Mundo huevo: España pintoresca

Mundo Huevopor Satur.

Mundo Huevo: España pintoresca es una revista de orientación cultural en el terreno de la antropología, las ciencias sociales y el balonmano. Su primer número ha hecho su aparición este mes de diciembre y tiene un futuro prometedor por detrás. No digo que lo tiene por delante porque se presentó en sociedad el pasado viernes día 5 y no acudieron más que el director y el conserje, y es que se habían olvidado de enviar las invitaciones y sus páginas de Facebolk y de Tweeterd han sido jhackeadas.

Esta primera salida al mundo globalizado está dedicada a los escarnios de la fortuna; esto es, a la mala suerte, siempre dentro de las fronteras de nuestro país. Hay cuatro artículos que la tratan desde el punto de vista científico-técnico.

El primero es de Javier Gorriaránez y se titula «Qué he hecho yo para mecer el cesto» y trata sobre el origen de la vida, los bebés y la paternidad y que nadie le había dicho que por ser padre ya no podría ir a ver al Bilbao. Esto es la anécdota, que como un pastelillo queda recubierta por la categoría: alusiones a estudios de neurociencia, desarrollo evolucionista de los sexos y pinceladas filosóficas en las que se cuela alguna alusión a la moral católica. El autor resume al final el corolario de su estudio: «Como conclusión a todo lo expuesto antecedentemente, cabe concluir la siguiente conclusión, y es que las cosas son como son y hay que tomarlas como vienen y que qué se le va a hacer en caso de que su orientación psicoevolutiva sea como es».

El segundo artículo lo firma Graciela Zafra y hace un estudio de campo de situaciones de mala suerte en la provincia de Soria entre 1965 y 1973 tomando como fuentes archivos locales, judiciales y eclesiásticos, la prensa y diversas entrevistas hechas a diferentes aborígenes sin discriminación de raza, sexo, religión o querencias deportivas. Lo titula: «El mal fario». Es un poco tedioso, porque no hace más que desparramar estadísticas, datos, gráficos, etc., aunque al final hace una sinopsis de casos concretos, como el de Amancio Portero, que una vez perdió el autobús, o el de Gumersinda Flores, una mujer algo casquivana de un pueblo de la sierra de Cebollera de siete habitantes, sólo uno de ellos hombre. La deducción a la que llega la autora es que la mala suerte puede originar diferentes situaciones vitales en función de sus características formales.

El tercer artículo es un análisis filológico de la expresión «mala suerte» atendiendo a cómo se dice en otros países y qué modismos lleva acoplada a su significancia. Es un rollo de artículo, escrito casi todo en lenguas foráneas y su autor, Servando Alejo, lo ha escrito para darse pisto, no hay que tener muchas luces para darse cuenta.

El último artículo es una ponencia en finlandés sobre las supersticiones gallegas que firma Kïmïäëlïndë Kövälääänën y después de pasarlo por un traductor del internet veo que hace referencia a la ilustración de la portada, una fotografía auténtica tomada en un momento clave. En ella se ve a Manuel Cabaleiro en el coche de su hermano. Al hacer mal un doble embrague en una curva, reventó la junta de la culata y perdió el control, a consecuencia de lo cual chocó contra una vaca. Su hermano José quiso matar a Manuel por destrozarle el coche, pero se le resbaló el hacha y se autoseccionó la cabeza. La fotografía recoge el momento inmediatamente anterior a tan fatal suceso. Sus padres creyeron que algún vecino les había echado mal de ojo y prendieron fuego a la aldea, Carballeira do Palanquín, con tan mala suerte que olvidaron que ellos eran los únicos habitantes, así que sólo ardió su granero y churruscaron al cerdo.

Finalmente la revista incluye una sección bastante atrevida de contactos, tres páginas a color con noticias de balonmano y los horarios de misa en trece capitales de provincia españolas.

En general me ha gustado, y aplaudo la iniciativa de sus autores, así como su valentía por trascender las lindes y fronteras de la antropología mundial poniendo el foco en el pintoresquismo español, haciendo de lo concreto algo general. La revista se vende a tres euros en los principales quioscos de España y mediante suscripción onlined.

133 comentarios

  • Menos mal que tenemos a Satur porque la ingente cantidad de revistas culturales para hombres barbados que son duros, duros, pero intelectuales sensibles y muy identificados con las féminas, todo a la vez, empieza a ser difícil de atender. Gracias Satur, por separar el grano de la paja.

  • Fueraparte, la foto navideña de la redacción, estooo…
    La señorita que esta a la izquierda según se mira, ¿la BelliPús sería tan amable de indicarme su mail, teléfono o dirección?
    Sé que puedo ayudarla mucho, he percibido una trémula necesidad de saberes y podría acogerla con respeto.

    (JJJJAAAajajajja, han pillao al marqués en un renuncio con su bufandica roja, no somos nada)

  • Procu, el artículo de la Lindo es lo más bobo que he leído desde hace muuuucho tiempo.

    A Rosa Montero ya se le iba la pinza hace años.

    Satur, no van los links.

  • Exijo que se me destoque del gorrito de Papa Noel y en su defecto se me añada un tocado a lo Napoleón, mas acorde con mi situación anímica.

  • “España seguirá siendo el tren que nunca cogemos mientras un albañil, una barrendera, una cajera de súper o un pastor de ovejas, por ejemplo, sigan prefiriendo un bocadillo de longaniza frita a sentarse tranquilos en una mesa elegante, a las once de la mañana, y degustar sin prisas, muy atentos a la textura de sabores, un brunch a base de rollito thailandés con sushi de berenjena deconstruida al perejil salvaje.”

  • ¿Y aprovechando que pasa Valladolid Lindo nos mete el Pisuerga Montero? JOBAR.
    Brema, pues igual, no vi a Villalobos, no vi a Iglesias más que un poco, no veo la tele, no veo-no veo, no veorl…
    Muy guapa, Bonnie.
    ¿Qué hay de lo mío?

  • ¿Qué hay de lo mío?

    Me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!
    ——————————-

    el artículo de la Lindo es lo más bobo que he leído desde hace muuuucho tiempo.

    Pues será que llevas muuuucho tiempo leyendo sólo filosofia alemana.
    El artículo de E.L. mola. Y tiene razón -yo expresé la misma idea días antes-: las “entrevistas” a PI, son terceros grados. Mas valiese que llevasen fiscales a hacer las preguntas, en lugar de a periodistas, aunque de un tiempo a esta parte, parece que periodista es cualquier cosa, se dirían más showmans/womans que periodistas. Cualquier dían oficializan el circo (y no solo el oficioso de la vida) como centro de estudios para sacarse la carrera.
    ——————————————

    se me añada un tocado a lo Napoleón, mas acorde con mi situación anímica.

    ¿Antes o después de lo de Santa Elena?
    ———————————
    (Saturn (amor), yo sí he pillao la alegoría de lo de los enlaces. Aunque echo mucho de menos tu verbo caracterísitico a lo Saturn cuando te pones a escribir entradas. Empiezas siendo tú, y enseguida te cambias para ser otro sin gracia.)
    ———————————————————————

  • 15 de diciembre de 2014 a las 13:02
    SRTA. BELLPUIG
    Corregidos los enlaces. Ya van.

    Como la seda de la combinación.

  • Gacho, que a estas alturas haya quien se pregunte esto: « ¿Es que no se puede hoy ser comunista en España?» es ACOJONANTE. Y el argumento de que el partido está legalizado es aún MÁS ACOJONANTE. Los nazis también tienen partidos legalizados en Alemania. Varios. El artículo de Lindo es simple, sus argumentos son bobos, la indignación de sus palabras parece impostada y yo, francamente, estoy pensando que quienes escriben aparentemente enfurecidos porque su supuesto sentido común y su supuesta sensatez no pueden tolerar el desmadre que hay a su alrededor se ven a sí mismos como pequeños budas rodeados de sapos; y va a resultar que los sapos son ellos. A otro perro con ese hueso.

  • De Amilibia acabo de terminar El hombre atado, sus memorias de la cárcel, lamentablemente truncadas (aún no sé por qué). Interesantísimas. Las compré en la librería/Fundación que comentó el otro día el Marqués.

    Botillero, el de Gora, Stalin! me lo regalaste hace un tiempo y no me disgustó, pero me interesan más sus libros factuales.

  • Y el sábado me terminé en cinco horas -seguidas- la segunda novela de Gómez, que tuvo a bien mandarme. Trepidante.

  • Y el domingo acabé Soy del 5º Regimiento, la novela que el periodista Manuel D. Benavides escribió sobre la guerra. Benavides la escribió al poco de hacerse comunista y no pudo terminarla porque murió prematuramente, en 1947. Lamentable. La novela -interesantes sus silencios- y que alguien pudiera hacerse seguidor de Negrín primero y comunista después, en 1946.

  • 15 de diciembre de 2014 a las 13:02
    SRTA. BELLPUIG
    Corregidos los enlaces. Ya van

    Qué noooooooo!!!
    ****
    Gracias, Procu..me lo he hecho con spray porque no tengo ni idea de manejar pogramas de esos chulos para ponerme gorrito navideño y bufanda.
    La rubiez no da pamás.

  • 15 de diciembre de 2014 a las 13:02
    SRTA. BELLPUIG
    Corregidos los enlaces. Ya van

    15 de diciembre de 2014 a las 15:18
    BONNIE
    Qué noooooooo!!!

    Ahora sí. Ya funciona y lleva a su sitio correspondiente.

  • Botillero, Estamos rodeados o Los fantasmas de barro. Y El gallo del franquismo y El día que perdí… aquello, que le valió denuncia y retirada del libro. Voy a ir haciéndome con todos poco a poco. Gran putada que no siguiera con sus memorias carcelarias al ser trasladado a Alcalá-Meco.

  • Aquí se tira de biblioteca sin piedad. No se puede cambiar de opinión , de nada sirve rectificar, si pringaste hace 5 años, te lo van a restregar siempre.
    Da igual las intenciones. ¿Te han etiquetado? Pues jódete, porque esa etiqueta la llevarás siempre.
    ————————
    (Soy un sapo, soy un sapo.)

  • Gacho, hablábamos aquí hace unas semanas de la inutilidad de la discusión. Eres un ejemplo pelmario/palmario. Que Lindo escribiera años ha ese artículo sobre los comunistas no invalida los reproches que le hago a su argumentación sobre el artículo presente, verbigracia: no se puede ser comunista hoy en España. Ni en España ni en Groenlandia. Y escudarse en que en 1978 se ilegalizó el Partido Comunista es muestra de simplicidad manifiesta, puesto que la legalización de partidos que han sido criminales o que promulgan ideas criminales es algo corriente en Europa, y no hay que ver más ejemplo que el de -oh- Alemania.

    Ocurre, no obstante, que ante mi reproche escoges sólo una parte del comentario -un link, una insinuación- para rebatirlo. Haces exactamente lo mismo que el secretario general del Partido Podemos, que ante las preguntas directas de sus interlocutores (y no hablo de ahora, sino de antes de que fuera secretario general del PP) se va por las ramas para no enfrentarse a la realidad manifiesta que se le inquiere.

    Pero no te molestes, por favor, por mi flamígero verbo. Que haya desenmascarado tu falacia expositiva se debe a que la he sufrido anteriormente en mis carnes. Es moneda corriente hoy en día. Se me ocurren otros grandes pensadores y comentaristas de la actualidad que abusan de ella.

    En resumen, que si quieres hablamos de la imposibilidad desde el punto de vista ético de ser comunista hoy en día, porque es también imposible ser nazi. Fuera de esto no hay discusión: el artículo de Lindo es infatuado y groseramente estúpido.

  • Estoy de acuerdo, es pesada y digo sin leer tal artículo de la mencionada. Me divertía sus cosas de Monolito gafotas en sus tiempos, antes de descubrir a chopenhauer y tal.
    Me fio del criterio canallesco de Brema. Me gusta que nos de caña a las chicas. Me gusta.
    Está usted desocupado, Brema? Es para unas cosas mías.

  • No es necesario, Adapts. Es un artículo como el de la Montero sobre Amilibia. Un artículo de quinceemes, de indignados petulantes; de tuiteros, para que me entiendas.

  • Montero identifica erróneamente un motivo (‘honor’) y describe qué es para ella el (polisémico) ‘honor’: no me parece un motivo o justificación para matar.
    Amilibia alegó ‘lo hice para que la agresión acabara’. Es un motivo, pero no una justificación.

  • Palotes
    ABC 14/12/14
    JON JUARISTI

    · La caligrafía sólo tiene sentido allí donde la escritura mantiene una pretensión de permanencia

    LO de que Finlandia vaya a suprimir la caligrafía de los programas escolares parece un buen chiste. Como si en la Meca prohibieran la venta de cubalibres. ¿Ha oído hablar alguien de un calígrafo finlandés? Ni de coña. Las especialidades de Finlandia son el mueble minimalista, la sauna y la telefonía celular. Nada de caligrafía, que yo sepa.

    Además, ¿a quién le importa que se carguen la caligrafía en Finlandia? ¿Cuántos españoles reciben postales de amigos finlandeses y cuántas al año? Es mucho más fácil conectarse con ellos por facebook, como hacen los pocos Erasmus que han sobrevivido a un trimestre de invierno en Helsinki, y no lo digo por el frío, sino por el alcohol. Más fácil y más seguro. La última confraternización internacional de estudiantes allí celebrada terminó, según el testimonio de una posgraduada vasca amiga mía, con un prometedor estudiante noruego de ingeniería calcinado por flambear un ponche local de alto octanaje.

    Hay que estar muy desesperado para preocuparse por las relaciones entre Finlandia y la caligrafía, pero da la casualidad de que los escolares fineses son los cracs de Europa, según el informe PISA, y a los que creen en estas cosas y en estos informes les ha dado por especular acerca de si la cancelación de la caligrafía aumentará la ventaja que ya sacan los finlandesitos al resto de los europeos de su edad, y en particular a los colistas españoles. O si, por el contrario, se trata de una decisión equivocada y suicida, que hundirá a la cultura finlandesa en una eterna noche boreal. Grosso modo, la primera opinión ha sido mantenida por integrados de El Mundo y la segunda por apocalípticos de El País. Como era de prever. ¿Nos afecta en algo semejante cuestión? La caligrafía desapareció de la enseñanza española hace medio siglo, aproximadamente. Creo que la mía ha sido la última generación que perdió el tiempo trazando palotes en aquellos cuadernos zaragozanos de verde cubierta sobre la que campaban el Ebro famoso y el santuario del Pilar. Porque Zaragoza fue desde el Renacimiento la Florencia de la caligrafía, gracias, por cierto, a expertos vascos como Juan de Icíar, que abrieron allí escuela. Por eso no es de extrañar que la única tentativa seria de recuperar la brillante historia de los orígenes del arte de escribir en España se haya debido a una aragonesa, la académica Aurora Egido.

    Y no hablo del «arte de escribir» a humo de pajas, porque la caligrafía es antes un arte que una mera técnica y nada influye en los informes Pisa Morena. Es un arte en Asia, en el Extremo Oriente, en China y Japón. Incluso en Corea (del Sur), donde he visto a virtuosos compitiendo en el trazado de pictogramas sobre el asfalto de las plazas, valiéndose de esponjas empapadas en agua. Es un arte, todavía, en los países islámicos. Incluso en España, los últimos pendolistas son gente con acendrada conciencia artística, pero sin discípulos. La caligrafía no es una destreza «profesionalizante» y se halla condenada, por tanto, a extinguirse. Como la pintura de iconostasios o el bordado de mantones de Manila. Lamentarse por ello a estas alturas parece bastante absurdo. Desapareció de nuestras escuelas en medio de la turbulencia secularizadora de los años sesenta sin que nadie pareciera sufrir mucho ni poco por su pérdida, y si volviera a implantarse en las aulas los apocalípticos de hoy protestarían como integrados finlandeses o samoyedos. La caligrafía sólo tiene sentido donde la escritura se inscribe y conserva, por tanto, un carácter sagrado, una pretensión de eternidad (scripta manent). Algo imposible en los ordenadores, donde siempre escribimos en presencia de la muerte.

  • Oye Bella Tare, ¿pasa contigo pues?
    Porque si requiebras a otros, empezaré a pensar que te han entrado las dudas con lo de matrimoniar por tercera vez y entonces ¡ÑAM!

  • Bolaño, lo que ocurre es que Montero no tenía ni puta idea de lo que pasó y no se informó. Llamar a Amilibia o a su abogado no era tan difícil. Montero leyó una entrevista en Cambio 16, interpretó lo que le salió del chocho y escribió la típica columna quinceeme, o sea progre de salón.

    Años después Amilibia escribió un libro de entrevistas con periodistas. Una de ellos es Montero. Tengo ganas de leerla.

  • PerroAntoine, yo llevo aproximadamente una década escribiendo mano alzada más que nunca. Precisamente gracias a los ordenadores. Tablets PC en concreto. (Sí, los inventó Bill Gates, no el mercader Steve Jobs)
    Este comentario por ejemplo está escrito con el deo y el trasto lo entiende y lo pasa a texto máquina.

  • No hay mal que por bien no valga

    La suerte de Hércor cambió el mismo día que se le murió su novia Graciela y le atropellaron a su perrita Murphy, pero un mensaje del más allá le reveló que en el trabajo contra las sectas iba a encontrar un buen filón.

  • Bonnie qué guapa luce ( más manazas que rubia) con su gorrito tan hágalo usted misma.

    La señorina Bella tan fea de cojones ponga lo que se ponga. Y la Fijona tan encantadadora como siempre ,robando los frutos secos a papa nórdico o husmeando en bota ajena.

    Es tan adiviento todo… Ya sólo faltan unos duendecillos repartiendo sonrisas.

  • Mecagonlaleche, que he tenido que volver a leer el artículo de la Lindo yo también, y hasta los minutos de vídeo con el comentario de «estará usted de enhorabuena». No lo había visto y no me ha parecido para tanto como delito de leso código deontológico de periodista imparcial. Un pellizco contraargumentativo nada más, a ver si te pesco, anguila, y fue que no. Al periodista se le veía colorado y un poco violento, e Iglesias ha respondido sin problemas como le ha parecido diciendo que había votado con el PP por la paz en Irlanda, mis camionera jugando al mus, Iglesias va remangado y adelanta mucho el torso. La columna de Lindo me chocó, pero la traje porque me cae simpática y la tengo por independiente, precisamente por artículos como el que ha enlazado Bremaneur y porque cuando cojea a veces es del mismo pie que yo. No siempre, que las cojas somos inestables y caprichosas. La cosa es que a lo mejor tiene razón, si es que a Villalobos se le permitieron salirse por peteneras de Errejón, exactamente como hace Errejón con la casta o eso. No vuelvo a poner otro enlace, por estas. Por lo menos en dos días o uno.

  • 15 de diciembre de 2014 a las 23:47
    TAREIXA
    La señorina Bella tan fea de cojones ponga lo que se ponga.

    Apártate, que tiznas, le dijo la sartén al cazo.

  • Impresionante la noticia de la inhabilitación de Amilibia y Yale que ha traído Botillero. No han pasado ni cuarenta años (menos muecas; un poquito de serenidad con la dimensión diacrónica, amigos). Hemos mejorado una barbaridad las mentalidades y el derecho.

  • No se le pude negar que tiene buen humor señor Bella. Es usted muy pavera. Sus horas extras espero estén bien pagás, se lo merece. Le voy a mandar unas buenas centollas y percebes para su cesta de navidad.

  • Aunque Adapts diga que escribe mucho a mano alzada con el dedo, lo que yo veo más es a la gente de menos de treinta años agarrando el boli de unas formas simiescas atroces e imposibles. Y como vengo de una larga y noble estirpe de analfabetos, a mí estos, aun con todos sus recursos digitales (en el otro sentido de la palabra, por lo menos), me recuerdan hasta las lágrimas a mi abuela queriendo poner su nombre y casi no pudiendo.

  • Son infinitos los liberales que afirman que una nación no es nada al margen de sus miembros, que ella y ellos son la misma cosa. No les hagan caso. La nación tiene muchas cualidades que no tienen sus miembros; la primera, estar formada por ellos.

  • Buenos días,
    tengo el ordenador bloqueado. Había escrito un largo correo desde el móvil para avisar de esta situación y otras apreciaciones a un personaje peludito, y cuando tiro a enviarlo me sale lo de “se ha detenido el servicio de exchange” -que ya sabia que lo tenia así, con 11 correos en mi bandeja de salida, pero no me acordaba-, con lo cual, puedo recibir correos pero no contestarlos, y solo puedo comunicarme con comentarios en blogs, fb, y por el wasap.
    Como no me solucione mi cuñao lo del ordenador, estoy muerta.
    Sí, sí: buenos días, buenos días.

  • 15 de diciembre de 2014 a las 15:31
    BREMANEUR
    Boli Parker, ¿cuándo es la xuntanza berlinesa?

    Vamos a finales de mes.

  • Interesantísimo artículo para entender el pifostio ruso y algunos otros vaivenes de la economía mundial.

    Putin descubre la ley de la gravedad
    16 dic, 2014 – Roger Senserrich – @egocrata
    Hace unos meses, cuando Rusia empezó a flirtear con la idea de invadir Ucrania, se puso de moda hablar sobre como Putin estaba liderando el renacer de un imperio que había dejado de estar convaleciente e iba a plantar cara a la hegemonía occidental. El presidente ruso era un estratega magistral, capaz de sojuzgar un país detrás de otro en las fronteras de su vasto territorio, mientras Europa y Estados Unidos asistían impotentes ante las geniales maquinaciones del Kremlin.

    Mi respuesta esos días era que Rusia parecerá muy fiera, pero tiene el mismo PIB que Italia. [Seguir leyendo]

  • 16 de diciembre de 2014 a las 10:45
    PERROANTONIO
    ¡Maldita sea! ¡Han montado sin nuestro consentimiento una exposición sobre los Viajes de Friedrich Albrecht Holger Schneiderseggsmühlenhausenhofenweg por España! ¡Camarada Sergei, a las armas!

    ¡¡Bellpuig, llame a los abogados!!

  • 16 de diciembre de 2014 a las 11:18
    PERROANTONIO
    Me parece que he visto un lindo gatito…

    AUTOCENSURA
    He escrito cinco comentarios en el blog de AE al respecto. Los he borrado todos antes de mandarlos.

  • 16 de diciembre de 2014 a las 11:26 BREMANEUR
    AUTOCENSURA

    Has hecho muy bien. La autocensura es un paso fundamental para la convivencia social. La que se armaría si todos dijéramos lo que pensamos.

  • El otro día leí una entrevista muy mona a rosa Díez en un Interviu de los noventa. A ver si me acuerdo de traerla aquí.

  • 16 de diciembre de 2014 a las 13:01
    PERROANTONIO
    “El dinero es fantástico. Con dinero pueden comprarse montones de cosas útiles, como el amor“.

    Jajajaja. «Una cerveza es como una mujer: tiene buen aspecto, huele bien, y pisotearías a tu madre para conseguir una».

    No siempre tienen buen aspecto, no siempre huelen bien y a veces pagarías lo que fuera porque desaparecieran de tu vida. Sin duda, la cerveza es mejor que las mujeres.

  • Dije anoche que la nación tiene muchas cualidades que no tienen sus miembros; la primera, estar formada por ellos. Que sus miembros no tengan esa cualidad es una afirmación discutible. Es verdadera si tomamos sus miembros de uno en uno, ya que ninguno de ellos puede contener a todos sino al revés. No está claro que sea verdadera -en teoría de clases está claro que no lo es- si tomamos sus miembros en bloque. Antes de tomar partido en el segundo caso, hay que saber si una cosa puede ser parte de sí misma, lo que obliga a saber antes si puede ser parte de una cosa algo que no sea una (al lado al menos de otra) parte de ella. Y antes que nada hay que tener la fortaleza de ánimo que nos permita prescindir, si así nos conviene, de la teoría de clases. No tenemos ninguna necesidad de jugar a eso habiendo otros juegos igual de válidos.

  • Morán le dedica muchas páginas a “Tiempo de silencio” del psiquiatra Martín-Santos. Insiste en que es la novela que revolucionó la narrativa española de posguerra cuyo ciclo se había cerrado con el “Jarama” de Ferlosio. A mí todo esto me parecen exageraciones, si bien reconozco estar disfrutando con la informada malicia del perverso asturiano.

  • Tiempo de silencio fue el pistoletazo de salida a la creación de obras experimentales de imposible lectura. Recuerdo bodrios increíbles de autores por otra parte muy estimables (en otras obras, claro). Disfruté como un cabrón con Tiempo de silencio, si bien es cierto que la leí a la par que la estudiaba con una profesora memorable, Lourdes Simó.

    Creo que Funes trajo aquí un fragmento de la obra; confieso que no lo reconocí. Debería leerla de nuevo.

  • 16 de diciembre de 2014 a las 16:44
    PERROANTONIO
    ¿Tetas o culos? El debate.

    Esos debates infames. ¡¡Tetas y culos!!

  • No, Brema, no se puede equiparar a los nazis (ni a los falangistas) con los comunistas. Los nazis no existían en el XIX y dejaron de existir (a los efectos que nos interesan) después de la Segunda Guerra Mundial. La historia del comunismo da mucho más de sí que sus lecturas sobre la Guerra Civil española.

  • La madre que los parió. Llego al hotel y tengo que leer chorrocientos enlaces que han puesto hoy.
    Procu, escribo con el deo y con el Pen, pero vamos, que hasta con el deo reconoce lo que escribo.

    Bella Tare, ¿al final matrimonias o qué?

    Brema, cagon las mariconadas musicales que has traído, ¡hombre!

  • Después de la GC la oposición a Franco, en parte alentada por ls CIA, se cimentó entre comunistas y católicos. La empanada mental fue monumental y todavía padecemos sus efectos. Hubo una alianza entre Bergamín y Aranguren que acabó fatal cuando Fraga, cruel y astuto, sacó a pasear un texto de Bergamín alentando la caza del POUM por los esbirros de Stalin.

  • BREMANEUR 15 de diciembre de 2014 a las 16:13

    Me parto con Juaristi.

    Como Holmess, también yo descubro incrédulo esa faceta de Juaristi, el ex-comunista, ex-etarra, ex-socilaista y ahora también, ex-serio

    Es que al pasarse por aqui siempre acaba uno recompensado

  • 16 de diciembre de 2014 a las 20:04
    marquesdecubaslibres

    ***
    Tremenda empanada. Déjese de cotilleos políticos de patio de vecinas y lea a los historiadores.

  • Funes, Juaristi siempre ha sido un cachondo.

    Jon Juaristi. Fragmento de La tribu atribulada.

    Y todavía no he terminado; pero, para que veas que esto no es exclusivo de los resistentes vascos, déjame contarte otra historia.

    En noviembre de 1999, una asociación de Profesores en Defensa de la Constitución y el Foro Babel me invitaron a participar en un ciclo de conferencias sobre nacionalismo –a celebrar en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Barcelona-, en el que también formarían parte Arcadi Espada, Iván Tubau, Carlos Martínez Gorriarán, Mira y Andrés de Blas, entre otros. Yo debía cerrar el ciclo, con Alejo Vidal-Quadras.

    Ya Arcadi tuvo problemas, durante su intervención, con un grupo de supuestos estudiantes nacionalistas que le increparon. Él les plantó cara con su acostumbrada brillantez y se despachó además a gusto en su columna de “El País”, unos días después. Cuando llegué a Barcelona, supe que el periódico de la Universidad había anunciado el ciclo como una provocación intolerable, acusándonos a todos de anticatalanes y a Andrés y a mí, en particular, de “españolistas furibundos”.

    Los organizadores eran gente de izquierdas en su mayoría, militantes del PSC, IU y unos pocos del PP. Los equivalentes catalanes de ¡Basta ya! o del Foro Ermua (las autoridades académicas habían sido invitadas, pero no asistió ninguna). Media hora antes del acto, me reuní con ellos en el decanato. Minutos después, los pasillos habían sido ocupados por un rebaño de
    nacionalistas radicales que no paraban de berrear. Cortaron la luz del Aula Magna y se apoderaron del equipo de sonido. Otro rebañete ocupó la entrada del edificio, para impedir la entrada de Alejo.

    Violo Alejo, y alejose. Yo me quedé por la pose, y anuncié mi decisión de pronunciar, pese a todo, mi docta disertación. “Pero no, de ningún modo”, clamó la organización. Lo dijo sin convicción y yo adiviné al momento que quería lo contrario. Así que, sin un lamento, sin el menor comentario, me dirigí al matadero seguido por un puñado de fieles de gesto austero. Con ellos subí al estrado. Se pusieron a mi lado y comenzó la función.

    La cosa sigue, desternillante.

  • No entiendo la intención de su comentario Pirate. ¿Que tiene que ver la extensión en el tiempo con su maldad?
    En todo caso una perversión política que dura más tiempo, es peor quela otra ¿no?

  • Cuando mas leo a los historiadores mas me convenzo del papel humanitario del comunismo, solo superado por la dupla comunismo-catolicismo o por la triada mágica: comunismo-nacionalismo-catolicismo, léase ETA, que empezó bien con Melitón pero ya saben cómo acabó.

  • No, Adapts. Pi tiene razón. El comunismo nació para abolir las clases, para mejorar las condiciones de vida de los oprimidos. Que luego se extendiera hasta 1989 y más allá su liberticidio, que sus diferentes regímenes políticos cometieran decenas de millones de crímenes, etc., es lo de menos. Al fin y al cabo el famoso muro no era más que una barrera de protección antifascista. Eso lo dice todo.

  • 16 de diciembre de 2014 a las 20:38
    bremaneur

    ***
    Si usted no tiene interés en el debate, yo tampoco. Pero ningún historiador contemporáneo admitiría la equidistancia.

    ***
    Adapts, el pequeño problema es que un fenómeno que se extiende desde la Comuna de París hasta hoy, en cientos de gradientes y variantes, no se resuelve en una interpretación de “buenos” y “malos”. Salvo que se quiera meter en el mismo saco a Artur London y a Beria, por poner el primer ejemplo que se me viene a la cabeza.

  • Pirata, si quiere le propongo un burladero: acabo de charlar con Cristóbal Hara sobre la fotografía de la niña en el autobús rodeada de recios hombres ( es un autobús en Cuenca, y no el metro de Madrid como yo creía ).
    Pero no creo que salga del ruedo.

  • Artur London, otro tonto útil. No, no tengo interés en debatir la bondad de un régimen criminal y liberticida.

  • Y lo que digan «los historiadores modernos» me suda la polla. Los historiadores modernos también dicen que los crímenes cometidos en la retaguardia republicana los primeros meses de la guerra fueron obra de unos incontrolados.

  • Holm, recuerdo bien que a usted le desagradó mi evocación y acepto con gusto el burladero (malos tiempos éstos para la historia). Cristóbal Hara es de los pocos fotógrafos españoles que me interesan, por ese ¿desaliño? técnico que le caracteriza, que yo interpreto (dígame su opinión) como, bla, bla, un desprendimiento del ego, bla, bla, un interés auténtico por retratar a los demás. En fin, lo que me harta es el onanismo de la profesión, y Hara es de todo menos un onanista.

  • Ha bebido unas cervezas de más, Brema. De otro modo no se comprende que una persona formada hable del comunismo como un “régimen”. Váyase a dormirla.

  • No, estoy tomando rooibos. Y tienes razón: el comunismo no fue un régimen. Pero usas y abusas de la misma falacia que ayer utilizó Gacho. Cambia lo de régimen y pon regímenes comunistas. Y ya te digo que estoy de acuerdo contigo: la idea era superbuena. Tengo esperanzas de que estos del Podemos, por fin, la apliquen bien y todos podamos ser felices y comer perdices. Cazadas por el estado, por supuesto.

  • (Y mientras tanto Gachó en su guarida, dándole vueltas a cual podrá ser la falacia de la que se le acusa…)
    (Yo pa mí que este quiere algo, y ya no sabe cómo hacerse el interesante…)

  • Te puedo devolver la misma pelota demagógica, Brema, y hablar de los regímenes liberales, así en general, pasándome yo también por el forro doscientos y pico años de historia y práctica del liberalismo y metiéndote en el mismo saco a Putin y a Jefferson. Habría sin embargo una pequeña diferencia: buena parte de esos doscientos años serían incomprensibles sin el marxismo. Porque no me cabe duda de que distingues entre Marx y Malenkov, ¿verdad?

  • 16 de diciembre de 2014 a las 21:41
    PIRATAJENNY
    Porque no me cabe duda de que distingues entre Marx y Malenkov, ¿verdad?

    Ni puta idea. Lo único que quiero es tener la libertad suficiente -bueno, la entera libertad- de poder criticar los errores y los crímenes de los regímenes liberales, de la democracia y del Atlético de Madrid sin que me venga un cuate a molerme los huesos y a pegarme un tiro en la nuca para que me calle.

  • En eso coincidimos: a mí tampoco me hace ni puta gracia la ley mordaza española ni la violencia de la policía estadounidense en Hyde Park.

    Así que cuando acaben los minutos publicitarios me avisas. Tengo la impresión de que tal vez no acaben nunca, porque no aquí no se trata de hacer un juicio ponderado y sensato sobre dos siglos de historia europea, sino de tu identidad.

    Es mala cosa forjar la moral sobre la identidad, es decir, sobre los sentimientos. Recuerda al viejo Spinoza: “No llorar, no reír, no odiar, sino comprender”.

  • ”porque no aquí no se trata de hacer un juicio ponderado y sensato sobre dos siglos de historia europea, sino de tu identidad.”

    Esta frase es ejemplo de algo que me irrita mucho de usted Pirate. A mï me usa de ejemplo jocoso como derecha pura cuando le conviene y después tilda a otros de no razonar sino de aplicar etiquetas identitarias.
    Oiga, pues yo creo que su identificación sentimental con la izquierda güena le impide razonar correctamente

  • Quién sabe, Adapts, tal vez tenga usted razón. Pero no le quepa duda de que soy consciente de cada letra que escribo. Igual que cuando hablo de mis hijos, hago un esfuerzo particular por neutralizar mis instintos más ciegos.

    Respecto a lo del “ejemplo jocoso de derecha pura”, no; o en todo no caso no más que las decenas de “ejemplos jocosos” que en esta casa y sus predecesoras se han puesto sobre la “izquierda pura”. Sabe muy bien de qué lado se inclina la balanza en este foro, y no creo francamente que usted haya hecho gala de cintura más fina que la mía.

  • Jo, ayer hice yo una practica con un lector de HbA1c (hemoglobina glicosilada) que es que me dio la risa y todo. Acabamos llamandole el pililón, y se le bajaba la pielecita y todo (no estaba circuncidado). Yo solo pensaba “la mano quieta, la mano quieta…”
    No miento.

  • A ver Seña Procu, ¿me aconseja pues sentarme con ímpetu dominador en la mesa de la chica a lo que no dejo de mirar, aquí en el restaurante del hotel, y dicil•la que me siga a mi habitación si quiere descubrir lo que un caballero español puede hacerle en los bajos? ¿Tendré éxito según el estudio?

  • 16 de diciembre de 2014 a las 22:32 Adaptaciones
    A ver Seña Procu, ¿me aconseja pues sentarme con ímpetu dominador en la mesa de la chica a lo que no dejo de mirar, aquí en el restaurante del hotel, y dicil•la que me siga a mi habitación si quiere descubrir lo que un caballero español puede hacerle en los bajos? ¿Tendré éxito según el estudio?

    Sí, vaya y diga. Luego se saca la chorrica y la pone sobre la mesa. NUNCA FALLA.

  • Sí, vaya y diga. Luego se saca la chorrica y la pone sobre la mesa. NUNCA FALLA.

    Oiga que la de las fantasías estudiadas era usé..

    ¡Voy pallä! confiando en el juicio de la seña Procu

  • ¡Pare, Adapts, pare, que lo de Procu es sólo esa manera de hablar que se gastan los del norte! (O no pare y en su defecto suerte y mañana queremos un parte detallado).

  • Marqués, admiro su valentía confesando que los únicos argumentos que le convencen pertenecen a la inaudita categoría de lo trepidante. Ahora me explico sus problemas con el resto.

  • Pi, chulapa mía, eres una auténtica zarzuelera del debate.

    «¿Pues no dice este pollo pera
    -¡ay, qué gracia, ay que tos, cof cof-
    que no sabe distinguir a Marx de Malenkov?»

    Me recuerdas al comunista con el que estuve en Berlín hace unos meses. Le estaba explicando el significado de una placa que rememoraba el túnel que excavaron unos alemanes del este para huir de la RDA. Le hice un comentario irónico (algo así como: «increíble, arriesgaron sus vidas para huir del paraíso comunista») y contraatacó diciendo que no había visto placas conmemorativas de los obreros muertos en las obras capitalistas, o así. La falacia es la misma que usas para intentar rebatirme (aunque le respondí que esas placas existen, por ejemplo en la Haus der Kulturen del Welt). Seguro que la falacia tiene un nombre en latín, pero yo la llamo «salir por peteneras». El comunismo es liberticida y criminal. Creo que para que aportes algo de valor a esta discusión podrías decirnos a partir de qué momento las maravillosas y arcoíricas ideas marxistas se putrefaccionaron hasta tal punto que sirvieron de base y excusa de los regímenes asesinos rojos en todo el mundo. ¿Fue ya con Marx, acaso con Kuchillov, quizá con Torturov? El nazismo también era bueno, no veas las autopistas que hijo Gil y Gil.ler.

    Lo de la identidad, lo reconozco, me ha dejado perplejo.

  • Ya he aportado un par, otra cosa es que usted tome las de Villadiego: que el comunismo no es un régimen y la historia del liberalismo y del comunismo permiten hacer esas toscas generalizaciones (a no ser, insisto, que metamos también en el mismo saco a Thomas Jefferson y a Putin), y que el liberalismo es inconcebible sin las aportaciones que hizo el socialismo durante y entre las revoluciones del XIX. Admito que no son dos grandes aportaciones, sino simples recordatorios de algo que dan por descontado los historiadores políticos contemporáneos.

    Le apunto dos más. Una, el liberalismo también ha servido “de base y excusa” para el esclavismo y la muerte de millones de personas (y tamaño salto también permitiría tachar de “liberticida y criminal” al cristianismo, por ejemplo). Y dos: no hace usted bien en confundir alegremente comunismo con marxismo: en las facultades de filosofía y de economía se enseña marxismo, no comunismo.

    Sigue usted hablando con las entrañas.