La Gazzetta dello Sattur

gazetta febrero 2015

Por Satur.

Recorridas ya algunas semanas de este año nuevo que día a día se va ajando hasta que un día se convierta en «el año pasado», las novedades deportivas son escasas, es decir, más bien pocas tirando a poquillas. La más importante es la del tennis, ese pimpón aburrido, cuya Federación Internacional ha decidido tomar cartas en el asunto. Es decir, en eso del aburrimiento. Según he podido saber por fuentes confidenciales, mi primo Efrén me ha dicho que hubo un escándalo dentro de la federación que no ha trascendido porque se han pagado fuertes sumas para acallarlo, y cuyos hechos pueden exponerse de la siguiente forma: y es que pillaron a varios directivos de antedicha Federación viendo partidas de petanca en Sky Sports cuando se disputaban las finales de grandes esláms tennísticos. Lo típico que entra una secretaria a servir la cocacola y los ganchitos y no te da tiempo de cambiar de canal. ¿A quién no le ha pasado, si bien no con partidos de petanca o tennis y sí con webs de contenido ígneo? El caso es que hubo revuelo y alguien decidió tomar medidas. Las federaciones nacionales expusieron sus ideas, como incluir porterías, que los tennistas jugaran desnudos, que las tennistas jugaran con mordaza para no oír sus infectos aullidos pórnicos y un largo etcétera que por cuestiones de espacio no puedo transcribir. Finalmente se optó por aceptar la propuesta de la Federación Nacional de Tennis de Camerún y se jugarán los partidos con pelotas de rugby. Lo que se pierde en velocidad y precisión se gana en risas y espectáculo. Imaginarsen los recogepelotas caminando como patos tratando de agarrar el no esférico.

Otra de las grandes noticias deportivas ha sido la inicialización del campeonato de volley playa sobre hielo en Groenlandia. Este tipo de espectáculos no trascienden porque no se ve chicha, como en los campeonatos veraniegos, pero deportivamente hablando son harto superiores. Este año la sorpresa la ha dado el combinado nacional de Ecuador, que encabeza su grupo por delante de Dinamarca -la gran favorita-, Suecia y Alaska (que tiene federación propia). El conjunto hispanopatrio perdió su primer mach contra Islandia, pero ganó a Mauritania en el segundo. Nuestro conjunto, formado exclusivamente con jugadoras sorianas y turolenses, mostró ganas y una gran técnica, por lo que no cabe descartar su paso a octavos (u octavas).

Ya en terreno nacional hemos de olvidarnos de lo meramente deportivo para pasar a lo puramente extradeportivo, que es lo que nos gusta, y casi todo ello relacionado con el Realmandril. Y aquí he de anunciar que no voy a incidir en comentarios negativonacionadores respecto al conjunto fucsia (jamás os perdonaré que me hayáis hecho alentar a los culets, merengazos), porque una cosa es ver a esos pijos en la gran pantalla y otra aproximacionarse a las personas que hay detrás (o dentro, no sé bien) de ellos. Y así, usé de mis influencias para asistir a la fiesta de cumpleaños del hermano de la Ronalda de la que tanto se ha hablado porque fue después de que el equipo fuera vilmente apalizado hasta la humillación más insostenible por el Aleti. He de decir que lo primero que vi fue al antedicho hermano de la Ronalda llorando en los wáteres y que, haciendo gala de una parcialidad y un honor dignos de mi estirpe, le animé a salir al escenario a cantar con Kevin Roldán, que no es familiar de ese director de la Guardia Civil con calzoncillos infames. Le hablé de ÇhøpSuëy, echamos unas risas y poco a poco entramos en ambiente participando en la fiestuki wapa. Hubiese preferido como diyet o pinchadiscos a Pakirrín, pero no se puede tener todo en este mundo. Hice buenas migas con Marcel·lo, porque lo pusimos todo perdido comiendo hamburguesas (ese pan, macho) y me fumé unos pitis con Concentrado, que más bien parecía un poco disperso. Me hice un par de selfits con Jane (se pronuncia Jane, no Yein) y con Kellogs Navas, a quien le pedí unas perrillas para el taxi, por eso de que está siempre en el banquillo. Afortunadamente no estuvo en la fiestuki wapa Aberlola, así que pude quitarme las espinilleras reforzadas de titanio que me había puesto por si acaso y fui el rey de la pista durante unos minutos en los que convencí a Roldán de que pusiera unas jotas y un par de singuels de Los New Kitt on the Blogs. En fin, que son unos chavales muy majos y que lo importante es participar. Y ojo: los pacharanes, primeras marcas. Así, sí.

164 comentarios

  • 4 de marzo de 2015 a las 08:38
    PROCURO FIJARME
    Satur, qué guapo estás con la zamarra vaquera.
    No te vayas a Onda Cero, por favor.

    No hago más que desestimar ofertas para quedarme aquí ésta es mi casa dicho lo cual paso a comentarte que la camisa vaquera me queda guay sobre todo con los pantalones blancos pero fue un accidente combinatorio modal ya que venía de correr un incierre con vaquillas y no me dio tiempo a cambiarme porque iba justo y tenía que coger un tasis o más bien agarrar un tasis porque si nos leen en latinamérica creerán otra cosa.

  • Los recogepelotas corriendo tras las de rugby será un espectáculo divertido y deportivo y apto para todos los públicos. Si hubieran tenido que correr tras de las de los tenistas desnudos no podrían ir niños a ver los partidos y este bello deporte moriría por falta de renovación generacional.

  • Marqués, veo ahora que estuvo usté vacilándoles de nuevo con la carta de vinos a los del Balneario, como cuando entonces. Haberse pasado por Oviedo, hombre, y tomábamos un té con pastas en el Rialto.

  • 4 de marzo de 2015 a las 09:34 MARQUESDECUBASLIBRES
    Ando por Barakaldo. Qué gente mas amable, aun en entornos muy conflictivos.

    Barakaldo, la ex ciudad fabril es hoy un ámbito bucólico.

  • Cómo se nota la diferencia entre los que vienen de turisteo y los currantes. Barakaldo y Santutxu, ojo al parche. Si se pasa por Basauri y Zorroza ya tendrá visto lo más bonito del Señorío.

  • [MENSAJE DE LA DIRECCIÓN]

    ÇhøpSuëy Fanzinë Øn Thë Røcks les invita a colaborar en la elaboración de su próximo proyecto, el Fanzinë ÇhøpSuëy… ¡en formato revista!: ÇHØPSUËY·3D.

    Sí, amigos, ha llegado el momento de enseñar al mundo qué fácil es hacer una revista que nadie echa de menos en los kioskos. Por eso la editaremos en formato PDF con un número aún indeterminado de páginas que ustedes podrán leer cómodamente en sus ordenadores, en sus Kindle, en Isuu o imprimirla a todo color, o en blanco y negro si quieren ahorrar. También podrán regalarla, enviarla por correo o guardarla en una memoria USB y enviarla al espacio junto a las cenizas de su perrito Pichón, para que giren en órbita geostacionaria hasta que sea descubierta por una civilización alienígena que no tendrá ni lectores USB ni sentido del humor.

    Sin haber decidido aún cuántos números publicaremos a lo largo del año, sí les adelantamos que la parte central de cada número tendrá formato monográfico. Y como deseamos que Fanzinë ÇhøpSuëy sea también un proyecto colaborativo, queremos animarles a participar en su elaboración. Podrán hacerlo de las siguientes maneras:

    – Enviando textos o ilustraciones sobre el tema monográfico previsto a secretaria@chopsuey.es
    – Colaborando en la sección El Arte del Siglo, en donde pediremos su opinión sobre los grandes productos culturales que nos han hecho como somos.

    A cambio les daremos momentos de diversión, un ámbito bucólico, un futuro venturoso y mucho amorl, y les ayudaremos a propagar su fama —incluida la mala— por todo el orbe. Hay cosas que no se hacen por dinero, como el amor verdadero, los maceteros de macramé y los sonetos con estrambote.

    EL PRIMER MONOGRÁFICO
    El tema monográfico del primer número es DECONSTRUCCIONES y estaremos encantados de recibir textos de entre 300-700 palabras que deconstruyan el cine, la política, la arquitectura con palillos, la alta costura, la gastronomía televisiva, los carnavales de Tenerife, la caída de Occidente, el ciclismo por acera, la cunnilingüística comparada (¿comparada con qué?) o cualquier tema que les apetezca deconstruir, incluidos los serios. Si no quieren deconstruir, pueden limitarse a destruir, que es más rápido. Aquellos de ustedes que se sientan capaces de realizar un microensayo con todas las de la ley pueden rebasar el límite establecido y demostrarnos por qué fue injusto que les quitaran aquella beca del CSIC.

    EL ARTE DEL SIGLO
    La sección El Arte del Siglo se compondrá como un mosaico de comentarios sobre las grandes obras culturales del siglo XX. Para cada número haremos una pregunta muy sencilla y ustedes podrán colaborar dejando un comentario en ÇhøpSuëy de un máximo de 15 líneas. Por cuestión de diseño y espacio será imposible publicar todos en la edición impresa, así que escogeremos aquellos que destaquen por su elegancia, ingenio, inteligencia, sentido del humor, perspicacia, grado de delirio o cualquiera de esas virtudes que les han hecho como son y por eso les queremos; más o menos. En todo caso, todos los comentarios serán recopilados y pasarán a una sección especial de ÇhøpSuëy Fanzinë Øn Thë Røcks con la esperanza de que, pasados unos años, El Arte del Siglo se convierta en una referencia ineludible, sea para los estudios de Arte o para los de Psiquiatría.

    Y para este número empezaremos con una pregunta fácil:
    ¿Cual es su novela favorita del siglo XX y por qué?

    Para colaborar en la sección, titulen su comentario MI NOVELA FAVORITA DEL SIGLO XX. Tómense su tiempo y piensen que su respuesta no tiene por qué ser necesariamente sincera. Su novela favorita, la que más veces han leído y han disfrutado, puede ser “Los Cinco se ven en apuros”, de Enid Blyton, pero quizá prefieran que no sepamos la verdad, sólo la verdad y nada más que la verdad. Échenle una pizca de literatura, convenzan a los lectores de ambos sexos de ÇhøpSuëy de que están desaprovechando su existencia si no leen “El olor del tigre”, de Byly Ambipur.

    PLAZO
    El plazo para la recepción de colaboraciones en ambas modalidades (recuerden, también ilustraciones) se cierra el 8 de marzo de 2015, día de la mujer trabajadora u ociosa. Luego montaremos la revista. Tienen ustedes tres semanas. ÇhøpSuëy llama a su puerta. El futuro les espera. Ya están tardando.

  • MI NOVELA FAVORITA DEL SIGLO XX
    El hombre perdido, Ramón Gómez de la Serna (Editorial Poseidón, Buenos Aires, 1947)

    Un año antes de que Ramón publique Automoribundia, la mejor autobiografía de la historia de la literatura, se edita El hombre perdido, que es la mejor novela escrita en español en el siglo veinte, aunque ambos libros en realidad sean uno.

    Es fácil imaginarse a Ramón escribiendo Automoribundia de noche en su despacho en Buenos Aires mientras se proyecta astralmente y vaga por la ciudad buscándose a sí mismo, viviendo su novela entre nieblas y mujeres, buscando refugios donde pasar las noches, discutiendo con berenjenas, huyendo con humor de su cáncer y de sus tristezas, de sus miedos. Con el mapa en blanco, como todo hombre perdido.

    El hombre perdido es “el café al que ir cuando nos horrorizan todos los cafés”. Háganse el favor de leerla si se la cruzan, que Ramón y esta novela lo merecen.

  • BANDO
    Se hace saber al señorito Bremaneur que su novela favorita del siglo XX no ha sido autorizada como texto a incluir en ÇHØPSUËY·3D por la sencilla razón de que es una novela escrita en el siglo XIX.

  • ¡Menosprecio! ¡Discriminación! Yo, y sólo yo, abrí la veda decimonónica como homenaje a la BellaTare.
    Pero como era novela de risa ni siquiera se me nombra para despreciarme.

  • Señorito Adaptaciones, su expediente está sobre mi mesa. Primero hemos tratado el caso del señorito Bremaneur en Asuntos Internos. Ahora vamos por usted… Aquí no se libra nadie.

  • Señorito Adaptaciones: se le informa de que su novela tampoco ha sido aceptada, ya que se publicó en 1889. Está castigado y debe escribir un nuevo texto encabezado con el título de la sección: MI NOVELA FAVORITA DEL SIGLO XX.

  • Tiempos convulsos para los espíritus deportivos. Alonso no correrá en Marlboro (Antípodas), hoy se juega un mach instranscendente entre el Espanhyñol y el Bilbao, el fin de semana juega el antedicho Bilbao contra el combinado de la Castellana (¿no pueden perder los dos?)… El único aliciente será ver jugar al Aleti y comprobar si el motocarro que le han dado a Alonso está más cerca de un 850 o de un Errecinco tuneao. Así no hay quien viva.

  • MI NOVELA FAVORITA DEL SIGLO XX.
    Mi vida.
    Páginas referentes a mis dos sentencias.
    (Incompartible, sólo les queda creerme).

  • Adapts, desde el punto de vista estrictamente bibliotecario -en función de la clasificación CDU y con el criterio adoptado por numerosas bibliotecas- tu texto corresponde al siglo XX, aunque transcurriera y se publicara en el XXI. Ocurre lo mismo con Kipling. Las explicaciones no serían largas, pero si tediosas, así que hazme caso. Y a Satur: mándanoslo.

  • Una propuesta, Adapts: escribe ese capítulo de tu vida y una vez terminado cambia algunas cosas. Utiliza las opciones de Word «buscar» y «reemplazar» y cambia las palabras más determinantes del relato: «putas» por «flores» o mejor: «cacahuetes», «policía» por «unicornio», etc. El resultado final puede ser una deconstrucción desternillante.

  • Prosigo la inundación, que no está Procu.

    Producciones alcohólicas Adapts presenta:
    Una hora destilada.

    *Me acaban de servir una mini magdalena envasada al vacío y la camarera buenorra y pizpireta ¡NO LA HA LLAMADO MUFFIN NI CUPCAKE, sino magdalena!

    *¿Cómo desatascar una moto de campo en el barro, cuando ya se queda tiesa y verticalmente estable?
    1- ¡Mamáaaaa!
    2- Esperando al servicio (asistencias porque corres en un evento y eres un píjili).
    3- Echando pie a tierra (porque no corres en ninguna pijocursa y en el campo nadie oirá tus gritos) y poniendo el pezuño diestro delante de la rueda trasera.
    Elija su opción vital.

    * Diez hombres reunidos y una mujer presente. Idiotización absoluta de su interacción.
    ¡Quietas paradas! No digo que ella sea idiota, digo que ellos se comportan como idiotas.

    * Desde la más absoluta sinceridad de parte de un probe enfermo: ¿Si no tenéis nada que deciros, porqué os decís cosas?

    * Tener que explicar a mis compañeras universitarias que tarar un camión en una báscula y pesar la salida en otra bascula distinta, es una declaración por parte de los operarios del puerto tan descarada que duele: “te voy a tangar bobín”.
    Discutir sobre la gravedad de este hecho y descubrir que ellas, universitarias tiernas, no viven en el mundo real o ¿mi mundo nunca existió y todo es ensoñación?

    * Sentarme a comer y que en la mesa de al lado, cuarenteños y un treintañero, hablen de sus bicis, de un recorrido en concreto y del vestuario disponible en no sé que punto de ese recorrido y sus magníficos servicios. (Oye Mari)
    Así toda la comida.
    ¿Por qué no puedo ser un psicópata?

  • La lectura coña de mi mentor, muerto.
    Jaja, jjijï, con un cliente, ¿tú que haces cuando vas de vacaciones?
    Viajar, comer fuera, dormir en hoteles y ver a los amigos. Pues eso es lo que yo hago todo el año.

  • La dirección de Chopsuey podría contratar a los señoritos viajantes para que vendieran la edición 3D por los pueblos de España. Podrían ganar jugosas comisiones si les pagan lo mismo que a una servidora.

  • Para ser un auténtico viajante hay que llevar como yo el género a cuestas. No sé si Adapts cumple tal precepto.
    He llegado a un hotel en Vitoria y me encuentro con la sorpresa de varios murales de Saenz de Tejada. Soberbios.

  • Marquis, desde que me acuerdo me defino como viajante.
    Y sí, si ni no me equivoco contigo, ambos llevamos el género a cuestas, porque el género somos nosotros.

  • 4 de marzo de 2015 a las 11:11 schultz
    Cómo se nota la diferencia entre los que vienen de turisteo y los currantes. Barakaldo y Santutxu, ojo al parche. Si se pasa por Basauri y Zorroza ya tendrá visto lo más bonito del Señorío.

    ¿Qué le pasa a Santuchu, PUES?
    ¿Y a Basauri? ¿Le pasa algo a Basauri, PUES?
    Por si acaso.

  • Bonnie, ayer comía en un restaurante calabrés en un barrio dudoso de mi ciudad. Estuve tentado de escribir un post apresurado para dejar pistas por si desaparecía repentinamente, sabiendo que entre McLoma y la agencia Aquila lo resolverían.
    Al final sobreviví, mis prevenciones eran excesivas, como creo que usted sabe desde hace tiempo.

  • No molesten, estoy fingiendo desmayos (que no orgasmos) y releyendo la mejor novela del siglo anterior. Una de la vida con instrucciones de uso y tal, de un francés que gusta de la arquitectura de las emociones y las descontruye entre piso y ascensor.

    ( te quiero adaptsmiamor , siempre tuya)

  • VIVIR EN SOCIEDAD. ENXIEMPLOS DE COSTUMBRE Y MORALIDAD.
    Esta mañana he ido a un médico para que me mire una peca que tengo en la clavícula. Me la mirado y entonces me ha dicho que me deshabille, que tenía un rato y me la iba a quitar. He procedido y al ir a descalzarme me he acordado de que me había puesto las medias del agujero. Así que me he tumbado en la camilla con zapatos y me he hecho la muerta. He pasado un rato malo, pero a mí no me ve un cirujano un agujero en la media.
    Esto es lo que quiero transmitir hoy: Hijas, no salgáis nunca de casa con las medias del agujero, porque igual os quieren OPERAR.

  • 4 de marzo de 2015 a las 19:45
    MARQUESDECUBASLIBRES
    He llegado a un hotel en Vitoria y me encuentro con la sorpresa de varios murales de Saenz de Tejada. Soberbios.

    Me recuerda el día que bajé a desayunar en un hotel de Zamora y lo hice delante de un Cine Europa de García-Alix.

  • 4 de marzo de 2015 a las 22:00 PROCURO FIJARME

    Me ocurrió cierta vez algo así. Me tenían que hacer un escaner abdominal para esas cosas de encontrar el alien. Siempre, siempre, me lo habían hecho sin necesidad de que me quitara los pantalones. El caso es que me habían enviado a uno de esos lugares que subcontrata en los últimos años la seguridad social, en donde unas jóvenes señoritas estaban a los mandos de diversa maquinaria radiológica. Que me quitara los pantalones. Casualmente llevaba yo ese día un atrevido a la par que reducido slip del modelo que la sabiduría popular ha bautizado como “fardapollas”. No sé para qué, la verdad. Allí estuve, como un valiente, sin pestañear, mientras las chicas se hacían disimuladamente sus risas.

  • El ascenso de los Ciutadans lo veo como una victoria moral de Arcadi Espada. Nunca se separó de ellos, aun en los momentos más duros, sin negar jamás la crítica cuando lo creyó conveniente. Ahora, que rueden. En este sentido, qué mal ha quedado Fernando Savater con su silencio ante el bochornoso espectáculo de los UPyD.

  • Aforo completo (calculo unas 250 personas ). Mucho estudiante de periodismo. Para ser un coloquio cultureta un insospechado más quwe aceptable porcentaje de jovencitas de buen ver. El moderador no ha estado nunca a la altura. Primera pregunta y el que rompe el hielo es Jabois. Con traje azul, zapatos negros. ¡Qué cabrón, qué suelto se le ve, no le intimida el escenariio! Sabina, mariquita. Como en sus artículos, Jabois siempre tiene una cita a mano y la cuenta con gracia. Amón es muy espontáneo y graciosete. Zapatillas. Lucas, zapatos de antes y camisa de cuadros, me ha caído mal, es muy engreido – en plan “si los idiotas volaran, no ME dejarían ver el sol”. Bueno es que ya me caía mal de antes, cuando le leía en Crónica de el Mundo, siempre me pareció muy moralista. Pero me ha ganado cuando ha despotricado contra las jetillas en los güasaps. A Montserrat Dominguez, con falda corta, se la ve muy curtida. Y los muslos.

  • Quiero decir que a lo mejor no se ve con fuerzas para levantar la voz en medio de estas miserias. La verdad es que no sé qué decir, cuando admiro a alguien me cuesta mucho juzgarle. Lo de Arcadi es punto y aparte. Gracias, Señor, por el Arcadi.

  • Savater tiene mucha guerra a sus espaldas, Brema. Se ha batido el cobre en los escenarios más desagradecidos en los momentos más duros. Podía haber hecho el árbol, como hicieron otros. Ya sé que le tienes enfilado, pero le juzgas con excesiva dureza. Yo creo que estas de ahora ya no son sus guerras.

  • A Montserrat Dominguez, con falda corta, se la ve muy curtida. Y los muslos.

    ¡ÑAM! Funes.
    Y la otra… que piense en hacienda, pero ¿yo que le he hecho?

  • Guapísima para los 52, Proc. Enhorabuena.

    Tengo muchísimo que agradecerle a Savater, Perroan, más que lo que tengo que reprocharle. Si le tengo enfilado quizá sea por la decepción. Los comisarios políticos de UPyD me dieron de hostias hasta en el carné del puticlú y por eso me suele gotear el colmillo cuando hablo de todo lo que tenga que ver con esa partida. No obstante, trato de ser ecuánime. Criticar a Savater por esto no es cagarse en Savater. Creo que es una crítica puntual y justa.

  • Mensaje intermitente en mi ordenador desde hace cuatro días: “Parece que es usted víctima de una falsificación de software”. Víctima, dicen; serán obtusos.
    ***
    Y a lo que iba: abrazos por doquier, Proc.

  • He descubierto una maravillosa librería “lowcost”, llamada Re-Read, que llevo varias semanas saqueando: 5 libros, 10 castañas.

    El material es buenísimo.

    Ayer mismo, cuatro de Chester Himes (de Bruguera) y una maravilla, editada en 1910 (con anotación manuscrita de un propietario en una de las páginas de cortesía, con fecha de 1936) titulada Florilegio de autores castellanos</em

    De entrada, leo:

    Admiróse un portugués
    de ver que en la tierna infancia
    todos los niños en Francia
    supiesen hablar francés.
    .

    Lo de florilegio, término

  • ¡¡Felisitasiones Doña Procurasión!!
    ****
    Holmesss no se fíe…recuerdo en un viaje en el que íbamos atravesando Reggio Calabria por la autopista en dirección a Sicilia. Un Flavio Briattore cualquiera en un deportivo nos arrolló a un lado de la autopista porque no controló bien los caballos de su máquina. Il Calabrese arrancó el Polo y lo pisó a fondo hasta llegar a la altura del deportivo, que justo iba a salirse de la autostrada. M. siguió a Flavio arrimando el morro al culo del deportivo un buen rato. El hombre paró en un stop y M. puso el coche a su lado. Empezó a gritarle en italiano al Briattore, Que si la mia vita, que si la mia donna (Yo en medio) y el viejo bajó la ventanilla, y también se puso a chillar..ahí estuvieron un rato, gritándose de todo (creo). Yo pensaba que iban a salirse del coche y empezar a darse de mamporros, pero no fue así.. Cuando decidieron que ya había sido suficiente, se callaron, arrancaron el coche y cada uno por su lado.
    Molto fumo, poco arrosto.

  • 5 de marzo de 2015 a las 10:30
    BONNIE
    Cuando decidieron que ya había sido suficiente, se callaron, arrancaron el coche y cada uno por su lado.
    Molto fumo, poco arrosto.

    Venga Bonnie, continúe la historia en este punto y confiese el pollo que montó.

  • ¡Qué de regalos!
    Gracias a todos, sois un amor.
    Hoy aquí ha salido ¿quién? El Sol. Ha vuelto por mi cumple, lo sé. Hay un poema latino, «De adventu veris», la llegada de la primavera, de Pentadio oscuro, el poeta de la epanadiplosis (dísticos ecoicos, creo que les dicen a estos), gira y gira, y es como jugar al corro y bailar:
    «Huye el invierno, lo noto; al soplo de los céfiros templa ya
    el Euro la tierra con sus lluvias: huye el invierno, lo noto.
    Brotan de nuevo todos los campos, siente la tierra en sus entrañas el calor
    y con las nuevas semillas brotan de nuevo todos los campos».
    […]

    Para vuestra información y gobierno lo pongo, con calurosos saludos, desde esta mi corresponsalía.

  • Ayer vi “Kraftidioten”, subtitulada “In order of disappearance”, una pelicula noruega que, puestos a buscarle parecidos, los tiene con los Coen (Fargo), Tarantino y las de Guy Ritchie (Lock & Stock etc.). Pero todo eso con un aire muy escandinavo, uséase, que todo muy serio y poco expresivo. Una de gangsters; cine negro sobre mucho blanco, con humor raruno y crítica social. El protagonista, al que dan el título de “hombre del año” en el pueblo aislado en el que vive, afirma en su discurso “I’m just a guy who keeps a strip of civilisation open for people in the wilderness”. Maneja el quitanieves que mantiene abierta la carretera hasta la ciudad y una vida aburridamente noruega hasta que por error unos camellos matan a su hijo simulando una sobredosis. A partir de ahí lo de la línea que los une a la civilización se difumina o borra. La policía es pura inutilidad durante toda la película. Los matrimonios son todos, cada uno a su modo, desgraciados o rotos, los personajes una colección de imbéciles, las decisiones todas equivocadas, la casualidad o el azar inician el drama, continúan la trama y son la causa de la comedia. Hay escenas delirantes, como un diálogo de dos gángsters sobre el estado de bienestar que podría ser de Tarantino, o los consejos de un capo a su hijo adolescente recomendando la violencia en el patio del colegio y comer 5 piezas de fruta biorgánica todos los días. La investigación no tiene mucho interés, mas que para ir de escena en escena, en cada una de las cuales un personaje o personajes se retratan. Hay tres padres de tres edades que pierden o están a punto de perder a sus hijos y quizá la película va de eso, la esperanza que son los hijos, porque es lo único que, aunque se malogra, no es un puro fracaso y es lo que mueve a los personajes. El protagonista Stellan Skarsgard, que nunca me ha gustado, está perfecto.

  • Es posible que este asunto sea de gran interés para Gengis Kant, ya que reúne en un vídeo dos temas que podrían ser de su interés: Filosofía y Romanticismo (o La crítica del juicio (Kritik der Urteilskraft) de Inmanolo Kant y ropas de satén).

    Como apunte intelectual, es mi obligación recordarles que este enfoque del asunto ya había sido adelantado por Woody Allen en varios relatos, pero especialmente en “La puta de Mensa” que, si no recuerdo mal, aparecía en Sin plumas.

    Aprovecho estos breves instantes de publicidad para recomendar a quien aún no los haya leído, “Como acabar de una vez por todas con la Cultura” y “Sin plumas”, de Woody Allen. Antes estaban en Anagrama, pero me suena que los dos libros fueron luego reunidos en un único volumen bajo el patético nombre de “Cuentos sin plumas”, plumas que sin duda deberían haber empleado para emplumar, después del preceptivo embreamiento, al lechugino que puso el título.

  • 5 de marzo de 2015 a las 10:49 GACHOINLOWERCASE
    (Felicidades cariño!!)

    Ohhhhhhhhh. ¡No sabía que existían imágenes de esta grabación mítica! En el disco siempre me llamaba la atención la complicidad que parecían tener Elis Regina y Tom Jobim y envidiaba ese momento final de risas que siempre había imaginado acabando en un abrazo con besos. Es aún mejor. Qué bellísima Elis Regina y cómo guía sutilmente a Jobim para que no la pifie. Bonito regalo.

    http://youtu.be/9rCsgegyfLo

  • Jjjaaaajjajajjaaajjaaa
    “Por favor, no escriban más novelitas que luego se confunden unas con otras”.
    (Una de esas viñetas)

  • 5 de marzo de 2015 a las 11:54 PROCURO FIJARME
    Pero esos haikus no son de Iceta, ¿no?

    No, pero revelan una gran sensibilidad minimalista en el hombre político. Yo me he emocionao.

  • Perro, gracias por el vídeo, pero la Crítica del Juicio siempre me ha sonado a chino. De ahí mi nulo interés por ella. En cuanto a la mujer, no le llega a la suela de los zapatos a la Dra. Ochoa.

  • 5 de marzo de 2015 a las 13:54
    BREMANEUR
    Atención, gallegos, que Amarillo Indio expone en La Coruña.

    Me queda a dos calles, así que si puedo me acercaré.

  • MGaussage, queda usted nombrado cónsul honorario de ÇHØPSUËY FANZINË ØN THË RØCKS en la exposición. Si hay acto de inauguración presente nuestros respetos y deje alto el pabellón haciendo acopio de bebidas espirituosas y canapés.

    Bellpuig, envíele cédula y un talón de esos del Banco Central Griego, para sus gastos.

  • 5 de marzo de 2015 a las 13:50 Bremaneur
    Las mujeres son como jevis en un concierto de thrash metal eterno.

    Bremaneur, ponga otro ejemplo, que he tenido que mirar en la Wikipedia y me sale humo por una oreja. Qué quieres decir, que las mujeres pegamos mal como como las flores con los cuadros y los negros de tonos distintos, ¿eh? No-o, que sí pegan.

  • 5 de marzo de 2015 a las 11:55
    FUNES
    Procu, yo también y un poco antes.

    Pues, lo mismo que para la Procu, felicidades para usted también.

  • Soy poco de flores, la verdad, más que nada por cuestiones sindicales.

    Dicho lo cual, sí reconozco haberme emocionado con algún campo de azucenas al atardecer.

    Feliz, feliz en su día, amiguita que Dios la bendiga y todo eso, Procu.

  • Este artículo de Francesc de Carreras («La buena educación») me ha recordado basatnte al último de Perroantonio en el Diario Norte, aunque Carreras no se fija en el asunto de la televisación y el espectáculo, lo cual que es ciertamente clave, y parece que confía una barbaridad en Gabilondo.

  • 5 de marzo de 2015 a las 15:06
    PROCURO FIJARME
    Bremaneur, ponga otro ejemplo,

    No hay ejemplo mejor. Culto a Satán, histeria, berridos… Y tan tranquilicos que parecían en los aledaños de la sala, con su cervecica en la mano.

  • He visto una noticia sobre «insultos machistas» a una árbitra en un campo de fútbol y me he rebotado un poquito porque no entiendo. A ver, que yo sepa a los ábitros se les insulta de siempre e insulto es lo mismo «hija de puta» que «puta». Entonces, una de dos: o ya no se puede insultar a los árbitros ⎯que por mí, muy bien⎯ o si ahora hay una jerarquía del insulto y solamente no se puede insultar machista o racistamente, pues nos han jodío con el trato de favor, hermanas negras mías. Es ir a menos, payas, como lo veo lo digo.

  • 5 de marzo de 2015 a las 15:36
    PROCURO FIJARME

    Si no vamos a la raíz no podremos ser radicales. ¿Alguien cree en serio que los programas de dewáter contribuyen al pluralismo o a la (in)formación política? Los políticos no son el mal, lo es la retransmisión de sus chorradas en busca del share, como el patético de Sánchez, ayer en el Ebro, preguntándonos dónde estaba Rajoy, que al parecer no se ha puesto el chubasquero para ir a contemplar la riada. Si la televisión tuviera directores con dos dedos de frente y los periodistas no fueran mayoritariamente analfabetos con pseudo estudios universitarios e hicieran bien su trabajo no se dedicarían a la retransmisión de chorradas. Podrían dedicarse a la programación cultural, como ÇhøpSuëy.

  • Perroan: salvaje. Lo que has traído, no tú.

    Proc: hijo de puta no es nada, es un insulto devaluado. Sigue habiendo gente a la que llamas “hijo de puta” y se ponen a lloriquear farfullando no sé qué de sus madres, pero son sensibles residuales. Puta me parece más grave. Y los insultos en las competiciones de chavales deberían estar penados con cierres de campo y expulsión de las competiciones de los equipos locales. Y zotal en la boca de los que insultan. Yo es que soy muy finolis.

  • Hace muchos años me tocó estar en un control durante una carrera de fondo en Badalona. Habíamos cortado una calle para permitir el paso de los corredores y yo estaba junto a un compañero y una policía municipal. Un tipo quería pasar con su coche y, evidentemente, no se lo permitimos. El pollo, un gomoso, empezó a abroncar a la policía soltando una retahila de frases escuchadas en la radio -copiaba sobre todo a José María García- y se puso tan farruco que la chica se puso muy nerviosa. Pocas veces he sentido en mi vida unas ganas tan salvajes de patearle a alguien los huevos hasta reventárselos. Aunque yo era un chavalín comprendí que ese sujeto habría sido incapaz de increpar a un poli macho y su cobardía me dio un asco infinito.

  • Otra vez, durante un partido de balonmano, estaba defendiendo a mi contrario con gallardía y resolución. Al padre del chaval le molestaba mi ímprobo ejercicio de baluarte en el extremo y no paraba de gritar. Cuanto más gritaba, más recia era mi defensa. Al pitar el árbitro el descanso, subí a la grada y me encaré con aquel mamarracho: «¡grítame ahora a la cara!», repetía yo insistentemente. Se armó una buena y mi padre, que andaba por allí tratando de retirarme, recibió una hostia no sé si de la tía o la abuela del chaval, a quien imagino abochornado por el comportamiento cafre de su progenitor.

  • Los campos más peligrosos eran los de la Barceloneta, Sabadell y Martorell (en este último entraron una vez hasta los antidisturbios). Mucho más que los partidos que jugamos en la cárcel Modelo.

  • Anteayer, Mercutio (que había tomado un comentario mío que a su vez reproducía una entrada del blog de Antón Uriarte) convirtió en trendic-topic el asunto de la foto de Greenpeace anunciando que el Ebro podría estar seco en 2015 si no parábamos el cambio climático. Hoy me imagino que los de Greenpeace estarán comiéndose los ejemplares que les quedan, pero aún se pueden descargar en PDF.

  • Leyendo los subtítulos de las «Aguas de março» he descubierto otro par de cosas que no sabía. Una, que la palabra «cobra» es portuguesa, de la misma raíz que culebra (o el cuélebre de los asturianos). Y dos, que el amor es también una «febre terçã» que el subtitulador traduce como «fiebre alta», aunque en castellano ha tenido el nombre de «fiebres tercianas», porque la calentura se producía cada tres días. Yo supe de estas calenturas por una versión zamorana del romance de Tamar y Amnon, en donde el hermano violador se finge enfermo «en la cama con tercianas» para que Tamar suba a visitarle. Las fiebres tercianas, por cierto, son las de la malaria.
    Ay, qué entretenida es la curtura.

  • Comentario que se había quedado en el tintero el pasado 3 de marzo en una entrada de febrero… ¡Menos mal que una está en todo!

    3 de marzo de 2015 a las 20:49
    MANUELA DELLA FONTANA
    MI NOVELA FAVORITA DEL SIGLO XX.
    Sé que exagero, pero no hace mucho leí un libro que me gustó muchísimo. Se titula “Ad occhi chiusi” y el autor es Carofiglio. Esta es la segunda novela que leo de la serie, aunque no sé si estará traducida al español. El protagonista es un peculiar abogado, Guido Guerrieri, torpón con las mujeres, al que le encantan, las librerías y, aunque se tiene por hombre mediocre y algo cobarde, Guerrieri es una persona inteligente, amable, irónica y reflexiva. Es lo que llaman en Italia “un imbranato”. En esta novela deberá enfrentarse a un caso de violencia de género en el que a pesar de los poderosos personajes implicados se verá obligado a aceptar. Por encima de la trama, lo que más me gusta es la atmosfera, y sobre todo la personalidad del protagonista. Ama los libros (desde los de Cavafis hasta los de Durrell) y sobretodo, admira a la gente que los lee. Pese a su torpeza me resulta terriblemente atractivo. Tanto, que si existiese en la vida real un tipo así me convertiría en su fiel admiradora casi al instante y, de tener que hacerlo, hasta me atrevería a presidir su imaginario club de fans. En esta novela frecuenta una librería fantástica en Bari que se llama Magazzini d’ Oltremare la cual está abierta incluso por la noche y siempre hay gente. Es una especie de nave industrial reestructurada donde se puede comer, beber, comprar un libro o, simplemente, leer el periódico. Diréis: …pero si eso ya existe! ¡Nooo!, la librería de la historia, cuenta además con una pequeña sala de cine donde desde la media noche hasta el alba proyectan películas antiguas una detrás de otra, sin parar… ¡qué buena idea! Además, durante la proyección, no está prohibido hablar ni levantarse… ¡la sala está siempre viva! Y a veces, entre una película y otra, alguien sirve spaghetti y vino y cuando se acerca el alba, café con croissant. ¿No os apetecería dar con un lugar tan maravilloso? Sí, seguro: si habéis leído hasta aquí, a vosotros también os encantaría este libro.

  • Existen industrias del cambio climático, de la cooperación, de la trata de blancas, de la violencia de género que necesitan exagerar para competir por la atención y los recursos que, según crece el número de entidades, son más escasos y necesarios para mantener la burocracia. Esto no supone negar la existencia de los problemas (el cambio climático está negándose solo) pero sí que para captar la atención recurren a la misma técnica del miedo que se usa para aprobar legislaciones antiterroristas o restrictivas de algunas libertades.

  • Se para un partido porque cuando un jugador negro toca el balón el público (solo unos cuantos, estoy generalizando) hace ruidos de mono.
    Pero no sucede nada cuando a Mourinho se le grita “¡Muérete!”
    Ni cuando a Guti se le llamaba “¡Maricon, Guti maricón!”
    Ha protestado una asociación porque a Messi le llamaron subnormal en el Bernabéu.
    En el campo del Aleti se grita “Illa, illa illa Juanito hecho papilla” en referencia al accidente de coche que le costó la vida a Juanito.
    Cuando Piqué se casó con Shakira, en el campo del Depor se cantó “Es una puta! Shakira es una puta!”.
    “Messi, enano, tu hijo es de Cristiano”, gritaba el Bernabéu.
    “Ese portugués, hijoputa es”
    Un jugador del Betis es acusado de malos tratos a su novia y el público la canta “No es culpa tuya, hiciste bien, era una puta”
    “Puta Barsa, y puta Cataluña”
    …..

    Dos cosas
    1) Hacer una clasificación jerarquica de insultos tiene el peligro de caer en el ridículo; es como cuando una empresa exige “buena presencia”. Si entras a definir en detalle qué está permitido y qué no, es muy fácil caer en el ridículo: falda como máximo 6 cm por encima de la rodilla, la chaqueta ha de ser en tonos oscuros, etc

    2) Se puede cerrar el campo como dice Brema, pero con un poco de ingenio puedes estar insultando sin insultar, como en la canción esa de Cubanito, sí señores, que no se decía culo pero todos sabíamos que se hablaba del culo.
    . Por ejemplo:
    – A raíz de la fiesta de cumple de CR7- tan malintencionadamente narrada en cierta revista deportiva -, al portugués le llamaron “borracho” en el Camp Nou. Intervino algún comité, asi que en el siguiente partido cambiaron el grito de “borracho” por este otro “Cristiano no bebe agua” ¿Cerramos el campo?

    – Busquets llamó mono – presuntamente – a Marcelo . Él lo negó, diciendo que no dijo “Mono, mono” sino “Mucho morro”. Si ahora cada vez que toque el balón Marcelo se le grita “Mucho morro” , ¿cerramos el campo?

    Mejor sería que en los estadios de primera y segunda división se instalaran cámaras y micros, para identificar a los autores reales de los insultos y ponerles un multa muy onerosa (en pasta y en imposibilidad de acudir a cualquier estadio durante mucho tiempo)

    Que pague una multa el club, que cierren el campo (y con ello jodan al resto de espectadores que se han portado correctamente), que expulsen de la competición al equipo, es hacer pagar a justos por pecadores y siempre he odiado esa solución, es muy del ejército: “todos firmes hasta que no salga el que ha eneseñado el culo por la ventana” – caso basado en hechos reales

  • Me refería a categorías inferiores, Funes. Los mayorcitos ya saben lo que hacen, como cuando aplauden a un jugador por hacer entradas criminales al contrario. Con su pan se lo coman.

  • Proc & Funes: Felices, felices en su día, amiguitos etc.
    Joder ¡Cuantos goles está marcando Ricardito Darín con el Barça!

  • Es posible que alguno de ustedes, en uno de esos momentos muertos en los que uno no sabe si hacerse una paja o alistarse a la Legión, le dé por informase de qué va eso de la tercera cultura. Piense bien dónde se mete.

    Mi olfato me dice que, como tantas cosas en las que anda metido el número tres, la superchería no anda lejos de esa cultura. Me da igual que se trate de la santísima trinidad, de la tríada de la lógica hegeliana, de las enéadas (3×3) neoplátonicas: el tres apesta a misticismo.

    No hay nada que temer cuando nos movemos en el terreno del uno; por ejemplo, cuando alguien afirma que sólo hay una cultura: la científica y nada más que la científica. Eso se entiende muy bien.

    Conviene andarse con algún cuidado cuando aparece el dos; por ejemplo, para defender la idea de que, al lado y paralelamente a la ciencia, hay cosas como el Ius Gentium, la lógica de Pedro Hispano, los misterios de Eleusis, la antropología cultural, que también tendrían -se dice- derecho a ser declarados bienes culturales. Bueno, pase.

    Pero lo de la tercera cultura no hay por donde cogerlo. No parece que haya en ella ninguna novedad que permita considerarla rigurosamente tercera, pues no se ve por ningún lado el fundamento de la misma, al contrario de lo que ocurre con las ciencias, donde está la combinación de matemáticas y experimentos, o con las letras, donde se mezclan la lengua y el ingenio. Si no hay nada nuevo en ella, no queda otro remedio que pensar que tiene pretensiones sintéticas. Quiere ser la síntesis de las otras. Ahora bien, eso es como pretender ligar el agua y el aceite. Sólo a un místico se le pasa por la cabeza unir lo que no admite unión. Aunque igual me equivoco, y lo único que pretenden los de la tercera cultura, lejos de defender la existencia de tres culturas, o la de una suprema en la que quedarían absorbidas las otras, es animar a los de letras a que estudiemos más ciencias. En tal caso no deberíamos hablar de misticismo pero sí de mistificación.

  • También puede ocurrir que la única unión de las ciencias y las letras que se tenga en la cabeza sea la que se da en la divulgación científica; pero esta tarea, además de venirle algo grande lo de tercera cultura, es, como lo es el periodismo, una cosa de letras.

  • 5 de marzo de 2015 a las 18:46
    Funes

    ***
    Funes, no soy nada partidaria de prohibir los desmelenes -verbales, se entiende- en los campos de fútbol -de adultos, se entiende. Convertirnos en una sociedad de celíacos mentales, y expedir a los acomodadores carnets de manipuladores de alérgenos. No. No. No. Un poco de aire, por favor.

  • Si se prohibiera el insulto y la blasfemia habría que echar ansiolíticos al agua del grifo junto con el cloro y el flúor.
    Por cierto, como coleccionista y gourmet de frikadas puedo decir que el el video de Las Bistec es estremecedor.

  • En clase de recuperación. Voy por el 11 de febrero, o sea que me queda tela. ¿No podrían ser vuesas mercedes menos incisivas, provocadoras, intrigantes o sugerentes ( o enlazantes).
    ¡Señor. que sólo tengo una vida y la vista la voy desparramando!

  • ¡Bolaño! Le he echado de menos, snif. Venga, venga, que tiene que escribir su «mi novela favorita» y una «deconstrucción», ejem, para la revista. Hala, coja el boli que el plazo se acaba el ochomarzo.

  • Muy amable, Procu. Tengo más. Como éste:

    Es más que probable que, bajo la advocación de ‘tercera cultura’, la aportación de las ciencias a las humanidades en la que se está pensando sea la de la ciencia a la moral. Esto, a su vez, puede significar dos cosas: que la ciencia debe ser tenida en cuenta a la hora de formular la premisa mayor del silogismo práctico, o sea, la premisa en la que se formula la norma; o que la ciencia tenga mucho que decir cuando se trata de poner la premisa menor, es decir, la que describe el hecho del que se quiere juzgar su conformidad, o falta de ella, con la norma. Me extrañaría que se apuntaran a lo primero quienes estoy convencido de que aceptan la crítica humeana del salto del ser al deber ser, un salto que intenta dar el que cree que la ciencia, que habla de cómo son las cosas, puede ser fundamento de declaraciones sobre cómo deberían ser. Lo segundo es más probable. Tiene el inconveniente, a mi juicio, de que no se da cuenta de que los debates morales se asientan en un uso del lenguaje que no es, ni tiene por qué ser, el del científico. Así, los que no hemos pisado jamás un laboratorio, cuando discutimos sobre el aborto, no entendemos por ‘vida’ lo mismo que el biólogo, de modo que todo lo que diga éste nos dará igual; y haremos bien.

  • La sospecha de que antes no hubiera en los museos obras de mujeres por presiones ajenas a su valor artístico debería despertarla el hecho de que ahora las haya.

  • Gengis, avanzaría bastante, si tanto interés le ha despertado la web de Tercera Cultura, que leyera los documentos que se despliegan en su menú (Misión, Quienes somos, Humanismo secular, Presentación del Foro Humanismo Secular, etc.) y se enterara de qué personas están detrás del invento.

  • Perro, entré hace tiempo a curiosear en algo que tenía ver con la tercera cultura -supongo que sería esa web- y no he vuelto, no porque no me gustaran las cosas que encontré sino porque mis intereses son muy limitados.

  • He visto la lista de los colaboradores en Tercera Cultura, y estoy convencido de que más de uno de ellos reniega de ese concepto.

  • No creo que sea tanto un concepto como un título. Como llamarse Artes y Ciencias pero con más glamour. Si hubiera algo verdaderamente conceptual por detrás, habrían elaborado literatura pajillera al respecto. No parece el caso.

  • Si no hasta el extremo de renegar, sí creo que a alguno de ellos ha de dejarle frío el lado más presuntuoso de ese concepto, lo que hay en él de anuncio de una nueva era donde por fin se reconciliarían las ciencias y las letras, y que lo único que pueda interesarle del mismo sea la apuesta por unas humanidades cuya proximidad a la ciencia las alejaría, y eso sería lo importante, de la teología.

  • Artes y Ciencias no es un simple rótulo; responde a una idea: que el espíritu genial y el métodico tienen diferentes campos de aplicación. Asimismo, nuestras Ciencias y Letras -que no tienen nada que ver, si no ando muy errado, con el Trivium y el Cuadrivium– deben mucho a la pretensión de gente como Dilthey de reservar un campo propio, el de las ciencias idiograficas, o de lo individual, a las cosas del espíritu, cuya actividad no podría ser aprehendida por las ciencias nomotéticas, o de lo general. Esos precedentes me obligan a pensar que lo de la Tercera Cultura es algo más que una etiqueta. ¿O me estoy tomando a sus valedores más en serio que ellos mismos?

  • Si no hay por detrás del título su correspondiente literatura pajillera, ¿cómo podríamos saber si pertenece un determinado texto a la tercera cultura? Tiene que haberla.

  • GENGIS KANT
    ..animar a los de letras a que estudiemos más ciencias..

    ..aceptan la crítica humeana del salto del ser al deber ser, un salto que intenta dar el que cree que la ciencia, que habla de cómo son las cosas, puede ser fundamento de declaraciones sobre cómo deberían ser.

    la apuesta por unas humanidades cuya proximidad a la ciencia las alejaría, y eso sería lo importante, de la teología.

    A eso me apunto. Y quien dice teología dice ideologías, igualmente fruto de la imaginación sin fundamento real alguno.