Las portadas rechazadas de ÇHØPSUËY3D /2

COVER2-RECHAZADA

Mire, hijo, una vez puede hacer gracia, pero seis…

La portada tiene menos profundidad que una piscina infantil.

Y piense en los daltónicos, que también son personas humanas.

113 comentarios

  • Estoy leyendo “La música de la memoria” de Xavier Güell. Aunque no es lectura fácil para los que no conozcan la notación musical, es uno de los textos mas emocionantes que he leído en mucho tiempo. Los músicos románticos desfilan contando en primera persona sus pasiones creativas y amorosas.
    También me emocioné ayer viendo un documental sobre la rivalidad Divac-Petrovic, teniendo como fondo el enfrentamiento entre Serbia y Croacia en los 90.

  • Señorito Bremaneur, ya me gustaría a mí mentir, pero no me lo permite mi educación en las Esclavas de la Purísma. Ya quisiera una confraternizar en alegre francachela, como hacen ustedes, pero el sueldo que tan impuntualmente me pagan me obliga a ser inflexible.

  • Y ya puestas, me atrevo a decir que este fanzine está fracasando con sus corresponsalías en el extranjero. Ni México ni Irlanda, por señalar. Y también nos perdemos la crónica de los viajes que están realizando ahora nuestros lectores por los destinos habituales de la Semana Santa y Halcón Viajes: Sevilla, Florencia, Londres, Paris, Budapest, Comunidad Valenciana.

  • Me gusta mucho el criterio de la señorita Bella. Esas portadas denostadas carecen de gusto de arte conceptual. Y no llegan al alma del receptor ahìto de emociones que toquen su génesis de ser humano y buen vecino

  • 1 de abril de 2015 a las 14:55
    MGAUSSAGE
    Leyendo a la Srta. Bellpuig constato el fracaso del modelo educativo de las Esclavas de la Purísima. Con ese nombre deberían salir sumisas y salen dóminas.

    JOJOJOJOJOJOJOOOOORRRRRR

  • Señorito McGaussage, la educación recibida por una servidora ha valido para alcanzar las más altas cotas del Azafatazgo Internacional de Congresos y Exposiciones, cierto, pero también para mantener a raya a un gran número de gandumbas, poltrones y trashumantes. Una ha sido educada para servir, es verdad, pero sólo a la Purísima. A los demás se les atiende en justa correspondencia a sus merecimientos. Y no me haga hablar, que bastante paciencia tengo.

  • Señorita Bonnie. Siguiendo sus consejos he llenado mi despensa con dos cajas de 12 botellas de aceite de oliva virgen extra. En el Mercadona he tenido que aguantar a una Vanessa que me llamaba acaparadora. Y ahora yo pregunto, ¿por qué nos ha empujado a esto, señorita Bonnie?

  • Me voy a preparar la Procesión Viviente. Este año haré de la madre de Caifás. Me han servido mucho las clases de teatro que tomé con las Esclavas, pero me han servido mucho más las clases de Retórica que nos daba Sor Angustias siguiendo los Principios de la Oratoria del doctor Sanders.

  • Muy bueno, Bellpuig. Voy a utilizar esa técnica para todo: desde hacer la compra hasta declararme a la beldad que ahora mismo tengo delante.

  • En 1872, en Belfast, tuvo lugar una procesión en la que unos iban de naranja (protestantes) y otros de verde (católicos), que se odiaban en nombre de Cristo. Acabó en pelea sangrienta, no está claro el número de muertos (4 o 40)
    En esta época muchos irlandeses catolicos emigraron a España. El general O’Donell era de origen irlandes, aunque la mayoría de los inmigrantes eran mendigos.
    Esto lo leí en la revista “Historia y vida”, al ir a comprobarlo en internet solo salen artículos en inglés.

  • Claudio, la emigración irlandesa a España tiene orígenes más remotos: en los tercios de Flandes siempre había uno irlandés. Y hay varios libros que tratan de la emigración irlandesa a España (especialmente a Galicia) entre los siglos XVI y XVIII.

  • Srta. Bellpuig, mi crítica, o comentario, iba dirigido a lo que entendí era publicidad engañosa de ese Instituto de vida consagrada que corre bajo el nombre de Esclavas de la Purísima. Jamás se me ocurriría criticarla a Vd. o a su ideario que, con su permiso, resumiría como “A Dios rogando y con el mazo dando a cada cual según sus necedades”.

  • Estoy hasta los mismísimos de aforismos, haikus, videoclips y canciones sueltas. Y de los diarios de intelectuales y artistas melancólicos. ¿No sabe usted escribir un tratado de ética, un manual de costumbres o un libro de sonetos? ¿No es capaz de componer una suite o un LP de doce pistas, de esos que se escuchaban de principio a fin? ¿Su incompetencia no le da para rodar una película? ¿Su vida es un tostón que transcurre de la tertulia en el café a la mesa camilla, y de la mesa camilla a una pequeña excursión a Zamora? Coño, pues no se vea obligado a cagar su muñequito y haga como venían haciendo los hombres que tenían poco o nada que contar: disfrute pero no nos lo cuente.

  • Yo sigo con ying lack, no puedo comentar nada, mis mañanas son las tardes, las tardes son los mediodías, los mediodías las noches y las noches la hora del almuerzo; las primaveras, los veranos; los veranos, el invierno; el invierno, los otoños y los otoños las primaveras. Esto lo mismo me dura nueve semanas y media.

  • En la entrevista a Sánchez Ferlosio que ha enlazado Bremaneur: “(…) el fraude de la profundidad, al que tanto se prestan los textos de una sola frase”.

    Yep.

  • Sanchez Ferlosio, el del Jarama, un pesado no? El libro tiene algún mensaje profundo?
    Chicho Sanchez Ferlosio, hermano cantautor, mola
    Y el padre miembro fundador de la falange.
    Familia de famosos muy distintos

  • ¿Alguien sabe a qué tiene uno derecho cuando es víctima del overbooking? Además de las chorradas esas de la cena, el hotel y el transporte.

  • No la he visto. Mi peli favorita de Akira Kurosawa es el angel ebrio, aunque he visto muy pocas.
    No me gusta que me digan que me la pone dura algo que no sea una mujer. A veces cuando ne despierto, no sé la causa

  • Oíche mhaith… Me pierdo todo el rato, JAJAJÁ, que nooo. Pues lo normal, que te paras a mirar algo y en vez de seguir luego para el sitio que era te vas para otro y después cruzas una calle porque se pone un semáforo en verde o vas detrás de alguien sin darte cuenta y aterrizas en su pueblo en vez de en el Museo de Historia Natural. Y qué, qué prisa hay. Además, lo de siempre: un mapa tan bueno y la ciudad está mal, está mal todos los días y cambiadas las cosas. Ayer por la tarde en un desmayo vi una cola que daba la vuelta al barrio y a la isla entera, y me puse. (No me oriento bien, es verdad, pero hago cola como la que mejor). Pues oye, que me deje la barba más larga y que me dan un papel para hacer de extra en una serie de vikingos, esa era la movida. Hoy he ido al monte en una camioneta con cinco turistas kuwaitíes y hemos visto un ciervo que no era cultivado sino silvestre: un ciervo celta. No sabéis lo plastíferos que se ponen aquí con los celtas. Donde esté el Winston, por favor.

  • Como bien saben mis (contados pero muy fieles) exégetas, pienso que la novela es el género por antonomasia, el rey de reyes literario por así decirlo, especialmente todo el siglo XIX, claro.

    Por cierto: las memorias de Lucette Destouches, que se mencionaron aquí ayer, son soberbias. Me quedo con la frase final:

    “Todo lo que se diga acerca de Céline son pintadas en un muro, pero el edificio se mantiene en pie.

    Para siempre”.

    Felices festividades sacras, “amigos, romanos y compatriotas”.

  • 1 de abril de 2015 a las 21:50
    MGAUSSAGE
    Brema, unos 400€ para distancias superiores a 1500kms.

    Gracias. Disculpe una pregunta más: ¿por persona o por reserva?

  • 30 de marzo de 2015 a las 20:51
    FUNES
    En elmundo.esUna de cada cuatro mujeres, víctima de la ‘violencia psicológica de control’ por su pareja.
    En esa tipología figura no dejarle ver a sus amigos o evitar relacionarse con su familia. También se incluye querer saber dónde está en cada momento o acusarla de infidelidad.
    Seguramente responde a la realdiad la estadística; yo al menos lo creo a pies juntullas: una de cada 4 mujeres la sufren.
    Y las otras tres, la ejercen

    Me extraña que ninguna de las activistas del blog se te hayan tirado al cuello. Debe de ser que tienes razón.

  • Cada billete da derecho a la indemnización. Si la misma compañía vende los dos billetes en un viaje con transbordo los Kms se cuentan de origen a destino. Si son de compañías distintas lo normal es que un pierda el segundo billete por no presentarse y haya que reclamar, además, el precio como indemnización.

  • 2 de abril de 2015 a las 00:02
    MARQUESDECUBASLIBRES
    La novela, la música pop, el pacharán, esos rescoldos populistas que el viento se llevará, si acaso algo quedara.

    Efectivamente, hay que acabar con el pacharán y con la música pop. Hay que darle al vino, la cerveza, el mezcal y el punk. De la novela, sólo a cinco grandes, y sabiendo por qué.

  • Con punk me refiero a cualquier pieza musical pasada por mi filtro vocal y gestual. Rocío Jurado, interpretada por mí, es punk.

  • Qué pesaos, imbéciles y anormales los Testigos de Jorobar que te meten la Atalaya en la puta jeta cuando les abres la puerta. Así los merengones que te enarbolan la bandera en los morros cuando te metes en tuiter, feis o su puta madre en bragas.

  • 31 de marzo de 2015 a las 21:20
    ADAPTACIONES
    ¡Ay amigos! Que dura es la vida de cabrero negociante.

    Con todos los respetos, Adapts, conozco la dura vida del negociante y sé que después del teatro y la humillación viene el cheque. Los que hacemos el gilipollas en el internet nos comemos los putos mocos. Quicir.

  • Me extraña que ninguna de las activistas del blog se te hayan tirado al cuello. Debe de ser que tienes razón.

    Lee bien letjagado mío, lee bien.
    (De ti no me avergüenzo porque lo tuyo es de psiquiatra ¡Pero Funes!, “¿tú también, Funes, hijo mío?”
    (Que malas madres habéis tenido que tener. Lo siento mucho.)

  • 2 de abril de 2015 a las 00:02 MARQUESDECUBASLIBRES
    La novela, la música pop, el pacharán, esos rescoldos populistas que el viento se llevará, si acaso algo quedara.

    Hace al menos 15 años que comuniqué vehemente a mi familia que dejaba los alcoholes (no así el vino) y que no quería volver a saber nada de coñás, ginebras, vodkas, calvados, aguardientes, etc.

    Año tras año, puntualmente, una de mis hermanas me regala una botella de licor: este año, pacharán.

  • Dice Sanchez-Ferlosio, en la decepcionante y chupapollesca entrevista que le hace Ignacio Echevarria en El Cultural, que sospecha que la novela es un género quizá concebido “para mujeres”. Es interesante la idea. Por razones que no vienen al caso conozco esos fenómenos de los clubes de lectura y los talleres de escritura creativa, en donde las mujeres no es que sean mayoría sino casi presencia exclusiva. ¿Alguna idea al respecto?

  • Hermanos marchosos, comparar la música plop con la novela no está muy lejos de equiparar el grunge al barroco, confundir a Calatrava con un arquitecto o considerar fascismo al PPSOE. Como boutade está entre las de rango medio-alto.

    Si el poema épico-tamaño-mocito duró como modelo narrativo desde -seamos moderados en nuestra apreciación- Gilgamesh hasta Milton, digamos entre tresmilquinientos y cuatromil años, personalmente no le auguro menos persistencia a la novela.

    ¡Hala Madrí!

  • El asunto es que hoy en día la narración no puede ser un oficio, sino una herramienta de comunicación. Los mejores narradores no son hoy escritores, sino empresarios. El hombre narra mejor que la mujer, los cuentos inventados contados por los padres, que no las madres, son el mayor regocijo de los hijos.

  • 2 de abril de 2015 a las 09:43
    ADAPTACIONES
    Brema, fueraparte de al marqués, a nadie le va tan bien como parece.

    Eso es cierto. Por otro lado, en mi trabajo tengo que estar poniendo el culo continuamente. El día que no lo hice la líé parda.

  • Un alto porcentaje de la ficción que se escribe (me atrevo a decir que un 96,78%) está orientado a las mujeres. Son las otrora llamadas «novelas para mecanógrafas».

  • 2 de abril de 2015 a las 11:11
    PERROANTONIO
    Dice Sanchez-Ferlosio, en la decepcionante y chupapollesca entrevista que le hace Ignacio Echevarria en El Cultural, que sospecha que la novela es un género quizá concebido “para mujeres”. Es interesante la idea. Por razones que no vienen al caso conozco esos fenómenos de los clubes de lectura y los talleres de escritura creativa, en donde las mujeres no es que sean mayoría sino casi presencia exclusiva. ¿Alguna idea al respecto?

    Haciendo méritos para terminar la carrera me apunté junto a un amigo a uno de esos talleres. Efectivamente, el resto eran hembras. Fue inenarrable.

  • 2 de abril de 2015 a las 11:18
    MERCUTIO
    ¡Hala Madrí!

    Mi diatriba de anoche no iba por ti. Que conste en acta.

  • Creo que ha sido el trabajo más tonto de mi vida. Hace años, armado de unas críticas y reseñas de prensa que hablaban de un servidor, respondí a un anuncio en el que una especie de kafkiana organización solicitaba un profesor para un taller literario, concretamente para impartir segundo de novela. Nunca supe de dónde salía aquella gente, pero tenían un local en el centro muy bien acondicionado, y no pagaban nada mal. Los incautos, y no eran pocos, que se apuntaron al invento habían desembolsado 600.000 castañas del ala, lo que representaba un atraco en toda regla. Lo mejor fue cuando, justo después de contratarme, le pregunté a la directora qué habían aprendido en el primer curso mis alumnos.
    –¿Y eso qué más da? –me respondió con una sonrisa burlona–. A lo mejor te encuentras aquí con el próximo Pedrolo.
    Pero no fue así. El próximo Pedrolo debía de estar todavía en primero.

  • Los cursos de narrativa están llenos de mujeres y las casas de putas de hombres.
    Los escritores son mucho de ir a putas, por eso “San Camilo, 1936” es la novela por excelencia.
    Admito que lo que digo es una generalización, pues hay algunas mujeres que saben narrar y/o contratan gigolos.

  • La novela es una exacerbación del cuento, que es un género para infantes que comunica información importante de forma sencilla y maniquea. No hagas esto, haz lo otro, los malos son malísimos, los buenos ayudan a sus amigos. Llegar a complicarlo hasta llegar a la novela y que ese medio arcaico de transmitir información siga gustando a adultos es un signo más de neotenia, característica importante de nuestra especie pero que, al final desaparece, ya se le llame madurar o envejecer.
    Y al barroco le veo un parecido extraordinario a la música surfera. Qué le voy a hacer.

  • A vuelapluma: disiento, cordial pero absolutamente, de Mgaussage y su visión de la novela como exacerbación del cuento. La cosa daría para muchas páginas, cosa de la que libraré a los lectores de chopsuey. Simplemente apuntare que el cuento breve moderno, utiliza –en realidad suprime– recursos narrativos completamente distintos que los de la novela, al tiempo que aprovecha la intensidad que puede producir en el lector una narración destinada a ser “consumida” en una sola sesión. Supongo que, por esto, los grandes cuentistas (el propio Poe, Cortázar, etc) suelen ser solo pasables –cuando no, malos– novelistas.Y viceversa. Las excepciones a este último aserto, por supuesto, son tan notables como abundantes, y citaré las primeras que me vienen a la cabeza: Joyce, McCullers, Guy de Maupassant (aunque lo mejor de su obra sean precisamente los cuentos) y dos o tres grandísimos relatos de Salinger, por ejemplo.

  • (Ahora aprovechando la Semana Santa, las vacaciones y tal, deberíais iros a tomar por culo. Os dais unos a otros y os laméis los cipotes; porque lo que os pasa es que sois una panda de maricones que tenéis las casas en plan japonés, llenas de puertas correderas y sin armarios. Por eso no encontráis por dónde salir.
    Pero qué gente de tan poco nivel.)

  • 2 de abril de 2015 a las 15:47
    GACHOINLOWERCASE
    (¿Y tú vaselina para ir a por Kartoffen a la verdulería de debajo tu casa donde te despacha el bávaro ése con mandil de cuero?)

    Sí.

    De todas formas, sería harto instructivo que nos contaras -que nos narraras- qué es lo que te ha irritado tanto.

  • ¿Tal vez la comparación procedente sea la del número de lectoras de novelas para mecanógrafas con el número de lectores del Marca, y la diferencia relevante sea entre unas élites cultas cada vez más menguadas y una masa de borregos cada vez más crecida e impertinente (los del visto uno, vistos todos del artículo de Manuel Cruz?)

  • No estoy muy de acuerdo, Mon Pirate. Las “novelas para mecanógrafas”, se mire por donde se mire, tienen bastante más nivel que la literatura del Marca, donde siempre se cuenta el mismo cuento.

  • Yo, que como es sabido soy un poco espeso, me pregunto que si habiendo tipos de aprendizaje narrativos, analógicos, mecánicos, etc. (lo acabo de pensar, no me hagáis mucho caso), no habrá, dependiendo del desarrollo cerebral (que Gaussage ha llamado “madurez”) diferentes tipos de aproximación a lo literario.

  • Muy de acuerdo también con Mon Pirate en lo de la microescritura. Creo que deberíamos hacer (tome nota, Bellpuig) un microconcurso de microrrelatos para Chopsuey. Seguro que obtendríamos microfinanciación de algún gran mecenas.

  • La novela es un cuento de dimensiones adecuadas para gente que ya es capaz de mantener la atención un rato largo en el que los personajes son más complejos para que no te identifiques de inmediato con uno solo de ellos.

  • Perro, estoy seguro de que en algún momento dejamos de aprender como veníamos haciéndolo, nos volvemos viejos, acartonados, perdemos creatividad, capacidad de asombro y finalmente acabamos repitiendo una y otra vez las anécdotas de juventud. Perder el gusto por cierta manera de acceder a la información, por la literatura, o empezar a acercarse a ella de otro modo me parece inevitable.

  • 2 de abril de 2015 a las 17:03
    PERROANTONIO
    Bellpuig se ha pasado tres pueblos. Va a presentar más portadas su puta madre. Dicho sea con todos los respetos.

    Así no se puede trabajar.

  • Los arquitectos tienen ideas un tanto absurdas sobre lo “popular”. O al menos trasladan a la arquitectura una serie de prejuicios bastante consolidados. Uno de ellos debe ser el que las viviendas de promoción oficial, o sea, las “populares”, tienen que tener balcones, muchos balcones. Si además son balcones en galería y tienen balaustrada transparente, más populares.

  • Estoy leyendo, también, “La isla del padre” de Fernando Marías. El motivo fundamental es entender mejor porqué me llevo mal con mi padre.
    Me preocupa mucho el tema que llamo del “cuadrilátero maligno”, es decir, llevarse mal por ejemplo con tu padre, tu hija, tu pareja y tu jefe. A mí me ocurre algo parecido y sería injusto decir que la vida me ha tratado mal. Como esto del cuadrilátero le pasa a miles de personas me interesa el infierno subyacente.
    Quisiera abordarlo, quizás como hace Marías con un ensayo autobiográfico, pero no veo forma de hacerlo como una novela, me resulta ridículo imaginarlo.
    “Ernesto Ochaíta esperaba en el pub la llegada de su (padre, hijo, pareja…) mientras degustaba un pacharán el Zoco). Al fondo se escuchaba un tema de Pink Floyd, su grupo favorito. Se dejó llevar por los recuerdos y…”

  • BALCONES (2)

    Yo vivo en una casa de 1880 o así (como el turrón). Tiene unos balcones que son poco más que ventanas con balaustrada; es posible asomarse, pero es difícil estar: no hay sitio. Supongo que los primeros balcones serían los de las autoridades en los edificios públicos y tal vez de ahí provenga su prestigio y quizá el gusto popular por tener balcón.

  • Los balcones en los pisos sirven para ver las procesiones y poner el repuesto de la bombona de butano. Si es una segunda residencia en la playa doblan como tendedero de las toallas.

  • Yo me llevo bien con todo el mundo 🙂

    Perroan, aquí lo del balcón causa furor. Como no hay luz y sólo se pueden disfrutar dos semanas, justamente los días en que abren las jaulas y se van todos los alemanes al parque… Pues sí, es raro. A mí me viene muy bien para tener trastos y tomarme una birra cara al sol mientras veo a la vecina tumbarse en pelotas en su balcón.

  • Mi vida es tan inane que hasta la vecina que toma el sol en bolas en el balcón está más guapa vestida. No da para una novela.

  • BALCONES (3)

    El balcón incita al exhibicionismo y el saber popular ha acuñado literatura al respecto. Ser “un tonto con balcones a la plaza” es ser un tonto jaleado, de los de pregón. “Mujer balconera [o ventanera] o pu- o rame-” (en felíz expresión de un folkclorista canario del Opus, que no se atrevía a pronunciar palabras malsonantes) es un refrán que recoge la mala fama del balconeo. No hablemos del balconing, fabulosa estrategia con que nos ha sorprendido últimamente la selección natural.

    Sin embargo, los arquitectos creen que al pueblo le gustan los balcones más que a un tonto los palotes.

  • HBD ¿eso que ehlo que eh?
    Elija por favor:

    Acronym

    Definition

    HBD Happy Birthday
    HBD Homebrew Digest
    HBD Human Biodiversity
    HBD Hydrogen Bond Donor
    HBD Here Be Dragons
    HBD Has Been Drinking (police communications)
    HBD Holden by Design (car enhancement company; Australia)
    HBD Hadron Blind Detector
    HBD Hypophosphatemic Bone Disease
    HBD Hemoglobin–Delta Locus
    HBD Heartbreaking Dawns (est. 2008; Rosendale, NY)
    HBD Hot Bearing Detector (trains)
    HBD Honored By Death (gaming clan, Battlefield 2)
    HBD Honored By Death (gaming clan)
    HBD Haters Better Duck (band)
    HBD Hybrid Booster Drive (Electric Vehicle Institute)
    HBD Half Board
    HBD Hydraulic Bottom Detector
    HBD Hierarchical Block Design
    HBD Highest Benefit Density
    HBD Handheld Business Device
    HBD Here by Demand (various organizations)
    HBD Hot Bus Driver
    HBD Hamburg Blue Devils (Hamburg, Germany)
    HBD Heat Balance Diagram (thermal power)

  • Ahí le habéis dado, compañeros.

    BALCONES (y 4)

    En una vivienda la vida se hace, afortunadamente, hacia el interior. El balcón es, sin embargo, como el palito del nido del cuco (del reloj de cuco): sirve para que salga el pájaro y cague fuera. El balcón permite ver cosas que normalmente no se ven: al vecino del quinto en calzoncillos rascándose los huevos, a la vecina con rulos en batón (rouge) o al niño echando lapos a los transeúntes.

    Los arquitectos, que son gente con estudios, han deducido que en una vivienda de 55 metros cuadrados, con tres habitaciones, sala, cocina, cuarto de baño, pasillo y recibidor (aka hall) no está completa sin un balcón de cinco metros cuadrados, preferiblemente transparente, para que el resto de la humanidad podamos ver desde la calle la bombona de butano, la fregona, la toalla de Bob Esponja, la bicicleta, el armario de las escobas y las bragas de las vecinas.

  • Todos los españoles deseamos un balcón para, inmediatamente, cerrarlo con aluminio. Especialmente si mira al mar. Está en los genes. Hispanic Balcón Disease.

  • 2 de abril de 2015 a las 17:17
    MARQUESDECUBASLIBRES
    “Ernesto Ochaíta esperaba en el pub la llegada de su (padre, hijo, pareja…) mientras degustaba un pacharán el Zoco). Al fondo se escuchaba un tema de Pink Floyd, su grupo favorito. Se dejó llevar por los recuerdos y…”

    Esto es lo más cruel que he leído en siglos.

  • Los nuevos arquitectos ya han pensado en ello, Mortimer: balcones en galería y transparentes para impedir el cerramiento.

    En las nuevas promociones de muchas ciudades vascas es obligatorio que cada nueva urbanización cuente con un porcentaje fijado de antemano de viviendas de promoción social. Los promotores, con la inestimable ayuda de los arquitectos, marcan estas viviendas para que podamos distinguir a los pringados que no pudieron comprarse las “viviendas de lujo” del otro lado de la calle. El revestimiento de caliza se reemplaza por pared con revoque, las fachadas lucen muchos colorines y balcones inútiles (automáticamente convertidos en útiles por el procedimiento de adosarles un armario auxiliar y un soporte para la bicicleta) y los patios interiores de la manzana privada ajardinada se reemplazan por un patio duro y social, para que el pueblo podamos relacionarnos entre nosotros al bajar la basura al contenedor. A los de enfrente –a los que por algo les han vendido la vivienda muchos miles de euros más cara– les han puesto recogida neumática de basuras y balcones cerrados con toldo. En el precio suelen incluir como valor añadido la intimidad.

  • La de gansadas que puedes leer en los foros de los periódicos cada vez que hay un accidente de avión merecería una entrada extensa. Yo suelo leerlas todas para comprobar que el pensamiento mágico sigue en todo su esplendor, por los siglos de los siglos. La de hoy es fabulosa:

    “La gente sigue funcionando Y a todo esto, cuando va a salir una aerolinea que tenga paracaidas para todos los pasajeros y asientos pirotecnicos, logicamente con salidas de escape superiores”.

    Sic. No me digan que no es fabuloso ese “lógicamente” que sugiere que el lumbreras en cuestión ha pensado en todos los pormenores.

  • Es verdad, Pirata. Hay que ser muy limitadito. Salta a la vista que en lugar de asentos pirotécnicos y paracaídas individuales resultaría mucho más eficaz, o bien un paracaídas gigante que pueda envolver el avión al completo si fallan todos los motores, o que el aparato pueda convertirse en globo o dirigible en caso de emergencia.

  • Lo de los asientos pirotécnicos me ha arrancado una carcajada, Gómez. Inmediatamente me he acordado de esos cohetes que se pegada el Coyote en el culo para llegar a tiempo de cruzarse con el Correcaminos. Hoy están realmente sembrados en los foros.

    Lo que me asombra de todo esto es la importancia que se atribuye a la opinión que se difunde a través de las “redes sociales”. ¡Coño, si el twitter y demás no son más que la versión moderna de los grafitis que leíamos en las puertas de los baños públicos!