82 comentarios

  • El éxito lo corresponderá a un partido, que tal vez tenga que pactar con otros políticos exitosos.
    Admiración.
    Indiferencia.
    Asco.
    Ilusión.
    Envidia.
    Las sensaciones que tengamos no serán compartidas entre individuos.

  • 21 de mayo de 2015 a las 23:16
    PIRATAJENNY
    sus cuentos están llenos de jugadores frustrados dispuestos a meter dos ostias a los de la media sonrisa. ¿Me entienden, verdad?

    Por supuesto, no somos tontos. Según lo que dices, los trabajadores de la empresa del marido de Manuela Buenasaña, que estuvieron varios meses sin cobrar y que no se llevaron un duro porque el marido le traspasó la empresa a Manuela Buenasaña, tienen el derecho y el deber natural de meterle dos hostias al marido y a la Manuela. ¿A que sí?

  • Y si luego le queman el chalé de un millón de euros nos queda una estampa preciosa. Un cuento digno del Ier Premio de la Ciudad de Benidorm de Narrativa Proletaria.

  • Si el cuento recibe un premio.
    Admiración.
    Indiferencia.
    Asco.
    Ilusión.
    Envidia.
    Las sensaciones que tengamos no serán compartidas entre individuos.

  • Había decidido que en estas elecciones me engañara Ciudadanos. Pero se empeñan en ponérmelo difícil.
    ¿Cómo conio voy a votar a una coach de la felicidad y el buen rollito?
    YO

    Nos han puesto en Valencia a Carolina Punset. (Además digo yo que será catalana -no voy a ponerme a comprobarlo- y eso aquí, de entrada, no ayuda mucho).

  • B-E-L-L-P-U-I-G, M-A-R-T-A-B-E-L-L-P-U-I-G. Así es como me llamo. Memorícenlo, o aténganse a las consecuencias.

  • ATENCION VIAJANTES
    Me cuenta un amigo su aventura de ayer, en un vuelo regular a Madrid. A los veinte minutos el piloto se dirige al pasaje y les comunica que el colega del avión que les seguía en la pista de despegue ha visto que saltaba un objeto al elevarse; hechas varias comprobaciones no ha hallado nada anormal pero por seguridad van a volver al Prat. Lo hacen, y aterrizan viendo las luces del despliegue de bomberos y ambulancias. Todo sale bien, pese a que había reventado una rueda del tren de aterrizaje, y me explica los inevitables pensamientos de aquellos minutos en silencio, entre los que se cuela alguno de tipo práctico (“joder, para eso podíamos aterrizar en Madrid y al menos llegaba a destino, vivo o muerto”).
    Lo mejor, para él, la evolución en unos minutos del estado de ánimo colectivo del pasaje, pasando en un suspiro del acojono máximo a la euforia jaleando al piloto y, saliendo del avión, a la indignada reclamación a la compañía por el retraso y los bocatas.

  • 22 de mayo de 2015 a las 09:36
    HOLMESSS
    ATENCION VIAJANTES

    ¿No hicieron como los del chiste, que se pusieron a fornicar como locos?

  • 22 de mayo de 2015 a las 09:38
    BREMANEUR
    22 de mayo de 2015 a las 09:36

    Me dijo que la azafata jefa iba como loca (“quite esa bolsa de ahí debajo!”), pero no lo decodificó en ese sentido.

  • Aquí en el noroeste no votamos más que para alcaldes, así que los que vivimos en ayuntamientos pequeños donde un alcalde es igual que otro alcalde asistimos a las horas previas al tan cacareado cambio histórico desde una distancia no sólo geográfica sino también metafórica. Supongo que como los Rodríguez en verano o los niños incluseros en Navidad. Una sensación de periferia de la periferia que hace inconcebible cualquier ilusión de que algo vaya a pasar o cambiar.

  • Por cierto, el bloque es basura, intelectual y moral, aunando lo peor de la extrema izquierda con lo peor del nacionalismo. O repolo representa a Galicia moito mails que eles.

  • Ya he modificado el comentario del señorito Adaptaciones. ¿Alguna cosa más, señorito Perroantonio? ¿Té, café, pastas, un masaje de pies?

  • Pues que la sugerencia final, por no hablar de otras valoraciones anteriores, indica que los familiares de los presos han sufrido mucho. Padecimiento añadido, dicen.

  • 22 de mayo de 2015 a las 09:36 HOLMESSS
    Lo mejor, para él, la evolución en unos minutos del estado de ánimo colectivo del pasaje, pasando en un suspiro del acojono máximo a la euforia jaleando al piloto y, saliendo del avión, a la indignada reclamación a la compañía por el retraso y los bocatas.

    Para estos casos debería haber un encargado de reclamaciones con un puño americano que estampara en los morros el logo de la compañía. Lo propongo desde el corazón y rebosante de derechos humanos.

  • 22 de mayo de 2015 a las 10:48
    BOTILLERO
    Pues que la sugerencia final, por no hablar de otras valoraciones anteriores, indica que los familiares de los presos han sufrido mucho. Padecimiento añadido, dicen.

    También dice que hay que aclarar los casos de asesinatos de eta cuya autoría concreta se desconoce. Ese informe dice muchas cosas y ofrece datos más que interesantes. Eso me parece una minucia, y esté de acuerdo o no con ella, no basta para descalificar a una candidata al Ayuntamiento de Madrid.

  • 22 de mayo de 2015 a las 10:48 BOTILLERO
    Pues que la sugerencia final, por no hablar de otras valoraciones anteriores, indica que los familiares de los presos han sufrido mucho. Padecimiento añadido, dicen.

    Ya. Y además habrá alguna falta de ortografía.

  • Además, las veces que he visto ese informe, lo han -habéis- dejado sobre la mesa con un «ahí queda eso», como si el informe fuera una barbaridad. Y no lo es. En ningún caso he visto que hayáis dicho: mirad esta mierda de informe de Carmena, donde dice a), b) y c). Eso es de tuiteros.

  • Leo que la Punset trabajó para Médicos sin Fronteras y Proyecto Hombre, que no son organizaciones que se dediquen precisamente a repartir flores ni a dar cursillos de meditación para ejecutivos y marujas estresadas. También que se salió de Equo cuando el partido se definió como “de izquierdas”.

    Sobre ese informe de Carmena, lo que más me llama la atención ahora es que está elaborado para el Gobierno de Patxi López. Y veo su nombre aquí, junto al de otros ilustres. Sigo preguntándome lo mismo: a ver si esa coña sobre Carmona-Carmena no es tal y de verdad se hicieron la picha un lío a la hora de escoger el candidato.

  • 22 de mayo de 2015 a las 00:46
    Juli0
    —-
    ¿Odiar? No, hombre. Yo no juego con malas cartas. Hablaba de otros que las llevan mucho peores.

    Comunicado de los cuatro arquitectos a los medios de comunicación, punto 13 y penúltimo: “En nuestras declaraciones a los medios de comunicación no
    hemos acusado a Eduardo Leira y a Manuela Carmena de alzamiento de
    bienes ni de ningún otro delito”.

    O sea que no les imputan un delito. Muy interesante. ¿Entonces el circo, a qué viene exactamente?

    A lo que hay que añadir que cuando lo hicieron (imputar un delito), la querella que presentaron se sobreseyó. Los cuatro arquitectos decidieron no recurrir la decisión del juzgado.

    Es difícil no ver la sucia garra de Aguirre.

  • Pero, sobre todo, téngase en cuenta que 277 personas más han perdido la vida de muy diversas maneras
    en acontecimientos o circunstancias vinculadas a la violencia: suicidios, enfrentamientos, manipulando su
    propio armamento, por disparos fortuitos entre cuerpos policiales… Aunque todo ello no puede considerarse
    en sentido estricto vulneración de derechos humanos, forma parte de la memoria de lo sucedido.

    Yo tengo un pero en esta parte del informe Carmena: No me parece correcto que se meta en el mismo saco a un terrorista que murió por manipular una bomba, que a alguien que se suicidó porque mataron a una persona querida en un atentado terrorista.
    Esa comparación entre víctima y verdugo es ofensiva y vil (o al menos, éso es lo que yo creo)

  • A mí me parece muy bien que haya gente como Espe que gane buenos sueldos y tribute a Hacienda. Como saben con ese sueldo se tributa al 56% y si vives en Cataluña al 59%.
    Miles de españoles cobran sus pensiones gracias a que la gente que vivimos del sueldo tributamos obligadamente. Lo que no entiendo es porque no nos hacen un homenaje y nos dan las gracias públicamente en vez de insultarnos.

  • 22 de mayo de 2015 a las 11:27 ALBERT

    Sobre ese informe de Carmena, lo que más me llama la atención ahora es que está elaborado para el Gobierno de Patxi López. Y veo su nombre aquí, junto al de otros ilustres. Sigo preguntándome lo mismo: a ver si esa coña sobre Carmona-Carmena no es tal y de verdad se hicieron la picha un lío a la hora de escoger el candidato.

    Una precisión, el Gobierno de Patxi López caducó el 15 de diciembre de 2012 mientras que el informe para la Secretaría General de Paz y Convivencia de Presidencia del Gobierno Vasco fue encargado en febrero de 2013. Dicho esto, es cierto que la señora Carmena había sido nombrada asesora del Lehendakari Patxi López sobre víctimas de abusos policiales. Es una reconocida experta en la materia.

    De lío nada. Se llama estrategia política. El personal, de tanto leer las chorradas de tertulianos y columnistas, tiene tendencia a subestimar a los políticos. Pero cuando se tienen dudas hay que aplicar la navaja de Ockham en su variante Philip Marlow: ¿hacia que vertiente rueda el dinero?. O dicho de otra forma, ¿quién contrata a quién? Pues eso.

  • 22 de mayo de 2015 a las 11:39 BONNIE

    Yo tengo un pero en esta parte del informe Carmena: No me parece correcto que se meta en el mismo saco a un terrorista que murió por manipular una bomba, que a alguien que se suicidó porque mataron a una persona querida en un atentado terrorista.
    Esa comparación entre víctima y verdugo es ofensiva y vil (o al menos, éso es lo que yo creo)

    No hay comparación. Las condiciones del «encargo por la parte contratante de la primera parte» son explícitas y están referidas en la primera página del informe. Cito:

    – Debe ofrecer una clasificación y cuantificación de las vulneraciones de derechos humanos constatadas desde 1960 en el contexto de la violencia con intencionalidad política padecida en nuestro país, siempre en relación y referencia a las víctimas provocadas, que constituyen la prioridad.
    Esta clasificación no debe inducir a equiparaciones, comparaciones o compensaciones de vulneraciones de signo o naturaleza diferente, debe respetar en su estructura los diferentes contextos victimológicos y criminológicos y buscar la referencia de los estándares internacionales en esta materia.
    – El informe debe omitir valoraciones o interpretaciones y centrarse en la descripción de los datos objetivos de que se disponen. Podrá, en todo caso, agregar anotaciones con respecto a los procesos de clarificación, justicia, reconocimiento o reparación pendientes en cada categoría de vulneración de derechos humanos, así como añadir cualquier otra observación que se considere pertinente.

  • ¿Y cómo se convierte uno, o una, en un reconocido experto en abusos policiales si no los ejecuta como autor o los sufre como víctima con una cierta, mínima habitualidad? ¿Hay cursillos sobre esa materia como si fuese macramé? Claro, que siendo juez, tal vez, instruía y juzgaba muchas causas sobre esa materia. Mira, siempre le tocaban a ella. No sé.

  • Estamos a las puertas de la Revolución:
    -se persigue a la gente que gana mucho dinero, aunque sea en un sueldo transparente y que tributa a Hacienda a confiscatorio margen.
    -se conovoca una manifa tipo 15M el día de reflexión preelectoral, manifestando sin rubor que se quiere subvertir el orden.

  • 22 de mayo de 2015 a las 10:47
    Srta. Bellpuig . .

    Ya he modificado el comentario del señorito Adaptaciones.

    Gracias.
    ¡Glups!

  • No entiendo la pregunta, Botillero. Para convertirse en experto en algo basta con dedicarle tiempo y estudio. Y tengo entendido que las gentes que se dedican al Derecho tienen universidades, cátedras y encuentros nacionales e internacionales dedicados al estudio de la ley y sus vulneraciones. Incluso los gobiernos, la Unión Europea o la ONU se encargan de estos asuntos. ¿O lo que quiere usted decir es que no existen abusos policiales?

  • “Se persigue a la gente que gana mucho dinero, aunque sea en un sueldo transparente y que tributa a Hacienda a confiscatorio margen”.

    En este terreno resbalan tanto la derecha como la izquierda. La derecha, por motivos obvios. La izquierda, porque no ha sabido reconocer que hay parte de verdad en esta afirmación, que el peso del estado del bienestar (y de los rescates bancarios, y del pago de la deuda) está recayendo sobre los asalariados, y que la única forma de corregir un régimen fiscal claramente regresivo es intensificar la tributación de las rentas no salariales y levantar el pie del acelerador del IRPF y del IVA.

  • 22 de mayo de 2015 a las 11:27
    Albert . .

    Leo que la Punset trabajó para Médicos sin Fronteras y Proyecto Hombre, que no son organizaciones que se dediquen precisamente a repartir flores ni a dar cursillos de meditación para ejecutivos y marujas estresadas.

    Todas las referencias que conocía sí eran respecto a autoayudas varias. Probablemente esté equivocado y ella sea algo más que la imagen que me formé.
    No tengo tiempo últimamente para asomar aquí menos aún para evaluar concienzudamente a un candidato. Menos mal que está nuestro fanzine y sus escribidores.
    Mea culpa. gracias.

  • Por supuesto que existen abusos policiales, Perroantonio, si bien los probados son menos que los denunciados. Lo que digo es que estas “experiencias” son más bien retóricas, pues tienen más contenido político que jurídico. Vamos, que me parece que no es lo mismo el juez experto en insolvencias punibles que el experto en abusos policiales.

  • 22 de mayo de 2015 a las 12:20
    Botillero

    ‘gensanta, qué cosas hay que oír. Por es misma regla deberían desaparecer los tribunales penales internacionales. Qué digo, los juzgados de lo penal en general.

  • Por higiene sí, deberían desaparecer esos tribunales internacionales. Bueno, podemos dejar vivos a los que diriman cuestiones mercantiles, ya sabe, dos empresas de diferentes estados que discuten, pues que resuelva un suizo, como la UEFA.

  • Pirataaa, ahora atiéndame a mí un poco. De su comentario de anoche me sorprende el ejemplo de Carver, cuando se refiere a la mano recibida. No sé demasiado de su biografía y simplifico para que si quiere me haga entenderla mejor: ¿puede la política eliminar el alcoholismo paterno, el propio o una sentencia de cáncer a mitad de la vida? De las cartas que dice, hay algunas muy importantes que ni pueden ni seguramente deben ser modificadas por, no sé, las políticas municipales, autonómicas o nacionales; son eso privado.

  • Yo es que no perdono que me obliguen a defender a comunistas que organizan escraches, como Paco Iglesias, o a políticas cuyos maridos tienen empresas que no pagan durante seis o siete meses a sus empleados y viven en chaleses de un millón de euros.

  • Mi opinión sobre estos informes en lo referente al país vasco, que seguramente hay más, es que objeto a la totalidad, a su mera existencia.

    Los derechos humanos son, en países civilizados, como es este, un asunto de legalidad ordinaria, de aplicación de la ley a los que cometen delitos. Los informes sobre vulneraciones son propios de estados fallidos, dictaduras, zonas de conflicto y tiempos de guerra.

    Así quedaría como posible objeto del informe el recuento de delitos, (ya sean cometidos por individuos con motivaciones políticas, económicas, sexuales, vistiendo uniforme o pasamontañas, nacidos en Jaén o en Oyarzun), y la exposición de vergüenzas -no delitos- cometidas desde las instancias de poder. El ejemplo sería el ayuntamiento que pone una calle a un condenado por terrorismo.

    Es innegable que en sitios como Somalia cabe hablar de violencia política y hasta incluso de luchadores por la libertad. Apenas hay estado y el poco que hay vaya usted a saber a qué se dedica. Quienes empuñan las armas contra esos restos de autoridad desorganizada pueden resultar, a la larga, mejores o peores el propio estado; ahí cabe una duda. Usar esos conceptos en España, hoy, es claramente pretender deslegitimar el código penal.

    Yo, que cumplo el código y la mayoría de las otras leyes, no quiero que los que lo incumplen con voluntad rebelde y deliberada pretendan restregarme el dolor de sus padres y hermanos. El código está, precisamente, para eso. Para retribuir adecuadamente el mal causado exponiendo previamente el catálogo de dolores y sufrimientos al que se someterá al delincuente. En un estado de derecho el equiparar, comparar o incluso poner en el mismo párrafo dos cosas que son el reverso la una de la otra, tales como el dolor causado por el delincuente y el que causa la aplicación de la ley es pasársela por el forro.

  • Mortimer, comenzamos a parecernos a Somalia cuando es el Estado el que se salta la ley organizando grupos terroristas.

  • LOS PELIGROS DE LA PUBLICIDAD INTELIGENTE
    Siempre me ha parecido que la publicidad «inteligente» es bastante idiota. La presunta inteligencia reside en que una vez iniciada sesión en tu navegador inteligente (pongamos Chrome), estando registrado con tu identidad en el propio navegador y en el buscador habitual (pongamos Google), y sabiendo este, porque tú se lo has proporcionado, tu nombre de guerra, tu correo electrónico, tu dirección ip y —caso de inconsciencia extrema— tu teléfono, pasas a convertirte en objeto de lluvia publicitaria (adviértase la sutil referencia mitológica a Dánae y la lluvia dorada, o sea) por todos los sistemas concebibles por la inteligencia humana.

    A partir de ese momento, si cometes el error de interesarte por un libro, una película o un telefonino, la maldita publicidad de las GoogleAds te perseguirá a cada página que visites y te ofrecerá en ellas y en tu propio buzón de correo el jodido libro, la puta película y la mierda de telefonino, aunque ya los hayas comprado. Desde el punto de vista del vendedor no creo que sea buena estrategia que el posible comprador acabe detestando los productos y la marca que le agobian, pero qué más da, piltrafilla.

    Lo cual que a veces la publicidad inteligente provoca grandes momentos humorísticos. No me pregunten qué hacía yo viendo el documental «Cómo se fabrica un condón»; cosas que pasan. El caso es que me han pillado con la guardia baja, el sistema ha detectado mi identidad, mi IP, mi localización física y me ha ofrecido la publicidad que me merezco. Acabarán utilizándolo para saber si estoy en casa, si me limpio el culo con la propaganda electoral o si echo el residuo a la taza del inodoro, al contenedor de papel o al de restos orgánicos. En fin, que si no fuera por estos momentos…

    ::

  • Brema, no si el propio estado tiene mecanismos para aplicar la ley a los delincuentes que matan usando el estado. No cabe confundir lo difícil que resulta aplicar la ley a los que se la saltan con impunidad o dictadura. El GAL fue una auténtica vergüenza. Las condenas -visto desde fuera sin conocer las pruebas- parecen pocas, pero ministros acabaron en la cárcel. Si fue largo, difícil y seguramente el resultado dista de haber sido perfecto, los mecanismos funcionaron.

  • También funcionaron los mecanismos de las bombas que les explotaron a los etarras mientras las manipulaban. Justo a tiempo. 🙂

  • Nada, que he pinchado en un enlace sobre una máquina de ordeñar, digo de ayudar en la recolección de esperma humano para fines reproductivos (supongo) y una cosa me ha llevado a la otra y eso.

  • 22 de mayo de 2015 a las 13:54 MGAUSSAGE

    Digamos, MGaussage, que en Euskadi el Estado (también por medio de su representante, el Gobierno Vasco) se ve obligado a realizar sesiones triples de pedagogía para legitimarse.

  • Reconozco que me cuesta compadecerme de los tipos a los que les explota la bomba que manipulan. En el fondo todos sentimos que lo que no es ojo por ojo es una rebaja en el castigo que se justifica con la esperanza de que el malvado se reforme. Que le explote la bomba azuza esa idea infantil de justicia. El ideal es que se aplique la ley, el castigo no resulte de una casualidad y los sentimientos queden fuera.

    El estado, en Euskadi o en cualquier parte, se legitima por el uso reglado de la violencia o, una forma más leve, la coacción. No necesita deslegitimar a los que se saltan la ley o los que ejercen violencia o coacción por su cuenta. Hacer eso deslegitima a un estado que tiene mecanismos suficientes para generar democráticamente esas normas de uso de la violencia y cambiarlas si procede.

  • O sea que este es «El año electoral del voto joven». Pues además en mi pueblo el primer sábado de junio se va a celebrar el día internacional de tejer a mano con una sentada en el parque (hay que llevar silla de anea, agujas y lana). El voto joven me toca en casa porque mi hijo vota por primera vez. ¿Vas a venir a votar?, le pregunté. Que sí, me dijo. ¿A quién vas a votar -ya, claro, que el voto es privado; y qué más-?. «Ya veré. Tengo que leer los programas», esto es lo que respondió él y a mí se me atragantó la sopa y se me escaparon unos buchitos en escopeta. Es un chaval tranquilo -tirando a la zona huevazos- y la verdad es que no tengo ni idea de qué va a votar. Lo digo por aportar un dato imprescindible.

  • Me gustó mucho un texto pequeño que escribió el marqués sobre Alexis de Tockeville. Yo leí su libro sobre la revolución francesa con interés pero me temo que entendí un pequeño porcentaje.
    Pero sí recuerdo que Tockeville hacía un análisis de por qué cuando el estado logró calmar el hambre del pueblo, el pueblo se sublevó.
    Añadir que el texto del marqués de cubas libres me supo a poco, y que retomarlo le podría ayudar a contestarse por qué el pueblo que cobra pensiones y recibe ayudas no empatiza con los que pagan grandes cantidades en impuestos.

  • La España nuestra se fue a la mierda el día de reflexión tras el 11-M, cuando se cercaron sedes del PP y a la mayoría le pareció desde justo y necesario a normal.
    Cuando la ciudadanía se ciscó en el rito, no dándose cuenta el común -porque los convocantes si se daban cuenta- de que la forma es el fondo, si crees y quieres democracia.
    Desde entonces es un no parar. La última, jajajá, jijijí, filtrar y publicar la declaración de hacienda (algo supuestamente bajo la protección y confidencialidad del estado) de un político a dos días de las elecciones.
    Me se da una higa qué político es. por si las dudas.

  • 22 de mayo de 2015 a las 15:18 MGAUSSAGE

    El estado, en Euskadi o en cualquier parte, se legitima por el uso reglado de la violencia o, una forma más leve, la coacción. No necesita deslegitimar a los que se saltan la ley o los que ejercen violencia o coacción por su cuenta. Hacer eso deslegitima a un estado que tiene mecanismos suficientes para generar democráticamente esas normas de uso de la violencia y cambiarlas si procede.

    Creo que no me estoy explicando bien. En Euskadi el Estado necesita legitimarse ante mí, que no me salto la ley y no ejerzo ni la violencia ni la coacción; si acaso el sarcasmo. Y necesita legitimarse porque ha tenido que ser una parte muy minoritaria de la población la que ha tenido que dar lecciones a ese Estado de cómo debe ejercer su poder y de cómo ganarse la estima de una ciudadanía desprotegida. Si el Estado no consigue que individuos como yo, radicalmente partidarios de la convivencia y la tolerancia, confíe en sus instituciones, se verá obligado a aplicar toda su violencia y coacción para conseguir algo tan sencillo como que no mee en las aceras, llene las paredes de pintadas o de silicona las cerraduras.

    Esa labor legitimadora y didáctica, que en el País Vasco está dando sus frutos pese a la feracidad del país en la producción de cretinos, es la que se está echando también de menos en otras zonas. Confiarlo todo a la porra no sólo es una mala opción, como estamos viendo en muchos otros países, sino probablemente la peor opción a medio plazo.

  • Yo hace dos semanas que vivo en Santander, una cuidad muy bonita y acogedora. España es un sitio maravilloso.
    Yo creo que un estado no puede ser como dice Perroantonio, porque las instituciones se ven obligadas a hacer trabajo sucio para proteger a su gente. Y peor, como tienen el poder a veces se equivocan con penosas consecuencias. En todos los países.
    Pero ahora es viernes, hace buen tiempo y es hora de disfrutar, y no pensar en eso.

  • Perro, vive Vd. en un sitio complicado.

    Si sólo un 1% de la población se empeña en conducir en dirección contraria, arrostrando las consecuencias de ese acto, el caos puede ser monumental.

    Vive Vd. en un sitio en el que el 1% de la población, hace unos años, se empeñaba en conducir por la izquierda, el 25% los jaleaba activamente, el 50% le parecía molesto pero no los reprobaba, sino que los comprendía, otro 1% se oponía directamente dando la cara y el resto, por miedo, callaba.

    Añádase que algunos estúpidos, en lugar de aplicar la ley, decidieron saltársela y usar los mismos medios que los delincuentes. Y que un porcentaje alto de quienes han de aplicarla son unos acomplejados que lo hacen renuentemente, desconfiando de la razón que les asiste y entendiendo las de los delincuentes.

    Revertir todo eso lleva años. Además es lento, lleva tiempo, es caro, molesto, y muchas veces falla. El estado impone la ley con la fuerza.
    El derecho como fenómeno funciona porque detrás está la Ley. La didáctica del estado ha de ser: si conflicto, ley y fuerza. En muchos casos dar explicaciones es dar categoría a los delincuentes.

  • Yo también quiero ir a los toros. Pero vivo en Berlín, que es como Barcelona. Afortunadamente, sin catalanes ni mourinhistas.

  • 22 de mayo de 2015 a las 11:26
    Mercutio

    Satur me compara con el depilador de césped. He fracasado como persona y como tuitero.

    La depiladora de cespet lucense.

    (Páramo Pictures – Sube na bertolina)

  • ¿Y a ustedes les parece normal que exista algo que se llame Secretaría General de Paz y Convivencia? Suena un poco como Subsecretaría para la Reforma del Endecasilabo, o como Gerencia Territorial de los Números Primos.

  • No me habré explicado bien si he dado a entender que es un nombre ridículo. Al contrario, me atrae la atmósfera de lejanías que sugiere, un dejo oriental y fastuoso. Como los nombres de los departamentos, o dicasterios, del Vaticano: Congregación del Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, Congregación para la Causa de los Santos, y otros así. Sólo la Iglesia tiene huevos, y siglos, para usar ese lenguaje.

  • Es verdad; la Formación del Espíritu Nacional de mi bachillerato. La daban los mandos del Frente de Juventudes, que tampoco está mal como nombre de lo que sería mas tarde, con los ánimos más tranquilos y algo más de dinero, la Delegación Nacional de la Juventud.