La Gazetta dello Satur

gazetta ENERO 2015

 

por Satur.

Año nuevo, vida nueva, o eso dicen, pero yo no me lo creo porque tenemos más de lo mismo. Los piriódicos digitales dividen sus páginas en columnas que se reparten más o menos asín: o fiftififti entre noticias sobre los Podemos y las novias de los jugadores del campeón del Mundialito o cuarenta por ciento entre noticias sobre los Podemos, treinta de noticias del puterío y treinta de que el de Camas se ha roto el parmesano citerior de la tercera intercostal del escroto y estará de baja dos horas. Los palestinos que matan judíos se van a la mitad de la plana, cuando te cansas de darle a la ruletica del ratón. Y moralmente la prensa se salva porque las noticias del balonmano van después, sólo faltaría.

Así, al entrar en los digitales para saber qué pasa en el mundo, nos enteraremos sobre todo de qué ocurre en los aledaños del polideportivo de la Castellana, del feudo culet y a veces de La Casa del Pueblo. Si Fernando Alonso gana, también sabremos a qué temperatura comienzan a rodar los peneaumáticos blandos del MattLaren y de qué forma mete el doble embrague con un botón que se activa con la pestaña cuando parpadea rápido como si de repente estuvieras hablando con Olvido Hormigos y se tapara. Si no gana, sabremos tanto como las novedades del motor de combustión que el Opel Kadett introdujo en 1987, o sea nada. Todo en este mundo capitalista occidental está orientado a saber qué hacen los ganadores. Por eso apenas encontraremos noticias de la petanca, deporte noble y de arraigada tradición, o del Bilbao. Reivindico: también los pobres tienen derecho a ser noticia.

La Liga BBUBA sigue su curso y es de esperar que la gane el Madriz, porque la consecución del Mundialito les dará alas. En las carreras de automóviles volveremos a saber quién se llevará el mundial de chauffeurs en el segundo circuito, cuando los expertos nos muestren quién ha dado con la clave en el tubarro de doble inyección simultánea. Y lo verdaderamente importante será de nuevo el balonmano, que es como la petanca pero con ritmo de las mejores películas americanas contemporáneas, que como todo el mundo sabe se ruedan en Corea (ahora no me acuerdo si del Norte o del Sur). Seguimos viendo en el campeonato mundial partidos intensos y jugadas que hacen babear de emoción, como cuando un perro hambriento ve un chorizo. Me remito al final de la primera parte en el Qatar-España, cuando Cañellas tiró una falta en el último segundo, a nueve metros de la portería y los seis qatarises a siete metros, se tiró en horizontal y metió el golazo, aunque fue anulado por los réferis porque había levantado el pie un centímetro. A nadie le importa. La unión de fuerza y técnica están reñidas con el puterío patrio en el que nos vemos inmersos.

« »

© 2018 ÇHØPSUËY FANZINË ØN THË RØCKS. Tema de Anders Norén.

↓