Honda Interceptor (1983)

honda
por Fernando García.

La Honda VF750F, llamada en Estados Unidos “Interceptor”, fue la primera “moto de carreras” de la era moderna que se fabricó para usar en la calle, es decir, se diseñó con el objetivo de ser homologada para las carreras de Superbikes. El modelo que ha restaurado el equipo de Motorbike (Barcelona) se adquirió en España en 1984. Se vendieron entonces muy pocas unidades dado que su precio cercano a dos millones de pesetas resultaba prohibitivo. La moto estaba muy entera y el único accesorio no original ha sido el amortiguador trasero.

La VF750F presentaba una revolucionaria arquitectura de motor longitudinal en V que treinta y dos años después se sigue manteniendo. No obstante los inicios no fueron fáciles pues a pesar de la refrigeración líquida los dos cilindros traseros tendían a calentarse. Además hubo muchos problemas con los cojinetes del árbol de levas, lo cual llevó a una crisis en Honda que les obligó a revisar los modelos vendidos e incluso en Estados Unidos a aceptar la devolución de la moto por parte del usuario. El diseño de la moto era muy compacto, con el motor encajonado en nuevo chasis de sección rectangular que delimitaba unas proporciones muy ajustadas con una potencia de 90 caballos, algo excepcional en aquella época para una moto de uso urbano.

La VF, pese a sus problemas en el modelo de calle, tuvo una irrupción espectacular en el mundo de las carreras. Para circuito se subía la potencia a 120 caballos y se reducía un poco el peso, manteniendo como exigían las normas sus cuatro carburadores de 32 mm. En los circuitos americanos Freddy Spencer ganó con ella muchas carreras en Superbikes. También se utilizó mucho esta misma preparación en el TT de la Isla de Man. Para la categoría de Fórmula 1 se desarrolló un modelo especial, la RS850 de 135 caballos y chasis de aluminio, aunque manteniendo los carburadores originales. Joey Dunlop y Roger Marshall ganaron muchas pruebas en la Isla con ella. Wayne Gadner también la utilizó en el campeonato británico. Para el Bol d’Or se preparó una RS920 con la que Roche, Bertin y Dominique Sarron se alzaron con la victoria.

Solventados los problemas mecánicos antes citados se pusieron en el mercado VFs de 400, 500 y 1000. La VF1000R fue un fracaso comercial, no así la 400/500, pero fue históricamente el primer motor V4 con árboles de levas guiados a través del cambio de marchas. Tenemos el proyecto con Motorbike de restaurar una VF500 y la citada VF1000R con el objeto de completar esta saga VF.

Ride with style, aconseja Honda. Para un caballero de cierta edad es un placer practicar el ejercicio de estilo que supone manejar una Honda VF.

101 comentarios

  • Honda Interceptor tiene nombre de motocicleta de la peli Mal Más. Antedicho lo cual, no he visto una carrera de motocicletas en mi vida.

  • Hago notar que las letras que rotulan el calendario son “racing”, es decir, dan sensación de velocidad. Portentosa ilustración.

  • “Honda Interceptor” : Si el nombre hace a la cosa, el autor se lució, parece propio de dinosaurios, o sea que acertó solo que 40 años después. Los japoneses no son muy buenos como marquistas, no olvidemos al Mitsubishi Pajero.
    Bultaco Lobito (’68), o Bultaco Metralla: ahí hay nombre y cosa.

  • Tres bellezas en la foto.
    El misterio litros-caballos-peso-velocidad del mundo del motor es también apasionante.
    Y el turbo.
    A mí las motos no me van, me da miedo caerme y no se puede escuchar música.
    El chevrolet camaro es el coche de mis sueños, el modelo de los 70. Motor V8 sin turbo.
    No tengo ni puta idea, ya lo sé.

  • Las motocicletas que molan son las que puedes ponerles un tubarro, pero lamentablemente a ninguna puedes maquearlas con un espoiler.

  • Hubo una innovación posterior, el monobrazo trasero, para poder cambiar la rueda con una sola tuerca, extraerla por el lateral libre y hacerlo con rapidez asombrosa en las carreras, fue también un hito. Cuando vi la primera en la calle estuve diez minutos admirándola.

  • Jabois, hoy: «Plácido»:
    «Iglesias pidió de segundo un pescado y Sánchez, tras descubrir Podemos sus cartas, reclamó una tortilla francesa. Se supone cierta tensión para ver quién tiraba más bajo. Como Iglesias ha exigido para su apoyo que los alcaldes se bajen el sueldo, Sánchez se ofreció a hacer la tortilla él mismo, algo que obligó al jefe de Podemos a regalar los zapatos al primero que pasó, que resultó ser un magnate ruso».

  • Proc, llevo toda la mañana descojonándome con esto de Jabois: «Me recuerdan a aquel vecino de Portonovo al que le explotó una bombona en casa y explicaba el suceso a sus amigos con lenguaje muy llanito, “la hostia puta”, y cuando le acerqué la grabadora se abrochó la camisa y dijo: “Estando yo a las 18 horas miccionando en el servicio…”»

  • En la escuela de Arteagabeitia estudiaron mis hermanos. Siempre se ha caracterizado por tener una alta tasa de merluzos entre sus profesores. Pero los resultados hubieran sido los mismos si hubieran elegido otros colegios; los sindi y catos ya han hecho su trabajo.

    Muy bien Jabois, como acostumbra.

  • No me creo que hayan leído el artículo de Jabois y no hayan advertido esta frase, imagino que consecuencia de nuestra cena del lunes:
    “Hay políticos que están a favor de la austeridad y la transparencia, pero se les está poniendo a prueba, como al marqués que pasa por el aro de los vaqueros pero se le fuerza a llevarlos pitillo.”

  • John Huston dirigió en 1968 Paseo por el amor y la muerte, protagonizada por su joven e inexperta hija Anjelica, que daba el tono adecuado de ingenuidad. Claro que en 1968 todo el mundo parecía ingenuo.
    En la película, que deberían ver este finde, aparece una escena tomada de los Malos días que hoy trae Perroantonio.

  • Marqués, tengo una pregunta técnica. Con la moto anterior a veces subía marchas a capón sin ningún problema. ¿Lo puedo hacer con la nueva, que tiene correa dentada en vez de cadena?

  • Sin problema Merc, debería ser incluso mas fácil, siempre desde luego que cambie con las revoluciones justas. Las nuevas BMW y Honda llevan un sistema similar al secuencial de los coches que permite cambiar sin embrague. A mí esto me parece una mariconada, un piloto con manos nerviosas y cabeza caliente no necesita de estas florituras electrónicas.

  • Para no meter miedo por los caballos desbocados cual Honda Interceptor, es oportuno apuntar que el martirio de Hipólito por descuartizamiento mediante caballos es un invento. Los propagandistas cristianos tunearon oportunamente los mitos clásicos, como el de Hipólito (literalmente ‘el de los caballos desbocados’), para propagar la fe.

    Aquí minuciosamente destripado, en el blog Nihil novum sub sole.

  • Karmena: «Un país tiene derecho a decidir el marco territorial en el que vive». ¡Invadamos las Bahamas! ¡Por un comunismo libre y gratuito! ¡Nosotras parimos, nosotras recibimos! ¡Viva la internacional columnista! ¡Propietarios de todos los países, hundíos! ¡Es mejor beber de pie que comer en Rodilla! ¡No pacharán! ¡Viva la dentadura del proletariado!

  • Mert, ya he dicho alguna vez que a mí me importa un carajo si el Aleti se va a tercera regional porque no cuadran las cuentas. Yo no soy religioso.

  • Ultimamente echo de menos los tiempos juveniles en los que paseaba en moto. Creo que con la crisis de la mediana edad caigo en la nostalgia, intentado darle sentido a mi vida.

  • Si esta entrada es para chicos con testosterona por igual a gasofa y cilindradas, no comento nada. Mis aventuras moteras se basan en despeluchados tatuados poéticos de pelis reader movis o cómo coño se diga.

  • Perdón , puedo editarme a mi misma? Señorita Bella, haga como Trapiello y traduzca coño en lenguaje cervantino.

    Que una tiene infulas de dama pronta al fingido desmayo y le sale la tabernera.

  • Mert, ya sé que eres religioso, pero pese a todo te respeto, física y moralmente, sobre todo con unas cervezas delante y p’adentro, delante y p’adentro, delante y p’adentro.

  • 5 de junio de 2015 a las 00:39
    TAREIXA
    Estaba yo penando que a partir de ora mi nuevo amor es Brema.

    Terensa, Brema no te conviene, acme caso.

  • Lo nuestro es una broma.

    «La cabeza de Aidé Nava González, de 41 años, la precandidata del PRD en Ahuacuotzingo (Guerrero), fue hallada un martes de principios de marzo en una pista de tierra. A su lado, en una tela blanca, había un mensaje escrito con letras rojas: “Esto le va a pasar a todos los putos chaqueteros y putos políticos que no se quieran alinear”. La autopsia determinó que la viuda fue bestialmente torturada y que, aún viva, le habían cortado el cuello. Un año antes a su marido, también del PRD, lo sacaron del coche y le mataron delante de ella». 20 candidatos muertos en lo que va de campaña. Malos días, sí.

  • Mi enviado especial a Berlín dice que lo ha encontrado todo en obras, lleno de ruido y follón antes de la llegada de la culerada.
    No he dicho que parece 1945 pero lo pongo como guinda.
    Es verdad, Brema, o el tipo se ha ido a Pekin?

  • Temperaturas verañegas en la capital tetona. Mañana se juega la final de la Copuropa Lick y la ciudad está llena de titis jamonas, titis turistas, titis chisplau y titis lollobrígida esperando que el esférico comience a rodar sobre el césped del estadio olímpico. Glamourd de shorts y escotezs, mañana los lagos berlineses serán la parrilla donde se ase la cannne femenina que tanto nos alegra estos ojos que un día se comerá la tierra. Alabamos al Señor por el tiempo, el sol, la luz, la alegría balompédica y la ausencia de caspagominas. Emoción y llanto, gracias por tanto.

  • Holmes, Berlín está como antaño Madriz: lleno de obras. Lo del ruido y el follón no sé. Yo vivo muy tranquilo, muy rural.

  • Qué bueno Jabois.

    Leo esto y pienso en pelis de espías:
    “En Aragón, Zaragoza En Común y la Chunta decidieron reunirse sentados en los bancos de un parque ”

    El otro día quedé con mi hija a media mañana (adivinen: ella necesitaba dinero). La cité frente a mi centro de trabajo. Bajé a la hora convenida y ahí estaba, sentada en un banco. Se iba a levantar cuando me vió, pero le hice una seña y se quedó sentada. Sin mirarla, me senté en el otro extremo del banco y saqué el dinero, y descansé el brazo sobre el banco, sin dárselo, sin dejar de mriar al frente. Ella comprendió en seguida y también mirando al frente, abrió un bolsillo de su mochila y deslizó esta por el banco hasta dejarla junto a mí. Introduje entonces el dinero en el bolsillo de la mochila y la deslizé como ella hiciera antes, pero en sentido contrario. Ella tomó la mochila y se fue, pensando seguramente, qué paciencia, ay, Virgen de las Angustias, tener un padre que de niño no jugó, pobre, en aquellos años de la España gris y faldilarga, sin televisión, ni coches, pero tambíen le hizo gracia la tontería, que la ví que se reía.

  • 5 de junio de 2015 a las 13:45 Bremaneur
    lo sacaron del coche y le mataron
    Lo, le. Proc, aclárame.

    Correctas son ambas (el leísmo masculino de persona está muy generalizado), aunque de un mexicano esperamos más bien solo sus hispanamente castizos «lo» o «la» (la forma etimológica y básicamente normativa), en objetos directos, y ambos lo son. En cambio, ¿qué tenemos? Un hombre, Jan Martínez Ahrens, que vacila alocadamente, no se puede vacilar más en menos sitio. Voy a avanzar unas hipótesis causales, valientes, sí, pero razonables: en la familia de Jan hay peninsulares y él arrastra eso de casa; Jan Martínez ha estado de intercambio en Burgos o anda con españoles por el Mundo (hoy: Españoles en México), finalmnete, Jan Martínez lee libros y periódicos cachupines. Llegada a este punto me atrevo a afirmar ⎯siempre sujetándome a las pruebas facilitadas⎯ que probablemente a Jan Martínez le pasan cosas en su vida y que cabe incluso pensar que nos encontramos ante una persona que tiene preocupaciones y que no es del todo feliz.

  • Le hago caso Saturnino, a mi pesar. Tengo querencias por bibliotècnicos misoginos cínicos y civilizados.

    Le pondré ojitos a magusi.

  • 5 de junio de 2015 a las 14:23
    FUNES

    10/10. Qué bueno.

    Proc, yo soy leísta masculino de persona y quiero rehabilitarme. El otro día FJL me dejó fuera de juego con este tema. A ver si recupero el audio y lo transcribo aquí.

  • Brema, el leísmo masculino de persona está admitido por la RAE. Un día que me mosquee hasta la perturbación mental irreversible y no pueda contener el ansia de venganza voy y os planto la evolución histórica y descripción de los usos clíticos hispánicos, con detalles geográficos y normativos, pero explicado muy bien, JOJOJÓ.
    Es un puto caos, créeme.

  • ¡Hazlo, Proc! ¿Y no se puede obligar a la gente a hablar bien bajo pena de destierro? Es que esto es un puterío.

  • Lo de explicarlo muy bien era la típica broma por antífrasis. (Vamos, yo sé que me explico extraordinariamente bien, y sin embargo las personas que me rodean por todos los lados piensan lo contrario equivocadamente). El tema de los clíticos es tan complejo que los parámetros geográficos o históricos, con ser suficientes para haber producido un lío del tamaño de nuestra grandiosamente expandida lengua, no bastan ni mucho menos para dar cuenta de todos los casos. Están por ejemplo los verbos o tipos verbales que van a su bola con respecto a cómo interpretan sus complementos («bueno ⎯dice el verbo⎯, la gramática dirá que llevo un directo pero lo trato como indirecto, porque yo soy un verbo así»; ⎯igual que el clítorits, Satur, prácticamente⎯), y ténganse en cuenta los procesos de cambio de régimen verbal en curso.
    Hay un resumen larguito y cumplido en el Panhispánico de Dudas. (Irsen también a las remisiones en azul, que nos conocemos).

  • 5 de junio de 2015 a las 14:39 Bremaneur
    ¿Y no se puede obligar a la gente a hablar bien bajo pena de destierro? Es que esto es un puterío.

    PROMETO QUE ESTO ES LO ÚLTIMO, PALABRA DE HONOR.
    Tengo mis opiniones ⎯interesadas⎯ sobre la policía para clíticos. Esos pronombres corresponden a la zona de la gramática donde viven los automatismos vacíos de significado, apenas afecta al contenido de los mensajes más que como connotación geográfica, y en ese sentido es sobre todo enriquecedora. Donde sí se deberían imponer penas de malos días, pero malísimos, es en la elección de construcciones sintácticas y en el vocabulario. Con el pedazo de lengua opulenta que es la nuestra y la vivimos como una desastrada prole de pijos ⎯es que somos ricos⎯ muy vagos.

  • Lo de Jan Martínez es imposible Proc, eso sólo pasa en las novelas.
    Y el Diccionario panhispánico de Dudas, qué hallazgo, y sobre todo qué título, parece extraído de Borges. Para cuándo un Catálogo.

  • Lo que me ha llamado la atención es el mensaje del sicario. (ESTOY CAMBIANDO DE TEMA, por supuesto; he empeñado mi palabra):
    “Esto le va a pasar a todos los putos chaqueteros y putos políticos que no se quieran alinear”.
    El hijoputa asesino encima no respeta la concordancia. («Esto les va a pasar», a ellos, bellaco ignorante miserable).

  • PITAR EL HIMNO, QUEMAR LA BANDERA

    Abordemos el asunto de las pitadas al himno o los «ultrajes» a las banderas dejando de lado los sentimientos. Partamos de la idea olímpica de que no nos afectan estos símbolos, que quedarían reducidos a musiquillas y trapos. Y obviemos el pequeño detalle de lo difícil que es creer a quien empieza su discurso diciendo algo así como «para mí toda bandera es un trapo» para, a continuación, defender el «derecho» a la iconoclastia. O simples objetos o símbolos. ¿Pero alguien se manifiesta contra los objetos? Porque reducidos a su condición de trapos y musiquillas (que es como los mansos los presentan para negar su condición de símbolos y, por tanto, para negar que sea punible vulnerarlos) se hace raro que decenas de miles se organicen, acopio de chiflos incluido, sólo para ofender al trapo y la musiquilla. «A las 12:00 en Zara Home, pásalo. ¡No al algodón! Luego nos manifestaremos ante una tienda de bandurrias. ¡Muera el do-re-sol-fa!».

    Se afianza la convicción de que los miles de convocados a la protesta sí creen que el trapo y la musiquilla trascienden esa triste condición y que en realidad «representan» a otros y a sus valores. Es decir, que sólo valdrían dos hipótesis plausibles: a) que todos los que protestan son bobos por no darse cuenta de que se burlan de un trapo y una musiquilla o b) que son conscientes del mecanismo vudú que permite vejar a las personas ofendiendo a los símbolos que las representan, quizá por haber sufrido idéntica catarsis cuando otros han vulnerado su himno y su bandera, que para ellos no son ni musiquilla ni trapo.

    No pretendo demostrar con esto, hipócrita lector —mon semblable—, mon frère, que todos creemos de alguna manera en la magia simpática y que esta afecta tanto a nuestras pulsiones individuales como colectivas, sino tan sólo que somos, principalmente, seres sensitivos y que quizá por ello no sea tan absurdo como parece a primera vista establecer límites normativos a la exaltaciones emocionales. Los legisladores y hasta los jueces de ambos sexos también son personas humanas con sentimientos, como los gatitos y la foca monje, y han pensado en ello.

    Pero —¡protesto, Señoría!— había dicho ya desde la primera línea que no iba a dejarme llevar por los sentimientos, así que ruego a las señoras y señores del Jurado que borren de su memoria los párrafos anteriores como si no los hubieran leído e incluso entendido, y que se aproximen con ojos y oídos nuevos, cual vírgenes de himen reconstruido, a las nuevas consideraciones.

    Hemos sido adiestrados desde nuestra tierna infancia en valores como el respeto a nuestros semejantes y es por tanto lógico que nuestros hígados se inflamen al unísono por emociones compartidas (συν πάθος) al comprender las cualidades, necesidades e intereses de los otros. Amamos al próximo como a nosotros mismos. Incluso amamos también al lejano, especialmente si hace todo lo posible por seguir siéndolo y no molesta acercándose. ¡Qué bonito es el respeto y qué bonita es Barcelona, perla del Mediterráneo, con su cielo tan azul en invierno y en verano!

    Pero el respeto, corazones, además de una virtud también puede ser una de las caras del miedo. Puede ocurrir que haya cosas e incluso personas que sin ser respetables sean respetadas, como aquellos que sin ser honrados son honorables. Se dan así raros fenómenos: que sea más coactiva una minoría de canallas que unas instituciones, porque los primeros están dispuestos a ejercer la violencia sin contemplaciones mientras los segundos ejercen el arte de sujetar la violencia a la política, que es en lo que consiste este juego. Ocurre así que los canallas despiertan «respeto» mientras que los dialogantes y/o melifluos producen rechazo. Ocurre que el miedo, el miedo cerval, el pánico a que nos rompan la cara o, literalmente, nos desmembren, lleva a que se niegue a «politizar» los espectáculos circenses mientras que desata actos de masiva valentía, pito en boca, para manifestar el enérgico rechazo… a quien renuncia a la coacción para hacer valer sus razones.

    En fin, que todo se reduce como casi siempre a la mecánica de fluidos y sólo se trata de combinar hábilmente las válvulas que regulan la pedagogía, la coacción, la seguridad, el alimento, el trabajo, la casa, el entretenimiento y el tráfico, asuntos en los que, como en el fútbol, todos somos expertos por capilaridad. No me queda por tanto nada más que responder a las preguntas que han formulado en los últimos días algunas de nuestras mentes más preclaras, con el convencimiento de que mis respuestas no harán daño a nadie y serán ignoradas, como debe ocurrir con los silbidos que se pierden en el aire.

    Podéis ir en paz.

    PREGUNTAS Y RESPUESTAS (O ASÍ)
    ¿Es la pitada un delito?
    Desde luego que no. Es una manifestación de la libertad de expresión y todos deberíamos tener la oportunidad de silbar en la puta mierda de estadio de tu puto pueblo de mierda, gilipollas.

    ¿Ha de renunciar el Estado a hacer pasar por el aro a las masas domesticadas por el fútbol?
    Sin duda. Ya saben saltar. ¡Hop, hop! Venga, todos juntos. Ahora hagamos la ola. ¡Eup!

    ¿Ha de limitarse el Estado a proporcionar pan y circo, renunciando a la pedagogía?
    Desde luego. Se empieza castigando unos pitos y se acaban cerrando los Conservatorios. El Estadio es sagrado; lo que sucede en el Estadio queda en el Estadio.

    ¿Deberían dejar de asistir las autoridades al Palco de Autoridades?
    De cajón. Que se paguen el billete del fútbol de su bolsillo, se pongan una camiseta y se vayan al fondo sur, con el Pueblo.

    ¿Debería cambiarse el nombre de la Copa del Rey?
    Por supuesto. La FIFA y la Federación Española de Fútbol deberían, en primer lugar, proclamar la República, y luego cambiar el nombre por Copa de la Amistad entre los Clubes del Estado (así se evitaría la palabra España que, como se sabe, causa espasmos traqueo-faríngeos con resultado de ahogamiento, fenómeno también estudiado entre quienes sufren convulsiones al intentar pronunciar Euskadi y hasta se desploman al vocalizar Euskal Herria o Cataluña).

    ¿Debería yo callarme?
    De una puta vez.

  • Juliana habla por telefonino con voz queda, pero hace grandes aspavientos con la mano libre, como si acabara de leer lo de Perroantonio.

  • Tareixa

    Si esta entrada es para chicos con testosterona por igual a gasofa y cilindradas, no comento nada. Mis aventuras moteras se basan en despeluchados tatuados poéticos de pelis reader movis o cómo coño se diga.

    (Girls Aloud – Wake Me Up)

  • 5 de junio de 2015 a las 16:56
    PERROANTONIO
    PITAR EL HIMNO, QUEMAR LA BANDERA

    Tengo curiosidad, no más, de dónde salieron los silbatos chinos made in taiwan regalados. Qué container cruzó allende fronteras sin que un inspector de arreglos musicales impidiese el desafino.

  • No vi la pitada de la copa del rey porque estaba de viaje. Tampoco he visto a Leti en Francia. Cuando estás en otros países es cuando más español te sientes, te gusta ver la bandera.
    Los que queman banderas españolas no queman trapos, lo que quieren es cambiar la bandera española por otra. Quieren cambiar el régimen político. Es anticonstitucional.
    De acuerdo a la ley española es delito. Pero hay que tener en cuenta que solo por el hecho de nacer en España ya eres español, y tienes derecho y libertad de expresión, y entonces no es delito.
    Las leyes se contradicen.

  • Lo de que es una falta de respeto a los que tienen sentimientos hacia las instituciones me parece mal.
    Qué pasa con los sentimientos de los republicanos, de los apátridas cuando ven dispendios económicos homenajeando banderas y reyes. Si molestaría aunque fuera gratis.
    Se nos llama radicales, no veis la paciencia que tenemos y os enfadáis por una simple pitada.

  • 5 de junio de 2015 a las 15:26
    PROCURO FIJARME
    5 de junio de 2015 a las 14:39 Bremaneur
    PROMETO QUE ESTO ES LO ÚLTIMO, PALABRA DE HONOR.

    Totalmente de acuerdo, Proxuëy.

  • En algunos viñedos ya se atisba en ENVERO. Eso significa que la vendimia será temprana, a mediados de agosto incluso. Durante el envero las antocianinas presentes en ls uva se activan y hacen madurar el fruto El gradiente de temperaturas noche-dia ha de ser amplio para que los taninos de expresen adecuadamente. Ayer tuvimos un gradiente de 20 grados (34-14), lo que facilta por doble partida el sueño del modesto viticultor.
    Esta semana hemos cosechado la cebada con menos toneladas de las que quisiéramos. Tanto esfuerzo para tan parcos resultados. Me faltan argumentos para negarme a poner unas plantas de marihuana.

  • Como me aburro sigo. Estoy en Arabia, y no hay quien salga a la calle por el calor. El tema de la pitada al rey es político-futbolera. La afición del Real Madrid apludirá masivamente al rey cuando juegue la final. porque los que son de un aquipo de futbol adoptan también una ideología política común.

  • Cuando era chaval conocí algunos chavales vascos cuando iba a inglaterra a aprender inglés.
    Recuerdo a uno con cresta y ropa punk. Decía que todos los fines de semana le detenía y registraba la policía. Y porqué no vistes normal? Pensaba yo.
    Mucha policía poca diversión pensaría él.
    Otro chaval, que vestía extrañamente elegante, lo tenía peor, su apellido vasco lo tenían solo 8 familias en todo el país vasco y se correspondía con el apellido de un etarra conocido. Tenía la casa vigilada y el teléfono pinchado.
    Sería el verano 85 y el verano 86.
    No he tratado con vascos apenas en mi vida, raramente por trabajo, y siempre han sido cordiales dejando la política de lado. Lo mismo me pasa con los catalanes.
    Por eso no me simpatiza mucho cuando se les critica en chopsuey.
    No me gusta el nacionalismo, pero tampoco he notado la presión nacionalista de la que hablan (no he vivido en ninguna de las dos regiones)
    Sobre ETA creo que salvo para estudiosos, lo mejor es ver los 4 documentales de crónicas, emitidos en televisión española.
    Si te ha tocado la muerte de un ser querido por las bombas es otra historia.

  • 6 de junio de 2015 a las 12:48
    CLAUDIO SIFILIS
    Si te ha tocado la muerte de un ser querido por las bombas es otra historia.

    Nos haya tocado o no, es la misma historia para todos.

  • No veo dunas pero sí desierto, en todas direcciones. Los camellos y las dunas deben estar muy cerca.
    Como muchos españoles curro en Riyadh.
    Por suerte no soy de los que están desplazados toda la obra, solo de visita.

  • No he visto Rashomon, Claudio, pero me han dado ganas. Además, me ha recordado la cita con la que se presenta Una breve historia de casi todo, de Bill Brison. (Estoy empezando a leerlo, sé que lo habíais mencionado aquí. Se me saltan las lágrimas de la gratitud, es increíblemente serio y divertido).

    La cita que digo es de Hans Christian von Baeyer:
    «El físico Leo Szilard anunció una vez a su amigo, Hans Bethe, que estaba pensando en escribir un diario: «No me propongo publicarlo. Me limitaré a registrar los hechos para que Dios se informe». «¿Tú crees que Dios no conoce los hechos?», preguntó Bethe. «Sí ⎯dijo Szilard⎯. Él conoce los hechos, pero no conoce esta versión de los hechos».

  • Roshomon es un relato corto. Un clásico japonés. Menos engorroso que la película.
    Szilard lo explica muy bien.
    Es lo mismo.

  • 6 de junio de 2015 a las 12:48 CLAUDIO SIFILIS

    No me gusta el nacionalismo, pero tampoco he notado la presión nacionalista de la que hablan (no he vivido en ninguna de las dos regiones)

    A mi me pasa lo mismo con la gonorrea y el chancro que tampoco los he notado y tampoco simpatizo mucho con los que se meten con ellos.

  • Hete aquí que de pronto se resuelven de una tacada dos dudas que venía arrastrando desde hace años, de dónde viene la palabra “tarascada”, que he usado mucho de joven como sinónimo de intento de mordedura de un perro, y de dónde salió el que es probablemente mi logo favorito, el de la italiana Agip.

    La Wikipedia nos explica que el diseñador del logo de Agip se inspiró en la leyenda del dragón Tarantasio, muy oportuna para relacionarla con unos yacimientos de metano de la compañía, pero más parece que se inspiró en la Tarasca, animal mitológico que hasta hoy mismo desconocía, aunque al parecer procesiona en Granada, Valencia, Tudela… y, naturalmente, en Tarascón de donde es originaria. La Tarasca, junto con otros gigantes y dragones procesionales de Francia y Bélgica, es patrimonio inmaterial de la Humanidad.

    Aquí una bonita representación fechada en 1511.

  • «Échale guindas a la Tarasca y verás cómo las masca».
    En el castellano de Bilbao (y alrededores de España, pero a muy poca distancia) se dice tarisco ‘mordisco’. Lo he buscado en mis diccionarios muy secretos y comprobado con aflicción que el DRAE y los otros generales no lo consignan; solo Curumines lo menciona, pero porque estaba en el Lexicón de Arriaga.
    Por favor, ¡nesesito saber si conocéis tarisco! No me dejéis sola en la Galaxia con todos estos del Atleti.

  • Yo sí digo tarisco, Proc. Fíjate que no me había dado cuenta…
    Pero lo que sí he asociado han sido esas procesiones de la tarasca con la procesión del Mingorri en Lequeitio. Todo está conectado. Lo que ocurre es que no solemos tener suficiente perspectiva como para darnos cuenta. Gracias, Internet.

  • Aunque el Mingorri no es el mismo día que en otros puntos de España, que es el Corpus. Habría que rastrear. Y usted no me sirves para tarisco, Perri, que eres local.
    ***
    Holmesss, no solo no se toma en serio el poblema de los clíticos sino que además hace cuchufleta con la angustia léxica de las personas.

  • Sí, posiblemente el Mingorri será el Diablo, que he visto muchas representaciones casi idénticas por esos mundos.

    Me parto. Le leo a uno: “Quiero que pierda el Barça hasta en el Master Chef Junior”.

  • OEEEEEE OEEEEEEEEEE OEEEEEEEE OEEEEEEEEEE OEEEEEEEEEEEE OEEEEEEEEE OEEEEEEEE OEEEEEEEEE OEEEEEEEEEE OEEEEEEEEEE OEEEEEEEEEE OEEEEEEEE OEEEEEEEE CUATRO COPASDUROPA EN NUEVE AÑOS OEEEEEEEEEE OEEEE

  • La tarasca es un elemento primordial de la novela Fragmentos de Apocalipsis, de Torrente Ballester. Ahí es donde supe por primera vez del bicho.

  • Me he tropezado con decenas de culets esta tarde. Sólo un pequeño porcentaje lo formaban catalanes. España está muy mal.

  • En el pueblo me he tropezado con una celebración enloquecida de seguidores manchegos del Barcelona. Portaban las banderas del Barca y la española. Curioso.