El Gran Adolphus Knee (Serenata de plomo XXIII)

achtungATENCIÓN. Los contenidos de esta página pueden herir las sensibilidades de la lectora y el lector. La dirección de ÇhøpSuëy Fanzine On The Rocks no se hace responsable del sufrimiento que pueda provocar su lectura y/o visionado y ruega encarecidamente a las personas con hipersensibilidad gástrica que abandonen la página y consulten con su farmacéutico. Pulse AQUÍ para abandonar la página.

GEMJB005-NEGR

Por Martin Holmes.

El Gran Adolphus Knee amarró a Joe Garza a un pilar de la cuadra con cinchas de cuero mojado y le sacó los pantalones dejándole las vergüenzas a la intemperie. El Pequeño Adolphus sujetaba el Colt y rumiaba tabaco negro como la pez. El Caimán empezó a gritar y a tirar de la cadena que tenía ceñida al cuello y vomitó la gallina.
—Así que esta es la famosa barrena de los italianos —dijo el Gran Adolphus—. Pues no parece gran cosa.
—Quizá cuando enhieste —dijo el Pequeño Adolphus.
—He visto gatos mejor arbolados —dijo el Gran Adolphus.
Joe Garza volvió en sí y no pareció volverle loco su situación. Abrió sus dos ojazos negros y casi se le salieron de las órbitas.
—El cuero se encogerá cuando seque y le cortará la circulación de las muñecas —dijo el Gran Adolphus.
—Creo que vas a pasar un mal rato, Garza —dijo Hemingway.
—Se me disparó la cacharra —dijo Garza.
—Pues ahora te toca lamentarlo, grasiento —dijo el Gran Adolphus.
El cerdo hozó la cosa de Garza pero no le puso interés.
—Ni al chancho le agradas, muchacho —dijo el Pequeño Adolphus.
—Bullet, no dejes que me coma el cerdo —me dijo Garza.
—Pegadle un tiro a este saco de mierda y vamos a lo nuestro —dije.
—No hay prisa —dijo el Pequeño Adolphus—, por acá las noches son largas.
—Y hoy no hay baile en la embajada de Portugal —dijo el Gran Adolphus.
—Vamos a comer tejón y que este desgraciado se muera de miedo —dijo Nick Adams.
—Los finolis de Chicago están incómodos —dijo el Gran Adolphus.
El Caimán escupió espuma mezclada con sangre y se agitó salvajemente. Se rompió las uñas escarbando en la tierra. Las venas de su pescuezo abultaban como el cabo de una tubería. El Caimán intuía la sangre y se estaba volviendo loco. Tenía pústulas en los codos y los dientes afilados como clavos herrumbrosos. Estábamos en el circo del diablo Satanás y Joe Garza era la mujer barbuda. Su chisme estaba encogido y tenía el tamaño de un piojo. El Gran Adolphus se rascó el cogote. El Pequeño Adolphus sujetaba el farol. Olía a paja y a boñiga y a miedo con ajo y aceite de oliva. Hemingway vomitó el tejón.
—No era langosta al Termidor —le dije.
—Vete al diablo, Bullet —me dijo.
—¿Tenéis las tripas flojas, caballeretes de Chicago? —dijo el Gran Adolphus.
Tony Sissy y el señor Borneo llegaron montados en la yegua Soraya. El señor Borneo era flaco como una soga y le faltaba la oreja derecha. Vestía levita negra y un sombrero de copa y parecía el vivo retrato de Abraham Lincoln que ponen en los sellos de un níquel. Tenía las piernas cortas y los brazos tan largos que se podía rascar los tobillos sin doblar la raspa. Seguramente era otro producto local salido de un romance entre primos hermanos. El Gran Adolphus le saludó moviendo la barbilla y el señor Borneo le correspondió parpadeando.
—El señor Borneo tiene un emporio de alquiler de mulas —explicó el Gran Adolphus—. Es rico como Craso y empezó capando verracos.
—Santa Virgen María —dijo Joe Garza.
—Le comió la oreja una rata —dijo el Gran Adolphus—y su mujer es la mejor paridora de la comarca.
—Tengo once hijos —dijo el señor Borneo—, pero uno es cojo.
—Lo lamento —dijo Hemingway.
—No hay porqué, señor, el chico se las arregla.
—Es vivo como una ardilla —dijo el Gran Adolphus.
—Le hice una pata de palo y aprendió a montar en bicicleta —dijo el señor Borneo.
El señor Borneo sacó una navaja de apenas un par de dedos de hoja. El Pequeño Adolphus vertió una frasca de tumbamapaches sobre las pelotas de Garza. Garza se agitó y Tony Sissy le pateó gritando como una chica. El Caimán empezó a morderse las pústulas hasta que sangraron y se lamió las heridas. Tony Sissy se arrodilló y empezó a golpear a Garza con los puños en la cara hasta que se la convirtió en una máscara informe. Pegaba mal pero cualquiera puede destrozar a un hombre atado. Probablemente disfrutó y se cobró la factura del trato que le daba su familia política. Interpuso su venganza a las humillaciones por el intermedio de Joe Garza, el pobre puerco vendedor de melones que quería llevar un traje.
—Me he roto las manos —dijo Tony Sissy. Estaba sudando y tenía las antiparras empañadas.
—Tienes zarpas de señorita, desgraciado marica —le dijo el Pequeño Adolphus.
Eché de menos la escopeta Loomis de Lola que se había quedado en el difunto Forajido. Calculé que estaba a un par de pasos de una azada. El Pequeño Adolphus tenía el Colt metido entre la barriga y un cordel que le hacía de cinturón. Garza escupió todo el perlaje y ya no fue nunca más un italiano guapo. La tensión pura no le dejó desmayarse. La naturaleza es cruelmente indiferente.
—¿Le interesa la azada, Nariz Rota? —me dijo el Gran Adolphus.
—¿Tengo aspecto de que me interesen las azadas? —le contesté.
—Se lo digo por si se pone piadoso.
—Haga lo suyo y púdrase en el infierno —le dije.
—Cree que soy un salvaje, pero mi mujer Charmian está ahí abajo enterrando a mi hija Mary cavando en la tierra con una escudilla de peltre. Luego se soplará una frasca de brandy y se rascará los pies. No se dará un baño esta noche como no se lo dio ayer ni la semana pasada. No huele a jazmín, señor, muy al contrario apesta como un perro muerto y podrido y ya no es bella porque seguramente nunca lo fue. Si llora, y no estoy seguro de que lo haga, sus lágrimas no serán sublimes y se confundirán con la mugre que le tapa su cara. Yo tampoco lloraré, señor piadoso boxeador del Loop, y mi sudor huele a borracho pero mi bendita Charmian y yo no gastaremos más que un rato en enterrar a Foxy Mary pero tardaremos una eternidad en olvidarla.
—Esas han sido unas hermosas palabras —dijo Hemingway.
—Deje que le estreche mis manos rotas, padre —dijo Tony Sissy.
—No quiero verte al amanecer —le dijo el Gran Adolphus y ni siquiera le miró.
—¿Quieres que le cape con un alambre? —dijo el señor Borneo.
—Usa el tajo, que no crean estos señores que somos unos bárbaros —dijo el Gran Adolphus.
El Pequeño Adolphus le sujetó a Garza por un muslo trabándolo debajo de su sobaco. El Gran Adolphus le cogió el otro jamón y lo inmovilizó apoyándose la pantorrilla sobre el hombro. Hizo palanca y le quebró la rodilla. Se oyó como se partió y el Caimán empezó a aullar a la luna. Se sentó sobre sus posaderas cuerudas balanceándose sobre ellas.
—Saca tu cacharra, Bullet, acábame de una maldita vez —dijo Garza. Estaba llorando y no es agradable ver llorar a un hombre.
—No tengo ni un mondadientes —dije.
—Solo tiene piedad —dijo el Gran Adolphus.
El señor Borneo se arrodilló entre el hueco que dejaban las piernas de Garza, separó la cachiporra y le cortó la bolsa con la navaja diminuta. La sangre le manchó la levita negra. Luego los tres hombres se separaron de Garza y contemplaron su tarea como quien mira un fresco. El Pequeño Adolphus cogió un plato sucio de latón y el señor Borneo se secó las manos con un puño de paja. El Gran Adolphus cogió el despojo y lo depositó en el plato.
—Dios no será compasivo con nosotros —dijo.
—Amén —dijo Hemingway.
—Ninguno de los aquí presentes, en esta noche de ordalía y de sangre, conocerá el Paraíso —dijo el Gran Adolphus. Luego dejó el plato con los péndulos de Garza al lado de Bobby el Caimán y el niño se los comió.
—¿Le pego candela al muñón? —dijo el señor Borneo.
—Deja que se desangre —dijo el Gran Adolphus.
—Era por si le querías para un coro.
El cerdo enloqueció y se lanzó sobre la herida de Garza. Garza intentó gritar pero se le había acabado la voz como se acaba la pasta después de una juerga. Solo pudo susurrar mientras el cochino le devoraba:
—Me duelen las pelotas, Bullet —dijo.
—Puedes jurar que esas ya no te duelen, Garza.
—Vi hombres en la guerra a los que les dolían las piernas que les habían amputado —dijo Hemingway.
—Lo que no viste tú en aquella guerra —le dije—, debió ser una juerga continua.
—¿Crees que miento?
—Para mentir hay que escupir alguna verdad de vez en cuando.
—Mostrad respeto hacia este hombre —dijo el Gran Adolphus señalando a Garza—. Dios, acógele a tu derecha, aunque haya sido una mierda de vaca italiana y cagona. Te lo envío con menos peso, así que tardará menos en llegar. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Ve ligero a los brazos del Señor, purria italiana, no te guardo rencor.
—Corre hasta donde te alcance el resuello —le dijo el Pequeño Adolphus a Tony Sissy.
—Que el diablo os coma las entrañas, paletos —dijo Sissy—. ¿Puedo ir con ustedes?
—No somos primos —le contesté.
—El bosque te matará —dijo el Gran Adolphus.
—Ni siquiera me vas a dar tasajo y un pellejo de agua. Me condenas a las alimañas.
—Diez centavos un melón —dijo Garza mientras moría.
—Larguémonos de aquí —dijo Adams—, me estoy poniendo enfermo.
—Los melones ayudan a evitar los coágulos de sangre —dijo Garza— y el puré de semillas acaba con las lombrices.
—Tu lombriz se ha quedado sin compadres —dijo el Pequeño Adolphus.
—Son solo diez céntimos —dijo Garza.
—Muéstrale respeto —dijo el Gran Adolphus—, se está muriendo de puro capón.
Tony Sissy desapareció en la noche y los demás, excepto Garza, el cerdo y el Caimán, regresamos a la casa a través del camino alumbrándonos con el farol.
—Mi hijo aprendió a montar en bicicleta con su patita de palo —me dijo el señor Borneo.
—Ya me lo contó.
—Se la hice con una viga del pesebre de las mulas desbastándola con un trinche y le di una mano de resina, así que no se pudrirá.
Frenchy nos salió al paso con el rifle Sharps y cara de circunstancias. Había tierra batida frente a la casa y Mamá Charmian estaba colgada por el cuello de un gancho atado a una rama. Su cara gorda de luna llena se había puesto morada y una cabra le lamía un pie descalzo y negro como la sangre seca.
—Enterró a Foxy Mary con una escudilla de peltre sin decir una palabra, luego se levantó, se quitó el delantal y se colgó de la maroma —dijo Frenchy—. No dejó que la ayudase ni lloró.
El Gran Adolphus entró en la casa y salió con una lata metálica de tabaco Bull Durham de la que sacó unos billetes arrugados. Se los dio al señor Borneo y se guardó una moneda de cuarto de dólar.
—¿Compensado? —le preguntó al señor Borneo.
—Estamos en paz, Adolphus, como siempre. ¿Puedo hacer algo por ti?
—Vamos a la par, viejo, saluda a tu recua de malnacidos, pero dame tu navaja.
El señor Borneo le dio la navaja, se tocó el ala del sombrero de copa, que lo llevaba inclinado por la descompensación de la oreja, y se largó.
—Se colgó la gorda —dijo Hemingway—; estamos en una tierra de orates.
—Seguro que esto ya lo viste en esa guerra a la que dices que fuiste —le dije.
El Gran Adolphus enterró el cuarto de dólar y la navaja en la tierra manchada de la sangre de Foxy Mary y dijo:
—Esta es mi tierra porque tiene sangre, dinero y acero y ningún hijo de un millar de perras me sacará de ella. Ahora coged el camión de whisky y regresad con una bolsa llena de dólares. Los usaré para meter al chico en una institución en la que le enseñen a usar cubiertos y se pueda comer a una enfermera limpia.
—Yo te los traeré, padre —dijo el Pequeño Adolphus.
—Es una loable ambición —dijo Hemingway.
—No dejes a estos vivos que tomen la iniciativa y no le quites el ojo a esa pistola italiana.
Frenchy trajo el camión, que carraspeaba como un burro viejo, y nos preparó un saco con cecina mugrienta, pan de centeno y pulgas y una frasca de tumbamapaches.
—Mira bien a tu madre, ahora que aún conserva el alma —le dijo el Gran Adolphus a su hijo.
—Tenemos una cita en Chicago —dijo Adams, que no quería que le castrasen.
—Maldito sea el día que me embaucó usted con sus cuentos de bonos del Tesoro, capitán Hemingway.
El Pequeño Adolphus se puso al volante manteniendo el Colt sobre su regazo y Hemingway, Adams y yo nos apretamos como liendres en un palmo de cuero en la cabina que olía a ocena y a pis de cabra. Por el espejo retrovisor vi el alma de Mamá Charmian escapándose de su cuerpo gordo y sucio y oí al Caimán llorarle a la luna después de cenarse un par de huevos. El campo me gusta en las postales y en los calendarios de llantas. Las mujeres me gustan vivas y sin un impermeable de mugre. Los cerdos me gustan lejos de mi bragueta, difuntos, ahumados y en lonjas. Los hombres me gustan con sus dos orejas y sus otras dos cosas y me indigesta el tejón y el amor en familia y los niños no me gustan en general, por jodones, pero los prefiero sin pinta de cocodrilo y sin patas de palo.

208 comentarios

  • 27 de noviembre de 2014 a las 23:53
    Procuro fijarme

    Qué coincidencia.

    VIVIR AL LÍMITE. (Del día a día de una mujer de acción. Hoy: VIAJAR, EXPLORAR)

    He compartido sesenta kilómetros de viaje con un hombre oscuro como la noche y grande como se ven las rocas en Abadiano: «un monte era de miembros eminente», lo juro por Dios, un negrazo. Dejaba él descansar una de sus piernas en mi asiento, detalle que suele irritarme un poco de ordinario, que suele llevarme un siesnoés al borde de la psicopatía. Sin embargo esta vez no me he puesto a voltear los globos oculares ni a susurrar con mi mejor ronquera «aprecio una contradicción en el hecho de que la pierna sea tuya y el asiento mío». Esta vez, no. Esta vez me he recogido en mis veinticinco centímetros de asiento mejor que el contorsionista aquel del Circo Mundial que se metía con zapatos y todo dentro de una damajuana. Marchaba ya el autobús cruzando la Tierra cuando mi compañero en la ruta ha empezado a estornudar. Rachas huracanadas y lluvia de perdigones a intervalos regulares y arreciando. Una gran intemperie para una aprensiva, creedme. Pero siendo como soy aguerrida e intrépida de natural y de natural epidemióloga, a una de estas me he lanzado: «Disculpe, ese catarro que tiene, ¿no lo habrá cogido usted en algunas misiones en el África?». «No. En Guernica o así, habrá sido», ha respondido el príncipe Nubio. «Oh, estupendo…», he rematado yo satisfecha la conversación que se desarrollaba en mi mente, mientras me secaba con unos clínex sucios, que siempre llevo el bolso lleno. Luego hemos seguido muy bien juntos por un camino del mundo y después nuestros destinos se han descruzado.

    100/10 (mejorando lo presente)

  • 27 de noviembre de 2014 a las 21:14
    SUKKT
    Decía que no hay mayor satisfacción personal que el trabajo duro, bien hecho, reconocido como tal por tus compañeros y la Administración.
    Y salvar una vida.

    Recetar supositorios lo hace cualquiera.

  • Me tiene desconcertada la ilustración de hoy. Es un sentimiento de pena y de reparo al mismo tiempo.
    Esa boca da mucha grima.

  • […]
    Hay otras ideas que manejan los autores [del programa económico de Podemos, Juan Torres López y a Vicenç Navarro], por ejemplo la de introducir una moneda paralela al euro –la europeseta— de curso legal sólo en España, que podría incrementar la actividad. Los ciudadanos recibirían una parte de su salario en europesetas y ese tramo podría crecer más que el tramo en euros. Ciertos comercios y locales podrían aceptar europesetas en determinados bienes y servicios. Y la banca, con un nivel de descuento.

    Podemos y el riesgo de la decepción, de JOHN MÜLLER en El Mundo.

  • ¡¡Anda!! Es el mismo Vicente Navarro del que dijo: “Vicenç Navarro, eres un caradura. Has trabajado a sueldo del Partido Demócrata en los Estados Unidos. ¿Qué me vas a contar tú de si hay que hablar o no hay que hablar?.”
    Vaya, vaya, vaya,…

  • He oído unos minutos en la radio a Navarro y se explica muy bien. Iba caminando, ha dicho, jadeaba ligeramente, y aun así se expresaba con gran seguridad y contundencia. Decía que todas sus propuestas se han puesto en práctica en otros lugares del capitalismo. Dakota del Norte es el único estado de EEUU que no padece la crisis y es porque tiene un banco público. La jornada de treinta y cinco horas ya está implantada en Francia. Alemania ha «reestructurado» su deuda en numerosas ocasiones. Y tú ⎯o sea, yo⎯ que eres una panoli que sumas con los dedos, incapaz de administrar la hucha de las golosinas sin montar un déficit, te dices, pues igual. Lo veo turbio TODO. La economía no es país para legos.

  • 28 de noviembre de 2014 a las 10:02
    PERROANTONIO
    […]
    Hay otras ideas que manejan los autores [del programa económico de Podemos, Juan Torres López y a Vicenç Navarro], por ejemplo la de introducir una moneda paralela al euro -la europeseta–

    Calaza con los Podemos. Que paren las máquinas.

  • Igual es que me estoy haciendo viejo pero me ha desagradado profundamente tanto el texto como la ilustración. Creo que hay límites que no deben sobrepasarse, aunque sea en tono humorístico. Pongo la línea roja en la descripción de torturas y en imágenes vejatorias de niños deformes. Siento hacer este comentario porque reconozco grande mérito al Holmes y a los ilustradores, pero creo que todo no vale.
    Le comentaba a Brema el otro día que me autoimpongo una gran censura, porque la realidad es tan descarnada que no debe describirse tal cual. No creo, por ejemplo, que deban mostrarse los videos o fotos de decapitaciones o torturas, y en general cualquier imagen que sea degradante para un ser humano.

  • Confieso que el relato de Olmos de hoy me ha dejado el alma encuerada, con tendones de potro húmedos. Para cuando intenté releerlo, con más atención y menos remilgos, ya la se había asfixiado. Lo siento.

  • El otro día fui al cine a ver White Shadow. Crueldad, violencia, torturas, niños deformes. La película avanza a trompicones, la moraleja es simple y bien podrían haberse gastado los dineros en un trípode: el truco de la cámara tembleque está muy visto. A cambio, un tema de primer orden, escenas de una gran belleza y unos personajes fascinantes. No me parece mal que se cuele un poco de convulsión entre los estrechísimos resquicios que nos dejan Chabelita, el hermano de la Ronalda y el pueblo baboso que llora la muerte de no sé qué ricachona que una vez salió en perolas en la Interviú.

  • Prefiero a Visconti antes que a Tarantino, al cual considero un verdadero bluff. También prefiero a Garci antes que a Almodóvar. Si en vez de sus películas comparas a las personas la diferencia entre unos y otros se amplía hasta el abismo.

  • 28 de noviembre de 2014 a las 10:47
    MARQUESDECUBASLIBRES

    Siento no haberlo podido decir mejor, pero me alegra verlo escrito.

  • No he leído a Faulkner, pero por lo que he oído de él el relato de Olmos bien podría haber captado su esencia. La ilustración me trae a la mente aquellos cómics del estilo de 84 y Cimoc (y otro cuyo título tengo en la punta’l nab… de la lengua y que no me sale).

    A cambio de estos guiños culturales, «allá fuera» tenemos una banda de hijos de puta en oriente que no paran de cercenar cabezas, unos curas pederastas, un loco que ha apaleado hasta la muerte a sus dos hijas para joder a su mujer, unos nacionalistas desquiciados que han conseguido lobotomizar a los ciudadanos que supuestamente representan, etc.

  • Los que me conocen saben que “no me la cojo con papel de fumar”. Mi comentario es de orden estético y no presupone el mínimo juicio sobre los autores. Con los años me he ido apartando del feísmo y de los ruidos (salvo los procedentes de la música tonal), de las mujeres que hablan alto y de la gente poco refinada en general. Nada mas.

  • Me gusta eso de los gemelos que da sabor al texto.Siempre un malote, y nunca de ambos los dos pueda ser sospechoso de maldad, o Rajoy o Pablo

  • 10/10 para los comentarios del Marqués, relativos a los autores que menciona. Brema, no sé si Cimoc los publicó, pero un equipo de dibujantes punkys, que firmaban Bazooka, en Francia en los ’70/’80, utilizaban una estética que esta ilustración me ha traído a la memoria.

  • Coppola o Houston han hecho mucho cine de violencia, pero sin perder la dignidad ni recrearse en escenas sádicas.

  • No me quiero ir sin comentar los textos de Procu y sus sustos. Dos puntos.

    Usted es racista y feminista, un señor de nubio color no tiene necesariamente pertenecener a castas afromeridiensen.

  • Cada día celebro mas los textos de Proc. por su contenimiento y profunda ironía. He de reconocer que no fue así desde el principio.

  • Si la entrada de hoy hubiera sido un escrito suelto podría aplicársele -yo no lo haría, empero- el adjetivo «gratuita» a su violencia. Ahora bien, estamos en la vigésimo tercera entrega de una serie que no es un puzle formado por diferentes piezas que encajan más o menos entre sí, o un colaje donde todo encaja de una forma más o menos absurda. Violencia la ha habido desde el primer capítulo y la de éste no es sino el resultado de una evolución intencionada de su autor. Conviene criticarla desde este punto de vista.

  • No sé si se me entiende que la profunda ironía de Proc (que dizque el señor de los de los flamencos rosa e hidalgo de los Páramos) pueda doler a señores y señoras de nubio color.

  • Solo un pequeño apunte, al comentario de Procu. En Francia, hay una creciente sospecha de que las treinta y cinco horas laborales puede ser uno de los factores que están en el origen de la calamitosa situación económica en la que se encuentra actualmente el país. No el único, claro.

  • bolaño: molas.
    Aún con la adrenalina por las nubes!
    Tantos años de estudio compensan sólo por ver vida en esos ojos infantiles.
    Soy muy feliz.

  • Si criticamos a Holmes es porque apreciamos sus textos, no solo esta serie. No creo que a Faulkner le hubiera gustado este homenaje, su mundo rural era duro pero no recuerdo pasajes que se recrearan en la violencia. Se puede “escribir en negro” con mayor sutileza, la misma que utliza Holmes en la mayoría de sus textos. Alguna vez es cierto que se le va la pinza.

  • Estamos de verdad comentando el texto de Olmos? Yo, y créame, Bremaneur, he visto telediarios dónde se se llevan niños a centros comerciales a comprar tontunadas. Mas gore,no puedo.

  • Es lo que me esperaba de Olmos. Ni más ni menos. Esa escena tocaba y además, en plan Olmos, está cargada de humor. Con el principio :”El Gran Adolphus Knee amarró a Joe Garza a un pilar de la cuadra con cinchas de cuero mojado y le sacó los pantalones dejándole las vergüenzas a la intemperie”, yo también me puse tensa porque me esperaba una escena insoportable. Sin embargo, luego ves que quien escribe es Olmos, y no hace más que seguir con la historia.
    A mí Olmos (como Jabois y Procu) me tiene seducida desde el primer día que lo leí.
    No tengo nada más que añadir.

  • Desde que la Fura dels Baus representa ópera está cada día más difícil epatar al burgués. Lo más fácil ahora es epatar a las feministas, a los ecologistas, a los nacionalistas, al pueblo trabajador, a los multiculturales y a los islamoides. Ni siquiera a los curas, que con tanta porculación, están ya curados de espanto. Los burgueses tienen ya la piel más dura que un cocodrilo.

  • El sábado fui a ver la exposición que el museo de historia alemana dedicó a la Gran Guerra y que había sido anunciada a bombo y platillo. A primera vista, muchos trajes y un par de metralletas. Y, como en toda exposición teutona, doscientos mil millones de cartelicos para leer. ¿Por qué no editan un buen libro, y ya está? Cabe elogiar el esfuerzo hecho para recuperar documentos en los museos europeos más inverosímiles, pero creedme si os digo que en cualquier mercadillo berlinés encuentras un buen puñado de cartas, fotografías, etc., por cuatro perras. Después de recorrerlo de cabo a rabo tenía la sensación de que faltaba algo. Sí: la violencia. En una exposición que trata sobre una guerra en la que murieron más de seis mil hombres al día durante cuatro años apenas había imágenes de miembros mutilados, cadáveres u hombres heridos. O sea, apenas había imágenes de lo que es una guerra. Un par de fotos de un pie abierto y un vídeo -lo más interesante de la exposición, sin duda- en el que se veían hombres -vivos- sin boca por efecto de las granadas, y deshechos humanos -vivos- agitándose histéricamente por culpa de la neurosis de guerra.

    Una exposición que me decepcionó, precisamente, por la falta de violencia.

  • Los mas viejos recordarán la irrupción de Atleta Sexual en el viejo nickjournal. Decidido a epatar a burgueses y proletarios hizo un espantoso ridículo con sus imposturas y exageraciones. Luego se vio que no le hacía falta, tenía su gracia sin necesidad de hacer el tonto. Quizás fue un problema de falta de seguridad en sí mismo.

  • 28 de noviembre de 2014 a las 13:33
    MARQUESDECUBASLIBRES
    tenía su gracia sin necesidad de hacer el tonto.

    No estoy de acuerdo. Nunca tuvo gracia.

  • Jojojojó, epatar al burgués es muy difícil porque ya no se les distingue. Nosotros preferimos epatar a los capitalistas. Pero naa más conseguimos epatar al Papa Francisco.

    Llega un monaguillo sangrando por el culo a la sala de urgencias de un hospital y el médico dice, “¡rápido, a la sala de curas!”. Y el monaguillo grita: “¡Noooo, a la sala de curas noooo!”.

  • Yo voy a epatar a las féminas, aunque realmente epataré a los calzonazos.

    – ¿Tú haces todo lo que te manda tu mujer?
    – No.
    – Así me gusta, con dos cojones.
    – No, que no me da tiempo.

  • Señoritas y señoritos, espero que con el aviso de cabecera queden resueltos los problemas con nuestros lectores. Pero si estiman conveniente que insertemos una página de entrada con identificación de edad, como en los portales porno, o algún otro tipo de medida similar como el “Control parental”, no duden en enviarme sus sugerencias.

  • Me incomodan los “anger boys”, que podría traducirse como “jóvenes airados” pero que incluye a mucho “viejo cascarrabias”. El economista de la dalud Navarro pertenece a esta última categoría. Hace tiempo participamos en un coloquio y ante una chanza que hice sobre los comunistas montó en cólera, cierto que ante la rechifla del auditorio.

  • Los gobernantes de nuestro bipartito nunca bromean con sus responsables económicos, siempre han contado con las mejores cabezas. Para Sanidad valemos cualquier chingao, pero con las cosas de comer no se juega. Si un partido elige a un enloquecido cascarrabias como Vicente Navarro como asesor económico, ha firmado su propia sentencia de muerte.

  • La sustitución del modelo bolivariano por el nórdico es ¡tan acertada! ¿Quién no quiere ser sueco? Para los votantes, todo lo demás son detalles técnicos sin importancia.
    ***
    Gracias, Gata. Sobre gustos no hay disputa. Venga, hija, deje ya de morrear con Pedroantonio, que tenemos reunión de primos.

  • Hace un par de semanas se montó un espontáneo somatén talibán cuando un tal Matt Taylor, uno de los científicos que hizo aterrizar un módulo desde la nave Rosetta hasta un satélite, apareció en rueda de prensa con una camisa que consideraron altamente ofensiva cuando era simplemente hortera. La segunda parte del reality show fueron las lágrimas de contrición de Taylor ante un público rendido a su arrepentimiento. Aquí, la camisa de marras y, más abajo en la misma página, el show de Taylor.

    Y digo yo: ¿no nos estaremos volviendo pelín tiquismiquis con la dictadura de la corrección política? ¿Qué nos está pasando que vivimos en este sentimiento de ofensa constante? ¿Tan débil es nuestra moral que zozobra ante el mínimo zarandeo?

  • Aunque Pink Floyd es música idónea para el bar, raro es escucharlos en clubs, garitos, chamizos, zaquizamíes y similares. Pero ayer en el Nemo mi camarera favorita puso tres temas muy bien escogidos: Corporal Clegg, Astronomy Domine y The Great Gig in the Sky. Un refugio, una camarera solícita, dos macizas -cierto que son de las que hablan alto- y perricas para gastar en galones de cerveza: no se le puede pedir más a la vida.

  • 28 de noviembre de 2014 a las 14:53 Bonnie
    Procu que usted es un lemur, no una suricata.

    Bonnie, sé que vivo sumida en la confusión. Lo sé. Pero su comentario me ha parecido también sospechoso del racismo y la xenofagia. Piénselo.

  • 28 de noviembre de 2014 a las 15:03 piratajenny
    […]
    Y digo yo: ¿no nos estaremos volviendo pelín tiquismiquis con la dictadura de la corrección política? ¿Qué nos está pasando que vivimos en este sentimiento de ofensa constante? ¿Tan débil es nuestra moral que zozobra ante el mínimo zarandeo?

    Qué camisa más alegre.
    Qué bien lo ha expresado, PJ.

  • Los seis dedos del bebé pata palo se me antojan innecesarios, aunque quizás Brema vea ahí una referencia culta a la matanza de Badajoz.

  • Gachiña es usted un poco pelotas por ondular tanto. No le digo tocapelotas porque lleva siete años sin tocar según usted miembro y sus aledaños.

  • Vamos a decirlo claro, en cuanto les acercan la mierda se percatan de que huele a mierda y que el olor no es una palabra.
    Pregúntense cuan lejos están de ella en su vida diaria, porque se acerca a todos nosotros con bastante rapidez. Algunos llevamos toda la vida entre ella y la olemos todos los días, aunque alcemos la cabeza para asomarnos aquí y departir con los impolutos , por lo que no nos pillará de nuevas.

  • Una vez en fiesta de pijamas, jugando a no sé qué, gané unos chocolates por distinguir a lemures de suricatas. Todo esto sin ver documentales de la dos.

  • He dado al botón, es que la curiosidad me mata, y he sido teletransportada a un mundo de fantasía y color…EL MUNDO PODEMOS, y todo ello gracias a la labor impagable de la Sita Bellpuig.
    Gracias Sita.

  • Con Jenny. Precisamente llamó mi atención que, salvo el presentador del evento Rosseta (con traje holgado y corbata, fuera de lugar), los científicos vestían a su aire, con ropa ordinaria, de trabajo o de calle (seguro que Bonnie vio algo). Me gustó la diferencia con lo habitual.

  • 28 de noviembre de 2014 a las 15:46 Adaptaciones

    Adaptaciones, es usted un presumido. ¿Por qué presume que es el único vecino de MIERDA? Quien más quien menos aquí tiene su terrenito, creo yo.

  • El comentario de Brema (13: 32) me ha hecho pensar (cinco minutos y qué dolor de cabeza, tío, por favooor). El tema es un clásico, ciertamente: moralidad y/o representación de la violencia. Porque la denuncia es también el goce.

  • Recuerdo mucho el artículo de Arcadi el día después del primer vídeo del degollamiento de un periodista norteamericano en agosto. Empezaba declarando que se había negado a verlo, y el artículo era una descripción minuciosa de su horror. Una lección de civilización, que viene siempre mediada por la palabra. En cuanto a la imagen, yo ya me había declarado aquí fan de de Patricia Piccinini.

    Estamos muy solitos en la Galaxia, es lo que pienso.

  • Tanta brasa que dan ustedes con el podamos y tanto susto y desmayo fingido se me antoja votar a otros.
    A pesar de ser chica o eso según los cromosibas.

  • [0]
    Este mundo [contemporáneo] no es más cruel que otros.
    Lo que es -dice Bauman- es oscuro…
    ‘se divide en verdugos, víctimas y espectadores, que miran y no hacen nada’.

  • 28 de noviembre de 2014 a las 02:38 Gengis Kant

    Antes utilizabamos un término que debe haber caído en desuso: putero.

  • Veo los Conciertos de la 2, desde el teatro Monumental, la orquesta de RTVE. Estos conciertos son de gran nivel pero,ay, el teatro está medio vacío y entre los espectadores reconozco algunos conocidos de mi quinta, no hay ni un joven. Escuchar una sinfonía de Bruckner quizás sea un ejercicio cuyo tiempo ha terminado, disfruto desde casa pero no creo que me animara a ir al Monumental para verme entre viejas glorias.

  • La nota de advertencia de la Srta. Bellpuig ya está en el TOP 3 de Grandezas y Brillos en Chopsuey Fansín. Maravillosa.
    – – – – –
    Perroantonio, en la de Ciencias de la Información de la Complutense también se fuma(ba)n porros cuando entonces -primeros ochenta-, pero estaba más limpia; esa es la de Ciencias Políticas y Sociología. La Capilla Sixtina de la pintada. En 1982 había en su cafetería cuatro grandes carteles electorales (de AP, UCD, PSOE y PCE) cubiertos milimétricamente por pintadas a bolígrafo; los cuatro. También, en un pasillo, un enorme ‘Feministas: os voy a dejar el clítoris escocido’, spray sobre ladrillo, rodeado a su vez de veinte o treinta réplicas grafiteras más o menos airadas. En un aula: ‘Tu profesor también se masturba’. Recuerdo asimismo una cita de William Blake: ‘El camino del exceso conduce al palacio de la sabiduría’.

    Comparado con Políticas, Periodismo era la Atenas de Pericles (aunque en su bar se fumaban trócolos, férvidos y muchos, y abundaba el punk). Insisto: hablo de los lejanos años ochenta; desde entonces no he vuelto a ninguna de las dos facultades salvo en la visita guiada de Tesis. Vete tú a preguntarle ahora a un tuerkas por Blake; igual te dice que es un mago de la tele.

  • Como sabes un libro no se acaba nunca, salvo los secundarios, novelas y tal. En enero sale la edición italiana, con traducción de Luca Costantini, de En nombre de Franco. Se va a llamar L’Autentica Impostura. Y lleva este subtítulo: Giorgio Perlasca e gli eroi dell’ambasciata di Spagna nella Budapest occupata. Sergio Campos y yo hemos seguido investigando sus costuras. Hasta tal punto que comprobamos con divertida tristeza cómo la edición canónica de este libro va a estar escrita en italiano. Hay muchas novedades.

    Arcadi Espada en El Mundo. Calle de Sanz Briz

  • 29 de noviembre de 2014 a las 08:41
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Escuchar una sinfonía de Bruckner quizás sea un ejercicio cuyo tiempo ha terminado, disfruto desde casa pero no creo que me animara a ir al Monumental para verme entre viejas glorias.

    Puñeteras casualidades. Me he pasado la mañana trabajando mientras escuchaba sinfonías de Brückner.

  • 28 de noviembre de 2014 a las 15:26
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Los seis dedos del bebé pata palo se me antojan innecesarios, aunque quizás Brema vea ahí una referencia culta a la matanza de [Casas Viejas].

    Eeeeeeeeeeeefectivamenteeeeeeee.

  • Hoy G Morán pica por aquí y por allá, sabe muchas cosas o se ha informado bien, y me ha recordado una velada hace pocos años, en la que un amigo y yo defendíamos que, para empezar, había que cambiar el himno, entre el descojone general. Con algunos ya nos reímos menos.

  • Esta noche, en casa Brema, visionado del contencioso entre el Madrí y el Málaga y recital de jotas a cargo de un experimentado jotero de Calatorao. Superadme eso, majos.

  • Tal cual lo de Políticas y Periodismo, Mercutio. Diez años más tarde seguía siendo igual.

    Benalup-Casas Viejas, se llama ahora, y les jode mucho que les pregunten por Seisdedos. La precisión pedantesca e innecesaria es sólo una excusa para saludar. Y para lucir mi nuevo avatar, que me mola.

  • El Albert, snif. Si no se le ve, snif.
    En cambio yo me acuerdo ⎯eh, Perri⎯, de otras facultades españiolas de Pintada Única, de pintada de Conjunción Copulativa, más precisamente copulativa con el Averno.
    Y Benalup, con ese nombre será catalán, digo yo. :))
    He leído en lo de SG sobre Freixenet (Burbujas de España, Holmesss). Pues pienso comprar Freixenet. Además, después de la primera todo sabe cada vez mejor. Es mi opinión. (Que también lo pone en las bodas de Canaán, me parece).

  • Me escribe unos güasaps Martín Olmos, sorprendido por las reacciones que ha provocado su texto.

    Esos cagamigas del ÇhøpSuëy se han puesto blandos. ¿Qué esperaban de la justicia de los Knee? No lo entiendo, el Gran Adolphus se comporta como un padre de familia responsable. Y hasta es piadoso cuando le pide al Señor Borneo que no cape a Joe Garza con un alambre, que utilice una navaja para no comportarse como los bárbaros. Es un pasaje que tiene mucha sensibilidad. Yo creo, amigo, que aquí hay mucha gente que se parece a los finolis de Chicago.

    Aún así le he pedido que rebaje un poco el tono, que tenemos lectores muy sensibles que escuchan arias y salvan vidas humanas. Que intercale alguna escena íntimo-melancólica, de esas en el que un padre habla con su hijo de que tiene que respetar a su profesora de arpa o un final de capítulo en donde todos tomen pastel de manzana con sirope de arce en el porche mientras el sol se oculta entre los abedules. No me ha parecido muy partidario. Que si yo creo que él es Barbara Cartland. Que a ver si esto del ÇhøpSuëy va a ser un fanzine de pijos de La Moraleja. Ahí, lo reconozco, me ha dolido. Ha sido cruel. No hace falta que a uno lo maltraten físicamente para sentir como se desgarran sus entrañas. No ceso de sollozar.

  • Una sociedad avanzada se caracteriza porque el número de asesinatos y muertes por enfermedad o accidentes se reducen al mínimo. El control de estos eventos está directamente relacionado con el nivel cultural de la población, el cual a su vez se correlaciona con el bienestar económico. Es triste pues que sociedades con elevado nivel cultural se corrompan y hagan apología de la violencia, y los excesos en deportes, drogas o alimentación. Estos asesinos de sí mismos carecen de responsabilidad social, pues habiendo tenido acceso al conocimiento lo dilapidan en pueriles juegos. Se creen brillantes pero son simplemente estúpidos. A veces las guerras son necesarias para regenerar ese tejido social enfermo que gusta de lo feo, lo sucio y lo inmoral.

  • Maldigo a todos aquellos que practican el malditismo, quid pro quo. Maldigo a los que gustan describir asesinatos, torturas, sevicias y vejaciones. A los que hacen apología de las drogas, el alcohol y el rock and roll. A los que hacen pintadas, van malvestidos y en general no respetan su propio cuerpo.

  • Pues es verdad, Procu, no se ve muy bien. En grande queda mejor. Bueno, es un hombre rana. Uno de tantos. Usted sin embargo es una mujer-lemur. The first one of your kind.

    Qué frío hace en la Sierra, oigan. Pongo una canción.

  • Lars vonTrier dizque que ya no se siente capaz de hacer sus cosas de dirigir pelis al dejar sus vicios.
    Otro chico malo que abandona el nirvana del alcohol y drogas.

  • (No me creo lo de los wsps del Olmos.
    Además, yo le puse por las nubes (y no fui la única), si con eso no le basta, es que no merece que le lea).
    (En otro orden de cosas: con dineritos, pitos. Tú tienes pasta, entras a un quirófano y te dejan niquelá. Y luego ya puedes salir a dar saltitos por ahí y decir que practicas vida sana. Y un cojón de mico. Menudos pastizales bisemanales se dejan las que fueron mis compañeras de trabajo en masajes drenantes anticeluliticos, mesoterapias, botox y hialurónico… Vamos, no me jodas hombre. Y además, lo hacen en horario de trabajo.)

  • (Una (tuneada) se atrevió a espetarme: “es que las mujeres, a cierta edad, ya tenemos que elegir entre la cara o el culo”. Y yo le dije: “pues como yo, yooo ¿eh? -le digo apuntando mis dos dedos índice hacia mí-, enseño más la cara que el culo, optaré por la cara”.)

  • Muchos no saben que ahora odio la música pop y me recuerdan de mi época de locutor en Radio Poular FM (circa 1972). Me preguntan para un programa chorras que están preparando cuál creo que es la mejor canción pop española. El medley “entre dos tierras-maldito duende” de Héroes del Silencio, del Senderos de traición que produjo Phil Manzanera (el que tocaba en los Doors).

  • 29 de noviembre de 2014 a las 20:45 GACHOINLOWERCASE
    (No me creo lo de los wsps del Olmos.

    Oiga, señorita, que yo nunca miento. Que le meta un gol Benzemá al Málaga si no digo la verdad.

  • Conque Manzanera el de los Doors, ¿eh Marqués? Más quisieran el engolado Bumbury y sus héroes del bullicio que los hubiera producido Ray Manzarek. Ya pueden darse con un canto en los dientes por haber conseguido que les produjera dos discos el ex Roxy Music.

    ¿Usted estuvo en la gloriosa FM de Radio Popular Madrid de los 70? Un día de estos (maldita pereza) iba a publicar aquí la nómina de comentaristas y pinchadiscos, tanto de ésa como de la FM de Radio España, Onda 2, su continuadora y competidora, que fueron mis dos emisoras favoritas en los tiempos de universitario. Buena parte de los que destacaron en una y otra constituyeron luego el núcleo duro de Radio 3.

    En la nómina, muy provisional eso sí, que tengo de la FM de Radio Popular no me sale su nombre…

  • Aunque no he sido nunca de Héroes reconozco mi debilidad por Bunbury. A todo el mundo le parece un imbécil, pero para mí es un gran showman y tiene buen gusto para la letra y la música.
    Y ahora después de éste mi comentario, ya pueden darme pal pelo.

  • Miss Parker, con todos mis respetos para sus gustos y su persona, el grupo del fatuo Bunbury era una maña copia de los U2, una banda ya de por sí bastante cargante, para mi gusto.

  • Sí. Aunque no debería ni decirlo, vaya por delante mi máximo respeto hacia sus gustos y, sobre todo, el nulo valor que pueden tener mis opiniones musicales.

  • Creo que no se me ha entendido. Hablo del cantante Enrique Bunbury en solitario, no del grupo del que era partícipe. Los Héroes nunca me gustaron pero he de reconocerles el éxito que tuvieron en España y fuera de ella, sobre todo en Alemania donde llegaron a ser de los más aclamados. .y ya no hablamos de Sudamérica donde lo petaron del todo.

  • (La rubia, la Femia Castradora del Chopsuey. Aunque sí es blanda para elegir a sus víctimas. Yo le haría alguna sugernecia..)
    (A mi me rechifla Bunbury. Y Heroes del Silencio también.
    Claro que, lo de U2 ya…ES QUE LEVITO: uiz or uizautyuuuuu, uizor wizautyuahá, aicantliiiiiiiiiiiv, uizor uizautyuuuuu…uóooooooooo, uóooooooo, uóooooooooo, ó-ó. BUf, estos son de los mios.)

  • Me parto con ustedes…Julio, yo hacía un programa con Javier García-Pelayo, el hermano del jefe que era Gonzalo. El jefazo era Alfonso Eduardo. Andaba por allí Julito Ruiz, Vicente Caggiao…

  • Era menor de edad por aquel entonces y le mangaba los discos a JL Uribarri cuya secretaria era una primita que vivía con mis padres….

  • Héroes del Silencio deberían hacer honor a su nombre, aunque el solitario Entre dos tierras sea un digno producto musical. No obstante, siendo mañicos como lo fueron, no se entiende que no versionaran semejante joya, cantada hoy en mi chamizo con férvida voz y soflamada apostura.

    «No tires piedras, cobarde,
    que el tirar es cobardía;
    saca tu navaja en mano,
    que yo sacaré la mía».

  • Asín sí, Marqués; ya me van saliendo las cuentas. Efectivamente, los creadores de esa FM fueron el sevillano Alfonso Eduardo y el madrileño Gonzalo García Pelayo, parte de cuya familia era jerezana o por ahí. Yo traté fugazmente con su hermano Javier, porque anduve metido en la organización de un concierto, creo que de Carlos Cano, aunque no recuerdo si era para mi Facultad, el Johnny o la Casa de Andalucía que había en el barrio de Moratalaz. Y es que, aparte de otras cosas, los García Pelayo fueron representantes de artistas y Gonzalo creó el sello Gong, del que tuve bastantes discos.

  • Aqui va la lista, incompleta ya digo, de los que participaron en aquella FM seminal. Están los nombres de Julio Ruiz y Vicente Cagiao, a los que añadiré ahora el del marqués.

    RADIO POPULAR FM 99.5
    C/ Juan Bravo, 49
    Comenzó a emitir en marzo de 1971

    Alfonso Eduardo
    Rafael García Loza
    Gonzalo García Pelayo
    José María Goñi
    Adrián Vogel
    Alberto Azqueta
    Álvaro Feito
    Antonio Gómez
    Antonio San José
    Antonio Valdivia
    Aurelio González
    Carlos Tena
    Gonzalo Garrido
    Javier García Pelayo
    Javier Sánchez
    Jesús Pardo
    Jorge Muñoz
    José Luis Preciados
    José María Martínez (Chema Martínez)
    Juan de Pablos
    Juan Romero
    Julio Palacios
    Julio Ruiz
    Luis Mario Quintana
    Manolo Fernández
    Manuel Domínguez
    Moncho Alpuente
    Montse Domenech
    Mario de Castro
    Mario Goñi
    Paco Cuevas
    Paco Espelta
    Tina Blanco
    Vicente Cagiao

  • Y ahora, la de Onda Dos, la FM de Radio España, también por completar. Obsérvese que bastantes de la lista venían de la FM de Radio Popular.

    ONDA DOS – Radio España FM
    C/ Manuel Silvela
    Comenzó a emitir el 24 de septiembre de 1973

    Adrián Vógel
    Alberto Azqueta
    Álvaro Feito
    Carlos Finaly
    Gonzalo Garrido
    Jesús Ordovás
    José María Ponce
    José Manuel Costa
    José María Rey
    Juan Claudio Cifuentes Cifu
    Juan Carlos Olea
    Juan de Pablos
    Luis Mario Quintana El Profesor
    Manolo Fernández
    Manuel Domínguez
    Paco Montes
    Patricia Godes
    Rafael Abitbol
    Toni Martin

  • Empecé el infausto noviembre dejándome crecer el bigote para concienciar sobre enfermedades masculinas. Hace ya unos días que me harté de él y di por informados a mis conocidos, pero me ha permitido plantear una cuestión interesante: si afirmamos que la igualdad entre sexos es un valor a promover activamente, convenimos con el bueno de los Alonso que sólo la libertad antecede a la vida como valor supremo, y medimos ésta última en años, ¿porqué el Estado no hace nada para igualar la esperanza de vida de hombres y mujeres, tercamente favorable a las segundas, combatiendo las causas de mortalidad precoz masculina?

  • Tal vez porque ahí el Estado se muestra liberal, y lo deja en manos de los interesados. Ellos deberían saber cómo resolverlo.

  • Le diría a Jabois que el link de su web al artículo “no te vayas todavía” no funciona, pero ya lo hará Gacho. O no.

  • También le diría a Brema que el link que ha puesto de lo de Calaza no me funciona, y es que las comunicaciones con Galicia están fatal.

  • Se han dado de palos entre hinchas del Depor y del Atleti..creo que se han cargado a uno de ellos y lo han tirado al río.
    Para conocimiento del respetable, ninguna mujer entre esta panda de anormales.

  • Relean lo que dije ayer sobre las sociedades avanzadas y la evitación de la violencia. En la hinchada colchonera habitan bestias, esta es ya su segunda víctima, y hay todavía quien la alaba. El otro dia con Michel tuvieron un comportamiento canallesco. Espero valoraciones de Pirate y Brema.

  • El Cholo y el Mono no son inocentes.Tienen en su cabeza a las repugnantes barras bravas. Estando en Buenos Aires comenté en el hotel que me iba con mi hijo de 10 años a la Bombonera y me dijeron que si estaba loco.

  • Holmesss, siempre he creído que la biología solo protege a las mujeres hasta que llegan a la TEMPRANÍSIMA edad en que dan la bienvenida a la menopausia esa de los huevos. Que todo lo demás no es sino estilo de vida, y que aquí hemos avanzado una barbaridad: tabaco, copas, coches, madrugones y mucho estrés laboral. La dramática belleza de los infartos y los más pintureros cánceres por fin nos igualan y volvemos a encontrarnos en el sitio aquel donde siempre nos ha hermanado la estupidez y hoy, como muy bien dice, la libertad.

  • Hoy trae EP un especial de tropecientas páginas dedicado a las mujeres, que se titula «Mujeres» y subtitula «Mujeres y retos del siglo XXI». Solo lo he hojeado porque me da cierta grima. Ahí están políticas, científicas, blogueras y Paulina Rubio. Me resulta un poco ridícula la pasión feminista en un país en el que reina la igualdad legal. Por supuesto que está el resto del mundo. Pero aquí de ello más bien se hace bandería ñoña de quejas y exigencia de coerción para transformar lo intangible. El asunto del «liderazgo». ¿Por qué todas las tías tienen que querer dirigir empresas o lo que sea? Pues me parece un gran desprecio por la libertad personal y por las capacidades de esas mujeres cuyos destinos se quieren corregir. Lo cual no quita para que yo misma mirara con incredulidad, y quizá desprecio y conmiseración (tal vez inconscientes y secretos), a las tías que me encontraba en el patio de la escuela de mi hijo, y que habían abandonado sus trabajos para ser amas de casa.

  • No comparto esa especie de entreguismo intelectual que hay aquí con Calaza. Tengo para mí que, también, dice muchas chorradas. He enviado una entrada a Chopsuey denunciando alguna de sus imposturas, aunque como no hago apologética de la violencia quizás no se considere de interés.

  • En cuanto a la violencia física y verbal, las chicas se han desinhibido bastante. Tengo una profunda y durardera formación de barrio, pero me subo las faldas para taparme la cara cada vez que oigo a las crías llamarse puta e hijaputa, tan corriente ahora, a menudo con cierto cariño, es verdad. Hace mucho vi un documental sobre bandas femeninas en EEUU que me horripiló; esto es ciencia ficción, pensé. Pues ya es así por todas partes. La del género es una categoría bastante pobre. Las cosas gordas son más trangénero.

  • De los creadores de Edipo y las gachíses, Días de petanca y El club de las poetisas jamonas llega la comedia del año

    Cuatro reclutas y un melón
    (basada en el relato corto Al tibio sol de marzo)

    Lo que el melón ha unido, que no lo separen las Fuerzas Armadas…

    Cast:
    Recluta Mantecón: Alfredo Landa
    Olivares: Andrés Pajares
    El Cocinas: Agustín Domínguez
    Padre Josefín: José Luis López Vázquez
    Alférez Gus: Manolo Gómez Bur
    Teniente Alegrías: Paco Martínez Soria
    Mariví: Josele Román
    Pepito el Melón: Himself

    No sé ni qué decir
    (The Sun)

    Temo que no voy a poder olvidarla jamás
    (The Guardian)

    PRÓXIMAMENTE EN SUS MEJORES fanCINES

  • Hay bastante unanimidad sobre que Senderos de traición (homenaje a Costa-Gavras, por cierto) es el mejor álbum del pop-rock español, y sobre que las canciones que elegí son las mejores. Me felicitan mis colegas por mi elección sin complejos, que veo abundan por aquí. Enrique es una bestial mezcla de Jim Morrison y Raphel, cuya voz destaca en la magnífica producción de Manzanera (Phil, no Armando). Cuando has ido y has vuelto, ves claro.

  • Cuando empecé a colaborar en Radio Popular FM tenia 16 años, aunque por aquel entonces ya medía 1,80 y no estaba demasiado aniñado. Aquella emisora era un nido de rojos bajo la tapadera musical, había gente de 30 y 40 años, también jóvenes, pero todos unidos por el odio a Franco y el amor por Mao y Stalin. Era época de censura previa en la radio, pero la casi nula difusión de la FM hacía que la policía franquista despreciara esta célula por inofensiva. Aprendí muchas interesantes como el jazz con Cifu y Paco Montes, pero también quedé inmunizado contra las chorradas de los izquierdistas e intelectuales de pacotilla.

  • A ver, no marquës, Bunbury es un tío que sin haberlo visto, solo escuchándolo, ya percibes que es un mierdas infatuado. Si luego ya además lo ves, sacando la lengua un metro y cuarto en una vocal que no necesita lengua para ser pronunciada, pero que ël, artista tremebundo, enfatiza para que tú, pobre espectador te des cuenta de lo bien que vocaliza y la pasión que le nace de muy adentro, te quedan dos opciones creértelo o desear que la cague un perro en la lengua ese que te enseña sin venir a cuento.

    De verdad, creía que estaban de broma. Nada hay en Héroes o en Bunbury en solitario que no sea un refrito.

  • Santiago Rocangliolo hace hoy en EP una buena semblanza de Coetzee, a quien la censura trató como al joven marqués: No es mala compañía.
    En su novela Hombre lento, Coetzee usa el truco inverso que cité en Roth y Los hechos. Si éste incorpora a su autobiografía un personaje de sus novelas, aquél introduce un alter ego del autor, E. Costello, en la trama de la novela. Ganas de complicarse la vida y ser admitidos en chopsuey.
    Porque lo interesante de la trama es la vida de un hombre sin futuro, sin amigos, sólo amistades, al que un accidente ha hecho perder una pierna y pasar a llevar una vida de perro y ser dependiente físico. Aparece la cuidadora croata Marijanna, y al poco tiempo se enamora de su energía y jovialidad. Casada y con tres hijos, ella le rechaza, le acusa de ser un malvado inocente, de no querer ver los daños colaterales. Tal vez Paul no desea al objeto Marijanna, sino a la vida que ella representa, el calor de su hogar. Se preguntará con Nietzsche qué culpa tiene el huracán de sus destrucciones, pero la suya es una inocencia culpable porque no le interesa ver. Coetzee hace un duro retrato de la vejez, con Costello resumiendo la historia como un episodio bufo del que sólo quedarán las facturas que se comprometió a pagar de la educación de un hijo de Marijanna, y un Paul que nos evoca a la locura de Quijote, del Gatsby que aún espera absurdamente a Daysy entre las cortinas que le traen la muerte.
    Ayayay, tampoco hoy hay amor en la historia ( pero sí spoilers, sorry )

  • Tengo un problema con Coetzee. Me gustaría que me gustara, pero me aburre soberanamente. También a él, como al tostón de Marái -con quien comparte el estilo plano y un número pequeño pero contumaz de idólatras-, le he dado innumerables oportunidades. Pero no caigo más en la trampa. Me he dado cuenta de que lo mejor de sus novelas se condensa en diez líneas, sobre todo si están bien escritas como las de Holm.

  • Adapts no se si ha ido a algún concierto de Enrique, yo a unos cuantos y le aseguro que el tío es un crack en todo. Se rodea de los mejores músicos, la puesta en escena y el sonido es increíble e innovador. La estética de sus escenarios, ese Freak show con pistas y lucha mejicana…el vals de mi boda fue una canción suya: Al final.
    Coincido con el Marqués es un artistazo.

  • 29 de noviembre de 2014 a las 21:55 Juli0
    Buena parte de los que destacaron en una y otra constituyeron luego el núcleo duro de Radio 3.

    El nucleo duro de ‘funcionarios’ de Radio 3 ya empezó a desaparecer con el PSOE (aunque decapitaciones ha habido en todo momento) y finalizó con las ‘jubilaciones’ por regulaciones de plantilla de hace unos años.
    Ahora quedan los ‘blanditos’.

  • (Perdona, rubia, pero es el Marqués quien coincide contigo -nosotras, porque lo dijimos primero.
    Con Adaptaciones, como hace ya mucho que me percaté de que no coincido en nada, lo dejo por imposible y me limito a desearle lo (que yo creo que es lo) mejor. :D)
    (Voto porque se añada la opción de emoticonos. Y voto SÍ.)

  • Como decía el anuncio, si no te gusta el bitter tienes que perseverar, Pirata. La mujer justa y las Memorias de Marai, y hablamos ( los veinte avemarías los perdono por razones obvias)

  • Los cinco mejores álbumes del pop español:

    1ª-Cantando a la vida-Massiel
    2ª-¿Qué he de hacer para olvidarte?-Manolo Otero
    3ª-Si supieras-Gloria
    4ª- ¿Qué no? ¡Anda que no! -Andy y Lucas.
    5ª-Tormenta a las diez-Objetivo Birmania

    En Barcelona, a 30 de noviembre de 2014.

  • 30 de noviembre de 2014 a las 20:23
    PIRATAJENNY
    Tengo un problema con Coetzee. Me gustaría que me gustara, pero me aburre soberanamente. También a él, como al tostón de Marái -con quien comparte el estilo plano y un número pequeño pero contumaz de idólatras-, le he dado innumerables oportunidades. Pero no caigo más en la trampa. Me he dado cuenta de que lo mejor de sus novelas se condensa en diez líneas, sobre todo si están bien escritas como las de Holm.

    Totalmente de acuerdo, y especialmente en lo que dice del resumen de Holmesss.

    Dos modelos opuestos de escritores excesivos:
    Coetzee (+ideas -escritura) versus Bolaño (-ideas +escritura)

  • Están ustedes acomplejados, me alegro de que mi sensibilidad femenina conecte con ellas y sepamos apreciar a Enrique. Es un caso parecido a Freddy Mercury, para impostación la suya. Se gustan riéndose de Héroes, pero no se atreven con Queen. Esto me explica porque me llevo tan bien con ellas.

  • 30 de noviembre de 2014 a las 21:28
    juancho pelegrí . .

    ***

    Siempre pensé que era “Señor” azul. He sigo gran defensor de CRAG. Lo curioso es que también lo son dos muchachos de 17 y 12 años. CRAG, ten points.

  • Vale, a votar.
    Bunbury nunca me ha gustado nada de nada, ni solo ni en compañía de los otros.
    Una noche en la ópera es un disco muy PRECIOSO.
    Leí Un divorcio en Buda y no…
    Coetzee es un gran escritor, lo que pasa es que cada día está más deprimido, pobrecillo.
    Ya que están con CRAG, que no falte esta.

  • No puedo quedar en silencio. Marqués, Parker, je suis desolé. Por favor.
    Olé por Manzarek, Juli0, y CRAG, procurando. Hace un rato he coreado el Love me two times en el cumple (61) de mi tronco.
    Como Francisco, ¿he de pedir perdón por los asesinos colchoneros? Sea. Pero que les crujan.
    .

  • 30 de noviembre de 2014 a las 20:54
    Holmesss . .

    Como decía el anuncio, si no te gusta el bitter tienes que perseverar.

    ***
    He perseverado años, Holm. Cada tanto tiempo el amante de turno me obsequiaba con uno u otro, lo cual me hacía pensar que les parecía más intelectual de lo que soy (y podría meter un poco de bulla invirtiendo el discurso misógino de Brema en un discurso andrógino sobre la estulticia masculina, etc., pero a qué bueno). Pero Perro lo ha esbozado muy bien: (+ideas -escritura) y quien perfora demasiado en lo primero termina por sacrificar lo segundo; el pedante siempre deriva en cursi (hay excepción: Sebald). Deme un mastín, una avioneta y un frente y tengo todas las papeletas para acabar siendo un cerebro calenturiento y acelerado, pero sentirme alma gemela de Proust, ¡eso sobre mi cadáver!

  • A ver si va a resultar que estamos obsoletos… Yo soy de mucho cantar ‘El vividor’, tambien de CRAG que son junto con “El jardín prohibido”, de Sandro Giacobbe, y “Carolina querida”, de Moncho Alpuente y los Kwai, dos de mis grandes éxitos en el karaoke. Las interpreto con mucha emosión. No sé por qué la gente se retuerce de risa, la verdad. Pondría los links, pero no sé que le pasa al maldito iPad.

  • 1 de diciembre de 2014 a las 00:44
    piratajenny
    Y en la segunda ronda de votaciones, el Burning de Qué hace una chica como tú.

    (¡Esa me la pedí en la radio hace unos meses y me la pusieron!
    Qué guaaaaaaaaaay.)

  • La afición no cayó en la provocación de unos pocos violentos, y optó por ver el partido tan tranquila.

  • Una adecuada educación sentimental te lleva a apreciar lo que no te gusta. Una adecuada educación estética te permite apreciar valores objetivos fuera de tus gustos particulares. Es verdaderamente culto el que alcanza este status.