Travesías de Madrid (I)

(null)

por el Camarada Sergei.

Una pensión de desgastados baldosines blancos y negros, el tablero donde iba a jugar la partida de la noche conmigo mismo; sábanas blancas y acartonadas por la lejía, quemadas por atávicas colillas; una tos agónica al otro lado de la pared; la bañera llena de macetas. Fue hace casi veinte años y llegaba del pueblo. El autocar aterrizó -venía de otros mundos- en una cochera; los de la España solanesca no teníamos derecho ni a estación, ni a intercambiador, ni a apeadero.

No había hecho planes, no había internet. La literatura me guió hasta la Puerta del Sol. Portasoleando en el Madrid de los últimos noventa. Me derramé más allá del quilómetro cero, di por casualidad con la librería Gulliver, me hice con los puestos del Rastro, supe lo que era una tapa, olisqueé las esquinas de Lavapiés como un perro callejero. Gocé del arte de marear Madrid sin velas y sin remos, empujado por las circunstancias, corrientes imprevisibles. Barrios y bares, calles y tiendas, luces, frenesí y el ánimo giróvago.

Hoy caminan altivos los isidros como recién follados, las manolas enloquecidas como mal folladas, los turistas con la tenue sonrisa de quien sabe que al día siguiente las sábanas del hotel olerán a ingle y a humedad. Madrid es un enjambre de puticlubs. Bajando la calle de Leganitos le señalo a Raquel el puti que está al lado de la comisaría. Una hembra reluciente que nos oye ríe y nos cuenta de las aparentemente honestas casas de masajes de la otra acera, donde los hacen con final feliz. Creo recordar que hace un gesto de mamada, como el que horas atrás Sara imitaba antes de subir al avión, cuando me hablaba de la querella que ha puesto a la consejería de trabajo de Berlín, y me decía: «Marichocho, que ya me veía yo» -y hace el gesto a dos manos moviendo la cabeza a izquierda y derecha- «haciendo bucaques en la kurfustenestrase».

En Madrid no hay más que puticlubs, isidros y manolas y turistas. Tejí la ciudad con los años, hilé calles y bares, barrios y tiendas y luces con el hilo del giróvago frenesí. Ahora toca destejer y descubrir nuevas vías de navegación, dejarse llevar por nuevas corrientes. Un bar irlandés en Arganzuela, donde Raquel me puso un piso hace unos meses; el casticismo prêt-à-porter malasañer, que lo mismo te vale para Madrid que para Barcelona, Zaragoza, París o Berlín –fuck hipsters-; el norte, que antes era otro pueblo, donde Marta me puso otro piso en verano. Y los hoteles y las pensiones, viajeros y estables, y mi último refugio donde pernoctaré en Chueca con las paredes llenas de corazones que son lámparas; el chalé de Puerta de Hierro la penúltima vez y siempre San Bernardo y la Gran Vía, porque Madrid es sólo lo que crece en torno a la Gran Vía.

Ceno con Andrés y con Miriam, que me agasajan como siempre, y qué sonrisa acogedora la de Miriam; al día siguiente llegan Ricardo -el de ÇhopSuëy- y Raquel, y les llevo al Tigre, que digo yo que será como el Boñar de León pero a lo bestia. Caen cervezas y pinchos y antes y después libros, sin conocimiento. Nos encontramos con Luis, que va a ser padre, y recuerdo el día que vino a Berlín y le tuve que meter en un hostal porque no se podía entrar en mi casa. Deinyer, deinyer, auuu, auuuuuuuu, alarm, ajtung, ajtung, he visto arder naves más allá de un Talbot Horizón. En una librería suena Rafael Farina. Le alabo el gusto al dependiente, un chaval majísimo que es clavado al jefe más hijo de puta que he tenido nunca. Hablamos. Que le gusta la Juandáun, dice sin venir a cuento. Luego pone el Low de David Bowie, como homenaje a mi berlinidad y va a ser la banda sonora de estas travesías de Madrid. Gracias, gracias. Y llega una fotógrafa y tira fotos y hablan otra vez de la Juandáun y mencionan a la Lupe y yo me descojono vivo y, merde, no son fotos para la Juandáun, qué pena, nada me haría más ilusión que salir en la Juandáun papel papel y venga todas las warrilla’s a hacerse unos dedicos conmigo.

La exposición de Patricia Gadea, que nos emociona, y Ricardo apela a su presunta ignorancia (ya os digo yo que no) y suelta que no sabe si la obra es buena o mala, pero no cabe duda de que sabía lo que quería expresar, y Ricardo y Raquel gustan de sus primeras obras y yo gusto más de las últimas, más reposadas; luego, a la exposición de Andrea Santolaya, que no es argentina -de dónde coño saqué que era argentina- y sí muy alta y muy simpática y muy guapa, y la altura, la simpatía y la belleza se trenzan haciendo que todo sea fabuloso y divertido, y antes de dar con la galería veo a Carlos e Isa cuando salgo de comprar una bufanda y nos encontramos con Mariana y Guillermo y Ceesepe y todos somos altos y simpáticos y guapos y hasta lucimos melena, lo que haga falta, y caen los vinos que da gusto hacer que caigan. Caigo yo también, pum, triparriba, en la cama de la calle de Leganitos. ¿O ya era en Alcalá?

De nuevo en marcha. Camino de la cuesta de Moyano paro a tomar el desayuno reglamentario: café con leche en vaso, porras y zumo de naranja. La camarera atiende toda la cafetería, grande, limpia, luminosa, y es fundamental para amar España ver cómo trabaja. Deberían venir en fila todos los camareros de Alemania -que corten la Castellana y el paseo del Prado y la A6 hasta Orbita- para que aprendan a servir, porque servir no es indigno, telefunkens de los cojones. En el Bellas Artes me tomo unos cafeles con Maribel, porque si yo he venido a Madrid ha sido para hablar con ella, aunque nos lo hemos dicho casi todo por correo, pero el mundo es emoción y hay que verse las caras; y me cuenta de sus padres y de Rusia y del hotel Lux, que ella lo vio y lo vivió, y que la calefacción era como una caldera y que me olvide de la guerra porque en la guerra  todo era distinto y peor. La veré antes de marchar porque, repito, yo he venido a Madrid a ver a Maribel, y será la única mujer a la que vea dos veces, porque todas terminarán rehuyéndome como si me oliera el aliento a sobaco o del sobaco me cayera caspa o me goliera la halitosis a café con leche, que es la gasolina de los madriles y de las madriles, y los madriles y las madriles a lo mejor huelen a café con leche en vaso donde relucen las irisaciones del aceite de los churros, y los cafeles con leche en vaso son como los charcos de las gasolineras en los polígonos industriales. Madrid es un inmenso polígono lleno de chonis y poligoneros con ínfulas cosmopolitas, va a ser eso.

Sigo con las librerías y cae todo lo que tiene que caer y nos acercamos Ricardo, Raquel y yo hasta no sé dónde para ir a la librería de Miguel, una de las mejores de Madrid. Antes la tenía cerca de Manuel Becerra y más tarde en Fuente del Berro, detrás del Palacio de Deportes. Ya no, ya no. Compro un libro dedicado de Ricardo Baroja y una novela de Antonio Espina y siete u ocho libros más. Una pasta, aun con el generoso descuento de Miguel y siendo todo ello barato, no sé si me entendéis. Hay que dejarlo todo en el piso de la calle Pozas y maquearse, que he quedado con Bonnie y con Godiva en el café Comercial. Quince minutos de adelanto; da tiempo para ver dos librerías más y comprar a un euro la pieza tres cosicas de Alejandro Sawa, que lo mismo bohemió en la pensión de calle Carretas, casi frente a Pombo, donde hace unos veinte años comenzó esta partida de ajedrez que juego con Madrid, y Madrid casi me hizo jaque mate pero ya no, ya no.

108 comentarios

  • Andrea fue la que hizo el making of de “El honor de las injurias”. Hizo una serie sobre boxeo en NY que es sobresaliente. Soy la primer persona, según ella, que la compré una fotografía pagando en serio.

  • “…café con leche en vaso donde relucen las irisaciones del aceite de los churros, y los cafeles con leche en vaso son como los charcos de las gasolineras en los polígonos industriales. Madrid es un inmenso polígono industrial lleno de chonis y poligoneros con ínfulas cosmopolitas, va a ser eso.”

    Ansioso por leer la continuación, esto brilla “irisadamente” entre todo lo demás.
    Yo, fueraparte, lo que diga Merc.

    (Te sobra una palabra, sólo una)

  • La foto es además misteriosa, desde que la he visto intento averiguar qué es el bulto que lleva en la mano. ¿Una bolsa de basura, un petate con sus pocas pertenencias, la cabeza de Alfredo García?

  • …y vas a ver lo que es canela fina
    y armar la tremolina
    cuando llegues a Madrid.

    Yo llegué a Madrid en tren, en plan Paco Martinez Soria…¡¡Qué recuerdos!!

  • Merc, sabes que eres el oráculo del internez, así que una sola palabra tuya bastará para superar mi asma. Eso sí: juraría que no tengo haters. Soy la mar de tierno.

    Proc, Guau, Adapts, gracias (he ordenado a la Bellpuig que quite un «industrial»).

    Perroan, Maribel es hija de un dirigente de las Juventudes Socialistas Unificadas que se refugió en la URSS. Ella nació allí y me está ayudando mucho en mi trabajo sobre Castro Delgado. Es una mujer encantadora, más joven que yo, más guapa y más de todo.

  • 21 de noviembre de 2014 a las 10:13
    ADAPTACIONES
    La foto es además misteriosa, desde que la he visto intento averiguar qué es el bulto que lleva en la mano. ¿Una bolsa de basura, un petate con sus pocas pertenencias, la cabeza de Alfredo García?

    El Kalasnikov.

  • El codo derecho está doblado porque sujeta la cámara que saca el foto, yaaa sé; pero también podría ser que la sombra va fumando, y el humo es la sombra que va fumando la sombra que va fumando la sombra que alguien me dé una torta.

  • (Y los nombres científicos, el género la primera letra en mayúscula y la especie toda en minúscula. Además en cursiva y si no puede ser entonces hay que subrayar separadamente, Procu.
    Quedaría así:
    Ortographus magnus
    (Y si no, subrayado. Es que no hay botoncito para subrayar, y ahora no tengo ganas de ir a buscar cómo sería el código)

  • Y que no se pique tecnotronic ni me jure odio eterno ni el orgullo la coma las vísceras y el celebro cuando le corriga una falta de ortogracia.

  • Estoy intrigado. ¿Alguien conoce algún hecho destacado (político, económico, cultural, científico) que justifique la omnipresencia de Cayetana Fitz-James Stuart en la prensa española? ¿Todo este despliegue sólo se debe a que, por contraste, parecía una persona normal?

  • En la radio ha salido una mujer sevillana de las tropocientas mil que iban a ver el cadáver, que le han puesto la alcachofa y ha dicho “es que esta mujé, tapó mussha hambre”.
    (Perro es republicano. Verás cuando se entere el marqués)

  • Es que no era normal, PerroAntoine, era una reberde.
    O sea, disfrutaba los de privilegios y se rebelaba contra los corsés que imponen esos privilegios.
    Podría incluso enlazarlo con el ambiente general, Podemos quiere salvar al proletariado sin ser proletariado ni conocer sus olores. Son, también, muy reberdes.

  • Era una española de pies a cabeza, eso justifica tal protagonismo. Voy en el AVE sentado al lado de Imanol Arias y le están dando un coñazo fino ¿Porqué? Porque los Alcántara nos representan a todos los españoles. Por cierto que le he afeado que pusiera los cuernos a su mujer, creo que no se lo merecía.

  • Pregúntele a Inmanol cómo es posible que a su mujer se le acabara así de “repenente” el acento de un capítulo a otro.
    (es que aún no le encuentro explicación).

  • 21 de noviembre de 2014 a las 12:25
    PERROANTONIO
    Estoy intrigado.

    Lo que nos gusta un funeral…y un ingreso en prisión.
    ¡¡Tela!!

  • Le estoy viendo parecido a Tontolides con Sandoval.
    Siendo nacido y criado en Madrid, aun me sigue sorprendiendo descubrir su punto en los relatos de los foráneos (ese charco de gasolinera con porra en vaso). Somos asín, despistados.

  • TOR.
    He andado de cabeza, pero tenía pendiente aclarar a Holm algo sobre TOR:
    http://www.dailydot.com/politics/iran-censors-tor-75-percent/
    No es la primera vez que lo intentan.
    Vamos, que TOR es un instrumento indispensable en según qué países o para según qué actividades (Snowden utilizó en su día el servidor).

    (Pero no hace falta andar buscando un arma en el mercado negro para utilizarlo, como quieren hacer creer. Incluso Bremaneur podría haber recurrido a TOR para sortear los problemas que le causaba su IP con no sé qué página de películas. Como es inteligentísimo, seguro que capta que le estoy echando una mano. De nada, prenda).

    ***
    ESCÁNDALO, ES UN ESCÁNDALO.
    O sea, que ahora acaban de caer en la cuenta de que en la universidad se dan plazas a huevo y becas a los hijos de los colegas. Bendigamos a Errejón por abrirnos los ojos.

  • La gran conjura mundial de Tor: usuarios clandestinos que se disfrazan de lagarterana en los blogs o descargan por la patilla música, películas y porno. Como decía Bart Simpson, “¡Viva la Resistance!”.

  • [0]
    Se escribe sobre uno mismo tan alto como se está. No está uno sobre zancos o en una escalera, sino sólo sobre sus pies.
    Y es imposible escribir sobre uno mismo con más verdad que la que uno es. Esta es la diferencia entre escribir sobre uno mismo y sobre los objetos externos.

  • Hay gente que ve lagarteranas donde no las hay y no las ve donde las hay. Que de todo ha de haber en la viña del Señor, torpes y espabilados, maquiavelos y estafaos, valores y dublé .

  • Procu, el disco Concierto, de Jim Hall, es de mi época en el San Juan Evangelista, y me lo dio a conocer otro colegial, que pertenecía como yo al club de música del Johnny. Desde entonces, lo he oído tántas veces que soy capaz de silbar o imitar con la voz, sin que se me vaya casi ninguna nota, los solos de Paul Desmond y Chet Baker en el tema que versionea el Concierto de Aranjuez. Con los de Jim Hall y Roland Hanna, igual de maravillosos, no lo he conseguido…

  • Ha dicho una reclusa de la cárcel en la que ha ingresado la Pantoja que esa es «una cárcel muy recogedora».
    Y la beca de Errejón también es muy recogedora. Pirata, no es para escandalizarse y un polvo a la semana es una media más bien pobre, excepto si eres el párroco de Apatamonasterio. El pecado lo es de otra manera en un cura y esta peña se pasa el día predicando la Purísima Concención.
    ***
    Juli0, esta semana habla Montano del Johnny en «Cría cuervos».

  • No había leído eso de Montano. Gracias, Procu.

    En el Johnny abundaban los malagueños y andaluces en general. Supongo que algo tenía que ver el hecho de que el colegio perteneciera a la obra social de la Caja de Ahorros de Ronda, (de casada, Unicaja).

    Por cierto, ha sido Unicaja, presidida por el muy… progresista Braulio Medel, viceconsejero de Economía y Hacienda con Chaves y banquero del PSOE en Andalucía, la que ha ido dejando caer en el letargo al San Juan Evangelista y finalmente lo ha cerrado.

    Ay, si el cierre de tan rojísimo colegio mayor, adscrito a la rojérrima Complutense, hubiera sido a manos, un suponer, de Bankia (de soltera, Caja Madrid). ¡La que se hubiera liado en el orbe cantautoril y aledaños!

  • Satur de verdad, jo, qué cansino con tus querencias. Que se me antoja enviarlas a unas machochicas que andan por Siberia castrando tigres por la taiga rusia y te inviten a un algo.

  • Ahora que Satur menciona a Paquemos, se me ocurre que el flamante partido de los jemer…que diga penenes rojos podría tomar como sede el ahora deshabitado Johnny. ¿No lo iba a dedicar el PSOE…que diga Unicaja a residencia de lujo o escuela de negocios hace cinco años? Comparada con esa profanación (¡el Johnny convertido en guarida de pijos o aula de mercaderes!), una okupación podemista sería como volver a los buenos tiempos de aquel soviet universitario. ¡Exprópiese!
    O sea, patada en la puerta y a tomar posesión de él “para el pueblo”. A ver quién es el guapo que los echa.
    ¡Sí se puede!
    Total, si dentro de nada van a poder hacer cosas muchísimo peores con total impunidad.

  • Tienes razón Gata, quería jugar a las falacias pero Manson da más miedo. Vale, más de miedo:
    Ayer oí en la radio a un crío de trece años que hace de guía del pueblo abulense de Bonilla.
    Un chaval tan listo, simpático y considerado que se te saltaban las lágrimas de felicidad de oírle. Lo digo por Errejón, que me he fijado hoy en su aspecto de colegial pulcro, lo que unido a sus otros méritos estoy segura de que hará el orgullo de sus padres. Y no es que con treinta años nadie sea un niño, pero estamos hablando de gobernar A OTROS, más precisamente a TODOS. A mí el tiempo me parece importante, incluso por sí solo; casi seguro que a lo mejor con treinta no has tenido tiempo material suficiente de leerte la bibliografía y esas otras cosas que solo es posible hacer, experimentar y procesar mientras caen las hojas del calendario. Abusando de la polisemia de la palabra crédito, en los grados el crédito es una medida de tiempo.

  • «Eugenia, ten cuidado con el secador…»*
    *(Mujer, que te se va a caer a la bañera y mira que estoy yo bañándome y… AAAH, AAAAH…).
    Qué alaridos más soberbios. Satur, Eugenia sí cumple el requisito Pint Flock y probablemente también toma bastante café; nunca descafeinado, gracias.

  • 21 de noviembre de 2014 a las 22:02
    PROCURO FIJARME
    Hol-messs-Hol-messs-Hol-messs…
    ¿No faltaría ayer a su clase de los jueves?

    Bueno, mi cuerpo no faltó, pero poco vamos a poder extraer del tema Breakfast at Tyffanny’s, cuando me entero de que la novela de Capote tiene poco que ver con la película, que Capote echaba chispas porque veía a Marylin Monroe como Holly (a pesar de una descripción que encaja absolutamente con Audrey H. ). Pero bueno, al final me quedé con que el gato, feo, tuerto y malo, quizás se parece más a Holly de lo que quisiera.
    La novela por lo visto no acaba tan bien como la peli, pero no nos quiten ese final, verdad?

  • Alucinante. Estoy empezando a creer que el fútbol es una gran fuerza civilizadora.

    Pasacalles en Eibar ante la proximidad del partido. Pasa la charanga y las niñas (todas las niñas, incluidas las mayores de 40 años) abandonan la tarta de cumpleaños y se abalanzan primero al balcón y luego a la calle. Sospecho que quieren ver a Cristiano, a Isco, a Benzama, a Sergio Ramos (a quien felicito por aprobar la asignatura que le quedaba pendiente de secundaria), a Casillas… Nos dejan con la tarta hipercalórica y en paz, así que aprovecho para efectuar un salto espacio-temporal y desplazarme a la perrera. Qué bello es vivir.

  • No uso secador de pelo Satur, espero a las galernas atlánticas para poner mis díscolos rizos de oro celta tamizados por renuente sol a el viento.

    Y no discuto nda de chicos con libros,

  • Según El País Podemos reduce su presencia en los medios. No aclara si están escribiendo el trabajo de investigación pendiente de presentación.

  • 22 de noviembre de 2014 a las 16:44 Holmesss

    ¿Cómo que feo? Aquí, gato en la escena GATO. Es cuando ella dice «Gato. Gato. Gato. Gato, gato, gato… Gaaato. ¿GATO? Gato, gato, gatooo… ¡GATO! El gato lo que parece es endroguecido. Gracias, Holm.

  • (¡ARRIBA PODEMOS! -bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia-
    ¡ABAJO EL PP! -Bueno, más todavía, vendría siendo el NIFE, pero bueno, a ver si arden ya de una PPuta vez- .)
    ¡Qué bonita la escena del gato!

  • Wiki nena informa:

    NiFe es una expresión abreviada que se refiere de forma general a una mezcla de niquel (Ni) y fierro (Fe). El término NiFe se utiliza para describir:

    Las baterías de níquel-hierro,
    Varias reacciones químicas en las que intervienen un catalizador u otro componente de níquel-hierro,
    En Geología para describir la composición general del núcleo de la Tierra.1
    La afinidad del níquel (número atómico 28) y del hierro (número atómico 26) por otros productos naturales sirve de base para preparar múltiples aleaciones comerciales (Fernico, Cunife), y también proporciona un entorno electrónico complejo que permite catalizar muchas reacciones químicas.2

    El hierro y el níquel se caracterizan por ser los elementos finales elaborados en la nucleosíntesis estelar, y por lo tanto los elementos más pesados que no requieren de una supernova o un evento similar cataclísmico para su formación.3 El hierro y níquel, por lo tanto, son los metales más abundantes en los meteoritos metálicos4 y en los núcleos densos de metal de los planetas como la Tierra.

    Véase también[editar]
    Sial
    Sima
    Núcleo de la Tierra, constituido fundamentalmente por NiFe.
    Invar, aleación de níquel-hierro
    Mu-metal, aleación de níquel-hierro
    KREEP, término geoquímico para brechas y basaltos lunares originados por fusión tras impacto.

    *****

    (De nada)

  • Suscribo el texto de Calaza y el de la SEC, de cabo a rabo. Un consejo, midanse el perímetro abdominal a la altura del ombligo con un metro de sastre. Si mide más de 94 cm usted tiene un problema si es hombre. Si es mujer ya ni le cuento.

  • Acabo de correr cuarenta minutos, he cogido el metro de sastre y…
    ..¡Menos mal que me queda la entomología!, Bolaño.

  • Acabo de recibir un correo de una tal Victoria: ‘revive la pasión ten una aventura’.
    No sabe la criatura que sólo me gusta la aventura cuando ésta es tan cómoda como la ausencia de aventura.

  • Gachó, bajé de 106 a 92, cierto que tardé casi un año. Un año después me mantengo. Tú puedes si quieres.

  • 22 de noviembre de 2014 a las 00:27
    Procuro fijarme

    ***
    Mi querida Proc, usted y todos quienes hemos pasado por ella sabemos que la universidad española es uno de los ámbitos más corruptos de este país. Es muy difícil que nadie que haya pasado por ella como docente se pueda librar de haber participado, siquiera por omisión, en esa corrupción que todo lo invade, desde las becas hasta las cátedras, desde los proyectos hasta las publicaciones. Eso, por no hablar del espinoso asunto de las incompatibilidades. La universidad, y más aún las facultades que yo he conocido más de cerca, las más politizadas (periodismo, políticas, derecho, económicas) es un feudo donde se intercambian favores políticos, a veces una plataforma para saltar desde la administración a la política, siempre un lugar discreto donde colocar al hijo del amigo que colocó a tu hijo en, al sobrino torpe que no encontró trabajo en, a la amante, o incluso a la esposa. Desde luego, el poder que se pueda tener en ella es proporcional al poder de tus correligionarios fuera de ella, y en ese sentido quienes más se han beneficiado de la corrupción han sido las personas vinculadas a ciertos partidos políticos, nacionales y nacionalistas. Todo esto es tan evidente que sonroja recordarlo. Pero es que, además, esa prensa que pone ahora el grito en el cielo conocía lo que se cuece en ella perfectamente, porque los responsables de las secciones de educación cubrían las elecciones a rectorado, se enteraban de cómo se habían financiado tales cursos de verano, conocían los pormenores de cómo se había cubierto alguna cátedra golosa, sabían que la inmensa mayoría de las plazas llevan “bicho” y que ni el más dotado de los aspirantes tenía posibilidades de ganar una oposición frente a un candidato apoyado por “la casa”, que algunos docentes y editoriales han hecho auténticas fortunas con un mercado cautivo de alumnos a los que se obliga a comprar tal o cual manual, que determinados departamentos son auténticos clanes familiares. Han convivido con perfecta paz de espíritu, y raramente han creído que fuera necesario denunciar lo que estaba (está) ocurriendo. El editorial de ayer de EP sobre el asunto Errejón es un escándalo porque pone la lupa en una aún presunta corruptela de chichinabo después de llevar tres décadas enteras, con sus noches y sus días, desviando la vista de asuntos infinitamente más graves que han podrido la manzana hasta el punto de que ya no queda nada sano que comer de ella.

    Tengo que seguir con el tajo. Luego les cuento una divertida anécdota sobre dos denuncias que no lograron prosperar en la prensa, una en El País, y otra en El Mundo. Los consejos editoriales de ambos periódicos también tenían sus propias aspiraciones.

  • (Ya lo sé, Marqués, pero yo hace 14 kilos que no fumo (y no me arrepiento), 4 años que no trabajo (demasiado confiada), y 7 que no follo (una maldición por una cadena de esas que no reenvié y corté).
    Ahora vas y lo cascas.

  • 23 de noviembre de 2014 a las 14:37 piratajenny

    Es verdad todo. El feudalismo en la Universidad es verdad y sus consecuencias repugnantes porque hay muchas víctimas. Sin embargo, quiero ponerle reparos, Jenny. El primero es que el sistema clientelar convive con las normas (muchas) del juego limpio de la libre competencia que favorece el mérito académico, y quien lo tiene lo hace valer a menudo. No todo está podrido, es más, yo diría que la manzana está en buena parte sana.
    En cuanto a Errejón, he leído que se ha benficiado de una beca de la que fue candidato único. Algo singular que lleva a suponer alguna anomalía (no ilegal), como que forma parte de un proyecto de investigación y que la beca pudo ser diseñada con nombres y apellidos para que solo cupiera el pupilo cuya labor se quería subvencionar, lo cual no es sino expresión del clientelismo que decimos. Precisamente he leído también que Errejón no está rindiendo las cuentas que se le piden desde el sistema de control que trata de corregir al otro. (Por lo menos, eso decía el periódico en el editorial de ayer que en cierto modo explica lo que había escrito por la noche yo acordándome del chiste del cura). Sinceramente creo que no es para escandalizarse (por muchas razones; algunas en el artículo de Calaza, como por ejemplo la dificultad para la cuantificación del trabajo, que puede llevar al absurdo) y además estoy convencida de que Errejón merece esa beca, como sé también que el dinero público que cobra habría podido beneficiar, con idéntico mérito o más, a otros muchos: no hay para todos. Errejón podría darse cuenta de que no le sientan bien los velos de pureza. Personalmente incluso me gustaría que supiera llegar a la conclusión de que si le quedan mal no es por él, es por los putos velos.

  • 23 de noviembre de 2014 a las 15:52 Perroantonio
    Hacía mucho tiempo que esperaba leer algo como lo que ha escrito Mon Pirate sobre la universidad. Me gustaría leer algo así en los periódicos.

    ⎯⎯⎯⎯⎯
    Caso por caso, mejor. Más que nada para no generalizar las borrascas de merde. Las borrascas de merde son injustas con el probo ciudadano y trabajador universitario común.

  • Extraordinario, por muchísimas razones, el artículo de Calaza, que vuela como el águila por encima de la mediocridad intelectual con el que se ha tratado el asunto de Errejón. Lástima que tenga un mínimo fallo, que es citarme cuando realmente, y por muchísimas razones, no me lo merezco. La frase que me atribuye como cita de un tercero (“No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a que te corrija”) pertenece al mexicano Eduardo Salles, autor del extraordinario blog “Cinismo ilustrado”. Lo cual no le quita ni un ápice de valor a su artículo, quede claro, pero debe hacer que yo ponga más cuidado en las citas, para evitar estos equívocos.
    Además, todo hay que decirlo, yo estuve rumiando una vuelta de tuerca totalitaria a la frase de Salles: “No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con TU vida MI derecho a que te corrija”. En todo caso, muchas gracias, maestro.

  • Me estoy especializando en los “vinos de gasolinera”, como forma de adaptación a la vida low cost. He catado para ustedes infames vinachos que me autorizan a recomendar dos gloriosas excepciones que comercializa Repsol: Azabache crianza riojano a menos de 5 euros y el pack de Cuné con un blanco de Rueda y un Ribera llamado Black, por menos de 10 euros. Dignos, mas que dignos.

  • No había leído el artículo de Calaza cuando respondí a Proc. Es excelente, y no sólo porque coincida con él en la ruindad del trato a Errejón y porque me alegre de ver citado en él a Perro, sino porque demuestra con hechos su talante de auténtico liberal, una cualidad muy rara.

    ***
    Proc, caso por caso podríamos enumerar las excepciones. No al contrario. Lo cual no quiere decir que no haya profesionales honrados y capaces y departamentos que juegan más limpio. Es posible también que los brochazos que he dado describan mejor algunas facultades que otras, y que en Físicas no sea tan sencillo hacer titular al extintor de incendios del pasillo, como he visto yo hacer no una, ni dos, ni diez veces en otras facultades. Es posible.

  • 75 cm. y bajando. IMC: 21.4, He probado en La Candela (Cádiz) el pasado fin de semana un ribereño apodado Viejo Mundo acompañando unas brochetas de ventresca de atún que tiene un precio sencillo a pesar de su porte elegante. Igual soltero no es tan interesante.

  • Mi rehabilitadora favorita está tratando de montar una unidad de rehabilitación cardíaca y los datos que maneja son concluyentes: En individuos sanos el reisgo de muerte por cualquier causa a diez años vista se reduce entre el 20 y el 30% si se hacen de 2,5 a 5 horas semanales de ejercicio aeróbico de intensidad moderada, o de 1 a 1,5 horas semanales de intensidad vigorosa y/o una combinación poderada de ambos. Ojito: 7 días a la semana es mejor que ir dando saltos.

  • Un amigo mío, Perro, cuando comenzaba a recurrir a la fantasía siempre tenía la santa prudencia de cubrirse por medio de un oportuno: “Y si miento, que te mueras tú“.

  • En un mas que improbable equipo de atletismo Chopsuey, Ximeno correría los 10.000 y yo los 400. En la vida real corro los 10.000 a ritmo de balada.

  • Sí, si no fuera por mis bíceps femorales de mantequilla…
    Me consuelo con intervalos de alta intensidad (Cada año más cortos y menos intensos)

  • Vivat Academia.
    Procu, a pesar de los brochazos de Pi, costaría encontrar diez inocentes en la ‘ciudad de Sodoma’ para que, por ellos, se perdone a todos los que allí ‘moran’. Desde la ‘idoneidad’ el sistema universitario quedo herido en la línea de flotación, que como se sabe es por un tiro de eficacia relativa.
    Podemos decir que fue Max Weber, en su estudio del sistema capitalista moderno, quien introduce el término o categoría de “casta”, tomado del sistema social indio. Casta como definición de la situación externa de un colectivo: una ‘comunidad cerrada’ con reglas excluyentes.
    Lo de Calaza con Montero sería de cum laude, [y veo que utiliza la metáfora de los gases nobles y la corrosión que subí aquí el otro día].