63 comentarios

  • Buenos días. ¿Queréis parar de votar ya y venir un poco a comentar?
    Faltan las papeletas de Edurne, Sita, pero ha quedado una colección de carteles muy potente.
    A propósito del tuteo, Gengis, sé de buena tinta que nuestros juveniles no es que no ustedeen, es que ni siquiera saben cómo se hace. ¿Cuánto vale un cuando no hay usted? Lo justo y funcional, tan pobre y triste como alimentarse a base de píldoras.

    Jon Juaristi habla de Rekarte.

  • Recarte ha escrito un libro diciendo que está arrepentido.
    Pero cómo saben que lo está? Como saben que no miente?
    No es justicia cuando encierran a un criminal. La justicia sería devolver la vida a los muertos.
    Lo que se le aplicó a Recarte fue castigo. Las leyes sobre el castigo más adecuado cambian, acercándose o alejándose de la justicia.

  • Vecina nueva en los pisos de enfrente. Sale a correr por las mañanas y el resto del tiempo está limpiando la cocina o doblando las bragas. Seguro que come verduras y mordisquea manzanas entre horas. Rubia, lechosa, fibrante, sensual. Se adivinan pechos poderosos. Podría partir nueces con las nalgas, eso os lo adelanto electoral. Pero me da que si la invitas a un votka con limón en el mejor de los casos se pedirá un nestí o un poleomenta. Ya no las hacen como antes, a las vecinas de enfrente.

  • Ayer estuve en el Aula Cossío en un coloquio sobre el futuro de la tauromaquia. Flotaba en el ambiente el petardo que había dado el niño Manzanares la tarde anterior y que había sido premiado con una oreja gracias a que los pijos del 10 la exigimos. La bronca estaba servida porque Abovent, de donde fui el primer secretario, organizaba el coloquio y allí hay mayoría de toristas. Que si torerillo perfilero, que si metió el pico, que si estaba fuera de cacho, que si torero salsa rosa. No acabó la cosa en comisaría porque la edad media de los asistentes debía ser unos 80 años. Me hice acompañar por una amiguita que me he echado que es inspectora de policía la cual estuvo a punto de sacar el arma reglamentaria cuando uno del 7 intentó propinarme un bastonazo, cierto que con escasa contundencia. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto.

  • A mitad del coloquio aparecieron Jaime Ostos y la dra. Grajal, 155 años entre los dos pero con una sorprendente apostura. El maestro, gallardo, todavía en torero, nos echó un discurso inolvidable. Cogió la alcachofa y no había forma que la soltara. Mi admiración para esta pareja.

  • No sé por qué, en este momento decisivo en el que está en juego el futuro de bla, bla, bla me ha entrado la congoja y me he acordado del poema de Jaime Gil.

    NO VOLVERÉ A SER JOVEN

    Que la vida iba en serio
    uno lo empieza a comprender más tarde
    -como todos los jóvenes, yo vine
    a llevarme la vida por delante.

    Dejar huella quería
    y marcharme entre aplausos
    -envejecer, morir, eran tan sólo
    las dimensiones del teatro.

    Pero ha pasado el tiempo
    y la verdad desagradable asoma:
    envejecer, morir,
    es el único argumento de la obra.

  • No sé por qué, Perroantuan, pero me alegra compartir la congoja. Vengo de aparejar la barquita, que el viento y la melancolía no me han aconsejado bajarla al agua. Mientras lo hacía pensaba en lo que ha envejecido en unos meses, qué cuarteada está la madera.
    Un baño helado vendrá de perillas para sacudirse estos tangos.

  • Contra la congoja, sodomía.

    «Todas estas venganzas y vindicaciones me tienen optimista y futbolista, pues hay días, incluso después de los cuarenta años, en que uno se levanta futbolista de sí mismo, sin saber por qué […] Un pasado futbolístico y un futbolista prometeico, actual y encadenado a mis músculos viejos, que hace flexiones y da patadas dentro de mí, queriendo reventar de mi sedentarismo literario, salir corriendo por los campos, meter goles, pegarse duchas de agua fría y andar por la vida a cabezazos. ¿De dónde me nace este futbolista a mí que jamás he ido al fútbol? No lo sé, pero tengo un evidente pasado de delantero centro, de antes de nacer yo. Hay un yo -uno de mis yoes- con pañuelo atado a la cabeza con cuatro nudos y calzoncillo largo y embarrado de jugar a la inglesa. Y hay, sobre todo, ya digo, el futbolista actual que se levanta algunas mañanas en mí, pidiendo entrenamiento, estadios, césped, la enemistad cordial del cuero del balón y mucho erotismo de embrocaciones. Lo más que le concedo es un paseo por las afueras […] Lo más futbolístico de todo es darle por el culo a Leticia/Lutecia. A las mujeres se les despierta el erotismo anal metiéndoles mucho el dedo en el recto durante los coitos (fea palabra que acorta el coito), con ayuda de Freud y Reich, los dos grandes proxenetas de la izquierda y la derecha respectivamente». (Francisco Umbral, Los amores diurnos).

  • 24 de mayo de 2015 a las 10:40
    PROCURO FIJARME
    Cantásela a la vecinuca, Satur, hasme caso: «Tomorrow will be kinder».

    A ver si va a entender que el quiqui de hoy serán los kinder de mañana. Yo prefiero ir poco a poco, empezar leyéndole a Bodeler y de ahí todo recto, pero con despacio.

  • El Mauerpark se nos ha llenado de lánguidas. Las lánguidas de vaqueros ajustados, blusas que son las velas henchidas por el viento de sus pechos y gafas de sol. Se pasean las lánguidas por el mercadillo toqueteando la ropa en los innúmeros puestos de ropa de segunda mano que venden las lánguidas, las otras lánguidas, atentas a la última moda, no sea que las lánguidas les critiquen a las lánguidas que llevan jeans del último verano. Afloran los puestos de ropa de segunda mano que venden estas lánguidas que parecen campesinas, pero en lugar de berzas y cebollinos ofrecen jerseycitos y blusitas y camisetitas y zapatillitas de lánguidas. Cuántos surcos balanoprepuciales habrán labrado con sus lenguas lánguidas las lánguidas agropecuarias. Macho.

  • Pongamos las cartas boca arriba y hagamos un sondeo Chopsuey a pie de urna: acabo de votar al PP para la alcaldía y la Comunidad de Madrid. En Barcelona he votado por correo a Ada Colau para la alcaldía.

  • Autoreleyéndose, como nadie te lee, en la jornada entre flexión y flexión.
    Casi se llevó la vida por delante Régis Debray y después se planteó el argumento de la obra en Dieu, un itinéraire.
    La intuición mediológica de Debray, en quién la ciencia de las religiones se convierte en una subdisciplina de la ciencia de los transportes, en una reinterpretación inspiradora de la secesión judía con el mundo egipcio en relación con la deidad del monoteísmo, resuelve la pregunta acerca de con qué medios logró ser capaz de viajar y no ser una deidad en arresto domiciliario, condenado a permanecer en el lugar de su autoinvención.
    Así, al mito de la partida se asociaría el mito de la movilización total en la cual un pueblo entero se transforma en un bien mueble, autoportante. La totalidad de las cosas deben entonces ser reevaluadas desde el punto de vista de su transportabilidad y las primeras víctimas fueron los pesados dioses de los egipcios, a los cuales su inmovilidad petrificada les impediría partir. Si el pueblo de Israel pudo transformarse en una entidad ‘teofórica’, fue porque logró transcodificar a su deidad, trasladarlo del medio de la piedra al del pergamino o como escribe Debray «lo divino cambia de manos: de los arquitectos pasa a los archivistas. Deja de ser monumento para ser documento».
    Pero si la transcripción de la deidad llevada a cabo por los judíos, en una operación mediante la cual lo eterno quedará ligado en lo sucesivo a lo efímero, se expresaba en un registro transportable, ¿se puede suponer que también podrían haber logrado trasponer el arquetipo de la pirámide a un formato portátil?

  • Yo me he abstenido. En mi pueblo no puedo votar (tengo que hacerlo aquí en Berlín) y ninguno de los candidatos de Castilla y León propugnan la unión con Portugal.

  • Yo nunca voto.
    En realidad voté dos veces en mi vida, una al PP y otra al PSOE, y tuve sentimiento de culpabilidad durante el tiempo que estuvieron en el poder.
    Nunca Mais.

  • Me he gastado 2.5 euros en EP y me lo he leído entero. Tres cosas me han llamado la atención:
    1. La publicación de la autobiografía de Oliver Sacks que confiesa que su mayor pasión han sido las motos, de hecho la foto de la portada es la de joven musculoso sobre una BMW. Se reconoce también entusiasta de las halteras y se proclama homosexual.
    2.La existencia del ” Vanity capital ” o la rentabilidad del narcisismo, es decir, el mercado del lujo que crece exponencialmente. Al mismo tiempo el crecimiento del mercado de los productos baratos. Hermès y Primark. Mas ricos y mas pobres.
    3. El valenciano Tarrats, viejo Rector, advierte de los tres estamentos mas inmovilistas de la sociedad española : la Iglesia, los sindicatos y la Universidad.

  • ⎯Padre, confieso que he votado.
    ⎯Y a quién, si se puede saber, hija.
    ⎯En la región, a C’s.
    ⎯El Señor mira a otro lado cuando tiras tu voto, hija.
    ⎯Es mi opción natural, padre. Algo regeneracionista y españolista, liberal pero con pujos socialdemócratas, ya sabe que soy cabra, padre, y me tira el orégano que es todo un monte. Además, no he tenido dudas entre dos pasiones centristas a la vez y no estar loca, porque los cincuenta que había en UPyD aquí hace tiempo que se secesionaron a las hostias, y esto de mi voto es lo que, redivivo, ha quedado.
    ⎯Te estás enrollando, hija, ya veo que hay un sapo más gordo.
    ⎯Las municipales, padre. He votado morado, padre.
    ⎯Joder, hija, qué te pasa.
    ⎯En este pueblo la política es muy cutre, padre. No les iba a votar siquiera y con eso, pero es que les conozco, algunos son viejos roqueros y trabajadores de la mejoranza. Algunos tienen estudios, padre. Algunos son amigos, de esos que te dan un asco… Al final no he sido capaz de hacerles un blanco.
    ⎯Un poco lerda ya habíamos quedado que eras.
    ⎯Gracias, padre. «Un poco» es bonito.
    ⎯En fin. Rézame lo que te sepas, pero todo el rato y sin parar.

  • “¿De dónde me nace este futbolista a mí que jamás he ido al fútbol? No lo sé, pero tengo un evidente pasado de delantero centro, de antes de nacer yo. Hay un yo -uno de mis yoes- con pañuelo atado a la cabeza con cuatro nudos y calzoncillo largo y embarrado de jugar a la inglesa.”

    Qué crack.

  • La melancolía es hermosa si estás en los acantilados junto a la playa de Somocueva. Una duna en un itsmo que une la costa de 80 millones de años con una isla de 120 millones de años. Lo dice un cartel.
    El mar es azul claro en la cercanía y turquesa a lo lejos. Dicen los carteles que aquí la plataforma continental es estrecha.
    Arriba en los acantilados hay pescadores cogiendo arenques, da vértigo verlos recoger 30 metros de sedal.

  • Ayer cuando dije que el niño Manzanares era ” un torerillo perfilero” fue mi homenaje a Umbral, cierto que el ambiente no era propicio.

  • 24 de mayo de 2015 a las 14:35 MARQUESDECUBASLIBRES
    3. El valenciano Tarrats, viejo Rector, advierte de los tres estamentos mas inmovilistas de la sociedad española : la Iglesia, los sindicatos y la Universidad.

    Y no necesariamente en ese orden.

  • Dudo, cómo no, entre la abstención y el voto contra Forges.
    Veo las fotos de las dos candidaturas de mi pueblo putativo y dudo entre el recuerdo a Semprún y su bonjour vieux age y llamar a la guardia civil para ver qué saben de esos patibularios.

  • A Cat Power la asocio inevitablemente con esta película, en la que incluso colabora puntualmente como actriz.

    No he votado. Me mudé hace poco (de domicilio) sin tiempo para hacer el cambio necesario y con la intención inicial de aprovechar la circunstancia para viajar este fin de semana y ejercer mi derecho y tal. En estos días me han surgido dudas precisamente respecto a ese derecho. No estoy seguro de que realmente me asista para influir en los resultados de una localidad y una región cuyos gobiernos ya no me afectan en absoluto. Siempre me he resistido, además, a considerar las elecciones locales en clave nacional, me parece un error de cálculo del que a menudo se derivan malentendidos, problemas y falsas conclusiones. Súmenle a todo eso que ninguno de los candidatos madrileños me despierta precisamente entusiasmo. Lo veré por la tele.

  • 24 de mayo de 2015 a las 15:14
    Perroantonio
    —–
    Yo también lo creo. El primer avance de participación es para echarse a temblar. Dentro de media hora, el segundo avance. Para los madrileños enviciados con conocer los resultados por barrios (servidora, por vicio), aquí. En cualquier caso, el asunto no es que la Aguirre sea la más votada, sino las posibles alianzas a la izquierda y el apoyo o no a la investidura de la Aguirre por parte de Ciudadanos. No me cabe duda de que lo harán (C’s, apoyarla), así que en realidad sólo queda una alternativa: alianza. Ahora que lo pienso ésta tampoco es una alternativa verosímil. Me voy a poner un whisky. Sin hielo.

  • Estoy leyendo el libro que comenta Arcadi en su blog “Pisando ceniza”. Brema, hágase urgentemente con él. Va de bibliotecas fantasmas y libreros de viejo. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto.

  • 24 de mayo de 2015 a las 19:04
    PROCURO FIJARME
    Falta la prórroga y tirar unos penaltis, cari.

    ¿En qué cadena lo echan?

  • La participación ha aumentado en Madrid. De media, algo menos del 3%. Pero ojo a los barrios, que es donde puede estar la clave (redondeo porcentajes):

    – Arganzuela: + 4%
    – Barajas: + 2
    – Carabanchel: + 1,2
    – Centro: + 3
    – Chamartín: + 1,4
    – Chamberí: + 1,5
    – Ciudad Lineal: + 1,5
    – Fuencarral/El Pardo: + 3
    – Hortaleza: + 4
    – Latina: + 2,5
    – Moncloa-Aravaca: + 2,8
    – Moratalaz: + 3,4
    – Vallecas (Puente): + 5
    – Retiro: + 1,8
    – Salamanca: 1,5
    – San Blas: + 5
    – Tetuán: + 1,6
    – Usera: + 2,8
    – Vicávaro: + 5,3
    – Vallecas (Villa): + 6
    – Villaverde: + 3

  • Buenas noticias son el aumento fuerte en Vallecas (puente y villa), Hortaleza, Vicálvaro y Villaverde. También que el aumento no haya sido tan pronunciado en Retiro, Salamanca, Chamberí y Ciudad Lineal. La composición de algunos barrios considerados tradicionalmente como “rojos” ha variado mucho en los últimos años: Carabanchel y Usera ya no son lo que fueron. Centro ha cambiado también, pero en sentido contrario.

  • El ministro está en el rosario de los datos pero la cinta que le pasa por debajo de la tele pone otros distintos y hay además una señora intérprete de lengua de signos que sale en la esquina, muy marchosa. Me distraigo. Así no hay quien se entere de las desgracias.

  • (¡Hola Procu! Es q tengo muchos marrones juntos, pendiente de q me arreglen los bajos.)

    Me he asomado, porque de repente ha dejado de llegarme el olor cetónico de los alientos de los peperos chopchueyeros y digo ¿qué habrá pasao? A ver si les ha pasao algo o algo que no escucho sus arengas prepotentes caciqueras…
    (¡Xe que bo!. Porque estoy como estoy, que si no, me iba a la plaza del Ayto. a celebrarlo)

  • El intérprete de signos varón es aún más divertido que la mujer, que Dios me perdone por sinsorga. (Bueno, que le perdone a Bonnie).
    A Ada Colau solía oírla en la radio, me cae como el mismísimo culo. (Que Dios perdone a Bonnie y a los barcelonienses).

  • (No prometas, Procu, no prometas… Estoy contenta como quien lleva una pincha clavada debajo de la uña y por fin se la sacan, o un dolor espantoso de muelas y por fin se lo quitan; no como a quien le toca el gordo de la Primitiva, entiendeme.
    Solo espero llegar a noviembre, pa volver a pegarme el gusto votando.)
    ———-;
    (La Rosa Diez no se presenta más como líderesa de UPyD.
    A mi en el fondo me parece que en general, no se ha sido justo con ellos. UPyD ha abierto bastantes más caminos de los que parece. En fin.)

  • (Quien dice caminos, dice puertas.
    Le plantó cara a ETA cuando nadie se la plantaba; y afeó el ansia gorromina de los diputados coloreandoles la cara por señalar que estaban cobrando por conceptos que ninguno necesitaba. El resultado fue que todos los grupos se les pusieran en contra. En fin.)

  • El portavoz del PP acaba de anunciar por televisión que su partido ha ganado las elecciones municipales y autonómicas.

    Ya lo dijo Pirro en su momento: “Otra victoria como ésta y volveré a casa sin un solo hombre”.