Viaje de Friedrich Albrecht Holger Schneiderseggsmühlenhausenhofenweg por España (no para)

humboldtpor el Camarada Sërgëi.

Habíamos recorrido lo que, a nuestro parecer, eran pocas leguas camino de Barcelona, cuando nos salió al paso un miembro cuya apariencia le situaba inopinadamente dentro del estamento de los campesinos, y que llevaba una curiosa boina roja muy larga, como la liga estirada de una gorda, que diría el conde Von Holmen. Nos acercamos a él con las fórmulas de cortesía habituales hacia este particular tipo de humanos: «¿qué, se barrunta granizada?», «¿mucha berza este año?», etc., y nos respondió en un lenguaje que nos pareció harto incomprensible y asaz gangoso. Le preguntamos a Herr Bremenhauer, experto en lenguas, dialectos y variantes fónicas, y bien corrido nos dijo que no acertaba a saber qué parla era aquélla. Después de interrogar de nuevo al representante del estamento campesino, con el fin de acotar campos semánticos para encontrar palabras cuyas raíces nos explicaran el origen y desarrollo de su lengua, Herr Bremenhauer dictaminó que se trataba de un francés oriundo de algún remoto y aislado terreno pirenaico. Nos sorprendió mucho, porque parecía que nos hallábamos en un valle y no en zona montañosa, pero como Herr Bremanehauer se enfada mucho si se le lleva la contraria, decidimos que tenía razón. Después de reunirnos en conciliábulo constatamos que nos habíamos perdido, orientando nuestros pasos hacia el norte y no hacia el este, y que si queríamos llegar a Barcelona habíamos de dirigirnos hacia el sur. Así hicimos. Distrajimos la pesadez del camino recolectando berza silvestre para hacer chucrut y en un santiamén nos plantamos en una hermosa ciudad que le decían Castellón. Hallamos fonda y fuimos recibidos con hospitalidad inmejorable. Acudimos a una casa de comidas con la esperanza de que allí, por fin, nos ofrecieran salchichas y codillo, pero nos llevamos una gran sorpresa al probar por primera vez el «arroz», que es lo único que se ofrece allí, además de los macarrones con chorizo, como en el resto de España. En esa zona al arroz guisado lo llaman «paella» y más adelante tuvimos dificultad a la hora de pedirla en fondas y mesones, porque quedábamos atascados fonéticamente en «el paela» y no nos entendían. La paella es una comida de cocineros vagos. Ponen arroz, ratas y verduras en una sartén grande al fuego, le echan agua y ya no tocan nada hasta que se termina de hacer. En cualquier caso, es plato de gran sabor y comimos quilos y quilos. Herr Bremenhauer se puso un poco pesado después de beber dos botellas de vino y no paraba de repetir el chiste, en español: «¿Paella? ¡No, pa’ mí!». Las primeras doscientas cuarenta y siete veces nos hacía una gracia tremenda, pero a partir de ahí el declive fue evidente, las risas decayeron, comenzó el mal humor y en el hartazgo final Herr Schweinbier le partió la cabeza con una botella de pacharán que nos habían ofrecido como «cortesía de la fonda». No hubo que lamentar daños, porque Herr Bremenhauer está muy acostumbrado a que le partan la cabeza con botellas de Eierlikör.

Seguimos camino hacia el sur buscando Barcelona y de repente nos hallamos en Valencia. Es tierra singular, muy parecida a Castellón, aunque de costumbres harto más bárbaras. Gustan mucho de gastar pólvora y se pasan el día tirando petardos y tienen lo que en principio nos pareció un buen gusto exquisito, ilustrado: queman unos muñecos de papel prensado que son feísimos. Cuál fue nuestra sorpresa al saber que esos muñecos también los hacían ellos. Su búsqueda por la perfección es admirable y esperamos que un día aprendan a hacer muñecos bonitos y no tengan que quemarlos.

En Valencia parecen devotos de las tesis revolucionarias francesas. Aquí la igualdad consiste en abolir el nombre. No hay Ludwigs, Franzs, Ottmars, etc. (o sus equivalentes españoles, Damaso, Efrén, Obdulio, etc.), sino que todo el mundo se llama igual: Che. Así, se dicen entre ellos: «Che, pásame la sal; Che, vamos a misa; Che, quién juega hoy en Mestalla». Al revés de lo que podría pensarse, no hay caos alguno y todo funciona a la perfección. En Valencia también comimos paella, que se elabora de forma distinta a la de Castellón: varía la carne (pato en vez de rata) y las verduras (pimiento verde en lugar de pimiento rojo y tomate grande en lugar de tomate pequeño). También comimos quilos y quilos de arroz.

Seguimos camino del sur en busca de Barcelona y llegamos a Alicante. Allí nos dimos cuenta de que habíamos herborizado poco, y que aquello nuestro parecía más una merendola que una expedición científica, así que nos fuimos a la playa a estudiar las algas. Estudiamos muchas algas y nos pusimos rojos y recortamos nuestros borceguíes de forma rústica y los llamamos, a propuesta del lexicógrafo Herr Bremenhauer, «chanclas». También recortamos nuestros gregüescos, muy descoloridos por las vicisitudes del viaje, y decidimos llamarlos «bermudas». Así caminamos por la playa y por los puestos de paellas ante la asombrada mirada de los indígenas y nuestra muelle comodidad.

He de señalar que comenzamos a sentirnos muy mal, a tornársenos la color morada y a agriársenos el carácter, y descubrimos que el arroz —¡importante hallazgo científico!— impedía el normalizado tránsito intestinal. Después de anotar síntomas y causas y de dibujar plantas de arroz muy bonitas en nuestros cuadernos de viaje, contraatacamos con ingesta masiva de ciruelas y algas, lo que provocó enormes colas frente a las cuadras y otros rústicos lugares donde teníamos permiso para evacuar. En cualquier caso, teníamos de nuevo espacio para llenarlo de arroz, así que nos fuimos de nuevo a comer paella. En Alicante también varían la forma de elaboración, y aquí le ponen sapos y langostinos, además de guisantes y pera confitada. Después de haber probado los tres tipos de paella regionales, decidimos en público conciliábulo que la mejor paella era la de [aquí se acaba el folio 654 de la relación; el siguiente folio se ha perdido. Nota del traductor]. (Continuará)

151 comentarios

  • Resulta estremecedor el desastre causado por los llamados valores occidentales. Tanto la democracia liberal como el sistema de ciencia han provocado un marasmo de injusticias y atraso en el conocimiento descomunal. Cuando se comparan sus resultados con los de sociedades organizadas a partir de valores tales como los que alientan el comunismo o el islamismo, las diferencias son ostensibles.
    Cuando la visión de Houllebecq se haga realidad también en España, habremos alcanzado el paraíso.

  • Qué buena la caricatura de Houllebecq! Me llamó la atención que ayer Juaristi lo comparara con Céline. El pobre Modiano, como le han dado el Nobel, ya no puede estar en ese parnaso de malditos que tanto (nos) gusta.

  • Yo, que estoy muy fatal, declaro con cierta cordura a pesar de todo, que estoy mentalmente bastante mejor que todos los que salen en esta película, incluído el Netanyaju ése.
    (Si lo que no entiendo es cómo no pasan más cosas, madredelamorhermoso. Y héteme aquí, en el pozo)

  • Acostumbrado a ir de izquierda a derecha y de arriba abajo, negro sobre blanco, soy incapaz de leer, o lo que haya que hacer con ellos, esos libros de idiomas abarrotados de colorines, muñecos y palabras flotantes. Lo mismo me ocurre en filosofía cuando me ponen ejemplos; sólo los entiendo si he entendido aquello de lo que son ejemplos.

  • Qué claro hubiera quedado lo que pensaba Platón del bien supremo si no le hubiera dado por compararlo con el sol.

  • Falta cultura del aburrimiento. Ni siquiera la moral, empeñada en que andemos ocupados buscando el bien y rehuyendo el mal, sabe qué hacer con él. Por esa falta de hábito, la gente se pone muy nerviosa cuando se aburre, y reacciona de un modo histérico y desmañado. En vez de cultivarlo con mimo y arte, sale despavorida; es decir, se distrae.

  • Sin ir más lejos, Gacho se salió del cine porque le aburría la película. Como si eso fuera una razón.

  • Me lo comentaba hace muchos años (1997) una compañera de trabajo, ante la peña insoportable a la que teníamos que atender: la gente no sabe aburrirse.

  • (¡¡QUE YO NO ENTRÉ EN NINGÚN CINE, JODER!!! <—

    la gente se pone muy nerviosa cuando se aburre, y reacciona de un modo histérico y desmañado.

    Y la película la ví e-n-t-e-r-i-t-a, coño, ¿pues no la elegí yo?, tuve que aguantar.
    Y dejadme en paz que tengo examen)

  • (¿Por qué no ha funcionado el QUOTE?)

    la gente se pone muy nerviosa cuando se aburre, y reacciona de un modo histérico y desmañado.

    —> ¡¡QUE YO NO ENTRÉ EN NINGÚN CINE, JODER!!!

  • Paella de sapo con pera confitada, ¡ÑAM! Que no termine nunca el viaje, camarada.
    Echo de menos al pánfilo del cazamariposas de las otras ilustraciones, me chifla.
    ***
    A mí también me chocó que Juaristi dijera en el artículo de ayer que Houellebecq es el mejor novelista de Francia. Pensé que era una exageración al calor de las circunstancias.

  • 12 de enero de 2015 a las 13:20
    PROCURO FIJARME
    Echo de menos al pánfilo del cazamariposas de las otras ilustraciones, me chifla.

    Tus palåbras søn órdenës, Prøc. Si el Camaråda Sërgëi sîgue la sërîe dibujarë de nûevø al pånfilø. El prøblëmå vendrä cøn el paaîsajë de føndø. ÇhøpSuëy deberîå pagårmë un viajë a Mûrciå o a døndë vayån ahøra, para cøpiar biën los årbølës y esø.

  • “[…] tout le malheur des hommes vient d’une seule chose, qui est de ne pas savoir demeurer en repos dans une chambre”.
    Pensées, Blaise Pascal, éd. Gallimard (édition de Michel Le Guern), coll. Folio classique, 1977 (ISBN 2070316254), fragment 126, p. 118 (texte intégral sur Wikisource).

  • Qué bien, ya han quitado de las portadas digitales «lo de Francia» y ocupan su espacio las tetas ganadoras a los Globos de Oro. Y esta tarde lo ocupará el hermano de la Ronalda: si gana el balón de oro, porque lo gana; si no lo gana, por los lagrimones. Me cago en la puta de oros.

  • Mudanza hecha, cienes y cienes de cajas todavía por vaciar, pero pasito a pasito iremos terminando.
    Supongo que podré asomar por aquí, cada vez un poco más. No se librarán.

    9 de enero de 2015 a las 17:47
    marquesdecubaslibres . .

    Justo Gengis, no soy partidario del ateismo ni del escepticismo radical, pues tal condición deviene en creencia. Propugno, y practico, un catolicismo cultural exento de fe y, sobre todo, reirme de la vida como forma de supervivencia.

    Bien, llevo varios blós seguidos, es decir años, escribiendo que hay que fundar el “Partido de los Cristianos Ateos” e implorándoles su implicación, porque algunos de ustedes están en posición de intentarlo.

    11 de enero de 2015 a las 10:58
    Bremaneur . .

    También banearé a quienes nieguen que la paella albaceteña está muy por encima de la paella valenciana.

    Eres un agente provocador, pero no caeré.

  • Parece que la Bellpuig está preparando unas oposiciones a “oficial administrativo”. Pensaba que existiría una edad límite para poder presentarse.

  • «Aquellos pueblos que poseen una historia más vieja, una cultura más hecha, los que más han contribuído a la civilización son, precisamente, los que mejor saben sonreír y toman con mayor ligereza, bromeando sobre sí mismos, su cultura y su historia. La ironía, la sonrisa, el chiste frívolo representan el más alto grado de la comprensión: es igual a la condescendencia del abuelo ante el acto impulsivo del niño que ve desarrollarse… También en la Rusia antañona existían gentes que sabían sonreír. ¿Recuerda la ironía de Gogol, de Chejov, de Advenchenko? Pero, desgraciadamente, aquellos tiempos pasaron… Sabemos, sin embargo, que también en esas épocas reinaban la arbitrariedad y el despotismo. Mas, de todas maneras, siempre había un resquicio abierto por el cual, aunque con harto peligro, podía, de vez en vez, piruetear el ingenio… Hoy ni siquiera existe una ranura invisible».

    (José Antonio Rico. En los dominios del Kremlin)

  • 12 de enero de 2015 a las 15:55 Adaptaciones
    Mudanza hecha, cienes y cienes de cajas todavía por vaciar, pero pasito a pasito iremos terminando.

    Cienes y cienes de cajas… Pues yo tengo una estantería pequeña nueva (para la única esquina que me quedaba para emparedarme en mi gruta): eso sí que es un problema y no lo suyo, Adaptaciones. Pero yo, eh, YO ni siquiera lo digo ni me quejo, de puro sufrida y sobria. La tengo vacía porque se me ha levantado uno de esos dilemas interiores: ¿adición al conjunto? sencillo pero inútil; ¿reestructuración del todo? necesario pero increíblemente costoso. Y aquí me tienen, disfrutando del paralís. A ver si para el verano ya…

  • Gengis, usted se aburre o cómo Pascal se queda tranquilo en una habitación? Y qué piensa de las mujeres y el tedio con sus deseos íntimos e interiores.( Pregunto con trampa, claro).
    Porque la literatura dió y da para muchachas histéricas que lejos de distraerse con el trabajo se dieron sl vicio de aburrirse con consecuencia de adulterio,

  • La noticia Perro, la celebro. Dejé ha tiempo comentar mis cosas sobre el tema. Inundé mucho en sitios equivocados.

  • «En su cuenta de Twitter, Pernando Barrena ha señalado: “La sed de venganza del Estado no tiene límites: acaban de detener a los abogados que tumbaron la doctrina Parot en Estrasburgo».
    Pernando Barrena es genial, es uno de mis favoritos. Almudena también me gusta mucho. Confieso que de vez en cuando leo su columna, esa necesidad de hervir que tiene una en enero. Por ejemplo, hoy dice que adónde va el ministro con la represión si todos sabemos que, contra el fanatismo, libeltad.

  • Entre los obituarios de Pepe Arias, me ha gustado el de César Pérez de Tudela. Sin dejar de mencionar sus éxitos deportivos, destaca sobre todo sus cualidades personales: “…uno de los grandes campeones de la amistad” …”un hombre que se preocupaba más del bienestar de los demás que de sí mismo” …”el gran caballero del esquí, repleto de afecto, atenciones y educación… “. Doy fe.
    http://blog.cesarperezdetudela.com/2015/01/08/ha-muerto-pepe-arias-el-gran-campeon/

  • He seguido atentamente esa noticia, Perroan. Lástima no haber visto en la lista el nombre de la mayor puta del reino, hija de puta, nieta de putas, bisnieta de putas y así sucesivamente: Jone Goirizelaia.

  • Mercutio, me haces un favor: te ves Headhunters, pilíncula noruega de Morten Tyldum, de 2011. Es cierto que el prota es un enano que bebe San Miguel y que hay persecuciones en tractor, granjeros que parecen de Olot, polis gemelos gordos y perros empalados, pero es una peli de amor. Luego me cuentas.

  • De entre todos los gilipollas que han abierto la bocaza estos días, para mí los peores han sido los gilipollas católicos. Muy por encima de los gilipollas izquierdosos.

  • Me encuentro en el blog de SG con que hay una etiqueta de tuíter «Je suis basque», por las detenciones de hoy. ACOJONANTE, no; lo siguiente. Pues he ido a mirar y no puedo dejar de poner el de Arnaldo Otegui, el hombre que habla con los curas:

    Arnaldo Otegi ‏@ArnaldoOtegi 12 hHace 12 horas
    El sacerdote Alex Reid me dijo: “cuanto mas razonables sean vuestras posiciones, mas agresiones sufriréis” #eltiempodelasluces #JeSuisBasque

    Porque el nacionalismo y el islamismo no tienen nada que ver. Ni sus madres serán seguramente putas, hijos de putas.
    Ya lo dejo, una cosa es hervir un poco y otra palmarla de la evaporación.

  • Los católicos que ante los asesinatos han abierto la bocaza para hablar de respeto y de provocación me recuerdan a los del «algo habrá hecho». Les escupo de mi boca, como dice la Biblia, ese tebeo para tarados.

  • (La Biblia està bien para conocer las costumbres de hace más de dos mil años.
    Y a mí el NT y algunas cartas me gustan. Me gusta, por ejemplo, lo de “ya puedo hablar las lenguas de los hombres y de los ángeles, que si no tengo amor, soy como una campana que tañe en el desierto”. Ay, eso es muy bonito.)

  • Cierto fijona, si sé del aburrimiento debo tener conocimiento empírico sobre ello o me basta con fé lo que cuentan otros.

  • La sala de baile Randy’s Rodeo de Dallas, Texas, era un garito infecto: desde el primer segundo del concierto no pararon de caer objetos al grupo. Una chica del público propinaba puñetezos a Sid, que por su parte escupía sangre a diestro y siniestro. Golpeó con el bajo en la cabeza a un chaval que intentó una represalia y gritó:

    “¡Vosotros, cowboys, sois unos putos maricones [fucking faggots]! ¡Podéis tirarnos lo que queráis, que no nos echaréis del escenario!”

  • Lo digo yo en dos patás. (Pero tú, Pedroantonio, piensa, que yo no…). Creo que la frase de Juaristi era que el problema del País Vasco es que había mucho hijo puta suelto. No hay calificativo ni diagnóstico más atinado. Una cuestión de natura. Pero es parcial, porque la justificación y el aglutinante social son ideológicos: nacionalismos, religiones, o sea, cultura, y esto significa un salto enorme. A mi modo de ver no es que no haya diferencia entre una cosa y otra, es que cuando corren de la mano es el acabose.

  • (Nobpuede ser que tenga que proponer algo tan simple:)
    Ahora imagínate tú, que unos padres vascos dan en adopción a su hijo recién nacido, y lo crio yo por ejemplo en Valencia, o Tare en Vigo, o Brema en Alemania, o el marqués en el pazo… ¿el niño es un hijoputa nacimiento? ¿o tendrá que ver la educación y crianza?

  • Procuro: ¿La Almudena que le gusta es la misma Almudena a la que inquietaba la jueza Alaya “por su tenacidad, por su resistencia, por su peluquería, por su maquillaje, por su habilidad para combinar prendas y complementos al entrar en su juzgado como si avanzara por una alfombra roja”? Porque a mí, la verdad, me inquieta más una cerda maloliente a la que parece que viste el mismo modisto que a la gallina Caponata que la magistrada.

  • Odio las paellas. Ya está. Y ora pongo paréntesis para decir ( me encantan, pero no pillo el punto del arroz y una que ferpecta…) Jo. 🙁

  • Le ruego, Perro, que su meditación sobre la naturaleza y la cultura no le lleve a la conclusión de que somos una combinación de las dos cosas. Nada de componendas ni enjuagues mentales; o una o la otra.

  • No niego el derecho a hacer distinciones dentro de la realidad a la gente que quiere evitar a toda costa verse limitada a afirmar nada más que el ser es y el no ser no, aunque debería bastar con saber esto y poco más para estar entretenido. Todo lo demás son minucias.

  • La escuela se pone al día: los alumnos meditarán sobre qué es una empresa, de dónde viene, cuál es su destino. La empresa, ¿nace o se hace?

  • La portada, magnifique .
    Cada vez se aprecia más el error en Irak, precedido del error en Afganistán, el primero (no el derivado de la masacre de 2001) alentando el salafismo para combatir a una URSS desmoronándose.
    No se pueden quemar etapas en el avance de la civilización (en general).
    *****
    Recomendé La isla mínima, que lo va petando. Me agrada acertar (¿?).

  • La extraña portada de Charlie Hebdo, con el «Tout est pardonné». Claro que la condición del perdón es Mahoma con el cartel «je suis Charlie, ese es el chiste. También puede ser que sea el propio Mahoma el que perdona.
    ***
    Gómez, Almudena es enorme.

  • Tomo nota, hermano Bremaneur. Lo de las persecuciones en tractor me la pone pina, que dirías tú mismo.
    – – – – –
    Ojito con sinonimizar radical con ultra, que me mosqueo. Yo soy un centrista radical; un centrista ultra es imposible. El radical considera que en su ideología hay dos, tres, seis puntos innegociables, irrenunciables. El ultra, simplemente, postula cosas que la mayoría jamás suscribirá de buen grado y, por lo tanto, es necesario imponerlas. Un radical (de derechas, de centro o de izquierdas) es demócrata, o no; un ultra nunca lo es.
    – – – – –
    A mí sí me ha sorprendido el poco ruido que ha hecho Tuite con la detención en masa de los abogados de Al Capone. Quizá sea porque tengo unos seguidos y unos seguidores muy aseados después de estos años, quizá la ETA ya no le importa una mierda a nadie, lo que tiene su punto pero también su peligro.

  • FUBO
    La elección de Cristiano Ronaldo como Becerro de Oro por segundo año consecutivo, tercero en su carrera, y sin que consten prácticas dopantes intensivas desde los doce años es una buena noticia para todos los amantes del deporte de los seis aluminios. Irrelevante, pero buena.

  • Nos gustan los modelos de superación. Gente que, partiendo de las más bajas cotas de la pobreza, le ha dado la vuelta a la frase de Groucho. Hasta que sale uno de verdad: Amancio Ortega, Cristiano Ronaldo o, un poco menos baja la cota, Angela Merkel. Entonces nos cagamos en sus muelas.

    Progresamos adecuadamente.

  • 13 de enero de 2015 a las 11:09 MERCUTIO

    Ojito con sinonimizar radical con ultra, que me mosqueo. Yo soy un centrista radical; un centrista ultra es imposible. El radical considera que en su ideología hay dos, tres, seis puntos innegociables, irrenunciables. El ultra, simplemente, postula cosas que la mayoría jamás suscribirá de buen grado y, por lo tanto, es necesario imponerlas. Un radical (de derechas, de centro o de izquierdas) es demócrata, o no; un ultra nunca lo es.

    Je suis radical.

  • Perroantonio, en este blog son casi todos unos radicales libres del copón. Menos el mucilaginoso Bremaneur, que es soriano.

  • Quiero advertir a los blasfemos que pastaron por aquí ayer que no es lo mismo reirse de Dios o del Profeta, que reirse del “verdadero” Dios o del “verdadero” Profeta, aunque éste no exista o sea un puro constructo mental.

  • Lo del premio al hermano de La Ronalda no será tan irrelevante cuando en las portadas de los digitales de hoy tenía el mismo protagonismo o más que las noticias no deportivas del día. En cualquier caso, mi respuesta a todo comentario sobre el premio al ariete del ganador del Mundialito será gggñññññuuuuuuuhhhhh.

  • Los comentarios de la prensa canallesca sobre balón pié me aburren, y los chicos que ven ese ir devenir esférico que va y viene, también.

  • Pues a mí me parece que es lo mismo. Porque esos dos, tres, seis puntos innegociables, irrenunciables puede que yo jamás los suscribiría de buen grado, y el radical los impone a la fuerza (puesto que son innegociables e irrenunciables).
    A mi me parece que aquí se están definiendo los términos según los puntos dan a entender. Que vamos, torturando los conceptos, al final dicen lo que queramos; pero que no. Ultra y radical son sinónimos.

  • Efectivamente, yo no soy radical, sólo un poco bruto.

    No sé si el premio al cani Ronaldo es merecido, o si es una buena noticia (a mí esos circos me sudan la polla), pero sí sé que es el jugador que más me ha hecho disfrutar del fútbol en los últimos tiempos, especialmente en aquella tremenda liga que hizo con Moriño. Ahora me hacen disfrutar más el Cebolla y Juanfran, pero bueno…

    No creo que las noticias sobre la eta se nos deban pasar desapercibidas. Sus simpatizantes, seguidores y en algunos casos miembros -es decir: quienes aún creen que los asesinatos de la banda han sido justos y necesarios- pueden copar el parlamento vasco. Poca broma. Por otro lado, siguen sin esclarecerse cientos de asesinatos cometidos por la eta. No se le puede dar un portazo a este tema. Ahora, que en el twitter no se hable de ello no me extraña nada. Ni siquiera me parece ACOJONANTE.

  • El asunto del “nature/nurture” ha dado siempre mucho juego, recuerden al radical Espada inclinando la balanza peligrosamente hacia la “nature”. Por mi parte, cierto que ya con un pie en el estribo, he visto la luz.
    Siguiendo al maestro Pinker, parece un hecho irrefutable que la violencia y las guerras han ido disminuyendo progresivamente a lo largo de los últimos siglos sin que en paralelo hayan habido cambios genéticos apreciables. Por lo tanto la mejoría en la convivencia social no puede ser mas que debida a la mejor situación económica y por ende educativa. Es decir, inclino la balanza hacia la “nurture”.
    Es importante entender que esta es una visión global, de poblaciones, que puede entrar en conflicto con casos individuales que todos conocemos de gente que ha recibdo una cuidadosa educación en la Sorbona y luego se ha convertido en un asesino de masas (véase el amigo Pol Pot).
    En resumen, que la educación y la cultura, hacen mejor a 9 de cada 10 personas. Tristemente una de cada 10 viene con defecto de fábrica y aquí la educación tiene el efecto opuesto, es decir, no se conforma con fechorías aisladas, sino que gusta cometerlas en serie.

  • A la diferencia que establece Mercutio entre ultra y radical le ocurre como a tantas cosas -y tan obvias- que se entienden perfectamente si no se definen.

  • Un ultra de centro es algo imposible. Presupuesto que un ultra es el que ha ido más allá de la raya, si se ha pasado desde el punto de vista de uno de derechas, es un ultra de izquierdas; si al revés, lo es de derechas. Radicales, o cabezones si se quiere, de centro sí puede haberlos.

  • Perdón: Si se ha pasado desde el punto de vista de uno de derechas, es de izquierdas (y no un ultra de izquierdas), y al revés…

  • 13 de enero de 2015 a las 11:56
    PERROANTONIO
    Todos sois Excalibur.

    En España no ha habido manifestaciones por el qué dirán. Los únicos que tienen capacidad de movilización ciudadana en España son los nacionalistas y los ultramierdas del Podemos y semejantes, al menos desde 2005. Y a esos lo que ha pasado en Francia les importa un carajo porque -según ellos- sirve para fomentar el capitalismo y el militarismo. A un pobre subnormal en FB le leí que los atentados se la sudaban porque la clase obrera está tan jodida en Francia como en Afganistán.

  • No es una objeción -si lo es, no soy consciente de ello- ni al marqués ni a Pinker advertir que, si la violencia hubiera aumentado, también se debería al medio ambiente, puesto que no ha habido en nosotros cambios genéticos apreciables.

  • Las convocatorias que hace la Iglesia Católica en defensa de la vida tienen una respuesta multitudinaria. También la tuvieron en su momento algunas convocadas como rechazo a ETA. Pero lo cierto es que hoy son patrimonio fundamentalmente de nacionalistas y extremistas de izquierda. Yo les dejaría a todos ellos que se manifiesten unos contra otros. Me ha gustado la reacción de los sevillanos ante la amenaza de Podemos de suprimir la Semana Santa.

  • No estaba en el código genético de Caín matar a Abel, porque no estaba incluido en el programa del hermano mayor el nacimiento de Abel y todo lo que conlleva ser Abel: hacerle a Dios ofrendas que le sean gratas y todo eso. Pero sí estaba en aquel código que, si nacía Abel, con todo lo que eso conlleva, Caín lo mataría.

    Añádase a ello que la no inclusión del nacimiento de Abel en la naturaleza de Caín no quita para que su nacimiento fuera algo natural. No hay que identificar natural con código genético.

  • No busquen en el código genético de ninguno de los seres que andan por la realidad lo que ésta llegue a ser. Mejor buscar en el código genético de ésta, donde tiene que estar todo bien detallado.

  • Gengis dice que un radical es un cabezón. Pues vale. Y yo digo que es un ultra (el radical, no Gengis, aunque vete tú a saber).
    Caín y Abel no existieron, estoy casi segura. Es una alegoría,segunda temporada de lo de Adán y Eva.
    ———————————
    Sí, no debería manifestarse nadie. La policía hizo muy bien de perseguir a los manifestantes hasta la estación de metro y zurrar hasta al que pasaba por allí. Sí, los de Podemos son unos mierdas y los del PP son unos guapetones todos. La gente que esté sin casa y sin trabajo ya lo dijo la Fabra, que ella y su familia son un dechado de virtudes: que se jodan. Además seguro que se lo han buscado ellos porque toda la vida han sido unos apestosos pulgosos. La clase media española no está desapareciendo, como los campos de exterminio nazi jamás exsistieron.
    ¿Qué más?
    Ah sí, hay que erradicar el islamismo, ok, pero la ocultación durante décadas por parte de la Iglesia católica de los abusos sexuales de curas a niños son patrañas inventadas por los anticlericales pulgosos.
    PP bueno. Podemos malo. Aunque los dos se escriban con P, de puta, palo, pedo y patraña.

  • Gacho, no es lo que jodes: es lo seguido. Podría resultar fascinante tu forma de retorcer una frase hasta conseguir que pretendas hacernos creer que dice lo que nunca ha dicho, pero como lo haces siempre, con cualquier argumento que se exponga aquí, sin método y sin gracia, la posible fascinación deriva en hastío.

  • Que sí, que sí, que lo que vosotros digáis.
    Vosotros no sois ultras. Y tú Brema, eres el poseedor de todas las verdades universales y en todo lo que dices tienes razón siempre. Nunca vas de un extremo a otro, y tú siempre, siempre, siempre, tienes método y gracia. Y lo mejor de todo es que nunca insultas ni ofendes a nadie, y encima eres una buenísima persona.
    El marqués tampoco es ultra. Ahora, rózale un pelín y verás dónde vas a parar.

  • De lo que estoy dudando es de la validez de esa distinción que se suele hacer entre lo que nuestra conducta debe a la naturaleza y lo que le ha añadido el ambiente cultural, y que consiste en decir que la primera nos da la disposición genérica mientras que la otra aporta la concreción.

    Según eso, Caín vendría programado para ser violento, pero no para serlo con su hermano, por envidia, el día en que lo fue, a esa hora y de ese modo. Estos detalles -se dice- los pone la cultura, la historia, la libertad…

    Tal distinción parte del error de confundir lo que tiene de natural todo lo que implica una determinada acción con el programa genético del sujeto de esa acción. Lo que tiene de natural, que es todo, va más allá.

    Con lo anterior no quiero decir que todo sea lo mismo. Me limito a restarle valor a la distinción más frecuente entre lo natural y lo adquirido. A mí me convence más la de toda la vida, más de andar por casa, entre las cosas naturales y las artificiales (que también son naturales, naturalmente).

  • 13 de enero de 2015 a las 13:17
    GACHOINLOWERCASE
    Que sí, que sí, que lo que vosotros digáis.
    Vosotros no sois ultras. Y tú Brema, eres el poseedor de todas las verdades universales y en todo lo que dices tienes razón siempre. Nunca vas de un extremo a otro, y tú siempre, siempre, siempre, tienes método y gracia. Y lo mejor de todo es que nunca insultas ni ofendes a nadie, y encima eres una buenísima persona.

    En esto te doy la razón. ¿Ves como no soy ultra?

  • Aunque con muy poca claridad, intuyo que la oposición entre lo natural y lo cultural nace de las ganas de meter con calzador en el campo de la conducta humana, que es como decir en el de la moral, una oposición universal y pacífica, como lo es la que se da entre lo natural y lo artificial.

    Una cosa es la pareja formada por los conceptos de fisis y de tecné, y otra, la formada por los de fisis y de nomos. Ni siquiera es la misma fisis la que aparece en los dos casos. En el primero es kata fiseos lo que tiene en sí mismo su principio de acción, frente al artefacto, que no lo tiene en sí mismo sino en el arte de otro; en el segundo, la fisis se identifica más bien con lo universal e inmutable, frente a la particularidad cambiante de las normas convencionales.

  • Gacho, recuerda que radical = hasta la raíz y que ultra = más allá. Radical se opone a superficial, en una especie de relación vertical diría yo; ultra, a intra, como más allá a más acá, en una llamémosla horizontal.

  • Me considero un ultrarradical de la impertinencia, la blasfemia y la repelencia. Y además soy un gran amante (o sea, que follo muy bien).

  • ¿Ser o no ser Charlie?

    Debería entenderse, a lo que ayuda mucho su obviedad, que en las actuales circunstancias la identificación con esa revista, en calidad de víctima, no tiene nada que ver con lo que ella sea. Por eso, una vez puesto en circulación el lema, no se entiende cómo puede haber quienes, a pesar de mostrar su horror por el atentado, se empeñan en decir lo contrario. Si están diciendo lo mismo.

  • Cuando hablamos de los ultraliberales no nos equivocamos: queremos decir que son reaccionarios. El radicalismo liberal es otra cosa, más de quemar iglesias.

  • A ver, entiendo la emoción de la gente, pero cuando vi el primer “yo soy Charlie” en vez de un “hijos de puta con nosotros no se juega” ya me retiré del asunto amable y lila.

  • FUENCARRAL. ESPECTÁCULO FRÍVOLO
    Con el título un poco absurdo de “espectáculos folklóricos arrevistados”, se ha presentado en este amplio coliseo una atrayente compañía de variedades. Señoritas de conjunto que bailan animadas danzas; orquestas que ejecutan los más variados giros; mucha luz, y el espectáculo siempre atrayente del desnudo femenino, hacen pasar al espectador un par de horas entretenidas. Destacan del espectáculo la belleza negra de la Watkins, la gracia castiza y andaluza de Rosarillo de Triana —una de las mejores artistas del género— y la frivolidad de “niña bien” de Perlita Greco, muy elegantita y muy bella. Para todos tuvo el público cariñosos aplausos.

    (Luz. 12 de abril de 1932)

  • Siempre fui un gran aficionado a la revista. La escultural vedette Tania Doris fue mi diosa, no me perdí ninguno de sus espectáculos.

  • Savater: «Gracias a Wolinski… y los demás».

    «Santayana nos avisó de que “no hay tiranía peor que la de una conciencia retrógrada o fanática que oprime a un mundo que no entiende en nombre de otro mundo que es inexistente”. Ese es hoy el peligro que amenaza a los europeos, encarnado por los abominables asesinos que han actuado en Francia pero también, por ejemplo, por partidos como EHBildu que se niegan a firmar un comunicado de condena contra ellos porque en él se menciona el fanatismo criminal que les es simpático».

  • La panda de maricones demostrando que son una panda de maricones.

    “Es una severa agresión a las libertades civiles en Leipzig: no se pueden mostrar las caricaturas de Charlie Hebdo en esta ciudad. Presumiblemente, los censores de la ciudad acudirán a las manifestaciones y se asegurarán de que nadie muestre nada de Charlie Hebdo.”

  • Adapts, ayer leí que las autoridades de Leipzig se retractaban y que dejarán acudir a la gente con los carteles que quieran.

  • Toda la mañana intentando concentrarme concentrarme, pero me distraen con pijoterías semánticas. Les recuerdo que la 3ª acepción de radical en el DRAE, y la primera y única específicamente política, es «Partidario de reformas extremas, especialmente en sentido democrático. U. t. c. s.». Mira tú por dónde. Aquí de toda la vida se ha dicho «los radicales», por antonomasia, para hablar de esos que ya saben, superdemócratas. El Niño Jesús nos sigue castigando con la confusión en la lengua y nos lo merecemos.

  • Me alegro pues. Pero me gustaría saber que fuerza, política, opinión pública, orden directa, ha sido la que les ha dado más miedo que el que ya tenían.
    Si han rectificado no habrá sido por convicción, apostaría un meñique.

  • “Un predicador islamista puede decir todo esto y más y será cortejado por ministros y presidentes que harán cola para debatir con este portavoz del “islam moderado”. Muchos de estos predicadores habrían ido a la cárcel en Marruecos o Siria por su discurso de incitación al odio, pero Europa les ofreció no sólo asilo sino una tribuna, un debate, el puesto de presidente del consejo oficial de musulmanes, el título de Honorable Caballero y orden de la Reina.”
    y

    Con estos antecedentes hay quien sigue aplaudiendo que las mezquitas en España sirvan de lugar de reunión social y organicen comidas o talleres, en lugar de buscar a los inmigrantes un espacio donde pudieran reunirse lejos del control de los imanes, lejos de sus discursos excluyentes
    Europa ha islamizado, durante décadas, la sociedad inmigrante, religiosamente indiferente, que recibió. En plena complicidad con los jeques árabes y sus imperios mediáticos”

    Respetando a los caníbales: Europa es cómplice del fundamentalismo islámico – Noticias de Mundo http://bit.ly/1wUsedj

  • ¿Por qué se arriesgaron a dibujar a Mahoma si sabían que los podían matar?

    ¿Por qué El Papus se reía de la ultraderecha si sabían que les podían poner una bomba?

    ¿Por qué negarse a pagar el impuesto revolucionario a ETA si sabes que te pueden pegar un tiro?

    ¿Por qué exigir democracia si te pueden torturar en una comisaría?

    «Por qué los negros pedían derechos si sabían que el Ku Klux Klan acechaba?

    ¿Por qué no se quedaron en su casa Martin Luther King, Nelson Mandela o Malala Yousafzai?

    ¿Por qué hablar, por qué arriesgarse?

  • 13 de enero de 2015 a las 12:20 GENGIS KANT
    Sí implica una objeción al marqués caer en la cuenta de que tan cultural es la guerra como la paz.

    Qué va. Lo cultural es la guerra. La paz es sólo la ausencia de guerra. Como construcción social no existe.

  • El DRAE, por su propio bien, da la razón a Mercutio. Aunque sea bajo el paraguas de lo especial, puede haber demócratas radicales; fascistas o maoístas radicales, no.

  • Negativo, Adps. Los muy pícaros ingleses llaman basque (me acababa de enterar gracias a FB, pero lo dice el Oxford Dictionary) a una combinación de ropa interior muy particular. [Inciso, había interpretado siempre la abreviatura Ling. de los diccionarios como “lingüística”, pero me fijaré a partir de ahora si quiere decir Lingerie]. A lo que íbamos, que un basque es un conjunto de corpiño + ligas, como gráficamente nos enseña la página Basques & Bodies de Very.

  • En un escrito que tendría que leer mi hijo, y que por ahora sólo estamos leyendo su madre y yo, se argumenta a favor del uso de los resultados de experimentos que no han respetado los derechos fundamentales de las personas sometidas a la experimentación, que, de no hacerlo, su sufrimiento habría sido inútil. Como si su utilidad no fuera una ofensa casi peor.

  • Para evitar el nepotismo se recomienda en el mismo escrito que “cuando la relación entre las personas se establece después de que una asumió responsabilidades relacionadas con la otra, es necesario buscar un reemplazante. Así -el autor sabe de qué habla- si supervisor de tesis y doctorando adquieren vínculos sentimentales después de un tiempo de trabajo juntos, se debe encontrar otro supervisor”.

  • [Eugenio Suárez] Regresó a España y se alistó con los rebeldes en la 2ª Bandera de Castilla y en las trincheras de la carretera de Extremadura, a la salida de Madrid, los combatientes de ambos bandos confraternizaban de puro aburrimiento y pactaron una tregua para que José María de Vega, amigo íntimo de Suárez, accediese al convento que servía de refugio a los milicianos para interpretar al piano canciones de Quintero, León y Quiroga. El piano estaba lleno de agujeros de bala y José María de Vega solo había estudiado dos años escasos de solfeo, con lo que Suárez comprendió que la guerra estaba provocada, realmente, por “la acerba crítica que expresaban los oyentes adversarios”. MARTIN OLMOS.

  • Me ha gustado lo que me parece un sarcasmo de AE sobre las pretensiones literarias del Hotel de las Letras. No va bien la música con una decoración de biblioteca.