El anarquista enamorado. 2, El Druida y el bioma capitalista

anarquista enamorado
por Claudio Sífilis.

Un día al Druida le hicieron una encuesta sobre la crisis. En la primera pregunta le pedían su opinión sobre las mejores soluciones o fórmulas que él tenía para la crisis que estamos viviendo. A esta pregunta no supo qué responder. La segunda pregunta fue: ¿Quién tiene la culpa de la crisis? Su respuesta fue: “Hijos de puta todos”. Esta es una frase que le gusta repetir, y que suele causar risas entre sus amigos.

Otra costumbre que tiene, y que no siempre hace gracia a sus amigos, es que cuando van de viaje y están llegando a un pueblo nuevo en el que no se han detenido antes, es necesario hacer una parada en el cartel que indica el nombre del pueblo. Allí se pone de espaldas, se baja los pantalones y alguien tiene que hacerle la foto mostrando el culo al lado del cartel.

Menos habitual es que se cuente la historia de cómo Miguel obtuvo su alias. Ocurrió cuando terminó la mili, volvió en tren desde Almería a Madrid. Pasó todo el viaje en el bar del tren, bebiendo cervezas y chupitos. Se cree que se bebió una botella de whiskey él solo. Fumó un porro en el servicio. Cuando llegó a la casa de su novia, como se sentía bastante mal, buscó entre las bolsas de té y otras infusiones, hizo una mezcla, calentó agua y preparó el mejunje. Nada más beberlo le dio un mareo y se desmayó. Cuando llegó Ana a casa se lo encontró en el suelo. Le llevaron de urgencias al hospital donde le hicieron un lavado de estómago. Entonces Ana le rebautizó como “El Druida”, por su habilidad mezclando hierbas.

Miguel ve mucho los documentales de la 2, le gusta mucho ver imágenes de la naturaleza, y siente profunda tristeza al comprender cómo la estamos destruyendo. Al ser profesor de pre-tecnología tiene mucho tiempo libre, y estos programas le llevan de viaje sin salir de casa. Uno de sus documentales favoritos desde siempre es uno titulado “Birds behaving badly”, que se entretiene observando y analizando el comportamiento de la fregatas, también llamadas fragatas, unos pájaros negros enormes que abundan en el Pacífico y que en el Atlántico escasean, son casi tan grandes como los albatros. Estos pájaros se alimentan de pescado, pero ellos no pescan, sino que roban los peces atacando violentamente a aves pescadoras, principalmente alcatraces, cuyos picados y zambullidas en el mar resultan espectaculares.

Miguel también observa directamente la naturaleza cuando puede, incluso en las calles de Madrid. Una vez estaba entretenido mirando a un gorrión perseguir una mariposa. La mariposa, en su vuelo fraudulento, consiguió esquivar al pajarito, que se pasó de largo aunque pudo frenar extendiendo las alas, arrancó de nuevo contra su presa y le dio un golpe que la tiró al suelo. Entonces otro gorrión que, al igual que Miguel observaba la escena, cayó sobre la mariposa y se la comió.

El Druida pensó entonces en ser juez de lo que había presenciado. El gorrión que había realizado la persecución había realizado un trabajo sin recibir premio a cambio, porque otro gorrión le había robado la presa. El veredicto, por tanto, era de culpable de robo para el gorrión que se había comido la mariposa, y debía ir a la cárcel. Pero antes de dictar sentencia el Druida se percató de que además de robo, se había cometido el asesinato de la mariposa, y por tanto los dos gorriones eran unos asesinos, y debían ser condenados a muerte.

Por cosas de la vida, coincidiendo con el asesinato de aquella mariposa, Farruquito, un bailarín de flamenco sin carnet de conducir atropelló y mató a un señor que cruzaba un paso de cebra. Toda la sociedad clamó contra Farruquito, debía ir a la cárcel por asesinato imprudente. Pero el Druida, que había visto como ninguno de los dos gorriones había cumplido con la pena impuesta, comprendió que había leyes en la naturaleza que están por encima de las sentencias de los jueces, que existía una ley natural. Y que al chocar un coche a 100 kilómetros por hora contra un ser humano, la ley natural dictaba que el hombre iba a morir, y que ninguna ley ni ningún juez podían cambiar este hecho, en apariencia injusto, y sólo podían aplicar un castigo a Farruquito. Cuando la familia del muerto salía en televisión pidiendo justicia, lo que pedían realmente era venganza. La ley humana de que el coche se tenía que parar y dejar cruzar al hombre no se había cumplido, porque había una ley de mayor entidad que sí se cumplió.

Miguel tiene un discurso político, hacer lo menos posible, ya que hacer justicia es imposible. Dice que no hay que votar a ninguno de los partidos políticos existentes. Piensa que la gente no le entiende y para explicarse ideó un partido político, el PSP (Partido Sin Prisas). Este es un partido que hasta ahora nadie ha tomado en serio, tanto es así, que incluso la mujer de Miguel, la que sería primera dama, se burla y le dice: “yo soy del PPD (Partido Por el Descanso), porque la gente de mi partido quiere comer hoy, y tú, como no tienes prisa, comerás mañana, o quien sabe cuándo”.

Sin embargo, Miguel no se siente solo en sus planteamientos, está leyendo un libro llamado “Perspectivas Anti-desarrollistas” con el que está bastante de acuerdo. Parecido a lo que dice este libro, Miguel piensa que el sistema capitalista destruye cosas más valiosas de las que crea. Por eso el Partido Sin Prisas aboga por una ralentización de la actividad humana, por un decrecimiento sostenible en lugar de un crecimiento. Considera que la crisis y el aumento del paro son buenos, gracias a que explotó la burbuja inmobiliaria no se han realizado Euro-vegas ni el trasvase del Ebro, proyectos que Miguel considera muy negativos para la sociedad y el medio ambiente.

Tal vez para el resto de partidos políticos lo más importante sea el capital, y que para los votantes lo más importante sea el trabajo para poder sustentar a la familia. Sin embargo, para el PSP, lo más importante es el conocimiento y la naturaleza, ya que, a pesar de todos los logros científicos, el hombre no ha conseguido un equilibrio satisfactorio como el que consigue cualquier ecosistema. Por ello, mientras no se consiga este equilibrio, es mejor ralentizar el progreso.

Parece que se nos ha olvidado que el ser humano viene de la naturaleza y no al revés. El hombre en la naturaleza es un depredador, un cazador que mata, degolla, descuartiza y devora. En cambio, el hombre de ciudad no se ve a sí mismo como un animal violento, se ve como un ser social evolucionado y pacífico, es una persona y lo de matar para comer carne lo considera una cosa de tribus atrasadas.

Hemos creado un nuevo bioma, la cuidad, lo que el Partido Pin Prisas llama: “El bioma capitalista”. La cuidad es el gran depredador, que compite, manipula, consume, aniquila y devora el resto de ecosistemas de la naturaleza. Madrid, por ejemplo, como cualquier gran ciudad, bebe el agua de siete u ocho ríos y la mea, hace tiempo que arrasó el bosque español para plantar cereales que consume y que usa para alimentar ganado que luego engulle y caga. Pero no le basta con los campos de Castilla para hacer esto, importa carne y cereales de todo el mundo. En Brasil se está talando la selva amazónica (que ha desaparecido ya en un 50%), otra selva brasileña llamada la Mata Atlántica ha desaparecido en un 90%, estados como el Mato Grosso han sido totalmente deforestados para plantar soja. Esta soja se usa para la exportación y para fabricar piensos para el ganado vacuno. Los economistas y políticos están encantados de que Brasil se haya convertido en el primer exportador de carne de vaca y el segundo de soja a nivel mundial. Dicen que los brasileños tienen derecho a hacer esto con su tierra porque los países más desarrollados lo han hecho antes, que es lo que hacen los hombres para dar de comer a sus hijos. Sin embargo, hay voces que dicen que esto no es cierto, ya que la pobreza en Brasil sigue aumentando, ya que la siembra industrializada de soja no genera suficiente trabajo. Las comunidades que había antes de la deforestación ven destruido su medio de vida y se van a vivir a la cuidad, en busca de futuro. Así es como los barrios de favelas han aumentado hasta el punto de que hay 6 millones de personas viviendo en la miseria en Sao Paulo.

En Madrid se presume de que en sus mercados tienen lo mejor, ya sea carne, fruta, verdura o pescado. No importa que en sus calles no se críe nada de nada. Gracias a la conciencia humana, hay algunas voces que dicen que se está sobre explotando el mar. Como los bancos de pesca de los mares cercanos a Europa están escasos, se pesca en océanos lejanos, también se han creado granjas de peces, cuyas lubinas se alimentan de harina de pescado traída de Perú y otros lejanos países. Las anchoas eran un invento siciliano, y cuando estos peces desaparecieron del mediterráneo, los empresarios se vinieron a orillas del cantábrico, donde sus fábricas, que intentan aumentar la producción periódicamente, ya no tienen suficiente con los boquerones de aquí, que enlatan filetes de anchoa traídos de todo el planeta.

¿Y qué decir de las materias primas para combustible, productos industriales y productos de ocio? Baste a modo de ejemplo el famosísimo coltán. La columbita está compuesta por óxidos de niobio, hierro y manganeso y la tantalita está compuesta por óxido de tantalio, hierro y manganeso en cualquier proporción. Estos óxidos constituyen una solución sólida en ambos minerales. Son escasos en la naturaleza y dan un claro ejemplo de materiales que han pasado de ser considerados simples curiosidades mineralógicas a estratégicos para el avance tecnológico debido a sus nuevas aplicaciones. De aquí se obtiene el tantalio, mineral esencial para el funcionamiento de teléfonos móviles, ordenadores portátiles y otros equipos modernos.

La exportación de coltán ha ayudado a financiar terroristas paramilitares armados que imponen su ley en la selva del Congo, un conflicto que ha resultado con un balance de millones de muertos. Ruanda y Uganda están actualmente exportando coltán robado del Congo a Occidente, en donde se utiliza casi exclusivamente en la fabricación de condensadores electrolíticos de tantalio. Las minas de coltán se están explotando en condiciones de esclavitud, milicias armadas procedentes de Ruanda y Uganda obligan a congoleses a trabajar en las minas. No les permiten vivir en la zona ni escapar de ella si no trabajan en las minas. El kilo de coltán que tiene un precio de dos euros en el Congo vale doscientos en Europa.

Históricamente, es de todos los europeos conocido que con la proclamación de los derechos humanos, los países europeos abandonaron sus colonias africanas y gracias a ello las empresas mineras europeas trabajan en condiciones de esclavitud por todo el continente. Una institución como el Fondo Monetario Internacional, que ha generado con sus cuentas maquiavélicas una deuda inverosímil por parte de estos países, establece la política económica de los mismos. En un documental de televisión Miguel se enteró de que la guerra entre Hutus y Tutsis fue provocada por las políticas del Fondo Monetario Internacional. La influencia occidental, a través de la introducción artificial de un carné étnico (1934) que otorgaba a la minoría tutsi mayor nivel social y mejores puestos en la administración colonial, acabó institucionalizando definitivamente las diferencias sociales. Finalmente, la rivalidad entre los dos grupos se agudizó con la creación, por iniciativa europea, de varios partidos políticos sobre bases étnicas. También se debe resaltar el papel de los misioneros europeos por legitimar el sistema social y la dominación colonial, con nuevas normas que no limitaban el comportamiento injusto y la explotación de unos por parte de otros. En 1962, al acceder a la «independencia» Burundi, los jefes y cabecillas hutus, fueron casi exterminados por los tutsis. Al mismo tiempo, en Ruanda, fueron los hutus los que masacraron a miles de tutsis, exilándose otros cuantos miles a Uganda y Ruanda.

Por ello, cuando el Druida vio en el telediario que un político español era nombrado presidente de esa institución sintió asco por esa persona. Más asco le dio el comprobar la admiración que tenían hacia ella los ciudadanos españoles. Y no le agradó cuando la admiración que este personaje corrupto se torno en antipatía, no por los crímenes del fondo monetario, sino por haber utilizado una tarjeta de empresa en sus gastos personales.

La gente que vive en las ciudades europeas no se siente culpable de estos crímenes, y no quieren ser conscientes de que el sistema del que forman parte sí que lo es.

Por ello el Partido Sin Prisas proclama que las instituciones del capitalismo, que no democracia, son las instituciones de un depredador. Ya que, como los anti-sistema proclaman: “La democracia es una entelequia del capitalismo”. Su discurso es que la sociedad debe ser consciente del daño que hace el bioma capitalista, y reducirlo al máximo. El gran valor del ser humano y de la sociedad es la conciencia, y debe ser el conocimiento y no la economía la que dirija sus pasos, y ya que en estos momentos, las grandes decisiones se están tomando en base a estrategias monetarias, debemos ralentizar la actividad humana hasta encontrar el camino correcto.

El Partido Sin Prisas cree que el Bioma Capitalista colapsará por su gula, por su ansia de crecimiento descontrolado, aunque los políticos lo llamen sostenible. Preludia el fin del capitalismo citando a Jesucristo cuando en el sermón de la montaña dijo: “Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra”.

120 comentarios

  • Cuando trabajé en una empresa de transportes no hacíamos más que meter camiones en Madrid. Luego no había manera de sacarlos. Los madrileños comen mucho y producen poco.

    2 de febrero de 2015 a las 00:03
    PERROANTONIO
    Me tranquiliza que no os hayáis sentido ofendidos por la bota clavada sobre la estrella de David en la tarta de yema.

    Coño, no me había fijado. Pero la bota no está clavada en la tarta. Esa estrella es la base que sustenta la bota.

  • 2 de febrero de 2015 a las 08:40
    MARQUESDECUBASLIBRES
    Ya no hay ni “suecas”, solo muchos olofpalmes.

    Memento Assange.

  • Que digo yo que el hombre ha hecho y hace también cosas wenas, ¿no?, no va a ser todo destrucción y hecatombe.
    ¡Vaya Panoramix!

  • De los creadores de El final del capitalismo está cerca, nos llega ahora El final del capitalismo está cerca. Si les gusta, no se pierdan El final del capitalismo está cerca, de próximas, sucesivas, inminentes apariciones.

  • Bremaneur
    Pero la bota no está clavada en la tarta. Esa estrella es la base que sustenta la bota.

    Jews win again.

  • Se va aclarando la conexión pretecnológica de Miguel, que evoca asimismo aquel comentario sobre una «Calle de Francisco Jordá, prehistoriador»:
    ⎯ Vaya mierda de pueblo, que le pone una calle a uno que ni ha acabado la carrera.

  • Joder con el Hierbas, digo el Druida. Tomad nota niños: un viaje de Almería a Madrid tomando cervezas y chupitos, más cóctel de hierbas, más documentales de la 2, más unos porros, más lecturas de reportajes sobre el movimiento slow y el decrecimiento producen creyentes en Jesucristo que heredarán la Tierra. Mansos, o sea.

  • Ya lo trajo alguien o lo traje yo, no me acuerdo.
    “…hoy no vivimos de ningún modo “bajo el yugo del capitalismo”, tal cual lo vuelve a propugnar una retórica tan irreflexiva cuanto histérica; por el contrario, la realidad en que vivimos puede definirse, cum grano salis, como un ávido semisocialismo de Estado que goza del beneplácito de los medios de comunicación masiva; un sistema económico que se asienta en el cobro de impuestos y que, por lo tanto, depende de la propiedad.”

  • “Explotación a la inversa
    Observadores liberales alertaron sobre los peligros inherentes a un aparato público que fuese, en esencia, un monstruo que arrebata. Tales peligros eran: la sobrerregulación, que constriñe el impulso empresarial; la sobrecarga impositiva, que castiga el éxito; y el sobreendeudamiento, que infecta de frivolidad las serias tareas administrativas, ya de un hogar, ya de cualquier actividad que exceda el ámbito privado.

    Así mismo, autores liberales fueron los primeros en llamar la atención sobre el hecho de que, en las circunstancias actuales, se hallaba implícita cierta tendencia a una explotación a la inversa. En la antigüedad, es indudable que los ricos vivieron directamente de los pobres; y, sin embargo, en la economía moderna, se puede llegar a la paradoja de que los improductivos vivan indirectamente de quienes sí producen, y el malentendido sería tal que, encima, los improductivos creerían que se les sigue tratando con injusticia y que se les sigue endeudando, tan solo porque de tal suerte se les ha instruido.

    Futuro endeudado
    De hecho, alrededor de la mitad de los habitantes de una nación moderna, o carecen de ingresos, o ganan poco dinero; por consiguiente, se encuentran exentos de obligaciones tributarias y dependen, en gran medida, de los contribuyentes activos, es decir, del éxito económico de sus compatriotas.”

  • Normal que al Druida se le vaya la olla. He encontrado algunos de los textos de donde saca las ideas que, por lo visto, se le quedan tan fijadas en el cerebro que las reproduce literalmente, palabra por palabra. Más raro es que se le queden también literalmente grabadas a fuego las características del coltán, pero es que hay gente que tiene una memoria prodigiosa.

    Joder con el Druida.

  • Mercusio, la fiesta ruski fue jarashó de cojones. Hay que repetir con los y las tovarich.

    Pedro Antonio, concuerdo contigo: Zinexín Zidanet es muy superior a Arde Turrón.

    ¿Así que Claudio Sífilix ha copiado fragmentos de otras obras de reconocida calidad literaria? ¿Puede esto tener graves consecuencias penales para la Bellpuig, a la que han metido un gol metafóricamente hablando?

  • El amor es un vestigio pequeño burgués con el que hay que terminar, como los puros y el whitskyd. Hay que potenciar más el acto sexual libre y gratuito, la faria y el sol y sombra.

  • 2 de febrero de 2015 a las 12:44 PROCURO FIJARME
    A mí me parece que el copypaste es más medieval que capitalista. Comunal y sin luces.

    Bueno, el copy-paste en plan monje con manuscritos y miniaturas si es muy medieval. Pero el copy-paste estajanovista del botón derecho del ratón a ritmo de 6.000 palabras al día, yo diría que es como más actual.

  • “Estruja cebolleta”… A veces vuestro léxico es indescriptible. ¿No crees que es menos hiriente contra las mujeres y los célibes a su pesar decir “arrimarse a la moza”?

  • Dicho lo cual, que tras la lectura del texto de hoy creo que me voy a afiliar al partido sin prisas y voy a ralentizar mi actividad humana no entregando mi siguiente contribución a la literatura española hasta dentro de unos meses.

  • En México subí a un atestado vagón de metro y un moçuelo me estrujó la cebolleta. No sentí ni placer ni indignación, tal fue la sorpresa. Afortunadamente para mi honor y mi reputación como caballero, entre mi cuerpo y el de mi amiga, que tenía delante, pude situar mi mochila para evitar estrujar mi cebolleta contra su rotundo y fabuloso culo.

  • (Los ánimos están caldeados, no sólo en este fanzyne. Yo apuesto por el clima. Bueno, y por las circunstancias, por las circunstancias también apuesto.
    Desgraciadamente (dios! Qué paradoja de sentimiento!), ahora debo marchar para clase. ¡Ay si yo os contara!: estamos en la época de la trampa y del engaño.
    Confesaos….)

  • He hablado aquí en Estocolmo de los méritos de Calaza&Dehesa para un merecido laureado en Economía. Sin embargo circula una candidatura alternativa: Varufakis&Monedero. Al parecer su teoría macro económica de no pagar lo que debes y cagarte en la puta madre del reclamante está causando inusitado interés.

  • CHULETA PARA TODOS (Y TODAS)
    Señor, has escuchado nuestras plegarias. Dentro de unos años no habrá hambre en el mundo y todo quisque podrá comerse su chuleta de… de… ternera de Ávila o buey de Kobe in vitro. Por fin acabará el holocausto animal y dejaremos de escuchar las letanías de los lechugívoros. Ya imagino un mundo de infinitas salchichas infinitas o nuestra propia máquina casera de producción de hamburguesas con células de puta madre, como ahora producimos el kefir. Alabado sea tu nombre Van Eeelen.

  • Mi comentario de las 9h58 más que oscuro resulta incomprensible para los menos avezados.
    Ponga Assange x Snowden, Bellpuig, si le place, y evitemos males mayores.

  • Qué bueno, a lo mejor se pueden hacer armóndigas con sabor a lechuga, a yogur y cosas de esas. Lo malo es que así como los toros desaparecerán cuando se prohíban las corridas, también desaparecerán los cochinos, las vacas, los corderos y los pollos cuando se haga esta carne de laboratorio. Además, cientos de miles de chacineros, transportistas, etc. perderán sus trabajos y se harán todos del Podemos y España volverá a ser comunista y… Dios mío, no sé qué va a ser de nosotros…

  • Satur, no ralentices (más) tu actividad y escribe sobre ello. Necesitamos cronistas fidedignos del cambio de milenio que, ahora sí, se avecina. Con la hamburguesización masiva y el fin del hambre, los humanos proliferarán aún más. Si desaparecen las vacas, ¿de qué nos servirá el maíz transgénico? ¿Se podrán fabricar también filetes de salmón noruego de los fiordos de Chile? ¿Y de atún en lata? En fin, ¿de qué servirá que escribamos nuestras obras maestras si ya entre sietemilmillones no nos distingue ni la vecina del cuarto?

    Oh, voy a pasear melancólicamente por la costa cántabra, a ver si me lleva una ola.

  • Te noto sarcástico, Pedro Antonio, pero piensa qué sentido tiene la vida si no puedes acariciar un corderito cuando vas de turismo rural a una nave reconvertida en hotelito agrario en Matalascoces de la Balbanera. Nadie querrá hacer ya turismo rural en hotelitos agrarios y nos acochinaremos todos en las urbes, el bioma capitalista, y el Druida tendrá razón y tendremos que bebernos sus pociones para aguantar la deshumanización resultante de tal proceso.

  • Como no confiaba del todo en mi memoria, revisé algunos datos en internet, que acabaron copiados y pegados. Poner notas al final del capítulo me pareció demasiado profesional. Dado que me han pillado, si vuelvo a copiar, lo diré por delante.
    Don Quijote leía libros de caballería y acabó luchando contra molinos de viento otros enemigos que se le cruzaban por el camino. Don Pixot de l’eixampla leía libros anarquistas y emprendió una lucha parecida contra el capitalismo, que se puede leer en el comic “Picadura selecta”, editado en 1976. Me parece un comic bastante divertido, el autor se llama Antonio de Pamies. Mi personaje, el Druida, no lee tanto.

  • Me entretienen mucho las desventuras del joven Druida. Gracias, don Claudio. O doña Sífilis. Yo qué sé.
    ***
    Qué graciosa era la Duquesa y quė gran persona. Cúanto nos aportó al pueblo suizo.
    ***
    Por enésima diez en los últimos diez años voy a ver si me aprendo los cardinales femeninos y masculinos en hebreo. Cada uno tiene su cruz.

  • 2 de febrero de 2015 a las 10:59
    ADAPTACIONES
    En la antigüedad, es indudable que los ricos vivieron directamente de los pobres; y, sin embargo, en la economía moderna, se puede llegar a la paradoja de que los improductivos vivan indirectamente de quienes sí producen, y el malentendido sería tal que, encima, los improductivos creerían que se les sigue tratando con injusticia y que se les sigue endeudando, tan solo porque de tal suerte se les ha instruido.

    Esto es retórica tan “irreflexiva e histérica” como la que denuncia. Para alertar acerca del sobreendeudamiento, la excesiva regulación o la sobrecarga impositiva, ideas tan respetables como discutibles, no hace falta establecer esa paradoja, que no pasa de ser una ocurrencia ingeniosa y una pequeña canallada, sobre todo teniendo en cuenta que con “antigüedad” se refiere expresamente al feudalismo medieval. Sloterdijk se queja de que quienes le critican “no saben distinguir la literatura cuando la tienen delante”, pero vive dios que se gana a pulso los palos con semejantes comparaciones. Demasiado cum grano salis.

  • El País:
    “Newton ya sabía cómo circula la savia por las plantas hace 350 años”
    “En un texto estudiantil, el filósofo y físico explica el sistema de bombeo siglos antes de que lo hiciera la botánica moderna”
    http://elpais.com/elpais/2015/02/02/ciencia/1422892576_669002.html
    ———————————————————————
    Al hilo de ayer, me quedó por decir que una de las razones para estudiar la historia de las ciencias es que se aprende mucho más leyendo a los clásicos que a los modernos. Aquéllos no escribían por la fama ni por la pasta, y demostraban tener un conocimiento sobre las materias que trataban que para sí quisieran los modernos, incluso con la ayuda de ordenadores.

    Lamentablemente, parece haber una conspiración para dificultar el acceso a las obras clásicas. Es relativamente fácil encontrar en Internet el último artículo del autor de moda sobre Mecánica de Fluidos, pero encontrar los escritos originales de Osborne Reynolds, por ejemplo, es mucho más difícil.

  • Un simple trámite administrativo con nuestras autoridades autonómicas se me ha transformado casi en una epopeya, haciéndome recordar aquella divertida canción.

  • Zeppi, es BROMAAA, que nos conocemos. Es que he tenido curiosidad porque precisamente creía que las obras más antiguas están más accesibles. Pero no todo está en ineternet, nu, nu.
    ***
    Claudio, estoy con Perroantonio y que es usted un autor bien sencillo comparando a Miguel con don Quijote, pero ¡VENGA! aquí a converzar y no peque más. Hoy nos ha puesto un poquito la cabeza como un bombo, y sin embargo estamos deseando ver qué pasa con el simpático personaje y su simpática gran empanada.

  • De lo de Sloterdijk / Albert no quiero decir nada porque se me escapan todas las bobadas y luego no hay quién las recoja. En todo caso aprecio autocompasión engañosa en las quejas sobre exacciones. Los productores tienen que saber que sin redistribución las sociedades son un mercado peor. El bienestar general interesa a todos, en el sentido más vil del verbo interesar y en los demás sentidos.

  • (¡Llenaré el Partenón de este asfalto que me sale de las entrañas!)

    (No, la presentación me toca el viernes. Les dejaré bien claro que el gran Alejandro fue sobre todo macedonio, y aprovecharé para cagarme en los griegos.)

  • Zeppi, yo misma me llevo grandes y maravillosas sorpresas con todo lo viejo que hay digitalizado, por ejemplo la Biblioteca Nacional, ¡si ya no hay que ir! Pero tiene razón, es el modelo de la investigación en ciencias, que suele tener una memoria de, no sé, un par de años. Eso, que en letras nunca puede ser así, también se va imponiendo papanatísticamente.
    ***
    Gata, eres la Sarah Bernhardt del francín.

  • Este último mes me han retenido bastante más de lo que gana el sesenta por ciento de los españoles y además cuando declare me crujirán. ¿Es una bendición ganarme razonablemente la vida? Sí, pero también una consecuencia de mi esfuerzo, las he pasado putas varias veces como ya je dicho aquí. No me quejo de que me expriman, no soy un cabrón perfecto y comprendo el sistema, me quejo de las consecuencias para el resto, – “la sociedad”- que tiene que me expriman sin mesura.
    Hace poco leí una teoría por la que no percibir que pagas impuestos te convierte psicológicamente en un reclamador exigente y poco dado a la empatía. Creer que tienes derecho a que te salven de todo y penar por los que lo pasan mal llegando a ese grado de exigencia, no es ser empático sino mas bien un magufo.

  • Pirata, vi la entrevista a Marguerite Yourcenar y me encantó.
    Y hoy he oído el disco nuevo de Bob Dylan con versiones de Sinatra (flipa, colega). Sale mañana y ya está en youtube (qué fuerte, colega). Para Adaptaciones (don Mosqueone, don Mosqueone):

  • Claudio, gracias por tus colaboraciones, por el dibujo de la ilustración de hoy y por tus explicaciones. Me tienes en ascuas con tus textos. Hay algo barojiano en esa aparente ingenuidad con la que describes, y me encanta.

  • 3 de febrero de 2015 a las 09:42
    MERCUTIO
    Jejejeje. Ël Rincǿn dël Vagø. Ya son Vds. çasta.

    Casto serás tú, aquí somos mucho del puterío. Yo una vez desbarranqué por las pendientes del vicio y me emborraché con una San Miguel para vencer el miedo y preguntarle a una pilingui que cuánto. Resultó que aunque parecía una pilingui no era una pilingui pilingui, y no puedo decir eso de que la culpa es de los padres porque las visten así o asá porque andaba por los cuarenta. Se enfadó mucho y me dijo cosas auténticamente bárbaras.

  • 3 de febrero de 2015 a las 09:42 MERCUTIO
    Jejejeje. Ël Rincǿn dël Vagø. Ya son Vds. çasta.

    Es el Pueblo. El Pueblo no usa champú anticasta. Nøsøtrøs sólo somos víctimas del Sistema.

  • A mí Yourcenar, lo digo en posición de máximo respeto, siempre me amuermó un poco. El ensayo sobre Mishima sí que me gustó bastante, aunque a Mishima siempre lo vi más como divo con vocación de convertirse en portada de revista gay que como auténtico escritor.

    ***

    Si Pirata se refería el otro día a las entrevistas de Joaquín Soler Serrano, estoy en absoluto de acuerdo, y lo dije aquí no hace mucho, con ella. Aunque mi recuerdo de las mismas es lejanísimo, se me da que el hecho de ver a gente como Cortázar, Borges, Pla, etc. hacía olvidar que verdaderamente no se les preguntaba nada que valiera la pena. Por contra, había un programa de la 2, llamado Encuentros con las Letras, que estaba bastante bien en general. Ahí empezó, por ejemplo, Sánchez Dragó mucho antes de convertirse en Sánchez Dragó.

  • Éste sí fue un gran griego, que hasta tocaba el violín Y TRABAJABA CON SU MUJER (¿eh, Follofakis?), pero eso no quita para que la prueba con la que nos joden al año a miles de mujeres, qué casualidad, lleve nombre griego. (“Si es por vuestro bien, tontorronas”. Sí, ya, ya ¡pero la toma de muestra no la habéis mejorado nada!, que a vosotros el tacto rectal os gusta)

  • Oye, una pregunta tengo para los artistas: vosotros que sabéis, ¿por qué nos os pasáis el día dibujando pilinguis en deshabillé? Es lo que yo haría, pero os ponéis a dibujar bodegones, astraciones y esas cosas. No lo entiendo.

  • 3 de febrero de 2015 a las 11:26
    Satur . .

    Oye, una pregunta tengo para los artistas: vosotros que sabéis, ¿por qué nos os pasáis el día dibujando pilinguis en deshabillé? Es lo que yo haría, pero os ponéis a dibujar bodegones, astraciones y esas cosas. No lo entiendo.

    11/10

  • Tienen ustedes el gusto extraviado, Gachó, Bonnie.
    ***
    Tic, tac, tic, tac. O a lo mejor soy yo.
    ***
    Eso, Gómez, Soler Serrano. Cuando ves cómo se preparaba las entrevistas Pivot se te caen los palos del sombrajo. No recuerdo Encuentros con las letras, aunque el título me suena. Indagaré.

  • El MattLaren vuelve a funcionar después de que arreglaran la biela del cigüeñal. Menos mal que le mandé un mail a Adrian Neguev y lo han arreglado, si no habrían tirado la temporada antes de empezar.

  • Qué cosas dises, Gata. Guapo de admirar en silencio y con arrecogimiento. Que luego igual tiene el timbre de voz, prosodia y dicción de Montoro, y entonces ya…, y entonces ni…

  • DIARIO RUSTIC
    San Blas, día de la tortilla en mi pueblo. Por si fuera poco, lo volvemos a celebrar el tres de mayo.
    Hablábamos el otro día de nuestros coches favoritos. K. dijo que el tractor, y que el día que pudo manejar uno fue de los más felices de su vida. K. es enfermera y a veces me habla de muertos, y de cómo huelen inmediatamente porque los esfínteres ya no retienen, y que eso no sale nunca en las películas. E. nos habló de Calatorao y de Calatoradico, que está la lao (o al ladico). No sabía yo que aquello era como Chernóbil. Venía una rusa que no tiene ni casa ni móvil, y como le dieron mal el número de la calle, no pudo sumarse. D., el sorianisches Wissenschaftler, ejerció de contrapunto diyei. Cuando el punk siberiano se hacía excesivamente denso, contrarrestaba con Bach.

  • 3 de febrero de 2015 a las 13:35 gachoinlowercase
    El MattLaren tuneao.

    La vieja que baila me ha recordado a una de este pueblo, que va a los conciertos de jazz que hay en verano aquí en una plaza; no falta a uno, se sienta en una esquina con un helado de cucurucho gigante y sigue el ritmo como una fiera. También te la encuentras por la calle a veces en bata y zapatillas. Me he dado cuenta de que hace mucho que no la veo, igual se ha muerto. (BUAAAH, todos los pensamientos se me ponen del color de tus heces, Gacho).

  • Una vez el Marqués habló de esto mismo que comenta Gacho. El color no lo producía el hierro sino el vino. Había un atasco y era invierno. Tituló el comentario “Bombones en la nieve”. De qué cosas se acuerda uno…

  • La ciencia tiene provincias bonitas que te cagas. Esta va de voces, ecos y huellas de ondas gravitacionales (ales, ales, ales…), el primer segundo del universo y el polvo de la Vía Láctea que todo lo emborrona. (No entiendo un colín, ni un colín más bien pequeño, ni uno del tamaño de una partícula subatómica, JAJAJÁ, pero hipnotiza un huevo). Y que el fracaso y el error nunca son inútiles, amigos.

  • En la época de la gallofa muchos vivían de pedir prestado a cambio de pagarés. La posibilidad de ejecutar estos pagarés era remota, pues tenía como condición que el deudor generara ingresos. Tal fórmula es la que propone Varoufakis, pagar cuando haya crecimiento. De nuevo la posibilidad de cobrar es remota.

  • Los catolicones se oponen a que se sustituya el núcleo del óvulo de una madre que transmite una patología mitocondrial. Qué hijos de puta. Tiene huevos que lo diga yo, católico de salón y hombre de orden.

  • (Querido siempre y admirado a veces Marqués, no llego a comprender si la patología es mitocondrial (entiendo que de DNA mitocondrial), porqué hay que sustituir el núcleo. A bote pronto pensaría que lo que hay que sustituir es el citoplasma (donde se encuentran las mito). O sea, sería coger el núcleo de l óvulo y trasladarlo a otro citoplasma, entonces no sustituiría el núcleo, sino el citoplasma.
    Con la generosidad que te caracteriza, ¿podrías arrojar luz sobre la duda de esta mente obtusa?)

  • Nunca pensé que diría esto, pero varios días seguidos nevando empieza a ser aburrido (y peligroso para la conducción).

  • Gachó, cariño, me gustaría estar dentro de ti y explicarte esto al oído: si sustituyo un núcleo por otro, me quedo con el óvulo cuyo citoplasma contiene mitocondrias sanas. Cuando me dijeras que lo habías comprendido nos correríamos juntos y nos dormiríamos abrazados. Me despertaría con el olor de tú paella…

  • Estoy teniendo una discusión con mi hija mayor sobre la reforma de los grados universitarios. Al final, no sé si es mejor un grado de tres años más dos de máster o grados de cuatro con un máster de uno. Entiendo que la primera opción cueste más ahora, pero en algún momento habrá que converger con el resto del mundo. Además, en algunas carreras no veo que un máster de un año sea suficiente para especializarse. Creo que sería conveniente marcar nítidamente la diferencia (y las competencias) entre grado y máster, como antes se hacía con las carreras técnicas medias (peritos) y superiores (ingenieros), y en ese sentido, los grados de tres años con máster de dos me parecen más adecuados.

  • (jajaja. Ya, pero tú lo que quieres es el núcleo del óvulo de la mujer portadora de la enfermedad mitocondrial. Luego lo que “tiras” es el citoplasma infecto, y es éste lo que sustituyes. No sustituyes el núcleo, sustituyes el citoplasma. Tú le estás dando más valor a las mitocondrias de una extraña, y yo (y todos) se lo damos al núcleo de la que quiere ser mamá. Porque si no fuese tan importante ese núcleo ¿a qué no coger el óvulo entero de la donante con núcleo y todo?. Cuando entiendas tú mi planteamiento (y el castellano), mojaré mis sábanas blancas aplaudiéndote.)

  • (Madredelamorhermoso, saiens putichat.
    No hay nada que me dé más gusto que que me den la razón, cómo me conoces, zalamero.
    Ahora ya déjame, que me he desmayado con el orgasmo -como la Presley- y he quedado inconsciente (es lo que tiene desmayarse)

  • 3 de febrero de 2015 a las 21:35 MARQUESDECUBASLIBRES
    Los catolicones se oponen a que se sustituya el núcleo del óvulo de una madre que transmite una patología mitocondrial. Qué hijos de puta. Tiene huevos que lo diga yo, católico de salón y hombre de orden.

    Exactamente esa es la expresión. Han pensado mucho antes de tomar esta decisión.

  • Gracias, Gómez. Regreso de una conversación alcohólica sobre el fenómeno de los cantautores. Le bon maître me le pardonne.

  • Dice uno esto: “Ahora no está disponible para su consulta porque es intención de su autor publicarla, tras sintetizarla, en una monografía de divulgación científica, en el momento que considere oportuno.”

    Y otro entiende esto: “Un práctica común. Proteger la tesis cuando se quiere publicar un libro con ella.”

    Querer publicar un libro es algo más que no descartar la idea de publicarlo alguna vez, aunque el derecho a la propiedad incluya el de no sacar los solares a la venta jamás (para cuando llegue el momento oportuno).

  • Pronto se estudiará en Historia de la Ciencia cuánto tardaron los científicos en descubrir las posibilidades inauditas de progreso que se escondían en el estudio del derecho mercantil: la más extraordinaria de todas, la de callarse.

    Camps fue el pionero. Consciente de su valía, sin miedo alguno a la incomprensión, dispuesto al martirio si fuera menester, le dijo a la comunidad científica que había demostrado en la ventanilla correspondiente que algo podía decirle.

    Y aún le quedó, en ese momento de zozobra y turbulencia, la elegancia superior de hacer de la sabiduría doctoral un complemento coqueto, a juego con los calcetines.

  • Tiene mucho de redundancia hablar de la propiedad privada, o sea, de una propiedad que, como verdadera propiedad, es propia y no común.

  • Si hay algo decepcionante en la glosa de AE es que se interese por un asunto menor -como hacer justicia a los derechos civiles, y hasta mercantiles, del profesor Camps- si se compara con las risotadas que le debemos a la figura extraordinaria y genialmente estrambótica -me da igual que en este caso sea ficticia o fáctica- del que en un congreso científico dedica el tiempo de su ponencia a estar callado.