Crimen en Haut-Koenigsbourg (y II)

Por Jesús María Gómez Camuñas.

Mi pobre e infortunado amigo:

Reconozco que he terminado de leer su delirante misiva con los ojos anegados en lágrimas y el alma partida en mil pedazos. Si bien puedo comprender que toda una carrera preñada de fracasos e ilusiones truncadas en el terreno literario haya terminado por minarle la razón y alterar su percepción de la realidad, no es menos cierto que estaba lejos de imaginar que mi obra de caridad para con su persona (honrar su novelita con mi prólogo) iba a ser recibida con semejante desprecio por su parte.

No pretendo hurgar en la herida de su particular descenso psicológico a los infiernos ni otorgarme atribuciones que en todo caso serían (son) competencia de algún psiquiatra, trabajador social, religioso o chamán; sin embargo, hay unos puntos en su carta que, como amigo y caballero, no puedo pasar por alto sin una respuesta, aunque ésta sea redactada a vuelapluma y tenga que contener la rabia y la tristeza que me embargan a cada línea.

Es verdad que, como dice, figuro en la enciclopedia de autores malditos que ha citado; pero no porque yo mismo sea maldito. La razón de mi inclusión en ella hay que buscarla simplemente en una acalorada discusión acerca de la estatura de Schopenhauer que sostuve con el autor de la misma en el curso de una de aquellas legendarias tertulias literarias que se celebraban en el bar La Ponderosa de Cambrils a principios de los noventa, discusión que, con total certeza, habría desembocado en sangriento duelo de no haber tenido programada para esa misma tarde una visita con mi callista.

La venganza de ese infame cobarde fue incluirme injustamente en su rol de fracasados.

Escritores

Empero, si usted conociera la palabra “decencia” no se habría olvidado de mencionar que en la página dos mil veintisiete del mismo volumen (¡sí, ja ja, el otro ejemplar que se vendió de la enciclopedia lo adquirí yo!) es posible encontrar un capítulo dedicado al padre del inspector Mc Loma, y no en términos, precisamente, muy elogiosos. Leo:

[…] (a) Rufus W. Mc Allister, (a) Rolando Rigoletti, (a) Anita de los Llanos i Collserola fue conocido en sus inicios en los círculos literarios como Mr. Pollazos o el Marcial Lafuente Estefanía del porno, siendo sus obras menos irrelevantes en este oscuro período, Cariño, he agrandado mi tranca, ¡Qué bien me lo paso follando! y Doce Zorras sin Piedad.

¿Qué bien me lo paso follando? ¡Pero qué calladito se tenía que era usted el autor de esa joya, tunante…! En fin, sigo leyendo:

Ya con su verdadero nombre, y con el intelecto mermado por la bebida, las continuas infidelidades de su esposa y su adicción a los optalidones, alumbró a Ricardo Mc Loma, el bufo personaje de El Asesino de Odontólogos y varias obras más cuyos títulos no merecen ni ser citados […] cruce contranatura entre Hércules Poirot, Anacleto Agente Secreto y Louis de Funès interpretando a Juve, el policía de Fantomas.

Esto es todo con respecto a sus insultos. En lo que respecta a mi prólogo, amigo mío, renuncio a defender mis opiniones. Dejemos que su novela hable por sí misma, concretamente abrámosla por el capital (e impagable a todas luces) capítulo en el que la baronesa es detenida al fin acusada de asesinar a Lord Mortadelo Tisdale-Burton. Leo:

Del mismo modo que la brisa estival arrastra el perfume de aquellas delicadas prímulas bendecidas por el rocío de la mañana, desde la posición que ocupaban los detectives en el salón de armas del Château de Haut-Koenigsbourg podía aspirarse el aroma que despedía la excitada baronesa al frotar a toda velocidad su vulva, tras comprobar que las evidencias criminales se amontonaban en su contra. Con el vestido color púrpura de Ellie Saab subido a la altura de las rodillas y sus dedos acariciando con pericia el humeante clítoris, la bella asesina se asemejaba más que nunca a una embaucadora orquídea que desafiara a que los dos sabuesos, en lugar de detenerla, la polinizaran.

Ridículo, ¿verdad? Pues la ha escrito usted solito.

Mc Loma la observaba impasible. Sin embargo, el hecho de que en lugar de su habitual bombín fuera tocado con un paragüero de bronce, le hizo pensar al subinspector Caspolini —quien, en un estado muy próximo a la catatonia, todavía sujetaba en sus trémulas manos las braguitas de encaje que la mujer se arrancó desesperada cuando le leyeron sus derechos que quizá esta innovadora manera de confesar un crimen por parte de una sospechosa había perturbado al mundialmente famoso sabueso más de lo que su amigo estaría dispuesto a reconocer jamás.

Creo que no será necesario más dolor. Seré piadoso y cerraré aquí su “libro”. Seré más piadoso todavía y concluiré aquí mi respuesta a sus gratuitas provocaciones. Algún día, espero que no muy lejano, me agradecerá esta cura de humildad.

Rezando por su restablecimiento o por lo menos algún remedio paliativo para esta descorazonadora muerte psíquica y espiritual que padece, reciba un entrañable y sincero abrazo.

P.S. Casi lo olvido: en cuanto a su prólogo para mi libro, no puedo más que concederle un diez. Un diez escrito en números romanos, esto es, una equis tan enorme como con las que he tachado sus ridículas cuartillas antes de arrojarlas a la basura. No necesito prólogo. Las grandes obras ésta, mi buen amigo, le garantizo que lo es se prologan solas a sí mismas.

P.P.S. ¿Quedamos la semana que viene donde siempre?

235 comentarios

  • P.P.S. ¿Quedamos la semana que viene donde siempre?
    ***
    Este final me ha recordado uno de los textos más divertidos que he leído nunca: «Contra los bermejos», de Francisco de Cascales. Un día lo tendré que transcribir para subirlo a mi blog.

  • Jiménez Losantos estuvo muy divertido el otro día al hablar de la mariscada en el Caribe que se pimplaron unos sindicalistas patrios. La factura, al parecer, estaba clasificada dentro de los “imprevistos”. Venía a decir FJL: claro, pensaban que iban a un pueblo del interior y resulta que les llevaron a uno de la costa, y una vez allí dijeron, hombre, si aquí hay puerto habrá marisco… No se lo esperaban.

  • Tendencias en imanes. (Imanes FNAC para gente con estilo)

    “Todos los frigoríficos felices se parecen entre sí; los infelices son desgraciados cada uno a su propia manera”.

    “Aujourd’hui, maman est morte. Ou peut-être hier, je ne sais pas. Lo que es seguro es que hay algo muy muerto en esta nevera”.

    “Vine a Comala porque me dijeron que acá mi padre tenía uno no frost”.

  • Acabo de terminar la lectura de Crimen en Haut-Koenisbourg, de Jesús María Gómez Camuñas, en la versión magníficamente traducida por J.A. Montano. Pese a su corta extensión – y ahora no me refiero a ninguna parte en concreto de la anatomía de Montano, sino al relato de Gómez -, no es una lectura rápida, ya que su esqueleto sintáctico lastra el ritmo de la narración. No se desanime el lector: la obra mejora en la segunda entrega. Su estilo indudablemente woddyalleniano alcanza por fin el tono, va arrancándonos sonrisas cada vez más sinceras y logra finalmente ponernos de su lado.

    Excelente final.

  • Gran crítica, Funes: hasta el gran Montano estará de acuerdo.
    Si hay que optar entre prologado y prologuista, me decanto por el primero.

  • Delicioso, delirante y delimitado. No sé cómo lo hace, pero siempre consigue ponerme cachonda.
    ———————
    (Dicho esto, aquí “La razón de mi inclusión en ella hay que buscarla simplemente en una acalorada discusión acerca de la estatura de Schopenhauer que sostuve con el autor de la misma en el curso de una de aquellas legendarias tertulias..” ¿De qué misma?: ¿De la discusión?; ¿De la estatura de Schopenhauer?)

  • El autor de la enciclopedia, Gacho, supongo. Parece que la escribió el prologado y se vendieron dos ejemplares.
    Me gusta su florida escritura epistolar, Camuñas. Y, a deshora, hay quien se quita el sombrero con Proxuey.

  • Me advierte la Dirección de que todas las frases para imanes de nevera que donan generosamente pasarán a formar parte de la colección de imanes ÇhøpSuëy que se regalará con el próximo numero. El equipo de Ilustración ya está trabajando en la colección. Pero sólo seleccionaremos las muy buenas y divertidas.

  • CONVOCATORIA
    CONCURSO MUNDIAL PARA IMANES DE NEVERA ÇhøpSuëy FANZINE ON THE ROCKS
    Ayer en el Facebook, Perroantonio y el Camarada Sergei se conjuraron para crear una colección de imanes de nevera para la revista ÇhøpSuëy. En vista del agudo ingenio de las señoritas lectoras y de los señores lectores, se les invita a participar depositando en estas mismas páginas el texto para los imanes.

    BASES
    1. El texto original deberá pertenecer a una obra reconocida y de prestigio.
    2. El texto deberá estar ligeramente modificado en función de su uso: la nevera.
    3. El texto deberá ser breve, a ser posible, muy breve.
    4. Los textos deberán depositarse como comentarios en estas mismas páginas. Si no vienen acompañados de nombre y dos apellidos, dirección postal, teléfono y número de identificación fiscal se entiende que los participantes renuncian a participar en el sorteo de un auténtico imán para nevera EXCLUSIVA FNAC de “El hombre rebelde” de Camús.
    4. Todos los textos se incorporarán a la colección “Imanes de nevera de ÇhøpSuëy FANZINE ON THE ROCKS” y serán difundidos en el blog, Facebook, Twitter y Flickr de ÇhøpSuëy.

    PREMIOS
    Todos los seleccionados que cumplan las bases participarán en el sorteo del imán de nevera anteriormente descrito. La señorita Bellpuig [es decir, yo] entregará el premio y besará cariñosamente a todos los seleccionados.

  • A los que han cuestionado mi sintaxis les aclararé -y comprendan que no entre al trapo en el asunto- que la Sra. Bellpuig bebe. Y que bebe mucho, sobre todo en horario laboral.

    No digo más.

  • Bueno, era obvia:

    Una olla de algo más chopsuey que carnero (y algún rollito de añadidura los domingos) consumían las tres partes de su nevera.

  • Miré los muros de la nevera mía,
    si un tiempo fríos ya descongelados,
    de la carrera de la edad cansados
    por quien caduca ya su garantía.

  • Se recuerda a las señoritas lectoras y de los señores lectores que sólo pueden acceder con un nombre de usuario y contraseña. A ver si nos aclaramos ya de una vez. [¡Cullons!]

  • bolaño 20 de nov de 2013 15:44
    Aquí se pueden ubicar (tal vez ya lo conozcan). Menda equidista del PP, del PSOE y del P.Liberal: tibio y gris.

    Qué bueno, el test. Aunque es un poco tramposete con las preguntas, clava el resultado. Lo comparto.

  • FUERA DE CONCURSO

    En un lugar de la nevera, de cuyo rincón no quiero acordarme, no ha mucho tiempo fermentaba un puré de coles de Bruxelles de los densos sin patata, hongos fétidos y hasta hombrecillos lisérgicos que me saludaban por las mañanas: Camarada Sergei, la leche está agria, en los huevos hay pollos muertos, esa masa informe y gelatinosa fue antaño un cogollo de Tudela, en los champiñones vive David el Gnomo de okupa y esto que apesta es un lomo de cerdo descongelado hace un mes, así que échate una novia o algo. A lo que yo respondía arrascándome la chorra por debajo’l pantalón: habrá que secuestrala.

  • Bolaño, gracias por traer el test. Estoy de acuerdo con Perroan, hay alguna trampilla, pero es orientativo.

    Siempre me han tomado por facha, aunque según ese test soy de izquierdas, pero poco. Y es lo que siempre he pensado de maiself.

  • Acabo de perder la fe en el señor Wert. Hasta el último segundo, y de rebote, no ha sabido si los futuros economistas deben dar los dos años del Bachillerato Matemáticas en calidad de asignatura troncal, con el correspondiente horario generoso, o ninguno de los dos; tampoco ha sabido hasta ahora, e igualmente de rebote, si deben tener esa asignatura, con todos los privilegios de la troncalidad, dos años o ninguno los bachilleres que quieran hacer Filología. No es un matiz, desde luego. Estamos hablando del currículo académico. Si el ministro no tenía claro qué es lo que hay que estudiar, ¿a qué se metió en reformas? La apuesta por la excelencia sí la tenía clara, pero ahora veo que se trataba de una excelencia en no sabía qué.

  • Y porqué no hacemos también un concursito sobre cuáles son los mejores álbumes modelnos de los últimos 50 años.
    Ahí va el primer voto: “Talco y bronce” de Manzanita. (guan poin)
    De premio una mamada de la miss, previo rasurado de los pelazos de su bigote.

  • Por desavenencias con mi conyuja no seguí desde los inicios la serie Breaking Bad, pese a tener idea de que iba a ser buena.
    ¿Alguna de las eminencias presentes podría confirmarme que vale la pena el esfuerzo de hacerse con las primeras temporadas para así verla enterita?

    (No soy yo de engancharme a la mitad o de entrar a la ópera ya empezada)

  • Giménez Caballero cantaba en Vértice: «Amigos, dejadme cantar la berza». Así la canto yo. La de la semana pasada fue histórica y la de hoy espero que sea más comedida pero en cualquier caso de mayor belleza.

  • No es por desanimar a las señoritas y señores concursantes, pero por ahora, y con cierta ventaja, destacan la señorita GaChò y el señor Funes (aunque este valiéndose del camino abierto por Proc):

    gachoinlowercase 20 de nov de 2013 15:21
    Escribir, por ejemplo: “La leche es desnatada, y tiritan, yogures, los flanes a lo lejos”

    Funes 20 de nov de 2013 10:42
    “Vine a Comala porque la nevera de mis padres parecía un páramo”

  • PRÁCTICAS DE NOSUBJETIVIDAD&DIATESIS
    Hay gente que dedica tardes de asueto a aprovechar las presuntas enseñanzas aquí obtenidas.
    Son así solicitados en librerías de prestigio libros citados por Proc, como Poética del espacio, para que un librero circunspecto informe que estará disponible, previo encargo, en un plazo de seis meses, una vez cruzado el Atlántico desde puertos mejicanos.
    De la misma forma se suceden excursiones a los mejores Despachos de Vinos locales, solicitando Comenge, La Planta de Arzuaga, o Yves Leccia, y obteniendo desoladas denegaciones, acompañadas de sugerencias como “Tengo Comando G, si quiere”.
    Surge así las sospecha de que esas recomendaciones aquí publicadas sean apenas una tomadura de pelo orquestada con bribones afines que dicen haber encontrado el producto en la tienda de la esquina.
    Por un blog en paz:
    PÓNGASE FIN A LAS RECOMENDACIONES FUL SIN GARANTIA DE ABASTECIMIENTO RAZONABLEMENTE PRÓXIMO O INFORMACION FIABLE AL RESPECTO.

  • Adapts, estoy en el final de la primera temporada de Breaking Bad, y le doy un 7. Grandes altibajos de calidad entre episodios, and yet.
    Además obtengo la excusa para llegar en metro a barrios tan lejanos e imposibles que no oso ir en escúter, y así profundizar en mis trabajos antropológicos. Todo ello para hacerme en préstamo con unos tristes DVD en las bibliotecas allí ubicadas.

  • Espatarrados os quedaríais si supierais que yo tuve noticias de Escohotado, hace 25 años: un capullo redomado en la intimidad, un picha floja, un enshanté de haberse conocido. ¡Ay cómo deslumbran los neones!
    ————————————
    bremaneur 20 de nov de 2013 17:32

    “No entiendo los rituales de apareamiento que algunas se gastan por aquí.”

    Y por eso no tienes novia que te cueza el lomo de cerdo.
    ————————————-
    El Marqués nunca sabe jugar a nada; sobre todo cuando se trata de juegos de cierta destreza intelectual. Qué rollo de noble.
    —————————————
    “El congelador es pequeño, menudo, lavable; tan blanco por fuera que se vería todo pulidón, que no lleva arañazos

  • Claro, claro. Aunque una tiende a comprender que con el paso de los años, las cosas se quedan atrás (bueno, esto es demasiado obvio…) Lo que quiero decir es que con el paso de los años, hay que aprender a olvidar, a apreciar las evoluciones y a tolerarse. Quien esté sin pescado, que coja la primera pieza”

  • Conchita Velasco, una chica yeyé. Serena, Amancio, Ramón Grosso (qepd), Manolo Velázquez y Paco Gento (1966) el Madrid yeyé. Dónde estaba Gómez entonces, ein? Un puto nonnato y el jodío se permite “opinar”. Hay que joderse con sus truños literarios. Y la jodida Gachó? “Terror” de los headhunters. Hoy todo vale…A la mierda, me doy de baja de esta casa de putas.

  • Precisamente me dispongo a visionar 2×12 y 2×13 y terminar con ello la segunda temporada.

    Concuerdo con alguien, muy desigual, no me extiendo más que ya empieza; eso sí, hay un par de capítulos en la 2ª temporada trepidantes, no le digo cuales para no influir.

  • Aguante marqués, entre la disparidás surge el fogonazo ocasional.
    O algo.

    Gracias señores por su opinión sobre la serie. Si el amigo Holmesss arriesga su físico igual vale la pena.

  • Tse hablaba hoy en el tweeterdt de los tipos que le dan allí lecciones de Derecho.

    El otro día Gregorio Morán se las daba de listo sobre un autor citando información que había sacado de la Biblioteca Fantasma.

    Y yo estoy escribiendo esto, como si fuera algo.

  • “Breaking Bad” es una absoluta obra maestra. Desde mi punto de vista, reúne los mejores guiones televisivos de la historia (todo cuadra, no como los inmundos cebos habituales de las series, escritas sobre la marcha) y constituye la mejor serie dramática (con algunos elementos cómicos, eso sí, sobre todo en las primeras temporadas) de todos los tiempos.
    Hay adjetivos que se ponen demasiado a la ligera: gordo, fascista, genial, etcétera. Pues bien, “Breaking Bad” es genial. La cuarta temporada, por ejemplo, es como una insuperable partida maquiavélica de ajedrez entre dos genios.
    El cerebral Walter White, el espabilado Jesse Pinkman, “Los Pollos Hermanos”, los terroríficos gemelos Moncada, el inmutable Gus Fring, el falso abogado judío Saul, el extraordinario Mike… no creo que vuelva a ver una serie tan buena en mi vida. En general, las series televisivas dramáticas me aburren o repelen a los dos o tres episodios.

  • He visto Breaking Bad entera, todas las teporadas (creo que son cuatro) prestadas por alguien que hacía llamarse Pata de Palo. Es una gran serie que plantea enormes cuestiones morales y que me ha hecho sufrir desde el primer minuto al último. (Lo que he disfrutado). Y es una serie que mejora de temporada en temporada, los guionistas no se traicionan.

  • La poética del espacio es un libro extraordinario, que además no hace sufrir nada, nada. Yo lo encontré en una librería de España hace dos o tres años, era reimpresión, pero, claro, es de FCE México, creo. Holmesss, en Iberlibro igual se lo traen antes y no sale mucho ni con los gastos de envío desde América, aunque lo sentiría mucho por su librero (ah, ¡se siente!). Y si no, le presto mi bonito ejemplar (se le presta) tatuado con manchas de chocolate, cenizas y café.

  • A algunos Breaking Bad les ha llegado a causa de Proc, bendita sea.
    Es bien cierto que surgen apasionantes cuestiones Morales, si bien hay que plantearse hasta qué punto tramposos en la medida en que pivotan sobre tiempos verbales equívocos, tipo “qué harías si” “si hubiera” ( es conocida la aversión de alguno que ahora está trabajosamente escribiendo este comentario al subjuntivo y sus consecuencias sobre las cosmovisiones )

  • Gengis Kant 20 de nov de 2013 18:09

    Procu, ¿a que también dan una asignatura los que la estudian? ¿O no?

    Gengis, no sé si he entendido la pregunta o si me está tomando los pelillos, pero haré como si hubiera entendido y creyera que la pregunta es sincera, por si acaso.
    Si se refiere a si «dar una asignatura» es reversible:
    A (‘profesor’) da una asignatura a B (‘estudiante’) [‘la imparte’]
    y B (‘alumno’) da una asignatura [sin destinatario] [‘la estudia o recibe’]

    Pos sí, ¿no?

  • Hace tiempo la carrera de Derecho era considerada de Letras, y la de Económicas, de Ciencias. Para cursar la primera hacía falta saber Latín; para la segunda, Matemáticas. Que luego se descubriera la utilidad para algunos de estudiar las dos no quita para que sigan siendo dos cosas muy distintas.

    Esa falta de unidad, como comprenderán ustedes, no es el mejor aval para la creación de un bachillerato jurídico-económico, o de Sociales. Pero la solución no puede ser arrastrar esa unidad impostada a un macro bachillerato humanístico-social, donde todos, los helenistas y contables del futuro, tendrán que estudiar Matemáticas y Latín.

    Lo mejor es volver a lo que había hace tiempo: un bachillerato de Ciencias y otro de Letras.

  • Las series actuales decepcionan. Curro Jiménez y Los gozos y las sombras no. Tampoco la más moderna, sobre todo por su guión: Brigada Central.

  • He hecho el test y me ha salido pogre. Menuda novedad. Ahora bien, como todos sean como yo, que he contestado a todo pero no sé ni qué es el Banco Central, aviada va España. Y no voy votar más a los partidos que me dice ni harta de grifa de la de Escohotado, que tampoco les va a votar más.

  • Holmesss, le mando el libro y una caja de pastas. (Que le prometo que no son de mi nevera).

    ***
    Gengis, no conozco bie la propuesta pero a mí sí me parece bien un bachillerato común menos especializado. Me parece un fundamento más sólido.

  • Alcampo, Alcampo, Alcampo
    y entre las olivas
    mis calsetines blancos.

    ***

    Cojonudo.

    ***

    No me joda que Morán le plagia, Brema. Lo que hay que oir, de verdad.

  • ¡Sí señor! Brema, eso era una serie: el Curro Jiménez eslomando y eviscerando gabachoises.

    Y en blanco y negro, nada de mariconadas de colorines, que cuando la revisión-é años después perdía mucho y era como más blandita, filosofal y arco iris, pero era por los colorines.

  • El test es una farfollada, Bolaño. Un anarquista libertario puede puntuar como un extremoderechista, y un marxista de molde como un vulgar “progresista”. Hay que huir como de la peste de las encuestas líquidas que circulan por internet, so pena de acabar rellenando el cuestionario Proust como un gilipollas, madre, y yo allí con mi flor como un gilipollas.

  • “Breaking Bad” no tiene ninguna falsedad, ni fallo de continuidad, ni artificio irresoluto. Todo cuadra como el mecanismo del mejor reloj. Es asombrosa. En fin, no tengo que convencer a nadie, la he saboreado y volveré a hacerlo bastantes veces.

    También me gustan esas series antañonas que cita Bremaneur, si bien “Brigada Central” podría considerarse cómica: yo al menos me tronchaba con esos gritos de “¡Marchena! ¡Poveda!”, el acoso de los gitanos capitaneados por “El Brujo” a Imanol Arias (“Que ganas te tengo, primo”) y que todos los delitos en España fueran capitalizados por ese tal Sousa. Además, salían muchas mujeres desnudas. ¡Viva, hurra, olé!

  • Gracias, Procu, por la respuesta. Claro que ha entendido la pregunta.

    Al hablar, un poco antes de pedirle ayuda, sobre el descubrimiento por parte del señor Wert de la conveniencia de obligar a los bachilleres que quieran estudiar Económicas a dar la asignatura de Matemáticas, me sonó normal; pero al momento empezé a pensar que igual ‘dar una asignatura’ era sólo impartirla, y no, recibirla.

    A lo mejor su duda sobre el sentido de lo preguntado se debe a la impresión engañosa de cierta ambigüedad, como si yo estuviera planteando también, sin aclarar si sí o no, la posibilidad de que alguien (B) que reciba clases de A pueda darlas a C. Para combatir ese posible malentendido, había escrito: ¿A que también dan una asignatura los que la estudian (por el hecho de estudiarla)? Pero luego borré lo añadido entre paréntesis porque caí en la cuenta de que no había ninguna ambigüedad en la primera pregunta. Por cierto, tampoco se hubiera dado en el caso de haber escrito: ¿A que también pueden dar una asignatura los que la estudian? En este caso quedaría claro que yo había optado por la posibilidad descartada, donde ‘dar’ sólo significa ‘impartir’.

  • Y esta para el Marqués, que lo dirá en bromas, porque, claro, aquí todo el mundo habla en broma y sin ninguna consideración para los autistas, que la broma se nos da regular. Pero de este meublé no puede irse nadie porque no dejan irse, solo venirse. (¡Señorita Bellpuig, señorita Bellpuig, señorita Bellpuig!).

  • Jjajajjjajaja, me estaba imaginando al amigo Gengis escuchando al camarero mientras le canta el menú y el sentido arácnido-profesional del garçón indicándole que algo no va a ir bien…

    (Guiño, guiño Gengis)

  • Adapts, vea Breaking Bad, pero las cuatro temporadas. Hay que tener constancia, no como Holmesss que enseguida flaquea de ir a los suburbios y pone notable bajo por un quítame allá ese subjuntivo de las pajas. Le gustará.

  • Adapta, algo así me temo que va pasar algún día. “Perdone usted, mozo, ¿pero que ha querido decir con eso de sopa?”

  • Bremaneur, no he vuelto a ver Los gozos y las sombras, pero sí he vuelto a leer la novela hace no mucho (que son ya cuatro o cinco años; ahora tengo cincuenta y la primera vez tenía veinte), y me decpcionó. Odio decirlo y por poco no lo digo. Tengo a Torrente Ballester en un altar, soy de las de La saga/fuga, La saga/fuga no voy a volver a leerla por si acaso. A veces no hay que releer.

  • Por si fuera poco Procu, leí que Sir Anthony Hopkins alabó al actor principal diciendo que su trabajo en esa serie era la mejor actuación que había visto nunca.

    Nusé si bebe, exagera o qué, pero…

  • Ahora recuerdo la perplejidad de los camareros y la vergüenza de mis acompañantes en una época en la que solía preguntar en los restaurantes si la verdura era fresca o enlatada. Si lo primero, yo respondía que prefería otra cosa. La razón era de naturaleza médica -la menor cantidad de potasio de la segunda-, pero no iba a explicárselo al perplejo.

  • Como también la explicación puede sonar rara, dada la buena fama de las dietas ricas en potasio, tengo que aclarar que una hiperpotasemia puede ser fatal, y yo entonces corría el riesgo de tener una si me descuidaba un poco, como les sucedió a algunos de mis compañeros de diálisis.

  • Todo test es limitado, y ése no es más que un divertimento, no el patrón universal de la posición política (que además varía in lauf der zeit). Tampoco debe ser una guía para votar, en su caso. Y usted sabe, procurofijarme, no se encoja: ojalá supiéramos la mitad.

  • Como le sucede a todo aquél al que no le afecta una dolencia, directa o indirectamente, la idea que tenía yo de la diálisis, cuando me dijeron que debía comenzar a recibir ese tratamiento inmediatamente, se basaba en informaciones no actualizadas y exageradas. Pensaba en sesiones diarias de doce horas.

    Así que, al recibir la noticia, pensé en despedirme de todos, incluida mi mujer, convencido de que me iban a ingresar para siempre en un sanatorio ad hoc, en algún lugar remoto seguramente. El nefrólogo me sacó de mi error unas horas después, y supe que el tratamiento consistía nada más que en tres sesiones semanales de unas cinco horas cada una. Como quien dice, un rato. Además eché cuentas, y vi que quince horas semanales era menos tiempo que el dedicado a dar clases, y que encima te daban la merienda.

    Aún sigo creyendo que salí ganando con el cambio.

  • Bolaño, las cuestiones de ese sencillo test me han hecho darme cuenta de mi nivel de alfabetización civil. O como se diga. Una indocumentada.

    ***
    Gengis, vivir con diálisis es muy duro. ¿Lo lleva bien?

  • Procu, ya no estoy en diálisis. Estuve dicienueve años; ahora llevo once transplantado. No puedo generalizar porque las situaciones, físicas y mentales, varían mucho de unos pacientes a otros, y hay gente que lo pasa mal; pero no se puede decir que sea especialmente dura la diálisis.

  • Le brindo un imán en glíglico:

    «De pronto era el clinón, las esterfurosa convulcante de las mátricas, queda queso, la jadehollante embocapluvia del orgumio, ¡y una cerveza! ¡Evohé, evohé!»

  • Proc, releo la novela regularmente y me sigue fascinando. Mañana, por cierto, ceno con uno de los hijos de GTB.

  • Ya que me he puesto a hablar de ello, no quiero que todo se quede en filosofías simpáticas y consoladoras sobre la enfermedad. Hay cosas que lamento, como la infección del virus hepatitis C que sufrí al poco tiempo de entrar en diálisis, seguramente a causa de una de las transfusiones de sangre que se hacían en aquella época, en la que aún no existía la EPO, para combatir la anemia constante e intensa que teníamos los dializados. Mi subsiguiente hepatopatía crónica entró hace poco en la fase de cirrosis. Aún es pronto para ello, me dice el hepatólogo, pero habrá que ir pensando en un eventual transplante de hígado, o en algunos de los tratamientos antivirales de última generación, pero para cuya futura comercialización, también me dice el hepatólogo, ando un poco justo de tiempo.

    Más o menos, me espanta la muerte. Pero los antidepresivos ayudan.

  • Al contar todo eso corro el riesgo de transmitir un dramatismo que no siento. No puedo sentirlo por la sencilla razón de que, como le sucede a cualquier enfermo crónico, incluso el miedo es una rutina.

  • Señoritas lectoras, señores lectores:
    Tienen que acostumbrarse a usar una combinación de usuario/correo única, porque en caso contrario sus comentarios se quedan en el limbo o pasan directamente a la carpeta de spam, de donde no siempre les voy a rescatar. No es posible registrarse ni con Facebook ni con Twitter ni con ningún registro ajeno, ya que no estamos usando un servidor de WordPress.

    Si varían su nombre o cambian de correo es como si se registraran por primera vez, y entonces sus comentarios se quedan en el limbo hasta que me doy cuenta. Y como soy muy despistada y tengo muchas cosas que hacer, a veces tardo. Por eso les ruego que si se llaman El Machu Pichu no pongan El Mucha Picha, que el sistema no les reconocerá automáticamente. No es tan difícil de entender, me parece.

    Dice la Dirección que ya se imagina que ustedes preferirían poder cambiar de nick para poner a parir lo que escribe fulano y, al mismo tiempo, darle una palmadita en la espalda con su nick habitual, pero que tienen que madurar y dejar atrás la adolescencia. Y me dicen que les recuerde que ya están ustedes escribiendo protegidos tras una identidad ficticia.

    Y por eso, añado yo, dejen de hacer el bobo y no me hagan perder el tiempo.

  • (Gengis, hay unas cosas que se llaman ensayos clínicos (EECC), en los cuales se reclutan pacientes para probar las drogas a comercializar. Es cuestion de preguntar (a su médico) si hay algún estudio abierto con esas drogas. Lo malo es si es doble ciego, y cae en el brazo en el que no está la droga que se está ensayando, sino el tratamiento convencional o el placebo. Pero el no ya lo tiene)

  • Srta. Bellpuig, no sé qué es lo que más me gusta de usted, si su eficiencia, su mala hostia o lo barata que nos sale. Yo creo que antes de año pasa de señorita a señora, como le prometimos.

  • Ahora ya se me han ido las ganas de meterme con Gengis.
    Creo que voy a abandonar el casino. Algunos de sus dueños lo celebrarán ya que no soportan mi descaro a modo de culo de mandril, y yo no soporto tanta tristeza. Se suponía -o supuse yo mal- que a esta comunidad entrábamos todos desnudos, con las mismas fuerzas y potencias. Eramos avatares sin problemas reales. Todos al mismo nivel, con la misma edad, hermafroditas homosexuales sin condición. Pero ahora cada vez más se insiste en homogenizar el antro con la otra realidad, la de las calles de asfalto y ceras de cuadraditos, y yo paso. ¿Para qué quiero dos de lo mismo?
    Nos han destruido la muralla. Es hora de partir.
    (Con el imán de nevera del premio que les dejo sobre mi silla -y que, por supuesto gané yo, le pese a quien le pese-, intenten secuestrar por ahí todo el hierro que puedan, para vestir a la hemoglobina de Gengis.)

    A ver ahora cómo se me borra a mí el rictus éste de solterona estreñida que se me ha quedado en la cara. No más cancan, no más ripios extravagantes, no más pompones… quelle merde.

  • Ga.cho, Gengis es uno de los tipos con mejor sentido del humor que conozco, además de tener un fino sentido de la autocrítica. Estoy seguro de que estará feliz de seguir siendo azotado por tu impulsivo verbo. Nosotros te seguiremos aguantando como siempre, con resignación y paciencia, a la espera de probar tu arroz al horno o tus melones. Los de la huerta, quiero decir.

  • Es una pena, creo que la semana que viene o la otra se iban a publicar en esta página nombres y direcciones reales de unos cuantos head-hunters…

  • Bueno, vale, vale Brema, no me piropees que no tengo costumbre.
    Veré cómo paso el día.
    (Qué disgusto tengo, Señor, qué disgusto.)

    —————————-
    (Funes, ninguno de los presentes conoce nombre y direcciones reales de más headhunters que yo. Y añadiría aficiones y con quien se acuestan)

  • (Tú cállate yogurcín. Creí que eras un caballero de los que peinan canas, un mentor, un meiferleidi, un queseyóquésé, ¿y qué me encuentro?¡Un párvulo!. ¿Ven? Lo que yo decía.

    Este va a se mi imán de nevera:

    STOP TO REALITY
    HALTEN SIE ZU REALITÄT AN
    SOOOOOOOOOOO

  • Eso, eso: paren la realidad, sobre todo la de los demás, que es un rollo.

    Gacho, tengo muchas cosas que decirte y nada de tiempo. Resumo un poco: no a todo, empezando por la fuga. Cobarde.
    Cobardica, quiero decir.
    (Mejor me voy corriendo. Ya no estoy).

  • Don Holmes no tengo la más remota idea de donde habita pero no debe estar muy lejos de algún establecimiento de esta cadena donde puede encontrar esto al precio que se indica.
    Tampoco es difícil encontrarlo por las tiendas de internet

  • Tu comentario está pendiente de moderación

    Supongo que es debido a la profusión de enlaces, porque no he cambiado ni de nombre ni de correo ¿?

  • Archinémesis, ¿si te vas que va a ser de mi? Por favor pido a la amable dirección que antes de entrar aquí retengan pasaportes para evitar éxodos en masa.

    ¡Cobardes, todos y todas!

    ¨¨¨¨

    Adapts amor, no le digo nada no sea que me acusen de practicas de apareamiento no adecuadas. Pero usted ya sabe que cuando se acerque un poco…

  • Es usted muy amable, Ximeno. Acudo al súper sin demora, que la compra por internet… todavía no.

    ___________

    Pirata, me ha gustado foto y entrada. Me pregunto, curiosa que es uno, porqué se ha volatilizado la anterior entrada musical, que yo reservaba para momentos propicios.

  • Señoritas lectoras y señores lectores. ¿A que me pongo a soltar hostias como panes? ¿Eh? ¡Mecagüen la puta realidad, cullons! Ahora que los señoritos se ponen a hacer una revista de humor abren ustedes un confesionario.

    Y tampoco me parece bien que me pongan a buscar discos viejos entre estas basuras que llaman archivos. Voy a pedirme el plus de tóxico, penoso y peligroso, señorito Bremanuel. Que no sé qué importancia puede tener que el ye-yé llevara o no llevara acento en la portada del disco o en el cartel de la película. [Es que son como niños]

  • Gachó. No me gustaría ser tratado de un modo condescendiente por lo que conté anoche. Es verdad que soy un enfermo crónico, pero rara vez me acuerdo de ello, de tantas otras cosas que soy, pedante e insoportable sin ir más lejos. Así que haga caso a Brema, que sabe de mí en vivo y en directo, y arree sin contemplaciones.

  • Escribe Pirata:

    “Reconozco varios intentos de fracaso en mí mismo. Justo es decir que algunos de ellos tuvieron mucho éxito.

    El más reciente se lleva la palma. La descomposición fue directamente proporcional a la felicidad que lo precedió. ”
    ————————————————-
    Y eso me recuerda a aquella frase de Tierra de penumbras: “La felicidad que sientes ahora formará parte del dolor que sentirás entonces” o “El dolor de ahora es parte de la felicidad de entonces. Ese es el trato”.

    Pero nosotros -lo que sea que seamos- tendemos a regodearnos en el dolor, y no en la felicidad.
    ——————–
    (Qué difícil es quitarse de esto, no paran de distaerme. Pero es que aquí afuera la cosa es lo siguiente de insoportable. Solo llevo un par de horas, y he estado a punto de sufrir una fibrilación auricular. Qué cansina que es la gente. “¡Camarero!, póngame otra de misantropía, please”)

  • ¿Es posible cambiar mi nick por el de Megatón yeye? Acabo de ver una película de Karina muy bonita para documentarme y, a pesar de mi extrema juventud, pienso que podré lucirlo con orgullo.

  • Exageramos mucho cuando hablamos del mal. Apenas hay tal cosa en el mundo. En la mayoría de los casos nuestra impresión de que ocurre algo malo es quimérica. Una de sus premisas es el dogma de que existen especies de cosas (también es un dogma el de que existen cosas individuales, pero esto no viene a cuento ahora). Existiría, según eso, la especie humana. Naturalmente, el concepto de especie humana, como el de cualquier otra realidad, marca una media humana. Es esta media la que nos sirve de canon para decir si las cosas le van a uno bien, normal o mal. Dado que el mal se ha definido como la privación de un bien que corresponde a nuestra naturaleza, y resulta que nuestra naturaleza no sería la nuestra individual sino la de especie a la que pertenecemos, creeremos que algo nos va mal cada vez que no demos la talla.

    Olvídense ahora de esas abstracciones específicas, y piensen en el dogma de que cada individuo es como una especie, con una naturaleza propia. Verán que ahora sería absurdo hablar de la privación de un bien que corresponde a su naturaleza: si le falta, no forma parte de su naturaleza. El mal se ha convertido en algo impensable bajo la premisa individualista.

    Pero, si al apuntarnos al individualismo -un gusto como otro cualquiera- hemos optado por eliminar el mal, ¿no nos habremos cargado también el bien? Creo que no. Estar vivo, despierto, es bueno. Lo demuestra la rareza del suicidio. Y una cosa está clara: si no te suicidas, es que estás bien, por más que haya otros que estén mucho mejor que tú. Podemos decir, en virtud de esta relativización del mal pero no del bien, que a Asunta le fueron bien las cosas. Vivió nada menos que doce años.

    También hay un mal: el puñetero dolor.

  • Además de estar despiertos, y también lo estamos cuando soñamos, tenemos ese gusto, apenas percibido pero continuo, de ser como somos, que no falta ni en la autocrítica más feroz, ya que entonces nos identificamos con el crítico. Háganme caso, pues, y vivan.

  • Ya sé que decir que a Asunta le fueron bien las cosas no suena igual si lo dice alguien sano o uno cuyas expectativas de vida son inferiores a la media humana (aunque estén por encima de la de la mayoría de los animales). En el segundo caso suele despertarse en quien lo oye ese mecanismo -el más perverso de los subjetivismos- que consiste en recibir el mensaje como una señal de un estado de ánimo o algo de eso. “Qué animo tiene el chaval para ver las cosas así”. Mal hecho; lo importante es si tiene razón o no.

  • Gengis, su relativización abre perspectivas incómodas. Si a Asumpta le fueron bien las cosas, a Basterra le están yendo bien en exceso. Convendría remediarlo. ¿O no?

  • Gachó, me olvidaba de lo que me dijo sobre los ensayos clínicos. Por fin se están probando unas medicinas que, a diferencia del Interferón y la Ribavirina, no son en teoría incompatibles con mi situación de paciente o transplantado o dializado, y cuyo porcentaje de éxito anda en torno al 90%. Mi hepatólogo dirige uno de esos ensayos, ha solicitado extenderlo a gente como yo y le han contestado que es pronto. Normal: para poder sacar conclusiones seguras, hay que empezar por los casos menos complicados, con el menor número posible de variables. Dentro de unos años me tocará. Me gustaría culpar de ese retraso a los recortes, pero no puedo porque los ensayos no los paga el Estado sino el fabricante de la medicina, que además tiene la generosidad de regalar cierta cantidad de la misma, fuera de las pruebas, para lo que llaman uso compasivo.

  • ¿Que en el futuro le vayan las cosas al padre como ya le van a la hija? La pena de muerte es una opción contra la que ya sabe usted que no se me ocurren objeciones de peso.

  • Aunque apuesto más -¡eh!, ¡eh!, Gachó- por una pena máxima efectiva entre los treinta y cuarenta años, tal como dije no hace muchos días, cuando hablamos sobre la sentencia del tribunal de Estrasburgo.

  • Oiga Gengis, no sea usted así hombre, mientras le leía pensaba “ahora lo aterrizo yo a este trayendo un mal inequívoco e indiscutible” y va usted y me priva del placer nombrando al dolor en la ultima frase.

    Así no se vale hombre.

    ¿No encuentra objeción a la posibilidad del error judicial en la pena de muerte ?

  • Pirata Jenny 20 de nov de 2013 23:49
    El test es una farfollada, Bolaño. Un anarquista libertario puede puntuar como un extremoderechista, y un marxista de molde como un vulgar “progresista”. Hay que huir como de la peste de las encuestas líquidas que circulan por internet, so pena de acabar rellenando el cuestionario Proust como un gilipollas, madre, y yo allí con mi flor como un gilipollas.

    He hecho pruebas con el test de Nolan para ver si es cierto lo que usted anuncia. Nones. Un anarquista libertario se acerca hacia el liberalismo o hacia el progresismo, según su grado de renuncia a la acción del Estado, pero no hacia la extrema-derecha. Un marxista de molde va de cabeza hacia la clasificación “totalitario”, aunque conviene aclarar que en la versión original del test es “totalitario/populista”; como Maduro, para que nos aclaremos. Los del marxismo con condón y marcha atrás van, lógicamente, a “progresista”.

    Hecho en falta una versión tridimensional del test a la que se añadan ejes de espiritualidad, medio ambiente y perspectiva de género. Quizá se volviera más inexacto, pero las risas estarían aseguradas.

  • Adaptaciones, piense que la probabilidad de que no se descubra nunca un error, sea cual sea la fechoría imputada, es mayor que cero. Por tanto esa objeción a la pena de muerte debería aplicarse a las demás.

  • Genghis Kant: “Exageramos mucho cuando hablamos del mal. Apenas hay tal cosa en el mundo. En la mayoría de los casos nuestra impresión de que ocurre algo malo es quimérica.”

    Parece usted un romántico, el del espejo autoscópico, ese espejo del yo que está buscando el reflejo de su propia imagen.

  • NO me líe Gengis conio, que eso y no otra cosa es lo que le dije yo en mi segundo comentario, el que pretendía ser preventivo pero ya veo que no tuvo efecto…

    Eso sí, sin pasar por la túrmix.

    ****************
    Pero no, una cosa se solventa con indemnización y la otra no
    ***************

  • -Ahora me dirá que eso que digo sería una objeción a la justicia independientemente de la pena…

    -…piense que la probabilidad de que no se descubra nunca un error, sea cual sea la fechoría imputada, es mayor que cero. Por tanto esa objeción a la pena de muerte debería aplicarse a las demás

    -…eso y no otra cosa es lo que le dije yo —>que no me dijera —-> porque una cosa se solventa con indemnización y la otra no —>tiene remedio

  • Adaptaciones, tuve en cuenta su comentario preventivo; pero sigo sin ver cómo podrán compensarse con indemnizaciones los errores que nunca se descubran.

  • Otra precisión:

    Cuando dije que su objeción a la pena de muerte debería aplicarse a las demás, la objeción a la que me refería era la fundada en la diferencia entre las penas que pueden solventarse con una indemnización y la que no tiene remedio. No me refería, pues, a su anterior alusión a la posiblilidad de un error judicial.

  • Ya llegué a casa y puedo contestar.
    Me está usted haciendo lo de la sopa y el camarero.

    Mi pregunta exacta fue: ¿No encuentra objeción a la posibilidad del error judicial en la pena de muerte?

    Si quiere decir que con garantía celestial certificada de ausencia de errores no le encuentra pega a la pena de muerte como pena proporcional, vale.
    Sobre esto no tengo opinión firme.

    Mi opinión fuerte contra la pena de muerte es la que vincula el error posible y la imposibilidad de remediarlo.

    ¿Susto o muerte?
    Yo, siempre susto.

  • No funcionaban bien los vídeos, Holm, muchos se detenían a la mitad. Gustosamente le hago llegar los enlaces.

    ***

    Perro, debo haber hecho el test muy rápido. A mí no me aparecen todas esas alternativas que usted menciona. Sólo un queso convencional con derecha, izquierda y centro, con sus territorios intermedios. Y claro, yo me salgo del queso, o por la derecha o por la izquierda. Razón por la que hace siglos que no voto ni al tato.

  • Luis E. Parés, cineasta y amigo, conspicuo colaborador en El honor de las injurias, escribió el año pasado un artículo que puede verse en Cervantes virtual en el que clarifica de una vez por todas el origen y el significado del film Megatón yeyé. Deja claro que lo de “yeye”, cuando analiza el contenido y el contexto de la película, es un incomprensible error propio de la época.
    Resulta irritante que se cuestione mi autoridad en asuntos en los cuales mi punto de vista es prescriptivo por edad y experiencia. Conocí personalmente a Juan Erasmo Mochi (qepd), lo cual añade mayor agravio al asunto.
    Las aclaraciones de miss mundo, y la ironía del Gómez, deben ser debidamente sancionadas para que sirva de escarmiento a los advenedizos. Así lo exijo.

  • Din-don-dín
    Din-don-dín
    Din-don-dín

    Atención señor Gómez, atención señor Gómez…
    Esta es una llamada para el señor Gómez.
    Pase por favor a la zona de flagelaciones.
    Muchas gracias.

  • Deberes:
    -prestar más atención y tomar apuntes en los próximos capítulos de br Bad.
    -preparar unos cristalitos según arte.
    -ensayar in vivo el producto obtenido
    -releer todo ésto

  • Adaptaciones: (Recuérdemelo, ¿estaba usted buena?).

    Estaba y todavía estoy. Nomas no me lance sus tejas: soy mujer de un máximo dos hombres y no pienso retozar ni yacer con vos en este espacio público-público tan extremadamente intelectual. Además, está su Bella del Señor, Tareixa. Pero, si quiere, podemos hablar del marxismo-leninismo [Tkachev = Ткачёв, es decir, Tkachóv, ¿no?].

  • Está buena y sabe un huevo.
    Yo, si no es por la wiki, aquí descarrilado estaría:

    “Tkachov es el primer gran teórico de la cuestión del poder en el ámbito revolucionario. El asunto de las estructuras revolucionarias requeridas tanto antes como después de la conquista del poder ponían entre él y los anarquistas una barrera infranqueable. Tkachov planteaba consecución de la revolución como la tarea de un reducido grupo de revolucionarios bien organizados y disciplinados, que podían contar o no con el apoyo popular.4 Una vez en el poder, los revolucionarios debían aplicar las reformas revolucionarias mediante la dictadura, antes de que el capitalismo transformase la naturaleza campesina de Rusia”

  • El huevo no lo sé. Pero si Tkachov es “el primer gran teórico de la cuestión del poder en el ámbito revolucionario” entonces yo soy la tortuga de Madagascar con pendientes lazurí y gorguera (de vuestra época Felipe II).

    Nomas la wiki es wiki, o como dice Andréi en “Las tres hermanas”, *la esposa es esposa*, ¿o no?

  • 1. Adaptaciones, usted empezó preguntando si la posibilidad de error judicial en la pena capital no es una objeción contra ella.

    2. Le respondí que esa objeción no me parece mayor que la que podemos hacer a las demás penas por la posibilidad de error en ellas.

    3. A esto replicó usted que en las otras es posible la reparación, cosa que no sucede en la capital.

    4. A esto contesté que no es posible reparar todas las penas no capitales basadas en un error, porque algunos de esos errores jamás serán conocidos.

    Le toca.

  • (No Gengis, el uso compasivo es un uso de un fármaco fuera de su indicación, ya sea porque todavía no está comercializado o bien, aunque comercializado, no tiene la indicación aprobada por las autoridades sanitarias para una patología en concreto. Entonces el facultativo puede solicitarlo a la administración (mediante la elaboaración de un informe) porque se le han agotado otras vías terápeuticas para ese paciente, “por uso compasivo”, que en la SS, paga el Estado.
    Pero si ese fármaco es muy caro, conforme está el percal hoy día, dudo mucho que se estén aprobando usos compasivos de moléculas caras.)

  • ho (ჰო) — sí
    va (ვა) — no / var (dialecto arhavi)
    ma (მა) — yo
    si (სი) — tú
    skani (სქანი) — tu
    çkimi (ჩქიმი) — mi
    Gegeacginas. / Xela do k’aobate. (გეგაჯგინას. / ხელა დო კაობათე.) — Hola
    Kai serepe (კაი სერეფე.) — Buenas noches
    Kai moxt’it (კაი ბოხტით.) — Bienvenido / Kai ten ***
    Didi mardi (დიდი მარდი.) — Gracias
    Muç’ore? (მუჭორე?) — ¿Cómo estás?
    Kai vore (კაი ვორე.) — Estoy bien. Kai bore (dialecto arhavi)
    Dido xelebas vore (დიდო ხელაბას ვორე.) — Estoy muy feliz
    Sonuri re? (სონური რე?) — ¿De dónde eres?
    T’amt’ra (ტამტრა) — Trabzon
    Londoni (ლონდოი) — Londres
    Turkona / Turketi (თურკონა / თურკეთა) — Turquía
    Cermanya (ჯერმანჲა) — Alemania
    Xorumona (ხორუმონა) — Grecia
    Xorz’a / Oxorca (ხორძა) — mujer
    K’oçi (კოჩი) — hombre
    Bozo (ბოზო) — chica
    Biç’i (ბიჭი) — chico
    Supara (სუპარა) — libro
    Megabre (მეგაბრე) — amigo
    Qoropa (ყოროფა) — amor
    Mu dulya ikip? (მუ დულჲა იქიფ?) — ¿Cuál es tu trabajo? / Mu dulya ikom (dialecto arhavi)
    Lazuri gişkuni? (ლაზური გიჩქინი?) — ¿Conoces el laz? / Lazuri gickini (dialecto arhavi)
    Skani coxo muren? (სქანი ჯოხო მურენ?) — ¿Cuál es tu nombre?
    Ma si maoropen. (მა სი მაოროფენ.) — Te quiero

  • “Breaking Bad” tiene cinco temporadas, no cuatro. La quinta y definitiva consta de 16 capítulos.
    De estos se emitieron primero ocho, y al cabo de un año los ocho restantes (grabar algo tan bueno lleva su tiempo), por lo que podrían considerarse como quinta y sexta temporada, según.
    La primera temporada tiene sólo 7 capítulos, le pilló la huelga de guionistas.
    Me olvidé de honrar al personaje más íntegro, Hank, el cuñado de Walter, un agente de la DEA grosero y cervecero, como Dios manda.

  • En otros órdenes, no he hecho ni pienso hacer esa prueba (“test”) de definición política; aparte del tedio, no seré yo el que contribuya gratuitamente a un estudio demoscópico, con su IP y todo.

    Si esa web quiere saber que me echaron del partido neonazi por violento, que paguen.

  • Gengis Kant 21 de nov de 2013 22:03

    1. Adaptaciones, usted empezó preguntando si la posibilidad de error judicial en la pena capital no es una objeción contra ella.

    2. Le respondí que esa objeción no me parece mayor que la que podemos hacer a las demás penas por la posibilidad de error en ellas.

    3. A esto replicó usted que en las otras es posible la reparación, cosa que no sucede en la capital.

    4. A esto contesté que no es posible reparar todas las penas no capitales basadas en un error, porque algunos de esos errores jamás serán conocidos.

    Le toca.

    Claro, pero no veo donde está la discusión. Ya sabemos que algunos errores no serán conocidos y por lo tanto no serán reparados.
    Yo no digo que “sea posible reparar todas las penas no capitales”, digo que no es posible reparar las capitales que hayan sido erróneas.
    Su punto cuatro es una adenda, una descripción, no una objeción.

  • Con este listado, parece usted Jefe de Estación de Autobuses. Cuando lleguemos a Turkmenistán, despiérteme, ruego. Mientras tanto, спокойной ночи.

  • penedelmetal 21 de nov de 2013 22:10
    “Breaking Bad” tiene cinco temporadas, no cuatro. La quinta y definitiva consta de 16 capítulos.
    ***
    Tiene razón, penedelmetal: no eran cuatro temporadas como yo dije, pero las he visto todas igualmente y el final es buenísimo. (Holmesss, a lo mejor no es buena idea hacer esos cristales. Holmesss, hay otras series).

  • Gachó, el uso compasivo que ya se está haciendo en el hospital La Paz de uno de esos antivirales aún no comercializados lo paga el laboratorio. Así me lo explicó mi hepatólogo, que es el que dirige en ese hospital los correpondientes ensayos clínicos. Por cierto, gracias por haberme sugerido usar la vía de esos ensayos.

  • O, por decirlo de otro modo, la encuesta en cuestión asigna 5 puntos por estar a favor de la libertad de expresión de los partidos neonazis y los quita por estar también a favor de la manifestación a las puertas del Congreso. Curioso, además de lo que apunta Pene-de-metal.

    Por cierto, qué poco les ha alterado el anteproyecto de ley de seguridad ciudadana ¿no?

  • Procuro fijarme, me congratula su punto de vista sobre “Breaking Bad”. La precisión que he hecho es nimia, sólo informativa.
    Me gusta su imagen de lémur de Madagascar, animal que por cierto aprendí de niño como “maki”, que debe venir del franchute, perdón, del gabacho. Malditos galicismos.

  • Pirate, lo realmente duro de tragar es la prohibición de filmar lo que ocurre en la vía pública si está involucrada la policía. Ya lo dije pero no me lee, ¡cachis!

    Todo lo demás de esa ley cae sobre el callo ese que ya tenemos formado por acumulación de leyes sobre leyes que aplican norma sobre reglamentos de leyes que interpretan otras para poner en marcha otras que no se aplican y exigen nuevas que refuerzan las anteriores…

    Los diez mandamientos y vuelta a las ciudades estado. ¡Conio!

  • Adapta, no es necesario que no se puedan reparar todas las penas no capitales para aplicarles, como hago, su objeción a la capital; con que haya algunas que jamás lo sean basta, y es seguro de que hay algunas.

    El enunciado 4. no es una objeción, es la razón por la que pienso que la objeción que usted pone a la pena de muerte hay que generalizarla.

    Doy a la opción Reponder pensando que saldrá lo que le sale a usted con una barra vertical y en gris claro, pero no me sale nada. ¿Qué debo hacer?

  • “Los errores no detectados son una putada.
    Para padecer una putada se requiere estar vivo.

    Si usted está muerto las putadas le resbalan bastante.”

    ¿Está diciendo que son peores los errores que sufren los vivos?

  • Eso que acaba de hacer Gengis, pero seleccionando el texto pegado, que le quedará en azulito una vez seleccionado y pinchando el botón “b-quote” le hará aparecer el texto gris.

  • “¿O vamos a filosofar sobre la condición humana mas allá de la primera condición para ser humano, que es estar vivo Gengis?”

    Ignoro adónde apunta su pregunta, lo que no me impide aceptar que para ser un ser vivo hay que estar vivo. Que para lo mismo sea necesario existir es algo que ya no está tan claro.

  • ¡Jajjajaaaaajajajaja!!!

    ¡Una ayudita amigos espectadores! el amigo Gengis miente, no está enfermo, su energía no se disipa, no se agota, no necesita tratamiento, es una estrategia para pillarnos con la guardia baja y a mí se me está pasando el efecto del complejo supervitamínico y supermineralizante…

  • ¿Cree que es peor sufrir?

    No. Creo que muerto no sufro.

    Ignoro adónde apunta su pregunta,

    ¡Pues anda que yo! Ya no me acuerdo, pero le juro que cuando lo escribí apuntaba a algún sitio.

  • Gengis:

    Plobando.
    Gengis, Gengis.
    ‘Estar vivo’ contiene toda la semántica de ‘existir’. Al revés, no. Todo lo que está vivo existe, aunque no todo lo que existe tiene que estar vivo.

  • Pos no me ha salido bien. Lo que digo que dice Gengis lo digo yo, en cambio no digo lo que dice Gengis, que era esto:

    «Ignoro adónde apunta su pregunta, lo que no me impide aceptar que para ser un ser vivo hay que estar vivo. Que para lo mismo sea necesario existir es algo que ya no está tan claro».

    Y luego decía yo…

    «Gengis, Gengis.
    ‘Estar vivo’ contiene toda la semántica de ‘existir’. Al revés, no. Todo lo que está vivo existe, aunque no todo lo que existe tiene que estar vivo».

  • ¡ Ayy, yo quiero probar!:

    Gengis Kant 22 de nov de 2013 00:16

    No tan casi. ¿Qué orden deben seguir las operaciones de responder, seleccionar texto y b-quotar?

    A ver si era este el orden…

  • A ver, que la BellPuig no está a lo que ha de estar.

    Si usan la opción “responder” la respuesta aparece (creo) anidada, colgando del texto al que responden y esto es un lío porque se queda allí arriba en la sábana y lo normal es que no se vea.

    La opción racional creo, es copiar el texto al que se quiere responder, pegarlo, seleccionarlo y “b-quote”arlo y aparece entonces el gris con la rayita

  • La opción racional creo, es copiar el texto al que se quiere responder, pegarlo, seleccionarlo y “b-quote”arlo y aparece entonces el gris con la rayita

    ¡Dios, que alegría! Es que la primera vez no había utilizado la racional, solo la de siempre.

  • Oiga, Nadpalts. ¿En las ciedades estado de los diez mandamientos, con cuánto apruebas? ¿Vale un cinco?

    Habrá también corrupción, pero más contenida. Dependerá tan sólo de cuan solícita se muestre.

  • qué
    ciudades
    Como sois ustedes todos tan coquetos y se están corrigiendo siempre las erratas me siento obligada.
    Penedemetal, no sé mucho de lémures pero me gustan todos, el que más el que llaman enano, que es el del poema de Szymborska «El tarsius». Ya lo puse un día, pero me se están moviendo los bigotes como con ganas de volverlo a poner…

  • Ya aprendí algo más.
    ———————-
    Finalmente el dia ha sido bastante peor de lo que me esperaba.

    Quitando de la maravillosa familia que tengo, que nadie se atreva a decirme jamás que a mí me han regalado nada. Es que hay que joderse.
    Y tengan cuidado ahí fuera, que hay mucha gente mal de la cabeza que a primera vista parecen normales. Pero no, no ¡no lo son! está loca, es gente loca. Lo mismo van a ser vainas…
    Suelen haberse licenciado en psicología. Y ya no doy más pistas.
    ————-
    Buenas noches.

  • ‘Estar vivo’ contiene toda la semántica de ‘existir’. Al revés, no. Todo lo que está vivo existe, aunque no todo lo que existe tiene que estar vivo.

    Falta saber si puede ser un ser vivo algo que no existe; por ejemplo, el caballero Amadís, o el no tan caballero Quirón, que cualquiera diría que son seres vivos a pesar de ser ficticios.

    La respuesta depende de la carga existencial que se le quiera conceder al verbo en las oraciones con las que hablamos de ellos. Que yo sepa, y aunque no lo supiera nos lo podríamos imaginar, hay dos tendencias: la que le da toda la carga existencial del mundo, de tal manera que sería falso que don Quijote vivió en La Mancha, y la que no la da ninguna, según la cual es verdad que don Quijote vivió en La Mancha, y no lo es que vivió en Estocolmo, aunque ninguna de las dos cosas haya ocurrido jamás.

  • La opción racional creo, es copiar el texto al que se quiere responder, pegarlo, seleccionarlo y “b-quote”arlo y aparece entonces el gris con la ramita.

    Eso he hecho.

  • Gengis:

    Falta saber si puede ser un ser vivo algo que no existe; por ejemplo, el caballero Amadís, o el no tan caballero Quirón, que cualquiera diría que son seres vivos a pesar de ser ficticios.

    Como dicen los catalanes, a más a más. Todo lo que está vivo existe, e incluso algunas cosas que existen, existen de tal modo que parecerían vivas.

  • ¡Bien! Gracias por la ayuda, aunque casi prefiero evitarme la selección y b-quotado del texto que, a fin de cuentas, ya está pegado.

  • Gengis, el b-quote funciona como “b” o como “i”: es una señal que hay que pulsar una vez al principio y otra al final de aquello que cita; lo que cita debe ser copipasteado igualmente. O sea, que es una mariconeté que solo sirve para justificar el párrafo y poner en gris.

    ***
    Penedelmetal, veo que va a ser difícil que dejemos de llamarle Penedemetal; por lo visto, aquí ninguna pensamos en la música.

  • Procu, Cervantes no dijo que don Quijote tenía una manera de ser que es como si hubiera vivido en La Mancha, sino que vivió allí.

  • Aptlas:

    ¿El Tarsius es el insectívoro con un dedo kilométrico?

    Ese a mí me da yuyu, algo raro le veo.

    ¿Cómo es, yuyu o yuyú?
    (Señorita Bellpuig, quisiese que me buscase el disco y la película, por favor)

  • Gengis Kant 22 de nov de 2013 00:54

    Procu, Cervantes no dijo que don Quijote tenía una manera de ser que es como si hubiera vivido en La Mancha, sino que vivió allí.

    Gengis, se llama «contrato de lectura» y tiene derechos y deberes, para Cervantes y para usted y para mí. El de hacer como si es el más importante en las novelas.

  • Gengis Kant 22 de nov de 2013 00:45

    La opción racional creo, es copiar el texto al que se quiere responder, pegarlo, seleccionarlo y “b-quote”arlo y aparece entonces el gris con la ramita.

    Eso he hecho.

    Probando.

  • Gengis Kant 22 de nov de 2013 00:59

    Gengis Kant 22 de nov de 2013 00:45

    La opción racional creo, es copiar el texto al que se quiere responder, pegarlo, seleccionarlo y “b-quote”arlo y aparece entonces el gris con la ramita.

    Eso he hecho.

    Probando.

    Probando otra vez.

  • Gengis Kant 22 de nov de 2013 01:03

    Gengis Kant 22 de nov de 2013 00:59

    Gengis Kant 22 de nov de 2013 00:45

    La opción racional creo, es copiar el texto al que se quiere responder, pegarlo, seleccionarlo y “b-quote”arlo y aparece entonces el gris con la ramita.

    Eso he hecho.

    Probando.

    Probando otra vez.

    Veamos.

  • Procu, buenas noches.

    No veo de qué manera la suspensión de la incredulidad -¿qué mayor credulidad que la de admitir, como nos exige el contrato de lectura, la existencia de seres que sabemos que no existen?- afecta a lo que discutimos. Incluso admitiendo que se trata de una ficción, podemos, y debemos, discriminar dentro de ella entre lo verdadero y lo falso. Es verdad que don Quijote era (en la ficción) un hidalgo manchego y no lo es (en la misma ficción) que era una flor plantada en un tiesto de Valdehorras. Es plausible, entonces, pensar que hubo hace tiempo un caballero manchego (que no ha existido nunca). Esto es así con independencia de que suspendamos o no nuestra incredulidad sobre la existencia del ser de ficción.