Sonrisas

SonrisasJPG2

“Nadie te honra, Eetión, y honras mereces”
HOMERO. Ilíada. 

Por Gómez.

En una ocasión, una señora que por lo visto entendía bastante de asuntos paranormales me explicó que cuando soñamos con gente que ha muerto, si estos sonríen a lo largo del sueño, significa que han pasado al otro lado.

Pasar al otro lado, a decir de los expertos en el Más Allá, es lo mejor que le puede acontecer a un difunto.

La misma dama también me ofreció poco después hacerme una mamada por dos billetes. Quiero señalar con esto que ignoro hasta dónde alcanzaban sus conocimientos en cualquiera de las dos materias.

Nunca se sabe.

·····

FLASHBACK Nº1
1978. Discoteca Metamorfosis. Barcelona. Sesión de tarde.

J. está bailando un “lento” con una chica de nuestra edad —catorce o quince años— a la que acaba de conocer. Yo estoy bailando con su amiga. De pronto, él le dice algo muy similar a lo siguiente:

—Cierra los ojos, que te voy a besar. No pienses en nada. Escucharás el rumor de las olas del mar cuando nuestros labios se junten.

La chica, confiada, cierra los ojos. J. aprovecha para deslizarse y ceder su puesto a B., Rufus para los amigos. La jovencita, quizá porque sospecha algo, los abre justo antes del beso y… al ver a Rufus —que está lejos de ser el chaval más agraciado del universo— emite un grito pavoroso.

Como la rana y el príncipe pero al revés.

Minutos más tarde nos ponen a los tres de patitas en la calle. Pero hasta los porteros se parten de risa con la trastada mientras nos echan.

·····

En 2º de BUP, B. (Rufus) y yo mismo éramos las máximas autoridades en muchos kilómetros a la redonda en asuntos relacionados con los Rolling Stones. No en vano, leíamos las mismas revistas, comprábamos los mismos libros que hablaban sobre el grupo y escuchábamos los mismos discos. Pero no solo eran los Stones. Recuerdo haberle acompañado a cortarse el pelo a una barbería de las de toda la vida con el Rock ‘n’ Roll Animal de Lou Reed en la mano.

—Córtemelo como a él —ordenó al anciano que regentaba el negocio, mostrándole la carátula.

El barbero hizo lo que pudo. Una vez finalizó, la opinión de B. sobre su trabajo fue antológica:

—No me lo ha dejado como a Lou Reed. Parezco Charlie Watts.

El viejo se escogió de hombros. Saltaba a la vista que se la sudaba a quién se pareciera.

·····

Nos expulsaron casi a la vez del colegio y no volvimos a vernos hasta una noche, allá por el 85, cuando nos encontramos en la puerta del Studio 54 a la salida de un concierto de Johnny Thunders.

Me contó que había formado una banda punk. Desde luego, los dos pasábamos de los Stones desde hacía siglos. Nos choteamos de Mick Jagger sin piedad:

—Calentadores, rodilleras, mallas, pololos… ¡Vaya tiparraco, joder!

Y es que no hay nada tan cruel y despiadado en el mundo como un antiguo fan.

·····

A mediados de los noventa yo había comenzado a publicar relatos cortos y poemas en revistillas y fanzines, y acudía a una tertulia literaria que se celebraba un día al mes en un bar del barrio de Gracia. El organizador de las tertulias colaboraba como crítico en una revista musical, y no solo resultó que conocía a mi viejo amigo, sino que incluso había escrito una reseña muy elogiosa sobre él y su banda. (“Lo más parecido que he visto a Iggy Pop”, me aseguró.) El problema fue que el director de su revista pidió una maqueta que había grabado el grupo —la única copia, al parecer— y luego la había perdido. El enfurecido cantante solía llamar al director a las tantas de la madrugada y se ponía a cantarle por teléfono los Grandes Éxitos de la cinta extraviada.

—Le tiene frito.

Por lo visto, le comentó a mi amigo que yo andaba por ahí, y un día este se presentó en una de las tertulias: la chupa punkie, los jeans ajustados, las botas de ingeniero, el cebollón de costumbre… No había cambiado ni lo más mínimo.

Le pregunté por su banda.

—La han palmado todos los músicos —me dijo—. Estoy sin grupo.

Era cierto. Sin grupo pero con un globo respetable. Se limitó a escuchar las apasionantes opiniones que sosteníamos los contertulios —“si Kant no hubiera tenido joroba jamás habría sido filósofo”— sin decir ni una palabra; pero al acabar me invitó a ir a su casa para enseñarme unos poemas que había escrito. Acepté. Vivía no muy lejos del bar, y en su casa reinaba tal desorden que parecía que acababa de ser sometida a un registro policial. Me enseñó aquellos poemas, que, en realidad, no eran sino letras de canciones, letras que recuerdo como divertidísimas. Pero pronto llegó su chica, acompañada de un colgado. Y luego otro. Y otro más. Todos eran bastante jóvenes, y enseguida la cosa se desmadró. Y mucho. Parecía uno de aquellos pisos repletos de freaks donde aterrizabas, casi sin darte cuenta, la década anterior y podías darte por satisfecho si conseguías salir de allá sin que te detuviera la pasma en una redada.

¡Joder, esto parece sacado de los 80!, pensé.

Y entonces me di cuenta: mi amigo seguía viviendo ahí. A principios de los 80. Sid y Nancy y toda la pesca… Como uno de esos tipos que despertaban de un coma en las películas… Bueno, ésa yo ya la había visto más de una vez, y sabía cómo terminaba: mal.

Me largué.

Unas semanas después alguien me contó que lo había arrollado un tren en el pueblo de la costa donde pasaba los veranos en su infancia. Sin más detalles.

·····

FLASHBACK Nº2.
1980. Barrio de la Bonanova. Noche.

B. y yo salimos de un garito y bajamos en dirección a Plaza Molina. No conozco bien esas calles. B. dobla una esquina y, cuando me dispongo a seguirlo, me detiene con un gesto, mientras me señala con el dedo otra calle distinta a la que él ha tomado.

—Tú por ahí —me dice.

Le hago caso. Doy unos pocos pasos y me giro. Tiene una pinta estupenda. Cojonuda. Él se despide de mí, sonriendo.

Sonriendo…

·····

Esto último sucedió hace apenas dos días. En un sueño, claro. No había vuelto a pensar en él en años, pero así fue. Me gustó que estuviera contento. Claro. Espero, pues, que aquella señora estuviera en lo cierto cuando me aseguró que si los muertos sonríen en nuestros sueños quiere decir que han pasado al otro lado. O trascendido a la luz. O encontrado la paz… O lo que demonios sea.

Eso espero.

112 comentarios

  • Todavía me dan escalifríos recordando el concierto en la universal sur allá por el 88 o así.
    Como un año antes salió en tocata cantando ” no la cagaré”.
    Y hay tantos admiradores suyos que murieron jóvenes. Y muchísimos más que estamos aquí.

  • A la sombra de la inscripción homérica, las anécdotas escogidas, sonrientes y triviales, resultan muy emocionantes. Me he puesto a pensar en la mercancía averiada y los muertos que dejaron esos años, casi como una guerra más.
    Mis respetos, señor Montoya.

  • Por una porquería de atrasos de pagas extraordinarias, tienes que zambullirte en los ‘papeles’ de Hacienda perdidos y hallados enterrados en el sótano, en cajas ignotas. En ellas aparecen con todas las declaraciones, las novelas negras de la colección de bolsillo de Bruguera, algunas clásicas de La Sonrisa Vertical, amén de carpetas de correspondencia, que por encima curioseo y acabo subiendo con morbo para arriba. Me he pasado repasándolas varios días. Mucha retroalimentación para mi blog.

  • NO conocía a Beth Hart, PerroANtoine, tiene una voz brutal y además he visto que también colabora con mi adorado Jeff Beck.

  • Estoy en Lemánicas(al límite) amenizando con historias de taxistas la espera a que vuelva Gacho del cine: un caballero no duda de palabra de dama.

  • No sé si es de pago (entro automático) pero Arcadi:
    “En España el paradigma de la regeneración es Joaquín Costa. Su tumba de Torrero lleva grabado este epitafio: «No legisló». La democracia, que es el final de la revolución (y esto no es una hipótesis sino una observación empírica), es un pacto de regeneración continua: es la electricidad y no el salto de agua. En democracia los jueces meten en la cárcel a los corruptos y los ciudadanos sacan del parlamento a los inútiles, aunque sea para poner a otros. Pero el sistema ni se deroga ni se vota. El reset regeneracionista es la pura reacción.”

  • Me envía el notario las condiciones de la ordalía. Habrá tres sobres, uno dorado, otros de plata y otro de bronce. He elegido este último, pues el oropel es a veces cobertura de nada. Mas me advierte que quién elija primero se habrá de hacer cargo de los gastos de la notaría. Transijo.

  • Anotado.

    Abrid vuestros corazones al comandante Verhoeven, cuyas estupendas aventuras escribe Pierre Lemaitre. El personaje más grande del thriller de los últimos años (aunque sea muy bajito).Ideas
    RAMÓN DE ESPAÑA
    Pequeño gran hombre
    Aunque solo mide un metro cuarenta y cinco –el tabaquismo feroz de su madre pintora dañó al bebé durante el embarazo-, el comandante Camille Verhoeven, de la policía judicial de París, es un gran tipo y yo ya lo he subido al altar que ocupan Holmes, Maigret, Wexford o Harry Bosch. Un pedazo de personaje, vamos, cuyas aventuras, escritas por Pierre Lemaitre, se agrupan bajo el título común de La trilogía Verhoeven. Una trilogía compuesta por cuatro libros –el último ejerce, en cierta medida, de largo epílogo y es más breve que los anteriores-, pero también los tres mosqueteros eran cuatro y, que yo sepa, nadie se ha quejado hasta el momento.
    Alfaguara acaba de publicar la primera de la serie, Travail soigné, rebautizada como Irene, que es el nombre de la señora Verhoeven. La segunda, Alex, salió a la venta hace meses de la mano de Grijalbo, que no sé por qué le dio por empezar la casa por el tejado. Faltan por traducir Sacrifices y Rosy & John, que ya me he tragado en francés porque a compulsivo nadie me gana y cuando me gusta un autor no le concedo tregua.
    Como los grandes personajes que le han precedido, Verhoeven es un tipo de una gran humanidad cuyas andanzas revelan siempre un fuerte contenido sentimental. Siendo casi un enano, no lo ha tenido fácil con las mujeres, y lo suyo con Irene es prácticamente una bendición divina que, lamentablemente, no durará demasiado. La otra mujer relevante en su vida la encontrará en Sacrifices, aunque para acabar descubriendo que lo ha utilizado miserablemente para sus propios fines. Nuestro hombre se tendrá que conformar con su fiel Louis, un poli de buena familia movido filosóficamente por el afán de justicia, y el cutre de Armand, roñoso patológico que se pasa el día gorroneando cigarrillos entre los recién llegados a la comisaría.
    Las novelas de la Trilogía Verhoeven revelan un buen conocimiento del inframundo parisino y muestran cierta tendencia a un gore doméstico y nada hollywoodiense. Se leen de un tirón y desprenden una melancolía notable por un mini poli adorable y la raza humana en general. No se las pierdan.

  • ¡Me cagonelministerio de hacienda! mientras abomino de vivir en un país de cultura estatista bajo un gobierno neo-socialista al que todos los medios de comunicación acusan de neo-liberal.
    EL PSOE con barba recortada es el PP.

    ¿Cómo puedo haber obtenido cien de una herencia de mi santa, gastado trescientos en la vivienda para primera y única residencia y aún así haber incrementado mi patrimonio, según ellos, cuando el resultante es -200 ?

    ¡Hijos de puta!

  • En mi próxima reencarnación quiero ser listo, para poder desentrañar las razones ocultas que, como cabrero que se esfuerza, no alcanzo.

  • ¡Puto Franco!
    Todos peleando contra la religiosidad heredada, cuando su peor aportación fue el estatismo pater benefactor.

  • Yo, si se me permite defender mi casa y mi familia con armas de fuego con licencia, apuesto por que los demás hagan la puta revolución de una puta vez, que ya toca.

  • Me acuerdo cuando en lo de Arcadi diagnostiqué al Ribera como un trepa aseadito y menos evidente. Creo que me pasó la caballería rusticana por encima.

  • (Perdón Holmess, es que volví tarde del cine y ya sabes que madrugo mucho para ir a revolcarme (gratis) entre aguas residuales y lodos de depuradora. Aunque algunas veces (como la de hoy) también me tocan suelos, y con algunos mientras los tamizo me entretengo observándoles los bichitos que llevan: hormigas hacendosas, orugas perezosas, algún coleóptero despistado… Y si en esas tengo la inmensa suerte de toparme con una lombriz de tierra, cojo un tubo de rosca disimuladamente y la meto dentro con la sana intención de llevarmela para el jardín de mi casa. No pregunto si se puede hacer porque por inercia me dirían que no, y teniendo en cuenta por dónde (el forro los cojones) se pasan ellos los PEE (procedimiento especifico de ensayo), pues hago muy rebien reciclando las lombrices..
    Ay, Holmess, ya me he vuelto a liar, ¿por dónde íbamos?)

  • También es cierto que durante un breve periodo creí que debía cambiar de opinión y así lo hice.
    ¡Ermitañismo, sexo de pago, los diez mandamientos, familias-estado, relaciones exclusivamente cibernéticas!

  • “Montoro dice que queda espacio para crear empleo del Estado”, pagando yo y otros a razón de la riqueza que no tenemos sí, claro.
    Ya me callo.

  • Policía, médicos, bomberos, ejercito, etc…
    ¿Es usted un funcionario que trabaja funcionariando con otros funcionarios y sin relación ninguna con el pueblo paganini?
    O sea ¿su interlocutor de usted es otro funcionario? ¡A la puta calle!

  • Por las cuentas, Gacho, por las cuentas.
    Aunque el tema se ha complicado con gastos, y éstos han causado efectos secundarios que no anuncian nada bueno.

  • 12 de mayo de 2015 a las 21:34
    GACHOINLOWERCASE
    (Sip. Fiate tú de los bambis.
    Luego te lo cuento, Holmess, que ahora se me llevan al cine!!
    13 de mayo de 2015 a las 10:43
    HOLMESSS
    TAXISTAS
    Madrileños: Mi primer jefe, asturiano, un buen día entra en un taxi en Madrid y dice “Me va a llevar a la plaza del marqués de Salamanca” ; el taxista le contesta “Eso será si quiero, y me lo solicita ” , a lo que el otro respondió “Eso no será, porque ahora mismo me apeo”.
    Londinenses: El mismo jefe, en Londres, desconocedor de la costumbre de los taxistas locales que se ocupan de cerrar la puerta desde dentro una vez apeado el viajero, cierra la puerta y le pilla los dedos al taxista. El tipo masculla británicamente “open the door, please”. Cómo se reía mi jefe cuando explicaba eso!
    Vascos. “A dónde te llevo?” En Bilbao el tuteo de los taxistas es total, franco y transparente, aunque uno ya peine alguna que otra cana furtiva. Luego la conversación da para lo que da, pero la atmósfera es peculiar.
    Nuevayorkeses. Un día tomamos un taxi entre cuatro en Mannhattan, creo que hacia Brooklyn. Al poco, mi amigo le pregunta al taxista afroamericano: “Would you please download the music?” a lo que el tipo contesta, frenando suavemente, “Would you please get out of my car?” Así lo hicimos, claro.

    Ntsch

  • España necesita ya a un idealista que no renuncie a nada y le escupa a la gente que es idiota y porqué, con una sola frase de explicación (le votarían en masa), o un demagogo como todos los demás, desde Podemos al PP, pero liberal.
    La desgracia es que los liberales malgastan toda su sapiencia y energía en determinar el sexo de los ángeles y ponerse un apellido que los diferencie de la derecha.

  • Adapts LA PASTIIIIILLLLAAAAAAAAA!!!!
    ***
    (Acabo de caer en la cuenta que Cristina López Chichi es la de la COPE.)
    jur jur jur.
    ***

  • López Burniol, columnista orgánico del separatismo catalán camuflado de tercera vía, es ese hombre que según Arcadi Espada no escribe sino que escritura.

  • Me han asegurado que la notaría de López Burniol es de gran seriedad y solvencia, además me pilla cerca de la oficina. Me han atendido en exquisito castellano, cierto que la minuta es importante pero para un asunto así parecía necesario utilizar un nombre de prestigio.

  • La he leído hoy mismo en la tan grande como inexacta biografía de Poe que escribió Baudelaire poco después de su muerte::

    (De la muerte de Poe, quiero decir, no de la suya propia.)

    “Ya solo vivo por curiosidad”.

    (Mercier)

    ***

    Besos, emoticonos sonrientes, abrazos y mimitos a todos ustedes.

  • Qué humos más graciosos los del taxista de Nueva York, UF, qué corte. Es como el chiste del autoestopista que se había propuesto no hablar mucho por no provocar una discusión, pero al rato de haber montado dice «Pues sí…»; que ya os lo sabéis.
    Hace poco he tenido un breve matrimonio con un taxista del Cantábrico. Iba yo absorta en unas moscas y me parecía que alguien hablaba a lo lejos, pero absorta es absorta. Cuando me di cuenta e intenté pillar el hilo ⎯«Eh… ¿Me está hablando a mí?». A ver, que podía estar hablando solo, como todo el mundo⎯ me contestó muy digno: «NADA, no decía NADA. Ya veo que no te interesa lo que digo». Y no me lo dijo, oyes. Y qué rato malo hasta llegar, oyes.

  • (Los taxistas, en general ¿eh? en general, son un gremio muy pintoresco, mas que nada por no decir peligroso; los de Barcelona especialmente. Yo he visto cosas de taxistas de Barcelona que vuestros ojos no creerían; montarte en un taxi de Barcelona es como entrar en una novela de Juan Marsé o Vazquez Montalbán para hacer un cameo).

  • ¿Que tienen razón?. Lo que no tienen es vergüenza. Algunos rayan ya el delito, pero no pasa nada, porque meten goles y molan mazo.
    (Lo de los estudios lo obviamos porque en realidad los estudios son para los gilipollas, y estos son todos listísimos.)

  • With a little luck

    Ya a principios de esta Champions, cuando ganamos fuera al Ludogorets de nosédónde, escribí que este Madrí estaba creado para mirar solo la portería rival. Su objetivo: meter más goles que el rival, sin importar cuántos meta aquél. Nada de reservar, de contener, de defender. Así fue contra el Valencia, así ha sido hoy. 22 remates. Y solo con la ayudita del penalty la hemos enchufado. Ha faltado suerte, pero cuando se crea una delantera a base de 300 kilos es para no dejar nada a la suerte.

    Intensidad
    Los equipos intensos, correosos, se nos atragantan. Así la Juve, que es un poco como el PAleti, (bien cerrados, buena presión, buen portero , muchas menos faltas) pero en italiano, o sea, con elegancia: La Vecchia Signora lleva el pedazo de peluco de oro en la muñeca, asomando apenas bajo el puño de una camisa de Roberto Verino; los colchoneros colgando de una cadena en medio del pecho, entre el pelo ensortijado, la camisa desabotonada.

    Prietas las filas
    El bar estaba lleno, como merece una de esas grandes noches molto longas del Bernabéu. Para no variar, alguna señora ocupando sitios que por derecho nos corresponden un miércoles de Champions, mira que me jode. A mi lado, una universitaria o doctoranda; por supuesto se merecía ese sitio, no como las otras.
    – ¿Estaba buena?
    – 25 años.

    En un momento dado ha saltado la alarma en el Bar. era un intermitente pitido atronador, insoportable, pero no se ha movido nadie. No conseguían desactivarla, y pronto todo el mundo con las manos en los oídos, pero como clavos frente a la tele. En esas aprovecha Morata para marcar, y entonces, cono si fuera una señal, se ha vaciado el bar: toda la peña a seguir el partido desde fuera, a través del cristal.

    Caballeros dle honor:
    Ovación a Pirlo cuando ha sido susitituido, y aplausos (también pitos, sí) a Morata. Va a dar igual, porque la final la ganará el puto Barça y se va a llevar 3 títulos antes del verano y otros 3 a la vuelta. Pero hasta entonces, los flamantes campeones del Mundialito somos nosotros.

  • 1978. Discoteca Metamorfosis.

    Discoteca Metamorfosis! ¡¡Total!!
    Yo iba por esa época a Osiris 3.
    El tres, porque por 90 pelas que costaba la entrada te daban tres consumiciones.

  • los Stones

    Los chulitos siempre dicen “los Stones”, pero en España han sido “los Rolling” toda la vida, porque es la abreviatura lógica en nuestro idioma.

    También en Italia llaman al Madrid – ay! – el Real, y seria tonto corregirles.

    Pero lo importante: muy buena entrada.

  • Es divertido cuando siempre estas huyendo.
    Es divertido cuando tu amigos te desprecian por lo que te has convertido.
    Es divertido cuando estás tan colocado que no se te levanta.
    Es divertido cuando metes la lengua y no puedes despegarla.
    Es divertido cuando la dices que es solo un agujero.
    Es divertido cuando ella te deja y te quedas solo.
    Es divertido cuando te escupen en la cara y no te das cuenta.
    Es divertido cuando vas a pegar y atraviesas un cristal y te cortas.
    Es divertido cuando no sientes nada.
    Es divertido cuando sabes que vas a morir joven.

  • Cómo echaba de menos a Gómez, qué gusto da leerle. Gómez es para mí el rey de esta corte, el combinado perfecto. El día en que falte faltaré tarde o temprano también yo.

  • Muy buena.
    Como las que yo he puesto.
    No conocí el Osiris 3. Para bien o para mal.
    El canci y Los bajos de arrguelles para jevis.
    El agapo, el ramonas y el nueva visiòn mejor

  • (Joder, Holmess:
    3 x12000= 36000
    y no necesita explicación, macho.)

    (Me alegro de que eliminen al Madrid.
    No es como para tirar cohetes, pero es así como un gustirrinin que da. Como cuando una película acaba bien.)

  • Bonnie, le importaría aclarar que el tal Marquisio, el de la experiencia religiosa, no soy yo. Tenga en cuenta que hay chicas celosas que no les gusta el fútbol. Gracias.

  • 14 de mayo de 2015 a las 00:09 FUNES
    La Vecchia Signora lleva el pedazo de peluco de oro en la muñeca, asomando apenas bajo el puño de una camisa de Roberto Verino; los colchoneros colgando de una cadena en medio del pecho, entre el pelo ensortijado, la camisa desabotonada.

    Roberto Verino, como su propio nombre indica, más que moda italiana, se trabaja el estilo Verín, Orense. Creo que aún no ha abierto tienda en Turín.

  • El texto me ha hecho recordar cosas del pasado, de esa época que fue loca pero seguramente no más feliz. El pasado es, si miras las fotos, la época del disfraz. Y los ’80 mucho más.

  • Creo que ya lo comenté en alguna parte, pero me cuento entre aquellos afortunados ex soldados que han tenido la oportunidad de desfilar para un escritor. En efecto, por alguna nebulosa razón (probablemente que el coronel de mi cuartel fuera amante de sus novelas), en una ocasión se le montó un desfile en exclusiva al novelista Sven Hassel. Siempre he pensado que de todos los aguerridos soldados que desfilamos aquella mañana, yo era el único que se contaba entre sus lectores.

  • Es una estampa muy bonita, Gómez. Creo que leí por lo menos una de Sven Hassel de cría, y he estado rebuscando entre las imágenes de las portadas de Reno, pero no la localizo. Son todas de mucha guerra y yo creo recordar que era una historia de amor en la Francia ocupada. Así pues, si la leí, hice lo de siempre: mira, Sven Hassel, tú escribe lo que quieras que yo voy a entender lo que me dé la gana.

  • Había otra particularidad de Sven Hassel: durante años fue la única persona que figuraba en las páginas amarillas de Barcelona en el apartado ESCRITORES.

  • Brema, se quejan seguramente de que puedan viajar los animales domésticos de los DEMÁS. Y no sé por qué me he acordado de nuestro Adaptaciones, si no fuera porque Adapts seguramente el transporte público no lo huele, nunca mejor dicho. En el transporte público viajamos muchos animales sin domesticar, créeme. Yo que me he dado varias vueltas al mundo en transporte público estoy a veces en un tris de hacerme misántropa, todo por culpa del transporte público.

  • si no fuera porque Adapts seguramente el transporte público no lo huele, nunca mejor dicho

    En efeto. Cuando he sido pobre como rata tampoco lo usaba. Caminando a todas partes. Simplemente madrugaba más.

    Fueraparte, si yo usara transporte publico acababa detenido una vez más, fijo.

  • Adapts, yo hago viajes de muchos kilómetros cada vez y para llegar mañana al curro tendría que haber salido ayer. Pero a todos los gorrinos nos llega nuestro sanmartinchu y a bí bisba me ha salido un comisario justiciero. Siempre pido asiento de pasillo para sacar un poco las patucas y colgar el bolso del reposabrazos, cosas que, siempre según yo, no molestan a nadie. Pues hay un señor con el que he empezado a coincidir a veces que ya me ha llamado la atención en dos ocasiones. Me ha dicho: «Está prohibido que haya objetos en el pasillo». Pero si solo cuelga, iba a decirle pero no le dije ni miau. Cuando me reconvino la segunda, se acordaba que ya me lo había dicho otra vez anterior y observó asimismo que no le había hecho caso. No siendo esto verdad de ningún modo, sin embargo, replegué de nuevo mis posesiones, me hice un nudo con todas las extremidades y no chisté, menuda soy yo obedeciendo. Hace poco me ha coincidido en el asiento de al lado, al otro lado del pasillo, yo no podía dejar de mirarle de reojo y él también me miraba. Me miraba para MAL. Le he cogido MIEDO.

  • Seguro que es un amable misántropo que, como tal, sabe que la única manera de convivir es ateniéndose a las leyes y sus reglamentos.
    (Lo digo yo, delincuente, pero una cosa no quita la otra)

    Yo a usté igual le decía una animalada cortejante, con la excusa de mi inflexibilidad. (Seguro que el también lo pretende pero es del rama misántropotímida).

  • “yo hago viajes de muchos kilómetros cada vez y para llegar mañana al curro tendría que haber salido ayer. ”
    Pues para eso un Ford Focus descapotable del 2004 por menos de 6.000 € y a plazos.
    ¡Nunca, nunca, nunca, arrejuntarse con el ganado!

  • La ley se aplica por dos razones, el convencimiento general de su conveniencia y la percepción particular de la coacción violenta que puede ejercer el estado.
    Pero uno acepta ambas a cambio de que no haya ninguna otra fuerza coactiva violenta.
    En el mundo de yupi en que se ha convertido nuestra benevolente sociedad, cualquiera puede ejercer coacción violenta.
    Aparque usted en una gran ciudad y pagar doblemente por coacción, la primera al estado en su forma coactiva encarnada por el ayuntamiento: la ORA; la segunda los gorrillas, pobrecitos, que le cobran la segunda vez a cambio del “contrato social” —-> bueno como me has pagado no te rayo el buga.
    Mientras tanto los garantes de la -teóricamente- única coacción, te afean lo mala persona que eres si se te ocurre llamarles.
    Pulisia, pulisia, hhhhmmm, no, para esto no vamos… mala persona…

  • 14 de mayo de 2015 a las 12:41 PROCURO FIJARME
    La noticia de la Reina ayer en el cuartel de Sansomendi en Vitoria se titula «Letizia recupera el traje de la coronación»,

    Escuché la noticia ayer en el telediario y también se insistió en el asunto del traje, con lo que las sospechas de gilipollismo se inclinan hacia la Casa Real, que es quien habrá filtrado la “importancia” del gesto. El protocolo diplomático es muy dado a estos gestos que, dicho sea de paso, son muy del gusto de las masas.

  • De su relato me surgen preguntas. ¿Cómo que ustë elige pasillo? ¿Acaso va a trabajar en avión? ¿Acaso en el cantábrico los autobuses de linea tienen cheking, reservas, turista y bisnes e ¡incluso puede ustë elegir pasillo?
    Son muy raros allí, hablan raro (algunos) y además creo que no follan mucho, nusé.

  • Y la piscina sin acabar, tres días le faltan. Si no fuera quien soy les invitaba a un bañico, pero me iban a odiar pese a lo amoroso que soy.

  • [0] El disco Rock ‘N’ Roll Animal de Lou Reed no lo he tenido hasta fecha relativamente reciente y ya en CD. Pero el original en vinilo sí que estaba en un bar de mi pueblo en el que casi cualquiera de los habituales podíamos entrar en la “cabina” (un plato entre botellines bajo la barra) a pinchar. ¡Cómo nos enardecíamos los rockerillos morileños cuando alguien, yo mismo, ponía el Sweet Jane y su majestuosa ‘intro’, con ese mano a mano entre las guitarras de Dick Wagner y Steve Hunter, que nos parecía el no va más! De hecho, todavía me sigue pareciendo una de las mejores grabaciones en directo de un concierto de rock.

  • El Sweet Jane y el Wilde Side son base de cienes de recuerdos o de nebulosas, de Esa época. Cuando íbamos a ser cosas.

  • Pero lo mejor, lo más sensato que le he escuchado nunca a Lou Reed fue una pequeña reflexión cuando le preguntaron acerca de la repercusión que tuvo en su persona el éxito de su LP Transformer:

    –Son solo canciones– dijo–. Luego viene el resto de tu vida.

  • Nop, Brema, con que las recoja (las aceitunas) directamente de los olivos será suficiente para el pase a la piscina.

  • Pocos artistas creen que su obra y su vida no sin lo mismo. No conocía eso de Lou Reed, gana mucho, siempre pensé que era un poco gilipollas.

  • YOU ARE LEAVING THE FREE CASPA SECTOR

    El nivel de CO2 ha aumentado esta noche en Berlín y ha alcanzado niveles peligrosos para la salud humana. Sabido es que esta ciudad está comida por la verdura de sus parques, bosques, jardines, árboles y plantas en general. A su emisión de CO2 habitual en la noche se ha sumado la del suspiro de alivio de sus casi cuatro millones de habitantes al ver ganar al Ron Negrita Juventus de Gran Torino. Casi ocho millones de pulmones han expulsado a la atmósfera varias toneladas de CO2 cuando el réferi pitó el final del contencioso que anoche se celebró en el Polideportivo de la Castellana. Por eso se han levantado hoy los berlineses con dolor de cabeza debido a la falta de osígeno. También puede ser una impresión mía producto de la resaca. Quién sabe.

    Se queda Berlín sin masas con riñoneras diciendo ejque y pidiendo a los camareros, a 25rpm pero a gritos, un klei-nne-jo-se-von-te-nne-ra-y-eine-klei-nne-bi-er-pe-ro-ve-ry-klei-nne. Las cadenas hoteleras españolas se han visto inundadas de llamadas pidiendo la anulación de habitaciones reservadas, para gozo de este quien suscribe. Allá lejos, en España, los escritorzuelos merengues imitadores de Jabois templan sus plumas y su «prosa sonajero», como bien la ha llamado el escritor Bernal (hoy en la tertulia de Jiménez Losantos le han citado y han dicho que no le gusta que le llamen periodista). Son cuatro o cinco ultrabarrocos sin talento a los que da grima leer. Cómo se gustan, tío, cómo se gustan.

    ¿Qué he hecho yo, Señor, pecador como soy, vacío de virtudes y saco lleno de defectos morales, para que tanta dicha me hayas procurado fijarme?

    El contencioso transcurrió por los cauces previstos: avalancha merengue dentro de lo posible con un jugador como Marcel.lo, habitual de los Madonna’s y los Burdel Kins. Subía mejor Guarreth Fail, quien después de lloriquear a lo CR2D2 porque sus compis no le pasaban el cuero, se hinchó de él para desplegar un asombroso catálogo de fallos al tirar a puerta, donde un espectacular Jean Luissi Buffó guardaba la puerta del infierno. Personalmente opinaciono que Cabrajaaaaaarl cumplió con su papel y que el de Camas y Verán estuvieron patéticos, especialmente el semillano, que hizo gala de sus habituales entradas guarras. El mejor de la zaga fue sin duda el recogepelotas. Le conmino a que venga aquí a tratar de recogerme las mías, las dos más gordas que ha visto en su decepcionante y miserable vida.

    Del medio del campo podemos alabar el trabajo de Ayer Mendilerendi, Lucas Chifla y Semiquerida, que estuvieron a la altura del de los delanteros aunque permanecieran en el banquillo.

    Efectivamente, el hermano de la Ronalda fue el lloroncete habitual, el Robin Williams de la gesticulación merengue. Fue gloriosa la jugada en la que intentó imitar a Kit Towerds, llegando al área y recortando a dos zagueros espaguetis. Pero lo que Kit mete con la minga encogía después de salir de una alberca en Soria en pleno diciembre, el hermano de la Ronalda desperdicia con premeditación y ambrosía. Estuvo fabuloso. No puedo meterme mucho con Cari Vencemal: fue voluntarioso. Guisantito, como siempre, tirándose por el céspet con mucho aparato, como el extra de un westernd rodado en Almería.

    San Iker ejerció de San Iker. Evitó una goleada y calló las bocas de quienes quieren que se muera o que se parta una pierna. Qué hinchada, macho, qué hinchada. Cabe agradecerle, eso sí, que en los segundos finales resumiera el eterno ridículo de la religión madridista, ese malditismo de salón.

  • Decir que a mí me la refanflinfa que el año que viene, y el otro y el otro, gane el conjunto merengue la copauropa, el mundialito o el Herrera Carranza. Que ganen lo que quieran: PERO LEJOS DE BERLÍN.

    Reconozco que mi visión del mach puede ser un poco sujetiva. Para contrarrestar os dejo con un par de artículos de reconocidos periodistas merengones, para que no digáis. Ojetividad, ante todo ojetividad.

  • Vi El capital humano -una pesquisa de orden moral, sugirió AE. El cine muy vacío en el Zoco majariego, topos merengón.

  • Señoritos, señoritas. En cumplimiento de la normativa electoral Çhøpsüey Fanzinë Øn Thë Røcks suspende su programación habitual y programará a partir de mañana, diariamente y hasta el próximo día 23, jornada de reflexión, sólo propaganda electoral.

    Que no pase nada.

  • Hojeando hoy la revista Mondo Sonoro he descubierto la verdadera identidad de nuestra compi Pachakusi y, atención amigo Adapts, ¡está muy buena! (aunque tiene edad para ser nuestra hija y eso, para mí al menos, le quita todo el interés por ese lado). La chica se llama Catarina Aimée Dahms, o Cata.Pirata para el arte (hummn, ¿pariente de nuestra Jenny?), y es la cantante del antes dúo y ahora cuarteto Skip & Die. Sus declaraciones a la revista la han delatado: “La ‘serpiente cósmica’ (título de su último disco) es como el ADN, es decir, una serpiente que nos une a todos. Estamos todos conectados y hechos de la misma materia. Somos tan distintos, pero se puede ir juntos, podemos vivir juntos, y sí, el título tiene que ver con la conexión del ser, con la tierra, con el cosmos…”. Cata es del Sur, sí, pero del sur de África mayormente, aunque habla fluidamente seis idiomas, el español (con delicioso acento latinoché) entre ellos. Y ésa no es su única conexion con Sudamérica, pues, según Mondo Sonoro, “Cumbia, caribean music o raga impregnan sus músicas”. También dice la revista (que está mucho a esas cosas del arte engagé y combativo), que la chica, a base de “imágenes y escritura automática”, construye “un discurso sensorial, lisérgico y comprometido, con un pie en lo psicodélico y otro en la lucha social”. Una fenómena, vamos, porque anda que conseguir letras de intención social mediante escritura automática… Con razón dice que le salen “un poco crípticas”. En cualquier caso, eso no va a impedir que, como dice Mondo Sonoro, “el mantra de Skip & Die se expanda por el mundo, plantando semillitas de cambio con baile sudoroso, revienta caderas, y mucho puño en alto”.

    ¡Qué callado se lo tenía, Pachakusiiiiiiiii!

  • Sugiero se prohiba en este su magazine hablar de:
    1. Música pop.
    2. Fulbol.
    Lo pido de rodillas Bellpuig, estoy saturado de Iggypops y Cabrajales. En serio, por favor.