se ponen en clase, especializada en ser sólo transparencia fuera de lo dibjujado en ella: eso es una idea. Sería como una tapia verde prácticamente sin tapia, como el color verde de una tapia ontológicamente transparente.

    Haga como yo, Procu. Hágase la idea más simple de lo que es una idea, y verá cómo se convierte en humo todo lo que se discutido durante siglos sobre la naturaleza de las ideas. Las ideas no tienen naturaleza.

    Pero a los filósofos les gusta llevar las cosas a los extremos. Eso hacen cada vez

  • Con la sangre ya caliente, y a estas horas, pierdo el temor de Dios, y me meto en camisas de once varas.

    Dígame, Procu, en qué me equivoco si digo que un modo muy sencillo de no caer en la confusión entre signo y significante, en la que me hicieron caer de joven, consistiría en ver el primero como un acto y no como una cosa, como el sustantivo verbal que expresa el acto de signar, como la significación en la que se enlazan la cosa significante y la significada.

    También tengo entendido que sobra en la signficación aquel objeto mental del que mis apuntes afirmaban que, siendo el primer significado de la palabra, remitía, en calidad de significante, a la cosa. En realidad, cuando hablamos del odio que tenemos al que nos quitó la novia, nuestra intención es hablar de la persona odiada, no de su copia mental.

  • Misiles contra navajas. Creía que aquí sólo usábamos palabras. Nos has acusado de censurarte un texto y eso es, como diría Falete, una puta mentira.

    “”
    Bonnie, montando una estantería. Espero recuperarme pronto para terminar la crónica.

  • 16 de noviembre de 2014 a las 01:32 PIRATAJENNY
    Le he pedido las disculpas que consideraba razonables en privado. Si le hace feliz puedo decir en público lo que le he dicho en el apartado: me equivoqué al cruzar su falta de intervención ante ciertas acusaciones veladas vertidas en el blog con su rechazo a la saga iraní (¿le basta?)

    Me sabe a poco. Hubiera preferido algo más explícito. Algo así como “Es ontológicamente imposible que ME hayan censurado un texto enviado por un anónimo, es decir que YO NO ENVIÉ, lo que dificulta además que lo hayan hecho por MI condición ideológica”.

    Del resto de opiniones no tengo nada que decir. Por mi parte, asunto zanjado.

  • Es como aquella broma del tipo que devuelve el ejemplar del Ulises de Joyce a su amigo, al día siguiente de que éste se lo hubiera prestado, y le comenta: “Muy bueno. Me ha gustado mucho”.

  • PODREMOS
    Año 2026. La revolución podemista hace tiempo que triunfó en lo que fue el Estado Español y la mayor parte de la extinta Unión Europea. Podemos, que ahora se llama Pudimos, es el partido único. Su símbolo es la P bifronte. La población vive en pequeñas comunas diseminadas y “en contacto con la naturaleza”. Así lo impone la línea ideológica del partido guía, que considera que no hay otro futuro para la humanidad que la vuelta a las pequeñas comunidades en las que todo se comparte. (De paso, así se nota menos que va faltando casi de todo y es más fácil aislar y neutralizar las posibles disidencias). Los elementos contrarrevolucionarios que han sobrevivido a las sucesivas depuraciones y purgas viven en campos de reeducación y son la única fuerza de trabajo efectiva. Aunque el esfuerzo embrutecedor y la reeducación intensiva a que se les somete les hayan convertido en autómatas casi lobotomizados, no es infrecuente que algunos escapen, por desidia de sus vigilantes, y que vaguen como zombis por carreteras y campos. No son en absoluto peligrosos, pero sí un puto coñazo pues no paran de pedir agua y comida y de repetir las consignas que se les han inculcado. Para exterminarlos, hay patrullas de carretera, armadas con modernas pistolas de neutrinos (la más relevante aportación tecnológica del podemismo), que además saben discriminar entre los fugados de los campos, a los que dejan fritos, de los buenos ciudadanos que por haberse pasado con las drogas -libres y gratuitas aunque escasas- puedan mezclarse y confundirse con aquellos. Aparte de eso, se respira una cierta paranoia por el peligro siempre latente de una invasión de los cochinos mercaderes del antes llamado Nuevo Mundo. Pero las patrullas ciudadanas están siempre alerta y dispuestas al combate. Yo soy la líder de una de ellas. Mi nombre es Pirata Sukkt.

  • A mí Podéis no me interesa,..podría interesarme la tal Tania, novia del tal Pablo, y lo que me interesa de ella es saber dónde está la mitad de la nariz que le falta.

  • He insertado el video sin haber pretendido yo, ni mucho menos, insertar el video. Si molesta, procedan a lo que proceda.

  • Demasiado fue lo que dije anoche de la pura transparencia, y podría haber dicho mucho más, para convencer a nadie de que sólo se trataba de una transparencia. Lo mismo con la idea.

  • Ignoro totalmente por qué se dice que los cristianos no tienen incoveniente en llamar por su nombre a quien, como Dios, sólo es aludido por su oficio de dios.

  • AVISO. Vengo de ver dos retablos del XVI encerrados en sendas iglesuelas perdidas en el mismísimo puto monte verde pulmonía que hay por aquí. Vengo flipada y MUY SOBRADA en mi «natural agrario y receloso» (Gengis: 10/10). Y me he puesto a ver el vídeo de Grergorio Morán y Monedero. AVISO. Los dos me caen mal, cada uno por una cosa y ambas están en mí porque en realidad apenas les conozco, así que me he dicho: voy a conocerles más para aborrecer fundamentadamente.
    Minutos cero al veinte. Dice Morán que Planeta no le ha querido publicar lo suyo por las once páginas incendiarias sobre el personaje García de la Concha, el anterior presidente de la RAE. ¿Por qué? Por los oscuros intereses. Porque el mismo día que se iba a publicar salía el DRAE, 450.000 ejemplares. ¿Va a vender menos diccionarios Espasa-Planeta por ÉL? NO ME JODAS, Morán.

  • Monedero. Cuando empezó a inveztigar le dijeron: «Cudiado, chaval, que por ahí vas mal». UISHHH. Le dijo un profesor, pero él no entendió que por gilipollas; él entendió que por DRABIOSA y DRADICALMENTE INMOBADOR.

  • (Calaza es maricón y de las J.O.N.S.)
    (Jabois no es el más guapo, Jabois es la hostia.)
    (El más guapo es AE. Dios, cómo me pone ese hombre.
    Debería dejarse de pantomimas y fundar un partido como dios manda: “Os pongo”)
    (Como el tango aquel “yo no sé si quien te tiene así se lo merece, sólo sé que la miseria cruel que te ofrecí, me justifica al verte hecha una reina (Chøpsuey), que vivirás mejor, lejos de mí”, Cómo y cuánto ha subido el nivel!, efectivamente, yo aquí no era más que una excrecencia.)

  • Monedero: «Tú puedes levantarte de una manera violenta contra el fascismo, ¡es lo demócrata!». Pero, pero… «¡Aquí condecoran a Carrero Blanco!». ENVEZDE a los héroes. ¡FASCISTAS!

  • Gata, bonita.
    ***
    Minuto cincuenta. Lo ha dicho Monedero, que la pobre gente se lo dice a ÉL: «He venido a tu azto y he venido con MIEDO». ¿Por qué? Porque le van a echar del trabajo. NO HAY DERECHO.

  • Que le van a echar por ir al azto, no por otra cosa.
    ***
    Morán. El intelectual ha sido barrido. SAVATER y esos (dice Savater, Savater y Savater). Por la INVOLUCIÓN. ¿Adónde han llegado?
    A la extrema derecha del PP. QUÉ PENSABAIS PUES.

  • Donde dice “que no envié” debería decir “que no envié en su totalidad” debido a que no se aceptó la primera parte por provenir de una fuente anónima. Pero bueno, zanjado también por mi parte y allá cada cual.

    ***
    Morán no está en su salsa. Monedero, muy flojito. Pero lleva más razón que un santo cuando dice que en este país no se ha podido abrir el cajón de mierda, y ya van cuarenta años y apesta. Me refiero, claro, al tema de los 200.000 muertos posteriores a la guerra y a sus exhumaciones.

    Eso sí que fueron depuraciones y purgas, Juli0; lo otro, lo de 2026, está por ver.

  • Hola Gacho, qué bueno que viniste.
    El artículo de Calaza, impecable, salvo en los acentos de la frase que ha adaptado de una mía: “y al pueblo español, qué le den”.
    El video de Merc, para llorar. Nunca veo debates en TV , pero ya que me lo traían lo he intentado. De entrada , Arcadi diciendo que Podemos durará lo que la atención de las TVs le preste. Y lo dice desde un debate de TV.

  • Minuto 1.22. Estamos sufriendo y padeciendo la herencia de la TRANSICIÓN. Yo era un joven rupturista. La ruptura fracasó, pero el gran fracaso de la transición es que no se pudo hacer ruptura. SON LOH MIHMOH. Y como fracasó la ruptura pues tenemo lo que tenemo.
    (El público ríe. Así: GUAHAGUAHAGUÁ).
    Monedero observa que la ruptura parece que dé miedo. Que la sociedad prefiere la injusticia al desorden.
    YA. IGUAL SÍ PREFIERE. ¿Y entonces?
    Por mi parte, fine. YES, I can’t.

  • 16 de noviembre de 2014 a las 16:11 piratajenny

    Donde dice “que no envié” debería decir “que no envié en su totalidad” debido a que no se aceptó la primera parte por provenir de una fuente anónima.

    Si ni siquiera usted me entiende debe ser porque me explico fatal. Cuando digo que usted “no envió” no estoy hablando en lenguaje metafórico. Un tal señor E, utilizando un correo de TOR, nos envió ese texto el 30 de septiembre de 2014. Yo me enteré de que el autor de ese texto era usted el 2 de noviembre, cuando lo leí en su blog. Es cierto que el señor E y usted son la misma persona desde el 2 de noviembre, pero como nosotros somos bastante menos perspicaces no se nos ocurrió “censurar” al anónimo porque usted fuera “una roja” el 30 de septiembre. Supongo que son problemas que podrían resolverse en un universo no espacio-temporal. Por el contrario, y dado que no entendíamos el sentido del texto (que el señor E decía que era uno de tres artículos) le pedimos que nos enviara el texto completo, para valorar si era apropiado para su publicación en Chøpsuey. Lamentablemente se produjo un error espacio-temporal y el texto que enviamos al señor E del 30 de septiembre lo recibió la Pirata Jenny del 15 de noviembre que interpretó con efectos retroactivos al 30 de septiembre un discusión producida el 14 de noviembre sobre un pie cojeante. En fin, espero haberme explicado con mayor claridad (en este caso cuántica) que antes. Ahora, regreso al futuro.

  • Si ni siquiera usted me entiende debe ser porque me explico fatal. Cuando digo que usted “no envió” no estoy hablando en lenguaje metafórico. Un tal señor E, utilizando un correo de TOR, nos envió ese texto el 30 de septiembre de 2014. Yo me enteré de que el autor de ese texto era usted el 2 de noviembre, cuando lo leí en su blog. Es cierto que el señor E y usted son la misma persona desde el 2 de noviembre, pero como nosotros somos bastante menos perspicaces no se nos ocurrió “censurar” al anónimo porque usted fuera “una roja” el 30 de septiembre. Supongo que son problemas que podrían resolverse en un universo no espacio-temporal. Por el contrario, y dado que no entendíamos el sentido del texto (que el señor E decía que era uno de tres artículos) le pedimos que nos enviara el texto completo, para valorar si era apropiado para su publicación en Chøpsuey. Lamentablemente se produjo un error espacio-temporal y el texto que enviamos al señor E del 30 de septiembre lo recibió la Pirata Jenny del 15 de noviembre que interpretó con efectos retroactivos al 30 de septiembre un discusión producida el 14 de noviembre sobre un pie cojeante. En fin, espero haberme explicado con mayor claridad (en este caso cuántica) que antes. Ahora, regreso al futuro.

    Con ánimo constructivo añadiré que Aacabo de descubrir, Perro, que el suyo es uno de esos extraños textos permutantes que pueden combinarse a voluntad sin que se altere (creo) el sentido del mismo. Ahí va una prueba:

    Si ni siquiera usted me entiende debe ser porque me explico fatal. Supongo que son problemas que podrían resolverse en un universo no espacio-temporal. Ahora, regreso al futuro. Cuando digo que usted “no envió” no estoy hablando en lenguaje metafórico. Es cierto que el señor E y usted son la misma persona desde el 2 de noviembre, pero un tal señor E, utilizando un correo de TOR, nos envió ese texto el 30 de septiembre de 2014 y le pedimos que nos enviara el texto completo, para valorar si era apropiado para su publicación en Chøpsuey dado que no entendíamos el sentido del texto (que el señor E decía que era uno de tres artículos). Yo me enteré de que el autor de ese texto era usted el 2 de noviembre, cuando lo leí en su blog. Lamentablemente se produjo un error espacio-temporal y el texto que enviamos al señor E del 30 de septiembre lo recibió la Pirata Jenny del 15 de noviembre que interpretó con efectos retroactivos al 30 de septiembre un discusión producida el 14 de noviembre sobre un pie cojeante. Pero como nosotros somos bastante menos perspicaces no se nos ocurrió “censurar” al anónimo porque usted fuera “una roja” el 30 de septiembre. En fin, espero haberme explicado con mayor claridad (en este caso cuántica) que antes.

  • Calaza, bien. Pero ahora mismo me encuentro poseyida por la furia y presiso de insultos. Coincidían tanto Morán como Monedero en que otro relato. Como no he visto los últimos diez minutos me he perdido todos los tantos imaginativos planes y las cuántas ricas ideas y estrategias para mejorar. Solo les he oído hablar de ellos, preclaros, y de su deslumbrante perspicuidad: lo que ha pasado aquí es esto, hombreee. Un poquito de desprecio por todo el esfuerzo y sacrificio hecho para salir del atolladero ya es.
    Que no, que es que el PUEBLOS hemos sido engañados.
    O sea, ¿es que nadie ve en el ELLOS nos engañan y nos estafan, un VOSOTROS, mansos corderos imbéciles, y se mosquea?
    BORREGO, TÚ.

  • Y sin embargo… en la charla de Morán y Monedero me ha llamado la atención que Monedero, a quien nunca había prestado atención, no es el pelele que me han intentado vender muchos amigos. Menospreciar al adversario es un error que, generalmente, suele pagarse caro. No me gusta casi nada de lo que dice, pero su “película” o, ejem, su “relato”, es altamente vendible. ¿Lo es por su valor intrínseco? No. Es el mismo que vienen repitiendo sin éxito las diferentes encarnaciones de Izquierda Hundida desde entonces. Pero se ha incorporado el concepto de casta, y ahí sí que estamos jodidos, camaradas, porque mal que nos pese, la existencia de esa casta de beneficiados del sistema corrompido desde dentro es bastante real. Es un relato, en fin, que va a ser difícil que lo desmonte Arcadi, mediante el reconocido método Federico Jiménez Losantos de resolución de conflictos, participando en talk-shows y calificándolo de excrecencia. Debería atender a la enseñanza contenida en el consejo que le dio su madre al Buscón Don Pablos, tras romperle la cabeza a un compañero que le llamó hijo de puta y hechicera: “Muy bien hiciste en quebrarle la cabeza, que esas cosas, aunque sean verdad, no se han de decir”.

  • Estos políticos son unos esto y lo otro lo vengo oyendo desde que se murió Franco, que yo ya tenía orejas. Y acaba dando más asco cuánto disfruta quien lo dice que la mierda de la que habla. También he oído mucho para qué vas a limpiar si se va a volver a ensuciar. Pues a lo mejor es que la realidad ensucia y las democracias imperfectas se le parecen. ¿Qué hacer? Ducharte todos los putos días, y corregir y mejorar.
    Tag: SOYMANSASOYREFORMISTASOYCONSTITUCIONALISTA.

  • Dice Morán que ser profesor de universidad y tertuliano es lo peor, que un intelectual jamás debe rebajarse a eso. Lo suscribo.

  • Los que peinamos canas en los cojones llevamos toda la vida oyendo estos discursos apocalípticos de la izquierda. Personas tan dispares como Pirate y Sukkt (conozco personalmente a ambas) se apuntan a tal aquelarre. Yo les digo a toda esta peña que España ha cambiado de tal manera, para bien, en los últimos 50 años que hay que ser muy retorcido para no reconocerlo. Se lo dice alguienn que cada noche cenaba sopas de ajo y rezaba un rosario.

  • No creo en ninguna de las propuestas económicas de Podemos por la misma razón que no creo en los fantasmas, esto es, porque no son refutables. El día que empiecen a concretar de dónde saldrá el dinero para las rentas básicas, jubilaciones anticipadas, aumento de pensiones, etcétera, etcétera, ya veremos. Como dijo Carlos Menem: “Acá no se trata de sacarle a los ricos para darle a los pobres, como hacía Robinson Crusoe”.

  • Mire Perro, no sé si sigue usted dale que te pego para que hable o para que calle. Dígamelo, para complacerle y que tenga usted la última palabra.

    ***
    No veo ningún aquelarre en el horizonte, Marqués. El programa electoral de Podemos es perfectamente socialdemócrata. Si Podemos ganara las elecciones (que no lo hará), el problema sería otro: cómo incorporar cuadros sin que se te cuele la corrupción hasta la cocina, cómo gestionar el escaso margen de maniobra en política económica y qué hacer con una sociedad que durante las vacas gordas ha convivido alegremente con la corrupción generalizada.

  • Por culpa de Perroantonio y de Mercutio el Chopsuey se ha convertido hoy en un ergástulo intelectual. Les propongo como terapia que esta noche transfigurada escuchen a las 22 h Ars Canendi. Hoy Radio Clásica, de la mano del gran Reveter, les hará remontar el vuelo. El programa de hoy es excepcional, pues se revisarán grandes frases del Oro del Rhin y las canciones del gran Calleja. Solo para espíritus muy refinados.

  • Hola Procu, hola rubia, hola Gómez, hola Holmesssss. (No vamos a votar lo mismo, que lo sepáis)

    16 de noviembre de 2014 a las 16:46
    Perroantonio

    Saludos Gachoinlowercase. La he echado de menos.

  • Igual le hago caso.
    De momento esta tarde alterno este templo con RDL. Apología de la impostura, Los costes de la separación de Cataluña, y La curación por la belleza. Qué curación, pienso, si el video hace llorar.

  • Hablando de belleza, se me olvidó ayer decir que los peperos que somos altos, guapos y encantadores tenemos todas las papeletas para ser los que peor lo pasemos con el nuevo Frente Popular, vista la media de estatura (y de fealdad) del politburó podemista.

    ¡Me pido un pelotón de fusilamiento integrado sólo por mujeres!

    Claro que con mi suerte igual me ponen delante de una escuadra de milicianas lesbianas, que acaban apuntándome todas a mis partes.

    En ese caso, me pido a la comisaria política Pirata Jenny para comandarlas. Seguro que me da el tiro de gracia con más cariño.

  • A propósito del Oro del Rhin. Una vez fui a Nueva York. Impuse una noche en el Metropolitan, y lo que había en el momento era esa ópera. Los cuatro caímos presa del sueño, parecía una escena de W Allen ( siempre nos quedó el disclaimer del jetlag, pero aún me lo hacen pagar )

  • No hay modo de tomarse en serio a los que, habiendo tenido a Cayo Lara, optaron por Pablo Iglesias. Eso es estilismo, y no revolución.

  • Basta ya -me he dicho- de mirar al cielo y sus ideas habiendo anunciado el Perro su voluntad de mofarse de Pirata hasta no dejar de ella ni la raspa. Ya era hora, he pensado. La amenazada con el oprobio que cae sobre el que recibe un par de cortes bien dados, es una persona que, muy lejos de rendir homenaje a la inteligencia que derramo día y noche allá por donde voy, en palacios y barracas, en los gabinetes y en las plazas, reconocida por propios y extraños, ha preferido inclinarse a un desdén contumaz que le ha llevado a tratarme en el mejor de los casos como un gilipollas.

    El rencor que me quema las entrañas esperaba de la promesa del Perro algo que fuera más lejos de la noticia de que Pirata piensa que, aunque no hubiera enviado ella el escrito censurado, se le habría censurado a ella ese escrito. No es un disparate, aunque se le puede poner alguna pega.

    Imaginen ustedes que saludan a un viejo conocido del que nadie les ha dicho que acaba de ser nombrado Jefe de España. ¿Han saludado a dicho jefe? Puede que sí, ya que se trata de la misma persona; pero puede que la opacidad propia de su conocido, que impide ver que detrás de esa condición está la de ser Jefe de España, no lo permita. Es posible que no sea lo mismo, aun tratándose de la misma persona, saludar a un viejo conocido, un gesto con connotaciones de lo más simpáticas, que dar pie a que se piense que se está haciendo la pelota al nuevo jefe.

  • Y -sigo- si no es lo mismo aun tratándose de la misma persona, menos lo será si son distintas, como sucedería en el caso de que el señor E y Pirata no fueran la misma persona.

  • Curiosas las madrileñas. Tras la primera xuntanza nunca hubo una segunda, aunque se hubiera pactado. Todas han terminado por rehuir la siguiente cita. ¿Halitosis, babilla lasciva acompañando la mirada desorbitada a las ubres, acento catalán? Sólo sé que con los amigos he repetido encuentro. Y luego se preguntan escandalizad@s por mi misoginia.

  • En Arce, con Fernando y Verónica, tuvimos una interesante conversación sobre las tácticas de cópula masiva en ámbitos digitales. Sólo quiero decir que aquí hay un par de hembras a las que no tocaría ni con un palo.

  • Todo esto es… No sé, cuanto menos raro.
    Y no quiero participar.
    En cualquier caso gracias por darme la oportunidad y abrirme loa ojos Bremaneur.

  • Sukkt, por lo que te llevo leído aquí estoy convencido de que estás como una puta cabra, así que seguramente habrás sacado conclusiones falsas sobre lo que sea. Cierra los ojos y piensa un poco antes de hablar.

  • 16 de noviembre de 2014 a las 20:45
    GÓMEZ
    Holmesss, de verdad, lea a Boswell, aunque sólo sea por los chismes.

    Cuente, hombre: odio los chismes salvo que tengan más de 100 años.

  • El drama de Monedero (y el chiste) es que, a través de esas lecturas del Manifiesto Comunista con sus estudiantes. está incubando los AE o los FJL del mañana.

  • Les recuerdo la definición insuperable que dio un filósofo -aunque caribeño, analítico- del capitalismo y del comunismo. Del primero dijo que era la opresión del hombre por el hombre; del segundo, lo contrario.

  • 16 de noviembre de 2014 a las 19:31
    GENGIS KANT
    No hay modo de tomarse en serio a los que, habiendo tenido a Cayo Lara, optaron por Pablo Iglesias. Eso es estilismo, y no revolución.

    10/10

  • ¿Usted mismo, Gengis, en su cabal juicio, entiende esto?: “Imaginen ustedes que saludan a un viejo conocido del que nadie les ha dicho que acaba de ser nombrado Jefe de España. ¿Han saludado a dicho jefe? Puede que sí, ya que se trata de la misma persona; pero puede que la opacidad propia de su conocido, que impide ver que detrás de esa condición está la de ser Jefe de España, no lo permita”.

    Sea razonable, no me tire de la lengua.

  • Ya me lo diste en su día, Pi. Lugares comunes. Es como si yo te dijera que estás menopáusica. Sería caer demasiado bajo, y mira que me gusta rebozarme en el lodo.

  • No recuerdo haberle nunca comunicado mi diagnóstico -y ay, qué más quisiera yo que estar menopáusica, por variopintos motivos.

    He tenido la elegancia de no contestar a sus exabruptos estos días pasados. Sea inteligente y no me haga caer en la chabacanería que le caracteriza.

  • La amistad con las mujeres es imposible, como Brema ha comprobado en su estancia madrileña. Son volubles e indecisas.Compárelo con mi viril y desinteresada camaradería.

  • 16 de noviembre de 2014 a las 19:23
    Gengis Kant

    Gacho, me alegra verla por aquí. Temí que las cosas no le fueran bien, espero haberme equivocado.

    Querido (verme no me ves, parece mentira), tú no te equivocas nunca, a veces no se te entiende una mierda, pero equivocarte no, eso no.
    Las cosas hace tiempo que no me van bien, desde un punto de vista estandart, lo que dicta el patrón (en todas sus acepciones), vaya.
    Pero leyendo a los clásicos, una llegaría a la conclusión de que nunca tuve la oprtunidad de estar tan bien como ahora.
    Lo que pasa es que yo no leo a los clásicos.
    Ni a los clásicos ni a nadie, ya no leo. Solo estudio apuntes, subo trabajos a una plataforma estudiantil endemoniada a la que llaman “Moodle”, perfecciono la técnica de lavado de tubos de ensayo, y hago cursos de estadística (voluntarios) por internet. Las clases de idiomas tuve que dejarlas, ya no puedo pagármelas, y tampoco tengo tiempo. Pero practico la autodocencia mediante el visionado de películas.
    Nunca he debido quejarme, aunque lo haga sin parar, muchas veces hacemos lo que no debemos, simplemente porque Podemos.
    Además, ahora con “Joderos, ¿no decíais que formásemos un partido?”, se me despiertan las ilusiones. Las esperanzas, no, ¿eh?, eso no. Solo las ilusiones por ver cómo sube el nivel de la oratoria en ese parque de mierdosos que tenemos a sueldo y al que llamamos “Congreso de los diputados”.
    Me sorprende que se hable de analfabetismo, cuando son profesores de universidad ¿A tí no, Gengis?. Quiero decir, que si los profesores de universidad de este país son analfabetos, ¿Falla o no falla el sistema?
    Pero de todos estos, lo único que me importa es la oratoria. Es lo único a lo que Podemos optar exigirles.
    Todo lo demás está en manos de científicos (en todas sus vertientes: investigadores, médicos cirujanos, técnicos de alimentos, medioambientalistas…etc, etc. Todos ellos), cocineros, y ceramistas, olvídate.
    Lo primero que habría que hacer es prohibir apaludir en el parque de mierdosos. Es que no sé qué tienen que aplaudir, cuando han llegado a tener más de seis millones de parados ¿Qué aplauden? Vergüenza debería darles a todos. Habría que cortarles las manos, no por robar, que eso lo hacen los bárbaros de los moros (digo cortar las manos por robar), sino por aplaudirse teniendo el país hecho unos zorros (voy a pensar que ninguno de los mierdosos del parque ha robado. Que ya es pensar)
    En fin, Gengis, que tú me tuviste a mí muy preocupada una buena temporada que no apareciste. A punto estuve de ir donde lo tuyo a preguntarte. No lo vuelvas a hacer. Lo mio fue distinto, yo es que… me enfadé con Perro. Y ya está.
    ————————————–
    (Pero Julio, dandy del pelotón, ¿de verdad te crees que se puede dormir con la murga que das con tus seleccioncitas musicales?)

  • gachoinlowercase
    (Pero Julio, dandy del pelotón, ¿de verdad te crees que se puede dormir con la murga que das con tus seleccioncitas musicales?)

    Será usted la única que no, porque con mi música selecta de ayer y hoy todo el mundo duerme como un bebé.

  • Gacho, te agradezco que te preocuparas por mí. Me va todo bien, sin riesgos a la vista de que puedan torcerse las cosas. Con un poco de suerte incluso es altamente probable que el famoso Sovaldi elimine dentro de poco mi virus de la hepatitis C. Claro, que para ello sería muy útil que me lo administraran.

    Está muy bien que hayas vuelto, y contigo todos tus vientos huracanados y tus inundaciones de buena gente

    A mí, mucho más que la oratoria, demasiado pegada siempre a los ideales, me gusta el lenguaje llanamente administrativo. Lo veo mucho más decoroso. Y más duradero. Lo último lo digo comparándolo con el lenguaje poético de Jose Antonio, lleno de estrellas, bordados y montañas, de que solían estar trufadas las circulares que allá por los años 70 aún mecanografiaban los empleados del ministerio de la Falange. Me imagino las circulares del futuro encabezadas por polvorientos y burocráticos asaltos al cielo.

  • La caverna liberal de TV13 está empeñada en convencernos de que no pueden ser buenos profesores universitarios los que proponen cosas imposibles, cuando tales propuestas son la señal de que están entregados en cuerpo y alma a la ciencia, y no como esos profesores mediocres y perillanes, mucho más aptos para bandearse por las plazas de la realidad.

  • Pirata, seré sincero en mi respuesta: entiendo lo que he dicho.

    Una cosa es que Barrabás insultara al hijo de José y María sabiendo que era Dios, que como tal -es obligatorio saberlo- no debe ser insultado, y otra, que lo insultara sin saber que era Dios. Lo tachado de blasfemia no es el insulto a quien tiene la condición divina sino a la misma condición. Por ello cuesta decir que blasfemó quien no supiera que el hijo de José y de María y Dios eran lo mismo.

    Y ahora, el argumento de autoridad. Los linguistas vienen a decir, pero de un modo más largo y mejor, que en contextos como el de mi ejemplo de un Barrabás ignorante de con quién se la estájugando, se da un tipo de referencia que ellos llaman opaca. Barrabás insultó a alguien de naturaleza divina creyendo insultar sólo a uno que había venido de Nazaret; es decir, Dios es, en el contexto de mi cosecha, un referente opaco de ‘el hijo de José y María’, o de ‘uno venido de Nazaret’.

    Todo esto viene a cuento de que me pareció que usted se había sentido, ante el desinterés de los administradores del blog por un escrito que no llevaba su nombre, un auténtico referente opaco, dicho sea con todo respeto.

  • Los periodistas, aunque sin saberlo, le sacan mucho provecho a la opacidad referencial. Por ejemplo, cuando combinan a capricho diferentes cualidades de cosas y personas. “Usted- le echa en cara un entrevistador a su invitado- ha hecho ostentación con una desvergüenza suprema de sus simpatías con lo más abyecto de la humanidad”, basándose en que el entrevistado saludó efusivamente a un Zutano del que luego se supo que era lo más abyecto de la humanidad. En otros casos, la única base para la maniobra del entrevistador es que a él le ha dado la real gana de juzgar que lo que se ha descubierto de Zutano, o se sabía ya, es lo más abyecto de la humanidad.

  • En La Marimorena hablan de los “amiguitos de la Complu” de Pablo Iglesias; en El País, de sus “colegas de la universidad”, y esto me suena peor. Esos ‘colegas’ no pueden ser otra cosa que unos ‘coleguillas’.