115 comentarios en “Feliz Navidad

  1. Estos días la historiadora Rosa Sala ha puesto en su FB una foto de Hitler con unos Papanueles, con gorrito y todo. Creí leer que se quejaba de que el papanuel fue un invento de la Coca-Cola. Ahora, al buscar la cita exacta, veo que ha desaparecido la mención.

  2. En CAT radionosequé he oído que el franquismo promovió al Papá Nöel para así preterir al Tió, esa bella tradición catalana. Están locos estos romanos.

  3. Soy muy fan del Påpånüel y ojalá sea verdad eso de la cocacola, porque soy devoto de tal poción, ya que sin ella no sabría que pedir en los discobares que no sean fermentados y destilados. Además, servida en vaso de tubo, puedes hacerla pasar por un combinado de güisqui nacional y hacerte el borracho para fintar a esas mozas que no paran de requebrarte y lanzarte miradas intencionadas con intención de que te cases con ellas para mantenerlas y que estén todo el día en casa rascándose la barriga y quejándose de que no ganas lo suficiente para pagar una buena doméstica.

  4. CARTA ABIERTA A KLAS LAGERFELRD, HUGO BOTS Y EL GALLEGO DEL ZARA

    Hola, que a ver cuándo ponéis de moda el redingote, que se me está apolillando en el armario.

  5. Igualmente, Mercutio. ¿Vas a cenar chuletas? Ya sabemos que no tocarás nada que haga la fotosíntesis, porque de lo que come el grillo, poquillo, como dice la sabiduría popular.

  6. El cambio climático llega a su fin, ya era hora. De haber seguido dos meses más en este plan amanece a mediodía, lo que hubiera sido un sinsentido (más).

  7. Felices fiestas miembros y miembras. No alboroten mucho con sus cánticos borrachuzos ni desafíen el dulce sonido de la pandereta.

  8. Voy a cenar corderito asao en horno de panadero segoviano, Satur. Que es sabido que los humanos no son capaces de procesar tanta celulosa como coméis algunos, engañados por los consejos de salud del pendón de Cubaslibres.

  9. Perdón pero el pendón de Cubaslibres ostenta un halcón coronado entre gazules cuatribarrados en minio y rojo sanguino.

  10. Yo voy en el autobús con una pata de jamón ibérico de bellota de tierras extremeñas. Soy una mezcla entre Paco Martinez Soria y el anuncio del turrón El Almendro.
    Zilef dadivaN !

  11. Jesús expulsó a los mercaderes del templo. No hay mayor contradición que celebrar la Navidad consumiendo tal como propone el ateo Perroantonio. Los cristianos fueron los primeros enemigos del comercio, testigo que retomó Gachó al condenar que se regale Krug.

  12. En estas fechas se me hacen insoportables los tártagos de la vida, también los dedos se me hacen huéspedes. Es por ello que me refugio en mi ergástula manchega.

  13. Nada de un párrafo de gracias. Escuetamente, gracias, como corresponde al laconismo militar de nuestro estilo.
    Esto decía José Antonio, el primo de Kiko Rivera (creo), mucho laconismo pero se ponía hasta las cartolas de langostinos en Nochebuena.

  14. La berza también es muy tipica del menú riojano alavés, eso sí, con morcilla de la matanza de San Martín, y sus costillas de cerdo adobadas.

  15. Coincidiendo con apenada efeméride, he recordado que Procu había colgado hace meses en su facebook un enlace que le comenté como muy apropiado a la situación que yo vivía. Pero la página que se enlazaba, ahora ya ha desaparecido. Me ha costado recuperar su contenido, que era lo fundamental.
    Este año no consigo enviarles los correos de felicitación como otras pascuas. Discúlpenme.

  16. Confirmado. Se ha desvelado, por fín, el misterio de Belén. Saint Joseph a tout avoué. Joe Cooker está dando en estos momentos su primer recital en el Auditorio Principal del Paraíso, haciendo un bis de su versión del Asturias Patria Querida, ante la la entusiástica insistencia del público.

  17. Feliĉa Kristnasko para todo el Orbi.
    Cómo mola Kristnasko, lo que inspira. Y luego por ejemplo Feliĉan Buajj quiere decir ‘qué asco de felicidad’; así que Buajj es ‘qué asco’, muchas náuseas (¿son o no son ocurrentes los esperantistas?).
    Feliz Kristnasko con su tripita de buajj para todos.

  18. Lo de Santa Claus y la Coca-Cola es una idea que todos hemos creído alguna vez, Brema. Supongo que se debe a que no podemos comprobar todo lo que nos cuentan y tendemos, además, a creer en los discursos antiimperialistas y antimultinacionales. Yo esa leyenda de que el uniforme rojo de Santa Claus lo inventó Coca-Cola se la leí a un publicista hace muchos años. Aunque no sea cierta tampoco creo que sea del todo mentira. El uniforme no lo inventó la Coca-Cola, pero fueron quienes lo universalizaron.

  19. Por lo demás, pasar de creer que el uniforme rojo de Santa Claus lo inventó Coca-Cola a creer que a Santa Claus se lo inventó Coca-Cola sólo hay un pequeño paso. A San Nicolás se lo inventó la Iglesia.

  20. 24 de diciembre de 2014 a las 10:49
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Para berzas las que se cogen los paisanos de Haro.

    Jo que sí.
    Había un grupo aragonés que se llamaba los Berzas y que entre sus canciones estaba ésta, muy propia ahora que voy por la calle con el jamón en ristre.

  21. Semana de grandes contrastes. Anteayer disfrutando en las alturas, con algún grado bajo cero y un paisaje que parecía Shangri-La, y hoy un baño en la playa de Fuengirola, ante la mirada sorprendida de algunos paseantes y la no tan sorprendida de mi señora, que ya está acostumbrada a estas iniciativas por mi parte. He estado un buen rato dentro del agua y luego otro buen rato tendido al sol, con Ella a mi lado, mientras me secaba. Momentos gloriosos, en los que consigue uno olvidarse del mundo exterior. Feliz Navidad

  22. Es más, me encuentro tan bien, tan lleno de Paz y Amor (y el Plus p’ al salón!) que hasta le pido disculpas a Gacho por mi comentario de ayer. Como bien dice Satur, en estas fechas, no pelearsen. Feliz Navidad.

  23. No sería exactamente la mediana, pero a mí Zeppi me explicó algo muy bien. Y a algo tan bien explicado no le queda más remedio que existir. Ya lo bautizaremos después.

  24. Acababa de poner hace unos días el belén cuando veo en La Marimorena a unos que se presentan como neoliberales pegando voces porque la izquierda no respeta el derecho a la libertad de educación. Al trastero el belén.

  25. Cosas que en materia educativa está obligado a pensar el buen liberal:

    – El derecho de que a tus hijos no se les prohíba cursar dichos estudios por otros motivos que su nota insuficiente en el examen de ingreso no es el mismo derecho que el de no pagar por cursarlos.

    – El derecho a que tus hijos reciban la educación que te salga de los cojones -éste sí que es un derecho básico- no forma parte del derecho -da igual si formal o material, burgués o comunista- a que tus hijos cursen los estudios necesarios para obtener títulos académicos.

    – El derecho cojonudo no implica, aunque tampoco lo niegue, la abolición de los programas oficiales de estudios. No la implica tampoco la libertad de elegir colegio, o de educarlos en casa. Sea público, privado o doméstico, el programa oficial es el mismo.

    – No tratándose de animación cultural -cultura, en adelante- sino de educación, lo que deba ser objeto de estudio no depende de la demanda social. En un asunto de tal gravedad manda el espíritu de la época, lo que en un determinado momento histórico -ojo, histórico, no del año- se considere como científica y moralmente valioso; no, la afición de los padres al periódico, a la brisca, a visitar monumentos…

    – Creencias como la de que existen unos individuos con alas, con los que podemos comunicarnos a través del rosario, no deben formar parte ni como materia optativa de ningún plan oficial de estudios.

    – Dicho lo anterior, el buen liberal se conformará con que la catequesis quede fuera del horario escolar, sin empeñarse en que salga totalmente del colegio, del mismo modo que caben en él tantas distracciones honestas demandadas por los padres. El liberalismo no es un festival de blasfemias ilustradas, una borrachera de ateneo.

  26. A todos y todas, abrazos virtuales. Con unos más apretados y sentidos. Con ellas besos de mejilla al aire para no estropear el rouge ese de labios y no airear demasiado la laca de pelo.

  27. (A la vista del algunos desórdenes y carencias de mi comentario anterior, pido a quien esté de guardia que lo cambie por el que sigue:)

    Algunas cosas que en materia educativa está obligado a pensar el creyente que además quiera ser liberal:

    El derecho de que tus hijos puedan recibir formación religiosa no es el mismo derecho que el de que puedan recibir formación religiosa en cualquier colegio. El primero es un derecho fundamental; el segundo es un derecho porque así lo han querido los estados español y vaticano.

    El derecho de que a tus hijos no se les prohíba por otros motivos que su nota insuficiente en el examen de ingreso cursar los estudios necesarios para obtener títulos académicos no es el mismo derecho que el de no pagar nada por cursarlos; del mismo modo que tu derecho a viajar libremente no obliga a los demás (por ahora) a pagarte el viaje.

    El derecho de que tus hijos reciban la educación que te salga de los cojones -éste sí que es un derecho básico- no forma parte del derecho -da igual si formal o material, burgués o comunista- de que tus hijos cursen estudios académica y laboralmente relevantes.

    Aquel derecho tan cojonudo no implica, aunque tampoco la niegue, la abolición de los programas oficiales de estudios. No la implica tampoco la libertad de elegir colegio, o de educarlos en casa. Sea público, privado o doméstico, el programa oficial es el mismo.

    No tratándose de animación cultural -cultura, en adelante- sino de educación, lo que deba ser objeto de estudio no depende de la demanda social. En un asunto de tal gravedad manda el espíritu de la época, lo que en un determinado momento histórico -ojo, histórico, no del año- se considere como científica y moralmente valioso; no, la afición de los padres al periódico, a la brisca, a visitar monumentos…

    Creencias como la de que existen unos individuos con alas, con los que podemos comunicarnos a través del rosario, no deben formar parte ni como materia optativa de ningún plan oficial de estudios. Al menos durante un par de siglos, que pasan volando.

    Dicho lo anterior, el buen liberal, aunque no sea creyente, se conformará con que la catequesis quede fuera del horario escolar, sin empeñarse en que salga totalmente del colegio, del mismo modo que caben en él tantas distracciones honestas demandadas por los padres. El liberalismo no es un festival de blasfemias ilustradas, una borrachera de ateneo.

  28. De 1974 a 1983 y coincidiendo con estos días Navidad el poeta Pablo García Baena envió a su amigo y también poeta Vicente Núñez canciones y poemas, que después Hiperión reunió y publicó bajo el título Gozos para la Navidad de Vicente Núñez. El primero de esos “gozos” o “juguetes navideños”, que parecía escrito para Doña Procuración, decía:

    ENSALADILLA DE NAVIDAD
    La ñora y la aceña,
    madroños, la braña,
    lueñes los rebaños,
    añil la montaña,
    armiños que añudan
    piñas y castaña.
    El gañán ordeña.
    Gruñe y acompaña
    al puño mañoso
    la pezuña huraña.
    La campiña tañe
    zampoñas de caña.
    Retoña la viña.
    Pequeña, la araña
    su pañuelo-enseña
    ciñe a la espadaña.
    La dueña, en escaño,
    corpiños de laña,
    el paño tenido
    con alheña extraña,
    hiñe en los barreños,
    piñatas apaña,
    cañutos aliña,
    gañotes rebaña.
    Bruñen ruiseñores
    mañanas que empaña
    la leña, gañidos,
    cañada y cabaña.
    Plañen añafiles:
    -Señora y compaña…
    El Niño soñando
    la norba…
    Y España.

  29. La cena de hoy consistirá en langostinos de Sanlucar y cordero burgalés. Habrá Grand Cuvèe, pero no Krug sino Bollinger, que tiene un precio mas ajustado. Como ven ningún comentario cae en saco roto.

  30. Abro El País, y una de las primeras cosas que leo es que una familia real debe distinguirse del resto por el prestigio bien ganado, pero noto que se le ha olvidado al autor precisar que, tratándose de una familia real, ese prestigio bien ganado no puede ser otro que el propio del que obra milagros y cosas así de estupendas. Naturalmente, a ello también ayuda que haya un público capaz de percibir esos portentos.

  31. En Val Thorens nieeva.
    Nochebuena especial!
    Agotados con una cerveza al fuego mientras mi pequeño acurrucado juega pensando en Papá Noel.
    Os deseo salud sobre todas las cosas. Con salud se ama, se siente y se lucha por la vida.
    SALUD, compañeros de vida!

  32. Ya saben ustedes que, por motivos personales, acompañados de una cierta curiosidad gratuita, sigo las noticias sobre los nuevos fármacos contra el VHC, a cuya alta eficacia le corresponde -no tacharé de irracional esta correspondencia- un precio no menos elevado.

    Aunque mis motivos para ello pudieran estar contaminados de un cierto masoquismo, comprendo el cabreo contable del que tiene que afrontar unos gastos no previstos. A ver de dónde saca la administración el dinero porque a los laboratorios les haya dado por satisfacer la necesidad -¿innata o adquirida?- que tiene la gente de no morirse jamás.

    Pero no están los tiempos para que venga Estado alguno a poner la mínima pega, ni siquiera mala cara, a esa necesidad tan sentida de no morirnos nunca, so pena de ser tachado de asesino por negarse a luchar contra la mortalidad humana, sin que importe a nadie que no haya medios suficientes para la enormidad de la tarea.

    A la administración no le queda otra que pagar, a la vez que retrasa todo lo que puede el pago. De ahí la lentitud de los tramites que van desde que un laboratorio viene corriendo con la noticia de que ha descubierto un tratamiento hasta que, por fin, los pacientes lo reciben. Eso ha estado haciendo el ministerio de sanidad durante un año con alguno de estos fármacos que tan bien combaten el VHC.

    Pero todo tiene su fin. Acaba de ser publicada la guía interterritorial que prioriza a los candidatos a tomarlos gratis. Las solicitudes de tratamiento gratuito ya están en las ventanillas. Parecía que sólo quedaba responder, uno por uno, a los solicitantes.

    No, señor. Acaba de saberse que aún queda otra fase: aprovechar las quejas por la falta de generosidad de esa guía para prometer su enmienda, una enmienda que llevará su tiempo, seguro. Ya se habla de la necesidad de una investigación estadística como condición necesaria para redactar un informe general que haga posible la regulación de un programa total de uso de las nuevas medicinas.

    Más que de tontos parece de muy listos haberse olvidado de realizar esos estudios estadísticos durante el año que se ha pasado el ministerio negociando con los laboratorios. Ahora le llevará otro año dicha tarea estadística, o la de convencerse del todo de que sería bueno ponerse con ella algún año de éstos.

    Tampoco parece fácil que sea capaz nadie, por muy ministerio que sea, de redactar jamás un portentoso plan nacional, completo, definitivo y absoluto para el uso de unas medicinas que aún no han aparecido, como las que se avecinan para el tratamiento del VHC. De perder el tiempo, sí, máxime siendo un ministerio.

    Pero no todo va a ser vivir, y encima gratis, me digo fijándome ahora más en los destrozos idiomáticos que provocan tales tejemanejes. Siempre será motivo de mucho entretenimiento ver cómo usan las autoridades todo clase de quincalla verbal, entre la que incluyo la que rinde tributo al avance, la innovación, estar al día y cosas así. De una administración conservadora cabría esperar un poco más de decoro en este punto. Inútilmente. El ministerio de sanidad, como respuesta a las protestas por la miseria en que se basa la guía que acaba de publicar, habla de la necesidad de actualizarla. ¿Actualizarla a qué si acaba de ser publicada? Muy sencillo: a lo que aconsejaban los expertos que se pusiera, y no se puso, en esa guía. Actualizar es la manera ministerial de referirse a la corrección de un error.

  33. En su análisis navideño, el rey ha dicho que nuestra fuerza es la suma de nuestras diferencias. Joder, palabras así tranquilizan, te hacen ver que estás en buenas manos.

  34. No sólo el rey, también yo he recapitulado, y con igual profundidad, sobre lo sucedido a lo largo del año. Ha habido cosas buenas y cosas malas.

  35. Desde el fondo de las alpargatas lo digo: no sé si es buen consejo ése de estar sanos con el fin de luchar por la vida. A uno se le pasan las ganas.

  36. Al acostumbrado no digo que tengan que impresionarle, pero a los que no leemos mucha poesía sí, cosas como ésta de Blas de Otero:

    “[…]
    viene la nieve
    cae
    poco
    a copo
    […]”

  37. Si el motivo para que sane es el de poder hacer todos esos abdominales que me mantendrán muy sano, se van a ir ahora mismo a tomar por culo todas mis boticas. Y, si el fin de mantenerme muy sano, una vez sanado, es el de luchar por lo que estimo, se me quitan definitivamente las ganas de encontrar algo que estimar.

  38. Un padre debe aprovechar una noche como la de hoy para reunir a todos sus hijos, legítimos y bastardos, en torno a él. Y, si es capaz de ver más allá del mazapán, les advertirá de que el recién nacido pronto estará en la cruz. Hay que ser previsores.

    – ¿Voy haciendo ya las torrijas?

  39. Ahora que le iba cogiendo el punto al cinismo, va y se pasa de moda. Pero no me importa: también me tira el mensaje severo, la gravedad doctrinal, el blanco y negro. A otra gente le pasa lo mismo, por lo que se ve. Somos un nicho del mercado cultural, y lo saben las distribuidoras cinematográficas, que ponen a nuestra disposición el nuevo cine religioso, de una religión a palo seco, a lo báltico, sin guitarras ni quenas ni hostias.

  40. Hoy AE hace desmesurado elogio del ripioso Sabina, nuestro Dylan, pretende. Oh, cuánto daño ha hecho el romanticismo, fecundador de paisajes, naciones, poetas y exégetas de los poetas.

  41. Gengis, el año que viene nos vamos a emborrachar para celebrar la victoria sobre la puta burocracia.

    Sabina es grande.

  42. He llegado a una conclusión terrible: los músicos no saben de música.

    (Adapts, tienes permiso para ciscarte en los míos hasta cuatro generaciones más allá)

  43. Estuve en un concierto de Sabina&Serrat allá por el 2007. Era en el pueblo cercano al Zulo y fue perpetrado al aire libre. Había múltiples barras donde vendían cubatas, allí la gente se arremolinaba en busca del enésimo mientras la provecta parejita cantaban a dúo dolientes canciones de amor. No sé cuantas noches….gorgojeaban…

  44. Conocí la poesía de don Antonio a través de Serrat ¿Cabe mayor disparate? Sabina&Serrat representan lo peor de España, la de la cultura bajuna, la del Frente Atlético, la del Cojo Manteca, la del caganer y los calçots, la de los naipes trucados…

  45. Adapts, no hay nada mas pesao que esperar a que un músico empiece una canción después de que le digas “tócate algo, Manolo”. Dos horas afinando una cuerdecica, dos horas carraspeando, dos horas empezando de nuevo porque el si menor le sale mayor, etc. Y luego va y te toca una de los Beatles.

  46. De Serrat me gustan cuatro canciones, de Sabina muchas más. No soporto el tembleque de Serrat cuando canta. Arrggghhh. La mayor cagada de Serrat fue sacar aquel disco de Miguel Hernández con la bandera anarquista en la portada. Vacuidad intelectual absoluta.

  47. Le pones una obra maestra (de alta o baja cultura) a alguien que sabe de música y se pone a bailar, a pegar botes, o se queda en trance, o llora. Se la pones a un músico y fruncirá el ceño y te dirá que en no sé qué compás el segundo bajo tenía la tercera cuerda floja y que qué asco, etc.

  48. ¡¡Feliz Navidad a todos los perros y hombres de buena voluntad!! Ser buenos y comersen el turrón moderadamente, no hagáis llorar al niño Jesús. Y cantar villancicos autóctonos, no esas cantinelas extranjerizantes tipo “vintisín da dasembre, diversión, diversión, diversión”.

  49. Oiga Gengis, ayer hice torrejas porque los de ascendencia cantabrona las comemos en Navidad y les llamamos torrejas, no torrijas.

  50. ¡Anda Satur! ¡Cómo el Rey JC!
    Los López de Heredia siguen con la tradición y son reacios a modernizarse, es la marca de la casa.
    Yo fui con un Amaren fermentado en barrica, pura viura y malvasía, y después con un Viña Ardanza, aunque los viejos del lugar le dieron al 904.

  51. Les recomiendo que cambien de religión o, en su defecto, de familia. No saben lo que me están dando de sí estos días. Por ejemplo, a estas mismas horas mientras millones de españoles están atrapados en sus familias , yo ando escuchando a los Animals y mirando fotos de bisontes.

    ***
    Como soy un animal sentimental el regreso del hijo pródigo me emociona. Pero qué quiere que le diga, no sé cómo se come al Kit con Mario Mandzukic, y yo desde lo Bilbao me he vuelto de Griezmann.

  52. A mis brazos Pirata, por esas que ayer pensé lo que propone, recordé vagas teorías de mi abuelo reciocastellano respecto al origen hebreo de mi apellido: todo para explicarme porqué me llevan los demonios cuando leo-oigo “feliz” cuatrocientas veces en dos días. El caso es que la alegría de mis próximos lo justifica, pero pero pero.
    Anoche, cena de 25, sin contar la mainada. ¿Cómo no despertarme con un dolor de cabeza que ni 5,5 km al trote ha atenuado? Suerte del binomio tiempo&industria (farmacéutica, claro)

  53. Tomo nota, no se me vaya a olvidar: al año que viene, borrachera con Brema. Será grandiosa, wagneriana, oceánica; de las de dejar el hígado hecho polvo.

  54. 24 de diciembre de 2014 a las 19:55 Juli0

    Qué gozo preciozo, qué joya, Juli0 (Juli0: qué joya). Gracias.
    ***
    Gengis, para Noche Buena buena, la suya. ¿Quedan torrijas? Nunca he probado las de vino, aunque recuerdo vagamente la costumbre de mojar pan en el vino. Que ahora mismo no sé si me lo estoy inventando o el recuerdo procede de alguna torrija, cogorza o papalina gorda tras una cena, por ejemplo.
    (¿Tengo que poner todavía «feliz navidad» al terminar? ¿Se ha ido ya la bofia? ¿Somos por fin libres y desgraciados?).

  55. Vi el discurso del Rey, creo que por primera vez en mi vida de súbdita. Pero estábamos pocos y mi hermana ¡quería! UUUY. ¿Para qué? Para empezar a hablar ella simultáneamente por esa boquita. Sufrí mucho, sufrí más que él, que padecía lo suyo pero no conoce a mi hermana ni la tenía al lado. Yo no podía dejar de mirarle las manos. Que se las aten, que las meta en los bolsillos, se las ponga a la espalda o que se cruce de brazos. Esos movimientos espásticos son un torpe remedo de la «naturalidad», el inconsciente sabe y no cuela. Hasme caso, Felipe, rey nuestro.

  56. 24 de diciembre de 2014 a las 10:25
    BREMANEUR
    Me acuerdo de que Calaza proponía siempre el menú tradicional gallego para esta noche: bacalao y berza.

    Como soy lento, me ha dado por pensar ahora que eso es un menú “pobrista”, muy navideño y de cristianos militantes en la morigeración. Como el menú de coliflor o porrusalda (puerros con patatas a veces ilustrados con bacalao) o intxaursaltsa (una pasta de nueces), que más que recuerdo folkclórico me suenan a exhibición premeditada de piedad cristiana en las fechas del amor fraterno.
    Yo, naturalmente, soy partidario del lujo efímero de la comilona anual, como si no hubiera un mañana, con acumulación de grasas, puturrús, ibéricos, mariscos, corderos, tartas, vinos y espumosos. Mi idea del socialismo es vagamente aristocrática y pelín sueca (de Ikea): socializar el lujo. Todos ricos.

  57. Procu, seguramente lo que usted recuerda es el pan con vino y azúcar que nos daban para merendar. Lo tengo en la punta del olfato ahora mismo.

  58. El País da hoy algunos consejos para librarse de un pelma sin necesidad de ofenderlo. Destaco éste: “Si ambos estamos de pie, podemos proceder a separarnos de la otra persona mediante pequeños pasitos casi imperceptibles”.

  59. Dudo mucho de la eficacia de lo que recomienda el periódico que se haga en presencia de un pelma. Conmigo no sirve.

  60. 25 de diciembre de 2014 a las 21:56 Gengis Kant
    Procu, seguramente lo que usted recuerda es el pan con vino y azúcar que nos daban para merendar. Lo tengo en la punta del olfato ahora mismo.

    No, Gengis. Yo, pan con natas y azúcar. Sí me daban vino quinado antes de comer, para abrir el apetito, decían. Apetito entonces se cerraba más en banda y yo agarraba unos mareos que no me parecían nada agradables. Ahora en cambio me gusta mucho el vermú, ya ve.

  61. Acabo de paparme enterita la actuación de Tony Bennett con Lady Gagá
    Ya tenía buen concepto de ella, aunque la había escuchado solo algunas veces por casualidad. La chica es una fenómena, buena técnica, buena voz, se divierte y es capaz de crear espectáculo sin toda su parafernalia habitual, sólo con su presencia, incluso cantando Jazz.

  62. Gozos para la Navidad de Vicente Núñez (2)

    CAUTELAS DE JOSÉ Y PACIENCIAS DE NUESTRA SEÑORA

    Si en tan mal hora llegáis,
    ¿cómo venís norabuena?

    -Porque ha de ser Nochebuena
    este Diciembre en que estáis.

    -Vaya horas de parir
    entre los yelos, Señora.

    -Callad, José, que a deshora
    el Alba quiere salir.

    -¿Qué alba, si en la campana
    las doce dan en Belén?

    -Contáis doce y contáis bien,
    más ved el Sol en la grana.

    -Sólo faltaba la grey
    pastoril: Blas, Mingo, Sancho.

    -Como el estrado es tan ancho
    bien pueden ver a su Rey.

    -Para abrigarle, arambel
    de fustán sólo tenemos.

    -Cibelinas son los henos
    si duerme en la paja Él.

    Pablo García Baena

  63. En 2014 me ha pasado lo que toda persona sueña. Diez años de indiferencia de aquél que amas en secreto se convierten, de súbito, en diez minutos de ardiente pasión. El deseo convertido en realidad.

Los comentarios están cerrados.