El anarquista enamorado, 5: Ana

Godín

POR CLAUDIO SÍFILIS.

Es jueves, desde el viernes pasado Miguel no duerme en su casa. Su mujer, Ana, se ha cruzado con él tres veces por los pasillos del colegio, se saludaron, pero luego él bajó la mirada y pasó de largo. Gracias a que trabajan juntos sabe que está bien, porque ni siquiera cogió el teléfono el domingo ni devolvió la llamada. A media tarde, Ana está en casa metiendo la ropa de Miguel en bolsas para cuando venga a recogerla, porque no quiere que eso sea un episodio demasiado largo. Cuando termina echa un vistazo al resto de cosas, piensa: “esto, si quiere llevárselo, tendrá que recogerlo él”. En el despacho hay varios trabajos manuales de sus alumnos que el muy sinvergüenza vende en el rastro.

Coge unos archivadores con dibujos de Miguel y se sienta en un sillón a darles un repaso, es un reflejo de su yo artístico. En el dibujo que está trabajando ahora hay una cabaña y un huerto con un cartel: “prohibido el paso al perro de dos patas”. Es un sitio real, un alumno suyo le contó que su padre tiene una finca de su abuelo con una casilla en la que no se le permite hacer reformas, por estar dentro de un parque natural, pero si le dejan estar allí y sembrar su pequeño huerto, y desde que se separó, va allí a pasar largas temporadas.

Muchos de los dibujos del Druida tienen alguna historia como ésta detrás, algo que le han contado, algo que ha escuchado o visto, porque Miguel es un voyeur, le gusta estar solo en la calle, por pueblos, o en bares observando y escuchando a la gente. Luego dibuja lo que ha visto. Es algo que guarda para él, la mayoría están a medio terminar, son simples bocetos que como mucho podrán aparecer en algún comic underground, pero cuando ha hablado con algún editor, le querían publicar, pero no pagarle. A Miguel siempre le ha gustado ver el mundo como espectador, no le interesa cambiarlo, porque admira a los raros y los inadaptados, marginados de la sociedad, las rarezas de la naturaleza. Puede pasar la noche a la intemperie en el campo una noche para oír el canto de un cárabo, una especie de búho pequeño que le costó mucho ver, y cuyo canto escucha repetidamente en una grabación que tiene de cantos de aves europeas. Aunque últimamente no va al campo ni a ningún sitio, solo va detrás de esa chica, la maldita Ruth.

eae1

Miguel se cree un artista, el muy idiota, se cree mejor que su cuñado, un pintor reconocido que no hace simples bocetos, que ha expuesto en grandes galerías, aunque su última exposición no está funcionando muy bien, porque todos los coleccionistas españoles ya tienen obras suyas. El mercado del arte es así, su éxito definitivo vendría si ya no pintara más, sobre todo si tuviera una muerte trágica. El valor de una obra artística va muy ligado a que haya poca cantidad de cuadros de un determinado estilo pictórico.

eae2 copia

Ana decide no empaquetar las ilustraciones ni el resto de cosas, solo la ropa de Miguel, no tiene inconveniente en que entre en casa y hablar con él, no va a cambiar la cerradura ni nada de eso.

De pronto Ana se da cuenta que se está haciendo tarde, ha estado demasiado ensimismada, ha quedado para cenar con Elena, una profesora que se jubiló el año pasado, en el Far West, un local en un barrio que le es algo desconocido.

El Far West está en una calle larga del Barrio de la Concepción, solitario, no hay casi locales a su alrededor, sólo algunas peluquerías. Elena espera a Ana en la barra tomando una Coca Cola, el dueño y unos chicos están en la puerta del bar fumando, una camarera y una cocinera también están por ahí. El camarero entra de pronto en el bar y se vuelva al televisor junto a Elena y dice:

– “¡Gol del Atleti!, ¿Quien lo ha metido?

– “No lo sé. Yo estoy mirando el acuario.”

– “¡Ah!”. Se ríe el camarero, que mira la pantalla del televisor encima y a la izquierda del acuario. “El gol ha sido de Godín”

– “Antes tenías una tortuga con los pececitos de colores” Comenta Elena. “Pequeñita y muy inquieta, se movía más rápido que ningún pez, las tortugas en el agua son muy rápidas. ¿Qué has hecho con ella? Porque no se habrá muerto, las tortugas viven más que las personas”

– “Me cansé de ella”

– “Y que has hecho, ¿no la habrás soltado en un río? Eso es delito”

– “No, la llevé al acuario que tengo en casa. Es que aquí se comía a mis peces”.

-“Con lo pequeñita que era”

– “Sí era pequeña, pero tenía ya el instinto, esas tortugas luego se hacen grandes”

– “¿Y en el acuario de tu casa no se come a los peces?”

– “No. Es que en el acuario de mi casa sólo tengo un pez, y es una piraña. Los metí juntos a ver qué pasaba”

– ¿Y qué pasó?

– “Que la piraña se comió a la tortuga”

– “¿Sí? Pero si las pirañas son carroñeras, no atacan más que a animales muertos”

El camarero se rió mucho de este comentario. Elena le miró a los ojos, los tenía algo achinados, siempre medio cerrados, siempre felices.

– “Cuando viene alguien a mi casa siempre le llama la atención la piraña, y como todos creen que son carroñeras, muchos se atreven a meter el dedo un dedo en el agua. Y la piraña siempre sale lanzada y les muerde, a ninguno le da tiempo a sacar el dedo, les hace sangre”

El camarero salió de nuevo a la calle con sus colegas y al rato llegó Ana, unos minutos tarde, llevaba una gabardina que no dejaba ver el vestido de debajo, medias y zapatos de tacón de aguja, el pelo largo y suelto. Se dieron un fuerte abrazo, chocaron las mejillas dando besos al aire para no mancharse de pintalabios.

– “Qué bien te veo, Elenita, te sienta bien la jubilación, ¡cuéntame que haces con tu tiempo!”

– “Tú sí que estás bien, siempre has sido la profesora más guapa del colegio. Yo hago de todo, muchos cursos, paso mucho tiempo con mi hija, que siempre me está llamando para ver si estoy bien, voy mucho a su casa. Sigo con mi Yoga, mi jardinería, estoy organizando un viaje a los Alpes, para esquiar, con unos amigos”.

– “Se te ve estupenda, no como yo, que llevo unos días que no duermo, ahora te cuento”

Sentadas en una mesa, piden una ensalada y una ración de cazo de pescado para compartir. Ana pide una cerveza y le cuenta a Elena que su marido la ha dejado y que cree que está teniendo una relación con una ex alumna. Elena le da su opinión del asunto:

– “Yo creo que esa chica, Ruth, está con tu marido por practicar sexo con un hombre experimentado, habrá tenido alguna mala experiencia con algún chico joven. Al menos eso hice yo de chiquilla. Probablemente tu marido se llevará un desengaño y quiera volver contigo. Tú llora lo que quieras, pero no en mi blusa, que me la manchas. No quiero ser grosera, pero a mí me dejó el mío y parece que se acaba el mundo. Yo pasé dos años muy malos, mi marido me abandonó, luego volvió dos semanas después y se volvió a ir llevándose mis dos hijos. El divorcio fue terrible, me amenazó con no dejarme ver a mis hijos, me denunció diciendo que yo no los atendía, que no podían estar conmigo. Estuve dos años sufriendo, hasta que un día, paseando por el retiro, me quité mi anillo de casada y lo tiré al lago que está enfrente del palacio de cristal. Ese día decidí que no iba a volver a sufrir por mi matrimonio.”

Ana no se sintió cómoda hablando de Miguel después de este comentario hablaron de otros temas,  de cine, de música, sin poder concentrarse demasiado en la conversación.

Al salir de allí Elena quiere ir a un karaoke a cantar unas canciones de Maná que ha estado preparando, Ana dice que ella no canta pero que la gustará verla cantar. Mientras van andando Elena llama a su hija para decirla que llegará tarde, que no se preocupe, y la promete varias veces que no va a beber alcohol. Ana, que está intentando dejar de fumar, enciende su tercer cigarrillo del día. Al entrar en el Karaoke Elena comenta con Ana que le gustaría tomar un benjamín, una botella pequeñita de cava. Ana se anima y también toma uno.

Elena coge una de las sillas de la barra del bar y la pone delante de la pantalla, con las piernas cruzadas para leer bien. Es una mujer bastante atractiva para su edad, las piernas son bonitas, la falda y la blusa la favorecen, las gafas y la media melena cortada por capas. Tiene una voz que a Ana le parece de niña. A lo largo de la noche cantará 4 canciones.

Mientras cantan otros voluntarios toman hasta tres benjamines cada una, bailan. Ana le dice que la lo está pasando muy bien, que la transmite tranquilidad y bienestar. Ana abraza fuerte a Elena. Elena se separa de Ana y le dice:

– “Es mejor que te vayas a tu casa, que mañana tienes que ir al colegio y ya es tarde. Yo me quedo, aquí ya me conocen, estoy con amigos”

Ana asiente y se separa de ella con algo de vergüenza, se despide y se va. Coge un taxi y cuando llega a casa se va directa a la cama. Se duerme enseguida, a las tres de la mañana de repente con un fuerte dolor de cabeza, sin duda, por efecto de la resaca producida por el cava. Se pega puñetazos en la pierna, lamentando su existencia. Se da la vuelta y se tumba boca abajo, así se imagina enterrada, en conexión con la entrañas de la naturaleza y se relaja, restándole importancia a sus problemas. Pasados unos minutos se acurruca de lado y vuelve a dormir.

Al día siguiente va a al colegio a dar clase. Están dando los filósofos de la Revolución francesa. Los chicos hacen chistes sobre la frase de Descartes “Pienso luego existo”, como todos los años. Aparte de eso pasan las clases adormecidos y se aprenden las lecciones de memoria para aprobar los exámenes, no parecen entender ni preocuparles por qué en esta época hubo un resurgir del pensamiento filosófico. Ana se siente algo culpable por ello, no es capaz de hacerles sentir pasión por la filosofía. Tal vez si les hubiera hablado de la relación entre la revolución copernicana y la demostración de Aristóteles de la existencia de Dios…

Cuando estudiaron unos meses Aristóteles, Ana les dijo a los alumnos que no estudiaban la demostración de la existencia de Dios porque era muy compleja, y no entraba en el temario. Si alguno de ellos estudiaba la carrera de filosofía la estudiaría. Los alumnos estuvieron contentos de que no entrara en el temario que tenían que empollar. Sin embargo la demostración es bien sencilla. Aristóteles demostraba la existencia de Dios mirando al cielo, las estrellas no cambiaban porque eran eternas, etéreas y no se podían corromper. El cielo era infinito y lo identificaba con Dios. En el siglo XVI apareció de pronto una estrella nueva en el cielo, que era una estrella lejana que nunca había sido vista, que entró en fase de supernova.

El miércoles por la noche había muerto el padre de dos alumnos. Ana fue al tanatorio a dar el pésame a la familia, no le sorprendió ver a Miguel allí, siempre se apunta a estas reuniones, como un buitre carroñero lo que busca es la posibilidad de comprar de saldo algunos bienes del difunto para luego trapichear con sus amigos de las almonedas del Rastro. De hecho Miguel estaba hablando con los chicos cuando Ana llegó. Saludó a todos, dio besos y el pésame la familia, también a la viuda, que se estaba pasando muy mal rato. Tenía la cabeza como un bombo, si asemejamos la cabeza a una olla, la suya era una olla a presión, a veces hasta sonaba el silbato. Su marido había muerto de un ataque al corazón, era un hombre muy trabajador. ¿Y para qué tanto trabajar? Se preguntaba su mujer y los asistentes.

Estaban allí los abuelos de los alumnos. Ana se llevó una gran sorpresa al reconocer a un abuelo. Los saludó, a él y a ella. Actuaron como si no se hubieran visto jamás en la vida. Ana conocía a ese señor porque iba de visita casi todos los días a casa de su vecina de la puerta de al lado, una vieja como él, que decía que ese señor era su marido. Esta señora vivía con su hija y su nieto. El nieto de la vecina debía ser nieto de ese señor que estaba allí en el tanatorio, y eso explicaba que el director del colegio, fuera a buscar al niño todos los días a su casa, porque era un niño muy rebelde que se escapaba en cuanto podía de clase.

Esta era una familia muy bien vista en el colegio, siempre participando y ayudando. Cuando por fin se pudo ver al cadáver expuesto tras un cristal en una sala del tanatorio se vislumbró el cuerpo de un hombre gordo, vestido con traje elegante y rostro relajado, con los ojos cerrados.

El sábado Ana dio un paseo por el retiro, se detuvo frente al lago del palacio de cristal, acarició su anillo de casada. No vio razón ninguna para tirarlo al lago. Dentro del palacio de cristal hay una exposición de marionetas dentro de una rulot, los artistas se llaman Janet Cardiff & George Bures Miller. El acabado y el detalle de las figuras son muy delicados. Hay una figura de tamaño real durmiendo dentro de la rulot, la gente se queda mirando esperando que respire, de real que parece. Ana sale encantada y va a ver la exposición del palacio de Velázquez, que no la gusta mucho. Al salir para unos minutos ante el tejo que hay a la derecha, un árbol singular por el que siente pasión desde hace años.

Se para a escuchar a una mujer que toca el arpa, y cuando se marcha la paran unas chicas para preguntarla cómo llegar a Atocha.

– “Tenéis que seguir todo recto por esta calle hasta que os encontréis con la estatua del Ángel Caído. Que es la estatua de un joven muy hermoso, con un cuerpo perfecto, delgado y musculoso, con alas de ángel, caído en el suelo, mirando al cielo con miedo, temor de Dios. Allí cogéis la calle de la derecha que va cuesta abajo hasta una de las salidas del Retiro. Al salir seguís de frente, hay una estatua de Pío Baroja y la feria de libros de la cuesta del Moyano. Bajáis por las feria y llegáis a Atocha”

Al terminar su explicación Ana se calla y mira a las chicas, que se están riendo.

– “¿Habéis entendido?”

Las chicas no contestan, siguen riéndose. Ana se mosquea y se va, sigue el paseo en dirección contraria hacia donde van las chicas.

Para terminar este episodio les contaré a mis lectores la verdadera muerte del padre del chico, algo que su familia supo, pero que ocultó dentro de los posible, por respeto y buenas costumbres. Este hombre ocupaba un puesto de director de compras en la empresa en la que su padre había sido anteriormente director general. Tenía por costumbre a la salida del trabajo pasar por un club de alterne un día por semana. Allí tuvo un ataque al corazón mientras hacía el amor a una chica joven, brasileña. La escena contada por la chica, debió ser tremenda, ya que ella al principio pensó que el hombre estaba teniendo un orgasmo. Cuando cayó encima de ella, ella no podía levantarlo, porque pesaba mucho, empezó a gritar. A ella le pareció que había pasado más de una hora cuando vinieron a socorrerla. La chica era muy joven, alrededor de 24 años, estuvo ingresada en el hospital una semana, después decidió volver a su país.

En una revisión sencilla se encontraron restos de cocaína en la nariz y garganta del muerto. La policía sabe que a veces las chicas  ofrecen cocaína a los clientes de los clubs, porque con la euforia se quedan más tiempo y gastan más dinero, pero no se investigó. Uno de los hijos dijo: Ya vi a papá demasiado emocionado en el cine viendo “El lobo de Wall Street”.

204 comentarios

  • Más madrileño que el laísmo es la postura de la moza que habla en el dibujo del Druida. Es autóctona esa forma de espatarrarse, de airear la chamuscada entrepierna, poniendo las pezuñas sobre lugares donde otros habrán de aposentar las nalgas.

  • DIARIO RUSTIC
    El mohín de disgusto de una mujer cuando abro la puerta y llego a casa con dos bolsas cargadas de libros. El rictus sempiterno, atávico, continental y transoceánico.

  • DIARIO RUSTIC
    Le cuento a alguien los problemas de otro alguien. Problemas serios. Inmediatamente da la solución. Es tan obvia. Por qué la gente se complica tanto. Inmediatamente después viene poner el grito en el cielo, la histeria y el agobio. Hay que imprimir una página (¿¡dónde!?) y hacer dos transbordos para llegar a la estación de tren, o coger un taxi o ese tipo de cosas que la vida se empeña en ponerte por delante para entorpecer tu tránsito hacia la muerte, como el criminal los cubos de basura por las calles de San Francisco cuando le persigue Harry el Sucio.

  • Le voy a decir al señor Sifilis que éste,..éste es el capítulo que más me ha gustado de la saga. Me lo he leído del tirón, porque engancha desde el principio.
    No es por hacerle la pelota ni nada, es que me ha gustado mucho.
    ***
    Hoy el Rayito va a ser la piraña del bar Far West.

  • Del diario de sesiones:

    7 de abril de 2015 a las 20:45
    GACHOINLOWERCASE
    (Zeppi, no me pediste disculpas, encima me perdonaste tú a mí, en plan benevolente (“incluso a Gacho le deseo felices fiestas” o algo así fue, y eso no es pedir disculpas, perdona. Cuando fue así que encima la dirección de este fanzine dejó tu piropo ahí escrito para la posteridad, y sin embargo borró mi maravillosa respuesta a tal gentileza (de eso no te culpo a ti, sino a los tibios de la directiva; pero esa es otra batalla). No me pediste disculpas, monín. Pero no pasa nada, no tenemos porqué querernos, basta con que nos toleremos, y además, como habrás comprobado, yo ya no me acuerdo)

    24 de diciembre de 2014 a las 16:12
    ZEPPI
    Es más, me encuentro tan bien, tan lleno de Paz y Amor (y el Plus p’ al salón!) que hasta le pido disculpas a Gacho por mi comentario de ayer. Como bien dice Satur, en estas fechas, no pelearsen. Feliz Navidad.

    Señoría, no hay más preguntas. Solicito que mi comentario sea considerado no como un insulto, sino como un diagnóstico, como dijo Cela de algún patán cuyo nombre no recuerdo.

  • Hoy el Rayito va a ser la piraña del bar Far West.

    Ya me gustaría. Pero me temo que nos va a caer la del pulpo. Ojalá me equivoque.

  • El abuelo que visita a la vecina de Ana es el director general padre del director de compras fallecido en el club de alterne?

    Pero están basados en historias reales de dos señores que no eran padre e hijo

  • 8 de abril de 2015 a las 12:14
    CLAUDIO SIFILIS

    Me gusta ese determinismo genético de la infidelidad, transmitido de padre a hijo. Los hace mucho más humanos y establece un vínculo especial entre padre e hijoellos. ¿Qué piensa ese padre ante el cadáver de su hijo en el tanatorio? Viéndolo gordo, fallecido antes que él, que no llegó más que a director de compras y que en lugar de tener un arreglo estable y decente como el suyo, donde se presume afecto, se iba de putas.

  • 8 de abril de 2015 a las 09:55
    BREMANEUR
    DIARIO RUSTIC
    El mohín de disgusto de una mujer cuando abro la puerta y llego a casa con dos bolsas cargadas de libros. El rictus sempiterno, atávico, continental y transoceánico.

    Cambie de mujer, Brema. A mi me pone mucho los hombres que llegan a casa envueltos en llamas y y bolsas de libros. Y no disgusto nada ni discuto.

  • 8 de abril de 2015 a las 12:39
    TAREIXA
    8 de abril de 2015 a las 09:55
    Cambie de mujer, Brema.

    Ni siquiera era mi hembra. Y aquí discutes bastante, no te quiero imaginar en casa.

  • 8 de abril de 2015 a las 12:52
    Bonnie

    Aún apesta más la cosa, en ese caso.

    ***
    Cambiando de tercio. Es alucinante la desproporción en que me influye el estado del salud o de ánimo de mi hijo el pequeño. A poco que le vea febril o desanimado, tengo pesadillas en que suceden cosas espantosas. Esta noche he tenido uno de los sueños más extraños que recuerdo, que trascurría por completo en alta mar. El chico, un amigo mío, un desconocido con un turbante indio de color blanco y una barba en pico y yo misma nadábamos en torno a un banco de animales de una especie inexistente. Nosotros mismos no éramos humanos corrientes, puesto que en el sueño estaba claro que vivíamos en el mar y nos desplazábamos de un océano a otro con diversos objetivos inespecíficos. El hombre del turbante insistía en enjaular el banco de extraños animales flotantes hacia otro lugar, alejado cientos de kilómetros de donde estábamos. Entonces surgió el conflicto: me había dado cuenta de que S. (el niño) no se encontraba bien (se había clavado, decía, una espina en la nuca) y me negaba a moverme, presa de una angustia que no soy capaz de describir con palabras pero que ustedes reconocerán seguro en sus propias pesadillas, mientras no se aclarase el asunto. Al fin, llegamos a un acuerdo: S. y yo iríamos en una canoa, que apareció de repente junto a la no menos milagrosamente aparecida jaula de madera.

    Gracias, les debo una.

  • 8 de abril de 2015 a las 14:13
    PIRATAJENNY
    un desconocido con un turbante indio de color blanco y una barba en pico

    Cuadra: Satur saliendo de la ducha. Veo una explícita referencia sexual.

  • Sentadas en una mesa, piden una ensalada y una ración de cazo de pescado para compartir. Ana pide una cerveza y le cuenta a Elena […]

    Sí, sí, pero qué pidió Elena para beber, eh.
    A mí también me tiene enganchada el relato. Tengo la sensación de que se dirige a un narratario marciano («un benjamín, una botella pequeñita de cava»), y creo que es sobre todo por eso: Claudio Sífilis, el autor que hablaba con los alienígenas.

  • Me gusta oír sueños, casi siempre hay algo en ellos muy siniestro y a la vez tienen una preciosa cualidad de verdad, aunque solo cada uno pueda llegar a entender cuál es la suya. (Ya sé que también se dice que no son sino basura psíquica, pero también me gusta mucho la basura, la basura es un temazo). De todas formas, Pirata, dígame si le pasa como a mí, que soy incapaz de no traicionarlos al intentar contarlos, dichos son ya casi completamente otros. El ejemplo más claro de la imposibilidad de la traducción o de la intraducibilidad entre códigos, o simplemente de los límites de la lengua.

  • Señá Procu, vamos a ver, que entre que no me leo antes de enviar el comentario y mis innumeraplas dudas, me suelo hacer la picha un lío.
    ¿Antes no decíamos israelitas y ahora decimos, no sé por qué, Israelíes?.
    Israelitas se refiere a ellos cuando hablamos de secta, como en “Los enemigos del comercio”, y no es por lo tanto adecuado para los nativos?
    ¿No sería más mejor por aquello de la economía decir Israelís?
    Así todo.
    Se lo pregunto a ustë y no a Pirate por su sapiencia lingüística, de ustë.

  • Claudio Sífilis, he releído ahora mi comentario sobre su relato y me parece displicente, lo cual que lo siento. Solo quería decir que su forma de contra me choca y también me gusta, y que probablemente me gusta por lo que me choca.

  • (Yo, como Toni Cantó. Es hora de que dimitamos todos los valencianos del mundo. A ver cómo os apañais a partir de ahora.)
    (La Cayetana esa de Toledo es un poco repipi y resabiada ¿no?. Es como una especie de Mari Perfecta.)

  • Sí, Proc, me pasa. Hubiera tenido que escribir un post mucho más largo para explicar los miles de detalles (que flotábamos sin dificultad, que el agua estaba a la temperatura perfecta, que el sol brillaba, que sólo el indio llevaba ropa, mientras que los demás andábamos como dios nos trajo al mundo), y aun así no hubiera podido traducir la mezcla de placer corporal, angustia por S., extrañeza por la ubicación de la espina, conciencia de nuestro dominio de los océanos y fascinación por la extraña especie. Cuando he despertado el sentimiento que predominaba era la angustia. Luego se ha ido disipando y llevo todo el día recordando a esos pequeños animales, entre peces, gusanos y caballitos de mar, dependiendo del ángulo en que los mirase, que nadaban alrededor de nuestros cuerpos.

  • Gremanel, ésa está hecha para ti, que no te pondrá mala cara cuando llegues de los mercadillos con novelas del oeste. Tampoco te pondrá buena cara, eso es cierto, pero algo habrás avanzado.

  • (Qué mal rollo, Pirata. Yo esta mañana iba caminando por Valencia pellizcándome y apretando los puños -alternativamente- para ver si conseguía q las lágrimas no llegasen a la acera. Pero no era una pesadilla.)

    (¿Y por què habla tan raro? Yo creía que era canaria, pero no. Es q habla medio en argentino. Mi madre si la oye dirá que “habla haciéndose la tonta” )

  • 8 de abril de 2015 a las 16:05 gachoinlowercase
    Yo, como Toni Cantó.

    Mi madre tiene un platillo –un platillazo del tamaño de una bandeja– con la Virgen de los Desamparados, que se trajo una vez que estuvo en Valencia. Mi madre ha estado asimismo en las grandes urbes de Pamplona y en San Sebastián, pero lo que más le ha gustado sin dudarlo un instante de las tres del mundo ha sido Valencia. Gacho, ni te se ocurra volver al teatro y a los telefilmes: te necesitamos aquí.

  • (Ay, es que a mí me tira mucho la escena, Procu)
    (¿Esta mañana? Naaaa, q he ido al banco a pagar las tasas para presentarme a oposiciones, y ya que estaba allí he puesto al día la libreta… ¿Los números rojos es cuando tienes un menos delante de las cifras? Pues eso. Y encima he tenido que caminar por delante de un escenario del cual yo, no hace tanto, fui reina, y me he llenado de rabia e impotencia. Encima veo como la gente va a su puta bola. Hay un par de histéricas en mi laboratorio q no paran de quejarse por todo; hoy una hasta se ha puesto a llorar. Me han entrado ganas de meterle la cabeza en sulfhidrico.)

  • Lo siento, Gata. Pero ojo con los números rojos, que te meten unos intereses usurarios o penalizaciones o puros que en un mes podrías llegar de menos cinco a menos dos millones, millón arriba millón abajo.

  • Ah, por cierto, ¡Vixca la maredeueta!
    (Le cantaba yo la salve a tu madre, que se iba a estremecer toa: “La pàtria valenciana, s’ampara baix ton mant oh oh verge subirana de terres de llevant…”)

  • Tras el cumplido de Bonnie me siento tentado de mencionar algunos relatos chulos de chopsuey, como dicen que de los errores se aprende, no cedo a la tentación.

  • Cierto Pirata..lo que no ha hecho bien él es airear todo este asunto en las televisiones. .y diciendo que ella estaba borracha cuando pasó. En fin.
    ***
    Yo me tengo que aprender la alineación del Rayito. .que aún no me la sé.

  • 8 de abril de 2015 a las 14:43
    BREMANEUR
    8 de abril de 2015 a las 14:13
    PIRATAJENNY
    un desconocido con un turbante indio de color blanco y una barba en pico
    Cuadra: Satur saliendo de la ducha. Veo una explícita referencia sexual.

    O bien ayer repasó con el peque Los cigarros del faraón.

  • (Sifilítico, comer paella y apartar los guisantes es como comerte un coño y apartar las plumas. Va a ser que no era un coño.
    Ay, qué sutil me he levantado hoy.)
    ————————————-
    (Wikichild, al marqués lo compartimos: a mí me lo dejas pal rato costumbrista de la catalítica, y el resto to pa ti)

  • (G-R-A-C-I-A-S)
    (De sobra sabéis que me habéis dado directo al corazón. Ya con eso, tengo para una semana, cabrones. Hala, toma lagrimón. 😉
    ——-
    Sifilítico, en Alicante hacen el caldo aparte, y se nota. El arroz y la paella generales, los de graderío, para los guiris, efectivamente, los de Alicante. Ahora bien, el arroz particular, y La Paella en particular… Cómo te lo diría.)

  • Pero, pero, ¡nah! empieza uno a admirar, (yo soy mucho de admirar), pasa uno a la fase de venerar, y me sale con los guisantes, ¡en la paella! ¡guisantes!!!

  • Ayer pusieron en la 2 una argentina película fallida de Piñeyro. En ella se trataba, circunstancialmente, algo de lo que Gauss habló aquí ayer.
    Lo curioso es que los protas eran ‘estrellas’ y las protas eran ‘actrices’, dándole cien vueltas interpretativas.

  • ¡Haced penitencia!.
    El gran hermano ya nos aplasta.
    “1. They individually identify electrical devices inside the home and record when they are operated causing invasion of privacy.

    2. They monitor household activity and occupancy in violation of rights and domestic security.

    3. They transmit wireless signals which may be intercepted by unauthorized and unknown parties. Those signals can be used to monitor behavior and occupancy and they can be used by criminals to aid criminal activity against the occupants.

    4. Data about occupant’s daily habits and activities are collected, recorded and stored in permanent databases which are accessed by parties not authorized or invited to know and share that private data.

    5. Those with access to the smart meter databases can review a permanent history of household activities complete with calendar and time-of-day metrics to gain a highly invasive and detailed view of the lives of the occupants.

    6. Those databases may be shared with, or fall into the hands of criminals, blackmailers, law enforcement, private hackers of wireless transmissions, power company employees, and other unidentified parties who may act against the interests of the occupants under metered surveillance.

    7. “Smart Meters” are, by definition, surveillance devices which violate Federal and State wiretapping laws by recording and storing databases of private and personal activities and behaviors without the consent or knowledge of those people who are monitored.

    8. It is possible for example, with analysis of certain “Smart Meter” data, for unauthorized and distant parties to determine medical conditions, sexual activities, physical locations of persons within the home, vacancy patterns and personal information and habits of the occupants.”

  • Es la tercera vez en estos últimos meses que una persona me comenta que le ofrecen 2,5 euros por hora en trabajos de limpieza y mantenimiento. Una semana a jornada completa, 200 euros; al mes, 800 euros (brutos). Tres empresas diferentes; todas ellas en Madrid, donde el alquiler de una sola habitación individual no baja de los 200 euros. Una de ellas, la encargada de estas labores para la Caja Mágica, donde unos tipos en calzoncillos le pegan con un palito a una bolita verde y cobran comisiones millonarias por publicidad. Una parte considerable de la clase trabajadora está trabajando sólo para a duras penas pagar techo y comida. Con el paro camino del 30%, nada que hacer: si no quieres tú, quítate que me pongo yo. El ejército industrial de reserva del que hablaba Marx.

  • Conozco casos semejantes, Pi. Lo peor: desde el punto de vista de los empresarios, que viviendo en zonas privilegiadas de Madrid y pagando una mierda a sus empleados no hacen más que quejarse de todo, incluso de la corrupción, cuando son los primeros en trapichear a las primeras de cambio. Es una farsa insostenible.

  • Mea culpa. Yo, tan al Este, soy turista. Debería haber dicho, comer paella y apartar la verdura. Yo que sé. En Madrid, a mí me parece que tiene guisantes.

  • 8 de abril de 2015 a las 21:46
    CLAUDIO SIFILIS
    Mea culpa. Yo, tan al Este, soy turista. Debería haber dicho, comer paella y apartar la verdura. Yo que sé. En Madrid, a mí me parece que tiene guisantes.

    10/10

  • Momentos mágicos de la infancia: llegar a casa de mis abuelos, subir a la buhardilla y leer los tebeos que había en una caja y que habían dejado allí años atrás mis tías. Me lo tragaba todo, hasta Esther y su mundo. Mis favoritos eran los TBO y en ellos las historietas de Coll. Su trazo me parecía delicadísimo, excitante. Hace unos años encontré en el Rastro un fanzine: Campillo, fanzine del rastro de Madrid (nº 4, [1984?]) y en él este artículo. Lo he recuperado gracias a esta noticia que me ha traído Alfonso Melendez. http://www.rtve.es/…/20150408/josep-coll-geni…/1125296.shtml.
    Colgué la imagen en su día en el blog de Arcadi Espada. Hoy es irrecuperable. Recuerdo que me escribió uno de los que hacían aquel fanzine. Fue emocionante.

  • El Madrid es un equipo que le da cien mil vueltas al Aleti en muchas cosas. Justo es decirlo. Tanto como constatar que Godín le da cien mil vueltas como jugador a Arbeloa. Intuyo que también como persona, pero ahí no entro porque lo desconozco. Creo que no han entrevistado aún a Godín en la Juandáun.

  • Claudio, los integristas le personajes. Seguro que en Madrit le ponen guisantes, pero lo único que gAchï y yo les pedimos es que no lo llamen paella. Llámenle arroz con pollo y no discutiremos.

  • “Ha habido maltrato, por supuesto”, sostiene. De igual forma, la exmujer de López Aguilar explica que cree que no es una víctima de violencia de género: “Probablemente yo también le he tratado a él mal, pero no estoy hablando de violencia de género ni de nada”.

  • DEL HELMÁNTICO A ANFIELD ROAD
    Me comentaba Álvaro con la mirada perdida su llegada a las orillas del Mercey. Desde el campo charro, sin saber una palabra de inglés, llegaba de telonero de las figuritas: Reina, Alonso y el niño Torres. El Spanish Liverpool de Rafa había revolucionado la Premier, pero Álvaro era el patito feo. Acompañado de su padre, viudo y analfabeto, no tenía mas consuelo que el jamón de Guijuelo.
    Algunos desalmados hacen befa de sus limitaciones técnicas e intelectuales, pero algunos hombres sabemos de su mérito.

  • Al final ha sido peor que si meto mi lista de textos de chopsuey favoritos. En cuanto al futbol, reniego de mi pasado vikingo, y no me hago del atleti ni de ningún equipo, porque luego llega un magnate chino, que se ha hecho rico destruyendo selva para plantar palmeras de las del biodiesel y te compra tu equipo, y la afición feliz.
    Y me gusta el futbol.

  • La relación es que el Bilbao y la Real Suciedad deberían estar prohibidos en la liga BBUBA, porque sus equipos de veteranos apoyan a los presos de eta, y cualquier hincha del Bilbao o la Real Suciedad deberían lavarse la boca con zotal antes de hablar de cualquier jugador del Aleti o del Madriz.

  • lo que ge escrito antes son prejuicios, sospechas, tengo la mala costumbre de pensar mal de los ricos. Sorry

  • 8 de abril de 2015 a las 22:56
    bremaneur

    ***
    “Probablemente”. Apelotante, Brema.

    Recuerdo el caso de una mujer muy cercana. Estaba yo en casa del matrimonio, en Cape Cod, donde se suponía que todo el mundo tenía una opinión sobre Harold Bloom y/o sobre la materia oscura . Se peleaban como perros rabiosos, de la mañana a la noche. La casa tenía uno de esos porches de madera. Esplendor en la hierba, Matar a un ruiseñor, ya saben. Al atardecer del tercer día estaban los dos acodados allí, prosiguiendo la bronca que había comenzado esa mañana; o mejor, hace tres días, la mañana de hacía tres días. Ya imaginan: un murmullo como de enjambre de abejas, y de vez en cuando un tono más alto, un insulto aislado, un golpe sobre la madera, otra vez el murmullo. Entonces ella le apagó una colilla en el antebrazo, entonces él la llamo puta, entonces ella le pegó una patada en la espinilla, entonces él le soltó una bofetada. No me malinterpreten: ha habido generaciones en que las cosas no eran tan ambiguas. Los tíos hacían de su capa un sayo, pegaban, insultaban, corneaban, humillaban, con tal vez una jodienda femenina constante y de baja intensidad como respuesta. Y con el agravante de que la mujer no podía firmar una cuenta corriente. En ese contexto tenía sentido diferenciar. Allí, en Cape Cod, lo que el uno y la otra se merecían era un buen capón y un “a callarse ya o te salto los dientes”, como se merecen los niños impertinentes y malvados.

  • Pues no han sido 9 pero bien pudieron serlo.
    Un 2-7 hubiera sido un resultado justo para los méritos de uno y otro y con un árbitro que no escamoteraa la madre de todos los penalties, ni pitara fueras de juego fakes.

    El Rayo es un equipo cuyo juego está sobre valorado: con las estadísticas de posesión que tiene es el segundo equipo de la Liga en goles encajados. Pero bueno dice su entrenador que ellos han ganado hoy, no importa el resultado. Qué fácil jugar así.

  • Oh, vino Funes, que rechazó las ofertas del Marca, la Gazetta dello Sport, Jot Down y la Revista Española de Filología para deleitarnos con sus «portentosos» análisis. Mil gracias.

  • Puto móvil.

    8 de abril de 2015 a las 22:31
    Adaptaciones . .

    Claudio, los integristas le personajes.

    “Le perdonamos”, quería escribir.

  • Las soluciones simples, arbitristas, dictadas por economistas, a problemas complejos suelen rozar el ridículo. Lo que propone C´s es la siguiente ocurrencia: gastemos menos en infraestructuras y mas en investigación, así cambiaremos el modelo productivo.
    Lo que está haciendo el PP (una gente horrible, desde luego) es mantener el gasto en infraestructuras pese a la crisis, mientras que se ha bajado el de investigación. La idea subyacente es que las infraestructuras fomentan la vida económica en España (turismo, servicos) y que ello a medio plazo hará crecer la economía lo que permitirá subir la inversión en investigación cuyos efectos económicos son siempre a largo plazo.
    Hay otro horrible del PP, fatal persona, que se dedicó durante años a crear infraestructuras en Madrid: metro y cercanías, carreteras de circunvalación y radiales, Madrid-Río (igual ni lo conocen), que han convertido Madrid en una de las ciudades favoritas del mundo para hacer negocios, solo por detrás de NY, Londres y un par de ellas mas, y desde luego por delante de Barcelona (que también está entre las 10 primeras).
    Las infraestructuras en España son acojonantes, incluída la red sanitaria y educativa. pese a que Rajoy dicen solo hace que leer el Marca.
    Estoy en Barcelona y esta tarde tengo que dar un curso en la Universidad Carlos III de Getafe (una pública espectacular en instalaciones y profesorado). Cogeré el AVE y en 2 horas y media estaré en Madrid, en la misma estación cogeré el tren de cercanías hasta Getafe, apenas 20 minutos. Unos trenes de triste recuerdo, pero que cuando has viajado en los ingleses te das cuenta de lo que tienes. Ah, sí, el catering y la conectividad durante el trayecto es mejorable y quizás ello disguste a los mas exquisitos. No es mi caso, que disfruto con asombro de todo esto.

  • Los trenes en Alemania son más lentos y más caros que en España. Aun así, van siempre llenos. La gente se mueve y muchos no viven en las ciudades donde trabajan (de hecho, hay un verbo exclusivo para este tipo de viajes: pendeln). Lo del catering y el wifi suena a broma, claro (aluciné cuando se lo leí a nuestro exquisito), porque en gran parte de los tramos no hay ni cobertura telefónica.

  • 9 de abril de 2015 a las 11:34
    PERROANTONIO
    Hablando de discriminación lingüística, un artículo tardío.

    Primera noticia de que se dice «euskara». Me van a volver loco.

  • Brema , en inglés también hay un verbo específico: commute.
    Los supercientíficos no se crean porque lo decida un economista espabilao, sino porque se cree un ambiente de riqueza y cultura que permita que florezcan.

  • Ah, qué a gusto se está en el silo: yo creía ser el único al que le chirriaban los cabreos de Arcadi con la cobertura telefónica del Ave.

  • Oiga que encontrar supermegacamareros es una cosa harto difícil..sobre todo en algunos sitios de rancio abolengo.

  • 9 de abril de 2015 a las 11:34 Perroantonio
    Hablando de discriminación lingüística, un artículo tardío.

    Supongo que dices tardío porque esto ya no hay quien lo mueva. Pero más vale tarde que más tarde y nunca es tarde si la dicha es buena. (AAAY, que casi se me escapah).

  • Proc, esto que dice Andoni Unzalu ya lo han dicho otros antes, con el mismo éxito que cabe ahora vaticinar.
    El suicidio lingüístico del castellanoparlante en esta tierra es un fenómeno poco estudiado, diría yo.
    Una mezcla de complejo de inferioridad y prejuicio antifranquista aliñada con pérdida de identidad o búsqueda de una nueva inexistente.
    Una barbaridad.

  • De todas formas, Marqués, usted que es tan listo..no ha pillado el sentido de la pregunta que he lanzado (en plan guante) a éste nuestro fanzine Chopsuey, el fanzine de moda.

  • 9 de abril de 2015 a las 14:07
    ADAPTACIONES
    ¿Y las camisetas, para cuando las camisetas Chøpsüey?
    ¿Ein?

    Yo ya tengo una. 🙂

  • He hecho las torrejas a la guisa de Parker (uso de los citrícos) y han gustado. Endulcé la mitad con sirope de arce que trajo mi bonnie (vaya gineceo, ja ja…)

  • A mí si no hacen una con Fumanchungo y el cerebro tremolante no me envíen ninguna.
    (Que por cierto sí se puede hacer, poniéndolo dentro de una semi-esfera de plástico flexible transparente, que se apega sobre la tela. Había alguna cosilla para niños así cuando yo era joven)

  • Hay que joderse con los buenistas.

    “El ruego del primer ministro Netanyahu de que el acuerdo final que se firme en junio incluya el reconocimiento por parte de Irán del derecho a existir de Israel es una vana esperanza que no tiene ninguna posibilidad de cumplirse. No sólo porque los iraníes nunca lo harían, sino porque Estados Unidos no ha pedido tal cosa más de lo que ha exigido que en el acuerdo se incluya que Teherán deje de apoyar al terrorismo o que ponga fin a su fabricación de misiles balísticos.”
    “Al mismo tiempo, los Gobiernos árabes cuya existencia se ve amenazada por una serie de movimientos subversivos respaldados por Irán, y que son conscientes de que Teherán los tiene en el punto de mira tanto como tiene a Israel, iniciarán ahora sus propias carreras nucleares para conseguir una bomba. Pese a que Obama se aferra a la idea de que lo que ha hecho es ayudar a los iraníes a “ponerse a bien con el mundo”, sus vecinos se dan cuenta de que realmente se está reforzando a una peligrosa potencia revolucionaria cuyos objetivos no tienen nada que ver con la paz.”

  • Ya sé que se ha dicho, Schultz (13: 52), y como si no, es verdad, pero si «delenda est Carthago» pues erre que erre. Las leyes, decretos y normas de política lingüística o de normalización de estas tierras de anormales han sido aprobadas, firmadas, confirmadas y reafirmadas mayoritariamente, también por los partidos del «estado», mecagüen todo; al menos las «izquierdas» siempre han estado ahí con la palangana, mecagüen todo bis, y yo, su antigua y reincidente votante, soy culpable como la que más, mecagüen mis muertos. Quién va a arriesgarse a cargar con la irredimible culpa de querer acabar, por activa o por pasiva, con la sagrada lengua de los jebos. Este tema me pone en modo irracional, lo reconozco y lo dejo.

  • (Tienes un modo irracional muy gracioso. A mí me gusta, y lo entiendo más (…)
    Hoy he hecho una cosa nueva: extraer la materia orgánica de un lodo. Mañana tengo que pesar lo que queda y luego socarrarlo a 450º y volverlo a pesar. A mí me ha hecho pensar en cuando nos morimos, que seguramente hacen algo parecido para extraer las almas.
    Creo que podría enviar mi CV al infierno.)

  • Proc, es un tema que me ha reconcomido por dentro durante años. Desde que los niños salieron del colegio un poco menos. Es un esfuerzo inútil.

  • Por eeeeeeso, por eeeeeeso: a quien no le pese 21g -el alma- , ¡pa dentro el infierno!
    (¿En serio está bien?, no, no la he visto ¿me la recomiendas?? ¿Pero va a ser como la Ida esa, que me pasé el rato deseando la Vuelta?)

  • Está mal que yo lo diga, pero soy un speaker ocurrente y provocativo. La peña nunca se me aburre aunque alguno se subleva. “Oiga, lo que está contando no tiene nada que ver con el programa”. También siempre hay alguna picarona que busca tema.

  • Una de las anonadaciones recurrentes que padezco, es que el algoritmo del Linkedín me sugiera que me haga amiguito del marquis, que no pertenece exactamente a mi sector, y en cambio no me enseñe nunca la bonita carita de la Bonnie, que sí que si.
    ¡Cagüen!

  • Gata, la vi hace mucho y me pareció buenísima que te mueres, pero las pelis, cada uno y cómo tengas el cuerpo, ya sabes… Eso sí, esta es en colores.
    ***
    Schultz, veo cosas cada día que me hieren, que me patean, que me dan ganas de gritar: ¡AAAH! ¡AAAH! y ¡AAAH! Ayer estaba en un pueblo de España que no es el País Vasco y me encontré con una antigua alumna y su novio; los padres de su novio, dijo, «sus aitas», eran de un pueblo ese sitio de España que no es el País Vasco. Nos pusimos a hablar (en español) y cada poco ella iba traduciendo al vascuence para el novio quién era yo y qué le decía. ¡A su novio, que me estaba oyendo allí! Es una bobada, ya. Pues tengo un quintal como esa: vida cotidiana, para no hablar de otras cosas muy graves. Mis anécdotas, como dijo Bremaneur el otro día de los personajes de Southcliffe, son tontas y feas como la puta realidad es tonta y fea. (Brema, he visto dos capítulos de Southcliffe y he comprendido por qué dijiste que es un prodigio narrativo, JOBAR).

  • A mí lo que me pone de una leche tremenda es esto. Último informe de Europa Laica: el Estado español aporta a la Iglesia católica, a través de subvenciones directas y exención de tributos, más de 11.000 millones de euros cada año. Para que nos hagamos una idea del disparate que supone esta cifra: supera los recursos que el Estado dedicó en 2014 a financiar las prestaciones por desempleo (unos 10.000 millones). Sólo por poner un ejemplo hiriente.

    Aún recuerdo a un amigo incauto que votó al PSOE porque Guerra, que era el que mentía a la izquierda del electorado psoísta, había dicho en un mitin que en cuanto llegasen al poder iban a denunciar el Concordato. Se les debió ir el santo al cielo.

  • Lenguas irritantes, escribe Antoni Puigverd en La Vanguardia. Y esa animadversión me trae el recuerdo de los que, aquí mismo, defendieron
    el euskera con furia, hasta que empezaron a oírlo hablado en todas partes y a sentirse excluidos por no hablarlo ni entenderlo. Dejaron entonces de sentirse vascos, el euskera pasó a llamarse de manera agresiva vascuence y echaron mano del castellano como icono cultural, les resultó de buen tono acabar sus cenorras brindando al grito de «¡Arriba España!». «Creo que escribiré algún que otro artículo contra el vascuence», me dijo uno de aquellos cátaros del izquierdismo vasquista, celosos guardianes de todas las purezas y las ortodoxias. «Será sobre», le aduje. «No, no, contra», me replicó muy serio. Esperaba sin duda que le pagaran por ello. Le pagaron.

    Miguel Sánchez-Ostiz. Con las cartas marcadas.

    ***

    Proc, me alegra que compartas el asombro por Southcliff.

  • Leído el artículo de Puigverd: una basura. Y sobre lo de MSO, sólo hay que ver lo que ha ocurrido en el País Vasco y Cataluña: la imposición de una lengua. Como en el franquismo.

  • Hostia, el concordato, no preguntaré qué es eso sino a quién coño le importa. Hay gente pa to, como decía el torero.

  • DIARIO RUSTIC
    Un rata insistente, infecto. El que siempre viene con una queja. El estúpido de las botas. La fitipaldi, con la cara colorá. El número que me llama una vez al día desde hace una semana y que no cojo, porque no sé quién es y seguro que no es nada bueno. La que habla a gritos por teléfono. La piernas. Jueves, nueve de abril de dos mil quince.

  • Lo que me faltaba: un tío soltando un gargajo con ruido. Esto no lo enseñan en la facultá. Me cago en mi puta nación.

  • No me atrevo a dictaminar contra el acuerdo con Irán, adapts, marqués. Tobin es minucioso pero, al cabo, agorero, y habla a diez años vista. Hoy los persas (ayer quizá no, pero antier también) son una nación, o una umma chíi, bastante asequible. No soslayo el terrorismo de Hezbolá y los homosexuales colgados. Quiero decir por ejemplo, aunque parezca frívolo, que no destruyen su legado artístico de raí ces infieles.

  • Toy desolao. He pasado de ser para mi nieta bebé cacho carne, de el iaio preferido, el único con el que se dormía cuando estaba revolucionada a ser su máximo monstruo. Llora como si la fuera a descuartizar cuando me ve.
    Tendrá razón en el futuro, pero todavía no.

  • Sí, pues a ver si Irán va a ser el PNV y CiU, y luego eso.
    Que ya lo siento –mentira, a lo mejor– pero que tengo que seguir un poco con el raca raca por lo de Sánchez Ostiz. Lo que mas risas he hecho es con «hasta que empezaron a oírlo hablado en todas partes y a sentirse excluidos por no hablarlo ni entenderlo». YA, tío, la gente en masa, que antes no lo hablaba porque estaba reprimida pero por fin, la joía explosión pentecostal. Aunque, de verdad, mira que mosquearse nadie por no entender lo que decían. Pues qué van a decir, unas insustancialidades de tamaño tan maño, que como si las dirían en chino, lastana, ya son ganas de sufrir y mosquearse las de esos piojosos.
    Mecachis en la mar. Un párrafo muy bueno, me he puesto de una mala hostia que todavía estoy descolgándome de la lámpara. El PSICÓLOGO Sánchez Ostiz, un gigante de la denuncia. ASÍ SE HACE, Sánchez Ostiz, así: desvelando las podridas razones secretas de esas sabandijas y sus cenorras españolistas. Porque las otras objetivas de la distorsión, el malestar y el coste económico y humano que provoca la ingeniería lingüística nacionalista, esas NO HAY, a que no.
    Autorretrato del miserable.

  • A mí tampoco me gusta pagar, Pirata, pero hay tantos cuervos… si hablamos de los cuervos sociales, políticos, culturales….

  • Creo que a cambio tienen responsabilidades con el patrimonio y también hacen una labor social, Caritas, por ejemplo. Me parece. Por favor, alguien que tenga más idea, estoy hablando por hablar solo para apaciguarnos, que vamos a acabar saliendo a la calle a quemar un convento y no.

  • El oeste precisa de Irán (relativamente avanzado e influyente en el islam) para contener a ISIS o ISIL. Tobin dice que se debilita la alianza con nuestros (sus) amigos árabes tradicionales, Arabia S. y los emiratos (supongo): el huevo de la serpiente.

  • 1. Respecto a Caritas, esto: el 44% de sus fondos procede de aportaciones públicas. Es decir, de nuestros impuestos, los de todos. (En todo caso, el argumento de la labor social de las instituciones caritativas encierra una trampa peligrosa, porque desplaza la responsabilidad de atender a quienes más lo necesitan al sector privado).

    2. Respecto del patrimonio, la cosa es mucho más grave. Por un lado, porque el mantenimiento del patrimonio eclesiástico más relevante corre principalmente a cargo de las arcas públicas (algunos datos de 2014 para refrescar la memoria). Se podría argumentar: claro, pero es que es nuestro patrimonio cultural. Pues entonces que lo sea (nuestro), con un derecho de uso religioso, si se quiere. Y, por otro lado, por el sangrante tema de las inmatriculaciones, que ha permitido a la Iglesia católica española beneficiarse de un privilegio inaudito previsto en la ley hipotecaria desde hace medio siglo y hasta hoy mismo, como quien dice. El privilegio consistía básicamente en otorgar facultades de funcionario público al obispado, permitiéndole registrar a nombre de la Iglesia cualquier patrimonio que careciera de antecedentes registrales. El expolio público a que ha dado lugar es un escándalo mayúsculo.

  • LUNAS DE HIEL
    Recuerdo la fuerte impresión que me causó esta película de Polanski en su día. Agradezco haberla visto de nuevo para deshacer malentendidos. Quienes hemos vivido verdaderas lunas de hiel nos descojonamos de este drama para pajilleros románticos.

  • Acabo de poner en FB el vídeo definitivo.

    – Diho un sabio: lah muhere inteligenteh abren su mente, lah putah abren suh piernah, lah dulseh su corasón, pero yo no hago nada de eso, yo abro lah cahah de picsa y la nevera pa comé, pa jartamme como una perrrrrrraaaaaa.

    Viva el pueblo.

  • No entiendo la sangría de afiliados de UPyD. Me demuestra que el votante medio es gilipollas. Ese partido ha hecho cosas importantes: estableció unas líneas claras desde el principio y en el Parlamento ha dado la batalla. No comparto lo primero porque las líneas estaban infectadas, pero quien lo hiciera debería haberse sentido orgulloso de lo segundo. La sangría, las traiciones y el desmadre obedecen a una repugnante sed de poder. El núcleo duro de UPyD jamás engañó a nadie: su abyección totalitaria era el dibujo de las cartas que se pusieron sobre la mesa. Hay dos tipos de renegados del partido: quienes no quieren volver a saber nada de política y quienes buscan agarrarse a la polla más enhiesta. Aplauso a los primeros, mis escupitajos a los segundos.

  • El FC Sankt Pauli es uno de los clubes de fútbol más peculiares y carismáticos de toda Europa. Se trata de un equipo alemán de la 2.Bundesliga que se ha ganado el cariño de los aficionados a este deporte, hasta el punto de convertirse en un referente mundial y ser catalogado como un club de culto. Los “Piratas del Elba”, sobrenombre con el que se le conoce, navegan contra viento y marea para promover una filosofía deportiva bastante atípica, basada en la lucha contra el fútbol moderno y el capital. Además, el FC Sankt Pauli es algo más que fútbol, debido a su marcado compromiso social e ideológico.

  • Regreso ahora de concierto y cena.

    El concierto, cuareto de cámara en el Salón de columnas del Palacio Real, con los Stradivarius de la Colección Palatina. Dicha colección, leo en el programa, tiene un gran valor por ser la única conservada actualmente que fue creada expresamente como conjunto, por lo que componen un color sonoro común. Obras de Haydn, Shostakovich y Beethoven a cargo del Cuarteto Schuman en un escenario singular.

    La cena no ha estado al nivel: un Foster Hollywood

    Buenas noches, Tareixa

  • Claudio, olvídate de todo tipo de actitud contestaria en Alemania. El poder estatal es tan bestia que asume hasta la legalización de los nazis. Cualquier atisbo de «compromiso social« está controlado o abortado. Lo conozco de primera mano. Frecuento los bares punks y antifas y sé cómo funciona la organización de manifestaciones violentas, como las de Frankfurt cuando se reúnen los capitostes capitalistas. La policía incumple la ley, ficha, fotografía y registra ilegalmente a ciudadanos que no han hecho nada, paga la multa correspondiente después de la denuncia -los punks y antifas tienen sus propios abogados- y aquí paz y después gloria. Es todo tan impoluto y previsible que da asco.

  • A mí lo de Obama con Irán me parece otro finísimo error, de tan graves consecuencias como el alimentar a Bin Laden contra los rusos en Afganistán. Y calcado.

  • Que desilusión.
    Espero que Godín y Albeloa jueguen la eliminatoria de champions. Morata, que la lio a ostias saliendo a diez minutos de la final de la champions y lesionando a Juanfran, no jugará, eso favorecerá al atleti, espero.

  • Tras el último no va nadie, disco de Los enemigos, uno de los tres mejores del rock español de todos los tiempos.

  • No vi esa acción de Morata porque me cogí una ponzoña del doce antes del partido y sólo vi el gol del de Camas. Está bien saberlo. Morrata, pues. La típica basura infecta merengue.

  • Hablamos en FB de los orígenes de C’s y de UPyD. Sale el amigo Tse. No sabía llevar un puto blog e iba a saber llevar un partido político. La descojonación.