Martina, la transgresora

pasapalabra
Por Fernando García.

Martin nació en el seno de una familia judía en San Diego, estudió abogacía y empezó a trabajar en una empresa de satélites espaciales de comunicación. Conoció a Bina, una afroamericana que ejercía de Dj en una fiesta en Hollywood. Se casaron y al hijo que cada uno aportaba al matrimonio añadieron otros dos en común. Bina le hizo saber a Martin que tenía tendencias lesbianas y deseaba separarse. Martin le propuso una solución, cambiaría de sexo y así podrían seguir juntos. Así se convirtió en Martina. Tal era su amor por Bina que mandó construir el robot Bina 48, con el objetivo de vivir juntas para siempre.

Martina Rothblatt es la ejecutiva mejor pagada en Estados Unidos (38 millones $ en 2013). Vendió sus acciones de la empresa de satélites donde trabajaba para fundar una compañía farmacéutica que encontrara un tratamiento para la hipertensión pulmonar, enfermedad que aquejaba a Jénesis, el hijo menor de la pareja. Encontró una solución y de ello se benefician miles de pacientes en todo el mundo. Martina se toma las cosas en serio y el asunto del robot Bina 48 está en manos de Calico, la empresa dedicada a la inmortalidad digital que fundó Kurzweil, el director de ingeniería de Google. Ya existe un prototipo de Bina 48 con el que se puede charlar.

En ÇhøpSuëy gustamos discutir qué es la inteligencia. Conocer a personas como ésta hace ver las cosas en otra dimensión.

« »

© 2018 ÇHØPSUËY FANZINË ØN THË RØCKS. Tema de Anders Norén.

↓