Los casos de la Agencia Aquila. Hoy: Casos clínicos

murraystaff02
Por Proxuey.

Esta es una historia sobre dos sujetos y un objeto, sobre un inglés, un americano y un libro. Los tipos han sido identificados como profesor y loco, docente y demente, respectivamente. El libro es el Oxford English Dictionary (OED, 1888-1928), monumento admirable, envidia y asombro de la lexicografía europea, concebido para registrar todos los usos y formas conocidas de cada palabra en todas las variedades del inglés de todos los tiempos. La idea, que había anidado a mitad de siglo, fue cogiendo calor en la Sociedad Filológica de Londres, un club muy principal que el año de 1869 acogió a un tal Murray, nuestro primer individuo.

Hijo de un sastre de pueblo de las lindes con Escocia, fue un niño precoz y muy serio, un joven sorprendentemente ilustrado y un hombre definitivamente herido por un ansia de saber que calmaba como podía acumulando conocimientos lingüísticos e históricos extraordinarios. Casó una y dos veces, tuvo hijos más de diez y hubo de consumir horas interminables de manguitos almidonados y visera verde en oficinas bancarias mal iluminadas. Sin embargo, no solo llegó a ingresar en la Sociedad Filológica de Londres —todo un logro para alguien que había dejado la escuela a los catorce años—, sino que en 1879 James Augustus Henry Murray (1837-1915) se convirtió en el coordinador del diccionario que la Oxford University Press aceptó publicar, después de que Cambridge lo rechazara. «Me ha tocado la lotería», se dijo Murray a buen seguro; y en un periquete se levantó en el jardín un cómodo cobertizo con chapas y ruedas viejas —«te llamaré Scriptorium»— para encerrarse en él por el resto de sus días, más feliz que una lombriz y más contento que un acento.

Pero «no es bueno que el hombre esté solo», recordó quizá nuestro Murray, e hizo un llamamiento «al público que hablaba y leía inglés» para reunir un amplio cuerpo de voluntarios. Dada la envergadura del proyecto, desde el principio de los trabajos que culminarían en el OED la Sociedad Filológica se había servido de la participación anónima desinteresada. Murray dio un nuevo y gran empujón solicitando la colaboración de lectores de Gran Bretaña, Estados Unidos y las colonias británicas, que se ocuparan de los libros aún no examinados y extrajeran citas de ellos:
—¡Anglófonos! —apostrofó Murray a la anglofonía— ¡Hay cosas que no se hacen por dinero!

Y la anglofonía respondió con entusiasmo y se hincó de codos a espulgar los tochos y entresacar voces y contextos después de cenar. Rubicundas hijas de Albión que habían pasado el día acarreando baldes de leche, criaturas que salían con las caras sucias de las fábricas de betún, varones borrachos como cubas al regresar del pub: vedlos velar laboriosos, mariposas atrapadas en el cerco de luz que derrama un candil; oíd noche tras noche el punto de sus plumas rasguear en las papeletas que van llenando de buena letra inglesa. Qué hermosa modalidad de devoción patriótica. (Y qué de fichas mal hechas e inútiles, añado con el afecto que tiñe de verde, ese que se dice tan español).

El segundo hombre. El llamamiento de Murray se insertó en la prensa y fue difundido ampliamente por librerías y quioscos. A principios de 1880, una copia abandonada en un libro o entre las páginas de una revista llegó a una de las celdas de la última planta del Pabellón número dos del Asilo para Criminales Lunáticos de Broadmoor, en Crowthorne (Berkshire). Allí la leyó William C. Minor (1834-1920), un americano que vivía de los libros que forraban su celda, un médico y militar que había servido como cirujano en la Guerra Civil Americana. No sabemos cuál era su índole al entrar en la contienda pero sí que salió de ella enajenado y alucinativo, y que se instaló en Nueva York, cuyas avenidas fatigaba disoluto y prostitucional; que fue luego trasladado a un puesto remoto en Florida y, yendo su locura a más, acabó en un manicomio en Washington D.C. En 1871, cuando sale, cruza la mar y arriba a Londres, donde vuelve a entregarse al desorden y a la disipación, a las putas y a las voces. Una noche de viva algarada mental asesina a balazos a un humilde fogonero, George Merrett, y es así como ingresa en el asilo de Broadmoor que hemos dicho, porque fue considerado «no culpable» sino loco.

Decía que Minor conoció el llamamiento y comenzó a trabajar para el OED, y anticipo asimismo que no fue uno más entre los miles de corresponsales ignotos. La rareza de las obras que manejaba y su asiduidad —se aprovecharon hasta diez mil fichas de las enviadas por Minor al taller de Murray— hicieron de la suya una aportación tan significativa que mereció una mención gratulatoria en prefacio del primer volumen (1888). Murray lo distinguía como uno de sus mejores colaboradores, además de como amigo al que visitó con frecuencia desde 1891, que es la fecha de su primer encuentro:

—Apreciado señor Minor, cuánto he deseado conocerle —saludó Murray al director del manicomio aquella mañana.

—Me temo que es un error, yo no soy Minor —respondió el director, murmurando el típico «Dios los cría y ellos se juntan», que los directores de manicomios pronuncian en estos casos para sus adentros, mientras acompañaba a Murray al cuarto del americano. Y por fin los dos hombres se tuvieron uno frente a otro, idénticos sus ojillos llameantes en trastornada combustión filológica, altos ambos y delgados, calvos y barbados igualmente, trasudando simétrica la insensata pasión del inagotable viajar por el pupitre. Es decir, la anagnórisis: que se reconocieron. «Tan cuerdo y buen cristiano como yo», escribió aproximadamente Murray a otro amigo al evocar este momento.

03 MURRAY-MINOR

___

  • WINCHESTER, Simon (1999): El profesor y el loco. Una historia de crímenes, locura y amor por las palabras, Madrid, Debate. (The Professor and the Madman, 1998; traducción de María Eugenia Ciocchini).
  • Reseña de Manuel Carriscondo Esquivel, Revista de lexicografía, 1999-2000, 6: 227-234.
  • FOTO: James A. H. Murray editor del Oxford English Dictionary y su equipo de redacción en el Scriptorium (1915).

122 comentarios

  • MUCHACHOOOOOS, HOY VIAJAMOS JUNTOS OTRA VEEEEEEZ, ENAMORADO DE LA LETI, NO LO PUEDES ENTENDEEER, MUCHACHOOOOOS, HOY VIAJAMOS JUNTOS OTRA VEEEEEEZ, ENAMORADO DE LA LETI, NO LO PUEDES ENTENDEEER, MUCHACHOOOOOS, HOY VIAJAMOS JUNTOS OTRA VEEEEEEZ, ENAMORADO DEL ALETI, NO LO PUEDES ENTENDEEER…

  • Magnífica entrada, que dota de vida a unas fotografías sugestivas. Deberíamos encerrar a Proxuey en un scriptorium y darle comida -poca- sólo contra entrega de precuelas, secuelas y spin-offs.
    Vayan como cebo:
    La mirada de alienado de Murray, su parecido con Tolstoi.
    La de Minor es de un hombre decidido, que gracias a su abultada fortuna debió contratar un buen abogado que resolvió la papeleta con el manido recurso de la locura.
    El magnífico trabajo del ignoto limpiabotas.

  • Qué vulgar es Satur y en general qué insufrible es la hinchada colchonera. Alguien tiene que decirlo. También hay que decir que (el entrañable) Cifu padecía de verborrea y que algunos soñábamos con que se jubilase. Murió con las botas puestas pero los oyentes sufrimos las consecuencias.

  • Los hombres aseguran que no se puede hablar con las mujeres porque su conversación es conversación de tienda de telas únicamente; pero he oído á algunas señoritas decir que no se puede hablar con los hombres por lo estúpidos que son.
    No sé quién estará en lo cierto; el hecho es que esta carencia de relaciones entre los de uno y otro sexo, unida á la falta de apasionamiento, hace que haya pocos fogosos entusiasmos entre hombres y mujeres, sean casados ó solteros.
    Consecuencia de esto: hay pocos adulterios, y consecuencia de que hay pocos adulterios, el divorcio no tiene gran utilidad práctica.
    Hay además otra cosa. Si el divorcio se estableciera en España para casos de adulterio, sucedería con él lo que ha sucedido con el matrimonio civil, que quedaría arruinado como una institución sin vida, como un instrumento sin utilidad, como un microscopio en manos de un salvaje.
    Si yo creo que el divorcio no tendría resultado práctico, ¿por qué soy partidario de él?

    Pío Baroja, en carta enviada a Carmen de Burgos.

  • Holmesss, no sabría vivir encerrada como ellos. Nesecito navegar por los océanos, cruzar los desiertos y trepar a las cordilleras, descubrir algunos continentes y mirar escaparates, porque, en una palabra, soy una mujer de acción.

  • Que conste que envié esta cosa a la dirección de nuestro fancín antes de que se publicara el del Marqués de la balada para un loco. Por si acaso.

  • Proc, la necesito, estoy tratando de aclarame con la terminología en inglés y castellano sobre las medidas utlizadas para intentar controlar a los agitados, sea por locura o por otra causa. Lo someto a su superior criterio pues me gustaría conocer su docta opinión. Muchas gracias.

    Existen dos tipos de CONTENCIÓN (containment):
    1. AISLAMIENTO (seclusion), o sea, “encerrar”.
    2. RESTRICCIÓN (restraint) que puede ser física, química o mecánica. O sea, “sujetar, inyectar o atar”
    Los términos contención y restricción a veces se utilizan como sinónimos, aunque en realidad contención abarca a restricción.

  • (No lo había oído en mi vida, gracias Adapt. Entonces lo de “poner verde” a alguien ¿viene de ahí? ¿Se supone que es que siempre es por envidia? -porque no ¿eh?-)
    Bueno, luego me conecto si eso, yo ahora voy a tumbarme un ratito. Estoy levantandome a las cinco y media de la madrugada. No he visto ni una puta falla, ni una puta mascletá, y estoy llena de agujetas. ¿Que d qué?, pues de que he empezado prácticas en empresa, y la verdad, no sé cómo han podido funcionar sin mí desde los inicios. Estoy agotá, pero agotá-agotà. Y me duele mucho la espalda bua, buaaa, buaaaaaaaaaa )

  • “Pues no se sabe aún muy bien: sois vosotros, los posmodernos. Es muy evidente en cuanto a la culpabilidad, al sentido de la responsabilidad, que ya no existe para los menores de cuarenta años. Los de mi generación vivimos bajo ese sentido de culpa y nos lo podemos saltar, claro, pero sabemos que nos lo estamos saltando. Le pongo un ejemplo. Todos esos corruptos de mi generación o un poco más jóvenes saben cuál es el mal y el bien, pero se lo saltan, y de ese modo por lo menos se envilecen. Yo no sé si dentro de veinte años esa diferencia seguirá en pie. Fíjese que hay lugares muy posmodernos ya, como Andalucía, en donde no parece que haya una clara visión del mal y del bien. Yo pienso que la posmodernidad irá cada vez ocupando un mayor territorio. Vamos hacia un mundo en el que el mito del Génesis va a dejar de funcionar.”

  • (¿Quién es ese A.J. Croce?, que alguien me regale su CD para llevarlo en el coche (y de paso, que alguien me regale un coche). Es zurdo. Me gustan sus manos, sus anillos, y su cara de italiano.)
    ——————————–
    (En un laboratorio de análisis de aguas y fangos, Adapt. Tengo el cuerpo de agujetas como hacía años. 72 genuflexiones seguidas para enrasar la probeta adecuadamente sí son repeticiones isométricas de esas y no las mariconadas que se hacen en los gimnasios. Por no hablar de cómo tengo la espalda de fregar botecitos, matracitos, botellitas y todas sus respectivas madres (bota, matraza y botella), cargar con las garrafas de agua desionizada, y mantener la tensión en los brazos para resolver el tetris de conseguir cargar todo el material -de vidrio- en cada mufla. Esto es trabajar sin cobrar, y lo demás gilipolleces.)

  • Prox, 10/10

    ***
    Túnez.

    ***
    Brema, me acabad de llegar el Libro negro de la judería soviética (qué mal suena “judería soviética” a los oídos acostumbrados a la propaganda franquista), de Ehrenburg+Grossman, una asignatura que tenía pendiente desde hace años.

    ***
    Y más, ésta para poner los dientes largos a Holmesss y al Marqués: se acaba de anunciar el programa que tocará Pollini en el Real a finales de abril, del que sus devotos admiradores tenemos entradas desde hace cinco meses. Un programa previsible y convencional, pero aun así me he puesto tan nerviosa como si reapareciera mañana Cagancho. Allá va:

    PROGRAMA
    Beethoven Sonata núm. 17, op. 31, “La Tempestad”
    Beethoven Sonata núm. 21, op. 53 “Waldstein”
    Chopin Barcarola, op. 60
    Chopin Polonesa-Fantasía, op. 61
    Chopin Berceuse, op. 57
    Chopin Polonesa, op. 53

    ***
    La Barcarola, tocada por esa bestia de la Argerich:

  • Ser pobre es una mierda.
    “Su cansancio no era la clase de agotamiento que se va con una buena noche de sueño. Su cansancio era el de estar muerta de miedo todo el día, de forma constante, sin pausa, harta de que todo el mundo la vea como una fracasada y rota por dentro por la sospecha de que quizás tuvieran razón.”

  • (Si andáis por Valladolid y de verdad os gusta la fotografía, no os perdáis la fabulosa exposición de -mi amiga- Lola Garrido. Avisados estáis, luego no sus pongáis a lloriquear.)
    —————————————————–
    Ayyyyyy, que me acaban de llamar, que me sacan de casa!!! y creo que me van a invitar a cerveza y todo!! Yeeeeeeeennnnn!!! i u-na-es-to-re-ta-ve-lle-ta-pa-la-fa-lla-de-San-Jo-sep! per a la fallaaaaaaaa, del meu carreeeeeeer.
    Chin pom.

  • Gacho, el chico es hijo del también singer-songwriter Jim Croce, cuya canción más famosa fue Time in a bottle, que seguramente habrá oído más de una vez. La cara de italiano le viene de su padre. La de judío, de su madre, Ingrid Croce, también cantante.

  • (¡El caso es que iba a decir cara de judio! pero por si la Pi se susceptibilizaba, me he reprimido!. Es guapísimo.)
    ———–
    (dapt, acababa de compartir eso de Jot Down, y va y lo pones tú también. Conexión fallera.)

  • (Adapt, amor de Tareixa, que ahora mismo yo puedo salir con la coleta que llevo, y este olor a depuradora en mis manos. Nadie me va a evaluar/valorar ni a ponerme nota. Incluso no pasa nada si se me escapa un eructito, ¿capicci?. Solo me falta tener que estresarme para tomarme una cerveza y/o cenar.)

  • La Pi no se susceptibiliza cuando se dice que los judíos son guapos, sino cuando se afirma que son sucios :-). Sin acritud, eh, que estoy corriéndome hacia el judaísmo zen y no quiero bulla.

  • Pero, pero, gacHï, si soy un pedazo de pan y como pobre de origen y varias veces en mi vida, ni de coña te iba yo a evaluar por tu momento actual. ¡Mujer, mujer!

  • ¡Ah güeno, pero de eso padecemos todos. Mi pilila aparenta cinco centímetros menos, que siguen ahí, pero perdidos entre crecimientos adiposos y exceso de pellejo.

  • Buenas noches. Vengo del mundo con un ojo en la mano pero con el otro he podido leer sus amables comentarios de ustedes que son más amables que los remeros de SG (JAJAJÁ. Que no, que son unos cardos monteses, tontorrones). Los enlaces, mañana; menos el de Juli0: a mí también me ha hecho TILÍN Croce especialmente, Gata. El diccionario que está consultando es un diccionario de los que se llaman inversos, ordenados alfabéticamente pero de la derecha a la izquierda de cada palabra, no son definitorios y sirven para encontrar rimas (y lo que es mejor, para hacer descacharrantes análisis morfológicos, que divertidos son, JAJAJÁ).

  • Marqués, he echado un vistazo al IATE (Interactive Terminology for Europe), pero mal hecho porque no hay área temática psiquiátrica y las voces inglesas que cita tienen cantidad de usos, combinaciones y traducciones diferentes en otros ámbitos específicos.
    Lo único que he visto en algún texto de divulgación por ahí es que restricción también se traduce como limitaciónlimitación química», etc.), pero no sé qué es lo más frecuente entre los especialistas, y el uso manda.
    Si lo que le incomoda es que contención se emplee unas veces como genérico (que engloba a restricción y aislamiento) y otras como específico y sinónimo de restricción, piense que, en realidad, en la lengua el caso del hiperónimo-hipónimo de sí mismo se da a menudo: por ejemplo, día (por oposición a la noche) también es una parte del día (periodo de 24 horas).

  • Holmess, discrepo de su discrepancia. En esta entrevista Azüa me ha parecido lúcido pero como jartito y cansado. Incluso con el hecho de ser entrevistado.

  • Bonito día del padre.
    Conservas a tu padre de 90 años con alzheimer galopante y no conservas a tu hijo de 30.
    Puta vida.

  • Pues me llama la atención que le parezca floja la entrevista, Holmess. Puede serlo periodísticamente, que a mí eso me da igual, pero hay tantas ideas interesantes (y en mi caso, hasta alguna inédita) en lo que dice Azúa que ya tengo combustible para varios días.

  • Pobre gente ¿eh?, pobre gente, lo que les hacían… Esto nos lo hubieran hecho a muchos seguro, por tristes o por malhablados, pero nos caía algo de esto seguro. Qué barbaridades, de verdad.. No quiero ni pensar la de sufrimientos en nombre de la medicina que fueron propiciados a tantas pobres personas indefensas.
    Joder, el día ya era feo ¿eh?, que tenía razón Rita con lo de “el caloret de l’hivern”, pero es que esto no anima nada, Mgaussage.
    —————————————
    (Puta vida, Sr. Verle. Aunque más que puta, es hija de puta. Durísima prueba (¿prueba de qué?) la suya. Le deseo de todo corazón que encuentre el camino, la forma, la compañía, y pueda con ello.)

  • Un poema de Anne Carson para el día del padre por los pelos, unos pelos de Carson y otros del día, porque tiene un poco que ver y nada en absoluto, igual que hoy es fiesta en unos sitios sí y en otros no, esto en realidad pasa siempre:

    God had no emotions but wished temporarily
    to move in man’s mind
    as if He did: Christ.
    Not passion but compassion.
    Com- means ‘with’.
    What kind of withness would that be?
    Translate it.
    I have a friend named Jesus
    from Mexico.
    His father and grandfather are called Jesus too.
    They account me a fool with my questions about salvation.
    They say they are saving to move to Los Angeles.

    De Glass, Irony and God (1995).

  • Hoy sabemos que el choque de insulina era mucho mas perjuicial que la piroterapia a la hora de tratar a los pacientes agitados. Cierto que ambos funcionaban a corto plazo (por eso se utilizaban, no porque los médicos de entonces fueran malvados), pero los efectos a largo palzo eran deletéreos en el caso del choque de insulina. En la España de los 40 se utilizaba la piroterapia porque no había insulina, lo cual supuso una gran ventaja para los pacientes.
    Mucho peor es que en los 70 se siguiera utilizando el choque insulínico, cuando ya existía el “Largactil”, un psicofármaco que revolucionó la psiquiatría.
    Gachó, as usual, se rasga las vestiduras sin conocer de la misa la media.

  • Puedo entender que guste el artículo de Azúa por lo desenfadado: a mí me encanta estar desenfadado, otra cosa es que lo consiga todo el tiempo.
    Pero aparte del desenfado: afirmar jajajaja que la culpa/responsabilidad acaba en 1970, además exactamente, es jajaja y poco más. Poner la Andalucía actual como ejemplo es impactante jajaja. La conducta de los niños de tres años a su aire en 2015 es dramáticamente distinta de la de 1907, y se define bien con el término “odio” pero jajajajaja.
    Todo acaba: los zares y la admiración por determinados intelectuales.
    Feliz día del padre, qué bonito doodle el de hoy.

  • (Marqués, as usual, lo habré aprendido de ti.
    Yo no he dicho que los médicos fueran malvados aunque a ver, 1945, Barcelona, franquismo, conferencia… Sí, estos probablemente eran malvados. Si no más bien a la falta de conocimiento.
    Me parece brutal que te inyecten aguarrás en una pierna para provocarte fiebre. Pero que a ver si te aclaras, que lo mismo vas de moderno vanguardista salvador de las mentes obtusas, que de protector de las tradiciones más lacerantes y primitivas.
    Anda y tira a los toros, antes de que los prohíban y dèjame en paz, so cacique.)

  • Que Azúa se ha quedado anticuado lo demuestra que en cada frase pretende “epatar”, costumbre propia de los intelectuales hasta 1970. Ello no obsta para que, como dice Perroantonio, pueda subyacer alguna idea interesante.

  • Dice Azúa que la gente ya no sabe leer. Gachó es buen ejemplo de ello, pues lee pero lo interpreta todo torcidamente, quizás sea por precipitación y ansiedad pero es un hecho comprobado repetidamente.
    Aunque no sepa leer la admiro como mujer, lo cortés no quita lo valiente, y desde aquí la invito a los toros en Sevillla, a la corrida de los Victorinos.

  • (Leo tan magníficamente bien, que me podría dedicar profesionalmente a ello, como a tantas otras cosas, entre las cuales no se encuentra la prostitución -porque como mujer no me da para tanto-. Aunque me queda muy bien la mantilla, si fuese a los toros sería para hacerte pasar un mal rato apagándoles el puro en los ojos a los amigotes. Por no hablar del mal rato que iba a pasar yo viendo torturar al pobre toro. No gracias.)

  • Marqués y Gacho. Lo de las inyecciones de aguarrás es algo que me contaron hace mucho tiempo, y no quise creer. La explicación fue que era para inmovilizar a los imparables. Me sonó a las inyecciones de gasolina de los medicos nazis. Es de suponer que todas esas cosas eran métodos de medicina corrientes en su momento, pero la verdad es que leerlo impresiona. La extirpación de la piedra de la locura nos cae lejos. Los años 40 fueron hace nada.

  • Una columna editorial sobre el divorcio como indicador («El número de rupturas matrimoniales vuelve a crecer después de una fuerte caída a patir de 2008 coincidiendo con la crisis económica»), que me ha recordado un chiste sobre lapsus. Del Glosario de términos psicoanalíticos, s.v. LAPSUS LINGUE:
    Mesa para dos, una pareja cenando.
    ⎯No te soporto, eres la peor de mis pesadillas, bellaco miserable, sabandija inmunda…
    Uy, qué lapsus más tonto. Quería decir que me pases el cestillo del pan, cariño.

  • A ver, no voy a entrar en sutilezas. Cada ves que comiendo en un bareto veo Cuatro o La Sexta, sê positivamente que por alguna razón incomprensible o por inconsciencia de gilipollas, están fomentando la violencia entre la ciudadanía.

  • 19 de marzo de 2015 a las 13:50 mgaussage

    Procuro.
    “Pedí el divorcio cuando advertí que, inconscientemente, cuando iba con él en el coche no me ponía el cinturón de seguridad.”

    JUAJUAJUÁ. Qué animal es el inconsciente.

  • Adapts, ayer tuve que oír a una persona con estudios decir que los del PP «eran terroristas», se refería a educación y se quedó tan ancha. Yo creo que esto lo propicia bastante el mal estado de los alimentos informativos, aunque a lo mejor también un estómago inmaduro hace lo suyo.

  • El mundo está lleno de idiotas con estudios. Existe la creencia de que los estudios corrigen la idiotez, pero eso sólo es en etapas tempranas. Consolidada la idiotez, los estudios son agravantes.

  • Les voy a dar la fórmula de la felicidad, a menos es la que yo practico:
    1. Con los amigos: viril camaradería
    2. Con las amigas: sexo y conversación la justa.
    3. Con la familia: prudente distancia.
    4. Con los colegas de trabajo: solo el contacto imprescindible.

  • Wifli en el avión. Y la coñá, viajando con Lufjansa. Los holandeses me mataron de hambre el año pasado. Cabrones. Acabo de ver The Intimation Game, la de Alan Turick. Mil veces mejor que Beerman. Cabrones también. Todos cabrones.

  • 19 de marzo de 2015 a las 16:03
    MARQUESDECUBASLIBRES

    ¡Y viajar al estrajero con Lufjansa, que te dan coñá, como en los cuentos de Sífilis!

  • A mi fórmula canónica para la felicidad añadiría un quinto punto: el apego por las cosas. Es consejo contrario al que suele dar la gente de fino espíritu religioso o filosófico.
    El caso es nunca me han traicionado mis botellas de vino, motos, libros o vinilos. Ahí están, acariciándome, consolándome en el tedio y en el dolor.
    Pasaré la tarde-noche con Segafredo, la segunda parte y tercera jornada de la Tetralogía. Esta vez en directo.

  • ¿Alguno de ustedes tiene experiencia profesional con alguna Social Media Tool, Online Reputation Management o del estilo?
    Es para tratar de mejorar-incrementar la presencia en las redes sociales de una cosa que me trae a mal traer y que no me gustaría vender por cuestiones meramente sentimentales.

  • Perro: La publicación de las ‘deconstrucciones’ ¿va para largo?
    Es que me están pidiendo carnaza en otro blog y lo que le mande a Bellepuig era lo último que tengo a mano.

  • El Cifu hablaba mucho, sí, Marqués, pero entre su verborrea y la parvedad de la mayoría de los pinchadiscos, que no tienen ni puta idea de lo que pichan y se limitan a decir lo que viene en las hojas promocionales que les pasan las disqueras, me quedo con el exceso del Cifu, que a mí no me parecía tal. Y que, en cualquier caso, compensaba currándose el programa como nadie, tirando de una discoteca personal que para mí quisiera, o consiguiendo grabaciones al alcance de muy pocos.

  • Ximeno, no tengo experiencia en las redes virtuales, pero en las redes humanas tradicionales, lo que mejor funciona es la REA. Recomendación espontánea absoluta. Conseguir que un cliente esté tan satisfecho que te recomiende espontáneamente y de modo absoluto. No es fácil, pero sí sé que sobre esto es sobre lo que cualquier marca crece y se extiende.

  • Para ello ha de conseguir que recomendarle a usted sea demostración de prestigio o profesionalidad, de modo que venza su reticencia a ayudar a su propia competencia.

  • Ustedes no lo saben, pero “El Risitas”, que trasnocho saben quién es, lleva tiempo siendo un fenómeno a nivel internacional. Lo usan como fondo sobre el que escribir cualquier traducción falsa, hablando de Apple, de Putin o de lo que sea. La BBC le dedica artículo on line.
    Nada más que añadir.

  • Estoy sobrevolando Canadá. A la moza de al lado seguro que la llaman en su país La Pechotes. No puedo ser más feliz.

  • Adams, tengo que traducirte el fragmento de un artículo que habla de la diferencia entre el catolicismo y el protestantismo poniendo como ejemplo un trozo de tocino. De beicon, que decimos desde Oscar Mayer. Ese beicon que bacon todo.

  • Nadie ve al Barsa, Holmecks. Sólo cuando compite sobre el terreno de juego contra el Aleti o el campeón del Mundialito.

  • 19 de marzo de 2015 a las 20:53
    SATUR
    Estoy sobrevolando Canadá. A la moza de al lado seguro que la llaman en su país La Pechotes. No puedo ser más feliz.
    @@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@
    Genial!

  • Míraselos mucho e intensamente. Los pechotes. Aunque te abofeteé por pervert, eso que te llevas y seguramente le agrada. Y si no que se joda, que no podemos ir contra natura, hombre, conio, cohones.

  • Satur, sólo quiero que de aprender, pero es difícil sacarme de la paradoja de ser un ateo católico que tiendes a liberal protestante, pese a la Escuela de Salamanca.
    Vivo sin vivir en mí, y me hago experimentos mentales que destruyen mi creencia liberal. Así paso el rato.

  • (horias son horitas. Y que no repito quiere decir que voto en cada elección a uno diferente. Estrategia pura que tiene una; -aunque lo del PP de mi pueblo lo mismo me lo tengo que repensar porque es que ¡¡votar al PP!! es MUY fueeerte-)

  • (Pues por eso pues por eso. En mi pueblo es que se presenta mi primo y él es muy buena gente, él no tiene la culpa de ser del PP. Le viene de mi tío, que era prácticamente un santo de rebuena persona que era. ¿Y por qué era del PP? Ay hija mía, por la iglesia, porque él era muy muy creyente y en guerra aquí los rojos hicieron muchas barbaridades con los curas. Y ese es todo el remonte; por eso mi primo es del PP. Pero el hijo le ha salido de Podemos y solidario, y mi primo le dice “hijo mio, no hace falta que vayas el primero sujetando la pancarta ¿eh?, ponte un poquito más atrás que luego tu padre tiene que dar muchas explicaciones”. Ay, es que yo quiero mucho a mi primo, pero no va de cabeza de lista ni nada, los que van de cabeza no me caen bien, pero claro, tienen que salir primero esos para que pueda salir mi primo… ¡¡Pero es que votar al PP #&€@!!)

  • (Si hombre! No apedree al hijoputa que me metió en la lista del ERE, voy a apedrear a una pobre señora. El puro en el ojo, el puro en el ojo -y luego somos otras las q no sabemos leer-)

  • (Sí, ya lo sé, niño del paquete – tú, muy de derechas, pero cargas a la izquierda-, vas a tener que hacer que te lo miren o algo, no puedes seguir así)
    Buenas noches, que me quedan menos de 6 horas).

  • 19 de marzo de 2015 a las 18:13 TIPO MATERIAL
    Perro: La publicación de las ‘deconstrucciones’ ¿va para largo?
    Es que me están pidiendo carnaza en otro blog y lo que le mande a Bellepuig era lo último que tengo a mano.

    Está maquetado y editado, pero nos faltan aún algunas cosas para cerrar la revista. Pero si tiene prisa por ver publicadas sus Obras Completas…

  • (Señoritos de la dirección, ¿sería posible hasta mitad de mayo colgar las nuevas entradas antes de las 07:00 h? Así como a menos cuarto… Es para que pueda leerlas antes de salir de casa y no tener que esperame a las 16:00.
    Tengan en cuenta que yo utilizo las entradas para dirigir mis reflexiones de 48 horas -hasta la próxima entrada- y encauzar mis mañanas y mi vida.)

  • (Hoy la noticia del matrimonio asesinado en el atentado de Túnez me ha hecho llorar: era la primera vez que salian en toda su vida, celebraban sus bodas de oro, y sus hijos les regalaron el viaje. Qué triste.)