Los casos de la Agencia Aquila («Aquila non capit muscas»). Hoy: La herencia

AquilaProc1x1C-GIF
Por Proxuey

—Es lo último que tengo de ella —Ana María se echó a llorar una vez más. Esto no avanza, rumiaba yo, impaciente pero aguantando el tipo con mi cara más profesional. Dispongo de una licencia y llevo un negocio discreto. Nunca faltan enigmas históricos, pleitos metodológicos ni marcos teóricos que restaurar, aunque lo que más abunda es el menudeo de huelebraguetas: el padre de familia que versifica cada noche en los bares hasta caer redondo o un pavo que sospecha que en «te quiero mucho» hay en realidad menos amor que en el verbo sin cuantificar. En fin, «mi trabajo es como otro cualquiera: duermo poco, ando mucho y lo que veo no me gusta», así resume el oficio Germán Areta en El crack.

Decía que la madre de Ana María, mi clienta, agonizaba en la cama mientras ella me explicaba entre sollozos el caso, uno de herencias léxicas con un significante nada claro de por medio. Al rato pude oír a la vieja:

—Al rible… —aquello resultaba ininteligible.

—¿Reversible? —aventuré.

—… espetible… —repitió la mujer con unas lanas de voz.

—¿Al respetable? —insistí confusa.

—Que no. Ha dicho «al respetible» —cortó la hija—. Ni «al respetable» ni «al respective», ha dicho «al respetible», lo dice una y otra vez. Parece… parece esa locución adverbial… es ya casi lo único que queda de mi madre —a Ana María se la veía destrozada.

Una variante poco corriente, pensé, y entonces recordé habérsela entendido una vez a Iñaki Gabilondo en la radio, cosas así no se borran. Cuidado con la seducción de la envoltura, me advertí a tiempo. «Cómo me jode la gente que se fía de las apariencias», dice Alfredo Landa en El crack a un chulo justo antes de tumbarle de un puñetazo; que no se lo espera porque Germán Areta no tiene esa pinta, y es ahí donde brinca hecha una loca la mucha gracia del grave error. Paronomasias, falsos amigos y mocosuenas, etimologías populares y toda clase de celadas, embelecos y estafas, pero solo para el primo que colabora con ellas con su galbana y avaricia. «Hablamos la costumbre y no la verdad con solecismos», se queja Quevedo amargamente. Se queja con razón.

Me puse enseguida manos a la obra. Nada de nada en los bancos de la RAE, qué te parece; pues menos chocante que la parva cosecha de Google, que solo arroja una docena de testimonios. Pero esos datos comenzaron a cantar: el fulano de Foroatletismo.com, hablando de sus «piernas con bastante masa muscular, y grandes al respetible con mi cuerpo (soy delgado) cosa que me encanta». El de Agroterra, lamentando que «los sueldos cada vez son más bajos al respetible de cuando teníamos la peseta». Corre por internet asimismo una corta cascada de vocabularios rurales, de esos que planta en la red el primero que tiene la ocurrencia; no hay por qué despreciarlos, ellos son a veces la única credencial de vida de un mundo que ya se ha esfumado. Alcubilla de Nogales, la Tierra del Pan, Herguijuela, Bóveda de Toro, y Samir de los Caños (este último, para el «VII concurso de Vocabularios tradicionales de la provincia de Zamora». Oh, planeta peregrino e insólito).

No me había olvidado de «al respective» ni de «al respetive», estos sí más numerosos, aunque de vitalidad y geografía restringidas, populares y rurales igualmente. Y sin embargo «al respetible» tiene otro sentido: ya no es más ‘con respecto’ porque ha saltado a significar ‘comparativamente’, ‘en proporción’, y en esa sustancia del contenido ves cómo asoma lo relativo por lo absoluto, y asistes al despuntar de la reflexión y de la conciencia del pueblo. En ese momento mi comprensión experimentó un giro copernicano de bastantes grados y además se puso a llover. Entre las culebrillas que formaban en el cristal las gotas al juntarse contemplé de golpe el largo viaje del adverbio bajolatino respective: desde la tradición discursiva de ámbito técnico-jurídico a la boca de los humildes, había experimentado todas las calamidades de la corrupción fonética y el aprendizaje del cambio semántico. Hijo legítimo del latín respectum (de respicio), su noble etimología no le había ahorrado la saña persecutoria de las modas y sus caprichosas leyes. Ya perece, ya apaga su vida cuajada de penalidades tristemente oculto en algunos rincones del castellano más bajo, mendigo entre los solos y miserables.

Un vulgarismo casi extinto y poco conocido, pero atroz. Y qué le digo yo ahora a Ana María. Yo quiero cobrar.

—Tu madre dice Rosebud —eso es lo que le diré a Ana María.

166 comentarios

  • Chof, chof, chof.
    Respecto a doña Procuración diré que es que nunca deja de sorprendente ni de admirarme esta mujer o esta Rosebud o lo que sea.
    De pasta de boniato me ha dejado.
    Bravo bravísimo.

  • Qué susto me he metío.
    La ilustración es de buena que se me saltan las lágrimas. Es buenísima. Le he dado al «me gusta» por la ilustración y porque no sé lo que hago.
    Gracias, Gati.

  • Voy a pensar en palabras adecuadas para pronunciar justo antes de morir. ¿Qué palabra me gustaría decir antes de morir…?
    (Joer qué actividades surgen de aquí, de verdad: ” -¿en qué piensas?, -no, en nada, en una palabra para morir, -…ah mira… qué bien… Pues nada maja, que vaya bien (rara de cojones)”

  • Gracias, MGaussage.
    La repeticiones fastidian como moscones, y sin embargo en el discurso especializado no constituyen falta sino cualidad, porque la palabra precisa y unívoca no puede ser sustituida, lo cual no es el caso de «embeleco». A mí me gusta «embeleco» porque la decían mi abuela y tías abuelas. También decían «al respetible», snif. Es un homenaje.
    Estoy como viendo lo que voy a inundar, me voy a correr.

  • Que marcho a la calle a correr con los pies, quiero decir.
    ***
    Gracias, Satur, cari. No lo hagas, que nos perdemos. Que nos perdemos literalmente, quiero decir, que somos de avispados por un igual.

  • —Tu madre dice Rosebud

    Rosebud, (¡¡Qué puñetera!!)
    Me parto con usted, Cola Anillada, es genial.
    **
    He recibido una Gazzetta de Lo Satur del 4 de febrero con la fiesta del hermano de la Ronalda en la portada abrazándose a Saturn, y resulta que el hermano de la Ronalda ¡¡¡¡dió la fiesta el 7 de ese mes!!!..¿eres nuestro Marty McFly, Saturn querido?

  • Srta. Bonnie, debido a un error de programación la entrada del señorito Satur ha aparecido publicada el 4 de febrero del año en curso. Lamentamos lo sucedido. En esta secretaría esperamos para hoy la carta de dimisión del responsable.

  • De este modo, con el fin de evitar que los imberbes estudiantes cayeran en la tentación de lo que popularmente se conoce como «hacerse una paja», se puso el acento en la práctica del deporte.

  • Anonadado por la pericia del detective lingüístico.
    Y golpeado por la magnificencia de la ilustración.

    ¿Hay algo mejor que nuestro ÇhøpSuëy?
    (He usado palabras sonoras para que la Señá Procu me quiera)

  • 2 de marzo de 2015 a las 11:16 SATUR
    De este modo, con el fin de evitar que los imberbes estudiantes cayeran en la tentación de lo que popularmente se conoce como «hacerse una paja», se puso el acento en la práctica del deporte.

    Siglo y medio después, el éxito del balompié practicado por el Barça de Guardiola, con su desmesurada afición al toque y al tiquitaca, reconcilió definitivamente fútbol y onanismo.

  • «Hoy da misa la señora Carmen» (publicado el 26 de febrero en EP Galicia, y hoy en la edición nacional), me ha parecido muy cómico y poético a la par. Las mujerucas y los payasos en realidad no dan misa, porque no tienen la potestad de consagrar ni la de absolver; lo que hacen en ausencia del cura es «celebrar la palabra». Si no es una historia chula, a ver cuál es.

  • Gengis, es respective, adverbio de formación latina en -/E/, sobre un adjetivo al parecer tardío, en /-IVUS/ (igual que inclusive y exclusive, ese par de fósiles), que se extendió desde sus usos jurídicos originales al habla popular, tal vez con ayuda del ¡PREgoNIROOO!

    2 de marzo de 2015 a las 12:51 Procuro fijarme
    «Hoy da misa la señora Carmen»

    Es jipi, eso es.

    (Como dijo un día Gómez, ¡que alguien me dispare en una pierna, por favor!).

  • No es difícil aventurar (algo que nunca hay que hacer pero no puedo evitarlo; así avanzan las ciencias, como avanzaban mis suspensos) que ese «respective» se convierte en «respetible» por contaminación con «respetable». «Respective» suena extranjerizante en exceso.

  • Ya había vuelto, Gati. Soy de correr poco, solo maratones cortas.

    2 de marzo de 2015 a las 13:47 Perroantonio

    SISISÍ, es así. No se puede explicar como simple cambio fonético. Al ser -ive una terminación poco corriente, parece haber sufrido la presión morfológica, o de respetable en concreto o, más en general, del paradigma de los adjetivos deverbales en /-BLE/, que es muy productivo.

  • (Ah, pero entonces no significa “respecto a”? Jo, es que yo nunca entiendo una mierda.)
    ————————————————-
    (Llego de pedalear una hora justica, después de la furia primaveral que me ha entrado esta mañana tras leer la entrada de Procuración puesto que había que celebrarla.
    Una vez he comprobado al llegar que mis ruedas no estaban pinchadas, con el eco de las voces de esos simpáticos niños de etnia gitana retumbando en mi tímpano, que en su afán por animarme me han espetado un “¡¡quilla!, que vaj a pinchá la bici con ese culo!, y yo, en ese mismo instante -lo juro- me he acordado de Procu, y de lo excelsa que es en el lenguaje y me han entrado ganas de frenar en seco (solo hubiera tenido que posar mi pie suavemente sobre la calzada) y corregirle, “querrás decir “reventar”, zagalillo”; pero en eso ha dominado se ve qué, el instinto de supervivencia, y he seguido mi camino aprovechando una ráfaga de aire… Y comprobado por tanto, que el único motivo por el que la bici no avanzaba era yo mismamente,me dispongo a escribir mi testamento, hoy en la hora quince de este dos de marzo del año del señor dos mil y quince. Mucho quince veo aquí.

    Qué difícil es ahora decidir a quién le dejo mis deudas.)

  • Excelente entrada, vive Dios. Me ha recordado que fue una especie de gángster de cuidado, a quien yo suponía analfabeto, el que me explicó hace ya muchos años, mientras yo trataba de aparcar el coche con alguna dificultad que otra, el significado de la palabra “bolardo”.

    –Vas a darle a un bolardo –me advirtió, como el que no quiere la cosa.
    –¿A un qué?

    Entonces me explicó que un bolardo era una de esas setas metálicas instaladas por el ayuntamiento para impedir el aparcamiento o el paso. Jamás se me había ocurrido que esas cosas pudieran tener un nombre.

    Desde aquel momento lo miré con otros ojos, por lo menos en cuestiones semánticas.

  • Las entradas de Proxuey son merecedoras de varias relecturas. Hacia la cuarta he caído en ésto:

    un pavo que sospecha que en «te quiero mucho» hay en realidad menos amor que en el verbo sin cuantificar.

    y me ha evocado una afirmación muy parecida leída en la novela que tengo entre manos -junto con La luz que se apaga- y que recomiendo: “También esto pasará” de Milena Busquets. Prosa desenfadada para tocar temas muy enfadosos, en un entorno que conozco bien y aprecio más, y que la autora describe mejor.

  • [0] Procu: faena de aliño. Ud. puede ser más mordaz o más frívola.

    Twitteando se puede ver uno de esos tertuprogramas televisivos mañaneros donde AE y Cía ‘entrevistan’ a la tal Milena desenfadadamente (ya se han encargado los suplementos culturales de que no compremos su libro).
    Aparte de las connivencias cadena-editorial, no sé porqué me he acordado del garrotín del Tiriri (que se ha muerto hace nada):
    “Canta el gallo en el corral,
    las gallinas cacarean
    y el gallo que mucho canta
    carga siempre con la fea”.

  • Mgau, se me había metido en la cabeza que el ‘respective‘ al que se refería Procu era un adverbio latino, pero ahora caigo en la cuenta de que ella ha hablado de un adverbio de formación latina. Por tanto, me sirve la respuesta de usted. Gracias.

  • Tipo, he empezado a leer el libro de Milena a pesar de haber decidido no hacerlo, abrumado por la presión de su lanzamiento. Me alegra haberlo hecho, eso es lo que quería escribir y he escrito.

  • Mi primera impresión, incluso una vez descontada la malicia informativa de ese titular -por por ahí anda en El País- según el cual los alumnos podrán suspender en la clase de catequesis por negar que el universo sea obra de Dios, ha sido de rechazo.

    Eso les ocurrirá -me he dicho- sólo a aquéllos cuyos padres deseen ponerlos en ese aprieto; y, ya puesto, me he venido para arriba, para lo general, diciéndome que los centros de enseñanza no deberían negarse a enseñar aquellas cosas que demande la sociedad, siempre que ello no afecte a los demás alumnos. Bienvenida sea pues la catequesis a la escuela siempre que no perjudique a unos alumnos, obligados hoy por hay, mientras a sus compañeros les dicen la catequesis, no se sabe bien a qué, pero obligados.

    Ya ven ustedes por dónde van mis tiros: que si el mercado es lo mejor, que como la libertad de hacer con los hijos lo que uno quiera no hay nada, que si patatín, que si patatán.

    También habrán adivinado ustedes que mi segunda impresión ha debido de ser distinta de la primera, porque si no, hubiera seguido siendo la primera. Así es, pues me ha dado por pensar que un sistema educativo, que es una cosa más seria que una academia en un primer piso, debe transmitir conocimientos que no interesan ni a los alumnos ni a sus padres, como la existencia del genitivo o de los números irreales, y luchar contra la transmisión de otros por más que despierten un interés universal, como las reglas del tute. Quiero decir que un sistema educativo de verdad lleva incorporada una toma de partido. Para él no son la misma cosa el saber y el error.

    Visto así, ya no tengo tan claro que deba tolerarse que un alumno, por más que su padre lo admita, y hasta él mismo si es preciso exagerar un poco, pueda ser suspendido por negar que el mundo es obra de Dios. Igual que uno no tiene libertad para venderse, vamos.

  • La he oído Tipo. Aun no sé si Arcadi le pregunta qué es una pija para ponerla en un aprieto o para que pueda desmentirlo.

  • Por cierto, parece que el libro de Milena da información fiable sobre cómo funciona la cosmovisión femenina, información que siempre resulta de agradecer.

  • Milena me decepcionó cuando la escuche decir que iba a votar a Podemos, así sin ninguna razón de peso..eso sí, después dijo, “ya les echaremos dentro de cuatro años, ¿no?”…en fin.

  • Gracias, Gómez. Póngame a los pies de MacLoma.
    Tipo, no sé si le he entendido, pero gracias por si acaso.

    2 de marzo de 2015 a las 22:04 Holmesss
    Me apresuro a matizar, antes de que a Proc le dé algo, que mi generalización es una licencia por falta de espacio.

    UUUISSS. De la que se ha librado, Holmesss.

  • Gengis, he visto el titular de EP y no he querido leer el artículo porque me echaba un poco para atrás por lo que dice de la malicia manipulatoria. (Trago con ella, claro, pero cuánto fastidia notarla). La cosa es que, decididamente, creo que en este asunto soy inconvencible: la religiones deben estar en sus lugares propios, no en la escuela. En la escuela son un mal para la escuela y para la propia religión. (Esto último igual es un poco hipócrita de mi parte decirlo, porque no me preocupa verdaderamente).

  • En cuanto a la cuantificación, que en las lenguas no calca la cuantificación lógica, tengo la experiencia reciente de una matriz de evaluación para calificar el grado de cumplimiento, que era así:

    nada de acuerdo: 1
    de acuerdo: 2
    bastante de acuerdo: 3
    totalmente de acuerdo: 4

    O sea. NO, hijo, NO. «Bastante de acuerdo» no es más de acuerdo que «de acuerdo» a secas. «Bastante de acuerdo» es reticente, y «de acuerdo», no. «Bastante de acuerdo» es menos de acuerdo que «de acuerdo».
    Y asín pasamos los cafés en el curro. Risas y más risas y pasiones selvajes.

  • Hablando de «la cosmovisión femenina», golpe bueno el del narrador de Claudio Sífilis, que remataba el diálogo de las amigas en el bar diciendo algo así: «La una, aventurera; la otra, materialista». Me acordé de la clasificación del mundo de la enciclopedia china en «El idioma analítico de John Wilkins». La cosa es que ellas eran dos y él vio dos, y si tres a lo mejor tres (…y si siete, pos habría soltado el lápiz y echado a correr). Me pareció inocente pero también agudo.
    Con respecto y afecto se lo digo, Claudio Sífilis.

  • No sé qué problema hay en que en clase te enseñen que Dios es Uno y Trino y sepas dar la respuesta correcta. Es como cuando te preguntan por el Big Bang o por si las lenguas son innatas o adquiridas. Se trata de responder lo que el profesor dice que es lo correcto. ¿Qué más da que sea o no verdad?

  • Por supuesto que agradezco mucho que me den la razón, por el mismo motivo que me parecen unos asquerosos los que me la quitan, pero siento como si con lo primero estuvieran tomando partido por una parte de mí, en perjuicio de otra.

    Por ejemplo, lo alabado por Gacho es una respuesta que doy a mi vieja admiración ante hechos como el de que en un piso de ésos, con un monitor sin documentación y mal pagado pero muy animoso y locuaz, aprendes mucho más inglés que el que pueda aportarte el magisterio, filológicamente insuperable pero estéril para los intereses de la comunicación urgente, que se imparte desde las tarimas oficiales, sin olvidar lo bien que te preparan esas academias cuando se trata de algo tan importante en la educación como es aprobar los exámenes. En general soy de la teoría de que las academias son la hostia.

    Pero hoy me ha tocado -no sé bien por qué- reconocer la importancia de esa cara de la enseñanza que no tiene nada que ver con la libertad, la oferta y la demanda. Me refiero a lo que hay en la tarea docente de transmisión de un patrimonio cultural; y con esto me estoy metiendo en vivo y en directo en otro berenjenal, pues nada más colectivista y hasta totalitario que el concepto de patrimonio cultural.

    Como ocurre con las famosas castañuelas, no es necesario definir nuestro patrimonio cultural de un modo que satisfaga hasta la saciedad las pretensiones de la ciencia, pero si se hace así, hay que hacerlo bien; y eso es incompatible con la propaganda religiosa en la escuela, por muy optativa que sea para los alumnos. En ningún caso -ni siquiera en la forma humilde y arrinconada de lo tolerado a regañadientes- puede permitirse que se diga en una sede pública, a la vista de la respetabilidad que con ello ganaría, lo que la propia autoridad pública se ha obligado a desmentir.

    En cualquier caso, sea cual fuere la parte de mí que tenga la razón, lo más importante es el gusto que a ambas les ha dado el elogio de Gacho.

  • A veces soy un poco bruto, pero creo que la escuela obligatoria sólo es un modo de salvar a la gente. No de la ignorancia, sino de la esclavitud. No saber, en un mundo en el que nadie sabe, no supone un problema. Si todos saben y tú no acabas siendo carne de cañón. Y la escuela ha de conseguir salvarte incluso de tus propios padres, enseñando a pensar. Eso justifica que sea obligatoria. Por eso educación religiosa dentro de la escuela ha de ser limitada. No podemos entender nuestro mundo occidental y quizá tampoco a nosotros mismos sin saber del cristianismo. Los cuadros de los museos son muñecos si no tienes alguna idea de historia sagrada. Las ideas centrales del pensamiento occidental tienen sus orígenes en o contra el cristianismo. Eso hace falta. La enseñanza de la fe en sentido estricto no es necesaria y, dependiendo cómo se insista en ella, contraproducente. Por otra parte, si de verdad se aprende a pensar en la escuela, los contenidos son un poco irrelevantes. De los dogmas y de las ideas erróneas se sale pensando. Así que, a mi, hay una parte que me parece perfecta de enseñar cristianismo en las escuelas y otra que me parece una antigualla molesta.

  • También he encontrado dos referencias en el Eco de Navarra (1911) y el Heraldo de Zamora (1941). En este último…

    «También ha habido en el ferial bastantes cabezas de ganado asnal, pocas del caballar y menos del mular, rigiendo en estos dos últimos precios elevados, a los que con mucho sobrepasa, al respetible, el asnal, pues por un asno se piden de 750 a 1000 pesetas y bien malo tiene que ser el semoviente para que por él pidan 500 pesetas».

  • VUELVE, BREMANEUR. ESPAÑA ES TU CASA
    Ayer se teledifundió el segundo capítulo de El ministerio del tiempo, cuyo principal hallazgo es el título. Nada de Los agentes del tiempo, Los vigilantes del tiempo, Los crononautas, yo qué sé, Héroes tetradimensionales, algo más épico y más SCIFI. No, no: el ministerio. Con sus trienios y sus liberados sindicales.
    A lo que iba. Los funcionarios de servicio se me plantan en 1588 para impedir que Lope de Vega se equivoque de barco al zarpar la Grande y Felicísima Armada y muera antes de ser plenamente Lope de Vega. En un momento dado, Don Félix Lope está recitando sus cosas de amor a la bella señorita del ministerio y otro de los viajeros del tiempo, un poquito hasta los huevos del latinlover intentando ligarse a su compañera, le da la mejor réplica en verso de todo el Siglo de Oro:

    No sé si estoy en lo cierto,
    lo cierto es que estoy aquí;
    otros, por menos, se han muerto.
    Maneras de vivir.

    En ese momento, rodando por el suelo de la risa y con lagrimones en los ojos, supe que España ya estaba lista para recibir de vuelta a Bremaneur.

  • 3 de marzo de 2015 a las 10:11
    MERCUTIO
    un poquito hasta los huevos del latinlover intentando ligarse a su compañera, le da la mejor réplica en verso de todo el Siglo de Oro:

    JAJAJAJAJAJAJAJA

    El otro día en el vermú hubo un revival de Rosendo y no fui yo el culpable, aunque bien es cierto que lo fue otro soriano. Se tarareó mucho eso de «¡Majete! no todo el que saca mete».

  • «¿Qué demonios defiende la izquierda oficial, por lo menos desde el punto de vista del lenguaje? ¿La desaparición de los privilegios? No. Cataluña y el País Vasco tienen un estatuto superior. ¿La aplicación implacable de la justicia? No. La Junta de Andalucía hace todo lo posible por ocultar una Administración cleptómana que ha desvalijado a los españoles durante décadas. ¿Un programa educativo que ponga en manos del alumnado las herramientas eficaces de la crítica intelectual? No. Sólo defienden la estructura parasitaria de los sindicatos y la permanencia del analfabetismo estructural. Seguimos en el último lugar de toda encuesta sobre educación en Europa. ¿Acaso un mayor reparto de la riqueza? Resulta cansino repetir que fue el Gobierno de Zapatero, el peor dirigente que ha soportado España desde Fernando VII, quien desató la furia depredadora de los bancarios».
    FELIX DE AZÚA en El País.

  • Exacto de toda exactitid, en todo el convulso periodo de los siglos XIX Y XX en España es imposible encontrar un dirigente peor que Zapatero. La maldad en estado puro. Y , of course, la Caja Madrid de Blesa es directamente obra de éste.
    Ya.

  • 3 de marzo de 2015 a las 11:08
    JUANCHO PELEGRÍ
    La maldad en estado puro

    No. Imbecilidad en estado puro. A veces es más peligrosa que la maldad.

  • (Pero Gengis, si lo normal y natural es aliquotarte hasta las cejas; lo que pasa es que si todos siguiésemos esa espontánea inercia, tú te volverías insoportable.
    Pero bueno, ya sabiendo que te gusta, te lo haré más veces.)
    ————————–
    (Salgo unos días, ¿hasta cuando puedo enviar mi deconstrucción a este nuestro Fanzine? ¿ya tenéis bastantes?)

  • Echo siempre de menos en estos análisis la falta de coraje para no atreverse a declarar en voz alta una evidencia: los hombres y las mujeres no somos iguales. Tenemos cuerpos diferentes, tenemos cerebros diferentes y funcionamos con hormonas diferentes que producen reacciones diferentes a los mismos estímulos. Esto está ahí independientemente de que lo ocultemos. Nuestra pretensión de llegar a una igualdad efectiva de derechos como ciudadanos no tiene por qué conllevar que exista una identidad de intereses. Tan cierto es que la cultura asigna roles y fomenta intereses masculinos y femeninos como que existe una base genética para dichos roles. Y si esto no fuera así ya es hora de pedir cierta honestidad intelectual a los etólogos, a los antropólogos sociales, a los psicólogos y, en general, a todos los científicos que estudian las ciencias del comportamiento: o la diferenciación de «géneros» tiene base biológica y lo asumimos con todas las consecuencias renunciando a la pretensión de construir un universo cultural unisex o es cultural y entonces hay que decir de una vez y en voz bien alta que todos los mamíferos superiores son seres culturales.
    Y dicho esto, las evidencias son tan abrumadoras y hay tanto escrito al respecto que debemos afirmarlo claramente: somos animales (aunque unos más que otros) y en nuestra diferenciación de «género» (la sexual es evidente) hay tanto base biológica como cultural. Que a las mujeres no les gusten las webs políticas no es trágico o, como diría Blas de Otero, «esto no es triste porque es verdad».

  • Aun teniendo en cuenta las tan notables como raras excepciones a la regla, yo diría que llega una edad, que sitúo en torno a los dieciséis o diecisiete, en las que basta con observar con atención a tus profesores durante unos minutos para darte cuenta de que difícilmente van a enseñarte algo que en realidad merezca la pena saber, especialmente si de verdad tienes ambiciones culturales.

  • 3 de marzo de 2015 a las 11:15
    PERROANTONIO

    10/10. La libertad que ofrece internet para publicar anula muchos mitos sobre la opresión de la mujer. Esta situación me recuerda a aquellos escritores que decían tener escritas obras maestras impublicables a causa de la censura franquista. Una vez llegada la democracia, aquellas supuestas obras maestras se quedaron para siempre en los cajones.

  • 2 de marzo de 2015 a las 21:04 Holmesss

    Holm: Le entiendo. Yo también estaba en Barcelona en aquellos años.

    2 de marzo de 2015 a las 22:22 Procuro fijarme

    Procu: Su ‘por si acaso’ denota y connota que me ha entendido.

  • Ustedes saben tan bien como yo que ya pasó el tiempo en el que el empirismo de tipo destroyer dominaba la escena. Ahora se suele sacar a relucir el hecho de que hasta la misma ciencia habla de cosas que, según ella misma, son por definición, y no por circunstancias de la vida, inobservables. Si a nadie se le ocurre calificar de metafísico el concepto de antimateria, o el de cualquiera de esas partículas que merodean dentro y fuera de los electrones, parece ser que tampoco nadie debería pensar tal cosa del concepto de creador del mundo. Además de no ser absurdo, sería compatible con cualquier historia científica del mundo que se remonte a su nacimiento a partir de algo material, pues el creyente moderno, cuando se ciñe al diálogo científico y no anda de cofradías, se limita a plantear la hipótesis de una causa anterior a la primera causa física.

    Esa coexistencia entre la ciencia y la religión justificaría, contra lo que dije anoche, la presencia de la religión en algunas aulas, siempre que se ofrezca todo tipo de garantías a los que no quieran correr el riesgo de encontrársela ni en los pasillos.

    Pero, ateniéndome al principio de que una cosa es una cosa y otra es otra, sostengo que una cosa es afirmar, como hacen los nuevos empiristas, que puede haber cosas inobservables por definición, y otra, admitir las pretensiones existenciales de cosas invisibles que, por el parecido que guardan con las que nos son familiares, por muy vago que sea, no se entiende por qué no se pueden ver.

    Igual existe una cosa llamada antimateria, u otra más vieja que la materia, pero es muy dudoso que existan unos ángeles con alas y mofletes que sólo son visibles mediante un milagro. Aunque no tengan alas ni mofletes ni cuerpo alguno, su existencia es igual de dudosa, pues se les sigue adivinando las carnes, como a Dios la barba.

  • 3 de marzo de 2015 a las 11:15
    PERROANTONIO
    Tenemos cuerpos diferentes, tenemos cerebros diferentes y funcionamos con hormonas diferentes que producen reacciones diferentes a los mismos estímulos

    Me lo expliquen.

  • 3 de marzo de 2015 a las 11:13
    GACHOINLOWERCASE
    (Salgo unos días, ¿hasta cuando puedo enviar mi deconstrucción a este nuestro Fanzine? ¿ya tenéis bastantes?)

    PLAZO
    El plazo para la recepción de colaboraciones en ambas modalidades (recuerden, también ilustraciones) se cierra el 8 de marzo de 2015, día de la mujer trabajadora u ociosa.

  • Perro dilecto, llevo varios días pensando qué coño les puedo contar a Vds. que tenga un mínimo interés. Al menos. Pero me apetece mucho mandar algo, así que lo haré, aunque sea el día 8 por la tarde.

  • Perroantonio.
    La paradoja noruega. Son una serie de documentales del 2010 así que igual ya los conocen. Cuanta más política de igualdad de sexos más diferencia entre los sexos, lo cual es lógico, puesto que si hombres y mujeres pueden elegir ser y hacer lo que quieran, cada uno elige según sus verdaderas preferencias. De eso resulta que en Noruega hay muchos menos enfermeros y muchas menos ingenieras o informáticas que en otras partes del mundo. Hay diferencias y son biológicas y, según parece, la cultura lo que hace es uniformizarnos, incluso en cosas como altura, obesidad y presión sanguínea.

  • Señorito Ximeno, le recuerdo que la dirección espera ansiosamente la ilustración prometida y el texto en formato que no sea PDF. Se lo digo porque una lo espera sin ansia pero con la preocupación de que al final se le amontonará el trabajo y tendrá una encima a los moscones metiendo prisas. Una se plantea en esos momentos la huelga para pedir un aumento. No es lo que me enseñaron las Esclavas de la Purísma, pero una ha ido aprendiendo de lo que ve. Pero sólo es una idea que se me acaba de pasar por la cabeza. Nunca sabe una cómo reaccionará a la presión.

  • Discrepo de la apreción del Sr. Juancho Pelegrí sobre Zapatero. No solo pienso que la maldad no es ni de lejos lo que define a nuestro Cóndor de los Andes, sino que me atrevo a afirmar que este personaje es la constatación empírica de que, tanto en política como en muchos otros campos, a veces la estupidez puede resultar más peligrosa para el prójimo que la pura ruindad.

  • 3 de marzo de 2015 a las 11:43
    TIPO MATERIAL
    2 de marzo de 2015 a las 21:04 Holmesss
    Holm: Le entiendo. Yo también estaba en Barcelona en aquellos años.

    No lo entiende, Tipo, si no conoce Cadaqués.

  • 3 de marzo de 2015 a las 11:31 GACHOINLOWERCASE
    (Me pararía a opinar sobre el post de Perro, pero es que tengo que depilarme las ingles)

    Sería un momento cumbre del bloguerío universal que esos comentarios se realizaran durante, es decir, simultáneamente al depilado.

  • 3 de marzo de 2015 a las 12:04
    PERROANTONIO
    Sería un momento cumbre del bloguerío universal que esos comentarios se realizaran durante, es decir, simultáneamente al depilado.

    Perro necesitas un veterinario.

  • Holmess, me hizo usía anoche una mención con muchos signos de admiración, en la ilustre compañía del amigo Adapts, que no entendí cabalmente, preocupado como estaba por lo que me decía un fulano con bata blanca.
    He intentado de pegarlo pero el botoncico del quote es el maligno.

  • (Calla, que si te cuento lo que me ha pasado!.. Pero no. La depilación es a la cera. Ahí lo dejo)
    Ante tamaña fría respuesta, tampoco voy a dejarme los cuernos en enviar nada.
    (Ya sé que no soy Merc, y que el susodicho si alguna vez piensa en mí me desprecia, pero hombre, hombre, yo necesito mucho más cariño)

  • Gacho, te pedimos con mucho cariño que nos enviaras tu texto y nos alegraremos mucho cuando lo recibamos. Yo, por mi parte, ardo en deseos de saber qué te ha pasado mientras te depilabas las ingles.

  • Schultz, seguro que desde 1942 habrá tenido ocasión de ver To be or not to be, que cabalmente recomendaba ayer Adapts en TCM. No tenía acceso a este canal, pero recordé al simpático Capitán Schultz, tan incomprendido por su superior.
    (si no la ha visto, hágalo urgentemente ; paella para Adapts y Taleia para mí)

  • 3 de marzo de 2015 a las 12:18
    SCHULTZ
    He intentado de pegarlo pero el botoncico del quote es el maligno.

    Un consejo para el botón QUOTE, señoritos y señoritas. Si utilizan ustedes iPads, smartphones y esas cosas tan avanzadas que usan ustedes los jóvenes, la mejor manera de usar los botones es, en lugar de seleccionar el texto que quieren remarcar, posicionarse al inicio, pulsar el botón y posicionarse al final y volver a pulsar el botón, que habrá cambiado. Es decir, se ponen ustedes delante de la palabra frase que quieren citar y pulsan QUOTE: se inserta el código blockquote y el botón cambia entonces a /QUOTE. Se sitúan al final de la cita y pulsan /QUOTE, lo que inserta el código /blockquote. Lo mismo pueden hacer con el botón de negritas y el de cursivas o itálicas. Funciona siempre.

  • A ver, doña, un servidor tiene un portátil vulgar y corriente. ¿Qué debo hacer, copiar y pegar, luego marcar y aluego quotear?

  • 3 de marzo de 2015 a las 12:20
    GACHOINLOWERCASE
    (Calla, que si te cuento lo que me ha pasado!.. Pero no. La depilación es a la cera. Ahí lo dejo)
    Ante tamaña fría respuesta, tampoco voy a dejarme los cuernos en enviar nada.
    (Ya sé que no soy Merc, y que el susodicho si alguna vez piensa en mí me desprecia, pero hombre, hombre, yo necesito mucho más cariño)

    —¡Qué guapa estás hoy!
    —¿Y ayer no?, ¿qué has querido decir?
    —No… ayer también, claro. Quería decir que hoy estás especialmente resplandeciente.
    —Entonces ayer no. Será por la crema…
    —No, ayer estabas también resplandeciente, pero hoy tienes una mirada especial como de comerte el mundo.
    —Hoy llevo lentillas.
    —Joder, que no es eso, que es todo más fácil, que eres muy guapa. Ya lo sabes y siempre te lo he dicho.
    —Ayer no.
    —Pues lo estabas. Y mucho. Y hoy también. No se puede estar más guapa.
    —¿Pero me quieres?
    —Cada día más…
    —Desde luego más que ayer, que no me hiciste ni caso…

    [Y así sucesivamente, y así sucesivamente, y así sucesivamente.]

  • 3 de marzo de 2015 a las 13:06
    SCHULTZ
    A ver, doña, un servidor tiene un portátil vulgar y corriente. ¿Qué debo hacer, copiar y pegar, luego marcar y aluego quotear?

    INSTRUCCIONES PARA TORPES: COMO CITAR EN UN COMENTARIO

    1. Sitúe el cursor delante de la primera palabra del párrafo que quiere convertir en cita.
    2. Haga clic en QUOTE (el programa inserta el código blockquote y el botón cambia a /QUOTE).
    3. Sitúese al final de la palabra del párrafo que quiere convertir en cita.
    4. Haga clic en /QUOTE (se inserta el código /blockquote).
    5. Ya está.
    6. Relájese.

  • Señorita Lowercase, no les haga caso, que ya sabe cómo son. Envíe usted su texto, que aquí todo funciona a base de gritos. Si fuera por cariño aquí iba a estar una con estos gañanes.

  • INSTRUCCIONES PARA TORPES 2: COMO CITAR EN UN COMENTARIO
    SEGUNDA EDICIÓN CORREGIDA

    1. Resalte el comentario que quiere citar. Para ello haga clic con el botón izquierdo del ratón y vaya moviéndolo hasta seleccionar el texto.
    2. Una vez seleccionado el texto, cópielo (Ctrl+C).
    3. Sitúese en la caja COMENTARIO y pegue el texto (Ctrl+V).
    4. Sitúe el cursor al inicio del texto y haga clic en QUOTE (el programa inserta el código blockquote y el botón cambia a /QUOTE).
    5. Sitúe el cursor al final del texto y haga clic en /QUOTE (se inserta el código /blockquote).
    6. Escriba a continuación su propio comentario (que aparecerá debajo de la cita).
    7. Haga clic en Publicar comentario.
    8. Envíeme un par de cruasáns.

  • “Nuestra pretensión de llegar a una igualdad efectiva de derechos como ciudadanos no tiene por qué conllevar que exista una identidad de intereses.”

    Una identidad total no, pero una parcial yo diría que sí, porque, si no se diera ni ésta, no habría ninguna razón para desear aquella igualdad de derechos. También parece que esta igualdad debe pisar el mismo terreno que aquella identidad. Por ejemplo, es razonable que se beneficien del mismo derecho a fumar todos aquéllos, pero nada más que aquéllos, que tengan pulmones amén de la capacidad de decisión sobre qué meter en los mismos.

    Dicho esto, tendría que surgir inevitablemente cierta duda sobre el derecho a la participación política de las que, siendo iguales a nosotros en muchas otras cosas, no comparten nuestro gusto por la discusión política. En otros terrenos seguro que sí, pero precisamente en éste puede que no.

    Puede que no, siempre que se admitan las premisas de mi razonamiento, sobre las que es inevitable que surjan muchas dudas.

  • 3 de marzo de 2015 a las 13:35
    SRTA. BELLPUIG
    INSTRUCCIONES PARA TORPES 2: COMO CITAR EN UN COMENTARIO
    SEGUNDA EDICIÓN CORREGIDA

    1. Resalte el comentario que quiere citar. Para ello haga clic con el botón izquierdo del ratón y vaya moviéndolo hasta seleccionar el texto.
    2. Una vez seleccionado el texto, cópielo (Ctrl+C).
    3. Sitúese en la caja COMENTARIO y pegue el texto (Ctrl+V).
    4. Sitúe el cursor al inicio del texto y haga clic en QUOTE (el programa inserta el código blockquote y el botón cambia a /QUOTE).
    5. Sitúe el cursor al final del texto y haga clic en /QUOTE (se inserta el código /blockquote).
    6. Escriba a continuación su propio comentario (que aparecerá debajo de la cita).
    7. Haga clic en Publicar comentario.
    8. Envíeme un par de cruasáns.

    A ver.

  • 3 de marzo de 2015 a las 13:35
    SRTA. BELLPUIG
    INSTRUCCIONES PARA TORPES 2: COMO CITAR EN UN COMENTARIO
    SEGUNDA EDICIÓN CORREGIDA

    1. Resalte el comentario que quiere citar. Para ello haga clic con el botón izquierdo del ratón y vaya moviéndolo hasta seleccionar el texto.
    2. Una vez seleccionado el texto, cópielo (Ctrl+C).
    3. Sitúese en la caja COMENTARIO y pegue el texto (Ctrl+V).
    4. Sitúe el cursor al inicio del texto y haga clic en QUOTE (el programa inserta el código blockquote y el botón cambia a /QUOTE).
    5. Sitúe el cursor al final del texto y haga clic en /QUOTE (se inserta el código /blockquote).
    6. Escriba a continuación su propio comentario (que aparecerá debajo de la cita).
    7. Haga clic en Publicar comentario.
    8. Envíeme un par de cruasáns.

    A ver ahora.

  • 3 de marzo de 2015 a las 13:16
    PERROANTONIO

    Tal cual. Yo tengo una anécdota muy bwena con una perica que tuve hace la tira de años. Comencé a acariciarle el pelo y se revolvió furiosa:
    – ¡Déjalo! Lo estás haciendo porque sabes que me gusta…

  • En mi segunda prueba, en lugar de seguir los puntos 3 y 4 de las instrucciones de la señorita, he seleccionado de nuevo el texto y he dado al quote una sola vez. Como ven, ha salido igual.

  • 3 de marzo de 2015 a las 13:16
    PERROANTONIO
    3 de marzo de 2015 a las 13:47
    BREMANEUR

    En un día con estrógenos a tope, eso no pasa..nos sentimos lo suficientemente guapas para que no haga falta que nos digáis nada de nada.
    Más bien lo veo en una fase progestágena. Siempre he sido del pensamiento que la progesterona es la hormona del MAL.

  • Ensaya con otros bichos, Bonnie, o cambia de microscopio. Eso ocurre siempre, jander percent, all dey ebri dei Bonsai, 24/365.

  • Comencé a acariciarle el pelo y se revolvió furiosa:
    – ¡Déjalo! Lo estás haciendo porque sabes que me gusta…

    JAJAJAJAJAJAJAJA

  • Si copias en el texto, pegas en el recuadro de COMENTARIO, marcas el bloque con el ratón (también en el recuadro, claro) y le das una sola vez al botón QUOTE, también funciona.

  • 3 de marzo de 2015 a las 13:53
    GENGIS KANT
    En mi segunda prueba, en lugar de seguir los puntos 3 y 4 de las instrucciones de la señorita, he seleccionado de nuevo el texto y he dado al quote una sola vez. Como ven, ha salido igual.

    ¡Ya está el señorito listo! Ha escrito una las instrucciones para torpes, como su propio título indica. Lo normal es seleccionar el texto y pulsar el botoncito. Pero como una no imaginaba que hacer algo tan sencillo les resultara tan complejo le dio por discurrir que igual los señoritos tenían que ir por partes porque tenían ocupada la neurona en la depilación de las ingles de la señorita Lowercase.

  • Vaya, yo lo hago escribiendo a pelo un algoritmo de css,

    p {
    margin-tot: 100px;
    margin-botton: 100px;
    margin-riht: 150px;
    margin-lef: 50px;
    batgraound-colour: amarillochopsuey;
    }

    Y luego tecleo el comentario que voy a comentar y más tarde ya lo comento.

    HABERLO DICHO ANTES, BELLPUIG.

  • 3 de marzo de 2015 a las 13:47 BREMANEUR
    – ¡Déjalo! Lo estás haciendo porque sabes que me gusta…

    Hombre, es que ahí ya habías dejado de ser una animalito sensible y sólo sintiente para convertirte en un manipulador pensante. Seguro que ella pensó que tú pensabas que tocándole el pelo (de la cabeza) querías llegar a otra parte.

    Es que sólo piensas en lo único.


  • 3 de marzo de 2015 a las 14:13
    SRTA. BELLPUIG
    Hagan caso a Gengis, que siempre está en todo y es un amor.

    A ver.

  • Creo que Brama le estaba pidiendo perdón a su novia. Muy mal hecho; un enfado es una cosa sagrada, al que nadie va a renunciar por un plato de caricias.

  • He de confesarles algo: me gusta trabajar. También me divierte estudiar, para pasmo de mis retoños, quienes no se explican esta degeneración. Claro que hay otras cosas que me gustan, pero en mi orden de prioridades el trabajo estaría entre las primeras. Yo soy la primera sorprendida.

    ***
    Veo que hay varios hombres de Chopsuey que se han puesto con la regla a la vez. A veces ocurre. No les hagan caso, son sólo un par de días malos.

  • Contaba un señor de por aquí, de una de estas aldeas de las montañas, que había ido una vez a la ciudad a pasar la tarde del domingo con una chica a la que invitó a merendar. Cuando se disponían a entrar en la cafetería, a él se le ocurrió ponerle la zancadilla. A ver qué pasaba, para hacer reír. Ella se cayó completamente y rompió un poco algunos vidrios; también se estropeó algo ropas y carnes, no sé valorar cuánto porque todo depende siempre de con qué compares. «Y va y se enfada… ¡Y va y se enfada la tonta!», concluía Luis, que ni entendía ni olvidaba. Luis era muy simpático y murió soltero pero porque él quiso.

  • ardo en deseos de saber qué te ha pasado mientras te depilabas las ingles.

    Como te pongas chulo te lo deconstruyo, que sé que te gusta (pero tú solo podrás mirar). Y os envío dos deconstrucciones al precio de una: la del Frenadol, y la de la depilación de ingles.
    Hombre ya.

  • (Antiguamente en las casas se criaban conejos de indias, no tanto porque tienen una carne muy buena -paella indiana-, sino porque ahuyentaban (puta h, me ha tocado ir a buscarlo) a las ratas.
    No hay nada mejor para aHuyentar a las ratas, que los conejos de indias, mucho mejor que los gatos, ¿Y por qué?, porque las ratas no soportan, pero es que no lo soportan, el olor del conejo de indias (a mí me encanta).
    Fin.
    (Me voy. Os echaré de menos lo mismo lo mismito que tú me vas a echar de más)

  • Marte y Venus forman una excelente pareja ahí donde aparecen, un despliegue de primer orden.
    Al respetible del cuadro, resultan inquietantes los utensilios a la derecha de los conejos, que a su vez no sé qué pintan ahí, salvo que Venus tenga ratas en casa.

  • 3 de marzo de 2015 a las 16:31
    Perroantonio . .

    Las malas influencias están aplebeyando al Marqués. Es muy comentado en las Asturias que ha sido visto portando gorrilla de skater.

    Con la visera en el cogote supongo.

  • Dice Twitter: Çhøpsuëy te ha seguido.
    Será, como puede comprobarse, te está siguiendo.
    Joder! que no es lo mismo estar jodido, que estar jodiendo [Cela dixit].

  • No me cabe duda de que debe de responder a un jeux d’esprit ; pero siempre que entro en el blog de Arcadi Espada, Diario del año de la peste, y veo aquello de: «El diario seguirá el ejemplo de aquel admirado Defoe que pudiendo marchar de Londres en el año de la peste decidió quedarse en atención “a las particulares circunstancias de mi vida y la atención que debía prestar a la seguridad de mi negocio”», me pregunto si Espada no habrá leído en la propia contracubierta del libro que en el año de la peste, 1665, Defoe tenía solo 5 años de edad.

  • 3 de marzo de 2015 a las 17:51 HOLMESSS
    Marte y Venus forman una excelente pareja ahí donde aparecen, un despliegue de primer orden.
    Al respetible del cuadro, resultan inquietantes los utensilios a la derecha de los conejos, que a su vez no sé qué pintan ahí, salvo que Venus tenga ratas en casa.

    Si hace clic en el enlace correspondiente y amplía la imagen (Google Art permite ampliar muuuucho) comprobará que el utensilio en cuestión parece ser el tensor de una ballesta (arbalesta), cuyas piezas desmontadas, así como partes de armadura, compases para trazar mapas e incluso un mosquete y un cargador de pólvora pueden verse por el suelo. Son los instrumentos de guerra de Marte. Los instrumentos de Venus son simbólicos, le basta con aparecer desnuda y rematar el asunto con unos amorcillos en pelotas.

  • Perroantonio, mi curiosidad con la pieza que se veía me ha llevado a ampliarla ( en principio me recordaba un sacacorchos ). Entonces he tenido una impresión de hallarme frente a un catálogo de instrumentos de tortura inquietantes, he pensado que en la guerra todo vale, ya sabe. Sólo al escribir estas líneas se me ocurre la asociación Venus-sombras de Grey , forzando un poco la máquina.
    Suerte tengo de su precisión describiendo la realidad de los objetos, que la fantasía a veces se mete en zonas oscuras.

  • Juli0, qué buena. Me he pasado oyendo «la luna» en vez de «la duda» media canción, luego he dudado, después lo he entendido y me ha encantado. Moraleja: cuando lo pillas todo bien y todo el rato te pierdes el intenso placer de ¡darte cuen!

  • 3 de marzo de 2015 a las 17:51 holmesss
    Marte y Venus forman una excelente pareja ahí donde aparecen, un despliegue de primer orden.
    Al respetible del cuadro, […]

    3 de marzo de 2015 a las 20:32 Juli0
    Detective Procuración, ¿cuál es al respetible su posición?

    Juli0 y Holmesss: A septiembre.
    «Al respetible» equivale a «comparativamente»; no es un simple «al respective» o «al respecto», va más allá. Que a ti te duele un pie, te duele absolutamente y tu pie es el centro del universo; pero luego miras a tu alrededor y ves más pies doloridos, ves a tu hermano con su propio sufrimiento. Entonces relativizas y creces, entonces es cuando te dices: «pues al respetible a MÍ me duele mucho más».
    SIESQUE…

  • Usted sí que es buena, Doña Procu, siempre oportuna y graciosa. Con razón la llamaban “la cordobesa”, sinónimo de todo lo bello y bueno.

    Nada más que por eso le voy a presentar a esta otra cordobesa (de Puente Genil, el pueblo del dulce de membrillo y de la Semana Santa báquica) que también tiene mucha gracia.

  • Lo séeee, Doña Procuración. He trangiversado el sentido del sintagma para darme pie y encajar mejor el video. Pero, yo me presento en septiembre donde usted me mande. ¡Digo!

  • 3 de marzo de 2015 a las 21:16
    PROCURO FIJARME

    Luis no sale favorecido en la foto, y su afirmación de que murió soltero porque quiso, que ni se me ocurría poner en duda, pasa a considerarla una hipótesis cuando menos arriesgada.

  • Procu, su magisterio ha llegado a FB, donde puede leerse: “Con el paso de los años la vida te enseña que no estás solo. Como explica Procuro Fijarme en el blog Chopsuey, cuando ves que también a otros les duele el pie, relativizas… y piensas que a ti te duele mucho más.”

  • Toda la gente que conozco se queja de que en la escuela haya una asignatura de Religión, pero olvida que por culpa de ésta existe otra peor: la Alternativa a la Religión.