Dios murió pasteurizado

DesfallecimientoDeLaFe
Por Mortimer Gaussage.

Leo blogs y papers. Tengo una fe ciega en la ciencia como mi abuela se la tenía a la Virgen del Perpetuo Socorro. Ella miraba aquella foto y, con un gesto mecánico pero que evocaba una fe antigua, se santiguaba y pedía. Yo leo los blogs con una fe descreída y me sorprendo. No me atrevo a pedir porque sé que lo que venga será pagando, no como a mi abuela, que lo que le mandaba la Virgen le salía gratis, aunque nunca mandó mucho.

Así, leyendo, tropiezo con un estudio de un inglés que explica en detalle cómo la nostalgia contribuye a dar sentido a la vida. Que los nostálgicos le encuentran más sentido a su existencia al situarla en un marco amplio que la dota de una significación que todos, intuitivamente, sabemos que debería tener pero muchas veces no encontramos. Yo no puedo menos que asentir, pero no como asentiría un tipo cualquiera, sino como asiente un gallego al que le explican que la morriña es la esencia del ser. En fin, que asiento con la cabeza como ése tipo al que un jovenzuelo ilusionado le explica lo que hace mucho que ya sabe y ejerce. Somos, muy especialmente, lo que recordamos con afecto.

Por otra parte, como suelen hacer los ingleses, mete el dedo en la llaga. Si nos dejamos de tonterías metafísicas acabamos reconociéndonos sin mucho esfuerzo que el sentido de la vida sólo puede venir de situarla en su contexto. Saber dónde empezó, dónde, mas o menos, va a acabar y, sobre todo, de acariciar en la memoria los recuerdos de esos ratos buenos. Así el inglés saca, definitivamente, a la nostalgia del ámbito de las emociones negativas, incluso enfermizas, y la instala, de golpe y sin aviso, en el centro de lo humano y positivo. La nostalgia no es la tristeza por la pérdida sino el refugio que los buenos recuerdos nos brindan en los malos momentos. Esa nostalgia positiva, por otra parte, ya tenía nombre y se llama morriña.

Yo pienso que por eso están los jóvenes tan atontaos, tan sin saber quienes son. Por eso estuvimos nosotros así, a esas edades. Ni habíamos vivido lo bastante ni terminábamos de creer que vamos a morir. A uno, de joven, le cuesta asimilar que no tiene pasado y no está convencido de cuál es el futuro que le espera. Es cosa de jóvenes vivir, o hacer como que vives, intensamente, y pienso ahora que uno intuitivamente busca los recuerdos que más adelante servirán para ejercer competentemente la nostalgia. Busca uno crear esos recuerdos distantemente felices y cálidos a los que, ya con una edad, acudir a confortarse, como conforta un gato en el regazo o un coñac en la palma de la mano.

La conclusión de todo esto viene siendo que ponemos a la nostalgia por delante de Dios. Ya no es Él quien otorga el sentido, sino el tiempo y el recuerdo. No es necesario hacer nada especial. Ni ir a misa ni obedecer normas bimilenarias, por mucho que las rutinas sirvan también de refugio a los neuróticos. Basta tener afectos sinceros, buena memoria y sentarse a esperar. Uséase que Nietzsche se precipitó al matarlo porque no era necesario, que se estaba muriendo. Y se estaba muriendo porque la generación de Friedrich fue la primera que llegó numerosa a cumplir los cincuenta, la primera que puso la vida en perspectiva, la primera que pudo acceder colectivamente a la nostalgia y así prescindir, colectivamente también, de la divinidad. Antes, la nostalgia, y con ella el sentido, estaban sólo al alcance de unos pocos, a los que llamaban sabios, que resultaban ser viejos con buena memoria. Pero, de pronto, la nostalgia y el sentido, se volvieron una commodity. Nietzsche no sería un adelantado sino el portavoz de una generación.

Llevando más allá el razonamiento, porque a ver quién me lo impide ahora que estoy embalado, si la muerte de Dios fuera consecuencia de una vida mejor y más larga, resultaría ser un efecto colateral del alcantarillado, el agua corriente y la limpieza y ventilación de las viviendas. Que a Dios no lo mató el filósofo, sino la cloración del agua, los hábitos de higiene personal y la desinfección de Pasteur. Y llegados a éste punto he de confesar que a la idea de Dios como subproducto de la falta de higiene, la mugre, la enfermedad y la muerte, de una vida poco saludable, corta y triste, no sólo le veo sentido sino además un extraño atractivo.

Con esto llegamos a que mi abuela, que era cariñosa y morriñenta, rezaba a la Virgen con pasión innecesaria buscando el sentido que ya había encontrado y yo, que seguiré leyendo noticias científicas intentando entender algo, debería hacer tiempo para cultivar más los afectos y recrearme en los buenos recuerdos.

172 comentarios

  • (La nostalgia aparatosa, qué acertada adjetivación la de Mantiño.

    Parto con alegria indisimulada a retozar entre aguas residuales y lodos de depuradora, he ahí la verdadera imprenta de la huella del humano.
    Tra lará lará)

  • Ayer cogí la alcachofa en la Carlos III y no la solté durante 2 horas. Hablé de lo bonito que está Madrid, de Gachó, de qué es tener talento y de la psiquiatría. Resulta fácil engatusar a la joven audiencia cuando tienes el privilegio de la experiencia. En realidad hice un ejercicio de nostalgia que me hizo disfrutar. Había una picarona que me distraía con sus mohines, pero estoy ya muy rodado y no me alteré.

  • Jorge Martínez Reverte es un señor que acusó al cenetista Amor Nuño de haber pergeñado las matanzas de Paracuellos. Mintió, tergiversó datos, ocultó otros y ahora se dedica a dar lecciones de historiografía.

  • 10 de abril de 2015 a las 09:32 Bremaneur
    Jorge Martínez Reverte es un señor que acusó al cenetista Amor Nuño de haber pergeñado las matanzas de Paracuellos. Mintió, tergiversó datos, ocultó otros y ahora se dedica a dar lecciones de historiografía.

    Confieso que me he mosqueado con «Mari Carmen», ¡Mari Carmen, le dice a la Iglesias!, ¡habrase visssto! Como cuando lo de «Manolo» de SG, que yo dije que no, que no, hombre, qué va. (JEJEJEM, cómo semos una servidora).

  • La nostalgia es la última posesión de lo que fuimos o de lo que ya se damos por perdido. Quien no la siente o es íntegro o carece de espalda.

  • MGauss: ¡acepciones!
    *nostalgia
    pena
    tristeza
    melancolía
    *añoranza
    morriña
    saudade
    soledad
    *pesar
    hipocondría
    aflicción
    angustia
    congoja
    pesadumbre
    desazón
    malestar
    disgusto
    *recuerdo
    memoria
    recordación
    evocación
    reminiscencia

  • 10 de abril de 2015 a las 11:54
    Bremaneur
    Diversidad métrica de la poesía de la guerra civil, por grupos políticos.

    Si esto no es un síntoma de enfermedad mental, que venga el Mono Burgos y lo vea.

  • Me ha hecho sentir nostalgia por un seminario al que asistí, optimistamente titulado “La nostalgia y sus remedios”.
    Los títulos de crédito de estos cursos casi siempre son de lo mejor que contienen:
    “La nostalgia es un sentimiento complejo que implica la renuncia del presente y la idealización de un pasado, evocado como la época dorada en la existencia de un individuo o de una colectividad. Ese edén remoto puede presentársenos definitivamente clausurado, es el caso de la infancia, o recuperable, si se trata del hogar o de la patria a la que se espera regresar. En los dos casos la realidad que se vive aquí y ahora palidece frente al mundo perdido, cuya lejanía, definitiva o provisional, nos entristece.
    Pero junto al anhelo que se orienta al pasado, otras fuerzas y tendencias reivindican la primacía del presente y del futuro. Reconocemos una vida de los instintos que reclama su satisfacción inmediata, y así mismo la eficacia del olvido que dispone al individuo para la grata recepción de ideas y empresas nuevas. Durante el curso examinaremos cómo esas fuerzas diversas proyectan el ánimo hacia el pasado, lo arraigan en el presente, o lo impulsan hacia el futuro.
    Aunque en el programa figuren varios literatos y algún cineasta, los temas se abordarán desde la filosofía. Por lo demás, y dejando a un lado los clásicos de la Antigüedad, el resto de obras citadas en el programa se hallan a medio camino entre el ensayo y la ficción. Se recomienda vivamente su lectura o relectura.

    1. Nostalgia y repetición.
    2. La irreversibilidad del tiempo.
    Kundera: La ignorancia.
    3. El regreso imaginario.
    Homero: La Odisea; Ovidio: Tristia; Kundera.
    4. Añoranza e instinto.
    Fellini: Il Casanova.
    5. La rueda de Ixión.
    Fellini, Schopenhauer.
    6. El encuentro.
    Spinoza, Kleist, Deleuze.
    7. Una vida en la inmanencia.
    Spinoza, Deleuze.
    8. Nostalgia y olvido.
    Nietzsche, Deleuze, R. Moreno.
    9. Los bajos fondos del alma.
    Dostoievski: Apuntes del subsuelo.
    10. La sinceridad.
    Dostoievski, Bellow: El hombre en suspenso.”
    Entre estas lecturas recuerdo al pobre Ovidio, cuyos lamentos daban pena y algo de grima: se le veía la intención de que el Emperador se apiadara.
    No se apiadó, y acabó sus días en el inhóspito destierro del Mar Negro.

  • 10 de abril de 2015 a las 12:30
    PERROANTONIO
    ¿Octosílabos/No octosílabos? ¿Y por qué ahí el corte? El octosílabo es el verso de la literatura popular, pero no sé para qué otro criterio puede servir.

    Romancero/No romancero.

  • El libro es curiosísimo. Y trae joyas como ésta. Agarraos, troncos.

    Que sueñe con estrellas y se llame Tractor

    ¡Escucha campesino!
    Cuando tu mujer tenga un hijo, no vaciles: llámale Tractor.
    Nuestro siglo comenzará cuando miles de ellos violen sus tierras.
    Y una estrella muy grande florezca en las espigas.
    Por el punto de mira de tus armas mecánicas se está asomando ahora.
    Abrázala muy fuerte.
    No vaciles.
    Cuando tu mujer haya parido al hijo, llámale Tractor.
    El hambre de tierra te partió los pulmones.
    De noche, sueñas con el fruto nacido en el «koljós».
    Y buscas el futuro luchando en la trinchera.
    Y sueñas.
    Y gritas.
    Y protestas.
    Y escribes en tus cartas: LA TIERRA AL CAMPESINO.

    ¡Escucha, campesino!
    Al hijo que ha nacido entre gritos de espoletas.
    Que ha marchado sobre un burro, cogiéndose a dos tetas.
    Al hijo amamantado por los agrios calostros del éxodo, llámale Tractor.
    Y no te engañes.
    Mira allá.
    Una estrella.
    Cógela.
    ¿Vacilas?
    Ponte en pie.
    Y mira.
    ¿La ves?
    Entonces extiende tus brazos sarmentosos bordados por los nervios.
    No vaciles, hermano, camarada…
    Venciendo el doblaje de tu espalda, cógela, poniéndote de pie.

    ¿Para qué sirve el arado romano?
    ¿Para labrar?
    Que le pregunten a los médicos rurales.
    Y miren en el registro de los cementerios pueblerinos.
    ¡Para enfermar!
    Arados romanos, no.
    Como el fascismo conducen a la tisis.
    ¡Tractores!
    Tu hijo, el hijo de octubre y de julio se llamará Tractor.
    Lo quieres tú.
    Y la madre que quiere tener los pechos y el cerebro llenos.

    Y yo.
    El hijo de ¡OCTUBRE! se llamará…
    Tractor.

    ¡Arriba, campesino!
    Sin gesto de cansancio que estorban en la marcha.
    Una tierra maldita nos parió.
    Dominémosla.
    Firmes.
    Serenos.
    Osados.
    Inquebrantables.
    Unidad en nuestros brazos, pensamientos y sueños.
    ¡Unidad!
    Campesinos y obreros, hoy soldados,
    Que la consigna cobre acentos en gritos y disparos.
    Que nadie la traicione sin castigo inmediato.
    Así el niño campesino, algún día, nuestro día, se llamará ¡TRACTOR!

    Luzbel,
    Julio de 1938

  • Los poemas contra Alberti de algunos anarquistas tampoco están mal:

    Alberti se fue de España,
    no sé cuándo volverá.
    Si la mi do re la mi do
    si la sol mi re do fa.
    (…) A. Agraz. “¡Ay, que se van los poetas!”, 1937

    Las híbridas carátulas, funámbulas,
    translúcidas, jocundas, frevilinas,
    carcajearon (diapasón abúlico)
    ante lo abundantoso de las rimas…
    Nobruzán, “Primer lapso. Manojo de rimas num 1 de la serie A (dedicado al eximio poeta modernoso Rafael Alberti)”, 1938

  • Desvelado el tercer secreto de Fanzinë.
    La próxima vez que entren en el blog y vean una entrada sobre lucha contra el crimen y su correspondiente ilustración, piensen en las matemáticas que están detrás de ella, es muy probable que lleven la firma de Stanley Osher premio Gauss de Matemáticas.
    (Leído en @materia_ciencia_today)

  • La pregunta que le hacen a la aspirante a Miss tiene trampa..cualquiera al que le hubiesen formulado dicha pregunta hubiese caído en el más absoluto de los ridículos.

  • (0)

    Llevando más allá el razonamiento, porque a ver quién me lo impide ahora que estoy embalado, si la muerte de Dios fuera consecuencia de una vida mejor y más larga, resultaría ser un efecto colateral del alcantarillado, el agua corriente y la limpieza y ventilación de las viviendas. Que a Dios no lo mató el filósofo, sino la cloración del agua, los hábitos de higiene personal y la desinfección de Pasteur.

    Pero embálese más entoavía hombre. Siga su razonamiento más allá.
    ¿Qué hay más higiénico que la electromecánica, que ni suda ni estornuda (como mucho coge polvo).
    En la evolución hiperhigienista tan bien explicada por ustë, primero ha caído Dios, luego caeremos los hombres.

  • (0)
    Sí hombre, aquí mucho equilibrio zen o cartujo.
    Yo en cambio soy incapaz de sentir esa nostalgia positiva. A mí se me llevan todos los demonios. Ni follo tanto ni tan variado como antes, ni soy tan guapo, ni… OOOOMMMMMMMH

    Y los jóvenes, ¡cony!, no soporto ni a los perros, ni a los niños, ni a los jóvenes, los tres babosos, bobos e hiperactivos. Cuando sea mayor quiero ser también un dechado de equilibrio y poder mirarlos con despreocupada ternura.

  • 10 de abril de 2015 a las 15:05 BONNIE
    La pregunta que le hacen a la aspirante a Miss tiene trampa..cualquiera al que le hubiesen formulado dicha pregunta hubiese caído en el más absoluto de los ridículos.

    Scarlett Johansson.

  • 10 de abril de 2015 a las 12:16
    MGAUSSAGE

    Mentiré: he leído enteras las 13 páginas del artículo de marras. A pesar de mis lecturas de Pinker no he podido evitar una sensación extraña al ver el aparato habitual de las publicaciones científicas (referencias, materiales y métodos, etc) aplicado a temas alejados de los que yo solía ver (ciencias biológicas, químicas) como son nostalgia, sentido.
    Pese a todo, parece construir ordenadamente una tesis sobre la nostalgia como remedio a la falta de sentido.
    And yet, a mí me suena como Guatemala y Guatepeor, o la sartén y el fuego.
    Lo que sí comparto es la sospecha de que la causa de la nostalgia -mirada de la mente hacia el pasado- está en el pavor insuperable que produce lo que aparece al fondo cuando esa mirada se dirige al futuro.

  • Adaptaciones, caeremos. Tanta desinfección de chupetes y biberones no ha de ser buena. Antes todos comidos por los mocos hasta los quince años y ahora a la mínima al médico. Se nos estará aflojando el sistema inmunológico, como poco. Y gracias.

  • MGauss, gracias por el artículo. He leído solo los planteamientos pero parece que el supuesto cachondo es el componente social de la nostalgia y de ahí es de donde van libando. Creo que me quedo con su escrito de usted y acepto la idea del refugio que prestan los buenos recuerdos: siempre es mejor eso que tirarte a la vía, lo que no quita para que la nostalgia sea al sentido lo que los pelmazos que cuentan chistes al humor.

  • Pues a mí me resulta ofensivo el título de la entrada de hoy y por supuesto las blasfemias gratuitas que aquí se gustan proclamar.
    Veo infantil pretender epatar con estas chorradas y con éstas anuncio mi despedida.
    A ciertas edades solo queda el HONOR, en especial si eres español y te has educado leyendo a Calderón. Me ajusto la gola y os digo, perillanes, que no os acompaño en este viaje que pretende humillar a los que creemos en el verdadero Dios y no hacemos dejación de los valores eternos.

  • (¿Eso lo dijiste ayer en tu clase magistral? ¿Que creías en el Dios verdadero? Lo rotundo hubiese sido que dijeras que crees en el Dios falso. Todavía andarían pegándole vueltas)
    (¿Y qué dijiste de mi? ¿Me pusiste de ejemplo o de caso clínico? Porque claro.)

  • Procuro, la vía del tren es un método poco recomendable para buscar el sentido. Si la nostalgia no le presta entonces el gato o el cognac. O, como apunta el Marqués, en casos muy graves, también dan refugio los valores eternos, Dios, Calderón o incluso Muñoz Seca.

  • A pesar de que es una delicia el modo que tiene Gauss de contar las cosas, quiero poner algún pero a su entrada.

    Cae por su propio peso semántico que lo que se piense que da sentido a la vida, si por ésta se entiende la vida presente, ha de ser cualquier cosa que no sea el presente. Para ese papel es un candidato tan válido lo que sucedió en el pasado como lo que sucederá en el futuro, la nostalgia como la esperanza.

    Que luego uno quiera poner unos límites a ese pasado, descartando la fe en una preexistencia feliz, o a ese futuro, negando que haya vida más allá de la muerte, son detalles que afectan poco a la regla semántica, de la que no se sale ni un milímetro el inglés de Gauss, y que no es otra que la que prohíbe que A pueda ser el sentido de A.

    Si el sentido hubiera que buscárselo a toda la vida -pasada, presente y futura- habría que olvidarse de que esa labor fuera a realizarla el contexto temporal de la vida, pues toda la vida y el contexto temporal de la vida son la misma cosa.

    Puestos a entender por metafísica, como conviene hacer, algo así como la cosificación de los juegos semánticos, metafísica es lo parece hacer ese inglés; una cosa muy natural en quien se pone a hablar del sentido de las cosas.

  • Esta noche ha dicho Mayor Oreja en la tele, enseñando de qué manera se puede luchar eficazmente contra el terrorismo islamista, que nuestra debilidad estriba en que pensamos que el dinero da la felicidad, lo que se debe -ha profundizado ya sin control- a que no vamos demasiado a misa.

  • Cuando habíamos alcanzado en Europa un consenso favorable a los valores ilustrados, vienen ahora los que, como Mayor Oreja, quieren cargarse esa unión enarbolando los del cristianismo. Así no hay forma de defendernos, como dirían ellos.

  • En la canción de los buzzcocks habla de nostalgia del futuro:
    I bet that you love me like I love you
    But I should know that gambling just don’t pay
    So I look up to the sky
    And I wonder what it’ll be like in days gone by
    As I sit and bathe in the wave of nostalgia for an age yet to come

    I always used to dream of the past
    But like they say yesterday never comes
    Sometimes there’s a song in my brain
    And I feel that my heart knows the refrain
    I guess it’s just the music that brings on nostalgia for an age yet to come

    Ah nostalgia for an age yet to come
    Nostalgia for an age yet to come

    About the future I only can reminisce
    For what I’ve had is what I’ll never get
    And although this may sound strange
    My future and my past are presently disarranged
    And I’m surfing on a wave of nostalgia for an age yet to come

    I look I only see what I don’t know
    All that was strong invincible is slain
    Takes more than sunshine to make everything fine
    And I feel like I’m trapped in the middle of time
    With this constant feeling of nostalgia for an age yet to come

    Ah nostalgia for an age yet to come

    About the future I only can reminisce
    For what I’ve had is what I’ll never get
    And although this may sound strange
    My future and my past are presently disarranged
    And I’m surfing on a wave of nostalgia for an age yet to come

    I look I only see what I don’t know
    All that was strong invincible is slain
    Takes more than sunshine to make everything fine
    And I feel like I’m caught in the middle of time
    And this constant feeling of nostalgia for an age yet to come

  • Gachó, te puse como ejemplo de que talento natural mas fuerte personalidad puede no ser igual a éxito profesional. Les hablé de que hace falta un sexto sentido para detectar a los depredadores, generalmente hombres, que frustran las carreras de los mas brillantes.

  • «Al hijo que ha nacido entre gritos de espoletas.
    Que ha marchado sobre un burro, cogiéndose a dos tetas.
    Al hijo amamantado por los agrios calostros del éxodo, llámale Tractor».

    No olvidéis jamás estos versos.

  • Me pregunto si todos ustedes ( Brema, Pi, Perroan, Gauss, Arcadi…), llevados por su fervor anticatólico gustarían destruir imágenes de vírgenes o santos. Quizás fantaseen con dar un golpe de efecto y destruir de nuevo el san Juanito en nombre del laicismo radical.

  • Me gustaría que todos ustedes den la razón, aunque para ello tengan que leerlo, a lo que digo en el artículo “La asignatura de Alternativa como Alternativa a la de Religión”. Viene en el último número de Claves.

  • (Perdona, Marqués, pero yo tuve éxito profesional, 14 rutilantes años de éxito profesional. Empecé desde el principio y llegué hasta superespecialista. Tuve reconocimientos dentro y fuera de la empresa, premios -traducidos en dinero, que es como se premia en la empresa privada- y sobrada y repetida consecución de objetivos. Que un mamarracho, liante, amigo del alcohol, putero, ladino y maleante, que fue traído desde el esporgue de otra multinacional para ocupar, incomprensiblemente, el puesto de gerente nacional de ventas aprovechase la cobarde coyuntura de un ERE (el tercero consecutivo de la compañía), para, por la espalda, deshacerse de mí sin tener que dar ninguna explicación, y que luego el mediocre mundo empresarial español -donde tengo comprobadísimo que la gente no busca la excelencia, sino cumplir con el expediente y respetar las leyes del mínimo esfuerzo- contrate a descafeinadas empresas de selección de personal donde mora lo más patético y psicópata de las barbies bajo el título de psicóloga o pedagoga para que les cubran plazas vacantes, no significa que yo no tenga éxito profesional ¿eh?. Hay mucho lechuguino y lechuguina paseándose por despachos y pasillos que no me llegarán jamás a la punta de mi zapato de desempeleada, ni a mí, ni a otros muchos que fuimos defenestrados en esa época negra, ni aunque los pariesen cien veces. Así es que, que sea la última vez que me pones de ejemplo de falta de éxito profesional. Tuve mucho éxito profesional yo, pero mucho mucho, y si no, pregunta a quien debas preguntar, porque me parece que no estás bien informado.
    La próxima vez les cuentas que los buenos profesionales no se rinden, y que cuando les echan de la profesión y les obligan a rehacerse o morir, aunque no abandonan jamás el instinto asesino que es realmente lo que mantiene viva a una persona en última instancia, intenta aprender siempre, y aquí nos ves, con varias dioptrias, muchos kilos, y unos cuantos años más, peleando con veinteañeros con cien veces más energía y preparación -sobre todo informática- que nosotros. Porque lo que yo sí tengo es una capacidad de trabajo que a algunos -incluido el mamarracho ese que es una vergüenza para la imagen de cualquier compañía- les parecía insultante.
    Lo cierto es que si un tipejo así llega a una compañía a un puesto de semiresponsabilidad -porque en la inmensidad de la multinacional, no es más que un testículo leproso de piojo- no tienes nada que hacer; asúmelo como un golpe de mala suerte, date por jodida, ya que tarde o temprano hará más daño que una pedregá y el ajusticiamiento, como la justicia, es ilegal.
    Ese tio no es un depredador, ese tio es un mierda -lleva fijo en ese puesto per secula seculorum, y le viene grande- y debería estar muerto.
    No tengo nada más que añadir.)

  • Marqués, por qué coño iba a destruir una figura religiosa el laicismo radical (que suscribo férvido y todo). Destruir figuras religiosas es o bien paganismo, o bien iconoclasia; por lo tanto, no tiene nada que ver con la laicidad.

  • Los nuevos partidos, la nueva política, la regeneración de España… Muy bien, chavales (y chavalas), ¿y dónde está en vuestros programas la protección de la bota y/o el porrón y su conversión en emblema nacional, ein?

  • 11 de abril de 2015 a las 11:37
    Gengis Kant
    Me gustaría que todos ustedes den la razón, aunque para ello tengan que leerlo, a lo que digo en el artículo “La asignatura de Alternativa como Alternativa a la de Religión”. Viene en el último número de Claves.

    Gengis, pero Claves no se puede leer aquí por la patilla. Resúmanos los doce folios en una frase corta, venga.

  • El relato de Gachó tiene puntos en común con mi historia, los celos profesionales fueron el detonante. En mi caso, al mierda le echaron al poco tiempo, por falta de ética y comportamiento inadecuado. En el juicio, quedó probado que había pergeñado una acusación falsa contra mí, pero ni siquiera eso sirvió para declarar nulo el despido. El juez argumentó que la empresa había actuado bien, primero al aceptar su informe, porque no tenían porqué dudar de su veracidad (aunque no fue contrastado con un peritaje independiente), y después al despedirle cuando se descubrió su comportamiento. Así que declaró mi despido improcedente, pero no nulo. Me pagaron la indemnización (entonces todavía regían los 45 días por año) y a otra cosa mariposa. Pero el daño moral y psicológico fue enorme, he tardado mucho tiempo en recuperarme y aún estoy lejos de mi situación anterior. En cuanto al mierda, espero que se pudra en el infierno (en vida, si es posible), y que le acompañen varios de los pusilánimes que no se decidieron a rectificar la enorme injusticia incluso cuando las cosas quedaron aclaradas. Coincido con Gacho en que las ganas de venganza son un motivo poderoso (entre otros) para mantener viva a una persona. Pero bueno, arrieros somos y puede que aún no esté todo dicho respecto al caso, la vida da muchas vueltas.

    Para terminar, Gachó, la empresa para la que trabajo ahora (soy una especie de mercenario), tiene una unidad de negocio de tratamiento de aguas, con centros en toda España, a la que también mis servicios. Por lo que escribe, creo que podría estar relacionado con su formación y conocimiento. Si cree que le puedo ayudar en su búsqueda de empleo, lo haré encantado. Y si quiere comentar formas retorcidas de venganza, también.

  • Por cierto Holmesss, voy a Barcelona el próximo martes, pero ida y vuelta en el día y con bastante tarea por hacer, me temo que las bravas del Tomás tendrán que esperar. Pero habrá otras ocasiones, lo del martes no es más que una avanzadilla para preparar el terreno, el “desembarco” definitivo se producirá tarde o temprano y entonces tendré que pasar algunos días allí. Ya le avisaré.

  • Decia un profesor de religión que Dios no necesita que le hagan imagenes, pero que los hombres necesitan las imagenes.
    A continuación Dos datos que no he contrastado, dada mi falta de profesionalidad:
    Los mandamientos, que en la biblia son distintos de los que nos han enseñado, dicen que hacer figuras de Dios es pecado, o algo así.
    A Azaña le encantaba que se quemaran iglesias, no sé si era laico o pagano.

  • Claudio, la fórmula catequética del primer mandamiento («Amarás a Dios sobre todas las cosas») se basa en Éxodo 20, 2-17, «[…] No habrá para ti otros dioses delante de mí. No te harás escultura ni imagen alguna ni de lo que hay arriba en los cielos, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra. No te postrarás ante ellas ni les darás culto».

  • Pese a la iracunda reacción de Gachó, a la que puse como ejemplo de alta capacitación, parece que mi relato coincide con muchos casos reales, el mío propio en algún momento. Es posible que yo tuviera mas suerte, o fuese mas hijoputa (va a ser eso) que Gachó o Zeppi, el caso es pude esquivarle y rematarle por la espalda.

  • (Muchísimas gracias Zeppi, en cuanto consiga la titulación -un par de meses-, tendrás noticias mías.)
    (Vale Marqués, lo he pillado, gracias por ponerme como ejemplo de alta capacitación -y cándida-)

  • 11 de abril de 2015 a las 13:56 PROCURO FIJARME
    «Siete maestros expedientados por los comentarios vejatorios sobre alumnos».
    Los comentarios, muy vejatorios, sí. Pero es que se trataba de una conversación PRIVADA. Las cosas que podemos echar por la boca en las conversaciones privadas, gracias a Dios, rediós. Me parece de pena.

    Por su propia esencia, es imposible el concepto de conversación privada en una red social.

  • No lo entiendo, Perro. No uso whatsap de ese pero creo que la única diferencia con una conversación espontánea es que su naturaleza electrónica deja un documento reproducible y por tanto imperecedero. Pero esos destinatarios ni requeridos ni confirmados como tales son espías, ellos son los delincuentes, no el que echa sapos y culebras con unos colegas. No sé, digo yo.

  • A ver, sólo es posible controlar una red creada en WhatsUp si tú eres el administrador. Si no es así, no sabes quienes forman parte de la red. Intentar mantener conversaciones “privadas” en un entorno público es de gilipollas.

  • En el judaísmo la prohibición de las imágenes se lleva a rajatabla. No verán jamás una Torá ilustrada con la imagen de Dios (y es rara la edición que contiene representaciones de los demás protagonistas del relato; servidora no ha visto nunca en ediciones judías del Tanaj una representación de Moisés, por ejemplo, una figura de la importancia de Cristo en el cristianismo). En las sinagogas no hay cuadros, esculturas ni vitrales. El judaísmo no dice nada sin embargo acerca de la utilización de imágenes que puedan hacer otras religiones. Es decir, es anicónico pero no iconoclasta. Sería inconcebible que un judío se dedicase a machacar a martillazos imágenes de divinidades o de santos; precisamente porque no se considera que puedan ser representación de lo sagrado.

    Hay dos derivaciones interesantes de esa toma de posición tan estricta respecto a las imágenes. La primera es respecto a la imagen humana, y en concreto la imagen de los muertos (la entrada en territorio sagrado). La prensa israelí, por ejemplo, jamás muestra las imágenes de los muertos en atentados (en contraste con la obscena exhibición de los cadáveres por parte de los árabes), y no sólo por recato moral. La segunda es más dudosa: hay quien sostiene que el aniconismo judío está relacionado con el fuerte desarrollo del pensamiento no visual en el Talmud y, en épocas más recientes, con la presencia importante de los judíos en las ciencias más abstractas. Pudiera ser, aunque creo han tenido más peso otros factores.

    En realidad yo quería comentar otra cosa, algo sobre la homogeinización de los contenidos en la prensa, pero me he liado.

  • Del artículo de El País que trae Procu, Perro:

    “…un grupo de WhatsApp que utilizaban los maestros para comunicarse entre ellos.”

    “La consejería conocía el contenido de las conversaciones desde principios de mes. Pero a Educación le generaba dudas que se pudiera utilizar un chat privado para tomar medidas disciplinarias. Por eso encargó un informe jurídico sobre esta cuestión. Sin embargo, antes de que hubiera unas conclusiones, una transcripción de las conversaciones de WhatsApp fue distribuida de forma anónima por todo el pueblo.”

  • No creo que la denuncia contra estos profesores gilipollas se haya producido porque el “estado policial” les estaba vigilando. Más bien parece que algún “compañero” ha guardado la conversación y la ha hecho pública.

  • Sí, es cuando se ha difundido por todo el pueblo cuando la Consejería ha dejado de esperar el informe jurídico sobre la prueba, me parece que es eso lo que dice el artículo. Porque, claro, ha sido un escandalazo. A veces en todo tipo de otras investigaciones se revela el contenido de correos electrónicos, mezclando lo que puede ser una información legítima con la materia de Salsa Rosa y el examen de la ropa interior. Y todos tenemos alguna experiencia personal. Escribes a uno o a cinco y después este uno o uno de cinco hace público ese correo en el que cometías una gravíscima falta de ortografía o se lo envía a la persona a la que estás poniendo a bajar de un burro. Tienes que saber que en materia escrituraria y humana te arriesgas a eso, pero es una violación de la confianza y distorsiona la naturaleza original de los mensajes emitidos. Me parece muy mal que llegue a utilizarse para acusarles de algo relativo a sus actuaciones profesionales, sean ellos gilipollas o no.

  • Entiendo que la estrategia de la defensa consista en disparar contra el mensajero, sea WhatsUp, el Estado Policial o los chivatos, pero la Consejería de Educación ha hecho lo que tiene que hacer, expedientar a unos profesores que insultan a sus alumnos y a sus padres. La distancia entre la cabeza y la boca es muy corta y de los prfesores se espera no sólo que sepan medirla, sino que enseñen a sus alumnos a hacerlo. Estos tipos han demostrado ser unos incompetentes en todos los sentidos.

  • Evan Spiegel se ha hecho de oro con su programa Snapchat que borra en 20 segundos los mensajes e imágenes enviados. Fomenta así, además de la lectura rápida, el que las imbecilidades duren más o menos lo que dura expresarlas.
    A ver si maduramos, o sea.

  • Sí, y que vigilen también los pensamientos, hasta los más remotos, nos ha joío. No estaban insultando a nadie en el sentido de acción que tiene insultar: eso requiere de alguna forma de presencia del insultado, y si la conversación se definía como privada estaba excluyéndoles.

  • Que no era privada. Dejó de serlo cuando uno de los integrantes del chat la hizo pública. Es posible que el chivato sintiera vergüenza de tratar con semejantes cabestros.

  • Creo que la clave está aquí: “Las docentes también se refieren a otro profesor, que las denunció por acoso y dejó el colegio”.

    Eran tan incompetentes que ni siquiera se dieron cuenta de que el acosado aún seguía formando parte del grupo de WhatsUp.

  • Pues está bien esto de la morriña y eso…pero no añoro nada de antes, y menos la priba y otras mierdas que me procuraron las arrugas y recuerdos de hoy. Quizás que no me duelan los hombros cuando cambia el tiempo, y ver sin gafas…

  • Mira, Pedro. Ya me he subido al pináculo de la idiotez, como dice mi madre, y cuanto más les llama tontos más quiero defenderles. ¿Y si esos cabestros eran de hecho unos sacrificados profesores y miles de horas de tiza, sufrimiento y dedicación docente se han ido a tomar por saco por unas frases, que además están sacadas de contexto? Se habrían ido igualmente solo con su difusión pública, eso es verdad. Pero por lo menos que la Consejería actúe respetando el derecho a la intimidad o similar, si es que existe. Decir algo cuando crees que es en privado es más parecido a pensar que a hacer.

  • Holmess, como la esperanza es incierta, quizá por eso hacen falta la nostalgia y, en el caso de los que rezan, los milagros; cosas del pasado que nos reafirman.

    A mi lo de romper cosas no me va nada. Soy más de guardar por si un día vuelven a servir para algo y por lo que en el pasado significaron. Y algo de eso tiene mi postura respecto de la religión. En mi mundo ideal las procesiones saldrían a su hora, con toda la pompa y emoción, pero todos los costaleros y el público serían ateos.

  • 11 de abril de 2015 a las 12:35
    PROCURO FIJARME
    Gengis, pero Claves no se puede leer aquí por la patilla. Resúmanos los doce folios en una frase corta, venga.

    Aunque sean dos.

  • Sólo les han expedientado, no crucificado. Son funcionarios, o sea que es más fácil que les toque la Primitiva a que les despidan.

    Yo he trabajado con chavales de fracaso escolar, en un centro de educación compensatoria, y he conocido a decenas de profesores dedicados a lo mismo. Jamás he oído a ningún compañero llamar subnormales a sus alumnos; ni a ellos ni a sus padres, ni siquiera en privado. Se habría considerado una falta de profesionalidad y no habrían renovado el contrato.

  • También es verdad que el grupo no era de amigos propiamente, sino «de profesores del centro», que no es lo mismo. (Estoy comenzando el descenso del mencionado pináculo, llamad a los helicóteros).

  • No creo, Gaussage. La Consejería les ha abierto expediente porque el asunto se ha filtrado a la opinión pública. Si no lo habrían arreglado con discreción. No han cometido ningún delito, pero lógicamente los padres se han sentido ofendidos. Supongo que resulta difícil confiar en unos profesores que te van llamando imbécil; digamos que es una quiebra de confianza profesional.

  • Es como cuando descubrimos que algunos políticos consideran que no estamos a la altura como votantes; que ellos tienen un programa que sería cojonudo en Dinamarca, pero no con esta panda de patanes. Que no digo yo que no haya una parte de verdad, pero dado que ellos están ahí para hacer política a partir de la realidad (o enseñar a las personas que les han tocado) o aceptan el juego o abandonan la partida.

  • Perro, lo del “estado policial” era mitad coña. Sin gracia, vale. Tendría su miga, dicho sea de paso, que aun siendo esto un lugar público, alguno de ustedes se dedicase a reproducir mis palabras en otros ámbitos para gritarle al mundo lo poco gracioso que soy o la mucha frivolidad con que me tomo estas cuestiones. También he trabajado en lo que usted. Me topé con una chica de 17 que ante un mapa mudo no era capaz de distinguir continentes de océanos, entre otras anomalías que me llevaron a decidir que aquello no era competencia mía sino de la psicóloga, de modo que a ella la derivé con toda la discreción de que fui capaz. Pero algunas risas sí me eché a costa del asunto, con mi pareja o mis íntimos. Entonces no había whatsapp ni probablemente -y esta es la mitad seria de lo del “estado policial”- el grado de imbecilidad ambiental de la actualidad. No me cabe duda de que de haber sucedido hoy y de haber salido a la luz esas privadísimas conversaciones, hubiese quedado señalado de por vida como obviamente le va a suceder a esos profesores. Por supuesto que los han crucificado. El expediente es lo de menos.

  • Es que si nos graban en la intimidad todos podemos resultar bastante impresentables, pero no implica necesariamente que seamos así en público. El problema va a ser qué hacer con ellos. Si no es sancionable por ser privado igual no pueden ni cambiarlas de instituto y efectivamente ahí no pueden quedarse por razones obvias.

  • Arcadi transcribe hoy un informe interesantísimo sobre la guerra civil. Abundan los testimonios sobre el salvajismo de las mujeres en aquellos años siniestros. Y que nadie se engañe: no eran solo las de izquierdas.

  • 11 de abril de 2015 a las 15:38
    Perroantonio
    (…) La Consejería de Educación ha hecho lo que tiene que hacer, expedientar a unos profesores que insultan a sus alumnos y a sus padres. La distancia entre la cabeza y la boca es muy corta (…)

    No y requetenó. Ya está bien de que delinca todo, cojones. Basta. ESO sí es un estado policial, y no las cámaras de video que nos ponen en la esquina. ESO es el verdadero estado policial: que cualquiera pueda denunciar a su vecino por lo que ha dicho. Justamente eso. Me cago en la madre de la vieja del visillo. Y en el legislador. Y en la madre del legislador, de paso.

  • Son dos cosas distintas, compadre. El efecto “policial” se produce cuando la denuncia llega a los medios de comunicación. No estamos en un “estado policial”, estamos en el puto “gran hermano” televisivo.

  • Yo resumiría a mi entera satisfacción el artículo del que hablé esta mañana diciendo que ha sido publicado en Claves. Como eso no les bastará ni a Procu ni a Gauss, añadiré que en él sostengo lo siguiente:

    No discuto, porque no quiero plantear ahora la necesidad de denunciar el último concordato hispanovaticano, que los centros financiados completa o parcialmente con dinero público, deban ofrecer catequesis católica dentro del horario escolar; lo que sí discuto es que el derecho de unos alumnos a recibir esa catequesis exija, para que sea pleno, mantener secuestrados en las aulas a sus compañeros impíos. Parece ser que hay que evitar por todos los medios que los que acudan a la clase de religión, a la vista de lo que harían sus compañeros si se pudieran ir de rositas, quieran huir del beneficio que se les concede.

    Denuncio la impostura que convierte dicho secuestro en una pantomima académica, como es la de estudiar -y examinarse de ello- de algo que el mismo que lo impone exige por otro lado que no sirva para nada; para nada que no sea, claro está, hacer las veces de alternativa de la propaganda religiosa, si bien el que urde esa impostura necesita convencer a los demás de que le viene muy bien al alumno que rehuye el mensaje celeste que estudie eso que el mismo que lo elogia no quiere que sirva para nada.

    Es falso que haya una materia que, por sí misma, tenga la relación de cara y cruz, haz y envés, que se nos quiere hacer creer que tiene la alternativa a la catequesis con la catequesis. Dicho de otro modo, lo que, con contenidos diferentes, viene recibiendo el nombre de alternativa a la religión será una alternativa académica, una casilla enfrentada a otra en los impresos de matriculación, pero no una alternativa real, sustantiva.

    Es comprensible, además de disparatado, que la militancia laicista se tome en serio las razones que da el contrario para justificar la importancia de la materia alternativa, y concluya que, si es tan importante, debe ser obligatoria. Esto dejaría a la catequesis en una soledad no deseada si no se las apañaran los gobiernos afines para encontrar otra materia alternativa cuya propagada importancia servirá al bando antirreligioso para amenazar con convertirla en obligatoria, y así hasta el fin de los tiempos. Ocurrió con la asignatura de Ética, que nació en época de UCD como alternativa a la religión y el PSOE convirtió en obligatoria, y ya quiere la izquierda que ocurra con la aún no inaugurada de Valores, que contempla la LOMCE.

    Todo lo anterior me hace estar en contra de cualquier alternativa a la religión, y de estarlo incluso cuando deja de ser una alternativa.

  • Más vale tarde: abducido por Koba the Dread. Aprendiendo en la wiki nombres eslavos y reencontrando a Grossman, Hitchens, Bulgakov,…

  • (Desconocía por completo la existencia de esto -¡desconozco por completo la existencia de tantas cosas!), y de que hubiera habido esa afición en Madrid)
    Ayer me llevaron a un casino. Me traje 9 euracos en la butxaca.Ya tengo pa tres semanas y tres días de cafés.
    Buenos días.

  • Buenos días. Anoche vi Searching for Sugar Man, la película sobre el cantante Sixto Rodríguez de la que nos habló Holmesss en «Incontables cielos». Es una extraña historia y conmovedora. Rodríguez pasó sin pena ni gloria en los EEUU pero en los primeros setenta llegó a Sudáfrica en el casete de una turista y arrasó, se hizo más famoso que Elvis, dicen, se convirtió en un icono generacional. Su leyenda no había dejado de crecer con el tiempo porque, envuelta su vida en el misterio, se le tenía por muerto, suicidado de un tiro o quemado a lo bonzo en un escenario. Sin embargo, al otro lado del mar y mientras tanto, él seguía vivo, hacía mucho que había abandonado aquella breve y frustrada carrera musical y, completamente ignorante del gran éxito remoto, trabajaba como siempre de albañil en Detroit. La pasión y la curiosidad de unos fans sudafricanos pusieron en contacto al gato de Schrödinger del éxito con el mismo felino del fracaso. Nada cambió mucho para Rodríguez sin embargo, pero la peli te hace participar de la naturaleza de la búsqueda, con mayúsculas, y habla también de los muchos azares, todo entre letras de Rodríguez. El tipo, además de buen cantante y compositor, algo entre Bob Dylan y José Feliciano, se presenta como entre sombras y ratificando, yo creo, el aristotélico y machadísimo aforísimo de que por muy grande que sea un hombre nada lo es más en él que el hecho de ser un hombre, y que un talento de plata no añade un ápice a la estatura de hombre… JOBAR, que no me acuerdo de las frases y además no sé cómo acabar.
    Y esta es la típica canción nostálgica:

  • Gengis, creo que le he entendido. Que el catecismo en la escuela es una mérida y que lo peor que se debe hacer es ennoblecerlo asignando a los alumnos presos en el hueco que deja un valor docente. (A que no era eso, qué te apuestas).

  • Visto esto la alternativa a la clase de Religión podría ser Historia de la Educación Sexual. Podría incluir ilustrativos capítulos didácticos:
    -¿Por qué los curas y obispos (incluido el de Roma) amariconan la voz?
    – “Dejad que los niños se acerquen a mí”. Confesiones de un sacerdote más turbado que arrepentido.
    – Contra natura. Formas de sacar al demonio del cuerpo (que ha entrado por el culo) mediante el uso del cilicio y el agua bendita.

  • Un tanto aburrido de que los periódicos publiquen las subnormalidades de los clérigos musulmanes e ignoren la rica floración patria de estupideces.

    Yo lo vengo diciendo hace tiempo: ignorémonos. Vosotros a vuestro rollito, sin tocar las narices, y nosotros hacemos que pasamos. Eso es tolerancia. Pero si empezáis a tocar los huevos, nos los tocaremos mutuamente. Por cierto, que acabo de estrenar el ramo de laurel del domingo pasado; las alubias huelen divinamente.

  • Estoy de acuerdo con Gengis en que hay una absurda presión para que exista una alternativa a la religión, algo que sólo se explica por dejarla, de facto, convertida en una especie de actividad extraescolar, y esa dinámica implica que la alternativa sea igual de poco relevante en el currículum y las notas que la religión, porque supondría, en caso contrario, discriminación para los “alternativos”.

  • Cuando se publicó el documental Sugarman Gregorio Morán lo clavó con su característica mala leche. Vino a decir ( yo prefiero los circunloquios ) que el agente artístico de Rodríguez no anduvo en su día muy acertado en la selección de la consultoría de branding&marketing.

  • Procu, al menos la formación religiosa de los críos, con sus historias más o menos delirantes, sus recitados de oraciones, sus escenas sagradas, sus ejemplos y moralejas, es algo que se ajusta a la imaginación de los alumnos a los que se ofrece. La de ética, o la de teoría del hecho religioso, o similares, con sus inevitables fragosidades conceptuales, no. Por eso la alternativa a la catequesis es más absurda que la propia catequesis desde un punto de vista psicopedagógico.

    La diferencia es tanta que, bajo determinadas condiciones, como la de ser creyente y en un local de creyentes, es comprensible que haya críos sometidos a la predicación religiosa. Que se les intente explicar a criaturas de la misma edad siquiera los rudimentos teóricos de las posibles alternativas no lo es bajo ninguna condición.

  • Gauss, la presión a favor de la existencia de la alternativa, siendo absurda desde un punto de vista teórico, obedece a una astucia práctica Esa astucia es la del episcopado que sabe muy bien que los que aceptan la catequesis para sus hijos lo hacen más por inercia cultural que por un convencimiento entusiasta. Piense en que a algún profesor de religión le diera por ser un hueso capaz de hacer repetir curso, y vería la magnitud de las protestas de los mismos que hablan de la importancia extraordinaria de que sus hijos reciban ese don divino. Religión sí, siempre que no joda, piensan.

    Que el ínfimo prestigio académico de la alternativa contamine a la religión no obedece a una estrategia laicista. Es la propia Iglesia la que no se atreve a sacar a su asignatura a competir con las prestigiosas, porque sabe que perdería esa batalla. Por esto necesita la compañía, cuando toca jugar a la optatividad, de otra materia -podrían ser otras- irrelevante. Prueba de su irrelevancia es que nadie pensó en ella antes de que la otra se pusiera a buscar pareja.

    El resultado de todo ello es esa rara combinación de pretendida centralidad académica y palpable extraescolaridad, tan bien obesrvada por usted, que define a la religión dentro de las aulas.

  • Perro, la catequesis católica puede coexistir con otras catequesis, pero la catequesis, sin más precisiones, no tiene ninguna alternativa propiamente dicha. Con otras palabras:

    “Queda por ver si hay, aunque nadie la haya encontrado, una alternativa verdadera a la Religión. Por lo pronto me lleva a desconfiar de esa hipótesis la costumbre que tienen las cosas de no poseer contrarios. La música no es, intrínsecamente hablando, una alternativa a ninguna otra cosa; no se opone a nada. De la geología cabe decir lo mismo, y otro tanto de la literatura, la trigonometría, el tráfico, etcétera. Ninguna de ellas es alternativa a nada porque las cosas, no importa si se trata de un bien inmueble, un diablo, un cumpleaños, una quimera, el pueblo azteca, no tienen contrarios (aunque sí pueden tener enemigos). En esa falta se distinguen de sus cualidades y estados. Sólo hay algo que se opone a una cosa: su inexistencia.

    ¿Y qué es lo que, acaso por ser su opuesto natural, se podría poner en lugar de la catequesis católica? Otras catequesis, pensarán los partidarios de equiparar con el catolicismo los credos religiosos que gozan de cierto arraigo social. Esto resolvería el problema de sus creyentes, pero no el de los que ni creen ni quieren creer.

    Que estudien Ateísmo, responderán algunos. No puede ser porque la propia naturaleza doctrinal de un temario ateo, al margen de lo que tenga el ateísmo de forma de vida, lo incapacita como materia de estudio alternativo a la historia sagrada, la cual no se limita, ni mucho menos, a ensayar pruebas de que Dios existe, susceptibles de ser refutadas en la clase de enfrente.

    ¿Y una catequesis de ateísmo vital, que pudiera hacer frente a la religiosidad vivida y no sólo estudiada? Su calidad negativa la hace inviable, del mismo modo que no se estudia Antiastrología sino una determinada Astronomía.

    No se le dé más vueltas, la única alternativa a estudiar Religión es no estudiar Religión.”

  • 12 de abril de 2015 a las 17:37
    marquesdecubaslibres

    ***
    Yo ya la di hace unos días, Marqués

    Rab Gengis, 10/10.

  • Gengis, vuelvo a estar de acuerdo con Vd.
    Aunque en realidad todas las ciencias, excepto las matemáticas, se oponen a la religión si ésta es tomada en serio, no hay una asignatura que sirva como conocimiento alternativo.
    Si se incluye algo en el currículo ha de ser porque se estima que reúne méritos para estar ahí. Eso llevaría a que les fuera exigible tanto a los que cursan la alternativa como a los que cursan religión, y se entra en un bucle del que sólo se sale vaciando de contenido una asignatura.

  • En lo de Arcadi, el artículo de Verónica Puertollano, que en realidad trata sobre lo delirante del hecho religioso moderno y su desagradable estética.
    Creo que eso que llama jazzhands en realidad es el modo de aplaudir de los sordomudos. Si tratas con un grupo de chiquillos es muy útil converncerlos de que mola aplaudir de forma acústicamente no agresiva.

  • Yo entiendo a esos profesores, no me extraña que digan esas cosas de los padres y de los niños. Acabo de recibir una convocatoria de quedada después de la graduación ..¡¡DE TERCERO DE INFANTIL!!! Para hacer un regalo y quedar con la cuchipandi..yo he declinado la asistencia..pero sigo recibiendo los correos de las madrassas….es que cogería el lanzallamas y no dejaba ninguna

  • Tiene toda la razón, Gengis. De pe a pa.

    Yo debo confesar —perdóneme, Padre— que me gustaba la asignatura de Historia Sagrada que me contaban (nunca mejor dicho) en la escuela pública en donde fui desasnado.

    También he de admitir que, aunque mi fe ya estaba quebrada a la tierna edad de catorce años, me dio la puntilla aquel sacerdote que, con clerimán, se empeñó en recristianarnos en FP. El buen hombre, a quien crucificamos reiteradas veces con bromas soeces, demostró tener mucha más cintura que muchos de los profesores que se las pasaron putas con el tristemente famoso Grupo E (Electrónicos; a todos los efectos tan salvajes como los Carniceros de Tom Sharpe, pero bastante más sofisticados a la hora de putear al profesorado). El hombre tuvo la divertida ocurrencia de considerar la clase de Religión como una asignatura real, con lecciones, enseñanza memorizable y exámenes. Nos produjo gran estupor suspender un examen en donde se nos preguntaba por virtudes teologales y morales y por cosas del alma, a nuestro entender aún más indescifrables que el comportamiento de los electrones. Al final, después de suspendernos metódicamente todas las evaluaciones, tuvo un gesto de hondo cristianismo y nos perdonó, digo aprobó.

  • Gengis: Hablar de religión sí, siempre que no joda.
    No sé, frente a tanto circunloquio, porque no ha comenzado negando la mayor. En un constituyente estado aconfesional (que tendría que ser laico de toda laicidad) NO tiene que haber enseñanza pública gratuita (ni ‘concertada’) de ninguna religión, que puede no obstante circunscribirse al ámbito privado o semiprivado (las ‘iglesias’). (El concordato es preconstitucional). No es constitucional tener una asignatura curricular de religión, y punto. Por tanto no procede su alternativa.
    En otro orden de cosas, en el franquismo, no se nos daba ‘religión’, se nos metía ‘historia sagrada’ incluso con ‘sangre’ (yo he tenido un cura que aparte de las hostias que nos daba los domingos, los días de clase se quitaba el anillo y repartía ostias (de las otras) a los que no se sabían la lección puestos en fila y eso que el colegio no era religioso). Como alternativa, el régimen tenía la vergüenza torera de cambiarla en Preu por ‘sociología’ (que la daban los curas menos trabucaires) ya que la ‘ética’ estaba incluida en la asignatura de filosofía de 6º (impartida por laicos).

  • La constitución española está vigente desde el día 29 de diciembre de 1978, fecha en que fue publicada en el BOE. Cuando hablamos del famoso Concordato nos solemos referir al “Acuerdo sobre Enseñanza y Asuntos Culturales” firmado entre el Estado Español y la Iglesia Católica (hay más acuerdos y, naturalmente, acuerdos con prácticamente todos los gobiernos del mundo, salvo los que no mantienen relaciones diplomáticas con el Vaticano) el 3 de enero de 1979, o sea, cinco días después de que estuviera vigente la Constitución. Es por tanto un acuerdo “constitucional”.

    Por lo demás, la Constitución Española, en su Capítulo II. Derechos y libertades, Sección I. De los derechos fundamentales y de las libertades públicas, dice:
    3. Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.

    Es decir, que la Constitución sí faculta al Estado Español a llegar a los acuerdos que considere oportunos con la Iglesia.

    Otra cosa es que nos gusten o no.

  • Perro: El concordato es el Concordato, de 1953. El Concordato continúa en vigor, ni ha sido legalmente revocado ni existe su derogación formal por la firma de un nuevo concordato. La legitimidad del Gobierno de Suárez para llegar a acuerdos con un Estado extranjero era, en aquel momento, más que dudosa.
    Amén.

  • Bonnie, reunión de maes en patio comiéndose la merienda de sus gozquecillos.
    Mi hijo fue a una escuela pequeña de pueblo y era uno de los tres críos, de los veinticinco de su aula, que iban a no religión. Por allí les tenían vagando como sonámbulos en un frenopático por no alternativizar, los mis pobres. Cuando pasó el curso de la Primera Comunión, a eso de los nueve o diez años, desapuntaron de religión a más de la mitad. Yo les preguntaba a las madres en el patio: «Por lo menos los llevaréis a misa los domingos, ¿no?». Qué va, no los llevaban. Si tampoco iban ellos. Menuda mierda de católicos, de verdad.

  • 12 de abril de 2015 a las 19:32
    PERROANTONIO
    (Electrónicos; a todos los efectos tan salvajes como los Carniceros de Tom Sharpe, pero bastante más sofisticados a la hora de putear al profesorado).

    Creo que la escena que más me ha hecho reír leyendo un libro es aquella del libro de Tom Sharpe donde uno de los policías sale apesadumbrado después de interrogar a Wilt y le dice a otro: Carne Uno. Inolvidable.

  • DIARIO RUSTIC
    Se me ponen farrucos dos moros en el tranvía. La chavala a la que molestaban se defendió bien, pero logré que la tomaran conmigo y la dejaran en paz.
    En el parque una española le dice a gritos a una alemana «Te quiero que me cago» y luego se explica: muac, muac mientras le manda un beso llevándose la mano a la boca, primero; luego, se pone en cuclillas y dice: ppprrrffftttscchchhh. No es la primera vez que observo comportamientos semejantes en las antiguas nínfulas garcilasianas. La española se nos ha vuelto soez, escatológica, ordinaria, sucia.
    En casa de J. conozco a Pia y Charlotte. Me devuelven la fe en la humanidad. En la humanidad hembra.
    Se me cruza un zorro herido camino de casa. No puedo sacarle una foto.

  • Nones, Sr. Verle: Sollemnibus Conventionibus inter Apostolicam Sedem et Nationem Hispanam ratis habitis, die IV mensis Decembris anno MCMLXXIX, Matriti Instrumenta Ratihabitationis accepta et reddita sunt; a quo die Conventiones vigere coeperunt.

  • Antes de enseñar algo habría que confirmar que es verdad. Para los católicos la verdad está en la biblia, pero recomiendan no leerla, porque puede llevar a confusión. Los protestantes dicen que no te fies del papa y que leas la biblia por ti mismo. A mí esto me parece una diferencia brutal.
    Y si comparamos con el induísmo politeísta.
    Y si resulta que los ateos están en la verdad.
    A mí me parece que en clase de religión se deberían estudiar todas las religiones incluyendo el ateísmo desde el escepticismo.
    Y de sustituirla por otra asignatura, la antropología.

  • En cualquier caso se debe estudiar que los ateos tienen que ser respetados. Yo estudié en in colegio de curas y nadie se atrevía a decir que era ateo. En filosofía lo unico que saqué en claro de Nietzhe es que era un enfermo mental.

  • Yo de verdad no acabo de entender. Yo pasé el sarampión, la mili y el colegio de jesuitas. Parece que aun se rascan el sarampión.

  • Ya escribí una vez que yo prefiero que enseñen a los asnos los diez mandamientos. Luego si leen que se conviertan en ateos o en agnósticos, pero si no leen, mejor que estén ahormados con el decálogo básico en lugar de sólo con la televisión.

  • A efectos prácticos resulta indiferente que la gente crea o no crea; el número de malvados o delincuentes va a ser el mismo. La religión o la enseñanza de una alternativa de ética, o moral o lo que sea no va a aumentar el número de buenas personas. No debe ser obligatoria la religión por razones obvias y no debe tener alternativa, porque es promocionarla indirectamente. Ahora, en un país en el que la religión contó tanto en su historia, plagado de iglesias, arte y música sacra, donde hasta hace 10 años todos los nombres propios eran del santoral, la mitad de la literatura está absolutamente imbuída de catolicismo, las fiestas son Semana Santa, san Fermín, Navidad, los valores que compartimos con el resto de Occidente vienen de la religión ya sea por evolución o por oposición… Mi postura es que hay que exponerse a la religión católica, pasar por ella procurando que no sea traumático y luego, con absoluta normalidad, largarse. Saber de dónde vienes para poder irte.