Silencio

silencio
Por Juan Ramón Rodríguez.

Silencio.

Tres de la mañana. Lunes, tal vez. Llovía de manera estrepitosa en la calle, que se encontraba en un sueño inducido de luces de neón y cabarets en quiebra.

Sin embargo, en aquel salón, en aquella estancia, reinaba una paz inquieta que contrastaba con la orquestada anarquía del concierto de gotas de agua golpeando las ventanas de la casa.

Silencio.

Se encontraba hecho un ovillo a dos suspiros del tresillo. Barba desaliñada fruto de una deplorable semana, despeinado desenfadado y harapos sudorosos. Sus ojos, incandescentes brasas comburentes, intentaban descansar en una narcosis de legañas y alcohol barato. Le dolían las articulaciones, rígidas como el baile que acompaña a una muerte recién entonada.

Silencio.

Trinaba un reloj de pared bordeando el techo, presidiendo impasible aquella denigrante obra macabra. Al fondo se podía oír tímidamente cómo un coche se perdía por un horizonte imaginario. El ovillo se mantenía inmóvil y apacible, formando parte de un tétrico atrezo. En lo más recóndito de su inconsciente, aquel reloj apaleaba su cabeza con la fuerza del trueno y el ímpetu del rayo.

Sentía una bomba en su sien. Pocos minutos quedaban. El estallido era inminente.

Tic-tac, tic-tac.

No recordaba nada. Días, meses, horas… toda aquella parafernalia le resultaba indiferente. Tampoco la necesitaba. Se creía por encima de las leyes del hombre. Libre y etéreo.

Tic-tac, tic-tac.

No sabía qué habría sido de todo lo que le rodeaba en su entorno. Llevaba demasiado sin contactar con nadie que presumiera de constantes vitales. Todo a su debido tiempo.

La mecha se acababa.

Tic-tac, tic-tac.

¡Bum!

La calma que predecía una tempestad inminente se vio interrumpida por un inhumano alarido procedente de las profundidades de una garganta humeante de desatino y ebriedad. La lluvia paró y acertó a escuchar cómo el último hombre de la raza humana anunciaba a sus vástagos que el reloj había dado las tres y media de la mañana.

Arrodillado ante el reloj, sin mostrar arrepentimiento por sus pecados, desafiaba a todo aquel que intentara exorcizar sus virtudes internas.

Dejó de gritar. Sentía arder su laringe, y comenzó a extinguir las llamas con lágrimas.

Un llanto sórdido, tan insignificante que le daba vergüenza mostrárselo al exterior. Solo sollozaba para sus adentros, con arrítmica torpeza.

No sabía llorar.

Una lágrima resbaló sobre sus demacradas mejillas, con una tersa trayectoria y habilidad inhumana. Bordeó con soltura el mentón, disponiéndose a saltar y perderse en el vacio inhóspito de aquella lúgubre pieza. Se tensaba lentamente, amagando una sobria caída, falta de pomposidad y público.

Sucumbió a la inexorable fuerza de la gravedad, que la condujo a una precipitada muerte rodeada de mugre y motas de polvo. Caía con una gracia y pureza virginales, haciendo que el tiempo se detuviera para volverse y saludar con una mirada de pesar que inspiraría poemas e historias eternas. Todo aquello que daba vueltas en el Universo acertó a apreciar con soslayo cómo el más preciado regalo del cielo, cómo aquel vasto imperio se desmoronaba ante la impasividad del respetable, que dormía plácidamente.

Una tierna lágrima que se difuminaba por la árida superficie de una alfombre sucia y desgastada lo despertó de su trance. Dejó de gimotear y abrió los ojos para mirar al suelo, y distinguió la húmeda mancha que había dejado esta a su paso.

Ahora lo entendía todo.

170 comentarios

  • Ahora que leo «inhumano alarido» y tras conocer el periplo del Marqués, me ha venido a la cabeza algo que me contaron sobre la universidad en Suecia (quizá lo he escrito ya, pero si es así, aguantarsen). Al parecer el rectorado ofrece un momento concreto a sus alumnos para que puedan abrir las ventanas y gritar para desfogarse. Según quien me lo contó, en aquellos gritos había una angustia atroz.

  • Brema, ayer me pasó lo siguiente en la reunión de Aachen. A pesar de que estaba medio nevando cada vez que teníamos un descanso abrían todas las ventanas un buen rato para ventilar. Al reanudar la reunión había que ponerse el abrigo un rato hasta que se caldeaba de nuevo el ambiente ¿Es esto alguna modalidad de higienismo? ¿Es costumbre habltual?

  • Yo pensaba, yo creía que las Amazonas (A-“sin”-mazos-“pecho”) se cortaban o quemaban el pecho derecho para disparar bien con el arco, pero estas señoritas no son aunténticas amazonas, porque tienen dos tetas como el resto de las mortales.
    No nos dejemos engañar.
    ***
    Una pequeña errata en el texto de Juan Ramón:

    último hombre de la raza humana

    MAL, es especie humana.
    (Y que sea la última vez que se me obliga a hablar de la entrada de hoy)

  • (Si de todos los especialistas en oncología que hay en España, Carlitos Herrera selecciona al director médico del IVO (cuyo nombre me niego a escribir) como representante para entrevistarlo, podeoms hacer un par de observaciones:
    -Carlitos Herrera no conoce realmente al entrevistado, y se mueve por intereses políticos/económicos
    -ya no vas a poder fiarte de ningún entrevistado que Carlitos Herrera seleccione como representante de nada.)

    Lágrimas negras como mi vida. mis heces.

  • Es costumbre habitual, Marqués. «Frische Luft!!» (¡¡aire fresco!!) Te lo receta el médico cuando tienes una gripe (eso y beber agua), e imagino que también cuando tienes salmonelosis, el sida, tabardillo, moquillo, sarna, etc.) Sus sistemas de aislamiento en puertas y ventanas son tan eficaces que el aire de un espacio cerrado se enrarece muy pronto, por lo que conviene ventilar aunque fuera haya veinte grados bajo cero. Si a esto suma que son muy aprensivos (jamás tosas al lado de un alemán, porque empezará a hacer aspavientos histriónicos), eche cuentas. Yo me he acostumbrado y en invierno suelo dormir con la ventana abierta, aunque hiele fuera.

  • «El perro de san Roque no tiene rabo porque Ramón Rodríguez se lo ha robado».
    Lo estamos pensando todos, alguien lo tenía que decir.
    Que comparezca el autor, que le queremos hacer un apostrophe de encuentros con las letras.
    Primera pregunta: ¿Qué quiere decir?
    Segunda pregunta: ¿Es autobiográfico?
    Tercera pregunta: Tema libre.

  • (Alemania, Bremaneur, a mi me interesa que se pregunte Alemania.
    No obstante, como esta tarde (a las 15, recién comidos), vamos a hacer la triple practica de análisis de heces, te contestaré a la pregunta a la noche, ya con el vocabulario correcto ad hoc al tema, recién asimilado)

  • A mí me parece que despues de “Bajo el volcán”, donde se describe el infierno del mezcal, carece de sentido escribir historias protagonizadas por borrachos. Parece ser que el propio Löwry era un bebedor excesivo. Quizás se escriban este tipo de historias como una forma de redención del propio alcoholismo, en un intento de mitificar lo que no es mas que una enfermedad.

  • Como portavoz del Comité de Redacción me es muy grato manifestar nuestra más calurosa bienvenida al señorito JR, así como al resto de señoritas y señoritos que últimamente nos envían textos y colaboraciones, con sus nombres propios o con esos seudónimos tan raros que usan. Y además debemos reconocer su valentía, porque las señoritas y señoritos comentaristas son de lengua afilada, ya lo saben ustedes, que a veces dan ganas de decirles algo con mucho cariño.

    Aprovecho también para decirles que el próximo lunes tendremos entrega del señorito @amarilloindio, que anda muy preocupado con los Reptilianos, y que está a punto de poner en imprenta su primer libro de ilustraciones, gracias a la fama y crédito obtenido por sus dibujos en twitter y en este humilde fanzine.

    Y mañana publicaremos la primera viñeta del señorito o señorita Glubs!, un ilustrador o ilustradora que ya nos ha adelantado que no sabe dibujar (ay, Señor) pero que “si le damos una oportunidad de algunos meses quizá le vaya cogiendo el tranquillo, como Máximo (qepd)”.

  • Estoy cada vez mas convencido que las entradas escritas no son necesarias, con mucha frecuencia son infumables y nadie las comenta excepto para criticarlas. Sin embargo, las ilustraciones sí que le dan personalidad al Fanzine. Veo que esta es la deriva que llevamos y lo veo muy razonable. Por mi parte he renunciado a escribir entradas, pues no soy escritor (ni lo pretendo). Sugiero que solo se publiquen cuando haya algo excepcional, como los relatos de Holmes, por ejemplo.

  • 4 de febrero de 2015 a las 10:10 PROCURO FIJARME
    Buenísimo el artículo de San Pedro (que estás en los cielos, BSS, BSS, BSS…).
    El derecho al alarido universitaro me ha recordado el origen de la expresión «derecho al pataleo», que los salmanticenses tienen por suya y los complutenses también.

    Qué bonitas las explicaciones del “derecho al pataleo”. Pero tienen pinta de ser más falsas que una moneda de siete euros. También había leído en algún sitio que era el derecho de los asistentes a una representación musical o a una ópera a expresar su disgusto pataleando. Pero creo que tampoco, que va a ser algo más siniestro y de humor negrísimo, como ya apunté hace unos días con Villon y su famosa balada: el derecho de los ahorcados a manifestar el descontento con su propia ejecución.

  • Un texto de Gachó es seminal, de los “importantes”, como decía el solitario aquel. Algunos nos conformamos con post intrascendentes, dejemos las entradas para escritores,filósofos e intelectuales..

  • Nadie, nadie, eso lo tengo clarísimo, pero como el del cortijo dice que solo ilustraciones y textos de (el enorme) Holms, pues no fuera a ser. Porque entonces ya me lo haría yo para lo mio más a pelo y sin cuidado, con tacos y eso)

  • Pues yo la ilustración de hoy no la entiendo.
    Un tipo en boxers de lana, que obviamente le están enormes, llevando unas “pelotas” de Camper de la época y en una posturita muy Stop in the name of love.
    Que alguna mente preclara me lo explique, por favor.

  • Marqués, mándenos algo. Si no, me tocará escribir a mí. Hágalo por el bien de mi salud, ejerza su profesión con generosidad y gallardía.

  • (Buf. Bueno. Yo a lo mio.)
    Aquí en Valencia hace hoy un frío del carajo. Les pasaría una foto con la plaza San Agustín nevada -no va a cuajar, pero caer ha caído-, lo que pasa es que no se pueden subir fotos.
    He entrado a la canaria a casa, había salido muy chuleta -la dejo suelta por el jardin- a flirtear con el petirrojo, pero al final se ha vuelto a meter en la jaula tiritando.
    Frío. Hace frío.

  • Bonnie, me hubiera gustado dibujar a esta enfermera llorando, pero no lograba dar bien con el escorzo. Como se me dan de cine dibujar tíos en calzoncillos (me hago muchos autorretratos así), pensé que podía hacer uno en posición de dar una orden: ¡Silencio, se sufre! (¡Dejad sufrir en silencio, cabrones!) Ahora me doy cuenta de que soy un artista de minorías (silenciosas) y que no se me da bien hacer llegar el mensaje a las masas. No me considero un fracasado, no obstante. Creo que la perfección en el trazo del paquetón del mozo la podemos hacer Picasso, yo y dos más.

  • La afoto me ha recordado a un forzudo que vendía un aparato para ponerse cachas como él, al que le compré el trasto en mi pre-adolescencia. Los calzones eran idénticos.

  • 4 de febrero de 2015 a las 12:33 SRTA. BELLPUIG
    Y mañana publicaremos la primera viñeta …

    Bellpuig, no se acelere, que aún es miércoles. Le queda aún mucha semana de trabajo. La viñeta saldrá el viernes, ¿no?

  • Y luego hablamos de arte, de las astracciones, de los mensajes subliminacionalizadores de la psique del artista, de la jeta de los artistas, etc. Y otro día saco mis retuladores y hago unas composiciones cromáticas, también astractas, del cagarsen, y lo llamo «naturaleza muerta», y así hablamos de los ciervos, los gorriones, la muerte y la güija, por ejemplo. Yo, a vuestro servicio.

    Una pregunta: ¿a Villa le llamaban el Ouija porque era un fantasma? A mí me parecía muy campechano.

  • Deporte raro, dice del balomano. Seguro que a usted, Bellpuig, le gusta el tennis y humedece los tejidos de la ropa interior (90% algodón, 10% sintético) con Vamosrafa.

  • TENNIS MASCULINO
    poc poc poc poc poc poc poc NOOOOOOOOOOOOOOOOOO

    TENNIS FEMENINO
    AHHHHHHH, AHHHHH, AHHHHHHHH, AHHHHHHHH, AHHHHH, no.

  • 4 de febrero de 2015 a las 11:18
    PROCURO FIJARME
    Primera pregunta: ¿Qué quiere decir?

    Hala, siete años de filología y doce masters del universo para qué. Haber hecho agronomía, Prot.

  • 4 de febrero de 2015 a las 14:26 PERROANTONIO
    A Bellpuig sólo le gusta el patinaje artístico y la gimnasia femenina con aros y cintas.

    Bellpuig, corríjame el verbo, que va en singular y el objeto es plural. (¿A qué me recordará esto?)

  • 4 de febrero de 2015 a las 14:31 Satur
    Hala, siete años de filología y doce masters del universo para qué. Haber hecho agronomía, Prot.

    Satur, cari, sí: todo es un gran error relleno de muchos errores pequeños, qué me vas a decir a mí (BSS, BSS, BSS…). Pero mi intención era hacer una tertulia literaria y mis preguntas son eccelentes.

  • Yo siempre he pensado, sin mucho pero con algún fundamento, que Adrede era hijo de Juan Carlos Rodríguez y que Althusser era el nombre del perro de la familia. A ver dónde meto ahora a Juan Ramón Rodríguez, al que saludo con toda cordialidad.

  • 4 de febrero de 2015 a las 14:51 PROCURO FIJARME

    4 de febrero de 2015 a las 14:35 Perroantonio

    Y luego Sita, cambie donde pone «objeto», porque quiere decir «sujeto», que es el que manda en la flección. (NO, ¡NOOOH!).

    Ahhhgggg. Satur, el que hizo no se qué de filología sin aprovechamiento, fui yo. Les cedo el derecho a que me pat(al)een el culo. Proc, mardita roedorah.

  • Una pequeña errata en el texto de Juan Ramón:
    último hombre de la raza humana
    MAL, es especie humana.

    Tienes razón, “raza humana” es una expresión anacrónica. Sin embargo, el debate sobre si existen o no es largo y tedioso y no viene al cuento.
    Citando al doctor José Marín González (y agarrándome a un clavo ardiendo): “Si de “razas” se tratara, hay una sola “raza”: la humana”
    Saludos a todos. Nos leemos.

  • Con la seguridad con la que avanza el pensador por la senda silogística llegué una vez a la conclusión de que sabía lo principal de Althusser. No podía ser Juan Carlos Rodríguez, ya que, al contrario que éste, un especialista en el pensador francés, Althusser no sabía nada de filosofía. Pero el hecho de llamarse Althusser, ser de Granada, y, sobre todo, perder su humor a prueba de bombas cada vez que Mercutio lo llamaba Juan Carlos, hace pensar en alguna relación entre aquéllos.

    Seguramente una relación jerárquica, además de íntima, si era cierta mi sospecha de que Althusser temía que el otro se enterase de sus andanzas por los blogs, en las que jugaba con esa relación. Primero pensé que era su querido, pero alguien que conoce al profesor Rodríguez me aseguró que era heterosexual, casado y con familia. Pues entonces, hijo.

    Que por ahí andaba metido un perro, al que el propio Althusser llamaba con ese mismo nombre, un poco para joder a su padre, se me presentaba con la evidencia de las cosas que se adivinan.

    Estoy convencido de más cosas. Estudió Literatura, como el padre. Le echo unos cincuenta años: los conocimientos que mostraba no eran los de un recién licenciado. Pero no parecía tener trabajo. Seguramente hartos en su casa de que no hiciera nada a su edad, lo amenazaron con echarlo si no se ponía inmediatamente a preparar oposiciones a lo primero que saliera. Esto explicaría que de pronto empezó a exhibir algunos conocimientos en derecho y economía. Aprobó, y ahora es un feliz administrativo.

  • Al gallego le gustaba que lo confundieran con el granadino. Yo, que nunca me atreví a contradecir ese gusto, me he planteado alguna vez seriamente la opción de confundirlos del todo.

  • Por cierto, en un movimiento sorprendente, Pepitas de Calabaza, que como editorial me tiene muy gratamente desconcertado, publica En pos del milenio (Revolucionarios milenaristas y anarquistas místicos de la Edad Media) de Norman Cohn, todo un clásico, del que al menos hubo una versión (agotada) en Alianza Editorial (1981). Lo leí en su día por consejo de Juaristi y lo tenía en la lista de relecturas post-Escohotado. Porque quienes hayan terminado con el primer tomo de Los enemigos del comercio, sin perder la compostura tras su áspera prosa, y se hayan quedado con las ganas de conocer más de las andanzas de las sectas ebionitas y milenaristas, pueden gozar mucho de la estupenda prosa de Cohn (al menos era estupenda en la traducción de Alianza).

    Les dejo una breve reseña de Antonio Muñoz Molina.

  • Tu explicación, admirado Brät, me retrotrae a áquel anuncio en el que se sufría en silencio la inflamación de los vasos hemorroidales.

  • VIEJOS ROPEROS

    ¿Adrede en Twitter? Yo lo hacía más bien en Barcelona, adonde, al cabo de los años, le ha llevado la curiosidad por conocer a su devoto amigo e imitador Aldeans. Este lo ha recibido con los brazos abiertos y un discursito de elogio de la senectud, que le ha hecho dudar de si estaba tirándose el rollo anti-casta o llamándole viejo a la cara. El caso es que han congeniado tanto, que Adrede se ha planteado quedarse a vivir con él en su pisito del soltero, compartiendo gastos eso sí, que Aldeans será tonto, pero catalán también.

    Dos mañanas de subir por allí, y ya se han convertido en los reyes del Tibidabo (o del Turó del Carmel, que no me aclaro).

  • 221 insultos en español que todo bloguero que se precie debería conocer. Se los pongo así porque sé que ustedes no abren los enlaces ni pa’ Dios, sinsorgos (que no aparece):

    1. Abanto
    2. Abrazafarolas
    3. Adufe
    4. Alcornoque
    5. Alfeñique
    6. Andurriasmo
    7. Arrastracueros
    8. Artabán
    9. Atarre
    10. Baboso
    11. Barrabás
    12. Barriobajero
    13. Bebecharcos
    14. Bellaco
    15. Belloto
    16. Berzotas
    17. Besugo
    18. Bobalicón
    19. Bocabuzón
    20. Bocachancla
    21. Bocallanta
    22. Boquimuelle
    23. Borrico
    24. Botarate
    25. Brasas
    26. Cabestro
    27. Cabezaalberca
    28. Cabezabuque
    29. Cachibache
    30. Cafre
    31. Cagalindes
    32. Cagarruta
    33. Calambuco
    34. Calamidad
    35. Caldúo
    36. Calientahielos
    37. Calzamonas
    38. Cansalmas
    39. Cantamañanas
    40. Capullo
    41. Caracaballo
    42. Caracartón
    43. Caraculo
    44. Caraflema
    45. Carajaula
    46. Carajote
    47. Carapapa
    48. Carapijo
    49. Cazurro
    50. Cebollino
    51. Cenizo
    52. Cenutrio
    53. Ceporro
    54. Cernícalo
    55. Charrán
    56. Chiquilicuatre
    57. Chirimbaina
    58. Chupacables
    59. Chupasangre
    60. Chupóptero
    61. Cierrabares
    62. Cipote
    63. Comebolsas
    64. Comechapas
    65. Comeflores
    66. Comestacas
    67. Cretino
    68. Cuerpoescombro
    69. Culopollo
    70. Descerebrado
    71. Desgarracalzas
    72. Dondiego
    73. Donnadie
    74. Echacantos
    75. Ejarramantas
    76. Energúmeno
    77. Esbaratabailes
    78. Escolimoso
    79. Escornacabras
    80. Estulto
    81. Fanfosquero
    82. Fantoche
    83. Fariseo
    84. Filimincias
    85. Foligoso
    86. Fulastre
    87. Ganapán
    88. Ganapio
    89. Gandúl
    90. Gañán
    91. Gaznápiro
    92. Gilipuertas
    93. Giraesquinas
    94. Gorrino
    95. Gorrumino
    96. Guitarro
    97. Gurriato
    98. Habahelá
    99. Huelegateras
    100. Huevón
    101. Lamecharcos
    102. Lameculos
    103. Lameplatos
    104. Lechuguino
    105. Lerdo
    106. Letrín
    107. Lloramigas
    108. Longanizas
    109. Lumbreras
    110. Maganto
    111. Majadero
    112. Malasangre
    113. Malasombra
    114. Malparido
    115. Mameluco
    116. Mamporrero
    117. Manegueta
    118. Mangarrán
    119. Mangurrián
    120. Mastuerzo
    121. Matacandiles
    122. Meapilas
    123. Melón
    124. Mendrugo
    125. Mentecato
    126. Mequetrefe
    127. Merluzo
    128. Metemuertos
    129. Metijaco
    130. Mindundi
    131. Morlaco
    132. Morroestufa
    133. Muerdesartenes
    134. Orate
    135. Ovejo
    136. Pagafantas
    137. Palurdo
    138. Pamplinas
    139. Panarra
    140. Panoli
    141. Papafrita
    142. Papanatas
    143. Papirote
    144. Paquete
    145. Pardillo
    146. Parguela
    147. Pasmarote
    148. Pasmasuegras
    149. Pataliebre
    150. Patán
    151. Pavitonto
    152. Pazguato
    153. Pecholata
    154. Pedorro
    155. Peinabombillas
    156. Peinaovejas
    157. Pelagallos
    158. Pelagambas
    159. Pelagatos
    160. Pelatigres
    161. Pelazarzas
    162. Pelele
    163. Pelma
    164. Percebe
    165. Perrocostra
    166. Perroflauta
    167. Peterete
    168. Petimetre
    169. Picapleitos
    170. Pichabrava
    171. Pillavispas
    172. Piltrafa
    173. Pinchauvas
    174. Pintamonas
    175. Piojoso
    176. Pitañoso
    177. Pitofloro
    178. Plomo
    179. Pocasluces
    180. Pollopera
    181. Quitahipos
    182. Rastrapajo
    183. Rebañasandías
    184. Revientabaules
    185. Ríeleches
    186. Robaperas
    187. Sabandija
    188. Sacamuelas
    189. Sanguijuela
    190. Sinentraero
    191. Sinsustancia
    192. Sonajas
    193. Sonso
    194. Soplagaitas
    195. Soplaguindas
    196. Sosco
    197. Tagarote
    198. Tarado
    199. Tarugo
    200. Tiralevitas
    201. Tocapelotas
    202. Tocho
    203. Tolai
    204. Tontaco
    205. Tontucio
    206. Tordo
    207. Tragaldabas
    208. Tuercebotas
    209. Tunante
    210. Zamacuco
    211. Zambombo
    212. Zampabollos
    213. Zamugo
    214. Zángano
    215. Zarrapastroso
    216. Zascandil
    217. Zopenco
    218. Zoquete
    219. Zote
    220. Zullenco
    221. Zurcefrenillos

  • Más allá del horror del sadismo y la crueldad gratuitos, los vídeos del ISIS ponen de manifiesto dos cosas: que disponen de guita y conocimientos técnicos en abundancia para producirlos, y que son hijos de la cultura del videoclip y los juegos de ordenador. Poco que ver con aquellos desheredados de la tierra de ‘Viva Zapata’ o de ‘Los diez días que conmovieron al mundo’. Creo que hay que verlo para darle unas vueltas a lo que está sucediendo (la traca final, a partir del minuto 17):
    Warning: extremely graphic video

  • ¿No se van a sorprender sus seguidores con esto que me está diciendo?
    – Mis seguidores se sorprenden siempre, sin parar (Heráclito Escohotado).
    (A ver si me pongo y le alcanzo, perro)
    *****
    ISIS quema al piloto.
    Los familiares piden venganza y Jordania ejecuta a la mujer terrorista (que lleva diez años en la mazmorra).
    Se reúnen los suníes moderados para decretar que quemar gente es contrario al islam y que los autores merecen ser crucificados.
    Viaje a la Edad Media.

  • En este asunto discrepo radicalmente de Arcadi. Creo que no hay que hacerles el trabajo de propaganda a los terroristas como, salvando las distancias, no hay que hacerles la campaña electoral a quienes no creen en la democracia. Es un error difundir este tipo de vídeos.

  • Llevo años denostando a Sabina, que si ripioso, que si tal y pascual. Ha bastado que esta noche me dijera ella que “soy su Sabina” para que haya virado bruscamente mi opinión: sí, se trata de el Dylan patrio, de un poeta de altura. Reconozco mi ceguera, mi soberbia, no había advertido cuanto tenemos en común.

  • Si haberlo visto, con saber de qué va, no veo el modo de librarme de la propaganda que justifica el crimen a los ojos de sus autores: la de que el piloto se dedicaba a lo mismo.

  • A ver cómo se quita uno de la cabeza la asociación entre el piloto ardiendo y el napaln de tantos bombardeos aéreos. Al fuego, fuego: está claro que el éxito del mensaje es indisociable de la ocurrencia bestial.

  • Tengo clarísima la línea que debería marcar la transimisión o no transmisión de estos vídeos propagandísticos de los grupos terroristas: no difundir jamás ni un solo fotograma que los asesinos deseen que sea difundido. Lo demás, invoquemos el nombre que invoquemos para ello, es hacerles el juego. Eso pienso, vamos.

  • Tiene razón, Gengis. Pero el piloto no se dedicaba exactamente a lo mismo. Digamos que se ahorraba la parte didáctica y moralizante de untar de combustible a la gente, prenderles fuego, rodar la combustión con varias cámaras, poner música, reforzar los elementos dramáticos con primeros planos y picados del rostro en combustión y difundirlo a las masas.

  • Hay que ver el vídeo. Únicamente con que se difunda su existencia y su contenido, aunque sea de palabra, el objetivo propagandístico está conseguido. Eso hay que aceptarlo y consecuentemente verlo, porque además de asco, es información. Si no lo hacemos, nos quedamos sólo con la propaganda.

    Perro, me ha jodido con lo de Malick: le regalé esa película con intención y entusiasmo a una mujer a la que suele gustarle mucho lo que escribe. Lo que escribe usted, no Malick. Ahora se debatirá entre Malick y Perroantonio y yo me quedaré en medio como un gilipollas.

    Igual esto les hace gracia: Escohotado rapsoda. El texto que recita es suyo, escrito para la canción. Para quienes no soporten a Calamaro, a partir del 3:33.

  • (No hay que ver el vídeo.
    Solo por el hecho de que es precisamente eso lo que quieren los terroristas, no hay que ver el vídeo.
    No hay que ver el vídeo, por el hecho de que al parecer ha quedado demostrado que el vídeo lleva un currele de post edición y que además parece que tienen ínfulas de creadores visuales y nada le jode más a un artista que no hagan caso a sus creaciones artísticas, no hay que ver el vídeo.
    No hay que ver el vídeo, porque es una forma de plantarle cara a los terroristas, “no vamos a ver vuestros putos vídeos”.
    No hay que ver el vídeo, el ojo humano es capaz de acostumbrarse a cualquier cosa, y digo cualquier cosa. Si empezamos a ver con asco, estupor y horror los vídeos de estos terroristas, terminaremos viéndolos con mirada critica sobre los efectos especiales y de maquetación con un bol de palomitas en el regazo. No hay que ver el vídeo.
    No hay que ver el vídeo porque no hay que acostumbrarse a ver estos vídeos.
    Los morbosos siempre encontrarán una razón de peso para ver estos vídeos.
    No, de ninguna manera hay que ver el vídeo.)

  • En la lista de Pirata echo de menos “Meaesquinas”, y “Cagatejados”.
    En mi peblo son muy de usar esos motes para dirigirse a algunas familias. A mí me gusta el de una amiga de mi madre que la llaman “Lahablapoco”.
    Me encanta mi peblo.

  • Continuo la gira, salgo hacia Bucaresti. El Rumanía gobierna ahora la derecha pro-europea, el primer ministro es de origen alemán. Durante mucho tiempo ha gobernado una izquierda corrupta y pro-rusa que ahora parece tan hundida como el PASOK y el PSOE.

  • Qué foto más bonita, Verle.
    Estoy con Perroantonio, Gacho y Bonnie, y no voy a ver el vídeo porque ni tengo ganas ni me da la gana. Pero también me doy cuenta de que alguien tiene que verlo: para saber. Recuerdo otra vez aquel artículo de Arcadi de cuando Foley, y su detallada descripción verbal, idéntica y tan diferente del propio vídeo, porque la imagen no pasa por las aduanas civilizadoras de la palabra.

  • 5 de febrero de 2015 a las 00:57 ALBERT
    Hay que ver el vídeo. Únicamente con que se difunda su existencia y su contenido, aunque sea de palabra, el objetivo propagandístico está conseguido. Eso hay que aceptarlo y consecuentemente verlo, porque además de asco, es información. Si no lo hacemos, nos quedamos sólo con la propaganda.

    No discutía yo sobre eso. Los periódicos y los medios pueden obrar según su conciencia y conveniencia. Yo he visto el vídeo porque lo ha pegado aquí Pirata. Pero me lo había ahorrado en los medios digitales. Mi opinión es que no hay que difundir el vídeo, es decir, enviarlo por e-mail, publicarlo en Facebook y twittearlo. Eso, más que difusión de la información es colaboración con el servicio de propaganda del enemigo.

    No es lo mismo que un periodista robe imágenes que los bárbaros no quieren que se difundan, como los ahorcamientos de Irán o las decapitaciones de Arabia Saudí, que difundir vídeos editados por los servicios de propaganda. O para que se entienda aún mejor: no es lo mismo ir con la cámara y la oreja al mitin del partido político y elegir lo que ves y oyes que aceptar un vídeo enlatado por el mismo partido para pasarlo por el telediario.

    Perro, me ha jodido con lo de Malick: le regalé esa película con intención y entusiasmo a una mujer a la que suele gustarle mucho lo que escribe. Lo que escribe usted, no Malick. Ahora se debatirá entre Malick y Perroantonio y yo me quedaré en medio como un gilipollas.

    Vaya, hombre, no quisiera yo fastidiar por una tontería el curso del amor.

    No entré en la película. Malick es un director intenso y arrebatadamente lírico. Eso es un problema si no te va la lírica o tienes el día prosaico. Tampoco ayuda ver el cine en la pantalla del televisor. Cuando estrenaron ‘La delgada línea roja’, mi chica se salió de la película porque no fue capaz de soportar la tensión y la agonía de los soldados antes de la batalla (qué cosas, hay mucho menos tomate que en la escena inicial de ‘Gladiator’, pero la angustia que produce es exponencialmente mayor). En fin, que la culpa es mía. No estaba yo para sufrimientos. Cada vez estoy menos.

    Igual esto les hace gracia: Escohotado rapsoda. El texto que recita es suyo, escrito para la canción. Para quienes no soporten a Calamaro, a partir del 3:33.

    Curioso. Con esa voz cavernosa todo parece muy profundo.

  • 4 de febrero de 2015 a las 17:24 Perroantonio
    Les dejo una breve reseña de Antonio Muñoz Molina.

    Perroantuán, la reseña brilla… por su ausencia.
    Nuestra Señora de Bellpuig no va en auto.

  • Difícilmente hay algo peor que el napalm (tanto por los efectos como por lo indiscriminado de aquellos bombardeos que buscaban arrasar una amplia zona de terreno con todo lo que contenía), agernte que, por cierto, se inventó en un lugar tan civilizado como Harvard. Aunque sea una quimera e incluso suene ridículo mencionarlo, en la actualidad se tiende en la medida de lo posible, como bien sabe usted, a seleccionar los objetivos, minimizar víctimas civiles y esas cosas, a lo que contribuye precisamente la alta tecnología armamentística.

    En cuanto a los paralelismos que señalaba: se trataba de un soldado uniformado –ya fuera piloto, marine o zapador– capturado en una acción de combate, y que. como tal, debe ser tratado como prisionero de guerra. Cualquier analogía ulterior ante una ejecución tan inenarrablemente cruel, a mi entender, no tiene demasiado sentido

  • Lamento decirlo, pero el artículo de AE me parece retórica sacerdotal, o sea, hueca y cargada de moralina. “Me pregunto, en la ida y venida de un soliloquio difícil, hasta qué punto es moralmente lícito no compartir una micra simbólica del dolor de Moaz; y también me pregunto a quién deja de verdad solo y abandonado esta negativa: si a sus asesinos o a él”.

    No entiendo por qué difundir el vídeo debe leerse como compartir el dolor y no otras cosas más evidentes. La agonía del soldado dura apenas dos o tres minutos, pero el vídeo dura 22 minutos, en donde hay una clara apología de la venganza y un paralelismo didáctico: una vez quemado vivo, una excavadora aplasta su jaula (con el cadáver aún en llamas dentro), derribando su “casa” simbólica, como explican que hizo (pormenarizadamente con imágenes) el piloto en sus bombardeos. Hasta alguien que no haya estudiado periodismo puede entender la parábola.

    ¿Que a quién deja sólo y abandonado la negativa de difundir el vídeo? Vamos, hombre. El soldado Moaz lleva muerto un mes. Los muertos se quedan muy solos pero no veo yo que la reparación del crimen venga por el camino de reproducir infinitamente el vídeo de su combustión. Y hasta me parece un poco soez, querido, la frase que dice “Es esta opción por el tráiler pasteurizado y no por la película íntegra, por el encuadre y no por la deformación de la sangre, lo que facilita que cualquier desfile de moda sea capaz de utilizar mañana el atrezo IS”.

    No jodamos. A ver si el único que ha visto el vídeo íntegro soy yo. Porque es ahí, en los instantes previos a la incineración, cuando uno de los cámaras se da un paseo en contrapicado mostrando a los soldados cuidadosamente dispuestos sobre las ruinas, como en una película de Sergio Leone, con sus uniformes primorosamente planchados, donde está el jodido desfile de moda, ya enlatado para editores zánganos y modistos subnormales.

    Vamos, que no era necesario trenzar metáforas ni símiles ni ponerse lírico. Os las han dado todas enlatadas en el vídeo, primorosamente seleccionadas y dispuestas, y habéis tragado el anzuelo a la primera. Lo que, por otra parte, era lo previsto.

  • ¡¡Bravo Perroantonio!!
    (¡¡Hay que ver qué piquito de oro tienes!!)

    Me pregunto cómo es que AE pudo ver el vídeo del piloto quemado y no el de la decapitación del periodista Foley, que nos dice Procu un poco más arriba.

  • Ver o no ver el video del piloto asesinado.
    Siempre es reprochada por los moralistas la reticencia a indignarse por el mal. Y es que sin indignación, la moral perdería su razón de ser. He aquí su impotencia y su paradoja.
    La impotencia de la indignación consistiría en hacer desaparecer como por arte de magia el acontecimiento que se pretende atacar, prohibiendo por su recusación moral previa toda toma en consideración. Así la descalificación por razones de orden moral permite evitar cualquier esfuerzo de comprensión de los hechos, de manera que un juicio moral siempre traduce un rechazo a pensar.
    La paradoja de la indignación moral sería el hecho de que aquello contra lo que se subleva es así mismo de orden moral.
    Los crímenes de los que se indignan los moralistas han sido casi siempre la obra de personas más moralistas aún.

  • Dado que el video incluye cuatro quintas partes de propaganda y justificación, todo se reduce al hecho de difundir el acto bárbaro, cortando toda la parafernalia y difundiendo sólo el asesinato.
    No hacerlo y que no sea visto por la mayoría del bien pensante ganado sólo contribuye a que éste siga sin valorar correctamente la amenaza.

  • 4 de febrero de 2015 a las 22:32
    marquesdecubaslibres . .

    Llevo años denostando a Sabina, que si ripioso, que si tal y pascual. Ha bastado que esta noche me dijera ella que “soy su Sabina” para que haya virado bruscamente mi opinión: sí, se trata de el Dylan patrio, de un poeta de altura. Reconozco mi ceguera, mi soberbia, no había advertido cuanto tenemos en común.

    ¡Ay! ¡que le ha dado un aire! (polar)

  • Y una mierda.
    No verlo significa que no lo veo porque los terroristas lo han hecho y divulgado para que lo vea. O sea para que yo vea lo que ellos quieren que yo vea. Y a mí no me da la gana darles gusto.
    Ya sé que es un vídeo en el que queman a un hombre vivo encerrado en una jaula.
    Es más, a estas alturas ya dispongo hasta de criticas estéticas, simbolistas, y moralistas sobre el mismo.
    Yo sé muy bien porqué no veo el vídeo y lo que significa. No veo el vídeo porque no me sale del coño verlo, y significa que ejerzo mi derecho a la libertad.
    (Lo del coño subrayado, que estos yihadistas son misóginos)

  • Bueno, uno quiere creer que ante la imagen de un señor –cristiano, musulmán o miembro de la iglesia del Santo Nabo– al que queman vivo en una jaula, se indignaría cualquier persona, moralista o no, que no sea o un psicópata o un tonto de capirote.

  • Lo del video, la verdad es que no sé.
    Yo lo he visto: ¿ayuda en algo al IS que yo lo haya visto?
    No creo.
    ¿Les perjudica? Pues difícilmente.
    Mi hijo lo ha visto conmigo y su reacción ha sido preguntar “¿cómo puede el mundo permitir esto?”.
    ¿Podríamos decir entonces que la difusión es contraproducente para sus autores porque habrá muchos que como mi hijo comprendan cabalmente lo que son?
    Pues también lo dudo, creo que mi hijo tampoco necesitaba ver el video para considerar que son una gente a exterminar.
    El argumento de no hay que verlo porque es lo que quieren que hagamos tampoco me acaba de convencer, uno no “ve” sin más, uno ve y luego llega a una conclusión sobre lo que ha visto, y probablemente no es la que buscaba el autor.
    Creo que es algo que hacen para consumo interno, para su gente. También ETA sacaba comunicados, no es lo mismo pero es parecido.
    Me viene un recuerdo, hace mucho tiempo, yo era un crío, no tenía muy claro lo que pensaba del “problema vasco”. Entonces, una noche, en el último telediario o lo que fuera se vio la escena en la que la familia de un guardia civil asesinado aquí llegaba y se encontraba con el féretro. Fue una escena atípica por lo cruda, ni voz por encima ni nada, la familia llorando a gritos.
    No voy a decir que aquéllo me hiciera llegar a ninguna conclusión, pero qué duda cabe de que las imágenes ayudan, ya lo creo que ayudan.
    En este caso del video hay tanta “producción” en lo filmado que resulta hasta frío, pero la barbarie se ve.
    Las personas, mientras la crueldad nos resulte tangencial, mientras podamos escaparnos y no verla, no nos acaba de resultar insoportable, pero la acumulación termina por imponerse, esto será triste de decir, pero es como funciona.
    Al respecto la reacción de Jordania me parece muy relevante, creo que difícilmente esta gentuza del IS va a poder seguir actuando de esta forma.

  • Schultz
    El argumento de no hay que verlo porque es lo que quieren que hagamos tampoco me acaba de convencer, uno no “ve” sin más, uno ve y luego llega a una conclusión sobre lo que ha visto, y probablemente no es la que buscaba el autor.

    Completamente de acuerdo.

  • Debo aclarar que por mi parte la discusión no estaba entre ver o no el vídeo, que lo vi inmediatamente, sino entre difundirlo entre amigos y conocidos o no.

    Es obvio que los destinatarios del vídeo no somos los occidentales, si no lo habrían editado en inglés, sino los simpatizantes islamistas. Razón de más para no colaborar en su difusión.

  • Pero, Perroantonio, estamos de acuerdo, es para ellos, ahora bien, ¿cifras de difusión de El País en Mosul?
    Ya, también los hay en Ceuta, pero tampoco necesitan El País. El video sube a la red y no hay más. El daño, si lo hay, ya está hecho.

  • Curioso. Yo no había llegado tan lejos como ustedes en los razonamientos, ni me había planteado nada sobre la moralidad o inmoralidad de ver el vídeo o difundirlo. La expresión “hay que verlo” debe leerse con su continuación “para darle unas vueltas a lo que está sucediendo”; es decir, lo que me ha llamado la atención del vídeo (igual que de la anterior producción de Isiswood, la decapitación de una treintena de soldados sirios en fila) es la evidente contradicción entre la interpretación buenista de la violencia de una parte creciente del mundo musulmán (el retrato de los victimarios como víctimas del imperialismo, objeto de otras formas de violencia, infraperros de las banlieues, etc.) y lo que se deduce de esos vídeos: mucha pasta, un poder que sabe muy bien lo que se hace, una extremada conciencia de la división de opiniones en el mundo occidental (de la fractura entre los Je suis y los Je ne suis pas) y el aprovechamiento de una estética muy moderna (el videoclip, el videojuego) al servicio de una visión del mundo muy medieval.

  • (Es verdad. Entre las ganas que te han entrado de invadir Polonia “y quedarse aquí discutiendo si hay que verlo o no”, hay un abismo, un mundo, una galaxia, de diferencia.
    Y no sé qué coño ibas a hacer tú ahora en Polonia.
    Ver el vídeo es como probar la coca. “Hay que probarla”. Muy bien, adelante, probadla. Yo jamás me he hecho una raya de coca. Y tengo (todavía) suficiente fuerza de voluntad como para no ver el vídeo. Es una cuestión de principios: Meteos el vídeo por el culo yihadistas, mirad lo que hago yo con vuestro vídeo: no verlo.
    “Hombre, hombre, ¡con lo que nos lo hemos currado!”. Pues no lo veo, no lo vemos nadie, desgraciados.)

  • PERROANTONIO
    Es obvio que los destinatarios del vídeo no somos los occidentales, si no lo habrían editado en inglés, sino los simpatizantes islamistas.

    Pues yo creo que sí que somos los destinatarios. El que sean occidentales martirizados y la estética y desarrollo del video así lo dice. Da igual que esté editado en árabe, las imágenes lo dicen todo.

    El IS también realiza matanzas (no tan elaboradas) cotidianas sobre musulmanes de allí, y no producen la misma conmoción..(¿o sí?)
    Lo que subraya Shultz (y que resalta Mercutio) me resulta muy interesante. Todo el miedo, horror y terror que nos quieren infundir, se está tornando en su contra, ya lo está demostrando Jordania en su respuesta de hoy: 55 muertos, entre los cuales está uno de sus ideólogos.
    De todas formas y aún pecando de pequeña burguesa, sigo pensando que no es necesaria la visión del vídeo para sentir rechazo y ganas de que acaben con ellos de una PV.

  • Yo, en vez de escupirles mi indiferencia gaChÖ, prefiero mearme en su puta calavera después de haberlos masacrado por aire y quemado sus putos cadáveres con tropas de tierra, que es como se ganan las guerras.

  • Para eso todo Dios ha de estar convencido de que valen la pena tus bajas y eso no se consigue si las masas no lo ven. En guerra es imprescindible la propaganda y nos la dan hecha.

  • Ya, AdaptaciØnes, pero es que tú y yo vamos a mearnos en las mismas putas calaveras después de haberlos masacrado por aire y quemados sus putos cadáveres con tropas de tierra.
    Exactamente en las mismas, tú habiendo visto el vídeo, y yo sin verlo.
    (Y eso que estás pensando, los meaos, las calaveras, el quemar cadáveres, es exactamente, lo que ellos quieren que pienses, para que sacando pecho, te lo partan antes.)

  • Adapts, me encanta su avatar y me estupeface lo que dice. Si hay que verlo no es para que esas masas que imagina tiemblen primero y se incendien de ira después. (A ver si encima van a temblar tanto que ni se incendian). Ni que las masas fuéramos monos fanáticos de esos. (JEJEJÉ). Si hay que verlo será por el análisis, como el que ha hecho Pirata. Las masas en occidente queremos que nos traten a pensamiento limpio (esto y esto, toma y toma), hasme caso.

  • No. Ellos quieren que nos acojonemos y envalentonar a los suyos. Los suyos ya lo ven el video, nosotros no viéndolo actuamos como acojonados. Es probable incluso que su objetivo, porque saben de que pie cojeamos, sea esta discusión paralizante.

  • Necesito dar utilidad a mi ajuar prepper y me están fallando todas las previsiones apocalípticas. Que menos que empujar un poquito.

  • Un terrorista ha de estar en los medios como lo que es, ajeno a todo criterio moral, como lo que le hace ser noticia: la muerte, la diseminación de la muerte. Por lo tanto, creo que cuando algunos periodistas, tanto vascos como no, me preguntan qué hay que hacer en los medios con el mensaje terrorista, con las acciones terroristas o con ellos mismos, me parece que la solución está clara: atenernos a lo que son y a lo que es la materia prima de nuestro trabajo, esto es, la atención a los hechos y a lo que es estrictamente la noticia. Arcadi Espada, periodista
    Bilbao, 25 de noviembre de 2002

  • ¡Ay! PerroAntoine me tiene cariño, eso quícir que no me respeta.

    Procu, las guerras se ganan sólo con inteligencia y salvajismo.
    Para ganar has de haberte perdonado previamente las salvajadas que tendrás que cometer.
    Ellos vienen perdonados de casa, por Alá.
    Nosotros hemos de conseguir esa difícil pirueta por la que nuestra razón nos lleve a la sinrazón. Si no, no ganaremos ni esta ni ninguna guerra. Es por eso que Europa lleva un ratico necesitando a los EE.UU para ganar algo (la ultima vez en los Balcanes) porque ellos lo tienen un poquito más claro, aunque también les cueste.

  • Ver el vídeo o no verlo depende, por supuesto, de cada uno y las ganas de pasar un mal rato que se tengan. Particularmente, con saber de antemano que queman vivo al piloto en una jaula, no me ha hecho falta visionar ni un solo segundo para saber con exactitud lo que me habría encontrado. En cuanto a difundirlo –me refería principalmente a medios de comunicación “tradicionales”– también lo tengo claro, aunque la postura contraria me parezca igual de razonable: el mayor daño que se le puede causar a la propaganda es, bajo mi modesto punto de vista, no propagarla.

  • Gómez, estoy totalmente de acuerdo con usted en la necesidad de repetir mil veces que no tiene sentido “cualquier analogía ulterior ante una ejecución tan inenarrablemente cruel”. A ver si así llega el día en que, guiados sólo por la razón, dejamos de verle el sentido.

  • 5 de febrero de 2015 a las 15:29 ADAPTACIONES
    ¡Ay! PerroAntoine me tiene cariño, eso quícir que no me respeta.

    Extraña deducción. Respeto mucho a toda la gente por la que siento cariño. Pero por darle una vuelta al sinsentido, es cierto que mi respeto por usted no llega como para proponerle como jefe de la OTAN.

    A ver si va a estar hablado del respeto de los Corleone…

  • 5 de febrero de 2015 a las 10:18

    PROCURO FIJARME
    no voy a ver el vídeo porque ni tengo ganas ni me da la gana. Pero también me doy cuenta de que alguien tiene que verlo: para saber.

    5 de febrero de 2015 a las 11:27
    PERROANTONIO
    No entiendo por qué difundir el vídeo debe leerse como compartir el dolor y no otras cosas más evidentes.

    Esto me recuerda a lo que hace días vino a decir Ximeno a propósito de la amenaza del ISIS: que lo más conveniente es dejar el asunto en manos de profesionales. Lamento la truculencia y la magufería, pero no encuentro un modo más suave de expresar lo que quiero decir: más temprano que tarde, esta gente trasladará esa misma brutalidad a la puerta de nuestras casas. No creo que nadie dude de que -maldito ejemplo- volarán un colegio en cuanto tengan ocasión o lo consideren oportuno. Me temo que, llegado ese momento, “compartir el dolor” o cerrar los ojos no será una opción.

    Ayer trajeron aquí una entrevista con Luz, uno de los supervivientes del Charlie Hebdo. Supongo que todos la vimos sin hacernos estas preguntas que suscita el vídeo del piloto jordano, supongo que escuchamos con atención al dibujante, quizá incluso motivados por esa micra simbólica de la que habla Espada. Pues bien, no creo que haya realmente una diferencia cualitativa entre ambos vídeos, por lo menos en este sentido. Suscribo todo lo que dice Adapts.

  • Las comparaciones son odiosas: yo creo que entre una raya de coca y este vídeo infame-que no he visto ni veré-no hay color.

  • La comparación no era entre la raya propiamente y el vídeo, sino entre la decisión de probar la coca y la de ver el vídeo.
    Puedo admitir (y admito) que la comparación no merezca un premio de comparaciones, ya que yo la he utilizado al encontrar una similitud (quizá personal e intransferible) de mi actitud ante ambas decisiones)

  • LOS HISTÉRICOS NO ERAN ELLAS O MENOS ARDOR GUERRERO QUE YA PEINÁIS CANAS

    Se me ocurren muchas razones para explicar por qué la guerra no es vista con simpatía en Europa, y no me refiero a las morales. La Guerra de los 100 años queda muy lejos, pero las guerras napoleónicas ocurrieron antesdeayer; yo, por ejemplo, paso la semana laboral en una ciudad en la que su fiesta principal, la Tamborrada del 31 de agosto, celebra el día en que las tropas inglesas y portuguesas, que venían a liberar la ciudad de las tropas napoleónicas, le prendieron fuego. En el siglo XIX hubo en España tres guerras civiles (las guerras carlistas) y una más, mucho más cruenta, en el siglo XX. Las primera guerra mundial dejó más de 10 millones de muertos, la segunda más de 60. El rastro de penuria y miseria de esta última aún persigue a muchos pueblos del Este de Europa y, en cierta medida, tiene mucho que ver con conflictos como el de Afganistán y sus secuelas.

    Las sociedades pertenecientes a la Unión Europea han inventado un sistema para evitar la guerra, facilitar el comercio y propagar el desarrollo que, de momento, funciona relativamente bien. Su desventaja es que exige una tolerancia extrema para integrar a la gran diversidad de sus habitantes. Esto no debería verse como una señal de debilidad. Es cierto, sin embargo, que en sociedades de alto nivel de desarrollo y con una “pirámide de población” que parece más bien un jarrón, es difícil encontrar partidarios de enviar a los hijos al sacrificio.

    Y hay que recordar también que para los hijos del suburbio, la tropa ha sido tradicionalmente un destino que permitía el ascenso social. Eso era posible en las sociedades tradicionales: matabas, robabas y, si regresabas, lo hacías con el botín y con honores y, a veces, con permiso para convertirte en colono. En Europa eso ya no es posible. Pero sí lo es en países en guerra como Siria o Irak a donde los jóvenes del suburbio han ido a “hacer carrera” como carne de cañón y a lo que sea.

    Dudo mucho que este fenómeno pueda combatirse “enviando marines”, especialmente si no los tienes. Confío más en las labores de inteligencia, en la contención, en la disuasión, en el apoyo a los aliados en las zonas en guerra y en cambios legislativos que impidan el regreso de los yihadistas. Vamos, en lo que se está haciendo. Ni Europa ni Occidente están perdiendo ninguna guerra contra el islamismo, salvo, en todo caso, la de la histeria. O sea, que un poquito de sangre fría y menos lobos.

  • 4 de febrero de 2015 a las 18:57
    BOTILLERO
    Última gira

    Joder, esto se me pasó. Qué grandes. Y si no puede ser, por lo menos saber de qué color es tu vestido. ¡Adiós, adiós!

  • I agree, Perroantonio. Completamente.
    Hoy venía en EP una noticia sobre la mezquita de Berlín y su simpático imán. Esta vez era un sermón sobre las mujeres, nada del otro mundo o que no supiéramos o que no le hayas oído incluso a tu padre o a un vecino, me he dicho; y que ellas sabrán, que son las únicas que pueden salvarse a sí mismas y además están en el mejor sitio para ello, o sea, Europa. Pero claro, mi aguda islamofobia no me deja de vivir, y me quedo debatiendo sobre si ahí dentro de sus alegres espacios de espiritualidad pueden decir lo que les salga de los huevos, porque eso es la libertad de expresión, o bien hay que controlar los púlpitos, que un púlpito no es una tasca.

  • Perro, efectivamente, todo eso se está haciendo y no veo que el fenómeno haga otra cosa que crecer. La única razón por la que no se está perdiendo la guerra es que ni siquiera ha empezado, seguimos llamándolo “terrorismo”. La guerra es horrible, pero hay cosas peores que sólo se combaten con la guerra. Diría que para lo que hay que tener sangre fría es para asumir esto.

  • No parece que el método ruso de resolución de conflictos en Afganistán, Chechenia o Ucrania, por poner cercanos ejemplos de envío de tropas, ofrezca mejores resultados.

  • Pero, ustedes perdonen, ¿de qué cojones están hablando? El vídeo de marras no muestra nada, toda esa parafernalia, toda esa imaginería es metafórica (es decir, ideológica), una película desde el primer minuto hasta el minuto 27. El piloto jordano llevaba muerto un mes, probablemente de un tiro en la cabeza.

    ¿Vieron ustedes a Neda Agha Soltan desangrándose en 2009 en Teherán ante la cámara de un móvil? O, mucho más recientemente, hace sólo dos semanas, ¿han visto a la grabación de Shaimaa el-Sabbagh en la plaza Tahrir? Eso es la muerte en directo, gente vomitando sangre por la boca. Imágenes que no son metáforas, que no te revuelven la conciencia, sino el estómago. Personas de carne y hueso ahogándose de verdad con una bala en el pulmón.

    El vídeo de Isiswood es un mero instrumento en una guerra de propaganda y como tal hay que tratarlo. El drama, el gran drama, es que la opinión occidental, con la inestimable colaboración de los productores yihadistas -evidentemente formados aquí, en Londres o Paris- dé por buena esa abstracción, esa elevación de la muerte para contarnos una película sobre el bien y el mal. Porque el mal está siempre en la muerte.

  • Siento no poder seguirles. Estoy en Leipzig, desconectado. El comunismo es el infierno. El comunismo alemán es indescriptible.

  • He visto mujeres hermosísimas en Leipzig. Y en la sauna de hoy, siendo estos lugares tan antieróticos, las tetas más perfectas que estos ojos que un día se tragará la tierra verán jamás. Dicen que uno de los sueños máximos de un macho es redimir una puta. Olvídense. A quien hay que redimir es a una leipsiquense del comunismo y de Alemania. Ardua tarea.

  • Gómez, por muy selectivas que sean las bombas que arrojes, siempre habrá alguien que no te lo perdonará: el seleccionado. Si además le han enseñado en las horas de teórica que hay que estar dispuesto a perdonarse todas las salvajadas que faciliten la victoria, igual te quema vivo.

  • Hace algún tiempo en una visita a Berlín me alojé, muy cerca de la Alexanderplatz, en un bloque de viviendas que tenía toda la pinta de ser de la época comunista. Junto a la entrada había un local, poco más que un cuchitril, que hacía las veces de taberna. La verdad es que no tenía ningún cartel que te permitiera saber exatamente qué clase de sitio era, lo que me llevó a pensar que oficialmente no era ningún negocio sino -también me dio por pensar- algo concebido en su momento como “un espacio común de convivencia, un ámbito para el ocio y la educación de los vecinos”. Siempre estaban los mismos, a ojos vista muy perjudicados por toda la educación que consumían. Brema, ¿sabes algo de esos locales o son imaginaciones mías?